Está en la página 1de 14

1

ES UNA DECISIÓN DE VIDA, VIDA FRENTE A LA MUERTE Israel Zamorategui

Dicen que nada existiría después de su instante si no hubiera quien lo contara. Como si lo condenado al olvido exigiera su último deseo. A veces, se cumple. QUIROZ, Marcela

En mi entrevista a Vida Yovanovich con el fin de buscar respuesta a ¿por qué Cárcel de los Sueños y Soledades Sonoras1 son tan fantasmales?, nuevas inquietudes en torno a su labor como fotógrafa quedaron sin resolver: ¿de qué manera su trabajo la llevó a transformar el miedo frente a la muerte?, ¿por qué el abandono y el desamparo de aquellas mujeres en el asilo nos inquietan?, ¿qué juicio tiene confinar al encierro de las cárceles y al olvido de los asilos, aquellas personas catalogadas como “diferentes”? Convencido de que detrás de estas preguntas se esconde un componente ético, propongo, en este ensayo, apreciar los rostros captados por la cámara de Vida Yovanovich a la luz de la ética de la alteridad de Emmanuel Lévinas, tomando como eje argumentativo la noción del concepto “rostro”.

1

Cárcel de los sueños, (1987 – 1993); Soledades sonoras, (1995 – 2009). Véase Imágenes y Palabras, Fotografía en México Vol. II, Seminario de Investigación en Fotografía, UNAM, Instituto de Investigaciones Estéticas, Dirección, realización y guión de Laura González Flores, México: 2010.

2 pero ¿podrá salvarnos del abandono? La respuesta podría encontrarse detrás de un propósito explícito de la autora.2 La fotografía tiene la posibilidad de guardar un pasado.. la muerte. entender la posibilidad de que la fotografía rescate de la muerte y del olvido. González Flores. Y básicamente la justicia hacia la mujer.F. “La fotografía como memoria” en Fotografía y pintura: ¿dos medios diferentes? Barcelona: Gustavo Gili.. que si soy feminista. Presentada en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM. Si entendemos fotografía como resguardo de la memoria que almacena en forma de recuerdos. la ciencia. Fotografía de espíritus. s. No soy feminista. porque a eso me he dedicado. por el cual está motivado su trabajo y de igual forma.n. expresado en la entrevista: 3 ¿Para ti qué es justicia? Mis temas han sido abordados. 152 y ss. 2005. Y. 3 Todas las preguntas a Vida Yovanovich que se encuentran en este artículo corresponden a la entrevista realizada el día jueves 17 de noviembre de 2011. . para obtener el grado de Maestro en Artes Visuales. En el trabajo de Vida Yovanovich. 2011. Draaisma. Douwe. p. podemos. 2 Cfr. México D. meditaciones afines a su convergencia en el amor. ¿Existen sueños y esperanzas que desees proyectar con tus trabajos documentales? La esperanza de la justicia. la religión y el arte. mayormente. Laura. a través de la lente de la injusticia… te puedo decir bien qué es la injusticia y qué es lo que me hace enojar. Las metáforas de la memoria: una historia de la mente. Me han preguntado que por qué hacia la mujer y no al hombre. se aprecian historias ocurridas en lugares específicos. Zamorategui. Yo quiero crear conciencia sobre la justicia o la falta de justicia de los temas que abordo. 1998 p. en el apéndice de la tesis de grado: Israel J. asimismo. 139 y ss. interiores donde las mujeres se encuentran físicamente encerradas esperando la muerte. que si porque soy mujer. España: Alianza Editorial. rostros de personas que habitan los asilos y las cárceles.

como en los rostros. se encuentra presente un rostro expresivo que interpela a un tercero. Mi acogida del Otro. Lo que impulsa a acoger al “Otro”. Trad. mas amado que mi ser. esa “fuerza” que Lévinas relaciona con el amor hacia el otro: Volveremos. eso es la referencia a la muerte. de la serie Cárcel de los Sueños. el rostro y la muerte del otro. es el sentimiento ante el presentimiento de su muerte.3 Vida Yovanovich. Pero lo que es angustiante no es mi ser. Lo que llamamos. El amor. No se trata de una fuerza capaz de rechazar la muerte inscrita en mí ser. México. Una exigencia ética proviene de la relación con un tercero en el encuentro cara-a-cara con un rostro vulnerable. Números 176 -181 Editorial del Hombre. así. p. ponerse en los pies del otro provee el sentido ético de toda relación. son necesarios en la comprensión de la alteridad levinasiana. Emmanuel. 1998. 1987-1993. Citado en: Revista Anthropos. ahora fotografiados. Alejandro Madrid-Zan. el principio bajo el cual. y no la angustia ante la muerte que me espera. con un término algo adulterado. Plata/gelatina. “La muerte y el tiempo”. Amar al otro es emoción por la muerte del otro. es por excelencia el hecho de que la muerte de otro me afecte más que la mía. sino el del amado. Descubrimos la muerte a través de rostro del otro.10 . o del otro. a ese amor «fuerte como la muerte». amor. por Vida Yovanovich.4 4 Lévinas. y explica porque en el discurso del “rostro”.

Barcelona: Paidós. una herida. Laura. ya mendicidad. 2005. “Ética e infinito”. desnudez humana que puede adoptar una apariencia. que me interpela a mí responsable de esta miseria. p. un pinchazo: “va a morir. vulnerables. Fotografía y pintura. 17.130 7 Lévinas.6 Pero para entender el vínculo entre el retrato y su valor como documento de un sentimiento amoroso. En el contexto de la obra levinasiana la “interpelación” alude a la capacidad que tiene una ser de invocar al otro. que Lévinas propone como principio de la ética: “Rostro. La cámara lúcida. debilidad.” 7 5 6 Barthes. pero siempre a punto de despojarse de las mentiras y de las formas. Yo leo al mismo tiempo: esto será y esto ha sido. En revista: Fuera del sujeto. la . Volumen 27. 1997. en el encuentro de una imagen que le posibilitó el reconocimiento hacia ella. petición. embalsamar a través de la imagen. Se exhibe un cuerpo finito que es posible documentar. Roland. Roberto Ranz Torrejón et. p. en su “precariedad de la vida”. Los retratos de Yovanovich nos enfrentan a rostros que exhiben la realidad humana: su condición de mortales. Del mismo modo que Roland Barthes lo sintiera frente al rostro de un condenado a muerte definiéndolo como punctum. en su condición de desventaja frente a nosotros. 2009. p. Madrid: Caparrós. ¿dos medios diferentes? Barcelona: Gustavo Gili. pero también una extraña autoridad. observo horrorizado un futuro anterior en el que lo que se ventila es la muerte” 5 Pero su conmoción se volcó sobre el retrato de su madre. que demanda en los observadores una responsabilidad sobre su condición. desarmada pero imperativa. al. como una especie de “imago moderna”. 107 Véase: Gonzalez Flores. se potencializa la responsabilidad ética ante el anuncio de su muerte. Trad. es posible entenderlo a través de la definición levinasiana de “rostro” el cual nos permite pensar en el otro.4 Debido al encierro y la vulnerabilidad en que se encuentran las mujeres retratadas en Cárcel de los Sueños y Soledades Sonoras. Emmanuel..

8 ella en cambio tiene una postura clara. Ahí. de la serie Cárcel de los Sueños. 9 “Esa postura crítica se remonta a su infancia.. 2002. señalan la fragilidad universal que caracteriza al desprotegido. El carácter humano. es en suma. pp. sujeto que prontamente Barthes abandona en su reflexión. Totalidad e infinito. Salamanca: Sígueme. Ensayo sobre la exterioridad. es donde se encuentra la universalidad del compromiso ético. 8 Barthes. fotografía a las desamparadas y le otorga a ella la posibilidad de fotografiarlas ejerciendo sus propios valores. al lado de su . El concepto de interpelación es ampliamente desarrollado a lo largo de su obra en Emmanuel Lévinas. Yovanovich ha expresado su compromiso social. México. cit. Plata/gelatina. 1987-1993. una relación ética. la cual implica una proyección del otro en uno mismo. op. Trad.9 Su trabajo la cual instaura una relación que propone la revelación del otro más allá de la representación y del lenguaje.5 Vida Yovanovich. Daniel E. no es una simple operator de la cámara. su condición finita y mortal cuyo sufrimiento y vulnerabilidad se muestran en Cárcel de los Sueños y Soledades Sonoras. Yovanovich. como se lo recordó el hecho de toparse hace un par de años con una antigua imagen tomada por su padre en la que. el sentido que toma su trabajo en búsqueda de una justicia. Guillot. 47 y 60.

no se concibe simplemente como una relación solamente cognitiva. Consultado en septiembre de 2013.es/contrastes/pdfs/013/10_Navarro-Olivia. Quiero creer que de cierta manera estoy compartiendo y creando la responsabilidad de algunos. No sé si lo logramos. el que hacemos nosotros y el que llega al espectador. ella aparece. Vargas. La experiencia sensible del “rostro” en tanto que ligada a las aptitudes expresivas del otro. demostrar y llegar a otros.jornada. con una cámara fotográfica en mano. consultado en febrero del 2013. a los ocho años de edad. Navarro. .pdf.php?section=cultura&article=a06n1cul. El trabajo de Yovanovich dimensiona la labor y la responsabilidad del fotógrafo y responsabiliza. hacer justicia? Ese es el siguiente paso de nuestro trabajo.6 conduce transformar su miedo frente a la muerte. una chica escribió que saliendo de ahí iba a hermano menor. que activa sus principios y valores. al observador a ejercer una acción frente al otro. fotográficamente. ni sensitiva. 10 Cfr. y logra en ocasiones impulsar las acciones de las personas cuando se enfrentan con su trabajo fotográfico: ¿Cómo logras. reconoce su condición frente al otro y la responsabiliza. “interpelada” por la corporalidad de aquellas a quienes fotografía. el de modificar la conducta de espectador. toda relación con el otro a partir de su “rostro” estará siempre condenada a ser ética.unam.mx/2007/09/22/index. pero esa es la intención. Por el contrario. Uno siempre hace su trabajo pensando que le va a llegar a otro. en “El «rostro» del otro: Una lectura de la ética de la alteridad de Emmanuel Lévinas”: http://www.10 en tanto que alude al comportamiento de las personas. Olivia. Yovanovich confiesa este deseo.uma. Se dice que la obra de arte está conformada por dos polos. asimismo. Yo recuerdo que la primera vez que se mostró Cárcel de los Sueños. Ángel: http://www. sentada sobre una banca en cuyo respaldo puede leerse la palabra «Justicia»” .

se indigna frente a lo que a su juicio es injusto. Yovanovich. ella podría arrastrarnos a los abismos de sus propios miedos. 12 “Él ha muerto y él va a morir” Esta fue la afirmación realizada por Barthes frente al retrato del condenado a muerte: Alexander Gardner. podemos entender la manera en que los retratos de las ancianas nos afirman: “va a morir”..21-66.12 Memento mori. Ella interioriza el hecho que observa y finalmente lo denuncia. abandonadas al olvido. pp.cit. nos muestra el lado más crudo de los encierros. Yovanovich. Barthes. Hay que voltear a ver los rostros de aquellas que como sociedad encerramos bajo techos y barrotes. A través de los retratos manifiesta su inconformidad por la injusticia. Uno menos. el olvido. El hecho de que esta niña escribiera que iba a ir a ver a su abuela. p. se ha instalado en la condición del otro. en tanto que nos hace ver esa posibilidad que nos aterra: caer en la misma injusticia del tiempo y de la sociedad. 2000. con el ejercicio de memoria que demanda la fotografía nos recuerda que habremos de morir. Lo que denuncia es el abandono y la soledad rumbo a la muerte. la historia. que no iba muy seguido a ver a su abuela y esa iba a ser una de las primeras veces. en La memoria. 11 Véase la relación entre la memoria y la imagen propuesta por Paul Riceaur. quiere decir que esas imágenes le llegaron.11 Con esta única certeza que poseemos. habría de decir: en la vulnerabilidad del encierro y bajo el mismo techo. op. 107 . pero poco a poco nos envuelve con su mirada paciente. sin embargo.7 ir a ver a su abuela. En busca de su propia sensibilización. Su trabajo tiene una función reveladora de fotografía como premonición. México: Fondo de Cultura Económica. con la desnudez de los rostros que exhibe interpela a los nuestros. El trabajo de Yovanovich no emite juicios.

la certeza de que no sólo las ancianas morían sino que muchas cosas mías también morían. tal como Yovanovich lo compartió con las ancianas fotografiadas: “Al hacer mi autorretrato en el baño. pág. En los encierros donde se hace evidente el paso del tiempo. en ocasiones. ¿pero sabes qué? Ya ni me acuerdo cuáles son. es porque estoy pagando mis culpas. Dios.14 Ante la certeza de la muerte. encausarla. Para Lévinas el reconocimiento de la muerte del otro es el principio de la relación ética: “El hecho de que me vea afectado por la muerte del otro. Consultado el 13 de septiembre de 2013 15 Idem .zonezero. por esta razón el retrato es memoria del pasado.” “Es esta situación de esperar día a día la muerte. el fotógrafo detrás de la cámara guarda. la muerte y el tiempo. a tomar una postura frente a la muerte del otro. e igualmente. 23. nos vemos obligados a asumir una postura frente a la desnudez del “rostro” del otro.8 Bajo la idea levinasiana en la cual la muerte del otro provee el sentido ético de toda relación. en el retrato. proponerle un fin: “Yo ya me quiero morir.. se transmite en el paso del tiempo gracias a la fotografía. es lo que fotografío. 1998. pero Dios no me quiere llevar. las personas deciden. se presenta una inevitable experiencia de sentimientos y hace explícita la relación que existe entre muerte y tiempo. Madrid: Cátedra. y no vivir hasta la muerte”. Emmanuel. sentarse a esperar la muerte y lidiar con la memoria. mi paso en el tiempo.com/exposiciones/fotografos/vida/defaultsp.htm.”15 La única certeza del hombre (la muerte).” 13 En este sentido. una experiencia compartida que nos hace reconocer nuestra condición frente a la muerte. resguarda la 13 14 Lévinas. creo que retraté mi inhabilidad para enfrentar el tiempo.. constituye mi relación con su muerte. mi miedo a la muerte. http://www.

decide “fijar la sombra de aquel que todavía está ahí pero pronto estará ausente” 18. 17 Véase en especial la capacidad de reinterpretación de la imagen fotográfica analizada en “La transparencia del medio. que permite reconocernos como entes éticos. Pero detrás del trabajo de Yovanovich subsiste un acto amoroso. 2008.9 universalidad de la responsabilidad del otro. 2008. Gabriel. Buenos Aires: La marca editora. empático. lo presente de lo ausente. p. p. España: Universitat de Valencia. 2007. lo único que se mantiene al margen de cualquier interés o ideología. pues esto es. Sublimado en la representación del rostro. Buenos Aires: Katz Editores. “Hospitalidad. el documento es cambiante y por qué no decirlo. 110.226 y ss 18 Dubois. el índex fotográfico. en el cual es gesto que documenta va más allá de la imagen que se encontraba delante de la cámara. El acto fotográfico y otros ensayos. infinito en su significación gracias al sentimiento que resguarda. se resiste ante la muerte y el olvido. donde la fotografía recupera su carácter antropológico. Antropología de la imagen. donde el deseo y la representación quedaron anclados por una relación emocional. el principio obligatorio propuesto por Emmanuel Lévinas en el cual reconoce que la «precariedad de la vida»16 responsabiliza al uno del otro y ampara la compasión humana. humanización y deshumanización” en Emmanuel Lévinas: La filosofía como ética. En Historia Natural. . Philippe. Plinio cuenta la historia de los amantes: Dibutades.. 231 y ss. La imagen fotográfica” en Hans Belting. 16 Véase: Bello Regrera. Este es el origen mítico de la pintura.17 El deseo de documentar fotográficamente todo aquello que está destinado a desparecer justifica el trabajo documental. hija de un alfarero de Siciona. amorosa. Aquí. p. la sombra del amante que partirá hacia un largo viaje.

23 21 Para entender las relaciones de significación que constituyen a las imágenes en su relación con su lectura en el tiempo y la historia. asume una responsabilidad ética en su registro fotográfico como documento.. por tanto su significado es vivo y cambiante. aluden a la memoria y reinterpretan los rostros que observan desde el presente. la cual se manifiesta en su cercanía con la muerte y en su condición de abandono. Madrid: Siruela. para revivir un pasado.20 La inevitable muerte de los demás precede a nuestro constante devenir en el tiempo.31 y ss. 2009. Trad. Breve historia de las sombras. Anna María Coderch. descifrada por los sobrevivientes. p. Al fotografiar un rostro se 19 Stoichita.. Juan Antonio Calatrava. Madrid: Abada Editores. Dios. . somos sobrevivientes momentáneos responsables de aquellos que han fallecido en tanto que “la muerte del otro que muere me afecta e mi propia identidad como responsable”.21 Los rostros retratados por Yovanovich encierran una significación detrás de la interpretación libre de quien la observa. interpretado una y otra vez por las personas que se enfrentan a las imágenes para descifrarlas. Yovanovich recrea esta fábula y retrata los rostros de las mujeres en circunstancias de vulnerabilidad frente a la muerte y el encierro. véase Georges Didi-Huberman. 1999. Víctor. huella del pasado. Trad. Ella como nosotros. con la condición de que puede ser leída infinitamente en el tiempo. un tiempo registrado en imágenes donde lo que importa es su condición de huella remanente. Emmanuel. p. “Las formas sobreviven: la historia se abre” en La imagen superviviente: Historia del arte y tiempo de los fantasmas según Aby Warburg. 20 20 Lévinas. pp. 19 se evidencia una preocupación ante la inevitable desaparición del otro. una capacidad expresiva. la muerte.10 Cuando Dibutades fija el contorno del rostro de su amante “para exorcizarlo de la muerte”.

decida otorgarles un valor documental. la búsqueda de una “imagen justa” lo que encamina la labor fotográfica de Vida Yovanovich? 22 Véase la descripción que hace Barthes de la fotografía en la que aparece su madre. sintiéndose pinchado por el retrato de su madre infante. quien los observe. ¿Acaso Barthes no advirtió una herida.11 potencializa su significación en el tiempo. un acto esencialmente amoroso? ¿No es en esencia. posibilita una relación ética. llevándolo a realizar una búsqueda de aquella identidad que escondía detrás de la Fotografía del Invernadero?22 ¿No fue su búsqueda tras la fotografía.. Barthes. es encerrar su inmanente posibilidad de significación a través del paso del tiempo. siempre que. en el tiempo que observo aquel rostro retratado? Los retratos de Vida Yovanovich permiten entablar una relación ética con rostros fotografiados de aquellas personas destinadas al encierro y al olvido. el rostro del otro queda guardado como memoria. como un impetuosa necesidad de salvarlo de la muerte y la aniquilación del curso de la historia. ¿qué pasaba por la mente de aquella anciana en el momento de ser retratada?. 85 . ¿qué me sucede ahora. Este hecho permite que Yovanovich logre que otras personas reconozcan en tu trabajo la injusticia e impulsan a reconocer la vulnerabilidad de que los encamina a tomar decisiones El trabajo documental de Yovanovich. op. la cual llamará en La cámara lúcida: La Fotografía del Invernadero. el documento fotográfico aún conserva esa posibilidad de ser testimonio de un pasado. p. en tanto que reafirma y reconoce la existencia del otro.ci.

12 .

http://www. Barcelona. Philippe. p. La marca editora. 152 y ss. p. p. p.226 y ss. La cámara lúcida.es/contrastes/pdfs/013/10_Navarro-Olivia. El acto fotográfico y otros ensayos. 2009. Didi-Huberman. Hans. Las metáforas de la memoria: una historia de la mente.php?section=cultura&article=a06n1cul. Roland. 1998 p.130 http://www.htm.pdf. Trad. Madrid: Abada Editores. ¿dos medios diferentes?. Universitat de Valencia. 107 Bello Regrera. “Las formas sobreviven: la historia se abre” en La imagen superviviente: Historia del arte y tiempo de los fantasmas según Aby Warburg.13 Archivos consultados Barthes. “Hospitalidad. Gabriel. España. Belting.zonezero. España. consultado el 13 de septiembre de 2013 . http://www. 2008. Alianza Editorial. Antropología de la imagen. Buenos Aires.unam. 2005. 2008. Buenos Aires.31 y ss. 231 y ss. p. Laura. consultado en septiembre de 2013. Katz Editores. Gonzalez Flores. consultado en febrero del 2013. Georges. Dubois. pp. Paidós.mx/2007/09/22/index.com/exposiciones/fotografos/vida/defaultsp.. Barcelona. 2007. Draaisma. Juan Antonio Calatrava. humanización y deshumanización” en Emmanuel Lévinas: La filosofía como ética.uma. Gustavo Gili.jornada. Douwe. 110. 2009. Fotografía y pintura.

.21-66. en revista: Fuera del sujeto. p. s. Totalidad e infinito. 20 Zamorategui. Breve historia de las sombras. para obtener el grado de Maestro en Artes Visuales. Stoichita. _________________. 1999. pág. La memoria. Antonio Pitor Ramos. Salamanca. Ensayo sobre la exterioridad. Israel J. Editorial del Hombre. Roberto Ranz Torrejón et. Sígueme. Paul. “Ética e infinito”. Anna María Coderch. 1999. la muerte.. Siruela. Trad. al. p.14 Lévinas. Madrid. Dios.F. 17 _________________. la religión y el arte. Números 176 -181. la historia. “La muerte y el tiempo”. Víctor. citado en: Revista Anthropos. 2011. Emmanuel. 23. el olvido.. 1998. p. Madrid. Madrid. Alejandro Madrid-Zan.n. la muerte y el tiempo. Fotografía de espíritus. la ciencia. .10. Trad. 1998. 1997. 107 _________________. Volumen 27.. México D. México. meditaciones afines a su convergencia en el amor. Fondo de Cultura Económica. p. Riceaur. 2000. Presentada en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM. pp. Trad. Cátedra. Caparrós. Trad.