Está en la página 1de 12

MAESTRIA EN ANTROPOLOGÍA EN MUNDOS CONTEMPORÁNEOS

UNIVERSIDAD ACADEMIA DE HUMANISMO CRISTIANO

La cinta de Moebius
Identidad en exilio-retorno

Jorge Pantoja A.
Maestría Antropología en Mundos Contemporáneos
Universidad Academia de Humanismo Cristiano
Prof. Luís Campos
1 de Septiembre 2009

1
MAESTRIA EN ANTROPOLOGÍA EN MUNDOS CONTEMPORÁNEOS
UNIVERSIDAD ACADEMIA DE HUMANISMO CRISTIANO

La cinta de moebius, el exilio retorno

Y esto es el infinito. El matemático alemán August Ferdinand Moebius, en


1858, creó una figura que es llamada figura sin fin: es la cinta de Moebius, esta
cinta es una superficie con una sola cara y un solo borde, en otras palabras ¡no
hay distinción entre lo interno y lo externo! Se trata de una superficie que
sabemos que tiene dos caras ¡y sin embargo tiene una sola cara!1

Jorge Pantoja Álvarez

La llegada

A los 15 años, Caracas me mostraba enorme, moderna, compleja, ininteligible. La


comunidad de los recién llegados se congregaba fundamentalmente en el barrio Chacao,
una parroquia cercana al centro de la ciudad, llena de los que los chilenos denominamos
“Cites”, al interior de los cuales vivíamos entre cucarachas y murciélagos.

La recepción de los Caraqueños fue espléndida, aun conmovidos por los dramáticos
sucesos de Santiago, la solidaridad popular nos permitió utilizar los locales de
sindicatos para nuestra reuniones, en las intentábamos rearticularnos orgánicamente.

Rápidamente las diferentes agrupaciones políticas establecieron sus formas de


funcionamiento y de reconstrucción partidaria, se constituían inicialmente en
fraternidades para resolver alojamiento, alimentación, trabajo, atención médica y de
salud mental, algunos/as pacientes traídos directamente de las prisiones al avión, en
algunos casos, la primera atención de urgencia y contención era ejercida como práctica
en los cafés de Sabana Grande (boulevard en el centro de Caracas).

Las comunidades fueron creciendo como también sus responsabilidades políticas hacia
el interior de Chile, como por ejemplo en la búsqueda de solidaridad internacional, por
una parte los partidos políticos en el exilio se organizaron nacional e
internacionalmente, articulándose localmente, regionalmente, continentalmente. Las
comunidades se fueron especializando de acuerdo a los recursos materiales y humanos
1
leoysusleones.blogspot.com

2
MAESTRIA EN ANTROPOLOGÍA EN MUNDOS CONTEMPORÁNEOS
UNIVERSIDAD ACADEMIA DE HUMANISMO CRISTIANO
dispersos en la diáspora partidaria, de este modo, las publicaciones, al menos las
socialistas regionales recaerían en la revista Barricada editada en Caracas, los
Comunistas tendrían a Berlín como centro de difusión editorial. La reproducción de
documentación dependería de nuestros mejores tipógrafos, del apoyo o vista gorda de
los gobiernos donde esta diáspora arribase y de la simpatía política de los dirigentes
sindicales.

No todos fuimos iguales en el exilio proveníamos de una gran escisión de la izquierda


por una parte de el Frente Antifascista liderado por el partido Comunista y los otros
vinculados a la izquierda revolucionaria vinculada al Partido Socialista, el Movimiento
de Izquierda Revolucionaria (MIR)y otras partidos como el Movimiento de Acción
Popular Unitaria (MAPU), la Izquierda Cristiana, esta diferencia no fue menor en
muchos casos representaban fricciones inentendibles desde los países receptores.

El Otro y la dinámica entre endofobia y xenofobia

Este proceso ocurría con casi absoluta prescindencia del Otro nacional, excepto de
los/as representantes de partidos de izquierda afines, esta posición permitía en algunos
contextos nacionales evitar la xenofobia. Las comunidades partidarias solo se miraban
hacia adentro y al interior de Chile, los grandes nexos eran la radio Moscú, la Revista
Araucaria y el mundo mistificado del país que quedo atrás2. Finalmente la
preocupación no era la del emigrante, para nosotros el regreso a la tierra prometida era
siempre inminente. Así surgió el ghetto, con diferentes acentos dependiendo de los
contextos. El paradigma caraqueño fue el Hotel Beroes entregado por el gobierno
socialdemócrata para acoger a los primeros refugiados. En la Republica Federal
Alemana (RFA), la acogida ocurrió en Westfalia Rhenania del norte, el Centro de
Refugiados de Una Massen, lugar de refugiados políticos chilenos del primer periodo,
cercano a un ex campo de concentración nazi.

Soterradamente surgía la endofofia, el desprecio de la minoría por los habitantes del


país receptor, el verso y el adverso de dos procesos sociales, de este modo la
percepción, en el caso de los venezolanos se correspondía a los prejuicios dominantes
sobre los habitantes de los trópicos, aquel que asimila la geografía con las cualidades
morales, inhabilidad para el trabajo, pereza, desorden y racismo. De cierto modo
pretendíamos mantener “nuestras estructuras de significación”3 eso que denominamos
cultura de acuerdo a Geertz a toda costa y en contra de cualquier amenaza.

Ciertamente, esto no era un fenómeno que transversalizara todo el exilio caraqueño,


otros procesos, que pueden ser explicados desde las maneras como nos enfrentamos
frente a otras culturas, particularmente cuando lo hacemos desde comunidades que
dejaban atrás una sociedad destrozada en sus sueños, cargados de frustración, altamente
traumatizados por la tortura, y signados por el rencor.
2
“el concepto de identidad evoca directamente el de memoria….se recuerda un tiempo indeterminado, un
“a tempo” como aquel de las “u topias”, en el que se podía convivir y además, tener certezas.” En “La
comunidad reclamada, Identidades, utopías y memorias en la sociedad chilena actual” Ed. Catalonia,
2005, Chile
3
“La interpretación de las culturas” Geertz, C. Ed Gedisa, 1973

3
MAESTRIA EN ANTROPOLOGÍA EN MUNDOS CONTEMPORÁNEOS
UNIVERSIDAD ACADEMIA DE HUMANISMO CRISTIANO

Hasta aquí lo relevante de la llegada, un encuentro con el Otro, mediatizados por la


migración forzada, dotados, los recién llegados de una ideología omnipotente que por
una parte omitía la diferencias de clase social entre los militantes, y por otra
despreciaba la tradición “bananera” de los países caribeños, mas tarde cada asunto
volvería a su lugar.

Las memorias estratégicas

La dinámica desde el punto de vista colectivo parecía centrarse en acordar una memoria
común45, ratificar los lazos de pertenencia y lealtad. Y recrear una memoria6 de la
tragedia que reuniera los pedazos narrados por quienes sobrevivían, fueron las cartas,
los documentos partidarios, las narraciones de quienes nos visitaban desde el interior
(palabra con la que se denominaba Chile), las cintas grabadas.

Algunos de nosotros aparecíamos sobreidentificados, es decir, hablando en un acento


caribeño de novísima incorporación, danzando los bailes nacionales con verdadera
fruición, otros invisivilizados procurando no mostrarse, visitando la peña solidaria,
comprando bonos para la resistencia, y de vuelta a su silencio.

El exilio forma parte de un trauma individual y colectivo, trasmisible a otras


generaciones, y que es parte actual de nuestro sistema de sociabilidad, de cómo se
cuenta la historia, de nuestra identidad7, y de acerca de cómo percibimos al Otro.

También como éramos percibidos, existe Venezuela, una vieja palabra de posible
raigambre colonial aplicables a ciertos extranjeros, se les denomina “Musiu”, este
calificativo marcaba la frontera entre “ellos” y “nosotros”

Durante el exilio caraqueño ocurrieron varios suicidios, alcoholismo, enfermedades


mentales profundas, el deterioro en salud mental fue inconmensurable.

4
“Robet Bellah explica que los seres humanos adquieren valores y tradiciones de la sociedad, los cuales
son empleados en la vida cotidiana como parte esencial de su discurso moral; señala que también los
individuos desarrollan un compromiso social muy ligado al de su constitución histórica” Bonilla,W.
“Entre el recuerdo y el Olvido; las memorias de los exiliados antitrujillistas”Revista Mexicana del Caribe
Vol.VIII, nª 015. Universidad Quintana Roo. Chetumal. México. 2003
5
La memoria colectiva es un “lugar de múltiples pasajes, no solamente entre lo individual y lo colectivo,
sino también entre el pasado y el presente, entre lo vivido y lo vivo, lo dicho y lo no dicho, lo explicito y
lo implícito, lo interior y lo exterior” Amphoux y Ducret, en Milos 2000 y citado por “Memorias del
Desarraigo” Loreto Rebolledo Ed. Catalonia.. Chile, 2006
6
Para los Psicólogos D. Middleton y Derek Edwards, “la memoria de los individuos no solo actúa como
un almacén pasivo de experiencias pasadas, sino que cambia lo que se recuerda mejorándolo y
transformándolo según las circunstancias presentes” En Middleton y Edwards citado por Bonilla, 2003.op
cit.
7
Cada identidad cultural demanda una cantidad diferente de compromiso de cada uno de sus miembro
individual y supone un grado diferente de fraternidad imaginadas..las identidades no son estáticas” Pág.
39 “Identidad Chilena” Jorge Larrain. Ed.LOM. 2001. Chile

4
MAESTRIA EN ANTROPOLOGÍA EN MUNDOS CONTEMPORÁNEOS
UNIVERSIDAD ACADEMIA DE HUMANISMO CRISTIANO
Nuestras reuniones políticas y sociales obsesivamente giraban en torno al mítico sur,
memorias dispares a veces reunían recuerdos de los diferentes periplos que habían
seguido los trashumantes, un país de acogida, una reubicación, una tercera,
informaciones dispersas, en diferentes lenguajes.

En este periodo nuestro inicialmente homogéneo exilio empezó a diversificare, algunos


porque encontraron trabajo en otros Estados venezolanos, otros porque accedían a otras
esferas de poder y por que solo la realidad se hizo presente, el pluriclasismo
ideologizado se debilito y cada persona retorno a su posición de clase original.

El pluriclasismo ideologizado que la izquierda evito reflexionar empezó a ser evidente,


los campos de concentración no eran iguales para todos, así Isla Dawson acogió a la
alta dirigencia, el Estadio Nacional y el Estadio Chile al mundo popular a intelectuales y
artistas, dirigentes populares, estudiantes, etc.

En este periodo, desconocíamos como se rearticulaba el movimiento popular, no todo el


exilio era homogéneo con relación a las información, las elites de poder en un periodo
aún de guerra fría, disponían de un proyecto desconocido para los cientos de miles del
exilio popular.

La integración

A través de los años se atenuaron los procesos de endo y exofobia, por cuanto el temor
hacia el Otro disminuyó, la derrota del proyecto político de los/as militantes fue
asimilado y la maleta siempre dispuesta al regreso se empezó desarmar tanto por las
prendas de su contenido como por la vejez de su armadura.

Primero empezaron los nacimientos de quien huían del genocidio, nacían entonces
nuestros propios criollos chileno – venezolanos. Ex - prisioneras, asiladas y fugadas en
estado de gravidez parieron en los países de acogida fundando la primera generación
fuera del horror.

Ocurren o empiezan a ocurrir los primeros vínculos afectivos con los y las nacionales,
surgiendo una suerte de mezcla cultural. En Caracas empezamos a reconocer la arepa
como el pan de cada día, al ron como el sustituto espirituoso del pisco

Por otra parte, el miedo y el trauma sostenía, como afirma Rebolledo (2006), una
percepción del tiempo suspendido, el tareismo, las publicaciones, la venta de bonos, las
peñas solidarias mantenían un quehacer perpetuo, con poca reflexión y cultivando una
identidad precaria.

Los lazos primordiales secundarios tales como la cultura de origen, la ideología se


desdibujan, los partidos inician las políticas de retorno preparando el año decisivo
(1986) y simultáneamente la debilidad del régimen favorece el proceso del retorno.

Las eternas discusiones si se trataba de fascismo o gorilaje tenían insólitas


repercusiones. La revolución Nicaragüense devolvió la esperanza y la Brigada Simón

5
MAESTRIA EN ANTROPOLOGÍA EN MUNDOS CONTEMPORÁNEOS
UNIVERSIDAD ACADEMIA DE HUMANISMO CRISTIANO
Bolívar dio la oportunidad de enviar cuadros a entrenamiento militar, cuando aún no se
resolvía la lucha armada en el interior. Creamos el Comité de Apoyo a la Lucha de los
Pueblos, Montoneros Uruguayos y Argentinos, Guanches Berebere, Vascos,
Nicaragüenses y todo cuanto exilio se reunía en la Caracas de entonces.

La identidad suspendida, una especie de intermezzo, un permiso para ser


internacionalista, mientras, en el Olimpo, los dados se lanzaban y se forjaba el destino
del sur, en los verdaderos centros del poder.

La resistencia popular se inició tempranamente, valga recordar que la Federación de


Estudiantes de la Universidad de Chile nunca fue sometida a los esbirros de la
dictadura, frente al descabezamiento del movimiento estudiantil la reorganización del¡
los estudiantes se reinicia en torno a la cuestión cultural (Agrupación Cultural
Universitaria (ACU) , entre otras), que a fines de los 70´s surgieron las primeras ollas
comunes como también las primeras tomas de terrenos apoyadas por milicianos del
Partido Socialista, Miristas y Cristianos en la comuna de Pudahuel. Imposible dejar de
mencionar la lucha por los detenidos desaparecidos llevada acabo por la Agrupación de
Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos

El retorno

Largos años de exilio fueron creando una imagen sublimada del país recordado,
entretejido en memorias dispersas, estratégicas, esa memoria destinada a proteger estos
lazos primordiales, y según la cual la cordillera galopaba al compás de la revolución,
eternamente nevada y más alta que cualquier otra montaña, los más jugosos duraznos y
las frutas más apetitosas del orbe, sin mencionar la tradicional hospitalidad del chileno y
las cualidades insuperables de nuestros moluscos…el mar…siempre el mar.

Los y las retornadas enfrentan el desafío de actualizar una identidad escondida bajo
capas de identidades estratégicas8.

En el caso de la militancia exiliada la mitología revolucionaria omitía el fenómeno o


los fenómenos del poder en su totalidad, la eminencia de la revolución solo esperaba de
los preclaros cuadros entrenados militarmente para facilitar la conducción de las mases
insurrectas.

El reposicionamiento de las elites de la izquierda retornó a conducir la resistencia sin


participar de la misma.

8
“La importancia del pensamiento de Hommeth y de su interpretación de Mead es que permite
comprender a la identidad no como una construcción meramente pasiva sino como una verdadera
interacción en la cual la identidad del sujeto se construye no solo como una expresión del conocimiento
libre de los otras sino como el resultado de una lucha por ser reconocido por los otras”. Pág. 31.
“Identidad Chilena. Jorge Larrain. Ed. LOM, 2001. Chile

6
MAESTRIA EN ANTROPOLOGÍA EN MUNDOS CONTEMPORÁNEOS
UNIVERSIDAD ACADEMIA DE HUMANISMO CRISTIANO
La mistificación se patentiza en delirantes políticas de retorno, con ausencia de casas de
seguridad, sistemas de identificación precarios o definitivamente inexistentes,
insuficientes casas de acogida para los hijos y las hijas de estas/as militantes, en un
periodo en el que el proyecto político y biográfico solo podían ser visualizados juntos.

Estas ausencias ponían en jaque la supervivencia física de los y las militantes, además
no se dimensionaba el impacto psicológico, biográfico e identitario que implicaría un
dramático reacomodo vital, familiar e ideológico.9 Nos encontrábamos en un Chile
irreconocible, ajeno a las memorias o las memorias el país de antaño, un lugar en blanco
y negro, atemorizante.

Siendo los procesos identitarios una construcción histórico social, la imagen preservada
en el exilio no se correspondía con la herencia y el impacto de la dictadura y las
modificaciones socioculturales

El inexilio

Nos interesa destacar como en situación de retorno reemerge el Otro amenazante, aquel
domesticado tras tantos años de exilio, ahora, el Otro representa la delación, el Otro es
el represor, en el país mítico, en ese donde la ciudadanía seria posible.

Vivir el retorno como un segundo exilio resulta más dramático que el primero, es vivir
lo siniestro, lo familiar amenazante.

El regreso militante comienza muy tempranamente, básicamente orientado a la


reconstrucción de las estructuras partidarias, su contacto con otras culturas es precario,
han participado en entrenamientos militares y en el estudio de tipografías destinadas a
editar falsificaciones de documentación, este grupo de militantes sufre las
consecuencias de la clandestinidad mas dura, en los tiempos de mayor represión,
ocupan identidades falsas y son trashumantes de la ciudad, para ellos y ellas el secreto
rodeará sus vidas y la separación de sus familias.

Las consecuencias de este tipo de clandestinidad han sido poco descritas, por que aún
pesan asuntos legales de este tipo de resistencia, ya entrada la democracia algunos y
algunas se reintegraron parcialmente a la vida cotidiana tal y como la conocemos.

La memoria de los y las retornadas ha sido socialmente construida, en base a las


fuentes descritas y en función de preservar la unidad psicológica. La memoria del exilio
fue una memoria estratégica, para preservar los afectos, mantener el status denostado en

9
“La sociabilidad cotidiana en un momento de la historia social chilena se aunó con la política de tal
suerte que la mayoría de las personas se juntaba no solamente con los “compañeros y compañeras” que
políticamente pensaban del mismo modo, sino que esta modalidad daba sentido a su vida personal…en
fin, política y sentido personal estaban muy unidos” en “La comunidad reclamada. Identidades y
memorias en la sociedad chilena actual. José Bengoa. Ed Catalonia, 2005. Chile

7
MAESTRIA EN ANTROPOLOGÍA EN MUNDOS CONTEMPORÁNEOS
UNIVERSIDAD ACADEMIA DE HUMANISMO CRISTIANO
la patria de origen, contener al Otro, amenazante por cuanto reclamaba su integración y
superación de la endofobia10

Tampoco el retorno fue homogéneo, no solo por que la primera avanzada retornó en
días de “acero y piel”, sino por que la gran masa militante debía mantener su
subsistencia en condiciones también diversas, dependiendo de los recursos de los
partidos respectivos, otros militantes se incorporaron a procesos revolucionarios en
otras latitudes, para algunos la integración social al retornar fue una tarea prioritaria y
se escindieron del enlace entre lo biográfico y la militancia, generando familias con los
y las que no habían salido al exilio

El regreso plantea dilemas complejos no solo es un proceso de reacomodo de


pertenencias mistificadas sino una reaserción social y familiar. Por una parte éramos
vistos como aquellos que abandonaron la lucha en los peores momentos, aquellos cuya
lealtad al proyecto popular era débil, por cuanto quienes nos juzgaban de uno u otro
modo habían sobrevivido, esta sanción en general no era explicita, se deslizaba en las
discusiones, una nueva forma de ser “Musiu”, un extranjero en la propia tierra.
.
Por otra parte ocurrían otros fenómenos sociales, la glasnost y perestroika, la caída del
muro de Berlín provocaba una tensión que erosionaba el enlace entre la biografía y el
compromiso político11, un cierto escepticismo rondo a los y las militantes.

La percepción de los cambios, el espacio urbano redistribuido, el consumismo,


individualismo, la perdida de horizontes existenciales colectivos, la desarticulación de
los partidos y la constitución de los grandes liderazgos políticos. Un mundo diferente
para una identidad anclada en la fantasía.

Los retornados, en sus diferentes periodos de retorno fueron introduciendo nuevas


costumbres, en una curiosa remembranza de los países que dejaron, los años 80´s se
caracterizó por la incorporación de la salsa en el barrio bohemio se crearon clubes de
salsa que eran una mezcla entre salsa, arte y resistencia política al régimen.

Sus prácticas sociales fueron derivando a otros ámbitos del quehacer, mas refugiados en
la vida privada que en la pública.

La transición política termino con el fin de las prácticas militantes, al menos de aquellas
que provenían de los sectores más populares del exilio, especialmente aquellos que
ingresaron clandestinamente al país durante la dictadura.

10
“La endofobia es el rechazo al mismo grupo original de pertenencia. Se da cuando, ya sea por
escapar a situaciones de segregación o discriminación, o por un deseo de integración más rápida
a la sociedad global, algunos miembros de las minorías se identifican masivamente con la
cultura dominante, negando a veces a la original”(Mármora, 2000: 13). “La mirada del Otro”,
Cerutti,A, Gonzalez,C. Revista de la Facultad, Neuquén, 2006
11
“Ese enmascaramiento de los sentidos que fue originalmente otorgado por la comunidad aisladas, el
feudo, el pueblo, la ciudad, poco a poco trató de apropiárselo el Estado con su discurso nacional. En un
largo periodo histórico los discursos nacionalistas o simplemente nacionales logran dar la base afectiva a
los grupos e individuos en muchas sociedades del mundo en Chile en particular. La erosión e de estas
lealtades, producto de la misma globalización, conduce en la actualidad a la revalorización de los
espacios locales (religiosos, ecológicos, de genero, etc.) como una fuente de sentido a la vida personal”
Pág.. 139, “La comunidad reclamada” Ed. Catalonia. José Bengoa, 2006

8
MAESTRIA EN ANTROPOLOGÍA EN MUNDOS CONTEMPORÁNEOS
UNIVERSIDAD ACADEMIA DE HUMANISMO CRISTIANO

La cinta de Moebius completo su circuito prolongando la extrañeza, sosteniendo al Otro


amenazante, reconvirtiendo el miedo a la subversión por el miedo al delincuente.

Se inicia el in xilio, un ghetto que se perpetúa, que impregna de escepticismo en las


capas dirigentes y se deja colar hacia los más jóvenes.

Los y las retornados de Venezuela evocan las hojas perennes, el café colado, el canto de
las cigarras, reeditando otras identidades en este feroz proceso de reclasificación que
impone el modelo económico.

Se idealiza el país receptor y en algunos casos algunas personas retornan a sus países de
acogida.

Discusión

Es difícil estimar el exilio militante12, quizás entre 50000 a 100000 personas. Iniciamos
este texto utilizando un trabajo de Walter Bonilla, “ Entre el recuerdo y el olvido: las
memorias de los exiliados antitrujillistas” del año 2003. La dictadura de Rafael Trujillo,
que prevaleció 31 años, se derrumbó un día como hoy en 1961, en momentos en que el
régimen se hacía más represivo y sanguinario y aparentaba haber logrado la eliminación
total de sus opositores.”13. 47 años mas los dominicanos transitan por las interrogantes
de la memoria, quizás por que la memoria es la base de la identidad.

El retorno aporto enriquecimiento simbólico en nuestro mundo cultural, en el mundo


cotidiano. Conmociono y aun conmociona el sentido de pertenencia e identidad,
fragmentado más aun por los procesos de globalización y el tipo de economía
neoliberal.

Sin embargo, estas transformaciones y el impacto socio político ha sido poco estudiado,
tal vez olvidado, en especial el retorno militante. El Informe Valech podría ser un
indicador de este retorno y una reparación a los que sufrieron este tipo de castigo, sin
embargo, sabemos que dicho informe se encuentra subnotificado.

Identidad y ciudadanía se interceptan en este punto, señala Bonilla, citando14 a Nietzche


“Sin la capacidad de olvido no puede haber ninguna felicidad, ninguna esperanza,
ningún orgullo, ningún presente”, acota en el mismo texto Margarita Diges, “ no es el
único problema que confronta el recuerdo, sino que existe un marcado grado de fantasía

12
“ A partir de estudios hechos por la Vicaria de la Solidaridad, la historiadora Carmen Noranbuena
calcula que según los antecedentes y la documentación que poseemos habrían salido del país 408000
personas siendo sus principales destinos Argentina (50.78%), Estados Unidos (7,87%), Venezuela
(6,18%). Canadá (3,86%), Francia(3,68%), Italia(2,38%), Suecia 2,38%) y Australia (2,21%)….En 1988
el Consejo de Europa consignaba la presencia de 60000 chilenos y chilenas exiliados en los 21 estados
miembro” En “Memorias del desarraigo, Testimonios del exilio y retorno de hombres y mujeres de
Chile”. Loreto Rebolledo. Ed Catalonia. Chile 2006.
13
http://www.listin.com.do/app/article.aspx?id=14801
14
“Entre el Recuerdo y el Olvido; las memorias de los exiliados antitrujillistas” Rev. Mexicana del Caribe
Vol.VIII, nº 15 México, 2003

9
MAESTRIA EN ANTROPOLOGÍA EN MUNDOS CONTEMPORÁNEOS
UNIVERSIDAD ACADEMIA DE HUMANISMO CRISTIANO
y de alucinación en las formas en que la memoria recupera los eventos del pasado” op
cit..

Las identidades políticas congeladas o estratégicamente reorientadas expresan una


memoria negada u omitidas y sin embargo están allí, en la ideología que se expresa en
la vida cotidiana. Se trata como menciona Canclini de fragmentos incorporados de
manera discreta y que luego permiten la administración estratégica de la identidad.15, es
decir una forma de hibridaje.

Impunidad

La toma del poder por las clases dirigentes como la persistencia de la impunidad, así
como de la Constitución del 80 han contribuido al aislamiento ciudadano. Esto
representa en la memoria y en su actualización estratégica que el Otro amenazante
persiste, “Pero su calvario no terminó allí. El destino quiso que poco tiempo después, se
viera cara a cara con el hombre que la torturó mientras estuvo secuestrada. El doloroso
encuentro se produjo en el lugar más inesperado, en el ascensor de su propio edificio.”
“Su mujer vive en mi mismo edificio. El (el militar) ya no, porque está preso. Cuando
salimos de ahí le dije: ‘en algún momento voy a tener que hablar con usted porque nos
conocemos de Villa Grimaldi’. El se quedó helado y se fue.. Después de eso nos
evitamos. Pero un día me lo cruce y le dije que no lo odiaba por lo que hizo. A él se le
llenaron de lágrimas los ojos y me agradeció. En ese momento, me sentí liberada ”16.

“Sobre ese momento, ella recuerda que “me di cuenta que era él y se me produjo una
cosa muy terrible ”op cit. Sin embargo esto solo representa un caso anecdótico no
representa la impronta de justicia sobre estos crímenes, victimarios y victimas se
reeditan en un escenario sociopático.

La gethización de los y las militantes ha restado o se ha sumado a la apatía o descrédito


del sistema bipartidista, reinventando otras formas de vivir lo colectivo.

El retorno de la elite exiliada, es decir aquella vinculada a los centros de poder fue
diferente, muchos de ellos nunca estuvieron ligados a la resistencia, sin embargo, ellos y
ellas, también militantes conforman parte de la dirigencia política del país y no cargan
sobre sus identidades el estigma de quienes abandonaron la lucha social en los tiempos
difíciles. Esta heterogeneidad del exilio que en un momento fue percibida por su
pluriclasismo,en el retorno se decanta entre las dirigencias y las bases militantes y es
parte del modelo político.

La cinta de Moebius se completa en varios sentidos, el primero que quisiéramos


destacar es que la identidad en estratégica, es parte de un proceso social destinado a
proteger la pertenencia social y la amenaza ante el Otro así, exiliados y exiliadas
desarrollaron identidades sobrecodificadas acerca de su nacionalidad y del proceso
político de la Unidad Popular, sin embargo, al retorno se recomponen las posiciones
sociales de origen, por otra parte el exilio se transforma en inexilio, el adverso de la

15
“La globalización ¿productora de culturas hibridas?,. García Canclini, N. Apunte de clases de maestría
en antropología UAHC, 2008
16
http://www.clarin.com/diario/2006/01/18/um/m-01126325.htm

10
MAESTRIA EN ANTROPOLOGÍA EN MUNDOS CONTEMPORÁNEOS
UNIVERSIDAD ACADEMIA DE HUMANISMO CRISTIANO
situación inicial, las identidades participan del proceso general de reclasificación que
impone la globalización y el neoliberalismo.

Nos hemos referido principalmente al exilio retorno venezolano, sin embargo es posible
considerar que con diferencias significativas entre lugar de acogida, tiempo de
permanencia, periodo de retorno, los y las exiliadas han debido desarrollar otras
estrategias identitarias, posiblemente han tenido que reinterpretar sus propias memorias
para transitar actualizados en un contexto cultural distinto.

11
MAESTRIA EN ANTROPOLOGÍA EN MUNDOS CONTEMPORÁNEOS
UNIVERSIDAD ACADEMIA DE HUMANISMO CRISTIANO

Bibliografía

1.- “Entre el recuerdo y el Olvido; las memorias de los exiliados antitrujillistas”Revista


Mexicana del Caribe Vol.VIII, Nº 015. Universidad Quintana Roo. Chetumal. México.
Bonilla,W. 2003

2.- “La globalización ¿productora de culturas hibridas?. García Canclini, N. Apunte de


clases de maestría en antropología UAHC, 2008

3.- “La interpretación de las culturas” Geertz, C. Ed Gedisa, 1973

4.- “La comunidad reclamada, Identidades, utopías y memorias en la sociedad chilena


actual” Ed. Catalonia, 2005, Chile

5.- “La mirada del Otro”, Cerutti,A, Gonzalez,C. Revista de la Facultad, Neuquén,
2006ç

6.- “Memorias del Desarraigo” Loreto Rebolledo Ed. Catalonia.. Chile, 200
Identidad Chilena” Jorge Larrain. Ed.LOM. 2001. Chile

Webgrafia

leoysusleones.blogspot.com

www.clarin.com/diario/2006/01/18/um/m-01126325.htm

12