Está en la página 1de 4

Método astronómico para

determinar la velocidad de la
luz.
El método Römer para determinar la velocidad de la luz fue el
primero que se usó. Como la velocidad de la luz era muy elevada sólo
había dos procedimientos. El astronómico, al que pertenece el
método Römer, en los que la luz, en base a recorrer un espacio
grande emplea un tiempo medible y los terrestres donde la luz
recorre un espacio pequeño pero el tiempo empleado se mide con
extraordinaria precisión. El método de Römer se basa en observar los
retrasos acumulados en la observación de los eclipses del satélite Io
que en medio año se acercaban a unos mil segundos. En medio año,
Júpiter apenas se ha movido mientras que la Tierra ocupa una
posición diametralmente opuesta. Como bien sugirió Römer los mil
segundos de retraso es el tiempo que tarda la luz en atravesar el
diámetro de la órbita de la Tierra que es de trescientos millones de
kilómetros. Así que:

Como se eclipses de Io se relacionan con el cono de sombra, el


periodo considerado será obviamente el sinódico, sin embargo cuando
se hace realmente el cálculo anterior tratando de encontrar esos mil
segundos de retraso, surgen algunas complicaciones no esperadas.
Hay matizaciones que hacer, pequeñas diferencias que al acumularse,
pueden alterar totalmente el resultado.

Consideremos el intervalo de aproximadamente medio año, y


observemos dos fenómenos del comienzo de un eclipse del satélite Io
(I Ec):

Fecha Fenómeno Instante Día del año Distancia


(TU) (UA)

2 Enero de 1979 I Ec 18h40,4m 2,778056 4,3617

31 Agosto de 1979 I Ec 11h 41,7m 243,487292 6,3222

El lapso de tiempo es de 240,709236 días y la distancia Tierra-Júpiter


ha aumentado en 1,9605UA.
Calculemos el retraso del eclipse de Io. Como el periodo sinódico de
Io es N=42h 28m 36s=1,769861 días, el número de vueltas que da
Io a Júpiter en ese periodo es 240,709236/1,769861=136,004591.

En realidad se han dado 136 vueltas, el exceso de 0,004596


vueltas=0,004596 N=702 seg. se debe al retraso de la luz.
Deberían ser unos 1000 segundos y por tanto hay algo que se ha
hecho incorrectamente. El método de Römer no es tan sencillo como
la divulgación elemental con que hemos empezado puede hacernos
creer.
Volveremos más tarde para encontrar el fallo cometido.

Determinación de la velocidad de la luz


mediante el periodo sidéreo de Io y
las longitudes heliocéntricas de Júpiter

Fecha Fenómeno Instante Longitud


(TU) Júpiter

2 Enero de 1979 I Ec 18h40,4m 122º,2722

31 Agosto de 1979 I Ec 11h 41,7m 141º,4695

En el medio año anteriormente considerado, Júpiter se ha movido en


su órbita alrededor del Sol, un ángulo de 19º,1973. El lapso de
tiempo entre los dos eclipses lo ha empleado Io en dar un número
entero de vueltas sidéreas a Júpiter, en recorrer el ángulo de
19º,1973 con el fin de acompasar el hecho de que los eclipses tienen
que ver con el periodo sinódico y no con el sidéreo y en que la luz
recorra el cambio de distancias en el sistema Tierra-Júpiter. Cada
órbita sinódica duraba un poco más que la siderea pero aquí
contaremos todos los excesos juntos.
donde el lapso de tiempo es 240,709236 días, n es el número entero
de periodos sidéreos transcurridos. El periodo sidereo S=42h 27m
34s, lo cual hace que la velocidad angular de Io sea de 8º,478679 por
hora.

Por ello tarda en recorrer el ángulo de 19º,1973 recorrido por Júpiter


2,26418 horas=8151,07 segundos, hasta situarse otra vez en el
centro del cono de sombra. Las 136 vueltas sidéreas suponen
240,6035 días. Así pues el Retraso total vale: 240,709236 días-
240,6035 días =0,1057 días=9134,0 seg de los que 8151,1 se deben
al movimiento de Júpiter o diferencia entre el periodo sinódico y
sidereo por lo que el retraso de la luz vale: 9134,0-8151,1=982,9
segundos.
Durante este tiempo la luz ha recorrido 1,9605 UA por lo que la
velocidad de la luz es:

valor muy cercano al obtenido en experimentos terrestres.

Buscando el error

Ahora si está el cálculo correcto, pero entonces, ¿donde está el error


en el primer cálculo?

Sabemos que ahora hemos tenido en cuenta el movimiento real de


Júpiter, pues hemos tomado su longitud heliocéntrica real. Con ello
hemos tenido presente que el planeta no se mueve siempre igual,
sino que su movimiento sigue la ley de las áreas de Kepler. Júpiter
tarda 4332,59días en completar su vuelta al Sol por lo que por
término medio se mueve 0º,08309 por día, sin embargo en el medio
año de 1979 considerado recorrió un ángulo de 19º,1973 en
240,709236 días es decir a razón de 0º,079753 por día, Júpiter fue
en este año mas despacio porque estaba recorriendo la parte de la
órbita más alejada del Sol.

El error estriba en que en el primer cálculo tomamos el periodo


sinódico medio, como si Júpiter se desplazase con movimiento
circular uniforme. El periodo sinódico de Io varía desde un máximo de
42h 28m 42,4s para el perihelio de Júpiter a un mínimo de 42h 28m
30,4s para el afelio pero esta variación ocurre en media revolución de
Júpiter es decir en unos 6 años. En medio año el periodo sinódico
varía mucho menos, el 2 Enero de 1979 la anomalía media de Júpiter
era M1=102º,7718 así que el periodo sinódico de Io es N1=42h
28m35,1s, por otra parte el 31 de Agosto de 1979 la anomalía media
de Júpiter era M2=122º,6289 así que el periodo sinódico de Io es
N2=42h 28m 33,2s. Se puede calcular el periodo sinódico medio
para este periodo de medio año realizando la integral, pero la
aproximación lineal da el mismo resultado, la media aritmética es
pues Nmedio=42h 28m 34,1s. La diferencia entre el periodo sinódico
medio real y el medio de toda la revolución N=42h 28m 36,4s
considerado en el cálculo inicial es de 36,4-34,1s=2,3seg tomados de
más en cada órbita de Io. En las 136 órbitas de Io el tiempo
justificado por el periodo sinódico y que en realidad se debe al retraso
causado por la velocidad finita de la luz es 136x2,3seg.=312,8 seg.
Añadidos a los 702 seg. del cálculo, dan para el retraso de los
eclipses de Io por la velocidad de la luz 1014,8 seg. lo que explica el
error.