Está en la página 1de 13

Verdades Bíblicas, http://www.jba.gr/es/index.

htm

“El principio de la sabiduría es el temor de Jehová”

Como título del presente artículo tomé esta frase de la Palabra de


Dios en Proverbios 1:7, la cual también utilizaré como punto de partida.

Proverbios 1:7
“El principio de la sabiduría es el temor de Jehová;”

En otras palabras, para que alguien pueda conocer al Señor,


DEBE TEMERLE; o por decirlo de otro modo, SI ALGUIEN NO
TEME AL SEÑOR, ES QUE NI SIQUIERA LE A EMPEZADO A
CONOCER. Puede ser que la persona conozca muy bien las Escrituras
o que tenga un conocimiento muy exacto y detallado de Sus doctrinas,
pero si no teme al Señor, aunque conozca las Escrituras, no conoce al
Señor que escribió las escrituras. El conocimiento de las Escrituras, sin
temor de Dios, no es conocer a Dios. El conocimiento de Dios se da,
cuando de la mente pasa al corazón. Como en Proverbios 2:1-5 dice:

Proverbios 2:1-5

“Hijo mío, si recibieres mis palabras, Y mis mandamientos guardares


dentro de ti, Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría; Si inclinares
tu corazón a la prudencia, Si clamares a la inteligencia, Y a la prudencia
dieres tu voz; Si como a la plata la buscares, Y la escudriñares como a
tesoros, ENTONCES entenderás el temor de Jehová, Y hallarás el

1
Verdades Bíblicas, http://www.jba.gr/es/index.htm

conocimiento de Dios.”

Es el corazón el que necesita aplicar entendimiento, el que


necesita inclinarse ante el Señor y es el corazón el que debe abrirse
permitiendo que Cristo reine en él. Solo si la Palabra de Dios entra en
nuestros corazones, solo si el espíritu se une, “entenderemos el temor
de Dios y encontraremos el conocimiento de Dios”

1. El temor de Señor: no es solo un simple respeto

Muchas veces entendemos el temor de Dios como un respeto. Sin


embargo, no es un simple respeto. El respeto entre “iguales” no es lo
mismo que el respeto que se le tiene a alguien “más alto”. El súbdito de
un reino, no respeta al rey de la misma forma en que respeta a sus
colegas. Aún si tiene plena osadía ante el trono, así como nosotros la
tenemos a través de la sangre de Cristo, éste sigue siendo un súbdito
frente al Rey, y el que se sienta en el trono sigue siendo el Rey. El
temor del Señor significa que nuestros corazones entienden
completamente quiénes somos nosotros, quién es el que se sienta en el
trono y cuán mayor es Él que nosotros. Como en Jeremías 10:6-7 dice:

Jeremías 10:6-7
“No hay semejante a ti, oh Jehová; grande eres tú, y grande tu nombre

2
Verdades Bíblicas, http://www.jba.gr/es/index.htm

en poderío. ¿Quién no te temerá, oh Rey de las naciones?”

y Apocalipsis 15:4
“¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre?”

también Malaquías 1:6


“El hijo honra al padre, y el siervo a su señor. Si, pues, soy yo padre,
¿dónde está mi honra? y si soy señor, ¿dónde está mi temor? dice
Jehová de los ejércitos”

y Jeremías 5:22-24
“¿A mí no me temeréis? dice Jehová. ¿No os amedrentaréis ante
mí, que puse arena por término al mar, por ordenación eterna la cual no
quebrantará? Se levantarán tempestades, mas no prevalecerán;
bramarán sus ondas, mas no lo pasarán. No obstante, este pueblo tiene
corazón falso y rebelde; se apartaron y se fueron. Y no dijeron en su
corazón: Temamos ahora a Jehová Dios nuestro, que da lluvia
temprana y tardía en su tiempo, y nos guarda los tiempos establecidos
de la siega.”

Salmos 33:6-9
Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, Y todo el ejército de
ellos por el aliento de su boca. Él junta como montón las aguas del mar;
Él pone en depósitos los abismos. Tema a Jehová toda la tierra;

3
Verdades Bíblicas, http://www.jba.gr/es/index.htm

Teman delante de él todos los habitantes del mundo. Porque él dijo,


y fue hecho; El mandó, y existió.

¿De verdad, quién no temerá del Señor? ¿Quién no se postrará


ante Él? EL NOS HIZO Y A TODO EL UNIVERSO, TODO LO QUE
SE VE Y LO QUE NO SE VE FUE HECHO POR SU PROPIA
MANO. El tener conocimiento de las Escrituras sin tener temor del
Señor, sin duda, conllevará a orgullo (1 de Corintios 8:1) y aquél que
sabe que solo tiene osadía frente al trono sin temer al que se sienta en el
trono, también acabará en orgullo, como el Fariseo de Lucas 18

Lucas 18:9-14
“A unos que confiaban en sí mismos como justos, y menospreciaban a
los otros, dijo también esta parábola: Dos hombres subieron al templo a
orar: uno era fariseo, y el otro publicano. El fariseo, puesto en pie,
oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no
soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como
este publicano; ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo
que gano. Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los
ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio
a mí, pecador. Os digo que éste descendió a su casa justificado antes
que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el
que se humilla será enaltecido.”

4
Verdades Bíblicas, http://www.jba.gr/es/index.htm

2. Osadía y el temor del Señor en el Nuevo Testamento

La perspectiva que muchos tienen, implícita o explícita, sobre el


temor del Señor, es que de alguna manera ha sido cesada por el trabajo
del Señor Jesucristo. Tal vez confunden la osadía que Cristo nos dio
ante el trono, con el temor hacia Aquel que está en el trono. Sin
embargo, hay que tener en cuenta, que una cosa es tener osadía ante al
Rey y completamente otra es no temerle al rey. Como en Isaías 33:6
dice:

Isaías 33:6
“el temor de Jehová será su tesoro.”

El temor del Señor es un TESORO, cuya ausencia hace que la


osadía ante el trono se convierta en arrogancia. Volviendo al trabajo de
Jesucristo, la osadía que obtuvo, no solo no abolió el Temor de Dios
sino que tampoco creo que se puede trabajar sin el. Sin temor de Dios,
la osadía se convierte en arrogancia, fariseismo. Es por eso que el temor
del Señor tiene su propio lugar tanto en el Nuevo como en el Antiguo
Testamento. De verdad, empezando de Hechos 9:31 leemos:

Hechos 9:31
“Entonces las iglesias tenían paz por toda Judea, Galilea y Samaria; y
eran edificadas, andando EN EL TEMOR DEL SEÑOR, y se

5
Verdades Bíblicas, http://www.jba.gr/es/index.htm

acrecentaban fortalecidas por el Espíritu Santo.”

1 de Pedro 2:17
“Honrad a todos. Amad a los hermanos. TEMED A DIOS. Honrad al
rey.”

2 Corintios 7:1
“Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de
toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad
en el temor de Dios.”

Colosenses 3:22
“Siervos, obedeced en todo a vuestros amos terrenales, no sirviendo al
ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino con corazón
sincero, TEMIENDO A DIOS.”

Cornelio, el primer gentil a quien se le predicó el evangelio, era


un hombre temeroso de Dios. Como en Hechos 10:1-2 dice:

Hechos 10:1-2
“Había en Cesarea un hombre llamado Cornelio, centurión de la
compañía llamada la Italiana, piadoso Y TEMEROSO DE DIOS con
toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba a Dios
siempre.”

6
Verdades Bíblicas, http://www.jba.gr/es/index.htm

y como Pedro dijo en Hechos 10:34-35

Hechos 10:34-35
“Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad comprendo que
Dios no hace acepción de personas, SINO QUE EN TODA NACIÓN
SE AGRADA DEL QUE LE TEME Y HACE JUSTICIA.”

El temor del Señor no es lo contrario a osadía frente al trono, lo


contrario es cobardía, y es eso precisamente lo que el Señor removió.
Ya no venimos frente al trono de Dios con miedo, cobardemente, sino
con osadía y temor de Dios.

3. El tenor del Señor: Una fuente de bendición y vida

El temor de Dios es un tema de énfasis especial en la Palabra de


Dios ya que muchas veces aparece haciendocele referencia. También es
un tema que está conectado con muchas bendiciones y promesas, como
se puede ver en los pasajes a continuación, y los cuales sugerimos al
lector que estudie cuidadosamente uno por uno.

Entonces empezando de Salmos leemos:

7
Verdades Bíblicas, http://www.jba.gr/es/index.htm

Salmos 34:9
“Temed a Jehová, vosotros sus santos, Pues nada falta a los que le
temen.

Salmos 34:7
“El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los
defiende.”

Salmos 112 1-2


“Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, Y en sus mandamientos
se deleita en gran manera. Su descendencia será poderosa en la tierra;
La generación de los rectos será bendita.”

Salmos 25:12
“¿Quién es el hombre que teme a Jehová? El le enseñará el camino que
ha de escoger.”

Salmos 25:14
“La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, Y a ellos hará
conocer su pacto.”

Salmos 31:19
“¡Cuán grande es tu bondad, que has guardado para los que te temen,
Que has mostrado a los que esperan en ti, delante de los hijos de los

8
Verdades Bíblicas, http://www.jba.gr/es/index.htm

hombres!“

Salmos 33:18
“He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan
en su misericordia,”

Salmos 85:9
“Ciertamente cercana está su salvación a los que le temen, Para que
habite la gloria en nuestra tierra.”

Salmos 103:11
“ Porque como la altura de los cielos sobre la tierra, Engrandeció su
misericordia sobre los que le temen.”
Salmos 103:13
“Como el padre se compadece de sus hijos, Se compadece Jehová de
los que le temen.”

Salmos 103:17
“Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la
eternidad sobre los que le temen, Y su justicia sobre los hijos de los
hijos;”

Salmos 111:4-5
“Ha hecho memorables sus maravillas; Ciertamente y misericordioso e

9
Verdades Bíblicas, http://www.jba.gr/es/index.htm

Jehová. Ha dado alimento a los que le temen; Para siempre se acordará


de su pacto.”

Salmos 128: 1-4


“Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová, Que anda en sus
caminos. Cuando comieres el trabajo de tus manos, Bienaventurado
serás, y te irá bien. Tu mujer será como vid que lleva fruto a los lados
de tu casa; Tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa. He
aquí que así será bendecido el hombre Que teme a Jehová.”

Salmos 145:19
“Cumplirá el deseo de los que le temen; Oirá asimismo el clamor de
ellos, y los salvará.”

Proverbios 10:27
“El temor de Jehová aumentará los días”

Proverbios 14:26
“En el temor de Jehová está la fuerte confianza; Y esperanza tendrán
sus hijos.”

Proverbios 14:27
“ El temor de Jehová es manantial de vida para apartarse de los lazos de
la muerte”

10
Verdades Bíblicas, http://www.jba.gr/es/index.htm

Proverbios 14:27
“El temor de Jehová es enseñanza de sabiduría; Y a la honra precede la
humildad.”

Proverbios 16:6
“Con misericordia y verdad se corrige el pecado, Y con el temor de
Jehová los hombres se apartan del mal.”

Proverbios 19:23
“El temor de Jehová es para vida, Y con él vivirá lleno de reposo el
hombre; No será visitado de mal.”

Proverbios 22:4
“Riquezas, honra y vida Son la remuneración de la humildad y del
temor de Jehová.”

Proverbios 23:17
“Antes persevera en el temor de Jehová todo el tiempo”

Eclesiastés 8:12-13
“Aunque el pecador haga mal cien veces, y prolongue sus días, con
todo yo también sé que les irá bien a los que a Dios temen, los que
temen ante su presencia; y que no le irá bien al impío, ni le serán

11
Verdades Bíblicas, http://www.jba.gr/es/index.htm

prolongados los días, que son como sombra; por cuanto no teme
delante de la presencia de Dios.”

En serio que no sé de otro tema que esté conectado con tantas


bendiciones en la Palabra de Dios como lo es el temor del Señor. Por
supuesto que no debemos de temerlo solo por Sus promesas. Nuestra
relación con él no es una relación de intercambio, sino un
compañerismo de amor, cuyo propósito es conocerle a través de la
puerta llamada Jesucristo. Es él quien preparó todo lo que se necesita
para nuestra entrada ante el trono.

4. Conclusión

Concluyendo este artículo, tengo que confesar que lo siento muy


pequeño para tan amplio y basto tema. Aunque no es posible cubrir
muy ampliamente un tema así, espero que nos haya ayudado a entender
su raramente mencionada importancia. No queremos ser gente que sabe
de Dios solo teoréticamente. No queremos ser exactos en todo en las
cartas sin conocer al Señor que las escribió. Nuestro único propósito
debe ser conocer al Señor, y como leemos, el temor del Señor es el
principio, el requisito para tal conocimiento. Concluyendo:

12
Verdades Bíblicas, http://www.jba.gr/es/index.htm

Eclesiastés 12:13-14
“El fin de todo discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus
mandamientos; porque esto es el todo del hombre.”

Tassos Kioulachoglou

Traducción al Español:
Aleida López de Steinmetz

13