Está en la página 1de 68
Ingeniero Antonio Zárate Negrón, estudioso de las potencialidades del ser humano. Potencial humano y cambio
Ingeniero Antonio Zárate
Negrón, estudioso de las
potencialidades del ser
humano.
Potencial humano y cambio
María Concepción
Rodríguez Nieto
Página 3
¿Qué es la inteligencia?
María Eugenia Rangel
Domene
Página 11
El potencial
La inteligencia
al alcance de todos
Myrna Estela Rosas Uribe
Página 13
humano
El potencial
de nuestra memoria
a través de la vida
Ernesto O. López Ramírez
Página 16
Un camino
La capacidad humana
en las organizaciones
complejas
Luis García-Calderón Díaz
Página 22
hacia el éxito
El arte y las humanidades
en el desarrollo
Salvador Aburto Morales
Página 30
Los ingredientes
de la voluntad
José Luis Díaz
Página 7
Director
Luis Eugenio Todd
CONOCIMIENTO Número 58, del 20 de julio al 2 de agosto de 2007
www.conocimientoenlinea.com
CONFERENCISTAS INVITADOS CONFIRMADOS Francesca Baletto Massachusetts Institu- te of Technology Valeri Petkov Central

CONFERENCISTAS

INVITADOS

CONFIRMADOS

Francesca Baletto Massachusetts Institu- te of Technology

Valeri Petkov

Central Michigan

University

Andreas Leson Fraunhofer Institut für Werkstoff-und Strahl- technik

Jesús Dorantes

IFUASLP

Ziyou Li

University of

Birminham

Miguel Kiwi Universidad Católica de Chile

Facundo Ruiz

FC-UASLP

Miguel José Yacamán UT-Austin

Amanda Barnard University of Oxford

Jaroslaw Drelich Michigan Technologi- cal University

Guillermo Bozzolo

NASA

Regine Hedderich, Forschungszentrum Karlsruhe Institut für Nanotech- nologie

XVI Congreso Internacional en Investigación de Materiales

Cancún, México, Agosto 19 - 23, 2007

Simposio

1:

Cancún, México, Agosto 19 - 23, 2007 Simposio 1: materiales nanoestructurados y nanotecnología El objetivo

materiales nanoestructurados y nanotecnología

Simposio 1: materiales nanoestructurados y nanotecnología El objetivo del Simposio de Materiales Nanoestructurados y

El objetivo del Simposio de Materiales Nanoestructurados y Na- notecnología es el de ser un foro internacional sobre los últimos avances en nanomateriales, investigación, y educación en nano- tecnología. Los tópicos principales serán la síntesis, procesos, caracterización y modelado de nanomateriales y nanocompósi- tos. Además, el simposium explorará la relación entre propieda- des y estructura en nanoescala; el entendimiento de los fenóme- nos fundamentales en sistemas nanoscópicos y procesos, inclu- yendo la interfase entre nanotecnología y biología; aplicaciones de materiales nanostructurados y sistemas, y el desarrollo indus- trial de materiales y sistemas a escala nanoscópica.

La fecha límite para la recepción de resúmenes es Mayo 17, 2007.

CHAIRPERSON

Dr. Sergio Mejía Rosales

Universidad Autónoma de Nuevo León

CO-CHAIRPERSON

Dr. Jesús González Hernández CIMAV

Dr. Claudia Gutiérrez Wing Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares

Dr. Eduardo Pérez Tijerina Universidad Autónoma de Nuevo León

CONTACTO:

Teléfono: [52] 81 8329 4030 ext. 6168 Fax: [52] 81 8352 2954 E-mail: smejia@fcfm.uanl.mx

Dr. José Luis Rodríguez López Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica

Dr. Mauricio Terrones Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica

��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

��

Desarrollo industrial y aplicación de nanomateriales Membranas nanoestructuradas, capas y recubrimientos Pruebas nanomecánicas Nanotubos, Nanorods, Nanoalambres y estructuras similares Nanocompósitos orgánicos- inorgánicos Proceso de materiales Biológicos y Biomiméticos Nanotecnología para el futuro:

Medio ambiente y Salud Síntesis y funcionalización de nanopartículas Técnicas de caracterización de materiales Dispersión y síntesis de Nanomateriales Modelado y Simulación molecular de Nanomateriales Educación de la Nanotecnología

Presidente Ingeniero Juan Antonio González Aréchiga Director de Comunicación Social del Gobierno del Estado

Presidente Ingeniero Juan Antonio González Aréchiga Director de Comunicación Social del Gobierno del Estado Licenciado Omar Cervantes Rodríguez Ingeniero Xavier Lozano Martínez M. C. Silvia Patricia Mora Castro Doctor Mario César Salinas Carmona Doctora Diana Reséndez Pérez Doctor Alan Castillo Rodríguez Ingeniero Jorge Mercado Salas Director del Programa Ciudad Internacional Del Conocimiento Ingeniero Antonio Zárate Negrón

Del Conocimiento Ingeniero Antonio Zárate Negrón Director General Doctor Luis Eugenio Todd Director

Director General Doctor Luis Eugenio Todd Director Editorial Félix Ramos Gamiño Secretario Editorial Maestro Rodrigo Soto Educación Profesor Ismael Vidales Delgado Ciencia en Familia Licenciado Juan Roberto Zavala Ciencias Económicas y Sociales Doctor Jorge N. Valero Gil Ciencias Básicas y del Ambiente Doctor Juan Lauro Aguirre Desarrollo Urbano y Social Ingeniero Gabriel Todd Ciencias Médicas Doctor David Gómez Almaguer Ciencias Políticas y/o de Administración Pública Contador Público José Cárdenas Cavazos Ciencias de la Comunicación Doctora Patricia Liliana Cerda Pérez La Ciencia es Cultura Licenciado Jorge Pedraza e ingeniera Claudia Ordaz Educación Física y Deporte Doctor Óscar Salas Fraire Las Universidades y la Ciencia Doctor Mario César Salinas Redacción Licenciada Alma Trejo Licenciado Carlos Joloy Diseñador Licenciado Víctor Eduardo Armendáriz Ruiz Arte Gráfico Arquitecto Rafael Adame Doria Circulación y Administración Profesor Oliverio Anaya Rodríguez

LA REVISTA CONOCIMIENTO ES EDITADA POR LA COORDINACIÓN DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA DE NUEVO LEÓN, Y ABRE SUS PÁGINAS A LAS INSTITUCIONES DE EDUCACIÓN SUPERIOR PARA LA PUBLICACIÓN DE ARTÍCULOS Y NOTICIAS DE CARÁCTER CIENTÍFICO. TELÉFONOS

EN LA REDACCIÓN: 83 46 74 99 Y 83 46 73 51 info@conocimientoenlinea.com

REGISTRO SOLICITADO PREVIAMENTE CON EL

NOMBRE DE CONOCIMIENTO.

LAS OPINIONES EXPRESADAS EN LOS ARTÍCULOS SON RESPONSABILIDAD EXCLUSIVA DE SUS AUTORES.

LOS ARTÍCULOS SON RESPONSABILIDAD EXCLUSIVA DE SUS AUTORES. Potencialidades y debilidades humanas L os seres humanos

Potencialidades y debilidades humanas

L os seres humanos tenemos en nuestra evolución cerebral muchos rasgos que nos diferencian de los primates; uno de ellos –y no el de menos importancia por cierto- lo constituye nuestra capacidad de crear y transmitir conocimientos.

Sin embargo, a la par de estas potencialidades, los genes del homo sapiens también

llevan insertas debilidades, no sólo en términos biológicos, sino también evolutivos, por su innata capacidad filosófica de autodestrucción, que se equilibra con la de creatividad. Esto hace del diagnóstico del homo sapiens un proceso muy complejo

y difícil de evaluar.

En fecha reciente, hombres de ciencia llegaron a señalar que, con base en estudios realizados por Francis Crick, la bioquímica del comportamiento aumenta el potencial humano, y que hormonas como la serotonina y la endorfina pueden hacer progresar el esfuerzo del cerebro por encontrar su máxima profundidad en la conciencia, que es la percepción del conocimiento abierto a la realidad.

Estos temas biológicos, profundos y sustanciales, han sido aprovechados por los fenicios de nuestros tiempos, para generar lo que pomposamente llaman procesos de éxito, según los cuales un ser humano que es apto para pensar, analizar y

sintetizar, tiene además la capacidad de engañar; puede tener éxito en los negocios

y ser un potentado financiero, y así aprovechar la habilidad creativa que Dios le dio,

en su propio beneficio.

En contraposición a estas actitudes, en esta edición ponemos como positivo ejemplo al ingeniero Antonio Zárate, estudioso de los tiempos y de las características del mercado; de la innovación y la creatividad, acorde con la competitividad internacional, que ha sabido aprovechar su potencial humano y su desarrollo personal, y ha logrado crecer en muchas áreas del conocimiento.

Sobre este particular, Keith Raniere, uno de los hombres con más alto coeficiente intelectual en el mundo de nuestros días, sostiene que los seres humanos somos como larvas pasivas que requerimos de un fuerte estímulo externo para extraer todo nuestro potencial y nuestra creatividad, propiciando así la investigación y el mejoramiento del mundo que nos rodea.

También hablan en torno a esta temática, expertos en psicología, en sociología y en el mundo de los negocios; en otras palabras, se combina, en un análisis pleno de seriedad profesional, lo helénico y lo fenicio –el humanismo y el mercado- combinación que siempre ha sido compleja por nuestra natural deformación generacional.

Para finalizar, creemos de vital importancia enseñar a nuestros hijos que estamos dotados de un cerebro que es una maravilla, capaz de desarrollar al máximo sus fórmulas positivas, siempre y cuando no lo dejemos intoxicarse por la sociedad del consumo, por las drogas, el alcohol, el cigarro y otras adicciones que no son sino fórmulas infalibles de autodestrucción.

Ojalá abrevemos estos conocimientos para nuestro beneficio.

Pienso, luego existo D E S C A R T E S 1596 a 1650

Pienso, luego existo

DESCARTES

1596 a 1650

Pero, la naturaleza humana es así.

El potencial humano: un camino hacia el éxito
El potencial humano: un camino hacia el éxito

El potencial humano: un camino hacia el éxito

www.conocimientoenlinea.com

un camino hacia el éxito www. conocimientoenlinea .com info @conocimientoenlinea.com Número 58, del 20 de julio

info@conocimientoenlinea.com

www. conocimientoenlinea .com info @conocimientoenlinea.com Número 58, del 20 de julio al 2 de agosto de

Número 58, del 20 de julio al 2 de agosto de 2007

Número 58, del 20 de julio al 2 de agosto de 2007 La potencialidad humana 3

La potencialidad humana

3

6

7

11

13

16

20

22

28

30

35

37

40

42

44

46

47

53

Cultura y Ciencia

60

Festejan el centenario de Frida Kahlo

BioMonterrey

62

Apoyará el Grupo Monsanto el Congreso Bio Monterrey 2008

Apoyará el Grupo Monsanto el Congreso Bio Monterrey 2008 Página 64 Potencial humano y cambio Ciencia

Página 64

Potencial humano y cambio

Ciencia y desarrollo del potencial humano, una fructífera simbiosis

Los ingredientes de la voluntad

¿Qué es la inteligencia?

La inteligencia al alcance de todos

El Potencial de nuestra memoria a través de la vida

Calidad personal

La capacidad humana en las organizaciones complejas

Potencialidades de la sensibilidad

El arte y las humanidades en el desarrollo

la sensibilidad El arte y las humanidades en el desarrollo La asertividad, como proyecto de vida

La asertividad, como proyecto de vida para buscar la excelencia

La resiliencia o la capacidad de superar riesgos y adversidad

Las cuatro columnas básicas de una esperanza de vida sana

La grandeza del hombre ante la muerte

El Zaratrusta que todos llevamos dentro

Algunas características del Potencial humano

Ese cuento ya me lo sé

De punto rojo a caja negra

Potencial humano

y cambio

Potencial humano y cambio Las personas tienen una capacidad de innovación que se refleja en la

Las personas tienen una capacidad de innovación que se refleja en la adaptación y transformación continua de la cultura, sociedad, ciencia y persona

contextos durante la vida y capacita para adaptarse, cambiar e innovar

a través del ingenio, cuidado y

creatividad humana. En el presente,

la complejidad e incertidumbre ha

aumentado en múltiples aspectos de

la vida real, y ofrece oportunidades

de cambio, al tiempo que extiende los límites del potencial humano (Morrison, 2007).

Doctora María Concepción Rodríguez Nieto

Laboratorio de Cognición Facultad de Psicología / UANL lic_cony@yahoo.com

E l potencial de cambio es un

atributo de las personas, que

les permite desarrollarse y

gozar de bienestar sin afectar a otros,

ejerciendo su capacidad de elegir de acuerdo con su propio y libre deseo.

Es el desarrollo realizado por la gente

con su participación en las actividades

y en los procesos que definen sus

vidas.

A lo largo de la historia de la humani-

dad se han generado y probado muchas ideas en los ámbitos físico, biológico, psicológico y social (Proyecto, 2061) producidas por el potencial de las personas para pensar, observar, experimentar, crear, trasformar, analizar y valorar los resultados en su entorno interno y externo. Algunas efectos han sido positivos; otros, negativos, y otros, cuestionables. Sin embargo, estas ideas y acciones reflejan la capacidad del hombre de transformarse a sí mismo y a su entorno natural y social.

CAPACIDADES HUMANAS Desde que nace, la persona inicia un proceso de aprendizaje para adquirir conocimientos, habilidades y actitudes que le irán permitiendo responder a las

diferentes situaciones que se presenten

a lo largo de la vida. Va adquiriendo la

capacidad de adaptarse y transformar las situaciones que se le presentan. La persona crea explicaciones, creencias

y valores del mundo, producto de sus

experiencias cotidianas y aprendizaje

en la escuela, familia, instituciones culturales, deportivas, políticas, religiosas, etcétera. El potencial de cambio permite la transformación de estas concepciones del mundo por la presencia de nuevas vivencias e información que llevan a un diferente nivel de entendimiento y acción.

El aprendizaje es un proceso que se desenvuelve en una diversidad de

POTENCIALIDADES Y METAS El aprendizaje le otorga al ser humano el potencial de aplicar las herramientas, información y conocimientos pertinentes a los

problemas y oportunidades que se

le presentan en su vida (Morrison,

2007).

Por tanto, puede ser asociado a metas personales, como el automejo- ramiento, metas económicas para lograr conocimientos, habilidades

3

Potencial Humano
Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano El aprendizaje le otorga al ser humano el potencial de aplicar las herramientas, información

El aprendizaje le otorga al ser humano el potencial de aplicar las herramientas, información y conocimientos en labores que le permitan obtener sustento y participación civil.

y actitudes que le permitan laborar para obtener el sustento, y las metas sociales para acceder a una mayor participación y compromisos cívicos (Morrison, 2007).

En su devenir histórico y ontológico, los individuos han tenido visiones que rechazan los límites de la reali- dad actual y de las expectativas de futuro y que han estado dispuestos a comprometerse y hacer el esfuerzo para lograrlas (Papert y Cavallo, 2001). En ocasiones, estas visiones se relacionan con sueños personales; en otras, con la humanidad.

El potencial humano de cambio permite transformar estas visiones en proyectos personales, como disfrutar e impulsar el desarrollo de una persona querida, y en proyectos de bienestar social, como la mejora en salud física y mental, el cuidado del medio ambiente, etcétera.

POTENCIALES MÚLTIPLES El ser humano tiene múltiples potenciales que es capaz de desarrollar como objetivo personal y/ o social. Entre ellos está el potencial para:

Tener responsabilidad social, valorar el conocimiento de la educación, ciencia, cultura y deporte, el bienestar individual y colectivo. Lograr consensos a partir de la diversidad, entendiendo y aceptando que cada uno de nosotros puede tener perspectivas diferentes de una situación. Tener apertura a nuevas ideas, formas de vida, de interacción social, laboral, diversidad individual, cultural, social, educativa, religiosa, etcétera. Ser honesto consigo mismo y con los demás, comprendiendo los valores y objetivos individuales y sociales, saber hacia dónde dirigirse y por qué. Desarrollar la capacidad de crear, pensar, tomar decisiones, resolver conflictos, convivir en la diferencia, etcétera. Usar los conocimientos para resolver problemas y tomar decisiones en la certidumbre e incertidumbre; recibir información, analizarla y comprenderla, almacenarla y saberla aplicar en el futuro para la solución de problemas. Superar sus concepciones erróneas cuando encuentran o se les muestra evidencia, generando nuevas perspectivas sobre su visión del mundo. Examinar sus creencias, rechazarlas o modificarlas, de vivir con cuestiones relativas al bien y al mal y en ocasiones evaluar diferentes alternativas concretas en circunstancias específicas. Usar la lógica y las creencias en su percepción del mundo y toma de decisiones en su vida diaria. Aprender del error, analizando el por qué ocurrió y proponer acciones de cambio para mejorar. Aprender en las instituciones educativas y en la interacción social. Tener confianza en sí mismo para obtener éxitos y superar el fracaso. Tener un equilibrio afectivo y capacidad de adaptación al cambio. Trabajar en equipo, comunicarse y negociar con los otros. Tener conciencia de comunidad y participación, con actitudes de respeto y tolerancia. Tener iniciativa, espíritu emprendedor, motivación y la perseverancia en el trabajo. Someter a prueba sus percepciones del mundo o mantenerse en sus creencias y valores. Tener familias armoniosas dentro de una sociedad sana. Construir y mantener una sociedad civil participando activamente, compartiendo intereses y solucionando problemas en colaboración.

intereses y solucionando problemas en colaboración. Desde que nace, la persona inicia un proceso de aprendizaje

Desde que nace, la persona inicia un proceso de aprendizaje para adquirir conocimientos, habilidades y actitudes que le irán permitiendo responder a las diferentes situaciones que se presenten a lo largo de la vida.

4

Una de las principales necesidades actuales es la voluntad y capacidad para vislumbrar nuevas posibilidades para el desarrollo del potencial humano y, simultáneamente, con- cebir, explorar, probar y demostrar estrategias innovadoras por las que estas posibilidades puedan convertirse en una realidad para todos (Morrison,

2001).

CAMBIO INDIVIDUAL Y SOCIAL La historia, el presente y el futuro de la humanidad lo hacen las personas con sus potencialidades de cambio

individual y social al vivir aprendiendo

y desaprendiendo, creando y transfor-

mándose continuamente a sí mismas

y a la cultura, la sociedad y la ciencia.

El desarrollo del potencial humano implica dimensionar las necesidades, capacidades, acciones, oportunida-des

y logros del ser humano a partir de la

relación con su contexto.

Transformarse es una oportunidad maravillosa para que el quehacer individual y social sea fuente de progreso, felicidad y realización personal.

Es necesario que la persona ocupe su lugar y asuma las responsabilidades frente al mundo que la rodea, usando todo su potencial y su capacidad de elección para satisfacer las necesidades físicas, psicológicas, sociales y tecnológicas, científicas y espirituales.

FUTURO COMÚN El ser humano tiene el potencial de construir un futuro común con un desarrollo que satisfaga las necesida- des del presente, sin perjudicar a la sociedad, a la comunidad, a las personas ni al medio ambiente, y sin comprometer la capacidad de las siguientes generaciones para satisfacer las suyas.

El potencial humano de trans- formación existe; es decisión del ser humano si lo usa o no y la forma en que lo usa. Tengamos la visión de su uso para un mundo donde exista el bienestar colectivo presente y futuro.

mundo donde exista el bienestar colectivo presente y futuro. El ser humano tiene el potencial de

El ser humano tiene el potencial de construir un futuro común con un desarrollo que satisfaga las necesidades del presente.

María Concepción Rodríguez Nieto

Es licenciada en Psicología por la UANL y tiene una Maestría en Educación por la Universidad Regiomontana. Tiene también un Doctorado en Educación Internacional con especialidad en Tecnología Educativa, por la Universidad de Tamaulipas.

Referencias American Association for the Advancement of Science. Proyecto 20061 Educacion para un futuro cambiante.
Referencias
American Association for the Advancement of Science. Proyecto 20061 Educacion para un futuro
cambiante. Ciencia: conocimiento para todos en línea. Disponible en: http://www.project2061.org/esp/
publications/sfaa/online/chap6.htm. (2006).
Consultado el 7 de julio de 2007.
Morrison, T. Actionable Learning: A Handbook for Capacity Building Through Case Based Learning .
ADBI. ISBN: 4-89974-1-8. Disponible en: http://www.adbi.org/book/2001/06/01/393.capacity.building.case.
based/. (2001). Consultado el 5 de julio de 2007.
Morrison, T. Aprendizaje en proceso . SGI Quarterly. Soka Gakki Internacional. Disponible en: http://www.
sgi.org/spanish/inicio/quarterly/15/Perspectiva.html. (2007). Consultado el 5 de julio de 2007
Papert, S. y Cavallo, C. La propuesta de los Centros de Aprendizaje de la sociedad de la información.
Eduteka. Disponible en: http://www.eduteka.org/Tema4.php. (2002). Consultado el 5 de julio de 2007.

5

Potencial Humano
Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano

Ciencia y desarrollo

del potencial humano, una fructífera simbiosis

Doctora Patricia Liliana Cerda Pérez

Coordinadora del Centro de Investigaciones FCC/ UANL

cerda35@hotmail.com

E llos mantienen una relación

simbiótica. La ciencia y el

desarrollo del potencial hu-

mano están unidos desde hace siglos, en ciclos que incluyen casi todas las actividades del individuo; desde que nace, vive, se reproduce y muere, ambas se entremezclan en una especie de biología fructífera donde un organismo depende del otro para expandirse, crecer y mutuamente ayudarse.

Producto de la inteligencia y las des- trezas del hombre, la ciencia, cuando se aplica con un amplio sentido y perspectiva ética, enriquece aún más el intelecto, la conciencia y el medio ambiente del individuo y, por supuesto, de su comunidad.

A través de su relación, hemos podido

ver enormes prodigios. Desde la llegada del hombre a la luna hasta las evoluciones estelares experimentadas por siglos; desde las siembras nómadas rústicas, que permitían sólo la subsistencia de un pueblo, hasta la aplicación de la biotecnología para combatir las feroces hambrunas desatadas tanto por cambios climáti- cos como por graves e inequitativas distribuciones de la riqueza mundial.

BIOLOGÍA DEL DESARROLLO Con ellas, el hombre ha creado la biología del desarrollo, para estudiar los controles genéticos del crecimiento celular; analizado la evolución temporal de un sistema físico, para

cuantificar los cambios en el tiempo de un sistema; la sociología, la psicología

y en general las ciencias sociales, que

nos permiten entender los cambios en

6

las costumbres, los valores y las leyes que rigen a una sociedad.

Hoy podemos entender la evolución biológica mediante la transformación de las especies y, con ello, suponer de dónde venimos; en qué hemos derivado y, a lo mejor, algún día saber con precisión hacia dónde vamos como especie.

Conocemos nuestro ADN, y hasta qué enfermedades podríamos activar en el futuro, por lo cual la prevención es la palabra preferida ahora en todos los sistemas de salud mundial, algo impensable apenas hace 100 años.

GEOGRAFÍA DE LA VIOLENCIA Si esta relación se estrecha; si el desarrollo humano está eternamente

ligado a la ciencia, múltiples prejuicios, grandes avaricias enfocadas hacia políticas erróneas y malos entendidos

e ideas preconcebidas dañinas po-

drían desterrarse en la geografía de

la violencia, que lesiona a países y

zonas del mundo inmersas en crisis

económicas o en guerras.

Si fortalecemos esta unión, todos, independientemente de credos reli- giosos, creceríamos en diez años lo que no hemos podido hacer en siglos.

Patricia Liliana Cerda Pérez

Cursó el Doctorado en Ciencias de la Comunicación, con Especialidad en Periodismo, en la Universidad Complutense de Madrid, España. Obtuvo el Premio Nacional de Periodismo, carrera en la que se ha desempeñado durante más de dos décadas.

en la que se ha desempeñado durante más de dos décadas. La relación ciencia y potencial
en la que se ha desempeñado durante más de dos décadas. La relación ciencia y potencial

La relación ciencia y potencial humano, se puede apreciar desde la llegada del hombre a la luna hasta las evoluciones estelares experimentadas por siglos.

hasta las evoluciones estelares experimentadas por siglos. Otro ejemplo de este cambio es la evolución de

Otro ejemplo de este cambio es la evolución de las siembras nómadas rústicas, hasta llegar la aplicación de la biotecnología para combatir las feroces hambrunas.

de las siembras nómadas rústicas, hasta llegar la aplicación de la biotecnología para combatir las feroces
Potencial Humano Los ingredientes de la voluntad
Potencial Humano
Los ingredientes
de la voluntad

Doctor José Luis Díaz

Departamento de Historia y Filosofía de la Medicina Facultad de Medicina / UNAM jldiaz@correo.unam.mx

E n la consecución del poten- cial de cada ser humano inter- viene, de manera definitiva, la vo-

luntad, pues el conjunto de acti vidades mentales deliberadas, resolutivas y decisivas que tienden hacia el cum- plimiento de una finalidad u objetivo

implica habilidad para elegir entre disyuntivas haciendo uso patente del conocimiento.

Tanto

intención como en el esfuerzo hacia

formulación de la

en

la

su cumplimiento, hay una referencia hacia algo valioso y ausente. De hecho, el apremio y el querer la realización del valor son intrínsecos a la voluntad, que de esta manera se enlaza fuertemente no sólo al sistema afectivo y a otros conjuntos de actividades mentales, sino también al sistema cultural que configura la norma, en referencia a lo que se considera bueno y malo, permitido y prohibido, triunfo y derrota, éxito y fracaso.

SIGNIFICADOS DE VOLUNTAD Los diccionarios enlistan varios significados respecto del concepto de voluntad. Los más usuales son el deseo o la inclinación para actuar, la elección o intención, aquello que se desea, el proceso consciente de elegir, la acción dirigida a una meta, la capacidad mental que organiza la acción, de acuerdo con ideales o principios, y el poder de controlar las acciones y emociones propias.

Esta diversidad de significados revela la complejidad de la vida volitiva y la necesidad de plantear un modelo posible de ella. De esta manera, como sucede con otras facultades

7

Potencial Humano

Potencial Humano

mentales, se debe concebir la volun- tad como una capacidad compleja o compuesta por una serie de sistemas más particulares, que se engarzan para dirigir la acción en cauces definidos.

En la neurociencia cognitiva actual, se habla de funciones ejecutivas como aquellas operaciones ligadas particularmente al lóbulo frontal del cerebro que intervienen en la formulación de planes, toma de decisiones y regulación de las respuestas, en referencia particularmente a las consecuencias

de

los actos más que a las dificultades

en

su ejecución.

De esta manera, ha sido comparada

la función del director de orquesta; las funciones ejecutivas supervisan

a

o

modulan otras funciones afectivas

y

cognoscitivas para proveer a la

acción una dirección definida. Las áreas frontales que fundamentan estas funciones ejecutivas son significativamente las últimas por- ciones del cerebro en madurar plena- mente, tanto durante la evolución de los primates, como en el desarrollo del infante humano.

VIDA MENTAL PROPOSITIVA

El conjunto de actividades mentales

que tienden al cumplimiento de objetivos conforma la vida mental propositiva, la cual incluye la opera- ción más o menos concertada de varios sistemas o funciones mentales particulares, entre los cuales destacan la motivación, el deseo, la toma de decisiones, la intención y la modulación de la acción.

-La motivación es el conjunto de ten- dencias, disposiciones o impulsos que suelen engendrarse y desarrollarse inicialmente fuera de la conciencia con un fuerte tinte afectivo y una clara orientación resultante. -El deseo consiste en intensas emociones de apetencia y anticipa- ción (querer, anhelar o ansiar algo) acompañadas de una representación del objeto o fin deseados. -La voluntad también involucra inten- ciones y toma de decisiones además de una capacidad resolutiva de selección para planear y encauzar la acción en

8

de selección para planear y encauzar la acción en 8 Figura 1. Áreas frontales del cerebro

Figura 1. Áreas frontales del cerebro implicadas en las funciones ejecutivas propias de la voluntad

programas que se estiman eficaces o valiosos. Es conveniente distinguir la toma de decisiones que conducen a la acción, de la actividad impulsiva para la realización del fin u objetivo planeado o deseado. En ambos casos opera un factor que concebimos como intención. De esta manera, para comprender a la voluntad, es conveniente echar una mirada más cuidadosa a cada una de estas facultades y operaciones.

LA MOTIVACIÓN COMO CAUSA DE CONDUCTA Tradicionalmente se ha considerado la motivación como una causa de la conducta, que se encuentra estrecha- mente ligada a mecanismos fisiológicos de equilibrio u homeostasis, de tal manera que, habiendo salido de una homeostasis funcional, el organismo estaría impelido o “motivado” para recuperar el equilibrio perdido.

Desde luego que las conductas así motivadas existen, pero también se sabe que no son meros reflejos, sino que suelen ser objeto de regulación extrínseca al mecanismo fisiológico elemental, no sólo por parte de elementos cognoscitivos, sino por factores externos propiamente ecológicos y sociales.

Tales influencias afectan al compor- tamiento mediante una modulación de la respuesta de manera tal que en los seres humanos puede ocurrir una conducta orientada hacia la obtención de un objetivo no sólo en ausencia de una necesidad fisiológica, sino muchas veces en contra de ella, según se ve en los trastornos de la alimentación, en las huelgas de hambre o en los ayunos de orden religioso.

MOTIVACIONES SUJETAS

 

A

EXPECTATIVAS, JUICIOS

Así, un animal deshidratado se

Y

VALORACIONES SUBJETIVAS

sentiría sediento como parte inicial del

De

esta manera, se puede compro-

mecanismo de homeostasis, en tanto

bar que aun las motivaciones

que la búsqueda del agua y la conducta

aparentemente más elementales

de beberla serían el dispositivo

y

fisiológicas están sujetas a

homeostático de retro-alimentación.

expectativas, juicios o valora-

Las decisiones implican la selección y eliminación de posibles trayectorias y cursos de acción. ciones

Las decisiones implican la selección y eliminación de posibles trayectorias y cursos de acción.

ciones cognoscitivas. De hecho, es

Deshidratación - sed - búsqueda de

duda debe estar registrado también en

precisamente esta flexibilidad en la

el

cerebro debido a la memoria.

conducta dirigida hacia un objetivo lo que le confiere a la motivación una

La

ligazón intrínseca que se estable-

propiedad genuinamente psicológica,

ce entre el estado motivacional

en el sentido de que no se trata de

y

el afectivo es directa, pues el

una especie de reflejo, como sería la siguiente cadena de eventos:

agua - beber - saciedad

estado fisiológico de desequilibrio (deshidratación) no sólo se siente como un estado mental (sed), sino también acontece que este estado se percibe como intrínsecamente desa-

EL DESEO: EMOCIÓN PROPOSITIVA

Se puede decir que el efecto psicológico de la sed es hacer de la saciedad su objetivo directo, lo cual trasciende el mecanismo fisiológico para convertirse en un mecanismo no sólo motivacional y afectivo, sino también cognoscitivo. La motivación entendida de esta manera constituye una actividad

gradable, en tanto que el estado de corrección, tanto la conducta de beber, como la resultante de restablecer la homeostasis de los líquidos y electrolitos en la sangre, se perciben como intrínsecamente agradables (saciedad).

cognoscitiva porque, al estar guiada la

El

deseo implica querer o anhelar algo

conducta por un objetivo ausente, es lógico plantear que debe existir algún

con anticipación o representación del objeto o del objetivo lejano

tipo de representación de ese objetivo

o

perdido, pero que se considera

para que ocurra.

apetecible y grato. El apremio y el

De esta manera, la conducta no está guiada simplemente por un estímulo fisiológico interior, como sería la deshidratación, o incluso por su aspecto o consecuencia psicológicos, como sería la sed, sino por la brecha o pulsión entre un estado fisiológico tal y como se siente y un estado potencial de satisfacción que sin

querer la realización o el disfrute de

un valor son intrínsecos al deseo. En

este punto, la palabra valor hace una

referencia general de algo deseable

y ausente. El deseo es una emoción

propositiva que opera en la esfera de

la voluntad y que ha sido objeto de

numerosas teorías e interpretaciones. Doctrinas tan distantes entre sí, como

el budismo, la filosofía de Spinoza o el

psicoanálisis de Freud le adjudican un papel fundamental en la conformación de la mentalidad y la personalidad humanas. El propio Hegel consideraba

al deseo como aquello que llena el vacío

que se establece entre sujeto y objeto.

Los filósofos de la mente en general consideran al deseo una actitud proposicional, en el sentido de que todo deseo implica la representación de una satisfacción.

La liga entre deseo y satisfacción -ya lo hemos visto- es muy directa e intensa, pero puede plantearse que debe ser muy diferente entre los diversos animales y las personas, o incluso entre instancias particulares de deseo. Hay sin duda deseos simples, como el mencionado del agua requerida para saciar la sed, pero los hay mucho más complejos, en especial aquéllos que requieren una deliberación, una toma de decisiones y la elección de un curso de acción entre muchos posibles, mediante intenciones particulares.

TOMA DE DECISIONES La intención es un factor o función mental que dirige la acción con base en motivaciones, tendencias,

disposiciones o impulsos usualmente inconscientes; poseen un tinte afectivo

y una dirección determinada. Existen

intenciones inconscientes e inmedia-

tas antes de la ocurrencia de cualquier movimiento voluntario, pero hay otras que se gestan de una manera mucho más deliberada, de acuerdo a objetivos

y expectativas. En este caso, más que

de intenciones, podemos hablar de toma de decisiones. En la decisión ocurre una evaluación de motivos, pulsiones o impulsos, de tal manera que puedan ser seleccionados aquéllos que se consideren más convenientes o útiles en la dirección de la acción y la consecución de un objetivo.

De esta forma, las actitudes propo- sitivas, como tradicionalmente se considera la creencia o el deseo, conducen a una deliberación sobre la utilidad esperada y el costo de la búsqueda y adquisición de un bien o valor. Finalmente, y como consecuencia de la deliberación propia de la toma de decisiones, se adoptan los programas de acción que se estiman eficaces o valiosos. Desde

9

Potencial Humano
Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano

el punto de vista neurofisiológico, estos procesos implican la activación de zonas afectivas y cognoscitivas que desembocan en la activación de zonas frontales, donde la decisión se convierte en una intención y ésta en un programa de acción.

LIBRE ALBEDRÍO Un elemento sumamente polémico en referencia a la voluntad es el llamado “libre albedrío”; o sea, la capacidad de elegir libremente entre varias disyuntivas, y que constituye una pieza clave de la ética y de la religión. Independientemente de la discusión filosófica en referencia a la existencia del libre albedrío, en aparente oposición con un determinismo natural, podemos plantear que la voluntad puede ser estratificada en cuatro niveles de operación:

Un nivel cero ocurre cuando, al presentarse un estímulo, se desenca- dena una acción sin la necesidad de que exista un procesamiento elaborado de información. Este nivel está constituido por conductas tróficas, en donde la acción depende directamente del estímulo, como ocurre con los reflejos. En el nivel uno, la elección de una alternativa se realiza de acuerdo a una utilidad esperada; es decir, existe ya una evaluación de alternativas. Sin embargo, el mecanismo de selección se ve regido por la correcta percepción de las contingencias ambientales y el contexto. Se trata de una aplicación del conocimiento sensorial. En el nivel dos de la voluntad, se puede hablar de la elección de una conducta debida a un proceso mental más elaborado, donde existe una representación y un cotejo de posibles cursos de acción; es decir, en donde la elección ya tiene un contenido mental. Finalmente, en el nivel tres, la voluntad estaría regulada por mecanismos aún más complejos, donde operaría en especial la inhibición por creencias y valores de posibles cursos de acción, aun de aquéllos impulsados por deseos y motivos.

En

los

niveles

más

elaborados

de

la

voluntad,

la

identidad

personal

10

de la voluntad, la identidad personal 10 Los objetos del deseo en el arte y la

Los objetos del deseo en el arte

y la literatura suelen estar ligados

a la belleza y a la gratificación sexual.

adquiere un sello más definitivo, pues las pulsiones y motivaciones suelen ser múltiples en intensidad y dirección, en tanto que las intenciones y decisiones se toman deliberadamente, de acuerdo no sólo con tendencias, sino con proyectos cuya elaboración requiere de selección e inhibición, tanto de impulsos y motivaciones, como de cursos posibles de acción.

INDIVIDUALIDAD O ESENCIA PERSONAL La función de la voluntad es entonces el dar cierto sentido a la existencia, y es ese curso lo que de manera más clara define a un individuo, tanto para sí mismo como para los otros. Es en esta

esfera en la que se integra de manera más concreta la individualidad o la esencia de una persona, haciendo eco del conocido aserto: “por sus hechos los conoceréis.” En relación estrecha con esta función de individuación, en el entendimiento de la voluntad es importante considerar el factor que popularmente se llama “fuerza de voluntad”: el grado de determinación, firmeza y resolución con el que un sujeto es capaz de llevar a cabo sus decisiones, intenciones o deseos.

Abraham Maslow ha propuesto en Motivación y Personalidad (1954) un esquema de cinco jerarquías para las motivaciones humanas. Las más fundamentales son de orden fisiológico, como el hambre, la sed o el apetito sexual; a continuación están las de seguridad o protección física; más arriba en la escala, se enlistan las motivaciones sociales de pertenencia, aceptación o amistad luego las de estima, como el prestigio, respeto, honor o autonomía, y finalmente las de auto-realización: el emprender lo que a uno le gusta, realizar los talentos, satisfacer ideales personales o cumplir con una vocación.

De esta forma, la necesidad de realizar el propio potencial ha sido considerada por Maslow la más alta motivación del ser humano, de tal manera que la personalidad entera se define y orienta con referencia a ella.

José Luis Díaz

Es licenciado en Economía por la Universidad Iberoamericana; tiene una maestría por la UNAM, y es doctor en Filosofía por la Universidad Iberoamericana, institución en la cual también realizó su especialización en Psicología Terapéutica.

Referencias Maslow, A. Motivación y Personalidad. 1954. Schroeder, T. Three faces of desire . Oxford:
Referencias
Maslow, A. Motivación y Personalidad. 1954.
Schroeder, T. Three faces of desire . Oxford: Oxford University Press. 2004.
Thagard, P. Mind: Introduction to cognitive science (2nd ed.). Cambridge, MA: MIT Press. 2005.
Marks, J. (editor). The Ways of Desire. Precedent.1986.
Potencial Humano ¿Qué es la Inteligencia?
Potencial Humano
¿Qué es
la
Inteligencia?

Doctora María Eugenia Rangel Domene

Remedia Clínica remediaclinica@prodidy.net.mx

Yo no quería hablar; tenía miedo de que se enojara mamá. No podía dormir, o me dolía la cabeza, y me bañaba. Una vez, me estaba bañando y ví una gotita de agua que resbalaba, y pensé que si reventaba esa gotita, iba a poder reventarlas todas; iba a poder hablar y decir todo”.

Este breve relato de una niña de seis años en una primera entrevista, que sufrió abuso sexual, nos deja saber que es una pequeña de inteligencia brillante. Sin embargo, su futuro no depende sólo de la inteligencia, aunque es de gran ayuda, sino del tipo de la personalidad, la integración emocional y la elaboración que hará para la adaptación.

La inteligencia -en términos muy simples- es la capacidad de resolver problemas, cualesquiera que éstos sean. En forma más precisa, involucra factores generales (g) y factores específicos (e), como lo describe Spearman desde 1927.

Los factores generales conciernen a operaciones de naturaleza deductiva, velocidad, intensidad y exactitud en

la salida de información intelectual de una persona, tales como razonamien- to, comprensión y prueba de hipótesis; mientras que los factores específicos tienen que ver con procesos de re- conocimiento, memoria de evocación inmediata y remota, habilidades viso- motoras, atención o concentración, entre otras.

FACULTADES DE LA INTELIGENCIA Antes de él, Binet (Binet y Simón, 1905) consideran la inteligencia como el conjunto de facultades: juicio, senti- do práctico, iniciativa y capacidad, para adaptarse a las circunstancias, con base en un criterio empírico. Terman (1921), la define como la capacidad para realizar pensamiento abstracto.

Jean Piaget (1955) uno de los investigadores más sólidos de la inte- ligencia, en su epistemología genética, concibió la inteligencia como una forma de adaptación biológica del individuo al ambiente, organización y adaptación. La organización es la tendencia a combinar dos a más esquemas independientemente en

un esquema integrado de orden superior. La adaptación tiene dos procesos complejos: asimilación y acomodación.

La asimilación to-ma información y experiencias y las ajusta a esquemas previos o conceptos que ya se dominan.

Es decir, los acomoda. Por su parte, la acomodación modifica los esquemas o estructuras cognoscitivas para integrar la nueva información y experiencias. Se amplía también el contenido.

La asimilación y acomodación generan estructuras, esquemas móviles, que cambian con la edad.

De esta manera evolutiva va pasando por estadíos. Desde el período sensorio motor, el sub-período de pensamiento preoperacional, operaciones concre- tas, operaciones formales, y nociones de cantidad, lógica, números, tiempo, movimiento y velocidad. Cada período cada vez más complejo, alcanza su propio fin. Esta visión de la inteligencia de Piaget contrasta con el concepto numérico o estático,

11

Potencial Humano
Potencial Humano

Potencial Humano

que tienen muchas personas sobre la

EJECUCIÓN:

tiene más demandas que recursos,

inteligencia:

Claves:

Velocidad, exactitud en el

se van erosionando las funciones

PRUEBAS PARA MEDIR LA INTELIGENCIA Fue Wechsler (1958) quien estudió

aprendizaje de material o símbolos sin significado. -Figuras Incompletas: Memoria visual, atención a detalles.

adaptativas y presentan un colapso. Pueden provenir de la fuerza de los impulsos, la capacidad para la regulación de los mismos y

sistemáticamente la inteligencia y

-

Cubos: Capacidad de reproducir diseños

control; el contacto con la realidad

estandarizó las pruebas para medirla,

y patrones abstractos, percepción visual.

y

su interpretación, como vemos

según la posición relativa que guarda

-

Historias: Interpretación de situacio-nes

en las psicosis, los trastornos del

pensamiento, la ideación, trastornos

el individuo con su grupo de edad

sociales, secuencia y alerta visual.

cronológica.

Rompecabezas: Capacidad de reproducir formas de memoria, retención visual.

-

de

los mecanismos de defensa que

la percepción como alucinaciones,

Dice: “la inteligencia es el conjunto

-

El rango de calificación es:

usa la persona y de una forma muy

o capacidad global del individuo

Muy Superior

Superior

Normal Brillante

Promedio

Normal Bajo

Limítrofe

130 –para arriba

importante las relaciones o vínculos

de actuar de un modo propositivo,

120 – 129

con los objetos de amor en la infancia

pensar de un modo racional y

110 – 119

y, posteriormente, las relaciones

enfrentarse efectivamente con

90 – 109

interpersonales, entre otras.

su ambiente” Se compara con

80 – 89

capacidad diferente en términos

70 – 79

EL SER HUMANO, COMPLEJO

tanto cuantitativos como cualitativos,

Deficiencia Mental 69 – para abajo

Lo

que deseo subrayar es que un ser

y reconoce que la inteligencia no es la mera suma de las capacidades, porque depende de la manera en

Medir la inteligencia tiene numerosas ventajas:

humano es mucho más complejo que uno solo de sus atributos.

que éstas se combinan y la iniciativa

En la psicología clínica, aporta el

La

desventaja de medir la inteligencia

 

es

si se pierde esto de vista y se

individual. Asume un punto de vista práctico al afirmar que ésta se conoce por aquello que nos permite hacer.

Las puntuaciones en las pruebas de inteligencia no son idénticas con aquellos que se implica como tal.

Con él perdió por completo el significado de edad mental e introdujo el C. I. o coeficiente de inteligencia, estandarizado, con una media de 100. Una ventaja de este método es que hace la variabilidad del C. I. constante de un grupo de edad a otro, y en relación con su edad cronológica.

Consiste en once puntos. Seis están agrupados en la Escala Verbal, y cinco en la Escala de Ejecución, y los once se promedian para dar un C. I. total, y miden lo siguiente:

conocimiento cualitativo para saber cuándo, por qué, ante qué circuns- tancias descienden o mejoran ciertas funciones.

El ser humano es una unidad; no se puede separar en aspectos intelectuales y aspectos emocionales. De hecho, en pacientes con depresión se van a lentificar los procesos de pensamiento y habrá retardo psicomotor. La angustia es fuente de numerosas altas y bajas en el funcio- namiento.

Cualquier sufrimiento en todas las edades se verá reflejado en la organi- zación general de la personalidad.

La inteligencia emocional no es más que otra forma de dar frente a los problemas.

etiqueta en categorías diagnósticas que no nos dicen nada respecto a ese ser único, individual, con su propia historia.

Lo mismo sucedería para los niños considerados superdotados. La experiencia revela que los niños sobredotados con frecuencia integran bien la personalidad, y rebate el prejuicio de que son más infelices. También he visto jóvenes que, catalogados así, se pasaron los años buscando llenar las expectativas que otros tienen de ellos, y tan enfermos emocionalmente, como niños menos inteligentes. El peso no está ahí. Ser muy talentosos es un privilegio, una gran cualidad, un don para utilizarlo en la búsqueda del bienestar.

VERBAL:

- Información: Información, conocimiento general, memoria remota, educación.

- Comprensión: Conocimiento prác-tico, juicio social, soluciones lógicas.

- Aritmética: Concentración, razona-

miento matemático, secuencias.

- Semejanzas: Relación y pensamiento

abstracto, asociación de ideas abstractas.

- Dígitos: Alineación, concen-tración,

memoria Inmediata, secuencia.

- Vocabulario: Conocimiento de palabras, lenguaje expresivo, vocabulario.

12

Con frecuencia observamos que exageradas demandas del mundo interno y externo mermarán las capacidades de las personas, tanto intelectuales como emocionales. Si

La inteligencia, el lenguaje, la razón,

tienen un sentido vividamente

humano, si nos permite caminar

en compañía de otros. El amor, me

atrevería a decir, va a ser el cimiento que hace florecer la personalidad, incluida ahí la inteligencia.

María Eugenia Rangel Domene

Es doctora en Psicología Clínica por la Union and Experimenting College and University, de los Estados Unidos, y psicoanalista por el Instituto Regiomontano de Psicoanálisis. De 1985 a 1991 fue directora de Educación Especial de la Secretaría de Educación y Cultura en el Gobierno de Nuevo León.

Su desarrollo depende en gran medida del entorno

LA INTELIGENCIA

AL ALCANCE DE TODOS

Doctora Myrna Estela Rosas Uribe

Psicoterapeuta Investigadora / UV

meru100@netvoice.com.mx

E n los organismos vivos más

avanzados, la evolución ha hecho

posible la estructuración de

zonas especiales, que toman a su cargo la dirección de su existencia y de sus relaciones con el medio circundante. Dichas zonas, cuando tienen un alto grado de complejidad, reciben el nombre de cerebro. Éste constituye la máxima expresión de la diferenciación entre el ser humano y el resto de los animales, ya que desde finales del siglo XVIII se sabe que es el centro de la inteligencia (Whittaker, 1971).

La inteligencia explica el desarrollo, autonomía y dominio del medio que ha alcanzado el individuo a lo largo de la evolución. Al estudiarla, se ha incursionado en un campo complejo

e interesante, con una gran riqueza y

controversia; tanta, que han existido los partidarios de que se hereda,

los que defienden el poder que el ambiente tiene para desarrollarla y los que aceptan la participación de ambos factores, y la falta de acuerdo entre ellos ha sido ocasión de muchas páginas escritas.

Sin embargo, ante el hecho de que la herencia y el ambiente se encuentran en una constante interacción en todos los aspectos del ser humano, la manifestación de la inteligencia no es una excepción. A partir de la década de los 60 del siglo XX, las neurociencias han permitido obtener más información en este sentido,

y han llevado a comprender más el

tema (Clark, 2002). Sí es posible que los niños lleguen a ser mentalmente sobresalientes a través de su potencial superior, combinado con un ambiente también superior.

LA MENTE HUMANA Y LA EVOLUCIÓN BIOLÓGICA Haciendo un poco de historia, en los antecedentes del concepto de inteligencia, se encuentra que en 1859 Darwin ubicó a la mente humana en el marco de la evolución biológica, al sostener que el comportamiento humano, al igual que los caracteres físicos, está sujeto a los mecanismos básicos de evolución y selección natural (Thorndike & Hagen, 1970). Diez años después, su influencia alcanzó a Galton, cuando éste eliminó de su teoría el ambiente, y defendió que nada podía agregarse o sustraerse a la inteligencia que se trae al nacer (Clark, 2002). Ambos sostenían puntos de vista referidos a un desarrollo predeterminado de la inteligencia, como el planteamiento posterior de Gesell (1977), que sostenía la importancia de la herencia en el comportamiento infantil frente a las teorías defensoras de la influencia del ambiente.

Desde 1905, Binet no estuvo de acuerdo con tal postura, y defendió

que la inteligencia era educable; no obstante, su pensamiento se volvió

a escuchar precisamente hasta la

década de los años 60. Conforme

ha ido creciendo el conocimiento acerca del cerebro y su relación con

la inteligencia y el aprendizaje, se

ha sustentado cada vez más lo que

él propuso. De la misma forma ha

sucedido con las ideas de Guilford y Montessori, que también defendieron su educabilidad, y las de Piaget, que aunque le daba importancia a la genética, igualmente consideró al ambiente (Rosas-Uribe, 1994).

igualmente consideró al ambiente (Rosas-Uribe, 1994). Charles Robert Darwin 1809 - 1882, biólogo británico que

Charles Robert Darwin 1809 - 1882, biólogo británico que sentó las bases de la moderna Teoría de la Evolución, al plantear el concepto de evolución de las especies a través de un lento proceso de selección natural.

Darwin fue el quinto hijo de una familia inglesa rica y sofisticada. Después de graduarse de la escuela en Shrewsbury en 1825, Darwin fue a la universidad de Edinburgo a estudiar medicina. En 1827 salió y entró a la universidad de Cambridge para prepararse para ser un ministro de la iglesia de Inglaterra. Allí conoció a dos figuras: el geólogo Adam Sedgwick, y el naturista John Stevens Henslow. Henslow no solamente le ayudó a ganar más confianza en sí mismo, sino que también enseñó a su alumno a ser un observador meticuloso y cuidadoso de los fenómenos naturales y a ser un coleccionista de especímenes. Después de graduarse de Cambridge en 1831, Darwin de 22 años fue invitado a bordo del barco inglés de investigación HMS Beagle, por la amplia recomendación de Henslow, como un naturalista sin pago en una expedición científica alrededor del mundo.

13

Potencial Humano
Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano
Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano DESARROLLO DINÁMICO DE LA INTELIGENCIA Ahora se sabe que los altos niveles de inteligencia,

DESARROLLO DINÁMICO DE LA INTELIGENCIA

Ahora se sabe que los altos niveles

de inteligencia, cualquiera que sea su

expresión, resultan de la interacción entre las potencialidades heredadas

y las experiencias adquiridas del

entorno. La investigación a lo largo de varias décadas ha proporcionado información sobre su desarrollo dinámico y sobre el potencial que existe para optimizar el aprendizaje y crear capacidades sobresalientes (Clark, 2002).

14

Aunque antiguamente, los griegos pensaban que los genios eran seres superiores en calidad a los demás humanos, y les daban un estatus cercano al de los dioses (Feldman, 1987; Powell, 1987), la concepción actual del término descansa sobre la idea de que la manifestación de la genialidad no es un rasgo solamente innato, ni de deidades. La distinción entre los considerados sobredotados y el resto de las personas radica en la espontaneidad o mayor facilidad con que se manifiestan los primeros, pero

no en el hecho de que ellos puedan hacerlo y los demás no.

TODO MUNDO TIENE HABILIDADES QUE DESARROLLAR Cada persona puede llegar a rendir a ese nivel, porque la inteligencia es impactada por la forma en que el complejo sistema neuronal es aprovechado (Domand, 1984). Como señala Clark (2002), el cerebro humano tiene al nacer, para todos, de 100 a 200 mil millones de células cerebrales listas para ser desarrolladas y usadas a los

más altos niveles de su potencial. Por

lo tanto, el rendimiento sobresaliente

no se debe a que exista sólo para algunos una genética de excepción; toda la población está dotada con habilidades por ser desarrolladas.

Al existir toda una potencialidad genética por ser desarrollada a través de su interacción con el ambiente (Ferguson, 1973; Ebel, 1977), resulta justo y responsable reconocer entonces que el concepto de inteligencia va más allá del coeficiente intelectual que tradicionalmente se ha utilizado para clasificar el rendimiento de las personas. Los nuevos teóricos dejan ver que dicho parámetro estadístico es insuficiente, cuando presentan sus

nuevas y más realistas definiciones de

lo que significa ser inteligente.

Así, Gardner (1983) define la inteligencia como una habilidad para solucionar problemas o fabricar productos que son valiosos dentro de una o más culturas. Por su parte, Sternberg (1985) la define como la actividad mental dirigida hacia la adaptación deliberada, la selección

y el moldeamiento de los diferentes

ambientes del mundo; considera muy importante llevar la inteligencia

a la vida real, y con su programa

denominado Inteligencia Aplicada, desarrolla las habilidades intelectuales y fomenta el pensamiento crítico.

Dichos investigadores, junto con otros, al reconsiderar la naturaleza de la inteligencia, su medición y su estimulación, han revolucionado e innovado en este campo del conoci- miento. Sin embargo, el desarrollo de estrategias instruccionales para estimular el pensamiento de orden superior, ha tenido todavía un impacto mínimo en la forma en que se enseña a los estudiantes, porque el modelo más usado en la enseñanza sigue siendo la pura transmisión de conocimientos.

DESARROLLO DE LAS HABILIDADES INTELECTUALES Es importante que los educadores consideren que la capacidad de pensar eficazmente es algo que permanecerá, mientras que los conocimientos pueden olvidarse, cambiar o quedar

que los conocimientos pueden olvidarse, cambiar o quedar sin utilidad (Gardner, 1991), y que por ello

sin utilidad (Gardner, 1991), y que por ello deben promover que niños y jóvenes desarrollen sus habilidades intelectuales. La calidad

de vida y la calidad de lo que se produzca dependerán de la calidad del pensamiento. El pensamiento mediocre tiene un alto costo; por ello debe evitarse, asegurando de manera sistemática el ejercicio de la excelencia en el pensar (González, 2006).

Quienes de alguna u otra forma somos responsables del proceso educativo, debemos hacer conciencia de que la diferencia entre los considerados sobredotados y el resto de las perso- nas, como ya se señaló anteriormente, sólo radica en la espontaneidad o mayor facilidad con que se manifiestan los primeros. De manera que aunque sea un hecho que existen individuos espontáneamente sobresalientes, también es un hecho que millones de estudiantes igualmente sobredotados con habilidades potenciales, están esperando tener las oportunidades educativas adecuadas para desarro- llarlas y brillar.

Si la inteligencia está al alcance de todos, muy bien merece el esfuerzo tomar ese reto que aún está pendiente con el potencial humano.

Myrna Esthela Rosas Uribe

Es licenciada en Psicología de la UV, y tiene una Maestría en Desarrollo del Niño Sobredorado y Talentoso, de la Universidad de las Américas. Tiene un Doctorado en Filosofía, con especialidad en Psicología por la UANL. Hizo una especialidad en Terapia Breve y Terapia de Familia en el Centro de Atención Psicológica a la Familia, de Jalapa, Veracruz.

Referencias Clark, B. Growing up gifted: Developing the potential of children at home and at
Referencias
Clark, B. Growing up gifted: Developing the potential of children at home and at school (6a. ed.). Columbus,
OH: Merrill, 2002.
Domand, G. How to multiply your baby’s intelligence. Nueva York: Doubleday, 1984.
Ebel, R. L. The uses of standardized testing. Bloomington, IN: Phi Delta Kappa, 1977.
Gardner, H. Frames of mind. The theory of multiple intelligences. Nueva York: Basic Books, 1983.
Gardner, H. The unschooled mind: How children think and how school
should teach them. Nueva York: Harper Collins,1991.
Gesell, A. El niño de 1 a 4 años. Buenos Aires: Paidós, 1977.
González Z., J. H. Pensamiento crítico y el proyecto educativo de la Universidad ICESI. Extraído el 25 de
Abril de 2007 desde http://www.eduteka.org/PensamientoCritico1.php, 2006.
Feldman, J. F. A conception of giftedness. En: R. Sternberg & E., 1987.
Davidson (Eds.), Conceptions of giftedness, (pp. 112-127). Cambridge: Cambridge University Press.1
Ferguson, M. The brain revolution. Nueva York: Taplinger, 1973.
Powell, P. M. Genios. Roeper Review, 10 (2), 96-100, 1987.
Rosas-Uribe, M. E. La Inteligencia. Información científica y tecnológica, 16(208), pp28-31, 1994.
Sternberg, R. J. Beyond I. Q.: A triarchic theory of human intelligence. Cambridge: Cambridge University
Press, 1985.
Thorndike, R. L. & Hagen, E. Tests y técnicas de medición en psicología y educación. México, DF: Trillas,
1970.

15

Potencial Humano
Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano EL POTENCIAL de nuestra memoria a través de la vida Doctor Ernesto O. López

EL POTENCIAL

de nuestra memoria a través de la vida

Doctor Ernesto O. López Ramírez Maestro investigador, Facultad de Psicología / UANL psicologoso@hotmail.com

I magine, estimado lector, que usted

no pudiera recordar dónde vive,

cuál es su nombre; que ni siquiera

pudiera recordar cómo abrocharse los zapatos o usar un par de calcetines. Estos detalles, por insignificantes que parecieran, realmente señalan en el trasfondo una de las capacidades más asombrosas que compartimos con todos los seres biológicos y con algunos sistemas no orgánicos y artificiales… la capacidad de memorizar.

Usted es poseedor de una de las capacidades más fascinantes, que, por un lado, lo tipifican como humano, pero que a la vez también lo caracterizan como uno de los varios ejemplos que

16

existen en el universo, capaces de retener y recuperar información.

Normalmente, nosotros tendemos a percibir nuestra memoria como un simple almacén en el que retenemos información de utilidad.

Si bien esto tiene algo de verdad, está muy lejos de describir cómo sus emociones, sus más gratos recuerdos y billones de datos de información pueden estar a su disposición en alrededor de 100 milisegundos.

SISTEMA COMPLEJO Y DINÁMICO Tampoco aclara cómo todo el universo de información que posee lo influye

y le permite formar significados del mundo que le rodea. En realidad, la memoria es un sistema complejo y dinámico, cuyos secretos la ciencia ha ido revelando poco a poco. A continuación describo algunos de ellos.

Ahora bien, ¿cuál es su recuerdo más viejo? ¿Tal vez un juguete de la infancia?, ¿un evento negativo o feliz con sus padres? En promedio, una persona tiende a recordar eventos que sucedieron alrededor de los tres años. Algunas personas incluso recuerdan eventos anteriores a los tres años. Lo que es claro, es que hay toda una serie de eventos que suceden antes de

este periodo de los cuales usted no tendrá memoria, pero de los cuales existe clara evidencia que están en su memoria.

Por ejemplo, ¿recuerda cuándo se abrochó sus zapatos por primera vez? ¿Cuál fue su primera frase completa, sus primeros pasos o sus primeras manipulaciones de cubiertos en la mesa? Dado que usted puede hablar, caminar, vestirse, etcétera, es claro que posee esta información, sólo que no recuerda cómo adquirió esta información. Por otra parte, imagine a un individuo que sea capaz de recordarlo todo. Por ejemplo, el desayuno que tomó cuando tenía tres años, seis meses y 22 días. También recuerda perfectamente lo que su madre le preparó para la comida y cena de ese día, las cosas que le dijo y la ropa que vestía. De hecho, recuerda todo de todos los días, ya que al parecer este individuo no puede olvidar. Ejemplos de este tipo de personas en nuestra especie son realmente escasos, pero existen. Uno de ellos incluso cometió suicidio, porque no soportó no poder olvidar. Su vida era una cadena interminable de ideas que no le permitían adaptarse, interactuar, vivir normalmente.

El olvido es, al parecer, un mecanismo de estabilidad mental. Lo malo es olvidar cosas importantes o no poder olvidar eventos que desearíamos no tener que recordar.

Un balance “adecuado” entre lo que recordamos y lo que olvidamos nos potencia para actuar como individuos eficientesenla sociedaddeinformación en la que vivimos. Esta capacidad de nuestra memoria varía en nuestra vida y nos tipifica conductualmente conforme envejecemos.

CAMBIO DE NUESTRA MEMORIA Es típico escuchar que las personas de la tercera edad sólo viven del recuerdo, que viejos lobos no aprenden trucos nuevos y que incluso este cambio de nuestra memoria va acompañado de una percepción diferente de la realidad, ejemplificada en la frase:

sabes que estás viejo cuando sientes que cada 15 minutos es el desayuno.

viejo cuando sientes que cada 15 minutos es el desayuno . Figura 1. Modelo triádico de

Figura 1. Modelo triádico de memoria humana.

Si bien es cierto que estas percepciones tipifican a una gran mayoría de la población, también hay que aclarar que la historia intelectual de un individuo determina la probabilidad

de pertenencia a este estereotipo de

madurez. Para aclarar esto es necesario introducir algunos conceptos sobre la naturaleza de nuestra memoria.

LOS COMPONENTES DE NUESTRA MEMORIA La memoria no es una sola cosa, un almacén estático donde se aloja

información. Al parecer es un conjunto de subsistemas dinámicos llenos de vida, cada uno de los cuales se especializa en un aspecto de almacenar

y recordar información (Miyake y

Shah, 1999). Aun y cuando William James, a inicios del siglo pasado, estableció los primeros fundamentos psicológicos de la dinámica de este aspecto componencial, no fue sino hasta inicios de los 70 del siglo pasado cuando Shiffrin y Atkinson postularon un modelo formal (ver por ejemplo

López, 2001).

Del estudio de las propiedades de estos tres almacenes se ha determinado que la memoria sensorial retiene información por un intervalo de 250 milisegundos a cuatro segundos; la memoria a corto plazo retiene información por un espacio de 12 segundos (o

más, si se recicla la información), mientras que la información en la memoria a largo plazo puede ser retenida por un tiempo indefinido.

En este último apartado se almacena

permanentemente información que es de vital importancia, ya sea que se trate de información necesaria para adaptarse y sobrevivir o información que tiene valor sentimental. Está organizada en forma de redes de información que permiten su fácil recuperación.

FORMATOS PARA ALMACENAR INFORMACIÓN Existen al menos tres diferentes formatos para almacenar la información en la memoria a largo plazo (López 2002): El formato

procedimental, el formato declarativo

En

este modelo se postulan tres tipos

y

el formato de imágenes. El

de

almacenes de información: memoria

conocimiento procedimental es aquel

sensorial, memoria a corto plazo y

tipo de conocimiento que nos señala

memoria a largo plazo. Estos almacenes son usados para manipular, recuperar

o indica el procedimiento (¿Cómo se hace?) para realizar alguna tarea. Por

y

almacenar información simbólica,

ejemplo, el tipo de conocimiento que

tal y como se ilustra en la figura 1.

nos permite conducir un carro o una

17

Potencial Humano
Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano

bicicleta, desplazarnos de un lugar a otro sin perdernos, etcétera.

El conocimiento declarativo nos describe y explica las características y significado de algo. Por ejemplo, algo que tiene cuatro patas, que tiene cola y ladra ¿Qué es? Este conocimiento se organiza en la memoria en forma de redes de conceptos conocidas como redes semánticas, ya que el significado de un objeto se construye al recorrer

la

red de conceptos que se asocian

y

describen las propiedades de un

objeto.

El conocimiento eidético o de imáge-

nes, por su parte y como su nombre lo indica, es el almacenamiento

y manipulación de imágenes. Por

ejemplo, la gráfica de un libro, la cara de un pariente, etcétera. Dicha capacidad eidética nos permite llevar operaciones mentales para la solución de problemas o tareas que requieren el análisis espacial de objetos, o de un espacio bidimensional o tridimensional. Supóngase, estimado lector, que se le pide reportar el número de focos que existen en su

casa. ¿Puede hacer esto sin considerar

el

uso de una imagen de los interiores

de

la casa? Lo más seguro es que no.

LA POTENCIA DE NUESTRA MEMORIA Nuestra memoria se comporta de diferente forma, dependiendo de nuestra edad. Conforme envejece- mos, nuestro cerebro tiende a imponer límites y capacidades en los diferentes sistemas de almace- namiento de la información. Por ejemplo, de los treinta años en adelante vamos perdiendo la habilidad de almacenar nueva información

declarativa. Esto no es así con respecto

a la información procedural. Esto

quiere decir que para un adulto mayor,

es más fácil aprender algo nuevo haciendo o viviendo una experiencia, que leyendo o escuchando respecto de un evento por aprender.

Estos cambios de habilidad mnemóni- ca son típicos de nuestra especie, y frecuentemente son mal interpretados como déficits o deterioros de nuestra capacidad intelectual. Un caso típico es esa sensación en las personas

18

Un caso típico es esa sensación en las personas 18 adultas de creer que se les

adultas de creer que se les olvidan compromisos o cosas con mucha mayor frecuencia de lo esperado, motivo por el cual piensan que tienen un deterioro relacionado con una enfermedad (Alzheimer) o simplemente creen que ya están en franco declive intelectual.

Si bien es cierto que éste puede ser el caso, también es una realidad que una gran mayoría de individuos no visualizan que su impresión de

deficiencia, dada su edad, se debe a un cambio en el funcionamiento de su memoria (Benedet y Seisdedos, 1996). En particular, la memoria proactiva tiende a dominar nuestra memoria retroactiva. Aquí la memoria proactiva se refiere a nuestra habilidad de almacenar información relevante para nuestras actividades futuras. Por ejemplo, qué citas tengo con mis clientes mañana, a qué horas tengo que recoger unos documentos el

próximo jueves o a qué horas debo pasar mañana a recoger mi ropa.

ESPECIALIZACIÓN DE LA MEMORIA

La memoria del adulto se empieza

a especializar más en este tipo de

información e incluso complementa esta función proactiva con extensiones artificiales de su memoria, como lo son un celular o una agenda electrónica que guarda citas y compromisos, e incluso una secretaria. Por su parte, un niño, no tiene que preocuparse por este tipo de funcionamiento a futuro, sino más bien se preocupa por dónde dejó sus juguetes, o de recordar alguna lección para pasar un examen.

No es que el niño no necesite recordar cosas de su futuro inmediato; es solamente que su memoria está centrada más en recordar cosas de su pasado inmediato. Conforme un individuo va creciendo, su memoria va cambiando de un funcionamiento retroactivo (recordar cosas del pasado inmediato) un funcionamiento proactivo.

De esta forma, la próxima vez que

usted se pregunte a sí mismo: ¿Cómo

es posible que olvide las llaves de mi

carro dentro de el? No puedo creer que olvide el nombre de mi cliente favorito. Más que interpretar esto como un declive en su capacidad mnemónica, debe recapacitar en cómo compensar por el nuevo cambio de funcionamiento de su memoria.

Es frecuente escuchar casos de individuos mayores con memorias prodigiosas, capaces de memorizar listas inmensas de números u objetos. Ellos también olvidan cosas; si no, como ya lo observamos anteriormente, estarían en problemas. En realidad, muchos de estos casos de memoria prodigiosa son de individuos que conocen más de la naturaleza de la memoria humana. Por ejemplo, es bien sabido que la memoria a corto plazo sólo puede almacenar entre cinco y nueve elementos de información, no importa si usted es chino, norteamericano, mexicano, hombre o mujer. Esta regla se aplica a los individuos adultos promedio de nuestra especie.

Para sobrepasar esta limitación, individuos caracterizados por memorias potentes tienden a formar imágenes que integran mucha información en una sola imagen. De esta forma, en vez de tratar de memorizar una lista que contenga palabras como: chango, lámpara de mano, mazo, zapatitos de bebé, jaula de canario, tren de juguete, babero de bebé, alpiste, etcétera, forman una imagen de un chango vestido con ropa de bebé que tiene en una mano una lámpara y en la otra mano un mazo y que esté en la jaula de un canario.

En otras palabras, en vez de tratar de manejar una lista de más de nueve elementos, es mejor manejar un elemento que integre toda la información. Como dice el dicho: una imagen vale por mil palabras. Claro está que más de nueve imágenes valen un cacahuate, dadas las limitaciones de nuestra memoria a corto plazo.

MEMORIA FUNCIONAL En general, nuestra sociedad está diseñada para demandar un comportamiento en la vida real que está lejos de la habilidad de almacenar listas de objetos. Más bien, lo que se demanda es una memoria funcional que potencie a un individuo para un desempeño adecuado a las exigencias

(Anderson y Craick, 2000). Desde esta

perspectiva es en edades tempranas de la vida cuando nuestra sociedad afecta más nuestro desempeño mnemónico. Por ejemplo, entre los seis y los ocho años de edad la memoria a corto plazo se divide en subsistemas, cada uno de los cuales se especializa en procesar

un tipo de información sobre otros.

Una sociedad que favorece mucho la información visual sobre la lecto- escritora implementará de forma implícita un estilo de procesamiento de información preferente sobre iconos, imágenes, etcétera en los niños. Todos nosotros, aun y cuando no recordemos cómo o por qué sucedió, hemos sido influenciados para adquirir un estilo de trabajo de nuestra memoria.

De esta forma, el éxito de una memoria

funcional es el de concientizar sobre cuáles son las habilidades adquiridas,

y desarrollarlas en un ambiente

propicio para su éxito. Un individuo que se desarrolló en un ambiente

desértico, entre dunas y espacios

abiertos, encontrará muy difícil usar

su memoria espacial en ambientes

de ciudades modernas y viceversa.

El secreto es seleccionar dónde nos

potencia nuestra memoria para un mejor desempeño.

Ernesto O. López Ramírez

Es licenciado en Psicología Experimental por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y doctor
Es licenciado en Psicología Experimental por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y doctor
en Cognición Humana por la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos. Es reconocido como miembro activo
del Sistema Nacional de Investigadores.
Referencias
Anderson, N.D. y Craick, F.J.M. Memory in the aging brain. En: Endel Tulving y Fergus I. M. Craik. The
Oxford Handbook of Memory, Londres, Inglaterra, Oxford University Press. 2000.
Benedet, M.J. y Seisdedos, N. Evaluación Clínica de las quejas de memoria cotidiana. Madrid, España.
1996.
López, R. E. O. Los procesos cognitivos en la enseñanza y el aprendizaje: El caso de psicología
cognitiva en el aula escolar. México, D.F.: Trillas. 2001.
López, R.E.O. El enfoque cognitivo de la memoria humana: Técnicas de investigación. México, D.F.:
Trillas. 2002.
Miyake, A., y Shah, P. Models of working memory: Mechanisms of active Maintenance and executive
control. Cambridge Inglaterra, Cambridge University Press. 1999.

19

Potencial Humano
Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano
Potencial Humano
Potencial Humano Ingeniero Antonio R. Zárate Negrón Presidente del Instituto de Innovación y Transferencia de
Potencial Humano Ingeniero Antonio R. Zárate Negrón Presidente del Instituto de Innovación y Transferencia de

Ingeniero Antonio R. Zárate Negrón

Presidente del Instituto de Innovación y Transferencia de Tecnología antonio.zarate@mtycic.org

M ucho se dice que sólo per-

sonas de calidad generan

productos y servicios de cali-

dad. Es posible agregar, incluso, que dichos productos y servicios para ser realmente de calidad deben contribuir al desarrollo de la calidad personal de sus usuarios.

¿Qué se entiende por calidad personal? ¿Cuáles son los atributos de las personas de calidad que buscamos ser e impulsar? ¿Cuál, el concepto

20

de persona que subyace en nuestros esfuerzos por propiciar la calidad?

Hablar de la calidad de la persona desde la óptica humanista y la vocación humana implica, en primer lugar, referirse al hombre como un ser en proceso, como un proyecto de sí mismo, cuya realización es objeto de una opción personal, libre y responsable. La vida humana se entiende como proceso, búsqueda y descubrimiento constantes y perma-

nentemente emocionantes. Para “llegar a ser todo lo que se puede ser”, resulta imprescindible identi-ficar los rasgos y dinamismos pro-pios para desarrollarlos de manera consciente y continua.

“La calidad personal puede ser definida como la respuesta a las exigencias y expectativas tangibles e intangibles tanto de las otras personas como de las propias, siendo las tangibles todas aquellas

expectativas concretas, por ejemplo:

tiempo, durabilidad, seguridad, garan- tía, finanzas, función, etcétera.

Las intangibles se pueden definir como deseos emocionales, como son:

actitudes, compromiso, atención, lealtad, credibilidad, comportamiento, etcétera”, (Moller Claus). Una persona con un buen grado de autoestima, bien alimentada, autorrealizada o en proceso de autorrealización, es decir consciente de lo que es y de lo que quiere y satisfecha con el camino adaptado para realizarse en la vida, pudiéramos decir que es una persona de calidad.

Calidad Personal es estar bien consigo mismo y satisfecho o casi satisfecho de las labores realizadas durante el día, tanto en el trabajo como con la familia, no sólo por la necesidad de tener una retribución económica sino por el servicio proporcionado.

CARACTERÍSTICAS DE LA CALIDAD PERSONAL Podemos señalar una serie de características para diferenciar a una persona que tiene calidad, y son las siguientes:

Una persona virtuosa, tiene calidad. Una persona servicial, tiene calidad. Una persona que mejora con el paso del tiempo, tiene calidad. Una persona sujeto y objeto de la ética, tiene calidad. Un individuo humano en equilibrio de sus rasgos internos con su medio ambiente, tiene calidad. Una persona consciente de sus habilidades y en ejercicio de ellas, tiene calidad. Una persona libre espiritual y emocionalmente pero respetuosa de su condición jerárquica y de su estado civil y social, tiene calidad. Una persona satisfecha en su trabajo, tiene calidad. Una persona con armonía familiar, suficiente diversión y relaciones sociales satisfactorias, tiene calidad.

IMPORTANCIA DE LA CALIDAD PERSONAL Cuando existen altos niveles de calidad en las personas que integran una organización se perciben importantes

Potencial Humano
Potencial Humano

avances positivos, los departamentos producen calidad de acuerdo a los usuarios, la calidad en todas las áreas lleva a una cultura organizacional, las personas que integran la organización mantienen satisfechos a los clientes y a las personas de la comunidad.

Una persona de calidad se sentirá mejor con sus obligaciones, ya sean laborales, familiares, personales, etcétera. Una persona de calidad logra unificar todas las características y las lleva a cabo íntegramente. Esto ayuda a tener un equilibrio perfecto entre los entornos que lo conforman, es decir, lo psicológico, lo social y lo fisiológico. Por consiguiente, aumenta la productividad, ocasionando ópti- mos resultados para la persona, para la empresa donde labora y para la familia.

OBJETIVOS DE LA CALIDAD PERSONAL ¿Sabemos que queremos?, ¿qué tenemos que hacer para ser felices, para estar bien? En primer lugar, debemos identificar nuestras nece- sidades, habilidades, fortalezas y plantearnos el camino que nos dirija a dónde queremos llegar. Para alcanzar alguna meta propuesta se requiere

de acciones. Muchas veces tenemos sueños y son sólo eso hasta que los proponemos como metas y usamos parte de nuestro tiempo y esfuerzo en actividades que las conviertan en realidad.

Nuestra salud, desarrollo profesional, felicidad, en fin, los resultados de las metas fijadas, dependen de la claridad de los objetivos que cada quien se trace. Cuando sabemos que queremos, nuestro entusiasmo y vitalidad aumenta; nos sentimos capaces de lograr nuestras metas, gozamos la felicidad de realizarnos, avanzamos, y por lo tanto, nuestra vida nos satisface. La ausencia de objetivos nos puede hacer sentir confundidos, inquietos y desorientados, siendo presa fácil del estrés, la ansiedad y la frustración.

Antonio Zárate Negrón

Es ingeniero mecánico electricista egresado del ITESM; realizó una Maestría en Ingeniería en la Universidad de California, en Berkeley, y un curso de dirección de empresas en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas.

21

Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano La capacidad humana en las organizaciones complejas Doctor Luís García-Calderón Díaz Profesor Titular

La capacidad humana

en las organizaciones complejas

Doctor Luís García-Calderón Díaz

Profesor Titular e Investigador EGADE / Tec de Monterrey luis.garcia.calderon@itesm.mx

27.

28.

1. En el comienzo de todo, Dios creó el cielo y la tierra.

2. La tierra no tenía entonces forma alguna; todo era un mar profundo

cubierto de oscuridad, y el espíritu de Dios se movía sobre las aguas.

3. Dios dijo: “¡Haya luz!” Y hubo luz.

4. Al ver Dios que la luz era buena, la separó de la oscuridad

5. Y la llamó “día”, y a la oscuridad la llamó “noche”. De este modo se

completó el primer día.

26.

Dios dijo: “Ahora hagamos al hombre a nuestra imagen y

semejanza, y tendrá poder sobre los peces, las aves, los animales

domésticos y los salvajes, y sobre los que se arrastran por el suelo.”

Cuando Dios creó al hombre, lo creó semejante a Dios mismo.

Hombre y mujer los creó,

Y les dio su bendición.

Génesis 1, 1-5, y 1, 26-28

22

E stamos en el umbral de un nuevo renacimiento que da origen a nuevas industrias;

está cambiando la forma en que las empresas compiten, son lideradas

y administradas, y la forma en que

la gente participa en las mismas. Estamos siendo testigos de una gran transformación en el medio ambiente de los negocios, que se refleja en cambios dramáticos en su misión, estructura, asignación de recursos, en sus estrategias y en las interacciones humanas que se dan en el seno de tales organizaciones.

Estos cambios no están restringidos a una comunidad o industria local, sino que afectan a múltiples industrias

y comunidades en todas partes del

mundo. Quizá algunos de estos cambios se puedan entender como

desarrollos lógicos del pasado; pero otros parecen cambiar la naturaleza misma de las organizaciones y la forma en que los humanos interactúan en las mismas.

Algunos de los cambios más obvios

son el desarrollo de la globalización, comunicaciones de alta velocidad, el surgimiento de mercados emergentes para bienes y servicios, innovaciones tecnológicas en procesos, productos

y

servicios; la mayor diversidad

de

la fuerza de trabajo; fusiones y

adquisiciones corporativas, y una mayor demanda por velocidad de respuesta, calidad, y menores precios por parte de los consumidores en los mercados. Todos estos desarrollos surgen por la necesidad de tener una mayor flexibilidad y adaptabilidad del capital humano y en el desarrollo de su total potencial creativo.

EL POTENCIAL HUMANO ANTE EL PARADIGMA TRADICIONAL

Es un hecho que los avances científicos

dan forma a los paradigmas mentales,

sociales, empresariales y económicos vigentes en un momento dado de

la historia de la humanidad. Desde

el surgimiento de la humanidad

hasta hace escasamente cien años,

el avance de dichos paradigmas ha

sido extremadamente lento. Sólo hace cien años hemos dejado la carreta

e introducido transporte masivo de

motor, transporte aéreo, etcétera.

transporte masivo de motor, transporte aéreo, etcétera. René Descartes Descartes nació en 1596 en La Haye

René Descartes

Descartes nació en 1596 en La Haye (Touraine, cerca de Poitiers, Francia) en el seno de una familia de abogados, comerciantes y médicos. Fue el tercer hijo del jurista Joaquín Descartes y de Jeanne Brochard. Aunque René pensaba que su madre murió al nacer él, lo cierto es que murió un año después, durante el parto de un hermano que tampoco sobrevivió. Tras la muerte de su madre, él y sus hermanos fueron educados por su abuela, pues su padre, consejero del Parlamento de Bretaña, debía ausentarse por largas temporadas. Fue alumno del Collège Royal de La Flèche, de los jesuítas, entre 1604 y 1612.

Royal de La Flèche, de los jesuítas, entre 1604 y 1612. Isaac Newton Sir Isaac Newton,

Isaac Newton

Sir Isaac Newton, (1643 - 1727 ) fue un científico, físico, filósofo, alquimista y matemático inglés, autor de los Philosophiae naturalis principia mathematica, más conocidos como los Principia, donde describió la ley de gravitación universal y estableció las bases de la Mecánica Clásica mediante las leyes que llevan su nombre. Entre sus otros descubrimientos científicos destacan los trabajos sobre la naturaleza de la luz y la óptica (que se presentan principalmente en el Opticks) y el desarrollo del cálculo matemático.

Potencial Humano
Potencial Humano

Potencial Humano

 

mediciones rigurosas; búsqueda de

de la industria automotriz, con

El avance científico de la humanidad

causas y efectos; especialización de

la invención y aplicación de la

se da escasamente en los últimos

los trabajadores; instrucción detallada

producción en masa por Henry Ford.

400 años, con el surgimiento del

a los trabajadores; búsqueda de

Con el Ford Model T surge en todo

método científico por parte de René

eficiencia, decisiones de comando

su esplendor la especialización en

Descartes, y las leyes de la mecánica

y

control centralizado. La mecánica

la división del trabajo, así como la

de Isaac Newton, lo que ha dado pie al renacimiento del paradigma científico-

newtoniana ha sido el modelo mental arraigado en la vida de todos, así

estandarización de los procesos que logran una reducción significativa

industrial que toma fuerza durante

como en la administración, desde el

en los costos de producción. Gracias

gran parte del siglo XIX y el siglo XX.

surgimiento de la Revolución Industrial

a esto, Henry Ford cumple su sueño

Es

la era de las máquinas.

en

el siglo XIX, hasta la llegada de los

de llevar el automóvil al alcance del

 

programas de MBA más recientemente

bolsillo de las masas; de ahí el nombre

Apoyadas en el paradigma mecanicista surgen las ciencias económicas y

en

el siglo XX.

de producción en masa.

sociales, a partir de las cuales emergen

La

principal estructura organizacional

LA ERA DE LA ESPECIALIZACIÓN

los principios administrativos y de

derivada del paradigma mecanicista es

La producción en masa o en serie, con

organización aplicados hasta el día

la

estructura jerárquica. De hecho, la

objeto de ejecutarse exitosamente,

de

hoy. Este enfoque visualiza a las

idea del organigrama de la empresa

requiere que los trabajadores se espe-

organizaciones como máquinas, y en él predomina el pensamiento mecanicista de estructuras organizacionales rígidas; análisis y

se deriva del mismo concepto de la jerarquía organizacional. Su máxima expresión es alcanzada con la industrialización, en particular

cialicen en una actividad específica del proceso productivo. Así tenemos que, conforme la línea de producción

23

Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano se mueve, el trabajador debe ser capaz de realizar dicha actividad con tales como

se mueve, el trabajador debe ser capaz de realizar dicha actividad con

tales como la alemana Metrópolis, de Fritz Lang (1926), y la controversial

la

misma rapidez con que se mueve

producción fílmica de Charles Chaplin

la

línea. La naturaleza del trabajo

de Tiempos Modernos (1936).

realizado es totalmente mecánica y operativa, como atornillar, ensamblar, pintar, etcétera.

MASIFICACIÓN DE LA PRODUCCIÓN Inclusive los sistemas educativos

siguieron a los modelos económicos

Dado el estado del desarrollo tecno-

Debido a la naturaleza previamente

y

administrativos vigentes; se educó

lógico de la época, la producción en masa requiere ser intensiva en mano de obra. El hacer lo mismo todos los días, y cada vez con mayor rapidez es, en términos generales, un trabajo nada creativo y de alto

para la obediencia y la especialización; es decir, se implantó un modelo de educación para la jerarquía. Reconociendo las limitaciones que dicho modelo tiene desde la perspecti- va de los trabajadores, hay que aceptar

nivel de enajenación. El trabajador

el

hecho de que para la época fue un

actúa como una máquina, y es parte de una máquina mayor, que es la organización.

gran avance. La masificación de la producción en múltiples industrias, además de la automotriz, trajo consigo la posibilidad de hacer llegar gran cantidad de productos a todo mundo,

descrita del trabajo en la producción

todos estandarizados e iguales. Pero,

en

masa, Henry Ford comenzó con una

sin esta masificación, sólo la gente de

altísima rotación de su base laboral,

altos recursos económicos hubiera

y

tuvo problemas para conseguir

tenido acceso a ellos.

trabajadores. La forma de resolver el problema y retener así a su fuerza laboral, fue pagar al trabajador el doble

Durante gran parte del desarrollo del siglo XX, el paradigma vigente fue el

de

en esos días. Dada la enajenante

lo que se pagaba en la industria

mecanicista, con las organizaciones piramidales y la producción en masa.

naturaleza del trabajo, surgieron

A

finales de siglo y del milenio pasado

películas que criticaban el modelo,

y

principios del presente nuevo siglo

24

y milenio, empieza a tomar forma

un nuevo renacimiento como el descrito a principios del presente artículo. Empieza a gestarse un nuevo paradigma.

MASIFICACIÓN DEL PODER DE CÓMPUTO Así como la masificación de los productos llevó a la humanidad a un cambio radical en sus estilos de vida, pues gesta el cambio de las sociedades

agrícolas a las sociedades industriales, llevando a las comunidades de vivir en la campiña a vivir en las ciudades, una nueva masificación tuvo lugar y está cambiando una vez más al mundo. Es la masificación del poder de cómputo (por la PC) y de la información (por el internet) que está creando cambios radicales; cambios cada vez más acelerados por

la sofisticación de las tecnologías de

comunicaciones, telecomunicaciones,

informática, robótica, biotecnología, nanotecnología y otras, así como por la mayor globalización de las industrias

y los mercados.

la mayor globalización de las industrias y los mercados. Todo ello está ocasionado que el paradigma

Todo ello está ocasionado que el

paradigma mecanicista se quede corto

e insuficiente para resolver los proble- mas de las empresas, organizaciones y

de la sociedad en general el día de hoy.

Esto está creando una masa crítica para esta nueva revolución, tanto en

el pensamiento directivo, gerencial y

administrativo de empresas, como de todo tipo de instituciones orientadas al desarrollo económico, social y ambiental. Este nuevo paradigma está fundamentado en la nueva Ciencia de la Complejidad.

La mayor madurez y exigencia de los mercados, la globalización, y la mayor competitividad internacional

facilitada por la sofisticación tecnoló- gica previamente mencionada, está empujando a las empresas por compe- tir en base a aprendizaje, conocimiento, y una acelerada innovación. Está requi- riendo que se organicen de manera mucho más compleja que la típica jerarquía organizacional, la cual ya no responde a la dinámica competitiva existente el día de hoy para aprovechar mejor el potencial creativo humano en las organizaciones. La transición del paradigma mecanicista al paradigma de la complejidad se está presentando. Pero, ¿en que consiste este paradigma de la complejidad y qué impacto tiene sobre el potencial humano en las organizaciones, tema del presente artículo? Para entender la presente pregunta toquemos el tema de lo que es la nueva ciencia de la complejidad.

EL POTENCIAL HUMANO ANTE EL PARADIGMA DE LA COMPLEJIDAD El paradigma mecanicista vigente, co- mo ya mencionamos, surgió del método científico y de la máxima expresión del desarrollo científico del siglo XV al siglo XX, que es la física clásica desarrollada por Newton, las leyes del movimiento y de la gravitación. Basado en bellas ecuaciones matemá- ticas del movimiento, este paradigma conceptualiza un universo totalmente predecible y determinista. Esta concepción permitió el desarrollo de todas las máquinas que se crearon desde el siglo XV al siglo XX. Entramos como humanidad a la era de la máquina, a la era industrial.

Todo se concibe como máquina, inclu- sive las personas y las organizaciones mismas. Al hombre se le considera la máquina perfecta. Todo son partículas y partes que funcionan en armonía. El comportamiento del todo es igual a la suma del comportamiento de sus partes. Si alguna partícula o parte no funciona bien, simplemente se le reemplaza. Todo está sujeto a las bellas ecuaciones del movimiento, de Newton.

El nuevo paradigma de la complejidad emerge también de las ciencias, principalmente de otras áreas de las ciencias, como la biología y la ecología. De ahí surgen la teoría general de

sistemas de Ludwig Von Bertalanffy, y la teoría de los sistemas vivientes o sistemas autopoiéticos de Humberto Maturana, aunque también los nuevos modelos de la física del siglo XX, principalmente la física cuántica, teoría de la relatividad, y las teorías de cuerdas y membranas.

de la relatividad, y las teorías de cuerdas y membranas. Karl Ludwig von Bertalanffy Karl Ludwig

Karl Ludwig von Bertalanffy

Karl Ludwig von Bertalanffy (1901- 1972), biólogo reconocido por haber formulado la Teoría de Sistemas. Ciudadano austríaco, trabajó mucho en los Estados Unidos, donde fue discriminado por no haberse querido presentar como víctima del nazismo, lo que le hizo volver a Europa.

En la física cuántica se estudia la naturaleza de la materia a nivel subatómico. Ha encontrado que la materia por sí misma no existe. Lo que describe es un número infinito de posibilidades de existencia de la misma, por las continuas interacciones que se dan entre las cuerdas y membranas de energía a nivel subatómico. Todo a nivel subatómico son interacciones de interacciones de energías.

Es un continuo baile de creación y destrucción. Es el baile de la diosa Shiva, de acuerdo a la religión hindú. Este baile es lo que sostiene la existencia del universo, sin el cual dejaría de existir. El universo es un sistema en continuo movimiento. El enfoque de sistemas nace con

Bertalanffy en el estudio de la biología. Bertalanffy propone que toda entidad viviente es un sistema abierto, conformado por partes, pero el comportamiento del sistema es mayor a la mera suma de los comportamientos de sus partes.

Esto es que resulta igual a la suma de sus partes más las interacciones que hay entre ellas.

En las interacciones entre las partes que conforman el sistema surgen las propiedades emergentes del mismo que determinan su comportamiento. Dicho comportamiento además es influido por las interacciones que el sistema tiene con su medio ambiente externo, es decir con otros sistemas.

Así, el comportamiento de una célula está determinado por las interacciones de sus componentes, tales como el núcleo, mitocondria, ribosomas, etcétera, pero también por la interacción que ésta tiene con otras células.

Por ejemplo, se ha encontrado de la investigación en células madre, que éstas adoptan el comportamiento de las células que las rodean, depende de dónde sean injertadas. Si son injertadas en células cerebrales, se comportarán como éstas, o si son injertadas en células del páncreas o cualquier otro órgano, se comportan de acuerdo al medio donde se encuentren. Del mismo modo, una organización, empresa, institución, cluster industrial o grupo social es un sistema abierto, con gente que interactúa tanto dentro del mismo, como con el exterior.

SISTEMA AUTOPOIÉTICO El enfoque de Bertalanffy toma otra dimensión adicional con las aportaciones de Humberto Maturana sobre sistemas vivientes. Establece que un sistema es viviente si se comporta como sistema autopoiético (auto-organizado), también llamado sistema complejo adaptativo, y que un sistema, para que sea autopoié- tico (auto-organizado) requiere de tres comportamientos fundamentales:

auto-mantenimiento, autorenova-ción, y auto-trascendencia.

25

Potencial Humano
Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano

El auto-mantenimiento implica que el sistema es abierto para interactuar con su medio ambiente externo; expulsa hacia él aquello que no necesita y toma lo que requiere para sobrevivir. Por ejemplo, el cuerpo humano o cualquiera de sus órganos expulsan desperdicios metabólicos y toman el alimento y oxígeno que requieren para mantenerse y subsistir.

La auto-renovación implica que el

sistema está en una dinámica continua de cambio, y renueva su estructura interna en sus partes y funciones, de manera constante, merced a la

interacción con su medio ambiente. Este cambio está determinado por su instinto de sobrevivir a los cambios del medio ambiente externo o de

influir en los mismos; de ahí que sea un sistema adaptativo. Es la capacidad de los seres vivos de cambiar su morfología en función de cambios en

el medio: Por ejemplo, el hombre que

venía de África cambió la coloración de su piel de oscura a clara en varias generaciones, al migrar a las zonas mas frías del norte de Europa.

La auto-trascendencia es la capacidad creativa de todo ser vivo, empezando por su capacidad de trascender

a través de la reproducción,

hasta manifestar cualquier otro comportamiento creativo superior. Este comportamiento está presente en todo ser vivo, pero el hombre es el ser viviente en el que se manifiesta en su máxima expresión. El hombre fue creado para ser creador (ver arriba Génesis I-26 a I-28).

PARADIGMA DE LOS SISTEMAS AUTOPOIÉTICOS Por ende, el nuevo paradigma de complejidad es el nuevo paradigma de los sistemas auto-poiéticos o sistemas auto-organizados, conocidos también como sistemas complejos adaptativos. Se forma una red anidada de interacciones entre las partes de un sistema, y entre los sistemas mismos. Son redes de interacciones de sistemas complejos adaptativos.

Así, las organizaciones, empresas,

conglomerados o clusters industriales

y las sociedades o grupos humanos

en general pueden estudiarse desde

26

esta perspectiva. El principio funda- mental detrás de este paradigma es la interacción. Todo se construye en interacción. De la interacción emergen los comportamientos. La dinámica competitiva y de cambio, así como los avances tecnológicos, que hacen obsoleta la jerarquía organizacional, como se mencionó previamente, requieren que las empresas, organiza- ciones, y otras entidades sociales se

En 1996, Steve Miller, de 51 años, fue seleccionado como el quinto miembro del consejo ejecutivo de Royal Dutch Shell para desarrollar la visión y las estrategias de la corporación. Asimismo, fue designado director ejecutivo de la unidad de negocio de distribución de aceites, lubricantes y productos derivados del petróleo de Shell, un negocio de 40 billones de dólares en ingresos, de 130 billones

estructuren como sistemas autopoié-

de dólares en ingresos totales de toda

ticos o sistemas complejos adaptativos

la

corporación, con 61mil empleados

en redes de interacción.

y

47 mil estaciones de servicio.

En cierta forma, lo que se está diciendo es que se organicen como sistemas vivientes para buscar que sean organizaciones aprehendientes e innovadoras y así faciliten que el potencial humano se manifieste en toda su expresión.

El mundo

humano se manifieste en toda su expresión. El mundo Los sistemas en red co-evolucionan Cada sistema

Los sistemas en red co-evolucionan

Cada sistema evoluaciona paso a paso, con el medio ambiente con el cual está

conectado-

LA TRANSICIÓN DEL SER HUMANO EN ORGANIZACIONES COMPLEJAS Quizá la pregunta que en este momento se plantea es: ¿Cómo puede una empresa organizarse para que el potencial creativo humano se manifieste en su máxima expresión? Para desarrollar este punto, recurriremos a un excelente caso de la empresa Royal Dutch Shell, planteado por Richard Pascale en su excelente artículo y libro del mismo nombre:

Surfing on the edge of chaos.

Durante los dos años previos a la llegada de Miller, el negocio había sido sometido a varios programas de transformación de manera poco exitosa. De todos los negocios del grupo corporativo, éste presentaba una drástica reducción en sus márgenes por una competencia muy intensa proveniente de nuevos y poderosos productores globales. Esto llevó a que los clientes corporativos globales se volvieran más exigentes y demandaran un nuevo enfoque hacia los mercados. Una de las principales quejas, común a todos los clientes corporativos, consistía en que cada región geográfica donde operaba Shell distribución, tenía un enfoque diferente de negocio, lo que generaba inconsistencias, además de responder de manera muy lenta ante cambios solicitados por ellos.

OPERACIÓN REGIONAL INDEPENDIENTE De hecho, cada región geográfica de Shell distribución operaba en forma muy independiente de la otra, debido a su estructura divisional por geografías. Cada región geográfica respondía a una jerarquía de mando

para tomar las decisiones del negocio

y responder a las demandas de los

clientes. Esta forma de trabajar, muy exitosa en el pasado, no estaba dando resultados en el mundo globalizado de hoy. Los directores previos a Miller, con objeto de cambiar la situación, habían emprendido programas de transformación, tales como reorganizaciones, ajustes de personal,

y campañas de motivación al personal,

todas ellas emprendidas y ejecutadas

a través de la jerarquía. Pero nada había dado resultado.

De alguna manera, la estructura original se preservaba. El ánimo de los empleados, principalmente en la

operación del negocio, era de cinismo

y resignación: la típica actitud de que

cualquier cambio emprendido no es más que “un poco más de lo mismo”.

Consciente de la situación, Miller se propuso asignar el 50 por ciento de su tiempoainteractuardemaneradirecta con sus trabajadores de la operación. Su transformación consistió en los siguientes pasos: Primero, organizó congresos de laboratorios activos enfocados a los responsables de la operación, a quienes reunió durante

un corto período, para transmitirles su

nueva visión del negocio, entrenarlos

en nuevas técnicas de identificación

de problemas y de oportunidades

de

negocio, así como de formulación

y

preparación de propuestas de

solución, y, por último, entrenarlos

para desarrollar el trabajo en equipo

y ejercer su auto-liderazgo y poder de decisión.

TÉCNICA DE LA PECERA En segundo término, regresaron al campo de acción en sus respectivas

regionesparaaplicarlasnuevastécnicas

aprendidas y desarrollar propuestas

de solución a los problemas, así como

para identificar y aprovechar nuevas oportunidades. Tercero, los volvió a reunir nuevamente en un congreso en

que se aplicó la técnica de la pecera. Esta técnica consistía en reunir a todos los equipos provenientes de las diferentes regiones en una sala circular, con todos los equipos sentados alrededor

de

un punto central.

En

el centro del círculo se encontraban

Steve Miller y su staff, y uno de los equipos regionales, que presentaban las propuestas de solución y de oportunidades, frente a todos los demás equipos regionales (como

peces en una pecera). Estaba permitida

la opinión e intervención directa de

cualquier otro equipo observador en

la

sala. En estas reuniones se evaluaba

la

calidad de las propuestas de los

equipos, se buscaba la integración y

consistencia de soluciones con otros equipos de otras áreas geográficas,

y se comprometían los recursos al

instante.

De esta manera, Steve Miller fomentó la confianza y la creación de equipos auto-organizados (autopoiéticos) en cada una de las diferentes regio-nes, y promovió la interacción de los mismos para la búsqueda de soluciones integrales y comunes para los clientes corporativos. Creó una estructura de redes anidadas de sistemas complejos adaptativos.

La gerencia media fue entrenada para ejercer el rol de facilitadores de los equipos, procurando facilitarles los mejores recursos, requeridos por cada uno de los equipos regionales para la realización de sus proyectos. Miller promovió con ello el máximo desarrollo del potencial humano en los equipos y en toda la organización.

potencial humano en los equipos y en toda la organización. Luis García-Calderón Díaz Es licenciado en

Luis García-Calderón Díaz

Es licenciado en Ciencias Físico-Matemáticas, y cuenta con una maestría y un doctorado en Administración. Tiene 15 años de experiencia en el área de informática de empresas privadas, y su investigación está dirigida a estrategia, competitividad empresarial y tecnología e innovación, entre otras áreas. Ha sido catedrático durante más de 25 años en la Universidad de Monterrey, la UANL y el Tecnológico de Monterrey.

Referencias Pascale, Richard T. Surfing on the Edge of Chaos: The Laws of Nature and
Referencias
Pascale, Richard T. Surfing on the Edge of Chaos: The Laws of Nature and the New Laws of Business.
Three Rivers Press, NY, 2000.
Axelrod, Roberto & Michael D. Cohen. Harnessing Complexity: Organizational Implications of a Scientific
Frontier. Basic Books a member of Perseus Book Company, 2000.
Olsen Edwin E. & Glenda H. Eoyang. Facilitating Organizations Change: Lessons from Complexity
Science. Jossey_Bass/Pfeiffer a Wiley Company San Francisco, 2001.
Quadrino Curzio, Alberto & Marco Fortis. Complexity and Industrial Clusters: Dynamics and Models in
Theory and Practice. Physica-Verlag a Springer Verlag Company, 2002.

27

Potencial Humano
Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano
Potencial Humano

Potencialidades de la

Sensibilidad

Maestro Jorge García Murillo

Promotor cultural sume@prodigy.net.mx

L a sensibilidad, término emplea- do como realidad y no como entelequia, es el grado de con-

ciencia que las personas pueden te- ner o no, en relación con determinada situación, práctica o producto que se presente en su horizonte físico o mental.

En cualquier caso, la sensibilidad se refiere al hecho de que las personas podemos interesarnos en tal o cual

28

estado de las cosas, y de ahí partir para una toma de posición y/o de acción.

Tomemos la sensibilidad hacia las ar- tes: encontraremos personas proclives a ellas y decimos: “tienen sensibilidad”, mientras de quienes las ignoran o no son proclives a ellas, decimos: “son insensibles”; y estaremos bien en nuestros juicios. Sin embargo, por lo general se piensa que la sensibilidad es

algo dado, que se nace con ello y que además es perenne. En ambos casos, si pensamos así, estaremos equivocados. La sensibilidad puede adquirirse (formarse, educarse, fomentarse, estimularse, motivarse…) y si no se le informa (a la sensibilidad), se atrofia y se estanca (por decir lo menos) y hasta se pierde.

LA INFORMACIÓN: UN IMPERATIVO La sensibilidad tiene una relación

directa con la información: por más sensible que sea una persona, si no alimenta su sensibilidad con nueva información, se queda atrás, se estaciona. De esta manera, es fácil encontrar ejemplos en el arte de gente que aún venera estilos pasados, o que tiende a rechazar todo lo nuevo, por romper con sus coordenadas de referencia.

Si deseamos fomentar la sensibilidad, es conveniente empezar por proveer- la de información, a fin de potenciar a la persona para tal o cual situación. En otras palabras, si queremos que las personas incrementen su sensibilidad, habremos de hacer esfuerzos para que estén bien informadas, que tengan plena conciencia de la situación. Es imposible sustraerse de la realidad cuando se tiene una película clara de ella.

Las potencialidades de la sensibilidad son infinitas, ya que ésta lleva a la acción o por lo menos a una toma de conciencia, y, por ende, a fijar una posición al respecto. Las luchas humanísticas se han centrado en la búsqueda de la ampliación de la conciencia para que a partir de ahí se inicie la construcción de aquello que libere a las personas de la ceguera de la insensibilidad.

RETOS DE LA SENSIBILIDAD Hablando propiamente de la sen- sibilidad, es obligado señalar que su promoción plantea retos formidables. Se trata de lograr que las personas se autoanalicen y expresen los resultados de sus encuentros para que los demás perciban tendencias, estados anímicos, valores, preferencias, y en ello descubrir -juntos- los elementos de valoración que alimentan la per- cepción individual y que enriquecen la dimensión espiritual.

Obviamente, existen casos en los que la sensibilidad está dada y que se desborda en el ser y en el hacer de las personas; ahí seguramente influyen factores genéticos, los cuales determinan una gama de valores y de inclinaciones en donde la sensibilidad florece. Habría una especie de actitud vigilante permanente ante la realidad; sin embargo, aun en estos casos, la

ante la realidad; sin embargo, aun en estos casos, la La sensibilidad se refiere al hecho

La sensibilidad se refiere al hecho de que las personas podemos interesarnos en tal o cual estado de las cosas, y de ahí partir para una toma de posición y/o de acción.

sensibilidad necesita de alimento; necesita estar al corriente de lo que sucede, y es preciso recurrir –de nuevo- a la realidad para nutrirse.

En el mundo de hoy, en donde estamos

literalmente inundados de informa-

ción, es relativamente fácil mantener- se bien informado prácticamente de cualquier tópico; basta conocer herramientas básicas de la Web, y se accede a bibliotecas, centros de in- formación, medios de comunicación, autores, librerías, bases de datos, grupos de reflexión… de manera que

la sensibilidad puede estar al día sin

mayores complicaciones.

DESINFORMACIÓN, ENEMIGA DE LA SENSIBILIDAD

La sensibilidad, como todo lo referente a las percepciones, puede ser trastocada, confundida, herida

y engañada. La desinformación es

enemiga de la sensibilidad. Y no mencionemos al engaño y la mentira, que lanzan nubes de humo a la sensibilidad, para ocultar la realidad.

Un fenómeno poco común es la sobreexposición. Es decir, la continua y exagerada orientación de la concien- cia sobre determinados tópicos acaba por “insensibilizar” a la persona, y le

tópicos acaba por “insensibilizar” a la persona, y le La sensibilidad enfocada al arte. impedirá acciones

La sensibilidad enfocada al arte.

impedirá acciones eficaces y eficientes. Las potencialidades de la sensibili- dad son infinitas.

Su desarrollo (de la sensibilidad) permite una ampliación de horizontes y una valoración más objetiva de la realidad, al tiempo que facilita la aper- tura y encuentros con el mundo, de una manera innovadora e imaginativa. Las opciones de actuación se mul- tiplican, y se catalizan procesos en donde el compromiso y la creatividad brotan de manera natural.

Ciertos autores abordan el nacimiento de las “nuevas” sensibilidades (de Ventós y Sloterdijk, entre otros) y nos alertan hacia fenómenos que ya están presentes en nuestras vidas cotidianas, como podrían ser los nuevos comportamientos derivados de las relaciones a través del ciberespacio, por mencionar un ejemplo.

Habremos de promover incansable- mente la sensibilidad en todas sus dimensiones: social, cultural, econó- mica, ecológica, política, científica, tecnológica, religiosa, filosófica.

Para aspirar a contar con una comunidad cuya sensibilidad genere respuestas rápidas a las situaciones apremiantes de rezago social, económico y humanístico que padecemos.

Jorge García Murillo

Es licenciado en Psicología, por la Universidad Labastida. Tiene una Maestría en Psicología Clínica, por la Universidad de Lovaina, en Bélgica, y en la misma institución, sin titularse, realizó estudios doctorales en esa especialidad.

29

Potencial Humano
Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano El artista interior y el sentido del Ser en nuestras vidas EL ARTE Y

El artista interior y el sentido del Ser en nuestras vidas

EL ARTE Y LAS HUMANIDADES EN EL DESARROLLO

Doctor Salvador Aburto Morales

Maestro-investigador Facultad de Psicología / UANL saburtomx@yahoo.com.mx

presencia del Arte en el

Desarrollo Humano se remonta a

albores de la inteligencia y al

despertar de nuestra conciencia en los inicios del proyecto humano. Y no me refiero a las evidencias arqueológicas, desde sus perspectivas estéticas, sino

a la presencia de los significados

estéticos en toda producción subjetiva

de los seres humanos, que se deben

a su condición y a sus facultades sensibles.

L

a

los

En efecto, en los paradigmas de la complejidad, y bajo la legitimidad

30

de lo intersubjetivo en las ciencias humanísticas y sociales, el Arte corresponde a un tipo especial de conocimiento: el conocimiento sensible. Porque parece que en el ser humano, sus sensaciones, emociones, sentimientos y su capacidad afectiva devienen a través de su naturaleza interactiva, en constructos estéticos que transitan por la vida cotidiana, hacia los espacios de las expresiones artísticas, en procesos igual estéticos que orgánicos y psicológicos, así como sociales, lingüísticos, culturales y del alma o espirituales.

EMOCIONES Y SENTIMIENTOS Vivir y compartir nuestros mundos posibles a través de nuestra sensibili- dad no se entiende ya como un privilegio de los artistas que dedican su existencia a la producción artística y viven de ella. El hombre común, en su vida diaria, también necesita -y de hecho ejecuta- tareas estéticas, al organizar su entorno para compartir y vivir mejor los múltiples aspectos relacionados con el amplio ámbito de las emociones y los sentimientos en la vida cotidiana.

Si crecer o desarrollarse tiene que

ver con los cambios, sus conflictos

y acomodos, para dar sentido a la

existencia -tarea que prevalece toda

la

vida-, puede también argumentarse

y

explicarse como todas aquellas

cosas que tenemos que hacer los

humanos para apropiarnos y recrear nuestros mundos posibles, para lo cual no es suficiente el ejercicio lógico racional. La omnipresencia de nuestra sensibilidad en las formas de pensar, aprehender y recrear nuestra realidad

ha sido determinante en la expansión

del mundo, del conocimiento y del propio ser humano.

PROCESOS COMPLEJOS:

MULTIDISCIPLINARIOS Definido también como crecimiento personal, el desarrollo humano es un fenómeno complejo, de cuyo enfoque biológico, psicológico y social, no se puede excluir su abordaje desde la Lingüística, la Estética, La Ética y la Antropología, por lo menos.

la Estética, La Ética y la Antropología, por lo menos. para entender, abstraer y recrear los

para entender, abstraer y recrear los mundos posibles que habitamos y

búsqueda de sentido para sus acciones, sentimientos y pensamientos, todo

Potencial Humano
Potencial Humano

Potencial Humano

 

transitamos; nos convierte en actores-

lo

cual corresponde a las facultades

Es

un fenómeno bio-psicológico, por-

interlocutores; compartimos ideas y

éticas y sus múltiples categorías, como

que contempla los procesos orgánicos

emociones con nuestras coincidencias

sujetos pensantes desde sí mismos,

de

maduración, cognitivos, mentales

o

diferencias, convergencias y

de los otros, y de su trascendencia

y

holísticos de los seres humanos, en

divergencias, en una realidad colectiva

espacio-temporal.

la

internación de la realidad, en su

que

aloja como universo todos los

construcción como personas, y en su adecuación al entorno sociocultural,

para confirmarse como sujetos histó- rico-sociales, inteligentes, conscientes

y sensibles, que pueden vivir su vida

en convivencia y con sentido.

Los referentes sociales reportan todos los procesos interactivos que confirman a los seres humanos fun- damentalmente como gregarios, por- que sólo en la convivencia con otros pueden manifestarse y expandirse dichas condiciones y facultades humanas. La interacción social, es por lo tanto, otro determinante en la construcción como personas,

porque la vida cotidiana, constituida

en el entorno social, ofrece en forma

histórica y permanente el trabajo

interpersonal, grupal, institucional

y colectivo, que privilegia nuestro

crecimiento como personas.

El desarrollo humano es también un fenómeno lingüístico, porque el lenguaje instrumenta nuestras capacidades psicológicas y sociales

múltiples objetos sociales que nos ocupan. Compartir un amplio mundo, en una interacción simbólica y asertiva, sin duda nos desarrolla como personas, al tiempo que nos ejercitamos como actores en la amplia trama social.

LA SENSIBILIDAD COMO FACULTAD ESTÉTICA La construcción como personas y el desempeño de nuestros roles es un fenómeno complejo que también se puede explicar y argumentar desde la Estética, porque la sensibilidad como facultad estética en todos los seres humanos determina nuestras

capacidades para entender y adecuar-

nos al entorno, en un proceso de

equilibrio integral y holístico, que

nos confirma como seres únicos en la

aprehensión y recreación sensibles del mundo.

En esta condición activa para la

construcción o reconfiguración de los mundos posibles, los seres humanos se asumen también como responsables,

desde sus capacidades reflexivas y la

Asumimos que el desarrollo humano también es un ámbito en la Antropo- logía, porque la interacción simbólica –psicológica, social, lingüística, estética y ética-, provee al ser humano de identidades y vínculos multidimensionales, a través del imaginario como instrumento de la inteligencia y memoria colectivas, que propician su expansión y crecimiento en oportunidad y circunstancias semejantes, para todas las personas que integran una comunidad cultural.

Hemos de considerar, además, que tradicionalmente el Arte, la Religión y la Filosofía son otros ámbitos del saber y del conocimiento humano, que abordaron estas tareas

constructivas y reflexivas –como teorías- para explicar la esencia de lo humano en el despertar del potencial de la trascendencia del ser. Estos argumentos, afortunadamente resguardados por la Humanidad

a través de la Historia, recuperan su importancia en la actualidad como propuestas ideológicas y

31

Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano conceptualizaciones, para contribuir en las discusiones y debates que la comunidad científica lleva a

conceptualizaciones, para contribuir en las discusiones y debates que la comunidad científica lleva a cabo sobre la Ontología y Epistemología para la ciencia de la complejidad y su pensamiento, requeridas en la reconfiguración del Arte y las Ciencias Humanísticas o del Espíritu.

LO AXIOLÓGICO FRENTE A LO CIENTÍFICO Esta búsqueda hacia aquellos horizon- tes del conocimiento humano satura- dos de posiciones axiológicas y sub- jetividades, resulta oportuna por corresponder a los espacios del saber que se mantuvieron fieles a la natura- leza de lo humano, en momentos en que la expansión científica tomó los caminos divergentes de la experimentación y el conductismo, para objetivar los procesos psicológicos y sociales.

Arte, Filosofía y Religión fueron exclui- dos de las políticas y estrategias del desarrollo científico, por carecer de métodos y técnicas para objetivar sus fenómenos. Sus teorías, por lo tanto, fueron tipificadas como “axiológicas”, y nunca fueron “científicas”.

32

Ahora podemos discutir si el conocimiento científico objetiva como estrategia de validación, o sólo para sistematizar sus hallazgos, dadas las condiciones abiertas por la comunidad científica para valorar la producción de subjetividad, predominante en los fenómenos humanos; si las condiciones experimentales controlan pero no garantizan la veracidad de sus resultados, sobre todo en la praxis social, y si el conductismo expandió los horizontes de la cognición, como recurso lógico-racional del pensamiento en la actividad psíquica, pero también excluyó los procesos subjetivos e intersubjetivos que predominan en la internación de la realidad individual y sus entreveramientos con la realidad de los demás…

Mirar a los sujetos como personas extrañas y distantes, asumiendo su condición humana desde la negación al involucramiento natural e implícito en el entorno histórico-social que compartimos, nos hará creer en su objetividad a través de nuestras observaciones e interpretaciones, proporcionalmente distantes.

EL PAPEL CIENTÍFICO EN LAS CIENCIAS HUMANÍSTICAS

La tradición subjetiva e intersubjetiva

del conocimiento humano, por el contrario, nos recuerda que es el

contacto en el aquí y el ahora, el mejor camino para descubrir esta esencia de

lo humano, en los fenómenos relativos

a nuestra propia construcción y

desarrollo como personas. Aceptar el involucramiento del observador en los estudios del Ser Humano, ha propiciado reflexiones

sobre una nueva configuración del rol científico en las Ciencias Humanísticas

y Sociales. Certificar sus efectos en

las condiciones externas, internas y

en el vínculo con los objetos y sujetos

que se estudian, también tiene que ver con el Desarrollo Humano. Esto significa que estudiar e investigarlo implica incorporarse a los beneficios y las contingencias a que nos lleva el proceso estudiado.

Porque aun a la distancia –la de los documentales, medios electrónicos, informes, etcétera.-, observar y tomar en cuenta cómo se desarrolla

lo humano en los seres humanos,

para explicarlo y argumentarlo como teoría, exige mirarse a sí mismo no sólo con las valoraciones incorporadas desde nuestra posición específica, sino también desde el contagio intersubjetivo de nuestras observaciones mutuas.

Por ello, a la observación personal habrá que sumar, yuxtaponer y entreverar otros textos, relatos, y narraciones, como testimonios de lo que ocurre en los demás; no importa que nos parezcan verídicos o falseados desde su propia esencia subjetiva, para confirmar nuestras propias apreciaciones subjetivas, a través de todas las otras que nos sea oportuno, posible y pertinente, incorporar.

CONCEPTOS Y ENUNCIADOS: TEORIZAR

Éste es el trabajo hermenéutico en

la esencia del ser humano, que sólo

desde sus textos puede descubrirse. Su instrumentación en el campo, para su estudio o investigación, predominará como búsqueda cualitativa, dada la originalidad y lo irrepetible de su condición desde la individualidad o

desde su trabajo interpersonal, grupal

o colectivo.

En el Desarrollo Humano conviene observar solidariamente qué es y cómo se manifiesta este fenómeno en

el sujeto psicológico desde las propias

categorías psicológicas, que como conceptos nos ofrecen sus teorías: la percepción, la cognición, la afectividad, la actitud, el impulso, la intuición, la imaginación, el autoconocimiento, la autoestima, la integración, la conducta grupal, por ejemplo.

A través de la Sociología, el Desarrollo Humano ocurrirá en aquellos ámbitos de la trama social que propician y expanden las condiciones humanas, sean individuales o colectivas, a través de los múltiples roles con que los actores sociales se manifiestan en acciones o actividades que se asumen en los espacios y el tiempo, determinados por sus propios paradigmas, teorías, y sus conceptos como categorías sociales: grupo, roles, interacción, políticas, identidad, poder, instituciones, cultura, normativas, entre otras.

LOS HUMANOS, SERES GREGARIOS

El papel de la comunicación en el

crecimiento individual y colectivo es incuestionable. Somos seres gregarios que dependemos de los otros para confirmarnos como personas. Esto no sería posible sin los fenómenos lingüísticos, que se refieren a las diferentes formas y contenidos que se transmiten y reciben en forma individual, interpersonal, grupal

y colectiva, para identificarnos y

interpersonal, grupal y colectiva, para identificarnos y Potencial Humano construirnos como “personas que nos
Potencial Humano
Potencial Humano

Potencial Humano

construirnos como “personas que nos comunicamos con otras personas”, en forma vivencial y dialéctica.

A lo lingüístico corresponden todas las

signos, símbolos, significados, signi-

posibles para la especie humana, a

disociar como categorías científicas en

Las condiciones físicas o concretas, virtuales y simbólicas para estos

categorías como conceptos, que tienen que ver con la comunicación humana:

través de la sensibilidad y capacidad reflexiva. Ambas son difíciles de

recursos interactivos, también

ficantes, sintaxis, pragmática y

la

praxis. Sin embargo, metodológica

determinan a través de sus efectos, el

semiología, en las teorías lingüísticas,

y

técnicamente, bajo la intervención,

crecimiento y evolución del proyecto

metodologías y técnicas con las cuales

es posible constatar su secuencia y los

humano en cada uno de nosotros. El lenguaje, por sus textos, es quizás la principal evidencia “objetiva” de lo

los lingüistas se refieren al crecimien- to de las personas y a la evolución humana.

instantes propicios para identificar y hacer consciente su proceso.

humano en la intersubjetividad de nuestras vidas, y de ese sentido que les damos para confirmar la esencia de nuestra existencia humana.

La Estética y la Ética desde su encuadre filosófico, son correspondientes y aparecen entreveradas con las formas de aprehender y recrear los mundos

La sensibilidad –estética- y la reflexividad –ética-, nos construyen y expanden como personas, desde su complejidad e involucramiento con los otros fenómenos de lo psicológico,

33

Potencial Humano

Potencial Humano

social, lingüístico y cultural, por su papel activo en la contextualización de las condiciones en que se desarrolla el ser humano.

UN LUGAR PARA LA VIDA COTIDIANA

Cuando tomamos conciencia de nuestro papel en la construcción y reconfiguración del mundo, de nuestra convivencia, de la vida que vivimos, y de la vida que viven los demás con nosotros, sea desde sus coincidencias

que nos identifican como inteligentes, conscientes y sensibles de nuestra propia capacidad autopoiética. El papel activo del ser humano en la configuración de sí mismo y de su entorno es un proceso permanente, aunque complejo. Entonces, el desarrollo humano depende también del desarrollo cultural y viceversa, porque lo afectivo y lo imaginario también son construcciones colectivas.

a las miradas del espectador y del

creador, a través de la interacción sensible como su detonador. En consecuencia, un mundo mejor, caracterizado no sólo por la calidad de nuestras vidas, sino por proveernos

de la solidaridad, el derecho y el

respeto a la vida en general, reclama

la aceptación de trabajar nuestra

conciencia e inteligencias múltiples,

para aproximarnos a los demás

desde la inclusión, la democracia,

la tolerancia y la comprensión de

o

sus diferencias, el tránsito hacia

LAS ARTES EN LA ESTÉTICA

nuestras diferencias con los demás,

nuestro crecimiento suele suscitarse

DE LA VIDA COTIDIANA

como espacios potenciales para el

de

inmediato. Aunque la vida cotidiana

Cuando el ser humano asume todos

crecimiento mutuo, porque para

fue lo último en argumentarse como el contexto sociocultural para el hombre común, también como proceso fenomenológico suele ser

constructivo; aunque esto, desde las ideas dominantes de la cultura

sus potenciales como inteligencias múltiples, es la producción de subjetividad y su sentido un trabajo creativo, lúdico y espontáneo muy parecido al trabajo creativo del quehacer artístico. Así, podemos

nuestra sociedad, el desarrollo humano y el desarrollo cultural forman parte de un trabajo ético y estético, psicosocial, ciertamente colectivo e impostergable.

occidental, pocas veces se aceptó en

recrear imágenes y sonidos, movernos

Si

el mundo puede ser una construcción

la

práctica discursiva y el trabajo del

en nuestro espacio, contar nuestras

estética colectiva, la tarea es de todos,

científico, para las ciencias humanas y

historias, jugar y representar nuestros

desde su objeto: la aprehensión

sociales.

roles, como lo exigen el Arte y las artes

y

recreación sensibles. Empezar

en la estética de la vida cotidiana.

por

nosotros mismos requiere de

Ahora sabemos que constituye el universo más amplio y común de la praxis social, y se revela en todas las condiciones del proyecto humano. Por esto, la Estética y la Ética se nutren y desempeñan bajo estas condiciones. Sus teorías, métodos y técnicas son recurrentes de esos espacios donde se incuban sus ideas y sus abstracciones como líneas de pensamiento, para explicar los procesos civilizadores de la Humanidad y sus sociedades. Nuevas categorías serán siempre necesarias para abrir las ventanas del saber, que requiere el momento científico que vivimos.

La interacción simbólica, como categoría antropológica en cuestión,

es

la vía que da sentido a los ámbitos

de

la inteligencia y memoria colectivas

del quehacer o de la actividad cultural.

En los ámbitos de la praxis cultural, como productos, bienes, servicios, conductas, expresiones, ritos y mitos, la vida cotidiana toma sentido al transitar de generación en generación para la apropiación y recreación de la realidad social.

Desde la complejidad, es posible descubrir la conformación y expansión del ser humano, bajo las cualidades

34

Las artes visuales, la música, el teatro, la narrativa y la poesía son sólo espacios para el reflejo de nuestras cogniciones sensibles. Paso a paso, el Arte y las artes van haciendo convergencia como caminos promisorios para el encuentro reconfigurador desde las evidencias de su alto contenido psicológico, porque su esencia permanece fiel

reconocer nuestra sensibilidad

y recursos dramáticos, para

convertirnos en dueños de nuestra historia y protagonistas convencidos. Entonces, aparecerá el Arte en nuestra existencia, para recrear y contemplar la vida liberando a nuestro “artista interior”.

Salvador Aburto Morales

Obtuvo el doctorado en el Instituto Superior de Arte de La Habana, con especialidad en Psicología del Arte. Es Máster en Psicología Social, y Director de Psicodrama. Su campo de interés es la intervención grupal para el desarrollo humano, a través de la interacción sensible, la creatividad, la espontaneidad y el juego.

Referencias Aburto, S. Lo afectivo en la sensibilidad hacia una teoría de la comunicación artística.
Referencias
Aburto, S. Lo afectivo en la sensibilidad hacia una teoría de la comunicación artística. Tesis doctoral,
Instituto Superior de Arte, La Habana. 2002.
Figueroa, M. E. coord. Cultura y desarrollo humano. CONACULTA, México. 2006.
Gadamer, H.G. Verdad y método. Editorial Sígueme, Salamanca.1998.
Mandoki, K. Prosaica. Introducción a la Estética de lo cotidiano. Editorial Grijalbo, México. 1994.
Maturana, Humberto. Desde la Biología a la Psicología.-- Editorial Lumen: Buenos Aires,
Argentina.1995.
Melucci, Alberto.Vivencia y convivencia.-- Editorial Trotta; Madrid, España. 2001.
Morin, Edgar. El método. El conocimiento del conocimiento.-- Cátedra, Madrid, España. 1994.
Ramos, S. Filosofía de la vida artística. Colección Austral, México. 1950.
Zátonyi, M. Aportes de la Estética desde el arte y la ciencia del siglo 20. Editorial La Marca, biblioteca
de la mirada, Buenos Aires. 2000.

La asertividad,

como proyecto de vida para buscar la excelencia

Doctora Aurora Moyano González EdD

Maestro de Tiempo Completo, Asociado B. Facultad de Psicología / UANL. auroramoyano@yahoo.com

E l potencial del ser humano tiene

como límite su propia perspectiva

de sí mismo. Si una persona

tiene pobre autoestima, mal concepto sobre sí misma, insuficiente confianza, difícilmente detonará en pleno sus capacidades. El comportamiento de la persona habla por sí solo de cómo se es en realidad.

Desde el inicio de la vida se va moldeando, a través de las diferentes situaciones, el tipo de respuesta que se dará ante cada circunstancia. La formación social primaria infunde los ideales, valores, creencias y la forma en que se debe confiar en uno mismo, así como la percepción que se tiene de los otros.

Cuando a un niño pequeño se le impone que debe estar de acuerdo con la opinión de las figuras de autoridad, sin derecho a réplica o a explicación, su derecho legítimo será tan limitado como las figuras paternas lo permitan. Las actitudes explícitas o implícitas estarán determinadas por la influencia del ejercicio de poder que se ejerza sobre él.

LA INFLUENCIA SOCIAL En suma, sus características perso- nales estarán determinadas por la imagen y el concepto de la influencia social que las circunstancias determi- nen. Lo anterior se lleva a cabo en una forma gradual y sistemática e influye en el tipo de comportamiento que se tendrá. Es primordial estar consciente de que no importa lo que uno dice, sino la forma en que lo dice; el lograr ser más asertivo es un proceso de

en que lo dice; el lograr ser más asertivo es un proceso de aprendizaje. Una persona

aprendizaje. Una persona puede controlar su propio proceso de crecimiento y guiar su desarrollo en una dirección positiva y asertiva.

De esta manera, el comportamiento asertivo es una autoafirmación positi- va que también valora a las demás personas en su vida, y conlleva tanto

a la autosatisfacción como a la calidad de las relaciones interpersonales.

DEFINICIONES Diferentes autores han elaborado definiciones de comportamiento asertivo. Alberti y Emmons (1986) señalan que: “La asertividad implica comunicarse de tal suerte que estemos

35

Potencial Humano
Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano

a favor de nuestros derechos, pero no

pisoteando los derechos de los demás”; Rodríguez (2001) menciona que: “La

asertividad se basa en el respeto y por tanto comporta la libertad para expresarnos respetando a los demás

y asumiendo la responsabilidad de

nuestros actos”.

De esta forma, el comportamiento asertivo es la habilidad de expresar pensamientos, sentimientos y percepciones; de elegir cómo reaccionar y de hablar por los derechos cuando es apropiado, con el fin de elevar la autoestima y de

ayudar a desarrollar la autoconfianza para expresar acuerdo y desacuerdo cuando se cree que es importante,

e incluso pedir a otros un cambio

en su comportamiento ofensivo. Es importante señalar que ser una persona proactiva ayudará no sólo a reaccionar ante los estímulos, sino

a prospectar y planear soluciones a

contingencias. La conducta asertiva no sólo va dirigida a las personas con quienes se interactúa, sino también puede ir dirigida a uno mismo en la lucha constante de construir el propio yo. Cuando uno es asertivo, precisa ser dueño de sus propios mensajes. Es un estilo de vida basado en el sentido común, la aceptación y el respeto a la capacidad de cada individuo para desarrollar al máximo su potencial.

La asertividad bien entendida deja

en el sujeto una vivencia interior de satisfacción y realización personal. Así es que, al hablar de asertividad desde este lugar, implica dejar fuera la agresividad, la ira, la violencia

y la pasividad, que son grandes

distorsionadores y bloqueadores de la capacidad asertiva.

COMPONENTES DEL ESTILO ASERTIVO Existen componentes que conforman la estructura de un estilo asertivo:

respetarse a sí mismo, respeto por los demás, ser directo, ser honesto, ser apropiado, tener control emocional, saber decir lo que se desea decir, ser positivo. Por lo tanto, el estilo asertivo está basado en el desarrollo

del potencial de cada individuo; lleva

a la persona hacia la independencia,

a construir su propio conocimiento,

36

a confiar en sí y de esta forma poder enfrentar exitosamente las circunstancias que se les presenten en la vida y ser útiles a su sociedad.

A continuación, se presentan 13 propuestas para desarrollar un comportamiento asertivo:

1) Ser un manejador del respeto mutuo.

La persona asertiva debe estar consciente

y clara de que no sólo su opinión cuenta;

sin embargo, ella también tiene algo que aportar. 2) Tener capacidad para decir “no” sin sentirse culpable. La persona con comportamiento asertivo reconoce la

importancia de decir “no”. Le es claro que el decirlo no debe inculparla ni culpar a otros. 3) Tener opiniones propias y diferentes

al resto sin sentimientos de culpa por no

acceder a peticiones. El individuo sabe que puede estar en desacuerdo con los otros; que sus ideas deben ser respetadas, mas no debe imponerlas. De las diferencias de opinión se genera el verdadero desarrollo.

4) Saber expresar lo que se desea y quiere,

y poner los medios para conseguirlo.

La persona reconoce que no basta desear algo, pues eso equivaldría a pensar que mágicamente se le debe conceder; tiene

claro que debe trabajar y poner los medios

a su alcance, para conseguir sus metas.

5) Identificar el reclamo ante el derecho

legítimo, obtener lo justo por lo que paga.

Si bien la persona no debe permitir abusos,

tampoco debe abusar para lograr lo que desea; la clave es ser equitativo, hacer valer sus derechos respetando el derecho de los otros. 6) Utilizar la espontaneidad. Se debe reconocer que la naturalidad y la actuación clara de pensamientos, deseos e ideas en su expresión es la clave para ser uno mismo. 7) Saber confrontar, trazar la toma de decisiones propias. La persona busca la objetividad, describe hechos, analiza y toma decisiones. 8) Ejercer la jerarquización de deseos y necesidades. Le es claro lo que quiere, en qué orden, sin pretender forzar a que los otros estén de acuerdo y no se deja llevar por los deseos de otros. 9) Ser una persona positiva, segura de sí, objetiva. Es un ser flexible, convincente, ve las cosas en forma clara, no teme al rechazo. 10) Ejercer, aceptar y buscar el cambio para mejorar. Reconoce que existe el cambio evolutivo y el revolucionario, pero

sabe que lo mejor es planear el cambio, lo acepta y lo provoca. 11) Tener control emocional. Busca la sintonía personal de sus emociones, sin someterse o caer en exageraciones. 12) Saber discriminar, buscar opciones. Tiene opiniones propias a través de alternativas para lograr su juicio; no vive en el pasado, ni genera profecías caóticas sobre el devenir. 13) Poseer una actitud existencial positiva ante sí y ante la sociedad. Cree en sí misma y en las otras personas; no es cuestión de fe, sino de convicción.

Es obvio que estas propuestas no podrían mantenerse en un cien por ciento del tiempo; una persona asertiva mantiene ese comportamiento un 80 ó 90 por ciento de su diario vivir. Es importante comprender que el decidir no ser asertivo puede ser también una decisión asertiva. El tener una mentalidad abierta, saber que se tiene el derecho de equivocarse y reponerse a las frustraciones fortalece la confianza en sí mismo. El individuo asertivo está dispuesto a afrontar desafíos, buscando su potencial para llevar una vida plena.

DESARROLLO DEL POTENCIAL HUMANO Básicamente, el desarrollo del potencial humano es un proceso de mejora que conlleva un crecimiento personal basado en aprender constantemente todo aquello que conduzca a lograr metas de manera más rápida y efectiva, con asertividad. La asertividad es un proyecto de vida, en el cual la persona se compromete consigo misma a buscar la excelencia en todas las áreas de su vida, para conseguir un equilibrio armónico que le permita expresar a plenitud su potencial como ser humano.

Aurora Moyano González EdD

Es licenciada en Psicología por Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Nuevo León, y maestra en Psicología Laboral por la Escuela de Graduados, de la misma facultad. Tiene también un Doctorado en Instrucción Tecnológica y Educación a Distancia NOVA, por la Southeastern University, de Miami, Florida, EUA.

RESILIENCIA

Potencial Humano
Potencial Humano

Potencial Humano

o la capacidad de superar riesgos y adversidad

Humano o la capacidad de superar riesgos y adversidad Doctor Jorge F. Aguirre Sala Investigador /

Doctor Jorge F. Aguirre Sala

Investigador / UDEM joaguirre@udem.edu.mx

R esiliencia es un término que ha ganado espacio en las dos últimas décadas en el ámbito

de la educación y las ciencias sociales.

Originalmente, proviene de la ciencia física, en particular de la metalurgia

e ingeniería, y significa la capacidad

que tienen algunos metales para recobrar su forma original después de sufrir una presión deformante. Llevada esta idea al ámbito humano, la resiliencia es considerada como la capacidad que tiene una persona para enfrentar con éxito la adversidad; es la fuerza flexible que permite

resistir y rehacerse de una condición traumática, claro está, privilegiando

la interacción con los demás.

Sin lugar a dudas, la aplicación del

concepto de resiliencia para adquirir competencias de liderazgo exitoso

y estrategias que multipliquen el

potencial humano hacia logros significativos es imprescindible; pues

la resiliencia nos permite enfrentar

la adversidad y sobreponernos a ella de manera tal que resultemos

fortalecidos.

La resiliencia no es una ciencia, sino el

objeto de estudio interdisciplinario de

varias ciencias que desean compren- der y sistematizar el fenómeno de la capacidad de recuperación. Si quisiéramos establecer el mote popular de la resiliencia, tendríamos que acudir a las frases coloquialmente acuñadas de los consejos sabios:

“hacer de tripas corazón”, “sacar fuerzas de flaqueza”, “aceptar que no hay mal que por bien no venga”. Sin embargo, la gran interrogante persiste

37

Potencial Humano

Potencial Humano

en

la mente de quien recibe el consejo:

hedonista y consumista, la dis-

otros conciudadanos, también com-

“pero

¿cómo?”

ponibilidad ilimitada de alcohol y drogas, la falta de alternativas para el

parten la resistencia social a su propio desarrollo.

RIESGO Y ADVERSIDAD Antes de comprender la solución, analicemos los obstáculos: riesgo y adversidad. Una conducta de riesgo es

tiempo libre, la rapidez de los cambios sociales y muchos de los estereotipos vacíos con falsos modelos de triunfo.

La adversidad privada se destaca en ámbitos muy específicos: el consumo de alcohol y drogas, las

toda acción que va contra la integri- dad física, emocional o espiritual. En este sentido, existen riesgos in- dividuales, familiares y sociales. Entre los primeros, encontramos la baja autoestima, el alto nivel de angustia

Los riesgos nos ponen en vul- nerabilidad, pero no actúan como una efectiva adversidad ante la vida. Los riesgos son, en cierta medida, evitables, mientras que la adversidad, por razones ajenas o de la propia

enfermedades de transmisión sexual, los embarazos no deseados, las conductas que propician accidentes o de índole suicida (basta con que sean autodestructivas), el comportamiento violento o delictivo y, ni qué decir

o

depresión, la pésima capacidad

conducta, ataca al desarrollo y al

de las pandemias de nuestra era; los

de

percepción de la realidad y de la

equilibrio de manera insospechada.

trastornos en la conducta alimentaria.

expresión de afectos. También la alta

impulsividad, la mala comunicación,

SOBRE LA ADVERSIDAD

Ser resiliente significa poseer una

la

sensación de vulnerabilidad y el

En términos generales, la adversidad

identidad de metal precioso: se puede

sentimiento de soledad son factores

se compone de violencia, pobreza,

recobrar la forma original después

de

riesgo individual.

marginación, desventajas sociales, desempleo e inclusive guerra. Si

de sufrir la máxima presión.

Las experiencias tempranas de frus-

alguien vive en una posición socio-

El

resiliente es flexible, pero resistente,

tración y la deficiencia para afrontar

económica privilegiada, no está exento

y

puede quedar fortalecido ante las

los problemas marcan un ánimo falto

de tal adversidad, pues al padecerla

experiencias traumáticas.

de sentido, y carencia de un proyecto

futuro de vida. Así, algunos de estos factores provocan un estrés acumula- do. Éste es peligroso, pues actúa como una enfermedad silenciosa. Muchas personas que aún no desarrollan trastornos severos están sufriendo y no conocen los mecanismos para enfrentar el sufrimiento.

RIESGOS FAMILIARES Y SOCIALES Aunados a los riesgos anteriores,

están los familiares: el habitual distanciamiento de los padres durante

la infancia, la presencia de padres

temperamentalmente violentos, las

expectativas poco claras del rol de hijo, la incapacidad para reconocer y manejar sentimientos, la comunicación

y evaluación hipercrítica, faltas de

respeto y la inducción de sentimientos

de culpa como mecanismos de control.

Quizás a estos elementos puedan sumarse circunstancialmente la falta de límites o los límites difusos en

la formación y la inconsistencia en

pautas de autoridad.

El resultado provoca una identidad

poco estructurada y muy susceptible a los obstáculos de la vida.

Por otro lado, los riesgos sociales son bien conocidos: la generalizada crisis de valores, la sociedad permisiva por la corrupción judicial, la publicidad

38

permisiva por la corrupción judicial, la publicidad 38 Ser resiliente significa poseer una identidad de metal

Ser resiliente significa poseer una identidad de metal precioso: se puede recobrar la forma original después de sufrir la máxima presión.

EL CASO DE MATILDE PETRA MONTOYA Sin duda un buen ejemplo de una mujer resiliente es Matilde Petra Montoya Lafragua (1859–1938), quien tuvo que sobreponerse a la oposición de su padre para continuar con el ritmo de

lecturas y estudio que deseaba desde sus ocho años, y posteriormente sufrió la marginación, tanto en la Escuela Primaria Superior como en la Escuela Nacional de Medicina. En la ciudad de Puebla tuvo que enfrentar la calumnia pública de “masona y protestante”,

además de “impúdica y peligrosa”; todo ello por su deseo de convertirse en una profesional de la medicina que se pondría al servicio de los más desamparados. Habiendo concluido el primer año de Medicina, fueron rechazados sus estudios de bachillerato y se vio en la necesidad de volver a cursar las materias de Latín, Raíces Griegas, Matemáticas, Francés y Geografía, pero fue rechazada por su condición femenina en la Escuela de San Ildefonso.

Montoya no dudó en solicitar la intervención del general Porfirio Díaz, no para conseguir privilegios, sino para que le permitieran re-estudiar y re-acreditar lo que infamemente le habían robado de su curricula escolar. Como nada pudo detenerla, la Escuela Nacional de Medicina

alegó, al final de su carrera, que no podría graduarse pues

el reglamento contemplaba la legislación para “alumnos” y

no para “alumnas”.

SUPERÓ TODOS LOS OBSTÁCULOS La tenacidad de Montoya llevó al presidente Díaz a emitir un decreto para reformar la redacción estatutaria de la Escuela Nacional de Medicina, pasando por encima de la Cámara de Diputados que no estaba en período de sesiones. El examen teórico de Montoya fue impecable durante un lapso mayor a las dos horas, y la prueba práctica en el Hospital de San Andrés tuvo un veredicto aprobatorio por unanimidad después de un día entero de examen. Así, la señorita Montoya se convirtió en la primera médica mexicana. Ello sólo sería el principio de una larga tarea a favor de la ciencia, el desarrollo femenino en los ambientes académicos y la vocación de servicio a los demás.

La historia está llena de casos como el de la doctora Montoya,

y para imitarlos, según la dimensión que nos toque vivir,

debemos tener presentes los mecanismos que posibilitan la detonación de nuestra resiliencia. La literatura más avanzada nos invita a pasar revista a cuatro de nuestras raíces: yo tengo, yo puedo, yo estoy y yo soy.

Yo tengo quienes me quieren incondicionalmente; tengo la capacidad para disfrutar de la vida; tengo iniciativas y alternativas ante los problemas. Éstas son las primeras cualidades a rememorar durante la adversidad.

Yo puedo hablar de lo que me asusta e inquieta; puedo controlarme ante lo peligroso o incorrecto; puedo acrecentar mi voluntad para superar el estrés. Son las posibilidades para conseguir grandes logros al adquirir el dominio de mí mismo.

Yo estoy constantemente sobre el camino; estoy seguro de que todo saldrá bien; estoy diseñando correctamente lo que se va a hacer. Aquí hallamos los puntos de introspección que aseguran la sana resistencia ante lo problemático. La enorme libertad de siempre volver a empezar.

Yo soy afectivo, inteligente y creativo; soy alguien con buen sentido del humor y, sobre todo, soy feliz cuando hago algo bueno por los demás y les muestro mi afecto. Éstas son las características de un ser humano resiliente.

DESARROLLO DEL POTENCIAL HUMANO Como puede observarse, la red de afectos y elementos que aseguran la autoestima es vital para desarrollar el potencial humano.

Pero más allá todavía, el sujeto resiliente busca qué aprendió de su experiencia adversa, y evalúa el impacto de sus actos sobre los demás. En la conducta resiliente no cabe sino un comportamiento moral.

El resultado de la activación resiliente a través del yo tengo,

yo puedo, yo estoy y yo soy es la introspección (la acción de preguntarse uno a sí mismo sobre la autoestima y conseguir la consistencia afectiva de la relación consigo mismo; ello provoca una sólida autoestima); la independencia (el desarrollo adecuado del principio de realidad que permite juzgar una situación prescindiendo de los deseos que pueden distorsionar la situación); la capacidad de relacionarse (el establecimiento de lazos e intimidad con otros para equilibrar la propia necesidad de afecto con la actitud de brindarse a otros); la iniciativa (el gusto por exigirse y ponerse a prueba en tareas progresivamente más exigentes); la creatividad (la producción de orden, belleza

y finalidad a partir del caos); la moralidad (el deseo de

extender el bienestar a la humanidad y comprometerse con los valores); pero, sobre todo, la expansión del sentido del humor (encontrar lo cómico en lo trágico para que la conciencia crítica neutralice la adversidad).

IMPORTANCIA DEL HUMOR El humor reconfigura la percepción de una situación y produce de súbito un cambio en el afecto y comportamiento; por ello es la esencia de la creatividad, elemento imprescindible de la salud y de la resistencia en el lazo social e identificatorio de lo grupal.

Por ello, puede transformar el sufrimiento en placer, lo patético en grandioso, rehusar el dolor y oponerse con

el triunfo del sano narcisismo para vencer el peligro por

el menosprecio y hasta por el relajo. El humor, en suma,

nos ayuda a aceptar la finitud de la existencia y a asumir la limitación de nuestros poderes físicos, intelectuales y emocionales. Pero todo ello lo logra provocando alegría. Nos hace ver como burros: ¡patéticos pero incansablemente fuertes!

Finalmente, la resiliencia nos permite acopiar lo que tengo; puedo y estoy para llevar a buen puerto la estrategia máxima: ser feliz aun en presencia de la adversidad.

Jorge F. Aguirre Sala

Licenciado y doctor en filosofía por la Universidad Iberoamericana y con especialización posdoctoral en psicología terapéutica, es miembro del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología desde 1993. Figura biográficamente en el texto de Antonio Ibargüengoitia Filósofos Mexicanos del Siglo XX, y en el Outstanding Intellectuals of 21st. Century, del International Biographical Centre, Cambridge, England.

39

Potencial Humano
Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano

Potencial Humano

Las cuatro columnas básicas de una esperanza de

vida sana

Doctor Antonio Cisneros Dávila

Profesor Médico y Tutor Facultad de Medicina / UANL drcisnerosdav@hotmail.com

U no de los objetivos del médico

es la promoción de la esperanza

de una vida sana prolongada,

en la que no se olvide ni se pierda la sensación de juventud, y que se llegue al final en el periodo de la vejez, de manera rápida, sin sufrimiento, y pidiendo “permiso para morir”; y, sería lo mejor, en el seno privado de la familia.

Este sueño se construye sobre cuatro columnas básicas y con una quinta de refuerzo, frecuentemente ignorada, pero que no cuesta trabajo aceptarla, ya que es la suerte o la estrel