Está en la página 1de 60
Albert Sasson, doctor en Ciencias Naturales por la Universidad de París, es un prominente investigador
Albert Sasson, doctor en Ciencias
Naturales por la Universidad
de París, es un prominente
investigador en el campo de la
Biotecnología.
Biotecnología
y Alimentos
Conferencistas
internacionales invitados:
Ingo Potrykus
SUIZA
Luis Herrera Estrella
MÉXICO
Charles J. Arntzen
ESTADOS UNIDOS
Juan Pedro Laclette
MÉXICO
Marc Van Montagu
BÉLGICA
Gad Galili
ISRAEL
Ulrich Wobus
ALEMANIA
Nelson Marmiroli
ITALIA
Jaap Bakker
HOLANDA
Luca Santi
ITALIA
Seminario sobre
Nanobiotecnología
Coordinador:
Renzo Tomellini
COMISIÓN EUROPEA
Director
Luis Eugenio Todd
Autores invitados: Adriana Gutiérrez Díez, Julio César Vega, Miguel A. Gómez, Juan Antonio Vidales, Fermín Montes, Alberto Mendoza, Gilberto Salinas, Francisco Zavala García, Isabel López Zamora.
Número 38, del 4 al 17 de agosto de 2006
www.conocimientoenlinea.com
EDITORIAL E n esta ocasión, nuestra re- vista dedica gran parte de su contenido al
EDITORIAL
E n esta ocasión, nuestra re-
vista dedica gran parte de su
contenido al tema de la Bio-
tecnología y la Alimentación,
tema que expertos internacionales
tratarán el segundo día del Congreso
Internacional bioMONTERREY 2006.
Es imperativo, en esta época de un
crecimiento demográfico global im-
presionante, atender la vieja pregunta
de Thomas Malthus, autor inglés, quien
señaló el riesgo de que el planeta Tierra
se quede sin suficientes alimentos para
su población, pues esta última crece
en forma exponencial, mientras que la
producción agrícola lo hace en forma
proporcional, y aunque esto no fue
confirmado, el riesgo está latente.
cambios transgénicos internos para
adaptarse a su realidad circundante.
Es decir, lo transgénico no lo inventó el
hombre sino la propia naturaleza de la
biología.
Dicen los expertos que para el a-
ño 2020 el mundo tendrá ocho mil
millones de seres humanos, los que
Las discusiones que se presentarán en
el seno de esta temática y que serán
analizadas por científicos muy promi-
ocasionarán trastornos importantes
nentes como aquéllos que han trabajado
Todo lo demás: retórica, comunicación
o paranoia social de diferentes
organizaciones no gubernamentales es
solamente una concepción abstracta y
no debe ingresar a una discusión si no
cuenta con los elementos científicos
suficientes para probar su presencia
dialéctica en un tema que debe ser
manejado por los expertos y no por los
comunicadores sociales.
a
su hábitat, generando un calenta-
en el llamado golden rice o el famoso
miento global, mayor desforestación
científico mexicano que acaba de
Concluyo señalando que la innovación
y
pérdida de la agricultura conven-
cional que la naturaleza nos otorga
por mandato divino.
Ante esta perspectiva, hablar de
modificaciones a la producción de
alimentos a través de utilizar la
importante ciencia de la genética,
no es un tema retórico, y menos
aún debe ser aprovechado por
los expertos de la paranoia social
para generar un temor sobre algo
monstruoso que la producción
transgénica puede propiciar en la
raza humana.
sintetizar el genoma del maíz dentro de
un proyecto del CINVESTAV y también
los que hablarán de la historia del trigo,
serán los que realmente marquen un
camino para la comprensión de este
fenómeno, necesario, de acelerar la
producción de alimentos a que nos
obligan las circunstancias del mundo
actual.
transgénica en los alimentos no es un
riesgo sino una esperanza, mientras
se maneje con rigor científico, control
experimental permanente y bajo las
normas internacionales, pues el problema
de los avances científicos y de la bioética
correspondiente no es producto de la
ciencia sino de los defectos intrínsecos
de la corrupción humana.
DESCARTES
1596 a 1650
Pienso, luego existo
Para aclarar esta temática, hay
que utilizar el método científico y
recordar que desde hace muchos
años o siglos, los seres humanos,
los animales y la agricultura, por
influencia del ambiente, generan
Y Dios dijo: “creced y multiplicaos”;
pero nosotros exageramos y creamos
un problema.

Contenido Conocimiento

Arroz dorado, un ejemplo de biofortificación, 3

Navegando por el genoma del maíz, 6

CINVESTAV Irapuato, líder en producción de vacunas y compuestos farmacéuticos de plantas, 10

Vacunas provenientes de plantas, 13

Biotecnología, reto para la sociedad, 15

Microorganismos simbióticos, alternativa ecológica para mejores cosechas, 18

Uso de los marcadores genético moleculares en el mejoramiento nutricional de las plantas, 20

La Biotecnología en el desarrollo de plantas de importancia económica, 23

Alternativas para el manejo de malezas en sistemas de cultivo, 27

Seminario sobre Nanobiotecnología, 30

Los nanobiocidas y sus usos potenciales en Medicina, 31

Nanotecnología para la vida, 33

Bioexplotación agroalimentaria para la producción de plantas y metabolitos, 37

Vacuna contra la peste, producida en plantas, 40

Las plantas y sus virus, como biorreactores, 43

plantas, 40 Las plantas y sus virus, como biorreactores, 43 21 28 38 46 Autores invitados:
21
21
28
28
38
38
46
46

Autores invitados:

Fermín Montes Cavazos Es ingeniero agrónomo por la UANL y tiene una maestría en Horticultura por la Universidad Estatal de Nuevo México, Estados Unidos. Ha tomado cursos de Tecnología de Semillas y de Semillas de Hortaliza en la Universidad Estatal de Mississippi y en la Autónoma Agraria Antonio Narro.

Francisco Zavala García Es ingeniero agrónomo con especialidad en Fitotecnia por la UANL, y tiene una maestría en Genética por el Colegio de Posgraduados en Chapingo. Es doctor en Genética y Fisiología de Plantas, por la Universidad de Nebraska.

Isabel López Zamora Es egresada de la Facultad de Biología de la Universidad Veracruzana, y tiene una Maestría en Ciencias en el Department of Forestry de la University of Florida. Actualmente realiza sus estudios de doctorado en la misma institución norteamericana. Forma parte del Área de Investigaciones en Biología Vegetal del Instituto de Investigaciones Biológicas.

Julio César Vega Arreguín Es auxiliar de investigación en el Departamento de Ingeniería Genética de la Unidad Irapuato del Cinvestav. Ha participado en investigaciones como: “Análisis del papel de TrAP en la expresión de la proteína de la cápside y el ciclo de infección del geminivirus TToMoV.” y “Los virus: cómplices para descifrar procesos moleculares en las plantas”.

Miguel A. Gómez Lim Es licenciado en Biología, egresado de la Facultad de Ciencias de la UNAM y doctor en Ciencias con Especialidad en Biología Molecular de Plantas, Universidad de Edimburgo, Escocia.

Josué Leos Martínez Es ingeniero agrónomo por la UANL, con Maestría en Parasitología Agrícola por el ITESM y Doctorado por Texas A&M University con la especialidad de Entomología. Actualmente está recién jubilado de la Facultad de Agronomía de la UANL, donde sigue siendo el responsable del Laboratorio de Diagnóstico Fitosanitario.

Humberto Lara Villegas Es médico cirujano egresado de la Universidad Autónoma de Guadalajara y tiene una maestría en Ciencias de la Vida, Ministerio de Educación de Israel. Se especializa en temas de bioseguridad, VIH-1 y Nanobiotecnología.

Eduardo Pérez Tijerina Es físico por la Universidad de Baja California (UABC). Tiene una Maestría y un Doctorado en Física de Materiales, ambos grados académicos de un programa conjunto de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Centro de Investigación Científica y Educación Superior de Ensenada (CICESE).

Ingo Potrykus fue profesor de biotecnología de plantas en el Instituto de Ciencias de las
Ingo Potrykus fue profesor de biotecnología de plantas en el Instituto de Ciencias de las
Ingo Potrykus fue profesor de biotecnología de plantas en el Instituto de Ciencias de las
Ingo Potrykus fue profesor de biotecnología de plantas en el Instituto de Ciencias de las

Ingo Potrykus fue profesor de biotecnología de plantas en el Instituto de Ciencias de las

Plantas de ETH, en Zurich, Suiza. Su grupo de investigación aplicó tecnología genética para contribuir

a la seguridad alimenticia en los países en desarrollo. Se jubiló en abril de 1999.

Nació el 5 de diciembre de 1933 en Hirschberg/Schlesien, Alemania. Estudió biología en la Universidad de Colonia y obtuvo su doctorado en el Instituto Max-Planck para la Investigación de la Producción de Plantas. Tras varios años en el Instituto de Fisiología de Plantas (Universidad de Hohenheim), dirigió un grupo de investigación en el Instituto Max-Planck de Genética de Plantas. En 1976 viajó a Basilea para establecer el área de ingeniería genética de plantas en el Instituto Friedrich Miescher.

Su grupo de investigación se dedicó a proyectos de ingeniería genética para mejorar la estabilidad de las cosechas y la calidad alimenticia del arroz, trigo, mijo y mandioca. Sus resultados y tecnologías han sido transferidos a los países en desarrollo a través de centros internacionales de investigación, sin costos ni restricciones de propiedad intelectual. El mejor ejemplo es el llamado Golden Rice, una nueva variedad de arroz proveedora de vitamina A que es ampliamente reconocida como un modelo ejemplar para reducir de manera sustentable la desnutrición en los países en desarrollo.

Desde su jubilación, Ingo Potrykus, como presidente del Consejo Internacional Humanitario del

Golden Rice, enfoca sus esfuerzos para promover el Golden Rice entre agricultores, ante las barreras

a la cosecha de organismos genéticamente modificados. Para ello, ha establecido colaboración con

14 instituciones dedicadas al arroz en India, China, Vietnam, Bangladesh, Indonesia y Filipinas.

Doctora Adriana Gutiérrez-Díez Facultad de Agronomía / UANL

¿Te imaginas que con sólo consumir de 100 a 200 gramos de arroz recibas la aportación diaria de vitamina A recomendada en la dieta? Esto es ya una realidad, gracias al arroz dorado o golden rice. El arroz dorado es una variedad de arroz (Oriza sativa) producida a través de ingeniería genética para generar pro-vitamina A (beta-caroteno) en la parte comestible de la planta, que es el grano. Las plantas de arroz producen beta-carotenos en los tejidos verdes, pero no en el endospermo (parte consumible de la semilla); la capa externa del grano, también llamada aleurona, contiene nutrientes como vitamina B y ácidos grasos, pero no vitamina A.

Estos nutrientes se pierden durante el proceso de trilla y pulido a que son sometidos los granos para su comercialización y alargamiento de vida en almacén. La transformación del arroz convencional en arroz dorado se debió a la introducción de tres genes responsables de la biosíntesis de beta-carotenos:

psy, lyc y crt1, los dos primeros provenientes de una especie de narciso (Narcissus pseudonarcissus) y el último proveniente de la bacteria del suelo Erwinia uredovora.

El arroz dorado es un proyecto que inició en 1992, (puedes consultar su página de Internet para mayor información:

www.goldenrice.org); los investigadores creadores de este arroz biofortificado son los profesores Ingo Potrykus, del
www.goldenrice.org); los investigadores creadores de este
arroz biofortificado son los profesores Ingo Potrykus, del
Instituto de Ciencias de Plantas del Instituto Federal de
Tecnología de Suiza, y Peter Beyer, de la Universidad de
Freiburg. El primer arroz dorado que se originó fue nombrado
SGR1, y bajo condiciones de invernadero produce 1.6 µg de
beta-caroteno por cada gramo de carotenoides.
NUEVA VARIEDAD
En el año 2005, un grupo de investigadores de la compañía
de biotecnología Syngenta produjeron una variedad de
arroz dorado a la que nombraron arroz dorado 2, el cual
produce 23 veces más carotenoides que el arroz dorado de
Potrykus; es decir, más de 37 µg de beta-carotenos por gramo
de carotenoides, por lo que para recibir la recomendación
diaria de vitamina A es necesario consumir 144 gramos
de este arroz. Lo anterior se logró gracias a la
combinación del gen psy del maíz con el gen crt1
del arroz dorado original. El arroz dorado
se ha mejorado con variedades locales
de Filipinas y Taiwán y con la variedad
americana Cocodrie. Después de años de
espera, el cultivo fue llevado a campo en
2004, con la colaboración de la Universidad
de Louisiana. Los resultados preliminares
de estos ensayos mostraron que el cultivo
produce de 3 a 4 veces más beta-carotenos
cuando crece en el campo que cuando crece en
invernadero.
DEFICIENCIAS EN ÁFRICA Y ASIA
El objetivo principal de los investigadores
que encabezan el proyecto del arroz
dorado, es ayudar a los niños que sufren
deficiencia de vitamina A. A inicios del
siglo 21, se estimó que 124 millones
de personas en 118 países de África y
del Sureste de Asia fueron afectadas
por deficiencia de vitamina A. Esta
deficiencia en la dieta, de acuerdo con
la Organización Mundial de la Salud, es
responsable anualmente de la muerte
de uno a dos millones de personas, de
la pérdida de la vista irreversible en 500
mil, y de millones de casos de xeroftalmia.
La población más vulnerable son los niños y las
mujeres embarazadas.
La vitamina A es suplementada oralmente o inyectada en
aquellas áreas del mundo donde la dieta es deficiente en esta
vitamina. Aun y cuando existen programas de suplementación
de vitamina A para niños menores de cinco años en países con
deficiencia de la misma, estos programas no son suficientes,
y tanto la UNICEF como las ONGs involucradas en la
suplementación de vitamina A reportan que se van perdiendo
las mismas en las áreas donde son primordiales.
ELEMENTO BÁSICO EN LA DIETA INFANTIL
Dado que el arroz es un elemento básico en la dieta de los niños
en los países con deficiencia de vitamina A, la transformación
genética del arroz para que produzca pro-vitamina A es una
alternativa simple y barata para suplementarla; por ejemplo,
en el caso de áreas rurales remotas; podemos considerar que
4
Los granos de arroz dorado fácilmente se reconocen por su color amarillo, producto de los

Los granos de arroz dorado fácilmente se reconocen por su color amarillo, producto de los beta-carotenos; mientras mayor la concentración de los mismos, mayor la intensidad del color.

la transformación genética del arroz es un equivalente del agua fluorada y de la sal yodatada.

Debido a la importancia y al impacto del proyecto en la nutrición infantil mundial, la fundación de Bill y Melinda Gates otorgó financiamiento en junio de 2005 a Peter Beyer para mejorar el arroz dorado mediante el incremento de pro-vitamina A, vitamina E, hierro y zinc, así como para el mejoramiento de la calidad proteica, todo esto mediante la transformación genética.

El profesor Potrykus realiza en forma continua esfuerzos para que el arroz dorado sea distribuido gratuitamente para agricultura de subsistencia, pero esto requiere que las empresas que tienen los derechos sobre la propiedad intelectual del cultivo otorguen los permisos para liberarlo. Debido a que recibieron financiamiento del Programa de Investigación “Caroteno Plus” de la Comisión Europea, tuvieron que ceder los derechos del descubrimiento del arroz dorado a Syngenta (patrocinador del programa Caroteno Plus). La liberación de permisos para utilizar el arroz dorado se agilizó debido a la publicación realizada por la revista TIME en julio de 2000, donde se decía que el arroz dorado es el primer cultivo modificado genéticamente con beneficios inigualables.

USO COMERCIAL O HUMANITARIO El grupo de investigadores del arroz dorado debió entonces definir entre el uso comercial o humanitario del cultivo; esto se definió en base a diez mil dólares; es decir, si los agricultores no producen más de diez mil dólares al año por el cultivo, no es necesario que le paguen regalías a Syngenta por el uso comercial del mismo; cuando el uso no es humanitario, se le permite al agricultor conservar y replantar la semilla.

En la actualidad Syngenta no tiene interés comercial en el uso de la planta. Como todo cultivo modificado genéticamente,

se han generado controversias alrededor del arroz dorado

por parte de activistas anti-organismos modificados genéticamente, como Greenpeace, que originalmente objetaba

la cantidad de vitamina A que producía el arroz dorado SGR1,

ya que se tenían que consumir de 1.5 a 2 kilogramos de arroz

por día para alcanzar la dosis diaria recomendada; a pesar del desarrollo de las nuevas variedades de arroz dorado en las que se incrementó la producción de beta-carotenos, Greenpeace sigue manteniendo su objeción al cultivo, bajo el argumento de que el arroz dorado es el “Caballo de Troyaque abrirá

la puerta a la dispersión de los organismos genéticamente

modificados.

Existen y seguirán existiendo grupos que se opongan al cultivo

y consumo del arroz dorado, pero mientras no muestren

datos y resultados generados bajo rutinas de investigación

y sustentados en bases científicas, no pueden desaprobar y

censurar el trabajo de los investigadores y el beneficio del consumo del arroz dorado en la población.

El arroz dorado puede ser una de las mayores contribuciones de mecanismo sustentable de distribución de vitamina

A en los países subdesarrollados; para lograr esto es

necesario un gran esfuerzo interdisciplinario que incluya a científicos, mejoradores de cultivos, extensionistas, políticos y gobernantes, y a todos aquéllos que juegan un papel importante en la formación y educación de agricultores y consumidores. Por último, si quieres conocer más sobre el arroz dorado, su pasado, presente y futuro, no te pierdas la conferencia del profesor Ingo Potrykus en el Congreso BioMonterrey 2006.

Luis Herrera Estrella. Es director del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad de México.
Luis Herrera Estrella. Es director del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad de México.
Luis Herrera Estrella. Es director del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad de México.
Luis Herrera Estrella. Es director del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad de México.
Luis Herrera Estrella. Es director del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad de México.
Luis Herrera Estrella. Es director del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad de México.
Luis Herrera Estrella. Es director del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad de México.

Luis Herrera Estrella. Es director del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad de México.

Obtuvo su Doctorado en Biología Molecular de Plantas en la Universidad Estatal de Gent, Bélgica, en donde también realizó proyectos de investigación. Posteriormente, se integró como profesor de biología molecular de plantas en el CINVESTAV de la Ciudad de México, y fue designado jefe del Departamento tres años después.

En 1987 recibió el Premio “Javed Husain” de la UNESCO; en 1989, el Premio de “Investigación Científica en Ciencias Naturales de la Academia Mexicana de Ciencias”; en 1994, el Premio en “Biología de la Academia de Ciencias del Tercer Mundo”; en 1998, la Medalla RedBio de la Red Latinoamericana de Biotecnología, y en 2000, la Medalla de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

El grupo de investigación que dirige se ha centrado fundamentalmente en dos temas: La identificación de los elementos regulatorios de genes asociados a la fotosíntesis, que determinan su respuesta a factores ambientales, y la identificación de los mecanismos fisiológicos, bioquímicos y moleculares que permiten a las plantas adaptarse a condiciones limitantes de nutrientes en el suelo.

El profesor Herrera es miembro de los consejos consultivos científicos de la Academia Mexicana de Ciencias, del Centro Internacional de Ingeniería Genética y Biotecnología, y del Consejo de Acción sobre Biotecnología de la UNESCO.

y del Consejo de Acción sobre Biotecnología de la UNESCO. Doctor Julio César Vega Arreguín /
y del Consejo de Acción sobre Biotecnología de la UNESCO. Doctor Julio César Vega Arreguín /

Doctor Julio César Vega Arreguín / Doctor Gustavo Hernández Guzmán Investigadores posdoctorales, Langebio, Cinvestav, Campus Guanajuato

La identificación y la determinación de la secuencia nucleotídica de todos los genes del maíz es un paso clave e importantísimo en el estudio de la biología y la genética de esta planta tan arraigada en la cultura de México

El maíz fue domesticado hace aproximadamente ocho mil años en Mesoamérica. Datos arqueológicos sugieren que

El maíz fue domesticado hace aproximadamente ocho mil años en Mesoamérica. Datos arqueológicos sugieren que esto sucedió en un área pequeña de México, entre Chiapas y el sur de la Ciudad de México. Después, fue dispersado por el Continente Americano a través de las migraciones de los pueblos indígenas. Cuando los españoles llegaron

a América, el cultivo del maíz ya se extendía desde Canadá

hasta Chile. Se cree que el maíz fue domesticado a partir de

una planta silvestre llamada teosintle (que significa “grano de Dios”), aunque no existen evidencias claras de esta relación ancestro-descendiente. Sin embargo, el teosintle sigue siendo

el pariente más cercano del maíz.

ALIMENTO, MONEDA Y RELIGIÓN Durante siglos, el maíz ha estado estrechamente ligado

a las condiciones de vida de los mexicanos, para quienes

históricamente ha sido alimento, moneda y religión. Para las civilizaciones azteca, maya, e inca, además de constituir el alimento básico, el maíz desempeñaba un papel predominante en su cultura; estaba presente en las creencias y ceremonias religiosas como elemento decorativo de cerámicas, tumbas, templos y esculturas, y era además motivo de leyendas y tradiciones que resaltan la importancia económica, agrícola y social de su cultivo. El maíz era considerado casi como un dios, al que se rendía culto, y era objeto del folklore y ritos

religiosos.

Según las crónicas, los europeos descubrieron el maíz durante

la exploración de la isla de Cuba por los hombres de Colón, el 6

de noviembre de 1492. Ahí, los indios tainos le llamaban “Ma-

Hiz”. Colón lo llevó a España en 1494, y varias generaciones después era cultivado ya por todo el mundo. Sin embargo, sólo en la región de Mesoamérica se encuentra todavía in situ el maíz ancestral que dio lugar a todas las variedades mejoradas cultivadas actualmente alrededor del mundo. En esta región existe además la mayor variación y diversificación del maíz, debido principalmente a la gran diversidad de ambientes (suelo, clima, etcétera) y a las condiciones culturales (sistema de producción y tipo de consumo) relacionadas con su cultivo.

EL GENOMA DEL MAÍZ El genoma de un organismo es la información genética codificada en forma de ADN (ácido desoxirribonucleico) cuyas unidades de almacenamiento de la información son los genes. La molécula de ADN se conforma de cuatro bases químicas llamadas Adenina, Timina, Guanina y Citosina, y se representan con las letras A, T, G y C, cuyo orden y organización en el genoma determinan todas las características que le dan identidad al organismo. El tamaño del genoma de las plantas puede variar de manera considerable. Por ejemplo, el genoma del arroz contiene 430 millones de pares de bases; el del trigo contiene nada más y nada menos que 16 mil millones de pares de bases, y el de la planta modelo Arabidopsis thaliana contiene sólo 145 millones de pares de bases.

Esta gran diferencia en el tamaño del genoma de estas plantas y de muchas otras se debe principalmente al contenido de ADN repetitivo, el cual se compone principalmente de elementos transposables (secuencias de ADN que pueden moverse de

un sitio a otro del genoma) y que constituye la mayor parte del ADN en genomas mayores de 600 millones de pares de bases. En este sentido, en una gran variedad de plantas se ha visto que los genes se encuentran normalmente en pequeñas islas de unas 5 a 50 mil pares de bases dentro de un mar de elementos transposables distribuidos por todo el genoma.

SÓLO DOS GENOMAS VEGETALES SECUENCIADOS COMPLETAMENTE

Las evidencias sugieren que dicha distribución en el genoma

se

aplica también al maíz; de ahí el término “navegando” por

el

genoma con el que iniciamos este artículo. El maíz posee

un genoma de dos mil 500 millones de pares de bases, unas 16 veces mayor que el genoma de Arabidopsis thaliana, cinco veces mayor que el del arroz y unas seis veces menor que el del trigo. Los genomas de A. thaliana y del arroz son

los únicos genomas vegetales que han sido secuenciados completamente,

y considerando que el tamaño del

genoma del maíz es mucho mayor que

el de estas dos plantas, los recursos

necesarios para su secuenciación son proporcionalmente mayores.

Se ha estimado que sólo un cinco a diez

por ciento del genoma del maíz codifica para genes; el resto del genoma podría estar constituido casi en su totalidad de secuencias repetitivas, principalmente elementos transposables.

De éstos, aproximadamente un 60 por ciento corresponde a retrotrans- posones llamados Long terminal

repeat-retrotransposons. Los retrotrans- posones se propagan dentro de la planta por un mecanismo similar al ciclo de vida de los retrovirus:

mediante un proceso de transcripción reversa seguido de la integración en

el genoma del ADN complementario

sintetizado. Es muy probable que los retrotransposones y los retrovirus se derivaran de un ancestro común.

SECUENCIANDO LOS GENES DEL MAÍZ La elección de una estrategia apropiada de secuenciación genómica depende de las características del genoma a secuenciar, de la tecnología con que se cuente y de la disponibilidad de recursos económicos. En plantas como el maíz, en donde los elementos repetitivos constituyen más de la mitad de su complejo genoma, la tarea de secuenciarlo completamente se hace extremadamente complicada.

Es así como surge la necesidad de desarrollar tecnologías para aislar el ADN genómico enriquecido en genes y con bajo contenido de ADN repetitivo. Una de estas prometedoras tecnologías se llama “filtración por metilación”, y se basa en el aislamiento y secuenciación de las regiones “hipometiladas” del genoma del maíz, las cuales se ha descubierto que son ricas en genes, mientras que las secuencias repetitivas están generalmente “hipermetiladas”.

De esta manera, dicho patrón de metilación en el genoma del maíz ha sido ampliamente explotado en el Langebio del Cinvestav Campus Guanajuato, para secuenciar preferencialmente las regiones que codifican genes. Durante el proceso de secuenciación de cualquier genoma, el ADN se extrae de los núcleos de las células y se fragmenta en pequeños pedacitos que podrán ser leídos por el secuenciador utilizado.

CONSTRUCCIÓN DE UINA BIBLIOTECA GENÓMICA Normalmente esta fragmentación del genoma se realiza al azar por medios mecánicos; es aquí donde podemos modificar la estrategia de construcción de una biblioteca genómica sin filtrar, para obtener una biblioteca genómica enriquecida en genes. Esto se logra utili- zando enzimas de restricción sensibles al ADN metilado o bien utilizando bacterias que realicen el mismo trabajo de “filtrado” del ADN repetitivo in vivo.

trabajo de “filtrado” del ADN repetitivo in vivo . No se sabe por qué en plantas

No se sabe por qué en plantas como el maíz se ha acumulado ese 90-95 por ciento de ADN repetitivo y que aparentemente

no tiene función alguna. En otros organismos se ha visto que

existen algunos genes que son importantes y que se encuentran dentro de lo que en apariencia es ADN repetitivo. En el maíz, así como en diversos organismos en los que al momento no se tienen elementos claros de la participación del ADN repetitivo en alguna función conocida, dicho ADN repetitivo ha sido llamado “basura genómica” o “ADN espaciador”.

Sin embargo, el conocimiento de la secuencia de un genoma, de su estructura y la función de cada una de las partes que lo constituyen, es sin duda la clave para el mejor entendimiento de las relaciones entre los genes y el ADN repetitivo, así como de la importancia de estos elementos en la biología del organismo.

Un gran reto es después el ensamblaje correcto de la secuencia genómica y la anotación funcional de los genes (asignación de la función basándose en su secuencia y en antecedentes bioquímicos y/o genéticos) mediante las herramientas bioinformáticas disponibles. Así, hemos generado una enorme cantidad de bibliotecas genómicas de maíz enriquecidas en genes, cuyo proceso de ensamblado y anotación se está llevando a cabo y que representa un avance considerable en este proyecto genómico.

Otra tecnología de gran utilidad para la secuenciación de genomas complejos y que estamos explorado con el maíz en el Langebio es: El análisis Cot, que consiste en la reasociación del ADN desnaturalizado en solución, y que se basa en el principio de que la tasa a la cual una secuencia especifica se reasocia es directamente proporcional al numero de veces que dicha secuencia se encuentra en el genoma. También estamos

Referencias 1. Arumuganathan K, Earle ED (1991) Nuclear DNA content of some important plant species.

Referencias

1. Arumuganathan K, Earle ED

(1991) Nuclear DNA content of some

important plant species. Plant Mol

Biol Reporter, 9:208-218.

2. Buckler ES, Gaut BS, McMullen

MD (2006) Molecular and functional

diversity of maize. Curr Opin Plant

Biol; 9(2):172-6.

3. SanMiguel P, Bennetzen JL (1998)

Evidence that a recent increase in maize genome size was caused by the massive amplification of intergene

retrotransposons. Ann Bot, 82:37-44.

4. Sluyter A, Dominguez G (2006)

Early maize (Zea mays L.) cultivation in Mexico: dating sedimentary pollen records and its implications. Proc Natl Acad Sci USA; 103(4):1147-51.

desarrollando la obtención de bibliotecas genómicas de maíz enriquecidas en secuencias reguladoras; es decir, secuencias que regulan la actividad de los genes y que normalmente se encuentran junto a éstos o a distancias muy variables.

La diversidad de estrategias utilizadas en la secuenciación de un genoma como el del maíz resultará sin duda en una cobertura mayor en un menor tiempo y con menos recursos, además de que la secuencia de los genes, al conocerse de una forma más rápida por medio de las tecnologías de enriquecimiento, permitirá el estudio de funciones y procesos específicos en la planta que pudieran ser de gran trascendencia para la agricultura.

RELEVANCIA DE LA SECUENCIACIÓN DEL MAÍZ EN MÉXICO Son muchas las razones y enorme la importancia para México de emprender un proyecto genómico de tal envergadura, como es la secuenciación de una planta tan significativa como el maíz. Entre ellas, como se ha descrito anteriormente, está el papel que tiene el maíz en la cultura y alimentación de los mexicanos desde tiempos precolombinos.

Además de ser el tercer cereal más cultivado en el mundo (después del arroz y el trigo), el maíz ha sido el cereal más estudiado desde el punto de vista genético. Baste mencionar el premio Nobel otorgado en 1983 a Bárbara McClintock por sus investigaciones con elementos transposables del maíz. La diversidad genética del maíz que existe en México, representada en la gran variedad de razas criollas, es otra razón de peso por la que necesitamos estar a la vanguardia en el estudio genómico de esta planta.

La secuenciación del genoma del maíz es importante, ya que provee información valiosa sobre los genes, como su estructura y posición en el genoma. Además, facilita la identificación de un gen en una mutación fenotípica, nos permite comparar

genes similares entre diferentes especies y, mediante el análisis evolutivo de las secuencias de ADN, es posible conocer más sobre el origen mismo del maíz. Por otro lado, el conocimiento de la secuencia de los genes del maíz y de su función biológica es de una notable importancia para el establecimiento de alguna utilidad agro-industrial.

para el establecimiento de alguna utilidad agro-industrial. MEJORAMIENTO GENÉTICO En este sentido, el mejoramiento

MEJORAMIENTO GENÉTICO En este sentido, el mejoramiento genético puede ser facilitado enormemente en el maíz o en cualquier otra planta cuyo genoma haya sido descifrado, o bien que posea una significativa similitud con el genoma del maíz. Este mejoramiento puede ser la habilidad de incrementar, por ingeniería genética o mejoramiento asistido por marcadores moleculares, la calidad y la producción agrícola de manera estable, mediante la resistencia y tolerancia más efectiva a factores bióticos (patógenos y plagas) y abióticos (sequía, acidez, etcétera), respectivamente.

La secuenciación de los genes del maíz por un laboratorio mexicano, así como el conocimiento de su estructura y su función, significa para México un futuro ventajoso en la era genómica y biotecnológica que vivimos y un papel primordial en la comunidad científica internacional.

Charles J. Arntzen. El doctor Charles J. Arntzen es director del Centro para Enfermedades Infecciosas
Charles J. Arntzen. El doctor Charles J. Arntzen es director del Centro para Enfermedades Infecciosas
Charles J. Arntzen. El doctor Charles J. Arntzen es director del Centro para Enfermedades Infecciosas
Charles J. Arntzen. El doctor Charles J. Arntzen es director del Centro para Enfermedades Infecciosas
Charles J. Arntzen. El doctor Charles J. Arntzen es director del Centro para Enfermedades Infecciosas
Charles J. Arntzen. El doctor Charles J. Arntzen es director del Centro para Enfermedades Infecciosas
Charles J. Arntzen. El doctor Charles J. Arntzen es director del Centro para Enfermedades Infecciosas

Charles J. Arntzen. El doctor Charles J. Arntzen es director del Centro para Enfermedades Infecciosas y Vacunas del Instituto de Biodiseño de la Universidad Estatal de Arizona, del cual fue director fundador de 2001 a 2003. Es pionero en el desarrollo de vacunas derivadas de las plantas, para la prevención de enfermedades en humanos y animales. Participó en la Cátedra Florence Ely Nelson, en la Universidad Estatal de Arizona, en Tempe, en el año 2000, y fue designado profesor en 2004. Fue profesor en las Universidades de Illinois y Estatal de Michigan, así como profesor

visitante en el Laboratorio de Fotosíntesis del CNRS, en Francia; en el Departamento de Matemáticas Aplicadas, en Canberra, Australia, y en la Academia Sinica, en Beijing, China. Fue presidente

y director general del Instituto Boyce Thompson, una corporación sin fines de lucro afiliada a la

Universidad de Cornell. El doctor Arntzen tiene un interés particular en superar las limitaciones de sanidad y agricultura de los países en desarrollo. Su principal área de interés es la biología molecular de las plantas, así como la ingeniería de proteínas con énfasis en la utilización de la

biotecnología de las plantas para mejorar la calidad y el valor de los alimentos. Sus investigaciones recientes incluyen la expresión de productos farmacológicamente activos en plantas transgénicas. Además de buscar maneras para crear vacunas efectivas en contra de patógenos naturales, el doctor Arntzen explora formas para hacer que las vacunas y los terapéuticos reduzcan la amenaza de las bioguerras. Es autor de numerosas publicaciones enfocadas a varios aspectos de la tecnología de vacunas derivadas de plantas, y ha participado en muchos comités y consejos científicos nacionales

e internacionales. En 2003, fue condecorado con la distinción Selby Fellowship, por la Academia

Australiana de Ciencias. Participó durante ocho años en el Consejo Editorial de la Revista Science. Obtuvo sus grados de licenciatura y maestría en la Universidad de Minnesota y su Doctorado en la Universidad de Purdue.

Cinvestav, unidad Irapuato

en la Universidad de Purdue. Cinvestav, unidad Irapuato Doctor Miguel A. Gómez Lim Cinvestav Campus Guanajuato
en la Universidad de Purdue. Cinvestav, unidad Irapuato Doctor Miguel A. Gómez Lim Cinvestav Campus Guanajuato
en la Universidad de Purdue. Cinvestav, unidad Irapuato Doctor Miguel A. Gómez Lim Cinvestav Campus Guanajuato
en la Universidad de Purdue. Cinvestav, unidad Irapuato Doctor Miguel A. Gómez Lim Cinvestav Campus Guanajuato

Doctor Miguel A. Gómez Lim Cinvestav Campus Guanajuato

A unque las plantas se han

utilizado por miles de años

con fines medicinales, ha sido

recientemente que por medio

de la Biotecnología se han utilizado como biofábricas o biorreactores para producir compuestos de interés farmacéutico. Dado que la demanda por estos compuestos va en aumento en todo el mundo, el uso de esta tecnología también está cada vez mas extendido. Actualmente, el alto costo de muchos compuestos farmacéuticos limita su disponibilidad y aplicación. Los producidos en plantas transgénicas, son, por el contrario, baratos para producir y almacenar, de fácil escalamiento para producción en masa, y más seguros que los derivados de otros sistemas.

PROTEÍNAS RECOMBINANTES La producción de proteínas a escala industrial es un área muy conocida. Existen muchos sistemas de expresión y producción, pero el sistema de expresión ideal sería el que produce el material en mayor cantidad, de forma más segura, biológicamente activo y a bajo costo.

y por el otro el riesgo de que la distribución en lugares remotos y de difícil acceso no sea adecuada. La mayoría de las vacunas disponibles se aplican por inyecciones.

La Organización Mundial de la Salud ha recomendado en diversas ocasiones, la búsqueda de alternativas para sustituir a las inyecciones, debido a que ha encontrado en algunos países que hasta un 30 por ciento de las inyecciones se realizan con jeringas no estériles, debido a los problemas económicos de esos lugares. La aplicación de vacunas vía oral es muy buena alternativa, en gran parte, por razones de bajo costo y fácil administración. Igualmente, con las vacunas orales

El

uso de células de mamíferos es

se incrementa la probabilidad de adquirir inmunidad en mucosas contra los agentes

el

mejor, pero es muy costoso y se

infecciosos que entran en el cuerpo a través de una superficie mucosal.

puede realizar solamente en una escala limitada. El uso de microorganismos permite la producción a una escala mucho más grande, pero tiene la desventaja de originar productos que no son exactamente iguales a los de origen natural.

La producción de proteínas recombi- nantes en plantas tiene muchas venta- jas potenciales para la medicina clíni- ca.

En primer lugar, los sistemas vege-tales son más económicos que los biorreac- tores.

En segundo lugar, ya existe la tecnología para cosechar y procesar plantas y sus productos a escala industrial.

En tercer lugar, el requisito de la purificación del compuesto puede ser eliminado cuando la planta que contiene la proteína recombinante se utiliza como alimento (como en el caso de las vacunas comestibles).

En cuarto lugar, se puede producir

la proteína recombinante en plantas

a escala industrial. Finalmente, los

riesgos a la salud que se presentan por posible contaminación del producto recombinante con patógenos humanos son mínimos.

VACUNAS COMESTIBLES

El interés para la producción de antígenos

en plantas fue que determinadas proteínas inmunogénicas clave del

patógeno se podrían sintetizar en plantas

y después usar el tejido vegetal como

vacunas comestibles en seres humanos

o en animales. Se ha demostrado que

esta idea es totalmente viable usando diversas proteínas bacterianas y virales.

Actualmente, la vacunación en gran escala enfrenta una serie de dificultades; por un lado los altos costos de las vacunas

En teoría, la especie ideal para expresar los antígenos debería consumirse en fresco y tener altos niveles de proteína; en este sentido, frutos como el plátano y el jitomate o, alternativamente, los cereales, son sistemas muy convenientes para este fin. Se han expresado en plantas antígenos de virus (rabia, VIH, rotavirus, sincicial respiratorio, fiebre aftosa, influenza, papiloma humano, coronavirus, viruela, herpes, hepatitis A y B, etcétera.), bacterias (E. coli, V. cholerae, peste bubónica, salmonella, estreptococos, Mycobacterium tuberculosis, ántrax, Shigella, etcétera) y de otros tipos (cáncer).

Estos compuestos producidos en plantas transgénicas son baratos, de fácil almacenamiento y más seguros que los derivados de otros sistemas

Los antígenos derivados de plantas han inducido respuestas inmunes a nivel de mucosas y de suero, cuando han sido administrados tanto con inyecciones como por vía oral en animales de laboratorio y, en varios experimentos, los han protegido contra el patógeno.

De la misma manera, se han realizado exitosamente pruebas clínicas con voluntarios humanos en las cuales los antígenos consumidos por vía oral en tejido vegetal fueron capaces de inducir una respuesta inmune significativa contra antígenos del cólera, hepatitis B y virus Norwalk .

La cantidad de tejido vegetal que constituya una dosis de vacuna debe ser pequeña. Por ello, el alcanzar altos niveles de expresión del antígeno en el tejido vegetal es muy importante. Es también importante que cualquier antígeno presente en el tejido vegetal sea idéntico al natural.

muy importante. Es también importante que cualquier antígeno presente en el tejido vegetal sea idéntico al

PRODUCCIÓN DE VACUNAS COMESTIBLES EN EL CINVESTAV IRAPUATO Actualmente en el laboratorio del autor en la Unidad Irapuato

se trabaja en la producción de plantas principalmente de

plátano y jitomate que contengan diversos antígenos con la idea de generar vacunas comestibles.

Los antígenos con los que se trabaja van desde diversos epítopos de Plasmodium falciparum (el agente causante del paludismo o malaria), hasta antígenos de rotavirus, hepatitis A, B y C, HIV-SIDA, el virus del papiloma humano, y la amibiasis. De igual forma se han desarrollado plantas que contienen antígenos de enfermedades de pollos (Newcastle) las cuales protegieron al 100 por ciento de los pollos cuando fueron retados con el virus vivo.

Se trabaja ahora en el desarrollo de otras vacunas animales

como la gripe aviar y el virus del oeste del Nilo. De igual forma, se han generado plantas que contienen moduladores

del sistema inmune como citocinas (IL 12) y quimiocinas (IP- 1) que se pueden utilizar como adyuvantes (para aumentar la eficacia de una vacuna) o como tratamiento. Recientemente,

se pudo comprobar que IL 12 producida en plantas puede ser

usada eficazmente como tratamiento contra la tuberculosis.

PERSPECTIVAS Antes de cualquier aplicación en gran escala, los compuestos farmacéuticos derivados de plantas deberán cumplir con los mismos estándares de seguridad y funcionamiento que son requeridos en otros sistemas de producción.

Debido a las diversas preocupaciones ambientales sobre los organismos genéticamente manipulados que han sido expresadas por grupos ecologistas que sólo confunden deliberadamente a la opinión pública, es de la mayor importancia que existan normas para regular a este tipo de organismos.

Es importante distinguir entre las preocupaciones públicas verdaderas y las percibidas (científicas contra no- científicas). Si los compuestos farmacéuticos derivados de plantas son potencialmente dañinos, capaces de persistir en el ambiente y se pueden acumular en organismos no- blanco, entonces deben tomarse las medidas adecuadas.

Se debe investigar exhaustivamente la dispersión del polen

a hierbas o a especies relacionadas y existen actualmente varios métodos en uso para contener a los transgenes.

En el caso de México, al trabajar en plátano, se reducen los posibles riesgos dado que el plátano es una especie estéril que no produce polen y además el plátano siendo originario

de Asia, no tiene parientes cercanos en México.

Otra preocupación es la presencia de genes de resistencia

a antibióticos o sus productos (que se utilizan como

marcadores de selección), en partes comestibles de cultivos genéticamente modificados. Sin embargo, existen ahora varias alternativas para generar plantas con transgenes sin el uso de antibióticos.

generar plantas con transgenes sin el uso de antibióticos. Por todo lo anterior, queda claro el

Por todo lo anterior, queda claro el enorme potencial que tiene esta tecnología para producir compuestos de interés farmacéutico y vacunas. Para seleccionar el cultivo adecuado para la producción, será necesario considerar diversos factores como niveles de producción, condiciones de almacenamiento, costos de establecimiento y operación, estrategias de purificación, tamaño del mercado, preocupaciones ambientales, opinión pública y tecnologías alternativas.

REFERENCIAS:

Mor, T.S., Gómez-Lim, M.A. and Palmer, K.E. (1998) Edible Vaccines: A Concept Coming of Age. Trends in Microbiology 6: 449-453. Tacket CO, Mason HS. (1999) A review of oral vaccination with transgenic vegetables. Microbes Infect. 1, 777-783.

Comentarios: mgomez@ira.cinvestav.mx

En 1798, Edward Jenner, un joven médico inglés, comprobó que al inocular el fluido de
En 1798, Edward Jenner, un joven médico inglés, comprobó que al inocular el fluido de
En 1798, Edward Jenner, un joven médico inglés, comprobó que al inocular el fluido de
En 1798, Edward Jenner, un joven médico inglés, comprobó que al inocular el fluido de
En 1798, Edward Jenner, un joven médico inglés,
comprobó que al inocular el fluido de viruelas
bovinas a una persona sana, lo inmunizaba contra la
viruela humana. Sin saber cuál era el mecanismo que
generaba tal inmunidad, él lo denominó “vacunación”.
Actualmente se conoce que una vez que el patógeno
alcanza la superficie del huésped debe adherirse a sus
células para colonizarlas, mecanismo mediado por
las adhesinas, moléculas presentes en la superficie
del microorganismo, y los receptores, a nivel de las
células del hospedero, conocidos como ligandos. Una
condición ideal para evitar la colonización es inducir la
producción de anticuerpos mediante la administración
oral de adhesinas, lo que ha motivado numerosas
investigaciones en el diseño de vacunas cuyo principio
de inmunidad es no permitir el enlace del patógeno a la
célula del huésped.
permitir el enlace del patógeno a la célula del huésped. Doctor Juan Antonio Vidales Contreras Facultad

Doctor Juan Antonio Vidales Contreras Facultad de Agronomía / UANL

PLATAFORMAS DE PRODUCCIÓN DE ADHESINAS Increíblemente, estas adhesinas pueden ser producidas por

especies vegetales, genéticamente modificadas, tales como tabaco, tomate y diversas leguminosas, oleaginosas y cereales. Las plantas ofrecen numerosas ventajas para obtener estos productos farmacéuticos, en comparación con otros sistemas de expresión, ya que no se requiere de fuertes inversiones,

el sistema de producción puede expanderse con facilidad, no

existen riesgos de contaminación por patógenos humanos y lo más importante, las células vegetales son susceptibles de

complejas modificaciones a través de la ingeniería genética. Particularmente es atractiva la producción de adhesinas mediante semillas ya que se ha demostrado que en estos órganos vegetales ellas pueden acumularse en altos niveles

y permanecer estables y funcionales por años. La pequeña

medida de las semillas permite alcanzar, relativamente, altas concentraciones de adhesinas en una biomasa compacta lo que facilita su extracción. Además, el bajo contenido de humedad durante su madurez, la rica mezcla de chaperones moleculares e isomerazas durante su desarrollo y la carencia de proteazas, particularmente en el tejido del endospermo, permite el almacenamiento prolongado de tales moléculas farmacéuticas. Otra ventaja de la producción de adhesinas en semillas es el simple proteoma del fruto y los bajos niveles de substancias que interfieren con su extracción como lo son las substancias fenólicas y alcaloides presentes en las hojas de tabaco o el acido oxálico de la alfalfa.

LOS CEREALES En comparación al arroz, trigo y cebada; el maíz proporciona el más alto rendimiento anual de grano y, potencialmente, produce más proteína por hectárea, si consideramos la alta concentración de proteína en sus granos, en relación con aquellos cereales, y su más corto periodo vegetativo. Además, es fácil de manipular in vitro. Similar al maíz, el arroz y la cebada también están siendo utilizados para producir proteínas farmacéuticas por diversas empresas biotecnológicas.

LEGUMBRES La soya y chícharo han sido investigados como potenciales plataformas en la producción de

LEGUMBRES La soya y chícharo han sido investigados como potenciales plataformas en la producción de proteínas para aplicaciones farmacéuticas. La ventaja de cultivos como la soya y chícharo sobre el maíz es su alto contenido de proteína en sus frutos. Sin embargo, su rendimiento en grano es inferior al del maíz y requiere de un mayor periodo de transformación.

OLEAGINOSAS Ofrecen la ventaja de facilitar el proceso de extracción

y aislamiento de las proteínas recombinantes utilizando

simples procedimientos de extracción como la digestión con

endoproteasas.

APLICACIÓN EN LOS PAÍSES EN VÍAS DE DESARROLLO

Es innegable que uno de los grandes problemas en los países en

vías de desarrollo son las pobres condiciones de saneamiento en los que vive su población y el impacto sobre la salud pública que ello implica. En estos países, aproximadamente, 1.1 billones de personas no tienen acceso a agua potable y

2.4 billones no cuentan con infraestructura de saneamiento adecuada, lo que se traduce en serios problemas de salud pública, ejemplo de ello son los 4 billones de casos de diarrea que ocurren anualmente y que causan 2.2 millones de muertes en el mismo período.

Bajo este escenario es indudable que el desarrollo de vacunas basadas en adhesinas, producidas mediante plantas, sería un alivio para los países en desarrollo que no cuentan con los recursos ni con la tecnología para adquirir o desarrollar vacunas para su población contra enfermedades entéricas.

Por la naturaleza de este tipo de vacunas, su producción, manejo, conservación y transporte se adaptaría bien a los condiciones de infraestructura con que se vive en las regiones de mayor marginación y en donde los problemas de salud son más graves. Sin embargo, todas las expectativas en la producción y uso de esta tecnología deberán esperar hasta que todas sus bondades sean demostradas y las empresas biotecnológicas liberen este desarrollo.

Juan Pedro Laclette San Román. El profesor Juan Pedro Laclette San Román es director del
Juan Pedro Laclette San Román. El profesor Juan Pedro Laclette San Román es director del
Juan Pedro Laclette San Román. El profesor Juan Pedro Laclette San Román es director del
Juan Pedro Laclette San Román. El profesor Juan Pedro Laclette San Román es director del
Juan Pedro Laclette San Román. El profesor Juan Pedro Laclette San Román es director del
Juan Pedro Laclette San Román. El profesor Juan Pedro Laclette San Román es director del
Juan Pedro Laclette San Román. El profesor Juan Pedro Laclette San Román es director del

Juan Pedro Laclette San Román. El profesor Juan Pedro Laclette San Román es director del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Obtuvo su maestría en el CINVESTAV y el doctorado en el Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM e hizo un Posdoctorado en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard. Su trabajo de investigación ha estado dirigido desde hace más de 20 años al estudio de la cisticercosis humana y porcina, para el desarrollo de una vacuna en contra de esta enfermedad infecciosa y, desde hace seis años se ha involucrado en el estudio de la amibiasis humana enfocándose también hacia el desarrollo de una vacuna oral. Como resultado de su quehacer científico, ha producido más de 50 artículos internacionales, seis capítulos en libros, cuatro libros editados, 53 publicaciones en revistas nacionales y de divulgación, así como patentes.

Tiene 28 años de labor docente en diversas escuelas de la UNAM, a la vez que se ha desempeñado en diversos cargos académico-administrativos dentro de la institución. Es miembro de la Academia Nacional de Ciencias, de la Academia Nacional de Medicina, de la junta de Gobierno del Instituto Nacional de Pediatría y representante institucional por parte de la UNAM en el consorcio promotor del Instituto Nacional de Medicina Genómica y en la Comisión Nacional del Genoma Humano. Funge como presidente de la Sociedad Mexicana de Parasitología y ha realizado más de 130 presentaciones en congresos nacionales e internacionales y organizado cinco simposios internacionales sobre temas relacionados con su trabajo. Ha sido invitado a impartir conferencias en universidades del extranjero y ha sido Científico Visitante en la Escuela de Salud Pública y en el Hospital Beth Israel de la Universidad de Harvard. También ha sido Profesor Visitante de Medicina en la Universidad de Harvard. En el año de 1992 obtuvo el Premio “Miguel Alemán Valdés” en el Área de Salud.

el Premio “Miguel Alemán Valdés” en el Área de Salud. Doctor Fermín Montes Cavazos Director de
el Premio “Miguel Alemán Valdés” en el Área de Salud. Doctor Fermín Montes Cavazos Director de
el Premio “Miguel Alemán Valdés” en el Área de Salud. Doctor Fermín Montes Cavazos Director de

Doctor Fermín Montes Cavazos Director de la Facultad de Agronomía de la UANL

E l conocimiento generado por la ciencia, la tecnología y su posterior utilización

en la vida diaria al servicio del ser humano, se ha convertido en una estrategia

política y económica de los gobiernos, las empresas y los individuos en la

búsqueda de un desarrollo sustentable, altamente competitivo y exitoso.

La generación del conocimiento y su aplicación ha estado llena de sobresaltos y controversias a lo largo de la historia del hombre. En la actualidad una sociedad mejor informada reclama su derecho a participar en las decisiones que marquen el rumbo y la aplicación del nuevo conocimiento científico y tecnológico. Cómo no habrían de hacerlo, si en los últimos 100 años decenas de miles de nuevos productos químicos han entrado en nuestras vidas con beneficios tangibles en la

100 años decenas de miles de nuevos productos químicos han entrado en nuestras vidas con beneficios

salud, la alimentación, el vestido, y el entretenimiento, entre otros; empero, también han sido responsables del deterioro del medio ambiente; contaminando el aire, el agua y los suelos.

nutricional, o en su defensa contra insectos y enfermedades. Estas plantas genéticamente modificadas producen más por hectárea, y gracias a ello es posible pensar que en el futuro se cubrirían las necesidades alimenticias del ser humano.

TONELADAS DE RESIDUOS TÓXICOS Miles de toneladas de residuos tóxicos abandonados en lugares inseguros, el deterioro de la capa de ozono, niños que nacen con deformaciones y altos

niveles de plomo en el ambiente, son noticias de todos los días. La gran controversia surge porque el hombre debe satisfacer sus necesidades crecientes, pero está preocupado por evitar que su entorno ecológico se deteriore. Una disciplina científica está ahora en el centro de la discusión:

la Biotecnología; cualquier proceso tecnológico que afecte o modifique la biología cae dentro de esta disciplina.

¿Debemos en México utilizar organismos genéticamente

modificados para satisfacer las necesidades de nuestra población?

Las autoridades de salud en nuestro país, ya han autorizado la siembra y utilización de algunas plantas transgénicas como el algodón, tomate, canola, papa y soya. Experimentalmente se está trabajando con muchas otras especies. Otros países como Estados Unidos de América, Argentina y Canadá, ya utilizan las semillas transgénicas; allí producen y

exportan grandes cantidades de maíz, soya y canola a muchas partes del mundo, incluido México. Actualmente, no existe un mecanismo que vigile eficazmente estas importaciones, así que es muy probable que algunos alimentos que consumimos estén elaborados con productos transgénicos.

El uso de la biotecnología puede incrementar la producción agropecuaria y evitar la dependencia futura de alimentos del exterior; se convierte así en una estrategia política y económica del gobierno

Los primeros moradores de este planeta, cuando se iniciaron en la agricultura escogieron las mejores plantas por sus granos o frutos y mejores animales por su carne y subproductos, iniciando así una presión de selección que modificó paulatinamente a estos organismos a favor de las necesidades del hombre. Pero hablar actualmente de Biotecnología, particularmente aplicada a la agricultura, implica que el hombre ha sido capaz de insertar genes de una especie en otra, proporcionando ventajas muy importantes en su calidad

México tiene necesidad de incrementar su producción agropecuaria. Las estadísticas indican que actualmente casi la mitad de los granos y aceites que consumimos provienen del extranjero y que para el 2020, la dependencia será de casi dos tercios.

Producción y Consumo de Granos y Oleaginosas en México 1985-2020 (miles de toneladas)

y Oleaginosas en México 1985-2020 (miles de toneladas) Producción Consumo Figura 1. Producción y Consumo de
Producción Consumo
Producción Consumo
Producción
Consumo

Figura 1. Producción y Consumo de Granos y Oleaginosas en México 1985 – 2020 (miles de toneladas) Fuente: SAGARPA, FAO 1/ Incluye Arroz pulido, Frijol, Maíz, Sorgo, Soya, Trigo

¿Deben entonces nuestros productores comenzar a utilizar las semillas transgénicas para incrementar sus rendimientos?

Todo indica que así debería ser, pues de cualquier manera los productos transgénicos están llegando a la población.

SEMILLAS TRANSGÉNICAS El uso de las semillas transgénicas ha demostrado sus bondades incluso con el medio ambiente, al evitar el uso excesivo de insecticidas, fungicidas y herbicidas.

Sin embargo, la utilización de semillas transgénicas en la agricultura y el consumo de productos derivados de éstas por la población ha sido cuestionado por algunos sectores de la sociedad, porque al sembrarse a campo abierto la probabilidad de que los genes de estas plantas puedan esparcirse y “contaminar” a las variedades nativas es muy alta, lo que ocasionaría una alteración importante en los bancos genéticos naturales.

alteración importante en los bancos genéticos naturales. El consumidor tiene derecho a saber si lo que

El consumidor tiene derecho a saber si lo que consume está genéticamente modificado o no, para así tomar propia decisión.

Nuestros hijos y nietos, las futuras generaciones, tienen derecho a que les heredemos un mundo mejor, con aire, agua y suelo limpios, con recursos sustentables, y sobre todo con una acumulación de conocimiento creciente que les permita afrontar y avanzar en las solución de los retos de sus tiempos.

Tenemos una gran responsabilidad y mucho trabajo por hacer.

Tenemos una gran responsabilidad y mucho trabajo por hacer. Esto conllevaría a consecuencias aún no determinadas

Esto conllevaría a consecuencias aún no determinadas con exactitud y donde la variabilidad genética podría causar resultados inesperados.

MAÍZ GENÉTICAMENTE MODIFICADO Un ejemplo muy difundido es el temor generado en la población que consume productos de maíz genéticamente modificado, donde un gen exógeno produce una toxina que lo protege de algunas plagas, matando a los insectos.

La pregunta es para todos: ¿Es ético usar estos productos de la biotecnología sin una apropiada evaluación?

Los legisladores y el gobierno deben elaborar leyes y utilizar mayores recursos en la investigación y evaluación de estos nuevos productos biotecnológicos, pero sobre todo deben crear los mecanismos de información y de participación de la sociedad civil, que permitan encontrar el justo equilibrio entre la creciente necesidad de alimentos, el resguardo del patrimonio genético, el cuidado del ambiente y el aseguramiento de una agricultura sustentable.

el resguardo del patrimonio genético, el cuidado del ambiente y el aseguramiento de una agricultura sustentable
Marc Van Montagu. El profesor emérito Marc Van Montagu es fundador, presidente y asesor científico
Marc Van Montagu. El profesor emérito Marc Van Montagu es fundador, presidente y asesor científico
Marc Van Montagu. El profesor emérito Marc Van Montagu es fundador, presidente y asesor científico
Marc Van Montagu. El profesor emérito Marc Van Montagu es fundador, presidente y asesor científico
Marc Van Montagu. El profesor emérito Marc Van Montagu es fundador, presidente y asesor científico
Marc Van Montagu. El profesor emérito Marc Van Montagu es fundador, presidente y asesor científico
Marc Van Montagu. El profesor emérito Marc Van Montagu es fundador, presidente y asesor científico
Marc Van Montagu. El profesor emérito Marc Van Montagu es fundador, presidente y asesor científico
Marc Van Montagu. El profesor emérito Marc Van Montagu es fundador, presidente y asesor científico

Marc Van Montagu. El profesor emérito Marc Van Montagu es fundador, presidente y asesor científico del Instituto de Biotecnología de Plantas para Países en Vías de Desarrollo. Fue profesor y director del Laboratorio de Genética de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Ghent y director científico del Departamento de Genética del Instituto de Biotecnología de la Interuniversidad de Flanders. Fue profesor de la Universidad Libre de Bruselas en los cursos de biología celular, química de ácido nucleico y virología. Fue director científico y miembro del Consejo Directivo de la compañía Plant Genetics Systems Inc. (Bélgica). Junto con el profesor Jeff Schell, Marc Van Montagu descubrió el mecanismo de transferencia génico entre el “Agrobacterium” y las plantas, el cual condujo al desarrollo de métodos para alterar el “Agrobacterium” en un mecanismo de suministro eficiente para la ingeniería genética de las plantas. El profesor Montagu ha recibido numerosas condecoraciones por sus trabajos de vanguardia, incluyendo el prestigioso Premio “Japón”. Es Asociado Extranjero de la Academia Nacional de Ciencia de Estados Unidos desde 1986 y de las Academias Agrícolas de Francia y Rusia. Ha sido galardonado con seis grados de Doctor Honoris Causa. En 1990 le fue conferido el título de “Barón” por parte de Rey Balduino I de Bélgica.

de “Barón” por parte de Rey Balduino I de Bélgica. S e ha dicho que en
de “Barón” por parte de Rey Balduino I de Bélgica. S e ha dicho que en
de “Barón” por parte de Rey Balduino I de Bélgica. S e ha dicho que en

S e ha dicho que en un gramo de suelo existe una riqueza enorme de microorganismos, y tal vez algunos de ellos pudieran resolver problemas del ser humano. ¿Cómo identificar y cultivar este

microorganismo? ¿Cómo preservar su existencia hasta que alguien lo analice? Desconocemos los efectos que la actividad humana tiene sobre los microorganismos. La devastación de selvas y bosques seguramente tiene efectos drásticos sobre los microbios. Los fertilizantes químicos alteran las poblaciones de bacterias fijadoras de nitrógeno y el uso de antibióticos ha favorecido la proliferación de las resistentes. Algunos microorganismos benéficos no patógenos como Rhizobium y géneros relacionados se utilizan como biofertilizantes desde hace

Doctor Alberto Mendoza H.Doctor Cuauhtémoc Jaques Doctor Hugo Barrera-Saldaña Investigadores Laboratorio de Biotecnología Vegetal, Centro de

Doctor Cuauhtémoc JaquesDoctor Alberto Mendoza H. Doctor Hugo Barrera-Saldaña Investigadores Laboratorio de Biotecnología Vegetal, Centro de

Doctor Hugo Barrera-Saldaña Investigadores Laboratorio de Biotecnología Vegetal, Centro de Biotecnología Genómica, Instituto Politécnico Nacional Investigadores Laboratorio de Biotecnología Vegetal, Centro de Biotecnología Genómica, Instituto Politécnico Nacional Author for correspondence:

Alberto Mendoza. amendoza@mail.cbg.ipn.mx amendoza@mail.cbg.ipn.mx

105 años, o como promotores del crecimiento de plantas (Azospirillum); otras bacterias sirven como probióticos en la alimentación humana y animal, en biorremediación o en la producción de vitaminas o compuestos farmacéuticos.

LA SIMBIOSIS MICROORGANISMOS- CULTIVOS

El nitrógeno es muy abundante en la atmósfera;

sin embargo, las plantas no pueden utilizarlo en su forma elemental y tienen que obtenerlo

del suelo, principalmente en forma de nitratos

o amonio. La fijación biológica de nitrógeno

es un proceso clave en la biosfera, por el cual existen microorganismos capaces de convertir

el nitrógeno gaseoso en nitrógeno asimilable

por la planta. Se estima que este proceso contribuye entre el 60 y el 80 por ciento de la fijación biológica de nitrógeno.

Esta simbiosis contribuye con una parte considerable del nitrógeno combinado en la tierra, y permite a las plantas crecer sin fertilizantes nitrogenados y sin empobrecer los suelos. Pocos años después del redescubrimiento de Azospirillum y hasta alrededor de 1993, este género fue el más estudiado entre las bacterias asociadas a plantas.

La capacidad de Azospirillum para estimular el crecimiento de las plantas y aumentar el rendimiento de los cereales promovió numerosos estudios sobre la ecología, fisiología y genética de esta bacteria. En la actualidad, su uso comercial comienza a extenderse en diferentes países, incluido México.

La generación de desarrollos tecnológicos basados en oportunidades o necesidades reales de los diferentes sectores productivos es uno de los objetivos principales del Centro de Biotecnología Genómica (CBG-IPN). Desde la creación del CBG, el laboratorio de Biotecnología Vegetal I (responsable es el doctor Alberto Mendoza), definió como una línea de investigación el aprovechamiento de microorganismos benéficos del suelo, y uno de los resultados tangibles fue el desarrollo

de un bioestimulante del crecimiento del maíz

y sorgo principalmente.

Esto fue posible lograrlo gracias al aislamiento de esta bacteria (Azospirillum brasilense) en las regiones semi-áridas del noreste de México, pero sobre todo a la selección de las mejores cepas del género Azospirillum.

Es decir, aquéllas que abrigaban las dos principales características simbólicas; producían mayor cantidad de la hormona promotora de crecimiento vegetal, el ácido indol acético, y convertían el nitrógeno atmosférico en nitrógeno orgánico.

PRODUCCIÓN DE LA HORMONA DEL CRECIMIENTO Para la evaluación en campo del bioestimulante en sorgo y maíz, se tomó como base esta bacteria cepa CBG-497, que fue seleccionada por su capacidad de producción de la hormona de crecimiento. El inoculante fue formulado empleando turba como soporte previamente esterilizado y posteriormente mezclado con la bacteria de manera tal que al momento de la preparación se obtuvieran 6x10 8 bacterias por semilla.

La respuesta agronómica del empleo de inoculantes basados en Azospirillum en cultivos como sorgo, maíz, reporta un índice de éxito en el 60 al 70 por ciento de la superficie aplicada, con incrementos de hasta 30 por ciento en el rendimiento del producto. Los resultados son amplios, y el efecto se ha demostrado en el incremento en el rendimiento de grano, así como en una reducción en la aplicación de fertilizante nitrogenado. La gran aceptación que los agricultores han manifestado nos ha llevado a producir este bioestimulante para las futuras siembras de maíz y sorgo en Tamaulipas. Asimismo, casas comerciales, (nacionales y extranjeras) fabricantes de biofertilizantes, han mostrado interés en obtener los derechos de comercialización de esta cepa CBG-497 para la producción masiva del bioestimulante a base de A. brasilense.

Por lo tanto, el CBG a través del IPN ha protegido esta bacteria bajo una patente que permitirá el mejor aprovechamiento de estos logros en beneficio de los productores de maíz y sorgo. Para finalizar, quisiera mencionar que, gracias a seguir las metas que nos habíamos trazado, en tan sólo cinco años, logramos llevar desde el aislamiento de la bacteria simbiótica hasta la formulación de un bioestimulante del crecimiento del maíz y sorgo para favorecer a los agricultores de México.

la formulación de un bioestimulante del crecimiento del maíz y sorgo para favorecer a los agricultores
Gad Galili. El doctor Gad Galili es director del Departamento de Ciencias de las Plantas
Gad Galili. El doctor Gad Galili es director del Departamento de Ciencias de las Plantas
Gad Galili. El doctor Gad Galili es director del Departamento de Ciencias de las Plantas
Gad Galili. El doctor Gad Galili es director del Departamento de Ciencias de las Plantas
Gad Galili. El doctor Gad Galili es director del Departamento de Ciencias de las Plantas
Gad Galili. El doctor Gad Galili es director del Departamento de Ciencias de las Plantas

Gad Galili. El doctor Gad Galili es director del Departamento de Ciencias de las Plantas del Instituto Weizmann de Ciencias en Rehovot, Israel. Es autor y coautor de más de 100 publicaciones y revisiones profesionales sobre genética de plantas, biología molecular y celular, así como coeditor del libro Desarrollo y Germinación de Semillas.

Galili es miembro de diversas asociaciones científicas internacionales y ha sido invitado para presentar sus trabajos en numerosos encuentros de su país y del extranjero.

Es asesor científico de la compañía biotecnológica israelí, Protalix Biotherapeutics, enfocada al desarrollo de tecnologías de cultivo celular de plantas y de sistemas de biorreactores innovadores. Obtuvo su Doctorado en el Instituto Weizmann.

innovadores. Obtuvo su Doctorado en el Instituto Weizmann. Doctor Gilberto Eduardo Salinas García Profesor
innovadores. Obtuvo su Doctorado en el Instituto Weizmann. Doctor Gilberto Eduardo Salinas García Profesor
innovadores. Obtuvo su Doctorado en el Instituto Weizmann. Doctor Gilberto Eduardo Salinas García Profesor

Doctor Gilberto Eduardo Salinas García Profesor Investigador Facultad de Agronomía / UANL

La mayoría de los agricultores y consumidores pobres de África, Asia y Latinoamérica dependen para su alimentación de cultivos de arroz, trigo, maíz y sorgo. Además de las dificultades que día con día tienen los pobladores de estas regiones del mundo para obtener cantidades suficientes de

estos granos, la dieta que obtienen es deficiente en cuanto

a la cantidad y calidad de proteína, vitaminas y minerales importantes.

Las principales consecuencias del consumo de una dieta con

estas características son el decaimiento crónico de la salud, desarrollo físico e intelectual limitado, y condiciones tales como anemia, ceguera o pelagra. La forma más fácil, rápida

y económica para mejorar la calidad de vida de millones de

personas que viven actualmente en condiciones de pobreza extrema, es elevar la calidad nutricional de las plantas con las que se alimentan.

El avance espectacular que ha ocurrido en los últimos 60 años,

en ciencias como la Biología, la Química, la Virología y las Matemáticas, entre otras, ha transformado el mejoramiento de plantas y animales domésticos, pasando de ser una disciplina principalmente artesanal, a una predominantemente científica.

Cuando la práctica del mejoramiento genético

se sustenta en el conoci-

miento de los ácidos

nucleicos (ADN y ARN), aminoácidos, proteínas

y otras moléculas que

conforman los organis- mos, se le denomina Mejoramiento Molecu- lar.

los organis- mos, se le denomina Mejoramiento Molecu- lar. El mejoramiento molecu- lar de cultivos involucra

El mejoramiento molecu-

lar de cultivos involucra

la localización, caracterización de efectos en el fenotipo,

selección de alelos o formas favorables y movilización a otros individuos o poblaciones (de la misma o de diferente especie)

de genes o secuencias de ADN.

¿QUÉ ES UN MARCADOR GENÉTICO? Un marcador genético es cualquier diferencia en el material hereditario (en plantas y animales superiores es el ADN) que pueda ser detectada entre dos o más individuos. Estas

diferencias sirven como “etiquetas” o marcadores genéticos, que se utilizan para caracterizar individuos o grupos

diferencias sirven como “etiquetas” o marcadores genéticos, que se utilizan para caracterizar individuos o grupos de individuos que la comparten.

¿QUÉ ES UN MARCADOR GENÉTICO MOLECULAR? Un marcador genético molecular es, dicho de una manera simple, una señal de humo dentro de la información hereditaria (ADN), la cual permite identificar la presencia de un gen que se encuentra en los alrededores.

Las biomoléculas que se utilizan como marcadores mole- culares son las proteínas (antígenos e isoenzimas) y los ácidos nucleicos (ADN en el caso de las plantas y animales superiores), ya sea como genes conocidos o fragmentos de secuencia y función desconocida.

A diferencia de los marcadores morfológicos, los marcado-

res moleculares, en particular los basados en el ADN, poseen

atributos que los hacen ideales para su aprovechamiento en

el mejoramiento molecular. Entre éstos se destacan: a) su

amplio polimorfismo; b) nula influencia del ambiente; c)

herencia simple y sin epistasis; d) ausencia de efectos en

el desarrollo de la planta; e) posibilidad de detección en las

primeras fases de desarrollo de la planta; y f) simplicidad en

la

identificación y análisis.

El

uso de marcadores genético moleculares ha permitido desa-

rrollar mapas de ligamiento genético para la mayoría de los cultivos y animales de importancia económica. Estos mapas son el punto de arranque para la localización, aislamiento y clonación de los genes que controlan caracteres de importancia. Actualmente, gracias a los marcadores genético moleculares, estos mapas se pueden desarrollar en unas cuantas semanas, contener miles de marcadores distribuidos a lo largo del genoma del organismo y a una fracción del costo de los mapas que se construyeron originalmente utilizando marcadores morfológicos.

¿CÓMO SE UTILIZAN LOS MARCADORES GENÉTICO MOLECULARES? Los marcadores genético moleculares se utilizan en los siguientes aspectos del mejoramiento de plantas:

a) Estimación de distancias genéticas entre poblaciones,

La aparición de los marcadores genéticos en el mejoramiento ocurrió hace más de 70 años, cuando Sax planteó la posibili- dad de usar caracteres morfológicos (diferencias en el feno-

variedades, líneas puras e híbridos. Esto permite: (i) la clasificación taxonómica de ecotipos o muestras de los Bancos de Germoplasma, como un complemento de los datos morfológicos que han sido utilizados desde los tiempos de

tipo de los organismos provocadas por formas mutantes de genes) como una ayuda en la selección de caracteres de importancia económica en plantas. Por ejemplo, se ha usado el

Lineo; y (ii) la asignación de líneas puras a grupos heteróticos con objeto de predecir el valor de los híbridos resultantes del cruzamiento.

tamaño de la semilla como marcador para seleccionar plantas

b)

Identificación y distinción de variedades, líneas puras

de mayor rendimiento de grano de fríjol.

e

híbridos para proteger los derechos comerciales del

Otros mutantes como el bm3 de maíz (pigmento pardo en la nervadura central de la hoja) proporciona un forraje con menor contenido de lignina y por lo tanto con mayor valor nutritivo; sin embargo, este gen utilizado como marcador, simultáneamente

obtentor. Los marcadores basados en el ADN producen una distinción más precisa de genotipos que los “descriptores” morfológicos. c) Establecimiento de relaciones de parentesco entre líneas o variedades para realizar estudios genéticos. El método es

produce efectos desfavorables como son una reducción del

similar al utilizado en las pruebas de paternidad y parentesco

rendimiento de grano y una mayor susceptibilidad al “acame”

en

genética humana.

o caída de la planta. Hay otros muchos ejemplos en los que

d)

Localización e identificación de genes cualitativos o

los mutantes producen al mismo tiempo efectos positivos y

mayores y también de genes con efectos pequeños que

negativos en los caracteres por mejorar. Por tanto, la selección

afectan a caracteres cuantitativos (los así llamados QTL).

con base en marcadores morfológicos ha sido utilizada de

e)

Selección asistida por marcadores. Lo que simplifica,

forma muy limitada en la mejora genética de plantas.

abarata y acelera en diferentes medidas, los procedimientos

tradicionales de selección que se aplican para el desarrollo de nuevas variedades. EL MAÍZ DE

tradicionales de selección que se aplican para el desarrollo de nuevas variedades.

EL MAÍZ DE ALTA CALIDAD DE PROTEÍNA El maíz provee la mayor parte de las calorías que ingiere la población en México. En cambio, el valor biológico de su proteína es bajo y no alcanza a satisfacer las necesidades nutricionales de la población.

En 1960, se descubrió que el gen mutante recesivo opaco2 duplica el contenido de lisina y triptofano en el endospermo del maíz, cuando se encuentra en la condición homocigótica. Se ha demostrado que estos dos aminoácidos son esenciales para obtener un desarrollo normal en diferentes especies animales y en particular en los humanos.

La estrategia que normalmente se utiliza para incorporar el gen opaco2 a las variedades comerciales de maíz es la retrocruza. Este método de mejoramiento es particularmente lento y costoso cuando se aplica para la movilización de genes recesivos, que no están asociados a caracteres morfológicos (marcadores) de fácil observación. En estas condiciones, la selección asistida por marcadores moleculares se convierte en una herramienta eficaz y económicamente viable. Aprovechando los mapas de ligamiento genético (y los marcadores moleculares que éstos contienen) que se han desarrollado para el maíz, se localizaron marcadores basados en el ADN del tipo microsatélite que se encuentran fuertemente ligados al gen opaco2.

Estos marcadores moleculares se han utilizado por diversas instituciones, entre las que se encuentran el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), el

Instituto Nacional de Investigadores Forestales, Agrícolas y Pecuarios (INIFAP) y la Facultad de Agronomía de la Universidad Autónoma de Nuevo León para desarrollar variedades de alta calidad de proteína (denominadas ACP o QPM).

La aplicación de esta estrategia de retrocruza asistida por marcadores moleculares ha permitido reducir sustancialmente los costos del mejoramiento genético, al eliminar la necesidad de realizar análisis químicos para determinar la calidad de proteína (además, es más barato realizar un análisis del ADN que un análisis de lisina y triptofano); y asimismo reducir el costo de los ensayos de campo, ya que se acelera el avance generacional de la población, al poder diferenciar los tres genotipos posibles del locus opaco2; es decir, las plantas homocigóticas normales (con fenotipo “baja calidad de proteína”); heterocigóticas (también de “baja calidad de proteína” debido a la dominancia del alelo “normal”) y homocigóticas para el alelo opaco2 (con alta calidad de proteína), todo esto basándose en el marcador molecular (fotografía del gel con el marcador umc1066).

CONCLUSIÓN El uso de los marcadores genético moleculares ha aumentado la eficiencia y eficacia del mejoramiento de plantas y con esto se está abriendo la posibilidad de emprender proyectos para mejorar la calidad nutricional de cultivos que utilizan los grupos humanos más desprotegidos, especialmente agricultores minifundistas y consumidores de bajos ingresos. El mejoramiento del maíz de alta calidad de proteína, con la participación de organismos internacionales (CIMMYT), nacionales (INIFAP) y universidades (e.g. U.A.N.L.) es un buen ejemplo de lo que se puede hacer para atender las necesidades del recurso más valioso de un país: sus habitantes.

Ulrich Wobus . Es jefe del Departamento de Genética Molecular del Instituto de Genética de
Ulrich Wobus . Es jefe del Departamento de Genética Molecular del Instituto de Genética de
Ulrich Wobus . Es jefe del Departamento de Genética Molecular del Instituto de Genética de

Ulrich Wobus. Es jefe del Departamento de Genética Molecular del Instituto de Genética de Plantas e Investigación de Cosechas de Gatersleben, Alemania. Con formación profesional en biología, el professor Wobus encabeza un grupo de investigación enfocado a la biología molecular y fisiología de la embriogénesis de las plantas así como el desarrollo de semillas, usando leguminosas, cebada, trigo, tabaco y arabidopsis. De manera particular, la expresión genética desde el control transcripcional a la secreción de proteínas así como el papel de las hormonas y los metabolitos en los procesos de desarrollo, son líneas que abarca su grupo de investigación.

Doctor Francisco Zavala García Facultad de Agronomía / UANL

Con los descubrimientos de Watson y Crick en 1953 sobre la estructura molecular del ADN, y el descubrimiento de las bases del ADN recombinante por Cohen y Bouyer en 1973, se abrió una nueva etapa que permitió entender en mayor detalle los procesos involucrados en el control de la expresión de características de importancia económica de las plantas. Estos acontecimientos dieron la pauta para que de una forma más efectiva, se permita el intercambio de material genético entre

especies en forma artificial, que de otra forma sería imposible

de lograr, debido a las diferencias morfológicas existentes

entre ellas.

A nivel de planta, la expresión de los genes para la

manifestación fenotípica de las diferentes características, se expresa en forma secuencial a través del ciclo de vida. Es por esto que el conocer cómo crece y se desarrolla la planta, es de vital importancia para identificar las etapas críticas en la expresión de la parte económicamente importante del cultivo. En la literatura relacionada con el tema, es muy común utilizar en forma indistinta, las palabras crecimiento y desarrollo; sin embargo, existen diferencias muy claras entre ellas.

CRECIMIENTO Y DESARROLLO La primera se refiere al aspecto cuantitativo; es decir, crecimiento denota cambios en la cantidad de materia seca que

se produce a través del ciclo de vida de la planta. En cambio, la palabra desarrollo indica aspectos cualitativos; es decir, denota cambios en la expresión de las diferentes formas de crecimiento que se dan a través del ciclo de vida de la planta. Este conocimiento es necesario para manipular genéticamente las diferentes estructuras u órganos de las plantas, induciendo a través de la biotecnología una mayor expresión de aquellos procesos que modifiquen las estructuras que maximicen la expresión de los órganos de interés antropocéntrico.

ETAPAS DE DESARROLLO DE LAS PLANTAS Con el propósito de simplificar el estudio de las plantas, Eastin (1972) propuso una clasificación de las etapas de desarrollo para plantas de hábito de crecimiento determinado (figura 1) en:

Etapa 1 o “Etapa Vegetativa”. Es el tiempo entre la siembra de la semilla y la diferenciación floral. En esta etapa emerge la radícula, se inicia el establecimiento de las raíces y se diferencian las hojas; la etapa termina cuando se inicia el primordio reproductivo.

Etapa 2 o “Etapa en Formación de Órganos Florales”. Se caracteriza porque en ella hay crecimiento de hojas, elongación del tallo, así como la diferenciación y crecimiento de las estructuras reproductivas. La etapa termina con la floración. Etapa 3 o “Etapa de Crecimiento de Desarrollo y Crecimiento Futuro”. Ésta se caracteriza porque durante este tiempo se diferencian las partes de la semilla: cubierta, embrión, endospermo, y hay crecimiento del fruto. La etapa termina con la madurez fisiológica.

del fruto. La etapa termina con la madurez fisiológica. CONTROL DE PROCESOS Cada una de estas

CONTROL DE PROCESOS Cada una de estas etapas juega un papel importante en la expresión de la parte de importancia económica para el hombre; es por esto que el control genético de los procesos bioquímicos y fisiológicos que se desarrollan en éstas se da en forma tal, que permite maximizar esa expresión. Es aquí donde la biotecnología pudiera jugar un papel importante, al conocer el genoma de la planta y conocer los genes que intervienen en la expresión de estas etapas, para que en la medida de lo posible, se pueda recombinar material genético de otras especies que ayuden a maximizar la parte de la planta de interés para el hombre.

Esta clasificación, aunque sencilla, deja fuera algunas actividades propias del desarrollo de la planta y que son importantes para el buen desempeño de las mismas, y donde la biotecnología pudiera jugar un papel preponderante. Un ejemplo es la germinación; desde que la semilla es colocada en el suelo, se inicia un proceso de imbibición de agua, la cual desencadena una serie de reacciones bioquímicas que involucran la producción de ácido giberélico. Este ácido se traslada a la capa de aleurona, donde desencadena la producción de varias enzimas. La más conocida es la enzima � amilasa, que ayuda a degradar los gránulos del almidón contenidos en el endospermo de la semilla. Esta degradación o desdoblamiento del almidón tiene como propósito fundamental dejar disponible al embrión la materia necesaria para que se inicie el proceso de emergencia de la radícula y que marca el inicio del desarrollo de la nueva planta (figura 2).

24

el inicio del desarrollo de la nueva planta (figura 2). 24 Tanto la producción del ácido

Tanto la producción del ácido giberélico como la del � amilasa, está controlada por varios genes. Entre ellos se encuentran el GA 1 y el An-1, para el caso del ácido giberélico y pI para el caso de la � amilasa. Trabajos de campo han demostrado que la aplicación artificial de ácido giberélico a la semilla acelera y promueve una mejor germinación, asegurando un mejor establecimiento de la planta. Los hongos del género Giberella producen en forma natural ácido giberélico en grandes cantidades, por lo que la integración de estos genes a las plantas de importancia económica, pudieran tener un efecto positivo sobre ellas al promover una germinación más eficiente o sobre otras actividades del desarrollo donde el este ácido juega un papel importante como en el proceso de crecimiento y desarrollo de la propia semilla.

ETAPA VEGETATIVA Una vez terminado el proceso de germinación, en forma secuencial se inicia la conocida como etapa vegetativa. Como se mencionó anteriormente, esta etapa se caracteriza por la formación del meristemo apical y la diferenciación de las hojas y el crecimiento radical. Este tipo de crecimiento es importante, porque permite a la planta disponer de órganos que son importantes para la expresión de la parte de importancia económica. El tallo por ejemplo, ofrece un sustento para que otros órganos de la planta se establezcan, mientras que las hojas son las estructuras donde se desarrolla el proceso fotosintético con mayor eficacia. De esta forma, los genes que controlan la expresión de estas partes de la planta resultan de gran valor. Por ejemplo, en maíz se conoce una familia de genes identificada como KN1, mientras que en Arabidopsis otro gen identificado como STM, promueven el crecimiento del ápice vegetativo.

Un desbalance en la expresión de estos genes traerá como consecuencia un pobre expresión del meristemo apical, limitando grandemente el crecimiento de la planta. En forma paralela a la expresión de estos genes, existen otros como los genes identificados como AIN que promueven el desarrollo de los órganos laterales como los cotiledones y las hojas. El gen recesivo ain, tiene efecto sobre un crecimiento significativamente pobre de las hojas, limitando en forma general la capacidad fotosintética de la planta.

La etapa vegetativa termina con la iniciación del primordio floral (figura 3). Esta inducción que marca el inicio en la formación de las estructuras reproductivas, es bastante compleja, ya que depende, además de la estructura genética de la planta, de algunas condiciones especiales del ambiente relacionado con el fotoperíodo y la temperatura.

ambiente relacionado con el fotoperíodo y la temperatura. Figura 3. Estado de iniciación del primordio floral
ambiente relacionado con el fotoperíodo y la temperatura. Figura 3. Estado de iniciación del primordio floral

Figura 3. Estado de iniciación del primordio floral en trigo.

La inducción floral por efecto del fotoperiodo es muy común y es utilizado para manipular la expresión del desarrollo de la flor, principalmente en cultivos ornamentales. Las diferencias en las respuestas de las plantas al fotoperiodo han llevado a la clasificación de estas en “plantas de día corto” y “plantas de día largo”.

En este proceso de inducción floral se encuentran los fitocromos, por ejemplo, el gen phyB promueve la floración más temprana. En arabidopsis el gen gi retrasa la floración en días largos; mientras que el gen ELF3 reprime la floración en días cortos.

En sorgo se conocen actualmente hasta seis pares de genes (MA), los que modifican la respuesta de la planta al fotoperiodo, que dependen de los genes que se encuentra en condición recesiva o dominante. El gen MA 1 es el que ha demostrado tener mayor influencia en la respuesta de la planta a las diferentes longitudes del día.

ÓRGANOS FLORALES La otra etapa del desarrollo, que le sigue a la vegetativa, es la de producción de órganos florales; esta etapa es de suma importancia porque es en ella donde se forma la estructura floral, y dado que el producto de importancia económica normalmente se origina de la flor, su desarrollo afecta significativamente la productividad de la planta.

Una vez que se induce la formación de la flor se inicia el desarrollo de cuatro tipos diferentes de estructuras florales alrededor del meristemo en forma concéntrica: sépalos, pétalos, estambres y pistilos. En la figura 4, se observa el desarrollo de las diferentes estructuras de la flor. Los genes que controlan estas estructuras están constituidos en dos grupos debido a que comparten regiones del gen similares llamadas regiones MADS-box o HOME-box. Los genes más comunes identificados al momento son al AP1, AP2, AP3, PI, AG y LFY.

al momento son al AP1, AP2, AP3, PI, AG y LFY. Figura 4. Estado de desarrollo

Figura 4. Estado de desarrollo de las diferentes partes de la flor en sorgo.

de desarrollo de las diferentes partes de la flor en sorgo. Una vez alcanzada la maduración

Una vez alcanzada la maduración de estas estructuras florales, la planta ha alcanzado la etapa de floración, la cual indica la terminación de esta etapa de desarrollo. La floración es quizás uno de los momentos más importantes en el desarrollo de la planta, ya que el fruto y el inicio de la formación de la semilla que se origina en esta etapa, son las estructuras que aseguran la perpetuación de la especie.

POLINIZACIÓN Una vez que la floración se alcanza, inicia la última etapa del desarrollo de la planta que consiste en la polinización y fecundación del gameto femenino (óvulo) por parte del gameto masculino (polen) para que se inicie la formación de la semilla. Para que esto ocurra, se requiere primero se lleve a cabo la germinación del grano de polen sobre el estigma, que origina la formación del tubo polínico, el cual se encarga de conducir el material genético masculino hacia el gameto femenino en el óvulo para la fecundación y el inicio del desarrollo del fruto o la nueva semilla. Algunas evidencias indican que la germinación del polen depende de la expresión de genes que se encuentran en el grano de polen y que se ve afectada por el genoma del estigma.

El gen CHS en maíz y petunia, cuando se encuentra presente en el polen, la planta es estéril, ya que no puede germinar en el estigma a pesar de que el polen es normal; sin embargo, cuando el estigma es polinizado por el polen de tipo normal, entonces el tubo crece y se desarrolla. Otro gen conocido como pop1, cuando se encuentra en el grano de polen, aunque es normal, no puede germinar ya que evita la absorción de agua del estigma. Existen otros genes que afectan la compatibilidad entre el grano de polen y el estigma que afectan la formación del tubo polínico, entre ellos se encuentran los genes: Ga, cif, cim1 y cim2, por lo que la fecundación, cuando se encuentran presentes, no se lleva a cabo en forma normal.

Existe un potencial muy grande en el uso de los granos de polen para la modificación genética de las plantas a través de métodos biotecnológicos. Algunos trabajos se han desarrollado para la formación de plantas transgénicas utilizando la formación de plantas haploides genéticamente modificadas a través del “bombardeo” de material genético con la pistola de genes. Algunos ejemplos se presentan en tabaco (Stoger et al., citados por Shivana y Sawhney, 1997) y en Tradescantia (Hamilton et al. Shivana y Sawhney, 1997).

25

Figura 5. Corte anatómico de una semilla madura de sorgo donde se muestran cada una

Figura 5. Corte anatómico de una semilla madura de sorgo donde se muestran cada una de sus partes.

Bajo condiciones normales, una vez que se lleva a cabo la fecundación en el óvulo por parte del gameto masculino, se inicia la formación de la semilla y de todas sus partes. En la figura 5 se observa un corte anatómico de la semilla y de cada una de sus partes, donde sobresale el embrión (constituido por el escutelum, Esc, la plúmula, Plu, el mesocotilo, Mes, la coleoriza, Cor, la radícula, Rad, y el coleoptilo, Col), el endospermo y la cubierta.

El desarrollo de estas estructuras está influenciada por la presencia de hormonas del crecimiento controladas por diferentes tipos de genes. En las etapas iniciales, las citokininas son las más importantes; posteriormente el ácido indolacético y el ácido giberélico juegan el papel más importante, mientras que al ácido absisico es importante en la etapa final de la embriogenesis. Harada mencionó que los genes Leafy Cotyledon juegan un papel importante en las fases tempranas y avanzadas de la embriogénesis, mientras que Lee

et al. mencionaron que los genes LEA son los más importantes en las etapas tardías.

Sin embargo, el proceso de maduración y desarrollo de la semilla es más grande de lo que se piensa, ya que en un trabajo desarrollado por Gutiérrez et al., menciona la identificación de 486 sitios utilizando cDNA-AFLP.

En general, vemos que existe un potencial muy alto en la Biotecnología para inducir cambios en el desarrollo de las plantas y que éstos a su vez, influyan en la productividad económica de la misma. Sin embargo, parece ser que el uso de estos métodos biotecnológicos que promuevan la formación de plantas transgénicas con mayores probabilidades de éxito, se sitúa en las fases iniciales del desarrollo de la planta como es en la germinación o al momento de la floración, al utilizar los granos de polen como el medio para la formación de plantas transgénicas haploides.

Eastin, J.D. 1972. Efficiency of grain dry matter accumulation in grain sorghum. In. J.I. Sutherland

Eastin, J.D. 1972. Efficiency of grain dry matter accumulation in grain sorghum. In. J.I. Sutherland and R.J. Falasca (Eds.). Proceedings of the twenty-seventh annual corn and sorghum research conference. American Seed Trade Association. Pp 7-17.

Harada J.J. 2001. Role of Arabidopsis LEAFY COTYLEDON genes in seed development. Plant physiology 158:4 405-409 Lee, Pei-Fang, Yue-Ie C. H. and Teh-Yuan C. 2000. Promoter activity of a soybean gene encoding a seed maturation protein, GmPM9. Bot. Bull. Acad. Sin. 41:175-182.

Taiz, L. and E. Zeiger. 1998. Plant Physiology. Second Edition. Sinauer Associates, Inc. Publishers. USA. 792 p. Shivanna, K.R. and V.K. Sawhney. 1997. Pollen biotechnology for crop production and improvement. Cambridge University Press. London. 448 p.

Srivastava, L.M. 2002. Plant growth and development: Hormones and environment. Academic Press. China. 772 p.

Nelson Marmiroli. Es profesor ordinario en la Universidad de los Estudios de Parma, Italia, y
Nelson Marmiroli. Es profesor ordinario en la Universidad de los Estudios de Parma, Italia, y
Nelson Marmiroli. Es profesor ordinario en la Universidad de los Estudios de Parma, Italia, y
Nelson Marmiroli. Es profesor ordinario en la Universidad de los Estudios de Parma, Italia, y
Nelson Marmiroli. Es profesor ordinario en la Universidad de los Estudios de Parma, Italia, y
Nelson Marmiroli. Es profesor ordinario en la Universidad de los Estudios de Parma, Italia, y
Nelson Marmiroli. Es profesor ordinario en la Universidad de los Estudios de Parma, Italia, y
Nelson Marmiroli. Es profesor ordinario en la Universidad de los Estudios de Parma, Italia, y
Nelson Marmiroli. Es profesor ordinario en la Universidad de los Estudios de Parma, Italia, y

Nelson Marmiroli. Es profesor ordinario en la Universidad de los Estudios de Parma, Italia, y forma parte del cuerpo docente de las clases de Doctorado en Biotecnología, en Ciencia y Tecnología Ambiental, y en el Doctorado de Ciencia y Tecnología por el Ambiente y la Naturaleza. Ha impartido cursos de Bioquímica aplicada, Genómica funcional, Laboratorio Integrado de Biotecnología, Genética y Mutagénesis. Tiene interés particular en investigaciones sobre la Localización de la calidad y la seguridad a través de los hilos alimentarios, Biotecnología ambiental, Control y restauración de la calidad ambiental, Interacción de los organismos vivientes y el medio ambiente.

de los organismos vivientes y el medio ambiente. Doctora Isabel López Zamora Instituto de Investigaciones
de los organismos vivientes y el medio ambiente. Doctora Isabel López Zamora Instituto de Investigaciones
de los organismos vivientes y el medio ambiente. Doctora Isabel López Zamora Instituto de Investigaciones

Doctora Isabel López Zamora Instituto de Investigaciones Biológicas Universidad Veracruzana

Los cambios en las prácticas agrícolas mediante la implemen- tación de sistemas con menor labranza y con mayor diversidad

de cultivos han dado un gran impulso y contribuido a incrementar el interés en la aplicación efectiva de sistemas para

el manejo integrado de malezas. Es ampliamente reconocido

que la utilización de herbicidas para el control químico de malezas representa un gasto elevado en el manejo y control de las mismas, y los recursos requeridos para su aplicación adecuada han aumentado en costos en forma rápida y progresiva.

Además, muchas de las especies de plantas invasoras no

nativas, las cuales representan serios problemas de invasión

y control de malezas en nuestro país, han mostrado una

elevada resistencia a la aplicación de herbicidas, lo cual desafortunadamente tiende a incrementar aún más los costos antes señalados.

MENOR USO DE HERBICIDAS Y MEJOR CONTROL El presente artículo pretende difundir y al mismo tiempo sugerir algunas alternativas para el manejo y control de malezas, desde una perspectiva ecológica, que permitan un menor uso de herbicidas y que proporcionen un adecuado y exitoso método de control.

y que proporcionen un adecuado y exitoso método de control. El planteamiento ecológico que respalda estas

El planteamiento ecológico que respalda estas alternativas de manejo de malezas tiene como principal objetivo disminuir en número la presencia de malezas dentro de sistemas de cultivo, considerando particularmente aspectos relacionados con las semillas de malezas presentes en el suelo y su pérdida natural; la reducción en el establecimiento de plántulas y la disminución en la producción de semillas por plantas que logran escapar las tácticas de control.

Algunas de las tácticas agrícolas que pueden ser utilizadas bajo este planteamiento ecológico incluyen: la secuencia de cultivos, el diseño de rotación, los sistemas sin mucha labor de labranza, el manejo de residuos de cultivos, y el manejo

de la competencia entre cultivos y malezas. Existe evidencia que confirma el resultado productivo de la aplicación de estas tácticas agrícolas en forma combinada, para lograr una supresión exitosa de las poblaciones de malezas bajo manejo.

CAMBIOS PRODUCIDOS EN LA SECUENCIA DE CULTIVOS Los patrones en la rotación de cultivos están experimentando cambios; muchos de éstos se deben a la introducción e implementación del manejo de los residuos de cultivos, con lo que se logra que cultivos alternativos resulten de mayor interés. Algunos de éstos son cultivos de estación cálida, como el maíz, sorgo y girasol, que crecen junto con el trigo otoñal o de invierno y se dejan en barbecho.

Al incrementar la diversidad de cultivos, y planear rotaciones de cuatro años, se puede llegar a obtener un control de malezas con una estimación de cerca de la mitad del costo para el mantenimiento y control de malezas dentro de rotaciones convencionales. En la mayoría de los sitios, las especies de malezas que prevalecen son anuales, tales como Aegilops cilindrica “Jointed goatgrass”, Kochia scoparia “Falso ciprés o ciprés de verano”, Setaria viridis “Green foxtail”, Cenchrus incertus “Field sandbur” y Amaranthus retroflexus “redroot pigweed”. Es un hecho que la disposición y distribución de los cultivos tiene efecto sobre el manejo de malezas; por lo tanto, una rotación de cultivos de estación fría y cálida podría proporcionarnos más oportunidades para prevenir de forma oportuna el establecimiento de especies de malezas y la presencia de semillas producidas por ellas.

Por ejemplo, considerando que el tiempo de emergencia de una maleza tiene lugar entre mediados de mayo y principios de julio, y el período de floración ocurre a principios de agosto, y el tiempo de cosecha de un cultivo ocurre al inicio de julio, los productores podrían controlar dicha maleza antes de que inicie su producción de semillas durante su temporada de crecimiento. De la misma forma, especies de malezas de temporada fría podrían ser manejadas para su control antes de realizar la siembra de maíz o de girasol. Dado que algunos cultivos, tanto de estación cálida como fría, pueden desarrollarse en forma productiva en algunas regiones, los productores han planeado rotaciones que logran destruir y/o interrumpir el crecimiento poblacional de malezas a lo largo del tiempo y espacio.

DECLINACIÓN DE LAS ESPECIES DE MALEZAS ANUALES Las semillas de malezas en el suelo experimentan una serie de diferentes posibilidades: pueden llegar a germinar, mueren naturalmente, o pueden ser consumidas por animales o microorganismos. El resultado de estos destinos se refleja en

el número de semillas sobrevivientes en el suelo, que declina

a través de los años. Con algunas malezas, como por ejemplo

el caso de Setaria viridis, conocida como “green foxtail” por la forma de su cabezuela, menos del cinco por ciento de las

semillas sobrevive al tercer año. Esta tendencia de rápida declinación en la densidad de semillas ocurre con la mayoría de las especies de malezas anuales.

La rotación de cultivos con diferentes ciclos de vida nos ayuda

a prevenir la producción de semillas de malezas; sin embargo,

prevenir la producción de semillas de malezas; sin embargo, el impacto de esta estrategia se relaciona

el impacto de esta estrategia se relaciona con la forma en que se diseñen las rotaciones. Se ha confirmado en estudios de rotaciones a largo plazo que la densidad de las especies de malezas disminuyó con prácticas convencionales para el control de malezas, si dos cultivos de estación fría eran seguidos por dos cultivos de estación cálida. Por el contrario, la densidad de malezas incrementó con rotaciones de menos cultivos. En un estudio, la densidad de malezas se estimó 13 veces mayor en rotaciones cortas, comparada con una rotación de cuatro cultivos. Se ha observado que las rotaciones que incluyen trigo de invierno-maíz-girasol-barbecho o chícharo- trigo de invierno-maíz-mijo tienen menos malezas que las rotaciones donde sólo se incluyen trigo de invierno-mijo. Los campos donde la presencia de malezas es menor requieren menos aplicación de herbicidas para prevenir la pérdida o disminución del rendimiento de cultivos ocasionado por la presencia dominante de las malezas.

IMPACTO DE LA DIVERSIDAD DE CULTIVOS Otra alternativa que contribuye potencialmente a reducir la población de malezas es la rotación de cultivos dentro de una categoría del ciclo de vida; tal es el caso de los cultivos de estación cálida. La densidad de malezas con frecuencia incrementa cuando se siembra el mismo cultivo durante dos años consecutivos. La rotación de cultivos con diferentes fechas de siembra (por ejemplo girasol seguido de maíz) resulta menos favorable para las malezas. Esta tendencia relaciona los patrones de emergencia de las malezas con respecto a la de los cultivos. El período de emergencia, tanto de cultivos como de las malezas, resulta un factor fundamental en el manejo de la competencia entre ambos componentes, y para el rendimiento exitoso resultante de la competencia favorecida para los cultivos frente a las malezas.

SISTEMAS CON LABRANZA Y SIN LABRANZA Se ha reportado que aun cuando los productores realizan ocasionalmente labranza, el incremento en la infestación por malezas ha ocurrido en los subsecuentes cultivos. Esta tendencia ocurre debido a que la labranza contribuye a enterrar las semillas de malezas y prolongar su supervivencia a lo largo del tiempo. Por lo tanto, con un mayor número de semillas en el reservorio del suelo, habrá un mayor número de plántulas establecidas en años futuros. Investigación en este campo ha demostrado que el impacto de la labranza en la dinámica de la población de malezas también está relacionado con el diseño de la rotación de cultivos. Algunos modelos matemáticos han mostrado que la emergencia de malezas es mayor con sistemas de no labranza durante el primer año, después de que las semillas de malezas son adicionadas dentro del suelo.

Sin embargo, si no son adicionadas más semillas de malezas en los siguientes años, la emergencia de plántulas de malezas declinará más rápidamente con tratamientos de no labranza que con los de labranza incluida. La diferencia en la emergencia de plántulas en años posteriores ocurre debido a que las semillas de malezas sobreviven más cuando se encuentran enterradas en el suelo, y, como consecuencia, producen más plántulas en los subsecuentes años.

La interacción entre labranza y supervivencia de las semillas ayuda a explicar por qué la densidad de semillas no declina con rotaciones cortas. Algunos estudios de rotación de cultivos donde prácticas comunes para el control de malezas fueron incluidas, han demostrado dicha interacción y han reportado que un mayor número de malezas está presente en rotaciones de dos años, mientras que el número de malezas es casi tres veces mayor en la rotación con labranza comparado con el

veces mayor en la rotación con labranza comparado con el sistema de no labranza. Asimismo, la

sistema de no labranza. Asimismo, la tendencia observada fue que la labranza aminoró el impacto del diseño de rotación sobre la población de malezas.

UTILIZACIÓN DE LOS RESIDUOS DE CULTIVOS Los residuos de cultivos que intencionalmente se dejan después de la cosecha también contribuyen a eliminar la presencia de malezas y alteran las condiciones ambientales que reducen la germinación de semillas de malezas, suprimiendo físicamente el crecimiento de malezas o retrasando la germinación y crecimiento por medio de los efectos de alelopatía, que consiste en un proceso químico donde las plantas logran suprimir el crecimiento de plantas vecinas. Se ha observado que la permanencia de los residuos de cultivos (por ejemplo, 1000 kg/ha de residuos de trigo de invierno) sobre la superficie del suelo tiene un gran impacto supresor sobre la emergencia de plántulas de malezas, estimándose reducciones hasta de un 14 por ciento en el número de malezas que logran establecerse.

DOSELES DE CULTIVOS PARA SUPRIMIR LA EMERGENCIA DE MALEZAS Aun cuando se apliquen herbicidas, las malezas logran escapar al control y producir semillas que conducen a futuras poblaciones de malezas que rápidamente invaden y dominan a la vegetación ya existente. Sin embargo, es posible suprimir la productividad de estos escapes por medio del fortalecimiento en el desarrollo de estratos o doseles de cultivos. Existen numerosas tácticas disponibles que mejoran el desarrollo del dosel, entre las cuales se incluyen la plantación de cultivos en hileras estrechas, el incremento en la tasa de producción de semilla o la colocación de fertilizante cerca del cultivo. Estas opciones ayudan al cultivo a utilizar oportuna y efectivamente los recursos disponibles, como el agua y los nutrientes minerales adicionados como fertilizantes, antes de que las malezas los utilicen primero.

Existen evidencias que demuestran la gran efectividad de estas tácticas, cuando se aplican en forma conjunta. Por ejemplo, el uso de una sola táctica, como es el caso de una mayor tasa de producción de semillas, sólo llega a reducir la biomasa de malezas de 5 a 10 por ciento. En contraste, aplicando en conjunto tres alternativas, como son la mayor producción de semillas, hileras angostas y retardo en la siembra, tienden a reducir la biomasa de malezas hasta en un 90 por ciento.

UNA PROPUESTA MULTIESTRATÉGICA Se estima que la diversidad en cultivos, las rotaciones de cuatro años y los sistemas de no labranza han incrementado el rendimiento de los sistemas de cultivos hasta cuatro veces más, comparado con el obtenido a partir de un sistema de corta rotación seguido por barbecho. Las razones del mejoramiento incluyen el aumento en el rendimiento del cultivo, así como la disminución de costos. Es evidente que cuando se aplican varios métodos para eliminar y/o reducir la población de malezas, el costo del manejo y control de malezas puede reducirse a la mitad. Un menor uso en la aplicación de herbicidas es posible, conforme menores densidades de malezas mejoran el rendimiento, tanto del suelo como de las aplicaciones foliares de herbicidas. Asimismo, la aplicación de herbicidas no resulta necesaria para el manejo de malezas en ciertos cultivos, debido a la baja densidad de su población.

Miguel José Yacamán. Doctor por la Universidad Nacional Autónoma de México en 1972, se incorporó
Miguel José Yacamán. Doctor por la Universidad Nacional Autónoma de México en 1972, se incorporó
Miguel José Yacamán. Doctor por la Universidad Nacional Autónoma de México en 1972, se incorporó
Miguel José Yacamán. Doctor por la Universidad Nacional Autónoma de México en 1972, se incorporó
Miguel José Yacamán. Doctor por la Universidad Nacional Autónoma de México en 1972, se incorporó

Miguel José Yacamán. Doctor por la Universidad Nacional Autónoma de México en 1972, se incorporó en 2001 a la Universidad de Texas, en Austin, donde dirige el Centro Internacional de Nanotecnología y Materiales Avanzados. Investiga en el campo de la tecnología nano y molecular, y está interesado en la estructura y propiedades de las nanopartículas, incluidos metales, semiconductores y materiales magnéticos.Miguel José Yacamán.

incluidos metales, semiconductores y materiales magnéticos. David Hulmes. Es responsable del departamento científico

David Hulmes. Es responsable del departamento científico Matriz Biology and Tissue Engineering del Instituto para la Biología y la Química de Proteínas de CNRS-Lyon, Francia. Entre las investigaciones en las que participa destaca su trabajo como coordinador del proyecto comunitario de nanotecnología para reconstruir las córneas humanas mediante ingeniería de tejidos.

José Luis Viviente Solé. Realiza investigaciones en la Unidad de Nanociencias y Nanotecnolo- gía, dentro de la Dirección General de Investigación de la Comisión Europea. Sus participaciones al lado del profesor Renzo Tomellini, han destacado a las Nanociencias y Nanotecnologías (N+N) con un papel relevante dentro del Séptimo Programa Marco (VII PM) propuesto por la Comisión Europea.José Luis Viviente Solé.

Programa Marco (VII PM) propuesto por la Comisión Europea. Ezio Andreta . Es director de Tecnologías

Ezio Andreta. Es director de Tecnologías Industriales de la Dirección General de Investigación de la Comisión Europea (Research DG). Estudió Ciencias Políticas y Economía en las Universidades de Génova y Lyon. Obtuvo su Doctorado en Relaciones Internacionales en la Universidad de Génova. En la Dirección General de Investigación de la Comisión Europea, es responsable de Nanociencias, Nanotecnologías, materiales, nuevos procesos de producción, entre otros aspectos de tecnología industrial.

Renzo Tomellini. Graduado en Química, Cum Laude en Roma, en 1986, trabajó en Italia como
Renzo Tomellini. Graduado en Química, Cum Laude en Roma, en 1986, trabajó en Italia como
investigador en el Centro Sviluppo Materiali 1. Fue también investigador visitante en Alemania y Francia.
Se unió a la Comisión Europea en 1991, donde fue responsable científico y técnico de los proyectos
ECSC2 de investigación de aceros. En 1999 se convirtió en asistente del director de Tecnologías
Industriales en la Dirección General de Investigación de la Comisión Europea.
Doctor Humberto H. Lara Villegas / Doctora Liliana del C. Ixtepan Turrent/ Doctora Cristina Rodríguez
Doctor Humberto H. Lara Villegas / Doctora Liliana del C. Ixtepan Turrent/ Doctora Cristina Rodríguez
Doctor Humberto H. Lara Villegas / Doctora Liliana del C. Ixtepan Turrent/ Doctora Cristina Rodríguez
Doctor Humberto H. Lara Villegas / Doctora Liliana del C. Ixtepan Turrent/ Doctora Cristina Rodríguez
Doctor Humberto H. Lara Villegas / Doctora Liliana del C. Ixtepan Turrent/ Doctora Cristina Rodríguez
Doctor Humberto H. Lara Villegas / Doctora Liliana del C. Ixtepan Turrent/ Doctora Cristina Rodríguez

Doctor Humberto H. Lara Villegas / Doctora Liliana del C. Ixtepan Turrent/ Doctora Cristina Rodríguez Padilla Laboratorio de Bioseguridad Nivel 3. FCB. / UANL dr_lara@lycos.com / www.fcb.uanl.mx/www/dr humberto_herman_lara_villegas.html

Los nanobiocidas son biocidas desarrollados por Nanobio- tecnología, por lo cual definiremos primero la Nanotecnología, describiremos los biocidas y su historia y referiremos los últimos avances de nanobiocidas en Medicina.

La Nanobiotecnología, como parte de la Nanotecnología, ha incrementado su importancia en los últimos diez años, especialmente con Medicina y Farmacia, y ha abierto esta última a nuevas perspectivas en terapéutica.

La Nanobiotecnología es un área interdisciplinaria de investigación que se basa en trabajo cooperativo entre químicos, físicos, biólogos, médicos e ingenieros. En la intersección de la Biotecnología y la Nanotecnología, los nanobiotecnólogos proveen en la investigación científica el fenómeno del ensamblaje de biomoléculas, como las membranas celulares o partículas virales, y para poder adaptar estos principios a la producción tecnológica de las nanoestructuras.

USOS POTENCIALES PARA NANOMATERIALES La Nanotecnología provee la capacidad de manipular las propiedades de materiales, controlando su tamaño, y esto conduce la investigación hacia una multitud de usos potenciales para nanomateriales (Bonnemann H. 2001). Muchos usos potenciales para nanopartículas involucran aplicaciones biológicas, e incluyen biosensores (Nam J.M. 2003), marcadores para células y biomoléculas (Tkachenko AG. 2003), y sustancias terapéuticas para cáncer, entre otros (Hirsch LR. 2003).

terapéuticas para cáncer, entre otros (Hirsch LR. 2003). El uso más frecuente de los biocidas es

El uso más frecuente de los biocidas es en el agua, tanto para potabilizar, como para piscinas.

es en el agua, tanto para potabilizar, como para piscinas. Las nanopartículas sólo pueden ser vistas

Las nanopartículas sólo pueden ser vistas en microscopia electrónica.

La Nanociencia es un área emergente de la ciencia que se ocupa del estudio de los materiales de muy pequeñas dimensiones; no puede denominarse Química, Física o Biología, dado que se estudia un campo dimensional muy pequeño; hablamos de la escala de un nanómetro, que es la billonésima parte de un milímetro.

La Nanotecnología involucra ciencias y técnicas que se

aplican a nivel de nanoescala, las cuales permiten trabajar

y manipular las estructuras moleculares y sus átomos, así

como hacen posible la fabricación de materiales y máquinas a partir del reordenamiento de átomos y moléculas; en este caso podríamos hablar de una “manufactura molecular”, que nos permite construir máquinas, instrumentos y productos con cada átomo por medio de métodos tales como condensación de vapor, síntesis química y procesos en estado sólido.

La Nanobiotecnología o Bionanotecnología es una rama de la nanotecnología basada en el uso de estructuras biológicas tales como las proteínas ATP’s, DNA, etcétera.

Frecuentemente es llamada tecnología húmeda-seca, donde el término “húmeda” pertenece a los componentes biológicos y

la parte “seca” corresponde a la ingeniería de nanopartículas

inorgánicas.

BREVE HISTORIA DE LOS BIOCIDAS Desde antes del año 500 EC, la humanidad ha utilizado biocidas para prevenir el daño a sus cosechas agrícolas. El

primer biocida utilizado como pesticida fue el sulfuro; para

el siglo XV se utilizaron otros biocidas de tipo químico, que

eran tóxicos y de los cuales destacan mercurio, arsénico, y plomo. Éstos se aplicaban a los cultivos, para acabar o por lo menos controlar las plagas. Para el siglo XVII ya se extraía de las plantas del tabaco el sulfato de nicotina para ser

Biocidas del tipo pesticidas son ampliamente utilizados en agricultura. utilizado como insecticida. En el siglo

Biocidas del tipo pesticidas son ampliamente utilizados en agricultura.

utilizado como insecticida. En el siglo XIX se introdujeron dos pesticidas naturales, como el piretro, el cual es producido a partir del Chrysanthemum cinerariaefolium, y la Rotenona, insecticida vegetal polivalente, que se extrae de raíces de plantas tropicales leguminosas, las cuales son tóxicas para los animales de sangre fría e inocuas para los animales de sangre caliente y el hombre. Actúa por contacto e ingestión.

En 1939, Paul Muller descubrió el DDT, un insecticida muy eficaz, que muy pronto fue utilizado universalmente, aunque por ciertas características tóxicas, su uso ha sido prohibido en

NANOEMULSIONES EN LA PREVENCIÓN DE NEUMONITIS En el centro de Nanotecnología Biológica de la Universidad de Michigan, el grupo de investigadores encabezados por el doctor JR Baker, ha demostrado el uso de una nanoemulsión no

surfactante, la cual tiene una actividad antimicrobiana elevada

y es biocompatible con piel y membranas mucosas. Estas

nanoemulsiones fueron ensayadas para la prevención de la infección in vivo de la neumonía por influenza murina Estudios científicos se hicieron en ratones, en los cuales se determinó que se conseguía prevenir la infección in vivo del virus de la influenza. Los resultados de este grupo científico sugieren

el potencial terapéutico preventivo de estas nanoemulsiones

para tratar infecciones del virus de la influenza in vivo.

NANOEMULSIÓN SURFACTANTE CON ACTIVIDAD ANTIMICROBIANA, ANTIVIRAL Y ANTIFÚNGICA Un novedoso nanobiocida desarrollado también por el Centro de Nanotecnología Biológica, al cual se le ha dado el nombre de 8N8, ha demostrado buena función biocida.

68

países. Hoy en día, el uso de los pesticidas ha aumentado

50

veces desde 1950, y se utilizan un promedio de 2.5 millones

Este 8N8 ha producido actividad bactericida contra Bacillus

de toneladas industriales de pesticidas cada año.

cereus, Bacillus subtilis, Haemophilus influenzae, Neisseria

Podríamos definir un biocida como la sustancia sintética capaz de matar ciertos organismos orgánicos, con usos potenciales en Medicina, Agronomía, industria forestal y para el control de los mosquitos. Según su función, podríamos dividir los biocidas en:

gonorrhoeae, Streptococcus pneumoniae, y Vibrio cholerae, en 15 minutos después de aplicado. También demostró actividad antiviral, como contra Herpes simplex type 1, Influenza A y el Vaccinia virus. Todo lo anterior nos permite deducir que es un buen candidato como agente nanobiocida de uso tópico.

1. Pesticidas. Los cuales incluyen fungicidas, herbicidas,

insecticidas, alguicidas, y raticidas.

2. Antimicrobianos. Éstos incluyen germicidas, antibac-

teriales, antivirales, antifúngicos, y antiparasitarios.

Estos biocidas se pueden adicionar a otros materiales (líquidos en su mayoría) para proteger algún material para que no sea invadido por un elemento biológico. Ejemplos: albercas , sistemas de agua, alguicidas.

Ejemplos: albercas , sistemas de agua, alguicidas. Actualmente, la rodilla puede ser reemplazada, pero requiere

Actualmente, la rodilla puede ser reemplazada, pero requiere que no se infecte por bacterias oportunistas.

NANOBIOCIDAS PARA EL CEMENTO ÓSEO El grupo del doctor Shnettler R. en Alemania, hace investi- gaciones para prevenir las infecciones de bacterias multirresistentes a nivel óseo (osteomielitis), ya que este tipo de bacterias se han convertido en un grave problema en los quirófanos, en especial cuando se practican las artoplastias (la artoplastia es una reparación quirúrgica de la integridad y función del poder de una coyuntura ósea). Este grupo científico reportó actividad antibacterial in vitro en el cemento óseo, al cual se le agregaron nanopartículas metálicas que miden de 5 hasta 50 nanómetros. Es importante señalar que únicamente el cemento con nanopartículas demostró una actividad elevada

contra el MRSA y MRSE (estafilococo y estreptococo resistente e

nt n RS RS a la a a meticilina). ). meticili lina) meticilin a 32
nt
n
RS
RS
a la a a
meticilina). ).
meticili lina)
meticilin a
32 32
SE (estafilo SE (estafilo
SE (estafilo
SE (estafilo
y y estrep estrept
y
y
estrep
estrept
a 32 32 SE (estafilo SE (estafilo y y estrep estrept co resist co resis NANOBIOCIDAS
co resist co resis
co resist
co resis

NANOBIOCIDAS CONTRA EL VIH-1 Actualmente se ha publicado un articulo denominado Interaction of silver nanoparticles with HIV-1 en la revista Nanobiotechnology, 2005; 3: 6.

with HIV-1 en la revista Nanobiotechnology , 2005; 3: 6. La Universidad de Texas, en Austin,

La Universidad de Texas, en Austin, trabajó en colaboración con la Universidad Autónoma de Nuevo León, y se comprobó

la inhibición del virus del VIH-1 in vitro en forma de dosis

respuesta y con baja toxicidad mediante nanopartículas de plata.

Estas nanopartículas tienen potencial antiviral, el cual fue probado en un Laboratorio de Bioseguridad Nivel 3. Este artículo ha sido uno de los más leídos, según estadísticas de la revista en el último año.

LOS NANOBIOCIDAS, PRESENTE Y FUTURO

El auge de la Nanotecnología llevará de la mano el crecimiento

en la industria de los nanobiocidas, los cuales son cada vez más necesarios, ya que aunque se están desarrollando en

forma sorprendentemente rápida nuevos fármacos para las bacterias y virus multirresistentes, cada vez éstos van mutando

y se necesitan otros medicamentos para contrarrestarlos. Por

tanto, el mercado de biocidas y nanobiocidas es muy amplio,

y debemos estar preparados para nuevas enfermedades, tanto

emergentes como reemergentes.

Únicamente en Laboratorios de Bioseguridad nivel 3 y 4, y con personal altamente capacitado, podemos analizar y trabajar con ciertos patógenos que son peligrosos para la vida humana,

estos avanzados laboratorios es posible estudiar en

y

gracias a gracias a gracias a
gracias a
gracias a
gracias a
forma minu forma minu orma min
forma minu
forma minu
orma min
avanzado vanzad la la oratorios ratorios g g
avanzado
vanzad
la
la
oratorios
ratorios
g g
sa estos pa a e
sa estos pa
a e
o
o
ble le
ble
le
r r en en
r
r
en
en

forma minuciosa estos patógenos.

Doctor Eduardo Pérez Tijerina / Doctor Manuel García-Méndez Catedráticos Facultad de Ciencias Físico Matemáticas /

Doctor Eduardo Pérez Tijerina / Doctor Manuel García-Méndez Catedráticos Facultad de Ciencias Físico Matemáticas / UANL

Facultad de Ciencias Físico Matemáticas / UANL Nada de lo que fabricamos los humanos puede prescindir

Nada de lo que fabricamos los humanos puede prescindir de los descubrimientos que se hacen hoy día en los laboratorios. Las consecuencias a largo plazo de la Nanotecnología serán verdaderamente transformadoras. Desde diversos puntos de vista, la Nanotecnología es un conjunto de técnicas usadas para manipular la materia en la escala de átomos y moléculas; es la ola tecnológica más alta, amplia y poderosa que nunca antes el mundo había visto. La turbulencia que vendrá con esta ola tecnológica impactará profundamente a la sociedad. Abrirá nuevos mercados de trabajo y de materias primas, y cambiará para siempre la forma en que vivimos, comemos, producimos, enfrentamos las guerras y definimos la vida. Algunos predicen que la Nanotecnología detonará una nueva utopía económica y cultural, combinando abundancia material, desarrollo sustentable y ganancias económicas (Figura 1).

APLICACIONES DE NANOTECNOLOGÍA:AHORA Y EN EL TIEMPO

Herramientas de corte y cubiertas resistentes al deterioro Pigmentos en pintura
Herramientas de corte
y cubiertas resistentes al
deterioro
Pigmentos en pintura
Biosensores, transductores y detectores Diseños funcionales de fluidos
Biosensores,
transductores y
detectores
Diseños funcionales
de fluidos
Fármacos y medicamentos Partículas en nanoescala y películas finas en dispositivos electrónicos Nano ahora
Fármacos y
medicamentos
Partículas en nanoescala
y películas finas en
dispositivos electrónicos
Nano ahora
Joyería, óptica y obleas
semiconductoras
pulidas
Aditivos retardantes
de la llama
Nano 2007
Liberación de
medicinas, separación
biomagnética y
curación de heridas
Propelentes, boquillas
y válvulas.
Interruptores más Nano-óptica, nanoelectrónica y fuentes de nanopoder Nano 2012 Rápidos y sensores
Interruptores más
Nano-óptica,
nanoelectrónica y
fuentes de nanopoder
Nano 2012
Rápidos y sensores
ultrasensibles
Nano-bio
Pantallas flexibles
de alto rendimiento
materiales como
Dispositivos
basados en NEMS
órganos artificiales
Figura 1.- Predicciones en el desarrollo de la Nanotecnología
la ven como una herramienta que revolucionará a la sociedad,
no sólo en lo tecnológico, sino también en lo económico y
político-cultural.

Por mencionar algunos ejemplos de la influencia de la Nanotecnología: según un artículo publicado en Technology Review, por primera vez un equipo de investigación de la empresa Nanospectra Biosciences (un spinoff de la Rice University) ha logrado un avance científico que permitirá crear una “bala mágica”, algo que los investigadores que trabajan en tratamientos contra el cáncer llevan años intentando

desarrollar. La idea es crear un tipo de bala que selecciona y destruye células cancerígenas. El equipo de Nanospectra ha logrado desarrollar nanopartículas recubiertas en oro, capaces de invadir un tumor y, cuando se calientan a través de un sistema remoto, destruirlo.

Por otro lado, partículas de plata con tamaño de unos cuantos nanómetros ya se están utilizando como bactericidas y desinfectantes en artículos de uso diario, como telas para confeccionar ropa para deportistas, lavadoras, curitas, etcétera. (Figura 2).

para deportistas, lavadoras, curitas, etcétera. (Figura 2). Potential Markets for silver nanoparticles Home and Home

Potential Markets for silver nanoparticles

(Figura 2). Potential Markets for silver nanoparticles Home and Home Personal Building Food Medical Care
Home and Home Personal Building Food Medical Care Textiles Catalysis Care Products service Products Products
Home and
Home
Personal
Building
Food
Medical Care
Textiles
Catalysis
Care
Products
service
Products
Products

Figura 2.- Ilustración representativa del potencial de mercado para las nanopartículas de plata.

TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES En otro campo, nanopartículas de aleaciones como oro-paladio y oro-platino se proponen como materiales muy eficientes en el tratamiento de aguas residuales y extracción de energía del hidrógeno en las celdas de combustible. Estas últimas nos permitirán aprovechar la energía de una manera más limpia y amigable con el medio ambiente.

Tal como se mencionó anteriormente con ejemplos generales, la investigación en el área de Nanotecnología involucra diversas disciplinas, tales como física, química, biología, ingeniería y medicina. La naturaleza multidisciplinaria de la Nanotecnología mantiene en contacto a científicos de diferentes disciplinas, lo que ha dado resultados sorprendentes debido

al intercambio de ideas. El desarrollo de la Nanotecnología

es el resultado de una interacción muy compleja entre el

conocimiento fundamental y aplicaciones tecnológicas. El

desarrollo tecnológico, a su vez, trae como consecuencia que

se hagan nuevos descubrimientos que requieren respuestas

fundamentales: este binomio ciencia-tecnología es la piedra

angular del progreso actual en el área de Nanotecnología.

A manera de ejemplo se pueden mencionar los siguientes (de

una gran variedad):

SÍNTESIS DE MATERIALES Los materiales que forman parte de los dispositivos, autos, aviones y otro sinfín de aplicaciones, con mejores

propiedades que los utilizados en un pasado no muy distante, son el resultado de los avances alcanzados en la síntesis

y procesamiento de materiales: investigación dirigida a

descubrir nuevos materiales, desarrollo de nuevos métodos eficientes y baratos para la producción de los materiales nuevos, incorporación de materiales ya conocidos en nuevas geometrías y ambientes, así como el continuo mejoramiento

en

la producción y procesado de materiales tradicionales que

la

humanidad utiliza desde hace milenios. La optimización

de estos procesos requiere el conocimiento para integrar el comportamiento de la materia a nivel fundamental (enlaces atómicos, movimiento de dislocaciones, deformación y rotación de cristales individuales), hasta el comportamiento macroscópico.

SÍNTESIS DE MATERIALES POLÍMEROS Los polímeros son materiales ligeros que pueden ayudar

a mejorar la eficiencia en el uso de combustible de autos y

aviones, al formar parte de sus estructuras. Los polímeros son moléculas compuestas por unidades (meros) conectadas todas juntas para formar macromoléculas. Un solo polímero puede estar formado por un millón de átomos. Actualmente, los progresos alcanzados en la síntesis química y el esfuerzo colaborativo entre grupos de investigación ha permitido

generar nuevos materiales con polímeros. En la síntesis de polímeros, es posible realizar hipótesis sistemáticas de cómo

las propiedades de un polímero en particular están relacionadas

con su estructura, y de esta manera diseñar macromoléculas

con una estructura y propiedades físicas controladas. De esta manera se han logrado sintetizar polímeros que son el doble

de resistentes que el acero, con sólo una quinta parte del peso

con respecto a este metal (Figura 3).

Figura 3. (a) Micrografía en colores falsos que muestra la estructura de una cadena de co-polímeros. Las regiones naranjas y amarillas contienen cadenas desordenadas de unidades A y B. Ajustan- do la relación entre unidadesAyB,sepueden formar polímeros con diferentes propiedades mecánicas.

formar polímeros con diferentes propiedades mecánicas. SÍNTESIS DE MATERIALES: NANOTUBOS Y FULERENOS El carbón

SÍNTESIS DE MATERIALES: NANOTUBOS Y FULERENOS El carbón es un elemento presente en muchas formas: como parte de los seres vivos, como diamantes, como grafito y en fulerenos y nanotubos. El fulereno más conocido (del cual su descubridor ganó el premio Nóbel en 1960), consiste en 60 átomos de carbón que forman un arreglo similar a un balón de fútbol. Colocando otros átomos dentro de este “balón de átomos de carbón”, (por ejemplo metales alcalinos como litio o sodio), se pueden modificar las propiedades de este fulereno y volverlos materiales superconductores. También pueden utilizarse como cápsulas que almacenen drogas o fármacos para liberarse en el cuerpo humano (Figura 4).

Figura 4.- Ilustración de un fulereno, consistente en 60 átomos de carbón que forman un arreglo semejante a un balón de fútbol. Añadiendo materiales en el centro del “balón”, las propiedades del material pueden variar.

“balón”, las propiedades del material pueden variar. Por otra parte, en el caso de los nanotubos,

Por otra parte, en el caso de los nanotubos, los átomos forman una “red hexagonal enrollada), donde los rollos pueden ser desde unos cuantos a miles de nanómetros de longitud. Estos materiales exhiben propiedades electrónicas únicas; por ejemplo, se pueden producir nanotubos de carbón con propiedades específicas que los vuelvan semiconductores ó conductores. La posibilidad que ofrecen de manipular su geometría y sus propiedades electrónicas los vuelven materiales promisorios para aplicarse en micro circuitos como parte integral en transistores. Además, su estructura porosa se puede utilizar para almacenamiento de hidrógeno en celdas de combustible o en baterías de iones de litio (Figura 5).

de combustible o en baterías de iones de litio (Figura 5). Figura 5.- (a) y (b)

Figura 5.- (a) y (b) Representación de un nanotubo, consistente en una red hexagonal de átomos de carbón, la cual se “enrolla” para formar el nanotubo. (c) Micrografía de un grupo de nanotubos donde se observa el crecimiento columnar.

SALUD Una de la metas de la Nanobiotecnología es el desarrollo de nuevas drogas y medicinas que actúen específicamente sobre la enfermedad, así como encontrar un tratamiento eficiente que reduzca al mínimo los efectos secundarios. Esto será posible en la medida en que los mecanismos de las enfermedades sean

perfectamente comprendidos. Para esto, es necesario conocer los componentes microscópicos, como es la estructura de las proteínas, ribosomas y DNA, además del estudio de los componentes microscópicos para obtener farmacéuticos. Otra área muy importante es el proyecto global genoma, en donde el objetivo es mapear todos los genes del cuerpo humano. Al mapearse todos los genes, el siguiente paso es revelar la función específica de cada gene. Para este caso, la cristalografía de proteínas es un proceso que se utiliza para determinar la estructura tridimensional de su estructura por medio de difracción de rayos X. Esta técnica se ha utilizado desde los años 50, cuando se determinó la estructura del DNA (Figura 6).

50, cuando se determinó la estructura del DNA (Figura 6). Figura 6.- Patrón de difracción de

Figura 6.- Patrón de difracción de una proteína. El patrón de difracción tomado a partir de diferentes ángulos del cristal (en este caso la proteína) se puede transformar directamente en una imagen tridimensional de la muestra, y, en consecuencia, conocer la posición de los átomos y los elementos que la conforman.

Salud-enzimas.- Las enzimas son un tipo especial de proteínas que actúan como catalizadores en innumerables procesos dentro del cuerpo humano y de otros sistemas vivos.

Las enzimas mejoran y promueven miles de procesos esenciales (por ejemplo, en el páncreas, los riñones, el hígado, el sistema digestivo); cada una está diseñada para promover reacciones específicas. Aunque algunas enzimas están conformadas por cientos de átomos, sólo unos pocos forman el sitio activo específico donde tienen lugar las reacciones fisiológicas (Figura 7).

donde tienen lugar las reacciones fisiológicas (Figura 7). Figura 7.- Imagen que muestra el modelo de

Figura 7.- Imagen que muestra el modelo de una proteína

en forma de serpentina, denominada “ferrochelatase”,

determinada por difracción de rayos X. La “ferrochelatase” es una enzima que puede estar involucrada en la formación de hemoglobina, componente esencial para transportar oxígeno en el torrente sanguíneo. Los sitios activos de la proteína se muestran como esferitas amarillas y rojas.

ENERGÍA Los problemas ambientales asociados con la tecnología

moderna requieren que se lleve a cabo investigación en el desarrollo de modelos sustentables. Una de las vertientes principales en esta área es la investigación en tecnología

para la producción de energía: desde su producción eficiente,

almacenamiento y transmisión, todo esto con el menor impacto posible al medio ambiente.

Energía: baterías: En la sociedad actual existe una gran demanda de fuentes eficientes de energía para su utilización en vehículos híbridos o eléctricos y telecomunicaciones. De esta manera, se necesitan sistemas de baterías eficientes, recargables y limpias para el medio ambiente. Las baterías basadas en litio son un área prometedora en esta dirección. (Figura 8).

Figura 8.- Batería recargable de Litio. En estas baterías, los iones de litio son los portadores de carga que fluyen del polo negativo al positivo de la batería durante su operación. El grafito actúa como ánodo y el óxido de manganeso como cátodo. Láminas de cobre

y aluminio funcionan como

El grafito actúa como ánodo y el óxido de manganeso como cátodo. Láminas de cobre y

colectores. Para desarrollar una batería con un tiempo largo de vida, es esencial comprender la interacción entre los iones de litio y los electrodos.

Energía: celdas solares.- El 80 por ciento de la energía generada en el planeta proviene de la quema de combustibles fósiles, con un gran impacto negativo en el medio ambiente. La energía solar representa una alternativa muy viable para disminuir en algo la dependencia de la sociedad en el petróleo y el carbón. Una de las alternativas para la búsqueda de nuevas alternativas de celdas fotovoltaicas es el nanoestructurado fotoelectroquímico de celdas solares, también conocidas como celdas de Gratzel, su inventor. Éstas consisten en dos electrodos, uno de los cuales está hecho de un material poroso de óxido metálico recubierto de moléculas orgánicas que absorben luz, llamadas “dyes” (Figura 9).

orgánicas que absorben luz, llamadas “dyes” (Figura 9). Figura 9.- Imagen representativa de una celda solar.

Figura 9.- Imagen representativa de una celda solar. Las moléculas orgánicas (el “dye”) absorben la luz del sol emitiendo un electrón. El electrón abandona el “dye” y se inyecta dentro de una capa de óxido metálico. Al faltarle un electrón al “dye”, éste lo toma del otro electrodo, creándose de esta manera una diferencia de voltaje.

Energía: catálisis.- Un catalizador es un dispositivo que facilita una reacción química sin reaccionar con los productos finales.

La actividad catalítica en algunos casos se lleva a cabo en la presencia de metales. La eficiencia de los metales como catalizadores radica en su cantidad de electrones libres.

Estos electrones promueven la reacción química. En los mofles de automóviles, los catalizadores son pequeños “pellets” de platino y paladio incrustados en un soporte de material óxido. En las enzimas biológicas, los iones metálicos son la base de los sitios activos.

En la búsqueda de nuevos y más eficientes catalizadores en procesos industriales, es necesario entender los mecanismos de reacción entre las moléculas y los metales, y tratar de emular

los procesos biológicos, ya que estos procesos son activos a temperaturas moderadas (37 0 C), presiones ambientales y no producen residuos tóxicos (Figura 10).

ambientales y no producen residuos tóxicos (Figura 10). Figura 10.- Modelo de un catalizador conformado por

Figura 10.- Modelo de un catalizador conformado por una superficie de Rodio, encima del cual están colocadas islas de paladio. Bajo ciertas condiciones (presión, temperatura), el dióxido de carbono se ancla preferentemente en estas islas.

PERSPECTIVAS En estos ejemplos se puede abordar y evidenciar la importancia que ha cobrado la investigación interdisciplinaria de la Física, Química Biología, Medicina e Ingeniería, lo cual dio lugar a una revolución científico-tecnológica englobada en el término “Nanotecnología”, la cual somos afortunados de presenciar.

Como toda rama del quehacer humano, no está libre de debate acerca de la pertinencia de hurgar en umbrales del conocimiento que incluso conllevan a cuestiones éticas y religiosas, como puede ser la manipulación genética.

Sin embargo, la sociedad actual cada vez es más dependiente de la Ciencia y la Tecnología: necesitamos encontrar soluciones a corto y mediano plazo para resolver los diversos problemas (retos) a los que se enfrenta la humanidad: energía, alimentación, medio ambiente, salud pública, etcétera.

La Nanotecnología ofrece prometedoras y fundadas esperanzas de que la humanidad tenga un futuro brillante, muy distante de las predicciones catastróficas que abundan hoy en día. Obviamente, la Ciencia como “amoral”, debe ir acompañada de decisiones políticas correctas.

Jaap Bakker. Es professor y jefe de departamento en el Laboratorio de Nematología de la
Jaap Bakker. Es professor y jefe de departamento en el Laboratorio de Nematología de la
Jaap Bakker. Es professor y jefe de departamento en el Laboratorio de Nematología de la
Jaap Bakker. Es professor y jefe de departamento en el Laboratorio de Nematología de la
Jaap Bakker. Es professor y jefe de departamento en el Laboratorio de Nematología de la
Jaap Bakker. Es professor y jefe de departamento en el Laboratorio de Nematología de la
Jaap Bakker. Es professor y jefe de departamento en el Laboratorio de Nematología de la

Jaap Bakker. Es professor y jefe de departamento en el Laboratorio de Nematología de la Universidad Wageningen, Países Bajos. Su campo de interés es la interacción planta-patógeno. Entre las publicaciones recientes en las que ha participado destaca: Degradation of plant cell walls by a nematode y Durability of resistance against potato cyst nematodes.

y Durability of resistance against potato cyst nematodes . Ph. D. Josué Leos Martínez Facultad de
y Durability of resistance against potato cyst nematodes . Ph. D. Josué Leos Martínez Facultad de
y Durability of resistance against potato cyst nematodes . Ph. D. Josué Leos Martínez Facultad de
y Durability of resistance against potato cyst nematodes . Ph. D. Josué Leos Martínez Facultad de

Ph. D. Josué Leos Martínez Facultad de Agronomía / UANL

E l término bioexplotación se usa en el ámbito de la biotecnología para denotar la obtención o modificación optimizada de productos, mediante la aplicación de la ciencia en el proceso de producción, usando agentes

o sistemas biológicos. Sólo dos tipos de bioexplotación

agroalimentaria se mencionarán aquí: la producción de plantas y la producción de metabolitos.

La producción masiva de plantas mediante las técnicas de cultivodecélulasydetejidos,denominadamicropropagación,

es de suma importancia para la agricultura. Con esta técnica, unas cuantas células se requieren como el explante inicial, para la regeneración de miles de plantas clonadas en corto tiempo, eliminándose el riesgo de enfermedades al usar en

su producción medios y condiciones estériles. Actualmente se

cuenta con métodos eficientes para la micropropagación de muchas especies de plantas, las cuales se comercializan de manera común.

eficientes para la micropropagación de muchas especies de plantas, las cuales se comercializan de manera común.

MÉTODO DE PROPAGACIÓN EFICIENTE Y MASIVO Después de la primera introducción

del árbol insecticida y medicinal neem (Azadirachta indica A. Juss) a México, que hice en 1988, era conveniente contar con un método de propagación eficiente y masivo, como parte del proyecto que inicié sobre

la “Introducción y Diseminación del Neem

en México” en la Facultad de Agronomía de

la Universidad Autónoma de Nuevo León

(Leos-Martínez y Salazar-Sáenz, 1992 ). En el desarrollo de esta técnica participaron otros dos maestros de la FAUANL: el doctor Omar G. Alvarado Gómez y el ingeniero M.C. Jorge Torres Leal, y se lograron buenos

resultados con explantes de foliolos en el medio MS básico (Murashige y Skoog, 1962) adicionado con 0.4 mg/L de tiamina y 100 mg/

L de mio-inositol y 1.0 mg/mL de piridoxina

(Leos-Martínez et al. 1994, Alvarado-Gómez

y Leos-Martínez 1992, y Torres-Leal 1994).

Actualmenteexistenmétodosestandarizados

de micropropagación de neem (Eeswara et al. 1998, Allan et al. 1999). A diferencia de

la reproducción mediante semillas, con la

clonación se puede escoger un árbol padre con un alto contenido de azadirachtina (para control de insectos) o del metabolito que se desee, como los muchos que tiene el neem para uso en la medicina herbolaria.

Otro tipo de producción de plantas es para obtener cultivos con caracteres específicos. Esto se ha hecho con métodos tradicionales de mejoramiento genético mediante cruzas selectivas e hibridación; sin embargo, dichos métodos se están volviendo obsoletos, pues ahora, con la ingeniería genética o la recombinación del ADN, se pueden transferir genes deseables específicos, sin el problema de manejar todas las características de las plantas que incluyen forzosamente algunos factores indeseables. Con la biotecnología agrícola se logran cosas imposibles de obtener mediante el mejoramiento genético tradicional.

INGENIERÍA GENÉTICA, UNA DE LAS MEJORES OPCIONES Incluso, es posible obtener los resultados deseados a corto plazo, sin que sea necesario formar cultivos transgénicos, que están aún en el debate científico respecto

a los riesgos implicados. Además, ya se

están investigando métodos para eliminar la posibilidad de polinización cruzada entre cultivos y especies convencionales con plantas genéticamente modificadas. A

posibilidad de polinización cruzada entre cultivos y especies convencionales con plantas genéticamente modificadas. A 38

pesar de los variados problemas que se tendrán que resolver, la ingeniería genética es una de las mejores alternativas para satisfacer la demanda de alimentos en el mundo.

En la agroalimentación, se busca que los cultivos transgénicos sean resistentes a plagas (insectos, ácaros, malezas, hongos, bacterias, nemátodos, virus, viroides, y fitoplasmas), así como condiciones adversas (sequías, heladas, salinidad, y metales pesados), y a las aplicaciones de herbicidas y otros plaguicidas. También se obtienen cultivos con una mejor fijación del nitrógeno atmosférico, con mayor producción y con contenidos nutricionales más elevados, así como carentes de toxinas o alergenos y que puedan transportarse y almacenarse con pocas mermas.

PRODUCCIÓN DE METABOLITOS La producción de metabolitos útiles en la alimentación es otra importante área de la biotecnología. Muchas universidades e instituciones públicas y privadas están participando en la generación y desarrollo de procesos biotecnológicos para producir compuestos usados en la industria alimentaria. Sólo para dar algunos ejemplos, en el Instituto de Biotecnología de la UNAM se han desarrollado procesos enzimáticos y de

fermentación para extraer y producir vainillina, aceite vegetal, carotenoides, polisacáridos y otros productos (http://www. ibt.unam.mx/). También en el Departamento de Biotecnología

y Bioingeniería del CINVESTAV se extraen biopolímeros de

fuentes no convencionales por vía enzimática. (http://www. cinvestav.mx/biotech/investigacion/bioprocesos.html).

En España, el Instituto de Bioquímica Vegetal y Fotosíntesis de

la Universidad de Sevilla-CSIC, ha desarrollado la producción

fotosintética de carotenoides, y otros compuestos de interés práctico (ficobiliproteínas, lípidos, polisacáridos, bioetanol)

por microalgas y cianobacterias (http://www.ibvf.csic.

Instituto

Politécnico Nacional ofrece una maestría y doctorado sobre el tema, en el Centro de Desarrollo de Productos Bióticos (http:// www.ceprobi.ipn.mx/).

es/Biotec_microalgas/Biotec_Microalgas.htm).

El

Muchos compuestos no alimentarios se pueden producir mediante la biotecnología. Para el caso particular del neem, se puede obtener mediante la técnica de cultivo de tejidos:

azadirachtina, nimbina y salanina, pero la tecnología aún no es lo suficientemente avanzada como para que sea económicamente costeable a nivel comercial (Allan et al. 2002

costeable a nivel comercial (Allan et al. 2002 REFERENCIAS y Babu et al. 2006). Allan E.

REFERENCIAS

y Babu et al. 2006). Allan E. J.; T. Stuchbury & A. L. Mordue (Luntz). 1999. Azadirachtin indica A Juss (Neem Tree): In vitro culture, micropropagation and the production of azadirachtin and other secondary metabolites. Biotechnology in Agriculture and Forestry, Vol 43, Medicinal and Aromatic Plants XI, Y P S Bajaj ed. Springer-Verlag Berlin Heidelberg.

Allan E. J.; J P Eeswara; P Jarvis; A J Mordue (Luntz); D Morgan & T Stuchbury. 2002. Induction of hairy root cultures of Azadirachta indica A Juss and their production of azadirachtin and other important insect bioactive metabolites. Plant Cell Reports, 21 (4), 374-379.

Alvarado-Gomez, O. G. y Leos-Martinez, J. 1992. Establecimiento y brotación in vitro del neem (Azadirachta indica A. Juss). Memoria del XIV Congreso Nacional de Fitogenética. Sociedad Mexicana de Fitogenética, A.C. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. p 35.

Babu, V. S.; S. Narasimhan & G. M. Nair. 2006. Bioproduction of azadirachtin-A, nimbin and salannin in callus and cell suspension cultures of neem (Azadirachta indica A. Juss.). Current Science, Vol. 91, No. 1, pp 22-24.

Eeswara J. P.; T. Stuchbury; E. J Allan & A. J. Mordue (Luntz). 1998. A standard procedure for the micropropagation of the neem tree (Azadirachta indica A. Juss). Plant Cell Reports, 17, 215-219.

http://www.ceprobi.ipn.mx/

http://www.cinvestav.mx/biotech/investigacion/

bioprocesos.html

http://www.ibt.unam.mx/

http://www.ibvf.csic.es/Biotec_microalgas/Biotec_

Microalgas.htm

Leos-Martinez, J. y Salazar-Saenz, R. P. 1992. El Arbol Insecticida Neem (Azadirachta indica A. Juss) en México. Folleto Técnico No. 3. Fac. de Agronomía, U.A.N.L. 30 pp.

Leos-Martinez, J.; R. P. Salazar-Saenz & O. G. Alvarado-Gomez. 1994. Introduction of the neem tree in México, in vitro propagation, and validation of its properties, against stored product insects. Proceedings of the 6th International Working Conference on Stored-Product Protection, Canberra, Australia, April 1994. pp. 804-808.

Murashige, T. & F. Skoog. 1962. A revised medium for rapid growth and bioassays with tobacco tissue cultures. Physiology Plant 15, 473-497.

Torres-Leal, J. 1994. Propagación in vitro del nim (Azadirachta indica A. Juss). Tesis de Maestría en Ciencias en Producción Agrícola. Subdirección de Estudios de Postgrado, Fac. de Agronomía, U.A.N.L.

Comentarios a : Leos2005@prodigy.net.mx

Luca Santi. Es asociado en investigación posdoctoral del Centro para las Enfermedades Infecciosas y Vacunología
Luca Santi. Es asociado en investigación posdoctoral del Centro para las Enfermedades Infecciosas y Vacunología
Luca Santi. Es asociado en investigación posdoctoral del Centro para las Enfermedades Infecciosas y Vacunología
Luca Santi. Es asociado en investigación posdoctoral del Centro para las Enfermedades Infecciosas y Vacunología
Luca Santi. Es asociado en investigación posdoctoral del Centro para las Enfermedades Infecciosas y Vacunología
Luca Santi. Es asociado en investigación posdoctoral del Centro para las Enfermedades Infecciosas y Vacunología
Luca Santi. Es asociado en investigación posdoctoral del Centro para las Enfermedades Infecciosas y Vacunología
Luca Santi. Es asociado en investigación posdoctoral del Centro para las Enfermedades Infecciosas y Vacunología

Luca Santi. Es asociado en investigación posdoctoral del Centro para las Enfermedades Infecciosas y Vacunología del Instituto de Biodiseño de la Universidad Estatal de Arizona. Ha encabezado importantes estudios, como el dedicado a la investigación en la creación de vacunas derivadas de plantas en contra de la peste.

de vacunas derivadas de plantas en contra de la peste. Doctor Luca Santi Profesor Asociado Doctor
de vacunas derivadas de plantas en contra de la peste. Doctor Luca Santi Profesor Asociado Doctor

Doctor Luca Santi Profesor Asociado Profesor Asociado

Doctor Hugh Mason Profesor Investigador Asistente Profesor Investigador Asistente

Traducción del inglés, de Félix Ramos Gamiño

E n los 20 años que han transcurrido desde la aprobación

de la insulina de laboratorio, producida en la bacteria

Escherichia coli (así llamada por su descubridor,

Theodor von Escherich), los productos biofarmacéuticos

han experimentado un constante crecimiento, y se espera que la demanda se incremente.

Los productos biológicos, especialmente las proteínas producidas en laboratorio, como anticuerpos, vacunas subunitarias, enzimas, hormonas, moléculas inmunomodulatorias, receptores antagonistas y microbicidas prometen aportar una nueva ola de terapias. Todas estas moléculas son polipéptidos complejos que deben ser sintetizados por organismos vivientes. Por lo general, la mayor parte de ellas se producen en las células de los mamíferos, que, juntamente, con la levadura, las células de insectos y la Escherichia coli, son los factores biológicos más tradicionales.

de insectos y la Escherichia coli , son los factores biológicos más tradicionales. Bacteria Escherichia coli

Bacteria Escherichia coli

LAS PLANTAS COMO BIO-FACTORES Las plantas transgénicas constituyen un sistema alternativo conveniente, que ha demostrado

LAS PLANTAS COMO BIO-FACTORES Las plantas transgénicas constituyen un sistema alternativo conveniente, que ha demostrado gran potencial en los estudios realizados durante las dos últimas décadas. La producción de vacunas subunitarias en particular ha sido ampliamente convalidada mediante acercamientos a genes heterólogos de plantas. Con el fin de brindar cierto grado de protección en el reto de los estudios de animales contra toxinas o patógenos virales o bacteriales, así como para estimular respuestas inmunes de los humores y mucosas en los seres humanos, se probó una gran cantidad de candidatas a vacunas.

Las plantas tienen la capacidad de producir una amplia variedad de proteínas y de realizar las modificaciones transcientes que se requieren para una función biológica adecuada. Es mucho menos probable que los sistemas de las plantas alberguen microbios patógenos a los animales, que las células de los mamíferos. Finalmente, y de manera significativa, las plantas ofrecen la posibilidad de una fácil escala ascendente, especialmente cuando se les compara con los sistemas de expresión arriba mencionados, que se sustentan en la tecnología de la fermentación.

La demanda anual de cientos de kilogramos de proteínas obtenidas en laboratorios requiere la utilización de bio reactores con capacidad de más de 20 mil litros, con

extraordinarios costos asociados por limpieza, procedimientos

de revalidación y preparación de medios de cultura compleja.

Por otra parte, la producción creciente de plantas transgénicas sólo implicaría el aumento de hectáreas en campos abiertos o de espacios de invernadero. Lo que es más, el uso de tejidos de plantas comestibles para entrega oral directa, eliminaría

la

mayor parte de los costos del procedimiento de río abajo

y

de purificación. Existen tres métodos principales para

la

producción de proteínas de laboratorio en las plantas:

transformación permanente de los genomas nucleares, o del

cloroplasto, y la infección transciente viral.

SISTEMAS DE EXPRESIÓN VIRAL DE LAS PLANTAS

El uso de los vectores virales de las plantas ofrece varias venta-

jas. La expresión de proteínas de laboratorio puede alcanzar

muy altos niveles en un tiempo relativamente corto, que puede

ir de tres a 14 días después de la infección, según el sistema

que se utilice. El pequeño tamaño del genoma de la mayor parte de los virus facilita la ingeniería molecular, y permite la fácil generación de grandes cantidades de constructos que pueden probarse rápidamente. Los vectores completamente funcionales y sistémicamente infecciosos son fácilmente transmisibles por inoculación mecánica y hacen posibles las infecciones en gran escala. La principal limitante es que la característica adquirida no es genéticamente transmisible, y se debe realizar una nueva infección en cada planta nueva. También el contenido ambiental del virus modificado es causa de algunas preocupaciones. Se han desarrollado algunos sistemas de expresión mediante el uso de diferentes virus de las plantas. Los más comunes están basados en virus positivos

del RNA, individualmente plantados, como el virus mosaico del tabaco (VMT). Los primeros vectores desarrollados, los llamados vectores del “virus total”, consistían en la suma de un marco de expresión heterólogo abierto, codificado por la proteína de interés para el genoma viral, y conducido por un promotor subgenómico. Los sistemas de la siguiente generación eran vectores de “sustitución de genes”, en los cuales un gene viral, que por lo general contenía el código protector de la proteína, era sustituido por el gene de interés. La evolución extrema de este concepto condujo a vectores virales reconstruidos, a los cuales faltaban varios componentes del virus original, y que eran llevados a la planta por constructos independientes.

PESTE El agente etiológico de la peste es la bacteria Gram-negativa Yersinia pestis. Es generalmente aceptado que en el curso de la historia de la humanidad, la peste ha sido la causa de tres infecciones pandémicas, responsables de cientos de millones de muertes alrededor del mundo. En nuestros días,

la peste sigue siendo endémica en África, Asia, regiones de la ex

Unión Soviética, y en América, donde persiste principalmente en poblaciones de roedores.

donde persiste principalmente en poblaciones de roedores. Existen dos principales formas de la enfermedad: bubónica y

Existen dos principales formas de la enfermedad:

bubónica y neumónica. En la peste bubónica, la Yersinia pestis se transmite a los humanos por la mordida de pulgas infectadas, lo que generalmente se traduce en la formación de bubas, que son nodos alargados de ganglios, localizados principalmente en las áreas axilares y femorales.

La peste neumónica ocurre cuando la bacteria infecta los pulmones; es considerada fatal (su tasa de mortalidad es de casi el cien por ciento) y puede ser transmitida por aerosol, del infectado a huéspedes inocentes. Por estas razones la peste neumónica causa especial preocupación a la luz de la guerra biológica, y de hecho, durante la Guerra Fría, la ex Unión Soviética produjo gran cantidad de Yersinia pestis para su utilización como arma. Estados Unidos, antes de desmantelar su programa de armas biológicas en los años sesenta, también hizo pruebas con bacterias en aerosol potencialmente mortales.

Aunque existen antibióticos para la peste, su efectividad radica en un rápido diagnóstico de la enfermedad, y, lo que es más, se han aislado variedades que han adquirido resistencia

a los antibióticos. En diferentes países se ha procedido a una

amplia investigación y uso de vacunas de células muertas, y de vacunas de células debilitadas. En los Estados Unidos, hasta

1999, una vacuna del primer tipo, contra la peste, fue usada especialmente para personas en peligro. A la fecha ya no se produce, a causa de la pobre protección que ofrecía contra la forma neumónica, así como por su alta incidencia de efectos colaterales. Una vacuna con células vivas debilitadas fue utilizada en la Unión Soviética, pero también mostró severos efectos colaterales y sistémicos. Por lo tanto, se requería el desarrollo de una vacuna segura y efectiva.

VACUNAS PROTECTORAS La eficacia protectora de las vacunas subunitarias contra la peste se ha demostrado durante años. Se han seleccionado dos antígenos, F1, y V, y una mezcla de ambos, F1-V. El antígeno F1 se expresa ampliamente por medio de la Yersinia

pestis y se usa para formar una cápsula extracelular que rodea

la

bacteria. El antígeno V es una proteína secretada durante

el

proceso patógeno. En un esfuerzo de colaboración que

incluyó al Biodesign Institute en la Universidad del estado de Arizona; Icon Genetics, de Halle, Alemania, y el Instituto de Investigaciones Médicas de Enfermedades Infecciosas del

Ejército de los Estados Unidos, demostramos que los genes de secuencia optimizada y un fortalecido sistema de expresión transciente generaron altos niveles de expresión de los tres antígenos en hojas de la N. benthamiana. Los antígenos derivados de la planta, administrados en forma subcutánea

a cerdos de guinea, produjeron respuestas sistémicas de

a cerdos de guinea, produjeron respuestas sistémicas de inmunidad y proporcionaron protección contra el reto del

inmunidad y proporcionaron protección contra el reto del virulento Yersinia pestis en aerosol.

F1-V de la planta optimizada, fueron aparejados con módulos 5’ para acumulación citosólica cloroplástica y apoplástica. En

EXPERIMENTACIÓN EN ANIMALES

En conclusión, hemos demostrado que un sistema de expresión

VACUNA SUBUNITARIA DERIVADA DE PLANTAS CONTRA LA YERSINIA PESTIS

todos los casos, la acumulación citosólica rindió los mejores resultados. F1 y V se expresaron en niveles de 2 mg/g del peso de la hoja fresca, y la fusión F1-V a 1 mg/g. Estas cantidades se

El

primer paso fue la creación de una versión sintética del

encuentran por lo menos en un orden de magnitud mayor que

antígeno. Las secuencias codificadas se optimizaron para su expresión en plantas dicotiledonas, mediante el uso de códigos preferenciales y la eliminación de señales desestabilizadoras de mRNA espurios; potenciales sitios metílicos, sitios separadores de secuencia y señales de poliadelinación de las plantas. El sistema vector utilizado pertenece a la última generación de vectores virales deconstruidos. Fue desarrollado por Icon Genetics, y adquirido recientemente por Bayer Innovation GmbH; está basado en TMV, y ha sido modificado ampliamente para aumentar su efectividad. Los vectores son entregados al núcleo celular de las plantas por líneas

tumefacientes agrobacteriales (agroinfección), que transportan dos módulos provirales separados de cDNA: un módulo

cualquier antígeno expresado en plantas núcleotransformadas establemente. Fueron ensayadas en SDS/PAGE con manchas Coomassie. La característica antígena fue evaluada mediante los análisis ELISA y Western blot.

Para experimentar la vacuna en animales, se administraron subcutáneamente antígenos derivados de plantas, mezclados con alumbre como auxiliar. Se aplicaron dosis a ocho cerdos de guinea en los días 0 (prime) 30 (boost 1) y 60 (boost 2). El análisis del suero reveló que todas las proteínas eran altamente inmunológicas. La mezcla específica del anticuerpo para el V en particular se incrementó significativamente

5’

que contiene réplicas virales y proteína en movimiento,

inmediatamente después de la dosis primaria. Cuatro semanas

y

un módulo 3’ que contiene el gene de interés conducido

después de que se les administró la ultima dosis, los animales

por el promotor subgenómico de la proteína protectora. Las secuencias de laboratorio derivadas del vector fágico específico se localizan en cada módulo. La entrega combinada de los dos módulos provirales, junto con una tercera línea agrobacterial, la cual transporta un constructo que dirige la expresión constitutiva del vector fágico PhiC31 se integra al conjunto del vector viral completo en el núcleo de las células de la planta. En este punto, el vector es transcrito, procesado y exportado hacia el cytosol, donde, como una molécula RNA viral plantada individualmente, experimenta amplificación y traslación. Este sistema particular tiene una supresión de la

fueron expuestos a una dosis en aerosol considerada cien por ciento letal para los sujetos no vacunados, y de hecho todos los ratones falsamente inmunizados murieron en un lapso de seis días después de la exposición. Por lo contrario, todos los grupos vacunados con el antígeno mostraron significativas tasas de supervivencia 21 días después de la exposición. Los animales vacunados con V mostraron la más alta tasa de supervivencia (seis de ocho), seguidos del F1-V (cinco de ocho), y de F1 (tres de ocho). Lo que es más, la mortalidad de los animales vacunados se retrasó significativamente más allá del día seis. La mayor parte de los experimentos

proteína protectora TMV, y por lo tanto limita su capacidad de extenderse sistemáticamente por toda la planta. Sin la proteína protectora, el virus sigue siendo capaz de moverse de una célula a otra, pero pierde su capacidad de infección sistémica, y permite una severa contención del virus.

con animales reportados en la literatura se llevan a cabo mediante la inyección de dosis letales de la Yersinia pestis. La exposición al aerosol utilizada en nuestro estudio ofrece un método más confiable para comprobar la protección contra la forma neumónica de la enfermedad. En pocas palabras, según

Distintas señales de localización se encuentran en diferentes módulos 5’. La combinación de estos módulos con el módulo 3’ permite la rápida generación de proteínas que son transmitidas a diferentes compartimentos celulares a fin de evaluar la mejor ubicación de cada una de estas proteínas. En este caso especifico, los diferentes módulos 3’, cada uno de los cuales contiene una de las secuencias codificadas F1, V y

lo que sabemos, ésta es la primera ocasión en que la protección del F1, V, y F1-V ha sido comparada individualmente en el mismo estudio animal.

rápido y robusto de una planta podría ser utilizado para producir una vacuna efectiva contra la peste.

Harumi Shimada Beltrán Investigadora posdoctoral Cinvestav, Campus Guanajuato Alberto Donayre Torres Aspirante a
Harumi Shimada Beltrán Investigadora posdoctoral Cinvestav, Campus Guanajuato Alberto Donayre Torres Aspirante a
Harumi Shimada Beltrán Investigadora posdoctoral Cinvestav, Campus Guanajuato Alberto Donayre Torres Aspirante a
Harumi Shimada Beltrán Investigadora posdoctoral Cinvestav, Campus Guanajuato Alberto Donayre Torres Aspirante a

Harumi Shimada Beltrán Investigadora posdoctoral Cinvestav, Campus Guanajuato Investigadora posdoctoral Cinvestav, Campus Guanajuato

Alberto Donayre Torres Aspirante a doctorado Cinvestav, Campus Guanajuato Aspirante a doctorado Cinvestav, Campus Guanajuato

E n 1983, unos científicos, entre ellos el mexicano

Luis Herrera Estrella, demostraron que genes de

otros organismos pueden ser transferidos a una

planta. Desde entonces se han producido plantas con

características agronómicas novedosas, como resistencia a plagas, mejoramiento nutricional, y maduración controlada de los frutos. En 1989 se dio un importante avance, cuando se produjo un anticuerpo humano en hojas de plantas de tabaco, demostrando que la producción de proteínas de interés farmacológico en plantas era posible. Este suceso abrió una nueva puerta en el desarrollo y explotación de las plantas en la producción de compuestos farmacéuticos e industriales. Así, las plantas son actualmente empleadas como biorreactores para la producción de proteínas de interés farmacéutico como: anticuerpos, enzimas, proteínas sanguíneas, hormonas y vacunas.

¿POR QUÉ EL USO DE PLANTAS COMO BIORREACTORES? Las plantas han demostrado ser excelentes biorreactores para la síntesis de proteínas. La simplicidad de los requisitos de las plantas (agua, luz y minerales), aunado al bajo costo de obtención y la posibilidad de tener una alta producción según las demandas sociales o industriales, son algunas de

las ventajas que ofrece este sistema. Tradicionalmente, los compuestos farmacológicos se han sintetizado en bacterias, levaduras o animales. Sin embargo, en bacterias las proteínas pueden no adquirir su estructura normal disminuyendo la eficiencia de los compuestos producidos, y en animales es posible que al finalizar la extracción del producto haya contaminación de patógenos como son virus y priones que presentan un algo riesgo para el uso clínico.

La alternativa de utilizar plantas como biorreactores elimina estos problemas. Es alarmante la predicción de que los métodos actuales para la producción de fármacos no tendrán la capacidad de atender la demanda de ciertas vacunas en un futuro no muy distante. Por ello, las plantas son una interesante opción para la síntesis de fármacos de bajo costo y cuentan con la posibilidad de escalar la producción simplemente al incrementar el área sembrada. Una ventaja adicional, que no se puede encontrar en los sistemas tradicionales, es la virtud de contar con las semillas y tubérculos como medios naturales de almacenamiento de proteínas. De esta manera, se pueden almacenar los productos en las semillas o tubérculos hasta el momento en que se requieran. Sin embargo, este atractivo sistema también tiene sus desventajas, entre las que se pueden

mencionar el tiempo necesario para la obtención de las plantas productoras, la aceptación social de los productos, así como la extracción de los mismos.

¿CÓMO SE GENERAN LAS PLANTAS PRODUCTORAS DE FÁRMACOS?

Primero, se debe escoger qué se quiere obtener. Si el objetivo es crear una vacuna nueva, entonces se debe elegir una proteína

o parte de una proteína que pueda funcionar como vacuna.

Posteriormente, se pueden elegir dos métodos distintos: 1) el

uso de plantas transgénicas ó 2) el uso de vectores virales.

Las plantas transgénicas se obtienen al insertar el gen de la proteína de interés (por ejemplo la proteína que se utilizará como vacuna) en el genoma de la planta, mediante la transformación genética. De esta manera, la proteína se sintetizará en la planta como si fuera una proteína vegetal. Este método es estable, ya que la característica de expresar la proteína se heredará de generación en generación. Sin embargo, unas de sus grandes desventajas son que el proceso para obtener la planta transgénica puede ser muy largo y arduo, además de la baja cantidad de proteína de interés obtenida.

El segundo método utiliza los virus naturales de plantas como

vectores para introducir el gen requerido para que la planta produzca la proteína de interés. En este caso, el gen de la proteína que se quiere producir se introduce en el genoma del virus de planta y posteriormente se infecta la planta con el virus quimérico. Durante la infección, el virus quimérico se multiplica en grandes cantidades y expresa todas sus proteínas, entre ellas la de interés. Esta técnica es de expresión transitoria y no es estable, ya que la proteína solamente se producirá durante la infección del virus en la planta y no es heredable.

Una de las grandes innovaciones que ha mejorado de sobremanera este sistema transitorio es la implementación de los virus “desensamblados”. En este ingenioso método se utilizan varios segmentos del virus por separado que llevan una o más proteínas de interés. Estos segmentos de virus se introducen por separado en la planta y una vez dentro, el virus se ensambla y comienza la infección y producción de las proteínas de interés. De esta manera, se pueden sintetizar distintas proteínas simultáneamente y se pueden utilizar diferentes combinaciones. Esta estrategia ha demostrado ser la técnica donde se puede obtener una mayor concentración de proteína. Además, tiene muchas ventajas sobre los métodos anteriores, como son: la facilidad con la que se obtienen los virus quiméricos, la simplicidad y rapidez de infección de las plantas y la posibilidad de escalar la producción. Es por eso

que el uso de vectores o replicones virales ha tenido resultados muy favorables, y ha despertado un gran interés no sólo en

el mundo de la farmacéutica, sino también en el científico e

industrial.

¿QUÉ COMPUESTOS SE PUEDEN PRODUCIR EN LAS PLANTAS? Las plantas han demostrado ser capaces de producir casi cualquier proteína de interés farmacológico o industrial. Principalmente se han empleado plantas para la producción de compuestos que pueden ser clasificados en cuatro áreas: 1)

compuestos que pueden ser clasificados en cuatro áreas: 1) producción de terapéuticos intermediarios de uso

producción de terapéuticos intermediarios de uso parenteral; 2) proteínas de uso industrial, como las enzimas; 3) anticuerpos monoclonales; y 4) antígenos como vacunas potenciales.

Se han producido de manera eficiente en tejidos vegetales los anticuerpos conocidos como inmunoglobulinas: IgA, IgG e IgM. Estos anticuerpos derivados de plantas conocidos como “planticuerpos”, tienen la finalidad de aliviar la creciente demanda por estas biomoléculas en el mercado. Muchos anticuerpos se emplean para el diagnóstico de enfermedades antivirales; así como para tratamientos contra el cáncer. Asimismo, en una planta se pueden producir proteínas antigénicas que, siendo administradas oralmente, inducen una respuesta protectora en contra de virus o bacterias. La administración puede llevarse a cabo consumiendo un tejido vegetal, como el fruto, que porte un antígeno. A este tipo de administración se le ha denominado “vacuna comestible”.

¿CÓMO OBTENEMOS LOS COMPUESTOS? Una vez que se obtienen plantas que producen fármacos, estas biomoléculas producidas en los sistemas vegetales deben ser purificadas de modo que carezcan de contaminantes. Se tiene muy poca información de la purificación de anticuerpos y vacunas producidas en órganos vegetales. No obstante, existen algunos reportes que señalan una obtención de 80 por ciento de proteína, utilizando el sistema de expresión transitoria con vectores virales, lo cual es comparable con la purificación de anticuerpos en células animales.

La especie vegetal que se selecciona para la producción de un fármaco es crucial durante el procesamiento y purificación del mismo. El maíz es una planta que tiene la capacidad de acumular en sus semillas un alto contenido de proteínas recombinantes. En hojas de tabaco y semillas de maíz se

ha logrado hasta un 85 por ciento de la proteína purificada, combinando métodos de centrifugación y filtración, los cuales son menos complicados que los empleados en purificaciones para proteínas producidas en células animales.

En mamíferos se producen biomoléculas en la leche, pero la caseína y la grasa que contiene hacen muy complicado el procesamiento y la purificación. Adicionalmente, se ha considerado el uso de sistemas vegetales acuosos, como

el cultivo de algas verdes unicelulares,

plantas acuáticas y cultivos hidropónicos. En estos sistemas de cultivo acuoso, la proteína de interés se puede recuperar en la fase acuosa del cultivo. Actualmente los esfuerzos se enfocan en mejorar la purificación y recuperación

de las proteínas del sistema vegetal. Este

avance redundará en la reducción de los

costos, incrementando la eficiencia de cobertura de proteínas farmacéuticas o vacunas.

¿EXISTEN YA PLANTAS

PRODUCTORAS DE COMPUESTOS FARMACÉUTICOS?

A la fecha, se han reportado casi 100

proteínas recombinantes producidas en más de 20 especies de plantas, de las cuales, 45 son antígenos potenciales candidatos de vacunas. Y la lista va en aumento. No obstante, existen pocos ejemplos de biomoléculas que se encuentran en fase I de experimentación; es decir, en pruebas clínicas que demuestren la efectividad de las proteínas farmacéuticas producidas en plantas. En la tabla 1 se dan algunos ejemplos de proteínas sintetizadas en plantas utilizando vectores virales.

BIOSEGURIDAD

El uso de las plantas como biorreactores

no debe presentar riesgos ni al medio ambiente ni a la salud del ser humano. Para ello, existen lineamientos que se deben seguir y que cada país regula de manera autónoma. Por ejemplo, es importante que las plantas productoras de vacunas se siembren en lugares confinados, para evitar que se crucen con otras plantas y que estén al alcance del público en general. Por otro lado, es de suma importancia utilizar virus quiméricos que no sean capaces de dispersarse en el medio ambiente.

Biomolécula

Tratamiento

Especie Vegetal

Anticuerpo Fv

Cáncer: Linfoma de Non- Hodgkins

Tabaco (expresión transitoria)

Glicoproteína del Virus de la Rabia

Vacuna antiviral

Espinaca (expresión transitoria)

Antigenos de Yersinia pestis

Vacuna contra peste bubónica

Nicotiana benthamiana (expresión transitoria)

Antígeno del virus de la Hepatitis B

Vacuna antiviral

Nicotiana benthamiana (expresión transitoria)

Tabla 1

Es relevante mencionar que los virus que se utilizan son específicos para plantas e inocuos para animales o humanos. También es importante que el manejo de las plantas, semillas, y frutos se haga de una manera controlada para evitar que se mezcle con productos no alterados destinados para el consumo humano. Posteriormente, la evaluación de calidad y los ensayos clínicos del fármaco deberán ser manejados como se realiza con cualquier producto farmacéutico.

PERSPECTIVAS Día a día los métodos para obtener proteínas de plantas serán más eficientes y productivos. El único freno para la producción masiva de fármacos a través de plantas será la regulación del compuesto por la organización de salud encargada de dicho proceso. Entonces, podemos vislumbrar un escenario alentador en donde, en caso de una pandemia, se podrán sembrar varias hectáreas de una planta productora de vacuna y será posible obtener inmunización para una gran parte de la población.

obtener inmunización para una gran parte de la población. REFERENCIAS: The European Union Framework 6

REFERENCIAS:

The European Union Framework 6 Pharma–Planta Consortium. 2005 Molecular farming for new drugs and vaccines. EMBO reports 6, 593-599.

Santi, L., Giritch, A., Roy, C.J., Marillonet, S., Klimyuk, V., Gleba, Y., Webb, R., Arntzen, C.J., Mason, H.S. 2006. Protection conferred by recombinant Yersinia pestis antigens produced by a rapid and highly scalable plant expression system. Proc. Natl. Acad. Sci. USA 103, 861-866.

L a mayoría de la gente tiene nociones falsas de lo que es la bioética.
L a mayoría de la gente tiene nociones falsas de lo que es la bioética.

L a mayoría de la gente tiene nociones falsas de lo que es la bioética. Por ejemplo, uno podría imaginarse un grupo de científicos en un laboratorio o un grupo de expertos en bioética en una mesa redonda mirándose unos a otros con severidad y espolvoreando ecuaciones

científicas en su conversación cuidadosamente elaborada; a la vez esforzándose por determinar el destino de las ciencias biológicas y la medicina para la humanidad. Con tales nociones

erróneas, uno podría fácilmente responder a la bioética como lo haría una persona con fobia a las matemáticas al enfrentar una ecuación y, renunciando a la propia responsabilidad, dejarle “el problema” de la bioética a los expertos.

Mientras los seres humanos tengamos una interfaz con el mundo biológico, continuaremos enfrentando cuestiones

bioéticas. Quizás la cuestión bioética más común que enfrentamos (y la que con más frecuencia pasamos por alto) tiene que ver con el tema de la nutrición: desde la concepción hasta la muerte, debemos proveer a nuestros cuerpos (y en consecuencia a nuestro medio ambiente) los nutrientes para sobrevivir. Cada decisión de nutrir o no nutrir nuestros cuerpos y medio ambiente acarrea consecuencias y, como tal, requiere de un proceso óptimo de toma de decisiones para asegurar los resultados más favorables a corto y largo plazo. Este proceso de toma de decisiones es la bioética.

Desafortunadamente, la mayoría de la gente tiende a tomar decisiones imprudentes e impulsivas. Nuestro proceso de toma de decisiones es generalmente de naturaleza miope, diseñado para aliviar cualquier incomodidad o malestar

presente sin mucha consideración de las consecuencias a largo plazo (o incluso a corto plazo). Considere a un hombre que experimenta un cierto grado de incomodidad en situaciones sociales. Cuando se le invita a una recepción, el hombre puede querer sinceramente asistir al evento. Sin embargo, al momento de entrar por la puerta a un salón lleno de gente, todo cambia. Inmediatamente se detona su reacción de pelea

o fuga, desatando una serie de cambios químicos y físicos

por todo su cuerpo: sus glándulas suprarrenales inundan su cuerpo de hormonas, su corazón palpita, su presión arterial aumenta, su respiración se vuelve entrecortada y empieza a sudar. Los cambios fisiológicos detonan entonces una vorágine de asociaciones de pensamiento: “¡Dios mío! Hay demasiada gente en este salón; no debí haber venido. Hace tanto calor

¿por qué me están mirando todos? ¿Se me nota que

estoy sudando? Ay Dios, ¿qué si se dan cuenta? Se darán

cuenta de que soy un manojo de nervios; nadie querrá hablar

conmigo. Sabía que no debí haber venido

no puedo respirar

Estos pensamientos y sensaciones van y vienen,

modificándose e inspirándose mutuamente de inmediato, culminando ultimadamente en una intensa experiencia de la emoción que el hombre trata desesperadamente de evitar: el

miedo. En cuestión de segundos, su cuerpo y mente están respirando una palabra y sólo una: SALIR. Sin importar sus intenciones iniciales, el hombre finalmente sucumbe a sus impulsos corporales y se va.

esto!

aquí

No puedo respirar, ¡No! ¡No puedo con

cálmate, cálmate

puedo respirar, ¡No! ¡No puedo con cálmate, cálmate ” En nuestro artículo previo “Destino desconocido”

En nuestro artículo previo “Destino desconocido” publicado

en la edición del 7 de julio del 2006 de la revista Conocimiento,

Keith Raniere definió la ética como “el proceso de utilizar datos

y opiniones ecológicamente para tomar decisiones”. Por lo

tanto, la bioética (un subconjunto de la ética) es la aplicación de este proceso en los campos de las ciencias biológicas y la medicina. Similarmente a la bioética, el tema de la “ética”

ha sido comúnmente malentendido. Incluso recuerdo haber

tomado un curso de ética durante mis años universitarios en el que el objeto de estudio, la ética, jamás fue claramente definido. Yo, por supuesto, no me percaté de esta pequeña pero catastrófica irregularidad hasta que empecé a cultivar

mi comprensión de la ética hace cinco años. Como el Sr.

Raniere acertadamente hace notar, “La ética no es el estudio de las decisiones éticas de otras personas; es la evaluación y

refinamiento del propio proceso de toma de decisiones”.

Si la experiencia que acabo de relatar le resulta sorprendente,

simplemente piense en el número de palabras o conceptos que

utilizamos en nuestra vida diaria para los cuales no tenemos una definición consistente. Por supuesto, podemos “hablar”

de ética y de otros conceptos, ¿pero realmente sabemos a

qué nos referimos? (Si quiere usted poner este punto a una

prueba con un entretenido experimento de pensamiento, piense en una palabra común como “amor” y defínala, o pídale

a la persona inteligente más cercana a usted que defina “el

bien”). Nuestra superficial comprensión de conceptos puede

no

ser más que otro efecto de la forma en que la humanidad

ha

aprendido a pensar: a la mayoría de nosotros se nos cría

enseñándonos qué pensar, no cómo pensar y, en consecuencia,

aceptamos nociones y creencias sin cuestionar. Por ejemplo,

un niño puede aprender que “malo” es todo aquello que

resulte o pueda resultar en castigo. Pero, ¿qué si el castigo es inmerecido y respaldado sólo por las expectativas volátiles y

frecuentemente insatisfechas de quien castiga? ¿Puede una medida tan arbitraria e irracional ser utilizada para determinar

si algo es bueno o malo?

Para desarrollar ética tenemos primero que cuestionar, evaluar

y definir nuestros conceptos de bien y mal: nuestra moralidad.

La ética y la moralidad forman un sistema en el que la ética

nuestros conceptos de bien y mal: nuestra moralidad. La ética y la moralidad forman un sistema

mide la consistencia de la moralidad y la moralidad mide los resultados de la ética. Ya que sin moralidad no podemos distinguir si nuestro proceso ético es bueno o malo. En este sentido, la ética es la regla y la moralidad su unidad de medida.

En el Cuestionamiento Racional MR , la revolucionaria tecnología de Keith Raniere, hay un proceso bien definido para desarrollar un sistema de moralidad ética. Como se explica en “Destino desconocido”, el proceso de la ética involucra el desarrollo de los siguientes elementos clave:

Diferenciar entre proceso y contenido. “Contenido” es lo que identificamos como “causas” o “efectos”, mientras que “proceso” nos permite entender las conexiones entre causas y efectos. Por ejemplo, si vemos a la historia como una serie de eventos aislados (contenido), en vez de una serie de patrones (procesos), estamos condenados a repetir el pasado. Al no entender las conexiones entre causas y efectos, socavamos severamente nuestra habilidad de transformarlos y limitamos nuestro entendimiento de nuestra participación en ellos.

Crear una moralidad consistente. La moralidad es nuestra habilidad para distinguir entre el bien y el mal. La clave para tener una moralidad consistente es establecer una base clara y consistente de definiciones para “bien” y “mal”. Si nuestras definiciones de bien y mal son inconsistentes, lo serán también las evaluaciones en las que empleemos estas definiciones. Esto es similar a medir distancias usando una regla cuyas unidades de medida cambian constantemente.

Cultivar un profundo conocimiento de nuestros valores. Nuestros valores, lo que es importante para nosotros, se convierten en nuestras metas, nuestros destinos en la jornada de la vida. Si no definimos y entendemos por qué elegimos cada uno de nuestros valores, es probable que acabemos a la deriva.

Crear conciencia de las consecuencias a corto y largo plazo de nuestras decisiones. Para verdaderamente tomar decisiones ecológicas, es importante considerar los posibles efectos a corto y largo plazo de nuestras acciones. De no hacerlo, seremos para siempre perseguidos por nuestro pasado. Por ejemplo, si quiero entrenar para un maratón y no entreno cinco días de la semana porque se sintió más cómodo no hacerlo, mi falta de entrenamiento seguramente se hará notar el día de la carrera.

Distinguir entre ética y reglas. Las reglas son derivadas de la ética con la intención de hacer la vida más fácil o mejor (p. ej. las leyes de tránsito pueden provenir de la ética de la seguridad y ayudan a los conductores a mantener un cierto grado de orden). Sin embargo, reemplazar la ética con reglas es reemplazar procesos con contenido. Por ejemplo, Ud. nunca debe pasarse una luz roja, aunque esté llevando a un moribundo al hospital. El acto de reemplazar ética con reglas es por naturaleza poco ético y con frecuencia inmoral.

El proceso de la ética es un sistema que siempre está evolucionando y modificándose a sí mismo: conforme sus elementos se refinan, éstos refinan a todo el sistema; y conforme

se refinan, éstos refinan a todo el sistema; y conforme el sistema evoluciona, igualmente evolucionan sus

el sistema evoluciona, igualmente evolucionan sus elementos.

Por ejemplo, conforme más profundamente comprendamos

nuestros valores, ellos actuarán como un estándar de medición contra el cual evaluar nuestras decisiones. Considere el caso de una persona que elige el vegetarianismo porque empieza a sentirse incómoda con la idea de matar animales. Al principio

el valor que motiva esta decisión puede no ser fácilmente

entendido; pero con el tiempo la persona puede darse cuenta

de que hacer la transición a un estilo de vida vegetariano es un efecto de su valor de “la vida”. Conforme la persona logre un conocimiento más profundo de este valor, éste afectará

a todos los demás elementos de su proceso de toma de

decisiones. Con respecto a la moralidad, la persona puede empezar a examinar sus definiciones de “bien” y “mal” con respecto al valor de la vida (p. ej. “¿Es buena toda protección de la vida o es mala toda destrucción de la vida? Si estoy en una isla desierta y tengo la elección de morir de hambre o comerme un jabalí, ¿cuál destrucción de vida es mala?”). La persona puede empezar a evaluar consecuencias a corto y largo plazo diferentemente también (p. ej. “¿Qué si destruir

vida a corto plazo protege a la vida a largo plazo? Esto es similar a mi elección de comer, y por lo tanto matar, vegetales para mantener mi salud ahora y en el futuro”). Similarmente,

el recién encontrado conocimiento del valor de la vida puede

dar lugar a que la persona se cuestione reglas que había confundido con ética (p. ej. “Aprendí el mandamiento, ‘No matarás’, pero, ¿qué si estuviera frente a una situación en la que un asesino estuviera matando a niños inocentes y la única forma de detener la matanza fuera matando al asesino? Si no

mato al asesino, ¿acaso no he consentido a la matanza de esos niños?”). Con un entendimiento más profundo de este valor, la persona estará también mejor equipada para distinguir entre contenido y proceso, cultivando así un conocimiento más

Mientras que la mayoría de la gente tiende a enfocarse en el contenido o las

Mientras que la mayoría de la gente tiende a enfocarse en el contenido o las aplicaciones específicas del proceso de toma de decisiones éticas (ya sea aplicado a la familia, los negocios, el gobierno, la sociedad, las ciencias, etcétera.) este enfoque comienza a cambiar conforme desarrollamos ética. Al profundizar nuestra comprensión de la ética, descubrimos que cultivar el proceso en sí es de la mayor importancia, ya que una vez afinado podemos aplicarlo a cualquier tipo de decisión. Este sencillo proceso de tres pasos, como se define en el Cuestionamiento Racional MR , es como se puede aplicar

la ética a cualquier área de contenido una vez que creamos y

comprendemos nuestros procesos éticos:

1. Evaluar el contenido. Tenemos primero que examinar

dónde nos encontramos con respecto a un asunto en particular. Por ejemplo, una agencia de gobierno puede descubrir que un

pesticida usado por negocios agrícolas pequeños necesita ser prohibido. La agencia tendrá que evaluar la información que tiene acerca del pesticida y aprender más acerca de él y de cómo su uso afecta a todas las personas y factores involucrados.

2. Identificar un estado meta. En base a nuestra ética y

nuestro proceso de toma de decisiones éticas, debemos decidir dónde necesitamos estar o dónde queremos estar con respecto

al asunto en cuestión. Con respecto al pesticida, por ejemplo,

la agencia de gobierno puede decidir prohibir el pesticida por completo lo antes posible. En esta parte del proceso, la agencia debe tomar en cuenta cómo su meta afectaría ultimadamente a cada elemento involucrado ahora y en el

profundo de por qué y cómo hace lo que hace, en vez de sólo enfocarse en qué hace (p. ej. “Mis elecciones con respecto a mi

proceso, eligiendo una existencia ética, identifica cada acción

futuro: los agricultores, el medio ambiente, los consumidores, las empresas e industria productoras del pesticida, etcétera.

alimentación son un medio por el cual puedo sustentarme a

3.

Desarrollar un programa ecológico de transición hacia

mí mismo y a mi ética en el mundo. Sin embargo, voy más allá del contenido de la comida o la alimentación; ahora veo todas mis elecciones como oportunidades para sustentar lo que es importante para mi en mi vida”). Ultimadamente, cuando una persona trasciende de las reglas a la ética y del contenido al

en cada momento con cómo es como persona. Cada acción,

el estado meta. El paso final en el proceso es usar nuestro conocimiento de la ética para formular el programa de transi- ción más ecológico que nos lleve de nuestro estado actual a

nuestro estado meta. Aquí es necesario considerar cada paso del programa y cómo éste afectará a todos los elementos actuantes dentro del sistema o sistemas involucrados. Por ejemplo, si la agencia de gobierno prohíbe el pesticida inmediatamente,

sin importar cuán insignificante parezca, es significativa

la

decisión puede crear una gran pérdida para los agricultores

porque es un reflejo del resto de la vida de la persona. Si

y

las empresas productoras del pesticida, desestabilizando

una persona ética no mantiene su ética, él o ella no ve esto como un incidente aislado y no hace excepciones basándose

así a varias industrias relacionadas. Idealmente, la agencia

consideraría los efectos a corto y largo plazo del programa

en el contenido (p. ej. “Está bien esta vez

”).

En vez de ello, la

con el que habrá de alcanzar su objetivo ideológico.

persona reconoce que no mantener su ética convierte toda su vida en un fraude; para la persona ética, no mantener su ética pone toda su vida en la balanza.

Traducido del inglés por Farouk Rojas

Acerca de Executive Success Programs, Inc.

Executive Success Programs, Inc. MR (ESP) ofrece programas de entrenamiento enfocados en crear consistencia en todas las áreas y ayudar a desarrollar las habilidades prácticas, emocionales e intelectuales que la gente necesita para alcanzar su máximo potencial. Todos los programas de ESP utilizan una tecnología punta con patente en trámite llamada Cuestionamiento Racional MR , una ciencia basada en la creencia que entre más consistentes sean las creencias

y patrones de conducta de un individuo, más exitoso será en todo lo que haga. El Cuestionamiento Racional MR permite

a las personas volver a examinar e incorporar percepciones que pueden ser la base de limitaciones autoimpuestas.

Mayores informes: info@nxivm.com

Puede la ingeniería genética ser la solución al hambre en países que actualmente no tienen

Puede la ingeniería genética ser la solución al hambre en países que actualmente no tienen alimentos suficientes para su población

Profesor Ismael Vidales Delgado Director del Centro de Altos Estudios e Investigación Pedagógica

del Centro de Altos Estudios e Investigación Pedagógica D e acuerdo con declaraciones de la FAO,

D e acuerdo con declaraciones de la FAO, la biotecnología ofrece instrumentos poderosos para el

desarrollo sostenible de la agricultura, la pesca y la actividad forestal, así como de las industrias alimentarias.

De esto podemos inferir que la biotecnología estaría en posibilidad de integrarse con otras tecnologías para la producción de alimentos que satisfagan el hambre de una población en crecimiento, cada vez más urbanizada.

Aquí, cabe preguntarnos, antes de continuar: ¿qué es la biotecnología? El Convenio sobre la Diversidad Biológica ofrece la siguiente definición:

“La biotecnología es toda aplicación tecnológica que utilice sistemas biológicos y organismos vivos o sus derivados para la creación o modificación de productos o procesos para usos específicos”. Probablemente el primero que usó este término fue Kart Ereky, ingeniero húngaro, en 1919.

Surgen aquí dos modos de entenderla:

uno referido al uso de instrumentos y técnicas que normal y tradicionalmente se han venido utilizando en la agricultura

referido al uso de instrumentos y técnicas que normal y tradicionalmente se han venido utilizando en

y en la producción de alimentos; y otro, que considera las nuevas técnicas del ADN, la biología molecular y las

aplicaciones tecnológicas reproductivas,

la

manipulación y transferencia de genes,

y

clonación de plantas y animales.

DEBATE SOBRE BONDADES DE LA BIOTECNOLOGÍA Aquí es donde se abre el debate -no exento de cargas emocionales- sobre las bondades de la biotecnología; es donde escuchamos voces a favor y en contra, sin que por ahora sea posible declarar un ganador. Pero las voces finalmente deben ser escuchadas, porque, como señala Josh Billings: “El silencio es uno de los argumentos más difíciles de refutar”. La FAO se pronuncia a favor de la ingeniería genética, ya que ésta puede

elevar la producción y productividad en la agricultura, silvicultura y pesca. Puede ser la solución al hambre de países que actualmente no tienen alimentos suficientes para dar a su población. Hay evidencias objetivas de que la ingeniería genética ha reducido la transmisión de enfermedades humanas

y de los animales gracias a nuevas

vacunas. Por ejemplo, se ha aplicado al arroz para que contenga provitamina A y hierro, que mejoran la salud de muchas

personas pobres.

CONSERVACIÓN DE LA

BIODIVERSIDAD

Se habla también de que los métodos biotecnológicos mejoran la calidad y consistencia de los alimentos; limpian derrames de hidrocarburos y eliminan metales pesados en ecosistemas frágiles. Las plantas elevan su rendimiento y se han desarrollado genotipos mejores en forma más rápida, contribuyendo en esta forma a la conservación de la biodiversidad.

Pero también la FAO reconoce ciertos riesgos potenciales que plantea la biotecnología, principalmente a la salud humana y de los animales,

y al medio ambiente. El organismo

mundial considera legítimas estas preocupaciones, y trabaja en programas específicos por la bioseguridad de cada producto o proceso antes de su homologación. En tanto se avanza en las

investigaciones, la FAO presta asistencia

a los estados miembros mediante la Red

FAO presta asistencia a los estados miembros mediante la Red de Cooperación Técnica en Biotecnología Vegetal

de Cooperación Técnica en Biotecnología Vegetal para América Latina (REDBIO) en la que participan treinta y tres países.

CÓDIGO DE CONDUCTA SOBRE BIOTECNOLOGÍA Un ejemplo concreto del interés del organismo internacional en la investigación sobre el tema es la Comisión sobre Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura, “que constituye un foro intergubernamental permanente donde los países están elaborando un Código de Conducta sobre Biotecnología, con el fin de elevar al máximo los beneficios de las biotecnologías modernas y reducir al mínimo los riesgos. El Código se basará en consideraciones científicas y tendrá en cuenta las repercusiones ambientales, socioeconómicas y éticas de la biotecnología.”

Lo ideal es que la sociedad pueda participar en la toma de decisiones en este tema sumamente complejo, pero a la vez cargado de esperanza; sin embargo, no se puede opinar sin contar con suficiente información, bien documentada, que permita un análisis racional entre riesgos y beneficios.

La biotecnología no es, en sí misma, una ciencia; es un enfoque multidisciplinario que involucra varias disciplinas y ciencias: biología, bioquímica, genética, virología, agronomía, ingeniería, química, medicina y veterinaria, entre otras. En estas condiciones, la participación de la sociedad debe realizarse a través de científicos de probado comportamiento ético, y lejano de cualquier interés que no sea el bienestar del género humano.

En tanto, la biotecnología sigue teniendo amplia y efectiva aplicación en las Ciencias de la Vida expandiendo cada día su aplicación a los más variados campos científicos y humanos, principalmente al campo terapéutico y farmacéutico, la agricultura y la ganadería, la alimentación y el ambiente.

Maestro Rodrigo Soto Mercadotecnia Social T al vez dentro de nuestro mapa genético tengamos algún
Maestro Rodrigo Soto Mercadotecnia Social T al vez dentro de nuestro mapa genético tengamos algún

Maestro Rodrigo Soto Mercadotecnia Social

T al vez dentro de nuestro mapa genético tengamos algún recuerdo de cuando deambulábamos por el bosque o la estepa en la búsqueda de los alimentos; lo que sí es seguro es que sufrimos una transformación

respecto de la forma en que comíamos anteriormente y la forma en que comemos en la actualidad.

Según la revista Scientific American y el artículo escrito por David R. Begun, profesor de antropología de la Universidad de Toronto, entre hace 22 millones y 5.5 millones de años, en un tiempo conocido como la “Época del Mioceno”, existían alrededor de 100 especies de la familia homínida. Entre esta vasta composición de primates, sobresalió nuestra especie, gracias no sólo a que tomó conciencia rápidamente del mundo que le rodea, sino también a su dieta evolutiva, que le permitió extraer los nutrientes necesarios de cada alimento que ingería.

La primera estrategia, de acuerdo con la profesora Katharine Milton, del Departamento de Ciencia Ambiental, en la Universidad de California, consistió en que nuestros ancestros se adaptaron a una clase de mezcla de alimentos que estaban en la zona donde habitaron. Es decir, su dieta se componía de hojas, flores, tallos y algunas frutas.

LA PROTECCIÓN DE LAS PLANTAS Pero esta situación no era sencilla, comenta la doctora Milton, pues las plantas aunque no pueden salir corriendo para escapar de sus depredadores, contienen en algunas de sus hojas y tallos una serie de elementos químicos que las protegen de los mamíferos, pues éstos no las pueden digerir, ni pueden obtener grandes nutrientes o energía de éstas.

Sin embargo nuestro estómago y tracto intestinal evolucionaron para poder digerir esta clase de alimentos, así

como para obtener nutrientes de ellos, cuyas bacterias ayudan a que se liberen gases y a que éstos, combinados con el torrente sanguíneo, produzcan energía para algunos tejidos o pasen al hígado para que se conviertan en glucosa.

La segunda estrategia fue la memoria de

estos animales, pues querían obtener plantas de mejor calidad, y por ello recordaban con facilidad los lugares en los cuales se encontraban los frutos

y otros vegetales deseados para una

mejor combinación alimenticia.

De ahí que un primate de cerebro de mayor tamaño tenía ventaja sobre otro que no tuviera la misma capacidad neuronal. Para la profesora Milton, es interesante observar que algunas especies de la categoría “Homo” eran muy similares al conocido Australopithecus, con la diferencia de que nuestro género tenía un cerebro más grande.

IMPORTANCIA DEL TAMAÑO CEREBRAL Siguiendo esta línea, como lo expone la

profesora Katharine Milton, se favoreció

a la clase que supo mejor combinar el

tamaño cerebral o su poder cerebral en

la solución de problemas dietéticos.

Resulta irónico pensar que fuimos teniendo una especie de metamorfosis en nuestro aparato digestivo, debido al entorno alimenticio en que nos encontrábamos y a nuestras preferencias en cuanto a cierto tipo de plantas. Así pues, obteníamos los nutrientes necesarios de este escaso menú; en tanto que en la actualidad sufrimos problemas digestivos por falta de fibras que ayuden al procesamiento de los alimentos.

Requerimos, por tanto, tener una bioalimentación; es decir, alimentación asociada con la biotecnología, en la cual se haga una dieta básica similar a la que tuvieron nuestros ancestros homínidos en épocas anteriores y que fluya al grueso de la población para que nadie quede fuera.

TRANSFORMACIÓN EN EL “MONO OBESO” Existen dos vertientes: por un lado, como diría el doctor Campillo Álvarez, nos hemos convertido en un “mono obeso”,

el cual ya no deambula para conseguir comida, sino se la pasa sentado frente a una computadora en el trabajo, con una mala alimentación rica en grasas que no se pueden disolver tan fácilmente, y que se van acumulando en nuestros tejidos.

Por otro lado, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, señala que existen alrededor de 11 millones de niños que mueren antes de llegar a los 5 años, y vincula la desnutrición con problemas de aprendizaje en el futuro.

ESTRATEGIAS REQUERIDAS Si quisiéramos hacer un cambio disruptivo y realmente dar solución a esta situación se requieren tres estrategias:

1.Analizar la dieta del planeta de los simios; es decir, lo que comían nuestros antepasados en su evolución hasta nuestros días, con el fin de incorporar esos nutrientes, por medios biotecnológicos, a los alimentos que consumimos.

Para ello se requiere el desarrollo de nuevos productos y tecnologías para la producción de cosechas ricas en nutrientes, como el caso de la fibra que anteriormente teníamos en abundancia en la dieta diaria, pero de la que ahora carecemos a la hora de procesar los alimentos.

Estos alimentos biotecnológicos, además de nutrir, pueden aliviar los males que acosan a los seres humanos. Como ejemplo, tenemos las vacunas que se podrán ingerir al comer un tomate, un plátano o una papa, ya que éstos guardan mejor las propiedades necesarias para mantener activa la sustancia de la vacuna y son productos que con facilidad pueden ser modificados genéticamente.

2.Establecer una política especial para que los alimentos puedan llegar a quienes más los necesitan.

De acuerdo con cifras internacionales, aproximadamente 800 millones de personas se van a dormir hambrientas todos los días, y no es porque no exista suficiente comida, sino debido a situaciones problemáticas de política y distribución.

3.Eliminar el miedo que tienen los consumidores a los alimentos manipulados biotecnológicamente.

Esta área de estudio tecnológica no es nueva, pues podemos tomar el ejemplo de Krista Weidner, del Colegio de Agricultura de Penn State, quien señala que 3 mil años antes de Cristo, los indios en Perú vieron que ciertos tipos de papas crecían mejor a 4 mil 200 metros de altura que a 3 mil. Esto dio como resultado que se cultivaran las papas a diferentes alturas, dependiendo de su tipo y clase. De acuerdo con la definición, lo anterior es biotecnología en el sentido estricto.

En conclusión, la biotecnología, en su área de alimentos, puede ser la que alivie la hambruna mundial, y es la que está estimulando la creatividad mental para aumentar nuestra estancia en la Tierra. El mono obeso y el mono escuálido esperan con ansia la nueva dieta de los bioalimentos y en esta ocasión estaremos buscando adaptar los alimentos a nosotros y no viceversa, como ocurrió en el pasado. Una vez más estamos modificando nuestro ambiente.

los alimentos a nosotros y no viceversa, como ocurrió en el pasado. Una vez más estamos

53

esperanza para un mundo que no acaba de crecer “Somos un experimento viviente ” Margulis
esperanza para un mundo que no acaba de crecer “Somos un experimento viviente ” Margulis
esperanza para un mundo que no acaba de crecer
esperanza para un mundo que no acaba de crecer

“Somos un experimento viviente

Margulis (activista de Greenpeace)

experimento viviente ” Margulis (activista de Greenpeace) Ingeniera Claudia Ordaz Catedrática del Departamento de