Está en la página 1de 60
Profesor Israel Cavazos La Conciencia de la Historia La Conciencia y el Cerebro Doctor José
Profesor Israel Cavazos
La Conciencia de la
Historia
La Conciencia y el
Cerebro
Doctor José Luis Díaz
Página 3
La ciencia de la
El tatuaje genético
subyace en la memoria
Doctor Hugo Barrera
Página 6
Conciencia
Alteraciones de la
Conciencia
Doctor Héctor Ramón
Martínez
Página 15
Educación
Con-Ciencia (s)
Doctora Adelina
Alcorta Garza de
González
Licenciada Silvia E.
Tavitas Herrera
Página 19
Monterrey nunca
padecerá amnesia
Página 28
La conciencia, el
humanismo del
científico
Licenciado Jorge
Villegas
Página 31
RUMBO AL CONGRESO
Fórum Universal de
las Culturas Monterrey
2007, apoyado por la
UNESCO: Gastón Melo
Director
Luis Eugenio Todd
PÁGINAS 53-56
Número 19, Monterrey, N.L., del 11 al 24 de noviembre de 2005
www.conocimientoenlinea.com

Fórum Universal de las Culturas Monterrey 2007,

apoyado por la UNESCO

onciencia,ultura, Las cuatro onocimiento, omunicación es del Foro

ultura,onciencia, Las cuatro onocimiento, omunicación es del Foro

Las cuatro

onocimiento,onciencia, ultura, Las cuatro omunicación es del Foro

omunicaciónonciencia, ultura, Las cuatro onocimiento, es del Foro

es del Foro del Foro

París, Francia / 5-11- 2005. Especial para Conocimiento

E l Fórum Universal de las Culturas que se celebrará en el otoño de 2007, busca atraer a Monterrey a un millón

de visitantes, declaró en París el director general del proyecto, Gastón Melo Medina, quien, acompañado por

Ildefonso Guajardo Villarreal, Jefe de la Oficina Ejecutiva de la Gubernatura y representante del presidente

de la Fundación Fórum Monterrey 2007, el gobernador José Natividad González Paras, firmó un acuerdo de

cooperación con Koïchiro Matsuura, director general de la Organización de Naciones Unidas para la Educación,

la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

En la rueda informativa transmitida vía satélite a México, también participaron Pablo Latapí, representante permanente de México ante la UNESCO, y Miguel Ángel Sánchez de Armas, director de promoción del evento. En el convenio de París se especifican los términos de cooperación entre la fundación que organiza el evento y UNESCO.

entre la fundación que organiza el evento y UNESCO. Ildefonso Guajardo Villarreal y Gastón Melo Medina

Ildefonso Guajardo Villarreal y Gastón Melo Medina

APOYO DE LA UNESCO Guajardo Villarreal mencionó que el costo estimado del fórum es de entre 230 y 240 millones de dólares; de los que el 65 por ciento será destinado a la construcción de infraestructuras fijas.

Aun cuando la UNESCO avaló el proyecto que tiene como principal objetivo fomentar el diálogo intercultural, Matsuura dijo que ese organismo no aportará financiamiento para la organización del mismo.

“Contribuirá con otros recursos y competencias, en temas tan variados como diálogo intercultural, patrimonio cultural y sociedad del conocimiento”, expresó Matsuura.

El Fórum contará con un gran encuentro universitario, mencionó a su vez Melo Medina, y agregó que ha recibido el apoyo de varios países, entre ellos, Egipto, China, Uzbekistán, Filipinas e Italia.

Además se comprometió a atender las sugerencias hechas por los representantes de Egipto en el tema de patrimonio cultural, y de Uzberkiestan por crear un premio a la excelencia artesanal y al patrimonio intangible.

Destacadas personalidades del mundo científico y del arte se contemplan en la agenda del evento cuyo inicio está programado para el 20 de septiembre de 2007 y concluirá el 16 de diciembre de ese año.

del evento cuyo inicio está programado para el 20 de septiembre de 2007 y concluirá el
del evento cuyo inicio está programado para el 20 de septiembre de 2007 y concluirá el
del evento cuyo inicio está programado para el 20 de septiembre de 2007 y concluirá el
LA CONCIENCIA EDITORIAL La bioquímica de la conciencia El sueño de Crick, Premio Nobel 1962
LA CONCIENCIA
EDITORIAL
La bioquímica
de la conciencia
El sueño de Crick, Premio Nobel 1962
E l desarrollo de la ciencia
ha permitido escudriñar
por primera vez la
geografía cerebral de la
conciencia. Esto permite
el caso de la diferente percepción
consciente de la mujer, que es
mucho más amplia en su visión
general que la del hombre, siendo
la de este último más penetrante
el estudio profundo
y
profunda pero con menor
del registro cerebral objetivo que
se hace a través de los sentidos y
su penetración en la corteza, para
generar una imagen cognoscitiva y
perímetro de campo consciente.
Por
otra parte, el estado consciente,
después un juicio de la realidad que
la
misma muestra. Todo lo anterior
se
acompaña de un juicio del estado
de la persona que se inscribe en
el disco duro del cerebro, de un
juicio moral distintivo y de un
análisis emocional que se genera
en el sistema límbico y en el lóbulo
frontal.
mientras más amplio sea, más
capacidad creativa genera, por lo
que el conocimiento y la ciencia
son hermanos de los estados
conscientes o de brillantez que
emergen de la capacidad de tomar
alternativas, que es lo que define la
inteligencia.
El tema de la conciencia, junto con
los
del conocimiento, la cultura y la
Francis Crick, laureado con el Premio
Nobel por sus investigaciones sobre
física cuántica; hechos que antes era
imposible demostrar.
el
ADN y la genética humana, nos
señaló en 1992, que su preocupación
era encontrar la bioquímica de la
conciencia para prevenir y curar lo
que él llamó: “las enfermedades del
siglo XXI”, como son: la ansiedad,
la depresión y las adicciones o
dependencias que propician esos
estados de ánimo.
Diagnosticar los estados de conciencia
es una tarea para el futuro, pero algunas
cosas ya se saben en la actualidad, como
comunicación, están incluidos en
el Fórum Universal de las Culturas
Monterrey 2007, y son también
preocupación de nuestra revista,
como se puede constatar en esta
edición.
DESCARTES
1596 a 1650
Pienso, luego existo
Hoy en día, múltiples investigaciones
pronosticadas en el postrer artículo
de
Crick, que murió este año, mues-
tran cómo los neurotransmisores
y
las secuencias escalonadas del
sistema cerebral (Proceedings of the
Royal Society of London), pueden
ser detectadas y alterado su curso
con fórmulas terapéuticas como
Si yo hubiera integrado el
conocimiento a mi conciencia y
ésta a la cultura, y lo transmitiera
a través de los medios de
comunicación, habría encontrado
por qué, cuando pienso, existo.
la
meditación y las acciones de la
espiritualidad comunicadas a través
de mecanismos posiblemente de

CONOCIMIENTO

CONTENIDO

La Conciencia, cambiante como el hombre y

La Conciencia y el Cerebro

3

la sociedad misma

32

La Hipótesis Asombrosa

11

La inconsciencia en el Alcoholismo

34

Los Rincones Neuronales de la Conciencia

13

La formación de la Conciencia

35

 

Mapa de la Conciencia

37

Alteraciones de la Conciencia

15

 

La Abuela de Tomás

38

La Resonancia Magnética funcional

17

 

La fragmentación de la conciencia

40

El enfoque cognitivo

21

 

El relato histórico

48

A despertar la Conciencia

25

Altar de Muertos

27

Inauguran la unidad Monterrey del CINVESTAV

50

Monterrey nunca padecerá amnesia

28

Cuesta el estrés 200 billones

52

La Conciencia, el humanismo del científico página 31
La Conciencia, el
humanismo
del científico
página 31
El Tatuaje Genético página 6

El Tatuaje Genético página 6

Crick y Koch, en busca de la última frontera de la realidad página 9
Crick y Koch, en busca
de la última frontera
de la realidad
página 9
en busca de la última frontera de la realidad página 9 Educación Con-ciencia página 19 Nuestros

Educación Con-ciencia página 19

Nuestros autores invitados:

Adelina Alcorta-Garza de González Doctora egresada de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Nuevo León, ha tomado diferentes cursos, el más reciente, una maestría en Pedagogía Médica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Castilla La Mancha, Albacete en 2004. De su desempeño profesional destaca su participación como profesora de la Facultad de Psicología de la UANL, directora del Programa Científico de la Asociación Regiomontana de Psicoanálisis y miembro del Comité de Ética de la Facultad de Medicina y Hospital Universitario. Ha publicado importantes trabajos como: “Grupo Exploratorio de las Necesidades Emocionales de Pacientes con Cáncer Genital Femenino” y “Manejo de Aspectos Emocionales en Pacientes con Cáncer de Mama” (1988).

José Luis Díaz Gómez Es médico cirujano por la Universidad Autónoma de México. Actualmente es investigador titular “C” en el Departamento de Historia y Filosofía de la Medicina, en la Facultad de Medicina de la UNAM. Sus áreas de interés son la psicobiología, la ciencia cognitiva y la epistemología. Es autor del libro La Conciencia Viviente, publicado por el Fondo de Cultura Económica.

Enrique Florescano Historiador mexicano, cursó la maestría en Historia Universal en el Colegio de México y obtuvo el grado de doctor en Historia de la Universidad de París. Ha publicado numerosos ensayos en revistas científicas del área de Ciencias Sociales en México y en el extranjero. Ha sido galardonado por la trascendencia de su obra con premios como Fray Bernardino de Sahagún, el Premio Nacional de Ciencias Sociales, entre otros. En 1996 obtuvo el premio Nacional de Ciencias y Artes, en el área de Historia. Ciencias Sociales y Filosofía que otorga el gobierno de la República.

Ernesto O. López Ramírez Es licenciado en Psicología Experimental por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y doctor en Cognición Humana por la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos. Es reconocido como miembro activo del Sistema

Nacional de Investigadores. Actualmente trabaja en la Facultad de Psicología de

la Universidad Autónoma de Nuevo León, como coordinador de la especialidad en

Desarrollo Cognitivo, de la Maestría en Educación con Áreas de Especialización, además de coordinar el programa doctoral de la misma institución.

Enrique Israel Velázquez Villarreal Es médico cirujano y partero por la Universidad Autónoma de Nuevo León. Durante su carrera se ha enfocado en la investigación de las neurociencias, presentando más de 60 trabajos de investigación. Es ganador de varios congresos nacionales de investigación, así como del último encuentro nacional con las neurociencias. Actualmente realiza su servicio social en el programa de Investigación de la SSA en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía “Manuel Velasco Suárez”, en México, Distrito Federal.

Héctor Ramón Martínez Es médico cirujano partero egresado de la Universidad Autónoma de Nuevo

León. Tiene dos maestrías, una en Medicina Interna en el Hospital Universitario,

y otra en Neurología, en el Insitituto Nacional de Neurología, en la ciudad de

México. Además, tiene un Doctorado en Enfermedad Cerebro Vascular, del National Institute of Health, en Maryland, Estados Unidos. En 1994 obtuvo el Premio Nacional de Investigación en Neurología que otorga la Academia Nacional de Neurología, y en 2004, la UANL le dio el Premio de Investigación en el Área Biomédica.

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

En las fronteras de la Ciencia

La conciencia y el cerebro
La conciencia
y el cerebro

Doctor José Luis Díaz Investigador, Facultad de Medicina, UNAM. Especial para Conocimiento

E xisten dos fronteras particu-

larmente fascinantes de la

Ciencia, una exterior y la

otra interior. La exterior

tiene que ver con el mundo

manifiesto, con el origen,

constitución y destino del cosmos, de la vida o de la materia. La interior se

refiere a la naturaleza de la conciencia, del mundo más íntimo. Las dos cuestiones se entrelazan extrañamente, pues “cosmos”, “vida”, “materia,” son construcciones y conceptos de la mente, independientemente de que exista, “allá afuera” algo colosal y todavía opaco que deseamos vislumbrar. También es cierto que el espíritu y la materia se tocan, se traslapan, se confunden y se funden cuanto más penetramos en la relación entre mente y cuerpo, entre conciencia y cerebro. Veamos por qué esto es así,

al abordar el problema de la conciencia

humana.

Hagamos, para empezar, las siguientes preguntas: ¿Qué es exactamente este mundo furtivo de sensaciones, pensamientos, emociones, intenciones,

creencias o imágenes mentales? Este ámbito de la conciencia, lo más íntimo,

lo más mío, este sentir y percatarme: ¿de

dónde surge, qué relación tiene con el

mundo y en particular con mi cerebro? Éstas son, desde luego, cuestiones de competencia añeja para los filósofos, pero recientemente también han venido

a dar en manos de los neurobiólogos,

de los científicos cognitivos y del comportamiento, pues hoy en día pocos dudan ya de que la conciencia o bien es una función del cerebro, es la actividad

misma del tejido nervioso o, en caso de ser diversa de esta actividad, necesariamente se encarna por ella.

O sea que, independientemente de si

optamos por creer que la conciencia es

distinta del mundo natural o bien es expresión de la materia viva organizada,

el cerebro es necesariamente crucial para

que ocurran los olores, sabores, colores,

dolores, significados, planes, metáforas

o ensueños que pueblan y especifican

nuestra mente consciente.

RELACIÓN CEREBRO-CONCIENCIA Ahora bien, aun si aceptamos que el

cerebro es crítico para la conciencia, será necesario plantearnos otra pregunta:

¿cuánto conocemos sobre la relación del cerebro con la conciencia? La respuesta

es que mucho, en ciertos aspectos que

tienen que ver con la información,

y desesperadamente poco en otros

relacionadosconlascualidadessubjetivas.

Se sabe mucho, por ejemplo, sobre la

localización de las funciones mentales.

Desde mediados del siglo XIX, cuando Broca descubrió la zona del lenguaje articulado en pacientes con afasia, la

evidencia se ha acumulado y ha explotado recientemente con las imágenes cerebrales obtenidas por correlación electroencefalográfica, tomografía de positrones o por resonancia magnética funcional en humanos despiertos y en

la realización de tareas. Con algunas

variantes, casi todas las operaciones cognoscitivas o emocionales, como la percepción, el miedo o la memoria tienen una localización más o menos definida en el cerebro; a veces en alguna

tienen una localización más o menos definida en el cerebro; a veces en alguna CONOCIMIENTO, NOVIEMBRE
tienen una localización más o menos definida en el cerebro; a veces en alguna CONOCIMIENTO, NOVIEMBRE
tienen una localización más o menos definida en el cerebro; a veces en alguna CONOCIMIENTO, NOVIEMBRE

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

o varias regiones particulares, en otras

como una función más difusa y aun

móvil de enlace entre diversas zonas. Sin embargo, esta evidencia topológica no aclara cómo es que cada región procesa

una cierta cualidad y no otras.

El problema es peliagudo, porque el cerebro, constituido por áreas, zonas o módulos discretos distinguibles por su situación, por su estructura o por su función, es muy homogéneo como

tejido celular. Es decir, la urdimbre

o textura nerviosa está siempre

compuesta por ensambles de neuronas

y células gliales que forman redes

celulares conectadas por sinapsis que utilizan escasos transmisores químicos

y se comunican mediante potenciales

eléctricos disparados en códigos de frecuencia. ¿Cómo es que si se activa una red en un sitio experimentemos el

color rojo, si se activa una comparable en otro no muy lejano percibimos un tono musical, o en un tercero comprendemos

el

significado de una palabra o notamos

el

peculiar olor del ajo? Desconcertante

enigma.

DROGAS QUE AFECTAN LA CONCIENCIA Otro ejemplo de esa liga y de este enigma: Sabemos mucho de las drogas que afectan la conciencia, lo cual es el

tema de estudio de la psicofarmacología. Existe información profusa sobre los extraordinarios efectos mentales de los alucinógenos, de los ansiolíticos, de los narcóticos o de los antidepresivos. Además, se conoce en detalle con cuáles receptores del cerebro se enganchan estas drogas y de qué manera afectan

a las neuronas que los detentan y a los

módulos cerebrales en los que abundan. Nadie duda de que debe haber una explicación de la manera en que los fármacos psicotrópicos actúan en el

cerebro que aclare sus efectos mentales.

Sin embargo, desconocemos cómo estos

efectos neurofisiológicos se traducen finalmente en dramáticos cambios de conciencia.

Necesariamente debe ocurrir una cascada

de eventos nerviosos que asciende desde

la unión fármaco-receptor, para afectar a

redes de neuronas, módulos particulares

y las conexiones funcionales entre ellos

para desembocar en los efectos sobre

la mente. El llamado “mecanismo de

acción” de la droga va mucho más allá de

de acción” de la droga va mucho más allá de Tejido cerebral. identificar a su receptor

Tejido cerebral.

identificar a su receptor molecular, y al dilucidar los dispositivos ascendentes, la psicofarmacología del futuro podrá incidir sobre el problema mente-cerebro de formas cada vez más reveladoras.

PROBLEMA CENTRAL DE LA RELACIÓN MENTE-CUERPO Otro ejemplo más: existen unos cuarenta módulos en las regiones posteriores del cerebro que procesan la información proveniente de la retina. Cada módulo se especializa en procesar la información de alguna característica del campo visual, como líneas, texturas, sombras, color, orientación, y sin embargo ignoramos cómo se produce la imagen visual consciente. En este inciso ha ocurrido

un progreso notable, pues se sabe ahora que el enlace funcional entre los módulos del sistema visual ocurre porque los diversos conglomerados de neuronas visuales se acoplan en una frecuencia electroencefalográfica muy alta, alrededor de los 40 hertzios. Podríamos decir que, como una orquesta, los diversos módulos se asocian en su función al concertar sus armonías y podemos entonces disfrutar de una escena visual. Sin embargo, el problema central de la relación mente- cuerpo vuelve a perseguirnos como un espectro epistemológico en cada paso de la investigación, pues no podemos decir si la escena que vemos es una experiencia interna de esa armónica descarga, si son dos procesos acoplados, si tienen

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

una identidad difícil de discernir o si la imagen emerge del enlace funcional de manera por ahora impenetrable. En cualquier caso, el progreso es muy importante, porque este enlace cumple con uno de los requisitos mejor planteados para el fundamento cerebral de la conciencia: la disposición global. Me explico: la conciencia es una función totalizadora, conformada por contenidos tan diferentes como las prolíficas sensaciones, la inmensa gama de emociones, los innumerables recuerdos, las proteicas ideas o las creativas fantasías. No sólo la conciencia puede acceder a cualquier contenido procesado en módulos separados, sino que, en un solo momento puede recrear varios de ellos, como ocurre cuando un pensamiento, una imagen mental y una emoción se funden alrededor de un contenido mental particular, como puede ser el recuerdo de mi abuelo favorito dándome un consejo. Por esta razón, el fundamento cerebral de la conciencia debe tener acceso a múltiples sectores del encéfalo. Ésta es la disposición global.

AUTOCONCIENCIA Y VOLUNTAD En este sentido, he propuesto que el correlato nervioso de la conciencia bien puede ser una función similar a una bandada de pájaros o a un enjambre inteligente que enlaza de manera cinemática, hipercompleja, coherente y sincrónica a los más diversos módulos cerebrales. En tanto sistema dinámico, la función adquiriría propiedades emergentes con las aptitudes que caracterizan a facultades conscientes tan elaboradas como pueden ser la autoconciencia al procurarse servomecanismos de escrutinio, o la voluntad al adquirir propiedades causales hacia abajo en la organización de los sistemas motores. La dinámica intermodular del cerebro es entonces un mecanismo fisiológico que satisface los criterios de disponibilidad global, efectividad causal, estructura cinemática y arquitectura narrativa que se le deben exigir al fundamento cerebral de los procesos conscientes.

La disposición global es un principio metodológico prometedor, pues puede fungir como un puente para tenderse en esa tremenda grieta que sigue entorpeciendo cada paso del sendero hacia la resolución del enigma mente-

cuerpo. Ya vimos que, a pesar del progreso inmenso en la investigación, topamos siempre con un punto ciego, y la conciencia tercamente evade una explicación fisiológica. Los filósofos han denominado a este impasse “la brecha explicativa,” pues no existe una demostración satisfactoria para aclarar cómo las funciones cerebrales se vinculan con la experiencia consciente.

Entre otras razones, la brecha explicativa se debe a que no tenemos acceso directo a la conciencia, no tenemos un concienciómetro que nos revele lo que piensa o siente otro sujeto. Las imágenes

primera persona con datos de la neurociencia obtenidos en tiempo real y en paralelo, la conciencia debe ser mejor comprendida en tanto fenómeno mental. Es necesario desarrollar modelos y conceptos robustos sobre su naturaleza, sus procesos, sus características y funciones para poder insertarla exitosamente en el mundo natural, al correlacionarla con procesos neurofisiológicos. De esta manera, conviene tratar formalmente

a la conciencia como un proceso

cognoscitivo de alta jerarquía, lo cual permite proponer y abordar sus

posibles fundamentos nerviosos. En conclusión, podemos afirmar que

fundamentos nerviosos . En conclusión, podemos afirmar que cerebrales son una ventana parcial a la mente

cerebrales son una ventana parcial a la mente ajena, pues podemos aventurar si un sujeto está viendo, oyendo, hablando o sintiendo emociones. Es un progreso decisivo, pero estamos muy lejos de penetrar los contenidos y más aún de conocer las cualidades, el qué se siente experimentar un estado particular de conciencia. Para ello es necesario recurrir y afinar el recurso más tradicional; es decir, el informe verbal en primera persona: recoger, analizar y sistematizar lo que la gente dice acerca de lo que ocurre en su mente. Éste es un recurso imperfecto pero, a falta de otra cosa, absolutamente necesario para establecer correlaciones con los datos neurofisiológicos.

el estudio de la conciencia requiere desarrollar progresivamente el vínculo de tres puntos de vista tradicionalmente separados pero que son necesariamente complementarios:

el

aspecto filosófico, el fenomenológico

y

el biológico. De esta forma, el núcleo

más fundamental del llamado “problema mente-cuerpo” puede ser abordado por las ciencias, si lo concebimos como la

relación existente entre los procesos conscientes, los procesos biológicos y los procesos de conducta. Las similitudes

y

compaginaciones entre estos tres

procesos, en apariencia distintos, que las diferentes ciencias van revelando, permitirán establecer correlaciones entre ellos para llegar a comprender mejor su base común.

LA CONCIENCIA COMO FENÓMENO MENTAL Para tener éxito en la empresa de correlacionar informes verbales en

La

frontera interior de la ciencia avanza

entre grandes retos hacia apasionantes objetivos.

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

Hugo A. Barrera Saldaña Licenciado en Biología / UANL Doctor en Ciencias Biomédicas/U T

D atos simples relacionados con personas, lugares y eventos, referidos como memoria declarativa, son con frecuencia

olvidados. Entran a nuestra memoria de corta duración; pero, si no son procesados por el cerebro, acaban por

olvidarse.

El nombre de una persona a la que uno es presentado es almacenado en nuestra memoria por unos minutos, pero luego simplemente se desvanece. Algo ocurre, pues, en el cerebro, que convierte a la memoria de corta duración en memoria de larga duración. Por muchos años nadie pudo explicar esto, pero recientemente ha empezado a develarse el misterio.

Las pistas más valiosas provienen de casos de la medicina de personas que fueron tratadas, por ejemplo, con cirugía para aliviarles secuelas de accidentes, tales como ataques epilépticos. En uno de los casos más sonados, el de un paciente identificado sólo por las iniciales HM, los neurocirujanos le removieron una zona del cerebro conocida como el hipocampo.

Aunque el tratamiento resolvió la epilepsia, inadvertidamente provocó la inhabilidad para retener la memoria. Las experiencias cotidianas del paciente operado simplemente se desvanecían. Cuando se topaba con una persona de nueva ocasión, era como si no la conociera. Quienes investigaron este caso dedujeron que el hipocampo es el sitio donde la información debe ser procesada para convertirse en memoria de larga duración.

Ambos tipos de memoria tienen su asiento en las conexiones nerviosas entre neuronas, precisamente en los sitio de contacto, llamadas sinapsis. Cuando una memoria de corta duración es creada, la estimulación de la sinapsis es suficiente para reforzar la memoria temporalmente para subsecuentes usos. Para una memoria de larga duración se requiere un reforzamiento permanente. Pero, ¿cómo saben las neuronas y sus redes cuándo reforzar una sinapsis particular permanentemente? Desde la década de 1960, se tenía información de que este proceso implica la síntesis

EL TATUAJE GENÉTICO SUBYACE EN LA MEMORIA*

la síntesis EL TATUAJE GENÉTICO SUBYACE EN LA MEMORIA* de proteínas por parte de genes en

de proteínas por parte de genes en el núcleo de las neuronas.

MEMORIA DE CORTA O DE LARGA DURACIÓN

Entonces, la pregunta se transfiere al terreno de los genes: ¿cómo saben los genes cuándo reforzar una sinapsis permanentemente?y,¿cómoexactamente lo hacen?

Los experimentos con animales que fueron entrenados para aprender alguna tarea, demostraron que el aprendizaje requería de que se sintetizaran nuevas proteínas en el cerebro a los pocos minutos del entrenamiento, o de otra manera se perdía la memoria. De hecho, si los investigadores usaban medicamentos capaces de bloquear la transcripción o síntesis de RNA mensajeros (que son los que llevan las instrucciones de los genes para fabricar las proteínas) o la propia síntesis de las proteínas, proceso celular conocido como traducción, se impedía la formación de la memoria de larga duración, mas no la de corta duración.

La hipótesis planteada para explicar este fenómeno involucraba un tipo de “señal” que debería ser generada por

la sinapsis cuando ésta fuese reforzada

suficientemente. Ya para la década de 1990, los biólogos moleculares habían identificado a la molécula señalizadora

como una proteína del núcleo de la célula capaz de encender genes, a lo que

se le refiere como factor transcripcional,

que es en este caso uno bautizado con

el nombre de CREB. La habilitación de

CREB dentro del núcleo de una neurona

conducía a la activación génica, lo que

a su vez disparaba la fabricación de

unas misteriosas proteínas capaces de reforzar la sinapsis para transformar

la memoria de corta duración de dicha

neurona en una de larga duración.

ESTUDIOS DEL DESARROLLO DEL CEREBRO

Pero si CREB reside en el núcleo de las neuronas, y la sinapsis tiene lugar en los sitios de contacto entre las neuronas donde están ocurriendo las sinapsis, entonces, ¿cuál sería la molécula que llevaría el mensaje entre ambos sitios?

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

La respuesta a esta otra interrogante

La respuesta a esta otra interrogante pudieron encender o apagar en estos

pudieron encender o apagar en estos

provino de los estudios del desarrollo del cerebro. En esta etapa inicial de nuestra vida, cuando al plano de la construcción

experimentos, simplemente al reproducir la frecuencia de estímulos correcta en un estimulador electrofisiológico, tal

de

las redes de neuronas que la herencia

y

como uno sintoniza una estación de

de cada individuo específica, se suman pruebas y errores con dichas conexiones, dan como resultado el preservar las más efectivas y eliminar las menos útiles.

radio al seleccionar la frecuencia de señal correcta.

A

pesar de estos descubrimientos,

Pero claro, queda entonces la duda de cómo se distinguen las unas de las otras. Una teoría propuesta desde mediados del siglo pasado argumentaba que cuando a un perro se le condiciona su alimentación al sonido de una campana,

neurona que dispara una sinapsis

la

aún quedaba sin resolver el misterio

de

la transmisión de la señal desde

la membrana donde se transmite el potencial de acción, hasta el núcleo, donde CREB acaba por encender los genes de interés. Pronto se descubrió que con cada patrón de despolarización eléctrica de la superficie de la membrana, lo que se estaba provocando eran cambios en el transporte de iones calcio a través de canales sensibles al voltaje de la propia membrana. Este ión (átomo carente o

ante el primer estimulo (sonido de

la

campana) acaba siendo asociada a

la

neurona que responde al segundo

estimulo (la aparición de la comida);

así, ambas neuronas acaban siendo

conectadas fuertemente para integrarse

excedente de uno o más electrones y por ende poseedor de carga eléctrica) por lo general es en el interior de la célula tan escaso como en concentraciones de un par de diezmilésimas, en comparación con la concentración en el exterior de la célula. La entrada de estos iones al interior de la neurona en respuesta

en

un circuito celular que aprende que

los dos eventos que las provocaron están

conectados entre sí.

Aunque las neuronas reciben numerosos estímulos, sólo tienen dos maneras de responder ante cada uno de éstos:

o

deciden transmitir una señal a la

circuitos para favorecer flujos efectivos de impulsos y abandonar aquéllos que al final no se emplean en la transmisión de impulsos nerviosos, haciendo así los ajustes al plan original de “cableado” neuronal que la herencia proveyó. Aquí también se invocan proteínas capaces de reforzar conexiones sinápticas durante el desarrollo del cerebro. Interesantemente, tanto en el desarrollo de este tipo de conexiones, como en el establecimiento de conexiones para soportar la memoria de larga duración, se andaba tras la huella de la “señal” que reforzara ambos tipos de conexiones. Y la idea que se tenia es que tal señal debiera provenir de los patrones de impulso neuronal. De tal manera que lo lógico era pensar que la actividad génica que se encendía o apagaba, respondía precisamente al patrón de disparos de impulsos.

al

disparo de cada impulso neuronal

siguiente neurona en el circuito, para

traduce el código eléctrico hacia un código químico que la maquinaria

lo

cual detonan un impulso a través de

sus prolongaciones que alcanzan a las

bioquímica dentro de la neurona

siguientes neuronas (en una porción referida como dendrita) en el circuito,

entiende. A manera de efecto de dominó, este código empieza con la activación

es

decir sus axones, o simplemente no

de

enzimas que agregan etiquetas de

responden. En el caso de transmitir

fosfato a otros intermediarios, por lo que se les conoce como protein-cinasas.

la

señal, ésta provoca un cambio de

voltaje en la membrana de la neurona receptora, referido como el disparo de una sinapsis neuronal. Cuando una neurona realiza una alta frecuencia de disparos, pero por periodos breves, lo que ocurre es el tipo de fortalecimiento observado en la memoria de corta duración. Si la neurona dispara la

sinapsis en forma aislada y en breve, no

Éstas a su vez son capaces de activar a

los

activadores de genes, como nuestro

amigo el CREB arriba mencionado. Así se completa la conexión entre sinapsis y activación de genes que envían la señal para fabricar las proteínas que fortalecen ciertas conexiones neuronales que se fijan durante el desarrollo del cerebro fetal.

se

alcanza el umbral para desencadenar

un impulso, lo que técnicamente se conoce como potencial de acción. Sin

 

TIEMPO, EL FACTOR CLAVE

Pero aún más interesante resultó el

embargo, cuando las sinapsis de muchas neuronas disparan juntas, sus esfuerzos combinados cambian el voltaje de la membrana neuronal, de tal manera que

 

descubrir que no es la concentración del

Estoquedóconfirmadoenellaboratorio, cuando se hicieron experimentos que provocaban diferentes patrones de disparos de potenciales de acción en ciertas neuronas mantenidas en cajas de vidrio en el laboratorio, y midiendo la actividad de ciertos genes que se sabía que estaban involucrados en el desarrollo en la formación de circuitos neuronales. Dichos genes se

ión

calcio que se logra cada vez que se

despolariza la membrana, sino más bien

el

patrón y la frecuencia con que estas

se

provoca el disparo de un potencial

marejadas de calcio entran a la neurona,

de

acción que conduce a la transmisión

los

que reflejan el código temporal del

del mensaje a la siguiente neurona en el circuito.

impulso neuronal que las originó en

un

principio. Es decir, el factor clave

 

“CABLEADO” NEURONAL

es el tiempo. Y es el tiempo también el que determina qué patrón de sinapsis debe reforzarse para sustentar las

El

cerebro en desarrollo reconecta sus

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA conexiones neuronales que van a permanecer. Además, este tiempo también selecciona

conexiones neuronales que van a permanecer. Además, este tiempo también selecciona aquellas vías de transmisión de señales que integran el circuito desde el exterior de la membrana, hasta el interior del núcleo para activar genes, pasando por el citoplasma de la neurona donde se concatenan los eventos de activación que culminan con la de CREB; rematando luego de regreso con la activación del gen o genes que mandan sintetizar las proteínas, mismas que a su vez refuerzan a las conexiones neuronales en cuestión. Por ejemplo, si este patrón se repite cada 30 minutos, entonces se optimiza, coincidiendo con los intervalos que se recomienda separen las sesiones prácticas requeridas para aprender nuevas habilidades o datos.

Todo lo anterior fue descubierto por los investigadores que estudiaban el “recableado” de circuitos neuronales durante el desarrollo del cerebro, pero resultó que también se aplica

para explicar el reforzamiento de las conexiones neuronales que sustentan la memoria de larga duración.

En efecto, en experimentos realizados una vez más con cultivos de porciones de cerebro de la región del hipocampo de una rata, sobre la que se indujeron destellos eléctricos a una sinapsis, la conexión sináptica se reforzó.

TATUAJE GENÉTICO

Pero a pesar de destellos subsecuentes, ya no tan intensos, eventualmente la fuerza de la conexión retorna a su

nivel inicial; a menos de que se repita tres veces con la misma intensidad

y por intervalos separados por diez

minutos, situación que conduce a un reforzamiento permanente.

Aquí también, si se bloquea la síntesis

de proteínas, el reforzamiento se pierde.

Por lo que la memoria de larga duración,

al igual que el recableado de sinapsis

durante el desarrollo del cerebro, dependen de un “tatuaje” genético que se imprime en el núcleo de la neurona en cuestión.

Las proteínas sintetizadas en respuesta por órdenes de los genes en el núcleo, ubican cualquier sinapsis preparada para sacarles provecho, imprimiendo así una memoria de larga duración.

En dichas “rebanadas” de hipocampo de rata en cultivo, se evidenció además la presencia de CREB etiquetado con un grupo fosfato, tal y como se había previsto, pues este etiquetado es requisito para que actúe sobre los genes de las proteínas que reforzarán las sinapsis que subyacen en la memoria de larga duración. Es decir, el modelo fue plenamente comprobado.

Las conclusiones de estas investigaciones tienen paralelo en una película de Hollywood titulada Memento.

En ésta, el personaje incapacitado para memorizar datos y sucesos, también por un golpe en la noche en que fue atacada mortalmente su esposa, recurre a tatuarse en su cuerpo las pistas que va descubriendo para dar con el rastro de los asesinos, pues sabe que no puede retenerlas en su memoria, ni incluso recordar dónde las guardó si hubiere optado por registrarlas.

Ahora queda claro que cuando un evento es de importancia o es repetido suficientes veces, se disparan sinapsis que a su vez desencadenan impulsos neuronales fuertes y repetitivos, anunciando que el evento en cuestión es uno que debe ser recordado.

Es decir, los genes relevantes involucrados que han sido activados y las sinapsis que están manteniendo la memoria de corta duración que se han atravesado en el camino de las proteínas que refuerzan sinapsis, quedan en lo sucesivo “tatuadas” genéticamente.

*

memories

Febrero

págs.:58-65.

de

Tomado

de:

Fields,

D

R.

292,

Making

American.

2

stick.

2005.

Scientific

Vol.

No.

LA CONCIENCIA
LA CONCIENCIA

Por otro lado, Christof Koch, colaborador en la búsqueda de la conciencia con Crick, y científico especialista en la cibernética y computación neuronal, hace alusión a una definición de conciencia expuesta por el filósofo John Searle, que dice: “conciencia es aquel estado sensible, o de sentimientos, que inicia en la mañana cuando despertamos, y continúa hasta el día en que caemos en coma, dormimos o estamos inconscientes”.

Sin embargo, para Koch, estas definiciones se quedan cortas, pues no incluyen los aspectos relacionados en términos de lo que sucede en nuestro alrededor y el procesamiento dentro del cerebro. Retomando el punto de que somos seres dependientes de los sentidos para percibir una realidad, es importante tomar en consideración que la vista juega un papel crucial a la hora de crear el concepto subjetivo de la conciencia.

Crick y Koch, en busca de la última frontera de la realidad:

LA CONCIENCIA

Rodrigo Soto Mercadotecnia social S omos criaturas que depende- mos de la información que recibimos de nuestros sentidos y que, al procesarse en el cerebro, nos da una imagen de la “realidad”

circundante. Esta superposición de datos nos ofrece una ventana para comprender

el mundo en que vivimos y todo el mar de situaciones que experimentamos.

Este tema captó particularmente el interés de Francis Crick, científico inglés que recibió el Premio Nobel en 1962 por sus aportaciones, junto con Watson, en la estructura y replicaciones

del ADN (unidad básica hereditaria en la genética).

Para Crick, la conciencia representaba uno de los mayores problemas no resueltos dentro del tema de la biología. Pero antes de entrar en el tema, sería interesante establecer una definición clara de lo que significa el término aquí discutido.

LA DEFINICIÓN

La palabra conciencia se deriva del Latín “conscientia”, compuesto por la palabra cum que significa: “con o junto” y la palabra scire que significa: “saber”. Es el conocimiento que tiene el ser humano de sí mismo y de su entorno.

PERCEPCIÓN DE LA REALIDAD

Todoseconstruyeapartirdeunasensación

que viene alimentada del tacto, el gusto,

el oído, el olfato y primordialmente de la visión; que procesada en nuestro

cerebro logra, a partir de experiencias, la concepción final de realidad en un tiempo

y en un espacio determinados para un

individuo en particular.

Como mencioné, la vista tiene un papel protagónico en esta obra. Pero en un universo tan vasto como lo es el de las conexiones cerebrales, donde se calcula que realizamos alrededor de 10 16 conexiones por segundo, ¿Por qué la visión es tan esencial en el proceso de la conciencia?

Resulta que es uno de los sentidos que más fuerza toma en nuestra vida cotidiana, pues además de no podernos imaginar un escenario sin el apoyo de estos órganos (ojos), es importante mencionar que existen alrededor de 100 millones de fotorreceptores en este sentido humano, que constantemente envían información

a la caja cerebral para desarrollar una representación visual. Todo el tiempo

estamos observando situaciones, objetos

o personas y edificando una asociación

para cada observación o arquetipo que

se nos presenta. Nos desempeñamos, en

la mayoría, bajo el influjo de los nervios

ópticos.

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA
LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

PROCESAMIENTO DE LA INFORMACIÓN

Tanto para Koch como para Crick, la representación visual se encuentra ubicada en más de un área de la corteza cerebral y posiblemente dentro de diversas estructuras subcorticales; donde diferentes neuronas disparan en

conjunto a la hora de recibir un estímulo proveniente de los sentidos, en este caso lo que se obtiene de la percepción visual. La actividad de “disparos” de las neuronas equivale, de acuerdo a Koch,

a pulsos de secuencias de una décima

de volt con una duración de 0.5 a 1

milisegundo. El procesamiento total de la información que recibimos por nuestra retina y su viaje a las partes de la corteza cerebral para su procesamiento toma alrededor de 30 a 50 milisegundos.

Para construir un tipo de representación

o simbolizar algo, estos científicos

han calculado que las neuronas que disparan en grupo pueden equivaler a un número aproximado de 10 2 a 10 3 . Es

decir, cada vez que vemos a una persona

o a un objeto y queremos recordarlo,

estamos haciendo trabajar de 100 a mil células de este tipo para formar la imagen y que ésta quede en el cerebro como una imagen unificada en relación

a todas las características de color,

posición, grosor, etc., que lo componen.

Todo esto es llamado, por Francis

y Christof, como el NCC (Neuronal

Correlates of Consciousness). Se explica

como el mínimo de eventos neuronales suficientes para un específico precepto consciente.

La búsqueda, en este sentido, de la última frontera de la realidad, está concentrada en determinar una imagen visual como un evento percibido y su correlación de neuronas correspondiente.

¿REALIDAD ILUSORIA?

Ahora, siguiendo este camino, ¿es la conciencia una realidad ilusoria? Si nos atenemos a las explicaciones de nuestros sentidos, particularmente a lo que es uno de los mecanismos de entrada de datos más relevante como lo es nuestra vista, estamos obteniendo una realidad parcial, una realidad subjetiva, una realidad controlada a la que vemos, percibimos y sentimos.

La tasa de absorción y procesamiento

de información es, sin lugar a dudas, la

realidad alterna que vivimos. Es decir, la computadora más potente en la actualidad, dista mucho de la realidad

de una computadora cuántica futurista.

Lo que para los seres humanos es real, está ligado a la capacidad y velocidad que tiene nuestro cerebro de traducir lo que experimentamos en una imagen perceptual unida para

darle un valor dentro del cerebro. Con un requerimiento de descanso para defragmentar toda la cantidad de datos que recibimos con el sueño para mejorar la imagen mental que procesemos. A todo esto, Koch pone de ejemplo que, cuando se envía rápidamente un haz de luz rojo seguido por otro verde (ambos

a una velocidad de 10 milisegundos), el

cerebro no ve ninguno de los dos colores sino simplemente unifica la imagen al registrarla como un haz de luz amarillo.

UN MUNDO DIFERENTE

No resulta arriesgado pensar que el mundo atómico de electrones, protones

y neutrones es totalmente diferente al

mundo de nosotros, donde los brincos que realizan los electrones al girar por el núcleo hacen difícil la comprensión de lo que es la conciencia, pues se gesta una batalla entre lo que percibimos con nuestros sentidos y las múltiples opciones o posibilidades que tiene cada uno de nosotros, que ha explicado el eminente científico Niels Bohr, apoyado en el principio de incertidumbre de Heisenberg, donde al medir la posición del electrón, más difícil será medir el momento de éste.

Sería interesante abordar los estudios del científico experto en la mecánica cuántica, matemáticas recreativas y la neuropsicología, Sir Roger Penrose, que ha definido en su gravitación cuántica cómo eventos en cierta región afectan directamente eventos en otra región de manera simultánea. Al igual que lo que

sucede con partículas pares, que cuando se separan a kilómetros de distancia

y hacemos girar a una de ellas, la otra

empieza a girar porque sabe que su contraparte lo está haciendo.

Existe mucha información que es imperceptible para los sentidos humanos, pero no por eso deja de existir, sólo que no está en nuestro rango de frecuencia para ser vista con nuestra tradicional conciencia y consideración de lo que es real. La puerta continúa abierta para seguir explorando lo que es real y lo que no en nuestro actuar “consciente”.

 

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

   

¿Origen de una nueva revolución científica?

 
¿Origen de una nueva revolución científica?  

La Hipótesis Asombrosa

Doctor Juan Lauro Aguirre Villafaña Director de Prospectiva Científica y Tecnológica

no (¿solamente?) de los territorios de la filosofía, la psicología y la religión.

F rancis Crick, quien junto

con James Watson y

Maurice Wilkins, ganó el

Premio Nobel de 1962 en

Fisiología o Medicina, por

el descubrimiento de la

El propio Crick, en un libro anterior, titulado Qué loca persecución (What Mad Pursuit) discutió con profundidad la relación entre Ciencia y Religión y concluyó que: “Las religiones pueden equivocarse sobre asuntos científicos,

El libro, publicado en 1994, se titula en inglés: The Astonishing Hipótesis; The scientific search for the soul, cuya traducción al español es:

   

estructura de la macromolécula de la herencia, mejor conocida como ADN, escribió un libro sobre lo que fue su última pasión científica, pues desafortunadamente murió en julio del año pasado.

El libro, publicado en 1994, se titula en inglés: The Astonishing Hipótesis; The scientific search for the soul, cuya traducción al español es: La Hipótesis Asombrosa; La búsqueda científica del alma. Deseo aquí compartir algunos comentarios sobre esta obra que bien podría ser el origen de una nueva revolución científica, o tal vez de una revolución científico-teológica, como comentaré brevemente al final.

La introducción abre con la siguiente afirmación: “La Hipótesis asombrosa es que: “usted,” sus alegrías y sus pesares, sus recuerdos y sus ambiciones, su sentido de identidad personal y libre albedrío, son de hecho nada más que el comportamiento de un montón de células nerviosas y de sus moléculas asociadas.”

y una parte de lo que la ciencia hace es confrontar los errores que existen dentro de las tradiciones religiosas.

Por ejemplo, la idea de explicar la evolución de la vida a través de la selección natural es cuestionada por aquéllos que consideran que eso va en contra de la creencia de que la vida se generó por intervención divina.”

El “punto central” de Crick es que la concepción tradicional de que el alma es algo inmaterial debe reemplazarse por el entendimiento materialista de cómo el cerebro genera lo que llamamos mente.

El libro utiliza al máximo los avances, hasta el momento de su redacción, del conocimiento sobre el funcionamiento del cerebro, lo cual aún hoy está lejos de ser un tema acabado, y mucho menos un tema fácil de entender; de hecho, algunos críticos de su libro (ver www.

La Hipótesis Asombrosa; La búsqueda científica del alma.

La Hipótesis Asombrosa; La búsqueda científica del alma.

amazon.com )

opinan

que

ni

el

propio Crick entendió bien este tema.

GENERACIÓN DE IMÁGENES Para mí, lo verdaderamente asombroso fue empezar a conocer cómo está alambrado nuestro cerebro, en particular, puesto que en eso abunda el libro, en relación a los circuitos de la percepción visual (Fig. 52 en la página 156) que

CONCIENCIA, TERRITORIO DE LA CIENCIA BÁSICA Por lo anterior, el libro se refiere a que, lo que llamamos conciencia, forma parte del territorio de la ciencia básica y

El propio Crick, en un libro anterior, titulado Qué loca persecución (What Mad Pursuit) discutió con profundidad la relación entre Ciencia y Religión

 

CONOCIMIENTO, NOVIEMBRE 11, 2005

11

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

naturalmente empiezan en las terminales nerviosas de las células gangliares de nuestras retinas, cuya información es conducida, a través de “los” nervios ópticos al tálamo, para pasar luego a la corteza cerebral dentro de la cual rebotan de un lado para otro hasta “terminar” en “los” hippocampi (plural de hipocampus) que es una de las partes más antiguas del cerebro y que por estar relacionada con la memoria, permite finalmente la generación de imágenes capaces de ser interpretadas por nuestro Yo.

Estas imágenes son personales, pues nadie sabe cómo son las de cualquier otra persona, aunque creemos que por lo general son “semejantes,” lo que Crick llama “las correlaciones neuronales de la conciencia”, que para mí significa “algo que ocurre en mis neuronas que tiene (co)relación con mi conciencia y con la realidad que estoy percibiendo”.

Aquí debo hacer tres comentarios:

1.- Que el circuito cerebral de la visión que se presenta y se discute en el libro corresponde a la especie de monos llamada macaco. 2.- Que de acuerdo con las imágenes del cerebro en acción, obtenidas recientemente mediante la resonancia magnética nuclear, de hombres y mujeres viendo u oyendo lo mismo, el cerebro de las mujeres está alambrado de forma algo diferente al cerebro de los hombres. 3.- Que los circuitos cerebrales de la visión no son independientes de los circuitos cerebrales de otros sentidos; por ejemplo, el tacto es capaz de generar imágenes “tan reales” como las generadas por la vista.

Volviendo al tema de las correlaciones neuronales de la conciencia, tal vez ustedes hayan visto una película recientemente en cartelera, titulada en inglés What the bleep do we know!? que podríamos traducir como “¿¡Qué (palabra censurada) sabemos!?” En ella se afirma, palabras más, palabras menos, que los antiguos mexicanos “no pudieron haber visto llegar las embarcaciones españolas, simplemente porque no tenían “ningún” antecedente en su memoria sobre estos objetos, aunque sí pudieron haber percibido que “algo” hacía que el agua se agitara.” Ésta y otras afirmaciones realizadas en esta película me parecen muy poco

científicas, en primer lugar porque no es posible verificarlas, y lo que no es verificable no es científico; en segundo lugar, porque yo considero que el cerebro siempre encuentra la manera de generar una imagen, interpretando lo que se está percibiendo, en lugar de dejarnos un hueco en aquello que no sabe interpretar; después de todo, seguramente los antiguos mexicanos ya construían y utilizaban pequeñas canoas.

Con todo, aunque no esté totalmente comprobada la hipótesis asombrosa de Crick, yo no dudo que el nivel fundamental de la conciencia se pueda explicar mediante procesos bio- químico-físicos; sin embargo, tampoco dudo que existen niveles superiores de conciencia, algo así como la conciencia de la conciencia, o parodiando el cálculo

infinitesimal, la primera derivada de la conciencia, y quizás también existen y son importantes la segunda y la tercera derivadas de la conciencia, en donde radica el comportamiento verdaderamente humano (¿el alma?)

y que como actualmente se dice en

algunos círculos científicos, obedece a

un “diseño inteligente”. Ésta me parece a

mí una “hipótesis aún más asombrosa.”

Curiosamente, esta hipótesis aún más asombrosa también está mencionada

en el prefacio del libro de Crick, cuando

dice: “El mensaje del libro es que ya es tiempo de pensar en forma científica sobre la conciencia (y en su relación,

si es el caso, con la hipotética alma

inmortal) y, más importante que todo, ya es tiempo de empezar el estudio experimental de la conciencia de manera seria y deliberada.

Francis Crick ganó el Premio Nobel de 1962 CONOCIMIENTO, NOVIEMBRE 11, 2005
Francis Crick ganó el Premio
Nobel de 1962
CONOCIMIENTO, NOVIEMBRE 11, 2005

12

LA CONCIENCIA LOS RINCONES NEURONALES DE LA CONCIENCIA
LA CONCIENCIA
LOS RINCONES
NEURONALES
DE LA CONCIENCIA
LA CONCIENCIA LOS RINCONES NEURONALES DE LA CONCIENCIA Doctor Raúl S. Lares Neurocirujano / Universidad Veracruzana

Doctor Raúl S. Lares Neurocirujano / Universidad Veracruzana Conciencia o cognición es la capacidad de los seres humanos para fijar atención, identificar y planificar respuestas significativas a los estímulos externos y a las motivaciones internas. Es un proceso por medio del cual nos relacionamos con el entorno ambiental. Tiene su ubicación anatómica en la corteza cerebral, que

es el manto celular de los hemisferios

cerebrales, y específicamente en las cortezas denominadas de asociación en los lóbulos parietal, temporal y frontal, principalmente.

Las diversas funciones de la corteza de asociación son lo que se denomina

conciencia o cognición; es el proceso a través del cual conocemos al mundo,

e influye en una amplia gama de

comportamientos. NEURONAS RESPONSABLES DE PROCESAR INFORMACIÓN Las partes del encéfalo responsables de codificar información sensitiva y de ordenar y ejecutar el movimiento son: corteza cerebral sensitiva y motora primaria y secundaria. Ocupan aproximadamente un 25 por ciento, ubicadas en áreas de lóbulos frontal, parietal, occipital y temporal de ambos hemisferios cerebrales; el otro 75 por ciento se encarga de prestar atención selectivamente a un estímulo particular,

reconocer e identificar las características relevantes del estímulo y de planificar

y experimentar la respuesta; proceso

mediado por el cerebro, capacidad llamada cognición. Estas neuronas son las responsables de procesar la información que ingresa a través de la percepción por estímulos aferentes sensitivos y de la conducta a través de respuestas mediante eferencias motoras. Las aferencias que fluyen hacía las áreas de las cortezas de asociación incluyen conexiones desde las cortezas cerebrales sensitivas y motoras primarias y secundarias, desde el tálamo y el tallo cerebral

Los núcleos talámicos que proporcionan aferencias a las cortezas de asociación de los lóbulos temporal, parietal y frontal son: pulvinar, núcleos laterales posteriores y dorsomediales; sus

aferencias proceden de otras regiones de

la corteza. Así, las señales a través del

tálamo revelan información sensitivo motora muy procesada, desde múltiples áreas corticales, realizando entonces una retroalimentación hacía las regiones de asociación.

Existen proyecciones córtico-corticales homolaterales, desde neuronas en la corteza somato sensorial, desde otras neuronas en cortezas de asociación en

el mismo hemisferio cerebral o bien

surgen de neuronas en las mismas o diferentes regiones córtico-cerebrales en el hemisferio opuesto a través del cuerpo calloso y la comisura blanca anterior, de conexiones interhemisféricas.

ÁREAS DE ASOCIACIÓN EN LA CORTEZA CEREBRAL Las áreas de asociación en la corteza cerebral reciben aferencias difusas desde núcleos dopaminérgicos (sustancia nigra) noradrenérgicos (locus

LA CONCIENCIA planificar y ejecutar normalmente sus conductas. Si existe una lesión, tendrá dificultades para
LA CONCIENCIA
planificar y ejecutar normalmente sus
conductas. Si existe una lesión, tendrá
dificultades para efectuar conductas
complejas que deben ser temporal,
espacial y socialmente apropiadas.
establecen y determinan el estado
INVESTIGACIONES SOBRE
LA CONCIENCIA
Sin embargo, las investigaciones sobre la
conciencia humana, por la complejidad
de su conducta y las limitaciones de
experimentación en seres vivos, han
hecho difícil un conocimiento más
mecanicista de las cortezas de asociación
en
humanos.
La
lesión del lóbulo parietal causa un
síndrome de negligencia contralateral
(anosognosia) que se identifica por déficit
de percepción y atención o incapacidad
para reconocer partes de su cuerpo, aun
cuando conserva inalteradas la agudeza
visual y la sensibilidad somática, así
como la capacidad motora.
Las deficiencias manifiestan incapacidad
para ajustar su conducta conforme a las
demandas presentes o futuras, como
temperamento, personalidad y conducta
social. Se compromete la capacidad
para planificar conductas en relación
a los retos ambientales y para utilizar
memoria de experiencias que guíen la
conducta apropiada en determinadas
situaciones.
La región parietal participa en la atención
Los individuos afectados no comunican
y
la conciencia del cuerpo y los estímulos
ni
responden y no se orientan hacía los
estímulos que se presentan del lado
del cuerpo o del espacio visual opuesto
de la región frontal es esencial para
a
la lesión cerebral; tienen dificultad
para realizar tareas complejas del lado
desatendido, que incluyen vestirse,
alcanzar objetos, escribir, dibujar
y
orientarse a los sonidos. Pueden
negar que una parte de su cuerpo les
pertenezca, aunque manifiesten dolor al
castigo de la misma.
El síndrome de negligencia contralateral
se asocia específicamente con el daño
de la corteza cerebral parietal del
hemisferio derecho, ya que las lesiones
de la región parietal izquierda son
compensadas por el derecho si está
intacto y no sucede lo contrario. Las
lesiones de la corteza de asociación de
cualquiera de los lóbulos temporales
causan problemas de reconocimiento,
identificación y denominación de objetos
familiares (agnosia). La incapacidad para
que percibe; la región temporal en el
reconocimiento y la identificación de la
información sensitiva del procesamiento
superior; la región frontal, en la guía
de la conducta compleja mediante
la planificación de las respuestas a
estímulos continuos con la información
memorizada, correspondiendo así
estas conductas a las demandas de una
situación particular. La mayor parte de la
operabilidad del cerebro depende de las
interconexiones notablemente precisas
entre sus 100 millardos de neuronas,
especificadas por instrucción genética
que permite que los axones detecten las
vías y objetivos correctos.
INFORMACIÓN SENSORIAL
Un componente menor, pero importante
de las conexiones finales depende de la
información sensorial sobre el mundo
que nos rodea durante los primeros años
de vida. De esta manera, la educación y la
naturaleza contribuyen en la estructura
reconocer rostros familiares se llama
prosopagnosia.
y
la función del sistema nervioso.
morfología y función neuronal de las
EFECTOS DE LAS LESIONES
Las lesiones de la corteza de
asociación de lóbulo frontal son
diversas y devastadoras, sobre todo
Todas las neuronas de la neocorteza
cerebral en los humanos se originan
entre la quinta semana y el quinto mes
de gestación, dividiéndose en glía y
neuronas.
si
son bilaterales, ya que sus zonas
corteza cerebral sensitiva y motora
citoarquitectónicas tienen un repertorio
funcional más amplio, y mantienen la
personalidad. La corteza frontal es la
más grande y amalgama la información
perceptual compleja procedente desde
la
corteza sensitiva y motora, así como
de
áreas de asociación temporo parietal,
En la escala de evolución animal, la
capacidad de percepción y de conducta
aumenta en complejidad conforme
el cerebro se expande, la memoria
incrementa su variable interna en la
interpretación de estímulos y la selección
de respuestas.
resultando en una compenetración del
individuo con su ambiente que permite
CONOCIMIENTO, NOVIEMBRE 11, 2005

coeruleus) y serotoninérgicos (n. del rafé dorsal) y de núcleos colinérgicos en el tronco cerebral y de la porción basal rinencefálica. Estas aferencias difusas proyectan a diferentes capas corticales

y

de conciencia, a través de un espectro que varía desde el sueño profundo hasta un estado de alerta pleno. Cada región de asociación está definida por un subgrupo de conexiones talámicas, córtico-corticales y subcorticales distinto y superpuesto; estas conexiones sugieren distintos circuitos que regulan funciones específicas.

ESTÍMULOS AMBIENTALES La corteza de asociación de la región parietal es esencial para atender los complejos estímulos ambientales

(externos e internos); la de la región temporal identifica estos estímulos;

la

planificar respuestas de conductas apropiadas.

Las funciones del lóbulo occipital están relacionadas con la visión y en menor proporción son cognoscitivas. La porción cortical de los hemisferios cerebrales se denomina neocorteza, por ser reciente su aparición en la escala evolutiva, y son los seres humanos quienes la han desarrollado en mayor proporción y complejidad estructural; las neuronas que la forman en su mayoría son responsables de la conciencia. El manto cortical está

formado por tres a seis capas o láminas de células, que comprenden una población de neuronas con tamaños, formas, aferencias y eferencias diferentes. Los lóbulos cerebrales exhiben diferencias regionales en el espesor, diversidad y densidad celular y en sus conexiones (sinapsis), lo que brinda una identidad en

la

regiones neocorticales y se denominan áreas citoarquitectónicas, histológica y

fisiológicamente diferentes.

Las porciones corticales denominadas de asociación son integradoras, son mayoría (75 por ciento); a diferencia de

la

primarias que ocupan un sitio limitado, procesan la información que ingresa

con las sensaciones y establecen una conducta.

14

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

Alteraciones de la conciencia y el estado de coma
Alteraciones de la conciencia
y el estado de coma
Alteraciones de la conciencia y el estado de coma cortical. La función que provoca la descarga

cortical. La función que provoca la descarga del SARA es el despertar.

Otro sistema mayor, el sistema límbico, no contribuye al despertar pero sí al estado de ánimo, la memoria, el afecto y la motivación, con los cuales el individuo se despierta. El despertar se determina no sólo por la presencia intacta de las conexiones neuronales, sino también por la existencia de los neurotransmisores. Las neuronas excitatorias glutaminérgicas de SARA se proyectan al sistema tálamo-cortical. El núcleo retinal del tálamo parece ser la llave que abre la puerta al intercambio que regula los ciclos de sueño y vigilia, al igual que la profundidad del sueño. El núcleo retinal del tálamocontieneimportantecantidaddelneurotransmisor inhibitorio ácido -amino butírico (GABA) el cual puede ser reclutado para modular adicionalmente el tráfico neuronal y controlar la excitabilidad.

Doctor Héctor Ramón Martínez Neurólogo, Investigador UANL

U na de las áreas más selectas de la medicina para la

cual el neurólogo consultante muestra una singular

aptitud, es en la evaluación del paciente con alteración

de la conciencia o en estado de coma. El estado de

conciencia normal, desde el punto de vista neurológico, implica que el individuo esté despierto, además de consciente de sí mismo y del medio ambiente. Para el estado de conciencia normal se requiere de la interacción entre el estímulo del despertar (se origina en la formación reticular del tallo cerebral) y el contenido intacto y coherente del pensamiento y la actividad mental (depende de los hemisferios cerebrales).

El trastorno en el despertar provoca disminución de la alerta (o vigilancia). Los trastornos en el contenido provocan, además de disminución de la conciencia, inatención, desorientación, pérdida de integración de la percepción y del procesamiento de memoria. Estos dos componentes: el despertar y la conciencia, están interrelacionados no obstante, algunas veces disociados. Es decir, un individuo puede estar despierto-consciente, despierto-no consciente y no despierto-ni consciente.

Los procesos que determinan la conciencia normal son aún poco entendidos; no obstante, se ha definido el área crítica anatómica de la conciencia como Sistema Activador Reticular Ascendente (SARA). Este sistema se encuentra localizado en el tegumento del tallo cerebral a partir de los dos tercios superiores del puente, viaja por el mescencéfalo hasta llegar al tálamo, el cual envía amplias conexiones a la corteza cerebral, y de ésta nuevamente al tálamo, creando el circuito tálamo-

MODULACIÓN DEL DESPERTAR

Las neuronas noradrenérgicas también modulan el despertar; éstas se encuentran en el locus ceruleus, un pequeño grupo de neuronas pigmentadas localizadas en la parte lateral del puente (tercio superior). El rol de esta estructura del tamaño de un chícharo, se considera recientemente, es aumentar la vigilancia, particularmente ante estímulos inesperados. Si esta estructura es dañada, se pierden los movimientos oculares rápidos del sueño (MOR) y se reduce la cantidad del tiempo de sueño. Otras aminas, tales como la serotonina e histamina, se originan en el hipotálamo y en los núcleos del rafe del mescencéfalo, aumentan la intensidad del despertar a través de proyecciones ascendentes hacia el tálamo, áreas orbitofrontales y la corteza.

El sistema colinérgico se proyecta a partir del dorso del tegmento ponto mescencefálico a relevos subcorticales y de las áreas orbitofrontales a la corteza cerebral. Su función no es sólo aumentar la atención, sino también facilitar la retención de memoria reciente y crear los movimientos oculares rápidos del sueño.

MODULACIÓN DEL NIVEL DE CONCIENCIA

Diversos medicamentos se utilizan en neurología para modular el nivel de conciencia ante diferentes situaciones de tipo médico. Las benzodiazepinas (valium®) al igual que los barbitúricos y otros más recientes, como el propofol, aumentan la actividad del GABA induciendo somnolencia, sueño y hasta estado de coma. Las benzodiazepinas actúan sobre los receptores endógenos en la corteza cerebral y el mescencéfalo y en los receptores opioides en todo el cerebro. Diversas enfermedades pueden alterar el nivel de conciencia hasta llegar al estado de coma. Lesiones pequeñas en tallo cerebral, de tipo infarto o hemorragia, por afección del SARA pueden producir estado

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

de coma. Las causas más comunes son la oclusión de

la arteria basilar y la ruptura de una arteria debido a la

presencia de hipertensión arterial. Por otra parte, lesiones en los hemisferios cerebrales producirán estado de coma

sólo si son bilaterales, como ocurre en encefalitis o cuando existe una lesión unilateral muy grande que causa compresión al hemisferio cerebral del lado opuesto.

Existen enfermedades hepáticas o renales entre otras, que al no eliminar en forma apropiada los metabolitos de desecho (productos nitrogenados y urea) se acumulan y ocasionan disfunción cerebral difusa llegando a producir estado de coma.

cerebral difusa llegando a producir estado de coma. A estas condiciones clínicas que no se asocian

A estas condiciones clínicas que no se asocian a lesión

cerebral se les conoce como encefalopatías. En la encefalopatía hepática se ha sugerido que existen dos mecanismos que explican la presencia de alteración de la conciencia o estado de coma: inhibición mediada por GABA y disminución en la producción de receptores de glutamato (N-metil-D-aspartato). Ambas condiciones trastornan el delicado balance entre excitación e inhibición.

CAUSAS DE ALTERACIÓN DE LA CONCIENCIA

La evaluación clínica del paciente en estado de coma es muy importante para definir la localización cerebral del problema e inclusive nos permite sospechar la causa de la alteración de la conciencia.

Existen cinco puntos que evaluar: Conciencia, Patrón Respiratorio, Motilidad Ocular (oculocefálica y oculovestibular), Pupilas y Respuestas Motoras de miembros. Además de estos puntos,en la mayoría de los hospitales se efectúa la Escala de Coma de Glasgow para cuantificar la magnitud de la alteración de la conciencia. Con frecuencia se requiere realizar la Tomografía

Con frecuencia se requiere realizar la Tomografía Computarizada (TAC) para documentar el tipo de lesión que
Con frecuencia se requiere realizar la Tomografía Computarizada (TAC) para documentar el tipo de lesión que

Computarizada (TAC) para documentar el tipo de lesión que está causando el coma. En ocasiones es necesario apoyar los hallazgos de la TAC mediante la realización de Imagen de Resonancia Magnética (IRM) del cerebro.

El tratamiento del paciente en coma depende del tipo de lesión causal; no obstante, para el pronóstico son importantes el diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno.

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

Doctor Enrique Israel Velázquez Villarreal/UANL

L as emociones, como un conjunto

de reacciones producidas por

diferentes estímulos, han sido

arduamente estudiadas por

diferentes disciplinas y desde todas las perspectivas, manifestándose como una incógnita paradójica en nuestra

vida cotidiana.

Actualmente, con el desarrollo de la tecnología en el área médica, y más aún enfocada desde el punto de vista imagenológico, tenemos grandes herramientas para poder acercarnos al estudio de las emociones.

El desarrollo de la técnica de neuroimagen funcional es reciente. Desde hace algunos años se han estudiado las emociones, mediante la realización de mapeos cerebrales y la utilización de tomografía por emisión de positrones (PET).

A principios de los 90´s, se inició el

empleo de la resonancia magnética como un instrumento para la obtención de imágenes cerebrales funcionales. La resonancia magnética funcional (fMRI) se utiliza para explorar cambios hemodinámicos, concentraciones de oxígeno y metabolitos que nos permiten valorar no sólo la función anatómica, sino también la funcionalidad del parénquima cerebral. Las técnicas que se emplean para determinar estas funciones cerebrales son: BOLD, Difusión, Perfusión y Espectroscopia.

FUNCIONES MENTALES SUPERIORES

En particular, nuestro punto de interés para el estudio de las emociones es la técnica BOLD (por sus siglas en ingés Blood Oxygen Level Dependent), que

tiene la particularidad no sólo de evaluar

la anatomía cerebral, sino también las

funciones cerebrales específicas. Es bien sabido que las áreas de activación

cerebral, ya sean motoras o sensitivas, así como las funciones mentales superiores (visión, capacidad auditiva, cálculo aritmético, memoria episódica

y emociones entre otras) producen

cambios en la concentración de oxígeno en determinadas áreas del cerebro, las cuales se encuentran íntimamente relacionadas con la función estudiada

La resonancia magnética funcional en el estudio de las emociones
La resonancia
magnética funcional
en el estudio
de las emociones
magnética funcional en el estudio de las emociones Imágenes del encéfalo de una persona, en 3D

Imágenes del encéfalo de una persona, en 3D post procesadas, en diferentes planos, obtenidas por fRM de 3 Teslas, empleando Técnica BOLD, donde se observan áreas corticales funcionales cerebrales representando las emociones al realizar un paradigma con imágenes IAPS.

y es posible registrarlos en un estudio

de imagen. Por lo tanto, la resonancia

magnética funcional (fMRI), en su modalidad BOLD, determina los niveles

de oxigenación sanguínea en los tejidos cerebrales, valora la función neuronal de manera indirecta en las áreas que se activan al momento de ejecutar una tarea; la cual es un conjunto de acciones que debe realizar el individuo

al estar dentro del aparato de resonancia

magnética, y éstas van de acuerdo al área

cortical que se activa.

Esta técnica fue desarrollada en la década de los 90´s y se está empleando como una herramienta útil en la realización de mapeos cerebrales para determinar áreas funcionales del cerebro en los campos tanto de investigación como en

el clínico. En este último se ha utilizado

de manera limitada. Actualmente, en el Departamento de Neuroimagen del INNNMVS (Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía “Manuel Velazco Suárez), trabajamos

multidisciplinariamente médicos, físicos, psicólogos, enfermeras y técnicos, para la realización de estudios utilizando fRMI con técnica BOLD.

ESTUDIO DE LAS EMOCIONES

Introduciéndonos directamente en el estudio de la emociones, para utilizar la Técnica BOLD debemos apegarnos al uso de un paradigma base, con el fin de activar áreas corticales cerebrales representativas de las emociones; en éstas, los pacientes son estimulados con 40 imágenes positivas y 40 imágenes negativas, seleccionadas a partir de una base de datos del Sistema Internacional de Fotos llamado IAPS (International Affective Picture System database (Lang et al., 1997)). Este sistema está estudiado y avalado con el propósito de desencadenar diferentes tipos de emociones en los sujetos al momento de observar ciertas imágenes; es decir, el paciente, al estar dentro del aparato de resonancia magnética, observa un monitor especial donde

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA Gráfica donde detectamos en milímetros el movimiento de la cabeza del

Gráfica donde detectamos en milímetros el movimiento de la cabeza del sujeto, mientras se lleva a cabo el paradigma para emociones. Importante en la confiabilidad del estudio.

le son proyectadas fotografías que le causan emociones positivas, las cuales podríamos traducir como agradables, y negativas o desagradables.

Después de ser presentadas las imágenes

en bloque y utilizando un aparato de

resonancia magnética General Electric de 3.0 Teslas con técnica BOLD, se

procede a la obtención de imágenes con

las siguientes especificaciones técnicas:

imágenes cerebrales EPI T2* weighted, realizando 30 cortes axiales con una matriz de 64x64x64 y FOV de 24cms, un Tiempo Eco de 40 milisegundos y un Tiempo de Repetición de 3000 milisegundos.

IMÁGENES DE ALTA RESOLUCIÓN

De esta manera, utilizando un equipo de

cómputo de gran capacidad, se realiza

un post procesamiento de las imágenes

donde la obtención de los mapas a color (activación de áreas corticales cerebrales) es correlacionada con imágenes de alta resolución anatómica (secuencias T1 y SPGR), realizadas en el mismo resonador.

De esta manera obtenemos imágenes como las que se ilustran en el artículo, donde las respuestas (emociones)

a estímulos con imágenes fueron

significativa y positivamente correlacionadas con actividad en el cíngulo, corteza insular y corteza frontomedial.

Muchos estudios han demostrado que la amígdala juega un papel crucial en la conducta emocional, tanto en humanos como en animales, por lo que esta

estructura se encuentra actualmente en estudio para esta técnica.

NUEVAS ÁREAS ANATÓMICAS Y FUNCIONALES

Debido a que esta área de investigación ha sido poco explorada y se tiene muy poca experiencia, actualmente se encuentran en estudio diferentes áreas corticales cerebrales que muestran función en la fMRI ante el paradigma de emociones, que nos pudieran hablar de nuevas áreas anatómicas y funcionales en cuanto a las emociones se refiere.

Este tipo de Tecnología nos está permitiendo estudiar más a fondo el funcionamiento cerebral, aunque con estos estudios sólo observamos la activación cortical cerebral, por el aumento del flujo sanguíneo en zonas cerebrales, que aumentan sus requerimientos basales al momento de estar llevando a cabo una actividad (emociones). Esto nos da la pauta para, mediante el uso de estas herramientas,

realizar estudios más detallados de los complicados procesos mentales.Actual mente,existendiferentes protocolos de investigación que estamos llevando a cabo con motivo de aumentar el conocimiento acerca de las emociones, así como poder definir concretamente ciertas áreas cerebrales relacionadas con éstas y sobre todo enfocarlas para, en un futuro, discriminar áreas corticales cerebrales afectivas positivas y negativas; es decir, aventurarnos a ubicar anatómicamente el área de la felicidad, por así decirlo, o el área de la tristeza, de cada persona, y sus repercusiones clínicas ante diferentes patologías cerebrales que las afecten.

Mis más profundos agradecimientos al PhD doctor Fernando Barrios Álvarez, doctora Perla Salgado Lujambio, F. M. Erick Pasaye Alcaraz, doctor Francisco García Quintanilla y doctor Alfonso Gil Valadez, ya que con ellos la realización de las diferentes investigaciones en ésta área de neuroimagen son todo un éxito.

en ésta área de neuroimagen son todo un éxito. Imágenes del encéfalo de una persona, en

Imágenes del encéfalo de una persona, en los tres planos: saguital, coronal y axial post procesadas , obtenidas por fRM de 3 Teslas, empleando Técnica BOLD; donde se observan áreas corticales funcionales cerebrales representando las emociones al realizar un paradigma con imágenes

IAPS.

LA CONCIENCIA Doctora Adelina Alcorta Garza de González Licenciada Silvia E. Tavitas Herrera Departamento de
LA CONCIENCIA
Doctora Adelina Alcorta
Garza de González
Licenciada Silvia E. Tavitas Herrera
Departamento de Psiquiatría
Hospital Universitario
EDUCACIÓN
CON-CIENCIA (S)
L a conciencia nos distingue a
los humanos de otras especies
animales. También nos distingue
entre nosotros mismos. La
conciencia evoluciona de acuerdo a la
madurez alcanzada en el desarrollo de
la persona. Ella nos permite darnos
el conocimiento aportado por ellos nos
promueve ser cada vez más conscientes
de nuestros actos y prever al máximo
las consecuencias de nuestra conducta,
para que por y en acción, vivamos cada
vez más saludables.
cuenta de nosotros mismos, de qué
somos, cómo somos, qué hacemos,
cómo sentimos, pensamos, actuamos.
Promueve un ejercicio auto reflexivo
que estudiará nuestras conductas y
LA CONCIENCIA Y LA SALUD
nos permitirá comunicarnos. La(s)
conciencia(s) conforma(n) la expresión
y explicación de nosotros mismos,
nuestra valoración en relación con otros
y el entorno.
Laeducaciónhumanadebeserhumanista;
Médicamente, la conciencia puede
ser vista solamente como el estado o
grado de alerta. Si hay alguna alteración
metabólica o de algún otro orden; como
puede suceder si permanecemos bajo
los efectos de una anestesia, si sufrimos
de traumatismos por accidentes, si
entramos en shock por alguna razón, o
si estamos obnubilados, estuporosos o
en coma.
es decir, consciente. Esto implica conocer
nuestras habilidades y limitaciones;
favorecer el buen juicio y sentido común.
En nuestro cerebro hay una parte de
Desde la visión psicológica, mental y
social, podemos vivir estando “alertas”
o despiertos, aunque no necesariamente
conscientes de nosotros mismos. Esto
es un mecanismo de salud mucho más
complejo de explicar; por espacio, lo
resumo: Podría decirse que estamos
alerta, pero inconscientes, por no poder
responder a cuestionamientos de por
qué o para qué existimos, o por qué nos
conducimos de “x” manera. No saber
siempre a dónde vamos con nuestra
conducta es parte de la inconsciencia
de nuestra conciencia diaria. Decimos
entonces que no era esa consecuencia
de nuestras acciones lo que queríamos;
es decir, contradicciones entre nuestro
decir y hacer. Si analizamos con
cuidado, muchas veces las personas
más inteligentes caen en acciones
equivocadas a sus metas y terminan
por perder el camino o demorarlo. A
pesar de que son sus acciones las que
las llevan a fracasar, se muestran como
víctimas de circunstancias o terceras
personas cuando bien son ellas mismas
las que se boicotearon y actuaron
ciegamente o con conciencia fuera
de juicio moral; es decir, fuera de las
reglas establecidas y aprobadas por
ellas mismas.
la conciencia que casi siempre se nos
escapa; inevitablemente la reconocemos
sólo por sus consecuencias. El descubrir
y analizar esa parte oculta de nuestras
conciencias es una de las tareas de
los profesionales de la salud mental;
No siempre estamos conscientes de
cómo nos describen o nos ven los
demás, y muchas veces nos describen
con visiones muy alejadas a nuestro
propio sentir. Puede suceder así
Enfoque holístico de la conciencia más allá de lo biológico: lo bioético y moral
CONOCIMIENTO, NOVIEMBRE 11, 2005
19
LA CONCIENCIA porque no somos conscientes de nuestra actuación más allá de la intención o
LA CONCIENCIA
porque no somos conscientes de nuestra
actuación más allá de la intención o
imagen fantaseada, o bien, porque los
que nos observan son inconscientes de
su propio sentir y depositan en nosotros
sus miedos, rivalidades o sentimientos
desagradables, por no reconocerlos
como propios.
Si la moral incumbe a la conciencia, la
bioética asume guías y normas que son
facilitadores en los temas de controversia,
por ser temas no contemplados con
regularidad o que al aparecer llevan
a conflictos de valores por posibles
subjetividad, sus principios en lo moral,
que lo moral engloba las costumbres
que volvemos normas sociales y que
más tarde se adoptan como leyes para
una sociedad en convivencia también
armónica.
actuaciones sin medir consecuencias por
no saber o estar conscientes aún de ellas.
Este interjuego de conciencias e
inconsciencias complica aún más la vida
social o de relaciones interpersonales,
de trabajo de equipo, porque empobrece
la insolvencia o solvencia moral de sus
actos en conciencia.
En cualquier caso, la bioética lleva el
consenso de la pluralidad de conciencias
en un sentido amplio, por lo que los
dictados a investigar sobre ella y los
problemas de salud y sociales se deben
de explicitar en lo interdisciplinario y sus
Aquí, habría que sugerir a los
investigadores las recomendaciones
de Manuales de Bioética y moral; uno
muy claramente nos destaca que “los
temas que solicitan constantemente
nuestra evaluación encuentran en lo
interdisciplinario los referentes que
posibilitan su contextualización; es
Esta conciencia moral-individual -lue-
go social- es la que nos ofrece salud
en nuestra vida de relación con los
demás. Por lo tanto, los principios de la
educación humanista son liberadores,
porque nos dan la seguridad personal
de la conciencia de nosotros mismos y
con la seguridad, por ser conscientes
de nuestros principios y nuestro ser,
estaremos en un medio familiar y social
siempre más seguro y confiable. Aquí,
los profesionales con visión holística
(integral) de la medicina y salud
mental, analizada y consciente, en
mayor grado de la necesidad de trabajo
en forma multidisciplinaria, podremos
hacer más por nuestra comunidad.
decir
un cuerpo social en cuyo seno
se desenvuelven tradiciones culturales
diversas y proyectos individuales
heterogéneos. Lo interdisciplinario
facilita, además, la identificación
de las diversas consecuencias, más
allá de las lógicas predominantes.
También permite, por otro lado,
el reconocimiento y búsqueda
de coherencias que es saludable
promover
consciencias. “La bioética, en el contexto
de esta exigencia interdisciplinaria, se
presenta como una práctica que sólo
puede existir en la medida en que
contribuye a la recreación continua y
durable de un espacio público abierto
y plural. Espacio en el cual las culturas,
las comunidades y las diferentes
sensibilidades tienen la posibilidad de
manifestar preferencias, creencias y
opciones sobre el presente y el futuro”.
Esto llevará a la educación y a la ciencia a
caminos más conscientes y por ende más
seguros, aun de sus incertidumbres.
Aquí, la conciencia de los saberes
multidisciplinarios es la que apoya el
desarrollo moral de la investigación
científica y su objetividad más práctica
y útil a la sociedad.
La tragedia es el paso involutivo de
algunas profesiones y colegas que
buscan identidad alejándose de lo
multidisciplinario. Este error remarcado
Muchas veces, si no es que la mayor
parte del tiempo, justificamos el no
saber vistiéndonos de sabelotodos.
Cuando alguien se viste de investigador
experto fuera de su área de competencia,
está inconscientemente al servicio de
la agresión que repercutirá en quien
confía en él. En salud, eso puede ser
más costoso que en aquello material
reparable. Pero la comunidad no
observa el valor de su competencia por
la pompa del narcisismo del personaje
y, como en la política, cuesta a todos
más tarde pagando por su peso en el
entorno social.
La comunidad y sus autoridades deben
aportar mayores recursos a estos
profesionales para que cumplan su
cometido. Los recursos en conciencia
moral también repercuten en las
limitaciones para fortalecer recursos
humanos y sociales con posgrados,
capacitados para atender a tan complejas
fórmulas de trabajo como conciencias
humanitarias alertas-despiertas a lo
moral. “Sordearnos” en estos temas por
ganar simpatías nos lleva a la mayor
degradación de la conciencia moral y
social, avalando pseudoprofesionalizar
con conocimientos sin conciencia
posibles agresores de la salud psicosocial,
la seguridad y voluntad moral de la
sociedad.
VÍAS DE SOLUCIÓN
por la experiencia científica actual aleja
a estos grupos de alertar su conciencia
moral en las acciones y metodologías
para investigar.
PLURALISMO DE VALORES
La bioética y la conciencia van en
este sentido en acción conjunta; ésta
está cada vez más consciente de que
es el pluralismo de valores (partes de
conciencia) lo que mejor responde a
la exigencia interdisciplinaria y a la
conciencia moral del investigador.
El empirismo nos da conciencia de
problemas y posibles vías de solución.
Los padres de familia, los líderes de
una comunidad deben ser responsables
de llevar su estudio consciente y la
aplicación al máximo, de acuerdo a los
argumentos vigentes aportados por
connotados científicos de la psique,
del desarrollo humano y lo espiritual.
Las personas deben reconocer que
la conciencia humana obedece al
desarrollo armónico del individuo como
ser biopsicosocial que concreta, en su
Todos los que somos conscientes-alertas
y con conciencia y bioética moral-social
podremos analizarnos en las dimensio-
nes del sentir, pensar y actuar, a partir
de la totalidad de manifestaciones de
nuestro ser y existir, y su interconexión
con el contexto-ambiente. Este
enfoque holístico pone de manifiesto
“la unidad de la vida personal, en
sus manifestaciones cognoscitivas,
afectivas y de comportamiento, con la
naturaleza y la sociedad”.
20
CONOCIMIENTO, NOVIEMBRE 11, 2005
LA CONCIENCIA
LA CONCIENCIA
EL ENFOQUE COGNITIVO DE LA CONCIENCIA HUMANA
EL ENFOQUE COGNITIVO
DE LA CONCIENCIA HUMANA
de
de

Doctor Ernesto O. López Ramírez Investigador, Facultad de

Psicología UANL ¿Qué tan relacionada puede estar nuestra forma de pensar con la generación de nuestra conciencia? Al parecer no somos la única especie biológica con capacidad de generar conciencia en este planeta (ver por ejemplo: Keenan, Gallup y Falk, 2003; Ornstein, 1991), más bien, somos un ejemplo particular

este maravilloso fenómeno biológico.

Entendiéndolo de otra forma, nuestra capacidad de conciencia nos une

a una variedad biológica a la que

pertenecemos y nos somete a las leyes físicas de nuestro universo. Es, sin embargo, la singular forma de nuestra conciencia la que nos aparta en una

categoría especial de seres vivos, una conciencia moldeada por nuestra forma

de conocer y significar nuestro universo.

Parafraseando lo anterior, el Cognoscere

o forma consciente del conocer de

nosotros mismos o del universo que nos rodea, nos aparta de nuestros hermanos

de

naturaleza. Una implicación directa

de

esta forma de ver nuestra conciencia

es que la respuesta a la pregunta:

¿Somos seres pensantes con conciencia?,

tiene una connotación diferente a la respuesta de: ¿somos seres conscientes con pensamiento?, ya que en esta diferencia radica el entendimiento de cómo es que la humanidad evolucionó. Como argumentaré a continuación, es muy probable que nuestra forma de pensamiento y la conciencia que nos tipifica se hayan conjuntado de una forma inseparable que maravilla a los estudiosos de la conducta humana.

MANIFESTACIONES DE LA CONCIENCIA

Descifrar los secretos que subyacen al

origen de las diferentes manifestaciones de la conciencia humana se ha constituido como un problema monumental desde la antigüedad para las diferentes formas de adquisición

de conocimiento. Intrépidos intentos se

han generado en esta empresa desde la filosofía, la biología, la neurociencia, la psicología, etc. Es claro que aun con el poder analítico que permite la ciencia actual, este gigante no ha podido ser traído a rodillas. La esperanza académica está basada en el hecho de que, las formas científicas actuales de abordar

las mismas preguntas que Aristóteles,

Platón y otros se hacían siglos atrás, están revelando poco a poco los secretos

de la conciencia humana. Por ejemplo,

desde un enfoque neurocientífico existe

el hallazgo bien fundamentado por

Berger en 1929 (Seth y Baars, 2005) de

que la conciencia que se relaciona con el estar despierto, está asociado con ondas irregulares de baja amplitud de registro encefalográfico entre el rango de los 20-70 Hz. Por su parte, Los estados de inconsciencia como el sueño profundo, estado de coma, anestesia general

y estados epilépticos de ausencia

muestran ondas electroencefalográficas lentas de alta amplitud alrededor de los 4 Hz. Otro hecho notable es la evidencia neurofisiológica de que la conciencia parece estar distintivamente asociada con la actividad de zonas neuroanatómicas del sistema nervioso central como el tálamo y la corteza cerebral. Daños específicos a estas zonas prácticamente obliteran la conciencia. Ninguna otra estructura cerebral muestra estas propiedades (Baars, Ramsoy y Laureys, 2003). Finalmente, evidencia neurocientífica señala que amplias zonas de la corteza cerebral deben ser reclutadas para que la conciencia pueda existir (McCrone, 2004; Taylor, 1999).

LUZ SOBRE EL ENTENDIMIENTO

Estas pinceladas científicas que permiten luz sobre nuestro entendimiento de la conciencia humana son aún insuficientes. Nótese cómo nuestro pensamiento se relaciona con la evidencia neurocientífica señalada. Por ejemplo, ¿cómo nuestros lóbulos frontales del cerebro (cuna

de nuestra forma de razonamiento y

pensamiento superior) se relacionan con la conciencia. Afortunadamente, nuevas teorías interdisciplinarias dentro de la psicología científica, como

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

de la psicología cognitiva, permiten la creación de puentes entre disciplinas académicas que permiten verter la visión mentalista del ser pensante y consciente con otras teorías como la neurociencia, la lingüista, la inteligencia artificial etc., en una forma poderosa de análisis académico de nuestra conciencia. Ejemplifiquemos esto a continuación.

LA PSICOLOGÍA COGNITIVA Y LOS FENÓMENOS EMERGENTES DEL CEREBRO La psicología cognitiva, en su forma más ortodoxa, interpreta la vida mental de un individuo de acuerdo a la metáfora del comportamiento de una computadora. Los primeros modelos de la mente en esta área de estudio postulaban que las personas somos procesadores de información simbólica (in-formación, indicando la formación de eventos mentales de aspectos sensoriales) y que dicha información era almacenada y controlada por un procesador central al igual que una computadora. En general, este procesamiento de la información, se asumía, permite a un individuo significar su mundo circundante (ver por ejemplo Lindsay y Norman, 1977).

Por ingenua que parezca esta aproximación, investigadores de la ciencia cognitiva, lejos de pensar que en realidad poseemos chips y cableado al estilo de una máquina Von-Newman (como las que usted puede tener en su escritorio), usaron este enfoque porque permitió reinterpretar la vida mental de un individuo dentro del marco de una rigurosa metodología experimental y el uso de matemática sofisticada para la predicción de la conducta. Interesante es el hecho de que los modelos computacionales iniciales cambiaron de tal forma que, en la actualidad el tipo de computadora usado como metáfora, ha cambiado radicalmente del uso de un sistema de procesamiento serial Von-Newman, a computadoras que procesan en paralelo, llamadas redes neurales y que están inspiradas y diseñadas de acuerdo a la arquitectura de nuestro cerebro. La teoría cognitiva que usa dichas metáforas neurales es denominada “la teoría conexionista de la mente” y permite a los psicólogos de la ciencia cognitiva estudiar científicamente eventos emergentes de la mente como la conciencia y la emoción humana,.

cuestiones que eran inaccesibles a los primeros modelos académicos en esta disciplina.

FENÓMENO EMERGENTE

Para analizar el poder de esta nueva metodología es necesario entender qué es un fenómeno emergente, para lo cual pecaré de sobre simplificación usando el siguiente ejemplo: Imagínese una caja completamentevacíaenlaqueseintroduce una molécula de aire; el comportamiento errático de dicha molécula por sí mismo, difícilmente será de interés académico para alguien. Si introducimos una o dos moléculas más, el comportamiento errático de dichas moléculas puede ocasionalmente provocar choques entre ellas, y eso es todo. ¿Qué pasaría

provocar choques entre ellas, y eso es todo. ¿Qué pasaría si introducimos billones de partículas en

si introducimos billones de partículas en la caja? Observaríamos que dentro de la caja se ha formado una onda de aire. Con las tres primeras moléculas, no es posible determinar un patrón de comportamiento que en su conducta indique la posibilidad que incluyendo cantidades masivas de éstas en la caja, emerge un estado de auto-organización:

La onda de aire. De esta forma un fenómeno emergente holístico puede entenderse como aquél que es más que sólo la suma de sus componentes. Es de la dinámica de la masiva interacción de componentes que la actividad emergente se manifiesta.

De igual forma, el cerebro posee alrededor de 10 10 neuronas que interactúan juntas.

La actividad conjunta y masiva de estas

neuronas tiende a generar estados emergentes de auto-organización (Hopfield, 1982). Es muy posible que dichos fenómenos emergentes constituyen la naturaleza de varias de nuestras funciones intelectuales, como la conciencia, la memoria, la inteligencia, la lengua, etc. Tomemos dos conceptos emergentistas centrales a la biología que han sido incorporados en ciencia cognitiva dada la aproximación conexionista: La autopoiesis y el enactivismo.

Para el enactivismo, los estados dinámicos internos que emergen de la actividad masiva auto-organizativa del cerebro durante actividad cognitiva son algo más que representaciones mentales

de un evento al estilo clásico de la teoría

Cognitiva del Procesamiento Humano de Información (PHI); son más bien experiencias enactivas.

SISTEMA COGNITIVO

De acuerdo a Varela (1992), una experiencia enactiva se define: “Traer una interpretación de la información entrante al sistema cognitivo significa actuar o traer adelante algo de un fondo. Aquí el termino enactivo no se refiere a una interpretación preparada (o representación) del mundo sino el tomar estados dinámicos internos del mundo”.

Desde este punto de vista, la representación enactiva es una experiencia que permite que tanto el mundo externo como el mundo interno del individuo, actúen de una forma mutuamente definitoria.

Por su parte la autopoiesis permite

a un sistema biológico emerger de

un estado “A” a un estado “B”. Las experiencias enactivas forman parte de este proceso de cambio. En el caso de un humano creando desestabilidad en el estado dinámico de una vida cognitiva determinada para emerger en una nueva

dinámica. Imagine ahora una olla de

agua que hierve a cierta temperatura.

El patrón de ondas generadas por las

partículas de agua en la superficie dada esta temperatura cambiará en otro patrón

de forma definitiva si la temperatura es

aumentada. La temperatura, y sólo la temperatura, fue el parámetro que al incrementar cambió la dinámica masiva de las partículas de agua y emergió

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

un nuevo patrón de comportamiento. Cabe preguntarse cuáles son los parámetros cognitivos que generan cambios emergentes en nuestro cerebro para producir una conciencia tan singular como la conciencia humana.

MUNDO DE SENSACIONES

Nuestra arquitectura cognitiva difiere de las de otros animales. Por ejemplo, nuestro sistema perceptual no puede procesar ciertos espectros visuales como otros animales. Necesitamos el uso de ciertos aparatos visuales para ser “conscientes” de ese mundo de sensaciones. Cierto tipo de olores están fuera de nuestro rango olfativo. Nuestra memoria de corto plazo está limitada al almacenaje de un máximo de nueve ítems y, ciertamente, nuestra capacidad de atender a eventos de nuestro medio ambiente es limitada. Dicha arquitectura y su evolución a través de la vida afecta los parámetros de nuestra conciencia, que está embebida en una arquitectura física que la moldea y a la cual, a su vez, moldea. Consideremos ahora cómo es que fenómenos autopoieticos y parámetros de capacidad de autorregulación nos permiten crearnos como individuos.

METACOGNICIÓN Y CONCIENCIA

A inicios de los 70, Flavel propuso el

término metacognición para definir la existencia de un sistema de regulación cognitiva en la que la conciencia

participa activamente en la vida mental de un individuo. La figura uno muestra

de forma gráfica esta propuesta

La figura uno muestra de forma gráfica esta propuesta Figura 1. La metacognición es una forma

Figura 1. La metacognición es una forma consciente de monitorear nuestra vida cognitiva de tal forma que nos permite intervenir en ella. La conciencia al servicio del pensamiento.

Figura 2. Modelo de componentes metacognitivos de Mayor, Suengas y Márquez (1995).
Figura 2. Modelo de componentes metacognitivos de Mayor, Suengas y Márquez (1995).

De esta forma la capacidad de ser consciente de nuestra vida mental puede considerarse como un servicio de gran relevancia y de utilidad funcional que la conciencia ofrece al servicio de un mejor pensamiento. Un buen monitoreo es una gran parte del éxito de una regulación exitosa.

DESARROLLO INTELECTUAL

Para autores como Mayor, Suengas

y Márquez (1995) esta habilidad de

automonitoreo y control forma parte de un esquema mayor del desarrollo

intelectual de un individuo. En este esquema, una persona se considera como la actividad de un sistema cerrado autónomo de procesos en red que generan espontáneamente componentes que actúan entre ellos

y se transforman continuamente para

regenerar esa red de procesos. Esto es un sistema autopoiético que es autoreferencial y mantiene una identidad activa que se mantiene como una unidad a pesar de la interacción que este sistema tenga con su medio ambiente. Desde este punto de vista, la metacognición puede ser entendida como un sistema que mantiene su autonomía, autorregula y construye a un individuo.

La figura dos presenta las dimensiones

consideradas en este proceso autopoietico metacognitivo.

Existen diferentes niveles de conciencia, los cuales son susceptibles de análisis intencional a través de la instropección lo cual es un factor esencial de la actividad metacognitiva. Se señalan también diferentes propósitos del control. Obsérvese principalmente el caso de la dimensión de la autopoiesis en donde se supone una creación autoemergente del individuo en espiral ascendente. En esta dimensión se supone un elemento de síntesis en donde dos o más procesos cognitivos pueden emerger en uno solo. También se asume un elemento recursivo donde la participación e integración sistemática de elementos metacognitivos determina el curso del desarrollo cognitivo. La retroalimentación es el componente esencial para la autorregulación de dicho curso.

La tarea esencial es, sin embargo, determinar cuáles son los parámetros de procesamiento de información que regulan la interacción entre estas tres dimensiones. Es aquí donde la aproximación cognitiva conexionista permite la interacción de varias disciplinas al servicio del entendimiento de nuestra conciencia.

COGNICIÓN, CONEXIONISMO Y CONCIENCIA El tema de la conciencia humana será probablemente uno de los temas

LA CONCIENCIA CONOCIMIENTO, NOVIEMBRE 11, 2005
LA CONCIENCIA
CONOCIMIENTO, NOVIEMBRE 11, 2005

centrales en ciencia cognitiva durante los próximos diez años. Esto es así porque día con día se acumula más evidencia de cómo nuestra conciencia puede participar en el moldeamiento de nuestra conciencia y porque aproximaciones conexionistas permiten una nueva tecnología para estudiar fenómenos emergentes. Tomemos como ejemplo el evento cognitivo denominado “efecto Stroop”. Este fenómeno mental consta básicamente en la evidencia robusta que señala que cuando leemos una palabra como “ROJO”, pero escrita en tinta verde, tardamos más en reconocerla que si estuviera escrita en rojo. Esto obedece a mecanismos de procesamiento humano de información preceptuales. Dicho efecto desaparece si se le requiere a un individuo tras sugestión hipnótica (Raz, Shapiro, Fan y Posner, 2002), lo cual sugiere la posibilidad de que niveles cognitivos de alto orden en los que están envueltos ciertos niveles de conciencia modulen procesos específicos de bajo orden de nuestro mundo sensorial.

CONECTIVIDAD NEURAL

Redes neurales conexionistas para simular el “efecto Stroop” existen en la literatura (por ejemplo, Mathews y Harley, 1996). Éstas pueden ser diseñadas a su vez para simular diferentes neurodinámicas dependientes de parámetros específicos en los umbrales de disparo de las neuronas o de reglas de aprendizaje en la conectividad neural. Arquitecturas de redes neurales que simulan depresión como sistema S-REF (Wells y Mathews, 1994) ilustran cómo grupos neurales que simulan estrategias bajo el control de procesamiento cognitivo superior pueden afectar sistemas de bajo nivel para influir de forma intencional y controlada en el procesamiento de información negativa en niveles bajos de procesamiento que a la larga puede generar sintomas de depresión.

Implicaciones de los resultados de estudios conexionistas como estos todavía sugieren una nueva ciencia ficción, pero a su vez permiten una nueva forma de analizar las preguntas de nuestros ancestros y otras áreas académicas sobre el origen de la ciencia. Es claro que en el caso de nuestra especie, la conciencia y el pensamiento parecen definirse mutuamente de forma singular, apartándonos de otras formas de conciencia.

24

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

El camino para lograrlo es la observación: De Mello

¡A despertar la conciencia!
¡A despertar
la conciencia!

Ingeniera Claudia Ordaz

el a o
el
a
o
despertar la conciencia! Ingeniera Claudia Ordaz el a o ¿Qué es la conciencia? Hace días leí

¿Qué es la conciencia? Hace días leí en

periódico que un joven había matado

su madre porque no le quería prestar

cuatrocientos pesos, y pensaba: “Este chico es un inconsciente”. Pero más allá

de debatir si lo hizo premeditadamente

de manera inconsciente, ¿qué es la

conciencia? Es una pregunta con muchas posibles respuestas, dependiendo del punto de vista desde el cual se aborde. Biológicamente está comprobado que existen anormalidades cromosómicas; hay estudios que revelan que existe una coincidencia en el análisis en el cariotipo de individuos XYY, (Síndrome del Súper Hombre) con patrones de conducta similares, como hombres violentos que están condenados a prisión o a ser pacientes de hospitales mentales.

Si lo trato de explicar de una manera

filosófica y teológica, simplemente respondería que este chico no era un hombre con un cromosoma de más en

su cariotipo, sino que estaba dormido. Hay culturas, como las orientales, que se dedican a la observación, contemplación

y meditación, y en el pesado trajinar

de la vida sólo viven el momento, porque están conscientes de que ese momento es el segundo en el que están respirando, pensando, observando. Tienen tal grado de conciencia, que perciben los latidos de su corazón y el ritmo con que inhalan y exhalan el aire. ¿La conciencia es cultural? Es decir, nuestra cultura occidental macromoderna, superglobalizada y con sus rollos democratizadores, ¿estará dormida? Yo creo que sí. ¿Cómo es esto? Dice un jesuita, Anthony de Mello, en su libro Autoliberación Interior, que una sociedad dormida es la que no ve

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

qué hay detrás de las cosas. ¿O sea que somos una especie de avestruces que tratamos de evadirlo todo? Nos inventamos guerras para justificar que los otros son los malos; justificamos nuestros actos diciendo que nuestro sistema económico es el mejor y más eficiente. Nosotros somos los que estamos bien y son los otros los que viven en el error.

¿QUIÉN SOY YO? Creo que es tiempo de saber qué es la conciencia; es tiempo de despertar. Para despertar, dice de Mello, el único camino es la observación. El irse observando uno a sí mismo, sus reacciones, sus hábitos y la razón de por qué responde así. Observarse sin críticas -tendemos de manera inevitable a juzgarnos- sin justificaciones ni sentido de culpabilidad ni miedo a descubrir la verdad.

Es conocerse a fondo. La pregunta más importante del mundo, base de todo acto maduro, dice de Mello, es: ¿Yo quién soy? Lo curioso del caso es que no hay respuesta para tal pregunta, porque lo que tenemos que averiguar es lo que no somos para llegar al ser que ya somos.

Existe un proverbio chino que dice:

“Cuando el ojo no está bloqueado, el resultado es el ojo. Cuando la mente, no está bloqueada, el resultado es la sabiduría, y cuando el espíritu no está bloqueado, el resultado es el amor”. Hay que quitarnos las vendas para ver.

Si no podemos ver, no podremos descubrir los impedimentos que no nos dejan ver.

El observarnos a nosotros mismos es estar atentos a todo lo que acontece dentro y alrededor de nosotros, como si esto le estuviese ocurriendo a otra persona, sin personalizarlo, sin juzgarlo, sin justificarlo, sin criticarlo, ni autocompadecernos. Hay que despertar -metanoia quiere decir despertarse- para no perdernos la vida. Tratar de vivenciar el presente, y aceptarlo todo, no como ley, dice de Mello, ni como sacrificio, ni como esfuerzo, sino por iluminación. Calderón dice: “todo es según el color del cristal con que se mira”. Si nosotros estamos dormidos, no seremos capaces de ver más que cosas dormidas y no nos daremos cuenta de esto hasta que despertemos.

TENEMOS PROBLEMAS PORQUE ESTAMOS DORMIDOS Es verdad que la vida hoy en día es pesada, tenemos problemas, pero los tenemos porque estamos dormidos. La vida en sí no es problemática. Es el yo- la mente humana- el que crea los problemas. Vikctor Frankl, padre de la logoterapia, dice que una psicoterapia humana, rehumana y rehumanizada presupone que tenemos en mente la autotrascendencia y tomamos el autodistanciamiento bajo nuestro control. Eso es estar conscientes. Elizabeth Lukas, discípula de Frankl, dice que nunca el propósito último de la conciencia permanece dentro

el propósito último de la conciencia permanece dentro de sí misma; es más bien un estadio

de sí misma; es más bien un estadio transitorio que debería llevarse más allá

del self. Y para dirigirse más allá del self, es un proceso que lleva toda una vida, que rompe y abre la reducida esfera de

la psicoterapia y lleva un entrenamiento

hacia la responsabilidad.

La autoconciencia revela que el self ha convertido los impulsos inconscientes, como el de estar entrenado de algún modo y por supuesto, también los ingredientes deliberados, fuera de su pasado. El trabajo consigo mismo adquiere la regeneración del self, (que

es lo que uno puede o es capaz de llegar

a ser) y actualiza la propia conciencia e

inconsciencia noéticas. (Bajo el término

inconsciencia noética, Frankl entendía lo espontáneo, el origen intuitivo de lo ético, lo erótico, y lo desapasionado en la vida del ser humano: confianza, amor en el sentido más primitivo y la inspiración artística). Un mínimo de control interno es indispensable para aliviar numerosos trastornos como adicciones, delincuencia, o como en el caso que mencioné al principio, evitar homicidios; esto sólo se puede llevar a cabo mediante una motivación de la dimensión noética que pueda autodistanciarse del self y de esta distancia pueda responder al self una manera saludable y correctiva. Lukas insiste en que un mínimo de “crecimiento interno” es la pre- suposición para mantener la salud en todas las situaciones de la vida en las que se requiere la capacidad de lograr, amar, y de sufrir. Esto sólo se puede llevar a cabo escuchando la “llamada del sentido”.

OLVIDARSE UNO A SÍ MISMO La auto-conciencia es preguntarse:

¿por qué nos hemos convertido en lo que somos? Es comprender los procesos internos de nuestra psique que requiere estar preparadísimos para una auto revelación. Está científicamente comprobado que el tener un alto grado de auto-conciencia puede llegar a activar el propio sistema inmunológico del cuerpo contra las enfermedades. Para ello, debemos trabajar con nosotros mismos, y no consiste en una “cura de sí mismo” sino también puede consistir, según Lukas, en un “olvido de sí mismo” positivo; lo que a menudo produce el encuentro con uno mismo. Esto nunca surge de la sola auto-conciencia. Encontrarse a sí mismo es importante sólo mientras se encuentra el camino para encontrar el sentido. Quien se busque a sí mismo, quien trate de atrapar su imagen en tantos espejos de la psicología, corre el riesgo de perderse a sí mismo. Quien se entrega responsablemente a una tarea llena de sentido, encuentra a su verdadero ser.

Encontrar a nuestro verdadero yo es despertar, vivir libremente, siendo dueño de uno mismo; es no dejarse llevar por nada ni nadie, estar conscientes de cada uno de nuestros actos y de nuestras palabras. Como dice de Mello, eso es vivir mejor que un rey y saber oír esa hermosa sinfonía que es la vida y disfrutarla.

LA CIENCIA ES CULTURA

LA CIENCIA ES CULTURA Altar de Muertos para el planeta Tierra Por eso, cada dos de
LA CIENCIA ES CULTURA Altar de Muertos para el planeta Tierra Por eso, cada dos de

Altar de Muertos para el planeta Tierra

LA CIENCIA ES CULTURA Altar de Muertos para el planeta Tierra Por eso, cada dos de
LA CIENCIA ES CULTURA Altar de Muertos para el planeta Tierra Por eso, cada dos de
LA CIENCIA ES CULTURA Altar de Muertos para el planeta Tierra Por eso, cada dos de
LA CIENCIA ES CULTURA Altar de Muertos para el planeta Tierra Por eso, cada dos de
LA CIENCIA ES CULTURA Altar de Muertos para el planeta Tierra Por eso, cada dos de
LA CIENCIA ES CULTURA Altar de Muertos para el planeta Tierra Por eso, cada dos de

Por eso, cada dos de noviembre la celebramos con altares donde encendemos velas, quemamos incienso, copal, colocamos flores de Tzempaxúchitl, imágenes cristianas, retratos de seres fallecidos, alimentos en platos de barro, bebidas embriagantes, vasos con agua, jugos de frutas, pan de muerto.

UN LUGAR TRISTE

Octavio Paz decía que México es un país triste. Yo diría que en esta era de la internet, de teléfonos celulares y comidas light, el planeta Tierra es un lugar triste, habitado por seres abatidos y funestos, abandonados al egoísmo y al placer. Por eso yo pondría un altar de muertos para el planeta Tierra, en el lugar más intimo de mi casa; un altar con papel picado, sal, y agua, y veladoras de muchos tamaños y colores y flores chillonas

y anaranjadas. Le pondría un altar

a este planeta nuestro que está tan

olvidado, que descansa al pie de un buró como un libro que nunca ha sido leído; le pondría un altar por cada una de las cosas que ha ido perdiendo por culpa de los millones de seres que la habitan; le pondría un altar por cada árbol, planta, pájaro, mariposa o animal que le ha sido arrancado; por los mares y los ríos que han sido saqueados, envilecidos, contaminados.

Ingeniera Claudia Ordaz scuridad, silencio, ausencia y, muy por debajo de la nada, la muerte. Siempre está esa muerte envuelta en un halo de magnificencia, de heroísmo, de sacrificio, de dolor, de hambre, de guerra, de

frustración o de impotencia. Está ese adiós que nos obliga a dar la vida como última carcajada. Decimos con una o dos manos adiós a la vida, sabiendo de antemano que viviendo

morimos un poco, como dijo Fernando Pessoa: “y la muerte está dentro de la vida

O

El solo hecho de estar vivos nos destina de manera ineludible a la muerte. La muerte es motivo de veneración, pretexto de fiesta, de borrachera, de unidad familiar, de respeto, de culto. En diversas culturas antiguas como la China, en los aniversarios de sus muertos se quemaba incienso, se encendían velas y se colocaban ofrendas de alimentos sobre un altar. Los antiguos egipcios creían que el individuo tenía dos espíritus. Cuando moría, uno iba al más allá y el segundo quedaba vagando en el espacio, por lo que tenía necesidad de comer. Ese segundo espíritu vivía en el cuerpo que ellos cuidadosamente habían embalsamado, y era a él al que llevaban las ofrendas.

embalsamado, y era a él al que llevaban las ofrendas. CELEBRAMOS LA MUERTE Los mexicanos no

CELEBRAMOS LA MUERTE

Los mexicanos no la trascendemos, a diferencia de la mayoría de las culturas occidentales. Nosotros dormimos con ella, nos reímos de ella, bailamos, cantamos, comemos y nos abrazamos a ella. Canciones, piñatas, calaveras de azúcar, de papel de china.

Caricaturizamos a la muerte porque nos burlamos de la vida, porque al final de cuentas, no la trascendemos; no nos despegamos de ella, le tememos, la respetamos y sabemos que es un frío que nos estrujará al final de nuestra existencia y nos llevará a algo que nos asusta aún más, algo que desconocemos porque nadie ha regresado para decirnos qué hay detrás de ella, qué sigue después de ese salto que damos, de esa vida que se nos fue como la memoria y el aire, como Rosario Castellanos se refería a la muerte.

Le pondría un altar por cada carta que no ha sido escrita, por la prisa en que sus moradores están sumidos, por vivir

a la velocidad de kilobytes por segundo; le pondría un altar

por los carteros que están en peligro de extinción para luego convertirse en leyenda, en personaje de cuentos o de ciencia

ficción; le pondría un altar por la paz que ha sido mutilada con palabras purulentas, con amenazas, con sangre, con la ridícula excusa de la religión o de las razas, ignorando que todos somos iguales; le pondría un altar por los libros

y las enciclopedias que rara vez son leídos y que han sido

metamorfoseados a documentos electrónicos; le pondría un altar al corazón del hombre; a su alma la acariciaría con lástima, con misericordia, con la esperanza de que algún día dejaremos de preocuparnos por hacer en lugar de ser, y de que nos daremos permiso de mostrar las emociones y dejar de ser para siempre los analfabetas emocionales en que nos hemos ido convirtiendo y hacer de la Tierra un planeta más digno para vivir, para morir.

convirtiendo y hacer de la Tierra un planeta más digno para vivir, para morir. CONOCIMIENTO, NOVIEMBRE
LA CONCIENCIA
LA CONCIENCIA

El gobernador José Natividad González Parás recibe los volúmenes de las Actas del Ayuntamiento de Monterrey, compiladas por el cronista Israel Cavazos.

Gracias a sus actas de Cabildo

Monterrey nunca padecerá amnesia

Por Alma Trejo L as Actas del Ayuntamiento de Monterrey constituyen la memoria colectiva, docu- mentan el afán del hombre por ordenar una sociedad de forma justa, a fin de

que sus ciudadanos tuvieran la mejor calidad de vida; permiten estudiar la verdadera historia del pasado de los regiomontanos; son en sí el rostro de la creación de esta ciudad, considerada antigua por el arqueólogo y anticuario español Martín Almagro Gorbea.

El estudioso español vino el martes 25 de octubre a presentar las Actas del Cabildo regiomontano (reimpresión del Volumen I, de 496 páginas, que abarca desde 1596 hasta 1690, y la primera edición del Volumen II, de 481 páginas, de 1691 a 1775); edición coordinada por el cronista de Monterrey, Israel Cavazos.

El evento se realizó en el patio central de las antiguas Casas Consistoriales, donde además el cronista regiomontano

recibió la Presea Museo Metropolitano de Monterrey, otorgada por el Ayunta- miento regiomontano.

VOLÚMENES DE RELEVANTE IMPORTANCIA La historia de la colonización de Monterrey subsistirá para las nuevas generaciones en estos dos volúmenes, que adquieren relevante importancia a decir de los asistentes al evento, entre los que destacaba la presencia del gobernador José Natividad González Parás; del licenciado Edgar Olaiz, secretario del Ayuntamiento, en representación del alcalde Ricardo Canavati Tafich, y de la directora de la Academia Mexicana de la Historia, Gisela Von Wobeser.

Wobeser, junto con Almagro Gorbea, presentó la obra de investigación que llevó varios años del trabajo paleográfico a un equipo especialista dirigido por Cavazos. Este documento, dijo Almagro Gorbea, constituye una referencia de las relaciones con España durante el reinado de Carlos III. Son 53 mil páginas caligrafiadas, por lo que

Carlos III. Son 53 mil páginas caligrafiadas, por lo que MEMORIA HISTÓRICA Gracias a la Actas,

MEMORIA HISTÓRICA Gracias a la Actas, Monterrey nunca será una ciudad con amnesia, será dueña de su propia identidad.

En los libros se muestra cómo al principio nuestra ciudad era tan pobre que no sucedía nada. Hay años en los que sólo aparecen las elecciones del 31 de diciembre y el Hay años en los que sólo aparecen las elecciones del 31 de diciembre y el cabildo a seguir, el cual era nombrado por el cabildo anterior, conforme a las disposiciones de la Monarquía.

Existen conceptos o “cosas curiosas”, como la “mordida”, práctica que en la Edad Media ya era toda una institución en España y que se trasladó a los nuevos territorios conquistados. y que se trasladó a los nuevos territorios conquistados.

El gobernador tenía que velar por las cosas de la Iglesia. Tal era la responsabilidad en esa época, que el virrey o el gobernador debían preocuparse Tal era la responsabilidad en esa época, que el virrey o el gobernador debían preocuparse si faltaba aceite al Santísimo.

Cuentan del periodo en el que se vendían los cargos públicos, y la importancia que tenía la limpieza de las acequias, de las calles y los y la importancia que tenía la limpieza de las acequias, de las calles y los callejones de la naciente ciudad.

Cómo se regía la vida colonial al toque de la campana; el llamado de las primeras horas, la misa, el rosario y el llamado del hacendado el llamado de las primeras horas, la misa, el rosario y el llamado del hacendado a trabajar.

Revelan la importancia que para el Ayuntamiento tenía velar por las “buenas costumbres” de los colonos.

LA CIENCIA ES CULTURA

estas actas resultan una obra fascinante para arqueólogos o estudiosos de la historia, ya que aportan luces valiosas sobre las actividades realizadas por los colonizadores en esta tierra.

MONUMENTO A LA HUMANIDAD

“Esta ciudad, como es sabido, tiene más de 400 años de antigüedad. Aunque hay muchas ciudades en el mundo que tienen más edad que ésta; en especial en Europa, muchas más en América,

y prácticamente ninguna al norte del

Río Bravo; en el sentido de conservar su memoria colectiva y cultural, Monterrey pasa a ser una ciudad muy destacada

no

sólo en América. Los archivos, en

mi

opinión, constituyen un verdadero

monumento a la humanidad”, expresó.

Por su parte, Von Wobeser consideró

que era un día de júbilo y fiesta, porque

no siempre se tiene la oportunidad de

asistir a eventos tan importantes donde

se profundiza en la historia de los

pueblos.

“Es necesario conocer la historia para

no cometer los mismos errores”, dijo al reconocer la labor del maestro Cavazos por su aportación en la publicación de Actas del Cabildo de Monterrey.

Destacó la importancia que tiene para la Academia Mexicana de Historia la relación con su similar de España y

la destacada labor que a través de los

años ha tenido el maestro Cavazos en

ambas instituciones.

SE SUMA AL HOMENAJE EL GOBIERNO DE NUEVO LEÓN En el marco de la presentación de Actas del Ayuntamiento de Monterrey, el Gobernador, José Natividad González Parás invitó a Cavazos para ocupar el cargo de presidente del Consejo Consultivo Ciudadano del Instituto de Historia de reciente creación.

Esta institución, explicó González Parás, buscará promover, apoyar y al

mismo tiempo integrar los esfuerzos de

los cronistas y de los historiadores de

Nuevo León.

El gobernador destacó la importancia de presentación de las Actas de Cabildo, por ser una investigación que contiene los datos organizados de la colonización de Monterrey; la cual fue presentada

en una institución centenaria que fue sede de la autoridad del municipio y, porque dos personajes, representantes de dos instituciones importantes como son las academias mexicana y española de la historia, rindieron homenaje a un gran historiador como lo es don Israel Cavazos.

“Vemos (en la historia) la importancia que tiene hacer viajes al pasado para desenterrar los velos de misterio de nuestra identidad. Los acontecimientos del pasado son importantes sobre todo para una sociedad que se proyecta en sueños y esperanzas hacia el mañana”, señaló.

Consideró que el término metropolitano con el que se fundó Monterrey hace honor a la proyección de ciudad de calidad mundial que tiene hoy. Por último, el Gobernador refrendó ante el maestro Cavazos, la promesa de que antes de que finalice su administración, Nuevo León tendrá un gran archivo histórico.

PRESEA MUSEO METROPOLITANO Antes de que le fuera entregada la Presea Museo Metropolitano a Israel Cavazos, la

hoy se ha convertido en una ciudad próspera y emprendedora”, señaló Lozano de Todd.

Más tarde, el historiador Israel Cavazos, recibió de manos del secretario del Ayuntamiento de Monterrey, Edgar Olaiz, la Presea instituida por el Museo Metropolitano de Monterrey para premiar la valiosa aportación a la vida histórica y cultural de la capital nuevoleonesa.

CUMPLE UNO DE SUS ANHELOS Para Cavazos Garza compilar la vida de la Ciudad y publicar las Actas del Cabildo ha sido uno de sus más anhelados sueños, pues el Archivo Histórico de la Ciudad ha formado parte de su vida

durante 57 años. “Sabía, porque mi vida entre los libros ha sido larga, qué ciudades han publicado sus actas. Entre éstas están Buenos Aires, San Juan de Puerto Rico, la Ciudad

de México y Guadalajara. Las actas son

la vida misma de la Ciudad”, expresó el

cronista.

Cada página de los dos primeros volúmenes de las Actas del Ayuntamiento de Monterrey, cuyo tiraje fue de 500

Durante el evento, el gobernador González Parás se sumó al homenaje al cronista de Monterrey.

Durante el evento, el gobernador González Parás se sumó al homenaje al cronista de Monterrey.

González Parás se sumó al homenaje al cronista de Monterrey. Don Israel Cavazos recibió la Presea

Don Israel Cavazos recibió la Presea Museo Metropolitano.

directora de la institución, Elvira Lozano de Todd, describió al cronista como un hombre realmente prodigioso, de espíritu inquebrantable, comprometido con su vocación de historiador.

“Nadie como él para narrar nuestra historia, ésa que se ha entretejido entre vicisitudes y luchas; entre conquistas, invasiones y guerras, en estas áridas tierras de grandes montañas que nuestros antepasados forjaron y que

cada uno, contiene pequeños y grandes bloques que conforman la historia local y regional.

Durante el evento, hizo un recuento de los hallazgos y agradeció a las

personalidades que hicieron efectiva la publicación de la obra, entre las que destacó la intervención de la familia Azcárraga, las autoridades municipales

y la participación y apoyo de los

historiadores locales.

LA CIENCIA ES CULTURA Objeto del deseo la representación perfecta del erotismo de la mujer.
LA CIENCIA ES CULTURA
Objeto del deseo
la representación perfecta del erotismo
de la mujer. Ella misma se dedicó a
entrevistar a mujeres de diferentes razas
y culturas para llegar a lo que hoy es uno
de sus más ambiciosos y controversiales
proyectos: El objeto del deseo, y concluir
que la mariposa es la gran metáfora
de la mujer, un ser adulto, en fase
final de la metamorfosis, con alas y
sexualmente madura.
LA MUJER SEXUALIZADA
Con ella, Harrsch trató de descifrar
cómo vincular la vida, parte esencial de
la sexualidad, del Eros, con lo que es la
identidad y la sicología del ser humano
y así hace referencia de la mujer. Con
su instalación, Harrsch representa la
relación cuerpo-objeto, a partir de la
mujer sexualizada que se convierte en
objeto poseído, incluso, de colección
y manipulado a través de un valor
materializado, en una sociedad que
personaliza objetos y hace objetos a las
personas, según dijo.
Ingeniera Claudia Ordaz
“O en fin: el amor es un órgano sexual de
una sensibilidad inaudita que (vibraría)
haciéndome lanzar gritos atroces, los
gritos de eyaculación grandiosa pero
insoportable (presa del) don estático
que el ser hace de sí mismo en tanto que
víctima desnuda, obscena (
)
ante las
grandes carcajadas de las prostitutas”,
Thomas Mann, en La montaña mágica
(algo pequeño por nacer) y la muerte
(una oscura crisálida). Pero, para Erika
Harrsch, la mariposa es algo más: es
la sensualidad, el sexo, el erotismo.
Entonces, si lo extrapolamos con la
semiótica de la cultura azteca y con las
doctrinas budistas y cristianas, en todo
acto sexual hay fecundación, hay origen
que es nacimiento y vida, y al haber vida,
inevitablemente hay muerte, porque
toda muerte va dentro de la vida.
“Todo objeto tocado por el cuerpo del ser
amado se vuelve parte de ese cuerpo y el
sujeto se apega a él apasionadamente”,
Roland Barthes, en Fragmentos de un
discurso amoroso
METÁFORA DE LA MUJER
Para la cultura azteca, para las tribus
del Congo y de las Polinesias, así como
para las doctrinas budistas, cristianas,
musulmanas e hindúes, la mariposa es
el alma y la resurrección. La mariposa
representa la inmortalidad en pleno,
además de que representa la perfecta
analogía de la vida al ser una larva
Se le podría llamar una “sensualidad
inmortal” a esta exposición -abierta al
público en Galería Once Alternativa desde
el pasado 26 de octubre hasta finales de
noviembre- compuesta por 16 pinturas
en donde la técnica que predomina es la
mixta sobre óleo, así como fotografías
lepidópteras fusionadas digitalmente
con genitales femeninos. A esas
especies Harrsch los denominó imagos,
-que significa imagen en latín- y donde
Harrsch denuncia que la mariposa es
De actitud desenfadada, sin poses, más
bien “cool” diría yo, esta mujer nacida
en el Distrito Federal en 1970 y ahora
radicada en Nueva York, explicó que la
mariposa, su insecto preferido de entre
todos, ha sido estudiado previamente
por el entomólogo Vladimir Nabokov,
que hizo mucha referencia de la mujer
con los genitales, ya que para poder
clasificar a las mariposas es necesario
hacer un estudio previo de los genitales
de estos insectos en el microscopio. A
partir de esta observación, Harrsch dice
que la sexualidad no sólo se define en
los insectos, sino en el ser humano,
porque toda nuestra estructura se
define a partir de un órgano sexual que
producirá deseo, y ése es el objeto del
anhelo obsceno, y hasta compulsivo.
No se pierda esta exposición Objeto del
deseo en la galería ubicada en Calzada
del Valle, 504 poniente, y que fue fruto
del trabajo de dos años en donde la
artista -Premio Femsa- conjuga y celebra
sin censuras, el nacimiento, la vida, la
agonía, el erotismo, la sensualidad, la
sexualidad, la muerte y la resurrección.
30
CONOCIMIENTO, NOVIEMBRE 11, 2005

CIENCIAS DE LA COMUNICACIÓN

La Conciencia

El humanismo del científico

Licenciado Jorge Villegas Maestro Periodista L a libertad absoluta debe amparar, en principio, a quien realiza la investigación científica. No se puede buscar la verdad por

decreto. Ni deben estar el policía o

el político viendo por encima de su

hombro.

Pero los límites morales y de respeto a bienes de más alto rango -la vida y la

dignidad humana– demandan que sea el científico quien someta su labor a reglas

y confines delimitados por su criterio

moral.

El científico así dobla como un huma-

nista, que no ejerce su investigación

en el vacío moral, en la inmunidad que

supuestamente genera la nobleza de sus

objetivos.

EL POLICÍA INTERIOR

A ese policía interior, ese agente

ético que suena las alarmas cuando

se vulneran la vida y la integridad

humanas, le llamamos conciencia.

Hay los casos extremos que apelan a esa conciencia: las investigaciones genéticas de los nazis en campos de concentración. El estudio de las drogas que desinhiben la memoria y obligan a la confesión en cárceles militares. La clonación llevada al extremo de querer reproducir humanos.

Pero hay muchos más casos frontera, en los que sólo la conciencia del investigador puede delimitar su exploración de la verdad. Utilizar como cobayos, como seres para experimentación, a prisioneros; pagar un precio por órganos necesarios para la investigación; utilizar a grupos de alumnos, sin su consentimiento expreso, para encuestas de investigación.

CRISIS DE CONCIENCIA

Hoy, una verdadera crisis de conciencia parece inminente ante una probable pandemia de Influenza V. ¿Deben los investigadores limitar su acción preventiva a sólo los nueve países que producen vacunas? ¿Deben ofrecer sus servicios a los países pobres para generarlas?

La conciencia del científico no sólo delimita las fronteras inviolables de su búsqueda de la Verdad.

También es la impulsora de acciones para proporcionar las bondades de la ciencia a los que no están en posibilidad de auspiciar la investigación.

O sea, ver a los países pobres no como espacio para la investigación abusiva, sino como territorio para la generosidad.

Pero ha de insistirse en la autonomía del criterio moral del científico versus una moral impuesta coercitivamente.

Hay que recordar que investigadores del pasado sufrieron prisiones, muerte y vedas para investigar el movimiento de los astros, la inmovilidad de la tierra, la circulación de la sangre.

La conciencia manda. Y corresponde a los enseñantes de los científicos equiparlos con ese sistema de control y alarma moral.

CONOCIMIENTO, NOVIEMBRE 11, 2005 31
CONOCIMIENTO, NOVIEMBRE 11, 2005
31

CIENCIAS DE LA COMUNICACIÓN

El más interesante e incierto objeto de estudio Doctora Patricia Liliana Cerda Pérez Premio Nacional
El más interesante e incierto objeto de estudio
Doctora Patricia Liliana Cerda Pérez
Premio Nacional de Periodismo
B ioquímica o socialmente, hacer
una sinopsis de la conciencia
es un arduo e interminable
viaje. En un mundo dominado

La conciencia, cambiante como el hombre y la sociedad misma

por la alta tecnología y las definiciones conceptuales, la conciencia es, desde los tiempos de los filósofos griegos o los sabios mayas, el objeto de estudio más interesante e incierto, con un campo de estudio que inicia en las neuronas, se observa en las conductas, pero que es cambiante como el hombre y la sociedad misma.

En materia de neurología, por ejemplo, hasta hace poco tiempo se pensaba que la neuroplasticidad era una característica de los cerebros más jóvenes. Ahora, las nuevas corrientes, encabezadas por Elkhonon Golberg, director del Instituto de Neuropsicología en la Universidad de

CIENCIAS DE LA COMUNICACIÓN

CIENCIAS DE LA COMUNICACIÓN Medicina de Nueva York, explican que el cerebro humano es capaz de

Medicina de Nueva York, explican que el cerebro humano es capaz de producir neuronas durante toda su existencia y, que este proceso puede ser reforzado mediante la aplicación de estímulos apropiados, como ejercicios mentales y buena alimentación.

La visión de esta corriente de neuropsicología se enfoca a exaltar que, si bien hubo un tiempo en que la ciencia analizaba el envejecimiento para valorar la decadencia de las funciones cognitivas, ahora comienza a ver los aspectos positivos: cuando envejecemos, adquirimos capacidades mayores para resolver problemas complejos, basados en el reconocimiento de modelos cognitivos desarrollados en el curso de nuestras vidas; es decir, la experiencia.

MÁS SABE EL DIABLO POR VIEJO…

Pareciera que el viejo adagio de nuestros abuelos de que “más sabe el diablo por viejo que por diablo, aquí cobra validez”.

Los daños cerebrales, afirman, no siempre lesionan las funciones cognitivas, y el ejemplo más claro de ello lo dan con

Winston Churchill, estadista inglés, quien, tras sufrir varios ictus, fue capaz de dirigir los destinos de toda una nación en pleno conflicto bélico. Esto es posible porque las diferentes áreas del cerebro no envejecen todas a la misma velocidad.

Y

mientras neurólogos, psicólogos

y

biólogos analizan las maravillas

cambiantes del cerebro humano y

sus estados conscientes, sociólogos, abogados, comunicólogos y toda clase

de expertos en ciencias sociales, buscan

afanosamente respuestas certeras sobre

los estados de conciencia o inconsciencia

que se viven en sus colonias, en sus ciudades y en sus naciones.

CONCIENCIA SOCIAL

Los científicos sociales, y hasta los líderes espirituales como el Papa o el

Dalai Lama, reconocen que la conciencia social opera por igual en creyentes o

en ateos, cuando el sentido del deber

funciona en una sociedad que es capaz

de defender y apoyar los derechos de las

seres más débiles, los discapacitados o

los que viven en condiciones de pobreza

alimentaria, educativa o espiritual. Sin

estas conciencias, el mundo no funcionaría.

Empero, estos mismos científicos y guías espirituales no encuentran modelos específicos que expliquen cómo en un mundo de alto desarrollo tecnológico y científico, donde inclusive los mensajes de Jesús o Buda se pueden tener en segundos con el uso de la electrónica, nunca como ahora, la realidad internacional está plena de millones de hambrientos; de plagas que aniquilan a familias completas, como el SIDA; de suicidios que demuestran nuestra disfuncionalidad como sociedad “consciente”; de consumos compulsivos y patológicos que ofenden la creciente cifra de miserables en el mundo.

Quizá esto tenga su respuesta en nuestra naturaleza misma. Si como dice este neuropsicólogo, Elkhonon Goldberg, nuestro hemisferio cerebral izquierdo media nuestras

emociones positivas, y el derecho, las negativas, en una especie de juego donde están presentes el famoso Ying

o el Yang, dentro de nuestra realidad

mental, lo único por hacer es tratar de equilibrarnos nosotros mismos.

TAREA COMPLEJA Y DIFÍCIL

Mantener el equilibrio, cualquiera que éste sea -personal, familiar, amoroso,

o político-social-, es una de las tareas

más complejas y difíciles de hacer para cualquier hombre o mujer, afirmaba eventualmente mi padre, quien a sus 85 años dio siempre muestras de ser excesivamente consciente y responsable.

La fórmula no es sencilla. Vivimos una era donde un microchip de 200 dólares incrustado bajo la piel puede dar toda nuestra información médica si después de un accidente caemos en un estado de inconsciencia. Empero, hasta ahora no hemos podido desarrollar ningún microchip que nos haga un equilibrio en nuestro Ying y Yang; es decir, en lo malo y lo bueno de nosotros mismos.

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

La inconsciencia en el alcoholismo activo

¿Por qué se pierde el poder de elección?

Ingeniero Saturnino Campoy Especialista en adicciones L a puerta de entrada a la “conciencia” de una persona que padece de alcoholismo y está bebiendo, está sellada por

la negación. La característica principal del alcoholismo, y en general de las adicciones, es la pérdida de control ante

el alcohol y/u otros sedantes.

La negación existe por la ignorancia de que algo muy grave se padece o sucede,

y da como consecuencia que no se haga

nada para atajarla. Lo contrario puede suceder a quien posee una determinada virtud o habilidad, e igualmente la desconoce: seguramente no la desarrollará. En el lenguaje coloquial se dice que la persona está dormida, que “necesita despertar” su conciencia.

El Diccionario de la Lengua Española establece que la conciencia es la

“Propiedad del espíritu humano de reconocerse en sus atributos esenciales

y en todas las modificaciones que en sí

mismo experimenta”. También presenta

otras acepciones: “Conocimiento interior del bien y del mal”, “Conocimiento reflexivo de las cosas”, “Actividad mental a la que sólo puede tener acceso el propio sujeto”, “Acto psíquico por

el que un sujeto se percibe a sí mismo

en el mundo” y finalmente, “Conciencia errónea. La que con ignorancia juzga

lo verdadero por falso, o lo falso por verdadero, teniendo lo bueno por malo

o lo malo por bueno”.

DESCONFIANZA Y SENTIMIENTO DE CULPA

Este último estado de conciencia es

el tipificado por el adicto que bebe

a pesar de las consecuencias, ya que

no puede discernir la diferencia entre lo que le daña y lo que le beneficia, y sigue consumiendo el alcohol o bien otras sustancias, hasta caer postrado.

el alcohol o bien otras sustancias, hasta caer postrado. Sucede así que las costumbres, los hábitos,

Sucede así que las costumbres, los hábitos, las emociones, los impulsos, debido a la falta de conciencia toman el control del organismo y al manifestarse se perpetúan; se alimentan de la duda, de la desconfianza y del sentimiento de culpa para continuar existiendo.

Obrando en paralelo, la bioquímica del alcohol y del acetaldehído del alcohol derramados en el torrente sanguíneo, alteran el sistema nervioso central del enfermo y, por lo tanto, su percepción de realidad, haciendo que la oportunidad de cambiar, ya de por sí elusiva, se agudice. ¿Cómo podrá entonces “darse cuenta”, “despertar”,”tener la capacidad de discernimiento”? ¿De dónde saldrá la motivación para querer hacerlo?

El individuo así está atrapado. No puede cambiar por haberse aburrido de su estilo de vida y menos puede buscar algo que desconoce. El temor a lo desconocido, aunado a la fuerza de la obsesión, con el acicate de los químicos que consume, lo mantienen desarmado. Sólo eventos trágicos y de profundo significado, todos ellos entrelazados con

“las pérdidas” toman lugar y pudieran hacerle “tocar fondo”; paradójicamente son, a su vez, las que con sus fuertes mensajes pudieran rescatarlo de la trilogía: hábito aprendido, necesidad química y negación.

AUTOENGAÑO Y AFIRMACIÓN

Otra atadura es el aislamiento en que se mantiene el adicto, el autoengaño y afirmación: “yo sé lo que me conviene, lo que es bueno y justo; a nadie le hago daño, compro con mi dinero lo que consumo”. También declara que no le interesan las costumbres ni lo indicado por quienes desean ayudarle, y descorazona a sus más allegados familiares y amigos.

No se produce, por lo tanto, el diálogo con los demás, ya que dejó de comulgar con las costumbres de aquéllos. Finalmente, “el nadie me comprende” se presenta en lugar de un ápice de luz, de esperanza de regreso a la cordura; en su inconsciencia, vive la fría neblina del capricho que lo acerca, primero a la invalidez y finalmente a la pérdida de su vida.

LA CONCIENCIA Gandhi
LA CONCIENCIA
Gandhi

Profesor Ismael Vidales Delgado Director del Centro de Altos Estudios e Investigación Pedagógica

S e cuenta que cuando Mahat- ma Gandhi se refirió al por qué inició el movimiento de resistencia pacífica para liberar a su país de la opresión inglesa, lo hizo diciendo: “El

problema de la India no es su hambre,

sino que ya tomó conciencia de su hambre”.

Muchos movimientos reivindicatorios de los derechos de los pueblos y de las personas se originan precisamente en la “toma de conciencia” de un estado que lastima, denigra o es inaceptable para la persona. No hay acto que ofenda más a una persona, que el “tener conciencia” de que ha sido engañada o utilizada. Pero también no hay mejor noticia para el ser humano que el darse cuenta o “tener conciencia” de que es capaz de hacer algo; es como, si de pronto, todo fuera más claro y más sencillo de entender; por ello nos preguntamos: ¿qué es en realidad la conciencia?

De acuerdo con el Diccionario de Ciencias de la Educación, la conciencia es “el estado de la persona normal

LA FORMACIÓN DE LA CONCIENCIA

cuando está despierta, en el cual es sensible a los estímulos, y a través de su comportamiento y discurso indica que tiene plena noción de sí misma y de su entorno”.

DESARROLLO DE LA CONCIENCIA Vista así la conciencia, no nos dice mucho; pero, si nos acercamos a los niños pequeños y nos surtimos de investigaciones serias, podremos

entender una de las propuestas que intentan explicar cómo es que se forma la conciencia en los seres humanos, ya que

es una de las diferencias contundentes

que tenemos respecto de los otros seres vivos.

Definitivamente, la interiorización de

los patrones sociales es esencial para el desarrollo de la conciencia, que incluye

la incomodidad emocional por hacer

algo equivocado y la capacidad para no hacerlo. Esto es, el inicio de la formación del concepto “bueno-malo”.

La conciencia se empieza a observar en los

niños cuando deciden voluntariamente hacer “lo correcto” porque creen que “es correcto” y no simplemente porque alguien más lo ha hecho así. No obstante el control inhibitorio -que es una especie de mecanismo que surge durante la primera infancia y que pudiera estar relacionado con el temperamento-, la conciencia se empieza a hacer evidente en el niño cuando es capaz de distinguir entre los “debes” y los “no debes” paternos.

ESCENARIO DE LABORATORIO

Grazyna, Kochanska (1993, 1995, 1997)

y sus colegas realizaron un estudio

longitudinal de un grupo socioeconómico

y étnicamente mixto de niños en la

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

primera infancia en áreas rurales y urbanas de Iowa. Grabaron un video a 103 niños entre los dos años y medio y los cuatro años y medio de edad, jugando con sus madres durante dos o tres horas, tanto en su casa como en escenarios de laboratorio similares a ésta.

Después de un periodo de juego libre, la madre le dio 15 minutos al niño para recoger los juguetes. En el laboratorio también había un estante con juguetes. Al niño se le dijo que no tocara nada del estante durante toda la sesión. Después de casi una hora, el experimentador le pidió a la madre que fuera a un cuarto cercano, dejando al niño con los juguetes. Unos minutos más tarde, una mujer desconocida entró, jugó con varios juguetes del estante prohibido y dejó al niño solo durante ocho minutos.

Los investigadores evaluaron el cumpli- miento de las instrucciones por cada niño, que le había dado su madre; con base en la disposición que cada uno mostró para recoger sus juguetes, si alguno intentaba o no intentaba tocar los juguetes prohibidos mientras la madre estuvo en el cuarto.

Los niños fueron evaluados en cuanto al cumplimiento por compromiso, que parece ser una forma temprana de conciencia, si ellos aceptaban decididamente las instrucciones de la madre, siguiéndolas sin recordatorios ni titubeos. También se observó el cumplimiento por la situación que dependió del control de la madre.

COMPROMISO DE CUMPLIMIENTO Los niños cuyas madres los calificaron como obedientes de las reglas domésticas interiorizadas, demostraron el mayor compromiso de cumplimiento. Estos niños se contuvieron de tocar los juguetes prohibidos inclusive cuando se quedaron solos, demostrando que habían interiorizado la instrucción, es decir la regla de conducta.

Por el contrario, los niños cuyo cumplimiento fue sólo por la situación, (quedar bien con la madre, la vigilancia, el temor al castigo, etc.) mostraron tendencia a ceder a la tentación cuando sus madres no los estaban viendo.

Los niños que habían tenido intercam- bios positivos con sus madres durante

tenido intercam- bios positivos con sus madres durante el juego mostraron más compromiso de cumplimiento que

el juego mostraron más compromiso de cumplimiento que aquellos cuyas interacciones con la madre se caracterizaron por la irritación, aburrimiento, ira, miedo y tristeza.

Esta experiencia de laboratorio nos brinda evidencia que fortalece la idea de que la interiorización o formación de la auténtica conciencia surge del cumplimiento por compromiso y no del cumplimiento de la norma por la situación.

ALTERACIÓN DE LA CONCIENCIA Pero la conciencia sufre de alteraciones. La psicología nos informa de la somnolencia o sea la sensación de adormecimiento anormal que aparece durante la vigilia y que puede originarse por trastornos tóxicos, metabólicos o inflamatorios del cerebro, o, en el caso de tumores cerebrales; la confusión o desorientación temporal; la obnubilación

o sean los trastornos de la percepción de sí mismo y del entorno; el estupor que

se caracteriza por la falta de reacción al ambiente; el sujeto permanece inmóvil

o mudo; el coma caracterizado por un

grado profundo de pérdida de conciencia, llegando a estados vegetativos; la hipnosis que, como sabemos, es un estado inducido artificialmente en el

que no sólo se pierde la conciencia

sino también la voluntad de acción; la pérdida de conciencia que acompaña a

la epilepsia; la confusión en los límites del

Yo; la pérdida del atributo personal que se manifiesta cuando el sujeto siente que se mueve por fuerzas exteriores, como es el caso de la esquizofrenia; la pérdida de la experiencia de realidad; y las alteraciones de conciencia del propio cuerpo que es un estado muy complejo en el que se falsea la realidad mediante transformaciones corporales ilusorias; por ejemplo, la sensación de que sus brazos son alas, o la sensación de que aún se conserva la pierna completa en un caso de amputación.

Todos estos casos de alteraciones de la conciencia son asunto del psiquiatra

o del neurólogo, pero los procesos para formar en los niños la conciencia moral

o sea el cumplimiento de la norma por

compromiso interior, es un tema que sí compete a los padres y a los maestros

y es algo en lo que debiera trabajarse

sistemáticamente, para que no formemos adultos como el alcalde que decía “Yo soy honrado, pero honrado, honrado, honrado, pues no soy”, o la muchacha que decía que sólo estaba “Un poquito embarazada”.

CIENCIAS DEL COMPORTAMIENTO

CIENCIAS DEL COMPORTAMIENTO David R. Hawkins de aciertos para aventurarte a la calibración. En fin, un

David R. Hawkins

de aciertos para aventurarte a la calibración. En fin, un tema para reír, si eres parte del 78 por ciento de personas

a nivel mundial paradas en plataformas

de bajo nivel de conciencia, o un tema para sorprenderte o al menos meditar

o analizar, si eres parte del otro 22 por

ciento de humanos arriba de 200 puntos

en la escala de Hawkins.

Y usted, ¿qué nivel de conciencia tiene?

La evolución espiritual puede medirse a través de la reacción del cuerpo a diferentes energías
La evolución espiritual
puede medirse a través de
la reacción del cuerpo a
diferentes energías

Mapa de la conciencia

Con él, es posible medir la evolución espiritual del ser humano

Gabriel Todd / Profesionista independiente

Q usted si pudiera saber el

nivel de conciencia de un candidato a

Qué haría

Qué haría

Qué haría

¿¿ ¿

ust

nivelnivel dede conciecon

Presidencia

la a Presidencia

a Presidencia

de la República? ¿Votaría

de

por el que más conciencia tuviera? o,

or

or

el

el que más

que m

¿cuestionaría

cuestionaría

cuestionaría

que qu

una

medición

así

fuese

se

uese

posible?

posib

posible?

Interesante

preguntas

que merecerían primero una definición

común, que para fines de este artículo se deduce de la gráfica anexa.

ue mereceríanerían p

se deduce de la gráfica anexa. ue merecerían erían p Según el doctor David Hawkins, MD,

Según el doctor David Hawkins, MD, investigador del tema, es posible medir

o calibrar el nivel de conciencia de

prácticamente cualquier creación humana, incluyendo a las mismas personas. Se sustenta en pruebas de calibración a prueba de error, a través de la kinesiología, que se relaciona con el estudio de la fuerza de los músculos del cuerpo. Según esta tesis, el cuerpo reacciona de manera diferente a una energía de “mayor verdad” que a una de “menor verdad”.

EVOLUCIÓN ESPIRITUAL De la tabla se puede interpretar que “mayor verdad” (mayor energía) es aquello que se aproxima al amor incondicional o a la conciencia de unidad de todos con todo, y “menos verdad” (menor energía) es lo que se aleja de ese amor incondicional. No se trata de un juicio de valor, pero aparentemente mide la evolución espiritual.

El valor humano no está en juego, porque la medición atrapa la plataforma (intención u óptica inconsciente) precisa

sobre la cual estás o estuviste parado, o por la cual eliges crear o experimentar tu vida, o un evento en particular. Si crees que eres víctima de la circunstancias, y culpas a los demás de tus problemas, estás parado en una plataforma distinta

de aquél que se sabe co-responsable de

sus problemas y, sin auto flagelarse ni culpar a otros, busca salir adelante. Son

dos ópticas evolutivas distintas, ninguna mejor o peor, sólo que hay diferencias energéticas que se pueden percibir.

LA VERDAD ESTÁ EN EL AIRE Aparentemente, como dice la canción Love is in the air, la verdad también está en el aire, en el cosmos; y tu cuerpo, instrumento del espíritu, la percibe aunque tu persona, o sea tu identificación con patrones mentales no lo sepa o no esté consciente de ello.

Las personas que se entrenan para estas mediciones empiezan diferenciando lo falso de lo verdadero; de cosas escritas, que no ven (sobre cerrado) y miden su porcentaje de aciertos de acuerdo a la variación en fuerza del músculo usado para calibrar, por ejemplo el brazo. A mayor porcentaje, mejor calibración o sensibilidad has desarrollado. En la técnica para calibrar si hay juicios de valor, requieres de un alto porcentaje

MAPA DE LA CONCIENCIA DEL DOCTOR DAVID R. HAWKINS

Visión de Dios

Visión de la vida

Nivel

Logaritmo

Emoción

Proceso

Ser interno

Es

Iluminación

700 – 1,000

Indescriptible

Conciencia pura

Ser universal

Perfecta

Paz

600

Éxtasis

Iluminación

Uno

Completa

Alegría

540

Serenidad

Transfiguración

Amoroso

Benigna

Amor

500

Veneración

Revelación

Sabio

Significativa

Razón

400

Comprensión

Abstracción

Misericordioso

Armoniosa

Aceptación

350

Perdón

Trascendencia

Edificante

Esperanzadora

Voluntad

310

Optimismo

Intención

Consentidor

Satisfactoria

Neutralidad

250

Confianza

Liberación

Permisivo

Factible

Coraje

200

Consentimiento

Empoderamiento

Indiferente

Exigente

Orgullo

175

Desprecio

Engreimiento

Vengativo

Antagonista

Ira

150

Odio

Agresión

Negativo

Decepcionante

Deseo

125

Anhelo

Esclavitud

Castigador

Atemorizante

Temor

100

Ansiedad

Retraimiento

Altivo

Trágica

Sufrimiento

75

Remordimiento

Desaliento

Censurador

Desesperanza

Apatía

50

Desesperación

Renuncia

Vindicativo

Maligna

Culpa

30

Culpa

Destrucción

Desdeñoso

Miserable

Vergüenza

20

Humillación

Eliminación

CIENCIAS DEL COMPORTAMIENTO

La abuela

Guadalupe Loaeza todos los “estados civiles” que le ha tocado representar en la vida, el
Guadalupe Loaeza
todos los “estados
civiles” que le ha tocado
representar en la vida, el
“YO NO QUIERO SER
ABUELA DE NADIE…”
De ahí que con sus hijos casados
prefería ni tocar el tema. Le
que
más la ha tomado de
angustiaba que en el momento en que
sorpresa es el de abuela.
Cuando era una niña, se
le anunciaran el nacimiento de un o
una nieta, en ese preciso instante, su
cabello se cubriría de canas, su rostro
de arrugas y que su espalda se iría
encorvando poco a poco. Es cierto
que conocía abuelas muy jóvenes,
guapas, delgadas, profesionistas y
sumamente activas, pero quién sabe
por qué razón pensaba que en su caso,
sufriría una metamorfosis física de
absoluta decrepitud. “Yo no quiero ser
abuela de nadie. Jamás permitiré que
me llamen abuelita”.

Todo eso me parece de una cursilería sin nombre. Además, ¿qué tal si soy la típica abuela enojona, estricta e intransigente. ¿Y cómo me va a decir? ¿Mamá grande? ¡Ay, no, qué horror! ¿Mamie , como llaman a las abuelitas en Francia? ¡Me parece horrible! ¿Abue? ¡Es cursísimo! Qué tal, si para cuando crezca, ya no tenga paciencia y no soporte l os gritos de niños; qué tal que sus papás me lo dejen muchos días y no sepa qué hacer con él y qué tal si es feo, mal educado

y por añadidura se come los mocos;

qué tal si no lo sé cuidar y se me cae de las escaleras; qué tal si me rompe mis esferas que con tanto cuidado he ido coleccionando y que tal que no le guste como abuela”, pensaba con desesperación.

Pero llegó el día en que le anunciaron el nacimiento de su primer nieto. No fue sino hasta el momento en que su hijo le dijo por teléfono: “Mamá, ya nació

Tomás”, cuando se percató de lo que ya no tenía vuelta de hoja, de que era ¡¡¡¡abuela!!!! De pronto, sintió que se le hizo un nudo en la garganta: “Muchas felicidades”, alcanzó a decir con la voz a punto de quebrársele. Una semana después viajó hasta San Francisco, donde se encontraban los flamantes padres. Cuando finalmente tuvo a su nieto entre sus brazos, se le quedó mirando y le dijo: “Mucho gusto, nieto”. Era la primera vez que pronunciaba esta palabra con orgullo. A partir de ese día, su personalidad dio un vuelco. En lo único que pensaba era en Tomás, en ese nieto de ojos azules, con los

D e

veía de novia, de esposa, de amante, de divorciada, de “arrejuntada”, y hasta varias veces casada. Igualmente se percibía como la tía de sus sobrinos, la cuñada de sus cuñados, e incluso como una suegra siempre solidaria hacia sus yernos y nueras. Pero, ¿verse como abuela?, ¿como grandmother?, ¿como grandemere ? ¡¡¡Jamás!!! Para ella, tener nietos le parecía una eventualidad tan, pero tan lejana y abstracta, que prefería no pensar en ello.

Cuando sus hijos empezaron a casarse, estaba más preocupada por ser esa suegra idealizada años atrás que por saber si pronto sería abuela. La sola palabra le provocaba un extraño malestar.

Cuando una de sus amigas le preguntaba: “¿ya eres abuela?”, se le formaba un rictus en la boca y sentía como una mordida en el estómago. “¿Por qué me preguntas eso?”, inquiría con una voz aparentemente amable, cuando en realidad, lo que quería reprocharle era: “¿Qué ya me ves muy vieja, o quéeee?” Claro, porque ser abuela para ella, significaba, o bien asemejarse a la Sara García que sale retratada en el paquete del chocolate “Abuelita” o convertirse en la viejita de las canciones de Cri-Cri: “Toma el llavero abuelita y enséñame tu ropero…” O bien, “Di por qué, dime abuelita, di por qué, no tienes dientes…”.

CIENCIAS DEL COMPORTAMIENTO

mismos rasgos que su padre y con la

maravillosa sonrisa de su madre. A partir de ese día, a todo el mundo le contaba: “¿Qué creen? ¡Ya soy abuela! Y fíjense que mi nieto está entre Brad Pitt

y Leonardo di Carprio. Bueno, también

le da un aire a Alain Delon y a Robert Redford de joven”. Mientras tanto, su nuera le mandaba constantemente

fotografías del nieto por Internet.

Cada vez que llegaban, abría su correo con mucha veneración y se quedaba horas y horas mirándolas y observando hasta el mínimo detalle. Enseguida, le escribía a Tomás: “La última vez que hablé con tu padre, me contó que eras un gran comedor de las galletas Gerber. Que te comías cinco a la vez y que dejabas millones de migajas por todas partes. ¡Enhorabuena!. Te felicito de que tengas un paladar tan exigente y selecto! En relación a las migajas, no te preocupes, Tomás; en ocasiones esto es muy bueno. Este acto que aparentemente parece un gesto de desaseo por tu parte, más tarde te puede servir enormemente. Cuando aprendas a caminar, y lo hagas comiendo, naturalmente, tus deliciosas galletas, a la vez que dejarás caer las migajitas; éstas te servirán para encontrar el camino de regreso y así nunca, de los nuncas te perderás, mi quedísimo Tomás”. No pasaban ni 48 horas cuando ya le estaba escribiendo de nuevo: “Respecto al hecho de que ya te puedas sentar, Tomás, sin ayuda de cojines o de los fuertes brazos de tu papá, para mí fue un suceso de suma importancia. Porque además de que habla de tu madurez física y mental, quiere decir que te has convertido en un candidato ideal a ocupar La Silla. Sí, Tomás, me refiero a La Silla presidencial. Ésa que está en Palacio Nacional y en donde se sienta el Presidente de la República. ¿Te imaginas si algún día llegas a ser Presidente de cualquiera de los dos países de los que eres ciudadano: