Está en la página 1de 2

*** w07 15/6 págs.

6-7 Valores eternos que nos marcan el rumbo ***


PRINCIPIOS ETERNOS
La Regla de Oro. “Todas las cosas que quieren que los hombres les
hagan, también ustedes de igual manera tienen que hacérselas a
ellos; esto, de hecho, es lo que significan la Ley y los Profetas.”
(Mateo 7:12.)
Ame a su prójimo. “Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo.”
(Mateo 22:39.) “El amor no obra mal al prójimo; por lo tanto, el amor
es el cumplimiento de la ley.” (Romanos 13:10.)
Respete y honre a los demás. “En amor fraternal ténganse tierno
cariño unos a otros. En cuanto a mostrarse honra unos a otros,
lleven la delantera.” (Romanos 12:10.)
Promueva la paz. “Mantengan paz entre unos y otros.” (Marcos
9:50.) “Si es posible, en cuanto dependa de ustedes, sean pacíficos
con todos los hombres.” (Romanos 12:18.) “Sigamos tras las cosas
que contribuyen a la paz.” (Romanos 14:19.)
Sepa perdonar. “Perdónanos nuestras deudas, como nosotros
también hemos perdonado a nuestros deudores.” (Mateo 6:12.)
“Háganse bondadosos unos con otros, tiernamente compasivos, y
perdónense liberalmente unos a otros.” (Efesios 4:32.)
Sea fiel. “Si quieres disfrutar del amor, disfrútalo con tu esposa.
¡Guarda tu amor sólo para ella! ¡No se lo des a ninguna otra! [...]
¡Bendita sea tu esposa, la novia de tu juventud! [...] Deja que su
amor y sus caricias te hagan siempre feliz. [...] No dejes que otra
mujer te cautive ni busques las caricias de la mujer casada.”
(Proverbios 5:15-20, Traducción en lenguaje actual.) “La persona fiel
en lo mínimo es fiel también en lo mucho, y la persona injusta en lo
mínimo es injusta también en lo mucho.” (Lucas 16:10.) “Lo que se
busca en los mayordomos es que al hombre se le halle fiel.”
(1 Corintios 4:2.)
Sea honrado. “¿Puedo ser moralmente limpio con balanzas inicuas
y con una bolsa de pesas de piedra engañosas?” (Miqueas 6:11.)
“Confiamos en que tenemos una conciencia honrada, puesto que
deseamos comportarnos honradamente en todas las cosas.”
(Hebreos 13:18.)
Diga siempre la verdad y sea justo. “Odien lo que es malo, y amen
lo que es bueno, y den a la justicia un lugar en la puerta.” (Amós
5:15.) “Hablen verazmente unos con otros. Con verdad y el juicio de
la paz hagan su juzgar en sus puertas.” (Zacarías 8:16.) “Ahora que
han desechado la falsedad, hable verdad cada uno de ustedes con
su prójimo.” (Efesios 4:25.)
Trabaje con diligencia. “¿Has contemplado a un hombre hábil en su
trabajo? Delante de reyes es donde él se apostará.” (Proverbios
22:29.) “No sean holgazanes en sus quehaceres.” (Romanos 12:11.)
“Cualquier cosa que estén haciendo, trabajen en ello de toda alma
como para Jehová, y no para los hombres.” (Colosenses 3:23.)
Sea apacible, compasivo y bondadoso. “Vístanse de los tiernos
cariños de la compasión, la bondad, la humildad mental, la
apacibilidad y la gran paciencia.” (Colosenses 3:12.)
Venza el mal con el bien. “Continúen amando a sus enemigos y
orando por los que los persiguen.” (Mateo 5:44.) “No te dejes vencer
por el mal, sino sigue venciendo el mal con el bien.” (Romanos
12:21.)
Dele lo mejor a Dios. “‘Tienes que amar a Jehová tu Dios con todo
tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente’. Este es el más
grande y el primer mandamiento.” (Mateo 22:37, 38.)