Está en la página 1de 1

94 Los sábados de ABC SÁBADO 10/12/2005 ABC

PROPUESTAS Y LUGARES
Las noches de Berlín aspiran a recuperar un pulso perdido. El local más
importante y ambicioso acaba de abrirse. Lleva el nombre de Goya y acoge
un bar de pinchos, un «txoko» y un restaurante de cocina moderna vasca

Berlín: la noche
La organización desarrolla 130 proyectos sanitarios anuales, por
un valor cercano a los 25 millones de euros
se llama Goya
POR RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL EN BERLÍN
Los «médicos voladores» no son un grupo de
trapecistas, sino una ONG de africanos y
para africanos que funciona con gran eficacia
B erlín ha hecho siem-
pre esquina con la noche en la
plaza de Nollendorf y adya-
Pero la coincidente crisis
económica había restado gla-
mour a esta deshinibida capi-
centes callejones de luz sesga- tal cultural que evita cuidosa-

Una cena con


da. Pero tras la brillante inau- mente creer que lo es de nada.
guración del Goya, parece que La noche sorteó la crisis ce-
incluso en esta capital infor- diendo a la frugal moda de
mal la noche vuelve a ser un plantarse en tal o cual club ile-

sabor africano ejercicio sofisticado, en la es-


tela de aquel Berlín weimaria-
no, ajeno a la crisis mundial y
el auge del nazismo, que enlo-
agenda del ancho mundo jun-
to a La Perle de París o el Hea-
ven de Londres. El Goya abre
gal «ultra fashion», colándose
en un edificio en obras con po-
sible intervención policial: Lo
contrario al «bling, bling» ex-

A
quecía en este mismo local sus puertas en el que fue tea- travagante y gangsteril de
por escuchar a los prodigiosos tro «am Nollendorfplatz», en otras capitales. Berlín carecía
veces nos pregun- Sus 600 profesionales, en un Comedian Harmonists, cuya el picante y cabaretero barrio de un sito donde sacar 500
tamos qué hacen los africa- 95 por ciento de los casos afri- ironía y velocidad vocal im- de Marlene Dietrich, local di- euros y encargar que corriera
nos para cuidar de sí mis- canos, combaten el SIDA, presionarían hoy a un rapero, rigido en tiempos por Erwin el champán.
mos. Sabemos que necesitan que es el azote más atroz y sobre todo si tuviera que decli- Piscator y que luego fue el Me- Prueba inusual de la estre-
ayuda de forma ineludible, espectacular, pero no el úni- nar en alemán. tropol de los 70, donde actua- chez es que el Goya, un ambi-
pero las noticias que llegan co —ahí están la tuberculo- El III Reich deshizo a los ron David Bowie e Iggy Pop, y cioso empeño del conocido
de aquel continente suelen sis y la malaria—. Otro cam- Harmonists —la mitad ju- finalmente un decadente case- noctámbulo local Peter Glüc-
ser tan malas siempre, que po de trabajo es el de la pre- díos— como aniquiló para el ron abandonado en la prisa de kstein, ha invitado a sus futu-
nos invade la tentación de ti- vención y las condiciones hi- resto del siglo aquellos breves la reunificación. ros clientes a convertirse en
rar la toalla o de reprochar a drosanitarias. años en que Berlín fue la capi- accionistas, y 2.500 han com-
los africanos —sobre todo a AMREF forma profesiona- tal del mundo que narró Is- Tirar el champán prado paquetes a partir de
los pueblos del área negra— les de la salud, y ha creado herwood, al menos la más fe- Es justo aclarar que la noche 4.000 euros. Cuatro años de
sus propias dificultades. Y un laboratorio sobre las en- bril e histriónica, con la mejor berlinesa ha seguido siendo trabajos y 11 millones ha cos-
es que una de las cosas peo- fermedades más característi- ciencia pero también los mejo- notoria por marcar el espíritu tado reconvertir el Metropol,
res que le sucede a África es cas africanas, de referencia res cabarets y canciones como de su tiempo, ese «Zeitgeist» edificio guillermino de 1906,
que el torrente de datos nega- para los países del área. El «Veronika, der Lenz ist da», que dicen, como cuna del tec- diseñado por Albert Fröhlich
tivos ahoga los éxitos, los es- apellido «flying doctors», o «Blauer Engel» y «Falling In no alemán, refugio de la sub- y ahora transformado por el
fuerzos y las esperanzas de médicos voladores, se lo ha Love Again». cultura de los 80, del cyber- renombrado Hans Kollhoff. El
quienes pelean por cambiar ganado la ONG con el servi- «Berlín vuelve a salir de no- punk y la electrónica a princi- resultado emana un chic frío:
los acontecimientos. cio aereo que transporta pro- che» es ahora el lema y com- pios de los 90, finalmente jo- entre el purismo zen, en ele-
¿Que qué hacen los africa- fesionales, quirófanos y me- promiso del nuevo club «Go- ven república «cool» y bohe- gante blanquinegro, y el ba-
nos para cuidar de sí mis- dicamentos a zonas de difícil ya», que aspira a figurar en la mia de los 2000. rroco de las 12 columnas y 13
mos? Lo que pueden, aunque acceso.
las circunstancias políticas En España cuentan con de-
no suelen favorecerles. Pero legaciones y asociados que
cuando encuentran una sali- conocen el trabajo de la
da la aprovechan como po- AMREF. Pero necesitan
cos. Un ejemplo es el de la más: más asociados y más
Fundación Africana para la dinero. A corto plazo, para
Medicina y la investigación, un programa de atención a
más conocida como AMREF adolescentes y enfermos de
Flying Doctors. Se trata de SIDA de los barrios margina-
una ONG, pero no es otra ge- les de Addis Abeba , en Etio-
nerosa y esforzada ONG pía. Y para lograrlo han or-
«blanca» y occidental, sino ganizado el próximo 13 de di-
con sede en África (Nairobi, ciembre, a las 21.00 horas
Kenia) y gestionada por los una cena-cóctel en el restau-
propios africanos. rante Arola del Museo Nacio-
Creada en 1957 por profe- nal Centro de Arte Reina So-
sionales de la medicina, es la fía. La cena la servirá Sergi
principal ONG sanitaria sin Arola, con fondo de música
ánimo de lucro, aconfesio- africana. La entrada es de
nal y apolítica que opera en 100 euros.
el continente. Cuenta con ofi- AMREF. Pío XII, 57. 28016
cinas permanentes en Etio- Madrid. Tel: 913430211,
pía, Tanzania, Uganda y Su- amref@fundacionamref.
dáfrica, además de Kenia. org
El «Goya» está pensado para disfrutar con la música, la decoración algo fría, y la cocina vasca