Está en la página 1de 1

24

INTERNACIONAL

60 aniversario de la OTAN

24 INTERNACIONAL 60 aniversario de la OTAN Frentes abiertos SÁBADO 4š4š2009 ABC

Frentes abiertos

SÁBADO 4š4š2009 ABC

Juan Pedro

Quiñonero

abiertos SÁBADO 4š4š2009 ABC Juan Pedro Quiñonero O TAN, EUROPA, F RANCIA N icolas Sarkozy ha

OTAN, EUROPA, FRANCIA

N icolas Sarkozy ha hecho realidad el sueño de algu-

no de sus predecesores, De Gaulle, Giscard, Mitterrand, Chirac: «codirigir» la OTAN. La salida de la organiza- ción militar de la Alianza fue para De Gaulle la manera más espectacular de subrayar su determinación nacional: do- tar a Francia de un parque de arti ll ería nucl ear, pi lar de su soberanía militar, piedra angu- lar de la seguridad de Europa y las relaciones trasatlánticas. En 1975, la idea original de Giscard, ala hora de consti- tuir y c onvocar en Versalles la primera reunión del G7, era or ga ni za r u n c onsistorio de grandes potencias occidenta- les, para tratar de cuestiones que escapaban a la competen- cia de la CEE y l a A lianza. Gis- card restauró con Gerald Ford la cooperación nuclear. Entre 1981 y 1 995, Mitte- rrand fue uno de los miem- bros más activos de la Alian- za. En 1983 dio un apoyo deci- sivo a l a O TAN durante la ba- talla de los euromisiles. Poco más tar de se cel ebr ó e n P arís un Consejo atlántico. En 1993, Francia participó por vez primera en una operación militar de la OTAN. Entre 1995 y 1997, Chirac intentó negociar el «pleno re- torno» francés a la OTAN. Pe- ro sus exigencias chocaron con la administración Clinton. Diez años más tarde, Sarkozy relanzó las negociaciones Pa- rís-Washington que culminan con la concesión a Francia de mandos de cierta relevancia, en Lisboa, sede de la Fuerza de reacción rápida, y en Norfo- lk, donde se encuentra el Allied Command Transforma- tion, responsable de la evolu- ción estratégica de la OTAN. Tras tres décadas de «aproximación flexible», Pa- rís vuelve al mando militar de la Al ian za, asp ira ndo a « codi- rigir» su organización militar. Quizá no sea un azar que las ceremonias que conmemo- ran tal acontecimiento coinci- dan con la reforma de los pila- res del modelo capitalista: el chalaneo militar trasatlántico correo hoy parejo a l a « co ges- tión» multipolar de las crisis.

parejo a l a « co ges- tión» multipolar de las crisis. El pri mer mini

El pri mer mini stro de Koso vo, Hash im Thac i, y J avier Solana conversaron ayer durante su reunión en la sede de la UE en Bruselas

EFE

Kosovo, el «baby» de la OTAN

El anuncio de la retirada de las tropas españolas por la ministra de Defensa ha provocado el desagrado de una soldadesca que no entiende de diplomacias. Entre sus alegaciones ante lo que llaman «chaconazo», la de haber sido tratados ya de «gallinas» por la KFOR

POR RAMIRO VILLAPADIERNA ENVIADO ESPECIAL

PRISTINA. La OTAN no nece- sitaba este regalo de cumplea- ños, «pero aquí, se da un taco- nazo y se cumple», dice un ofi- cial atlántico en la capital ko- sovar. Ha sido más bien un «chaconazo» y un diputado al- banés pregunta a e ste diario qu é e jemplo da España a l os nuevos miembros que ingre- san estos días: «Para noso- tros, que somos como el bebé de la OTAN y la UE, una alian- za es algo más serio» . Ardian Gjini es vicepresi- dente de la Alianza para el Fu- turo de Kosovo y l amenta que la OTAN no esté «precisamen- te en estos momentos, para es- te tipo de bromas». Hace 10 años la Alianza entró por pri- mera vez en combate para proteger a u n p ueblo europeo de su gobierno; los equili- brios sobre el filo de una mi- sión única y n ueva, con ras-

gos militares, policiales, polí- ti co s y sociales arrojan un re- sultado mixto; pero no alte- ran la paternidad: Kosovo es el hijo de una organización in- ternacional, que en tanto tie- ne pr ob le ma s d e e dad, perso- nalidad y alcance. En la oficina de la fuerza en Kosovo (KFOR) y en los ba- res donde salen los oficiales se aprecia sin perspicacia una mirada irónica, una ceja le- vantada, un gesto de desagra- do. La soldadesca no entien- de de diplomacias, explica un ofic ial con expe rien cia en mi- sion es, y c uando unos dejan a otros en la estacada «estos se lo van a h acer sentir y n o l la- má nd ol es bo ni to s» . D ada la censura informativa en torno a l a b ase, no es fácil confirmar alegaciones de que se habrían visto ya tratados de «gallinas» por tropas —parece que ale- manes, marroquíes— de la zo- na noroccidental. Portavoces del contingen-

te nort eamer icano conce den que lo preocu pante «es cómo ha ll ev ad o E spaña este asun- to» . « Está la cosa que parece un pueblo español», dice un comentarista croata recordan- do el proverbio local. Moncloa insiste en que se ha sido corr ecto , l a d ecisión está tomada y l a r etirada se hará gradual, pero este diario per cib e e n m edios diplomáti- cos, de Defens a y en el propio ámbito del pr es id en te la es tu - pefacción ante los modos:

«Se ha estropeado tontamen- te nuestro deseado estreno con EE.UU.», reconoce a A BC un diplomático relevante en torn o a la cuestión kosovar y la apresurada decisión final española. Después de que Washington rehusara de pla- no un a p etición electoralista de Za pa te ro , t odos coinciden

Portavoces del contingente norteamericano conceden que lo preocupante «es cómo ha llevado España este asunto»

en que l a l ínea española hacia Kosovo d io un vuelco. Este fin de semana, Fratti- ni cu es ti on ab a a ún el parecer de Zapatero en la reunión de Exteriores en la República Checa, sobre que el trabajo ya estaba h echo: «No es concebi- ble irse mañana, aún se nos pi- de un compromiso político que acompañe a l a m isión Eulex». A A BC había subraya- do que «una deci sión de esta s características conviene dis- cutirla primero», refutando las protestas de Madrid de que se había informado «a los pr in ci pa le s a liados». Italia es el primer conti ngente y t iene el mando en zona.

Torpedeada por España

Sobre el primer año de inde- pen den cia , e l ú ltimo sondeo de Gallup para el Fondo Euro- peo para los Balcanes, revela qu e, de los siete países de la región, los kosovares son los más satisfechos con sus vidas. Pero la realidad es que Koso- vo sigue siendo pobre y s u a d- ministración débil, con una confusión de organigramas y leyes y u na misión de la UE (Eulex) que ha empezado tor- pedeada por Serbia y por algu- nos miembros de la propia UE como España.