Está en la página 1de 1

[ABC: C1ABC-DOMINGOS-PAGINA4 [PRIMERA -62 ] ...

10/07/05] Author:ADMIN1 Date:10/07/05 Time:22:30

62 Los domingos DOMINGO 10/7/2005 ABC

ETNIAS

Gitanos
La nación
fantasma de la UE
El pueblo que se ha llevado a sí mismo sobre ruedas desde hace siglos
sería hoy un país medio de la UE si tuviera una tierra, un gobierno, si no
fuera invisible... Varios países han abierto —de 2005 a 2015— la
Década de la Integración. Entramos en el tiempo de los gitanos
Donde han entrado en la sociedad ha sido por la música, sobre todo la música rusa, húngara y española
TEXTO: RAMIRO VILLAPADIERNA, ENVIADO ESPECIAL. FOTOS: CHRISTIAN DE LUTZ
sociedad occidental. Pero donde he. Sólo ahora debaten en Alema- el idioma y el tiempo que hace de
están asentados es en las márge- nia el levantamiento de un memo- su asentamiento: sólo en Ruma-

U
na nación fantasma re- nes». Y les prohibieron entrar en la nes más literales de la sociedad: rial de la tragedia. nía hay 40 grupos y los sinti alema-
corre y lleva siglos vi- ciudad. Perseguidos por partidas, «Muchos enclaves en Europa Cen- La primera ley antigitana se dic- nes no se tratan con los roma del
viendo en Europa. En linchados en los caminos, raza re- tral son peor que Soweto. Y aún tó en 1471, en Suiza, y recorrió las Este. Muchos perdieron la lengua
Svinia (Eslovaquia) los cóndita, impenetrable, ellos mis- hay quien se extraña de que algu- cortes, de España a Suecia. En vís- y hablan húngaro, rumano, len-
llaman «los comeperros», y nunca mos empiezan a reconocerse tam- Camino de nos soliciten asilo», aduce Djuric, peras de su Revolución, Francia pa- guas eslavas; en el Balcán los hay
han comido un perro que recuer- bién parte delproblema, como admi- hasta hace poco presidente de la gaba 24 francos por cabeza gitana, cristianos y musulmanes; algu-
den, y si algo sólo tiene el pueblo te la joven diputada húngara Lívia
una cumbre Unión Internacional Romaní. viva o muerta, según Donald Ken- nos se hicieron incluso comunis-
romaní, es memoria. En el sur de Járóka: «Tenemos que romper el internacional rick. En Holanda y Dinamarca su tas después de 1945, cuando el ma-
España se los llamó egipcianos miedo a ser visibles», aunque admi- sobre el Ignorancia y prejuicios caza se tuvo por deporte hasta el si- sivo intento de sedentarizarlos, lo
—como los ingleses: «gypsies»—, Lívia Járóka, teque «a veces la descomposición fa- pueblo «Antes de acabar con los gitanos, glo XVIII. A los gremios artesanos que revela por su parte un impor-
y no eran de Egipto; en Francia, diputada miliar occidental tampoco es envi- los gobiernos acabaron con la ver- y comerciantes les espantaba la tante esfuerzo de aclimatación.
bohemios, y nada tenían de Bohe- húngara: diable». Járóka está en el grupo de- romaní, que dad» sobre los gitanos, escribe Dra- competencia y el clero sospechaba Kancheva, a su manera y con
mia; en los pueblos, que venían «Tenemos que mocristiano europeo y es la segun- ha lanzado la goljub Ackovic en «Escucha, pue- de la quiromancia y de sus conver- portada de «Playboy», y Járóka a
los húngaros, y no son hijos de Ár- romper el da representante gitana en Estras- blo». Ignorancia y prejuicio oculta siones. En España, a parte su expul- la suya —con una hija de un año y
miedo a ser Década de la
pád; en Italia los llamaron zínga- burgo, tras el histórico Juan de Dios a los «roma» (la gente) a los ojos de sión de las ciudades dictada por Isa- un doctorado en Londres—, son
ros, por los trashumantes «tsint-
visibles»
Ramírez Heredia, que impulsó el I
Integración, los «gadje» («civil» en hindi, frente bel y Fernando en 1484, aciaga fue modelos para una futura genera-
sar» del Balcán; en zonas de Cen- Congreso Gitano de la UE. Camino el millonario a militar), en lo que tiene parte un la redada de 1749 provocada por la ción. «Pero sólo tendremos políti-
troeuropa, «olach» —como «italia- de una cumbre internacional sobre filántropo propio ensimismamiento a veces reorganización territorial. cos gitanos cuando haya también
no» en magyar—; en otros luga- el pueblo romaní, que ha lanzado la Georges casi xenófobo hacia los «gadje» o taxistas, peluqueras y contables
res, «vlach», vieja voz para celta o Década de la Integración, el millona- payos, que son el mal o «merri- Paro masivo gitanos», advierte György Ligeti,
extranjero en el «limes» romano. rio filántropo Georges Soros nos de-
Soros dice: mah». Un mecanismo de autodefen- Alejados de todo, sometidos hasta de la Fundación Kurt Lewin. El
Ahora también los han llamado cía que «es la gran deuda de Euro- «Es la gran sa para el pueblo europeo más per- losaños 70 aprogramas deesteriliza- instituto Gandhi de Pec (Hun-
«robaperas», y alguna pera y algu- pa». deuda de seguido, con los judíos, y segundo ción en Eslovaquia, forzados en los gría) tiene éxito con el «experi-
na gallina ya han birlado. «¿Cuán- Viven aquí desde hace seis a diez Europa» objeto de exterminio del III Reich. Países Checos a escuelas para retra- mento segregacionista» de una es-
ta hambre hay que tener para ro- siglos y apenas nadie sabe de ellos: Aunque éste sólo retomó una tradi- sados sin salida, la falta de escolari- cuela superior sólo para gitanos,
bar unas patatas?», pregunta en que muchos del Este descienden de ción de expulsión y aniquilación zación ha relegado a los gitanos al dice János Bogdan: sin perturba-
Jarovnice (Eslovaquia) el asisten- esclavos o de sobrevivir en los bos- originada con la formación de los paro masivo —quintuplican el paro ciones socioculturales los alum-
te social Adrian Simionescu. ques a las cacerías, prácticas comu- estados modernos, dice William medio y la población penal—, pero nos avanzan más deprisa.
nes en Europa hasta entrado el siglo Duna, que dirige la Society for the sobre todo «a no entender la socie- Donde han entrado en la socie-
Sin reconocimiento XIX. Tampoco se sabe que fueron Preservation of Gypsy Music. dad en que viven», lamenta la dipu- dad ha sido por la música, sobre
Desde la ampliación, hay un pueblo una fuerza militar de choque, reclu- El gitano fue «el genocidio ocul- tada Járóka. Pero las exigencias de todo la música rusa, húngara y es-
relativamene grande —de 8 a 12 mi- tada en el Indostán por los tártaros y to», según el activista checo Cenek Bruselas para el ingreso en la UE pañola, quizá la más endeudada
llones— no reconocido en el seno de luego los turcos, según el experto Ruzicka, que batalla por un monu- pueden haberse convertido en su por ser el flamenco su gran esca-
la UE: oficialmente los gobiernos no La modelo IanHancock, que representa a los gi- mento en el campo de concentra- mejor aliado. Así cayó el muro, le- parate internacional. El experto
mantienenestadísticas; son sólo ciu- Yuliana tanos en la ONU. No todos emplean ción de Lety (sur de Bohemia). La- vantado por los vecinos para sepa- Bernard Leblon cree que entre
dadanos se dice con hipocresía mi- Kancheva ha la lengua romaní, codificada hace menta que a la prensa le mueva rarse de ellos en Ustí nad Labem; en tanta persecución la música gita-
nisterial. Con máximos de mortan- fracasado en 15 años, y son grupos distintos: calé , más la devolución de un cuadro de Macedonia tienen un teatro único, na encontró en Andalucía lo más
dad,pobreza y analfabetismo, el últi- las elecciones roma, sinti, tsigani, lovari, degesi Klimt robado por los nazis que la radios y dos canales de TV; en Hun- cercano a un hogar.
mo informe de la ONU habla de «is-
búlgaras (los más despreciados). tragedia de un pueblo que perdió a gría empieza a haber decenas de be- El ex presidente eslovaco Schus-
lasde TercerMundo en Europa». Or- Rajko Djuric los ve como un más de medio millón en el holo- cados universitarios y están entran- ter cree que el conservatorio sería
ganizaciones compometidas conclu- «pueblo mundial pero una mino- causto («porrajmos», el devora- do en la Policía checa. Ahora se ini- una vía gitana a la enseñanza supe-
yen que el trato a los gitanos es tal ría nacional» en «Sin patria ni dor). Miles ni llegaban a los cam- cia la Década de los Gitanos, con el rior, y en la sociedad mediática po-
vez el asunto de derechos civiles tumba». ¿Alguien ha visto alguna pos, tiroteados por las policías loca- acento en la educación; pero la pri- cas esferas son más visibles que la
más importante de la UE. Pero los vez un cementerio gitano? La estu- les en los caminos; sin registro al- meraopción política propia e impor- de la música: en las últimas sema-
gitanos no han tenido aún un Lu- diosa Isabel Fonseca también re- guno, se desvanecieron. En su dis- tante, el partido Euroroma, acaba nas nombres gitanos son ídolos en-
ther King, aunque alguna figura po- paró en esta tara fundacional de curso del Nobel, Elie Wiesel los lla- de fracasar en las elecciones búlga- tre sociedades tan adversas como la
lítica empieza a emerger. toda comunidad cuando escribió mó «los olvidados del mundo». Ni ras pese al tirón de su vicepresiden- checa, la eslovaca y la húngara, tras
«No éramos vagabundos por ge- «Enterradme de pie», en homena- El pueblo siquiera fueron mencionados en ta, la modelo Yuliana Kancheva. ganar sus respectivos «Operación
nes,nos vimos obligados», dice el ex- je a quienes han tenido por sola gitano no era Nuremberg, nadie les pidió per- La incorporación del Este ha Triunfo». «La gente ha visto que no
perto británico Ian Hancock, que po- patria los caminos. Pero hoy es ya vagabundo por dón. Ni ellos han pensado exigirlo, multiplicado por dos la población son comeperros», dice en Svinia
ne el origen de la incomprensión en apenas una idea romántica y casi genes, sino que hasta ahora: «A unos les enseña- gitana de la UE. Pero no ha varia- Alex Musinka, coordinador de una
la fiebre antisarracena de la Edad todos están asentados, aunque las se vio obliglado ron a no olvidar, a nosotros a no re- do su mínima representatividad ONG canadiense: «El 90 por ciento
Media; «nos tomaron por musulma- familias se visiten más y por más a serlo cordar», explica el experto y repre- política, pues acusan su división del problema gitano está en la cabe-
tiempo de lo que hoy se visita la sentante europeo Nicolae Gheorg- en clanes, lealtades, profesiones, za del payo».

Intereses relacionados