Está en la página 1de 132

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

Madrid, 2012

cuadernos de ATLETISMO

Nº61
Nº61
L A E N E Madrid, 2012 cuadernos de ATLETISMO Nº61 REAL FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE ATLETISMO

REAL FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE ATLETISMO ESCUELA NACIONAL DE ENTRENADORES

Nº61 REAL FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE ATLETISMO ESCUELA NACIONAL DE ENTRENADORES Real Federación Española de Atletismo

Real Federación Española de Atletismo

REAL FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE ATLETISMO ESCUELA NACIONAL DE ENTRENADORES

CUADERNOS DE ATLETISMO

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE MADRID 2012

Por ARTURO OLIVER

MADRID, 2013

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

EDITA: Real Federación Española de Atletismo

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

PRESENTACIÓN

Nº61 XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE PRESENTACIÓN Llegamos al número 61 de la Colección Cuadernos

Llegamos al número 61 de la Colección Cuadernos de Atletismo, que a su vez es el primero de esta nueva etapa digital. Dicha colección ha contribuido a mejorar los conocimientos técnicos de muchos en- trenadores desde su creación.

En este caso el cuaderno que nos ocupa se trata de un monográfico sobre las XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE, celebradas en Madrid a finales de 2012, donde los tres temas principales fueron las ponencias de Juan José González Ba- dillo, “El hoy de la fuerza”; de Antonio Latorre, “Las ten- dencias actuales en el entrenamiento de medio fondo y fondo. La importancia de los factores neuromusculares”; y de Manuel Bueno, “Los talentos deportivos”.

Un cordial saludo a todos

“Los talentos deportivos”. Un cordial saludo a todos José María ODRIOZOLA Presidente de la Real Federación

José María ODRIOZOLA Presidente de la Real Federación Española De Atletismo

INTRODUCCION

Las XIX Jornadas técnicas de la ENE estaban programadas los días 17 y 18 de No- viembre en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y Deporte (INEF) de Madrid. El proceso electoral que tuvo lugar el sábado 17 obligó a suspender la actividad de ese día y las ponencias tuvieron que concentrarse el domingo 18 por la mañana con el consiguiente perjuicio para un desarrollo más extenso. Se optó por no renunciar a ninguno de los tres ponentes participantes, con lo cual hubo que comprimir las intervenciones y casi eliminar los coloquios. Damos las gracias a los asistentes por su presencia e interés a pesar de las circunstancias del momento.

Tres han sido los temas tratados y las ponencias desarrolladas por tres especialistas muy cualificados y aunque su curriculum figura en el texto vamos referirnos a ellos a modo de presentación.

En primer lugar intervino Juan José González Badillo, profesor de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y del Master de alto rendimiento del COE; también ha sido entrenador de halterofilia de la “Residencia Blume de Madrid durante más de 20 años. Su tema ha sido lógicamente: “El hoy de la fuerza” actividad donde ha sido co- cinero antes que fraile. En su exposición se ha referido a los conceptos actuales de la fuerza y a las investigaciones que van permitiendo clarificar estos conceptos, algunas de ellas expuestas en los libros que ha publicado. En su ponencia que tuvo que com- primir por falta de tiempo, aclaró algunos conceptos, sobre todo en lo que se refiere al factor velocidad asociado a la intensidad en los ejercicios de fuerza. Sin dudas nos quedamos con ganas de ampliar las enseñanzas que nos iba transmitiendo.

En segundo lugar tuvimos al italiano Antonio Latorre, entrenador de fondo y marcha, profesor de la universidad de Milán y editor de los textos de medio fondo y fondo para los cursos de la IAAF que nos habló de “Las tendencias actuales en el entrenamiento de medio fondo y fondo. La importancia de los factores neuromusculares”.

Parece ser que los factores neuromusculares son actualmente la última frontera en la posibilidad de progreso en estas especialidades y el factor que nos separa de los co- rredores africanos. Persona muy en contacto con los entrenadores italianos que tra- bajan actualmente en Kenia y que tan grandes resultados están obteniendo en este tipo de pruebas. Su ponencia fue muy didáctica aunque tuvo nuevamente el problema de la falta de tiempo al tener que ser traducida su intervención.

En tercer lugar tuvimos a Manuel Bueno, entrenador español residente en Suiza y gran aficionado a los temas clásicos de la literatura deportiva que nos habló sobre: “Los talentos deportivos”, uno de los temas más importantes y recurrentes en la actualidad. El nivel del deporte en general y del atletismo en particular es tan alto en nuestros días

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

que, sin entrenar personas con un gran nivel de talento durante un largo periodo de tiempo, no se puede competir y obtener resultados en la alta competición actual.

Persona con acceso por su dominio de los idiomas a la literatura deportiva alemana e inglesa está trabajando en la actualidad sobre la fuerza en los niños, tema de gran relevancia por la escasa información que manejamos. Su ponencia nos aporta gran cantidad de información sobre los conceptos que se manejan actualmente en el proceso de desarrollo del talento deportivo, muy relacionado con los talentos artísticos y nos confirma la necesidad de aumentar nuestros conocimientos sobre los problemas de toda índole que plantea el desarrollo de un talento deportivo.

La actual crisis económica que todos padecemos y la disminución de los recursos eco- nómicos de la federación española de atletismo nos obliga a editar este nuevo “Cua- derno de atletismo” nº 61 en versión digital. No queremos que los conocimientos técnicos que se imparten en nuestras “Jornadas de Atletismo” dejen de llegar a los entrenadores españoles.

Este es uno de los objetivos y trabajos de esta escuela (ENE) dotar de información a las personas que dirigen a los futuros atletas, la continuidad de su formación a través de los conocimientos que les podemos aportar.

La documentación que recoge este “Cuaderno de atletismo” nº61 procede de la trans- cripción completa de la grabación efectuada de las conferencias y de la documentación original aportada por los ponentes para estas jornadas. La traducción ha sido revisada, al igual que las ponencias, para poder llegar a una forma más literaria y comprensiva que el lenguaje coloquial de las intervenciones.

Agradecer al decano de la facultad de Ciencias de la Educación Física y Deporte (INEF) Javier Sampedro las facilidades dadas para la celebración de estas jornadas de Estudio y a Jesús Aranaz, ya en estatus de jubilado a partir de diciembre de 2012, por la recopilación de la información previa con la que se confeccionó el CD que se entregó a los asistentes.

Arturo OLIVER CORONADO

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

INDICE

1.

El hoy de la fuerza Juan José GONZALEZ BADILLO (España)

9

2.

Tendencias actuales en el entrenamiento de medio fondo y fondo. La importancia de los factores neuromusculares Antonio LATORRE (Italia)

42

3.

Los talentos Manuel BUENO (España)

69

4.

El talento y el entrenador José Luis MARTINEZ (España)

89

4.

Jornadas Técnicas de la E.N.E. Historial José Luis MARTINEZ (España)

92

1.EL HOY DE LA FUERZA Presentación de José

1.EL HOY DE LA FUERZA

Presentación de José

Por Juan José González Badillo (España)

Luis Martínez

N uestro primer ponente es Juan

José González Badi- llo. Un gran pensador dijo que elegir es mi cruz y en estos tiem- pos que tenemos tan- tos bibliopiratas y algunos cuyas exce- lencias teóricas se convierten en desgra- cias practicas, la elec- ción de Juanjo era evidente por la credi- bilidad. Con Juanjo en estas instalaciones cuando el gimnasio estaba en la caseta de las herramientas en la zona de lanzamientos hemos compartido veinte años de entrenador de la “Residencia Blume” en Halterofilia él y yo en Lanza- mientos. Tiene más de 800 records nacionales y varias medallas en campeonatos inter- nacionales y algún record que lleva más de 30 años. En la parte teórica tiene sus libros excepcionales, no se si los conocéis, tiene su practica didáctica en el master de alto ren- dimiento del comité olímpico español que compartimos hace veinte años.

Pero es la credibilidad de la persona que ha hecho práctica lo que nos interesa, es muy estudioso, tiene su doctorado y es catedrático, pero no ha olvidado la práctica cuando ha pasado a la docencia. Estamos hablando de una persona que conoce la fuerza, la ha vivido con pasión, como profesión y como hobby todo en uno, así que adelante.

Muchas gracias a José Luis por la presentación y a la ENE por haberme invitado a estas Jornadas que son una referencia dentro del mundo del deporte nacional como actividad técnica importante. Al haberse reducido el tiempo, he tenido que hacer una eliminación

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

de diapositivas y vamos a ir un poco mas rápido. Tenemos distintos apartados, el pri- mero de ellos hace referencia a ¿Qué es la fuerza aplicada en el deporte?

Antes de pasar a evaluar la fuerza, tenemos que tener claros una serie de conceptos, estos nos permitiría saber qué tenemos que medir, ¿cuándo hemos de medir?, ¿cómo hacerlo? y ¿para qué hacerlo?. No tendría sentido decir que ahora voy a entrenar la fuerza explosiva y después la fuerza rápida o no tendría sentido decir que vamos a uti- lizar resistencias muy ligeras para mejorar la fuerza explosiva o no tiene sentido decir que el entrenamiento de fuerza es opuesto al de potencia.

¿Qué fuerzas intervienen al aplicar fuerza?

Al aplicar fuerza intervienen dos fuerzas, una la fuerza o tensión que genera el musculo, su tensión, y la otra fuente de fuerza es la fuerza que representa la carga que nosotros vamos a desplazar. Bueno, pues ninguna de estas dos es la fuerza aplicada. Cuando nosotros hablamos de este concepto en el deporte lo que nos interesa es el resultado de la interacción entre esas dos fuerzas mencionadas, que sería la fuerza aplicada.

Hay que hacerse otra pregunta: ¿Qué es lo que se mide habitualmente?

Lo que se mide habitualmente es un peso que se desplaza. Pero eso no es la fuerza aplicada, porque cuando desplazamos un cuerpo necesariamente tenemos que aplicar mas fuerza de la que representa el propio peso o carga que nosotros desplazamos, por lo tanto lo que me- dimos no es realmente lo que nos interesa.

¿Cuál es el indicador de que se aplica más o menos fuerza? Pues si hablamos de una misma carga, ya que el objetivo del entrenamiento siempre es desplazar una misma carga cada vez a mayor velocidad, lo que determina que aplicamos más o menos fuerza es la ve- locidad. Todo el entrenamiento que hacemos lo realizamos con un solo objetivo y es desplazar siempre la misma carga a mayor velocidad, cada uno que lo ajuste a su espe- cialidad, pero ése es el único objetivo para el que entrenamos. Hay una excepción, que cu- riosamente es la Halterofilia, que consiste en mantener siempre la misma velocidad para desplazar una carga cada vez superior. En el resto de los deportes el objetivo es que la misma carga se desplace a mayor velocidad. El que gana el maratón no es el “más resistente”, es el “más veloz”, obviamente, porque ha desplazado su cuerpo a mayor velocidad.

¿A mayor tensión muscular, mayor fuerza aplicada? Generalmente no es así. Vamos a verlo con más detalle. Como hemos indicado, las fuentes de la fuerza son las fuerzas internas y externas. La fuerza interna es la que genera el musculo y la fuerza externa es la carga que tenemos que desplazar. De la interacción entre ambas surge la fuerza apli- cada, digamos que es la fuerza en el deporte y también que es la manifestación externa

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

de la fuerza interna, es decir de la tensión muscular.

Vamos a un ejemplo, esta línea roja marca el espacio cuando hacemos una sentadilla completa, la flexión y la extensión, bajar y subir. Esta línea azul es la que representa la fuerza que esta aplicando el sujeto contra la barra, obviamente se hace en una plataforma dinamométrica. Cuando el sujeto esta quieto la fuerza es estable, cuando el

LA TENSIÓN MUSCULAR Y LA FUERZA APLICADA

Ejercicio de sentadilla Espacio Fuerza Zona de máxima tensión muscular y mínima fuerza aplicada
Ejercicio de sentadilla
Espacio
Fuerza
Zona de máxima tensión muscular y mínima fuerza aplicada

J.J.Glez-Badillo

sujeto hace la flexión de piernas, como se desplaza a favor de la gravedad disminuye la presión contra la plataforma y baja la fuerza, pero como al final de la flexión tiene que pararse para cambiar el sentido del movimiento, entonces va frenando y aumenta la fuerza aplicada. Al final de la fase excéntrica hay un pico grande de fuerza, y también al principio de la fase concéntrica hay una gran fuerza aplicada, pero a medida que el sujeto va estirando las piernas esta fuerza disminuye.

Todos los que habéis hecho una flexión profunda de piernas os daréis cuenta de que cuando la carga es muy alta, al llegar a la zona intermedia, cuando las rodillas tienen

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

una angulación aproximada de 90 grados nos quedamos casi parados, y esto se debe a que la fuerza aplicada en ese momento es mínima. Tenemos una elongación muscular media de todos los músculos que actúan en la fase concéntrica como agonistas y la elongación del músculo es aproximadamente de la mitad de la máxima.

En ese momento la tensión que se está creando es máxima, por dos razones, primera

porque la elongación muscular es media y por tanto hay mayor número de puentes cru-

zados que se pueden formar. En segundo lugar porque la velocidad es mínima y cuanto menor sea la velocidad mas puentes cruzados se pueden crear. En ese momento aparte

de la sensación que tiene el sujeto, que parece que se le van a salir los ojos por el es-

fuerzo que hace, todo el mundo le anima porque está en una posición en la que no sa- bemos si va a seguir subiendo o si va a bajar.

La

tensión es máxima pero la fuerza aplicada es mínima como veis ahí. Esta medición

es

directa. Cuando pasa ese punto crítico aumenta la velocidad, lo que significa que la

fuerza aplicada aumenta, porque la ventaja mecánica es mayor, y sin embargo la tensión muscular disminuye. En resumen más tensión no significa necesariamente más fuerza aplicada, y por tanto no significa más velocidad, porque durante el desplazamiento de una carga, la velocidad depende de la fuerza aplicada, no de la tensión que crea en el musculo.

¿De que depende la velocidad del movimiento?

Cuanto más tiempo disponible tengamos para aplicar fuerza, mas fuerza podemos aplicar. Imaginemos que tengo un medidor de fuerza y aprieto la mano lo más fuerte y lo más rá- pidamente posible, consigo mi máxima fuerza si me dan tiempo suficiente para alcanzar

mi pico máximo.

Necesitaría 500ms para alcanzar mi pico máximo de fuerza apretando la mano, pero si uti- lizo un sistema que me permite cortar la medición a los 100ms, la fuerza que habré aplicado será mucho menor. Si modifico el sistema para que se corte a los 200ms, la fuerza aplicada será mayor y así hasta 500ms, a partir de aquí ya no será mayor. Mientras mas tiempo he tenido mas fuerza he aplicado. Cuanto mayor es la velocidad de desplazamiento, obvia- mente menos fuerza podemos aplicar. Hay una relación tiempo-fuerza. Cuanto más tiempo mas fuerza, cuanto menos tiempo menos fuerza o dicho de otra manera cuanta más velo- cidad, menos fuerza, cuanta menos velocidad, mas fuerza.

Ante la misma carga ¿De que depende la velocidad del movimiento? Depende de la fuerza aplicada. Esto que está aquí es para los que entrenamos toda la vida, para conseguir eso, el lanzador, el corredor, el saltador. Yo siempre hago una pregunta:

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

¿Quién es el que llega antes a la meta en 100m? Es el que ha estado menos tiempo aplicando fuerza. Es decir el que ha tenido menos tiempo el pie en el suelo. Si un sujeto mejora su marca, es porque puede correr los 100m teniendo menos tiempo el pie en el suelo, ha necesitado menos tiempo para impulsarse. Éste es el objetivo de todo el entrenamiento de toda la vida.

¿Qué ocurre con el tiempo disponible para aplicar fuerza cuando mejora el ren- dimiento deportivo? Desde el punto de vista de la aplicación de la fuerza, lo que ocurre es que el tiempo disminuye. Si nosotros queremos mejorar nuestro rendimiento ten- dremos que estar menos tiempo aplicando fuerza, porque si no sería imposible mejorar la velocidad. Un lanzador, un corredor, un saltador, mejora su rendimiento si es capaz de aplicar más fuerza en menos tiempo, es decir, el tiempo para aplicar fuerza se ha de reducir necesariamente. Esto tiene un inconveniente, acabamos de decir que si tenemos más tiempo para aplicar fuerza, más fuerza podemos aplicar, pero ahora resulta que para mejorar el rendimiento el tiempo tiene que disminuir.

Si realizo un salto vertical y salto 40 cm, y al cabo de dos meses de entrenamiento salto 45cm, ¿Qué ha tenido que ocurrir?

Suponiendo que el sujeto no haya cambiado su longitud de piernas, suponiendo que el sujeto ha flexionado en las dos ocasiones lo mismo, y como la altura del salto depende de la velocidad de despegue, si el sujeto recorre el mismo espacio en la fase concéntrica del salto y tiene que llegar al final a mayor velocidad, quiere decir que en ese recorrido ha tenido que emplear menos tiempo. El sujeto para saltar los 45cm ha tenido, necesa- riamente menos tiempo para aplicar fuerza. Si está más tiempo aplicando fuerza, saltará menos, porque despegará a menor velocidad.

Debemos tener en cuenta que la relación entre la velocidad y el tiempo en esa fase es prácticamente lineal, es decir, es un movimiento uniformemente acelerado. Si yo quiero saltar mas, tengo que pagar un precio y es que voy a tener menos tiempo para aplicar fuerza y si tengo menos tiempo para aplicar fuerza las condiciones son desfavorables. La solución es aplicar mas fuerza en la unidad de tiempo.

No se debe decir nunca que el objetivo es “aplicar más fuerza en el menor tiempo po- sible”, esto es incorrecto, porque siempre que hacemos una acción a la máxima velo- cidad posible, la hacemos en el menor tiempo posible, pero resulta que ese tiempo puede ser mayor cada vez, aunque sea el menor posible en cada ocasión, por lo tanto el resultado será negativo. La cuestión está en aplicar más fuerza en menos tiempo o aplicar más fuerza a mayor velocidad, lo cual es un problema difícil de resolver, pero que al mismo tiempo es el objetivo de todo el entrenamiento, cuando se trata de alcanzar

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

más velocidad ante la misma carga. Esto es lo que determina que mejoremos el rendi- miento, cuando entrenamos un año entero y no mejoramos el rendimiento es porque no hemos sido capaces de aplicar mas fuerza en menos tiempo.

La producción de fuerza en la unidad de tiempo (RFD) “Rate of force development”

En esta relación que todos conocéis, el impulso es igual al movimiento lineal o cantidad de movimiento, a nosotros lo que nos interesa es aumentar la velocidad: V=FT/M, para ello tenemos que aumentar el numerador: producto fuerza por tiempo, o disminuir el denominador, es decir, disminuir la masa, pero ésta no la podemos disminuir, porque no podemos disminuir el peso de los artefactos, y el peso corporal lo podemos disminuir sólo un poco, pero tiene un límite a partir del cual no nos interesa seguir perdiendo peso. Por lo tanto, la masa no se puede disminuir, el tiempo no se puede aumentar, por- que es una contradicción, si lanzo despacio para estar más tiempo aplicando fuerza se me cae el peso, luego el tiempo no puede aumentar. La única solución es que aumente la fuerza aplicada, pero con una condición y es que el tiempo disminuya.

Definición: La fuerza aplicada es la manifestación externa de la tensión interna gene- rada en el musculo a una velocidad determinada o en un tiempo determinado.

¿Qué podemos medir cuando hablamos de fuerza? Por mucho interés que pongamos en aplicar la fuerza lo más rápidamente posible, siempre necesitaremos un tiempo para llegar al pico máximo, con la particularidad de que estos picos cada vez serán menores, cuanto menor sea la carga. Aquí no solamente disminuye el pico, sino que también se cae la pendiente, y esto es la RFD, la relación entre la fuerza y el tiempo, y lo que a nosotros nos interesa es desplazar la curva hacia la izquierda lo máximo posible.

¿Qué nombre debe recibir esa relación entre la fuerza y el tiempo en el deporte?

Es la RFD, producción de fuerza en unidad de tiempo. Cuando ustedes empleen el

término “fuerza explosiva” que se utiliza con mucha frecuencia, tendrían que referirlo

a esto, a la relación entre la fuerza y el tiempo, no a la acción con una carga muy pe-

queña, eso es incorrecto. Paradójicamente la RFD, en la casi totalidad de las publi- caciones científicas, se mide en una acción estática, parece una contradicción, fuerza

explosiva y ausencia de velocidad ¿Esto qué es?

Simplemente porque la “fuerza explosiva” es la RFD, esto es la producción de

fuerza en unidad de tiempo, es decir la pendiente de la curva, y para que se produzca

la máxima pendiente no es necesario que haya desplazamiento, porque realmente de lo

que se trata es de en qué medida aplicamos fuerza en relación con el tiempo (fuerza aplicada en la unidad de tiempo).

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

¿Cuántos valores tiene un sujeto de fuerza explosiva?

¿Cuál es tu fuerza explosiva? Depende del tiempo en el que se mida.

Si la mido a los 800ms he conseguido una fuerza X. Supongamos que esta fuerza es de 500N, que dividida por 800ms serán 625 N·s -1

¿Esa es la fuerza explosiva de este sujeto?

Pues no, ése es uno de los valores de FRD (fuerza explosiva) del sujeto, porque si me- dimos a los 400ms, donde el valor de fuerza es de 450N, la RFD seria 1125 N·s -1 .

Si la medimos a los 100ms: 150N divididos por 0,1s, nos da 1500N·s -1 . Todos son va- lores de RFD (fuerza explosiva), pero no todos tienen la misma importancia, porque a nosotros lo que más nos interesa es que la fuerza explosiva o RFD que tiene el sujeto en el tiempo que tiene para aplicar fuerza en la acción específica.

Si un corredor de 100m en la fase de máxima velocidad tiene alrededor de 100ms de apoyo del pie en el suelo, de ese tiempo una parte es excéntrica y otra concéntrica, es decir la parte propulsiva puede ser de unos 50ms. A mí lo que me interesa es que este

y otra concéntrica, es decir la parte propulsiva puede ser de unos 50ms. A mí lo
Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

sujeto en unos tiempos muy cortos, de unos 50ms, mejore la producción de fuerza. Po- dría mejorar la producción de fuerza aquí (800ms), cuando tiene mucho tiempo para

aplicar fuerza, pero podría no mejorarla aquí (en 100ms). Este sería un caso muy típico en el que se podría decir que el sujeto “está fuerte” pero “no le sale la marca”. Proba- blemente lo que sucede es que cuando tiene mucho tiempo aplica mucha fuerza, porque medimos la fuerza estáticamente o en una RM en una sentadilla o con acciones isoci- néticas, lo que no parece muy adecuado, pero no mejora o incluso empeora en el tiempo disponible para aplicar fuerza en su acción específica, es decir, no ha mejorado la pro- ducción de fuerza en el tiempo disponible para aplicar fuerza en el tiempo propio de la competición, lo que se traduce en una falta de mejora en el rendimiento específico.

De todos estos valores hay uno que es la RFD máxima que se alcanza cuando el sujeto ha estado aplicando fuerza durante unos 100ms. Esto tiene una particularidad, y es que cuando se está consiguiendo ese pico máximo de producción de fuerza en la unidad de tiempo, el sujeto está aplicando aproximadamente el 30% de la fuerza isomé- trica máxima.

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

Nº61 XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE Esto lo tenemos aquí en un ejemplo real. Se

Esto lo tenemos aquí en un ejemplo real. Se trata de un press de banca en un sujeto muy experto. El sujeto está en tendido supino sobre un banco colocado sobre una pla- taforma dinamométrica. Al sujeto se le coloca una carga que no puede desplazar a un centímetro aproximadamente del pecho.

Al sujeto se le coloca una carga que no puede desplazar a un centímetro aproximada- mente del pecho. Por tanto, la fuerza que aplique el sujeto contra la barra será registrada a través de la plataforma.

Esta línea roja indica la fuerza. Al sujeto se le pide que aplique fuerza ligeramente,

Esta línea roja indica la fuerza. Al sujeto se le pide que aplique fuerza ligeramente, y a continuación se le indica que aplique la máxima fuerza y lo más rápidamente posi- ble. Esta línea azul es la línea que indica la RFD, es decir la pendiente de esta curva.

Si trazamos una vertical desde este pico máximo de RFD, al cruzarse con la línea roja nos dice la fuerza que está aplicando el sujeto en ese momento, y tendremos, por tanto, el valor de fuerza que está aplicando el sujeto en el momento de alcanzar la RFD má- xima, que en este caso fue de 311N, que es el 30.4% de la fuerza isométrica máxima. Para que nosotros alcancemos la máxima producción de fuerza en la unidad de tiempo, necesitaríamos aplicar como mínimo el 30% de la FIM en esa acción. Por lo tanto si desplazáramos una carga muy ligera (ej. 10%) no alcanzaríamos la RFD máxima, es decir la fuerza explosiva máxima no se alcanzaría. ¿Esto qué quiere decir?

¿Que no debemos entrenar con esa carga porque no alcanzamos le RFD máxima? No, porque entrenar con esas cargas ligeras puede ser lo más importante del entrena- miento. El objetivo no es alcanzar la RFD máxima, sino la máxima RFD que podamos ante la carga de competición.

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

¿Qué ocurre con las cargas muy ligeras? Pues que no alcanzaríamos esa RFD má- xima, pero con esas cargas ligeras hay que entrenar, y es probablemente muy importante en el entrenamiento.

y es probablemente muy importante en el entrenamiento. Aquí tenemos un sujeto al que antes de

Aquí tenemos un sujeto al que antes de empezar el entrenamiento le medimos la curva fuerza-tiempo. Le aplicamos un entrenamiento, pero queremos como objetivo que el sujeto mejore la fuerza aplicada en 300ms o menos. El sujeto entrena para mejorar su rendimiento y al cabo de un tiempo tiene esta otra curva fuerza-tiempo. El sujeto ha mejorado su rendimiento porque cuando tiene mucho tiempo para aplicar fuerza (800ms) mejora la fuerza aplicada, es decir, aplica más fuerza en el mismo tiempo. Pero, además, a los 300 ms ha conseguido aplicar más fuerza, o dicho de otra manera, para alcanzar la misma fuerza ahora necesita menos tiempo para conseguirla.

El sujeto mejora la fuerza aplicada en la unidad de tiempo. Como el entrenamiento le ha ido bien, el sujeto vuelve a repetir el entrenamiento en otro ciclo. Su resultado es éste, por lo que la situación es distinta, porque si miramos la fuerza aplicada a los 800 ms el sujeto ha mejorado su fuerza, pero si miramos a los 300 ms, la fuerza aplicada es la misma que antes. El sujeto “está más fuerte”, pero en el tiempo que el dispone para aplicar fuerza en su acción específica no ha mejorado, es decir, no mejorará su rendi- miento, aunque esté más fuerte.

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

¿Qué deportista es más fuerte, un lanzador, un levantador, un velocista o un co- rredor de fondo? Hombre el corredor de fondo no parece ser el más fuerte si medimos las fuerza máxima que puede aplicar en cualquier tiempo, aunque a veces se dice, y con razón, que “está muy fuerte”, porque ha hecho la última vuelta en 50s.

Aquí la cuestión es que si nosotros medimos la fuerza aplicada a los 400 ms

¿Quién es el más fuerte? Como se puede observar, es el lanzador o el levantador de pesas. Pero si medimos a los 300ms, parece que ya el más fuerte es el velocista, y si se reduce el tiempo aún más, es mayor la diferencia a favor del velocista. Si ponemos una carga muy grande, el levantador o el lanzador probablemente superarán esa carga más rápidamente que un velocista, pero si reducimos la carga, puede que el velocista sea capaz de conseguir más velocidad con esa carga más pequeña. La cuestión está en el tiempo que le demos para aplicar fuerza.

¿A que nos podemos referir cuando hablamos de fuerza?

l

Nos podemos referir a tres elementos:

l

Un pico máximo de fuerza

l

Una relación fuerza- tiempo o

l Una relación fuerza- velocidad Estos dos últimos son la misma cosa.

Dentro del pico máximo podemos tener:

l

La fuerza isométrica máxima

l

1RM, cuando hacemos una acción dinámica

l

Además, con cada una de las cargas inferiores a la 1RM tenemos un pico máximo de fuerza. Esto es importante, porque siempre se asocia la máxima fuerza con la re- petición máxima, y eso es un grave error, porque nosotros con cada carga tenemos una fuerza máxima, y precisamente el valor de “fuerza máxima” más importante es el que conseguimos ante la carga de competición, y de la mejora de esta “fuerza máxima” depende la mejora del rendimiento deportivo.

l

Nuestro objetivo es mejorarla y no mejoramos el rendimiento si no somos capaces de mejorar este pico de fuerza, es lo que llamaríamos fuerza útil.

En la relación fuerza-tiempo:

l

Tenemos todos los valores de RFD que puede conseguir el sujeto, según el tiempo de aplicación de fuerza sobre el que la midamos.

l

Tenemos una RFD máxima

l

Hay una RFD específica que es la RFD que conseguimos en el gesto específico ante

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

la carga de competición. Todo el entrenamiento que hagamos tiene como objetivo mejorar este valor de RFD. Se corresponde con el valor de fuerza útil que hemos mencionado anteriormente

En relación con la curva fuerza-velocidad:

l Tenemos la curva fuerza- velocidad, que nos indica lo mismo que la curva fuerza- tiempo, lo que ocurre es que es más fácil de medir y genera, además, una curva de potencia.

No se debe confundir RFD con velocidad de movimiento, yo puedo alcanzar la RFD máxima sin que haya desplazamiento. Eso no quiere decir que la RFD no tenga relación con la velocidad, si hay desplazamiento de la carga, cuanto mayor sea la RFD, mayor será la velocidad.

cuaderno de ATLETISMO Nº61
cuaderno de ATLETISMO
Nº61

¿Cuándo se produce la RFD máxima? Si realizamos una acción estática, en un punto de esa acción estática que ya hemos visto. Si la acción es dinámica se produce siempre en la fase estática. Aquí tenemos una acción dinámica midiendo la fuerza directamente, que es esta línea roja.

Esta línea azul es el desplazamiento, el sujeto está sentado en una plataforma dina- mométrica, tiene las pesas por detrás de la cabeza para hacer “press de hombros por detrás”. Estando el sujeto quieto, levanta el peso lo más rápidamente posible. Aquí está la fuerza aplicada antes de iniciar el desplazamiento, aquí se inicia el levantamiento (bastante antes del inicio del desplazamiento), y en este momento se inicia el despla- zamiento.

¿Qué ha ocurrido antes de iniciar el desplazamiento? Que se ha producido la má- xima pendiente en la curva fuerza-tiempo y todavía no se ha iniciado el desplazamiento. Lo que ocurre a partir a partir del inicio del desplazamiento depende de lo que ha ocu- rrido antes de iniciarse éste. Si a esta misma figura le añadimos esta línea roja que es la RFD (la azul en este caso marca la fuerza aplicada), vemos cómo el pico máximo de la RFD se consigue antes de iniciarse el desplazamiento.

Es decir que lo que hemos conseguido en la fase dinámica, depende de lo que ha ocu- rrido en la fase estática.

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

Nº61 XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE Veamos otro ejemplo con el squat-jump. El sujeto está

Veamos otro ejemplo con el squat-jump. El sujeto está colocado con una flexión apro- ximada de 90º, quieto, y a continuación salta. Antes de iniciar el desplazamiento se ha alcanzado este pico máximo de RFD. En un trabajo realizado con Pedro Jiménez hemos comprobado que este pico máximo de fuerza es lo más determinante y la variable que mejor discrimina entre un mejor y un peor salto del mismo sujeto.

Si un sujeto salta X cm y a los 3-4 min, salta un cm más o un cm menos, ¿de qué de- pende? Pues de manera muy importante de este valor de RFD que se ha alcanzado antes de iniciar el desplazamiento.

Algunos términos empleados habitualmente

¿Se puede hablar de fuerza “elástico explosiva”? Si, se puede hablar de fuerza elás- tica, pero lo que no tiene sentido es hablar de explosivo, porque si no es explosiva la acción concéntrica, no se produce el efecto de la parte elástica. Si hacemos una fase concéntrica lenta, la energía elástica se ha perdido. La fuerza reactiva sería lo mismo que esto. La fuerza “balística”, habitualmente se relaciona con acciones realizadas a muy alta velocidad, pero realmente hace referencia a la máxima producción de fuerza en la uni- dad de tiempo, y, por tanto, una acción “balística” también hace referencia a la fase es- tática del movimiento o a una acción isométrica.

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

Por tanto, no podemos utilizar este término como sinónimo exclusivo de acción reali- zada a muy alta velocidad de desplazamiento.

Otro concepto utilizado habitualmente es el de “fuerza rápida”, que debería entenderse como la “rapidez con la que se aplica la fuerza”, es decir la relación fuerza-tiempo, pero no como la fuerza que aplicas en acciones realizadas ante cargas ligeras.

Es decir, no debería confundirse la “rapidez” con la que aplica la fuerza con la “velo- cidad” del desplazamiento.

¿Cuándo empieza la fuerza lenta y cuándo termina la rápida, a partir del 20%, del 30%,

de 1RM? Cuando la carga es muy alta la velocidad será baja, pero la pro-

ducción de fuerza en la unidad de tiempo podría ser la máxima, es decir, se alcanzaría la “máxima rapidez” en aplicar fuerza.

Por tanto, una cosa es la “rapidez” con la que se aplica la fuerza (RFD) y otra la velocidad con la que se desplaza la carga. El concepto de RFD y la mejora de la misma es lo único que debería ser objeto de análisis y objetivo del entrenamiento, res- pectivamente, cualquiera que sea la carga a desplazar. La velocidad, cualquiera que sea la carga, siempre dependerá de la RFD alcanzada, que, como hemos indicado, se al- canza antes de iniciar el desplazamiento, es decir, en la fase estática del movimiento.

del 40%

Potencia explosiva, esto no se utiliza en castellano, pero si en inglés, “explosive power”, esto no tiene sentido, porque si la acción que realizo no es explosiva, es decir no aplico la fuerza lo más rápidamente para mí, no tiene sentido hablar de potencia, porque siempre generaré una potencia, pero será menor a mi máxima potencia.

La fuerza-velocidad no es un tipo de fuerza, no existe. Porque cuando hablo de fuerza, puedo decir fuerza máxima, isométrica, estática, excéntrica, lo que hago es añadir un adjetivo y aquí lo que añado es un nombre, un nombre no califica a otro nombre.

Si hablamos de fuerza-resistencia es la misma cuestión, no es un tipo de fuerza, habrá una resistencia a la fuerza, pero todos los deportes, entrenamientos y competiciones son de resistencia a la fuerza, en algunos casos, es muy importante, en otros casos tiene poca relevancia. Con esto acabamos esta primera charla.

Entramos en la segunda charla sobre:

EL PAPEL DE LA VELOCIDAD EN LA ESTIMACION Y DOSIFICACION DE LA CARGA DE ENTRENAMIENTO
EL PAPEL DE LA VELOCIDAD EN LA ESTIMACION Y DOSIFICACION DE LA CARGA DE ENTRENAMIENTO

EL PAPEL DE LA VELOCIDAD EN LA ESTIMACION

EL PAPEL DE LA VELOCIDAD EN LA ESTIMACION Y DOSIFICACION DE LA CARGA DE ENTRENAMIENTO

Y DOSIFICACION DE LA CARGA DE ENTRENAMIENTO

EL PAPEL DE LA VELOCIDAD EN LA ESTIMACION Y DOSIFICACION DE LA CARGA DE ENTRENAMIENTO

Cuando vamos a programar el entrenamiento, uno de los problemas fundamentales es de- terminar su intensidad. ¿Cuál ha sido tradicionalmente la referencia para determinar la intensidad? Se ha utilizado una repetición máxima (RM) o la XRM, es decir el peso máximo con el que se pueden hacer X repeticiones. La RM no debemos utilizarla como referencia, porque la RM se modifica casi siempre cuando hacemos un entrenamiento, si el sujeto es joven y con alto potencial de fuerza, y si es un sujeto muy entrenado, casi siempre está por debajo de su mejor RM medida pre- viamente. Por tanto, tomando como referencia la RM casi nunca se entrena con la carga (intensidad) que se ha programado. Hay también una inexactitud en la medida, si medimos una RM, en el 90% de los casos la medimos mal, por tanto tomamos una referencia errónea. Esto tiene una parte positiva, y es que si nos equivocamos al medir la RM siempre la mediremos con un valor inferior al real, no nos equivocaremos por arriba, por lo tanto los entrenamientos que haremos serán con una carga inferior a la real. Y ésta es la ventaja, pues casi siempre que entrenamos menos de lo que creemos, el resultado es mejor. Riesgo de sobrecarga. Decimos vamos a solucionar el problema: todas las semanas vamos a hacer una RM. Eso no se puede hacer, es una carga excesiva y se convierte en un entre- namiento, ya no es un test, es un entrenamiento y entonces cambiamos nuestra programa- ción. La RM no solo no hay que medirla, sino no hay ni que hacerla. Un sujeto que mejoró su rendimiento, durante 5 años seguidos en todas las competiciones, consiguiendo 7 medallas en los campeonatos de Europa y fue cuarto del mundo, nunca jamás hizo una RM entrenando y era un levantador. Si un levantador no lo necesita, ya me diréis cualquiera que no sea un levantador. XRM, esto significaría que en cada sesión tenemos que hacer el máximo número de repe- ticiones, esto provocaría excesiva fatiga y un gran riesgo de lesiones. Reduce la velocidad de ejecución ante cualquier carga, aumentaría el déficit de fuerza. La parte inicial de la curva no se mejoraría, sino que incluso se empeoraría y se ha comprobado de no ofrece los mejores resultados. ¿Cuál es la solución? Para eso tenemos que saber que es una programación. La programación es “la expresión de una sucesión o serie ordenada de esfuerzos que guar- dan una relación de dependencia entre sí”. Hay que tener en cuenta lo que hemos hecho el día o los días anteriores y por supuesto lo que queremos hacer el día o días siguientes. Lo que nosotros programamos es un grado de esfuerzo, decimos haz dos series o tres series, ya no hagas más, cada día programamos un esfuerzo y lo llevamos a la práctica.

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

Si hablamos de esfuerzo tenemos que preguntarnos:

¿Qué es un esfuerzo?, es el grado de exigencia real que realiza el sujeto, y se determina por la relación entre lo que el sujeto hace y lo que podría hacer. ¿Cómo determinamos la intensidad? Para ello tendríamos que medir claramente cuál es el grado de esfuerzo, el carácter del esfuerzo. En el entrenamiento con cargas (pesos), aunque es aplicable a cualquier entrenamiento, tendríamos que conocer el grado de esfuerzo que representa la primera repetición de una serie. Cuando levantamos la carga, la primera vez, lo más rápidamente posible, ya sabemos el grado de esfuerzo que representa esa carga para el sujeto (porque sabemos el porcentaje de la RM que representa cada velocidad). Además, tenemos que tener claro el esfuerzo que representa la perdida de velocidad dentro de la serie. Estamos levantando un peso, levantamos la primera repetición a una velocidad, seguimos levantando y a medida que lo vamos levantando, la velocidad va siendo menor, hasta que llega un momento en que la velocidad seria mínima (igual a la de la RM), ya no podemos levantar más. Por tanto, tenemos que conocer: ¿Qué esfuerzo representa la primera repetición y que esfuerzo representa la perdida de velocidad dentro de la serie? Obviamente no es lo mismo levantar una carga una vez, que levantarla tres veces o seis veces. No es el mismo entrenamiento, no es la misma fatiga. Eso es lo que vamos a ver, la velocidad de la primera repetición y la perdida de velocidad. Para ello hay que conocer cuál es la velocidad de cada % de un RM, de tal manera que cuando hagamos la primera repetición ya sabemos qué % representa esa carga de la RM, no tenemos que medir la RM. La segunda cuestión es ver la relación entre la pérdida de velocidad y una serie de efectos mecánicos y metabólicos, porque esto es lo que le da validez a la pérdida de velocidad como indicador de carga y de fatiga. Tengo que tener un contraste. ¿Cómo se ha medido la fatiga tradicionalmente? Se ha medido por la pérdida de fuerza, hago una medición de fuerza y después hago un esfuerzo exhaustivo e inmediatamente después vuelvo a medir la fuerza. La diferencia es un indicador utilizado universalmente, que independientemente de las causas me indica el grado de fatiga. Pero hay un indicador más preciso todavía y más fácil de medir que es la velocidad. Por lo tanto veríamos la per- dida de velocidad y el estrés metabólico, por ejemplo algunos metabolitos, como el lactato o como el amonio. En el año 1991 publiqué un libro en el que decía esto:

Si pudiéramos medir la velocidad máxima de los movimientos cada día y con informa- ción inmediata, éste sería posiblemente el mejor punto de referencia para saber si el peso es adecuado o no”.

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

“Un descenso determinado de la velocidad es un indicador válido para suspender el en- trenamiento o bajar el peso de la barra”. “También podríamos tener registrada la velocidad máxima alcanzada por cada levan- tador con cada tanto por ciento, y en función de esto valorar el esfuerzo” (González Ba- dillo, 1991, p. 172) También podríamos preguntarnos: ¿Cuándo dejamos de levantar una carga? ¿Cuándo dejamos de hacer series de 40, de 60, de 80m en carrera? ¿Cuál es el criterio, en que nos basamos? ¿Por qué no hacemos dos menos o dos más? Si medimos un press de banca, y comprobamos la relación entre los % que representan cada una de las cargas y la velocidad con cada uno de esos %, vemos que tiene un ajuste muy elevado de R 2 = 0.9962, esto en cualquier ciencia sería un ajuste magnifico, pero es que en deporte es extremadamente elevado. Este sujeto entrena y al cabo de un tiempo mejora un 10% su marca y el ajuste de las nuevas marcas con sus velocidades correspondientes es R 2 = 0.9971, esto es real. Tenemos otro caso de otro sujeto que levanta un peso importante y la relación es R 2 = 0.9971, mejora un 19% y la relación sigue siendo R 2 = 0.9971. Parece que hay una relación bastante estrecha entre los % de una RM y la velocidad con la que se consiguen esos porcentajes. Este sujeto levanta 82k, pero los levanta a 0.33m/s. Entrena y resulta que levanta 92k a 0.2m/s. Ha mejorado un 12%, pero ¿Este sujeto ha mejorado el 12% su marca? No, porque la primera lo levantó a 0.33 y la segunda a 0.22m/s. Veis como la repetición máxima se mide de manera imprecisa en el 90% de los casos. Esto quiere decir que la primera vez si se le hubiera puesto el peso justo, podía haberla hecho también a 0.2m/s. El resultado es que el sujeto no ha mejorado el 12%, no es cierto. Medimos la velocidad, con el aparato que hemos hecho nosotros. ¿Se modifica la relación entre la velocidad y los %, cuando el sujeto mejora? El ajuste vemos que siempre se da si se hace bien el test. En este estudio con 56 sujetos, en 6 a 10 semanas, como término medio mejoran el 9.3%. Pasan de 86.9kg a 94.0k. Tenemos las velocidades con cada % en el Test1 y en el Test2, las diferencias son mínimas, se modifican levemente. Este otro ejemplo va en contra de lo que acabo de decir. Este sujeto mejora su rendimiento una barbaridad, teniendo en cuenta que hace 132k en press de banca para un sujeto que pesa 67kg. El sujeto tenía esta velocidad antes del entrenamiento y esta otra después del entrenamiento. Obviamente aquí hay una pérdida de velocidad importante. ¿No se cumple lo que hemos dicho? Si se cumple, porque el primer test lo hizo a 0.17m/s

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

y el segundo test a 0.06m/s, lo mínimo que se puede medir en un press de banca es esta

velocidad. Cada ejercicio tiene su propia velocidad de repetición máxima y esto hace que

el entrenamiento sea totalmente diferente.

Si nosotros planteamos tres ejercicios al 80%: sentadilla, cargada de fuerza y press de banca, estamos haciendo tres entrenamientos distintos aunque los tres sean al 80 %. ¿Por qué este individuo va a menos velocidad con cada porcentaje?, simplemente porque su repetición máxima la ha hecho al mínimo que se puede hacer una RM, partiendo desde parado, acción concéntrica. Otro sujeto, que mejorando un 11% va a 0.16 y 0.14m/seg, casi la misma velocidad. Este otro sujeto, podemos decir que si ha mejorado porque desplaza la misma carga, 110k más rápidamente. El control de la velocidad nos está dando la respuesta a todos los problemas. Este sujeto fue el único de los 56 sujetos que cumplió esto, hizo los dos tests a 0.21m/s pero la velocidad con cada porcentaje se reduce. Si en 56 casos hay uno que no cumple la regla, lo podemos descartar, no influiría en los resultados finales ni en las conclusiones. Indagamos con esta persona, y nos comenta que su entrenador le dijo que entrenara a baja velocidad, le sirvió para mejorar solo la repetición máxima, pero redujo claramente su velocidad con cada porcentaje.

Las fases del movimiento

Cuando hablamos de velocidad, tenemos que hablar de velocidad media propulsiva, este es otro problema. Todos los estudios que se han publicado con respecto a la carga con la que se alcanza la máxima potencia, normalmente son erróneos. ¿Qué es la fase propulsiva? Cuando hacemos una acción a la máxima velocidad posible en una acción concéntrica. Esta sería la evolución de la velocidad para una carga pequeña,

20kg.

Tenemos tres fases, fase acelerativa, fase desacelerativa, y una fase de frenado. ¿Cuándo comienza la fase de frenado? obviamente cuando la aceleración baja. Cuando la aceleración es 0 coincide con el punto de máxima velocidad. Pero a partir de aquí la aceleración sigue bajando. Aquí está en 0, aquí en - 0.3m/s etc. Hay un punto en que la aceleración llega a ser -9.8m/s hasta aquí llega la fase desacelerativa. En conjunto constituyen la fase propulsiva, porque aunque vaya disminuyendo la veloci- dad, aunque ésta no llega a ser superior a la desaceleración de la gravedad, estamos impul- sando la barra, porque si la hubiéramos soltado la barra caería a una desaceleración de 9.8m/s, tarda un poco en llegar a 9.8m/s. ¿A partir de aquí que hacemos? Aunque nos parezca extraño, cuando levantamos una carga pequeña, en una parte del recorrido lo que estamos haciendo es tirar de la barra hacia

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

abajo/atrás, en sentido contrario al del desplazamiento, por eso los saltos tienen una pro- piedad especial, porque eso en un salto no existe. Todo el proceso es propulsivo, aunque haya una fase desacelerativa. Cuando hacemos un salto vertical, la velocidad máxima, no es la velocidad de despegue. La velocidad máxima se alcanza antes, entre 3 o 4 centésimas de m/s hasta una décima de m/s antes de despegar estamos disminuyendo la velocidad, estamos en fase desacelerativa, pero no de frenado. Cuando empujamos una carga del 20%, aunque se crea que no la he frenado, la he frenado del orden del 25 al 30% del recorrido, he tirado de la barra hacia atrás. Sin embargo cuando soltamos la pesa aumentamos un poco la fase propulsiva, esto mismo sucede en los lanza- mientos. Esto sería la fase de potencia propulsiva y esto sería el frenado, si miramos la po- tencia, vemos el pico de potencia que es 1200w, la potencia media de todo el recorrido seria 354w, pero si miramos solamente la parte propulsiva la potencia media es de 747w. Cuando nosotros medimos la potencia de un sujeto, decimos este sujeto tiene una potencia de 354w, porque hemos medido la potencia de todo el recorrido. Este valor de potencia no es el valor real del sujeto. Esto es falso, su potencia real es el pico y la media de la fase propulsiva ¿Por qué? Porque mientras más velocidad (más fuerza aplicada) consiga el su- jeto, más fase de frenado tendrá con la misma carga. Si tres sujetos que levantan la misma carga, uno es capaz de levantarla a 1m/s, otro a 1.2m/s y otro a 1.4m/s, el que la levanta a 1.4m/s esta perjudicado en la medida si consideramos todo el recorrido, porque su fase de frenado es mucho mayor. Por lo tanto no estamos midiendo bien. Estos son los % y la du- ración del tiempo propulsivo, cuando llegamos al 75-80% todo el recorrido es propulsivo, ya no frenamos, porque el sistema dice que no es necesario frenar para las propias estruc- turas neuromusculares.

ya no frenamos, porque el sistema dice que no es necesario frenar para las propias estruc-

29

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

Nº61 cuaderno de ATLETISMO Ejemplo: Estos son datos reales de la potencia de tres sujetos, uno

Ejemplo: Estos son datos reales de la potencia de tres sujetos, uno levanta 80K, otro 102k y otro 127k en press de banca. Si medimos la potencia en el mismo recorrido vemos que estos tres sujetos tienen la misma potencia, eso es falso.

Si consideramos solamente la parte propulsiva, los resultados son distintos, vemos que estamos perjudicando al más fuerte que es capaz de desplazar la misma carga, en este caso 20 o 30kg a mayor velocidad que los demás. Cuando la carga es más alta ya no se perjudica tanto, porque la velocidad aquí no depende de la capacidad de acortamiento muscular y de la velocidad absoluta. Sin embargo aquí no depende de la velocidad de acortamiento, sino de la fuerza máxima del sujeto (1RM), por lo tanto aquí no se per- judica. En la fase inicial aquí hablamos de unos cuantos watios 250-300 y aquí pasamos de 400 a 700w, casi se duplica, por lo tanto es importante saber qué es lo que estamos midiendo. La potencia pico y la propulsiva se parecen mucho en su evolución.

La velocidad en las cargas y los ejercicios ¿La velocidad con cada porcentaje cambia si los sujetos levantan más carga?

La velocidad media prácticamente es la misma, desde el 30 hasta el 95% las velocidades son las mismas. Algunos sujetos que levantan muchísimo peso tienen unas centésimas menos, tres o cuatro. ¿Eso a que se debe? ¿A que estos sujetos tienen una velocidad diferente?, no. Se debe a que estos sujetos que son muy expertos tienen una velocidad media de repetición máxima ligeramente inferior, gracias a que dominan mejor el mo- vimiento, tienen más confianza en sí mismo, en un grupo de más de 40 sujetos.

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

Esta mínima perdida de velocidad con cada % se debe a que son capaces de conseguir su RM un poquito más lenta.

En síntesis, podemos decir que cada % de una RM tiene su propia velocidad má- xima.

Tenemos 1596 datos, con un error de estimación de 0.06m/s, y aquí está metido prác- ticamente todo el mundo en un intervalo del 95%. Estas son las velocidades en este tra- bajo, publicado en la “International Journal of Sport Medicine”.

Aplicación práctica:

Imaginamos que estamos haciendo un entrenamiento hoy con una carga y somos ca- paces de desplazarla a 0.62m/s. ¿Con que carga estamos entrenando? Hay una altí- sima probabilidad de que esa carga sea el 70% de máximo del sujeto. Ya tenemos determinado cuál es el grado de esfuerzo de la primera repetición de ese sujeto. Sabemos con qué carga está entrenando.

Viene la segunda parte, el numero repeticiones que hacemos. Seguimos entrenando y si el sujeto tiene un buen potencial al cabo de 4 o 5 sesiones le ponemos la misma carga absoluta y vemos que tira a 0.69m/s o más ¿Qué ha pasado? En esas sesiones tenemos una probabilidad muy alta de que esa carga sea un 5% menos, es decir que ha mejorado un 5% su capacidad, y su RM será un 5% mayor, sin necesidad de medirlo, midiendo la primera repetición.

ha mejorado un 5% su capacidad, y su RM será un 5% mayor, sin necesidad de

31

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

Estas son las velocidades propias de las sentadillas, de cada %. Si comparamos el press de banca y la sentadilla vemos que la diferencia es siempre a favor de la sentadilla, se hace más rápido cada %. Por ejemplo el 50% a 0.95m/s y 1.07m/s, el 70% a 0.62m/s y 0.82m/s ¿Por qué? La velocidad media de la RM es 0.18m/s en el press de banca y 0.3 m/s en la sentadilla. Simplemente el hecho de que la velocidad máxima se haga a más veloci- dad por la propia estructura del movimiento, no porque lo quiera el sujeto, ni porque sea mejor en sentadilla el sujeto que en el press. No podemos hacer una sentadilla pro- bablemente a menos de 0.23/0.25m/s, no podemos hacerlo más lento. Si pusiéramos otra columna con una cargada de fuerza o una arrancada nos daríamos cuenta de que la velocidad con el 100 por 100 seria 1m/s, como 5 veces más rápido que el press de banca. La gran ventaja que tenemos con esto es que sabemos la carga con la que entrena el su- jeto y si nosotros modificamos la carga absoluta podemos conseguir que entrene con la carga programada. Me adelanto, hasta hoy nadie sabe que carga de entrenamiento es la que le ha producido un determinado efecto sobre su fuerza o sobre su rendimiento en general. Nadie lo sabe. Hacemos un entrenamiento con el 60, 65, 70 75 y 80 %. Hemos terminado el ciclo de entrenamiento y el sujeto ha mejorado un 15% y decimos, esto es lo que hay que hacer. Mentira. ¿Por qué? Porque si el sujeto ha mejorado un 15% quiere decir que nunca ha hecho el 80% entrenando, ni el 75%, ni el 70%, seguramente lo máximo con lo que ha entrenado ha sido como un 65%. Luego las cargas reales que han producido esa mejora de un 15%, realmente son cargas que oscilan entre un 60 y un 65%. La consecuencia es que nosotros no sabemos que carga ha producido el efecto y por tanto no podemos acumular experiencia positiva, que nos sirva para mejorar nuestra propia metodología. Eso ha ocurrido siempre. Podemos decir, que cuando el sujeto va mejor le vamos cambiando la carga, pero estos ajustes no son tan precisos. Si el sujeto va mejorando tanto que al final resulta que mejora un 15%, yo no le ajustaría la carga en términos relativos, solamente aumentaría la carga en términos absolutos en función de la referencia inicial (el sujeto entrenaría con menor intensidad relativa de la progra- mada). Veamos la paradoja de un sujeto que hiciera todo su entrenamiento con la carga pro- gramada sin modificarle las cargas ¿Qué pasaría al final? Significaría que el sujeto no mejora nada el rendimiento porque si el último entrenamiento lo ha hecho con el 80% con respecto al test inicial, quiere decir que todavía está igual que estaba antes de em- pezar. Por lo tanto el sujeto no ha mejorado nada.

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

CONCLUSIONES:

l

Si nosotros conocemos la velocidad con la que se hace cada porcentaje podemos, evaluar la fuerza de un sujeto sin necesidad de hacer en ningún momento un test y por supuesto una XRM.

l

Determinar con alta precisión el porcentaje de una RM que está utilizando, sabiendo que carga le estamos dando.

l

Programar, dosificar y controlar el entrenamiento con alta precisión sin necesidad de medir la RM.

l

Si se mide la velocidad cada día podemos determinar qué es lo que está haciendo el sujeto. Cambiar o no cambiar la carga depende de nosotros. Si el sujeto mejora mucho, no le cambiaría la carga relativa.

l

Utilizar el entrenamiento de fuerza con todos los sujetos desde los niños hasta los deportistas adultos. ¿Cómo se puede hacer una RM a un chavalín joven, ni a uno mayor, ni a los adultos que entrenan para la salud?

l

Estimar la mejora del rendimiento cada día.

l

Por lo tanto lo que se debe programar no es el % de una RM, sino la velocidad.

l

Realmente programamos un % de una RM, lo que pasa es que se programa con mucha más precisión a través de la velocidad. Si pongo una velocidad sé que % es el que programo, pero el % de ese día, no de un test que hizo hace X tiempo.

l

Nuestra propuesta es que siempre se debía de utilizar la velocidad media pro- pulsiva para valorar la carga de entrenamiento y el rendimiento. Aquí tenemos solucionado el problema de la primera repetición.

Ahora viene la segunda parte, ¿Cuántas repeticiones hacemos en la serie?

LA VALIDACION DE LA INTENSIDAD O GRADO DE ESFUERZO

A TRAVES DE LA PERDIDA DE VELOCIDAD EN RELACION

CON LA RESPUESTA MECANICA Y METABOLICA.

Todo el mundo sabe que, más o menos, con cada porcentaje en cada ejercicio de sen- tadilla o press de banca se hace un número de repeticiones. Hicimos un estudio con 15 tipos de esfuerzos diferentes. Este número indica la serie, este número indica las repe- ticiones y este otro las repeticiones que hacemos y las que podríamos hacer. Ejemplo:

Tres series de seis repeticiones con una carga de ocho, estas repeticiones que están entre paréntesis representan aproximadamente al 70, 75, 80, hasta el 90 %, es decir un margen de intensidades utilizadas en el entrenamiento.

¿Cómo medimos nosotros esto? Por ejemplo tres series de 12 repeticiones pudiendo hacer 12. Esto es mentira, nadie puede hacer tres series de 12 repeticiones con una carga que puede hacer 12, a menos que vaya reduciendo la carga absoluta. Hacíamos esto lo más ajustado posible y basándonos en la velocidad, en la primera serie en vez de 12 podían ser 13. Había 5 minutos de recuperación entre serie. Aquí tenemos cómo evo- luciona la velocidad en cada una de las series, vemos cómo se va perdiendo velocidad.

Relación entre la p érdida de velocidad en la serie y

la pé rdida de velocidad con la carga de 1 m/s ( press de b anca)

con la car g a de 1 m / s ( press de b anca )

(L. Sánchez- M edina , J.J. Go nzá lez-Badillo, M ed. Sc i. Spo rts Exc . , 2011)

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

¿Cómo medimos la fatiga que ha generado esto? Antes de empezar a medir, media- mos una carga que se pudiera desplazar a una velocidad de 1m/s, tres repeticiones. Ha- cíamos el entrenamiento e inmediatamente después de terminar la última repetición, se cambian los discos, para poner la misma carga que antes, y ésta es la fatiga. Fijaros la velocidad aquí y después aquí, aquí ha perdido un 31.3%. Yo ya de entrada diría, nadie debe hacer un entrenamiento en el que la perdida de velocidad después del es- fuerzo sea de un 31.3%. Eso significaría prácticamente hacer el total de las repeticiones posibles. Haciendo esto, nosotros comprobamos en estos 15 esfuerzos, el grado de fatiga que se produce midiendo antes y después, esa misma carga que se puede despla- zar a 1m/s. Resultados: Perdida de velocidad en la serie, cargas que podemos hacer 12 veces, aquí hacemos 6, 8, 10 y 12. Vemos cómo aumenta la perdida de velocidad, y cargas que po- demos hacer 10 veces, u 8 veces. Vemos como hay una relación lineal, a medida que vamos haciendo más repeticiones la perdida de velocidad es mayor. ¿Qué pasa con la sentadilla?, pues igual. ¿Qué pasa con la pérdida de velocidad de 1m/s? La tendencia es la misma. ¿Qué pasa con el salto vertical? Después de la sentadilla con la carga de 1m/s, hací- amos el salto vertical. Pasa lo mismo, la tendencia es la misma, a medida que hacemos más repeticiones se pierde más salto. Esta es la mejor arma que tenemos actualmente en el entrenamiento, es el salto vertical, todos los días durante los 15 esfuerzos, antes de empezar. Estos son los valores según las repeticiones, todas estas diferencias son significativas estadísticamente. El sujeto pierde una capacidad de salto importante. En este cuadro tenemos, aquí la pérdida de velocidad al final de las tres series en cada uno de los esfuerzos y aquí la pérdida con la carga de 1m/s, es decir el grado de fatiga. Si nos damos cuenta tenemos distintos puntos de distintos colores. Cada color corres- ponde a un tipo de esfuerzo, para 12 rep, para 10 rep, para 8rep. Vemos como los colores están distribuidos a lo largo de toda la línea. La pérdida de velocidad en la serie deter- mina la fatiga de una manera muy precisa. ¿Cuándo veis que un sujeto está fatigado? Cuando pierde velocidad, es evidente. Fijaros que tenemos puntos de distintos colores. Esto significa que ante una misma pérdida de velocidad en la serie, la pérdida de velocidad con el 1m/s es casi la misma. Esto quiere decir que la fatiga que se genera en una sesión de entrenamiento, en este caso tres series, depende de la perdida de velocidad en la serie independiente- mente del número de repeticiones de la misma serie. Por una parte tenemos la veloci- dad con la primera repetición, sabemos que carga es. Por otra parte tenemos la pérdida de velocidad, sabemos el grado de esfuerzo dentro del número de repeticio- nes que podemos hacer con esa carga. Con la sentadilla correlación de 0.91 tenemos

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

la misma situación. Obviamente la sentadilla es menos controlable que el propio press de banca. ¿Qué pasa con el salto vertical? r=0.92, es la correlación entre la perdida de velocidad con la carga de 1m/s y el salto vertical. ¿Tiene algo que ver? Si hemos dicho que la medición de la velocidad es una forma muy precisa de medir la fatiga vamos a ver qué relación tiene con el salto, obviamente perder salto es perder velocidad, es lo mismo y esto se comprueba aquí porque la correlación es de 0.94. Por tanto, en la sentadilla da lo mismo medir el salto que la perdida de velocidad. ¿Qué pasa con el lactato? Vamos a ver si le damos alguna validez a través de algunos metabolitos. Todos los ejercicios aumentan el lactato. ¿Esto es malo? No necesaria- mente. El lactato aumenta cuando hacemos más repeticiones en la serie. ¿Qué ocurre con el amonio? El amonio es un metabolito que no se refiere en este caso a la degradación de las proteínas, sino que se refiere a la puesta en marcha de la producción de energía por la vía de urgencia. El amonio reacciona de una manera di- ferente, tenemos que hacer más de la mitad de las repeticiones posibles para que

R E S PU E S T A ME TA B Ó LI CA A
R E
S PU E
S T A
ME
TA B Ó LI
CA
A G
U
D A
: R
e laci ó
n en
t
r e
m
e t
a b
o lit
o
s
~ 6 mm o
l
/ L
~ 8
mm o
l
/ L

el amonio empiece a subir, si no se queda prácticamente en reposo. Esto nos está in- dicando una cosa muy importante, ya hace mucho tiempo que dije que más de la mitad de las repeticiones no sería necesarias hacerlas. Si hacemos la mitad como máximo, no

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

hay un stress metabólico importante, no hay una pérdida de purinas, de nucleótidos que está en relación directa con la aparición del amonio, por lo tanto el esfuerzo no es muy exhaustivo, quiere decir que al día siguiente podemos entrenar otra vez con una recu- peración casi total. ¿Cuál es la relación entre el lactato y el amonio? Un ejemplo: ¿Hasta cuándo podríamos aumentar el lactato en un press de banca? Cuando llega al 6% de perdida de velocidad es cuando empieza a dispararse el amonio y en sentadilla cuando llega al 8%. Si tomáramos como referencia el lactato podríamos

Relación entre las p érdidas de velocidad en la serie y

el lactato y el amonio en press de b anca

la serie y el lactato y el amonio en press de b anca ( L .

( L. S á nc hez-Medina, J.J. González-Badillo, Med. Sci. Sports Exc., 2011)

J.J. González-Badillo, Med. Sci. Sports Exc., 2011) decir que entre 6 o 8% sería un esfuerzo

decir que entre 6 o 8% sería un esfuerzo fuerte pero admisible. ¿Qué pasa con la pérdida de velocidad en la serie (al final de las 3 series), el amonio y el lactato? Igualmente, las correlaciones son de 0.95 y 0.89. La pérdida de velocidad en la serie tiene una relación tan alta con el lactato que no hace falta medirlo. Con que midamos la perdida de velocidad en la salida sabemos el grado de esfuerzo ¿Qué pasa con la pérdida de velocidad en la serie, el amonio y el lactato en la sen- tadilla? Igual 0.97 y 0,85 de correlación.

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

Relación entre las p érdidas de velocidad en la serie y

el lactato y el amonio en sentadilla

en la serie y el lactato y el amonio en sentadilla (L. Sánchez-Medina, J.J. González-Badillo, Med.

(L. Sánchez-Medina, J.J. González-Badillo, Med. Sci. Sports Exc., 2011)

J.J. González-Badillo, Med. Sci. Sports Exc., 2011) Relación entre las p é rdidas de altura en

Relación entre las p érdidas de altura en CM J y el lactato y el amonio

~1 ~12% 2%
~1 ~12% 2%
de altura en CM J y el lactato y el a monio ~1 ~12% 2% 38

38 (L. Sánchez- M edina , J. J. Go nzá lez- Ba dillo, M ed. Sc i. Spo rts Exc . , 2011)

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

¿Qué pasa con la perdida de altura en el salto, el lactato y el amonio? Igual, 0.97 y 0.86. Midiendo el salto para qué vamos a medir el amonio o el lactato si ya tenemos una estimación bastante precisa. Cuando perdamos el 12% de la velocidad en el salto probablemente el amonio ya empieza a dispararse, luego perder más del 12% ya sería un entrenamiento, quizás excesivo.

Las carreras de velocidad ¿Qué pasa cuando hacemos 40m? Antes de hacer 40m medimos el salto, y después de correr cada serie (repetición) medimos el salto, el lactato y el amonio. El sujeto hace series hasta que pierde un 3% de velocidad, en dos carreras seguidas. ¿Qué ha pasado ahí? ¿Qué entrenamiento hemos hecho? ¿Hay relación entre la pérdida del salto y el stress metabólico? Aquí tenemos 9 sujetos que algunos de vosotros conoceréis porque son de buen nivel, la correlación es de r=0.95. Otro día hacemos un esfuerzo más largo sobre 60m, esto lo hemos hecho con Pedro Jiménez. ¿Qué pasa en 60m? Cuando trabajábamos sobre 40m hacíamos una serie y descansábamos 4min entre cada carrera, cuando hacíamos 60m descansábamos 6min. Cada sujeto hacia 40m 10, 11, 12, 13 veces hasta que perdía el 3% de velocidad. Cuando hacíamos 60m lo hacían 9 o 10 veces. Cuando hacíamos 80m hacían 5, 6, 7 veces hasta que perdían el 3%. Las correlaciones están ahí en cada caso. Éste es el ejemplo de un sujeto, perdida de salto y lactato, una carrera, 2, 3, 4, 5, 6,7. Este sujeto hizo 7 veces 80m antes de perder el 3% de velocidad. Esta es la relación con el stress metabólico, si vamos midiendo la perdida de salto inmediatamente al final, tenemos una estimación del stress metabólico impresionante. ¿Cuándo paramos de hacer series de 40m, 60m, u 80m? ¿Qué es mejor perder el 1% de velocidad, el 2%, el 3%, el 4%? ¿Cuántas series hacemos? ¿Vd. sabe el es- fuerzo que está haciendo el sujeto? Eso está en relación con el stress metabólico y el grado de fatiga que está generando. ¿Cuál es el grado de fatiga óptimo? Aquí tenemos algo muy interesante, cuando hacíamos 40m, mediamos a los 30m y a los 40m. Cuando hacíamos 60m mediamos a los 50m y a los 60m, y cuando hacíamos 80m, mediamos a los 60m y a los 80m. Mediamos la parte de máxima velocidad en cada una de las distancias. ¿Esta pérdida del 3% se ha distribuido igual en la fase acelerativa y en la fase de máxima velocidad? En 40m no hay diferencia se pierde proporcionalmente casi lo mismo. En 40m estamos todavía en fase acelerativa, el tiempo de contacto en el suelo todavía es alto. Cuando hacemos 60m resulta que de ese 3%, una parte muy significativa se pierde en la fase de 50 a 60m, mucho más que en la fase de 0 a 50m. Cuando hacemos 80m la perdida

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

de velocidad es mucho mayor en la parte de 60 a 80m que en la parte de 0 a 60m. Esto quiere decir que la RFD (la aplicación de fuerza en la unidad de tiempo) es muy importante, ya que en esa fase el tiempo de aplicación de fuerza es mucho menor y se ha comprobado que la RFD es lo que más se reduce cuando se produce la fatiga. La fuerza máxima puede bajar un 10%, mientras que la RFD baja un 90%, y el tiempo de recuperación es mucho más largo. Por lo tanto la RFD sigue siendo determinante en el rendimiento. Tenemos la perdida de velocidad en 40, 60 y 80m y la perdida de salto. Cuando han perdido en cada uno de sus casos el 3%, se observa que la perdida de salto es práctica- mente la misma. Da igual la distancia, que si la pérdida de velocidad ha sido la misma, la perdida de salto es prácticamente la misma. ¿Qué pasa con el lactato? El lactato es prácticamente el mismo en los tres casos. ¿Qué pasa con el amonio? Tenemos un resultado similar. Por tanto esto es lo mismo que hemos visto anteriormente, podemos decir que la pér- dida de velocidad en la serie determina la fatiga, independientemente del número de repeticiones que podamos hacer o hayamos hecho en este caso.

Conclusiones: La fatiga ocasionada por las series depende del porcentaje de perdida de velocidad independientemente del número de repeticiones. Casi ningún deportista necesita hacer más de la mitad de las repeticiones posibles en una serie, algunos pueden hacer una o dos más, pero no es necesario en la mayoría. En el documento que se ha dado hay resúmenes de esos dos apartados que estaban pre- vistos y que por las circunstancias no se pueden desarrollar. José Luis Martínez: Interrogantes han quedado los suficientes para como que tenga- mos a Juanjo en otra ocasión. Dar las gracias y queda en el aire la posible invitación para otro momento. Ha demostrado que es un buen velocista.

Nota: Damos las gracias a Juan José González Badillo por permitirnos la publicación de los gráficos que acompañan a este texto.

2. TENDENCIAS ACTUALES EN EL ENTRENAMIENTO

DE MEDIOFONDO Y FONDO.

LA IMPORTANCIA DE LOS FACTORES NEUROMUSCULARES.

por Antonio Latorre (Italia)

LOS FACTORES NEUROMUSCULARES. por Antonio Latorre (Italia) Presentación de José Luis Martínez A ntonio Latorre,

Presentación de José Luis Martínez

A ntonio Latorre, aparte de lo que conocéis porque su curriculum está ahí, es en este momento enseñante en la universidad de Milán. Forma parte de un equipo del comité olímpico italiano (CONI) de tres personas con Arrigo Sachi, entre-

nador de futbol, conocido en España, Elio Locatelli, técnico de atletismo y el mismo, de seguimiento de todas las federaciones y orientación en la formación de técnicos. Aparte es un apasionado de toda la vida del mundo del medio fondo y fondo y la mar- cha, es editor de la IAAF, editor quiere decir que elabora los contenidos de todos los cursos que se dan en el mundo de estas especialidades y quizás lo más interesante es que está muy en contacto con los entrenadores italianos que trabajan en Kenia y alguno de ellos son antiguos alumnos suyos de Milán como Claudio Berardelli. El tema que va a tratar, creo que es de gran interés, la fuerza en los corredores de medio

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

fondo y fondo. Como otros tópicos que hay en el entrenamiento hemos separado toda la vida, la fuerza, la resistencia, la velocidad, erróneamente creemos que la fuerza es una cosa de los monstruitos de las pesas y de los lanzamientos. Yo no he visto ningún esqueleto corriendo, ni rápido ni lento. El único motor que hay en el ser humano es el musculo, transformador de energía digamos bioquímica en mecánica. Como voy a co- rrer un maratón, si no tengo fuerza para impulsarme en los miles de apoyos, para trans- portar mis 50 kilos, ¡es que soy muy ligero!, pero un esqueleto no ha salido nunca corriendo. Doy la palabra a Antonio Latorre y os presento a Ignacio Castellano que va a traducir. Gracias por la invitación y a José Luis que es un amigo, estoy muy contento de estar aquí, contento de reencontrar a mi estudiante Ignacio. El tema que afrontamos hoy es un intento de dar una visión nueva, más completa, con evidencias científicas de las ten- dencias del entrenamiento en el medio fondo y en el fondo. Estoy muy contento de es- cuchar la conferencia anterior porque me han gustado las cosas que ha dicho (se refiere a González Badillo) sobre todo desde dos puntos de vista, mucha experiencia práctica, yo este año es el trigesimocuarto año que entreno y muchos conocimientos sobre las bases científicas y no sobre las modas.

Antecedentes Solamente un repaso para señalar como el problema de la fuerza en las pruebas de re- sistencia no es un problema de ahora, podéis ver como en esta diapositiva al famoso entrenador neozelandés Arthur Lydiard, hace 50 años, en 1960 programaba su entre- namiento, teniendo en cuenta los factores neuromusculares. Durante algunas semanas hacia entrenamientos muy duros con sus atletas, después de un periodo introductivo, hacia entrenamiento de carrera en cuesta.

Las enseñanzas del pasado: “training through the ages” Advenimiento de la periodización 1.
Las enseñanzas del pasado: “training through the ages”
Advenimiento de la periodización
1.
10 semanas (o mas) maratón conditioning – solo entrenamiento aerobico para
empezar luego fartlek
2. 4 - 6 semanas resistance (sprints en colina y cuerda)….The Hill Training
3.
4 semanas (no mas) desarrollo anaeróbico (reps, fartlek)
4.
peaking - velocidad, practica de carrera, time trials.
(Lydiard)
• Short interval training método 15” al 100% del VO2 max + 10/15” al 40-50% del VO2 max

43

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

En años más recientes (los 80) tenemos a tres grandes atletas del medio fondo ingles Sebastian Coe, Steve Ovett y Steve Cram. Seb Coe record mundial de 800m, combinaba todos los elementos del entrenamiento aeróbico y anaeróbico, utilizaba el método de Cerruty es decir combinar con el entrenamiento clásico, el trabajo con pesas, el trabajo pliometrico, el trabajo de saltos y el entrenamiento en circuito.

Las ense ñ anzas del pasado : “ training through the ages ” Coe, Cram,
Las ense ñ anzas del pasado : “ training through the ages ”
Coe, Cram, Ovett lead the next dominant force
Ov ett , C oe an d
C ram ( the Tu b e at
the Broa db ri d ge
H eath, S usse x)
SEBASTIAN
COE
2 x 10 x 300 m
39”
100m easy rec
• centrado en el entrenamiento de capacidad
• Nunca corría mas de 90km por semnana
• Entrenaba con pesas en invierno
• Coe utilizaba muchos de los métodos de Cerrutty many of Cerrutty's principles incluso las cuestas
arriba, fartlek, pesas, pliometria y circuitos.
aeróbica al paso de carrera de 5000m
para desarrollar la resistencia aerobica
• A 18 a ñ os (1500m 3 : 45; 3000m 8 : 14)
• El entrenam iento d e Ov ett in cl u y a c arreras o ff- road y p re- te mpora d a c on c arreras en l a arena

Para llegar a ser un atleta que entrara entre los grandes del fondo, entrenaba en altitud, entre 150 y 200km por semana, Haile Gebreselassie realizaba entrenamiento pliome- trico y acababa con entrenamiento de progresivos en cuestas sobre 100m.

44

Las ense ñ anzas del pasado : “ training through the ages ” Geb •
Las ense ñ anzas del pasado : “ training through the ages ”
Geb
• H aile G ebreselassie entrena dos veces al d í a (altura) por 150 - 200km (invierno)
• 5 x 2000m in 64 or 65 s por vuelta. (cerca del paso de 10 , 000 m)
• 8 or 10 x 1000 m in 2 min 28 s - 3 min descanso (cerca del paso de 5000 m)
• R egularmente reali za sesiones pliometricos
• Entrenamiento con pesas (carga baj a, muchas repeticiones)
R egularmente hace progresos de 100 m, después de las sesiones
• 3 x 2000 s at 5:05 w/ 3 min . descanso .
Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

Factores determinantes de la prestación de resistencia Esta es una diapositiva clásica en la que se recogen los factores determinantes en la prestación de resistencia:

Máximo consumo de oxígeno. El umbral anaeróbico. La capacidad de utilizar el oxígeno. (el %) La densidad capilar. La parte mecánica que es muy importante, porque interviene en la utilización del mayor % de oxigeno durante toda la competición. Como ya ha expresado el ponente anterior, la velocidad y la potencia que se puede ex- presar en una carrera depende de factores metabólicos y factores neuromusculares. Estos son los factores que determinan el lograr el resultado en las pruebas de resistencia, pero esto no es nada nuevo. A igualdad de los 4 primeros factores si tenemos un atleta con el mismo consumo de oxígeno, con el mismo umbral anaeróbico, con la misma fracción de oxígeno, es muy importante la densidad capilar. Pero puedo tener un gran motor (máximo consumo de O2), un óptimo umbral anaeróbico, pero si no tengo una buena eficiencia mecánica, gasto mucho y no me desplazo de una manera eficiente.

La pregunta es: ¿Puede el entrenamiento mejorar la eficiencia mecánica del corre- dor de medio fondo y fondo? Uno de los estudios más importantes, mas citado en la literatura científica esta hecho por Paavolainen que ha demostrado que entrenando conjuntamente ejercicios explosi- vos y pliometricos se puede mejorar la eficiencia mecánica, después mostraremos al- gunos de los ejercicios para mejorar la eficiencia mecánica. Otro ejemplo muy importante es que la recordwoman mundial femenina del maratón Paula Radclife ha mejorado a lo largo de los años el 15% su economía de carrera. El coste energético es una medida clásica que se hace en las pruebas de resistencia y consiste en ver cuánto gasto metabólicamente para desplazarme cada metro en proporción al kilo corporal, es una medida clásica de la fisiología, no se hace a velocidad máxima, sino a velocidad submaxima. Veis en la diapositiva que de 1992 al 2003, en 13 años, cuanto oxigeno consumía a la velocidad de 16km/h, Paula Radclife, su gasto ha disminuido el 15% y como ha des- arrollado una máquina que consume menos gasolina a la misma velocidad. Como po- déis ver el motor (VO2max) es el mismo 70ml/kg/min. Ha mejorado en un 25% la velocidad de carrera a la misma concentración de lactato (3mmol) y ha mejorado un 15% la economía de la carrera.

P erformance en las disciplinas de Endurance 1992 1993 VO 2 m ax estab l
P erformance en las disciplinas de Endurance
1992
1993
VO 2 m ax estab l e a
7 0 mL/ ( k g m in)
25 % d e m e j ora en l a
v e lo c id a d a 3 mM
la c tato (1 6 21 km/ h)
16 km/h
Me jora miento d e l
15 % en la
e c ono mia d e
c arrera
(a d aptad os M ill et, apuntes 2011)
2:15:25 W R
Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

Factores neuromusculares Clásicamente hasta hace pocos años nosotros considerábamos que el desarrollo para mejorar en las pruebas de resistencia abarcaba solo los factores aeróbicos y anaeróbicos, gracias a los estudios de los últimos quince años se ha llegado a este esquema propuesto por Paavalainen, además del aerobic power, del anaerobic power, de la running eco- nomy, cuentan las capacidades neuromusculares. Por factores neuromusculares se en- tienden, el control nervioso de todo el aspecto coordinativo y técnico durante la carrera, la posibilidad de economizar energía química, utilizando energía mecánica que es gra- tuita, es decir utilizar bien las capacidades elásticas del musculo. Como ha dicho tam- bién el conferenciante anterior, la capacidad de utilizar energía de fuentes mecánicas y no solo energía metabólica, como una máquina que va con un poco de inercia sin gastar gasolina.

46

F orza e endurance “ endurance p er f or m ance are i n
F orza e endurance
“ endurance p er f or m ance are i n fl uenced no t on ly by aero bi c p o w er and R E b u t a ls o by th e
s o - ca ll ed m u s c l e p o w er f ac t or, whi c h is re l a t ed t o neuro m u s cu l ar and anaero bi c
c h arac t er isti c s ”
( P aavolainen et al., 1 999 )
Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

¿Por qué es importante el actuar sobre los factores neuromusculares? Para mejorar la mecánica de la carrera. Primera respuesta a la primera pregunta:

¿Por qué insistir en mejorar los factores neuromusculares y no pensar solo en hacer altos volúmenes de carrera? La respuesta es simple, tenemos que entrenar todos los factores de la prestación. Decía al principio José Luis que durante un maratón un atleta realiza entre 40.000 y 41.000 apoyos del pie en tierra. Luego es importante que tenga la fuerza mínima para sostener el peso del cuerpo durante toda la competición, esto es una constatación simple. Si mi- ramos la fotografía esta no es la llegada de una carrera de 100m, esta es la llegada de uno de los maratones más importantes del mundo, ha sido necesaria la foto-finish para decidir el vencedor. No era un problema de máximo consumo de oxígeno, no era un problema de umbral anaeróbico, no era un problema de motivación, porque el vencedor ganaba mucho dinero, la diferencia estaba solamente en la rapidez de los apoyos en los últimos 50 metros. Por eso este aspecto táctico y este sprint final que caracteriza tantas prestaciones de resistencia como el maratón, las carreras de fondo o el ciclismo, nece- sitan considerar los aspectos neuromusculares y no solamente los metabólicos. En los últimos años en el campeonato del mundo de ciclismo, en cuatro de las últimas cinco ediciones, después de 260km de carrera se ha ganado al sprint y no siempre han ganado los velocistas, han ganado atletas resistentes pero fuertes, otro aspecto muy importante para considerar el aspecto neuromuscular. Yo no conocía el contenido de la conferencia precedente, pero en la última parte se ha hablado de fuerza muscular y fatiga. En un atleta de resistencia, el límite de la prestación no es como se pensaba hace unos años la disponibilidad de oxígeno. Cuando el musculo pierde fuerza, la información que vuelve al sistema nervioso central es una información distorsionada, el atleta piensa que tiene más fatiga de la real. Tiene suficiente oxígeno, pero el atleta no es capaz de mantener la velocidad requerida por un déficit de fuerza. Al final como se ha demostrado en los primeros estudios es necesario mejorar la eco- nomía del rendimiento, la economía de la carrera para gastar menos a la misma velo- cidad. Se está difundiendo en el mundo científico y practico el convencimiento de que el es- fuerzo de resistencia depende no solo de factores metabólicos, pero también de factores del sistema nervioso central, durante esfuerzos prolongados la fuerza muscular tiende a reducirse, esta fuerza menor aumenta en el atleta la percepción del esfuerzo, el atleta piensa que esta mas fatigado que lo que en realidad está. Si no tiene fuerza suficiente no puede ser competitivo en las partes finales de las pruebas de resistencia. No obstante en todas las pruebas de resistencia la victoria se decide, en los 10.000m en la última vuelta, en el maratón en el último kilómetro, en el esquí de fondo en los últimos 500m después de 50km. En los últimos dos Juegos olímpicos en los últimos 500m estaban

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

quince atletas en disposición de competir por las tres medallas. En Vancouver, en técnica clásica ha ganado la competencia un atleta capaz de expresar fuerza en los 200m finales, fuerza de tronco y de brazos, y zancada muy explosiva con las piernas.

Hay una aproximación nueva en las disciplinas de resistencia que combina los aspectos clásicamente metabólicos de fuerza con el sistema nervioso central. Cuando un atleta está fatigado la sensación, la percepción en la central de regulación de todos los esfuer- zos es mayor que la realidad. El problema es en primera instancia la condición muscular, el musculo envía al sistema nervioso central mensajes falsos y esto condiciona los es- fuerzos. Un investigador italiano Samuele Macora ha realizado esta investigación con los alum- nos de ciencias motoras de la universidad de Inglaterra, con tres grupos diferentes:

Primer grupo resistencia clásica y test VO2 máx., después del test, un entrenamiento de carrera en progresión muy fatigoso. Segundo grupo, test VO2 máx. Antes y después y cien saltos pliometricos desde un nivel de 60cmts. El tercer grupo era el grupo de control. Normalmente se pensaba que el grupo que esta fatigado al repetir el test debería obtener un mal resultado. El resultado ha sido que el grupo que ha hecho los cien saltos plio- metricos desde 60 cmts, tenía daño muscular y ha hecho un mal resultado en compara- ción al grupo que estaba fatigado. Desde el punto de vista metabólico, realizar estos cien saltos, no comporta ninguna fatiga metabólica, la concentración láctica era muy baja. Tradicionalmente como entrenador yo habría pensado, que seguramente el primer grupo de resistencia clásica estaría muy fatigado, la respuesta es exactamente la con- traria. En el pasado Percy Cerruty, al final de los años 50 y principio de los 60 trabajó mucho la fuerza, fue un precursor, un innovador del entrenamiento de resistencia, haciendo hacer muchas sesiones de fuerza a Herb Elliot que fue campeón olímpico de medio fondo (1º en 1500m en los JJOO de Roma en 1960, con 3.36). Los estudios han confirmado los estudios de los hombres de campo. Como siempre su- cede la ciencia confirma lo que los hombres de campo han experimentado con sus atletas. Actualmente se habla de entrenamiento concurrente para encuadrar el entrenamiento de la resistencia, más la fuerza. ¿Por qué puede ser interesante entrenar la fuerza para la resistencia? Por dos razones que he tratado de explicar anteriormente:

Mejora la capacidad del musculo de contraerse en el tiempo justo, es importante porque en las pruebas de resistencia el musculo debe contraerse muchas veces y sobre todo

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

porque es importante enviar la información justa al sistema nervioso. En la práctica y en base a los estudios de personas cercanas a los hombres de campo como Kraemer y otros, en el sistema nervioso se mejora la capacidad de reclutar muchas fibras en poco tiempo y sincronizarlas correctamente es decir hacerlas trabajar en la dirección justa de la contracción muscular, aumenta también la capacidad de producir fuerza en cada apoyo y esto mejora el consumo. Un ejemplo muy simple, si hago un maratón y realizo 41.000 apoyos, después de un entrenamiento de fuerza logro mantener la velocidad empleando 40.500 pasos, he mejorado mi resultado. Mejora el ciclo estiramiento-acor- tamiento para utilizar, la energía elástica, como ha dicho el conferenciante anterior, en un tiempo más breve. Cuando hago entrenamiento de fuerza voy a actuar indirectamente en el aspecto metabólico, aumentando el número y la actividad de las enzimas anaeró- bicas que son muy importantes en el sprint final. Aumenta la capacidad de generar fuerza en cada apoyo, esto sucede porque el musculo es más fuerte, más consistente, indirectamente aumenta el depósito de glicógeno intramuscular. Por ejemplo en el caso de los 800m hay una modificación de las propias fibras, las fibras de tipo IIa se transforman en fibras de tipo IIx o IIb como se decían hace un tiempo.

reclutam reclutamiento iento y y sincroni sincronización zación de de las unidad es motoras las
reclutam reclutamiento iento y y sincroni sincronización zación de de
las unidad es motoras
las unidades motoras
(Kraemer et al., 1988; Sale, 1988; Abernathy et al.,
1994; Jung, 2003)
(Kraemer et al., 1988; Sale, 1988; Abernathy et al., 1994; Paavolainen et
al., 1999; Jung, 2003)

Esta siguiente diapositiva es un poco más compleja, pero es la respuesta a una pregunta de los entrenadores, la pregunta es: ¿Trabajar la fuerza reduce el VO2 máx.? Hace un tiempo cuando he empezado a entrenar, yo era un atleta muy limitado, pero no estaba contento con ver el culo de los adversarios y decidí entrenar la fuerza. Al principio de mi carrera como entrenador pensaba que la resistencia es una cosa y la fuerza otra.

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

Esto es un estudio de biología molecular de 2006,

Training for Endurance and Strength: Lessons from Cell Signaling K. BAAR 2006
Training for Endurance and Strength: Lessons from Cell Signaling K. BAAR 2006

¿Cuál es el objetivo final del entrenamiento de la resistencia? Generar nuevas mitocondrias. El factor que genera estas nuevas mitocondrias se llama el factor coenzima PGC 1 alpha es el nombre en literatura científica y se llama biogé- nesis mitocondrial, es decir la construcción, transcripción y replicación de los hitos del musculo del atleta de aumentar, el número y el tamaño de las mitocondrias. Pero un entrenamiento concurrente genera, bien conducido otra posibilidad, al mismo tiempo en la parte de fuerza es posible biogenerar nuevos ribosomas que son más im- portantes en la génesis de nuevas proteínas. Todo el entrenamiento de la fuerza es en substancia sintetizar nuevas proteínas para decirlo de una manera simple. Pero hay otra cosa y es que con el entrenamiento concurrente se reducen los daños generados en los numerosos apoyos en el terreno, se realiza el entrenamiento de resistencia, pero al mismo tiempo se atenúa la rotura proteica. Muchos estudios han demostrado que el en- trenamiento de fuerza bien conducido mejora la economía de carrera. Esto es un ejemplo de Paavalainen, dos grupos de trabajo, uno de ellos con entre- namiento de fondo tradicional y el otro entrenamiento tradicional más entrena- miento de fuerza, estos son los resultados sobre el consumo de oxígeno a una velocidad submaxima, como podéis ver el grupo que ha hecho entrenamiento tra- dicional más fuerza consume menos. Al mismo tiempo en la misma investigación han simulado una carrera sobre 5km y se han obtenido estos resultados, el grupo que ha realizado un entrenamiento de resistencia más fuerza ha mejorado signifi- cativamente su prestación. Sobre todo porque han disminuido el tiempo de contacto

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

con el suelo. Esto es totalmente coherente con la explicación del ponente anterior (González Badillo). El problema no es solo ganar fuerza, sino como se va a utilizar esta fuerza. En este estudio se ha visto como se ha reducido el tiempo de apoyo y esto es una expresión más de potencia, de más velocidad.

Entrenamiento de fuerza y economía de carrera Consumo de oxigeno durante una carrera sub-máxima (4,17
Entrenamiento de fuerza y economía de
carrera
Consumo de oxigeno durante
una carrera sub-máxima (4,17 m/
s) en un grupo de entrenamiento
combinado F+E (E) y controlo
(solo endurance) (C) después de
9 semanas de entrenamiento
*p<0,05, **p<0,01, ***p<0,001
(Paavolainen et al. 1999).
contact time at ground 5 km time trial *p<0,05, **p<0,01,***p<0,001 (Paavolainen et al. 1999). *p<0,05
contact time at ground
5 km time trial
*p<0,05, **p<0,01,***p<0,001 (Paavolainen et al. 1999).
*p<0,05 (Paavolainen et al. 1999).

51

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

Otra pregunta clásica: ¿El entrenamiento de fuerza debe de hacerse antes del en- trenamiento de resistencia o después? Otra pregunta: ¿Qué entrenamiento de fuerza? Otra preocupación y pregunta, si reduzco los kilómetros: ¿Esto comporta una re- ducción del VO2max, que es la preocupación principal en las pruebas de resis- tencia? Comenzamos a responder a la primera pregunta:

Clásicamente, en mi experiencia siempre lo he hecho antes, con buenos resultados. Tras algunos estudios he probado a hacerlo después y los resultados mayores los hemos ob- tenido cuando hemos hecho el entrenamiento de fuerza después del entrenamiento de resistencia. Esto es un estudio de 2005 de Chtara, un investigador tunecino sobre un grupo de atletas marroquíes de nivel medio. Vemos las distintas combinaciones de los grupos: Primero la resistencia y luego la fuerza, luego la fuerza y después la resistencia, solo resistencia, solo fuerza y grupo de control y como se ha reducido el tiempo en una competencia de

4km.

En el grupo 1º primero fuerza y luego resistencia y al revés el tiempo ha disminuido significativamente y ha disminuido más en el grupo que ha hecho la fuerza después. Esto se hace con un test para mantener el máximo tiempo la potencia (critical power). Una reflexión sobre esto puede ser: ¿Por qué ha mejorado más el grupo que hizo la fuerza después de la resistencia? Probablemente porque se van a emplear las fibras musculares que no están tan fatigados tras el entrenamiento de la carrera. En mi expe- riencia aconsejo emplear este tipo de método, no en el periodo competitivo. En el periodo competitivo es preferible entrenar la fuerza antes del entrenamiento de resistencia.

52

Fuerza antes o después el entrenamiento de endurance?
Fuerza antes o después el
entrenamiento de endurance?
E + S = endurance + strength; S + E = strength + endurance; E
E + S = endurance + strength; S + E = strength + endurance; E = only endurance; S = only
strength; C = control group. *p<0,05; **p<0,01)
(Chtara et al. 2005, modified).
E = only endurance; S = only strength; C = control group. *p<0,05; **p<0,01) (Chtara et
Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

Comenzamos a responder a la segunda pregunta: En diversos estudios se han probado diversas combinaciones de métodos de entrenamiento de fuerza:

Hoff ha trabajado en 2002 sobre fuerza máxima dinámica. Paavolainen en 1999 lo ha hecho sobre la fuerza explosiva y Hakkinen en 2003 que es uno de los mayores expertos mundiales de la fuerza lo ha hecho con la combinación de fuerza máxima y explosiva. Pero lo que relaciona estos estudios y que es muy importante el comprenderlo es el fa- vorecer los aspectos neuromusculares y no la hipertrofia. Sería un contradicción au- mentar el peso corporal y la masa magra porque aumentaría el gasto energético, un atleta de este tipo gasta más porque pesa más. Se ha de mejorar aspectos neuromus- culares sin convertirse en lanzadores de peso.

Otros ejemplos del entrenamiento de fuerza, experimentados en otras disciplinas como el ciclismo y que pueden ser útiles en atletismo como el entrenamiento de fuerza ex- plosiva que influencia mucho a la función nerviosa van bien para esfuerzos de resis- tencia breves, por ejemplo los 800m en atletismo. Entrenamientos que se basan en pruebas de pliometria y pruebas de potencia media van bien en competiciones desde los 10000m hasta la maratón. Lo que es posible cons- tatar es que en este caso aumenta el porcentaje de fibras tipo II a, aumenta la stiffness, aumenta la capacidad de fuerza rápida, no aumenta la densidad capilar que es un tema importante.

Que entrenamiento de fuerza? • Volumen : > 8-9 settimane Ex: 4 ejercicios de piernas,
Que entrenamiento de fuerza?
• Volumen : > 8-9 settimane
Ex: 4 ejercicios de piernas, 2 x semana
• Alta intensidad: > 85%-95% 1RM
• mejor función nerviosa
• mejor potencia media (371 ±9 400±13)
(Raastad et al. 2010–185min ciclistas bien
entrenados)
• capacidad de sprint durante la prestación de
endurance
EN TRENAMIENT
ENTRENAMIENTO
O
DE FUERZA
DE FUERZA
unción
% %
fibras IIA
fibras IIA
Stiffness
Stiffness
ne rviosa
% %
VO2
VO2
MTT
MTT
FFM
FFM
CFR
CFR
max
max
c
capilar
apilar
Endura nce
En durance median a
Endurance mediana
– –
larga
larga
corta
dur aci
ón
duración
du raci
ón
(30min – 180 min)
(30min – 180 min)
23
Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

En los estudios muchos autores privilegian que el entrenamiento pliometrico bajo me- jora la economía de carrera. En mi experiencia una sola sugerencia, presten mucha atención a la calidad de la ejecución en la pliometria porque si ganamos fuerza y nos hacemos daño aumenta el infortunio. Seguramente la pliometria no produce hipertrofia y mejora la función neuromuscular.

Pliometria El entrenamiento PLIOMETRICO mejora le economía de carrera (Paavol ai nen, 1999; Turner 2003;
Pliometria
El entrenamiento PLIOMETRICO
mejora le economía de carrera
(Paavol ai nen, 1999; Turner 2003; S p ur s 2003)
Adaptaciones neuromusculares
especificas sin hipertrofia
( H a kki nen, 1994)

Entrenamientos con el peso del propio cuerpo, muy simples, yo los he utilizado mucho en mi experiencia como entrenador, saltos sobre una pierna, me permito su- brayar el tema de la ejecución correcta, el alineamiento de todos los segmentos cor- porales. Este es el trabajo del entrenador controlar siempre la calidad ejecutiva del gesto, di- versos tipos de carreras y saltos en pequeñas gradas de diversas alturas, imitaciones simples de trabajos de carrera variando los ángulos de apoyos, ejercicios de carrera variando la utilización y la posición del tronco y los miembros superiores. Me excuso si me he permitido decir estas cosas tan simples, porque pienso que los conocéis todos, pero si se comienza así con los atletas jóvenes de resistencia, después será más fácil hacer el trabajo de pliometria, los trabajos con carga en la espalda y el trabajo de fuerza explosiva. Estos son los ejercicios básicos para un corredor joven de resis- tencia, son las bases del trabajo neuromuscular que debe comenzar el desarrollo del corredor joven de resistencia.

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

Entrenamiento funcional Imitación de carrera Cuestas Saltos Ejercicios de carrera
Entrenamiento funcional
Imitación de carrera
Cuestas
Saltos
Ejercicios de carrera

Aquí tenemos diversas respuestas de los estudios, hechos por diversos autores en di- versas disciplinas que han probado a hacer solo pliometria y fuerza explosiva. Solo pliometria y fuerza explosiva vale para carreras de duración por debajo de 15 mi- nutos. Cuando se llega a la resistencia de larga duración por encima de los 30 minutos es muy importante considerar el tema de la densidad capilar. Si aumento la masa au- menta el tiempo en el cual la fibra es capaz de captar el oxígeno, aumenta el tiempo para perder calor y esto puede ser negativo para la prestación de resistencia. Por ello es muy importante siempre escoger los medios de entrenamiento adecuados a la duración de la prueba de resistencia. El tiempo de transito del oxígeno en la fibra no es tan im- portante en el 800m como en el maratón. En un 800m es fundamental combinar el me- canismo aeróbico, anaeróbico y mucha fuerza, para poder ser atleta de alto nivel. Para poder ganar por ejemplo la final de Londres, se necesita hacer 45.5seg o al máximo 46seg en 400m y para correr en este tiempo se necesita correr en bastante menos de 11seg en los 100m y para correr en este tiempo es necesario tener mucha fuerza. En el maratón el mecanismo aeróbico determina al 99% el resultado, es importante la efi- ciencia muscular pero es importantísimo que el oxígeno pase rápidamente del corazón a la fibra muscular, porque en el maratón es más importante la utilización de los ácidos grasos libres, en los 800m no se usan, si empleáramos 6 minutos en hacerlo si se utili- zarían.

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

Forza e endurance So l o p l iometria e forza esp l osiva? Endurance
Forza e endurance
So l o p l iometria e forza esp l osiva?
Endurance a breve durata (< 15 min)
Sci nordico, ciclismo (Hoff, 2002)
Endurance a media durata (> 30 min)
Ciclismo (Bastiaans, 2001)
Se < densità capillare (cap/mm^2)
Endurance a lunga durata (> 30 min)
(Squadra nazionale danese) (Aagard et. Al 2007,
• massa
• aumento distanza diffusione
2010)
• minore dispersione calore
• CROSS-TALK su ipertrofia/atrofia (Hickinson 1988; Bishop , 1999; Losnegaard ,
2010)
• CFR
• FMM
• Prestazione Endurance
Migliore CFR
• tempo perfusione muscolare
• tempo medio transito capillare
diffusione FFA
eliminazione/riutilizzo metaboliti
risparmio di glicogeno muscolare 14

El entrenamiento en cuesta Según la experiencia de la escuela de medio fondo y fondo italiana, para las pruebas de duración media y maratón, los entrenamientos más importantes en cuesta son:

Carreras con diferentes pendientes, de 15kmts en progresión. Competencia entre ocho y diez kilómetros. Pruebas repetidas entre 500 y 1000m. Sprint en cuesta con una inclinación del 8% sobre 100-200m Son medios de entrenamiento donde se combinan los aspectos de la fuerza muscular y al mismo tiempo se entrena al atleta solicitando los mecanismos del máximo consumo de oxigeno etc… Por ejemplo en esta prueba el apelativo es crono escalada como en el ciclismo, la frecuencia cardiaca esta próxima al máximo. Esta es una prueba que em- pleaba Baldini normalmente antes de la principal competencia de maratón del año. Es una prueba que se llama la cronoescalada de Castelbuono 8,2km y en 2004 cuando ha ganado la medalla de oro olímpica ha vencido en esta prueba y realizado la mejor marca de la competición, 21 días antes de la competición de Atenas (que tiene también un largo tramo en cuesta).

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

Entrenamiento con cuestas Carrera larga a diferentes pendencias (15 km) Time trial
Entrenamiento con cuestas
Carrera larga a diferentes
pendencias (15 km)
Time trial 8-10km
long interval training
(500-1000m)
Sprint training (100-200m)

Entrenamiento en circuito Otra forma es el entrenamiento en circuito, pienso que es una forma buena pero que se diferencia según las disciplinas. En mi experiencia, desde el principio al final de la pre- paración llegamos a eliminar la recuperación entre una estación y otra. Se trata de hacer 45 minutos de entrenamiento controlando la frecuencia cardiaca, el ácido láctico, tratando de eliminar la recuperación y tratando de mantener alto o mejo- rando el número de las repeticiones por estación. En los primeros entrenamientos se empieza con un numero bajo de repeticiones, con recuperación porque la primera aten- ción es siempre a como se hace el ejercicio, el ejercicio debe hacerse bien. En cada estación se controla el número de repeticiones y si en los últimos 15 segundos tienden a reducirse demasiado, se necesitará cambiar el número de repeticiones, es el mismo concepto expresado por el conferenciante anterior con el que estoy totalmente de acuerdo. En la fase final de la preparación invernal reducimos el número de ejercicios para empezar a introducir entre un circuito y el otro repeticiones de carrera de 200m a 20km/h. Llegamos al final del periodo invernal haciendo 6 veces 1000m, no solo 200m. Se comienza con 200m, después 400m, después 600m, hasta 6 veces 1000m, para com-

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

binar la ganancia de tensión muscular con el gesto atlético clásico. Este sistema ha permitido la mejora igualmente en las pruebas de Cross country. Otro sistema de mejora para Cross country es en un campo de futbol, hacer por el lado corto, multisaltos pliometricos bajos poniendo señales para llegar a un número de 25- 30 saltos y después, alargamiento progresivo de la zancada en la diagonal, este trabajo durante 6 minutos, incluso con el terreno embarrado. Hemos llegado a hacerlo durar durante 36 minutos controlando la frecuencia cardiaca y tomando el ácido láctico. En el control cardiaco de la frecuencia, el grafico era exactamente igual al de la carrera de

Circuit training Throw over the back Thro w over the back Jumps hurdles 60cm Jumps
Circuit training
Throw over the back
Thro w over the back
Jumps hurdles 60cm
Jumps h urdles 60cm
abdminals
abdminals
medicine m edicine ball ball
Calf exe rcise
Calf exercise
One leg jump sx
One leg jump sx
Total: 45’
Total: 45’
Each Each exercise: exer cise: 30” 30”
Recovery Recovery between betw een exercise: exercise:
10” 10 ”
Jumping rope
Jumping rope
One leg jump dx
One leg jump dx
Low back
Low back
Horizontal
Horizontal
Pu sh up
Push up
bounce
bounce

58

Circuit training 30’’ jumping rope 30’’ jumping rope 16 Jum p 2 16 Jump 2
Circuit training
30’’ jumping rope
30’’ jumping rope
16 Jum p 2
16 Jump 2
200 m runn ing in 36/38”
200 m running in 36/38”
between between exercise exercise
15 15
squat throw with
squa t throw with
Total: Total: 6 6 times times
medicine medi cine ball ball
16 Jump 1
1 6 Jump 1
15 15
lunge
lunge
Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

competición. Este otro tipo de circuito está más adaptado para las pruebas de resistencia breve, si las cargas son bajas, pueden ser utilizados incluso para junior en la fase de formación. El trabajo con las maquinas permite correr menos riesgos, aunque está un poco alejado del gesto natural, pero al mismo tiempo es una necesidad, el ochocentista debe trabajar

Circuit training with isotonic machine 2. 3.
Circuit training
with isotonic
machine
2.
3.
4.
1.
B en ch pr e ss
5. Le g cur l
Push d o w n
6 . Cur l b i ce ps
L e g e x ten sion
7 . Sm it h ma chine
L at m a ch ine
30
IAAF CECS Level IV Middle and Long Distance

con cargas importantes que deben ser hechas en condiciones de seguridad. La respuesta a la tercera importante pregunta y dudas de los entrenadores la tenemos aquí: ¿Si corro menos, si hago menos volumen de entrenamiento, perjudico a la potencia de mi motor? En todos los estudios que he leído, hechos sobre atletas de alto nivel, ninguno reportaba

Menos entrenamientos específicos de resistencia = bajan los valores de VO2max? En atletas de alto
Menos entrenamientos específicos de
resistencia = bajan los valores de
VO2max?
En atletas de alto nivel no se
han encontrado modificaciones!
(Paavo l a i nen et a l. 1991; Paavo l a i nen et a l.,
1999; Ho ff et a l., 2002; Saun ders et a l. 200 6 ;
Mi kko l a et a l. , 200 7 )

59

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

un empeoramiento del VO2max. Aquí tenemos una referencia de estas investigaciones:

Resumiendo: ¿Por qué es importante entrenar además de la resistencia los aspectos neuromusculares? Porque el atleta que corre resistencia no es un sistema separado. En cada carrera hay as- pectos cognitivos, aspectos centrales de la fatiga y aspectos periféricos de la fatiga. Aquí tenemos un esquema de un investigador sudafricano famoso, Noakes. Veis como cada órgano manda información al cerebro y la sensación de fatiga se genera principal- mente en el cerebro. Pero si nuestros órganos periféricos mejoran la respuesta y mandamos vía aferente información mejorando la integración de la respuesta nerviosa de la cabeza de dirección en relación a las informaciones recibidas, es como si a través del trabajo neu- romuscular en la resistencia mandásemos respuestas al cerebro más pulidas.

Capacit à di gestione della fatica Cognitivo Centrale Periferico (L ambert E V, St Clair
Capacit à di gestione della fatica
Cognitivo
Centrale
Periferico
(L ambert E V, St Clair G ibson A , Noakes T D, 2004)
(
La m be r t E V, St C lai r Gib son A, N oakes T D , 2004)

Esto es un estudio de Rusko, un investigador finlandés, sobre corredores de 5000m con prestaciones de 14min.30seg, no es el nivel mundial, pero es un nivel medio al estar hecho con estudiantes de educación física. Han trabajado combinando entrenamiento clásico de resistencia con entrenamiento de fuerza, la ganancia mayor se ha obtenido en los tiempos de apoyo del ultimo kilometro que es el más fatigoso. La economía de energía bioquímica, sustituida por energía mecánica ha permitido a este grupo el me- jorar su resultado en 5000m.

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

F attori neuromuscolari
F attori neuromuscolari

Existen otros métodos para valorar los aspectos neuromusculares, ciertamente sí. Esto es una cinta de carrera con la plataforma de fuerza incluida y sistemas optométricos para valorar al mismo tiempo, el tiempo de apoyo, amplitud y frecuencia de la zancada. Existen máquinas fotográficas que nos pueden ayudar mucho y nuevos velocímetros que se han aplicado a las zapatillas de los atletas.

que se han aplicado a las zapatillas de los atletas. C i sono a l tr
que se han aplicado a las zapatillas de los atletas. C i sono a l tr

Ci sono altri metodi per valutare gli aspetti neuromuscolari della corsa ?

61

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

Como decía el ponente que me ha precedido la velocidad de carrera es el producto funda- mentalmente de la frecuencia por la amplitud de la zancada. La frecuencia del paso depende fundamentalmente de factores antropométricos, de la fle- xibilidad y de otros factores neuromusculares. La amplitud del paso depende sobretodo de factores musculares y de la técnica de ca- rrera.

Velocità Ve l oc i t à di corsa di corsa STRI D E STR
Velocità
Ve
l oc i t à
di corsa
di
corsa
STRI D E
STR I D E
STR I D E
STR I D E
RAT E
RA
T
E
L L
E N GH T
E N GH T
fatt.
fatt.
antropom
antropom
forz
forza
a
tecnica
tecnica
Altri f
Altri fatt.
att.
Altri fatt.
Altri fatt.
flessibilità
flessibilità
neuromuscolari
neuromu
scola
neuromuscoalri
ne
uromuscoal

Este es un estudio que también os invito a leer, se puede encontrar gratis en internet y

fue

publicado en Noviembre de 2004 en “Nature” la más prestigiosa revista científica

del

mundo. El título es fantástico “Born to run” porque es el título de una canción de

mi

cantante preferido Bruce Springsteen.

El

autor de este trabajo científico es Lieberman.

Lo

importante es que este investigador sostiene que a velocidades inferiores a seis

metros por segundo 2.46/km el aumento de la velocidad depende de la amplitud

del paso. Cuando queremos aumentar ulteriormente la velocidad debemos man- tener esta amplitud y aumentar la frecuencia.

Esto es algo que se centra en el entrenamiento y no en la ciencia, el problema de todos

los entrenadores y de todos los atletas es que en la fase final, vence el que mantiene la

amplitud y es capaz de aumentar un poco más que los demás la frecuencia y esto de-

pende sobretodo del sistema nervioso.

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

L’incremento della velocità è raggiunto tramite aumento della lunghezza del passo sino a <6 m*s
L’incremento della
velocità è raggiunto
tramite aumento
della lunghezza del
passo sino a <6
m*s -1 e a velocità
maggiori (>6 m*s -1 )
per l’incremento
della frequenza.
D.E. L ieberman: Nature 2004

Como siempre el coste del desplazamiento por unidad de peso corporal es el inverso del tiempo de contacto del pie en el terreno. Si soy capaz de producir la misma potencia con un tiempo de contacto inferior gano.

Fattori neuromuscolari
Fattori neuromuscolari
un tiempo de contacto inferior gano. Fattori neuromuscolari Chapman et al.201 2 • Il costo de
Chapman et al.201 2
Chapman et al.201 2

Il costo della locomozione per unità di peso

Il co sto della l ocomozion e per unit à di peso

corporeo corp oreo è è proporzionale pro porzional e all’inverso all’invers o del del tempo tem po di di

contatto cont atto del del piede pi ede sul sul terreno te rreno

• •

E E

metab

metab /W b

/W b = C * (1/t

)

= C * (1/t c )

c

63

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

Sustancialmente ¿Qué diferencias hay entre los velocistas, el medio fondo y los fon- distas? Basta mirar entre el 800m y el maratón. En los 800m las fuerzas verticales son muy importantes y lo más importante es minimizar el tiempo de contacto en el suelo, man- tener la misma potencia con un toque en el suelo más rápido. En el maratón lo más importante es tener un tiempo de contacto un poco más largo pero que disminuya el coste metabólico. En esta secuencia fotográfica tenemos tres atletas a distintas velocidades. Cuando se corre veloz se apoya la parte anterior del pie, el de la A, debe ser un corredor de 800, 1500m. Tiene necesidad de generar mucha fuerza en la unidad de tiempo. Le sigue el apoyo de dos maratonianas de tipo distinto, dos mujeres, el B se llama apoyo de planta plena y el C se parece un poco al apoyo de los marchadores. Hay maratonianos que corren apoyando en primer lugar el talón y después el pie.

non solo frequenza e ampiezza • athletes who are heel strikers (c) would likely have
non solo frequenza e ampiezza
• athletes who are heel
strikers (c) would likely
have longer tc, with more
time available for force
generation and thus a
lower metabolic cost,
compared with midfoot (b)
or forefoot (a) strikers.

Esta es la relación entre la longitud y la frecuencia del paso en relación a la velocidad. ¿Cómo se modifica esta relación en cuesta? Según aumenta la pendiente se alarga el tiempo de apoyo y disminuye sustancialmente o la capacidad de frecuencia o la amplitud y por ello es muy importante controlar la inclina- ción de la subida. En Kenia he visto con mis ojos repeticiones en las que los atletas en los últimos metros, de los 400m en cuesta con hierba, subían a cuatro patas. Esto no es una cosa útil para el entrenamiento neuromuscular, pero si para el entrenamiento de la voluntad. Se deben buscar subidas donde el tiempo de contacto en el suelo no se alargue demasiado

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

respecto al tiempo de contacto normal en carrera en plano, porque cambia sustancialmente la sucesión de las contracciones musculares. Se anula completamente la intervención del componente elástico y nos llevaría a empeorar la técnica de carrera. Como podéis ver según aumenta la pendiente disminuye la velocidad. Se puede medir también como se diferencian los hombres y las mujeres, es muy importante recordar que las mujeres no pueden sostener las mismas pendientes que los hombres, por- que la naturaleza nos ha hecho diferentes.

pendientes que los hombres, por- que la naturaleza nos ha hecho diferentes. Come si modifica il
Come si modifica il rapporto F-L in salita
Come si modifica il rapporto F-L in salita

65

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

En conclusión espero haber aportado algunas buenas razones, y estoy dispuesto a dis- cutirlo con Vds. Es necesario entrenar con la combinación de ejercicios de fuerza en la resistencia para mejorar la función neuromuscular, sobre todo para mejorar la economía de la carrera, el rendimiento, la eficiencia biomecánica y esto pasa principalmente por una cosa muy simple, un tiempo de apoyo más breve, mientras expreso más potencia muscular.

COLOQUIO Pablo Marín: Quería preguntar sobre el trabajo de cuestas, según se acerca el momento de la competición, se mantiene o se elimina totalmente.

A.Latorre: Según mi experiencia, en los mediofondistas, en los 800m se reduce total- mente, en lo que concierne a las pruebas más largas tu puedes realizar un trabajo importante hasta 3-4 semanas antes de la competencia principal, son pruebas que te permiten controlar la eficiencia de los aspectos metabólicos y al mismo tiempo la correspondencia de la inte- gración de las capacidades neuromusculares. A. Latorre: En respuesta a una pregunta de Manuel Bueno, Timothy Noakes es uno de los grandes científicos del deporte, ha teorizado sobre la existencia de una pequeña válvula de control dentro del cerebro que decide, cuando la temperatura sube demasiado, y bloquea

la contracción muscular. Muchos científicos dicen que si fuera verdad esta teoría no se ex-

plicaría la mejora de records continuamente como el de 800m en Londres o el record del mundo de maratón. Yo prefiero hablar de una nueva aproximación que es Sico biológica, que integra los factores biológicos con los aspectos sicológicos. Se ha demostrado que no es la utilización del oxígeno el límite de las prestaciones en la re- sistencia. Se ha demostrado que la fatiga mental influye más que la fatiga física en una prueba de resistencia. Recientemente los mismos investigadores, Samuele y Macora que

contestan esta teoría en un debate muy fuerte en Roma han demostrado con cien estudiantes de INEF, cincuenta haciendo la prueba clásica de fatiga en la resistencia con un test antes

y después, cincuenta una hora de fatiga con el ordenador, un ejercicio muy cansado con el

ordenador que requería mucha atención mental, estaban sentados pero tenían mucho can- sancio sicológico, se hizo un test después y habían empeorado más que los que habían hecho 8 km seguidos a una cierta intensidad. Esto desmiente en el plano práctico la teoría de Noakes. Pero esto nos reclama a los entrenadores de medio fondo y fondo un esfuerzo

para una percepción mayor de la fatiga. Esta es una de las explicaciones del dominio de los corredores del altiplano, keniatas y etíopes. En 2005 he publicado en “New Studies in Athletics” un estudio donde la pregunta era ¿Nos hemos convertido nosotros los blancos, caucásicos en una raza inferior? He tomado todos los estudios de los mayores investigadores, de gente como Saltin, un fi- siólogo danés muy importante. La cuestión curiosa es que las conclusiones de los estudios científicos son las mismas que las de los entrenadores de campo: No existe en este momento

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

pruebas de la superioridad genética de los corredores keniatas y etíopes. En un estudio se ha demostrado que la aerobia en los mejores corredores jóvenes suecos y daneses tenían los mismos valores del VO2 máx. que los corredores keniatas, la composición de las fibras era la misma, el valor del umbral anaeróbico era el mismo, pero cuando se trataba de hacer

un trabajo de pruebas repetidas intensas, los atletas keniatas reían, los atletas occidentales se preocupaban. Otra diferencia es que el atleta keniata es capaz de mantener durante más tiempo una intensidad alta, produciendo incluso más ácido láctico, no menos. Otra verda- dera diferencia es que los atletas keniatas se lesionan menos. El motivo es muy sencillo, cuando he estado en Kenia, que han sido tres veces, he hecho como Santo Tomas, me he levantado a las cuatro de la mañana, he cogido un taxi para ver si verdaderamente los es- tudiantes keniatas van a la escuela corriendo. Es absolutamente verdad, la cuestión es que cuando llegan a los 18 años, un chico keniata que no será un atleta de resistencia en com- paración a un chico español o italiano ha corrido una distancia cien veces superior y desde

el punto de vista de la adaptación de los tendones esta es una diferencia fundamental.

Otra cosa por la que les invito a leer este estudio es que estos dos científicos han encontrado que los keniatas tienen una sola ventaja antropométrica, que se tratan de sujetos ectomor- ficos. Consiste sustancialmente en la relación más equilibrada del peso de los huesos y del peso de los músculos y como se puede ver en la evolución humana el hombre ha llegado

a ser la mejor máquina de carrera con la tipología de estos atletas, pero todo el resto con-

cierne solo al entrenamiento. En efecto creo que es posible, tenemos el ejemplo de Baldini en los JJOO de Atenas en 2004. En Atenas ha ganado el 800m Borzakowski, un atleta ruso. En los JJOO de Londres en el segundo puesto del 10.000m tenemos a un atleta americano Galen Rupp, más blanco que Baldini. Controlando el entrenamiento de Galen Rupp, él se ha entrenado con las mis- mas cantidad e intensidad de los corredores keniatas. Antes José Luis ha citado al entrena- dor italiano Claudio Berardelli que ha sido alumno mío en la universidad, ha hecho su tesis doctoral conmigo, en 2004 poco antes de Atenas.

Le he animado a tener una experiencia de entrenador en Kenia, ahora lo llaman el keniata italiano porque vive en Kenia. Lo que siempre me dice es que el problema mayor en el entrenamiento de todo su grupo es frenar la intensidad, porque cada día tiene nuevos atletas que quieren incorporarse a su grupo y cada día transforman el entrenamiento en una carrera. Entonces él debe estar delante con el Jeep y para hacerles frenar, levanta mucha tierra porque un campeón no se deja ganar aunque el entrenamiento sea lento en los kilómetros finales. Él dice que incluso en los entrenamientos de regeneración los úl- timos dos kilómetros se transforman en una verdadera competición. No hay ninguna te- oría de entrenamiento que justifique esto, la consecuencia es que mentalmente estos atletas están siempre dispuestos a afrontar una fatiga superior, esto es un problema men- tal, no físico. Muchas Gracias.

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

D. Antonio La Torre (Italia - 1956),

cuaderno de ATLETISMO D. Antonio La Torre (Italia - 1956), l Doctor en Ciencia y Técnica

l

Doctor en Ciencia y Técnica de la Actividad Deportiva por la Universidad de Dijón, Francia en 2002.

l

Profesor de metodología y didáctica de la ac- tividad deportiva en la Facultad de Ciencias del Movimiento de la Universidad de Milán y especialista en las disciplinas de resistencia.

l

Miembro del departamento de Ciencias Bio- médicas de la Salud de la Universidad de Milán y del consejo de la Escuela de Especia- lización en medicina del deporte.

l

Editor de los textos de medio fondo y fondo para los cursos de entrenadores de la IAAF.

l

Miembro del Comité técnico-científico del CONI y de la FIDAL.

l

Miembro del Comité editorial de la revista “Atletica Studi”

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

3.- LOS TALENTOS

por Manuel Bueno (España)

3.- LOS TALENTOS por Manuel Bueno (España) Presentación de José Luis Martínez

Presentación de José Luis Martínez

No por ser el último es el menos importante. Quizás el problema más urgente que tiene

el atletismo español es el relacionar talento y deporte con talento y entrenador. Todo lo que se puede hacer con los atletas adultos en la elite, viene condicionado con lo que se haya hecho con los llamados talentos. Después si tenemos tiempo en los 10 minutos últimos, tendremos una pequeña introducción para el problema de los talentos que en

mi opinión, si continuo siendo responsable de este aspecto, sería el tema del año que

viene. No hay nada más importante que el tratamiento de lo que se llaman talentos. Un talento inicialmente no es nada, es cero, es un proyecto humano y deportivo y todo su

futuro dependerá de cómo le trate el entorno deportivo, familiar y social, pero hablando

de entrenadores de lo que hará el entrenador esos cuatro o cinco primeros años de vida

del talento. Para detectarlo no hace falta candil de Diógenes, ni el de Aladino; talento,

sí, pero no es nadie, todavía. Tenemos el honor, porque Manuel Bueno se ha convertido en el más veterano de nues- tros conferenciantes, el que más asiduamente ha venido, yo he tenido la suerte de verlo como conferenciante y como traductor maravilloso de muchas jornadas de pruebas

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

combinadas. Es dentro de nuestros entrenadores en activo el decano, es una autoridad

a nivel europeo por lo menos y un estudioso. Se lo tenemos que agradecer todos los

que le hemos tratado durante muchos años. Adelante Manuel. Nota: He recogido el audio de la intervención de Manuel Bueno y he intercalado en negrita el power point proyectado. De esta forma creo lograr que no se pierda información de esta ponencia tan bien documentada. Arturo Oliver. Gracias a José Luis por estas palabras tan amables. Efectivamente hace muchos años,

y esta invitación me permite continuar con esta colaboración tan antigua. Otra razón es

encontrar aquí a viejos amigos y la tercera razón es que el tema que os voy a presentar me ha interesado mucho durante la elaboración y espero que os interese a vosotros. Veo, sin saberlo la coincidencia de puntos de vista con la ENE, que queréis programar este tema para el año que viene.

Introducción Empecé a interesarme por el tema de los talentos porque hace un año en mis manos cayó un artículo sobre el tema y vi que había mucho que hacer y que estamos presos de conceptos y de ideas antiguas, excesivamente prudentes que no nos hemos atrevido

a modificar. Como introducción diría que hablar de talentos, no solamente de talentos

deportivos, abarca todos los terrenos, artísticos, musicales y están condicionados por una serie de parámetros que son los que vamos a ver después, pero las teorías más re- volucionarias de estas dos últimas décadas se han basado en observar, por ejemplo a los violinistas de concierto, a los bailarines de danza clásica. En ajedrez en mi juventud, hubo un niño que dio la vuelta al mundo Arturo Pomar, fue un enfoque de como un niño en un terreno de adultos llegó a dominar la situación. Esto es un punto de partida de las nuevas teorías que dominan este campo, por ejemplo que un violinista tiene un límite para su iniciación hasta los 5 años. Luego se pierden ciertas cualidades y el des- arrollo de ese talento no se da nunca completo. Como anécdota hace unos días leía la biografía de nuestro gran músico Isaac Albeniz que a los tres años dio su primer con-

cierto de piano y como ahora soy muy sensible a lo que es precocidad y talento me quede con el dato. No hablemos de Mozart porque ya es sabido que el desarrollo de este genio precoz marcó los espíritus de generaciones hasta hoy en día.

Definición de talento “Entendemos por talento deportivo el niño o el adolescente que muestra predisposi- ciones superiores a la media en lo que concierne a los factores determinantes del re- sultado en una disciplina deportiva escogida.”

(Hagedorn 2011)

Es alguien que supera el nivel medio de la actividad en que está introducido. Esta conferencia mía será menos científica, en el aspecto de que voy a poner pocas cur-

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

vas, pocas estadísticas, pocas cifras porque mi idea es exponer ideas y conceptos de actualidad. La primera cosa en que uno piensa en un sector, como este, el deportivo es como puedo contar con la ciencia. Alguien ha dicho que la ciencia sigue a las ex- periencias del entrenador en el terreno. Algunas veces los entrenadores han descu- bierto técnicas o métodos que luego son corroborados por el científico. Primero está el entrenador, yo soy un hombre de terreno, de científico lo único que he guardado ha sido la curiosidad por la ciencia. Pensad que el gesto deportivo son una serie de encadenamientos, hay muchas cien-

cias implicadas, fisiología biológica, neurología y claro pedir que la ciencia responda

a todas estas preguntas y nos dé la fórmula definitiva para descubrir un talento, eso

ya es más difícil. Yo recibo la revista “Atletismo Español” desde que se fundó y en el atletismo español cuantas veces hemos leído que, de repente, surge un talento, por ejemplo en medio fondo, que va a arrollar, que va a ser el nuevo González, o Abascal etc. y a los pocos números el talento no se sabe a dónde ha ido.

¿Por qué desaparecen los talentos?

La primera razón sencilla es porque hay verdaderos y falsos talentos. Falsos talentos en el sentido de que han sido detectados de una manera errónea por tests poco fiables

o aun siendo talentos no han sabido aprovecharlos que es otro de los problemas a

los que se enfrentará el entrenador cuando tiene a alguien que prospera. Llegará un momento en que ese chico o chica tendrá tendencia al abandono, el famoso “drop- out” ingles, que es una de las características de la edad intermedia en que no está todavía desarrollado. Puede suceder por razones sociales o simplemente porque han caído en manos de un entrenador que no lo sabe llevar. El entrenador puede hacer mucho daño y mucho bien también. Un entrenador excesivamente ambicioso cuando tiene una joya de esas en su mano puede correr el riesgo de estropearlo. Según Willians& Reilly (2000) el talento pasa por diversas etapas:

El descubrimiento, la identificación, la selección y el desarrollo. El descubrimiento El procedimiento más fácil para seleccionar futuros talentos es sin duda la compe- tición. Es muy fácil en una competición decir, los tres primeros kenianos son los tres mejores. Eso es muy discutible, son los tres mejores ese día, pero ¿porque son mejores que los otros? Ahí entran ya una serie de factores complejos, porque la de- tección, el descubrimiento y el desarrollo de un talento es muy complejo, no solo por la multitud de ciencias del deporte que intervienen para detectarlo, sino porque hay aspectos socioeconómicos, aspectos educativos, aspectos fisiológicos que no son determinantes, pero sí muy importante. De estos tres atletas se hace un segui- miento, si pero eso se tiene que confirmar.

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

Descubrimiento

El procedimiento más fácil para seleccionar futuros talentos es sin duda la compe- tición. Pero hacer de una lista de resultados un instrumento de selección, por ejemplo es- coger a los tres primeros clasificados como talentos potenciales olvidando a los otros, parece increíble pero desgraciadamente se trata de una práctica corriente.

(Rudolph 2011)

La identificación Hay características que rinden al joven apto para seguir un programa adaptado. Hay una parte mental de receptividad, capacidad de asimilar ideas y de desarrollarlas, puede ser incluso como dice Fröhner, que es una fisióloga que si hacéis algún día algo de ta- lentos me gustaría que viniese. Es alemana, completísima, con publicaciones en este terreno donde es una gran referencia. Pueden faltar algunas de las características nece- sarias o básicas, pero como dice se pueden compensar esas deficiencias con capacidades motrices pronunciadas, extraordinarias. Un ejemplo se podría dar en el Basquet, que es un deporte que recluta gigantes, pero puede ocurrir que un jugador de 1.80m puede ser tan eficaz como el otro porque compensa la falta de estatura con otras cualidades motrices. Entre los criterios más elementales está: El entorno social favorable, que es fundamental porque hay talentos que no se van a desarrollar porque en su casa no están apoyados, en el colegio la cosa no funciona, hay un entorno global, familiar, club y sociedad que permiten que esos talentos se desarrollen.

Identificación

Se trata de delimitar las características físicas, fisiológicas, sicológicas y sociológicas del deportista, al igual que sus capacidades técnicas, que le rindan apto para seguir un programa adaptado.

(Breitbach 2011)

• Se pueden obtener buenos resultados, incluso si la constitución física no corres- ponde a la media requerida en una disciplina en particular, con tal de que se posean capacidades motrices pronunciadas.

(Fröhner 2011)

La capacidad de carga la veremos más tarde. Cuando se cree que se ha descubierto un talento hay una tendencia natural y es que el entrenador que lo ha descubierto va a forzar la evolución normal del joven y efectivamente esto puede ser una causa funda- mental del abandono. Cuando digo entrenador podéis poner padres, hay padres muy peligrosos que son ambiciosos, generalmente padres que han sido atletas medianos y

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

de repente, al haber una parte genética, el niño desarrolla cualidades, tiene un reparto de fibras, empieza a funcionar bien y papa lo puede destrozar. Todos hemos visto casos. Os voy dando ideas o conceptos, no hay estadísticas, cosas que se os queden, que son posibles. Si se tienen en cuenta una serie de principios se pueden evitar muchos riesgos empezando por los problemas físicos. Luego que un niño encaje de una manera suave en un camino, porque si ese niño está destinado a ser deportista de elite, el camino es muy largo y habrá muchas trampas, unas naturales y otras provocadas. Teniendo en cuenta principios simples se pueden evitar, el riesgo está siempre. No querer hacer algo porque hay riesgo, es una posición que me parece falsa. Hay riesgos medibles y hay riesgos controlables. Cuando toquemos el tema de la precocidad, vamos a ver el miedo al desarrollo precoz o a la especialización precoz de un niño, el riesgo depende de la aplicación de unos principios. En entrenador que los sigue suele estar perfectamente cualificado, debe conocer el tema de los jóvenes y de los niños porque como se ha dicho no es un adulto pequeño. Un niño no funciona como un adulto, su mentalidad, el niño tiene que empezar a hacer deporte para divertirse, la actividad tiene que ser lúdica y poco a poco entrar en el juego. El hecho de que un niño sobresalga no es un criterio, no está probado por la ciencia que será un adulto brillante, por razones diversas se puede malograr, simplemente porque la fisiología tiene altos y bajos. Pero no se puede predecir con las marcas de joven, lo que será es niño de adulto. En diferentes países se han hecho estadísticas que dicen que si se cogen los campeones de categorías inferiores y se mira diez años después ¿Qué ha pasado? Hay un porcentaje mínimo que ha pasado brillan- temente el examen a la categoría superior, por fracasos de diversa índole. La capacidad de carga es un concepto, sobre él no se puede aplicar un test o una ley. Antonio acaba de hablar del problema de los corredores keniatas, que son capaces de soportar una cantidad y calidad de entrenamiento extraordinaria, que no soportan los blancos ¿Por qué? También es un tema que no se puede reducir a una simple respuesta, la fisiología aparentemente no es muy diferente pero el hecho de que esos niños desde niños se pasan la vida corriendo. Aconsejo aquí a los padres poner a los niños en un colegio que está muy lejos y que vayan corriendo al colegio, a ver si funciona esa teoría, hay sobre todo una mentalidad. La pregunta que he formulado antes sobre este fisiólogo sudafricano, Knoakes que yo tuve una vez la suerte de oírle. Él dice, aunque no está demostrado científicamente, que hay un chip en el cerebro que te elimina la fatiga, todos sabemos que esta tiene su parte mental. Pero de eso a encontrar el método para actuar directamente sobre este chip, la cosa no está muy clara. Hay que tener en cuenta que hay un parámetro en el niño y en el joven que es lo que se llama capacidad de resistencia a una carga física. Un test podría ser una ayuda útil, incluso determinante, pero un test científico, un test único que per- mita detectar con toda garantía y fiabilidad un talento, no existe.

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

Hay tests aproximados y hay tests que pueden inducir a respuestas peligrosas, si el test no está bien aplicado puedes dar un falso positivo o un falso negativo. En los dos casos es decepcionante. Un falso positivo dirá que este muchacho es apto para el alto nivel y no. La reacción del joven cuando ve que no puede llegar a las aspiraciones programadas por un entrenador, un club o una federación se desanima y abandona. En el caso opuesto del falso negativo también es peligroso porque cuando el test dice este muchacho no sirve, a lo mejor puede malograr una carrera brillante porque no se han sabido detectar las cualidades que podrían llevarlo más lejos.

La selección Hay que empezarla desde muy joven. La primera etapa es el seguimiento de los que nos muestran aptitudes durante la for- mación deportiva general básica en la escuela. Más tarde si hay actividades deportivas escolares o extraescolares que van confirmar o no lo que de niño prometía y en el momento en que todo funciona bien esos grupos entraran en el grupo de promesas con un seguimiento especial, individualizado. Este es el paso preliminar para ir al alto nivel. En cada una de estas etapas habrá selecciones naturales o simplemente una selección técnica por parte de la gente que sabe lo que busca.

Selección

• Primera etapa: seguimiento de los que muestran ya aptitudes durante la forma- ción deportiva general básica.

• Más tarde, durante las actividades deportivas escolares o extraescolares, se esco- gerán los más dotados en función de un cierto número de criterios de evaluación.

• Seguimiento especial de los elegidos integrados en grupos « promesas » donde la progresión de resultados es importante. Esto constituye la fase inicial para una preparación a largo plazo hacia el deporte de alto nivel.

• Selección en cada etapa.

(Fröhner 2011) (Rudolph 2011)

El desarrollo Se aplica a todo niño que pasa por etapas diferenciadas como la niñez, la adolescencia y hay un desarrollo normal, aunque podemos incluir la comparación con un desarrollo precoz y un desarrollo tardío, porque eso también puede falsear la situación, los con- ceptos y la apreciación que se tiene del joven, pero lo que nos interesa aquí, cuando hablamos del desarrollo y la formación de un futuro atleta de alto nivel es el desarrollo dirigido, es decir el desarrollo impuesto y es el que nos va a dar el camino a seguir.

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

Desarrollo

• Hablar de talentos implica hablar de desarrollo, es decir, del proceso dinámico del conjunto de cambios (a nivel físico, biológico, sicológico, motor) a los que están so- metidos los niños durante el periodo de la pubertad y del crecimiento.

• El hecho de que todos estos procesos estén en estado de transformación constante complica la tarea de la identificación de talentos.

• Pero más que el desarrollo natural nos interesa aquí la idea de un desarrollo dirigido » hacia un objetivo según los principios del entrenamiento.

(Joch 2011)

El desarrollo precoz Empezamos con la palabra precoz que nos va a traer de cabeza un poco porque de aquí pasaremos a la especialización precoz. Yo he sido formado en el concepto de que había que evitar la especialización precoz, porque los niños no están formados, porque corren mucho peligro, porque hay que dar tiempo al tiempo. Desde el año pasado he cambiado de idea porque este estudio que he hecho me ha llevado a buscar documentos de actualidad y efectivamente en las dos últimas décadas se han elaborado teorías que van en contra de estas ideas superadas. Veremos ahora quienes son los científicos que han marcado esta evolución, orientan de alguna manera a una especialización precoz y ¿Por qué?

Desarrollo precoz

«

• El fomento de la práctica deportiva temprana, en especial en su variante « Especialización precoz », siempre criticado (Funke 1983), encuentra hoy una aceptación inesperada.

• Las tendencias actuales para aprovechar al máximum las posibilidades individuales incitan a la práctica deportiva precoz (si es posible a partir de la edad pre-escolar), de la misma forma que se alienta el aprendizaje de la primera lengua extranjera en la escuela primaria.

• Por otro lado, en las biografías de deportistas famosos, encontramos el hecho que, a pesar de los consejos bien intencionados de pedagogos y científicos, en numerosos casos una especialización precoz no ha sido un obstáculo en sus brillantes carreras

(Joch 2011) (Hahn 2010).

Bueno están también los niños superdotados, el genio. Entre talento y superdotado hay un matiz, hay una escala. Estos no funcionan como los demás, en el colegio no encajan en las clases normales, pierden el tiempo cuando están con niños de su nivel. El concepto de talento ya es en sí problemático, por la dificultad de detección, de desarrollo y luego de orientación. Hay etapas que superan y en vista de la dificultad, el objetivo es encontrar el camino dentro de lo que manejamos como

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

principios y conceptos, los que sean más favorables, más aplicables y más fiables.

Niños superdotados

Resultados fuera de la norma obtenidos a una edad precoz son característicos de niños superdotados. Los conocimientos sobre estos niños, en lo que concierne la edad de la iniciación y toda la problemática de la precocidad, no solamente en deporte sino también en el terreno intelectual, musical y artístico, no son homogéneos. Por un lado, domina el concepto de que los resultados extraordinarios conseguidos

a una edad precoz no garantizan el éxito a la edad adulta y sobre todo no explican

por qué son posibles (Joch 2011) Por otra parte, esos resultados excelentes son posibles solamente si el niño es esti- mulado, se desarrolla en un entorno favorable, está en manos competentes y la ini- ciación tiene lugar no más tarde de los seis años de edad.

Después, las posibilidades disminuyen rápidamente (Ziegler 2008).

En los últimos años se ha llegado a crear el concepto de “modelización” que no es ex- clusivo para el deporte. En todo lo científico y en cosas técnicas, hay siempre un modelo donde puedes representar los problemas y las soluciones que puedes obtener. Un mo- delo nos ayuda a seguir este progresión y nos va a permitir decir a que nivel de des- arrollo está y a partir de ahí crear programas de entrenamiento.

Modelización

• A pesar de los progresos registrados, un diagnóstico precoz del talento, y ello con un mínimo de errores, no es posible todavía. Demasiados parámetros intervienen en

el proceso.

• Frente a esta complicación, los trabajos científicos en materia de identificación de talentos se orientan actualmente hacia una utilización de modelos de investigación más sistemáticos.

• Un modelo representa un compromiso entre la complejidad del proceso de diag-

nóstico y la realidad de la persona en su globalidad.

• Sirve para investigar la incidencia que pueden tener diferentes tipos de programas de entrenamiento sobre el desarrollo de jóvenes atletas. (Seidel 2011)

En la literatura internacional especializada, los modelos que más han impactado en las corrientes de pensamiento del entrenamiento son:

El modelo de J Côté y seguramente conoceréis más, el modelo de Ericsson

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

EL MODELO DE J.CÔTÉ

Consiste en una progresión en edades, etapas, que diferencia perfectamente. En cada etapa hay una progresión, la primera etapa que es para niños de 6 a12 años que tiene que ser fundamentalmente lúdica y en la que el niño tiene que divertirse con lo que hace. Al niño para divertirse no le puedes dar un programa sistemático, preciso, tiene que jugar a lo que sea. En estos años le das muestras de deportes. Puede participar en dos, cuatro seis deportes incluyendo lo que juega en la calle con una pelota de trapo, lo que el improvisa, que son juegos o medio deportes, pero que se divierte con ellos. Existe una progresión con la edad y la disminución en el número de deportes que practica. Según avanza la edad se reducen el número de las actividades y a partir de los 14-15 años empieza una especialización precoz. Se aumenta más el volumen, la carga y el aspecto lúdico se va perdiendo. A partir de los 17 años sigue una fase más activa y de más compromiso.

Modelo de J. Côté

Visión global de la actividad deportiva del niño desde sus comienzos hasta la intro- ducción del entrenamiento sistemático a través de varias etapas diferenciadas.

• Entre los 6 y 12 años. Gran diversidad de deportes, orientación lúdica y volumen reducido.

• Edad 12/13 años. Práctica deliberada, el número de deportes disminuye (uno o dos)

y el volumen aumenta. • A partir de los 14/15 años comienza la fase de especialización (¿precoz?). Brusco aumento del volumen y una disminución rápida del componente lúdico

(Seidel 2011).

• A partir de los 17 años sigue una fase de mayor compromiso. (J. Côté 1999)

EL MODELO DE ERICSSON

Tiene un enfoque original, los primeros documentos fueron de principio de los 90, creó una tendencia diciendo cosas que nadie había dicho hasta entonces. Justificó sus ideas avanzadas y progresistas en el sentido que decía: “Queréis hacer un violinista de carrera internacional, si esperáis para empezar que tenga más de 5 años será demasiado tarde”. Él lo justifica diciendo que hay una serie de cualidades de diferente tipo, en parte neuromus- cular, en parte de motricidad, conceptos que definen ya la posibilidad de que ese niño pueda un día dar un rendimiento elevado, existe también la parte genética. Hay una serie de pa- rámetros que hay que tener en cuenta. Uno de sus fundamentos dice que mirando a los músicos hay una iniciación precoz, porque a partir de cierta edad se va a perder la posibi-

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

lidad de desarrollar cualidades fundamentales, como por ejemplo la coordinación. Todos hemos tenido atletas que nos han llegado con 18-20 años, con una mala coordinación y es un problema enorme el hacerles aprender esquemas motores que no llevan dentro. Se pierde la posibilidad de desarrollar totalmente ciertas cualidades. Otra de sus ideas es la práctica deliberada, querida, de larga duración, que la persona acepta durante un largo periodo de diez años. Dice: “Darme una persona de tipo medio y yo sacaré de él no un campeón, pero puede llegar al nivel de la excelencia”, frase que se puede aplicar en todos los terrenos. Este nivel de excelencia se consigue fundamentalmente con el trabajo. Estamos de acuerdo con él, pero no excluyendo todo lo demás. Hay gente que por mucho trabajo de haga no será atleta de elite. Lanzó esa piedra en el charco y a principio de los años 90 eso provocó una revolución en la literatura especializada internacional. Hubo unas controversias terribles y luego Ericsson moderó un poco su discurso.

Modelo de Ericsson

• Supone un enfoque original.

• Observa que en actividades artísticas, violinistas de concierto (comienzo a los 5 años o antes), danza clásica, ajedrez, etc., los que alcanzan un alto nivel reúnen dos cosas en común:

• Una iniciación precoz.

• Una gran practica deliberada intensiva al menos durante 10 años.

• Sus teorías trasladas al deporte caen como un trueno en la escena internacional.

• Atacado, modera su posición radical.

(Ericsson 1993)

La regla de los 10 años Una de las reglas en las que se basa es la de los diez años. Si un deportista mantiene la práctica deliberada durante diez años puede llegar al nivel de la excelencia. Esto ha sido discutido por Baker y Côté que dicen que en determinadas especialidades en aque- llas en las que el talento o la capacidad del atleta se desarrollan después de los 20 años se puede conseguir resultados con menos tiempo. Eso de las 10.000 horas se puede poner en cuestión. Hay dos factores que pueden entrar en la evaluación y esto para vos- otros en el terreno práctico son fáciles de detectar y seguir.

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

La regla de los diez años

• En la literatura especializada la “regla de los diez años” ha sido ampliamente acep- tada.

• Constituye para Ericsson (1993) uno de los criterios fundamentales para alcanzar el nivel de experto.

• Diez años de práctica intensiva o, dicho de otra manera, 10.000 horas de entrenamiento parece ser una condición por lo menos discutible.

• En disciplinas donde los resultados aparecen generalmente después de la edad de 20 años, 3.000 a 4.000 horas de formación específica pueden ser suficientes

(Baker y Côté 2003).

La Edad Biologica y la Edad Cronologica Siempre se ha hablado de la edad biológica y la cronológica, hay niños con desarrollo precoz o tardío, la edad cronológica es muy importante porque es la que dicta la vida social, escolar. Las clases se agrupan por edad cronológica. En la sociedad en la que vivimos eso marca muchas rutas y muchos ritmos. En el terreno deportivo hay que ser consciente de esto para evitar riesgos y errores, cuando uno comprende que hay niños, esto se ve físicamente, desarrollados precozmente. Un niño de 14 años con estas ca- racterísticas puede compararse con uno de 16 años o al contrario dos o tres años menos que el desarrollo normal. Cuando se tienen en cuenta estos dos extremos nos encontra- mos con diferencias reales de 4 y 5 años. Las categorías en atletismo se rigen por la edad cronológica, pero hay que ser conscientes a la hora de aplicar métodos y tener en cuenta la individualización del entrenamiento. Si en una carrera se ve a los tres primeros, a lo mejor no tienen mucho talento y son chicos que están precozmente desarrollados, que tienen dos, tres o cuatro años biológicos más que los que les siguen. Son criterios que hay que valorar y matizar en vuestras actividades como entrenadores. Las medidas antropométricas deben ser hechas por personal cualificado, porque deter- minar la edad biológica por radiografía no está al alcance de cualquiera. El entrenador pragmático tiene que buscarse sus métodos para andar por casa, pero no son igual de fiables. Los años de entrenamiento no es algo científico, pero cuentan como parámetro adicional en el grupo de entrenamiento, aquí hay otra diferencia determinante. Hablando de precocidad, el otro día leía que hay un español en los deportes extremos, muy de moda, se llama Kilian Jornet, nacido en los pirineos españoles tiene 22 o 23 años. Destaca en las carreras de montaña que se miden por desnivelaciones. Por ejemplo en la isla de la Reunión hacen ahora una carrera, la distancia horizontal es de 170km, pero con 10.000m de desnivelación positiva. Este español es el terror de este tipo de

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

carreras. Es un caso de especialización precoz, gracias a su papa, porque como decía Anstrand: “Si tenéis chicos que aspiran a ser campeones olímpicos, este niño tiene que escoger bien a sus padres.” Si elige padres con grandes cualidades ese niño, sin muchos tests científicos, llegará un día, si persiste, porque la parte mental tiene su importancia. Este chico a los tres años, con su padre que es guía de montaña en los Pirineos hizo su primer tres mil, a los seis años hizo su primer cuatro mil y ahora es el terror de estas carreras. Hay gente dotada que pasa todas las pruebas y demuestra que tiene cualidades. En los comentarios de la literatura que he leído, en las revistas internacionales especia- lizadas, revistas americanas, alemanas y escandinavas sobretodo, se lee que ese miedo que se tiene a la especialización precoz está cayendo. Por empirismo y respaldado por la ciencia después se ha visto que eso no es tan peligroso como pudiera parecer. Para que no sea peligroso tiene que haber un seguimiento, mientras el niño sea más joven, más intenso en el sentido de la responsabilidad. El entrenador tiene que estar muy es- pecializado y tener buena relación con los pequeños y buen sentido de la dimensión del esfuerzo que va a imponer. No puede ser la copia de un entrenamiento adulto, son entrenamientos muy específicos y el niño tiene que mantener el interés por medio de actividades lúdicas, el chico se tiene que divertir.

Edad biológica y edad cronológica

Edad biológica. Una estimación científica puede ser costosa. Alternativa: Medidas antropométricas hechas por personal cualificado. Pequeños errores = importantes variaciones del índice de desarrollo.

• Edad cronológica. Muy importante. En la niñez y la adolescencia diferencias entre los nacidos en la primera o segunda mitad del año.

• La diferencia entre ambas puede ser considerable.

• Años de entrenamiento. Dato impreciso que puede tener una relación con el desarrollo.

(Rudolph 2011) (Neuloh 2009)

La especialización precoz, la acabamos de tocar ahora. No hay criterios científicos suficientemente fiables para decir exactamente el camino

que tenemos que seguir. ¿Cuáles son las cualidades que tiene que tener el entrenador? No sé muy bien cómo funciona aquí esto, conozco más la literatura centroeuropea y americana. Los americanos son más pragmáticos y más decididos, ven si esto funciona

o no funciona. Luego están los extremos, hay entrenadores en revistas americanas que

dicen que los científicos no saben y que tiene que ser así, a veces funciona y a veces no funciona. Hay también casos, y eso lo recoge la literatura alemana que es muy precisa

y sistemática, los alemanes son muy organizados, tal vez más prudentes que los ame-

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

ricanos y en su literatura cunde la idea de que se han quedado retrasados en dos décadas, están entrando ahora ideas que se practican en USA hace veinte años. Por ejemplo si hablamos del tema del niño y la fuerza, que estoy preparando, ahí los alemanes que vienen con veinte años de retraso dicen que tienen que recuperar el retraso

y te elaboran una metodología impresionante.

Cuando hablo de fuerza hablo de fuerza con barras y discos, estos aceptan con condi-

ciones que los niños pueden empezar a trabajar halterofilia desde jóvenes, primero con un palo de escoba, sin pesas. Estamos en el terreno de la técnica, de la coordinación, con una pica de gimnasio, que no pesa, pero puedes trabajar, coordinación, velocidad

y técnica con niños de 8 o 10 años. Una vez adquirida esa técnica y respetando una

progresión, que hay que tener en cuenta como cosa fundamental, vemos que entonces

lo que aparentemente al principio parece un error, no lo es, porque ellos van por etapas

y van consolidando cualidades, que luego son más difíciles de adquirir. El periodo fun-

damental para adquirir las coordinaciones son los 8-10 años donde la coordinación es básica y natural. Muchas veces estas ideas, un poco aventureras, están respaldadas por- que detrás está el sentido de la técnica perfectamente adquirida, el sentido de la pro- gresión y el sentido del método y de la individualización. El riesgo disminuye, hay que

matizar, el control y el entorno inmediato, ¿Quién lo va a entrenar, como lo va entrenar

y donde se ha formado? Eso limita los riesgos y da la línea a seguir.

Especialización precoz

• Con la presentación de los modelos de J.Côté y en particular de Ericsson, hemos abordado la problemática de la especialización precoz.

• Los recientes desarrollos de la investigación han introducido dudas en el concepto clásico de especialización precoz que ha experimentado profundos cambios.

• Algunos tabús se han roto y nuevos temas de controversia han aparecido.

• A pesar de una evolución positiva de la investigación científica las contradicciones persisten entre los conocimientos científicos y la realidad práctica.

Excepciones a la especialización deportiva precoz

• Es innegable que los deportes artísticos y acrobáticos, como la gimnasia, el patinaje artístico o los saltos de trampolín, por el hecho de sus técnicas complejas, deben de iniciarse a una edad muy joven.

• Estos jóvenes deportistas, se enfrentarán desde los primeros años de práctica a car- gas de trabajo importantes.

(Côté 2009)

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

El abandono, el “drop-out” requiere una conferencia completa.

¿Por qué los jóvenes abandonan? ¿Cuáles son las causas? Son múltiples y se suele decir que son causas ambientales, socioeconómicas, se echa la culpa a los jóvenes; evidentemente no son como los de antes, ni como los anteriores. La sociedad ha cambiado, cambios culturales, de todo tipo, y claro el joven sigue esa evolución. Los valores no se han perdido, se tienen otros valores, ha habido una muta- ción de valores o las viejas teorías con las que yo fui formado, por ejemplo como tener gusto por el esfuerzo gratuito. El joven actualmente sabe lo que quiere, y sabe cómo lo quiere, él elabora sus puntos de vista y también tiene mucho de hacer las cosas por el placer, divertirse. Un entrenamiento rígido, sistemático en que la idea de diversión no está, no pasa, no gusta. Los valores de ahora han cambiado, como ha cambiado la so- ciedad, como ha cambiado todo, no son los mismos de antes.

El abandono

• El largo camino al alto nivel está sembrado de trampas: Uno de los más importantes

problemas del deporte juvenil es el abandono prematuro de la actividad deportiva (“drop-out”).

• Una práctica deportiva intensa no es siempre placentera. Entre otras cosas, obliga

a reducir el tiempo consagrado a las diversiones y limitar los contactos con los jóvenes de su misma edad.

• La especialización precoz puede tener un coste en términos de placer, de lesiones y

de abandonos (Fraser-Thomas 2008).

• Sin embargo, puede haber otros motivos de abandono: conflictos con el entrenador,

con el club, con la federación, falta de apoyo, entorno desfavorable, etc. La realidad es siempre personal (Joch 2011).

El entorno es otro tema fundamental, que abarca los padres, el club, las federaciones. En cuanto a los riesgos de especialización precoz, también en la literatura se encuentran atletas que han llegado a un muy alto nivel, que han tomado riesgos y no han seguido lo que los científicos decían anteriormente, no las revolucionarias actuales sino las an- teriores. Han llegado a pesar de todas esas recomendaciones negativas al máximo. La controversia se mantiene, la dificultad de encontrar la solución ideal se mantiene, hay que ser consciente de todo eso.

Entorno

• El que toma el camino del deporte de alto nivel tendrá necesidad para triunfar de un marco estimulante y apropiado (Bart 2011).

• El entorno social incluye padres, colegio, entrenadores, club y más tarde la federa- ción, cada uno en su papel.

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

• Es esencial disponer de un entrenador competente, del apoyo de los padres, acceso a instalaciones adecuadas, control médico y de un nivel óptimo de motivación.

• Los padres demasiado implicados en el entrenamiento, así como un entrenador de- masiado ambicioso (« los niños no son pequeños adultos ») pueden presentar riesgos.

(Fröhner 2011)

Las ciencias que rodean al deporte son en su mayoría ciencias que tienen relación con la biología, con la fisiología, no son ciencias exactas, luego son susceptibles de crear errores, o de ser aplicadas con la idea fija de que me va a dar una solución. No te la va a dar, te va a dar orientaciones, no una solución. Todas estas hipótesis que están saliendo no son eternas. Hay un filósofo de la ciencia que dice, que en la ciencia hay muchas hi- pótesis, pero pocas certidumbres, salvando las ciencias exactas como las matemáticas. ¿Cómo valoras, como cuantificas la cuestión de la resistencia, la absorción de oxígeno, la mitocondria a nivel celular? Todo eso es algo difícil de definir, difícil de argumentar, por eso hay que relativizar y lo de siempre hay que contar con la experiencia, con la práctica y con el terreno. El terreno corrobora a veces lo que la ciencia dice, pero no siempre. La ciencia y el terreno tienen dos objetivos diferentes, el científico busca para encontrar una teoría; el otro quiere resultados, entonces los puntos de vista pueden ser contradictorios. Por eso aunque soy un apasionado de la ciencia y me he pasado la vida leyendo cosas científicas, lo relativizo.

Deporte y ciencia

El gesto deportivo aparece como un conjunto complejo de encadenamientos:

• Fisiológicos

• Biológicos

• Bio-mecánicos

• Sicológicos

• Socio-culturales

La reivindicación científica está confrontada a la disparidad de ciencias implicadas. Si añadimos la multiplicidad de casos individuales, la situación corre el riesgo de convertirse en abstracta. Ante la dificultad de establecer criterios concretos la ciencia no puede dar más que orientaciones limitadas.

Todo ello contribuye a hacer más difícil la problemática de la detección de talentos.

(Joch 2011)

Otra situación es el deporte y la escuela, que hay que resolver de una manera o de otra. Hay países en que se apoya más al deporte que en otros, no creo que en Kenia haya pro gramas para compaginar el entrenamiento en los altiplanos. Cada país trata, consciente del problema que representa que si un niño se dedica solo al deporte va abandonar o descuidar la escuela, hay que buscar compromisos. Puede ser simplemente lograr ho-

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

rarios favorables, hay centros especializados que te permiten estudiar y entrenarse a la vez, hay internados. Los americanos tienen un sistema de becas en las universidades. Esto ayuda a la motivación y a subir el nivel, un sistema muy descentralizado; sin em- bargo no tienen la cantidad de clubs que hay aquí en Europa donde la segunda familia es el club. De casa de los padres, pasa al club donde encuentra un ambiente diferente y puede desarrollarse y progresar.

Imagen de sí mismo

Según Dweck (2009), se pueden clasificar los individuos en dos categorías. Los que tienen:

• Una imagen estática de sí mismos, o

• Una imagen dinámica

Los primeros solo cuentan con sus cualidades innatas. Triunfan fácilmente. No han aprendido a trabajar duro. No aceptan el fracaso que consideran como una ofensa. No toman riesgos. Sus éxitos no son duraderos. Los segundos piensan que cada uno posee cualidades que se pueden mejorar. Actitud positiva. Todo obstáculo es un desafío. Frente a la adversidad dan lo mejor de ellos mismos. Aprenden siempre de sus experiencias y son combativos. Podríamos decir que es la actitud frente al éxito o al fracaso la que designa al ven-

cedor, más que el talento. (Dweck (2009) psicólogo americano)

Unas cuantas ideas para terminar entre muchas que se podían dar:

El niño no es un pequeño adulto, no se puede forzar una anatomía tan joven. El seguimiento médico lo considero necesario, como dice la doctora Fröhner los riesgos que corre un niño por un exceso de entrenamiento serán más bien riesgos articulares o sea provocados por malas técnicas o por exceso de entrenamiento, que de tipo de me- dicina interna. Los jóvenes deben de contar con los ánimos de los padres y evitar, si pueden que los padres les exijan más de la cuenta, pero no siempre es fácil, porque el niño tiene ten- dencia en esta edad cercana a la pubertad a identificarse con el padre, sigue porque quiere que el padre le acepte, se implican demasiado y si la orientación que el padre sigue no es buena puede causar un perjuicio al niño. La motivación es el motor psíquico es decir que con motivación se puede ir muy lejos, pero hay que distinguir entre voluntad y voluntarismo o una voluntad hipertrofiada. En la evaluación de riesgos y beneficios no vamos a entrar en detalles, todo el mundo sabe que el deporte es salud, aunque no siempre. Los riesgos se pueden calcular, sim- plemente ser prudente, adoptar metodologías y orientaciones de gente muy preparada, en el terreno infantil es mucho más necesario ya que un adulto puede discernir y puede darse cuenta.

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

El chico si tiene confianza con el entrenador, hará lo que él le diga; la responsabilidad ahí es total, hay que desresponsabilizar al niño ya que no pude discernir. El entrenador debe estar cualificado lo mejor posible para atender a los niños. Muchas Gracias Algunas ideas para terminar

• El talento sólo no es suficiente.

• No todos los jóvenes talentos son aptos para llegar a deportistas de élite.

• Un entrenador competente y buen pedagogo es indispensable.

• El entrenamiento debe ser adaptado e individualizado.

• Un niño no es un « pequeño adulto ».

• Un seguimiento médico minucioso es necesario.

• Los jóvenes deben percibir sobre todo el apoyo y el ánimo más que la presión por parte de los padres.

• La motivación es el « motor síquico ».

• Evaluación de riesgos y beneficios.

D. Manuel Bueno Domeque (Suiza).

de riesgos y beneficios. D. Manuel Bueno Domeque (Suiza). l Aunque aragonés de nacimiento, reside desde

l

Aunque aragonés de nacimiento, reside desde hace muchos años en Ginebra, adonde le llevó su ocupación profesional de ingeniero de la UIT (Unión internacional de Telecomunicación).

l

Colaborador habitual de la ENE, aparte de su competencia como traductor de diferentes len- guas europeas, es un estudioso del entrena- miento de las pruebas de resistencia y de la iniciación deportiva.

l

Entrenador de deporte de élite diplomado de la Escuela Federal de Deporte (OFSPO) de Ma- colin (Suiza).

l

Fue entrenador de medio-fondo de la Federa- ción Suiza de Atletismo.

l

Durante 10 años enseñó en los cursos de forma- ción de entrenadores de la Escuela de Macolin los fundamentos biológicos del esfuerzo de larga duración y la metodología del entrena- miento. Ha escrito gran cantidad de artículos en diferentes revistas europeas.

Cierre de las jornadas por José Luis Martínez

Con vistas al futuro, creo que la escuela tiene que abordar el tema

de formar entrenadores que, voluntariamente, quieran interesarse

en cómo tratar al teórico talento, con todos los problemas que hemos visto, científicos, sociales de entorno. Creo que en este mo- mento la motivación grande de los entrenadores es entrenar atletas de elite y buscar un talento para hacer un atleta de elite. Esta franja necesita más un formador, un educador que un entrenador con ambición de elite o por lo menos si quiere ser entrenador solo de elite, tiene que saber que camino tiene que llevar.

Generalmente los fracasos nos vienen de querer adelantar los éxi-

tos y para eso el entorno es totalmente desfavorable, familiar, so- cial, de dirigentes, todo el mundo quiere el éxito. El deporte es el fenómeno del siglo XX y del siglo XXI y ahora por si faltara algo

la gran motivación del deporte es el dinero. Yo creo que en la pró-

xima olimpiada el presidente del comité olímpico internacional va

a declarar la apertura de los juegos a la voz de:” ¿Cómo están

Vds.?” Porque este es el camino que llevamos. Es más un circo que deporte de formación. Pero todo ese circo requiere el trata- miento de un entrenador. Esos talentos que detectan otros orga- nismos como, las federaciones o el CSD o los ministerios de

deportes ese camino, no es del entrenador. El entrenador empieza

una vez que se lo ponen en sus manos, saber lo que tiene que hacer

y aceptar como tiene que hacerlo. Talentos salen siempre y van a

seguir porque el ser humano quiere saber cuáles son sus límites. No tendremos miles de candidatos, pero tendremos siempre al- guno. Yo entiendo las motivaciones del entrenador que quiere ser famoso, algunos otros solo les motiva esa franja entre los 14-15 años, formar, crear ese molde. El que quiera ser entrenador de elite que se prepare porque no es nada fácil y además ya no es el que dirige la operación.

El trabajo que ha hecho Manolo es excepcional, para aquellos que estén interesados en esto, abarca todos los aspectos intere- santes, esto sería algo también para tratar por el COE o el CSD, pero a nosotros como escuela nos interesa como enseñar una téc- nica, el cuándo, el cómo, que cantidad, con que elementos. Nos ha aportado un documento valiosísimo, su elaboración son mu- chas horas de lectura y muchas horas de síntesis. Muchas Gracias

FOTOS DE LAS XIX JORNADAS TECNICAS

De izquierda a derecha, Manolo Bueno, Jesús Aranaz, Antonio Latorre y José Luis Martínez Grupo
De izquierda a derecha, Manolo Bueno, Jesús Aranaz, Antonio Latorre y José Luis Martínez
Grupo de colaboradoras con Jesús Aranaz.
De izquierda a derecha Ana Furones, Silvia Martínez, Noelia García y Alicia Martínez.
Mesa de las jornadas. De izquierda a derecha: Antonio Latorre, Ignacio Castellano (traductor), José Luis
Mesa de las jornadas. De izquierda a derecha: Antonio Latorre, Ignacio Castellano (traductor),
José Luis Martínez y Arturo Oliver.
Dos espectadores: Pedro Pablo Fernández y Manolo Bueno

4. CON PLUMAS AJENAS. “EL TALENTO” y EL ENTRENADOR.-

José Luis Martínez - Director de la ENE.

En la introducción del manual “Plan básico de entrenamiento, Entrenamiento progre- sivo – Pruebas combinadas” de la Federación Alemana de Atletismo, 1987, Herbert CZIGON nos dice lo siguiente, refiriéndose al entrenamiento de los jóvenes talentos:

“El entrenador debe tener los conocimientos necesarios para asegurar al joven atleta con talento un camino SEGURO hacia los altos rendimientos deportivos, trazado de acuerdo con el “ estado actual de la ciencia”. - Las bases de un programa con jóvenes talentos, debe tener claro el CÓMO del entre- namiento, el POR QUÉ, el CUÁNTO, y el CUÁNDO del mismo. Problemática:

Principales fallos en la práctica del entrenamiento con jóvenes talentos.

FALLO Nº 1. Volumen de entrenamiento excesivamente reducido

Las cargas de entrenamiento usuales hoy en día en el campo de la alta competición sólo pueden realizarse, cuando ya en el entrenamiento de base y posteriormente en el de progresión, se empleen cargas superiores a las actuales. Una mirada hacia la práctica demuestra que ésta afirmación y constatación se refiere tanto a la carga de entrena- miento semanal, como para la que corresponde a todo el entrenamiento anual en el curso del año. Las fiestas y las vacaciones, pero también las costumbres en la estructuración del en- trenamiento siguen conduciendo al hecho de que la totalidad de 52 semanas que real- mente están a disposición para el entrenamiento durante el año se aprovechen sólo una parte muy reducida: el entrenamiento en sala no comienza antes del mes de noviembre, después vienen las fiestas de Navidad con el consabido permiso para el disfrute del esquí, pasada la temporada de competiciones en sala llega rápidamente la Semana Santa ( sin embargo, muchas Federaciones suelen hacer hoy en día en este tiempo sus “con- centraciones de entrenamiento” ). Según el lugar de las vacaciones de verano, también en ese tiempo, el más apropiado para el aprovechamiento del clima, suele haber un fre- cuente vacío en la estructuración del entrenamiento. Debe procurarse a toda costa que por lo menos durante 45 semanas del año se alcancen las debidas cargas de entrenamiento se pretende que el principio del “ entrenamiento anual” tenga su validez por lo menos en ese tiempo. Podemos comprobar con considerable frecuencia que algunos “talentos” se muestran capaces de alcanzar magníficos resultados deportivos dentro del grupo de su misma edad, sin empleo previo del consabido entrenamiento. ¿ Serán, pues, posibles “ buenos resultados deportivos sin mucho entrenamiento? . Seguro que no, si aplicamos real- mente la medida exigida a la hora de pretender lograr los buenos resultados de máxima

Nº61
Nº61

cuaderno de ATLETISMO

categoría : el análisis del entrenamiento de los atletas de más alta categoría demuestra hoy, que sólo a base de un elevado volumen de entrenamiento que ha de ser incluido ya en el programa de entrenamiento progresivo inicial, puede recorrerse victoriosamente el camino hacia la cúspide del atletismo mundial.

FALLO Nº 2 .- EXCESIVAMENTE BAJA CALIDAD DEL ENTRENAMIENTO.-

Al lado de constatar de que se entrena demasiado poco, se hacen también evidentes las faltas en la calidad del entrenamiento. Mientras un entrenamiento excesivamente reducido sólo se concibe realmente en el sentido de impedir el futuro aumento de los rendimientos deportivos, un entrenamiento “ malo “ es, además, peligroso: ¡ las magnitudes de las cargas pueden conducir a las lesiones de los atletas!. Contenidos erróneos. ¿Quién no conoce los ejemplos de los entrenadores inexpertos de los jóvenes saltadores que ordenan a sus atletas la ejecución de los saltos en profundidad o saltos con ambas pier- nas sobre vallas bajas como ejercicios de entrenamiento, sólo porque haya oído o leído en alguna parte que esos eran los “mejores” y los “más efectivos” ejercicios de saltos? Aquí están, frecuentemente unidos también con el insuficiente volumen de entrenamiento que anima a la práctica de un “fuerte” entrenamiento en interés de un supuesto desarrollo rápido de rendimientos, los más difíciles problemas dentro del trabajo con los jóvenes talentos. Muchos problemas ortopédicos que sufren los jóvenes atletas no sólo son el resultado de un entrenamiento excesivo, sino también de un trabajo reducido pero falso. Selección sin fantasía de los ejercicios.- El mismo ejemplo de los ejercicios seleccionados sin fantasía puede ser válido en diferentes lugares y circunstancias: se mantiene y reincide, frecuentemente debido a la presión del tiempo, pero también por el desconocimiento de algo mejor, en el empleo de los “ejercicios estandarizados” del entrenamiento, con los que se han logrado éxitos “toda la vida”. Precisamente el atletismo, debido ante todo a la sencillez de las estructuras básicas de sus movimientos, exige creatividad a la hora de seleccionar y ejecutar concretamente las dis- tintas formas de los ejercicios. El mismo movimiento básico puede y debe desarrollarse de forma diferenciada en múltiples direcciones cuando se quiere evitar que el efecto de entrenamiento se logre por vía de excesivas unidades de entrenamiento con el empleo de los ejercicios realizados de un modo estereotipado. Insuficiente observación y corrección.- La selección acertada de los contenidos y métodos no aportará de por si el efecto óptimo del entrenamiento, mientras dentro del proceso del mismo no sea asegurada constante y meticulosamente la debida ejecución de todos los movimientos mediante la atenta obser- vación y eficiente trabajo de corrección por parte del entrenador con la colaboración de los mismos atletas.

Nº61
Nº61

XIX JORNADAS TÉCNICAS DE LA ENE

FALLO Nº 3.- FALTA DE SENTIDO DEL ENTRENAMIENTO.-

No debe olvidarse un tercer problema: ocurre que los jóvenes atletas acuden con fre- cuencia al entrenamiento no para entrenarse, sino para pasar el tiempo libre junto con

los amigos y así se origina con indebida lentitud la transición hacia un entrenamiento

“ propiamente dicho”, carente de decisión y abandono consciente de aquella realidad puramente amistosa.

La mayor parte de las discrepancias entre los entrenadores y los atletas se debe al hecho de que el atleta no afronta aparentemente con la debida seriedad su situación como tal, en el sentido del deseable desarrollo de su rendimiento o de la calidad del entrenamiento que ha de emprender. Pero esto no debe extrañar excesivamente: sólo en muy raras ocasiones los jóvenes atletas llegan a las asociaciones deportivas por razones puramente deportivas; más bien buscan en ellas la amistad, la diversión y posibilidades del empleo del tiempo libre que tales asociaciones ofrecen. Conviene recomendar en este caso con urgencia que el proceso de entrenamiento ha de considerarse como un área que al lado de la actividad contenga también relaciones

y acondicionamientos de tipo psicológico y social. Con el fin de evitar las decepciones,

frustraciones o largas luchas entre el entrenador, el atleta y, frecuentemente también sus padres, debe tener lugar en un determinado punto de la carrera de los atletas, una posible determinación más clara a favor o en contra del deporte de alta competición, con el fin de evidenciar con claridad la relación entre la práctica del entrenamiento y el rendimiento deportivo.” Hasta aquí lo que nos dice Herbert CZIGON, perfectamente válido para el “hoy y aquí”.

Y la pregunta es:

¿Qué es un talento? Ortega y Gasset responde:

“La lucha frenética por conseguir ser de hecho el que somos en proyecto”.

Tidow:

“Darwinismo motor”: Eliminar las técnicas menos eficaces en todos los gestos. No hay un atleta que pueda ser un modelo único, normalmente se recurre a más de uno para completar el MODELO. El “MOVIMIENTO” como una ( invisible ) UNIDAD.

Concentrarse en : La “ejecución” del movimiento NO en el resultado del movimiento.

Objetivo:

Estabilidad corporal.

Movimiento eficaz.

Optimización del movimiento.

“Refinar lo ya adquirido en la etapa escolar”.

JORNADAS TÉCNICAS E.N.E. HISTORIAL 1 • PRIMERAS JORNADAS: GALICIA - 93 La Coruña, 12, 13

JORNADAS TÉCNICAS E.N.E. HISTORIAL

1 PRIMERAS JORNADAS: GALICIA - 93

La Coruña, 12, 13 y 14 de noviembre de 1993 Referente: CAMPEONATO DEL MUNDIAL DE STUTTGART

2 • SEGUNDAS JORNADAS: EXTREMADURA – 95

Cáceres, 20, 21 y 22 de noviembre de 1995 Referente: CAMPEONATO MUNDIAL DE GOTEBORG

3.- I SESIONES DE ESTUDIO E.N.E.

Madrid, 1, 2 y 3 de noviembre de 1996

4.- TERCERAS JORNADAS: EXTREMADURA – 97

Cáceres, 31 octubre, 1 y 2 de noviembre de 1997 Referente: CAMPEONATO MUNDIAL DE ATENAS

5.- II SESIONES DE ESTUDIO E.N.E.

Madrid, 13, 14 y 15 de noviembre de 1998

6.- CUARTAS JORNADAS: EXTREMADURA – 99

Cáceres, 5, 6 y 7 de noviembre de 1999 Referente: CAMPEONATO MUNDIAL DE SEVILLA

7.- III SESIONES DE ESTUDIO E.N.E.

Madrid 20, 21 y 22 de octubre de 2000

8.- QUINTAS JORNADAS: EXTREMADURA - 2001

Cáceres, 2 y 3 de noviembre de 2001 Referente: CAMPEONATO MUNDIAL DE EDMONTON

9.- IV SESIONES DE ESTUDIO E.N.E. CONGRESO INTERNACIONAL DE TENERIFE

Puerto de la Cruz, 12, 13, 14 y 15 de diciembre de 2002

10.- SEXTAS JORNADAS: EXTREMADURA - 2003

Zaragoza, 28, 29 y 30 de noviembre de 2003 Referente: CAMPEONATO MUNDIAL DE PARÍS

11.- V SESIONES DE ESTUDIO E.N.E.

Zaragoza, 30 y 31 de octubre de 2004

12.- XII JORNADAS TECNICAS E.N.E.: MADRID - 2005

Madrid, 5 y 6 de noviembre 2005 Referente: CAMPEONATO MUNDIAL DE HELSINKI

13.- XIII JORNADAS TECNICAS E.N.E.: CATALUÑA 2006

Barcelona, 4 y 5 de noviembre 2006 Referente: CAMPEONATO EUROPEO DE GÖTEBORG

14 .- XIV JORNADAS TECNICAS E.N.E.: MADRID - 2007

Madrid, 5 y 6 de noviembre 2007 Referente: CAMPEONATO MUNDIAL DE OSAKA

15 .- XV JORNADAS TECNICAS E.N.E.: MADRID - 2008

Madrid, 25 y 26 de octubre de 2008 Referente: JUEGOS OLÍMPICOS DE PEKÍN

16.- XVI JORNADAS TÉCNICAS E.N.E.: MADRID 2009

Madrid, 23 y 24 de octubre de 2009 Referente: CAMPEONATO MUNDIAL DE BERLÍN

17.- XVII JORNADAS TECNICAS E.N.E.: MADRID - 2010

Madrid, 25 y 26 de octubre de 2010 Referente: CAMPEONATO DE EUROPA DE BARCELONA

18.- XVIII JORNADAS TÉCNICAS E.N.E.: MADRID 2011

Madrid, 22 y 23 de octubre de 2011

19.- XIX JORNADAS TÉCNICAS E.N.E.: MADRID 2012

Madrid, 17 y 18 de noviembre de 2012

ÍNDICE DE LAS JORNADAS TECNICAS E.N.E.

I - LA CORUÑA 1993

ÍNDICE DE LAS JORNADAS TECNICAS E.N.E. I - LA CORUÑA 1993   C on referen ci
ÍNDICE DE LAS JORNADAS TECNICAS E.N.E. I - LA CORUÑA 1993   C on referen ci
 

Con referen cia a l C a m peonato de l Mundo de Stuttgart 1993

 

ENT R EN ADOR E S

A T L ET AS D E R EFE R EN C I A

AR E AS

TÍT ULOS

 

Malcon Arnold

COLIN JACKSON, Campeón Mundial de 110 ms. Vallas,

Vallas

Los fundamentos de las vallas y el entrenamiento de Colin Jackson hasta el mundial de Stuttgart.

Stuttgart'93.

Mario Moniz Pereira

Generalidad

El Campeonato Mundial de Stuttgart: El atletismo actual y el atletismo del futuro”

Ron Roddan

LINFORD CHRISTIE, campeón Mundial de 100 ms, lisos, Stuttgart'93.

Velocidad

El

entrenamiento

de

Linford

Christie.

Sesión

práctica.

 

María Sameiro Araujo

MANUELA MACHADO, sub- campeona mundial de maratón, Stuttgart'93.

Maratón

El

entrenamiento

de

la

maratoniana

Manuela

Machado

 

Abderraman Morcelli

NOURREDDINE MORCELLI, campeón mundial de 1.500 ms, Stuttgart'93.

Medio fondo

El entrenamiento de Noureddine Morcelli en el año

olímpico´92

 

Enrique Pascual

FERMÍN CACHO, sub- campeón mundial de 1.500 ms, Stuttgart'93. (Campeón olímpico, Barcelona'92).

Medio fondo

El

entrenamiento

de