MIGUEL ÁNGEL ROMERO SÁNCHEZ Problemas de Ética La fuerza de la memoria y el olvido en la Historia y su utilidad en la historia monumental

―Es posible vivir casi sin recuerdos, e incluso vivir feliz,…, pero es completamente imposible vivir en general sin olvidar‖. F. Nietzsche

Introducción A consecuencia de una época dominada por el racionalismo y la ceguera hacia otro tipo de vías de conocimiento y potencias vitales, Nietzsche, muestra la otra cara de su época: el hastío por la por la deificación de la razón. Al mismo tiempo, sin proponer la irracionalidad pura, propone otro tipo de razón: una racionalidad que potencialice la vida, una razón vivificante. Propone la razón como instrumento de afirmación de la vida, es decir, una razón que estuviera al servicio de la vida y no viceversa: la vida al servicio de la Razón —como se venía pretendiendo desde hacía tiempo en toda la Modernidad—.

Nietzsche apoyado en esta concepción de la razón, traslada el problema al ámbito histórico. Hace notar la relación Historia-Vida, y la necesidad de la Historia ―para la vida y para la acción‖ Nietzsche hace notar desde el título de su obra el carácter instrumental de la Historia, como herramienta que puede ser útil a la Vida afirmándola; pero que al mismo tiempo, tiene otra vertiente, su perjuicio, su deterioro y debilitamiento de la vida, que ocurre a partir de la inversión de los roles. Ante esto Nietzsche menciona: ―Sólo en la medida en que la historia sirve a la vida queremos servirla nosotros, aunque exista una manera de practicarla y una apreciación de la misma por la que la vida se atrofia y degenera‖. Pero, ¿Qué carácter debió de haber adquirido la Historia para llegar a degenerar y atrofiar la vida? Nietzsche responde a esto a lo largo de la segunda de sus intempestivas, dejando ver desde el prefacio las bases de su respuesta —parafraseando a Goethe— cuando menciona un tipo de historia ―sin vivificación‖, que debilita la actividad,

. las cuales se abordarán a lo largo de éste trabajo. el hombre aún con el asombro de la magnífica capacidad de olvido animal. aquel que olvida incluso su propia sabiduría. que trasladará tanto a los individuos como a pueblos y naciones. al no ser lo superfluo sino enemigo de lo necesario‖.como ―preciosa superfluidad del conocimiento y artículo de lujo‖. se trata de la memoria y el olvido. así como. su memoria para la supervivencia principalmente —como instrumento natural de todo animal—. que llega a ser incluso innecesaria.‖ Ante esta existencial fatal —causada por la memoria— el hombre se asombra del animal que olvida. Cuando realiza su diagnóstico histórico lo hace a partir de dos principios psicológicos. puede llegar a utilizar su sentido histórico.. el sufrimiento y el tedio lo que es en el fondo su existencia: un imperfectum que nunca llega a realizarse de modo completo. Sin embargo. un estimulante de su fuerza vital y voluntad de poder. A estas tres vías distintas de abordar la historia las clasificó como: Monumental. por medio de la lucha. al desequilibrio de estos dos principios Nietzsche lo califica de: ―virtud hipertrofiada‖ que puede muy bien llegar a convertirse en causa del posible deterioro de un pueblo. Anticuaria y Crítica. explicando que: ―… con la palabra «fue». Siendo estos dos principios. 1 ―El hombre busca la felicidad. esa máxima que aparece al hombre para recordarle. Igualmente a la historia.‖ menciona Nietzsche. como pertenencia del ser vivo se le puede abordar de tres maneras distintas que al mismo tiempo se relacionan en un carácter complementario. los reguladores para una salud histórica. pues todavía nos faltaría lo más necesario.. para terminar mencionando: ―. sin limitarse a eso solamente. Así pues. Nietzsche llega a dar un diagnóstico de su época en su carácter histórico. sin embargo es incapaz de encontrarla en un sentido histórico que añora el pasado como tiempo mejor al presente. menciona Nietzsche. y servirán al desarrollo o deterioro de todo ser vivo.

Esta capacidad en Nietzsche se puede entender como una especie de sanación de traumas de los individuos o de los pueblos. de la cura misma de aquel daño. debido a su breve duración produce un constante sentido histórico. para nunca aprender a ―pasar de largo‖. esta infectado por la memoria . que ya ha sucedido. evitando que a través de una única vivencia o de un minúsculo rasguño. Y lo que hace que la pequeña dicha sea mayor a las llamada rapsódica. es decir. la superación del pasado e indiferencia hacia el futuro. el hombre busca su felicidad. ―La más pequeña dicha. es esa capacidad de olvidar. En analizar cada detalle de la experiencia pasada insuperable. la estabilidad del olvido fuera de todo sentido histórico. repetir una y otra vez el pasado para nunca terminar de digerir aquello que se ha ingerido. Porque si bien la dicha rapsódica es en cierto sentido más espontánea. aquella pues. Nietzsche ejemplifica esta incapacidad de olvido en una imagen sumamente atinada. en el rumiar. que en la posibilidad de cambio de alimento. El problema de la rumia se encuentra principalmente en la incapacidad de acción pues se encuentra más ocupado en repetir y repetir lo pasado.Como ya se ha mencionado. Aquel que se encuentra en este estado de rumia. en su palabras. en ese constante repetir todo lo que ya se ha ingerido y así volver abrir viejas heridas. siempre que no se interrumpa y nos haga felices […] mayor que cualquier tipo de dicha que sólo se manifieste rapsódicamente‖. la posibilidad de nuevas experiencias. La pequeña dicha proporciona en cambio una seguridad. se desangren incurablemente. con un carácter explosivo y produce igualmente olvido. De esta manera plasma como ciertos individuos o pueblos enteros pierden toda capacidad activa en su rumiar. En otras palabras el olvido adquiere un carácter de cura psicológica. un voltear al pasado y al futuro. el salir de toda duración. la plenitud del presente. y Nietzsche especifica cuál es la mayor felicidad.

como de los pueblos Nietzsche los traslada al ámbito de la Historia. en la esperanza del ajuste de cuentas con los supuestos responsables de su desgracia. de regenerar las formas destruidas. en el que no se es consciente hasta de las más terribles acciones realizadas. como instrumento de progreso. de la creencia o ilusión de un proceso. Sin embargo. el culpable dice en ocasiones ―soy yo mismo. el único capaz de superar el daño hecho es él mismo. Este debilitamiento. Pues es incluso capaz de inventarse responsables en su constante analizar detalles de sus debilitantes experiencias pasadas. ese poder de transformar y asimilar lo pasado y extraño. llega a un debilitamiento de la fuerza vital y una desconfianza ante el futuro. 2 Ante estos elementos presentes en los actos de los individuos. llegando incluso a asimilarlas como buenas. de sanar las heridas. Ante esta incapacidad. pierde la capacidad del olvido o de indiferencia del espíritu poderoso. sino que peor aún. puede desencadenar en el rencor hacia el pasado y las ganas de venganza. esta fuerza ―…de utilizar el pasado como instrumento para la vida. llegando incluso a un ajuste de cuentas consigo mismos. Que si bien puede estar equivocada la creencia . pierde toda capacidad de pasar de largo ante los más pequeños detalles.excesiva que no solo produce inactividad por la constante rememoración. Midiendo a los pueblos dentro de la historia a partir de ésta fuerza. sólo de esta manera ese espíritu debilitado puede seguir viviendo. de no perturbarse o sentir daño ante las más diminutas agresiones. de su presencia en cada uno de ellos. el temor. en el sentido ahistórico. transformando lo acontecido en Historia nueva‖. la desconfianza.‖. Pues es la exageración de ésta fuerza produce un estado salvaje. Nietzsche tampoco piensa que toda la fuerza se encuentra en el olvido. A partir de la fuerza plástica: ―esa fuerza para crecer por sí misma. si bien pueden en cierto grado ser responsables de su desgracia. debería morir…‖ infectando el mundo a su paso.

De esta manera se podrían conjugar las dos ideas. y olvidado todo aquello que la debilite. de potencia para el ser vital. Es decir que su sentido histórico. ―… reducido a ser un fenómeno cognoscitivo es. la fuerza vital es activada. En este sentido. quiere hacer notar es que ese carácter histórico. 3 ―La historia pertenece al ser vivo‖ dirá Nietzsche. algo muerto‖. y también dirá ―La Historia pertenece. para saber qué olvidar y qué recordar. De lo contrario el perder la esperanza en el progreso pude llegar a producir un estado de inactividad y hastío por la vida. Propone un sentido histórico al servicio de la vida. de mirada hacia el pasado. y en qué medida su ocupación histórica no es un instrumento del conocimiento puro sino de la vida misma. sobre todo. una conformidad e inactividad semejante a la del animal que se dedica solo a rumiar. Propone Nietzsche de esta manera una mesura en el sentido histórico. de la voluntad de poder. no es solo un observar al pasado. Pierde toda fuerza de posibilidad de ilusión. para ser transfigurada en fuerza plástica. de cambio y creación. Nietzsche esclarece en este punto el sentido histórico que produce la esperanza de un progreso. A él le corresponde el actuar. al que quiere actuar. un nihilismo. de manera tal. Para una correcta salud humana. será recordado sólo aquello que re-afirme la vida y la potencialice. debe saber hasta qué punto es ahistórica su manera de pensar y actuar en la Historia.en ese proceso ascendente. sino la Historia la posesión del ser vivo poderoso. el sentido histórico adquiere su carácter vital. al poderoso‖. suya es la tarea de . de examinarlo y estancarse en él. que no solo sea la historia. pues si bien el hombre histórico es activo y alimenta su vitalidad en la actividad de la esperanza hacia un tiempo futuro mejor. que estorbe. en la capacidad de olvido y memoria. para quien lo conoce de esta forma. para de esta manera estar―…al servicio de un poder no-histórico‖. Lo que Nietzsche me parece. el crear nuevos modelos — pues al buscar y no encontrar.

que al ser tan poderosos los protagonistas de la historia monumental. el hombre poderoso. De esta forma se puede entender la historia monumental del débil como una reacción ante el antiguo poderío verdaderamente monumental. Y así lo pequeño arremete contra lo grande cayendo en el peligro –a criterio de Nietzsche– de que la Historia pertenezca en algún momento al hasta entonces sometido. que puede ser activado por la enfermedad histórica típica de la modernidad: el fanatismo. el paradigma de su tiempo. este forma de abordar la historia trae consigo un riesgo. Y por otro lado la real historia monumental como acción por parte de los grandes hombres. mediante la utilización de la Historia. que con todo el rencor característico de los débiles. utilizará sus propias armas. En primer lugar: la memoria y el recuerdo de modelos de excelencia que alientan en los hombres el deseo de imitarlos. el olvido de ciertos aspectos esenciales en la creación de los personajes monumentales. la actividad afirmativa de la vida. Es la exigencia de la humanidad de depositar la confianza en modelos de excelencia. Sin embargo. que alienten al progreso de los hombres. con el único salario —en el mejor de los casos— de la gloria o la pertenencia de un sitio en el templo de la historia. De esta manera. a él le corresponde la responsabilidad de escribir la Historia. con la esperanza de crear los nuevos grandes modelos.crearlos—. en un falso carácter de grandeza. por crear. al esclavizado. de aquel que no aparece en su historia. sin olvidar el más grande riesgo que consigo lleva. ha falta de modelos de excelencia. Y en segundo lugar: el olvido de un presente en el que. causan a su alrededor el odio del débil. . logra escapar de la resignación‖. se crea a sí mismo o crea en otro la esperanza ―… de una realidad mas hermosa. de ser consuelo de su tiempo. hay un doble propósito en la propuesta nietzscheana. Así describe una de las formas en las que las historia pertenece al ser vivo y su forma de abordarla: desde la historia monumental. me parece. Estimulando así. ―Así. y ser un primer movimiento. al concepto de hombre‖. para desaparecer a toda costa la antigua y verdadera fuerza monumental.

el peligro que se encuentra en la historia anticuaria es el de un exceso histórico. Ante esto Nietzsche menciona que ―cuando el hombre quiere crear algo grande necesita del pasado‖. en ese carácter cosmopolita se creen una identidad múltiple e incluso contradictoria. Deja de servir a la vida y se vuelve un mero afán de identidad o de conocimiento aniquilador de la fuerza vital. incluso en su mejor presentación. solo consigue rebajar dones superiores y nobles aspiraciones al nivel de una insaciable curiosidad. ―…únicamente es capaz y entiende de conservar la vida. Pues el mal de este elemento produce que los hombres. la nueva historia. es la historia crítica. evitar el desarraigamiento en un cosmopolitismo innecesario. de ―momificarla‖. El hombre necesita de una memoria que le ofrezca raíces solidas que lo aferren a un pasado existente. no inventado. Condena todo pasado que . llegando incluso a la mitificación. que se vuelven sujetos pasivos y olvidan el sentido activo de lo monumental.‖ La otra vertiente que la historia monumental excluye en su exceso. fanatismo y temeridad por parte de sus observadores. Gracias a ella existe un carácter judicial en la historia. necesita de la historia anticuaria. de engendrar y crear vida como lo hace la historia monumental. por su misma fuerza llega a olvidar las otras dos formas de abordar la historia. según Nietzsche. Necesitará la historia anticuaria. cuando su papel fundamental es de proporcionar una identidad y ―fidelidad a su pasado‖.La historia monumental por otro lado. Es incapaz. para rescatar las partes que la historia monumental puede llegar a olvidar o incluso negar. con todas sus virtudes y defectos para a partir de él crear. Para poner los pies en la tierra y no permitir la mitificación del pasado. Olvida y desprecia mediante el embellecimiento y la libre creación grandes partes de la historia real. pero no de engendrarla. Sin embargo. intentar racionalizar y categorizar toda la historia. no permite que la historia monumental acapare toda realidad posible.

En cambio es susceptible del desprecio y rencor de aquellos que son sobrepasados por la fuerza de lo monumental. Se vuelve entonces la fuerza del olvido. Un carácter propio de hombres fuertes. que simbolizar la actividad vital y al mismo tiempo una respuesta a la inconformidad del presente y la inexistencia de modelos de vida excelente. La tarea de la historia monumental estará en que cuando perezca ante el juicio de la historia crítica. pues se vuelve el transito entre la decadencia y la nueva era sin recibir. algún beneficio personal concreto. necesita dejar algo vivo. del olvido del pasado al ser juzgado. El hombre monumental adquiere un carácter heroico. que pierde su utilidad. pues incluye una parte fundamental en la Historia… la creación (pόiesis). sea capaz de volver a inventar una nueva naturaleza y trate que sea igual de poderosa que la primera. es capaz de arrasar con todo. para a partir de ahí la fuerza de vida vuelva a crear una segunda naturaleza. a mi interpretación. la historia monumental adquiere en el escrito de Nietzsche un carácter especial. . Su lema dictará las palabras de Mefistófeles ―todo lo que nace merece perecer. por eso sería mejor que nada naciese‖. contrarios a la decadencia. Es así que. La historia crítica dicta los tiempos de vida de las creaciones históricas al juzgar. pues como menciona Nietzsche. necesariamente. Actividad peligrosa se vuelve entonces.miente.

México. comps. Sobre la utilidad y el perjuicio de la historia para la vida.Bibliografía NIETZSCHE. Rivero. Biblioteca Nueva. . Paulina y Greta Rivara. Reflexiones en torno al pensamiento de Nietzsche. Perspectivas nietzscheanas. 2003. Madrid. Textos de Difusión Cultural. 1999. Friedrich. UNAM.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful