Gramática textual.

Gramática del texto Podríamos definir la llamada gramática del texto, o gramática textual, como aquella que se ocupa del estudio de la estructura y características de los textos. El texto ha de entenderse aquí como la unidad máxima de comunicación, frente al enunciado, que sería la mínima. De este modo podríamos definir el texto como un mensaje más o menos complejo, más o menos extenso, sin límites precisos, un todo que puede reducirse a un simple enunciado, como “Bien , o componerse de un n!mero indeterminado de estos "caso de una o#ra literaria, un texto periodístico, una exposición $er#al de una teoría científica, etc.%. En cualquier caso, la naturale&a del texto es lin'(ística y esto hace que se apliquen a su estudio ni$eles de análisis ya conocidos, como el sintáctico o el semántico, pero aquí las unidades mínimas con las que tra#ajaremos no serán los monemas ni los sinta'mas, sino los enunciados. En todo texto pueden reconocerse tres ni$eles estructurales) sintáctico, semántico y pragmático1[1]. Nivel pragmático El elemento fundamental que de#emos considerar en este ni$el de análisis es la adecuación del texto, lo que es lo mismo que decir que a la hora de ela#orar, o interpretar, un texto hemos de tener en cuenta di$ersos aspectos relacionados con los elementos que inter$ienen en un acto comunicati$o. El emisor ha de optar por la función o funciones del lenguaje más adecuadas a su intención "expresi$a, apelati$a, representati$a, po*tica, metalin'(ística o fática%. +tra de las elecciones necesarias tendrá que $er con el código y el canal. ,simismo ha de ele'ir el nivel de habla que más se ajuste a la situación comunicati$a, es decir, formal, culto, coloquial o familiar "no consideramos aquí la posi#ilidad del ni$el $ul'ar ya que ha de entenderse que quien se ci-e a este ni$el no tiene posi#ilidad de ele'ir otro distinto%. .inalmente, el emisor de#e decantarse por al'una de las distintas variedades del discurso posi#les) narrati$a, dialo'ada, descripti$a, expositi$a o ar'umentati$a. De la elección correcta en cada caso dependerá la mayor o menor adecuación del texto producido. Nivel semántico ,quí nos ocuparemos de la coherencia del texto, es decir, de la construcción del mismo de acuerdo con la or'ani&ación de los elementos si'nificati$os. /a coherencia podemos a#ordarla desde tres aspectos) La coherencia global) todo texto suele or'ani&arse en torno a un n!cleo temático que es el que informa su unidad. Este n!cleo puede denominarse tema. El emisor, por tanto, construye el texto de acuerdo a un asunto central alrededor del cual se or'ani&ará el mismo. La coherencia lineal) este concepto tiene relación con la estructuración de las distintas ideas de modo y manera que estas se $inculen de forma ordenada con el asunto central. El emisor tiene la posi#ilidad de or'ani&ar de modos di$ersos estas unidades si'nificati$as, pero siempre procurando que conformen un todo ajustado y orientado por el tema. , este respecto no está de más considerar la necesidad de seleccionar las informaciones que de#en utili&arse "ni exceso que pro$oque un texto a#i'arrado, ni parquedad que nos lle$e a la desinformación o una interpretación errónea%0 asimismo ha de esta#lecerse una jerarquía de contenidos que dependerá de la intención íntima del emisor o #ien tendrá que $er con una or'ani&ación canónica asentada en la ló'ica del '*nero literario o del tipo de texto. La coherencia local) este aspecto se resuel$e en las diferentes relaciones semánticas que se esta#lecen entre los enunciados que constituyen el texto. ,sí, puede ha#larse de la implicación lógica que se esta#lece necesariamente en situaciones comunicati$as como) “/e compr* el li#ro a 1a$ier, pero este se lo $endió a Da$id . 2am#i*n hemos de referirnos a la presuposición que impone determinadas restricciones, como en “Pedro lle'ó el primero a la fiesta "hemos de suponer que lle'aron más personas y que nin'una otra pudo ser la primera, no sería espera#le “3 4ariano lle'ó el primero %. ,simismo ha de tenerse en cuenta nuestro conocimiento del mundo que impide que sean acepta#les textos como “/a lámpara miró para otro lado al compro#ar que, finalmente, nin'uno de los in$itados se decidía a desearle un feli& a-o . 5in em#ar'o, en ocasiones este conocimiento del mundo puede dejarse de lado si el llamado marco del discurso cam#ia y nos instala en un texto literario. Nivel sintáctico 6os ocuparemos ahora de la cohesión del texto. Esta podría definirse como “la red de relaciones entre los distintos elementos y mecanismos formales que manifiestan lin'(ísticamente la coherencia 'lo#al y lineal de las ideas de un texto . /a cohesión se afirma so#re determinados procedimientos que el emisor tiene a su alcance para conformar el texto. Pueden distin'uirse los si'uientes) Recurrencia) este procedimiento se resuel$e en la repetición y permite al emisor dotar al texto de orden y de ritmo. Existen distintos tipos de recurrencia de acuerdo con la naturale&a de los elementos usados) 7% Recurrencia léxica) el emisor recurre a la repetición de una pala#ra o a la inclusión de un elemento resultado de su deri$ación o composición. Por ejemplo, “8ontempla#a #oquia#ierto aquella hermosa mujer reclinada en el um#ral de la casa. /a mujer no reparó en *l 0 “El sudor le in$adía cada plie'ue de la camisa) ahora ya era un hom#re sudoroso 0 “El a'ua caía con entusiasmo y *l, como siempre, ha#ía ol$idado el para'uas . 9% Recurrencia semántica) en este caso el emisor utili&a distintas pala#ras $inculadas entre sí por su si'nificado. :emos de distin'uir cinco casos distintos)

1[1] Parece evidente que todo lo escrito a continuación tiene que ver con textos construidos de un modo
llamémosle “correcto”.

más aún. ?conectores pra'máticos@ "Bri& y Dorraquino%. entonces. <. por/de un lado por/de otro lado 77. no obstante. además.l'unos autores denominan a estas $ariantes ?proformas@. es un perro que siente de$oción por su due-o 0 “/as no$elas de misterio me entusiasman0 de hecho. las noticias.sí en “. por eso/esto/ello. “profesor . no ejercen una función sintáctica en el marco de la predicación oracional Ason. J. hemos de recurrir a $ariantes que los sustituyan e impidan un uso reiterado de aquellas. en consecuencia. G. lo cual pro$oca no pocas $eces una alteración del llamado orden natural de los elementos de la oración) “5e ha producido un atentado en Barajas y en *l han muerto dos s!#ditos ecuatorianos . repetición de estructuras sintácticas que sir$en para dotar de ritmo al texto) “6o s* cómo decir esto0 no sa#ría cuándo sería más oportuno0 nunca sa#r*. ?relacionantes supraoracionales@ ". etc.uentes%. =% Recurrencia fónica) conocida como aliteración. sólo leo li#ros de ese tipo . es decir. etc.claración o explicación) es decir. ?conectores enunciati$os@ "/amíqui&%. 9. en una palabra. como para a'ili&ar el ritmo de este y profundi&ar en su cohesión) “/os dos hom#res se miraron con al'o parecido al respeto) no aparenta#an conocerse . ?cosa@. $enciendo todos los miedos. ?conectores extraoracionales@ "8ort*s%. desde luego. con todo. en dos/pocas palabras.B .%.B 8oncesi$idad) aunque. esto es. en conclusión. e% . también. esto es. como el 'estual.l'unas de estas clasificaciones posi#les son las si'uientes) 7% Seg"n el código empleado) a% #erbales) utili&an una len'ua natural como códi'o. 8omo en “Este pastor alemán es muy fiel. luego. “li#ro . <% Recurrencia sintáctica) $ale lo mismo que decir “paralelismo . de ah"/aqu" que. I. las inferencias que se reali&an en la comunicación . catafóricos y deícticos de al'unos pronom#res "como los demostrati$os o los personales% y de al'unos ad$er#ios "como ?aquí@. que parecen “sustituir a otro elemento lin'(ístico del discurso. es más.B 8onfirmación o constatación) en efecto. naturalmente . ?partículas discursi$as@ "4artín Dorraquino%. elementos mar'inalesB y poseen un cometido coincidente en el discurso) el de 'uiar. en último lugar. o sea. sin $acilar. F. puesto que. caso de los textos como las memorias. de igual forma/modo/manera.B 8ontraste u oposición) pero.a% 5inonimia) se trata de dos pala#ras cuyo si'nificado coincide parcialmente. 7K.B 8ierre discursi$o) en fin. de hecho. por fin. por el contrario. más bien . . 9% Seg"n la intención del emisor) a% %nformati!os) la función del len'uaje predominante es la referencial. si'uiendo criterios di$ersos. que lastrarían el texto.B Lecapitulación. ?operadores discursi$os@ "8asado%. sin embargo. ahora bien. en/con otras palabras. en cambio.sociaciones pra'máticas) con este t*rmino nos referimos a conjuntos de pala#ras cuyos referentes están relacionados. de todas formas/maneras. efecti!amente. semánticas y pra'máticas. #% . resumen y conclusión) en resumen. ?enlaces textuales@ "/ópe& Carcía%. de acuerdo con sus distintas propiedades morfosintácticas. ?conecti$os@ "4ederos%. pues.B Ejemplificación o ilustración) as". los informes.B . lo que es lo mismo. de todos modos. a pesar de . asimismo. repetición intencionada y anormal de uno o $arios fonemas) “>ol$ió a #e#er con parsimonia. Ena clasificación posi#le de estos elementos es la si'uiente) 7. ?conectores ar'umentati$os@ "Portol*s%. +tros t*rminos que se han utili&ado para referirse a estos elementos son) ?enlaces extraoracionales@ "Cili Caya%. en suma. como “estudiante . antes bien. queriendo si'nificar aquellos elementos lin'(ísticos cuyo si'nificado es contextual. Clasificación de los textos /os textos pueden clasificarse desde distintos puntos de $ista. ?allí@. as". de hecho. Elipsis) nos referimos con este t*rmino a la omisión de elementos lin'(ísticos que se dan por sa#idos. $aliente. sin duda. en resumidas cuentas. pues. finalmente. en/con otros términos. para e$itar la repetición excesi$a de una pala#ra o de una expresión.B 8ausa) porque. por consiguiente.sí. el icónico. Sustitución) a menudo. por último. ?ordenadores del discurso@ ". por lo tanto. “aula . mejor dicho . 8omo “5e fueron juer'a toda la noche0 aquella farra aca#ó siendo pro$er#ial 0 “5u juicio resultó correcto. por/de una parte por/de otra parte. incluso 1uan lo admitió como acertado . a#iertamente de$oto de sus miradas . ya que. =. #% $o !erbales) utili&an otros códi'os. 5ir$e tanto para e$itar repeticiones innecesarias. ?elementos de cohesión@ "4artín Dorraquino%. as" que/pues. . d% :iponimia) estamos ante el caso contrario al anterior. por ejemplo. pero los tri#unales esta#lecieron su indi'nidad . 6o entiendo como pudo re'alarle esos cla$eles . etc.quel re'alo me parece caro y este #arato 0 “El alcalde defendía su honrade&.ntonimia) en este caso estamos ante dos pala#ras de si'nificados opuestos.B 8onsecuencia) pues.lcina y Blecua% o ?muletillas@ "8hristl%. ?conectores discursi$os@ "4ontolío%. H.B Enumeración y ordenación) primero segundo . etc. c% :iperonimia) aquí nos encontramos dos t*rminos. por supuesto. en “/as flores eran horri#les. . dónde de#í confesarlo . .dición e intensificación) y. el se'undo de los cuales posee un referente más amplio que incluye al primero. así como las llamadas pala#ras ?#a!l@ o ?comodín@ "del tipo ?hacer@.%. como. !arcadores del discurso) “ /os ?marcadores del discurso@ son unidades lin'(ísticas in$aria#les. rden de los constituyentes oracionales) ha#itualmente la información ya conocida aparece en primer lu'ar en el decurso "y se denomina tema% y a continuación se introduce la información nue$a "conocida como rema%. “examen . . .quí entrarían los usos anafóricos. $iendo. etc. en primer lugar en segundo lugar .

en ellos podremos encontrar elementos narrati$os. de#e ser o#jeti$o y tratar de ce-irse a la realidad. El texto. narrati$os o incluso dialo'ados. . descripti$os o dialo'ados. humanísticos. . ar'umentaciones y resumen de ideas. e% )ialogados. y periodísticos. El se'undo se entiende diri'ido a expertos en el tema y exi'irá al emisor ser minucioso en el uso de los t*rminos y el manejo de los datos expuestos. datos y otros elementos que puedan ser$ir a la ca#al comprensión de lo expuesto% y ?conclusión@ "se resuel$e. lo más ha#itual es que estos textos respondan a la conocida fórmula de ?introducción@ "se presenta el tema y se proponen aquellas informaciones pre$ias necesarias para entender el desarrollo de la exposición%. /os procedimientos más ha#ituales usados en este tipo de textos responden a fórmulas como ?pro#lema. pre$isi#lemente. etc. En la exposición inter$ienen di$ersos factores que hemos de tener en cuenta a la hora de ela#orar o de comentar un texto de estas características. #spectos estructurales . El emisor. a pesar de tratarse de textos periodísticos. como ya hemos escrito arri#a. Para ello es necesario un conocimiento suficiente de lo que se pretende transmitir y una estructuración adecuada de las ideas que se presentan al receptor.respuesta@. e% *extos publicitarios. a menudo y en 'eneral. De#emos entender como tales los artículos de opinión. y aun pu#licitarios y literarios. de forma 'eneral. +#$iamente esta concreción no nos de#e o#nu#ilar hasta el punto de i'norar la realidad de los textos que. ha de tender a la claridad. normas. descripciones t*cnicas. =% Seg"n el ámbito temático) a% *extos cient"fico+técnicos. de#ates. La exposición 5e entiende como expositi$o un texto en el que un emisor pretende dar a conocer una realidad y explicarla. d% *extos period"sticos. res!menes y explicaciones.solución@. explicati$os. nuestro inter*s se centrará en textos $er#ales. Entrarían en este 'rupo las exposiciones didácticas.efecto@. <% Seg"n la variedad del discurso) a% &xpositi!os. e$itará los tecnicismos innecesarios y a#undará en ejemplos.unque pueden or'ani&arse de di$ersas formas. jurídicos y administrati$os. definiciones. etc. partimos de lo particular para lle'ar a lo 'eneral. d% $arrati!os. el texto será ?di$ul'ati$o@ "será el que aquí nos interesa% o ?especiali&ado@. anuncios pu#licitarios. Desde informaciones di$ersas se concluye un principio 'eneral. en estos la función predominante es la apelati$a. por tanto. en un resumen que sinteti&a lo fundamental de lo expuesto%. 2am#i*n podemos referirnos a este modo como estructura sinteti&ante. En los textos en los que se aplica este tipo de ordenación se puede ha#lar de estructura anali&ante. 5e podría simplificar este m*todo diciendo que se parte de lo 'eneral para lle'ar a lo particular. #% (rgumentati!os. enumeración. etc. De acuerdo con las clasificaciones que aca#amos de proponer. Los textos periodísticos En este tipo de textos predominan la exposición y la ar'umentación. Del mismo modo. reportajes. manuales. en al'unos de ellos. c% )escripti!os. ?pre'unta. prescripti$os y hasta est*ticos. Pertenecerían a este 'rupo los textos que contienen instrucciones. c% *extos jur"dicos y administrati!os. ?causa. etc. ejemplificación y comparación. comparten características de distintos 'rupos.#% &xplicati!os) tam#i*n aquí es la función predominante la referencial. conferencias. de intención persuasi$a. predomine la exposición y la ar'umentación. leyes. para de este modo facilitarle su acceso al tema tratado y la comprensión del mismo. .unque. en el tipo de textos con los que $amos a tra#ajar aquí encontraremos elementos informati$os. asimismo. hallaremos. c% 'ersuasi!os) la función del len'uaje que predomina en estos textos es la apelati$a o conati$a. ?desarrollo@ "aquí se expondrían las ideas.unque. 9% %nducti!o) aquí nos encontramos con el caso in$erso. consecuencias. tam#i*n encontraremos elementos descripti$os. #spectos pragmáticos /a función del len'uaje que ha de predominar en este tipo de textos es la referencial o representati$a. /a ordenación ló'ica de un texto expositi$o puede responder a dos modos 'enerales) 7% )educti!o) de acuerdo con este m*todo partimos de una idea fundamental que iremos desarrollando a lo lar'o del texto a tra$*s de ejemplos. d% 'rescripti!os) al i'ual que en los anteriores. expositi$os o ar'umentati$os. f% *extos literarios. #% *extos human"sticos. e% &stéticos) la función fundamental será en este caso la po*tica y en este 'rupo se inte'rarían los textos literarios. El primero tratará temas de inter*s 'eneral y or'ani&ará el contenido de forma clara y articulada. el ri'or y la precisión. De acuerdo con el receptor al que se dirija. . elementos científicoB t*cnicos.sí.

En lo que se refiere al emisor. en 'eneral. siendo poco espera#le la aparición de epítetos. aunque es difícil e$itar una cierta su#jeti$idad) la propia selección de hechos. En el primer caso. . /a primera es la opinión defendida a propósito de un asunto. datos y opiniones la implica.sí. =% $i!el morfológico y fonético) los tiempos $er#ales más usados son el presente de indicati$o. /os $er#os que indican “estado o “proceso intelectual predominan so#re los de acción. #spectos pragmáticos Desde este punto de $ista hemos de tener en cuenta di$ersos elementos) la intención comunicati$a.% y el llamado ?plural asociati$o@ "“Estas cuestiones. en un resumen de las ideas defendidas. El cuerpo ar'umentati$o está constituido por todos aquellos elementos a los que el autor recurre para apoyar y defender su tesis. resultando de ello la $erdad de la tesis contraria. 7% $i!el léxico+semántico) el si'nificado usado es denotati$o. La argumentación En este tipo de textos el autor se propone defender una opinión aportando para ello datos. en estos predomina el uso de oraciones atri#uti$as o copulati$as. en definiti$a. 6ormalmente. podemos hallar textos en los que se propon'an tesis diferentes que se $an ar'umentando simultáneamente creando una estructura paralela. refutaciones de los ar'umentos contrarios y contraar'umentos que in$aliden las ideas de la tesis contraria que se hayan admitido pre$iamente. si'a con una exposición de hechos "datos. pueden identificarse aquí al menos tres funciones del len'uaje) la referencial o representati$a. puede utili&ar ar'umentos de apoyo a su opinión. no ha#rá lu'ar para la r*plica y de ahí que la construcción del texto haya de hacerse teniendo en cuenta las posi#les o#jecciones y re#ati*ndolas al tiempo que defendemos nuestra propia tesis.rente a otro tipo de textos. ra&ones. e$idencias. Lespecto a la primera. Es ha#itual la utili&ación de tecnicismos. el emisor. seleccionando aquellos que apoyen su propuesta% y de su análisis e interpretación concluye una tesis. la apariencia estructural de un texto ar'umentati$o puede ser #astante $ariada. ya que se pretende actuar so#re el receptor del mensaje al intentar que *ste acepte como propia la tesis planteada0 y la expresi$a o emoti$a.%. Esta puede explicitarse al inicio o al final del texto o #ien aparecer implícita. y el pret*rito imperfecto de indicati$o.%. nuestra interpretación. etc. <% $i!el de sintaxis oracional) el tipo de oración dominante en estos textos es la ?enunciati$a@ o ?ase$erati$a@. todos aquellos elementos que puedan persuadir o con$encer al lector de lo atinado o recto de la misma. de modo que unos deri$en de otros0 o en forma de adición. será siempre un lector de prensa al que se le quiere transmitir una determinada postura ante la realidad o una interpretación de esta. El receptor. nuestra conclusión. con$ierte en ar'umentos. en nuestro caso. de#ido a la implicación del emisor en el mensaje. el autor expone los hechos particulares "que.%. 9% $i!el de sintaxis del texto) es ha#itual el uso de marcadores del discurso ?estructuradores de la información@. /a tesis puede aparecer al inicio del texto y se'uirse de ella todo el aparato ar'umental. Ena propuesta interesante respecto a estos modelos estructurales la encontramos en al'unos discursos donde se propone una tesis que se reitera en el discurso y a la que se apoya con ar'umentos que nie'an su $alide&. opiniones contrastadas. un texto ar'umentati$o puede or'ani&arse de menera inducti$a o deducti$a. adelantar una tesis. menudo nos enfrentaremos a textos estructurados de un modo más o menos normali&ado. captar el inter*s del lector o su apro#ación%. puesto que se entiende que se proponen hechos o informaciones que se presuponen o#jeti$as0 la apelati$a o conati$a.. como sa#emos. concesiones o ideas de la tesis contraria que se admiten pro$isionalmente. el receptor y la situación. El asunto de un texto es aquello so#re lo que trata "el tema% y la tesis es la opinión del autor so#re dicho asunto. 5e tiende al uso de oraciones impersonales y de la llamada ?pasi$a refleja@0 tampoco es extra-o el recurso al llamado ?plural de modestia@ "“6osotros creemos. .. donde el autor comience por una introducción "en ella puede situar el estado de la cuestión. de modo y manera que sea el lector el que la identifique. En el procedimiento deducti$o. finalmente. con $alor intemporal. /a situación en la que aparecerá el texto ar'umentati$o que aquí nos interesa será la de un medio de comunicación escrito. el carácter del medio escrito en el que aparece el texto será el que determine el presumi#le lector y así no será lo mismo el artículo de opinión de un diario nacional que el de uno re'ional o local0 no será el mismo lector el de una re$ista de cora&ón que el de una de política o el de una diri'ida al p!#lico ju$enil..parecer al final del texto como conclusión. de modo que se presenta casi como al'o indu#ita#le. 2eniendo esto en cuenta. ?conectores@ y ?reformuladores@. 3. de forma necesaria. etc.#spectos ling$%sticos El uso de la len'ua en este tipo de textos hemos de considerarlo desde distintos ni$eles de análisis. repitiendo la tesis reiteradamente a lo lar'o del texto. 8omo en el caso del m*todo científico. . es decir. . . se parte de una idea 'eneral que se desarrolla hasta lle'ar a la tesis concreta que se defienda. Podemos tam#i*n encontrar textos de forma circular que comien&an y terminan con la tesis defendida. #spectos estructurales En todo texto ar'umentati$o aparecen dos elementos fundamentales) la tesis y el cuerpo ar'umentati$o.. a menudo. que de al'una manera puede ir repiti*ndola. de modo que apuntalen desde distintas posiciones la tesis% y finalice con una conclusión "que puede sustanciarse en la tesis. +tra manera posi#le es una $ariante del primer modelo. El adjeti$o suele aparecer en forma especificati$a. es decir. contin!e con una ar'umentación "donde procederá a ar'umentar su postura e in$alidar la contraria0 los ar'umentos pueden disponerse de forma ló'ica. creando al'o parecido a una anáfora semántica. este de#e intentar ser o#jeti$o y desde esta o#jeti$idad postular sus conclusiones como las más acertadas.

. precio. etc. estamos ante ar'umentos racionales. 2am#i*n puede ser analó'ica la ar'umentación.ristóteles%. B2ópico de la utilidad) lo !til y #eneficioso es preferi#le a lo in!til. es decir. el de la tradición.quí se recurre a la ayuda de la retórica y predomina el uso connotati$o de la len'ua. etc.. B2ópico de la moralidad) lo que se ajusta a lo moral $i'ente es preferi#le a lo que lo i'nora o es inmoral. lo $erdadero es preferi#le a lo falso. 5i nos fijamos en el ánimo del receptor.B 2ipos de ar'umentos se'!n su función) los ar'umentos pueden constituirse como ideas de apoyo a la tesis y tam#i*n como contraar'umentos que in$aliden las posi#les o#jeciones de la parte contraria "recordemos que estaremos ante un texto !nico. re#atirlo% y ad$ersación "se anula la concesión%. 5e podrían a-adir más tópicos como el de la #elle&a. B 2ópico de la cantidad) lo más es preferi#le a lo menos "sea tama-o. lo no perjudicial a lo perjudicial. 5ir$en para demostrar la tesis. concretoBa#stracto. la ar'umentación puede ser ló'ica "fundamentada en relaciones de causaBefecto. el del placer. =. la interro'ación retórica. /a forma #ásica del ar'umento ló'ico es el silo'ismo. el de la no$edad. <. utili&ando las fi'uras retóricas necesarias. la claridad y la influencia afecti$a. no ante un diálo'o%. /a primera exi'irá al autor una disposición adecuada de los ar'umentos de modo que no cai'a en contradicciones y refuercen la apariencia de $erdad de las ideas presentadas. etc. Pero tam#i*n de#emos contemplar en este apartado los ar'umentos que se apoyan en el ejemplo "un hecho sir$e para refrendar la tesis% o en un principio 'eneral. 9. condiciónBresultado. que de#en #asarse en hechos y en su análisis.. se esta#lece una asociación entre el hechop discutido y otro similar. 5e recurre aquí a la comparación. etc. &ipos de argumentos y formas de argumentación 7. Desde el punto de $ista estrictamente lin'(ístico es difícil esta#lecer características comunes a los textos de este tipo dada su 'ran $ariedad. 5e suele ha#lar aquí de concesión "se admite parcialmente un ar'umento contrario para. opinión. como apelaciones.B 2ipos de ar'umentos se'!n su finalidad) si nuestro ar'umento apunta a la ra&ón. es decir.% B 2ópico de la calidad) sería el contraar'umento del anterior. +tra forma de ar'umentación es la que se apoya en el llamado ar'umento de autoridad que ha re'resado con una intensidad casi delirante en el mundo acad*mico contemporáneo) lo que al'uien dice se relaciona con su posición "l*ase. Por otro lado se #uscará la complicidad del receptor a tra$*s de elementos emoti$os o afecti$os. de#en ser pertinentes "estar relacionados con la tesis%. . el del pro'reso. su #ene$olencia respecto a nuestros planteamientos. $álidos "estar #ien construidos y lle$ar a la conclusión deseada% y poseer fuer&a ar'umentati$a "lo que es lo mismo. En el caso de la ar'umentación afecti$a lo que #uscamos es la complicidad del receptor. En el primer caso.B 2ipos de ar'umentos se'!n su capacidad persuasi$a) los ar'umentos utili&ados han de ser adecuados.B 2ipos de ar'umentos se'!n su contenido) nos referimos aquí a una clasificación de los ar'umentos de acuerdo con los tópicos en los que se apoya. que pretenden conmo$er al receptor. no lo di'o yo. pero sí se puede anotar que suelen aparecer tecnicismos o que predomina el uso denotati$o de la len'ua. o . Para ello la distri#ución del texto en párrafos or'ani&ados e interrelacionados a tra$*s de los distintos mecanismos de cohesión "en especial los marcadores del discurso% permitirán una mayor efecti$idad del texto. lo dice el catedrático de. actoBfinalidad. la ima'en o la metáfora. ser difíciles de re#atir%. el famoso recurso de la falsa modestia "que tan #ien usase Con&alo de Berceo%. a continuación. estamos ante ar'umentos afecti$os.#spectos ling$%sticos 2res aspectos fundamentales han de considerarse aquí) la coherencia.%. indi$idualB'eneral. De este modo podemos referirnos a) B2ópico de la existencia) lo real y existente es preferi#le a lo no existente. Esta or'ani&ación coherente contri#uirá a la claridad de lo expuesto y facilitará la adhesión del lector.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful