Está en la página 1de 328
SSM TES TCH Co) 1920 - 2000 poh ie eee Noi es) Parte Dos Ns TARnss En PR ESap a \ ®t, i En un solo libro, ocho décadas del narcotrafico en México con declaraciones ministeriales y testimonios de algunos de sus protagonistas. Rigurosa recopilacién de las complicidades politicas, militares y policiacas con los fundadores de los crteles de Guadalajara, Sinaloa, Golfo, Juarez y Tijuana, cuna de los grupos que hoy operan en el pais Copyright © 2012 por José Luis Gareia Cabrera. 18 Edicién: junio de 2012 Registro Pablico del Derecho de Autor 03-2012-050412265500-01 Diseiio de Portada: Said A. Morales Maraiién ‘Namero de Control de la Biblioteca del Congreso de EE. UU.: 2012914726 ISBN. Tapa Dara 978-1-4633-3702-5 Tapa Blanda 978-1-4633-3701-8 Libro Eleetrénico 978-1-4633-3700-1 Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este libro puede ser reproducida o transmitida de cualquier forma o por cualquier medio, electrénico o mecénico, incluyendo fotocopia, grabacién, © por cualquier sistema de almacenamiento y recuperacién, sin permiso escrito del propietario del copyright. Las opiniones expresadas en este trabajo son exclusives del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de] editor. La editorial se exime de cualquier responsabilidad derivada de las mismas. Este libro fue impreso en los Estados Unidos de América. Para pedidos de copias adicionales de este libro, por favor contacte con: Palibrio 1663 Liberty Drive Suite 200 Bloomington, IN 47403 ‘Llamadas desde los EE.UU. 877.407.5847 Llamadas internacionales +1.812.671.9757 Fax: +1.812.355.1576 ventas@palibrio.com 1920-2000 jE1 Pastel! .- Erasmo Ibarra; Matamoros 1 sébado muy temprano, José Alonso se despidié carifiosa- mente de Susana, su amante, y se dirigié al aeropuerto. No tuvo problemas para encontrar plaza en un avin con desti- no a Orlando, Florida. El dia anterior habia sido una labor continua, pero se sentfa satisfecho. Apenas unas horas antes Juan le habia informado que en cuanto regresara pasaria a ser el hombre de confianza de Luis. José Alonso estaba seguro de que a lado de su amigo llegaria a ser un individuo muy rico y poderoso. Recostado en su asiento, mentalmente repas6 el dia que conoci6 a Erasmo; lo que juntos realizaron y lo bien que se habian levado durante todo el tiempo que tenfan de tratarse. Sin ugar a dudas, pen- saba, tenia en buena estima a Erasmo. Para ese entonces, 1988, Erasmo era el introductor mas impor- tante de cocaina del cértel del Golfo en Miami y tal vez de otras partes de la Unién Americana. Cada semana metia entre cinco y diez tone- ladas del alcaloide, de las que él obtenfa mil délares por cada kilogra- mo. Una fortuna: de cinco a diez millones de d6lares cada semana. Practicamente, era duefio del ejido Los Arados, una pequefia pobla- cién de Matamoros con no més de cincuenta familias, a las que genero- samente ayudaba en todo lo que éstas le solicitaran, de ahi que en dicho lugar era un paisano muy querido, respetado y hasta protegido. Dicha poblacion, en la que Erasmo vivié por muchos afios con su familia hasta que por cuestiones de seguridad decidié llevarsela a Brownsville, Texas, est asentada a unos cuantos minutos de distaneia de las oficinas de Juan, las de Sendero Nacional. Tras de trasladar a su familia a Ta ciudad texana, en Los Arados mandé construir una suntuosa y enorme palapa de tres pisos, a donde atendia debidamente a sus muchas amantes, y permitia a su nada pequefia banda pernoctar, embriagar o drogarse. Di- cho inmueble, asentado al centro de las seis hectdreas que conformaban la propiedad, estaba rodeado por una malla ciclonica que dia y noche era vigilada a través de un circuito cerrado de televisién, ademas de me- dia docena de hombres fuertemente armados que lo patrullaban, lo que hacia casi imposible que algiin indeseable se colara al lugar; también en la zona del ejido, Erasmo era propietario de un lote de autos, que usaba como pantalla para justificar parte de sus cuantiosos ingresos En los iiltimos meses, Erasmo habia ampliado su banda con unos cuarenta agentes de la Policia Judicial del estado y de la Preventiva 5