Está en la página 1de 21

TEMA 41

MÉTODO EN GENERAL

Antes de iniciar la exposición de la lógica aplicada o metodología y


los diversos sistemas usados por la ciencia, conviene aclarar lo que se
entiende por método en general.

1. Definición de método
1) Definición etimológica El vocablo método está compuesto de dos
palabras griegas: , meta: hacia; 'ó, odós: camino. Método:
camino a seguir.
2) Definición descriptiva El conjunto de procedimientos que debe
seguir la mente humana en la búsqueda y demostración de la verdad.

a) Estos procedimientos difieren entre sí según el objeto que se trata


de conocer, por consiguiente, cada ciencia tiene su propio método.
b) Sin embargo, como la ciencia cualquiera que sea su objeto,
persigue siempre y en todo lugar una misma finalidad, que es
explicar las cosas, dar cuenta de sus porqués y de sus cómos, se
puede distinguir, por encima de los métodos particulares y propios de
cada ciencia, un método general cuyos pasos son aplicables a toda
ciencia.

2. Reglas del método en general


Descartes en su Discurso del método (segunda parte) ha indicado
claramente las condiciones generales e indispensables a toda inves-
tigación científica, y las formuló en cuatro reglas:
1) La evidencia como criterio de verdad No aceptar ninguna cosa
como verdadera que no se conozca ser tal con evidencia. La evidencia
es el objetivo mismo de toda investigación científica y la causa de
toda certeza.
2) Regla del análisis Dividir cada uno de los problemas en tantas
partes como se pueda y sean necesarias, para resolverlos mejor.
3) Regla de la síntesis Conducir por orden los pensamientos, co-
menzando por los objetos más simples y más fáciles de conocer, para
avanzar poco a poco, por grados, hasta el conocimiento más
complejo.
4) Condición común y garantía del análisis y de la síntesis Hacer en
todas partes enumeraciones tan complejas y revisiones tan gene-
rales, que el investigador se asegure que no quede ningún elemento
desarticulado.
Esta regla no es tanto un procedimiento especial sino un medio
general de control.

3. Importancia del método


Seria a la vez desconocer el papel y exagerar la importancia del mé-
todo, si se pretendiera verlo como un medio para suplir el talento
natural: en realidad, ni el talento por más grande que sea, podría
prescindir de todo método, ni el método por perfecto que sea, podría
ocupar el lugar del talento.
1) El método es un medio indispensable a todos para llegar a la
verdad científica.

a) Un método, la palabra lo indica, es un camino ya trazado que


conduce a la meta de un modo seguro, rápido y fácil.
b) Aquellos que nos han precedido han proporcionado la información:

Han puesto señales a lo largo del camino.


Han señalado los obstáculos.
Han indicado las precauciones que deben tomarse.
Sería tonto el desdeñar una ayuda semejante para lanzarse a ciegas
en lo desconocido con riesgo de extraviarse, o por lo menos, de no
llegar al final sino después de rodeos, detenciones y titubeos infinitos.
c) Ars longa, vita brevis El arte es largo, la vida breve, decían los
antiguos; la vida es tan corta y hay tantas cosas que aprender.
Sepamos ahorrar esas pérdidas de fuerza y de tiempo, siguiendo un
buen método.
d) Sin duda que un talento afortunadamente bien dotado podrá
encontrar por instinto muchas reglas del método. Porque, ¿qué es el
talento, el genio mismo, sino una intuición rápida de reglas
superiores del arte y de la ciencia? Pero, sea que las aprenda con
esfuerzo o que las encuentre por sí mismo, es necesario sujetarse a
ellas.
e) El talento tiene más necesidad de método; porque entre más sea
despierto un espíritu, entre más viva sea una imaginación, sus
errores serán más grandes si se extravía del camino. Sucede lo
mismo que con los marinos: cuando el viento sopla con más fuerza es
necesario tener la vista sobre el mapa y es cuando debe manejarse el
timón con mayor fuerza.
f) Un espíritu aunque mediano, pero guiado por un buen método,
hará frecuentemente mayores progresos en las ciencias, que otro
más brillante que marcha a la ventura. Claudus in vía antecedit
cursorem extra viam: El cojo en el camino antecede a un corredor
fuera del camino (Bacon).
Descartes nos asegura que "los que no marchan sino muy
lentamente pueden avanzar mucho en adelante, si siguen siempre el
camino recto, lo que no hacen los que corren y se alejan". Discurso
del método. ¿Qué será si a las ventajas de un buen método, vienen a
agregarse los recursos del talento y del genio?
g) Es necesario por lo tanto concluir que:
El método es útil a todos.
El método es necesario en todo.
Ninguno tiene el derecho de aplicarse estas palabras de un poeta: "El
arte no está hecho para ti, tú no tienes necesidad de él."

h) De ahí el inmenso servicio rendido a la ciencia por el descubri-


miento de un nuevo método. Fontenelle (1657-1757) ha dicho con
razón que "el arte de descubrir la verdad es más precioso que la
mayor parte de las verdades que se descubren". De hecho, en lugar
de un fruto, es el árbol mismo que se nos presenta.

2) Debemos guardarnos de exaltar la eficacia del método hasta el


grado de pretender que suple al talento e incluso al genio y que los
espíritus no difieren entre ellos sino por el método que siguen.

a) Los dones naturales están repartidos de una manera bastante


desigual y las inteligencias difieren grandemente en capacidad,
penetración y sagacidad.
b) Según esto, la eficacia del método se medirá si nos enseña a sacar
de nuestras facultades la mejor parte posible; entonces el genio irá
siempre mucho más lejos que un espíritu mediocre.
c) El método:

— No enseña a encontrar las grandes hipótesis, las ¡deas nuevas y


fecundas.
— No tiene reglas para conducir a los grandes descubrimientos
científicos ni tampoco para engendrar las obras maestras del arte.
En este sentido se ha podido decir: el genio no tiene reglas. No se
entiende que le sea permitido traspasarlas o violarlas, sino en cuanto
el genio no se deja reducir a una fórmula y nunca llegarán a suplirlo
las reglas de un método.
d) Concluyamos con las palabras de Descartes: "No es suficiente
tener un buen ingenio, lo principal es aplicarlo bien".

En la ciencia como en todas las cosas, el éxito supone el concurso de


dos elementos: un cierto talento natural guiado por un buen método.
Nihil praecepta et artes, nisi adjuvante natura: De nada sirven los
preceptos y las artes, si no ayuda la naturaleza. Si fuera necesario
escoger, mejor sería un poco menos de talento con un poco más de
método.

4. Distinción del método de los procedimientos y de la técnica


1) Método y procedimiento La distinción entre método y procedi-
miento reside en que:

a) El método es un camino a seguir teórico: enuncia los principios


genéricos para la consecución de un fin.
b) El procedimiento, en cambio, es práctico: enuncia los principios
concretos para la realización del método.
2) Método y técnica La distinción entre método y técnica reside en
que:

a) El método es una teoría de la ejecución de una ciencia o de una


actividad, necesita ser implementado.
b) La técnica, en cambio, es el conjunto de procedimientos y recursos
de que se sirve una ciencia o un arte.
También se entiende por técnica la pericia o habilidad para usar de
esos procedimientos y recursos.

5. El método como factor fundamental del conocimiento


científico
El método no sólo es útil e incluso necesario a la ciencia, es factor
fundamental del conocimiento científico porque el método:

1) Interviene en todo conocimiento comenzando desde las tres


estructuras básicas: concepto, juicio y raciocinio. Cada una de estas
formas tiene su método de elaboración y expresión.
2) Existe un método de la ciencia en general que constituye la meto-
dología de la ciencia.
3) Existe un método de cada ciencia en particular que toma en cuenta
la metodología de la ciencia en general, como la metodología de ¡as
ciencias matemáticas, metodología de las ciencias naturales,
etcétera.

TEMA 46

LA CIENCIA

Siendo la metodología de la ciencia el objeto final de esta parte del


curso conviene hacer algunas consideraciones sobre la ciencia en
general.

1. Definición de la ciencia
1) Definición etimológica El término ciencia se deriva de la palabra
latina scientia: ciencia, de scire: saber. Etimológicamente ciencia es
sinónimo de conocimiento.
2) Definición real La ciencia es el conjunto de verdades ciertas y
generales, relacionadas entre sí por sus causas y sus principios.
Con el nombre de ciencia se designa, pues, el conocimiento por
medio de las causas, porque la ciencia es el conocimiento verdadero y
completo, Vere scire, per causas scire: conocer verdaderamente
consiste en conocer por medio de las causas, dice Bacon.
2. Naturaleza de la ciencia

a) Saber que un cuerpo abandonado a sí mismo cae y que el agua


asciende en un tubo en el cual se ha hecho el vacío, etcétera, no
constituyen conocimientos científicos; es necesario dar cuenta de por
qué suceden los hechos así, o sea, explicar estos fenómenos
relacionándolos con sus causas y con sus leyes.
b) "Saber de memoria —dice Montaigne— no es saber." De hecho, la
verdad pertenece, no a quien la encuentra, sino a quien la prueba. No
se posee verdaderamente la ciencia, no se llega verdaderamente a
aplicarla, sino en cuanto se sabe de dónde viene, a dónde va y de
cuál serie de razonamientos se deriva.
c) "Sabemos una cosa de una manera absoluta —dice Aristóteles—,
cuando sabemos cuál es la causa que la produce, y por qué esta cosa
no podría ser de otra manera; es conocerla por demostración; por
eso la ciencia se reduce a la demostración."
La ciencia es, por lo tanto, esencialmente un conocimiento por las
causas; de ahí se derivan sus características y su importancia.

3. Características de la ciencia
El conocimiento científico tiene tres características esenciales: cer-
teza, generalidad y método.
1) Certeza La ciencia es cierta y el conocimiento científico es ver-
dadero.
a) El conocimiento vulgar puede ser cierto, pero se deriva de
una certeza como instintiva, de la cual no se puede dar
razones, ni explicar mucho menos sus causas y sus principios.
b) La ciencia por el contrario, por lo mismo que conoce las
causas y los principios, es capaz de explicar los motivos de su
certeza, darla a conocer y defenderla contra la duda y la obje-
ción.
2) Generalidad La ciencia en sí es general.

a) El conocimiento de las causas le da a la ciencia su carácter


de generalidad ya que la causa o el principio, expresando lo que
tiene de constante y de común en los hechos y en las verdades
de la misma especie permite comprenderlos, explicarlos por
una misma razón, abarcarlos todos en una misma fórmula.
b) Tal es precisamente la finalidad de la ciencia. Non datur
scientia de individuo: no se da ciencia de lo individual; nulla
fluxorum scientia: no se da ciencia de lo que fluye, decían los
escolásticos.

3) Método La ciencia procede esencialmente por un método.

a) En el conocimiento vulgar las verdades están aisladas y


faltas de relación: es imposible pasar de unas a otras porque no
se capta la relación que las une.
b) La ciencia llega a entender que los seres y los hechos no es-
tán simplemente yuxtapuestos sino unidos por ciertas rela-
ciones. La ciencia tiende a descubrir este encadenamiento.
c) La ciencia llega a ser verdaderamente ciencia por el conoci-
miento de las causas y de los principios; ya que:

— La causa es la que reduce a la unidad la multiplicidad de los


hechos.
— El principio es la fuente donde se originan todas las conse-
cuencias y donde vuelven a encontrarse.

Esa es la razón por la cual toda ciencia constituye esencial-


mente un sistema, es decir, un conjunto de verdades metódi-
camente relacionadas.
4) El proceder científico empleado en diferentes ramas de la
investigación
El proceder científico que se emplea en la investigación varía de
acuerdo a las ciencias:

1) Las ciencias experimentales (ciencias naturales, ciencias


fisicoquímicas) emplean como proceder científico:

a) La inducción como método de razonamiento.


b) El análisis y la síntesis experimentales.
c) El método experimental como medio de descubrimiento y
comprobación.

2) Las ciencias humanas (ciencias sociales) emplean como


proceder científico:

a) La deducción como método de razonamiento.


b) El análisis y la síntesis racionales.
c) El método de investigación documental como medio de des-
cubrimiento y comprobación.

3) Las ciencias exactas (matemáticas, álgebra, geometría)


emplean como proceder científico:

a) La deducción como método de razonamiento.


b) El análisis y la síntesis matemáticos.

5) Importancia de la ciencia
1) La ciencia tiene valor en sí misma La ciencia tiene por sí
misma su valor propio independientemente de la utilidad que
pueda derivarse de ella. Se trata de saber por saber, como
lo dice Bacon.

2) La ciencia se aplica a la práctica Aparte de este noble valor,


la ciencia proporciona también ventajas prácticas
considerables: nos convierte, hasta cierto punto, en dueños
y señores de la naturaleza al permitirnos modificar a nuestra
conveniencia y utilidad las cosas que dependen de nosotros
a fin de transformarlas.

3) La ciencia prevé hechos futuros En cuanto a los hechos que


escapan a nuestra capacidad, la ciencia nos hace más o
menos independientes, enseñándonos a preverlos y a
regular nuestra vida de acuerdo a ellos.

a) Este conocimiento nos permite prever los fenómenos que se


van a volver a repetir; ya que si la causa es necesariamente se-
guida de su efecto, al conocer la causa se sigue la previsión
cierta del efecto. Todo se convierte en signo pa-a el que conoce
las causas: la causa presente es signo del afecto futuro, como
el efecto aparente es signo de la causa escondida.
b) Entre una ciencia es más simple, la previsión es i las segura
y extensa; entre más sea una ciencia complicada, la previsión
será más restringida y dudosa. Por ello las predicciones de la
astronomía son tan infalibles como son inciertas las predic-
ciones de la política.

4) La ciencia da capacidad o poder de crear, destruir y


transformar las cosas
a) Conocer las causas de un fenómeno es conocer el medio de
producirlo, de impedirlo o de modificarlo.
b) Inversamente, ignorar la causa, es encontrarse impotente
para actuar sobre el efecto. Ignoratio causae destituit effectus,
dice también Bacon, la ignorancia de la causa destituye el
efecto.
c) No se triunfa de la naturaleza sino obedeciéndola, pero para
obedecer sus leyes, la primera condición es conocerlas.
Ejemplos:
— Saber cómo un lazo está atado es saber cómo se puede
desatar.
— Conocer la fuerza de expansión del vapor es poder inventar
la locomotora, etcétera.

d) Bacon exagera cuando afirma absolutamente que saber es


poder: Scientia et potentia in unum coincident, la ciencia y la
potencia coinciden en uno. Ejemplos:

— Para curar un mal no es suficiente conocer la causa, es nece-


sario también tener esta causa bajo nuestro control.
— Las ciencias que se niegan a la experimentación, como la as-
tronomía y la meteorología, son también aquellas que no po-
demos dominar.

e) El principio y la medida de nuestro poder sobre la naturaleza


es el conocimiento que tenemos de sus leyes. De ahí se sigue
que el placer de aprender encierra algo del placer de la victoria,
representa una conquista no sólo sobre la ignorancia sino
también sobre la impotencia.

6. Objetividad de la ciencia y rigor científico


Una de las características esenciales no meramente
accidentales de la ciencia es la objetividad, que es la cualidad
por la cual el razonamiento científico, para conformarse
perfectamente a la realidad, debe prescindir de los puntos de
vista subjetivos e individuales y de los intereses particulares.
De la objetividad se desprende el rigor científico que consiste
en la certeza y exactitud que se exige de cada ciencia de
acuerdo a su naturaleza y que se manifiesta por la
demostración.

7. Método científico
Por método científico se entienden principalmente dos cosas:
1) El conjunto de procedimientos generales a todas las ciencias
particulares de los cuales hacen uso en mayor o menor
proporción de acuerdo a su naturaleza y que se reducen
principalmente a: principios, axiomas, postulados, problemas,
aporías; observación, hipótesis, experimentación,
demostración, leyes, teorías y sistemas.
2) Los métodos particulares de distintas categorías de ciencias
que se reducen principalmente al:

a) Método experimental propio de las ciencias naturales y


fisicoquímicas.
b) Método matemático propio de las ciencias exactas.
c) Método documental propio de las ciencias humanas o so-
ciales.
d) Método filosófico Consiste en la reflexión y especulación de
los aspectos generales de las demás ciencias.

TEMA 47

CLASIFICACIÓN DE LAS CIENCIAS


Después de estudiar la ciencia en general se exponen las
clasificaciones de las ciencias según diversos filósofos.

1. Principios de la clasificación de las ciencias


1) En si misma, la ciencia es una e infinita como la verdad, a tal gra-
do que ninguna inteligencia humana podría abarcarla en su conjunto.
De ahí la necesidad de dividir el inmenso dominio del saber en un
cierto número de ciencias particulares, correspondientes a las
diversas partes de la realidad, a fin de permitir al profesional
especializarse y cultivar con cierta profundidad la ciencia para la cual
tenga aptitudes: Restringirse a fin de abarcar mejor, tal es la ley.
Una ciencia particular es por lo tanto: un conjunto de conoci-
mientos ciertos, generales y metódicos que se refieren a un mismo
objeto.

2) El universo no es un montón de seres y de hechos simplemente


yuxtapuestos; el universo es un sistema armonioso (, cosmos:
orden), en el cual las diversas partes están ordenadas en relación al
todo. Las causas son múltiples, están subordinadas entre ellas y
tienen una jerarquía, por tanto se debe tener también una jerarquía
de las diversas ciencias que las estudian.

3) No es suficiente dividir arbitrariamente el campo de la verdad, es


necesario al distinguir las ciencias particulares, respetar el vínculo
que las une, indicar sus relaciones de subordinación. En una palabra,
es necesario clasificar las ciencias. El problema de la división de las
ciencias es inseparable del problema de su clasificación.

4) ¿Cuál será la base de la clasificación de las ciencias? ¿Bajo qué


punto de vista colocarse, para trazar de una manera lógica el ma-
pamundi del universo científico, como lo llama d'Alembert; descriptio
globi intellectualis: descripción del globo intelectual como decía
Bacon?

2. Clasificaciones de las ciencias


Se han propuesto diversas clasificaciones de las ciencias. Expone-
mos las más importantes:

1) Clasificación de Aristóteles
a) Aristóteles (384-322 a.C) fue el primer filósofo que trató de cla-
sificar a las ciencias.

Toma como base la finalidad que se proponen las ciencias y las


distingue en teóricas, prácticas y poéticas, de acuerdo a nuestras tres
operaciones fundamentales que son: pensar (, theorein),
hacer (, prattein) y producir (, poiein).

Teóricas Se limitan a contemplar la Matemáticas.


verdad, sin preocuparse de las Física.
C aplicaciones que se pueden hacer de Filosofía primera
i ellas. (Metafísica).
e
n Prácticas Determinan las reglas que Etica (Moral).
c deben dirigir nuestros actos. Economía. Política.
i Lógica.
a
s Poéticas Indican los medios de que Poética.
debemos servirnos para la pro- Retórica.
ducción de obras exteriores. Dialéctica.

b) Crítica de la clasificación Esta clasificación no carece de pro-


fundidad, sin embargo:

— Comete el error de colocar en el mismo cuadro a las ciencias y las


artes que es necesario mantener separadas.
— Elabora una clasificación demasiado restringida de las ciencias
especulativas y omite absolutamente la historia.
— Finalmente y sobre todo, esta clasificación no está suficientemente
delimitada porque las tres operaciones pensar, hacer y producir se
compenetran demasiado íntimamente para poder servir de base a
una clasificación. Toda ciencia teórica conduce más o menos
inmediatamentea alguna aplicación práctica, como toda ciencia
práctica supone una parte teórica que le sirve de punto de partida.

2) Clasificación de Bacon

a) Bacon (1561-1626) en su obra De dignitate et augmentis scien-


tiarum, se coloca desde un punto de vista subjetivo y clasifica las
ciencias de acuerdo a las diversas facultades que intervienen más
especialmente en su estudio.
Según Bacon, todo trabajo científico al reducirse a conservar, a
reproducir o a combinar los conocimientos adquiridos, supone por lo
mismo el empleo de la memoria, de la imaginación, o de la razón. De
ahí la clasificación de las ciencias en tres clases:
Historia natural
c Ciencias de la memoria Historia civil
i
e Poesía épica Poesía
n Ciencias de la imaginación dramática Poesía
c alegórica
i
a Ciencias de la razón Filosofía con Dios
s su triple objeto: El hombre La
naturaleza.

b) Crítica de la clasificación de Bacon Los puntos criticables de esta


clasificación son:

— No distinguir suficientemente entre sí las artes de las ciencias.


— Clasificar juntamente la historia civil y la historia natural, con la
cual no tiene ninguna analogía o semejanza.
— Finalmente partir de un falso supuesto, porque en realidad toda
ciencia reclama más o menos el empleo de todas nuestras facultades,
en particular de la razón.

3) Clasificación de Ampére

a) Ampére (1800-1864) sustituye el principio subjetivo de Bacon por


un principio objetivo; de esta manera la clasificación que propone
tiene un carácter verdaderamente científico.
Ampére constata que los dos grandes objetos de nuestro estudio
son por una parte, la materia con sus propiedades y sus leyes y por
otra parte, el espíritu con sus fenómenos irreductibles al movimiento.
Según ello Ampére divide desde el principio todas las ciencias en dos
grandes reinos:
Ciencias Abstractas como
cosmológicas las matemáticas.
Ciencias cosmológicas propiamente dichas
c (ciencias del mundo (las ciencias de la Concretas, como la
material y sensible materia inorgánica) física
i
: cosmos)
e Ciencias
fisiológicas (las Ciencias naturales
n
ciencias de la Ciencias médicas
c materia orgánica).
i
Ciencias Ciencias filosóficas.
a noológicas Ciencias dialegmá-
Ciencias noológicas propiamente ticas (o ciencias de
s
(ciencias del mundo dichas. los signos: lengua-
espiritual . nus: je).
mente)
Ciencias sociales Ciencias etnológi-
cas.
Ciencias políticas.
A su vez, cada una de estas ciencias se subdivide en órdenes y
subórdenes. Ampére llega en esta forma, de grado en grado, a
enumerar 128 ciencias especiales de tercer orden de las cuales,
según él, agotan toda la materia conocible.

b) Crítica de la clasificación de Ampére Esta clasificación es se-


guramente sólida en su base y en sus grandes líneas; pero se le
reprocha:

— Llevar al extremo las subdivisiones.


— Ser muchas veces arbitrario en los detalles y extravagante en la
terminología.
— Finalmente, dividir más que clasificar; es decir, no hacer ver lo
bastante el encadenamiento de las diversas ciencias.

4) Clasificación de Augusto Comte

a) Augusto Comte (1798-1857) Comienza por hacer notar tres co-


sas:

1. En la naturaleza los hechos más simples son también los más


generales.
2. Todo orden de existencia superior supone como condición los
órdenes de existencia más simples y más generales.
3. La dificultad de conocer crece a medida que aumenta la
complejidad de los objetos. Así, por ejemplo, los hechos o fenómenos
físicos y químicos son más generales y más simples que los hechos o
fenómenos fisiológicos y son la condición necesaria al mismo tiempo
que son de un estudio más fácil.

Comte concluye que todas las ciencias pueden ser enumeradas en


una sola serie donde la complejidad crece en razón inversa de la
generalidad, donde cada ciencia supone las ciencias más elementales
y más generales. De esta manera distingue seis ciencias
fundamentales que son: las matemáticas, la astronomía, la física, la
química, la biología y la sociología.

b) Crítica de la clasificación de Augusto Comte Esta clasificación


tiene la ventaja de plantearse desde un punto de vista
rigurosamente objetivo y de hacer resaltar la relación y la je-
rarquía de las ciencias; pero se pueden notar los siguientes
puntos criticables:

— Ser radicalmente incompleta, borrando de la lista de las ciencias


todas aquellas que tienen por objeto el mundo del espíritu; reduce la
psicología a un mero capítulo de la biología del sistema nervioso, y a
la misma filosofía a una simple sistematización de las ciencias.
— Comete el error de suponer que las diversas ciencias no se
distinguen sino por el grado de complejidad del mismo objeto de
estudio. Las ciencias superiores no ofrecen al estudio ningún
elemento que no se encuentre en las más simples. La sociología se
explica por la biología, la biología por la química, la química por la
física y la física por las matemáticas, de tal manera que todo lo
anterior es reducible en último análisis al número, a la extensión, a la
figura y al movimiento. Las matemáticas son en realidad la verdadera
y la única metafísica que aporta la última explicación de las cosas.
— Como se ve, es explicar lo superior por lo inferior, lo más por lo
menos; es olvidar que lo inferior puede ser para lo superior una
condición de existencia sin constituir por sí mismo toda su esencia, y
particularmente, que la vida psicológica es una actividad diferente a
una fisiología compleja.
— Es justo recordar, sin embargo, que sobre este punto Augusto
Comte reconoció su error y que renunció a esa concepción de la
identidad radical del objeto de toda ciencia. El mismo declaró en sus
enseñanza ulterior que de un orden de leyes a otro, existe un
inmenso acrecentamiento.

5) Clasificación de Herbert Spencer

a) H. Spencer, adoptando completamente la misma base que


Augusto Comte, reduce las ciencias a tres grupos:

) Las ciencias abstractas, o ciencias de relaciones puras, como las


matemáticas.
) Las ciencias abstractas-concretas, ciencias de hechos y de sus
leyes; llamadas así porque son menos abstractas que las precedentes
y más que las subsecuentes. Estas son la astronomía, la química, la
física y la mecánica.
) Las ciencias concretas o ciencias de seres, tales como las ciencias
biológicas y sociológicas.

b) Crítica de la clasificación de Herbert Spencer.


— Esta clasificación no está suficientemente delimitada, al menos en
sus dos últimos grupos, los términos de abstracto y de concreto son
susceptibles de una infinidad de grados.
— Son propiamente concretas las ciencias que describen y clasifican
los seres considerados en la complejidad de sus caracteres. Varias de
las ciencias que H. Spencer coloca en esta categoría, tales como la
fisiología y la sociología, pertenecen más bien al grupo de ciencias
abstractas-concretas, ya que estudian los fenómenos y las leyes de la
vida vegetal, animal o social.

3. Clasificación generalmente admitida


En la actualidad existen muchas clasificaciones de las ciencias. Cada
autor en filosofía clasifica las ciencias según su teoría y así resultan
infinidad de clasificaciones que no sería posible enumerar.
A continuación se expone una clasificación que nos servirá de base
para la metodología de las ciencias en particular. En esta clasificación
catalogamos las ciencias de acuerdo a su objeto y por orden de
complejidad creciente en cuatro grandes clases:

A. Las ciencias matemáticas o ciencias de las magnitudes y de las


cantidades, que son las más abstractas, simples y fáciles de
todas. Estas ciencias comprenden:

a) Las matemáticas puras:

La aritmética, ciencia de los números.


La geometría, ciencia de la extensión.
El álgebra ciencia de las magnitudes en general.
El cálculo infinitesimal.
b) Las matemáticas aplicadas

La mecánica ciencia de los movimientos y de las fuerzas. La


La astronomía ciencia de los astros y de sus revoluciones.

B. Las ciencias físicas o ciencias de la materia inorgánica, de sus


leyes y de sus propiedades, son:

a) Física propiamente dicha, ciencia de las propiedades más


generales de la materia y comunes a todos los cuerpos, por
ejemplo, peso, calor, etcétera.
b) La química, ciencia de las propiedades especiales de cada
especie de materia. Comprende la química inorgánica y la
química orgánica.
A las ciencias físicas se reducen: la mineralogía y la geología.
C. Las ciencias naturales o biológicas Son las ciencias de la vida,
de sus leyes y de las diversas formas que afectan los seres
vivientes. Estas ciencias comprenden:

a) La botánica, ciencia de la vida vegetal.


b) La zoología, ciencia de la vida animal.
Cada una de estas dos ciencias comprende tres partes:
— La anatomía (vegetal o animal) que describe la forma y la
estructura de los órganos.
— La fisiología (vegetal o animal) que estudia las funciones de
los órganos.
— La botánica y la zoología sistemáticas que describen y clasifi-
can las especies vegetales y animales.

D. Las ciencias humanas Estudian al hombre en cuanto ser inteligente


y libre, no solamente en sí mismo, sino en sus actos y en sus
manifestaciones exteriores.
A esta clase pertenecen las ciencias filosóficas, históricas, jurídicas,
económicas, etcétera.