Está en la página 1de 101
JAIME REST El laberinto del universo Borges y el pensamiento nominalista EDICIONES LIBRER{AS FAUSTO TEXTOS DE APOYO = ¢ a Disefio de la tapa: Oscar Diaz 1 edicion: noviembre de 1976 Queda hecho el depésito que dispone la ley 11723 ‘© EDICIONES LIBRERIAS FAUSTO Buenos Aires, 1976 | TImpreso en ta Argentina - Printed in Argentina Como siempre, en el principio inscribo el nombre de Virginia, en testimonio de la contigitidad ‘con que compartimos el instante peregrine. They who one another keepe ‘live, ne'r parted bee. Arribo, ahora, al inefable centro de mi relato; empieza, aqui, mi desesperacion de escritor do lenguaje es un alfabeto de simbolos cuyo cielo. presupol ado_yueIns~inter SCOMpArEN; {como tansmitir a Tos otrosel infinito Aleph, que mi temerosa me moria apenas abarca? ‘Los misticos, en anilo: g0 trance, prodigan los emblemas: para signi | ficar la divinidad, un persa habla de un pajaro que de algin modo es todos los pajaros; Ala. nus de Insulis, de una esfera cuyo centro est en todas partes y la cireunferencia en ningu- na; Ezequiel, de un angel de cuatro caras que un tiempo se dirige af Oriente y al Occidente, al Norte y al Sur. EL Auge Las palabras son simbolos que postulan una ~ memoria compartida, La que ahora quiero his- toriar es mfa solamente; quienes 1a compar tieron han muerto, Los misticos invocan una rosa, un beso, un pdjaro que es todos los pi jaros, un sol que es todas las estrellas y el sol, un céntaro de vino, un jardin o el act sexu: De esas metaforas ‘ninguna me sirve para larga noche de jubilo, que nos dejé, cansados y felices, en los lindetos de la aurora EL. Concreso