Está en la página 1de 3

PRESIDENTE EVO MORALES

20 DE DICIEMBRE DE 2013

EN EL CENTRO DE MANDO DE XICHIANG PARA RECIBIR EL INFORME OFICIAL DEL LANZAMIENTO DEL SATÉLITE “TÚPAC KATARI”

“UNA ESTRELLA PARA ILUMINAR LA LIBERACIÓN DE BOLIVIA”

Un saludo especial a todo el equipo de trabajo, un trabajo científico y tecnológico para el bien de todo el pueblo boliviano. Muchas gracias a todos ustedes. También un saludo especial al equipo boliviano, a la cancillería, al ministro, a la ministra, y a todos los amigos de la prensa que nos acompañan.

Desde este centro de control un saludo especial a todos los hermanos y hermanas del pueblo de Bolivia. Y al equipo científico presente acá, muchas gracias, un aplauso para todos ellos hermanas y hermanos.

Estoy muy contento, satisfecho y emocionado por este primer satélite de comunicación, “Túpac Katari”. Hace 232 años, Julián Apaza, llamado Túpac Katari, antes de su descuartizamiento por el imperio español, dijo: “yo muero, pero volveré y seré millones”. Nuestro abuelo Túpac Katari enfrentó al colonialismo, a la invasión europea, por lo cual fue descuartizado por cuatro caballos un primero de noviembre de 1781. La profecía, su mensaje, se cumple cuando dijo: “yo volveré y seré millones”. Túpac Katari, ahora convertido en satélite de comunicación, desde el espacio es una la luz, una estrella para iluminar la liberación de nuestro pueblo en Bolivia.

Túpac Katari, convertido en un satélite de comunicación, como un instrumento de liberación, pero sobre todo para difundir, mediante este sistema de comunicación, la rebelión de aquellos tiempos, la revolución de hoy para la descolonización.

Túpac Katari, convertido en satélite de comunicación, ahora somos y seremos millones pues. Un satélite de comunicación que estará comunicando a millones y conectando a millones, librando a millones. Este sistema de comunicación permitirá a los hermanos y hermanas bolivianas nunca más estar en la oscuridad. Recordar brevemente al pueblo boliviano: hace unos 25 años nos decían: “Bolivia se nos muere”. Eso decían los políticos que estaban al servicio del imperio norteamericano: que Bolivia no tiene viabilidad; nos decían que Bolivia no tenía capacidad de endeudamiento.

Algunos expertos de países vecinos, militares en especial, decían que a Bolivia había que descuartizarla, había que hacerla desaparecer porque no era viable. Recordar al pueblo boliviano que en corto tiempo, en menos de ocho años, hemos demostrado que Bolivia no solamente tiene esperanza para los bolivianos, sino da esperanza a la región y al pueblo latinoamericano.

Este primer satélite de comunicación es resultado de ese profundo sentimiento del pueblo boliviano, de su esfuerzo, de su lucha y conciencia. Quiero decir al pueblo boliviano: estoy convencido de que los pueblos organizados en movimientos sociales, en los distintos sectores del movimiento popular, trabajan y luchan cuando un grupo de bolivianos, sometidos al imperio norteamericano, no teníamos ninguna esperanza de desarrollarnos ni mejorar la situación social y económica de nuestro país.

Estos resultados nos comprometen mucho más a redoblar esfuerzos para el bien de las futuras generaciones. Quiero nuevamente aprovechar esta oportunidad para expresar mi profundo respeto y admiración al Presidente de China, a su gobierno, y al pueblo de esta nación. También quiero expresar, de manera pública, que por primera vez un presidente -que no es de América latina ni del Caribe- el Presidente de China, nos permitió conversar más de tres horas, como hermanos, como compañeros de mucha confianza, pensando en la humanidad.

Retorno a Bolivia con dos recuerdos grandes: la sinceridad con la que hemos conversado con el Presidente Xi Jinping; la sinceridad trae confianza. Hemos repasado nuestras historias, tenemos la misma historia, en algún tiempo fuimos sometidos, invadidos, ahora juntos apostando por un proceso de liberación. Por supuesto nuestra enorme admiración, reconocemos el liderazgo mundial de China.

Y segundo, el recuerdo de este lanzamiento exitoso del primer satélite de comunicación boliviano “Túpac Katari”. Un salto tecnológico para tener un espacio; después de 189 años de la fundición de la república, podemos tener un espacio para una comunicación que beneficiará a todo el pueblo boliviano.

Al margen de los temas de teleeducación, telemedicina, lo más importante para la liberación de nuestros pueblos son el tema de la comunicación y la información, que son sinónimo de educación, y educación es

conocimiento; conocimiento para que nunca más mi pueblo, el pueblo boliviano, esté sometido al saqueo, a la discriminación, a la humillación, como nos han tenido tantos años.

Para terminar, agradecer, especialmente a los movimientos sociales de Bolivia, al movimiento campesino originario indígena, a los obreros, transportistas, mineros, profesionales, intelectuales, todos convencidos por su patria, como los militares y policías. A todas y a todos, este resultado no es regalo de Evo Morales, es la lucha y la conciencia del pueblo boliviano.

Decirles desde acá, hermanos, nunca olvidaremos este día histórico: un día para recordar en toda nuestra vida, pero también agradecer al pueblo de China por su cooperación y por su participación en la liberación del pueblo boliviano.

Muchas gracias.