LA PURIFICACIÓN DEL TEMPLO (Lc 19, 4548

)
somos Templos vivos de Dios Por: Iván
Muvdi.

Quiero que juntos reflexionemos sobre la
belleza que implica la pureza del Templo.
En principio es importante recordar que en
la antigüedad era una necesidad hacer
representaciones de las deidades y que en
la experiencia incipiente se creía que podía
reducirse la presencia de la divinidad a un
sitio específico. En primer lugar cuando
Israel vive fuertemente la experiencia de
Dios
el
interlocutor
es
Moisés;

habitaba físicamente en él. el Templo. el rostro resplandeciente. que significa un lugar descubierto que permite una visión de la región circundante. pasó a ser el centro más importante a nivel social. Todos creían que Dios. En un sentido más estricto significa un lugar sagrado para la Divinidad. un santuario. además de lo que representaba a nivel religioso. La palabra “templo” deriva del latín templum. “la Ciudad de Dios”. signo de su presencia en medio de su pueblo. etc. “Yahwéh”. Dios permitió que el Rey Salomón le edificara un templo en Jerusalén. Más tarde. político y económico lo que quizás le empezó a restar sacralidad.prácticamente Israel se limitaba a escuchar lo que Moisés les indicaba en nombre de Dios aunque no podemos olvidar que sus palabras eran confirmadas con los signos y fenómenos como el fuego. cuando ya el pueblo de Israel estaba en posesión de la tierra prometida a Abraham y sus descendientes. la nube luminosa. En tiempos de Jesús. En sus atrios se concentraba gran parte del comercio y ello se prestó para convertir negocios .

incluso. Cuando hablamos de la purificación del templo. (Con esto evidenciaba su próxima pascua). Él haciendo referencia a sí mismo dirá: “derriben este templo y en tres días lo reconstruiré”. desfigurado por el oportunismo comercial y otros factores. cuando le piden una señal sobre su autoridad. El ruido propio de las relaciones comerciales quizás.• • • • • legítimos en fuente de fraudes y abusos y todo esto se presentaba en el contexto del templo. la morada entre Dios y los hombres. nos referimos a la intención de Jesús de devolverle su verdadero rostro. se convierte en Templo Vivo de Dios porque Dios habita en él. Jesús presenta al Templo como el lugar privilegiado para el encuentro con Dios. perturbaba a quienes realmente iban al templo a vivir una experiencia de encuentro íntimo y cercano con Dios. Por esto. Es la casa de su Padre. Es casa de oración. Jesús se presenta como el nuevo y definitivo Templo. . Quien está unido a Cristo.

“Os recogeré de entre las naciones. y os daré un corazón nuevo. (Ez36. y os infundiré un espíritu nuevo. y haré que caminéis según mis preceptos. Vosotros seréis mi pueblo y yo seré vuestro Dios”. Os infundiré mi espíritu. arrancaré de vuestra carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne. Derramaré sobre vosotros un agua pura que os purificará: de todas vuestras inmundicias e idolatrías os he de purificar. 24-28). os reuniré de todos los países y os llevaré a vuestra tierra. y que guardéis y cumpláis mis mandatos. habitaréis en la tierra que di a vuestros padres. Y .

o peor aún. en gracia de Dios. permitimos muchas veces que en los atrios de nuestra cotidianidad se profane el templo de Dios con la mentira. Con dolor tenemos que constatar que también nosotros hoy. esta reflexión se renueva en nosotros cada Domingo de Ramos. las ofensas al otro. la vulgaridad. se nos invita abrir nuestro corazón para que Él sea entronizado en nuestra vida y sea verdaderamente nuestro Rey y Señor. mediante el esfuerzo y la asistencia sacramental. la injusticia. día en que la liturgia actualiza la entrada mesiánica de Jesús a Jerusalén. nuestro asentimiento a conductas y costumbres sociales que sabemos contrarias a la Ley de Dios y que hemos aceptado por la permisividad social. nosotros hemos sido convertidos en templos vivos y como tales debemos guardar fielmente su presencia manteniéndonos.Precisamente. pero de manera especial. como templos. pero también en Él. porque dichas costumbres lesivas al bien moral se presentan como buenas al ser calificadas como “legales” llegando las personas a interpretar que . Él es el nuevo templo. la falta de tolerancia.

ni de justicia. etc. Sin embargo. hedonista. especialmente en el que sufre. es que Dios en su infinito amor. que no sabe ni de amor. nos sea cada vez más difícil vivir en fidelidad a Dios y a nuestro compromiso como cristianos. un mundo cada vez más erotizado. más allá de nuestras caídas.todo lo que es legal. Cuántas veces hemos imitado en su actitud al fariseo que mientras ora desprecia al publicano que ora junto a él. más desconfiado del otro. nos da la oportunidad de empezar de nuevo. Quizás en un mundo cada vez más materialista. cuántas críticas… Es hora de permitir que sea realmente el Señor quien habite y se manifieste en nosotros y no el hombre viejo. que sólo piensa en sí y nunca en el otro. ni de tolerancia. es moral. más impersonal incluso en la forma de relacionarnos con los demás. Nunca olvidemos el pensar de los santos: “Al atardecer de tu vida te juzgarán sobre el amor” y por eso dirá San Agustín: “Ama y haz lo que quieras”. . ni de perdón. Lo importante. con cada día que nos regala. corrompido.

. trayendo ofrendas en sus manos. para que alegre en ti a los cautivos y muestre en ti su amor hacia los desdichados. Bendice. (Tb 13. rey grande. ofrendas para el rey del cielo. alma mía. por todas las generaciones y generaciones. nuestro Dios. Quiero que analicemos esto y pensemos si aún. en Dios. Pueblos numerosos vendrán de lejos al nombre del Señor. para que de nuevo sea en ti edificado su tabernáculo con alegría. tenemos esperanza: Confiesa dignamente al Señor y bendice al Rey de los siglos. 10-19). con piedras preciosas sus muros y con oro puro sus torres y sus almenas. porque Jerusalén con zafiros y esmeraldas será reedificada.todo esto en vez de desmotivarnos debe impulsarnos al percatarnos de la gran necesidad que tiene este mundo de Dios y de su amor hasta el punto de estar gravemente enfermo. Brillarás cual luz de lámpara y todos los confines de la tierra vendrán a ti. a Dios.

No vivan ya según . que se presenten ustedes mismos como ofrenda viva. Si mis pecados me han desfigurado. solo basta abrirme a su gracia y exclamar con el salmista: “Purifícame con hisopo y quedaré limpio. Él responderá de tal forma que no nos alcanzarán los días para agradecerle. 15). lávame y quedaré más blanco que la nieve. (Sal 51 (50)). Oh. (Ro 2. debe ofrecerse un culto de adoración. les ruego por la misericordia de Dios. somos Jerusalén. Ahora bien. mis queridos hermanos. en este templo nuevo que somos cada uno de nosotros. santa y agradable a Dios. Aleja de tu vista mis pecados y borra todas mis maldades”. Si nos disponemos. el mismo San Pablo nos muestra el sentido de dicho culto: “Hermanos míos. glorificarlo y bendecirlo por tanto bien.Tú y yo. si abrimos a Dios el corazón. Señor! Cuánto deseo que en mí se cumpla lo que expresa San Pablo en su Carta a los Romanos: “Muestran por su conducta que llevan la Ley escrita en el corazón”. para alabarlo. Este es el verdadero culto que deben ofrecer.

etc. lo que es bueno. 1-2). al contrario. juzgar y condenar a los demás? “En todo esto tengan en cuenta el tiempo en que vivimos y sepan que ya es hora de despertar del sueño. se evitarían si al mirar al otro vemos la presencia de Dios como en la zarza frente a Moisés y escucháramos la voz del mismo Dios que nos pide “descálzate. lo que es perfecto”. porque el lugar en que pisas es sagrado”. (Ro 12. estoy Yo! ¿Cuándo dejaremos atrás tanta violencia. injusticias. cuándo dejaremos de ser jueces y verdugos de nuestros hermanos. lo que es grato. Porque nuestra salvación está más cerca ahora que al . Mis queridos hermanos en la fe. cuán distinto sería este mundo si cada uno de nosotros viviera convencido de que es templo vivo. es decir. tanta indiferencia. en tu hermano. porque allí. malos tratos. cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios. cuándo pondremos un centinela a nuestra lengua a la hora de hablar.los criterios del tiempo presente. cuánta violencia. insultos.

11-14). como un soldado se reviste de su armadura. cuando creímos en el mensaje. . por eso. (Ro 13. La noche está muy avanzada y se acerca el día. Actuemos con decencia.principio. dejemos de hacer las cosas propias de la oscuridad y revistámonos de luz. Revístanse ustedes del Señor Jesucristo y no busquen satisfacer los malos deseos de la naturaleza humana. como en pleno día.

y Oh .. Señor nuestro! Estando el hombre tan caído ante tus ojos y en tanta desgracia lejos de Ti. y teniendo más lástima de nuestra culpa que ira por tu deshonra. determinaste remediar al hombre por medio de tu Unigénito hijo. no a la injuria a tu bondad soberana. tuviste por bien de mirar. sino a la desventura de nuestra miseria.

quita mi maldad. Señor.reconciliarle contigo. Aquí estoy. tan fácil nos damos a otras cosas y qué difícil es darnos totalmente a Ti y hacer que ello se note en nuestra forma de vida. danos plena autoridad sobre reinos y naciones. fortalece nuestras convicciones y nuestra voluntad. Colócame frente a tu pueblo como ciudad fortificada. Oh Señor nuestro. como columna de hierro. deleitar y cautivar a quienes hable en tu nombre. conmover. para destruir y demoler y también para construir y plantar. injusticia y pecado general. de hablar y de pensar. como muralla de . perdona nuestro temor a la hora de entregarnos a Ti. perdona la dureza de nuestro corazón. Perdona nuestra cerviz dura. Frente a nuestros ojos vemos realizados tantos anuncios. para arrancar y derribar. toca mis labios impuros con las brazas de tu amor encendido para que pueda en tu nombre convencer. borra mi pecado. Nos hayamos adormecidos frente a tanta maldad. llamarán bueno a lo malo y malo a lo bueno y permanecemos muchas veces inmutables evadiendo nuestro compromiso cristiano. Concédenos tu fuerza. envíame a mí.

te suplico. por tu infinito amor. que ningún enemigo del alma o del cuerpo pueda vencerme pues Tú estarás conmigo para protegerme. concédeme lo que me pides y pídeme lo que quieras.bronce. Mi gran Señor. para vencer cualquier obstáculo que impida el triunfo de tu gracia. Amén. .