ANECDOTARIO DEL PENTATHLÓN

FOLLETO TERCERO PENTATHLÓN y PENTATLÓN Dr. Jorge Hernández Ibarra Sobre los 3,000 años antes de Cristo, floreció en la isla de Creta (isla equidistante de costas europeas, africanas y de Asia Menor), una civilización prehelénica a la que se le llamó “cretense”. HOMERO, el gigante de la poesía épica, comentó que la isla era bella, opulenta y bien regada, muy poblada en sus noventa ciudades. En la última época de la civilización cretense, entre los años 2,400 a 1,000 a. C., ya había alcanzado alto grado de cultura; cultivaron la música, la danza, el teatro, destacaron en la pintura decorativa y en el deporte. En ésta última actividad, realizaron grandes juegos por lo que son los iniciadores de lo que después, en la Grecia continental, se efectuaron con el nombre de “Olimpiadas”. En la Grecia continental, sobre todo en la parte inferior de la península de los Balcanes, en una también pequeña península, que tiene la forma de una mano abierta y que es conocida como el Peloponeso, se celebraron los ahora muy famosos juegos olímpicos, que tuvieron un carácter religioso, pues esas grandes fiestas deportivas eran en honor de alguno de sus dioses. Los más importantes juegos fueron los siguientes: 1.- Los Juegos Píticos que se realizaban en Delfos cada cuatro años, en honor del dios Apolo, los que se alternaban con los Juegos Olímpicos. 2.- Los Juegos Ístmicos que se celebraban cada dos años en Corinto y que eran muy animados. Eran en honor del dios Poseidón 3.- Los Juegos Nemeos que se celebraban en Nemea (Argolis), cada tres años, los que eran en honor a Hércules. 4.- Los más célebres fueron los Juegos Olímpicos que se celebraban en Olimpia, antigua ciudad en la Élida, centro religioso dedicado a Zeus, por lo que los juegos que se celebraban cada cuatro años, eran en honor del dios Zeus. Para efectuar las pruebas de atletismo, base de los juegos, los griegos hacían una tregua a sus guerras civiles y se olvidaban de odios y viejos agravios. Así en cada tregua que duraba tres meses, gracias a la suspensión de las hostilidades, los griegos podían transportarse de ida y vuelta desde sus hogares al lugar del juego, sin peligro alguno. A los que participaban en las competencias se les nominó “Atleta” (de “athlos”, competición, y “athletes”, luchar, combatir, esforzarse); los vencedores eran bien gratificados y algunos fueron considerados héroes. Otro detalle fue, que las olimpiadas sirvieron para que los griegos estructuraran su cronología. Espero saber explicarme: Al espacio de cada cuatro años se la llamó olimpiada y para hacer sus cómputos históricos, se referían a esas divisiones de cuatro años, así por ejemplo decían: Tal hecho se produjo en el primer año (segundo o tercero, etc.) de tal olimpiada. HIPIAS, uno de los primeros profetas griegos, fue el que estructuró ésta cronología griega.

1

En la Antigua Grecia, Olimpia fue una ciudad situada entre los ríos Alfeo y Clados, a donde cada cuatro años acudían el mayor número de griegos para presenciar las luchas de los mejores atletas de la época. Al pasar el tiempo, Olimpia quedó como importante centro arqueológico; pero durante un milenio se celebraron ahí los juegos olímpicos, en forma regular sin importarles guerras, epidemias o hambrunas.

Los juegos tenían una duración de cinco días y se realizaban en el verano. Consistían en el primer concurso, de carreras pedestres, corrían desnudos y sin sandalias, había una para hombres y otra para muchachos. Las había cortas de 200 metros y de resistencia cerca de cinco mil metros. Había también carreras a pie con armamento. La competencia del salto, requería de intenso adiestramiento y se buscaba saltar un mínimo de l6 metros.

Reproducción de un grupo de corredores, en el que el artista nos muestra una posición de carrera poco natural.

2

La prueba de lanzamiento del disco, era realizada con precisa técnica, la que aún perdura en nuestros tiempos. Las luchas cuerpo a cuerpo, también tenían la duración de un día y eran de tres modalidades; en una se aplicaba fuerza y habilidad, sin golpearse. Otra modalidad era como nuestro boxeo, prueba que fue la más popular, y la tercera variedad era la lucha cuerpo a cuerpo llamada “Pancracio” que era una brutal combinación de boxeo y lucha, en feroz ejercicio llegaron a buscar lastimarse.

El lanzador de disco sostiene el disco con la palma de la mano, disco de piedra que pesaba casi siete kilos. Es famosa ésta escultura fundida en bronce, obra del escultor griego MIRÓN, que muestra el dinamismo y la armonía de movimiento. (Reproducción en yeso).

Para los griegos la desnudez era el modo normal de hacer ejercicios; la lucha era feroz, se daban puntapiés, se estrangulaban, era una lucha hasta el fin.

3

Las carreras de caballos montadas por jinetes desnudos y sin montura, eran de los aristócratas ricos, quienes podían comprar excelente ejemplares equinos y las carreras de carros, que eran muy renombradas, lo eran con carros uncidos a dos o cuatro caballos, carros del tipo de los carros de guerra que muy bien describe Homero en su brillante poema de la heroica epopeya, La Ilíada. Eran carros ligeros de dos ruedas y abiertos por detrás.

Un carro tirado por una cuadriga que recorría una distancia aproximada de 15 kilómetros, o sea unas 12 vueltas en ambas direcciones entre dos postes clavados en el suelo. Tormenta de colisiones, caídas y vuelcos. Pero la prueba más interesante para nosotros es la del PENTATLÓN. Pentatlón en términos deportivos, es una modalidad formada por cinco ejercicios atléticos de los ya comentados, y que realiza un solo atleta: Salto, carrera, lanzamiento de disco, de jabalina y lucha física. Es conveniente hacer notar que los juegos, sobre todo los olímpicos, fueron de gran trascendencia en la vida de Grecia; recordemos que no era un país con un gobierno confederado, sino eran gobiernos en ciudades-estados, de tal manera que no había un gobierno superior, de ahí las frecuentes luchas internas entre las ciudades. Hubo varias ciudades importantes como Corinto y Tebas; pero las más sobresalientes lo fueron Atenas y Esparta, las que se tenían gran rivalidad. Fueron los juegos deportivos los que ocasionaron en Grecia una homogeneidad moral y al concursar cada cuatro años, favorecían el armisticio de las ciudades combatientes. Otro detalle que favoreció la paz, fue la manera de ser de los griegos; el pueblo helénico fue de gran inteligencia, creo un arte, una ciencia y una filosofía que trascendió a todo el universo. Muy respetuosos del valor mental y físico; al ser amantes de la oratoria y 4

la poesía, le dieron mucha importancia a los cantos de PÍNDARO, el poeta de la aristocracia (de “aristos”, el mejor, y “cratos”, gobierno: El gobierno de los mejores), nacido en Tebas, quizá el poeta lírico más grande de la antigüedad, que con fuerza en la expresión, riqueza en las imágines y colorido en sus poemas, cantó a los victoriosos atletas de las Olimpiadas. Esas competencias fueron magnífico medio para alcanzar éxito individual y de la ciudad representada, así como de los dioses tutelares, y, con ello, se vio cada vez más firme la unidad de la cultura griega. Los juegos olímpicos se iniciaron en el año 776 a. C. y en el año 393 d. C., fueron suprimidos por el emperador romano Teodosio el Grande, y no es sino hasta el año 1896 de nuestra era, en que fueron reanudados por iniciativa del barón PIERRE DE COUBERTIN, quien además fundó el Comité Olímpico Internacional.

“Lo importante en los juegos olímpicos, no es el ganar; sino participar. Lo esencial no es conquistar, sino luchar bien”. Pierre de Coubertin. Dos años antes a la fundación del Pentathlón, se habían celebrado los juegos olímpicos en Berlín, Alemania; su inauguración fue el 1° de agosto de 1936. Después hizo presencia la Segunda Guerra Mundial y al revés de las olimpiadas griegas, la conflagración mundial suspendió las olimpiadas, mismas que se reanudaron en 1948. Ahora bien, demos por terminada la reseña histórica de las olimpiadas y veamos lo que es el título de este mi trabajo: Recordemos que cuando se fundó la Institución, se pensó en tener un cuerpo sano y vigoroso por lo que era menester practicar alguna actividad deportiva adecuada para la

5

formación integral del joven. Se optó por la prueba del Pentatlón Olímpico. Cinco pruebas de carácter formativo, las que fueron: 1.- Carrera a pie a campo traviesa, tres kilómetros. 2.- Carrera en caballo a campo traviesa, cuatro kilómetros. 3.- Natación, nado libre, 300 metros. 4.- Tiro de pistola. 5.- Tiro de sable. La Institución no tenía nombre y para referirse que se acudía, o se practicaba la actividad deportiva referida, se mencionaba la palabra pentatlón: “Voy al pentatlón”, “Está en el pentatlón”, “practicamos diariamente el pentatlón”, y así se le quedó el nombre de PENTATHLÓN. Le agregaron además la palabra DEPORTIVO, para señalar que esa era una actividad fundamental. MILITAR, con lo que se indicaba que se había optado por una disciplina militar como medio, para el desarrollo de sus finalidades, y por último, UNIVERSITARIO, por el origen de sus primeros miembros. Pero ¿Por qué escribimos con “th”: PENTATHLÓN? Simplemente porque la palabra original del griego es “πεντατλον” y la letra griega “teta” pasa al latín como “th”, pero al pasar al español, éste no contempla esa modalidad en su ortografía, por lo que se pierde la “h”, de tal manera que es correcto escribir pentatlón sin “h”. Pero nuestros fundadores acordaron que para el nombre de la Institución se conservara la “th” como se escribe en griego. En 1958 el Pentathlón modificó sus cinco pruebas olímpicas: 1.- Carrera al paso veloz a campo traviesa, tres kilómetros. 2.- Nado libre, una distancia de trescientos metros. 3.- Boxear en su peso, tres rounds (en substitución de carrera a caballo). 4.- Lucha olímpica, tres asaltos (en substitución de tiro de pistola). 5.- Salto de longitud (en substitución de tiro de sable).

6

LOS SENTIMIENTOS DEL PENTATHLÓN Dr. Jorge Hernández Ibarra SENTIMIENTO, palabra que procede del latín “sentire”, percibir por los sentidos. Es un hecho psíquico que tiene como antecedente inmediato otro hecho psíquico. Es algo realmente difícil de explicar, ya que como su nombre lo indica, sólo se siente. El Pentathlón, institución actuada por seres humanos, vive ese estado afectivo; siempre está en una situación acorde a las causas que vivamente le impresionan. A su juventud, al tener esas impresiones, llámense alegría o tristeza, sean estimulantes o deprimentes, le ocasionarán un estado de ánimo que podrá manifestar como sano orgullo, pero también podría manifestarse con soledad o angustia. Aquí resalta la importancia que tiene nuestro IDEARIO PENTATHLÓNICO, ideario condición “sine qua non”, que se requiere conocerlo y sobre todo aplicarlo a nuestro diario vivir. No hay otro camino: Es necesario vivir esa imperecedera experiencia que nos llevará a los Sentimientos del Pentathlón. La dinámica integración de todos los factores de la Institución “sui géneris”, nos conducen a nuestro definitivo objetivo: Formar ejemplares mexicanos. Tarea que el Pentathlón fomenta entre todos sus integrantes con excelentes relaciones. Buscamos las agradables satisfacciones de esos sentimientos, que afectivamente fluyen con nuestras conductas, y que por su valor, tienen tendencias muy profundas. Cada pentathleta se manifiesta con la típica expresión de afectiva convivencia, manifestada con alegría, afecto, coraje y rabia en la consecución de sus metas, dejando en el cajón de los chismes inútiles todas las frustraciones. Con sano orgullo nos vamos a “sentir bien”. Dejemos la timidez, la ansiedad, la culpa, la vergüenza, la compasión, el cansancio y la depresión. Marginemos al aburrimiento, a la envidia, al miedo, a la falsa tristeza. Cuidemos que nuestro coraje ante las injusticias, no corra el riesgo de que se transforme en inútil esfuerzo. Estemos conscientes de no aceptar a la cobardía, como una norma de conducta en nuestras vidas. Es también fundamental estar consciente, de que los sentimientos son algo muy sutil, resbaladizos, difíciles de evaluar cuantitativamente, de palparlos, difíciles de analizar; pero ahí están, llanamente se viven. LOS SENTIMIENTOS DEL PENTATHLÓN, están implícitos, en su PENTÁLOGO, en esos cinco puntos que simbolizan una ley respetada, en esos cinco puntos que enuncian nuestra ideología:

7

1.- TENDRÉ AMOR ACRISOLADO A MÍ PATRIA, RESPETÁNDOLA Y ENGRANDECIÉNDOLA CON TODOS LOS ACTOS DE MI VIDA. Aquí manifestamos que tenemos verdadero amor a nuestra patria, concientes de que “amor”, no es un sentimiento fácil, pero sí de gran potencia, pues para amar se requiere de coraje, disciplina, fe, y sobre todo de capacidad para amar al prójimo. El amor se aprende, se ejercita, se manifiesta, se comparte, se da a los demás. Amor es eso: DAR. Dar es fundamental y no recibir, dar sin esperar a recibir, dar en base a una responsabilidad, a un respeto, a un conocimiento y dar con cuidados. Decir que amo a mi patria sin hacer algo, sin darle algo, es palabrería fútil o hipócrita. Cuando se tiene amor, uno se preocupa por la vida y el crecimiento de eso que amamos, pues trabajar y hacer crecer son condiciones inseparables. Se lucha por conservar ese amor, sin hacernos ilusiones, sino viviendo en la realidad. El amor es sencillo y común, respetando a todo y a todos, por eso el Pentálogo reafirma que el amor a la patria se da “respetándola”, sin violencia o miedo, sin condiciones. El respeto (palabra cuya raíz “respicere” significa mirar), es la capacidad de ver a una persona, a nuestra patria, tal cuales son. Respetar, es preocuparnos porque nuestros semejantes crezcan, se desarrollen tal cual son y no como nosotros quisiéramos que fueran. Vamos a engrandecer a nuestra patria, agrega, lo que haremos con el buen ejemplo de nuestros actos, dándonos amor a nosotros mismos, a nuestros semejantes, con agrado, con cariño, con bondad, aceptación por lo que la persona representa en sí, como es ella o como soy yo mismo. Para amar a nuestra patria es necesario ejecutar la facultad de pensar, estar en la razón, tener conciencia de nosotros mismos, de nuestros semejantes. Recordemos que para respetar es obligado conocer, razón por la cual es importante el conocimiento de la persona, de nuestra patria. Busquemos crecer cada día, con conciencia y así exploraremos la infinita inmensidad de la libertad y la vida. 2.- SABRÉ HONRAR AL PENTATHLÓN CON EL VALOR DEL BUEN EJEMPLO Y LA SABIDURÍA DE LA CONSTANCIA. En éste segundo punto del Pentálogo, entendemos que “honrar” es tener una intachable conducta, y le damos a ella valor en todos nuestros actos, en nuestros principios y pensamientos, todo con digno mérito. Además agregamos de que buscamos todos los conocimientos necesarios y no por un momento, sino constantemente, para lograrlo. Esta es la palabra básica que califica en este punto nuestro actuar: Constancia. No recuerdo quien dijo ésta verdad: “La constancia es como la gota de agua, que perfora la roca, y no por fuerte, sino por constante”. Para ser constantes se requiere de energía, de darnos permiso a nosotros mismos para perseverar, para realizar una conducta, para una positiva actitud. Es trascendental tener el hábito de la constancia, lo que no implica el hacer cosas extraordinarias, sino simplemente hacer las cosas hoy, mejor que ayer y buscar mañana hacerlas mejor que hoy. Concluimos pues, que la constancia en nuestras vidas es de un valor inestimable, pues usando la fuerza de la repetición nos creará el hábito en donde actuamos decidiendo por nosotros mismos.

8

3.- SERÉ FIEL A MI BANDERA, EMBLEMA DEL SUELO MEXICANO, NO TOLERANDO JAMÁS SU MENOSPRECIO, OFRENDANDO MI VIDA EN GARANTÍA. La Bandera es el sagrado símbolo que identifica a nuestra Patria. Es ella la que afirma solemnemente el sentimiento de nuestro nacionalismo. Ella fortalece todo lo que amamos y nos une como hermanos. Nuestra insignia nacional, con la histórica águila como escudo, ha sido nuestra esperanza en las largas y penosas luchas que nuestros antepasados mantuvieron, con el anhelo de ser independientes y vivir su libertad. Es conmovedor el sacrificio de nuestros héroes por darnos libertad, por darnos una mejor patria, motivos primordiales, mínimos, para que todos nosotros le mostremos fidelidad al lábaro patrio que señorea en nuestras montañas, en nuestros lagos, en la tierra que nos vio nacer. Nuestra bandera, es nuestro orgullo, porque jamás ha sido opresora, no ha sido invasora, simplemente ha estado en actos de nuestra defensa y apoyando nuestra democracia. Aquí la explicación de nuestra devoción y el porqué no toleramos su menosprecio, porque es una bandera digna, es el estímulo en nuestro trabajo, en nuestras escuelas, en todos nuestros rincones, es mucho en nosotros mismos. Partiendo del asta, admiramos tres preciosos colores: verde, blanco y rojo. En su centro, sobre el níveo color, está la erguida águila que revela poderío y dignidad, que devora a una serpiente de cascabel. Águila vigorosa, joven y combativa, sobre un nopal y abajo las ramas del encino y del laurel, emblemas de la fortaleza y la victoria, de las profundas raíces de nuestro racial mestizaje, de nuestra cultura. 4.- NO MURMURARÉ JAMÁS NI PERMITIRÉ QUE ALGUIEN LO HAGA, EN DETRIMENTO DE MI GRUPO. En este punto de nuestro Pentálogo, abordamos un concepto muy grave: La murmuración. Juicio que lleva implícito destrucción, la crítica perversa y sin razón, la mala voluntad, el veneno que todo lo corroe. Cuando se tiene una mente sana, no cabe la murmuración, motivo por el cual en este punto se establece que jamás murmuraré y para ello es menester cuidar que nuestro espíritu goce de buen equilibrio, para que lo sano de nuestra mente, se difunda a un cuerpo también sano. Recordemos las palabras del poeta latino JUVENAL: “Mente sana en cuerpo sano”. Al no murmurar, ni permitir que alguien lo haga nos alejamos de la hipocresía. La murmuración se da en los que tienen una baja autoestima, en los que no tienen funcionamiento psicológico saludable, en los pesimistas, en aquellos que han olvidado la sencillez de la vida. Quien murmura no es auténtico, siempre verá el lado malo de los demás, sin buscar lo bueno de ellos; ofende y no pide perdón. Siempre trata de escapar de los problemas, no los enfrenta con valentía, no sabe ser humilde, es agresivo, inconforme de todo, no acepta sus errores, defrauda, deforma la verdad, vamos, es mediocre que en lugar de dar amor ofrece odio. Un miembro digno del Pentathlón se deshace de todos estos prejuicios y procura que así lo hagan otros.

9

5.- HARÉ QUE MÍ VALER COMO HOMBRE QUE TRABAJA, QUE AMA Y QUE PIENSA, SEA UNA CONTRIBUCIÓN A LA GRANDEZA DE MI PUEBLO. Este punto es la concatenación de toda una serie de principios nobles: Reconocemos el valor que todos tenemos, como la persona que somos, en solemne reconocimiento al trabajar, amar y pensar y todo ello lo ofrecemos sin condición, para engrandecer a nuestro pueblo. CONÓCETE A TI MISMO Conócete bien a ti mismo y de dónde proceden tus motivaciones, antes de juzgar malo o bueno, a nada ni a nadie. ANTHONY DE MELO “CONÓCETE A TI MISMO”, aforismo que se le atribuye a SÓCRATES, uno de los tres más grandes filósofos de la antigua Grecia, los otros dos fueron PLATÓN y ARISTÓTELES; sin embargo, el aforismo pudo haber sido creado por algún otro filósofo contemporáneo a él (TALES DE MILETO o SOLÓN), y que se encontraba grabado y a la vista, a la entrada del oráculo de Delfos, en Grecia.

Oráculo de Delfos Los griegos pensaban que los seres humanos podían conocer su destino a través de los oráculos. El más famoso centro donde se realizaban esos actos, lo fue el oráculo de

10

Delfos, santuario dedicado a Apolo, situado en las faldas del Parnaso. El griego expresaba su deseo a un sacerdote, quien se lo comunicaba a la sacerdotisa Pitia, la que estaba sentada en una silla sobre una grieta de la tierra por donde ascendían gases narcóticos. La pitonisa contestaba con lenguaje incomprensible, que era interpretado por los sacerdotes y así se conocía el futuro. Sócrates que nació en Atenas (470-399 a.C.), no dejó nada escrito y sin embargo ejerció la mayor influencia sobre el pensamiento griego. Su vida y sus principios fueron escritos por su discípulo Platón. Sócrates fue extraordinario artífice en el arte de conversar, él aprendía de las personas, preguntaba mucho, como si nada supiera; decía: “Yo sólo sé que no se nada”. Fue acusado de conducir a la juventud por caminos equivocados y condenado a muerte. Vació en su boca la copa con veneno, la cicuta, que se le ofreció. Como veremos más adelante, Sócrates sabía y así lo decía que “Él estaba bien”, por lo que sus conocimientos eran correctos y correctos fueron sus actos. DALE CARNEGIE opina que “Mientras sea yo mismo, habrá paz”, y en base a esto, confirmaba: “Suceda lo que suceda, tenemos que ser siempre nosotros mismos”. Por tanto, el negarnos a ser nosotros mismos, favorecemos nuestros fracasos y desgracias, las que nos llevan frecuentemente a la infelicidad. Uno es como es, y todo favorecido en primer lugar, por el material hereditario que se encuentra en los 24 cromosomas que cada uno de nuestros padres nos regaló, y posteriormente, somos conformados por todos aquellos estímulos que aceptamos de otros seres cercanos y del medio ambiente. Somos nosotros mismos con nuestros defectos y limitaciones. Por tanto, busquemos el máximo provecho de lo positivo que la naturaleza nos ha regalado, pues condiciones como la envidia o el tratar de imitar, por mencionar algún ejemplo, son peldaños para un fracaso. Recordemos que la persona con la que más convivimos, con la que estamos más familiarizados, es con la nuestra, con nosotros mismos, de ahí la importancia que tengamos un buen conocimiento de nuestro YO, requerimos de un autoconocimiento tanto introspectivo como extravertido y así tendremos una imagen más clara de quienes somos. Es importante que exploremos nuestros sentimientos, nuestro ambiente; obviamente sin hacer falsas conjeturas, simplemente examinando las razones de nuestros sentimientos y de nuestro comportamiento, tan cuidadosamente como nos sea posible. Es también muy interesante el conocer el comportamiento de los demás, lo que nos permitirá que mejor nos entendamos nosotros mismos. , Existen varios mecanismos que nos pueden facilitar el conocernos a nosotros mismos. Uno de ellos que es muy sencillo y de fácil comprensión, es el emanado de los tres conceptos básicos que formuló ERIC BERNE. En el primero, establece que “la gente nace bien”, como lo pensaba Sócrates, lo que le permitirá bienestar emocional y social: “Yo estoy bien, tú estás bien”, es decir, qué siento que estoy de acuerdo con el mundo y el mundo está de acuerdo conmigo. La esencia del ser humano es positiva. En un segundo concepto establece que “Las personas con dificultades emocionales, son, sin embargo, seres humanos completos e inteligentes” y por tanto capaces de comprender sus trastornos, así 11

como el proceso que le permitirá liberarse de ellos. Por último, el tercer concepto nos dice: “Todos los trastornos emocionales se pueden solucionar mediante el conocimiento adecuado del problema y el adecuado planteamiento para solucionarlo. De hecho, por múltiples circunstancias de la vida, hay cambios en nuestro bienestar emocional o en el de los otros, de tal forma que “Yo puedo estar bien, pero tú no estás bien”, o “Yo no estoy bien, y tú si estás bien”, o el más lamentable “Yo no estoy bien y tú no estás bien”. Por tanto, ya tenemos dificultades, pues nuestros actos o los de las otras personas no son aceptables, no son auténticos, Ya no se tiende a ser capaces de vivir en armonía consigo mismo o con los otros y con la naturaleza. Continuando con ese sencillo mecanismo para conocernos a nosotros mismos y apegados a lo que Eric Berne manejó con Análisis Transaccional (técnica de comunicación que define el comportamiento de la persona en los medios familiar, social y ambiental, por lo que es una teoría de la conducta e interacción humana), les referiré que nosotros vivimos dentro de un sistema coherente de pensamientos, sentimientos y actitudes y que él dividió en tres partes: El Estado del Yo Padre, el Estado del Yo Adulto y el Estado del Yo Niño. Así de fácil, y vamos a reconocer en que estado del Yo nos encontramos en ese momento observando numerosos signos de conducta: En la palabra, valoramos el tono de la voz, en la expresión facial con los gestos, valoraremos también la postura corporal, como los movimientos de nuestro cuerpo vgr. el movimiento de los pies, manos, etc. Sabemos que estamos en el Estado del Yo Padre cuando pensamos o actuamos como si fuéramos eso, nos conducimos como lo hicieron nuestros padres, con autoridad, manejamos las tradiciones y los valores. Es un estado necesario para nuestro control. Está constituido por todo lo aprendido; ahí se encuentra la cultura, la moral, todo lo que hacían papá y mamá. Son pues, conceptos aprendidos de la vida. Sabemos que estamos actuando en el Estado del Yo Niño, cuando tenemos la personalidad de cuando fuimos niños, nos divertimos en una fiesta, cuando disfrutamos en un acto deportivo. Estamos con nuestro Niño cuando reímos o lloramos, cuando tenemos alegría, satisfacciones, rabia o enfado; o bien, cuando tomamos posturas infantiles: Saltamos, damos palmadas, cuando nos comportamos como la haría un niño de unos cinco años por ejemplo. El Niño es ideal para crear, pues su pensamiento es mágico, es fantasía, hay emociones, impulsos y necesidades. Es la parte más auténtica de la persona. Ahí están los conceptos sentidos de la vida. Por último, estamos en el Estado del Yo Adulto, cuando somos ordenados, cuando acumulamos información y la procesamos acorde a un lógico programa. En este estado no manejamos sentimientos, no somos emotivos, pero sí razonamos. El Estado del Yo Adulto nos sirve para un pronóstico preciso, de pensamiento objetivo; estamos en contacto con la realidad. En él están los conceptos razonados de la vida. Los tres estados mencionados nos son necesarios para vivir, y hasta para sobrevivir; sin rayar en actitudes negativas o patológicas. No hay un estado mejor que los otros, todos nos son útiles y estaremos en él, según el momento. En el Pentathlón es más frecuente que nos encontremos en el Estado del Yo Padre y en el Estado del Yo Adulto (damos órdenes,

12

razonamos, etc.) y solamente cuando nos divertimos estaremos en el Estado de Yo Niño, que es el estado que más se maneja en el Pentathlón Menor. Los seres humanos nos relacionamos a través de transacciones, en donde recibimos un estímulo y damos una respuesta. Este mecanismo debe ser el adecuado, directo, por ejemplo: Nos preguntan-¿Qué hora es?- debemos dar la información: -“Son las 5 p.m.”esta es una transacción adecuada, directa. En cambio, si respondemos:-¿Qué hiciste con el reloj que te compre?-es una transacción inadecuada, no damos la información que se nos pidió, hacemos un reclamo, estamos cruzando la respuesta. ¿Qué es lo que vamos a hacemos con nuestra vida? Desde pequeños hemos necesitado el darnos respuesta a una serie de preguntas que nos hacemos: ¿Quién soy yo?, ¿Quiénes son los demás?, ¿Qué haré en la vida? En términos generales, a temprana edad, sobre los siete años, aunque lo ideal sería en la adolescencia, es cuando tomamos inconciente o preconcientemente una decisión, sobre lo que vamos a hacer de nuestra vida y así lo haremos, acorde a la respuesta que nos demos. A eso le han llamado un plan de vida, un guión, argumento o libreto, como si se tratara de una obra de teatro. Es pues un plan de vida preconsciente según el cual nos estructuramos. Cada persona proyecta su propia vida. Acorde a ese guión seremos en la vida “Triunfadores” o “Perdedores”. Los triunfadores viven usando su capacidad de pensar, sentir y actuar, para vivir saludablemente sus necesidades fisiológicas, psicológicas y espirituales. Se vive en “Autonomía” (libre de influencias parentales negativas, conduciendo la propia vida como queremos hacerlo, autorrealizándonos). En la Autonomía, soy verdaderamente quien soy, capaz de poner límites, orgulloso de ser quien soy y abierto a recibir lo que me he ganado. Un triunfador tiene “Conciencia” (darse cuenta de cómo son las cosas al natural, no cómo nos han enseñado a verlas). Un triunfador vive con “Espontaneidad” (expresa libremente y en cada momento su manera de pensar, sentir y actuar, de una manera natural). Un triunfador vive en “Autenticidad”, es veraz, sincero, confiable y sensible. Lo que le permite tener “Intimidad” (compartir con los demás su manera de pensar, sentir y actuar de una manera auténtica, sí así lo desea). Sé tú mismo y, ante todo, no disfraces tus sentimientos. Cuando el hombre se conoce a sí mismo, está en posibilidades de reconciliar sus valores morales con los valores sociales; podrá hacer conciencia de sus posibilidades y de sus limitaciones, todo ello acorde con su capacidad de voluntad y valor de sí mismo. Para terminar, por lo trascendental del pensamiento, señalo la Oración Gestalt que escribió el psiquiatra FRITZ PERLS: Yo hago lo mío y tú haces lo tuyo. No estoy en este mundo para llenar tus expectativas. Y tú no estás en este mundo para llenar las mías. Tú eres tú y yo soy yo. Y si por casualidad nos encontramos, es hermoso. Si no, pues ni modo. 13

LA PAPA CALIENTE Es importante aceptar de la vida, Lo que honradamente es, Y no lo que queremos que sea. Dr. Jorge Hernández Ibarra. La Papa Caliente, es en cierta forma jocoso término que se emplea cuando nos referimos a un hecho, una condición, un asunto o problema, que por el motivo que se quiera, no le buscamos solución y se lo pasamos a otra persona para que lo resuelva o quizá también, se lo pase a una tercera más. La expresión clásica es la de que nos ha caído una papa caliente en las manos y nos quema, por lo que buscamos pasarla a otra persona. El caso es que no se soluciona el problema, no se enfría la papa para comerla. Con un cuento explicaremos mejor este fenómeno que es frecuente: “Una agraciada jovencita hornea una pieza de jamón cocido, ricamente aderezado para que lo disfrute su novio, quien observa que la pieza de jamón ha sido cortada en ambos extremos, por lo que pregunta el motivo de esa presentación. - Así me lo enseñó mi mamá -, es la contestación. Interrogada la mamá con la misma pregunta, ella contestó que así se lo había enseñado la abuela. Fue interrogada la abuela a lo que dijo:- Cuando lo preparaba para el abuelo, como no cabía en el platón, lo cortaba en sus extremos - Se trata de una sana condición que se trasmitió de generación en generación, sin explicación alguna, simplemente así fue. Pero nos interesan las papas calientes que si son problema para el Pentathlón. Hemos vivido condiciones que no fueron solucionadas conllevando serios problemas para la Institución. Quizá fueron ocasionadas por no tener la adecuada inteligencia, o se careció de la sabiduría que da la experiencia, o no se valoró su importancia, o simplemente hubo desinterés para buscar la adecuada solución. Es necesario siempre bien valorar todo problema, con interés, con inteligencia, con información, con lógica comunicación, con astucia, con prudencia. No hay otro camino. Tenemos que realizar concienzudo análisis del problema para actuar. No debemos contagiarnos con absurdas necedades, con la mezquindad o con la malicia. Tengamos en cuenta que la levadura humana es diversa y así como podemos encontrarnos con un individuo muy inteligente, inclusive que se sabe inteligente, como podemos encontrarnos con otro poco inteligente. También puede haber un malvado, además sabe que es malvado, o lo que no podemos concebir, que estemos ante otro que es estúpido, y que además ignora que es estúpido, lo que representa un grave problema. De estos no queremos en el Pentathlón, porque serán los que manejaran la papa caliente, los que no solucionarán el problema, lo pasarán, si gustan, dando miles de explicaciones o manipulaciones, pero no lo solucionan. ¿Qué hacer ante una papa caliente? En primer lugar vamos a enfriarla, es decir analizar el problema, valorar los pros y los contras a las posibles soluciones. Ya fría la papa, la vamos a comer, es decir hemos de seleccionar la más viable solución. Y por último en éste proceso fisiológico, la vamos a digerir y a evacuar. Al llevar a la práctica la solución, hemos resuelto el problema, lo hemos eliminado.

14

FOTOGRAFÍAS DEL ARCHIVO LUIS SCHWARTZ KLEIN

Brillante Jefe de la Sección Deportiva del E.M.G., y Fundador de la Policía Militar. (Ver en fascículos pag. 173 o en libro Historia del Pentathlón pag. 225)

Introdujo en la Institución el tumbling.

15

Notable equipo de fútbol soccer

Fue designado para ser abanderado nacional en varias ocasiones.

16

El Pentathlón siempre designó a sus abanderados entre los oficiales más distinguidos por su cumplimiento, constancia y efectividad. A Luis Schwartz siempre le correspondió ese honor.

17

Recibió de manos de nuestro gran maestro Dr. Gustavo Baz, ante la presencia del asesor militar y oficiales, la documentación como miembro del Pentathlón Universitario.

Participó en varios desfiles deportivos con el emblema de una Distinguida Institución.

18

Bajo su mando en la Sección Deportiva, el Pentathlón recibió varios premios, trofeos y reconocimientos, como una distinguida Institución en el campo deportivo.

19

El hombre que fue en su momento, toda entrega a la Institución. El hombre que cursó por el Pentathlón con la claridad de una sana mente y en el ejercer de todo aquello que es noble y positivo. Hoy, disfruta del amor de lo más entrañable: Su hija y nieto. Gracias Luis, muchas gracias por todo lo que nos diste. El Pentathlón Deportivo Militarizado Universitario te lo reconoce y lo premia, al considerarte baluarte en la nobleza de nuestros principios.

20

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful