Está en la página 1de 1

Arnold Hauser: “Historia social de la literatura y el arte Capítulo I: Tiempos prehistóricos Paleolítico MAGIA Y NAT !

A"I#M$: "a con%icción de &ue lo me'or de(e ser lo m)s anti*uo es muy +uerte hoy en día incluso, y es por esto &ue muchos historiadores del arte “+alsean- la realidad para encontrar en su *usto pre+erente, el estilo m)s anti*uo, siendo lo &ue lo precede un e'emplo no de arte sino de otra especie. /istin*ue dos tipos de %isiones respecto del arte: 0. Creen &ue el arte es un medio para dominar y su(rayar la realidad, si*uiendo sus con%icciones e inclinaciones autocr)ticas. /icen &ue los m)s anti*uos testimonios artísticos son las representaciones +ormales &ue estili1an e ideali1an la %ida. 2stas son las +ormas *eom3trico4ornamentales. 5. Creen &ue el arte es un ór*ano para entre*arse a la naturale1a, de acuerdo con sus tendencias li(erales y pro*resistas. "os testimonios m)s anti*uos &ue aceptarían son las representaciones naturalistas, &ue aprehenden y conser%an las cosas en su ser natural. Toman como e'emplos m)s anti*uos las +ormas e6presi%as, naturalistas e imitati%as. Hauser 7como todo mar6ista8 se cree pro*resista y se a+ilia a la se*unda opción, aun&ue no era necesario aclararlo dado el nom(re del capítulo y como caracteri1ó al primer *rupo. Plantea &ue lo m)s nota(le del arte naturalista prehistórico es &ue muestra todos los estadios de e%olución típicos de la historia del arte moderno. 2ste naturalismo a%an1a desde una +idelidad lineal a la naturale1a 7de modo rí*ido en los comien1os8 hasta una t3cnica m)s )*il y su*esti%a, casi impresionista., &ue puede dar una +orma m)s pictórica, instant)nea y “espont)nea-. 2ste naturalismo no es una +órmula +i'a y estacionaria, sino una +orma %i%a y mo%i(le, con m3todos %ariados, osados. 2stos di(u'os no muestran lo &ue %en sino lo &ue conocen, es decir no se trata de una %isión óptica y or*)nica, sino teórica y sint3tica. 2l di(u'o es so(re una racionali1ación del o('eto, no una (9s&ueda de representarlo tal cual es. $+recen una impresión %isual de una manera directa y pura. , li(re de a:adidos o restricciones intelectuales. "os pintores del Paleolítico eran capaces toda%ía de %er, simplemente con los o'os, matices delicados-. 2sa capacidad desaparece en el Neolítico, donde se sustituyen la inmediate1 de las sensaciones por un estatismo conceptual e in+le6i(ilidad de los patrones. ;Cu)l era la ra1ón y el o('eto de ese arte<: teoría del arte por el arte, teoría del arte como +ruto del ocio, teoría del arte con un +in pr)ctico 7'u*uete, herramienta, narcótico, estimulante, arma para la lucha8. 2s un arte de ca1adores primiti%os, con ni%el de %ida parasitario improducti%o. Todo *ira en torno a la o(tención del sustento, procurar directamente el alimento. “Todos los indicios aluden a &ue este arte ser%ía de medio a una t3cnica m)*ica y, como tal, tenía una +unción por entero pra*m)tica, diri*ida totalmente a inmediatos o('eti%os económicos-. No esta(a li*ada a nin*9n tipo de reli*ión, ni +uer1as sa*radas, ni creencias trascendentales. “2ra una t3cnica sin misterio, un mero e'ercicio, un simple empleo de medios y procedimientos-. Tenía poco &ue %er con misticismos o esoterismos de nin*9n tipo. "a pintura era al mismo tiempo la representación y la cosa representada, deseo y satis+acción del deseo a la %e1. “"a representación pictórica era la anticipación del e+ecto deseado-. 2l acontecimiento real de(ía se*uir ine%ita(lemente a la m)*ica simulación, estando contenida en ella. 2l arte no cumplía una +unción sim(ólica sino una acción o('eti%amente real. 2l mundo de la +icción y de la pintura eran una continuación el uno del otro, no se separa(an tan +)cilmente. !e+utando la teoría de &ue este arte puede ser considerado como ornamental, el autor plantea &ue el hecho de &ue las pinturas se encuentren en reco%ecos di+íciles de acceder, *enera &ue no los podamos considerar decoraciones. Tam(i3n se opone a esa teoría la superposición de di(u'os y moti%os, de(ido a &ue no respondería a una +unción decorati%a el amontonamiento. "a me'or prue(a de &ue este arte perse*uía un e+ecto m)*ico y no est3tico est) en &ue las pinturas, los animales se representan +recuentemente atra%esados por puntas de lan1a y +lechas, atacados por armas una %e1 terminada la o(ra pictórica. Tam(i3n la representación de +i*uras humanas dis+ra1adas de animales, e'ecutando dan1as m)*ico4mímicas. 2l animal &ue esta(a destinado a ser con'urado en la %ida real, de(ía aparecer como el do(le del animal representado, por eso la representación de(e ser +iel. "as siluetas de manos &ue han sido encontradas, dieron por primera %e1 al hom(re la idea de la creación, y le su*irieron la posi(ilidad de &ue al*o inanimado y arti+icial podía ser seme'ante al ori*inal %i%iente y aut3ntico. 2ntre estas huellas de manos y las primeras representaciones de animales, e6iste una *ran +alta de documentación &ue las una. 2l esla(ón, lo &ue cumple con una +unción conecti%a es la +unción m)*ica de la ima*en.