Está en la página 1de 0

Caninos inferiores retenidos. Presentación de un caso y revisión de la literatura

Stefanny Guggenbuhl González 1 , Manuel Yudovich Burak 2 , Manuel Herrera Medina 3 , Julio Quiroz Barrios 4 .

RESUMEN

Reporte de un caso del tratamiento de un canino inferior derecho detectado en un paciente masculino de 9 años de edad que llegó al Servicio de Estomatología – Ortodoncia del Hospital General “Dr. Manuel Gea González”, con CII y disunción temporomandibular.

Al examen clínico no se palpó ningún aumento de volumen, radiográficamente se observó canino retenido inferior derecho, con una dirección de la corona oblicua hacia mesial, aproximadamente una angulación de 45° con respecto a la vertical de retención con el incisivo lateral derecho. Se procedió quirúrgicamente a la exposición y tracción mecánica de la pieza mencionada hasta colocarla dentro del arco.

Palabras clave: retención, exposición, tracción.

ABSTRACT

A case report of the treatment of a retained right lower cuspid detected in a 9 year old male who came at Stomatology - Orthodontic Service of the Hospital General “Dr. Manuel Gea González”, with CII and temporo mandibular disfunction.

No external clinical volume was felt in the area but in a Panorex x ray the retained lower right cuspid showed an oblique 45° mesial crown direction in regard to the right lateral incisor . Surgical exposure and mechanical traction was used to bring the cuspid into the arch.

Key words: retention, exposition, traction.

INTRODUCCION

La formación del canino inferior comienza a los 4 o 5 meses de edad y el esmalte se forma en su totalidad entre los 6 y 7 años, erupciona a los

10 ½ años de edad y su raíz queda formada completamente a los 12 ¾ años aproximadamente 10 .

_

1 Estudiante del Posgrado de Ortodoncia del Hospital General “Dr. Manuel Gea González” 2 Jefe del Departamento de Estomatología – Ortodoncia del Hospital General “Dr. Manuel Gea González” 3, 4 Ortodoncistas Adjuntos a la Divivión Estomatología – Ortodoncia del Hospital General “Dr. Manuel Gea González ”

Se denominan dientes retenidos, cuando se encuentran dentro del hueso con su saco epitelial íntegro, sin comunicación con la cavidad bucal y sin que llegue su momento de erupción, los dientes retenidos o impactados son aquellos que su fecha de erupción ya pasó, y se encuentran en el maxilar, con saco pericoronario fisiológico perdido 5-7 .

La causa más

retención del canino inferior es la pérdida de la guía incisiva por: 1) A la falta de resorción del canino decíduo, 2) Agenesia del lateral permanente, 3)Posición o migración ectópica del germen (factores poligénicos), 4) Presencia de dientes supernumerarios, quistes u odontomas.

frecuente de la

Respecto al maxilar, el manejo quirúrgico – ortodóncico de los caninos inferiores se dificulta por el tipo de hueso más compacto y el espesor basal puede comprometer el soporte periodontal al final del tratamiento. Los caninos inferiores, dependiendo del grado de inclinación que presenten pueden tratarse con medios quirúrgicos – ortodóncicos, quirúrgicos (enucleación) u ortodoncicos puros.

La retención del canino inferior ocurre con menor frecuencia que el canino superior. Se desconocen las causas, Bruszt explica que el germen del canino se sitúa por delante de los incisivos inferiores y es el crecimiento facial el que lo empuja hacia el lado

contralateral 1 , otros

autores

mencionan que una fuerza de erupción anormalmente fuerte o cualquier cambio que afecte el germen, lo lleve a una dirección de erupción errónea 10 .

La retención dentaria puede presentarse en dos formas: el dientes está completamente rodeado por tejido óseo (retención intraósea) o el diente está cubierto por la mucosa gingival (retención subgingival) 5 .

Según Berten – Cieszynski, la incidencia de retención de piezas dentarias es la siguiente:

1. Tercer molar inferior, 35 %.

2. Canino superior, 34 %.

3. Tercer molar superior, 9 %.

4. Segundo premolar inferior, 5 %.

5. Caninos inferiores, 4 %.

6. Incisivos centrales superiores, 4 %.

7. Segundo premolar superior, 3 %.

8. Primer premolar inferior, 2 %.

9. Incisivo lateral superior, 1,5%.

10.Incisivo lateral inferior, 0,8 %. 2-

6,9

ETIOLOGIA

Son múltiples las causas que determinan una retención dentaria o los factores que la condicionan, dentro de éstos se encuentran los factores locales, que son de causa mecánica que impide la erupción normal del diente como la situación alejada del diente, la época tardía de

su erupción, la falta de espacio, dientes inclinados por extracción prematura de los temporales, dientes supernumerarios, persistencia de diente temporal más allá de la época de su exfoliación, odontomas, tumores odontogénicos, fibromatosis congénita gingival, etc. Otros factores o causas se denominan generales:

CLASIFICACION

Existen diferentes clasificaciones para los dientes retenidos, utilizando las radiografías posteroanteriores de cráneo, el Dr. Williams en 1981 describió las retenciones de caninos, trayecto y asimetría en la erupción de estos 11 .

Tabla

1.

Representación

de

la

clasificación

de

dientes retenidos

descrita

en

el

artículo de Ugalde,

2001.

Ubicación

Maxilar

Mandibular

 

Ubicación

Unilateral

Bilateral

 

Derecho/Izq

uierdo

Profundidad

Superficial

Moderado

Profundo

Angulación

Vertical

Oblicuo

Horizontal

Presentación

Vestibular

Central

Palatino

Estado

En

Formación

Dilacerada

radicular

formación

completa

Daños a

Con daño

Sin daño

 

adyacentes

refiriéndose a cualquier enfermedad sistémica de origen endócrino o relacionado con el metabolismo del calcio que influye retrasando la erupcón hasta impedirla totalmente como en el caso del hipotiroidismo, el raquitismo, la disostosis cleidocraneal, displasia fibrosa, etc. 4

DIAGNOSTICO

Se basa principalmente en criterios clínicos e imageneológicos: Tercera dimención, radiografía posteroanterior, panorámica, ocusal, periapical.

En la exploración de la cavidad bucal, podemos observar alguno de los siguientes signos:

1. Diastemas entre centrales y laterales.

2. Diastema tras la pérdida del canino temporal, entre el incisivo lateral permanente y el primer premolar.

3. Incisivos laterales inclinados o rotados.

4. Persistencia del canino temporal en un niño de más de 14 años de edad.

5. Ausencia del abombamiento de la cortical (eminencia canina) a nivel del espacio de erupción.

6. Desplazamiento de los dientes adyacentes (síndrome del

con

“patito

abanicamiento de los incisivos.

feo”),

7. Tinción de los dientes adyacentes por necrosis

pulpar, a consecuencia de la rizólisis 6 .

En

la

exploración

radiológica

se

utiliza

la

regla

de

Clarck

o

de

TRATAMIENTO

Se realizará en función de una serie

de parámetros:

1. Distancia del diente retenido al plano oclusal.

2. Posición vestíbulo lingual del diente .

3. Cantidad de encía adherida que presente la zona a tratar.

Dentro de los tratamientos para los dientes retenidos se encuentra la fenestración, es un procedimiento

sencillo donde se elimina tejido óseo

o gingival que rodea al diente

retenido, se realiza cuando la corona tiene una posición vestibular y cercana al plano oclusal, pero con insuficiente cantidad de encía adherida. Esta técnica ha sido la más utilizada. Posteriormente se describieron otras técnicas: la técnica de reposición apical, la técnica cubierta y la tunelización.

paralelaje, que se apoya en tres angulaciones diferentes (mesio, orto y distoangular), para determinar la

posición del diente retenido dentro del

maxilar.

Técnica de reposición apical:

consiste en un levantamiento de un colgajo para exponer el diente retenido y se sutura

sobre

amelocementaria de éste.

línea

la

Técnica cubierta: el colgajo se sutura en el lugar de origen y el camino que recorrerá queda cubierto realizando el movimiento submucoso.

Técnica de tunelización: es idéntica a la técnica cubierta a diferencia que en ésta se labra un túnel intraóseo a través del cual se guiará la erupción del canino.

El resultado periodontal que se obtiene en la técnica cubierta y de tunelización han demostrado ser mejores que con la técnica de fenestración, el diente emerge y preserva la encía adherida que está a su alrededor posterior a su exposición y tracción con fuerzas ortodóncicas 6 .

CASO CLINICO

Disfunción

articular,

y

maloclusión

CII.

Paciente de género masculino de 9 años de edad, que acude al Servicio de Estomatología- Ortodoncia del Hospital General “Dr. Manuel Gea González”, con diagnóstico de

En el examen clínico se observó la ausencia del canino inferior derecho, al realizar la palpación no se percibió ningún aumento de volumen. En el

examen radiográfico reveló la presencia de canino cercano a la raíz del incisivo lateral derecho, en posición oblicua, la corona se encontraba en dirección mesial, en la

radiografía oclusal se aprecia que el canino retenido se encuentra alojado entre las corticales del hueso basal mandibular.

A) B) C) D) E) F)
A)
B)
C)
D)
E)
F)

Fotografías iniciales: A) Fotografía frontal extraoral, B) Frontal intraoral, C) Lateral derecha intraoral, D) Radiografia panorámica, E) Aceramiento de la retención, F) Radiografía oclusal.

Preparación Ortodóncica

Una vez resuelta la sintomatología articular, se decidió colocar aparatología fija Estándar Slot .022, se inicia la fase de alineación y nivelación con la secuencia de arcos Ni-Ti 0.012 al 0.018, posteriormente se colocó arco inferior de acero con cinchado posterior, previamente se

introdujo un segmento de resorte abierto de Ni-Ti, que midiera de la aleta mesial del primer premolar hasta la mitad del slot del bracket del incisivo lateral inferior derecho, para obtener espacio entre los mismos y al mismo tiempo corregir la inclinación distal del incisivo lateral inferior derecho.

Abordaje de la corona del canino

Se infiltra con Lidocaína y Epinefrina al 2% localmente, se realizó un colgajo amplio y con la pieza de baja velocidad se retiró la cortical externa, al descubrir la cara vestibular del canino retenido, se cementó botón con maya cóncava y se colocó una ligadura metálica .010 de acero entorchada para evitar que se soltara la ligadura de la cabeza del botón, la prolongación no se entorcha para permitir la tracción consecutiva sin fracturar la ligadura. Se cerró el

colgajo y después de una semana se inició la tracción de la ligadura hacia el arco. Las citas fueron subsecuentes cada 20 días y en un tiempo de 3 meses, presentó isquemia en la zona, haciéndose visible la cara lingual del canino retenido, se realizó una ventana gingival para la exfoliación y retiro del aditamento para incorporarlo al arco mediante un bracket. Se continuó la secuencia de arcos para realizar la alineación y nivelación del mismo. Posteriormente se obtuvo una oclusión estable y funcional.

B)
B)

B)

B)

A)

C)

B) A) C) D) E) F)
B) A) C) D) E) F)
B) A) C) D) E) F)

D)

E)

F)

Fotografías Operatorias: A) Incisión amplia, B) Eliminación de la cortical externa, C) Descubrimiento de la coronal, D) Amarre del botón hacia el arco , E) Corona traslucida a través de la encía, F) Ventana gingival para favorecer erupción.

CONCLUSIONES

Es fundamental realizar una correcta valoración diagnóstica minuciosa, por medio de exámenes clínicos, radiográficos y tomográficos para detectar cualquier tipo de alteración y/o patologías.

La elección del método terapéutico óptimo depende de un correcto diagnóstico

El objetivo de este trabajo ha sido presentar las diferentes alternativas terapéuticas de un

BIBLIOGRAFIA

caso clínico con retención del canino inferior derecho, con el fin de tener en cuenta todos los factores que están involucrados en la retención dentaria A través del los métodos de recuperación quirúrgico – ortodóncico es posible darle al paciente resultados estéticos y funcionales adecuados.

1. Bruszt P. Neurological anomaly associated with extreme malposition of a mandibular canine. J Oral Surg (Chic) 1958; 11:89-90.

2. Cosme Gay Escoda, Cristina de la Rosa Gay, Tratado de Cirugía Bucal. Editorial: Ergon

3. Coto S; Umaña G.A. Caninos superiores incluidos. Monografía de grado.

Universidad de Costa Rica, 1978; 2.

4. Donado M. Cirugía Bucal Patología y técnica 2ª. Edición Editorial Masson

2004.

5. Esquivel, J. L. Dientes Retenidos. Costa Rica, Publicaciones Universidad de Costa Rica, 1978; 3-8.

6. Kruger, G.O. Tratado de Cirugía Bucal. 5a. Edición. Editorial Interamericana, México, 2000; 75-87.

7. Lucea, A. Caninos Incluidos. Tratamiento con biomecánica de arcos dobles,

Ortodoncia Clínica, 2005; 8 (1); 22-32.

8. Proffit., W., Fields, H. Ortodoncia Contemporánea 3era. Edición. Madrid 2002 536-538.

9. Shafer, WG; Hine, M.K. Levy, B. M. Tratado de Patología Bucal, Tercera Edición. Editorial Interamericana. México, 1974.

10.Torres L. D., Flores R. R., Infante C. P., García C. M. Gutiérrez P. J.L. Transmigración del canino inferior incluido. Presentación de un caso y revisión de la literatura, Med. Oral Patol. Oral Cir. Bucal 2006; 11:E171-

174.

11.Ugalde, M. F. J. Clasificación de caninos retenidos y su aplicación clínica, Revista ADM, Vol. LVIII, No. 1, Enero- Febrero 2001; 21-30.

Chiapasco M. Cirugía oral Texto y atlas en color. Editorial Masson 2004.

López A. J. S., Cirugía oral Editorial Interamericana – Mc Graw Hill 1991.

Raspall G. Cirugía oral. Editorial Médica Panamericana 1994.