Está en la página 1de 57
Danza Profética 1
Danza Profética 1

Danza Profética

Hoy en día Dios está trayendo una restauración completa de la diversidad de expresiones del Hombre en la Adoración, entre ellas destaca la danza, la cual se expone en el presente artículo.

¿Qué es la Danza? La danza se refiere a la acción de saltar o moverse con pasos medidos, regulados por una melodía, canto o música, realizando movimientos del cuerpo con gracia, que corresponde con el sonido de la voz o un instrumento.

La Danza Profética es aquella que es inspirada por el Espíritu de Dios y nace en su corazón, de tal manera que te lleva a interpretar creativamente lo que él desea ministrar al Cuerpo de Cristo, a través de movimientos, bien sincronizados con el sonido de la Adoración. Así mismo, te capacita a danzar con el Rey de reyes en sus cámaras, Aquel que ama tu alma, fluyendo en su presencia para manifestar su poder aquí en la tierra. Y JACOB se fué su camino, y saliéronle al encuentro ángeles de Dios. Y dijo Jacob cuando los vió: El campo de Dios es este: y llamó el nombre de aquel lugar Mahanaim (Génesis 32:1-2)

Jacob estuvo expuesto a una atmosfera de adoración celestial, donde un ejército de ángeles danzantes

adoraban al Padre, ascendiendo y descendiendo del trono de Dios, cielo y tierra en una conexión sobrenatural.

Es por ello que el llamó a ese lugar MANAHAIM, Ejercito de ángeles danzantes. UNA DANZA REAL.

Y quedóse Jacob solo, y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba (Génesis 32:24)

Jacob luchó con un varón, perseverando a través de la Danza, este último le toco en el muslo.

Dios desea tocar tu muslo para provocar que le dances en una nueva dimensión en tu adoración. Jacob perseveró hasta que el ángel le bendijere y así fue, pero primeramente le pregunto su nombre: JACOB.

Lo llevó de una metamorfosis de Suplantador (Jacob) a Rey (Israel) (ver articulo Jacob: De suplantador a rey), lo desató hacia su destino profético, liberó, sanó, consoló, edificó, restauró y estableció en el gobierno de Dios, dándole dominio, para que todas las cosas se sujetaran a Él, le dió DESTINO DE GENERACION EN GENERACION. A través de la danza en la Adoración TU provocas el mismo efecto y obtienes el beneficio de Jacob, eres transformado y mudado en UN NUEVO HOMBRE, y

declaras destino sobre tu generación hasta mil generaciones!!! ALELUYA!!!

Gen 32:30 Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar Peniel: porque vi a Dios cara a cara, y fué librada mi alma.

PENIEL: CARA A CARA CON EL ALTISIMO. Este es el estándar de tu adoración, que puedas decir al iniciar y terminar tu día HE visto la cara del Altísimo.

En el libro de Cantares se menciona lo siguiente:

Tórnate, tórnate (danza, danza), oh Sulamita; Tórnate, tórnate, y te miraremos. ¿Qué veréis en la Sulamita? Como la reunión de dos campamentos (Cantares 6:13 )

La sulamita tipifica la iglesia, la Novia, AMADA, un CUERPO DANZANDO EN ADORACION, como la danza de Manahaim, una danza entre 2 campamentos, donde te unes junto a los ángeles en adoración al Rey, conectando el cielo con la tierra. En el capítulo de Cantares el Amado comienza a describir el Cuerpo de la sulamita (Cuerpo de Cristo), adorador abre tu espíritu para recibir tal revelación:

CUAN hermosos son tus pies en los calzados, oh hija de príncipe! Los contornos de tus muslos son como joyas, Obra de mano de excelente maestro (Cantares 7:1)

Los pies simbolizan, como está tu caminar. Si deseas permanecer en los caminos de Dios, danza en adoración, si no lo haces serás un viajero en corrupción, danzando en un campamento natural y no en el celestial. El reino es tuyo cuando danzas en la corte celestial, cuando estas en él, te dará la forma de actuar y el Rey de reyes pronunciará destino sobre tu vida.

Tus muslos y piernas son como joyas bien cimentadas en el fundamento de Dios (5 ministerios) su gobierno; gracia sobre gracia a tu vida para operar en el poder de Dios, llevándote hacia la perfección y madurez.

Tu ombligo, como una copa que nunca le falta vino mezclado; Tu vientre como montón de trigo Cercado de lirios (Cantares 7:2)

Nunca te faltara el vino del Espíritu Santo, Dios te lleva a su fiesta a través de la Danza.

El montón de trigo y cercado de lirios, simboliza el pan de vida, presencia, revelación, alimento, la palabra

misma de Dios alimentando tu ser (espíritu, alma y cuerpo).

Tus dos pechos, como dos crías, Mellizas de una gacela (Cantares 7:3)

La provisión de Dios (Jehová Yireh) para ti, Él te toma en sus brazos, y alimenta con sus pechos para que te deleites con el resplandor de su gloria, y fluyas en sus fuerzas.

Tu cuello, como torre de marfil; Tus ojos, como las pesqueras de Hesbón junto a la puerta de Bat-rabbim; Tu nariz, como la torre del Líbano, Que mira hacia Damasco. (Cantares 7:4)

Cuello: Que siempre permanezcas en la fortaleza, bajo la guianza y equipamiento de los 5 ministerios en los dones del Espíritu. Ojos: Que no seas engañado, disciernas y conozcas las estratagemas del enemigo. Las cosas secretas sean reveladas a tu vida, porque son para los hijos de Dios. Dios desea llevarte a las alturas para que su carácter sea formado en ti, como hijo de Dios te sienta en los lugares celestiales, y que mires hacia el trono de santidad. Él te santifica en la adoración, dánzale!

Tu cabeza te corona como el Carmelo, y la cabellera suelta de tu cabeza es como hilos de púrpura; el rey está preso en tus trenzas. (Cantares 7:5) Tu vida fructificando en amor, gozo, paz (comunión), paciencia, benignidad, bondad (servicio al Rey a través de la danza) fe, mansedumbre y templanza (dominio, y autoridad, sobre tu vida).

Yo dije: ‘Subiré a la palmera, Tomaré sus frutos.’ ¡Sean tus pechos como racimos de la vid, El perfume de tu aliento como manzanas (Cantares 7:8)

La fragancia de tu aliento como las manzanas, Dios siempre está buscando los frutos en tu vida, más allá de dones y habilidades.

Y tu paladar como el mejor vino!” “Entra suavemente el vino en mi amado, Como fluye por los labios de los que se duermen (Cantares 7:9)

ERES LLAMADO A LO MEJOR, REGOCIJATE EN EL AMADO Y DANZA CON EL QUE AMA TU ALMA

Dios desea llevarte hacia nuevas dimensiones en la Adoración, EL es ELOHIM e IMPARTE A TU VIDA SU CREATIVIDAD para que le adores con diversidad de expresiones, y que llegues a ser un adorador EXTREMO

y completo, ofreciéndole una Adoración llena en frutos, dones, y expresiones. AMEN!!!

He aquí dice el Señor rompo todo molde, toda religiosidad, toda limitación y barrera en tu vida, y desato un FLUIR en libertad para que me adores y manifiestes mi poder, para que tu Adoración sea olor fragante para mí!

Ap. Marcos Coronado Danza Profetica www.adoracionprofetica.com

DANZA Y EL BAILE (PARTE I) Apóstol Rony Chaves

Todos creemos en la inspiración verbal de la Biblia y sobre todo la del Salmo 150, pero al mencionar el verso 6 del mismo (“Alabadle con pandero y danza”) muchos titubean y hasta dudan de ella. Hasta hoy se ha dicho en muchos púlpitos que la danza fue sólo para el tiempo de David y hay quienes absurdamente afirman que la danza es sólo de la carne (de gente carnal y no espiritual) y legan hasta la osadía otros, de afirmar peligrosamente que es del diablo.

David danzó y mandó danzar en su tabernáculo. Hoy este mismo principio se está restaurando. Aleluya.

Danza es una serie de movimientos cadenciosos o rítmicos del cuerpo, llevados a efecto por la motivación exterior de una voz, o de instrumentos interpretados por músicos que marcan un son. Por tanto, danzar es sinónimo de ejecutar movimientos rápidos y hasta temblorosos marcados con cadencia, siendo la cadencia la medida que regula el movimiento del que danza o baila.

Danza es sinónimo de bailar. Bailar es ejecutar mudanzas o cambios de posición bajo ritmo.

La danza es una bella manera de alabar a Dios en una forma más completa o integral, pues involucra primero el cuerpo y el alma, llevándonos a una esfera mayor, la del espíritu. Nos lleva a un verdadero climax de júbilo que nos conduce a cumplir su verdadero propósito de existencia, a la adoración sincera y espontánea. Aleluya.

¿DÓNDE COMENZÓ LA DANZA LLEGÓ?

Y COMO NOS

Si David introdujo música, cantos e instrumentos por su percepción en revelación divina de lo que ocurre allá en la eternidad con respecto a la adoración al Señor, ¿No

sería que también entendió que la danza surgió en la eternidad y no en esta tierra?.

¿Danzará Dios? ¿Danzarán los ángeles?.

¿Bailará y se gozará Dios, bailarán y se gozaran los ángeles?

¿Gritará y saltará el Creador y sus ángeles allá en la eternidad?.

¿Por

hombre y por qué danzó

qué danzó el

David?

¿Deberá danzar la Iglesia y por qué?

¿De quién lo aprendió Israel y los antiguos?

¿Deberemos danzar y bailar también nosotros?.

Para poder entender la magnitud de lo que significa la danza como vehículo de expresión para la alabanza de Dios es necesario remontarnos a los primeros hombres en la tierra.

La arqueología, ciencia que estudia lo referente al hombre y sus culturas en relación a la antigüedad afirma que difícilmente se podría marcar el tiempo en que el hombre comenzó a danzar. Los arqueólogos creen que el hombre ha danzado siempre, y más significativamente dicen que danzó mucho antes de que articulara con su boca, labios, lengua y dientes, palabras y sonidos. Aleluya.

El movimiento es y ha sido la primera manifestación o forma de expresión del hombre, la danza ha sido

entonces un medio de expresión antiquísimo, en el cual el hombre ha manifestado gozo, júbilo y sobre todo adoración.

Mucho antes de saber hablar (o de hablarse), las personas expresan o se expresan algo a través del movimiento, encogen las cejas o las alzan, y usan las manos para manifestar un pensamiento o acentuar un significado. También con el cuerpo, pies, manos o cabeza hacen manifestaciones más sencillas y menos concretas, sin darse cuenta. Cuando tienen gozo se balancean alegres y dichosos, tiesos y rectos cuando están con ira. Si hay tristeza bajan los hombros, si hay duda mueven a los lados la cabeza y si algo los alegra mueven manos, hombros y aún hasta la cabeza.

Es de recordar cómo por medio de movimientos de los dedos, las manos y la boca (y aún señas corporales) el sordomudo obtiene su lenguaje.

La Biblia nos exhorta a ser semejantes a los niños en nuestra forma de ser, la danza es una forma de ser como ellos. Cuando los niños son de tierna edad, sienten el placer del movimiento rítmico, del saltar, del brincar y del caminar al compás, con o sin música. Pueden aprender que es divertido colocarse en ciertas posturas. Al adoptar esas posturas expresan un significado pero crean también cuadros plásticos con sus cuerpos.

La danza puede constituir una manifestación o expresión directa por medio de movimientos rítmicos, ya individual, ya colectivamente.

Hace 12 años tuve, como un requisito para cursar y aprobar mis estudios de Odontología en la Universidad que matricularme en un curso llamado “Expresión corporal y danza moderna”, en el cual sin palabras, sólo por la misma expresión de todas las partes del cuerpo, se llevaba a los participantes a manifestar todo un mensaje a la audiencia. Hoy a nivel cultural y con antecedentes históricos muy antiguos la danza y la expresión del cuerpo son medios de expresión sin palabras que llevan mensajes e ideas bien definidas a los seguidores de tal arte.

Los antiguos de la Edad Media y de épocas aún mucho más remotas usaron la danza, la mímica y sistemas de expresión semejantes para llevar a los pueblos diversas historias sin palabras. Es de notar, que la Iglesia se vio engrandecida en número porque se usó y se ha usado este método para llevar el mensaje del Evangelio a los hombres, sin palabras (llamado “mimo” o “pantomima”).

Hace miles de años los hombres de las cavernas hicieron dibujos y pinturas de hombres y animales en las paredes de las cuevas en que habitaban, en el sudoeste de Europa. Dibujaron cazadores dando un gran alto en el momento de disparar su arco o con los

brazos en cruz, abiertos después de haber disparado una flecha. Dibujaron también otras figuras humanas en el momento de saltar o brincar con típicos movimientos e danza. Los arqueólogos señalan que estas pinturas representan danzas rituales, en las cuales expresaba el hombre el buen resultado que esperaban alcanzar en la guerra o en la caza.

Los arqueólogos han descubierto que las danzas de todos los pueblos primitivos tienen características comunes, implicando esto para nosotros los creyentes que todos los hombres en el principio danzaron para un único propósito, Dios. Aleluya.

Comparando las reliquias arqueológicas existentes, tales como pinturas en las cuevas y las imágenes de piedra, se llega ala conclusión que todos los pueblos primitivos han practicado siempre la danza, y lo han hecho cada vez por las mismas razones y motivos y de un modo semejante. ¿No será que todos los pueblos han tenido un igual principio, un propósito común, el cual es Dios?.

Las danzas antiguas de los pueblos primitivos, así como sus motivaciones, comprenden pocas cosas:

nacimiento, amor, enfermedad, muerte, día, noche, vientos, tormenta, el sol y la luna, las estrellas y los cambios de estaciones, las bellezas de la naturaleza y un Ser Supremo. Pero además si esperan muchas cosas: abundancia de alimentos, victoria en la guerra,

muchos hijos, fecundidad de sus animales y fertilidad de sus campos.

No teniendo palabras los pueblos primitivos con qué expresar sus emociones y deseos lo hacen por medio de movimientos rítmicos de su cuerpos, giran y saltan, golpean el suelo con los pies, alzan los brazos, se encorvan, patean y brincan, gritan, salmodian y cantan, palmean y baten tambores para marcar el ritmo de sus danzas.

La danza a través de las edades nos indica que tuvo un principio común para todos los humanos en el Creador. Lamentablemente con la llegada del pecado a los Adán, todo el propósito para el cual fue creado el hombre, no sólo con respecto a la danza, sino también respecto a la música y el canto, se pervirtió en manos de los hombres que han estado bajo la influencia del diablo. Pero aún podemos, dentro de todos los rasgos culturales de los pueblos, entresacar el verdadero valor de la danza, la expresión de adoración a Dios más emotiva que pueda quizás manifestar el hombre.

La danza llegó así de hombre a hombre, de pueblo a pueblo, desde el principio a las mayores civilizaciones.

Cuando los antiguos egipcios comenzaron a grabar ideogramas, emplearon la figura de un hombre danzando para representar la alegría o felicidad. Pinturas y grabados descubiertos en tumbas y otras

partes por todo Egipto muestran que la danza alcanzó allí un alto desarrollo y jugó un papel importante en la vida del pueblo egipcio. Los sacerdotes ejecutaban algunas danzas rituales sin espectadores. Los escritores de la Antigua Grecia (imperio posterior al egipcio), hicieron frecuentes comentarios a la danza, la cual formaba parte entre los griegos de la educación nacional.

Aristóteles, pensador griego, definió la danza así: “es la imitación del carácter, emoción y acción por medio de movimiento rítmico”. La Antigua Roma tomó la mayoría de sus danzas, primero de los etruscos y después de los griegos. Hubo sin embargo, unas pocas danzas rituales originales de los romanos.

¿De dónde recibieron la danza los judíos?. Aunque Israel estuvo cautivo decenas de años en Egipto y sometido desde luego a su influencia cultural y religiosa, la danza no la aprendieron de los egipcios. Es de notar que Egipto tenía danza en su cultura, prueba de ello es que en algunas tumbas egipcias se conservan escenas de banquetes con intervención de bailarinas, pero aún así los israelitas recibieron el conocimiento de la danza como la mayoría de los pueblos, por origen e inspiración divina.

En el capítulo 5 del Éxodo y en el verso 1, Moisés y Aarón, al presentarse delante del Faraón le expresan la voluntad de Dios para Israel: deben ser dejados en

libertad para ir al desierto a celebrarle la fiesta a Jehová. Una fiesta implica gozo, alegría y según las costumbres orientales, danza y baile.

En el capítulo 15, al haberse logrado la libertad de Israel por los milagros de Dios, Moisés lleva a Israel al desierto a celebrar fiesta en honor a Jehová, allí el pueblo sigue a su líder y canta a Jehová, pero en el verso 20 y 21, María hermana de Moisés y profetisa de Israel, tomó un pandero en su mano y acompañada de todas las mujeres, salieron en pos de ella con panderos y danzas. Israel ya en el cautiverio sabía danzar para Dios, mayormente lo hizo en plena liberación.

Israel utilizaba el baile y la danza:

a) Para celebrar las conquistas o efemérides nacionales como en el pasaje citado de Éxodo

15:20.

b) Para recibir a sus héroes y felicitarles por la victoria, como en I Samuel 18:6-7 al ser recibidos David y Saúl después de derrotar a Goliat el gigante filisteo. También en Jueces 11:3-4, se expresa esta práctica judía al ser recibido Jefté por su hija con danza al vencer a los amonitas (versos 28 al 33).

c) Para manifestar gozo por alguna bendición especial, como en II de Samuel 6:14, al danzar David y su pueblo al llegar el Arca del

Pacto a su casa y en Lucas 15:25 al celebrarse con danza el retorno al hogar del hijo pródigo perdido. Aleluya.

d) En los servicios religiosos y actividades que tenían que ver con la fe, como en el Salmo 149:3 y en el 150:4.

e) Por lo general, la gente danzaba ante Dios y en grupos o corros, como evidencia de su gratitud y libertad en Él (Lucas 7:32. En Jeremías 31:13 se motiva a vírgenes, ancianos y jóvenes a gozarse en la danza al recibir una liberación total de la condenación. En el Salmo 68:25 se indica que en el orden del culto judío las doncellas danzando ocupaban un lugar importante. En Jueces 21:21, se habla de una práctica que hoy traería enorme gozo a la Iglesia, la danza en corros o grupos; allí se tomaban de las manos los danzantes y adoraban con su danza al Señor.

Escrituralmente se ve, que la danza fue vivida y practicada en Israel y llevada a un punto culminante por David, tipo de Cristo. La danza es una forma de alabanza que tiene sus raíces en el mundo del gozo, en la morada de Dios. La danza y el baile es aprobado por Dios, pues es una manifestación plena de un espíritu libre en Cristo Jesús, es la expresión máxima de una criatura que se despoja de si misma y de qué dirán para magnificar a la Deidad Suprema con su cuerpo. La

danza agrada al Padre, pues brota del espíritu vivificado por Él, Dios celebra nuestra danza y nuestro baile pues Él es quien lo ha puesto en nuestros corazones en lugar del luto y lamento (Salmo 30:11).

Dios es quien mueve a danzar, Él es quien celebra, festeja allá en los cielos con los ángeles cuando un solo pecador se arrepiente de pecado. Él conmemora y se goza con danza sobre nosotros con cánticos (Sofonías 3:17). Su gozo es nuestra fortaleza y para que Él se goce debemos darle la mayor ofrenda de alabanza que involucre nuestro cuerpo, la danza. Nuestra fortaleza viene de su gozo (Nehemías 8:10) y por ende de nuestra humillación ante Él por danza y la alabanza. La danza implica dejar a un lado los prejuicios, el ego y el orgullo y presentar nuestro cuerpo en sacrificio vivo, santo y agradable al Padre, que es verdaderamente nuestro culto racional (Romanos 12:1). La danza es parte de la ministración de la eternidad, procede de Dios y Él la acepta de corazones de niños, limpios de pecado y dispuestos para Él.

¿POR QUÉ DEBE VOLVER LA DANZA A LA IGLESIA?

La danza es una experiencia creadora. Todas las personas especialmente cuando son jóvenes, tienen pensamientos y sentimientos que no son capaces de expresar en palabras, son para ellos realmente importantes y es grande el impulso de expresarlos.

La danza puede ser el mejor medio para ello, ya que el movimiento es tan natural como el habla y con frecuencia hasta más expresivo y libre. La danza es un lenguaje de alabanza agradable al Padre. La danza proporciona a los danzantes diversión, gozo, y libertad bajo el movimiento rítmico.

Es un medio de adoración en grupos que motiva el mover poderoso del Espíritu Santo. La danza individual, pero mayormente en forma colectiva (corros), ayuda a mantener sólidamente unida a la congregación.

Los corros de danza o cercos que forman varias personas unidas por sus manos para divertirse alabando a Dios (y que dejan un espacio redondo) involucran a la mayoría de la congregación haciendo que la alabanza sea muy activa para todos.

LA DANZA Y EL BAILE (PARTE II) Por Apóstol Rony Chaves

CARACTERÍSTICAS Y FORMAS DE LA DANZA.

Técnicamente a las primeras danzas de los pueblos se les llama “danzas primitivas”. Ellas se agrupan por lo menos en tres clases predominantes:

a) Danzas mágicas o religiosas. Estas se bailan

para rendir culto a una divinidad. En el caso de los pueblos paganos lo hacen a sus falsos dioses, como lo hicieron los sacerdotes de Baal en el Monte Carmelo frente al profeta Elías (I Reyes 18:26). En el caso nuestro a la Divinidad Suprema, Jehová Dios de los Ejércitos. Amén.

b) Para iniciar a un sacerdote en el servicio.

c) Para asegurar la abundancia de alimento (en caza, pesca y agricultura) o para curar enfermedades, siendo los médicos y sacerdotes que han sido educados desde su niñez los que suelen dirigir esta clase de danzas.

Las danzas que tienen un propósito tribal o social se bailan en el nacimiento de un niño, en la iniciación de muchachos y muchachas en la vida activa de la tribu, en los casamientos, en las iniciaciones y ceremonias de sociedades secretas y en estado de guerra.

Las danzas también son de juego o recreativas y se bailan por diversión, por el puro placer que proporciona el movimiento físico. Los bailarines pueden aprovechar la danza para alardear de su destreza y resistencia atlética.

Estos aspectos mencionados de la danza en diferentes culturas nos muestran la gama de manifestaciones de alabanza que se podría tener en la Iglesia, desde luego practicando la danza de acuerdo a la Palabra y con una motivación clara, alabar a Dios.

En todas partes, los pasos fundamentales de la danza primitiva son semejantes, con movimientos amplios y expansivos en los hombres y pequeños, afectados y sin saltos muchas veces, en las mujeres. Aunque las danzas tribales parecen a veces salvajes y sin pauta, tienen siempre reglas, como bíblicamente también existen reglas para que Dios se agrade de nuestra danza (obediencia, humildad, santidad, pureza).

En algunas tribus las equivocaciones de los danzarines son castigadas con la pena de muerte (el creyente que danza para Dios en pecado y con orgullo se expone a la misma pena), II Samuel 6:5-7.

Todos los miembros de las tribus, hombres, mujeres y niños, paticipan por lo menos en algunas fases de la danza, siendo excluidos algunos miembros por breve tiempo, por causa de luto.

La mayor parte de los pueblos primitivos usaban la danza para mantener unido el grupo social.

Ejecutan danzas de pantomima, en las cuales imitan con el movimiento y los gestos lo que quieren

conseguir. Cuando quieren alcanzar victoria en una guerra, danzan una danza de victoria, antes de salir de caza remedan en la danza una cacería afortunada, cuando desean lluvia para sus tierras o siembras, bailan una danza de la lluvia.

El pueblo cristiano tiene su posesión, herencia y bendición de Dios. Dancemos sólo para Él. Amén.

LA DANZA EN LA IGLESIA PRIMITIVA.

Los padres de la Iglesia se dieron cuenta de que el pueblo necesitaba de la danza y el baile. La Iglesia cristiana romana ayudó a que no desaparecieran las danzas. En el siglo VII se prohibieron las danzas eclesiásticas, pero en algunos lugares continuaron bailándose por mucho tiempo. Aunque la Iglesia cristiana contribuyó mucho a la supervivencia de la danza en Europa, no fue la única causa de ello, el pueblo se hallaba muy apegado a los restos de sus antiguos rituales: uno de éstos era la danza de mayo, una antigua danza de la fertilidad; otro el Carol (precursor de nuestros modernos villancicos), un baile en ronda o círculo, acompañado usualmente de canciones. La danza popular floreció en la Edad Media y apareció en dicha época la danza cortesana.

Aunque ya, al mezclarse el paganismo y la idolatría con el cristianismo de los primeros siglos y con ello la decadencia gradual de la mayoría de los principios

apostólicos que rigieron la Iglesia primitiva, es de notar que se podía percibir que la danza y el baile eran practicados por ellos para alabar a Dios.

Hoy, tiempo de cumplimiento escritural para restaurar lo que yace caído del tabernáculo de David, esa danza será restaurada y no con mezclas de paganismo y mundanalidad, sino elevada a una danza pura y agradable a Dios.

DIFERENCIA ENTRE BAILE Y DANZA.

Realmente danza y baile son sinónimos. Bailar es hacer mudanzas con los pies, el cuerpo y los brazos en orden y compás. Danzar es ejecutar movimientos rápidos y cadenciosos con el cuerpo, al son de la música.

Aunque son realmente prácticas muy semejantes, tienen su diferencia que significan importantes matices.

El baile suele tener un carácter popular y un sentido para el grueso del pueblo, un carácter restringido o privado, pero más accesible al pueblo. La danza exige cierta distinción, agrupamiento y publicidad.

El baile es más individual y espontáneo, quizás la danza es más colectiva y ensayada, de más seriedad.

La Biblia nos exhorta tanto a glorificar a Dios con danza como con baile (Salmos 150:4; 149:3).

LA DANZA QUE AGRADA AL PADRE.

Es muy necesario dejar sentado que no toda la danza agrada a Dios, ni toda anza o baile es procedente de la motivación del Espíritu Santo.

El diablo es también productor de muchas imitaciones y recordemos sobre todo que su labor se circunscribe en un alto porcentaje de acción en los cristianos. El puede producir su música, su baile, y su danza (II Corintios

11:14-15).

Danza y baile humana y mundanamente hablando por la perversión que satanás ha hecho de ellas, significa a menudo orgía y disipación (I Samuel 30:16-17). Y también las practicaban los paganos.

Los malos tienen su danza, su salto y su baile, pero no quieren acercarse a Dios (Job 21:7-15).

En el libro de Marcos 6 y versos del 14 al 29, se nos habla de cierto tipo de danza practicado por la hija de Herodías, mujer de Herodes, rey de Israel (vivían en adulterio), la cual satisfizo al jerarca y como resultado de ello fue cortada la cabeza del profeta Juan. Esta fue una danza pecaminosa y satánica.

Éxodo 32, nos narra una experiencia amarga para el pueblo judío en el desierto, mientras Moisés estaba en su ayuno de 40 días delante de Dios en el monte, el pueblo judío estaba en la tierra danzando y haciendo

fiesta libertinamente para un becerro de oro que había levantado como imagen de Dios al tardarse Moisés. Al descender Moisés al pueblo (Éxodo 32:19) ardió en ira

y reprendió al pueblo. Dios manifestó también su

desagrado desatando juicio de muerte en medio de este pueblo. Era danza idolátrica y diabólica desagradable a Dios.

En el libro de I de Reyes 18:26-29 se presenta la

lucha o enfrentamiento de Elías y los profetas de Baal

en el Monte Carmelo; estos falsos sacerdotes clamaban

a su dios saltando y danzando para Baal y cortándose el cuerpo con lancetas para que respondiera su clamor. Esta danza no agradó a Dios y al fin de la pelea todos estos líderes paganos fueron degollados por órdenes del profeta de Dios.

Y el caso más importante, pues se trata del mismo David quien nos muestra con su práctica lo importante de la danza. En el libro de II de Samuel 6, observamos que al traer el Arca del Pacto a Israel al ser reconquistada de los filisteos, David danzó con Israel delante de ésta y lo hizo con música y un gran número de instrumentos, pero la muerte llegó en aquellos momentos a Uza, compañero de alabanza de David, Dios no se agradó de esta danza de Israel. ¿Por qué?.

El mismo David, el mismo Israel, con la misma música e instrumentos, danzaron con toda su fuerza al trasladar el Arca de casa de Obed-Edom a la casa de David y aquí no hubo muerte. Dios se agradó de esta danza. Esto significa que hay un secreto a descubrir para que la danza agrade al Padre; esto está manifestado en la Palabra. Podemos darle danza a Dios que no le agrade y podemos agradarle también con danza y baile.

Varios elementos son necesarios para que nuestra alabanza y nuestra danza agraden a Dios y la acepte como olorosa ofrenda:

a) El individuo que así lo haga debe ser nacido de nuevo, es decir hijo de Dios por el Espíritu Santo (Juan 1:11-13).

b) Debe estar en correcta relación con Dios en el momento de traer su ofrenda de alabanza al altar.

c) No debe haber ningún tipo de pecado en su corazón. Debe tener una correcta relación con los hombres al ofrecer su ofrenda a Dios (Hebreos 12:14-15), la amargura, el odio, ira, rechazo y resentimiento hacia otros no deben estar en el corazón de un ofrendante al Padre Celestial.

d) No debe haber orgullo ni vanidad, ni egocentrismo en su corazón (ni un deseo de

lucimiento personal o vanagloria, pecados satánicos), Salmo 138:6; Santiago 4:6).

e) Debe haber una profunda sinceridad, la cual es necesaria e indispensable. La mente y el corazón deben estar puestas en Cristo (Hebreos 12:2). La insinceridad es tratar de acercarse a Dios sólo de labios, pero con un corazón lejos de Él. Esto no agrada al Padre (Isaías 29:13). Las expresiones “orar en la carne” o “danzar en la carne” no tienen significado real si hubiera sinceridad en el que ora o danza, la falta de ella hace que todas nuestras alabanzas a Dios sean carnales y por lo tanto desagradables a Dios.

f) Debe tener un total respaldo de la Palabra. Todas nuestras prácticas de alabanza, como la danza y el baile, la música y el uso de instrumentos y el canto sólo agradarán a Dios si han sido ordenados por Él a través del Espíritu Santo. Amén.

g) Debe privar en el corazón del ofrendante una actitud total de obediencia, sujeción y mansedumbre. Dios no acepta ofrenda de corazones rebeldes, pues la rebelión y la obstinación son para Él como pecados de adivinación e idolatría. (I Samuel 15:23-24).

h) Debe existir en el corazón del ofrendante una actitud de niño, es decir, humildad, paz y armonía que promueve la unidad y la integridad en el cuerpo al alabar a Dios.

i) Una total entrega, respaldo y reverencia al ofrendar a Dios.

j) La carencia de los valores apuntados sólo trae desagrado a Dios y disciplina para el irreverente “adorador”. Busquemos la pureza y la santidad. Amén.

DANZA Y EL BAILE (PARTE III) Por Rony Chaves

LA OFRENDA MECIDA Y ENCENDIDA AL PADRE

En el Antiguo Testamento Dios instruyó a Israel a traer ante el altar diversos tipos de ofrendas de animales y otros materiales, símbolos de ofrendas de alabanza que saldrían del corazón del hombre. Una de ellas era la ofrenda mecida.

En Éxodo 29:23-25,Dios manda a Moisés al instituir el sacerdocio de Aarón (de la Ley) que tome tortas de pan de diverso tipo y puestas en las manos de Aarón y sus hijos, los sacerdotes las mecieran delante de Dios para consagrárselas.

Esto se llamaría ofrenda mecida al Padre, es decir ofrenda que se movía acompasadamente de un lado a otro con dominio perfecto y se le ofrecía a Dios. Luego

se tomaba y se llevaba directamente al altar y se encendía ardiendo sobre el holocausto como olor fragante delante de Jehová. Esta era ofrenda encendida a Dios. Esta práctica fue instituida en la Ley por Moisés para que los sacerdotes mecieran delante de Dios las ofrendas que serían de olor fragante para Dios y que motivarían Su aceptación para con los ofrendantes (Levítico 7:30; 8:27; 23:11).

Este tipo de ofrendas es un símbolo de nuestras propias vidas que son presentadas hoy a Dios por la obra redentora de Cristo como sacrificios vivos, santos y agradables (Romanos 12:1).

La ofrenda mecida es aquella danza en alabanza donde suave y acompasadamente movemos nuestro cuerpo, casi sin levantar los pies de nuestro lugar, levantando nuestras manos y moviéndoselas al Padre en actitud de entrega y adoración total, mientras le amamos con nuestros labios. Esta danza es quieta, profunda, muy interna y personal, sublime y limpia para Él. Dios la acepta y en el fuego de la adoración por el fluir del Espíritu Santo, ésta se convierte en una bella ofrenda encendida de alabanza que sube como olor suave y grato a la presencia del Altísimo.

MANIFESTACIONES DEL CUERPO EN LA ALABANZA

Tres pasajes claves además de toda una verdad doctrinal a través de la Escritura, nos presenta al hombre como un ser de naturaleza triple en unidad (tricótomo). Estos son

a) I Tesalonicenses 5:23, donde el apóstol Pablo pide a Dios que guarde en la santidad debida a su pueblo en alma, cuerpo y espíritu.

b) Génesis 2:7, presenta el momento de la creación del hombre, dotándole Dios de un cuerpo, aliento de vida (espíritu) y como conjunción de ello, resultó un alma viviente, un ser trino.

c) En Lucas 2:40, habla La Palabra del crecimiento en esas tres esferas que Jesús en su niñez desarrollaba: estatura (cuerpo), en gracia con Dios (espíritu) y sabiduría (mente o alma).

Lo anterior nos sirve de base para afirmar que estos tres elementos juegan un papel importante en la alabanza al Señor. La música y el canto deben

considerar los tres aspectos para que la ministración a Dios sea equilibrada y logre conducir a la congregación

a la presencia de Dios en forma sabia, espiritual y ordenada. Aleluya.

El cuerpo es lo que refleja al alma y sus emociones,

siendo el responsable de ejecutar sus deseos, sus apetitos y su voluntad.

Si el hombre está en su estado natural (sin Cristo en el corazón), el alma con sus pasiones carnales y pecaminosas dominará al cuerpo, y lo que este exprese será desagradable al Padre Celestial. Procede de la carne (Gálatas 5:19-21; 6:7-8; Romanos 8:1).

Los sentidos en el cuerpo son las ventanas o puertas (gusto, tacto, olfato, oído y vista) por medio de las cuales el alma recibe a través de los centros sensoriales dispuestos en el cuerpo las influencias externas que le van a afectar para bien o para mal, dependiendo de la fuente de la cual procedan las sensaciones recibidas (de Dios, del diablo, de los humanos). Lamentablemente en el mundo natural, donde el pecado y sus tentaciones influencian el alma, el espíritu humano recibe también su descarga negativa a través de la voluntad, del alma y los sentidos. Aquí indefectiblemente domina la carne y no el espíritu. Es de indicar por lo tanto, que si un hombre no está en su estado natura, o bien si es un verdadero cristiano, renacido por el Espíritu Santo, lo que dominará en él no será la carne sino su espíritu vivificado y por ende las manifestaciones del cuerpo serán sacrificio agradable a Dios.

Es necesario enfatizar que lo malo no es la danza, ni el baile, ni la aclamación, ni el aplauso, sino la actitud con que se dance, baile o aclame o se aplauda. Estas

prácticas son bíblicas, lo que las ha desvirtuado es el hombre, alimentado en sus pasiones por el diablo.

Veamos cuántas cosas tiene el alma y qué bien pueden

ser alteradas positiva o negativamente con la música y

el canto; en ella está el entendimiento, mente o

inteligencia, donde tiene su asiento la percepción del mundo que nos rodea, la memoria que resguarda hechos presentes y pasados, la imaginación que nos ayuda a idealizar, la expectación y esperanza, la razón

o el juicio. También en ella se apoya el gusto o aprecio

de las cosas (talentos, aptitudes y cualidades innatas;

todas ellas mentales). Además, involucra el alma las pasiones y apetitos que desviados llegan a convertirse en terribles aberraciones de la carne, así como lo afectivo, emotivo y sentimental y también el sufrimiento o el gozo.

El alma comprende la mente, las emociones y la

voluntad, las cuales son pasos hacia el espíritu del hombre. Por ello repito, es necesario que la

ministración a Dios considere estos factores y los lleve

a un punto de equilibrio. Hoy más que nunca

necesitamos una verdadera alabanza espiritual para Dios. Amén.

La voluntad del hombre está determinada por lo que

domine en él, si es su alma, sus actos y decisiones

serán llevados al plano d pecado, lejos de la voluntad

de Dios, más si es su espíritu vivificado por Cristo, será

llevado a guiado a una vida abundante por el Espíritu Santo.

Veamos también todo lo que tiene su asiento en el espíritu y analicemos en base a ello todo lo que con la danza y adoración puede ser ministrado o lamentablemente bloqueado y lastimado. El espíritu es el santuario de hombre, es la parte incorpórea donde radica el conocimiento o desconocimiento de Dios; es la parte del hombre que lo saca de un plano de simple criatura animal y lo lleva a existir como un ser superior y con eternidad. Es la parte sensible que puede oír a Dios. En el espíritu está el instinto y en esta parte del ser hay intuición y percepción del mundo espiritual, es la porción del ser que adora y reconoce lo divino. En él está la conciencia y el control de nuestra voluntad, él decide en aspectos importantes como nuestra acciones, obediencia, rectitud y fidelidad. En él está el asiento de la fe o confianza en Dios y la comunión. En él se evidencia el gozo, la libertad y la alegría del Señor.

Al comprender los aspectos del alma y del espíritu antes mencionados, la expresión “manifestaciones del cuerpo en la alabanza” involucra algo más que levantar las manos y mover los pies. Implica que en la alabanza integralmente, espíritu, alma y cuerpo deben expresar a Dios con todo su ser y posibilidad que Él es Digno de toda la gloria (Romanos 12:1).

Por ello es necesario e imprescindible que el alabador o adorador sea verdaderamente hijo de Dios, nacido de nuevo por el Espíritu Santo para que su alabanza sea aceptada por el Señor.

No se pueden usar para motivar a toda la congregación métodos de grupo o manipulaciones sicológicas para que todos se sometan a la alabanza que nosotros queremos imponer; en este caso, el de la alabanza y la adoración, se debe respetar la libertad del hombre; la motivación debe ser sólo la Palabra, la hora del Espíritu y un testimonio íntegro de gozo en la alabanza. Poner a todos a hacer lo mismo religiosamente puede provocar que aún los mismos inconversos o incrédulos lo quieran hacer sin reverencia o se vean forzados a hacerlo, siendo esta alabanza, fuego extraño delante de Jehová.

Dios nos llama a alabarle con el alma; a adorarle en espíritu y en verdad; por tanto cuando Su Espíritu se hace manifiesto en medio de Su Iglesia, Él nos motivará a que lo hagamos con expresiones visibles, manifestaciones corporales que expresan profundas verdades que radican en el interior del hombre, Salmo 103:1; Juan 4:24.

He aquí lo que nos enseña de ello la Biblia:

a) Alabad a Dios con danza (Salmo 150:4 y Jeremías 31:13).

b) Alabad a Dios con baile (Salmo 30:11).

c) Alabad a Dios con aclamación y cánticos (Salmo 47:1; 95:2).

d) Alabad a Dios en voz alta (en vuestras gargantas) (Salmo 47:1; 149; Isaías 43:7,21; Hebreos 13:15).

e) Alabad a Dios con risa y regocijo (Salmo 100:2; 126:2).

f) Alabad a Dios con júbilo (Salmo 47:1).

g) Alabad a Dios con aplausos y batir manos al cielo (Salmo 98:4; 47:1).

h) Alabad a Dios levantando las manos a Él (Salmo 63:4; 134:2).

i) Alabad a Dios con expresiones de alegría (Salmo 98:4).

j) Alabad a Dios con alabanza (Salmo 95:2).

k) Alabad a Dios con instrumentos y cánticos (Salmo 149 y 150).

l) Alabad a Dios con la boca y la lengua (y también en lenguas) (Salmo 51:14-15; Hechos 2:11; I Corintios 14:14-15).

m) Alabad a Dios con llanto (Salmo 42:3; Joel

2:12).

n) Alabad a Dios con brincos y saltos (Salmo 68:3; Malaquías 4:2; Hechos 3).

o) Alabad a Dios de rodillas o postrado (Salmo 95:6; Efesios 3:14).

p) Alabad a Dios acostados (Salmo 149:5).

q)

Con todo el ser y las fuerzas ( II Samuel 6:14; Romanos 12:1) Alabad a Dios.

DANZEMOS

Pastora: Patricia Brearley

Apoc 19: 6-7

La alabanza y la adoración son términos que están íntimamente relacionados.

Gocémonos: La palabra griega “Agallelio” significa “danzar” (danzemos). Esto es saltar de gozo al prepararse para las Bodas del Cordero. Las Bodas del Cordero son un evento futuro para la Iglesia de Cristo, es decir para todo creyente redimido. Es la Cena final en celebración a la victoria de Cristo en la cruz.

Alegrémonos: La palabra “alegrémonos” en el griego es “Choriopega” que significa “danza coreografiada”. El Espíritu Santo cumplirá lo escrito en el libro de

Apocalipsis cuando la Novia de Cristo, La Iglesia, esté danzando y coreografiando su camino al cielo.

Los primeros 16 capítulos del libro de Apocalipsis nos hablan de juicios, tribulaciones, el espíritu del Anticristo, y los tiempos del fin.

En los capítulos del 19 al 22, se nos vuelve a recordar de la victoria que tenemos en Cristo Jesús. Estos últimos 4 capítulos nos hablan de quienes somos en Cristo no importando lo que hayamos vivido en este mundo.

Una de las principales actitudes que un cristiano debe tener en los tiempos finales es la de “gozarse” y “alegrarse” en cualquier situación que viva. El estar alegres y gozosos es un mandato. En el griego vemos que “Agalleleo” significa “danzemos” y “Choripoega” significa “alegrémonos”.

Se ha argumentado mucho que en el Nuevo Testamento no hay referencia exactas acerca de la danza, pero estudiemos Lucas 10:21.

Alguna vez has pensado que Jesús danzaba? Por supuesto que lo hacía.

La palabra “regocijo” es Agalleleo (danzar).

Jesús no excluyó la danza de su forma de alabar y adorar al Padre, sino que la incluyó. El se regocijaba y al mismo tiempo cantaba al Señor en medio de sus discípulos.

Jesús, quien era el líder de canto, el Salvador, el Salmista, el Hijo de Dios, el gozoso lirio de los valles, el soberano maestro de la palabra quien enseñó a los fariseos, danzaba mucho. Aquí vemos a Jesús como un director de alabanza quien exalta al Padre con danza en medio de sus discípulos.

Vayamos a Lucas 15: 25 para estudiar la enseñanza propia de Jesús acerca de la danza.

“Y su hijo mayor estaba en el campo: y cuando vino, y llegó cerca de la casa, oyó la música y las danzas”.

La música y la danza aparecen con frecuencia en la

Biblia y aquí las tenemos Pródigo.

del Hijo

en la Parábola

Cerca de la casa: En este ejemplo, la casa es la Casa de Dios.

Este es

perdido regresan a su casa (la Iglesia local).

el

día en

que el

Hijo Pródigo o el pecador

Hoy en día, Dios está construyendo la iglesia local de la que nos habla el Nuevo Testamento. En esta iglesia la música y la danza son los elementos más importantes. Sin embargo, hemos aceptado la música pero por qué tenemos tantos problemas para aceptar la danza?

Si hemos aceptado el coro, las canciones, las trompetas y la alabanza, por qué la danza es tan controversial?

La danza es controversial por varias razones:

1. Una persona puede cometer errores cuando danza.

2. Una persona puede danzar en la carne guiada por un espíritu incorrecto.

3. Una persona puede abrir puertas para que el espíritu incorrecto entre.

En Luc 15:25 Jesús mencionó la música y la danza como dos puntos fundamentales en la Casa de Dios.

La palabra griega usada aquí es “Chorus” (Los espectáculos de Broadwary son llamados “chorus”).

La palabra “chorus” significa compañía de danzares. Esta es un grupo y no una persona, quienes guiados por el Espíritu Santo alaban al Señor en unidad.

Una compañía de danza es un grupo de cristianos en unidad. La unidad es como si todos alabaran, profetizaran, danzaran y tomaran la Cena del Señor juntos.

La danza de la que Jesús habla es parte de la casa de Dios. Danzar “Chorus” no tiene más que un solo significado.

Lo que significa es compañía y unidad en un grupo de danzares.

Jesús no presenta la danza como parte de la Casa de Dios, en la cuál los pecadores irán a refugiarse.

Creo que cuando la gente inconversa pasa al lado de nuestra iglesia, ellos “saben por lo que oyen, que están pasando cerca de la casa del Señor”. Oyen los panderos, los cantos, la música y las alabanzas de la iglesia y de vez en cuando, ven danzas.

Es maravilloso que Jesús en su Palabra nos revele un modelo de Iglesia tan carismática y llena del Espíritu Santo.

Analicemos más ejemplos en el Nuevo Testamento.

Se ha dicho que la danza no aparece en el Nuevo Testamento. Pero leamos Efesios 1:18.

En este

nuestros pies.

pasaje se nos

habla de la importancia de

Jesús está por encima de Satanás, por lo tanto Satanás está sometido bajo los pies de Jesús. En el versículo 22, vemos que así como Jesús usaron sus pies nosotros, hermanos y hermanas, somos los pies del cuerpo del Señor Jesucristo. Cristo es la única cabeza del cuerpo que tiene muchos pies (nosotros).

Todas las cosas están bajo los pies de Jesús en especial aquellas que se mencionan en este pasaje: principados, autoridades, poderes, señoríos y sobre todo nombre que se nombra.

Permítanme presentarles tres propósitos que tienen nuestros pies:

1. Son un recordatorio a Satanás de cual debe ser su posición con respecto al cristiano. El no tiene lugar en nuestras vidas, ni en nuestras emociones. Tampoco tiene potestad para ser la cabeza del hogar. Satanás es la cola, más

nosotros hemos sido llamados por cabeza. Satanás está bajo la planta de nuestros pies. La Palabra dice en Josué 1: 3 “Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie”.

2. El segundo propósito de nuestros pies es la celebración. Hay dos personajes bíblicos que se movieron en la danza aún antes que Jesús. Uno de ellos es el Rey David y la otra es María (la hermana de Moisés). Ambos fueron ungidos por el Espíritu Santo para mover sus pies en danzas de celebración. En Éxodo 15: 20 se hace la primera alusión acerca de la danza. “y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas”. María estaba cantando al mismo tiempo que danzaba.

3. Proclamación: Hacer que cada día seamos embajadores de Dios en el mundo para proclamar las Buenas Nuevas”.

Existen nueve principios básicos acerca del ministerio de danza que tuvo María.

1. Éxodo 15: 1. El ministerio de la danza se originó bajo el liderazgo de un hombre de Dios. Se origina bajo la autoridad de Moisés. El primer danzor en la Biblia tenía un espíritu sumiso.

2. El Espíritu santo introdujo la danza a través de María, quien mostró un espíritu de sumisión ante

Moisés. El era su pastor y al mismo tiempo su hermano.

3. La danza de María se realizó durante los cánticos.

4. El Espíritu Santo introduce la danza de María como un símbolo de victoria sobre Satanás. Literalmente Israel había presenciado la derrota del Faraón y todos los egipcios. Los israelitas no estaban guerreando con su danza, ellos estaban celebrando una victoria. La mayor satisfacción al danzar la tenemos inmediatamente después de que hemos obtenido una victoria y hemos sido sanados.

5. La danza es parte del ministerio profético de la Iglesia de los últimos días. En el versículo 20 dice:

“Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas”. La danza es parte del ministerio profético del Espíritu Santo en la Iglesia. La danza tiene que ver con la unción profética. Por lo tanto, se muestra en la adoración profética, el cántico nuevo (o cántico profético), y a través de los profetas y profetisas. Según 1 Corintios 14: 3 la profecía trae

6. La danza va acompañada por el pandero. Las danzas se realizaban cuando la música de los panderos sonaba. Si hay panderos en tu iglesia, debes tocarlos ya que ellos muestran y anuncian la danza.

7. El Espíritu Santo utilizó la danza para reunir a todas las mujeres de Israel en alabanza y

adoración. Se reunieron todas las mujeres redimidas de la casa de Israel para alabar y adorar. El versículo 20 dice “Y todas las mujeres salieron en pos de ella…”. 8. La primera danza bíblica, la de María, fue una danza intérprete. La danza interpretaba el mensaje del cántico profético que el pueblo de Israel estaba entonando. Esta danza es una expresión profética de la Palabra de Dios. Mientras María cantaba, sus pies ella estaba interpretando la Palabra del Señor. Se debe recalcar que María no se puso simplemente de pie para danzar sin sentido. Ella confesó, proclamó, canto y adoro a Dios. 9. La danza de María y las mujeres no solamente derrotó a Satanás, sino que preparó el camino para el ministerio de milagros que vendría sobre Moisés. Esto lo vemos en Éxodo 15: 23-25. La danza preparó el camino para que se desatarán los nueve dones del Espíritu santo, los cuales son el cumplimiento de los milagros. Si piensas que Satanás se horroriza cuando los cristianos alaban al Señor, déjame decirte que estás en lo correcto.

¡La danza abre los cielos para que ocurran milagros!

El Rey David y la Danza

Pastora: Patricia Brearley

En 1 Crónicas 15: 29 vemos como el rey David danzó públicamente. Así como la cruz fue pública para Jesús, la danza lo fue para David.

Hay cinco factores que le permitieron a David danzar:

1. 1 Cron. 15: 29. Al ser David ungido, todo lo que salía de él era evidencia de esa unción. La danza era una de esas evidencias.

2. 1 Cron. 15: 14. Los danzares eran un grupo de personas santificadas quienes no andaban en la carne. Este versículo nos muestra los principios que precedían a la danza Davídica. “Así los sacerdotes y levitas se santificaron para traer el arca de Jehová Dios de Israel”.

3. Al igual que en la danza hecha por María, en el tiempo de David, las danzas se introducían

durante la alabanza y la adoración. 1 Crón. 15: 16 “Asimismo dijo David a los principales de los levitas, que designasen de sus hermanos a cantores con instrumentos de música, con salterios y arpas y címbalos, que resonasen y alzasen la voz con alegría”.

4. El Rey David fue un ejemplo como danzor para todos los hombres de Dios. V.25 “David, pues, y los ancianos de Israel y los capitanes de millares, fueron a traer el arca del pacto de Jehová, de casa de Obed-edom”. David no solo danzo en una iglesia pequeña, el danzó en frente de todos los hombres, los ancianos y los capitanes de millares. El Rey David es un ejemplo de alabanza a Dios para todos los hombres tanto de la Biblia como de esta generación.

5. Cuando la danza se inició a través de David, ésta causó celos, críticas y enojos por parte de personas allegadas a él. Ninguna otra cosa que David había hecho antes de la danza, trajo el caos que ésta despertó en su esposa. (v.29 Mical la hija de Saúl). La danza no avergüenza a ninguna persona que ame a Jesús, pero si avergüenza y

ofende a personas que tienen un espíritu de religiosidad.

Mical, quien provenía de la casa de Saúl, fue la candidata mayor de ese espíritu.

La Palabra dice que ella menospreció a David en su corazón, lo que significa que ella estaba avergonzada de él. La raíz de su actitud es el orgullo.

La danza, así como la alabanza y la adoración, muchas veces hacen, que las personas den lugar a pensamientos erróneos en sus mentes.

Unamos esto a la historia de María y Judas que encontramos en el Nuevo Testamento. María derramó su perfume a los pies de Jesús. Su perfume puede haber costado alrededor de $20.000 (3.332.000 colones) actualmente.

Ella derramó su perfume, y de inmediato se levantó la voz de religiosidad (Judas). Esa es la misma voz que nos enjuicia a veces cuando adoramos o danzamos.

Jeremías 31:4. Al final del Antiguo Testamento Jeremías hace esta alusión recordando el ministerio de María la hermana de Moisés: “Aún te edificaré, y serás edificada, oh virgen de Israel, todavía serás adornada con tus panderos y saldrás en alegres danzas”. Esto nos habla de la restauración futura. Encierren en un círculo de palabra “aún”.

Lo que aún falta por manifestarse es la danza, y no vino en los tiempos del Antiguo Testamento, sino que se manifestará en la Novia como una nueva criatura. Noten como se ha profetizado que la danza y el pandero surgirán aún más. Para que esto suceda algo debe ocurrir antes. Veamos la palabra “edificaré”.

La clave para saber cuando ocurrirá es la palabra “edificaré”.

La danza debe ser reedificada con algo que había perdido, esto es Jesús (perdón por medio de la cruz). Debe ser reedificada con una nueva unción. Esa nueva unción está hoy en ti para celebrar a Jesús.

Para finalizar, vamos al Salmo 149. Este salmo nos exhorta a alabar a Dios, con danzas.

SIETE

ALABANZA:

PALABRAS

HEBREAS

QUE

SIGNIFICAN

El versículo clave es el Salmo 149:3 “Alaben su nombre con danza, con pandero y arpa a El canten”.

1. Hallel: versículo 1 (es la raíz de la palabra Aleluya) Tienen 4 significados:

a. celebrar

b. gritar escandalosamente

c. proclamar

d. actuar como un niño.

2. Tehillah: versículo 1. Alabanza hablada y confesada, gritos de júbilo y de guerra. Estamos confesando la Palabra de Dios con nuestros labios, manos y pies.

3. Samach: versículo 2. Resplandecer como el sol. Gozo.

4. Machawl: versículo 3. Grupos de danza, danzas en

círculo.

5. Guwl: versículo 2. Remolinear. Dar vueltas como un

trompo.

6. Jeshua: versículo 4. Nombre hebreo de Jesús. “Dios embellecerá la mies con la salvación – Jesús”. Nos hacemos más a la imagen de aquel a quien adoramos. Nos parecemos cada vez más a Jesús. Amén.

7.

forma de danza.

Ahaz:

versículo 5.

Saltar con gozo.

La tercera

No juzgues el ministerio, juzga las intenciones. Dios mira el corazón.

Oración de confesión

Mujeres (Espíritu de María).

Señor Jesús, gracias por darme la salvación de mi alma y de mi casa y sobre todo gracia por tu sangre. Señor Jesús, lléname con el mismo espíritu que hubo en María para que yo pueda profetizar con mis pies, con mis manos, con la música y en mi corazón. Señor, deseo que la unción que hubo en María sea desatada sobre mujeres servidoras de Dios en estos últimos tiempos. En el nombre de Jesús, Amén.

Hombres (El Espíritu del Rey David)

Padre celestial, entregamos nuestros cuerpos como sacrifico vivo y aceptable para ti. Lléname con el espíritu del Señor y dame el mismo espíritu que hubo en David. Dame el gozo de David, la unción de David, la libertad de David, la victoria de David, el corazón de David, la fe de David y la alabanza de David. Quiero ser Señor, un ejemplo de alabanza así como lo hubo en el Tabernáculo de David. Haz que esta unción se manifieste en esta iglesia, en esta ciudad, esta tarde (noche) y todos los días de mi vida. Señor Jesús tu eres la raíz de David y te lo pido en el nombre de Jesús.

La Danza Profética (I Parte) Por Pastora Patricia Brearley

En el versículo 12 de Ezequiel 36, los personajes se responden entre ellos como las mujeres lo hicieron en I Samuel 18:6-7. De nuevo aquí vemos que podemos declarar la victoria del Señor tanto en forma verbal como a través del movimiento. Sin embargo, hay una diferencia entre un cantor “ministrel” (así son llamados a los cantantes cómicos que imitan los cantos de los negros), y un danzor que interpreta con su danza un cántico al Señor.

Danzar en medio de un cántico nuevo es algo espontáneo, así como la danza profética. El danzor solamente interpreta lo que el cántico expresa, y para esto se requiere de un ensayo.

Alabemos al Señor, la danza es un ministerio con poder de Dios.

El Arte de Danzar

DEFINICION: (Del Diccionario Webster): “La danza es una serie de movimientos rítmicos que tiene como principal objetivo el CREAR EFECTOS VISUALES a través de un conjunto de poses y patrones que se realizan en un espacio y en el transcurso de unidades de tiempo definidas. Se da énfasis al componente estático o dinámico, el cual se ejecuta por medio de diferentes partes: temperamento, los preceptos artísticos y el propósito.

Génesis 1:1 “En el principio Dios creó (movimiento) los cielos y la tierra”.

Jesucristo el Hacedor de las órdenes de Dios el Padre. El vino a la tierra para hacer la voluntad del Padre (Juan 4:34; 6:38).

“CREÓ” – en Hebreo, “BARA” significa: Llamar a la vida, Dios el Padre – opera en Su Deidad el Hijo – administra El Espíritu Santo – Manifiesta.

¡Cada vez que Dios crea algo, lo hace perfecto! (Isaías

45:18).

Jesús vive en nosotros como la “esperanza de gloria” que le permite ministrar a las personas a través de nosotros, su pueblo. El nunca usa máscaras espirituales. El tiene que ver con la REALIDAD. Al estar

Jesús relacionado con la realidad, debemos buscar los elementos humanos en lo espiritual.

Debemos preguntarnos: ¿Señor, cuál es el propósito? ¿En realidad tengo el corazón para formar parte de este ministerio? ¿Cuál es el motivo de mi danza?.

Recuerda que debes confrontarte con la REALIDAD en tu ministerio así como en tus presentaciones, porque así la demostración de tu danza ministrará a los abatidos y heridos.

El Amor de Dios hizo brotar su don artístico

Génesis 1:1, 27, 31

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra…”

“Y creó Dios al hombre a su imagen…”

“Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera.”

Nehemías 9:6

“Tu sólo eres Jehová; tú hiciste los cielos, y los cielos de los cielos, con todo su ejército, a tierra y todo lo que hay en ello; y tú vivificas todas éstas cosas, y los ejércitos de los cielos te adoran”.

Isaías 40:12-14

“¿Quién midió las aguas con el hueco de su mano y los cielos con su palmo, con tres dedos juntó el polvo de la tierra, y pesó los montes con balanza, y con pesas los collados? ¿Quién enseñó al Espíritu de Jehová, o le aconsejó enseñándole? ¿A quién pidió consejo para ser avisado? ¿Quién le enseñó el camino del juicio, o le enseñó ciencia, o le mostró la senda de la prudencia?.

La Expresión Artística: La Manifestación Externa de la Creatividad

El arte puede pertenecer tanto al reino de oscuridad como al de la luz.

Un trabajo artístico puede dar forma concreta a una verdad espiritual y de ninguna manera es una religión o un ídolo al cual se adora.

Dios mismo instituyó el arte y la vocación del artista.

Exodo 31:1-11 “Habló Jehová a Moisés, diciendo: Mira, yo he llamado por nombre a Bezaleel hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judá; y lo he llenado del Espíritu de Dios, en sabiduría e inteligencia, en ciencia y en todo arte, para inventar diseños…”.

Exodo 36:1

“Y Moisés llamó a Bezaleel y a Aholiab y a todo varón sabio de corazón en cuyo corazón había puesto Jehová

sabiduría, todo hombre a quien su corazón lo movió a venir a la obra para trabajar en ella”.

Deja fluir tu creatividad

Debes escuchar la voz de Dios para estar dispuesto a caminar sobre las aguas si fuera necesario.

Debes sentirte agusto tal y como eres, de este modo podrá fluir tu creatividad. No te restrinjas, sino que permite que Dios se manifieste desde dentro de tu ser. Recuerda que ya tienes que haberte preguntado: ¿cuál es el propósito de mi danza?.

No puedes confrontar la REALIDAD ni hacer que Dios se manifieste a través de ti, a menos que estés dispuesto a ser tu mismo (ser espontáneo).

Utiliza tus propias experiencias como material para desarrollar y crear algo que puedas manifestarlo, ya

sea en una compañía de danza o en una danza profética que hagas individualmente. Dios puede poner en ti misericordia y compasión para que éstas fluyan a los que la necesitan.

La adoración en medio de la danza atrae la presencia de Dios y El desata sanidad. La danza puede traer consuelo a aquellos que tienen ataduras, pero sólo si ésta es real (no fingida) y se da por medio de la creatividad de Dios.

El compromiso trae certeza a la danza.

“La coreografía es más que un simple movimiento creativo.

Es necesario que los que participan tengan la visión y compromiso desde el primer ensayo hasta el último cierre del telón en el escenario. Es justamente la combinación entre la visión y el compromiso lo que da certeza a la actuación del danzor” Twyla Tharp

La Danza Profética (II Parte) Por Pastora Patricia Brearley

Palabras hebreas referentes a la danza

MACHOW

Significa una “danza de círculo”. También se deletrea Machol o Machola. Este término se encuentra en Jer. 31:13; Lm. 5:15; Sal. 149:3 y 150:4

“Y cambiaré su lloro en gozo…”

Cuando Dios instituyó el sacrificio del cordero en el Antiguo Testamento, El dijo de ofrecer “un cordero por casa” (hogar). Ex. 12:3.

Dios nos está prometiendo que así como nosotros compartiremos a Jesús con nuestras familias, amigos, vecinos y todos aquellos que están perdidos, El salvará, sanará, libertará y edificará a aquel que estaba

quebrantado. Joven y viejos se regocijarán, y Dios cambiará su lloro en gozo.

KARAR

Este término se utilizó para describir la danza (dar vueltas remolineando), el Rey David delante del Arca de Dios. Esta es una danza éxtasis de mucho júbilo y corazón.

Puede significar una danza en círculo, dar vueltas, brincar o correr. En el término de ballet “pirouette”, es algo parecido.

La danza del Rey de David delante del Arca de Dios, usa este término y es descrita de esta manera (II Sam.

6:14,16).

“Y David danzaba con toda su fuerza delante de Jehová; y David estaba con un efod de lino”.

Comunicando la presencia de Dios

La danza éxtasis de David, vino como resultado de una pérdida dolorosa, corrección y restauración de un verdadero adorador de Israel. El pecado de negligencia e irreverencia hacia Dios, aunando hacia la presunción, hacia la Divina presencia de Dios, fueron la causa de la pérdida. Si la ofensa de Uza sacerdote en oficio, no hubiera ocurrido, David tal vez hubiera danzado con toda su fuerza mucho más antes. Pero por el pecado, el Arca se mantuvo en la casa de Obed-edom, otro sacerdote que reverenciaba la presencia de Dios, y Dios bendijo su casa en toda manera. Fueron muchos meses hasta que David pudiera traer el arca a Jerusalén.

En este lapso, David comprendió la gravedad de su error. Cuando David fue por el arca de Dios a la casa de Obed-edom, para traerla a la ciudad de Jerusalén, tuvo cuidado de que fuera cargado en la forma que se

menciona en las Escrituras. Esta restauración de adoración, impactó a David de gran manera, porque David era un “Adorador de Dios”.

Demos gracias a Dios por el Nuevo Pacto y por el Trono de la Gracia de Dios, al cual tenemos invitación para entrar a él. A veces, hay tiempos en nuestras vidas, donde hemos pasado por períodos de desiertos y hemos perdido la sensibilidad a la presencia de Dios, pero luego hemos visto como hemos sido restaurados por un Padre Celestial de Amor. Dancemos hoy con júbilo porque nos ha renovado la preciosa reverencia de El.

EXALLOMAI

“Y saltando, se puso en pie…” Hch. 3:8

Exallomai significa saltar. Viene de dos palabras griegas “Ex” que significa “fuera de” y “Hallomai” que significa “saltar, brincar”.

Pedro y Juan iban para el templo de su reunión de costumbre. En el camino se encontraron a un cierto hombre que estaba paralizado desde su nacimiento. El

pobre hombre tenía que ser cargado a la puerta de la entrada todos los días para que pudiera pedir limosna.

Cuantos festivales de Israel pasaron en los 40 años siguientes, mientras que estaba físicamente inestable para caminar en medio del pueblo. Cuantos adoradores danzares, él observó durante estos años desde su niñez hasta su vida adulta, mientras que él pensaba, cómo sería saltar en el aire o dar vueltas.

El vio a Pedro y a Juan, y les pidió limosna. Pedro le contestó “no tengo plata ni oro, pero lo que tengo te lo doy; en el nombre de Jesucristo de Nazareth, levántate y anda”.

El hombre saltó, se puso en pe y caminó brincando y alabando a Dios. Ahora, él podía alabar al Señor en la danza, y no perdió tiempo de probar sus pies danzando.

CHAQUAQ

También se deletrea Chagag o Hagag y es el término usado para celebración de las fiestas judías o de guardar fiestas solemnes o de días santos. Se refiere a las tres fiestas mayores de Israel:

1. Pascua.

2. La Fiesta del Pan sin Levadura o La Cosecha de los

Primeros Frutos.

3. La Fiesta de los Tabernáculos.

El verbo es usado en forma más general en Sal. 42:4 y en Nahum 2:1; pero la referencia es para una o todas de las fiestas, acompañadas de comida, bebidas y danzas.

“De cómo yo fui con la multitud, y la conduje hasta la casa de Dios entre voces de alegría y de alabanza del pueblo en fiesta” Sal. 42:4

El salmista David, desea adorar a Dios en su Templo en Jerusalén, y se acuerda de caminando hacia el templo con el pueblo de Israel para adorar a Dios.

En un tiempo, David tuvo que refugiarse en Mahanaím, en los montes de Galaad. Absalón, el hijo rebelde de David, lo había sacado de su trono. Pasado ahora el tiempo, David “tiene sed de Dios, como el siervo brama por las corrientes de las aguas”

Chaqaq, significa “moverse en círculo, marchar en procesión sagrada, observando un festival o danzar de un lado a otro”

En I Samuel 30:16, los amalecitas son descritos haciendo una danza, en la cual se regocijan por los botines de Filistea y Judá. También vemos el uso de este término cuando Israel conquistó a Jericó en Jos. 6:3. Ellos rodearon.

SIHEQ

Es

un término que significa

es

utilizado

En

Prov.

el opuesto de llanto.

un

palabra

También

danzando

8:30

y

tocando

la

instrumento.

vemos

“Sabiduría” personalizada como “regocijando siempre delante del Señor”. Regocijándose en las partes habitantes de la tierra. Sabiduría es danzando (Siheq), en la presencia del Señor sobre el plan de Dios para el hombre.

Participando en el trabajo de Dios trae gozo. Usted experimentará el deleite así como usted tome a Jesús en usted y viene partícipe juntamente con Dios, formando vidas a la imagen de Cristo Jesús.

Durante todo el curso de la Creación, sabiduría estaba regocijándose y dándole devota devoción a los hijos de Dios, diciendo “Escuchar”. Sabiduría a estado danzando en la presencia de Dios y Dios ha impartido una revelación divina o perspectiva que no se puede guardar así mismo.

En Sam. 6:21 David reprende a Mical por criticar de su disposición emocional delante del Señor. Ella no tenía la misma revelación de Dios que su esposo tenía, o ella

también estaría danzando y no criticando.

la necesidad de refrescarle la mente a algunas cosas:

David tuvo

“Fue delante de Jehová, quien me eligió en preferencia

a tu padre y a toda tu casa, para constituirme por

príncipe sobre el pueblo de Jehová, sobre Israel. Por tanto danzaré (Siheq), delante de Jehová”.

I Cr. 13:8 añade que “David y todo Israel se regocijarán delante de Dios con todas sus fuerzas, con cánticos, arpas, salterios, tamboriles, címbalos y trompetas”.

David dirigió la adoración en la danza

SABAB

Significa dar vueltas al lado, detrás, rodear, cambiar de dirección.

La palabra árabe Sabadun tiene el significado de una cuerda, y tiene que ver en esta danza que significa dar vueltas o rodear.

En Jos. 6:4 vemos que se utiliza en Procesión en círculos, “Rodearéis, pues, la ciudad todos los hombres de guerra, yendo alrededor de la ciudad una vez; y esto haréis durante seis días, y el séptimo día daréis siete (Sabab) vueltas a la ciudad”.

Los sacerdotes llevando el Arca y tocando las trompetas de jubileo formaron el centro de la procesión en el día de reposo (sábado), esto parece de dar la imagen que era una procesión religiosa.

El Salmo 118:11 indica que este acto de rodear fue usado simbólicamente de “Reclamando el territorio del enemigo”.

En Ec. 12:5 vemos a personas que lamentan: “andarán alrededor por las calles”. Esto parece una danza fúnebre. Es usado en Salmo 114:3 “del Jordán se volvió atrás” y en Jeremías 31:22 “porque Jehová creará una cosa nueva sobre la tierra: la mujer rodeará (Sabab) al varón”.

Esto era algo familiar para Israel, por ser parte de sus celebraciones de bodas, la novia rodeaba al novio siete veces.

PAZAS

…”traigamos el arca de nuestro Dios a nosotros porque desde el tiempo de Saúl no hemos hecho caso de ella”.

Saúl tipifica la carne o la naturaleza humana. Cuando servimos a la carne, perdemos el sentir de la presencia de Dios. Aquí vemos una dedicación de renovación hacia Dios en la vida de David y él busca la oportunidad para exhortar al pueblo de Israel de que sigan totalmente al Señor (I Cr. 13:2-3).

Era un tiempo de avivamiento para la nación de Israel y una de las características del avivamiento es el gran gozo que acompaña un arrepentimiento verdadero. David condujo el arca de Jehová con júbilo, salto y danza de mucha habilidad. Hay fortaleza en gozo, y vemos este aspecto de Dios en su fuerza para ser dada al creyente adorador (II Sam. 6:14).

“Y David danzaba con toda su fuerza delante de Jehová, y estaba David vestido con un efod de lino”.

“Más su arco se mantuvo poderoso, y los brazos de sus manos se hicieron ágiles por las manos del Fuerte de Jacob” Gn. 49:24

En Gen 49:24 vemos “Pazas” usada en la fortaleza y movilidad de los brazos de José en el arco. Si usted quisiera tener gran agilidad en la danza, puedes sostenerte en este versículo.

Dice aquí que Dios te vestirá con fortaleza y como David podrás danzar delante del Señor con todas tus fuerzas y responder rápido a los cambios de la música, con balance y coordinación.

El término “Pazas” literalmente significa “ser refinado”, entonces “saltar como oro probado por el fuego”, habla de rapidez o agilidad de movimiento, como el salto y el movimiento sin límites del venado brincando por todos lados, como separándose de sus miembros. También significa “hacer sólido, pulir, purificar, o hacer fuerte”.

Pazas, es utilizado cuando David “saltó” y “brincó” delante del Señor en II Sam. 6:16. ¿Qué lo deleitó más y lo hizo saltar? Era que traía el Arca del Pacto a Jerusalén, porque lo que había causado la pérdida de la presencia de Dios estaba siendo remediado.

Hay una expresión que dice “nunca te falta el agua, hasta que el pozo se seca”, significa que a veces las personas no aprecian lo que tienen, hasta que lo pierden. Esto era el caso de Israel y el Arca de Dios.

En I Cr. 13:1-3 “Entonces David tomó consejo con los capitanes de millares y de centenares y con todos los jefes. Y dijo David a toda la asamblea de Israel: Si os parece bien y si es la voluntad de Jehová de nuestro Dios, enviaremos a todas las partes por nuestros hermanos que han en todas las tierras de Israel, y por los sacerdotes y levitas que están con ellos en sus ciudades y ejidos, para que se reúnan con nosotros. Y traigamos el Arca de nuestro Dios a nosotros, porque desde el tiempo de Saúl no hemos hecho caso de ella”.

Habiendo tomado la fortaleza de Sión de los jebuseos, David tenía una carga tremenda de ver que la verdadera adoración fuera restaurada al pueblo de Dios. La primera vez terminó en desastre, cuando la idea de traerla en un nuevo carruaje profanó la experiencia de adoración y terminó en la pérdida de oportunidad de tener el Arca de Dios mucho antes (II Sam. 7:3-11).

Instrumentos para La Danza Profética

El instrumento principal para la danza profética, es nuestro cuerpo, el cual ofrecemos como sacrificio vivo de alabanza al Señor. Recuerda que Dios anda buscando Adores en Espíritu y en Verdad (manifestarnos en espíritu, alma y cuerpo). Nuestro cuerpo como templo del Espíritu Santo, debe expresarse mediante movimientos inspirados por el Espíritu Santo, es por eso que los Danzarines deben estar consientes que la Danza Profética es un Arte utilizado por Dios y no un Show Artístico. Todos los Danzarines por ley general debemos tener una comunión constante con el Espíritu Santo para que nos provea de modelos celestiales al igual que como lo hizo con moisés para la creación del tabernáculo.

PANDERO Instrumento utilizado para alabar a Dios, expresa gozo, celebración, victoria y destrucción para nuestros enemigos.

Isaías 30 32 Cada golpe que el Señor descargue sobre ella con su vara de castigo será al son de panderos y de arpas; agitando su brazo, peleará contra ellos.

MANTO Tipifica la cobertura y protección de Dios

Ezequiel 16 8Entonces pasé junto a ti y te vi, y he aquí, tu tiempo era tiempo de amores; extendí mi manto sobre ti y cubrí tu desnudez. Te hice juramento y entré en pacto contigo’–declara el Señor DIOS–’y fuiste mía.

HOOP DE GLORIA O TABNETS Instrumento utilizado en la alabanza. Significa declaración de júbilo, gozo y regocijo

BANDERAS Declara Victoria y establece territorio para el Señor. Números 2:2, Salmo 60:4, Cantares 2:4, Isaías 18:3, 49:22, 59:19

Números 2 2 «Los hijos de Israel acamparán alrededor del Tabernáculo de reunión, cada uno junto a su bandera, bajo las enseñas de las casas de sus padres.

—–El orden del campamento se presenta como una formación militar, simétrica, con el Tabernáculo de reunión en el medio, tres tribus a cada uno de sus

cuatro lados y los levitas acampados en el centro, alrededor del Tabernáculo (v. 17). La posición central del Tabernáculo representa simbólicamente la presencia de Jehová en medio de su pueblo (Éxodo

25.8).

PIES Dios nos ha dado pies como arma poderosa contra nuestros adversarios. De acuerdo a las escrituras, nuestros pies tipifican la conquista - Salmo 8:6 -, rapidez - Salmo 18:33 - , estabilidad - Salmo 40:2 - , buenas nuevas – Nahum 1:15 - y la Victoria - Romanos

16:20

------------------------------------------------------------------------------

--

Vestimenta del Danzarín y Que es un Danzor Fundamento Bíblico de la Vestimenta del Danzor

“Y harás vestiduras sagradas a Aarón tu hermano, para honra y hermosura” (Éxodo 28:2) “Y tomarás las vestiduras, y vestirás a Aarón la túnica, el manto del efod, el efod y el pectoral, y le ceñirás cinto el efod; y pondrás la mitra sobre su cabeza, y sobre la mitra pondrás diadema santa” (Éxodo 29:5-7)

¿Qué es un DANZOR? —-Un Danzor es un servidor a Dios y a los demás, que

separa su vida para la obra de Dios. Por ser servidores, nos colocamos en la brecha para abrir los caminos del Señor al pueblo de Dios e interceder por las necesidades de nuestros hermanos. Por tal razón, la preparación y formación de un Danzor no solo es el aprender técnicas; sino el conocimiento de la Palabra de Dios y de Sus propósitos. Antes que nada, un danzor es un ADORADOR, que entrega su vida a Dios, buscando agradarlo y poniendo su mirada en Aquel que lo llamó para edificar Su obra. —-”Mas la hora viene y ahora es cuando los verdaderos adoradores adoran al Padre en espíritu y en verdad, porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren” (Juan 4:23). Características de un Danzor:

1. Amar a Jesús

2. Compromiso

3. Sensibilidad

4. Atraer la Presencia del Señor

5. Sujetarse a la autoridad espiritual

6. Deseo de servir

7. Ser un adorador y tenerlo como estilo de vida

8. Como danzores, somos considerados levitas

(sacerdotes) 9. Corazón puro

10. Consagrarse a Cristo

11. Obediencia

12. Deseo a la excelencia para Gloria y Honra del Señor

Herramientas:

• Alabanza, Adoración

• Consagración

• Cobertura de la Sangre de Cristo

• Ceñirse con la Armadura de Dios

• Reconocer que somos linaje escogido por Dios, para

anunciar las virtudes de Aquel que nos llamó (1 Pedro

2:9)

• Tomar Autoridad en los aires sobre toda potestad y huestes de maldad

------------------------------------------------------------------------------

--

Estrategias para la Ministracion de la Danza Profética

USO DEL MANTO —–Los mantos por si solos no tienen poder alguno, pero siendo movidos por Fe y bajo la Unción del Espíritu de Dios los adquieren. Los mantos que se mueven, de acuerdo a su color, representan el carácter de Dios. Por

ejemplo:

El manto de color rojo representa la sangre de Cristo = salvación, nuevo pacto, sanidad, etc. Siendo ello lo que se procura desatar sobre las personas cuando el mismo es movido y hasta puesto sobre las personas, haciendo efectivo su poder cuando se entremezclan la Fe, con el mover del Espíritu Santo. Manto de misericordia – Ezequiel 16:8 Manto de Justicia – Isaías 61:10 Manto de celos de Jehová – Isaías 59:17 Manto de alegría – Isaías 61:3

USO DE BANDERAS Y CINTAS ——Las banderas tipifican: Adoración y Guerra Espiritual En la Adoración expresan, alabanza, gloria, entrega, adoración. En la Guerra Espiritual: hacen huir al enemigo, son un látigo, abren brechas, desatan revelación e imparten visión al pueblo de Dios. Las banderas tienen funciones específicas y juntan al ejército en la batalla. 2 Crónicas 20:20-22. Las banderas son simbolicas a la presencia de Dios en nuestro medio Éxodo 17:15

Las banderas hacen huir al enemigo – Isaías 59:19, salmos 60:4-5

Las banderas celebran y ministran al Señor – salmo 20:5 – 1 crónicas 16:4 Las banderas dan honor, anuncian al mundo a quien pertenecemos, dan una señal, atraen la atención – salmos 68:24-29, jeremías 51:12, 4:6, Isaías 62:10-12. Las banderas declaran victoria – salmos 20:5-9, 1 corintios 1:31

Las cintas son un tipo particular de bandera pero con un estilo diferente. Ellas son instrumentos de alabanza con los que se celebra la victoria dada por Dios y se ministra y desata sobre el pueblo el gozo, regocijo y júbilo que Dios nos brinda. También son instrumentos de guerra, que tipifican latigazos para el enemigo, abren brecha limpiando los aires. El largo de las cintas simboliza lo sobre natural y la grandeza de Dios.

BANDERAS DE GLORIA

—–Se trata de banderas con implementos especiales y la combinación de colores y dibujos que en ellas se plasman, dando un significado particular a las “Banderas de Gloria”, los diseños de estas banderas especiales, son proporcionados por el señor y se utilizan para la ministracion, propicia para todos sus hijos y da el poder espiritual especifico, que la

revelación de Dios ha puesto sobre cada bandera de gloria. Tales banderas procuran desatar a nivel general

y particular todos y cada uno de sus significados

particulares, tanto a nivel profético, como en cuanto a la efectividad de la unción y la gloria de Dios.

------------------------------------------------------------------------------

--

IMPLEMENTOS PROFETICOS

Agua: Trae purificación y Vida Eterna – Apocalipsis 21:6

– Génesis 1:2

Aceite: Unción de Dios sobre nuestras vidas la cual nos brinda emoliente, luz, poder, amor, fortaleza con que podemos pasar con bien en medio del mundo. – Lucas 10:34 – Levítico 8:12 – 1 Samuel 16:13 – Éxodo 25:6

Vino: nuevo pacto de salvación, vivificación y gozo inefable – Mateo 26:27-29 – Hechos 2

Pan: Yo tu Dios os doy pan del cielo el cual es mi hijo “El Pan de Vida” – Eclesiastés 9:7

Sal: Señal de pacto perpetuo delante de Jehová – Números 18:19 – Mateo 5:13

Coronas: Distintivo de nobleza y autoridad, simbolismo de algo que has alcanzado y el señor te premia. Pero recuerda la corona no es para gloria propia sino para que la derrames en adoración al Rey de Reyes y seas uno con el – Juan 19:2

Espada: Guerra Espiritual, Socorro y triunfo – Deuteronomio 33:29 – Efesios 6:17

Escudo: Protección del señor alrededor de ti, con el tu puedes apagar todo dardo del enemigo – salmo 3.3 – Efesios 6:16

Fuego: Luz, purificación, avivamiento y unción – Zacarías 2:5 – Mateo 5:14 - Hechos 2:3

Piedras: Delimitan el terreno al enemigo Marcos 12:10 – Lucas 20:17 – 1 Pedro 2:5

------------------------------------------------------------------------------

--

COLORES BASICOS Y SU SIGNIFICADO EN LA DANZA PROFETICA

Blanco y Negro: humildad – pureza de amor

Azul: espíritu santo – presencia del padre – amor del cielo – verdad descubierta – velo de verdad- soberanía de Cristo

Café: naturaleza humana – hombre

Oro: sacerdocio – divinidad de Dios – inocencia de alma – luz – pureza – vida santa – natividad – pascua – la ascensión – trinidad –transgifuración- Gloria Shikiná

Gris: ceniza – humildad – mañana Verde claro: primavera – triunfo de la vida sobre la muerte – caridad – fe y esperanza – vida nueva- nuevos comienzos

Verde Oscuro: Guerra espiritual

Púrpura: realeza – poder supremo – Dios el padre- lo profético

Rojo: amor – vida – poder soberano – Jesús

Violeta: los invisible – lo sobre natural de Dios – amor – felicidad – alegría – verdad - pasión

Blanco: Pureza de Dios

Bronce: justicia

Celeste: lo celestial de los cielos

Plateado: redención, precio, pago

Naranja: alabanza y adoración

Rosado: buenas relaciones – amor- coignonía entre los hermanos

Rojo escarlata: pacto, sangre, sanidad

Topacio: ganancia, recompensa

Turquesa: guerra, Jehová el Gran Guerrero

Cobre: juicio

Fucsia: Iglesia

DEFINICIONES DE “DANZA CRISTIANA”:

Fucsia: Iglesia DEFINICIONES DE “DANZA CRISTIANA”: Es una Forma de Comunicación Visual: Se pueden expresar los

Es una Forma de Comunicación Visual: Se pueden expresar los diferentes atributos de Dios. Así como los músicos y cantores están expresando con su instrumentos y con su boca algo que tienen en su ser; así la danza está expresando a través del movimiento adoración; no solo se está oyendo, sino que se está viendo.

Es el Idioma o el Lenguaje del Movimiento: A través del movimiento estamos expresando algo, ya sea

o

interpretando cosas que vemos en nuestro espíritu o

palabras de un cántico nuevo con movimientos. A veces las palabras nos limitan para expresar lo que sentimos.

comunicándole a Dios nuestra adoración

Es

rítmicos

musical podemos nosotros.

Expresión de Gozo: Por medio de movimientos

acompañamiento

en

del

cuerpo

con

el

un

gozo

expresar

del

Señor

Es el resultado de una vida de adoración: Es la expresión corporal de lo que hay en nuestro interior.

Es un Idioma Poderoso: Con destreza en los movimientos, con creatividad y con la ayuda del Espíritu Santo, comunicamos un mensaje, interpretamos un cántico o profetizamos una palabra del Señor.

Es Intercesión: Es estar delante de Dios representando a la congregación y a la vez invitando a ésta ante su presencia. Somos sacerdotes delante del Señor, ministrándole a El; los que por alguna circunstancia no pueden adorarlo, se contagiarán y sentirán el deseo de entrar ante su presencia en adoración, porque si estamos en comunión con el Señor, Su Presencia se reflejará en nosotros, en nuestro rostro y movimientos,

entonces muchas personas serán ministradas y estaremos tomando la posición de sacerdotes delante del Señor y por ello delante de la congregación.

Es Guerra Espiritual: Dios unge nuestras manos y nuestros pies para la batalla. Es una forma de enfrentar al enemigo a través del movimiento.

Es una Expresión Artística: Dios creó la danza dentro del arte. La danza es para Dios y sus hijos, para hacer fluir de nosotros la vida y naturaleza de Él. La fuente de todo arte es Dios. Dios nos quiere solo para El.

Hay situaciones, actitudes o personas que tratarán de impedir que seamos uno de esos verdaderos adoradores que Dios quiere que seamos, y para que nos convirtamos en un falso adorador. Debemos aprender a reconocerlos y sacarlos de nuestra vida. Algunos impedimentos para adorar a Dios en espíritu y verdad pueden ser:

1. El Pecado. El pecado es el primer obstáculo para la alabanza. Es una razón de porqué algunos cristianos no alaban a Dios. El pecado no confesado nos inhibe delante de la presencia de Dios. No nos sentimos libres

ni cómodos en la presencia de Él si somos conscientes de pecado no perdonado en nuestra vida.

Hay una repuesta muy obvia a este obstáculo: confesar el pecado a Dios y aceptar sinceramente su perdón y limpieza de manera que pueda ser restaurada una relación correcta con El y se libere el fluir de la alabanza (1 Juan 1:9).

2. Satanás, quien odia que adoremos a Dios. Es difícil para nosotros comprender el odio profundo que Satanás siente hacia Dios y cuánto aborrece escuchar a los cristianos alabándole.

Fue la envidia profundamente arraigada en el corazón de Satanás hacia Dios lo que provocó su caída. En su arrogancia, se creyó mayor que Dios. Cada vez que escucha a los creyentes alabando su Nombre, se llena de gran ira y celos. Por consiguiente, el enemigo procura suprimir y desanimar toda alabanza dirigida a Dios. Uno de los ministerios que Satanás siempre busca destruir es el de la adoración (Alabanza, Danza y Música), generalmente trayendo desánimo, desaliento, rencillas, divisiones, orgullo, etc.

3. La falta de control de la mente . Alguien comparó a la mente con un árbol lleno de monos saltando de rama en rama, gritándose y charlando unos con otros. ¿Cómo

superar esta mente distraída e inconstante, cómo hacemos para ir más allá de las imágenes y los pensamientos que constantemente pasan por nuestra mente precisamente cuando vamos a orar o adorar a Dios?

El apetito de la mente, al igual que del estómago, se acostumbra a la dieta que consumimos. Pensar en lo justo, lo puro y lo amable desarrolla el hambre de recibir más de la bondad de Dios. Pero si ingerimos la basura que nuestra sociedad llama excelente, desarrollamos un gusto por tales cosas. El mundo presenta unas ofertas deliciosas a la vista. La TV es un ejemplo, en la que hay mucha basura. Algunos creyentes creen que está bien ver programas que violen los valores bíblicos, ya que es "sólo un entretenimiento". Pero, todo lo que ingiere nuestra mente determina nuestras ideas y nuestros valores. El dejar que las malas enseñanzas y las ideas pecaminosas penetren nuestra mente, puede destruir nuestra percepción bíblica del bien y el mal y nos impiden concentranos en la oración, adoración o lectura de la Biblia.

El mejor consejo para controlar nuestros pensamientos es el que nos da el apóstol Pablo en Fil. 4:8: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo

honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.”

4. El mal uso del tiempo y las prioridades invertidas. El tiempo es algo que no podremos recuperar. El tiempo es algo que todos tenemos más, sin embargo no todos sabemos administrarlo o manejarlo correctamente. La Biblia nos enseña sobre el tiempo y nos dice “Que hay tiempo para todo”. Esto quiere decir que todo durante el día tiene un orden y todo lo que hacemos o realizamos se tiene que hacer durante un lapso de tiempo.

Hoy en día el mal uso del tiempo tiene como principal causa el abuso de: TV, xbox y video juegos, muchas películas, teléfono, chat, internet. ¿Cuanto tiempo estamos pasando en estos temas en lugar de usar el tiempo para las cosas que nos prosperarán material y espiritualmente o para estar a solas con el Señor?

5. La trampa del orgullo. El orgullo obstaculiza por completo y hace desaparecer la alabanza y la adoración verdaderas. La altivez es nuestro mayor impedimento en la adoración. Es sutil y levanta su fea cabeza cuando menos lo esperamos. Si nos

descuidamos, hasta podemos llegar a sentirnos orgullosos de nuestra humildad.

Si nos sentimos orgullosos de nuestros dones, haremos exhibición de ellos a fin de impresionar a los demás y revelar nuestro secreto deseo de ser aplaudidos. Hay algunas iglesias donde la gente hasta adora su propia adoración a Dios, en lugar de adorar a Dios. Antes de su exilio, Lucifer dirigía la adoración en el cielo. Era el que más cerca caminaba del trono de Dios, hasta que se volvió orgulloso y quiso ocupar el lugar de Dios (lea Ez 28:14-15).

6. La voluntad propia. La fea gemela del orgullo es la voluntad propia. En Isaías 14:12-14 Lucifer manifiesta esa voluntad: "Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono y en el monte del testimonio me sentaré, sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo".

No conjugue ninguno de estos verbos en primera persona, porque su orgullo y su voluntad propia van a tener por consecuencia una caída. Y ahora, clave los

ojos en el escenario para ver el gran final, la caída:

"Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo", (Is 14:15). Debemos rendir cada día nuestra voluntad bajo la voluntad de nuestro Dios y Señor.

7. La tradición. Las tradiciones son las cosas que

hacemos porque así las hemos recibido de otros. Los principios enseñados por hombres que no tienen sus raíces en la Palabra de Dios, son tradiciones de hombres. Una tradición de hombres enseña a la gente las formas de acercarse a Dios con religiosidad; formas que tienen la apariencia de ser adoración a Dios en el ambiente de una iglesia. Pero la adoración inventada por el hombre sólo es un servicio externo, y con frecuencia el corazón de las personas se halla muy lejos de Dios.

8. Ofrecer Adoración Falsa. Hay una forma correcta y

otra incorrecta de adorar a Dios. Una vez que hayamos oído la verdad, en realidad nuestra ignorancia ya no tendrá excusa. La falta del conocimiento espiritual para "adorar en verdad", no sólo nos aparta de la verdadera adoración, sino que con facilidad nos puede guiar a una

adoración incorrecta que tiene efectos secundarios dañinos. Ofrecen adoración falsa:

1. Los que ofrecen adoración ignorante (Hech. 17:22-

23).

(Dios es espíritu). b. Ignorante de la adoración que Él desea.

a. Ignorante de la verdadera naturaleza de Dios

2. Los que ofrecen adoración vana (Mat. 15:7-

9). a. Basada en tradiciones de los hombres, mientras se ignoran los mandamientos de Dios. b. Ofrecida sin involucrar nuestro espíritu.

3. Los que ofrecen adoración almática.

por sí mismo, no dirigida por Dios. b. Adoran con lo que les agrada, lo que les gusta, lo que piensan que es bueno, pero…¿Le gusta a Dios?. c. Prefieren lo que está basado en cómo se oye la alabanza. d. Prefieren lo que está basado en cómo se siente la adoración.e. Los adoradores que se concentran más en el hombre que en Dios, que dirigen su adoración más hacia el hombre que hacia Dios. Se llega a esta conclusión porque su ministración es efectuada para: impresionar al hombre, impactar al hombre, ser

a. Impuesta

vistos y admirados por los hombres, entretener a los hombres.

9. La falta de perdón. Jesús proclama que es necesario perdonar: "Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial", (Mt 6:14). Nuestra adoración se ve obstaculizada cuando nos mantenemos sin perdonar a alguien, tanto si la ofensa es real, como si es imaginaria. Para entrar en la presencia de Dios el perdón es imprescindible, no es algo optativo para el verdadero adorador, es un requisito.

10. Las pasiones juveniles (2 Tim. 2:22). Pasión, en este verso quiere decir un deseo intenso, esta palabra se usa mayormente para los deseos pecaminosos o la concupiscencia. Nos dice la palabra de Dios: Huye de las pasiones Juveniles, nota también que no dice:

“Enfréntala” o “Lucha con ellas”, ¡no!, te dice ¡¡Huye!! Este verbo como huir podría también traducirse como Rechazar. “Rechaza los deseos pecaminosos de la Juventud.”

Por cuanto la verdadera adoración es espiritual, ésta no tiene ninguna amistad con los deseos carnales. Las pasiones juveniles son enemigas de la verdadera

adoración. Gálatas 5:24 dice que “los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.”

¿Es su deseo ofrecer a Dios una adoración verdadera? Si lo es, dé estos importantes pasos:

1. Confiese todo pecado oculto o hábito pecaminoso en

su vida y tome la decisión de dejarlos.

2. Aprenda a discernir las obras de las tinieblas y

repréndalas.

3. Llene su mente de la Palabra de Dios y rechace todo

pensamiento que venga a su mente cuando esté en la

presencia de Dios.

4. Ordene su tiempo diario elaborando una agenda.

Dele prioridad a Dios en su vida.

5. Pida la presencia de Dios para que lo haga más

receptivo ante los cambios que Él quiere hacer en

usted.

6. Humíllese ante Dios.

7. Deseche las tradiciones de hombres.

8. Arrepiéntase de su actitud de no perdonar y tome la

decisión de perdonar siempre a los demás, aunque ellos no se arrepientan ni le pidan perdón.

9. Pídale a Dios que le de fuerza para no dejarse

arrastrar por las pasiones juveniles.

pasiones juveniles. EL VERDADERO ADORADOR NO NACE: SE HACE Ciertamente no somos efectivos en nuestros tiempos

Ciertamente no somos efectivos en nuestros tiempos en la presencia de Dios debido a que no nos enfocamos

en lo que Él define como adorador. Podríamos definir a un adorador, como aquel que se entrega en una íntima

y profunda manifestación de gratitud y alabanza a Dios. No importando las circunstancias por las que está pasando eleva adoración que sale de su corazón, de su

espíritu. Adora en lo secreto como en público, no depende de otro para expresar lo que el creador de su

alma le inspira, no se rige por ideas humanas sino por la Palabra y está siempre dispuesto a rendir todo su ser

a Él.

COMO SER UN VERDADERO ADORADOR.

El verdadero adorador se hace en un proceso. No se hace un adorador de un día para otro. Ser adorador es un estilo de vida que se caracteriza más por la actitud del corazón que por las cosas que podemos hacer como las expresiones o formas de adoración. Dios está más interesado en lo que somos que en lo que hacemos. Dios está más interesado en que seamos verdaderos adoradores que en la adoración que le ofremos.

¿Cómo podemos caminar en esa dimensión? Las siguientes son algunas pautas que nos ayudarán a ser un verdadero adorador:

1. Ofreciendo a Dios una rendición total. La palabra adorar también significa ofrendar, y a través de las escrituras encontramos la palabra adoración como sinónimo de la palabra "sacrificio" u ofrenda. El apóstol Pablo nos presenta esta verdad en el siguiente versículo:

Rom 12:1 “…Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable á Dios, que es vuestro culto racional…”

La palabra “cuerpos” se define como un todo, no contemplando únicamente la dimensión física de nuestro ser, sino las 3 dimensiones con las que Dios nos creó. Espíritu, alma y cuerpo. 1 Cor. 15:44 el apóstol Pablo hace distinción entre dos de los cuerpos de que habla en Rom. 12:1; el cuerpo espiritual y el cuerpo animal o nuestra alma. Con lo anterior queda establecido que se requiere que nuestra adoración involucre todos nuestros cuerpos, el espiritual, el animal (alma) y el físico.

El “sacrificio vivo” mencionado por el Apóstol determina la acción de ofrecer o rendir continuamente nuestra vida (sacrificio vivo) en adoración a Dios. Dios no quiere una parte de nuestra vida. Pide todo nuestro corazón, toda nuestra alma, toda nuestra mente, y todas nuestras fuerzas. (Marc. 12:30).

Para los judíos el corazón es el verdadero hombre que nosotros somos y que a veces ni nosotros mismos conocemos. Lo adoramos de corazón cuando lo adoramos como realmente somos al interior de nuestra habitación; lo adoramos de corazón, cuando lo adoramos tal y como somos.

Debemos adorarlo con nuestra alma, esto es, rendir a Él nuestra voluntad de tal manera que siempre tengamos la disposición de adorarlo; que utilicemos nuestras emociones en una forma balanceada para adorarlo, no podemos llorar o reír siempre que le adoremos, nuestras emociones deben ser acorde a lo que queremos expresar. Al adorarlo con toda nuestra mente, lo adoramos con el entendimiento de lo que estamos haciendo, con profundidad, tomando el control de nuestros pensamientos, no permitir que éstos divaguen mientras le adoramos.

Pero también debemos adorarlo con todas nuestras fuerzas, con intensidad, desde lo profundo de nuestras entrañas. Si no lo hacemos así podemos terminar ofreciendo una adoración superficial, seca, indiferente y sin propósito.

A Dios no le interesan los compromisos a medias, la obediencia parcial y las sobras de nuestro tiempo. Quiere nuestra entrega total a Él, no pedacitos de nuestra vida.

2. Andando en el Espíritu. (Gal. 5: 16, 22-25). Todos quisiéramos satisfacer los deseos de la carne, el que diga que no es un mentiroso, ya que mientras estemos en la tierra y con este cuerpo corruptible seguiremos teniendo los deseos provocados por la carne, esa que nos impulsa a hacer cosas que van en contra del Espíritu de Dios.

Cuando venimos a Cristo, nuestro espíritu fue renovado, nuestra alma encontró salvación, pero nuestra carne siguió siendo la misma, con la única diferencia que ahora ya no vivimos para satisfacerla, sino para contradecirla y agradar a los deseos del Espíritu Santo.

Todos en algún momento de nuestra vida nos hemos tenido que enfrentar al hecho de: ¿Satisfacer a la carne

o satisfacer al Espíritu?, lo más fácil es lo primero, ya

que por naturaleza somos orientados a ello, pero lo segundo es lo que estamos aprendiendo, ese proceso diario de negarnos a nosotros mismos, tratando de hacer vivas esas palabras de Jesús al decirnos que el que quisiera ir en pos de Él tiene que negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguirlo.

Este proceso de Andar en el Espíritu no es fácil y solamente lo lograremos cuando comencemos a llenarnos de la presencia de Dios en nuestra vida y eso solo se logra con una vida de devocional diario y de comunión intensa con el Señor. Andar en el Espíritu es evitar satisfacer los deseos de la carne llámense estos:

envidia, rencor, odio, enemistades, pleitos, celos,

contiendas, disensiones, etc. Pero esto solo se logrará a través de una relación personal verdadera con el Señor. Andar en el Espíritu es analizar cada cosa que haré en el día para evaluar si es o no agradable a Dios, es negarse a lo que realmente quisiera hacer, pero que se que va en contra de su voluntad y por ello prefiero aguantarme las ganas y no fallar, todo por amor a Dios

y no por imposición.

3. Guiados por el Espíritu Santo. (Juan 16:13). La

importancia de ser guiados por el Espíritu Santo es la clave y la garantía de tener victoria y cumplir con la voluntad de Dios en nuestra vida y ministerio. ¿Habrá algo más grandioso que saber que Dios mismo nos está guiando? Puede que nos diga: "Ve por aquí" o "Haz esto y aquello" y cuando entendemos el valor de tener detrás a Dios como guía no podemos menos que buscar siempre su dirección. Nadie jamás podría guiarnos mejor que Él. Para ser guiados por el Espíritu Santo debemos tener una vida rendida a Dios, amándolo, temiéndole y obedeciéndole. Nosotros por nuestra cuenta podremos hacer cosas buenas en nuestro ministerio y vida en general, pero el Espíritu Santo siempre nos guiará a hacer lo mejor en todo. En cuanto a nuestra ofrenda a Dios nos guiará a dar la mejor adoración. Debemos pedirle siempre al Espíritu Santo que nos guie a adorar a Dios como Él quiere que le adoremos.

4. Teniendo tiempo a solas con Dios. (Marc. 6:45-46).

La adoración pública generalmente carece de intimidad. La adoración pública debe ser un reflejo de la adoración en lo secreto. La adoración intima se da en la intimidad de mi corazón y de mi habitación. Que pensarías de un hombre que en la intimidad nunca le

dice a su esposa que la ama, nunca le muestra afecto, pero en público la trata maravillosamente. Todo tipo de halagos y cariños salen de sus labios cuando la gente los ve. ¿Pensarías que este hombre es un hipócrita verdad? Pensarías que solo pretende para ser visto por los demás. Así suena la adoración pública que no está respaldada por una adoración privada. Cuando en la adoración no hay intimidad, esta carece de deleite y se torna una carga o una obligación.

Pautas a tener en cuenta:

1. Seleccionar el Lugar. Preferiblemente elegir un lugar

tranquilo, silencioso, que nos aseguremos de no ser

molestados durante nuestro devocional.

2. Escoger una Hora Adecuada. Muchos piensan que la

mejor hora para el devocional es en la madrugada, por la quietud, por tener una mente despejada por el descanso nocturno, por la poca probabilidad de interrupción. Todo tiempo es igualmente beneficioso, lo ideal es escoger una hora en que no estemos cansados o con prisa.

3. Tiempo para el Devocional. Al comienzo bastarán

unos 30 minutos, pero, con el tiempo este tiempo será demasiado corto.

4. ¿Cuántos Devocionales Diarios? Si no es posible seleccionar suficiente tiempo en la mañana, podemos dividir nuestro devocional en varios lapsos durante el día.

5. Podemos dividir nuestro tiempo a solas con Dios en dos partes:

5.1. Estudio de la Palabra. Es recomendable tener un

plan de lectura organizada. Un ejemplo de ello puede ser proponerse leer la Biblia completa, comenzando por el Nuevo testamento y continuando con el Antiguo Testamento. Se pueden leer 3 capítulos diarios y seleccionar de esos capítulos uno solo o una porción pequeña en la cual meditaremos.

5.2. Nuestra Comunicación con Dios. Este tiempo lo

podemos emplear para:

Ser sinceros con Él y confesarle lo que sentimos, lo que queremos, lo que deseamos de Él, cómo nos sentimos frente a algunas situaciones, ser transparentes en nuestra comunicación.

Elevar nuestras peticiones a Él.

Pedir perdón por los pecados que pudo habernos

mostrado la Escritura en el estudio que hicimos.

Interceder por nuestra familia, Iglesia, ministerio, líderes, pastores, amigos, vecinos, ciudad, país, la salvación de las almas, o cualquier otra cosa que el Señor ponga en nuestra mente o corazón en ese momento, para ello debemos aprender a desarrollar nuestra capacidad de oírlo a Él.

Dar gracias por lo que Él hace en nuestra vida, nuestra familia, nuestra Iglesia, etc. La Biblia nos exhorta a ser agradecidos.

Lo más importante: Adorarle con nuestra alabanza, con nuestro cuerpo, etc.

5. Ofreciendo la adoración desde nuestro espíritu. (1 Cor. 14:15.) El espíritu del hombre tiene tres funciones principales que son la conciencia, la intuición y la comunión. La conciencia es el área del espíritu donde Dios nos hace distinguir lo bueno y lo malo. La comunión es el área de nuestro espíritu que adora a Dios y en la cual Él se comunica con nosotros. La intuición es el área donde recibimos revelaciones de Dios. Par ser verdaderos adoradores las funciones de comunión e intuición de nuestro espíritu deben

activarse y desarrollarse, para que podamos vivir una vida espiritual, como seres espirituales que somos, y así aprender a conocer como Dios quiere que le adoremos en cada momento. La única forma de ser guiados por el Espíritu Santo es desarrollando la habilidad de oírlo.

Desarrollamos o activamos nuestro espíritu cuando oramos en lenguas. El que habla en lenguas no habla a los hombres sino a Dios" (1ª Cor. 14,2). Cuando oramos en lenguas, nuestro espíritu ora (1 Cor. 14:14.) Cuando oramos en lenguas nuestro espíritu se edifica. (1 Cor.

14:4).

6. Conociendo a Dios y su Palabra. (Juan 17:3 – Col. 3:16) ¿Cómo puedo adorar a alguien que no conozco? ¿Cómo puedo adorar a alguien cuyos atributos ignoro? ¿Cómo puedo adorar a un Dios con el que no me he relacionado lo suficiente para conocerle? Mucha gente "adora" a Dios sin conocerle. Muchos cristianos han entregado sus vidas al Señor, tienen vida eterna y el cielo les espera. Pero no han conocido a Dios de una manera intima y personal. Aquel que conoce a Dios en la intimidad y en su vivencia diaria será un excelente candidato para ser un verdadero adorador.

Como adoradores debemos saber lo que la Palabra nos enseña acerca de la verdadera adoración: las expresiones de adoración, la revelación de la restauración de la adoración desde el tabernáculo de David, la verdadera adoración neotestamentaria, la adoración en los salmos, el carácter de Dios y en fin, todo lo que podamos aprender para vivir como verdaderos adoradores.

7. Adorando en todo momento y lugar. Un adorador real, ama y sirve a Jesús, no importa el lugar donde se encuentre. Este ejemplo lo podemos tomar de David que lo mismo adoraba al Señor mientras cuidaba y pastoreaba sus ovejas, sirviendo de soldado en el ejército y ante el trono y un palacio siendo rey.

Muchas personas, equivocadamente piensan que adorar a Dios en espíritu y en verdad es algo que se hace en los días de servicio solamente; cuando todos están congregados. Adorar a Dios en espíritu y en verdad implica mucho más que simplemente atender a los servicios regulares, cantar, orar, leer la Biblia y aparentar ser un buen cristiano, estar en el grupo de alabanza, o en el equipo de danza. Es verdad que nos

debemos congregar para glorificar a Dios, pues esto es agradable a Él, pero solo cuando aprendemos a adorarlo en todo momento y en todo lugar, vamos en camino para convertirnos en verdaderos adoradores.

Los verdaderos adoradores, los que adoran en espíritu y en verdad ofrecen una adoración que brota de lo profundo del corazón, la cual es el resultado del ejercicio diario. Como un médico, ingeniero o maestro, que estudiaron e hicieron prácticas antes de desempeñarse en su profesión. Ellos son profesionales en su área así no estén trabajando. Lo mismo debe suceder con los verdaderos adoradores, que lo son así no estén manifestando expresiones físicas de adoración. De lo anterior podemos concluir que los verdaderos adoradores lo son por la práctica, y con ello no se hace referencia a los ensayos de danza o alabanza, o a los seminarios o escuelas de adoración, sino al hecho de practicar el adorar a Dios en nuestro tiempo a solas con Él.

Esto significa que adorarle en espíritu y en verdad se convierte en una manera de vivir, en un estilo de vida, lo cual significa que adoramos a Jesús en todo momento, y en donde quiera que estamos: en nuestra casa, en nuestro trabajo, en la escuela, en el mercado, en el carro, con nuestros amigos, con nuestros

familiares, en todo momento y en todo lugar. ¿Cómo podemos adorar en todo momento?, entendiendo que somos adoradores y con nuestro modo de vida, con nuestro testimonio de vida, estamos glorificando a Dios en todo lo que hagamos.

8. Siendo persistentes. Hay muchas más cualidades que envuelven a un adorador auténtico, pero una muy importantes es que los verdaderos adoradores son insistentes y persistentes cuando quieren adorar y ofrecer sus presentes al Señor. Un ejemplo hermoso lo encontramos en los Magos de Oriente que adoraron a Jesús con sus regalos. (Mateo 2:1-11) Ellos se dejaron guiar por la estrella hasta que llegaron a la casa donde se encontraba Jesús. Les tomó mucho tiempo encontrar el lugar exacto donde se encontraba Jesús, pero no desistieron de su búsqueda. Quisieron adorar a Dios y no se devolvieron a su lugar de origen hasta que lograron su propósito.

Habrá ocasiones en que los adoradores sentirán que su adoración no es efectiva, pero a pesar de ello se debe ser persistente y seguir adorando a Dios, sin importar la situación por la que se esté atravesando.

9. Ofreciendo una adoración reflexiva. El mandamiento de Jesús de «amar a Dios con toda tu mente» se repite cuatro veces en el Nuevo Testamento. A Dios no le agrada que cantemos himnos, oremos con apatía y exclamemos con indiferencia ¡Gloria a Dios!, sin pensar en lo que hacemos. Si no pensamos en lo que hacemos cuando adoramos, la adoración no sirve. Si alguien se te acerca y repite diez veces: «¡Te aprecio!», es probable que pienses «¿Por qué?». Tú preferirías dos cumplidos específicos a veinte generalidades vagas. A Dios también.

10. Ordenando las prioridades en nuestra vida. (Mat. 22: 37-39 – 1 Tim. 5:8). Hay un orden de prioridades que debemos guardar si queremos ser verdaderos adoradores: Primero Dios, segundo nuestra familia (cónyuge, hijos y el resto de la familia); tercero nuestro trabajo secular, ministerio, estudios, diversiones, etc.

Hemos visto que Dios nos indica claramente que Él debe ocupar el primer lugar en nuestras vidas (prioridad No. 1), porque de Él mana la vida. Si estamos en constante comunión con Dios, él nos mostrará cómo relacionarnos con nuestra familia (prioridad No. 2),

pondrá de su sabiduría en nuestro corazón y estaremos dispuestos a dedicar nuestro tiempo y nuestras capacidades al bienestar familiar. Siendo familias que funcionen debidamente, podremos trasmitir el evangelio de manera efectiva, con nuestro testimonio y anunciando que: Jesús es la respuesta. Manteniendo nuestro trabajo secular, haremos provisión para nuestra familia primeramente y también podremos bendecir a otros, dando ayuda al necesitado. (prioridad No. 3). Como podemos notar, si queremos ser verdaderos adoradores, Dios debe ser el primero en todo.

Conclusión: Quienes están dispuestos a decir: “Dios, ya no me tienes que seguir buscando, porque hoy he decidido ser un adorador en todo lo que hago y digo, un verdadero adorador que te adore en espíritu y en verdad. Heme aquí”