Está en la página 1de 1

Definiciones

Departamentalización: es la división y el agrupamiento de las funciones y


actividades en unidades especificas con base en su similitud.

Jerarquizacion: es la disposición de las funciones de una organización por orden


de rango, grado o importancia.

Coordinación: es la sincronización de los recursos y los esfuerzos de un grupo


social con el fin de lograr oportunidad, unidad y armonía y rapidez en el desarrollo
y la consecución de objetivos.

División de trabajo: es la separación y delimitación de las actividades con el fin


de realizar una función con la mayor precisión, eficiencia y el mínimo esfuerzo
dando lugar a la especialización y perfeccionamiento en el trabajo.

Cadena de mando: relación de autoridad que se extiende desde el más alto nivel
jerárquico hasta el más inferior.

Innovación: es la capacidad de estructurar una idea y traducirla en un producto o


servicio que tenga impacto en el mercado. Es el arte de crear algo nuevo,
novedoso y original.

Autoridad: derecho de girar instrucciones que otros deben acatar. Es la facultad


de que esta investida una persona dentro de una organización para dar ordenes y
exigir que sean cumplidas por sus subordinados, para la realización de aquellas
acciones que quien las dicta considera apropiadas para el logro de los objetivos
del grupo.

Control: la evaluación y medición de la ejecución de los planes con el fin de de


detectar y prever desviaciones, para establecer las medidas correctivas
necesarias.

Eficacia: consiste en lograr los objetivos satisfaciendo los requerimientos del


producto o servicio en términos de cantidad y tiempo.

Eficiencia: se refiere ha hacer las cosas bien. Es lograr los objetivos garantizando
los recursos disponibles a; mínimo costo y máxima calidad.

Flexibilidad: los principios administrativos se adaptan a las necesidades propias


de cada grupo social en donde se aplican. La rigidez en la administración es
inoperante.

Productividad: es la relación entre la cantidad de insumos necesarios para


producir un determinado bien o servicio. Es la obtención de los máximos
resultados con el mínimo de recursos, en términos de eficiencia y eficacia.