Está en la página 1de 2

LA VARIABILIDAD CLIMATICA EN LA PATAGONIA Y SUS IMPLICACIONES PARA LA VITICULTURA

RöSSLER, Cristina E. 1 ; BARBERO, Nidia E. 1 ; CANZIANI, Pablo O. 1

1 Programa de Estudios de Procesos Atmosféricos para el Cambio Global (PEPACG, UCA/CONICET) Facultad de Ciencias Agrarias Pontificia Universidad Católica Argentina, Cap. Ramón Freire 183 Capital Federal, Argentina. E-mail: croessler@uca.edu.ar

INTRODUCCION El clima es un factor dominante en la viabilidad

de todas las formas de agricultura, desde la determinación

del área geográfica en la cual un determinado cultivo

puede crecer y desarrollar, hasta la influencia anual de la producción y la calidad de los cultivos. Esta influencia es mucho más evidente en el cultivo de uvas para la producción de vinos (Vitis vinifera L.). La productividad

y las características cualitativas de una vid son el

resultado de su interacción con el ambiente, es decir con las condiciones pedoclimáticas y de cultivo que pueden permitirle manifestar a pleno su propia potencialidad y de individualizar las medidas a adoptar para la inversión a largo plazo, como es la instalación de un viñedo.

La interacción terreno-clima constituye aquello llamado “terroir” y entre estos dos factores es este último a prevalecer por la importancia a escala regional, como fácilmente se deduce de la diversidad de los vinos producidos en diversas regiones climáticas. (Jones and Davis, 2000). Debido a su variabilidad el clima necesita de un continuo monitoreo y de una constante adaptación del cultivo a esas fluctuaciones de modo de mantener su producción/calidad. (Huglin, 1983; Fregoni et al.,2003). Estudios recientes muestran que el incremento medio global de la temperatura superficial del globo terrestre del 1900 a hoy es estimado en alrededor de 0.6ºC. (IPCC, 1996) Además del aumento de temperatura

se han registrado otras variaciones climáticas diferentes

según la región interesada como la modificación de las precipitaciones y la consecuente alteración del régimen

hídrico que aún son inciertas. Pronósticos realizados por

los Modelos Climáticos Globales (MCGs) estiman para el

2100 un aumento de la temperatura media global de 1.4 a 5.8ºC (IPCC, 2001). El cambio climático en curso puede tener repercusiones más o menos serias sobre el ciclo vegetativo productivo de la vid. Estas consecuencias son numerosas, desde riesgos a pequeña escala como heladas tardías, a consecuencias mucho más drásticas como el desplazamiento geográfico. En regiones áridas y semiáridas, como la Patagonia, la variabilidad de los factores ambientales y meteorológicos es un elemento clave al determinar la producción agrícola. En estas regiones la variabilidad interanual del clima y, en particular, de las precipitaciones representa una componente intrínseca del sistema y el principal factor de riesgo.

Dada la importancia del clima para la viabilidad

de la viticultura y su potencial impacto sobre los tipos de

vino y calidad, en este trabajo se han analizado las tendencias climáticas en distintas zonas de la Patagonia individualizándose las principales características e implicaciones sobre la viticultura.

MATERIALES Y METODOS Han sido tomadas en consideración 7 estaciones meteorológicas pertenecientes al Servicio Meteorológico Nacional, distribuidas a lo largo de la Patagonia. Las estaciones que se han elegido son Trelew, Comodoro Rivadavia, Bariloche, Esquel, Río Negro, Neuquén y Río Gallegos.

El análisis de la variabilidad climática ha sido llevado a cabo sobre series históricas que cubren un período de al menos 30 años, variable según la estación estudiada. A partir de datos diarios de temperatura y precipitación han sido calculados numerosos índices climáticos la mayoría de los cuales utilizan la temperatura y alguna estimación de la radiación solar. Son clásicos los índices de Winkler (Amerine y Winkler, 1974), Branás (1946) y Huglin, (1983), Fregoni et al., (2003), Zuluaga et al., (1971). Los índices agroclimáticos han sido calculados sobre periodos distintos en base a su relación con el crecimiento y la producción de la vid. Para cada índice ha sido determinado el coeficiente de correlación lineal simple (r) y los niveles de significancia existentes (p) entre cada índice y el tiempo, para todo el período considerado, para determinar la existencia de la tendencias temporales significativas. Además han sido efectuadas las medias móviles anuales y a través de las desviaciones estándar ha sido individualizada la variabilidad interanual en los períodos simples considerados.

RESULTADOS Y DISCUSION En el ultimo censo agropecuario (CNA 02) se observan viñedos al sur de los 40º Lat., en las localidades de 9 de Julio, Adolfo Alsina, General Conesa, El Cuy y Valcheta en Río Negro y Cushamen, Gaiman, Rawson y Telsen en Chubut. En la Fig. 1a y b se muestran las medias móviles y residuales acumulados de la precipitación anual (Sumner, 1988) en las estaciones meteorológicas Bariloche (Lat 41.09ºS Lon 71.1ºO) y Río Gallegos (Lat 51.37ºS Lon 69.17ºO ). La estación Bariloche presenta mayor variabilidad lo largo de la serie, contrario a la de Río Gallegos que presenta un comportamiento más regular. Los test de Mann-Kendall (Sneyers, 1975) con 95 % de confianza y de Sen (1968), confirmaron tendencias positivas en ambas estaciones, con valores de 1,37mm/año para Bariloche y de 1,04mm/año para Río Gallegos.

El principal factor climático que afecta la fenología de las plantas es la temperatura. Del análisis de las sumatorias térmicas calculado por el método de Amerine y Winkler (Fig. 2), se observa un aumento de la misma en las estaciones de Bariloche, Neuquén (38.97ºS 68.15ºO), Cipolleti (38.97ºS 67.97ºO) (52.9ºdía/década, 34.51ºdía/década y 81.45ºdía/década). Este aumento en las temperaturas trae como consecuencia un anticipo en las fases fenológicas de la vid, lo que produciría: riesgo de heladas tardías en la fase de brotación y variaciones en los componentes del rendimiento en prefloración y cambios en la calidad del fruto en la fase de maduración. En la figura 3 mediante el diagrama ombrotérmico de Gaussen, se ha obtenido gráficamente la existencia y duración de los periodos secos. En el diagrama de la estación Bariloche, se encuentra un clima monoxérico (con déficit estacional localizado en un solo periodo) estival, la década 81-90 es la que presenta el período seco más extenso, extinguiéndose éste en la década 71-80. La sequedad ambiental es una condición para llegar a vendimias sin condiciones predisponentes para el ataque de enfermedades criptogámicas

y = 1.5217x + 814.47 Precipitacion total anual mm R 2 = 0.0152 1200 1000
y = 1.5217x + 814.47
Precipitacion total anual
mm
R 2 = 0.0152
1200
1000
800
600
400
200
0
y = 1.2103x + 255.71
R 2 = 0.1957
a
Río Gallegos
Bariloche
1971
1973
1975
1977
1979
1981
1983
1985
1987
1989
1991
1993
1995
1997
1999
2001
2003
2005
mm 1000 Residuales acumulados 500 0 -500 -1000 b Bariloche Rio Gallegos 1971 1973 1975
mm
1000
Residuales acumulados
500
0
-500
-1000
b
Bariloche
Rio Gallegos
1971
1973
1975
1977
1979
1981
1983
1985
1987
1989
1991
1993
1995
1997
1999
2001
2003
2005
Fig. 1: a) Medias móviles y b) Residuales acumulados para la estación Bariloche y la
Fig. 1: a) Medias móviles y b) Residuales acumulados para la estación
Bariloche y la estación Río Gallegos.
Grados-días
Neuquen y Cipolleti
Grados-días
Suma térmica efectiva
Bariloche
2100
800
Neuquen
2000
700
1900
600
1800
500
Cipolleti
Bariloche
1700
400
1600
300
61-70
71-80
81-90
91-00
Neuquen
1926
1917
2040
2000
Cipolleti
1838
1777
2001
Bariloche
334
351
499
461

Fig. 2

Sumatoria térmica del periodo activo (suma de temperaturas medias

superiores a 10°C según Winkler y Armerine) en Neuquen, Cipolleti y Bariloche para períodos de
superiores a 10°C según Winkler y Armerine) en Neuquen, Cipolleti y
Bariloche para períodos de 10 años
mm
BARILOCHE
ºC
180
90
Lat 41,09ºS Lon 71,1ºW 840 m
160
80
140
70
120
60
100
50
tmp
71-1980
tmp
80
40
81-1990
tmp
60
30
91-2000
prec
71-1980
40
20
prec
81-1990
20
10
prec
91-2000
0
0
J ASONDE FMAM J

Fig. 3: Diagrama ombrotérmico de Gaussen para la estación meteorológica de Bariloche por décadas.

CONCLUSIONES Del análisis de los índices agroclimáticos tomados en consideración en las estaciones del norte de la Patagonia se observa una tendencia positiva para las temperaturas mientras que la precipitación presenta períodos más secos y períodos más húmedos alternados. En las áreas estudiadas se observa un aumento de las sumatorias térmicas. Este aumento de las temperaturas puede llevar a una variación de la calidad de la uva y también a un anticipo de las fases fenológicas con mayor riesgo de heladas tardías y menor tiempo de maduración.

BIBLIOGRAFIA AMERINE, M, Winkler, A. (1974). Composition and Quality of Musts and Wines of California Grapes. Hilgardia 15: 493-675. BRANAS, J. J., Bernonn, G, Levadoux, L. (1946) Eléments de viticulture générale. Montpellier.

FREGONI M., Schuster D., Paoletti A., 2003. Terroir, Zonazione, Viticoltura, Trattato internazionale. Phytoline Ed. HUGLIN P.,1983 : Possibilités d’apprécitation obejetive du mileu viticole. Bulletin de l’O.I.V. 56 :823-33. HUGLIN P.,1986 : Biologie et ecologie de la vigne. Payot Lausanne, Parìs. IPCC 1996.Climate change 1995: Impacts,Adaptations

and Mitigation of climate change: Scientific-technical analyses: Contribution of Working Group II to the

Second Assessment Report of the Intergovernmental

Panel on Climate Change, Cambridge University

Press,Cambridge,U.K.

IPCC 2001. In: Houghton J.T., Ding Y., Griggs D.J., Noguer M.,Van der Linden P.J., Xiaosu D. (Eds.).

Climate Change 2001: The Scientific Basis. Cambridge University Press, UK

JONES, G. V. and Davis, R. E.: 2000, Climate influences on grapevine phenology, grape composition, and wine production and quality for Bordeaux, France, Am. J.

Viti. Enol. 51, 249–261. SEN, P.K. 1968.:Estimates of the regression coefficient based on Kendall´s tau. Journal of the American Statistical Association, 63: 1379-1389. SNEYERS, 1975: Sur l’analyse statistique des series d’observations. Note techenique OMM, 143, 189 pp.

ZULUAGA, P., Zuluaga E., Lumelli J, De la Iglesia F. (1971): Ecología de la vid en la República Argentina.

Universidad Nacional de Cuyo. Facultad de Ciencias Agrarias: 61-100 (Mendoza – Argentina)

SERVICIO METEOROLOGICO NACIONAL:

Estadísticas Climatológicas 1941-1950, 1951-1960,

1961-1970, 1971-1980, 1981-1990, 1990-2000.

Buenos Aires, Argentina.