Está en la página 1de 4

Modernidad-posmodernidad:¿qu é pasa con el Estado-naci ón?

El Estado-naci ón surge en Europa entre los siglos XVI y XVII. En ésta época el sistema feudal comienza a resquebrajarse para dar paso a los estados absolutistas: las monarquías inglesa, francesa, espa ñola, austriaca, prusiana y rusa establecen aparatos políticos que les permiten controlar y administrar eficientemente los territorios a su disposici ón. El Estado-naci ón es la entidad política moderna por excelencia1. Entre los siglos XVII y XX los estados nacionales pasan por diferentes transformaciones: del estado absolutista de los siglos XVI y XVIII se pasa a un estado olig árquico (siglo XIX) donde el voto estaba restringido a las clases propietarias. El siglo XIX, siglo del ón liberalismo (teoría econ ómica triunfante en el proyecto moderno2), le da al Estado naci el impulso democr ático (que desarrollar á en la primera mitad del siglo XX) y que lo perfilar á hacía sus características actuales3. La configuraci ón que toma el Estado-naci ón occidental se exporta hacia el resto del mundo a trav és de la colonizaci ón de África y Asia por parte de las potencias europeas. A partir de estos elementos, el proyecto moderno comienza a globalizarse. Con el surgimiento de las concepciones posmodernas4 se ha puesto en tela de juicio la existencia o supervivencia del Estado-naci ón moderno. Se argumenta que el proceso de globalizaci ó n ha minado sus características: ante las constantes y numerosas migraciones es casi imposible que una entidad territorial tenga una lengua y una cultura com ún; igualmente el territorio parece diluirse ante las innovaciones tecnol ógicas como la Internet, que permite traspasar las fronteras nacionales desde tu computadora, a ún sea

1

Debe aclararse que la modernidad como concepto filosófico e histórico es meramente occidental. Si bien el proyecto moderno comienza a extenderse hacía las posesiones coloniales de los países europeos a partir de la ilustración, el marco teórico y el contexto histórico que da forma a la modernidad se desarrolla en Europa. 2 El liberalismo no es la única teoría económica del estado moderno; el mercantilismo y la fiosiocracia fueron doctrinas económicas que rigieron hasta el siglo XIX. 3 Las principales características que definen al estado nación son: un territorio delimitado, una lengua y cultura común que identifique a la nación, un gobierno que permita la creación de leyes para la seguridad de los nacionales, un ejército que defienda a la nación cuando la soberanía se vea en peligro, estructuras que comuniquen a los ciudadanos con los organismos del estado (estructuras democráticas). 4 Atendemos al concepto de posmodernidad de Jean Francois Lyotar presentado en su libro La condición posmoderna (1979), el cual dice que la posmodernidad es la pérdida de la creencia en los metarrelatos generados por la modernidad; en este caso el metarrelato que corresponde tratar es del Estado-nación.

1

El adelgazamiento del estado y la creaci ón de organizaciones no gubernamentales refuerzan la crítica de que el Estadonaci ón ha perdido algunas de sus esencias de ser. como la Uni ón Europea. las guerras inter étnicas provocadas por la caída del bloque sovi ético no demuestran sino que el proceso de construcci ón del estado sigue avanzando. pero esto no es nuevo ni tiene orígenes recientes. conform ó territorios que no tomaban en cuenta las diferencias socioculturales de las poblaciones originales. m ás visibles. que despu és difundi ó en las colonias americanas. La resistencia a una unidad nacional ha sido una constante a lo largo de la historia. ese estado moderno que empez ó a construirse hace cinco siglos es ahora una entidad diluida o fragmentada. hasta la reorganizaci ó n territorial producto de la Segunda Guerra Mundial.5 La conformaci ón de bloques de estados. La aglutinaci ón de culturas distintas en el Estado-naci ón es una característica que nace con él mismo. Se dice que la rectoría del estado sobre ciertas áreas ha quedado rebasada por la creaci ón de entidades supranacionales como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional. no se dio importancia a las diferencias étnicas en la conformaci ón de los nuevos estados. s ólo que ahora son. evidentemente. que define la relaci ón moderna entre los estados europeos. El Estado-naci ón ha venido transform ándose y ha perdido atribuciones que antes le correspondían. 2 . La cuesti ón de la cultura se observa de manera similar: los intercambios culturales presentes desde los inicios de la propia modernidad demuestran un constante proceso de transculturaci ón: la ciencia musulmana de la edad media ya se extendía a todos los rincones de occidente. el colonialismo. tambi én es aducida como síntoma de la desintegraci ón del Estado-naci ón. o como las Cortes Internacionales. para lo que a derecho se refiere.de manera virtual. tanto de Am érica en los siglos XV y XVI. Durante la formaci ón misma del Estado-naci ón los conflictos inter étnicos han estado presentes. aunque la incertidumbre est é presente. De igual manera. que ya no alcanza a responder para lo que fue creado. Desde Tratado de Westfalia (1648). Ya a finales del siglo XX. como deÁfrica y Asia en el XIX y XX. Es decir. Los procesos de 5 No olvidemos que desde Hobbes hasta Rousseau el estado surge para armonizar la vida entre los seres humanos y preservar los “derechos naturales”. tal parece que en los últimos 50 a ños. y que trae una contradicci ón hasta ahora no resuelta: la de la identidad nacional. para el caso de la economía.

ha sido el gran problema a resolver del Estado-naci ón moderno. Si bien es cierto que existen organismos supranacionales. Una política econ ómica no la aplica el organismo supranacional. La diluci ón física territorial del Estado-naci ón tambi én resulta ficticia. Lengua y la cultura com ún. los estados nacionales se organizan para paliar 3 . Para que éste subsistiera en una época de constantes guerras era necesario afianzar la idea de Naci ón: elaborar imaginarios colectivos que fortalecieran la integraci ón social para hacer frente ante las otras naciones. la Constituci ón general fue rechazada por varios países. no desplazan de ninguna manera la actividad estatal. prueba de ellos es que si bien la Uni ón Europea funciona como un bloque econ ómico.naci ón neoliberal. como los ecol ógicos. las entidades supra e internacionales creadas para atender a problemas globales. El adelgazamiento de las funciones estatales. La cultura nacional es un concepto difícil de definir. aquellas funciones que el estado ha dejado de dar a la sociedad (seguridad social. sino que la sugiere. Por otra parte. Es m ás bien un constructo imaginario que una entidad con características definibles. es decir. las directrices de estos no podrían llevarse a la pr áctica sin el consentimiento de los gobiernos de los estados. pero no existe raz ón para llamarlo posmoderno. la característica que tiene medici ón matem ática es precisamente la territorial. Es decir. El fascismo y el nazismo fueron formas de estado que buscaban una identidad y que utilizaron diferentes medios para lograrla. educaci ón) no tienen que ver tanto con una disoluci ó n como con una nueva transformaci ón del estado: el Estado. tal como la Uni ón Europea. El Estado-naci ón sigue siendo el responsable de establecer las reglas del juego que permiten incluso su propio adelgazamiento. desde la propaganda política hasta la eugenesia. es decir. la cultura propia. De hecho. La conformaci ón de entidades supranacionales o multinacionales.migraci ón no son exclusivos del siglo XX. Y la antropología ha mostrado como la migraci ón no es s ólo de seres humanos: con ellos viajan las ideas. Las fronteras nacionales existen y siguen siendo motivo de guerras entre los países limítrofes. no deja del lado la existencia del Estado-naci ón. No es impensable la creaci ón que un estado multiidentitario. la identidad. Toca a las entidades estatales organizar y llevar a cabo esas directrices de antemano aceptadas.

una etapa de la a ún inacabada modernidad. pero es difícil que cedan parte de su soberanía a una entidad supranacional. Lo que puede pensarse como un estado posmoderno no es m ás que una etapa del desarrollo del Estado-naci ón. para enfrentar los embates de la libertad de comercio.com 4 . sino a la constante transformaci ón de las entidades estatales.los procesos econ ómicos que se viven actualmente. El Estado-naci ón sigue siendo la entidad política macro por excelencia. Para entender la transformaci ón del Estado-naci ón es necesario observarlo a trav és de la larga duraci ón: la situaci ón que caracterizamos como posmodernidad puede ser una etapa de transici ón no hacía algo m ás all á de la modernidad. H éctor García Montiel 29 de abril de 2008 hegarmon@yahoo. que desde su surgimiento no han dejado de mutar y adaptarse a las nuevas condiciones sociales.