Está en la página 1de 166

1

2

Créditos
Moderadora: Nelly Vanessa Traductoras Nelly Vanesa
Nanis Pilar Wesc Nony_mo AriannysG Angeles Rangel Bibliotecaria70 Curitiba

Correctoras

3

Recopilación y Revisión Nanis Diseño Auroo_J

........................................................................................................................................................................ 153 Capítulo 20 ................................................................................................. 33 Capítulo 6 ................................. 55 Capítulo 9 ................................................................................................................................................................................................................................... 126 Capítulo 16 ........................................................................................................................................................................................................................................ 27 Capítulo 5 .... 160 4 ........................................................................................................ 16 Capítulo 3 ..................................................................................................................................................... 47 Capítulo 8 ............................................................... 140 Capítulo 18 .....Contenido Sinopsis............................................................................................................................................................................................................................................... 106 Capítulo 14 ...................................................................................................................................................................................................................................................... 87 Capítulo 12 ............................................................................................... 43 Capítulo 7 ............................................................................................................................................. 113 Capítulo 15 .... 24 Capítulo 4 ......................................................................... 102 Capítulo 13 ......................................................................................................................................................... 149 Capítulo 19 ................................................................................................................................................ 65 Capítulo 10 .................................................................................................................................... 11 Capítulo 2 ........................ 68 Capítulo 11 .......................................................................................................................... 5 Prólogo ...................................................................................................................................................................... 136 Capítulo 17 ..................................................... 6 Capítulo 1 ...........................................................................................................................

Cuando él la rapta y le revela que su padre está vivo y que tiene información vital. caliente. y peligroso? ¡Considérense advertidas! Willow no tuvo una vida fácil. Jagger es parte de lo que a Willow le gusta considerar una pandilla. peligroso y desgarrador. Jagger tiene el poder de cambiar todo en lo que ella se ha convertido. Es oscuro. todo en lo que cree se vuelve al revés. la oscuridad la invade. pero ¿quién puede resistirse a un hombre moreno. Cuando por fin se siente como si estuviera avanzando. hermoso.Sinopsis Este no es el típico libro de “Y vivieron felices para siempre” . Su madre está en una institución mental y su padre está muerto. Ahora está atrapada en medio de una guerra de bandas y cautiva de un hombre deslumbrante y hermoso. ¿qué sucederá cuando la Pasión Oscura se encienda entre ellos 5 . pero también tiene el poder de destruirla… Entonces.

Si no me equivoco. Es el tipo de chica que detenía a los hombres en su camino. es muy bueno ¿no? Mark me dijo que este es el lugar para estar. porque somos tan malditamente hermosas. ―Es impresionante. Vamos a través de la multitud de personas y caminamos hacia la barra. ―Ava sonríe. nos llevamos como una casa en llamas. si realmente lo quisiera. Ava ondea su cabello rubio y miró todo el bar. Sonrío a mi mejor amiga. Completamente opuestas en apariencia y personalidad. ―Hecho. ―¿Ah. tú pagas. y entonces me estrecha la mano. ―Está bien. ―Sí. tu jefe sabe lo suyo. ―Digo que hagamos una apuesta. ―Vida de club ¿eh? Me río. 6 . sí? ―Digo que pasarán diez minutos antes de que nos sirvan. ―Lo conozco. Digo que serán cinco minutos. Era hermosa. Conozco a Ava desde que teníamos tan sólo diez años y hemos sido inseparables desde entonces. Ava suspira y se vuelve hacia mí. Miro en torno a la masa de gente pululando por bebidas y me pregunto cuánto tiempo nos tomará conseguir una para mí. Ava echa la cabeza hacia atrás y se ríe. ella conseguiría una copa con una sonrisa. echa un vistazo a este club ―le digo a mi mejor amiga Ava mientras caminamos a través de la multitud de personas. Miro a mi alrededor el enorme club. con sus delirantes luces de neón y el bombeo de la música. y sin embargo. y sus ojos brillan con humor. jugaré tu pequeño juego.Prólogo ―Wow.

por lo que a la luz parecen de cristal. ¿pero hermosa? Nunca hermosa. nadie llama a nadie señor en un club… nunca. Su piel es crema de oliva. gracias. Mi cabello es de un tono oscuro rojo. ofreciéndonos una bebida. hermosa. no soy rubia con enormes tetas. El hombre me sonríe. ―¿Yo? ―le pregunto. Ava me empuja por detrás. con pantalones cortos y caliente top. Es alto. y quiero decir ENORME. El asistente del bar de inmediato se apresura. ―Sonrío. era a mí a quien le hablaba. ―Él está totalmente en movimiento para matar. ¿cuánto tiempo ha pasado desde que tuviste sexo? 7 .Por eso. y su cuerpo es enorme. tomaré vodka y tónica ―logro balbucear. ―¿Qué le sirvo. y mis ojos son de color verde esmeralda oscuro. y el encargado del bar se apresura de inmediato. ―¿Me oíste? ¿Puedo comprarte una bebida? Él no estaba hablando con Ava. Sus ojos son de color azul claro. ―¿Hermosa? Me han llamado caliente. luego gira y cierra de golpe la mano abajo en la barra. señor? ¿Señor? Que yo sepa. cuando escuché una voz profunda y ronca detrás de mí. Me doy vuelta y me enfrento a uno de los hombres más devastadores en el que he tenido el placer de poner mis ojos. ―¡Oh. volviéndome hacia ella. diría que mide uno ochenta y ocho y es un paquete de músculos. moreno y guapo. Yo soy todo lo contrario. ―Oh. no por el que la mayoría de los hombres van. sexy e incluso follable. ¿Por qué no lo haría? Ella está usando un vestido negro ajustado y tiene piernas que saben a dónde ir. un pequeño diseño celta. Es muy atractivo. Aunque no tengo buen cuerpo. Tiene el cabello desordenado y bajo la luz se ve negro pero podría ser de color marrón oscuro. Si tuviera que adivinar. El hombre misterioso se inclina sobre la barra y da la orden. Así en la camisa oscura y apretada y los pantalones vaqueros negros. Dios mío! ―Lo sé. Me quedo mirando los tatuajes corriendo por sus brazos. Ava se inclina y susurra en mi oído. ―Sí tú. ¡llévalo a casa! ―¡Ava! ―En serio. asumo que el hombre está hablando con Ava.

―Willow… ―susurro.Suspiro. ―Aquí está tu bebida ―ronronea esa suave voz aterciopelada. ¿en qué te lastimaría?―. Canción tras canción pasa. ―¿Cómo te llamas? ―me pregunta. mientras estoy tomando un sorbo. ―Deberías sentirte halagada. ―Lo sé. sólo di sí Willow. Lo dejé y me alejé. parece fijarse en mí y sólo en mí. Ava sonríe hacia mí una vez antes de desaparecer en la pista de baile. Estrecho mis ojos hacia él. él no está realmente haciendo algún tipo de movimiento hacia mí y. ―Dios. pero sigo bailando. y él huele tan malditamente bien. ¿no ves a todas las mujeres moviendo sus pestañas hacia él? ―Sé por qué. Descarada mierda. Hasta ahora. ―Está bien. pero eso fue todo para mí. Él toma mi mano y me lleva a la pista de baile. me compra bebidas y me hace preguntas muy básicas sobre mi vida. Ese trasero se adelantó y me dio una buena paliza porque me atrapó bailando por la ciudad una noche. ―Um. Nuestros cuerpos casi están tocándose. ―Oh. y comienza a moverse conmigo. Una parte de mí se pregunta qué está sucediendo. tienes un punto válido. ―¿Puedo tener el próximo baile? ―me pregunta. ―Bonito nombre. y parece que él se fija en mí y sólo en mí. no parece dejarme en paz. La última vez fue con Danny. Tomo la bebida y le doy mi mejor sonrisa sexy. mi novio de largo plazo. El calor se arrastra hasta mis mejillas cuando me doy cuenta de lo cerca que estamos. Dios mío ―susurra Ava cuando finalmente me libero del hombre misterioso una hora más tarde. 8 . es precioso. lastimosamente. Me siento mareada y nerviosa todo al mismo tiempo. sin embargo. Me siento la chica más afortunada del mundo en estos momentos. El hombre misterioso toma mis caderas en sus manos. Él baila conmigo. Sabía que Danny tenía su genio. Por supuesto. Me volteo de nuevo y miro esos ojos azules y cristalinos que no tengo duda han llevado a muchas mujeres a algunos orgasmos graves. y ahora no tenía ningún problema para estar lejos de él.

―¿Crees que es como… un acosador o algo así? Me río y agito una mano ebria en su rostro. ―No, Dios, es bueno. ―Bueno… si no te veo más tarde, sabré dónde te encuentras. ―Sonríe, meneando las cejas. Sonrío y vuelvo a la pista de baile. El hombre misterioso me sigue afuera y me entrega otra bebida, que me tomo rápidamente. Empezamos a bailar otra vez, esta vez volviéndonos un poco juguetones. Sus manos están sobre mí, y yo le estoy agarrando por necesidad. Ha pasado demasiado tiempo desde que he estado con un hombre, es tiempo de que todo cambie. ―¿Qué es lo que haces para ganarte la vida? ―me pregunta el hombre misterioso, su cálido aliento me hace cosquillas en el oído. ―Era ayudante de la oficina, pero por el momento no tengo trabajo ―le grito. ―Bien. ―¿Qué hay de ti? Sus ojos azules brillan con diversión, ¿qué dije que fue tan divertido? ―Sólo un mecánico ―responde. ―Oh, eso es bueno. ¿Cuál es tu nombre? ―Johnny. Sexy. ―Tengo que ir al baño ―le digo, escuchando mi voz comenzar a arrastrarse de repente. ―Te llevaré. Levanto la vista hacia él, y sus ojos azules me dicen que está hablando muy en serio. ―Qué… nunca… Empiezo dando tumbos hacia el cuarto de baño. ¿Por qué me siento tan mareada? No he tenido demasiadas bebidas y sin embargo parece que no puedo conseguir mantenerme en pie. Estaba muy bien hace diez minutos. Sé que soy una borracha fácil, pero mierda, no soy tan fácil. Johnny me acompaña por el pasillo

9

con su mano en la parte baja de mi espalda. Cuando llegamos a la puerta del cuarto de baño, voy a abrirla, pero mi mano se mantiene perdiendo el pomo de la puerta. Algo está mal. ―Vamos, hay un aseo en la parte trasera ahí está más tranquilo. Levanto la vista hacia él, y estoy bastante segura de que acabo de tener visión doble. Él toma mi mano y tira, sin dejarme tiempo para protestar. Las alarmas salen de mi cabeza. ¿Dónde está Ava? Tal vez me vio salir y me seguirá. ¿Por qué habría un cuarto de baño en la parte de atrás? Trato de tirar de mí de él, sin éxito. Estoy demasiado borracha y él es demasiado fuerte. Soy incapaz de conseguir poner un pie delante del otro, y mucho menos escapar a su control. Me tropiezo y caigo, tropiezo y me arrastro hasta que finalmente él llega hasta mí y me levanta. ―Déjame ir… ―le mascullo, mi voz se desliza. Él no responde, sólo sigue tirando de mí. Pronto estamos fuera y el aire fresco me golpea como un ladrillo. ¿Dónde está Ava?, ¿por qué no está tras de mí? ¿Sabrá siquiera que me fui? Siento que mi cabeza da vueltas salvajemente y mi visión se torna borrosa. Antes de darme cuenta, todo se vuelve negro.

10

Capítulo 1
Dicen que el instinto te dice cuándo algo está mal, o el intestino, lo que te guste. Supe que algo estaba mal en el momento en que abrí mis ojos. Lo primero que noté es que no estoy en mi habitación. Lo segundo es que estoy en una habitación desconocida y el tercero, que estoy atada. Me esfuerzo por sacar mis manos y liberarlas, pero no se mueven. Después de cuatro intentos fallidos de sentarme, por fin lo logro al quinto. La habitación en la que estoy es muy agradable. Sé que suena como un pensamiento estúpido de tener, pero es la primera cosa que viene a mi mente. No es una celda color crema y no estoy colgando de un gancho del techo. Eso tiene que ser algo bueno, ¿verdad? La habitación es grande, con una cama matrimonial y su propio baño y aseo. Todo parece bastante normal, hasta que mis ojos se posan en la puerta. Está cerrada y tiene un teclado para salir. Peor aún, las ventanas están clausuradas. Empiezo a pelear de nuevo, dándome cuenta de que tal vez esta situación no es la mejor para estar. Me esfuerzo por recordar cómo llegué aquí, pero todo lo que puedo recordar es bailar en un club. Oh, Dios, ¿ese hombre con el que estaba bailando me secuestró? ¿Es un violador? ¿Un asesino? Tal vez estoy exagerando, tal vez nos acostamos juntos y no puedo recordarlo. Tal vez está en esas cosas BDSM o algo así. Lo que tendría sentido. Oigo el sonido de las teclas siendo presionadas, de repente, la puerta se abre y me enfrento a Johnny. Lo recuerdo bien, pero a la luz del día, tiene aún mejor aspecto. No tiene más que un par de pantalones vaqueros y su pecho es enorme. Está cubierto de tatuajes y su cuerpo… Mierda ese cuerpo. Me muerdo el labio inferior mientras tomo la vista delante de mí. Tal vez nos acostamos juntos, Dios, qué injusto no poder recordarlo. Se vuelve para cerrar la puerta detrás de él, y veo en su espalda, en letras grandes y negras JAGGER. ¿Será su apodo? O tal vez es un fan a muerte de Mick Jagger. Cosas más extrañas me han sucedido. Se acerca a la cama, su mirada azul
11

¿Qué clase de enfermo hijo de puta era? Mi padre murió hace tres años. ―No.me explora. ―Estás aquí Willow. A veces los hombres de mejor aspecto son los más peligrosos. Está en el programa de Protección de Testigos porque se adentró en malos lugares y corrió con la información que mis chicos y yo necesitamos. Él levanta una ceja y sonríe. ―¿Es una broma? ―¿Te parece que estoy bromeando? Él no se veía como si estuviera bromeando. ―No follé contigo. ―¿Nosotros…? Sus ojos se abren un instante y su cara se vuelve piedra dura. está en el programa de Protección de Testigos. Bien. es su trabajo hacer que pienses que está muerto y es mi trabajo sacarlo. y mi corazón se estruja. mi voz es ronca y mi garganta está seca. no lo está. A lo mejor tiene todo mal o tal vez tiene a la chica equivocada. sí. no tengo intenciones de follarte. fui a su maldito funeral! ―Yo… mi padre está muerto ―le susurro. ¿Es eso por lo que crees que es esto? ¿Crees que te até y te puse en una habitación segura porque soy una especie de extraño demonio del sexo? ―Bueno. Mi pecho se aprieta. mi voz no sale tan dura como me hubiera gustado. 12 . eso tendría sentido. ―Como te dije antes. ¿no es así? Él me mira. porque tu padre tiene algo de información muy importante y tenemos que conseguir sacarlo de su escondite. quizás tuvimos sexo y tuvimos sucios pequeños juegos. pero eso no quiere decir que no lo sea. No se ve como un violador o un asesino. ―Estás aquí porque necesito que estés. ―¿Por qué estoy aquí? ―le pregunto. hijo de puta ―silbo. ¿Sus chicos? ¿Qué diablos es esto? Tal vez fui drogada. ¡Cómo se atreve! ―Mi padre está muerto. ¡Mi padre está muerto.

estar tranquila y serena. le llevará por lo menos un mes darse cuenta de que algo está mal. No me atrevo a mover. como si tal vez hubiera cometido un error y. Mi madre está en una institución de trastorno mental y lo ha estado durante ocho años. ―¿Y qué si nadie informa que estoy perdida? Él entrecierra los ojos: ―Sé lo que estás haciendo y no va a funcionar. Se ve momentáneamente aturdido. ―Eres su hija. entonces no lo podré cambiar. Es un truco. Deja ir mi cara y con un pequeño empuje. ―Estás asumiendo que mi padre me ama ―dejo escapar. En este momento. así que sólo quédate tranquila y haz lo que te diga. Él me rueda sobre mi estómago y aplasta mi cabeza en la almohada por un lado.―¿Por qué yo? Él sonríe y ya no se ve bello. Si me va a lastimar. sin mostrarle miedo. Tengo un propósito para ti. sabelotodo. por lo que no lo intentes. tiene que serlo. ―Mi hermana no me ve a menudo. pero seguro como la mierda podré mantener la calma. antes de considerar cómo podrían sonar mis palabras. Tu familia podrá informar de ello. no tengo ninguna intención de hacerte daño. pero no puedo liberarme. ―Cuando se entere que te raptamos. Me esfuerzo con mis ataduras. sacude la cabeza. Cierro los ojos. inclinándose cerca. Tan pronto como me mueva. no me gusta este hombre de pie delante de mí y mi instinto de supervivencia comienza a tomar el control. Él saca un cuchillo de sus vaqueros y se acerca. No te lastimaré. Vendrá por ti. después. me preparo para el dolor punzante en mi espalda. no estoy aquí para discutir contigo. ¿cómo crees que este pequeño plan funcionará? De pronto él se mueve hacia adelante y agarra mi cara entre sus manos. ―Te aconsejo que mantengas tu boca cerrada. ―No puedes salir de esta habitación. En su lugar. corta la liga y me suelta. Todo terminará pronto. me lastimará. pero no llega. Así que dime. dará un paso adelante. caigo hacia atrás. Sólo te necesito aquí hasta 13 .

Haz lo que te diga y pasará de forma rápida y sin problemas. haz lo que digo y tu estancia aquí será manejable. Me retuerzo en su puño. Yo grito y lanzo maldiciones hacia él. Él ruge y salta hacia atrás. ―Déjala fuera de esto ―le susurro. y pronto estoy en el suelo agitada y llorando. y ruedo de la cama y empiezo a gatear hacia la puerta. No haces lo que te digo. con la desesperación corriendo a través de mí. ―Mi padre no haría nada por mi hermana. y las cosas podrían causar problemas. se ha ido. Sostiene el cuchillo hacia mí y yo me congelo. Él gruñe una maldición y da vueltas alrededor. tomé bebidas con un extraño al azar y ahora estoy pagando por ello. por favor. pero eso no quiere decir que no lo sea. Podemos hacerlo fácil o difícil. su aliento en mi oído. No quiero tener que castigarte Willow. basta! ―ruge. Él salta encima de mí. conectando con su cadera. te lo ruego! ―grito. Destrozo mis puños con todo lo que puedo encontrar. ―No. Me mira por un largo. su mirada está fija en mi rostro. ¿Eres tan patético como para secuestrar a una chica inocente sólo para conseguir alguna información? Él se apodera de mis hombros. pero tú harías cualquier cosa por tu hermana y si esa amenaza te mantiene aquí. largo momento antes de darse la vuelta y salir de la habitación. Cierro los ojos. levantándome con un movimiento rápido y depositándome en la cama. su voz como el acero―.que tu padre muestre su rostro. ¡tengo veintidós años! 14 . así que haz lo que te pido. ―No merezco esto ―murmuro. No quiero tener que ir tras tu hermana. Debí saberlo mejor. golpeando algo que no puedo ver. agarrando mi tobillo y tirando de mí hacia atrás. La elección es tuya. ―¡Déjame. cerrando la puerta y atrapándome una vez más. Él quiere debilidad. no llores. Le pateo otra vez. buscando mi fuerza―. ―Entonces haz lo que diga y esto irá sin problemas. ¡marca mis palabras de que voy a salir de aquí! ―¡Basta. ―Puedes hacer esto fácil o difícil para ti ―dice. pero lo haré . y yo aprovecho la oportunidad para patearle las piernas. ―Nunca cederé a ti. entonces que así sea. Esto es culpa mía. No se ve tan malo. no es su hija. Cuando abro los ojos. sé fuerte. si no lo haces … no lo será. sujetándome al suelo. pero ya es demasiado tarde.

Mi cuerpo está temblando y no puedo obligarme a calmarme. no puedo estar atrapada en esta habitación durante meses… o años. me liberaré. nada más que gruesos árboles. de una u otra manera. 15 . pero puedo ver que estamos en medio de la nada. Barras pesadas cubren la mayor parte de la vista. ¿Todo esto es por mi padre? ¿Quien aparentemente está vivo? ¿Cómo pudo hacerme esto? ¿Cómo es que me mintió? Pensé que estaba muerto. Me gustaría salir de aquí. mi cara quema donde él me golpeó.Mis vueltas me agitan hasta hiperventilar y empiezo a jadear por aire. no puedo quedarme aquí. sólo para descubrir que está vivo y haciendo cosas ilegales. Araño la alfombra. Cuando finalmente me las arreglo para empezar a respirar correctamente. me arrastro a la ventana y miro hacia fuera. sin embargo. Todo lo que puedo ver son árboles por kilómetros y kilómetros.

no es así. Él está finalmente llegando. No sé cuánto tiempo estaré en este lugar. Te necesito. y cierra los ojos. Mamá está enferma. ―No cariño. lo que es un pensamiento absurdo para tener justo ahora. ―Willow… nunca ha sido culpa tuya. y lleva los mismos desteñidos pantalones de mezclilla y no usa camisa. No quiero volverme loca. Ese lugar me asusta como la mierda y no terminaré con mi madre. Nunca me dio nada cuando estaba vivo y ahora. me siento ansiosa con la espera. No quiero ser la chica que termina en una institución mental. y esta vez no sabía si escaparía de este hospital … esta vez estaba atrapada… La puerta hace pitidos y clics y mi cabeza se mueve bruscamente hacia arriba. nadie. ―Nadie me necesita Jenny. de que si no fuera por él. no hagas esto. ¿por qué te haces esto a ti misma? ―susurraba mi hermana Jenny. ¿Acaso el hombre no se ducha?. en cambio. o si alguna vez veré mi casa otra vez. Era la segunda vez que había tratado de tomar mi propia vida. He estado en ese oscuro lugar antes… ―Willow. salí de la cama y me senté en la luz del sol. no te derrumbes. no quiero ser esa persona. incluso cuando pensaba que estaba muerto. Por favor. seguía demostrando el monstruo que realmente era. resoplo. Ella baja la vista hacia mi estómago vendado. ―Es todo culpa mía ―gemía. Anoche leí un libro en la habitación… dos veces… y me llegó. Estoy tan enojada y herida con mi padre. Él entra de nuevo. tratando de sacar mis manos de las restricciones sujetándome a la cama. Profundas marcas de una pieza de vidrio se quedarán para siempre grabadas en mi piel. Cuando la luz de la mañana brilló a través de la ventana. ―Está enferma por mi culpa. No me muevo de mi lugar en el suelo. No sé si se había ido o si me estaba evitando.Capítulo 2 Una noche completa pasó y Johnny no volvió. acariciando mi cabello. 16 . no estaría en esta posición.

Luego se da la vuelta. ―Sé lo que estás haciendo y no va a funcionar. Me quedo mirando el tatuaje en su espalda. Sabía algo de captores. Se detiene delante de mí y lo miro. y sus ojos se estrechan. Interesante. de cualquier manera. pero eso no te detuvo. Mira hacia mí en el suelo. ―Mi vida no era asunto tuyo tampoco. ―¿Por qué eres tan horrible? ¿Eres así con todas las mujeres. ―La única cosa que necesitas saber de mí. mirando la puerta durante un largo rato. ¿Tal vez eso es lo que tengo que hacer aquí? ¿Hablar con él? Hacer que le guste… que confíe en mí. sale y cierra la puerta sin decir nada más. chica. porque todo el mundo tiene una debilidad. El acto de ser la dura.Lleva una bandeja. ―¿Jagger? ―le digo. y es que no les gusta comunicarse con los cautivos en caso de que crezca un vínculo. preguntándome si ese sería su apodo. incluso tú. Él camina hacia adelante y mantengo mis ojos abiertos. pero sólo por un momento. y la deja de golpe en una mesa cercana y se vuelve. pero déjame decirte esto. 17 . ¿no? Su mirada se endurece y cruza los brazos sobre su pecho. ―Mi vida no es de tu incumbencia. haciendo que sus músculos salten y se junten. ―No es de ninguna utilidad para ti. si me voy a quedar un tiempo. o sólo con las que secuestras? Sus ojos empequeñecen y se ve momentáneamente sorprendido. dándole una dura mirada. oh. es que si continúas de inteligente con tu boca. Oh. ―Debería saber por lo menos quién es el hijo de puta que me secuestró. Merecía la pena intentarlo. de ser valiente e ingeniosa. Me siento. Lo veo detenerse y girar. ―¿Qué dijiste? ―Ese es tu apodo. incluso. voy a acabar contigo. ¿así que no hablará conmigo? El maldito hombre que bailó conmigo en un club. desafiándolo. ¡te la taparé! Cierro mi boca. Estoy a punto de saberlo. así que sí reconoce eso. ahora está tratando de volverme loca.

Oh. Sus ojos verdes flamean y se aproxima hacia la cama. ―¿Qué quieres de mí? ―susurro. ―Quiero respuestas. ―Dios ―me quejo. Tan pronto como la comida golpea mi estómago. Me meto en la cama y me acurruco en una bola. ―Bueno. ¿Qué harán? ¿Me violarán? ¿Me lastimarán? ¿Me golpearán? Tal vez han decidido que es más fácil deshacerse de mí. Willow Barnes… Me quedo mirando al hombre que habla. sin embargo. Entonces. levantando la tapa de plata del plato. Tomo el sándwich de jamón y lo muerdo. Grito mientras mi cabeza golpea una mesa de café cerca y la sangre escurre por mi mejilla. o como sea que se llame. no me va a romper porque no lo dejaré. No puedo ver a Jagger o a Johnny. esta vez cinco hombres entran en la habitación. y se me revuelve el estómago. de cabello rubio y ojos verdes.Está equivocado. se me revuelve violentamente. ¿Por qué son razonablemente atractivos todos esos hombres? Supongo que es como atraen a sus víctimas. 18 * * * Tres horas más tarde se abre la puerta de nuevo. No hay mucho. ―Hijo de puta ―le grito―. Me incorporo rápidamente. las mujeres no lo pensarían dos veces antes de subirse a un coche con alguno de ellos. me las arreglo para caer en un inquieto y débil sueño. a cabello oscuro y ojos marrones. es alto. Estoy tan cansada. mi corazón brinca. levántate y ven aquí. frotándome el estómago hasta que se asienta. agarrándomelo y balanceándome atrás y adelante. . pero todos están empacados como un puñetazo. mis ojos están borrosos por el sueño. bueno. No haré nada para ti. pero es comida. Van desde cabello rojo y ojos verdes. me muero de hambre. gracias a Dios. y eso me asusta. Agarro la manta. me recoge y me lanza al suelo en un rápido movimiento. Corro hacia allí. Me quedo mirando la bandeja de comida. mirando al extraño hombre. ―No.

¿qué sabes acerca de tu padre? ―Nada ―escupo. Si veo que pones un maldito dedo en ella de nuevo. No sé nada. sin todos los golpes. me detengo frente a él. y tú eres claramente demasiado malditamente cobarde para obtenerlas. Yo la secuestré. presionando su sien. ―¿Qué dijiste? ―Hombre. Levanta la mano para golpearme. levántate y ven aquí o te romperé los dedos uno por uno hasta que hagas lo que te pida. Me levanto con piernas temblorosas y camino hacia allá. definitivamente le sienta. pero eso no me beneficiará. 19 . tratando de recordar. Ahora. Jagger. ―Ahora. lo siento. te destriparé. ¿Qué diablos creen chicos. ella es mi asunto. pero necesitamos respuestas. que están haciendo aquí? ―Necesito respuestas Jagger. saca un arma y la sostiene hacia el otro hombre. Mi padre se merece todo lo que tiene. Considero mentir. ―Responde a la pregunta para mí Willow.―Aprenderás muy rápidamente que no soy el tipo de persona que desea a bocazas inteligentes. nos mintió a todos y tengo que proteger al resto de mi familia. y luego da un paso frente a mí y agarra mi barbilla casi con suavidad. ―Me importa un carajo lo que esté haciendo. pero Johnny está en la habitación y detiene su mano aplastándola con su puño en una fracción de segundo. Jagger deja caer el arma y empuja al hombre fuera del camino. ¿Jagger me está protegiendo? ¿Por qué? ―Ella es una maldita listilla. ―Y las obtendremos. Cierro los ojos. pero me niego a mirarlo a los ojos. el apodo se adapta. ¿por favor? ―Lo hice ―gimo―. El hombre se queda en blanco y su boca se abre en protesta. no es tu lugar estar aquí. ―Golpéala una vez más Snake y te romperé los putos dedos. ―Dime el nombre del oficial de policía que llegó y te informó sobre la muerte de tu padre.

―Lo sabía ―gruñe uno de los hombres. en que pensé que era extraño. mirándome con expresiones duras. Estos hombres son parte de algo muy peligroso. y tratando de mantener a mi familia unida. Si alguien se entera de lo que está pasando. enfrentando a los otros cinco hombres. ―¿Eso es todo? Asiento y él suelta mi barbilla y se da vuelta. salgan y encuentren a Huck. Respira Willow. tratando de recordar ese momento. sólo responde a las preguntas y se irán. Manchez y su… Me detengo y me ahogo con mis palabras. Jagger tiene la cara enojada. ―¿Y qué te dijeron que le pasó? Trago. harán cualquier cosa para conseguir la información. Ace y Rusty. Estaba devastada. Encontré a Huck de vuelta en su teléfono. e incluso él me está presionando. se vuelve hacia mí―. cerrando los ojos y apretándolos con fuerza―. ―¿Oíste por casualidad a Huck diciendo algo inusual en algún momento? Cierro los ojos. ―Váyanse ―les gruñe Jagger a los otros dos. con lo que estoy lidiando. y los otros dos permanecen. estaba hablando con alguien rápidamente. Abro la boca y empiezo a repetir la conversación. Hubo una vez. Parece que Jagger podría ser la única protección que tengo. 20 . sin embargo. Cuando se van. tratando de proteger a mi hermana. no se puede respirar una palabra de esto. guarda la calma. ―Ben. ―Manchez y su banda… ―susurro. ―Bueno. la clase de personas con las que no quieres joder. Angel.―El oficial Huck. Ven conmigo. tenemos que mantener esto muy abajo. Es hora de que tengamos unas palabras. incluso a través de mi momento duro. eso es suficiente por ahora. Tres de los hombres se retiran sin otra palabra. estamos todos muertos. Estamos lidiando con mala gente aquí. ―Sigue… ―me anima Jagger. Nunca se me ocurrió hasta ahora. sólo respira. y se van. ―Que había estado en un accidente de tráfico.

con suelos de madera. así que tiene ese nombre porque yo empecé el grupo. Bull y Snake. Él está en el fregadero ahora y deja de moverse de nuevo. antes de asentir. Angel. eso es lo que son en un sentido simple. y simplemente se quedó. Aiden. dice: 21 . Eddie y Rusty. Es simplemente el nombre que se nos ocurrió. supongo. Todos los chicos excepto Rusty tienen nombres creados. hasta donde sé. ninguno de nosotros habla. no es como que se lo diría a alguien ―gruño. con veteados bancos y accesorios cromados. Frota toda la sangre y la quita. ―¿Por qué Jagger es tu apodo? ―susurro. Mi orgullo no valía mucho. no parece que les gustaba la idea de ser llamados así. Somos como una hermandad. Cierro los ojos un momento y escucho como Jagger continúa limpiando. después la cubre con un parche. ―Sólo quiero saber. Hace una pausa a mitad de lanzar los hisopos con sangre a la papelera. Jagger me empuja hacia abajo sobre un taburete y abre un armario. esos son sus nombres de pila y juntos. Así que. frustrada. ―¿Por qué eligieron ese? ―¿Por qué estás haciendo preguntas? ―chasqueó.¿Saldremos de la habitación? ¿Está dejando que salga? Lo sigo a la puerta y a la enorme casa. no lo es. ―¿Importa? ―No. sin embargo. paredes claras y acabados brillantes. presionando su razonable estado de ánimo. ¿básicamente eran como una pandilla? Si bien. Los tira y luego me mira con ojos entrecerrados. Ace. que es como me oyes llamarlos. explica el Jagger. No me atrevo a decir nada. ―Por favor no me encierres en esa habitación nunca más ―susurro. entonces conseguiría una infección y probablemente enfermaría. pero quiero saber… ―No. volviendo un momento después con un botiquín de primeros auxilios. George. Preferiría que no arreglara esto. es enorme. Es muy moderna. Saca un pequeño algodón y comienza a limpiar mi mejilla. Caminamos a una enorme cocina. Mierda. Greg. Parece que mi pregunta lo dejó perplejo. ―Johnny. Agarra mi barbilla y le da vuelta de un lado a otro. Sin volverse.

¿Quién es ese Manchez? ―le pregunto en voz baja. las personas lo encontrarán y tratarán de obtener esa información. finalmente. y. Soy el mejor lado de esta situación. Si todo sale bien. ―Mira. Manchez por otro lado. dándole gracias a Dios en ese momento de que sólo sea mi media hermana. De una u otra manera. está segura. Hay personas malas tras de ti Willow. Niego. ―Esto no es un hotel princesa. atada y violada hasta que ya no pudieras respirar por más tiempo. y luego suspira. 22 . porque si cae en malas manos todo el infierno se desatará. puede ser que te permita salir y ayudar en la casa. tengo un sótano oscuro plagado de ratas que podrías preferir. pero eso depende. Sólo es tu media hermana… Asiento. y mi padre la dejó. ―Su nombre sigue apareciendo en boca de todos. te garantizo que no estarías sentada aquí hablando. tú habrías sido secuestrada. Si Manchez y su banda te hubieran raptado. ―¿Cómo pude vivir tanto tiempo y no saber todo el tiempo que estaba en peligro? ―Tu padre sabe muchas cosas. Él me mira fijamente durante un largo rato. Fue tras él también. pero tengo que hacer esto. ¿Está segura? ―Sí. No quiero hacerte daño. Estarías en un sótano. ―Manchez es el líder de la pandilla más temida en esta ciudad y quiere la información que tu padre tiene. Necesito esa información. y siento que estés aquí. ¿ni siquiera te diste cuenta del peligro en el que estabas? Te secuestré para obtener la información de tu padre. ―Mi hermana… ―susurro―. no estás aquí para disfrutar. quienes podrían haber sido mucho peores para ti. por lo que vale lamento haber tenido que hacer esto. Me estremezco al pensarlo. te habría matado tan pronto como hubiera llegado a sus manos esa información. Si la habitación no es lo suficientemente buena para ti.―Te quedarás allí hasta que diga que puedes salir. Mi madre la tuvo con otro hombre. Fue cuando las cosas empezaron a ir mal… ―Entonces no es de ninguna utilidad para esos hombres. pero nunca planeé hacerte daño. tragándome más lágrimas. ―Por favor… Él se da vuelta y golpea un vaso sobre el banco.

No te acostumbres a eso. 23 . Bueno. cerrando los ojos. porque no puedo ser tu amigo. sin embargo. tira del frente con fuerza y asiente con rigidez. Esto es mucho para tomar.―¿Puedo volver a mi habitación? ―susurro. Él asiente y me lleva de vuelta a mi habitación. cuando está a punto de cerrar la puerta. Luego cierra la puerta y se va. mirándome sorprendido. Rápidamente. Él se vuelve. y yo lloro en un débil. no soy un maldito monstruo. Sus ojos se encuentran con los míos y por un momento. agotado sueño. susurro: ―Gracias. ―Sí. veo algo más en ellos.

aunque él esté siendo horrible. Camino atrás y delante. Pienso mucho en mi padre y me pregunto qué sabrá que es tan importante. golpeando paredes y destrozando todo lo que puedo encontrar. y sólo puedo rezar para que haya ido a la policía ya. contestando con una palabra respondiendo a una pregunta. Algunas mujeres son extrañamente así. y estoy empezando a sentir claustrofobia en esta habitación. No pude evitar los estúpidos latidos en mi pecho cuando lo miro. Mi madre no ganaría el premio a la Madre del Año y mi padre se preocupaba más 24 . Hoy está vestido todo de negro. nunca pensé que fuera a hacer algo ilegal. que estará fuera de sí por la preocupación. No me habla más y cuando lo hace. parece que podría estar equivocada. Oigo la puerta abrirse y me volteo. Una tarde. tal vez es eso. es el tipo de hombre que puede hacer a cualquier mujer salivar. ¿Cómo puede alguien tan hermoso estar enredado en este mundo peligroso? Ahora viene cada día y me alimenta razonablemente bien. Busqué en todos los lugares de la habitación por una salida. Desesperada por la luz del sol. estoy sentada simplemente mirando por la ventana. es muy sencillo. desesperada y avergonzada por haberme dejado atrapar. fue policía durante un largo tiempo. me protegió de ese hombre. Jagger tiene esta habitación asegurada. Pienso en el hombre que me tiene. sé que puedo estar siendo una de ellas. Pienso mucho en mi hermana y en Ava. ella lo aceptará. Es decir. todo lo que sé es que terminé en el infierno y no sé cómo salir.Capítulo 3 Dos días pasaron. aunque no como ni la mitad de eso. sé que Ava se culpará a sí misma. ¿qué pasó con las personalidades y todo eso? Culpo a mi estilo de vida. Personalmente creo que tiene un lado amable. Ya no sé lo que es real. por el aire fresco en mi cara. Estoy enojada. no tenía que hacerlo. Me pregunto si realmente hay un corazón debajo de ese exterior. Sin embargo. los pasos de Jagger entran en la habitación con mi bandeja de la cena. pero estoy equivocada en muchas cosas. pero no hay nada. como si estuviera a punto de ir al funeral de alguien. pero si es hermoso. después de todo. Rayos. Un hombre puede ser un patán absoluto.

perdón por encontrar a un hombre atractivo. ¡No creí exactamente que fueras un bicho raro que secuestra a chicas inocentes! Me gruñe y da pasos hacia adelante. Jagger se apoya en el marco de la puerta y me mira. ―Asumiste que soy estúpida. apuntando a la bandeja. uf. El Jagger real no sonríe. Yo cierro mis pensamientos y me quedo mirándolo. ―Asumí que lo sabrías mejor. Me encojo de hombros. Miro a mi secuestrador. es mejor a que cantes. Sus ojos se abren y el fantasma de una sonrisa juega alrededor de sus labios. ―Eso es un golpe bajo. Ouch. ―¿Tus padres nunca te enseñaron a no tomar bebidas de extraños? ―Mis padres no eran la pareja preferida que asumes. pero rápidamente la ahoga. ―Yo hombre de las cavernas. ―Ten cuidado. El falso Jagger estuvo en el club esa noche. 25 . incluso viniendo de ti. ―No asumo nada.por su trabajo. y sonrió. Estaba tratando de evitar entrar en pánico y cantar en voz alta realmente liberaba un poco mi tensión. está como todo hombre de las cavernas y gruñendo. Creo que Jagger tiene personalidad. ―Bromea si quieres. Casi consigo que sonría ayer cuando me senté en la sala cantando a todo pulmón. tú pequeña mujer… uf. ¿No es asombroso cómo las cosas más simples pueden hacer que uno se sienta mejor? ―Comida ―murmura él. en algún lugar. ―¿Qué harías si un loco te mantuviera cautivo? ―No sería tan estúpido como para ser atrapado. que sólo está escondida detrás de su acto de duro. ―Bueno. Tal vez está incorporado que alguien como yo esté con alguien como Jagger. Me pregunto si está ahí. Mi padre nunca estaba en casa y mi madre era… no importa… no es asunto tuyo.

―¿O qué? ¿Me pegarás? ¿Me golpearás? ¿Me matarás de hambre? Adelante. él sonríe. ―¿No pueden? 26 . Él se da vuelta y camina hacia la puerta. ―¿Tienes alguna idea de con quién estás tratando? ―No me importa. Da un paso adelante y yo me muevo hacia atrás. no me importa. ―Si no te importa. ¡Es mejor que estar en esta habitación! Su rostro se endurece y da un paso adelante. que no es graciosa. He aprendido que la sonrisa de Jagger está tan lejos de una sonrisa. Jagger. luego se da vuelta y me mira. nadie puede ser ambos. ¿por qué estás arrastrando los pies hacia atrás? ―Si quieres lastimarme. O eres un buen tipo o eres un mal tipo. hazlo ahora y acaba de una vez.

―Willow. ―Soy el resultado de una aventura. un día no habrá vuelta atrás. Me envuelvo en una toalla y camino. no puedes hacerte esto a ti misma. y suspiro saliendo de la bañera. 27 . sacándome de mis pensamientos. ¿Quizás Jagger acaba de echarme un vistazo? ¿Mi secuestrador me dio un vistazo? ¿En serio? ¿Por qué mi corazón revolotea con ese pensamiento? Debo estar loca. Ella frunce el ceño y toma mi mano. ―Eso no es lo que quieres. Es el octavo día y estoy en el baño.. me hace sentir un poco enferma. de hecho. como tú.. ―Tú no hiciste nada. seríamos una familia feliz. Sonríe y se inclina contra la puerta. ― Tal vez eso es lo que quiero. Sin duda no me relaja en ningún sentido. pero mejorará. ¿Crees que no contribuí a la locura de mamá? ―Mamá estaba loca antes de tu padre. ―¿Tratando de quitarte el olor? ―Vete a la mierda. Jagger tira de la puerta algunas veces.Capítulo 4 ―Willow. estás en un lugar oscuro. no puedes cambiar las cosas. pero no lo hago. si te mantienes lastimándote. ―La vida es como el sauce. Está en mi naturaleza.. ―¡Fuera de ahí! ―grita Jagger. Jenny? Si no fuera por mi nacimiento. no he tenido el jabón desde que he estado aquí y espero que el baño absorba algo de la suciedad de mi piel. Me aclaro la garganta y Jagger mira hacia arriba para encontrarse con mi mirada.. Si mamá no hubiera hecho lo que hizo. Podría culparme a mí misma. sumergida en la bañera sin jabón y me niego a reconocerlo. ―¿Por qué no. Sus ojos se abren y su mirada cae en mi piel mojada. abriendo la puerta. Huelo tan mal. mamá nunca se habría enfermado y papá no querría estar en el trabajo todo el tiempo. después de todo.

―¿Cocinas todo el tiempo? Me encojo de hombros. por suerte para él sé cocinar. Saco setas y pasta de tomate. Le doy una sonrisa sarcástica y sigo preparando mi pollo de tomate con champiñones. Cuando salgo a la cocina. ¿En serio? ¿Qué hay de malo en esta imagen? Él está sentado como si fuéramos una pareja y esto fuera completamente normal. Golpeo la barra y Jagger levanta los ojos del periódico que está leyendo para mirarme. ―¿No tienes miedo de que pueda apuñalarte? Se echa hacia atrás y se ríe. ―Sobre todo lo hago porque quiero. Se sienta en esa maldita silla mirándome. ¿Qué tan malo sería? Abro la nevera y saco algo de pollo.Sus ojos se abren y su sonrisa se pierde. ―Cocinarás para mí esta noche. mientras te quedes puedes hacer algo útil. ―Inténtalo. Cualquier persona que camine en esta casa justo ahora no vería la imagen real. ¿qué te hace el hábito de secuestrar chicas? 28 . ―Huele bien. está sentado en la barra leyendo. ―Bien. ―Gracias. ―Apresúrate y vístete. Me doy la vuelta y cierro la puerta en sus narices. y puedo sentir su mirada ardiendo dentro de mí. ―¿Ganarme el sustento? Disculpa pero apenas tomé la decisión de estar aquí. no porque me vea obligada a hacerlo. es hora de que empieces a ganarte el sustento. sino sólo asumiría que estoy cocinando para mi novio. ―Touché. después tiro rápidamente de mi ropa. y estarás a cinco metros por la carretera y los hombres estarán sobre ti. sorprendida. Él resopla. Me doy vuelta y lo miro fijamente. ―Lo que sea ―murmuro. ―Entonces dime.

―¿Cuántos años tienes? ―¿Perdón? ―Dije: ¿cuántos años tienes? ―Veintidós. ¿cómo? ―Chasqueo.. ―¡Está bien! ―Me corta.Levanto la vista hacia él mientras estoy cortando el pollo.. ―Entonces... Estoy bastante segura de saber de lo que eres capaz de hacer y no me gusta. créeme. Quiero salir al otro lado de esto con mi cordura. ―Dime.. ¿por qué me desafías tan a menudo? ―¿Eso es lo qué quieres? ―le digo. ―No te secuestré para hacerte daño. Oh. que mi pandilla te hubiera violado. ―No. Entiende esto. ¿no me siento honrada? ―Podría ser peor. ―Muy bien.. oh. matado de hambre. sé que tu vida es mortal. ―Oh. Es para mantenerme fuerte. No me dejas ducharme. ―Podría haberte violado. ―Me muero de hambre.. tú eres la primera. mi vida es mortal y hago lo que tengo que hacer. tal vez está re-pensando ese movimiento. consigo el punto.. No tenía la intención de ser un cretino. no para desafiarte. ―¿Alguna persona te espera al volver a casa? Mis mejillas se calientan de nuevo. levantando el cuchillo―. 29 . ―Bueno. lanzando sus manos hacia arriba―. Sus ojos en realidad caen a mi cuchillo y estoy segura que traga. ¿Quieres que te tema? Créeme... pero ¡ya lo hiciste! Frunce el ceño. Me mira fijamente durante un largo rato y me arden las mejillas bajo su mirada. ―Dices que no piensas lastimarme. Tú amigo me lastimó. ―No te he puesto ni una maldita mano encima. sin embargo. golpeado. lo hago.

. Sonríe. Saco un plato y me siento.. Resoplo. mientras disfrutas de la comida. cuando salgas de aquí. Lo miro con una horrible expresión de duda confundida en el rostro. no lo enviaría en tu dirección. Este hombre tiene doble personalidad..―¿Qué significa eso? ―Quiero decir. mordisqueando un trozo de pollo. ―¿Terminaste con la charla? Sonríe y aparto la mirada. Lo mira.. ¿Simplemente. ―Si lo hubiera. ―Siéntate conmigo. Jagger. mejor de lo que esperaba.. Es una simple declaración de él. estoy absolutamente segura de eso. pero es mucho para mí. un hombre estúpido aparecerá y tratará de golpear. Asiente. había gemido? Oh Dios. Asiente y toma una cucharada. ―Bueno. ―No. no hay nadie. Lo hubo pero... ―¿Qué pasó con tu ex novio? Me ahogo con el pedazo de pollo que estaba comiendo y miro fijamente sus ojos. Ahora. soy buena cocinera. después hacia mí. ―Estás aprendiendo. ―Debo volver a mi habitación y morir poco a poco. se acabó. pero no respondiste mi pregunta. He sentido el agarre del hambre y no quiero volver a sentirlo. ―Esto se ve. tengo que salir de aquí. ―¿Qué pasa contigo? 30 .. Termino la comida y muevo un plato hacia él. Ni siquiera yo soy tan estúpida. ―¿Por qué diablos iba a querer sentarme contigo? ―Come conmigo o ve a tu habitación y muérete de hambre ―dice encogiéndose de hombros.

Nunca. ―¿Cuánto? ―Fue bastante. Dios. Su cara es salvaje y sus ojos azules son amplios y enojados. Un breve pensamiento de apuñalarme a mí misma parpadea a través de mi mente. ―¿Él qué? ―Ya me oíste. ―Tengo que salir. la elección es tuya. ―murmuro.. Se queda un momento en silencio y sus ojos se centran intensamente en los míos. ―No. 31 . habla conmigo o vuelve a la habitación y habla con la pared. La idea de apuñalarlo me duele. Deja caer el tenedor y me atrevo a mirar hacia él a través de mis pestañas. estuve en el hospital tres días. sin embargo.. y rápidamente lo empujo hacia abajo. Jagger. pero secuestraste a una mujer de su casa y de su vida. No puedo ser tan débil de nuevo. para cumplir tus necesidades.. No eres mejor.. preguntándome si podría ganar la confianza lo suficiente como para controlar eso y apuñalarlo con él. podría serlo. Willow. ―No ha sido exactamente agradable toda la situación. Termino mi comida. ―Me golpeó. pero prefiero quedarme aquí un momento más. pero nunca te pondría una mano encima. ―Maldito bastardo. así que regresa a tu habitación ―dice Jagger detrás de mí. ―Lo que sea. es muy sencillo. él podía ser un cerdo. recojo los platos y los llevo al fregadero. ―Podría ser peor. ―Como si tú pudieras hablar. y no me gusta eso. ―Nunca he golpeado a una mujer que haya amado. Él tenía razón. Miro el cuchillo. Me importa una mierda de cualquier forma. ―Puede ser que no sea mejor.―Willow.

Él camina detrás de mí y se sitúa en la puerta. y lamento que hayas tenido que ser puesta en el centro. Entro en mi habitación y me siento a la mesa.. por la cena. sin decir nada durante un largo rato.Me doy vuelta y me marcho sin mirarlo. Gracias. Luego se va otra vez y yo me quedo sintiéndome más confundida que nunca. ―Sé que odias esta situación. pero no puedo cambiar lo que tiene que ser.. 32 .

Me levanto con rapidez. limpiaba y luego iba a mi habitación. ―Sal ahí y cocina para nosotros. ―¿Dónde está Jagger? ―Al diablo con Jagger. tendría que eliminar al resto para escapar de manera segura. De hecho. Por lo menos con Jagger aquí. tenemos hambre ―dice. quítate la camisa y los pantalones. No podía sólo correr por ahí y apuñalarlos a todos. 33 . Un día. ―¿Perdón? Él da un paso más cerca. No es él. pero necesitaba tiempo. Sólo me deja encerrada y se va por un día. pero nunca con ellos. volverá pronto.. Necesitaba su confianza. Snake entra y mi garganta se aprieta. eso no iba a funcionar tan bien para mí. cocinaba para Jagger. este hombre tiene una racha de mal. cuando la puerta se abre. supongo que es Jagger. encontraría una manera de deshacerme de Jagger y salir. Incluso si mataba a Jagger. Entonces correría. Me levantaba. No había forma en el infierno. por lo menos la suficiente como para que estuviera a solas conmigo. envolviendo mis brazos alrededor de mí. Tenía un buen plan. Ellos estaban siempre por allí y nunca tenía ningún tiempo a solas con Jagger en estos días. terribles pasaron y la rutina era la misma. No había manera de que me quedara aquí.. ―Malditamente me oíste. Estoy sentada en mi habitación una tarde simplemente mirando por la ventana. pero aún no estaba preparada para eso.Capítulo 5 Dos semanas largas. y yo doy un paso atrás. Mi corazón se aprieta. Lo curioso era que podría haberlo apuñalado tantas veces en la preparación de las comidas. ―Sal o me quito el cinturón y disfrutaré atravesándolo por ese bonito trasero mientras cocinas. Sólo dos veces en las dos semanas me ha dejado sola. cuando los hombres no estuvieran aquí. correría hasta que nunca me encontraran. el resto de los hombres no me tocan. sal y cocina.

―Ahora desnúdate o te desnudaré. Me azota una y otra vez hasta que mi piel se rompe y doy vueltas gritando en un sollozo ahogado. Lleva el cinturón sobre mi espalda y yo grito. Él no dice nada más. 34 . pero Dios.―¿Qué? ―grito. trato de escabullirme. ―Maldito Snake imbécil. y saco algunos ingredientes para hacer espaguetis. si no hago lo que pide. sólo me deja sola. pero me atenaza por la garganta y me empuja frente a la cama por primera vez. pero no puedo conectar con él. Estoy aterrorizada de Snake. Él da un paso hacia delante y agarra mi hombro. sus dedos se clavan en mi piel. Afloja mi camisa y grito y me giro pero el hombre es fuerte. mi corazón se acelera. No puedo arriesgarme a la cólera de Snake. ¡Jagger está por regresar! ―gruñe Ace. ―No―le susurro. no puedo respirar. Ace se arrodilla frente a mí y tira de mi camisa hacia abajo suavemente. ―¿Qué dijiste? ―¡Dije que no! Él agarra el cinturón y le da un tirón. ―Eres un imbécil―gruñe Angel. ―¡Cierra la boca Snake. Aplasta mi cara en el colchón y no puedo respirar. ―Tira de tu maldita camisa abajo y si le dices de esas marcas. regresaré ―gruñe Snake. empujándolo por la puerta. así que me levanto y salgo débilmente. y sal de aquí ahora mismo! ―gruñe Angel. Jagger sabrá que algo está sucediendo. evitando la mirada mortal de Snake. Si no cocino como siempre. Voy a la nevera. Mis ojos escosen por mis lágrimas saladas y me muerdo el labio con tanta fuerza que puedo saborear la sangre. tengo tanto dolor. no puedo pensar. Pateo. Corto las cebollas. ―¡Qué carajo! Oigo la voz de Angel y de repente Snake está fuera de mí y es arrojado a una pared cercana. me voy a desmayar. las lágrimas corren por mi cara. Estoy tragando rápidamente para no vomitar. Aparto la mirada. El dolor en mi espalda está más allá de lo que he sentido.

no sin antes meter un cuchillo en mi pantalón. me duele de espalda. ―¿Qué pasa? Si se entera de que Snake me azotó. tengo que 35 . para asegurarme de que no es demasiado obvia. tengo que salir de aquí.Escucho la voz de Jagger y me asomo por encima de mi hombro y lo veo caminar por las escaleras. sigo revolviendo la salsa. Cuando se van. Si lo miro. La sirvo rápidamente después de eso. Esto podría salir a mi manera. pero mantengo la cabeza hacia abajo. Entonces. Cuando los seis hombres aparecen. Esos hombres estarán abajo y fuera. Tengo que hacer esto. Él hace un sonido de incertidumbre. me volveré loca. vuelvo y empiezo a hurgar en los armarios. Me acerco a la salsa a fuego lento en la estufa y vierto toda la botella dentro. haciendo una mueca. Pone su mano en mi espalda y me estremezco. Fuerzo una débil sonrisa. pero el ajo y el tomate lo disimulan. Es estúpido lo sé y creo que tengo un caso de síndrome de Estocolmo. No puedo soportarlo más. Esta noche es mi noche. o cuando soy hábil con la boca. Él les da a los hombres una mirada y luego entorna los ojos y me mira. Sirvo la comida. Aunque él ha sido duro conmigo. verá la forma en que me tiemblan los labios. por favor. Veces en las que parece que podría sonreírme cuando me oye cantar. hemos tenido momentos en los que nuestra conversación casi parece normal. ―¿Qué está pasando aquí? ―pregunta. tengo una idea. Se ofreció a cocinar para nosotros. A pesar de que me ha mantenido en cautiverio y de que huelo a rata. ―Nada jefe. quitaré a Jagger del camino. mientras el latido de dolor en mi espalda empieza a empeorar. y me iré. Cavo a través del armario de las medicinas. Pienso en Jagger. o podría salir muy… muy mal. después de capturar la mirada de advertencia de Snake. vamos. En poco tiempo. todo el infierno se desatará y mi plan fallará. Le doy una pequeña probada. Voces suenan a la deriva por las escaleras causando que me ajuste a la realidad. ―Sólo dormí mal. Sigo cocinando y cuando los hombres bajan para tomar unas cervezas. y no puedo evitar que me duela el corazón. Me muerdo las lágrimas. tengo que ser rápida e ingeniosa en ello. Jagger se acerca mientras estoy espolvoreando queso parmesano sobre la comida. manteniendo la cabeza abajo. Tengo que hacerlo. ¡SÍ! Encuentro un frasco de laxantes. nunca me ha lastimado.

Angel se agarra el estómago y gime. Jagger me mira. Jagger sigue pateando la puerta y maldiciéndome. para mantener el cuchillo lejos de él. ¿qué hice? ¿Qué hice? Lo miro en el suelo. es la única oportunidad que tengo. ¡mierda! ―Ya comí. Llego al pasillo y a la habitación. Los otros hombres estarán abajo y fuera por lo menos un día. Jagger niega cuando le ofrezco uno. al típico estilo masculino.. tengo que salvar a mi hermana y a mí. ¡Maldita sea! Por lo menos me desharé de los otros hombres. me derrumbaré aquí. Mi espalda duele tanto. Me las arreglo para patear su pierna y lo golpeo en la espinilla. presentándoles los platos a todos los hombres. esto ha jodido mi manera de pensar. en cuanto abra la puerta sólo necesito ir hacia adelante. Puedo oír sus pasos detrás de mí. tengo que salir. Es una casa bien construida. ésta es mi única oportunidad. viendo la 36 . bloqueándola. Jagger patea y mueve la puerta pero no puede abrirla. Mis ojos se abren y mi boca se abre. pasando sus tardes en el inodoro. ¿Por qué mi corazón me duele tanto? ¿Por qué mis manos tiemblan ante la idea de hacerle daño? Tengo que hacer esto. Él está gruñendo y sosteniendo mis manos. ―Abre la maldita puerta Willow. Puedo hacer esto. él ruge y deja caer las manos. Saco el cuchillo. ¡abre la maldita puerta! Agarro el cuchillo en mis manos. pero Jagger me toma la mano. oh Dios. Todos los hombres se burlan de la comida.. Caigo al suelo. Tenemos que salir de aquí y no volver nunca más. Mierda. ¿por qué quiero caer tanto en sus brazos? Estoy jodida. eso es suficiente por ahora. ahora. lo pateo y el cuchillo se mueve alrededor de mi mano. Voy hacia adelante con el cuchillo. No puedo tener sentimientos por un hombre que me ha tratado de esta manera. Me deslizo en el baño y cierro la puerta. ―Maldito sea el infierno Willow. Sólo necesito atrapar a Jagger con la guardia baja para apuñalarlo. Si no lo hago. Él me mira con esa hermosa expresión. las lágrimas salvajes se deslizan hacia abajo por mi cara. Camino lentamente hacia la mesa. Comienza la lucha. Oigo los coches afuera unos diez minutos más tarde. Abro la puerta y todo sucede rápidamente. agarrándome los costados.escapar. Pronto todos los hombres están gimiendo y agarrándose el estómago con desesperación. y me doy la vuelta y corro. Tropiezo hacia adelante y el cuchillo se hunde en su estómago. Después de unos diez minutos.. Ésta es mi oportunidad.. Me asomo por la ventana para ver a todos los hombres salir.

Dejo caer las llaves a la tierra. Corro hacia la puerta y por las escaleras. salto sobre él y trato duro de no darme cuenta de la sangre que brota de sus entrañas. pero no me deja ir. Su rostro queda junto al mío. tengo que salir de aquí. gritando mientras mi camisa se frota furiosamente contra mi espalda. Soy un fracaso. simplemente detente. ―¿Qué? ―Mi espalda. nada. El coche debe estar en el garaje. antes de que él llegue y venga tras de mí. Empiezo a correr. si acaso. No podría luchar contra él aunque lo intentara. sosteniendo mis muñecas y mirando hacia mí. su pecho aplasta mi espalda y me aplasta contra el polvo. Se quita de encima rápidamente. no puedo recoger mi ritmo. moviéndome pero él me tiene inmovilizada. quiero bajar al suelo y vomitar. podría seguirla. Presiono una y otra vez. ―Por favor ―lloro―. Me estás haciendo daño. por favor. Comienzo a llorar histéricamente. Sólo se queda allí. Tengo que correr más rápido.sangre brota que de su estómago. Presiono el botón de las llaves. me aplasta más y causa que mi camisa se deslice a través de mi espalda. pero estoy en tanto dolor. Me parece que veo un juego de llaves de coche. y me dirijo y miro hacia la oscuridad. La mañana me ayudará a salir de este lío. Con dolor en mi corazón. 37 . oh Dios. Tengo minutos. Grito en agonía mientras él se mueve. pero sigo empujándome hacia adelante. Jagger está encima de mí. ―Entra. pero ninguno de los coches se abre. Oigo pasos que se acercan. y las agarro antes de correr al aire libre. Corre Willow. sal de aquí ahora y sálvate a ti misma y a tu hermana. Si encuentro una calzada. Tomo mi ritmo. y parece que él no sabe cómo lidiar con eso. Me duele tanto la espalda. Mi plan fracasó. Grito y lloro. Tengo que correr. Tengo mucho dolor. ―Detente. y es entonces cuando oigo el golpe de la puerta delantera. y susurra en mi oído. Piensa en Jenny. Me mantiene presa con su mano alrededor de mis muñecas. es lo mejor que puedo hacer. Mi cara está en la tierra antes de que pueda tener otro pensamiento. Doy apretones de pánico.

déjame ayudarte. Él golpea con el puño en la pared y la atraviesa. Tengo una buena mirada de él y jadeo. Luego. levanta mi camisa y gruñe con saña. ―Sí. todavía sollozando perdidamente. Jagger. ―¿Esta noche? ―dice. ―Dime quién diablos hizo esto Willow. ―Si muero ―dice en tono áspero―. Cuando entramos en la luz de la casa. ―Por favor. llega a una cercana mesa y toma un juego de esposas. y ese no es un buen resultado. Jagger. con voz áspera. ―No es malditamente probable. deberías haber pensado en eso. Trago y miro su color azul pálido de ojos. 38 .. Él se ve como si fuera a desmayarse. Está cubierto de sangre y está pálido. Él parece confundido. ―Llamaré para pedir ayuda ―le susurro.Me empuja y yo comienzo a caminar. Deja caer mi camisa y me hace girar. Cierro los ojos y más lágrimas se deslizan por mi cara.. Pone las manos detrás de mi espalda y grito. tú también lo harás. ¡AHORA! ―ruge y me estremezco con el estruendo de su voz. Está a sólo unos centímetros de mi cara. ―Podrías morir. mirando la sangre que empapa su camisa. ¿Cómo pude ser tan estúpida? ¿Qué sucede conmigo? Mi plan fue pensado todo mal y ahora probablemente podría pagar de la peor manera. espósame en el frente. De repente me siento culpable. ―¿Quién diablos hizo esto? ―Yo. ―Snake. pero pone mis manos en frente y me empuja contra una pared para que mi cara se presione contra ella. pero sigue mirándome con recelo. ―Por favor. ¿y qué tal si se muere? Me dejará con Snake y el resto del grupo.

no quería matarte. ―Lo siento. sorprendiéndome. te dispararé. Asiento y rasgo su camisa. Puedo darte algunas puntada… déjame ponerte puntos al menos. rojo sangre. He visto un montón de expresiones en Jagger. pero poco a poco voy adelante y tomo el botiquín de primeros auxilios en mis manos. Me limpio las lágrimas. me estremezco. Cuando su estómago está expuesto. El primer empuje de la aguja a través de su piel. 39 . Busca en los cajones y saca una pistola y un botiquín de primeros auxilios. pero nunca una expresión de dolor. en arroyos gruesos lentos. Él asiente y se inclina hacia atrás. Él apunta la pistola hacia mí y me estremezco. No era mi intención… por favor. Para el momento en que termino. Es eso o te desangrarás y morirás… Él me mira y me arrastra a la cocina. La esterilizo y meto el hilo. estoy llorando fuertemente y él me mira con expresión herida.. mientras limpio la piel alrededor. sé que es estúpido. ―Si intentas cualquier cosa. Una herida profunda se está filtrando oscura. ―Es tu turno. Él no hace ni un sonido. y puedo ver su mandíbula apretarse. cerrando los ojos. sino que simplemente apunta la pistola a mi cabeza y me mira trabajar. ―Lo siento. Él no me habla. déjame ayudarte. me merezco un arma apuntándome.. Él resopla débilmente. Es bastante malo. Le limpio alrededor de la herida con un poco de antiséptico y luego le quito la camisa. Está bien. Dios mío. y luego lo miro. Busco en el botiquín para encontrar una aguja e hilo. Quita las esposas de mis manos y se acuesta en el sofá.―¿Y que trates de matarme otra vez? No lo creo. esto va a doler. Uso su camisa para poner un poco de presión sobre ella. Él hace una mueca y se tensa. herida. ―Jagger. Estoy confundida por un momento. esperando que me dé el visto bueno. Lo miro. Él se sienta con una mueca de dolor y toma mi cara en sus manos. me hace llorar otra vez... es un desastre. pero no baja el arma. pero todavía me duele. y me siento terrible.

No será así para siempre. ―Lo atraparé maldita sea. nunca. ―No sabes eso ―le susurro. Se estrechan y su mano se desliza hacia afuera para rastrear las irregulares cicatrices en mi vientre. ―Nunca voy a ser libre de esto ―susurro. nunca dormiré tranquila de nuevo. y no te muevas. Ni siquiera puedo matar una hormiga sin sentirme mal. Sé lo terrible que son. ―Ninguna mujer merece sufrir lo que Snake te hizo esta noche. ―¡Sí. Pero incluso si sales de aquí. huiste. No quise… pensé que era la única manera en que podría ser libre. Mi padre hizo enemigos. Manchez te encontrará. No te dejaré de nuevo. 40 . ―Mierda.. ―No lo harás ―susurra con voz ronca―.. Me vuelvo hacia él y sus ojos caen en mi estómago. Lo siento. ―Acuéstese sobre tu estómago. ―No va a ser así. ―Lo harás. ¿y ahora te sientes mal porque tuviste que coserme? Bajo mi cabeza. date la vuelta y déjame ayudarte. lo será! ―Lloro―. no estarás a salvo. ¿no crees eso? ―Iba a huir… a tomar a mi hermana y a huir. te prometo que lo harás. ―Nunca le hice daño a nadie en mi vida Jagger. ―¿Por qué molestarse? ―le susurro. derrotada. No quiero vivir así para siempre. Siempre estaré mirando por encima del hombro preguntándome a quién más molestó y cuándo decidirán usarme como su venganza. ―Él te encontraría. Él agarra mi cara. Yo no digo nada. su declaración lo cubre todo. Eso estaría bien. y te alejas de mí.―Intentaste matarme. Ahora date la vuelta y deja que te ayude… ¿por favor? Me vuelvo débil y suavemente muevo mi camisa y me estremezco de nuevo. ―Vamos. vivo con ellas todos los días. mi alma está debilitada y no me queda nada.. y cierro los ojos y aprieto los dientes..

―Duerme en el sofá.. ―No preguntes… por favor Jagger. Coloca un paño caliente en mi espalda y me lamento. Le oigo revolver alrededor. Mi corazón golpea. Me hace quedar en el sofá hasta que la crema penetra. Jagger está de mal humor.. Me sacudo de nuevo a la conciencia cuando escucho gruñir a Jagger en el teléfono. Él asiente y me acuesto sobre mi estómago.. ve a dormir allí ―asiente. su pecho brilla bajo la tenue luz de la habitación. Me pongo de pie en silencio y comienzo a caminar hacia mi habitación. Si alguien la toca de nuevo.. y no quiero presionarlo aún más. ―Está bien. ―Dile que mejor esté allí en la mañana. Él sale de la habitación y vuelve un momento después con dos bolsas. ―¿Por qué? Estoy confundida. Lo miro. y si no está le cortaré la lengua y se la meteré por el trasero. arañando el sofá. ―Está bien. ―Lo siento… dolerá como el infierno pero si no hago esto… tendrás una infección. 41 . ―No. Vuelve un momento después y oigo el sonido del agua. Aprieto los dientes y sólo gimo mientras limpia mis heridas y después las cubre con una crema fría. ―¡Espera! Me detengo de nuevo y lo miro una vez más. ―A mi cuarto. ―¿A dónde vas? Me congelo y poco a poco me volteo. Él comienza una tensa caminata hacia mí. completamente confundida. y me encuentro a mí misma cayendo en un sueño inquieto. prefiero dormir allí.―Willow ―susurra. Estoy tan cansada. ¡pondré una bala en su cerebro! Cierra el teléfono y yo estoy demasiado asustada para moverme. ―Para poder dormir.

―¡Un gracias estaría bien! ―grita tras de mí. ―¿Qué es? ―Ropa.Las empuja hacia mí y murmura con voz ronca: ―Compré esto para ti hoy. Le hago un ademán por encima del hombro. no puedo tenerte oliendo como un maldito perro por más tiempo. es un sonido hermoso que me aprieta el corazón de una manera que nunca había sentido antes. y cierro la puerta con el sonido de su risa elevándose. Me doy vuelta y me alejo. 42 . y peor aún. significa que Jagger está de vuelta. Ouch. Miro hacia abajo las bolsas y luego de vuelta hacia él. Me doy cuenta de que es la primera que escucho reír a Jagger. furiosa con el hombre que me capturó. Estoy muy por encima de él y sus personalidades mentales.

Tendrá una cicatriz de por vida por mí. Vaya. Sé lo que hará. cuando Jagger entra. ¿por qué llevaría a una mujer a su casa cuando estoy alrededor? ¿No le preocupaba que le rogara que llamara a la policía o que le dijera lo que me había hecho? Él me mira y su mirada se estrecha. y mi espalda estaba sanando lentamente. 43 . bla. pero también yo. pero esta vez tiene a una mujer del brazo. Jagger le puso una buena golpiza a Snake justo delante de mí. bla. Una tarde. luego se da vuelta y camina hacia su habitación. ―Sabes lo que pasará si corres. hace esto conmigo todos los días desde mi huida. Está medio desnudo de nuevo. ―Estaré ocupado por un par de horas. Dios. bla. pero todavía peleaba para dormir. ―Nos vemos en mi habitación ―le murmura a la mujer. Casi lo mata. Suspiro. y me hizo darme cuenta de lo peligroso que Jagger podía ser. Nunca he visto nada tan aterrador en mi vida. como siempre. pero sigo preparando la cena. es tan jodidamente hermoso. simplemente. Agarra mi cara y gira mi cabeza con dureza. ya que esta situación es todo lo contrario. ―Bien por ti ―digo.Capítulo 6 Otra semana pasó. Miro la herida roja y dolorosa en su estómago. y tiemblo. Ella sonríe y pasa la mano por encima de su pecho. Estoy bastante impresionada. Jagger se acerca y se detiene a mi lado. estoy en la cocina preparando la cena en la olla de barro. ―Encontrarás a mi hermana y te asegurarás de que me quede porque no puedo alejarme de ti. No he visto a Snake de nuevo desde ese día. no puedo adivinar por qué. No me gusta verlo tan hermoso. pero todos los otros hombres han sido extrañamente amables conmigo. y sé que no puedo huir.

de nuevo―. Si me quedo. y yo golpeé el cuchillo en la banca. eso le daría algo para preocuparse de verdad. El hombre claramente no da una mierda por mí. Realmente me gustaría. si no crees puedo enviar a alguien en este momento para encontrar a tu hermana. me lo dices cada puto día. Tal vez debería probar. Tal vez si lo hacía un poco. Bajo el cuchillo a mi muñeca.―No me jodas Willow. mi familia paga. no tengo ninguna duda en mi mente de que si llega el momento. Ya he tenido bastante de que me recuerde mi situación. A pesar de que Jagger es fácil conmigo la mayoría de las veces. Agarro el cuchillo en mi mano y trago. con mi depresión tomando el control. Hazlo Willow. me encantaría probarlo justo ahora. sufriré lentamente este infierno. mientras la puerta de Jagger se abre y sale con una toalla envuelta alrededor de su 44 . pero nunca dejaría que la pusiera en esa situación. ―Tengo la intención de hacerlo. ―¡No la metas en esto! ―No me presiones. hazlo sufrir en tu propio silencio. Tengo que acabar por enfrentar esta situación hasta que mi padre salga de su escondite. como si no pudiera salir nunca. sin embargo. Rayos. Miro hacia abajo al cuchillo y no puedo negar que sentimientos suicidas pasan por mi mente en gran cantidad últimamente. La depresión es un eufemismo de lo que siento a veces. que sólo quiero que pague. es que siempre pongo primero a mi familia. estoy ocupada ―espeto. se apoderaría de mi hermana para que me quede aquí. ―¿Celosa? ―Jódete. Ve y disfruta de tu puta. Me siento tan atrapada algunos días. tal vez debería ver cómo reaccionaría si continúo y me encuentra en un charco de mi propia sangre. Estoy tan enojada. El problema conmigo. así que tal vez esta es mi única opción. si realmente lo quisiera. Podría sin embargo. pero parece tener sentido en mi cabeza y eso me asustó. ―Sé cómo termina Jagger. ―Estúpido ―murmuro. que no puedo librarme de él. Si no lo hago. y no me dejaría ir. no te gustará la forma en que terminará. Se ríe y cierra la puerta de su cuarto. Cree que me tiene abajo. Vi eso. entonces tendría que llevarme a un hospital y alguien captaría una pista. No creo que le hiciera daño. ―Se vuelve y se va y le hago una seña obscena. La idea es retorcida.

―No le haré daño a tu hermana. ―Te lo prometo. parpadeando mis lágrimas. con todo lo que tengo en mi interior. maldita sea. y pronto mi cuerpo se estrella contra el suelo frío y el cuchillo se desliza por la habitación. ―Ven más cerca. ¡pon el puto cuchillo abajo! ―Da un paso adelante y yo presiono más duro. ―Willow… baja el cuchillo. ―¿Para qué.cintura. y da un paso vacilante hacia adelante. Lucho debajo de él. ―Willow. Él agarra mis muñecas y las sujeta sobre mi cabeza. ―Te lo prometo. No tendrás que vivir tu vida con miedo. Haré eso por ti.. Cuando tengamos a tu padre. jadeando y mirando mi dolor con ojos afectados. ―¿Lo prometes? ―susurro. Murmuro palabras incoherentes. Te dejaré ir. Cierro los ojos. y grito de dolor mientras sus ásperas manos raspan contra mi carne abierta. Si estoy muerta. pero tienes que confiar en mí. y el ardor en mi muñeca parece darme algún tipo de comodidad. agarrándose el cabello―. Él aprovecha la ocasión para arremeter contra mí. y lo terminaré Jagger. te daré eso. No tengo nada que perder. sólo baja el maldito cuchillo. no te permitiré volver a una vida donde tengas que mirar por encima del hombro. Su voz es presa del pánico. ―Maldita sea. Lucho tan duro que duele. no tendré que seguir viviendo así. Él está encima de mí. te doy mi palabra que te dejaré ir y no te molestaré ni a ti ni a tu hermana otra vez. Prometo que se terminará cuando esto concluya. Nunca saldré de esta. Después de todo lo que te hice. Te daré eso. Yo peleo. ¿Para que puedas seguir manteniéndome prisionera y amenazando a mi hermana? Si estoy muerta.. Se congela cuando me ve presionar el cuchillo contra mi muñeca. estarás bien ―grita. 45 . con la cara empapada de lágrimas. ¿Jagger se preocupa por mí? Lo aprieto más duro en mi piel y grito mientras una quemazón de dolor se dispara por mi brazo y escurre sangre por mi mano. no tendrás necesidad de ir tras ella. estás diciendo lo que quiero oír. ―¿Cómo sé que no estás mintiendo? Él sacude la cabeza. Jagger? ―susurro―. No soy estúpida. Levanto la vista hacia él y desesperadas lágrimas escurren por mis mejillas. o tal vez son las palabras de Jagger. Sus ojos se abren y sus manos poco a poco se elevan.

sin apartar los ojos de mis labios. Gimo y abro los labios. ―Jagger ―susurro. bajando su rostro―. Él pone mis dos manos en una de las suyas.una y otra vez. No debería querer esto. como si se diera cuenta de lo que hizo. y me quedo temblando mientras él agarra a la chica y le jala hacia la habitación. Él se da vuelta y me mira. ―Ve a tu maldita habitación y si alguna vez intentas una maniobra así de nuevo. y con la mano libre quita las lágrimas humedeciendo mi cabello y alejándolo de mi cara. Ella mira mi sangrante muñeca. y puedo ver su clara excitación. Estoy jadeando. atrayéndome y tomándome de nuevo. no me atrevo a empujarlo. y desliza su lengua en mi boca. y me doy cuenta que tengo sentimientos por Jagger. nunca lo vi venir. Suspiro. se vuelve hacia la mujer rubia de pie en sujetador y bragas. 46 . Te lo prometo. es tan malo y. Él levanta su cabeza. Luego sus labios están sobre los míos. Algo doloroso y lágrimas feas atraviesan mi corazón. yo mismo te mataré. Estoy temblando debajo de él. No vi eso venir. Me besa de una manera que nadie nunca ha hecho. mirándonos. Su mano libre se enreda por mi cabello mientras levanta mi cabeza para profundizar el beso. Viniste aquí a follar y follaremos. ―Debería ir… Jagger parece endurecerse. Sus labios son suaves. ―¿Jagger? La voz femenina nos regresa a la realidad. ―No. sin embargo. mi pecho sube y baja con miseria y desesperada necesidad. herida. Él se quita de mí. luego el cuchillo y sus ojos se abren. y por primera vez en realidad parece que le importa cómo me hace sentir. Me levanta. ―Te lo prometo ―susurra. no te vayas.

―Te ayudarán con la fiebre. No lo he visto desde anoche. 47 . Jagger me levanta del suelo y me pone en la cama.. La puerta se abre y Jagger entra. y él se deja caer delante de mí y me pone la mano en la frente. Mi cuerpo pasa del calor al frío y de regreso otra vez. Está bien. golpeando y mi estómago está horriblemente revuelto. necesito un doctor. y sé que no me había sentido tan enferma durante mucho. con mi cabeza dando vueltas y me agarro a cualquier cosa que puedo encontrar para equilibrarme.. Bueno. ni incluso sentí una punzada. ―Jagger.. Después de ese beso.. algo está mal. No lo vi venir. si es que alguna vez me sentí así. Estaba equivocada. pero todo me duele tanto. ―Sabes que no puedo hacer eso. En la tarde los otros miembros del grupo vienen y los oigo discutir sobre qué hacer. no me corté tan mal y un curita hubiera hecho el trabajo… pero aun así. Pone su mano sobre mi cabeza y luego se gira y sale corriendo. ―Santa mierda ―murmura. pero ahora estoy sudando. Ruedo y empiezo a temblar de nuevo.. y me estremezco constantemente. y mi mundo empieza a dar vueltas. sólo hago una mueca de dolor cuando se deslizan por mi garganta en carne viva. literalmente. Tengo la boca seca. ni siquiera vino para asegurarse de que no sangrara hasta morir.Capítulo 7 Me despierto al día siguiente tan enferma que no puedo moverme. pensé. Sé que tengo una enorme fiebre. luego se detiene en seco cuando me ve tumbada lastimosamente en el suelo. Vuelve un momento después con un paño frío y algunos analgésicos. Empiezo a alucinar y a hablar sola. Me agarro la cabeza y gimo. y me quejo en protesta. y sólo empeora. Esto continúa todo el día. mucho tiempo. ―¿Estás enferma? Abro la boca para responder. Me levanto de la cama y tropiezo en el suelo. Me los trago ávidamente. mi cabeza está. incluso aunque me siento helada y mi cabeza está girando. Me quejo de nuevo. no importa lo que pensé. no lo hice.

―¿Por qué las ventanas enrejadas? Jagger se encoge de hombros: ―Tengo cosas que no quiero que me roben. pero tienes que prometer no decirle por qué estás aquí. que estoy bastante segura es la hermana de Jagger. ―Llama a tu hermana. ―Llamé a un médico. ―Retrocede Maggie. te dejaré ir como lo prometí. Jagger está de rodillas en la cama junto a mí. y frunce el ceño. como yo. Quizás todavía estoy alucinando. maldita sea ―gruñe Jagger. Lo que no me extrañaría. ―Es la única opción. Dile que eres mi novia. Mira alrededor de la habitación. y me sorprende inclinándose y pasando sus labios sobre los míos y por mi cabeza. ―No podemos dejar que muera aquí tampoco. . Una mujer entra en la habitación diez minutos más tarde. podríamos estar en más problemas de los que vale la pena ―dice Ace. se arrodilla junto a la cama.―Si ella muere. ¿puedes hacer eso por mí? Asiento débilmente. Es muy hermosa. la llamada es tuya ―dice Angel. ―No podemos llevarla a un hospital ―deja caer Snake. Sí. ―Debería estar en una habitación con aire fresco. Jagger. Jagger. haciéndome ver un poco más decente antes de que llegue el médico. La mujer llamada Maggie. Mantendré mi parte del trato. con el cabello negro oscuro y los ojos de color verde claro. y va a la cama. Toma mi cara en sus manos y me obliga a mirarlo. que buen novio eres. y todo se queda en silencio. no pensé en eso. ¿Jagger tiene una hermana? ―Ella se dará la vuelta si sabe que hemos estado manteniendo retenida a la chica. Él me cambia la ropa. 48 * * * Dos horas más tarde.

Una parte de mí se pregunta si se trata porque no tendrá su información. Él no capta nada de eso. Quédate aquí. Nunca tuve la oportunidad de ducharme. Le escribiré una. Jagger agarra su brazo. ―La próxima vez que tu chica se enferme Johnny. Habiendo caminado tanto ―dice Maggie. No quiero saber por qué se ve tan mal. Maggie toma mi temperatura y su cara cae. más de dos horas. estaba en problemas y sólo aparecí ayer. Ella la llena de forma rápida y después se levanta. Gira y le da a Jagger una dura 49 . o si realmente se preocupa por mí. pero abro la boca y resoplo: ―Jagger está ayudándome. Maggie me mira. Johnny.―Hola Willow. Sé lo que está pensando. tienes suerte de que no murió. ―¿Puedes decirme qué está pasando? ―Ella tiene fiebre. te lo haré pagar. No tenía otro camino. no es un milagro que estés enferma. de rodillas a mi lado también. ¿Por qué lo estoy defendiendo? ―Bueno. y Jagger me da una mirada de dolor. ―Se da vuelta y camina hacia la puerta. temblores. Asiento. porque estaba tan enferma. Hemos estado viéndonos por un tiempo. mi nombre es Maggie y soy médico. ―Bueno. ¿Por qué no la llevaste al médico antes? ―Es un largo camino manejando. ―Esta es tu libreta de recetas ―dice empujando un block hacia ella. Sólo sale de la habitación. regresa. Necesita un poco de aire fresco y una ducha. Un momento después. ve a buscar mi libreta de recetas. ―Está ardiendo. entregándole a Jagger su libreta de recetas. se ve horrible. la garganta le duele y estuvo vomitando unas cuatro veces ―dice Jagger. Ella se gira hacia él. y mi teléfono había desaparecido. es lo mejor que puedo hacer. pero se detiene cuando llega a ella. Yo estoy pensando lo mismo. ―No puedes dejar que se muera ―dice Jagger de repente. Pensé que era un simple resfriado. ―Voy a ir a buscar esto y un suero. llévala a un doctor. pero si me entero de que la lastimas. caminé todo el camino hasta aquí.

―Gracias. pero nunca ha sido otra cosa que respetuoso con mi cuerpo. ―Ella tiene razón. tira la toalla y cierra los ojos. y siento como si fuera Navidad para mí. Sé que te criaste sin padres que nos enseñaran esas cosas. Vuelve un momento después con el brazo lleno de jabones. no él. Me quedo mirando los artículos. Él me robó y me puso en esta loca situación. ―¿Te puedo levantar? ¿O prefieres esperar hasta que Maggie vuelva? Miro hacia él. Siéntate aquí. pero por Dios Johnny. Sale de la habitación después de ponerme en el suelo junto a la bañera. No uso bragas. Jagger se sienta a mi lado. y cierro los ojos. Lo siento. Huelo el jabón y asiento débilmente. Estoy sorprendida y honrada por su bondad. ―Sí. champús. ¿Cuál es el punto de que me importe? No tengo nada más de qué preocuparme. pero mi cabeza de vueltas de nuevo y caigo de nueva. Es una ducha donde me verá desnuda … o no. Cuando estoy en el agua y cubierta. y después de un momento. También me da un cepillo y una maquinilla de afeitar. 50 . Métela en la ducha y abre la maldita ventana. acondicionadores y un nuevo cepillo de dientes y pasta dental. pero rápidamente pone una toalla sobre mí. Entonces me quita el pantalón corto. No me importa. Me ayuda a levantarme y me baja al cálido baño de burbujas. ya regreso. ―¿Ella es tu hermana? Él asiente. ―Por si sirve de algo ―dice. mereces una verdadera ducha. Se arrodilla frente a mí y lentamente levanta mi camiseta por encima de mi cabeza. y también cubre mi frente con una toalla. ―¿Qué estás haciendo? ―susurro con voz ronca.mirada―. Me ayuda con mi sostén. llenando la palma de su mano con champú―. así como algo de ropa limpia. y luego se da la vuelta y camina sin decir otra palabra. los abre y mira hacia abajo hacia a mí. La mayoría de los hombres intentaría y daría una mirada o una sensación. Fuerzo una débil sonrisa y trato de ponerme de pie. ¡trata mejor a las mujeres! Él asiente y ella me mira una vez más. me saca de la cama y mete en el baño.

dando un paso atrás. Él asiente y se va. ―Estoy bien ―susurro. como estaría en cualquier otro lugar. Maggie se sienta a mi lado. quiero decirle que sé que no es una mala persona. ―Esas marcas necesitan crema. Jagger es la mejor de dos situaciones y. pobrecita. Dios. mirándome a los ojos.. 51 . en este momento. Lo hace otras dos veces. y luego lo llena en acondicionador y se sienta de nuevo. La suciedad llena el baño de forma rápida y él se estremece. pero él mueve su mirada lejos y se centra en mi cabello. estoy tan segura aquí. me ve en el baño y una débil sonrisa cubre su rostro. pero desaparece rápidamente cuando se da cuenta de las heridas en mi espalda. Mi cabeza ya se siente más limpia. ―¿Le reportaste? ―Sí. ―lo llamo. ―Pensé que un baño ayudaría. No me había lavado el cabello desde hace semanas. Él se detiene y se gira. ―¿Qué demonios pasó? ―grita Maggie. luego hacia abajo a mi espalda y se estremece. ―Jagger. ―¡Oh. cayendo de rodillas y pasa las manos sobre las dolorosas marcas. ―¿Cómo te sientes ahora? ―Bien.Lo miro. ―Me acuesto de nuevo. Dios mío! Jagger la mira. y me entrega un puñado de pastillas. ―Mi… exnovio me hizo eso ―miento. ¿Por qué estoy mintiendo para proteger a Jagger? Debería balbucear todo y contarle a Maggie que me secuestró. ―No te ves tan sofocada. pero en cambio simplemente digo: ―Gracias. Me las trago y hago una mueca de dolor. Le quiero decir que no se vaya. Sonrío débilmente y Jagger se levanta.. Gimo mientras frota el champú y lo lava. Cuando Maggie regresa. pero no puedo obligarme a hacerlo. ―Yo no lo hice. es toda tuya.

52 . ―Johnny y yo no tuvimos una buena niñez. ―Tu cabello es hermoso. ―Tenía un montón de tierra en mí de andar caminando por aquí ―miento. Supongo que la pandilla es su forma de tener el control.. Me doy vuelta y Maggie se reúne con mi mirada. Tómalas tres veces al día hasta que se hayan terminado. ―Lo odio ―me quejo. y causando problemas. Johnny hace? Ella asiente. encuentra una vena. ―Ella tiene un cabello hermoso. ¿bien? Suelo recomendar un hospital. ―¿Por qué lo hace? Ella suspira y se sienta en la repisa del baño.―Dividí éstas en recipientes. Fue abusado por nuestro padre y nuestra madre se suicidó cuando él sólo tenía cuatro. Desliza la aguja en ella y no gimo. La miro. y Jagger da pasos dentro.. Me mira e inclina su cabeza a un lado sólo un poco. puede ser gentil y amable. te lo agradezco. Ella empuja mi mano de nuevo y. Siempre estaba corriendo fuera de los rieles. Johnny no es una mala persona en el fondo. en el pueblo a cinco minutos de la carretera había una farmacia y un pequeño consultorio que pasó a tener suero. te ves diferente. Se levanta y abre la puerta. Me sorprende. ―Te pondré un suero ahora. Cuando el suero está conectado. que conozco desde hace mucho tiempo. ―Gracias. me ayuda a salir de la bañera y a ponerme algo de ropa limpia. ―Lo sé ―susurro―. Por suerte para nosotros. pero estás a dos horas del hospital más cercano. Maggie me toma de la mano y comienza a buscar mi vena. frunciendo el ceño. ―¿Sabes lo que Jagg. err. estoy tan sorprendida que mi boca se abre... ―Sé que tiene una especie de pandilla. ¿Acababa de decir eso? Maggie sonríe y asiente. ―¿Qué están haciendo ahí? ―dice Jagger en voz alta. sólo tiene sus prioridades todas mal. tan desesperada por hacerle preguntas. finalmente. Elegí permanecer fuera de eso tanto como es posible. agitándolo con mis dedos. Sé que no es una mala persona. ―Wow.

estoy cansada ahora. ―La mayoría de las personas las prefieren rubias. Me doy cuenta de que cambió las sábanas y quitó las barras de las ventanas. cierro mis ojos. y me ayuda a salir de la habitación. ―No. 53 . largo momento.. Él asiente y ella me sonríe antes de irse. Da un paso adelante y toma mi brazo suavemente. él dejará de preocuparse por sus posesiones y empezará a preocuparse por su novia. ¿Por qué Jagger me hace sentir de esa manera? Él sonríe un poco. ―Gracias por hoy. es una linda chica y las chicas buenas no soportan ser tratadas así por mucho tiempo. ―Volveré en la mañana para ver cómo está. ―No te preocupes ―gruño―. ―Gracias por lo que hiciste.―No lo hagas ―dice Jagger―. Jagger se sienta en la cama junto a mí y sé que quiere decirme algo. no haré nada para poner eso en peligro. ―Yo no. Mi sangre comienza a bombear rápidamente a través de mis venas y trago con ansiedad. Si eso significa dejarla pensar que estábamos juntos. palmeando su hombro. y me da esa sonrisa torcida que hace que mi corazón martilleé. Maggie rueda el suero a mi lado y le explica a Jagger cómo encenderlo y apagarlo y cómo quitarlo una vez que la bolsa esté vacía. ―Sobre lo de anoche. ―Ah bien. si supiera la verdad. ―Quiero salir de aquí Jagger. Él se queda en silencio durante mucho tiempo. ―Maggie sonríe. Sólo mantengo los ojos cerrados. Una brisa fresca llena la habitación y respiro. Sé que no querías eso. ―Haz lo que te dije Johnny y empieza a hacer lo correcto con ella. Cuando se va. Maggie nos sigue. creo que no. Oh.. Nuestros ojos se encuentran y nuestras miradas se traban por un largo. Me siento caliente por todas partes y tengo un hormigueo en la piel. por un largo momento. Es del color más bonito que he visto en mi vida. entonces que así sea. Me deslizo en las crujientes sábanas frescas y me siento agotada. ―Gracias Mags ―dice Jagger.

pero sé que mañana me despertaré con una nueva determinación.Él se mueve y se pone de pie. Me niego a ser ese pequeño caso perdido y lamentable. dejando la habitación sin decir nada más. 54 . Mañana me encontraré a mí misma de nuevo y sobreviviré el resto de esto para poder ir a casa con mi familia y amigos. Lloro hasta dormirme esa noche.

Me levanté temprano por la mañana y la casa estaba en silencio. Me pareció que había un viejo asiento en el patio y me acurruqué en él. Él se acerca y se deja caer a mi lado. Caminando abajo y yendo al frente. ―Claro. lo sé. ―¿Tú papá? ―Sí. y su cara se suaviza un poco. ―Entonces sabes que me quedaré aquí hasta que resuelvas esto. Me puse una chaqueta y unos jeans y salí de la habitación.Capítulo 8 Dos días pasaron antes de que me sintiera mejor y otros dos antes de que pudiera moverme normal otra vez. sólo contemplando la lluvia. ―Bueno. no lo hice. 55 . La lluvia estaba cayendo dura y pesada en el techo y pude olerla en el aire. ―Sí. Te hice una promesa. sí. y decido hacer la pregunta que me había estado molestando por tanto tiempo. ―Y yo no romperé la mía. Se recuesta en la silla y comienza a hablar. porque ninguna luz estaba encendida. estaba lloviendo y estaba desesperada por salir. y tú me hiciste una a mí. Era pesada y no podía ver ninguno de los árboles a través de la niebla. Jagger corrió por la puerta principal. respiré el aroma fresco. Patinó cuando me vio acurrucada en el asiento y sus hombros se hundieron. Jagger debía estar durmiendo. Una hora más tarde. ―¿Pensaste que me había escapado? ―murmuré. No romperé la mía. ―¿Cómo es que terminó en este lío? Jagger se gira para mirarme. Era perfecto. a medio vestir y agarrando las llaves. Cuando finalmente dejé la cama. Miramos hacia fuera a la lluvia.

Sin duda. formó parte de la hermandad y confiamos en él. No les hacemos daño a las personas que son inocentes. pensaba en él como mi hermano. La policía ni siquiera sabe que la tiene. él no es una mala persona? ―Tu padre tiene información. Se convirtió en parte de la hermandad. no salimos a las calles ni la tomamos contra cualquiera. pero optó por ahondar en las cosas que hizo. por lo que está tramando algo. y respeto eso. Estaba harta de no ser nada para él. No solo eligen unirse a la hermandad. 56 . me mantengo alejado de los policías. Los policías no tenían suficiente para reventarnos. No sé acerca de mi padre. Tu padre tomó su propia elección Willow. Mira. Es un mundo donde los policías no deberían tratar de involucrarse a sí mismos. Willow. Él y yo nos volvimos cercanos y confiaba en él. Estaba harta de todo. porque nunca lo entenderán. No se los pedimos y no les tocaría si no ahondaran en lugares equivocados. y respeto eso. ―Ustedes violan la ley todo el tiempo. No debería de haber sido un alivio cuando mi padre murió. no planeo matarlo… ―Pero… ―Mira. ―Sonríe y yo pongo los ojos en blanco―. Confiaba en que era parte de esto. Nos enganchó. la mayoría de las bandas rompen la ley. siempre estaba fuera en su mundo y ocupado en el trabajo. sino que optan por arriesgar sus vidas. ―Era su trabajo ―susurré―. ―No fue sólo por el trabajo. pero él tomó el riesgo de ir encubierto y de formar enlaces con los hombres y tomó un riesgo aún mayor teniendo esa información. tendrá que alcanzarte algún día. Estuvimos a punto de perder la vida y él terminó con una valiosa información. y se puso en protección. Todos los que nos hieren o tratan de elegir ser parte de eso. pero no somos lo que me gustaría considerar una banda. ―Sabes que nunca me prestó mucha atención. él era mi amigo. no tenía por qué hacerlo. Entró encubierto para reventar un enorme círculo de drogas. y tiene que pagar por ella. porque tu padre mantuvo la información. pero es esencial. él estaba haciendo su trabajo. no puedes odiarlo por hacer su trabajo. hay más asesinatos en la vida cotidiana que en las pandillas. pero tienes que tomar tu propia parte en esto. ―Tienes razón.―Él nos jodió. Todas las personas a las que lastimamos o matamos son malas personas. No sé lo que planea hacer con ella. sino más como una hermandad oscura. Honestamente. ellos hacen lo que tienen que hacer. Cuando murió. estuve triste pero también me sentí aliviada. ―¿Qué pasa con mi papá.

no podrá ser. Él me culpó en cierto sentido. 57 . ―Eso no es cierto. un auto se detiene en el camino de entrada. Asiento. porque sigue jugando en el lado equivocado de la ley. Willow. y todavía me culpaba por ello. y estrecha sus ojos. Ella fue admitida. Sé por qué mi padre está dañado. pero le doy una igual. sentándose al lado de Jagger. ―Está jodido por mi culpa. Estaba mayormente deprimido y quería formar parte de la pandilla. ¿sabes? Jagger me mira. ―Sólo quiero ir a casa Jagger… ―Esto acabará pronto. fue cuando entonces mi padre se enteró de que mi hermana no era suya y mi madre había estado buscando consuelo en otro hombre. decían que era una hermosa y radiante persona. ―No Jagger. Entonces te podrás ir y no tendrás que preocuparte por todo esto otra vez. ―¿Cómo? ―Mi madre tuvo depresión cuando me tuvo. ―Te ves mejor ―dice Angel. ―Gracias. Tuvo a mi hermana en la sala mental. Asiento. Nos sentamos mirando durante un largo rato. ―Ojalá fuera así de simple. si hubiera estado cerca más a menudo. encontramos su ubicación y conseguiremos la información que necesitamos. y luego. Tu padre debe tener su propia culpa y hacerle frente. una depresión grave.―Tu padre era un hombre dañado. no se puede predecir cómo será la vida. Antes de eso. tu mamá no hubiera tenido que encontrar consuelo con otro hombre. lo estoy. Snake me da una mirada realmente asquerosa. Realmente le hizo cosas a su cabeza. porque si mi madre nunca me hubiera… tenido no se habría deprimido y no hubiera buscado en otro lugar… Jagger me sorprende cuando toma mi mano. tragando. una parte de él realmente quería que fuera real y claramente todavía lo desea. con lágrimas en mis ojos. Echarte la culpa es sólo una salida débil. Todos los hombres salen y caminan por las escaleras. y trató de… no importa. mordiéndome los labios. ―Puede serlo.

―Si me das una maldita orden una vez más Snake. 58 . a pesar de que mi estómago está vacío. ―No huirá Snake. ya te lo dije. pero es suficiente para mí. y está sangrando por todas partes. ―Correcto. maldita sea enciérrala Jagger o lo haré yo. ―¡Ella nunca viene por aquí! ―Maldita sea. ―No la puedes dejar aquí. Angel se lanza hacia delante y me agarra. Todos caminaron al interior. No es suficiente como para matar al hombre. vio algo que no debería haber visto. Es un hombre chino. ―¡Fuera de aquí. Jagger desliza el cuchillo en su garganta y la sangre comienza a fluir hacia afuera. Me doy vuelta y miro la lluvia una hora más o menos. corriendo hacia el cuarto de baño. y el hombre no responde. y Jagger está sosteniendo un cuchillo ensangrentado en su garganta. ¿Vendrás dentro? ―No. en un punto incluso a la deriva. ―¿Qué demonios? ―oigo gritar Jagger. ―¡Te dije que ella debía ser jodidamente encerrada! ―gruñe Snake. Caigo de rodillas y vómito. ―Sin problemas. Él está amordazado y atado. Entro en el sótano para preguntar si Jagger quiere algo. Me levanto y me tambaleo al interior. me quedo aquí. no deberías estar aquí! ―Voy a vomitar ―grito. sacándome de la habitación. Grito. y él me da un breve asentimiento. te mataré ―ruge Jagger. y mi estómago se queja desesperado por comida. Veo con horror que Jagger hace una pregunta.―Tenemos problemas que discutir jefe ―dice Ace. Me despierto cuando los sonidos de los truenos suenan alto en el cielo. Entra antes de que acabes con mi paciencia. ¿Cuánto tiempo ha estado en ese sótano mientras yo estuve aquí? Siento la bilis subir en mi garganta. asintiendo hacia Jagger. ―¡Déjame ir! ―grito. sólo para descubrir que rodean a un hombre. Jagger se da la vuelta y sus ojos se abren. podría huir. Jagger se vuelve y Snake lo agarra del brazo. ―Jagger se puso de pie y mira hacia mí―. Oigo un fuerte crujido y Snake gime de dolor.

―Tuvimos que hacerlo ―dice Angel simplemente. ―¿Para no poder verte torturando a ese pobre hombre? ―Ese maldito pobre hombre es un maldito enfermo violador y parte de la pandilla de Manchez. dejando a esta chica entrar en tu corazón. yo grito y tiemblo. Jagger. Bull… saquen su cuerpo de aquí y lidien con él ―ordena Angel. De repente hay silencio en la sala y tiemblo tanto que mis dientes suenan.―Estás cometiendo un maldito error Jagger. oigo voces de nuevo. así que la sucia puerta no es tan buena como la de arriba. ―¡Saca eso de aquí. pero me agarra y me sostiene apretado. Rusty. Las manchas de sangre llegan a mis brazos y me pierdo. La destriparé con mis malditos manos desnudas y la sacaré para que podamos seguir adelante con eso. ―Bájale Snake. ―Ace. oh por favor… un momento después Jagger toca la puerta del baño. por favor. ― Snake se lanza de nuevo. yo mismo la terminaré. Ella es nada más que un desperdicio de espacio. Bien. Me levanto y trato de empujarme más allá de él. Después de un momento. ―No deberías haber estado abajo. Siento que mis ojos se abren. ―No me toques. ahora! ―Por favor. ¿Jagger lo mató? Oh Dios. ella no está causando ningún daño ―grita Ace. ¡Ese maldito pobre hombre no tendría miedo de violarte o de matarte! ―Tengo que irme. Le doy un 59 . Él gruñe. ―Vete. vete… Él patea la puerta y se abre de golpe. Él está cubierto de sangre y me estremezco cuando llega a mí. Un arma se dispara. ―Ya estás todo jodido de la cabeza. ―Abre Willow. ―¡Abre. deja que me vaya. y limpia! ―ordena Jagger.

―Cálmate. necesitando desesperadamente estar limpia. y luego se inclina lentamente hacia abajo para deslizar sus labios por mi cuello. agarro sus pantalones y los tiro hacia abajo. Cuando lo libero. la desesperación se apodera y mi cuerpo titubea. puede besar. lo jalo. y oh. sin mover los labios de los suyos. Él enreda una mano en mi cabello. y gimo cuando entra en contacto con la mía. Yo me quejo y dejo que mi cabeza caiga a medida que él trabaja sobre mis pezones hasta que jadeo y ruego. ―¡Por favor! Le pego otra vez y él toma mi puño. Jagger es un hombre que puede besar. ―¡Déjame ir! ―grito. oh. todo mi interior está gritando por más. No puedo luchar contra esto. Jagger está detrás de mí en cuestión de segundos. Oh. es tan equivocado. Dios. él deja salir un gemido entrecortado. Dios. Oh. Él pasa un gran brazo alrededor de mi cintura y me aplasta más cerca de su pecho. Él se arrastra hacia abajo. Dios. Él abre mis labios con su lengua. Su pene es enorme. sin molestarse con la privacidad. Le pego. Él me agarra y me jala cerca. Lamento que tuvieras que ver eso. y sus pantalones cuelgan sin fuerza en su gran cuerpo. Me empuja contra la pared de azulejos y lloriqueo cuando siento su palpitante longitud presionarse en mi estómago. está duro y firme debajo de mis palmas. pero Dios. Toda la sangre se limpia de su piel y se desliza por el desagüe. Yo grito y pataleo. Me meto en la ducha y comienzo a destruir todo a la vista. me quedo sin aliento. 60 . Se los desabrocho. aplastándolo contra su pecho. Luego su boca está en la mía. maldiciendo y jurando. Me doy la vuelta y salgo corriendo del sótano y más allá de los hombres recogiendo un muerto. Cuando deslizo mis manos por su estómago y agarro sus jeans. lo deseo. hasta que llega a mi pezón. Él está empapado ahora. tan inquietante. Toma mi cara entre sus manos y lucho por salir de su agarre. ―Basta.puñetazo en la mandíbula y él se tropieza hacia atrás. Lo jala a su boca y gime cuando brota y palpita. Llego a mi habitación y tiro de mi ropa. se mueve a la puerta de la ducha. Cuando él se levanta de nuevo. Agarra mis brazos y trata de sacarme. demonios. Son las cuatro perforaciones alrededor de la base de su gran cabeza. oh demonios. lo pateo y cualquier otra cosa que puedo manejar. Lo deseo. y sangrante Snake. Paso mis manos sobre su pecho desnudo. Sus labios están calientes por el agua. cálmate. lo golpeo. pero eso no es lo que me hace jadear.

Siento que mis ojos se abren, mientras miro las barras con extremos redondeados. Eso tuvo que doler. Mucho. Miro hacia atrás para encontrarme con su mirada y él está mirando hacia abajo con divertida expresión. Tentativamente, me acerco y tomo su longitud en mi mano. Él gruñe mientras deslizo mi mano sobre su dura longitud gruesa. Se inclina y me levanta para que mis piernas se envuelvan alrededor de su cintura. Sus dedos se deslizan hacia abajo y encuentran mi clítoris y gimo. Ninguno de los dos se atreve a hablar. Sé que si hablo esto se volverá real, y esto siendo real es una cosa peligrosa. Jagger es peligroso para mí, y esta situación es fea. Me volví loca, y no necesito que se me recuerde eso en estos momentos. Cuando me siento caliente de adentro hacia afuera, mientras el orgasmo se acerca, agarro a Jagger y grito. Él me acaricia hasta que escurre hasta el último estremecimiento de mi cuerpo. Entonces su pene está investigando mi entrada y sus labios están sobre los míos de nuevo. Cuando me baja por encima de su longitud, se permite un gemido gutural. Grito mientras lo siento deslizarse dentro de mí, extenderme y llenarme hasta que sus bolas están profundas y él está gruñendo. Cuándo se desliza hacia atrás, me doy cuenta de para qué son los piercings. Llegan a ese lugar y oh, Dios, se siente increíble. ―Jagger ―gimo. ―Tan malditamente apretada, tan jodidamente mojada. Te deseo Willow, te deseo tan jodidamente que duele. Es sólo entonces cuando me doy cuenta de que no tiene condón. Me congelo y tiro hacia atrás. ―Protección... ―Estoy limpio. ―Pero... ―Me hice chequeos el mes pasado, te mostraré el informe. Estoy limpio, no he hecho esto… nunca. ―¿Por qué ahora? ―Gimo mientras empuja sus caderas. ―Porque me vuelves malditamente loco como nadie nunca lo ha hecho. Se empuja de nuevo y me olvido de la protección. Llevo control de natalidad, Gracias a Dios que me puse mi inyección justo antes de ser capturada. ―Jagger, oh, Dios.

61

―Estás tan malditamente apretada. Harás que me corra con tanta fuerza. ¿Por qué esas sucias palabras me hacen sentir tan excitada? Él empuja sus caderas lentamente, arrastrando su pene dentro y fuera, con experta precisión, encontrando ese punto cada vez. Mi liberación crece y, Jesús, se siente tan bien. Agarro sus hombros y deslizo las uñas por su piel. Él empuja más duro ahora, y puedo escuchar golpearse nuestra piel junta. Él está gimiendo y se ve tan erótico con la cabeza hacia atrás y su mandíbula dura y aflojándose con cada golpe. ―¡Jagger! ―grito mientras finalmente caigo sobre el borde. Arqueo la espalda y él se agacha, tomando mis caderas en sus manos y empujándose contra mí con tanta fuerza que grito y me retuerzo. Él se inclina y muerde uno de mis pezones, haciendo que me estremezca y dé espasmos alrededor de él una vez más. Sus dedos me muerden la piel mientras se empuja con desesperación, en busca de su propia liberación. Cuando la encuentra, ruge y puedo sentir su pulso caliente y muy dentro de mí. Su pecho se esfuerza, sus bíceps están abultados. Todo lo que puedo pensar es en lo absolutamente hermoso que se ve ahora. Cuando bajamos de nuestra cima, él deja que me deslice fuera de sus caderas. Me tambaleo un poco, y él llega para sostenerme. Cuando me atrevo a mirarlo, capto una mirada llena de puro macho primitivo. Él está jadeando, y su hermoso pecho sube y baja con cada respiración. Sus mejillas muy enrojecidas, y su cabello negro está pegados a su frente. La emoción pasa entre nosotros, mucha, y me pregunto en qué estará pensando en este momento. ¿Estará tan asustado como yo? ―¡JAGGER! Oímos el estruendo en la puerta y me congelo. ―Mierda ―gruñe, saliendo de la ducha y secándose el cabello. Presiona una toalla blanca contra sus vaqueros para tratar de secarlos. Veo una mancha de color rosado tenue en la toalla y me doy cuenta de que es sangre. Oh Dios, me siento mal de nuevo. Trago, tratando desesperadamente de sacar la imagen del hombre golpeado y ensangrentado fuera de mi cabeza. Sé de quién es la sangre de los pantalones vaqueros de Jagger. Los saca, y se lleva la toalla con él. Me arroja una toalla y me ladra para que me vaya detrás de la puerta. La abre y lo oigo murmurarle a Angel en la puerta. ―Ella estaba tratando de suicidarse, chica loca ―le dice Jagger a Angel―. ¿Qué pasa? ¿Te encargaste del cuerpo?

62

¿Matarme a mí misma? ¿Cómo se atrevía a hablar sobre mí de esa manera después de lo que acabábamos de hacer? No sabe lo difícil que es para mí, escuchar a alguien llamarme loca. Cuando entra de nuevo en la habitación, me acerco y lo abofeteo. Él da dos pasos atrás, agarrándose la mejilla. ―¿Qué demonios? ―¡Cómo te atreves a llamarme loca! ¡Cómo te atreves! Él suspira y cierra la puerta, presionándome hacia la pared con las manos en mis hombros. ―Mira, a Angel no le importamos que… hicimos lo que hicimos pero a él le importará si se pone en modo de ordenar las cosas, por lo que es mejor si no lo sabe. ―Me llamaste loca ―susurro, sintiendo escapárseme una lágrima―. No sabes lo que eso me hace. Él se ve realmente herido por sus palabras, y se apoya para deslizar el dedo por mi húmeda mejilla. ―Lo siento. ―No estoy loca… Él suspira y toma mi cara en sus manos. ―Lo sé, créeme, lo sé. ―¿Qué pasó aquí, Jagger? Él cierra los ojos un momento. ―Algo que no puede volver a suceder. ―¿No significó nada para ti? ―susurro y mi labio tiembla. ―Ahora no vayas llorar y a hacerme sentir mal, Willow. ―Oh Dios, soy una idiota. ―Mira, la tensión sexual ha estada alrededor por un tiempo … eso es todo lo que fue. Me quedo boquiabierta hacia él. ―¿En serio? Él se pasa las manos sin poder hacer nada por su cabello. ―Basta, hablaremos de esto más tarde. Tengo que salir por la noche, ¿puedo confiar en que no huirás o necesito encerrarte aquí?
63

dándole con una mirada horrible―. Mantengo mi palabra Jagger. que es más de lo que se puede decir de ti mismo. 64 . Él da un paso atrás y me da una dura mirada.―Si quisiera huir ―digo. ―Willow… ―¿Nada Jagger? Recuérdalo. antes de girar y golpear la puerta con tanta fuerza que la ventana tiembla. lo hubiera hecho esta mañana.

pero tu risa es como el sol. dándome la vuelta para enfrentar a un Jagger divertido. ―Estás tirándole galletas a mi televisión. lanzando una galleta a través de la habitación. Me medio levanto y encuentro algo para picar. no una historia acerca de un asesino de masas. ―Bueno. nunca pasará. Acababa de decidirme acurrucarme en el sofá y buscar una película en los canales. no encuentro uno. Tan perfectamente hermoso. No encuentro mucho en realidad. muchas gracias. lo sé.Capítulo 9 Cuando Jagger se va. ―Te lo mereces. Opto por un poco de queso y galletas. ―Pude escucharte reír cuando salí del coche. creo que es muy entretenida. lanzándome abajo sobre el sofá. era tiempo de que tratara de hacer lo mejor de una mala situación. y me pregunto si Jagger vivirá aquí todo el tiempo. ―No soy oscura. Por supuesto. 65 . Él camina frente a la televisión y recoge la galleta que tiré. Ya es oficial. ―¡CORRE IDIOTA! ―le grito a la televisión. Era mejor que estar sentada en esa habitación. me he puesto a mí misma en la canasta de las tuercas. Oigo la voz y salto. o simplemente cuando roba y seduce a mujeres estúpidas que se van con hombres extraños a comprar bebidas en clubes. Me volví loca. antes de acurrucarme para comer y continuar mi horrible resoplar y mi risa. es hermoso. Supuse que estarías viendo una comedia. Me río y resoplo. Sí. Dios. ―Me enfado. estoy casi segura de ello. Está inclinado contra el marco de la puerta con una desequilibrada sonrisa en su rostro. busco en la casa un teléfono. ―Eres una chica oscura. apretándome el estómago y riendo como si no me hubiera reído en meses. pero tengo que intentarlo. encontrando la película patéticamente entretenida. sólo quiero que mi hermana y Ava sepan que estoy bien. Lo dejo en La matanza de Texas.

Él me sonríe y miro hacia otro lado. ―Frunce el ceño. Si nos encontráramos en otras circunstancias. ―Personalidades oscuras. ―¿Por qué? Me encojo de hombros. ahora cállate y ve la película. ―¿En serio. supongo que sí. ―Es un placer verte por aquí riendo.Él cae en el sofá a mi lado.. ―No. a veces las cosas más simples pueden formar grandes amistades. sí creo que Jagger y yo nos llevaríamos bien. ―Eso como que dolió.. debo haberme perdido eso. bueno. ―Sí. entonces me inclino hacia atrás y meto mis rodillas en mi pecho. Me da una y la tomo. ―Eso es un poco exagerado ¿no te parece? ―Tal vez. ¿podríamos llevarnos bien? Pienso en ello un momento. ―Bueno. Se ríe y niega. ―¿Qué estás diciendo? ―Nada. ¿quieres una? Lo miro con ojos muy abiertos. sintiendo mis mejillas enrojecer. ―Bueno. vamos a tomar una cerveza y sólo. no quiero pasar mi vida en esa habitación. ―Es la primera vez para mí. ―Aquí hay algo para ti. 66 . Él se pone de pie y camina hacia la cocina. ―Sí. y vuelve con dos cervezas. ―Voy por una cerveza. si nos hubiéramos encontrado de otra forma. tenemos mucho en común. sentarnos como si en realidad nos lleváramos bien? ―Nos llevamos bien. Él se inclina hacia atrás. llevarme bien con alguien porque es oscura. y puedo sentir su cuerpo caliente que irradia al mío.

estoy fuera de combate.―Sí jefa. Cuatro cervezas y otra película después. 67 .

―Nos iremos juntas. ―¡No puedo respirar! ―grito. ―Mamá. Si mamá se va. mamá. hay tanta agua que no puedo respirar. ―¡No puedo! ―¡Sí puedes! 68 . ―Willow. ―Sígueme. no soy lo suficientemente fuerte como para escapar. respirando sibilante y asfixiadamente. ¿qué sucede? ―No puedo respirar. pero no puedo respirar. sólo tienes que seguir lo que estoy haciendo. está bien. no puedo respirar. Respira profundamente. ―¡Mírame! ―ordena. por favor ―lloro. Me agarro la garganta. ―No estarás segura nunca más. No puedo respirar. Mis pequeños pies patean y me retuerzo desesperadamente. agitada y jadeante. luchando por mantener la cabeza fuera del agua. Ruedo del sofá y caigo de rodillas en el suelo. Estoy atrapada y pronto. no me hagas daño. ―Lloro.Capítulo 10 ―Por favor. la oscuridad se hace cargo. El agua inunda mi boca mientras ella empuja mi cabeza bajo el agua. Ni siquiera me había dado cuenta de que me había quedado dormida en el sofá con él. Pongo mi puño en mi pecho. Jagger agarra mis hombros y me gira. Lloro por mi papá. sólo tú y yo Willow. No puedo respirar. Me levanto gritando y jadeando por aire. ―Oye. Abro los ojos. No puedo respirar. no estarás segura. Tenemos que hacer esto. pero él no me oye y sólo me hace tragar más agua. Jagger está a mi lado en cuestión de minutos. Para siempre. No hay agua. oye. hey.

Me levanto y lentamente voy hacia el sonido. Jagger agarra mi barbilla y me levanta la cabeza. quítatelo ahora muchacha. nunca te pedí nada de esto así que deja de fingir que te importa. esa no fue ninguna vieja pesadilla. En el salón oigo a alguien comenzar a reproducir música alto. ¡Eres un monstruo. Sus nudillos están magullados y maltratados y está agitado. ―Otra. ―No es asunto tuyo ―lloro. ―Sigue adelante. saltando. no es nada. Me siento en el suelo hasta que me quedo sin ideas. nunca ha sido un monstruo conmigo. Jagger está en el salón. de pie junto a la ventana. ve debajo de tu perfección. Ha estado golpeando cosas de nuevo. Lo intento de nuevo. ―Sólo estaba tratando de ayudar ―dice él. Me dejo caer de rodillas y lloro. vamos. ―¿Qué pasó? ―Una pesadilla. con los brazos por encima de la cabeza y la frente apoyada en el vidrio. ¿Tanto le han dolido mis palabras? Se me aprieta el pecho. no me dejes. ―Mierda.Me esfuerzo por dar una respiración profunda y sólo me llena los pulmones a la mitad. nada más que un monstruo! Me giro sobre mis talones y me apresuro hacia mi habitación. Me siento horrible de inmediato. y me acurruco escuchándola hasta que mi respiración es profunda y firme de nuevo. levantando sus manos. ―Mi vida no es asunto tuyo Jagger. No es un monstruo. esta noche. 69 . no debería haberle dicho esas cosas a Jagger. ve debajo de tu hermosura. quiero ver tu interior. ve debajo de tu hermosura. quítatelo ahora muchacha. esta vez llego un poco más lejos. Después de cinco minutos estoy respirando correctamente de nuevo y mi agitación disminuye. no me dejes. cerrando la puerta con fuerza cuando entro. Cierro los ojos y paso mi mano por mi cara. No me dejes. ¡Sabes que no te importa! ―¡Me importa! ―¡Tonterías! ―grito―.

Él se endurece y cierra sus manos sobre las mías. pero todavía no se gira. lo deseo y eso es suficiente para mí. sólo quiero irme con lo que conozco. y luego se detienen. ―No quise decirlo Jagger. pero ahora mismo. Tal vez tengo una enfermedad.. con miedo de arruinar este hermoso momento entre nosotros. locos e idiotas. firme parte trasera. aplastando mis pechos contra su espalda y abrazándolo para tocar su abdomen. Prosigo más cerca de él. te deseo. Muevo los dedos arriba y abajo de su piel. Él acaricia mi mejilla. es que Jagger me hace sentir cosas que nunca he sentido antes. Lo deseo. Mis sentimientos por este hombre son reales. Lo que sé en este momento. 70 . no eres un monstruo. finalmente. pero aún dudo. lo succiono y lamo hasta que él jadea. pero no se gira. ―Esto está mal. Deslizo mis manos hacia arriba y sobre sus picos. Las notas de la canción están detrás de nosotros. pero son reales. Doy un paso hacia adelante y cuando lo alcanzo. Mantengo mi cabeza contra su piel. Es el momento en el que todo se reúne y comienza a tener sentido. sintiéndolo temblar ligeramente bajo mi toque.. Lo que sé es que tengo que confiar lo suficiente como para saber que esos sentimientos son reales. ―No me importa nada. Trazo pequeños círculos y. pero no lo hago. Nuestros cuerpos se mueven juntos y nuestros ojos están fijos. Presiono mis labios en la piel de sus hombros y él gime suavemente. pongo mis manos sobre su espalda desnuda. No me atrevo a hablar. insegura de si debo ir y tocarlo o no. y cuando la siguiente canción comienza. me empuja hacia el medio de la sala de estar y envuelve sus brazos a mi alrededor. y me gusta sentir que se mueven con cada estocada. y entonces presiono sus pezones suavemente. ¿Y si esto no es lo que pienso? ¿Qué pasa si esto es sólo una atracción mental? No quería pensar en ello. Sé que es una mala situación. estamos bailando. diablos.Lo miro por un momento más largo. Me quedo mirando los hermosos ojos azules y estoy perdida. Su respiración se hace más profunda y. sé que lo debo odiar. ―Willow. Se estremece. muevo mis manos abajo y sobre su perfecta. negándome a detenerme. deteniéndome. todo dentro de mí grita que lo consuele. se vuelve. Antes de darme cuenta. en este momento. ¿No desea esto? Beso su espalda. Él jala aliento. y cuando siento su pecho debajo de mis labios. Mis dedos juegan y acarician sus músculos firmes. pueden ser locos.

capturando mis labios en una suave caricia. por favor. Tiene una gran alfombra persa negra en el suelo y algunas pinturas exquisitas en las paredes. comienza a besar mis pantorrillas y muslos. y enredo mis dedos en los rizos del cabello en la base de su cuello. Se inclina y desliza su lengua por mi entrada hasta mi dolorido clítoris. antes de subir por mi cuerpo hasta que encuentra mi cicatriz. cuidando de no hacerme daño de ninguna forma. Cuando llega a mi palpitante sexo. Me acaricia suavemente. ―Jagger. tan necesitada.Sé tan loco como es. soy tomada en sus brazos y me acompaña hasta su habitación. lo que me lleva a alturas que nunca pensé que podría encontrar. Su mirada. Me besa en pequeños círculos por todas partes y luego continúa subiendo hasta llegar a mis pezones. por favor. Me suelta y besa más mis muslos.. Él libera mis labios y me mira a los ojos de nuevo.. se desliza sobre mis pechos desnudos.. Tira de mí más cerca. Se acerca a la cama y me pone suavemente. Desliza un dedo dentro de mí. Me retuerzo. hambrienta y desesperada. ―Te necesito. Caigo de espaldas. mientras el placer empieza a dispararse por mi cuerpo. la vista es tan erótica. Gimo. Luego lleva un dedo a sus labios y lo chupa. con revestimientos de color marrón oscuro. toma mis rodillas y las empuja suavemente para poder exponerme a su hambrienta mirada. El pensamiento me asusta como me emociona al mismo tiempo. que mi vida nunca será la misma después de conocer a este hombre. miro a mi alrededor. llévame a la cama Jagger. llevando un intenso estremecimiento a mi cuerpo. Entonces. Cuando enciende la luz. Grito y enredo mis dedos a través de la sábana de la cama. Se arrodilla y toma mis bragas y comienza a deslizarlas por mis piernas. Trago cuando Jagger mueve la cabeza hacia abajo. suavemente. Mis labios se moldean a los de él y él los está moviendo sobre los míos suave.. Chupa mi clítoris. Sin romper el contacto con mis ojos me quita la camisa y el sujetador. Tiene cuatro grandes postas en una cama matrimonial en el centro de la habitación. y 71 . y chupa mi clítoris con furia hasta que me retuerzo y grito con una poderosa liberación. Chupa cada pequeño brote hasta formar duros picos. Cuando las arroja a un lado. pero es muy agradable. Dios. desesperada por más. deslizando su dedo sobre mi clítoris y abajo sobre mi sexo húmedo. Nunca he estado aquí ni visto la habitación de Jagger. gimo y me arqueo.

luego se mueve a mi boca. Luego se empuja dentro de mí tan rápido y dolorosamente que grito y lo muerdo en el hombro. Puedo probarme a mí misma en él cuando desliza su lengua en mi boca para jugar suavemente de la mía. sintiendo las lágrimas caer por mis mejillas. Su cuerpo está caliente y duro contra el mío. desesperada por la liberación. si no. y pone su cabeza en el hueco de mi cuello y suspira. Entonces. Él se detiene. te necesito. rogando para que acabe de follarme. No empuja hacia adentro y elevo mis caderas. ―Si no quieres esto ―le susurro. por favor. carajo ―gruñe él. ―¡Me haces daño! ―Lloro. ―Eres ambiciosa.. Grito y empujo su pecho. se posiciona por encima de mí. simplemente empuja las caderas y envía un escalofrío a través de mí. y puedo sentir su pene contra mi dolorida entrada. Su dura longitud se desliza dentro y fuera. arrastrando los pies hasta que puede echarlos fuera. Agarra sus vaqueros y los baja. y la vista es realmente impresionante. acariciando ese lugar hasta que estoy poniéndome más y más. ¿por qué me lastimas? Él no contesta. 72 . Agarra mis muslos y fuerza mis piernas alrededor de él. Entonces sólo detente. ¿no? ―Sí ―gimo. ―Lo deseo. herida―.. Me sonríe. ―Entonces. ―Ay. apoyándose en sus codos. Él deja de sonreír y su mirada se vuelve intensa de nuevo. golpeándome con tal fuerza que duele. ―Jagger. sólo empuja y empuja con tal desesperación que me duele el corazón. Él se empuja más duro. pero él no se detiene. ―Jagger. ―Te ves hermoso cuando sonríes ―susurro. Me aferro a él mientras se aleja y lo hace de nuevo. ―¡ALTO! ―Lloro. Él no mueve la cabeza de mi hombro.

y sus ojos son salvajes y confundidos. dudando. Él gruñe. Su liberación es en silencio. aparte de ese dolido gruñido. y se encuentra a mi lado. y luego lo siento pulsando dentro de mí. ―Jagger. ese sexo estuvo mal. Es un error de muchas maneras. ¿Por qué me llama nena? No soy su nena. Empiezo a sollozar violentamente. por lo que se desliza hacia afuera.. sin hablar. sin decir nada durante un largo rato. Entonces ¿por qué todavía lo siento tan perfecto para mí? Él rueda fuera finalmente. esta situación está jodida. ―Jagger. Él se congela. ―Nada. dejando salir pequeños gemidos de placer mientras me conduce al borde. Cuando detiene su movimiento. ―Oh… Dios… ―grito mientras tiemblo a su alrededor con mi primer orgasmo. ―Estamos haciendo eso nuevamente ¿no? Bien. nada está pasando aquí. su ritmo es suave y lento. enterrando mi cara en su cuello. Así que no respondo. Sé lo que está pensando. Hipo y gimo. ―No. lo que me lleva al borde y mi llanto se convierte en una masa de hipos y gemidos. los dos nos quedamos allí... Suavemente mueve sus caderas. Me incorporo rápidamente. lo siento. vamos. mi cuerpo tiembla ligeramente. confundido. ―Debo irme ―digo finalmente. y puedo sentir que él tiembla. Se empuja de nuevo y gimo de nuevo. Acaricia mi mejilla. No soy nada para él. ―Nena.Él se detiene abruptamente y se desploma encima de mí. Eso sale duro y áspero. como quieras. simplemente continúo ahí y miro al techo. shhh. Finalmente levanta la cabeza. 73 . lo que me dice que lo dice en serio.. pero la fricción vuelve el sollozo en un gemido. Pronto. Él se mueve para salir de mí. sin mover su cara de mi hombro. Me aferro a él. infiernos. ―Shhh. ¿qué está pasando aquí? Él no responde. y comienza a susurrar lo siento y shhh.

Envuelve su brazo alrededor de mí y me jala a su lado. permíteme follarte más profundo. Dios mío. con voz débil. cuando todo en lo que creías está repentinamente mal? ¿El momento en que todo cambia? Cambia lo que eres. Ruedo sobre mi espalda y miro hacia al techo. impulsándose con más fuerza contra mí. No digo nada. ―No me gusta desearte. pero él me aferra y me aplasta con su cuerpo. ―No te ves bien.Empiezo a salir de la cama. Tú eres ese momento. Aplasta mi pecho hacia abajo sobre la cama y su cuerpo yace sobre el mío. deslizando sus caderas atrás y delante hasta que estoy temblando y llorando una vez más. lo que crees que eres y lo que serás. y no es sólo de un lado. ―Mueve tu trasero hacia arriba Willow. sus palabras lo prueban. ¿de nuevo? ―¿Sabes sobre ese momento en la vida. ―Sólo tengo muchas cosas en la mente. No me ruedo. Sus palabras hacen que un escalofrío corra a través de mí. Cuando sale de mí por segunda vez. No mueve su cuerpo fuera del mío. y dentro de él. Se mueve lentamente sobre mí. Me derrito en el colchón. lo sé. me quedo con la cara hacia abajo y mi cuerpo se siente débil. ―Lo sé. Willow ―susurra esas palabras en mi oído y todo mi cuerpo cede. Levanto mi trasero y él agarra mis caderas. Me lleva al orgasmo con sus dedos sobre mi clítoris y su longitud se desliza dentro y fuera de mí por lo menos dos veces más antes de que finalmente encuentre otra liberación por su parte. Sus dedos trazan sobre las cicatrices de mi vientre una vez más. su pene se desliza en mi calor húmedo y provoca que un gemido se me escape. ―¿Qué pasó? 74 .. pero no puedo detenerme ―susurra en mi oído―: No puedo detener esto. Él lo siente también. Asiento. sólo me tiendo allí preguntándome qué demonios estamos haciendo. El sentimiento es real. Puedo sentir que está duro contra mi trasero. ―¿Estás bien? ―pregunta. sólo me quedo ahí sobre mi estómago hasta que él se arrastra a mi lado. sino que empuja en mí una vez más.. Gimo y enredo mis dedos en las sábanas hasta que me vengo alrededor de él de nuevo.

―Eres un alma oscura también Jagger. no funcionó.Suspiro. Cuando tenía dieciséis años. he vivido toda mi vida en las tinieblas. mi línea de vida. Era una adolescente infeliz. ―¿Por eso estás en una banda? ―Mis chicos son mi vida. ―Me culpaba por la depresión de mi madre. soy yo Willow. Las pesadillas habían comenzado a tomar control de mi vida.. pero no duró mucho.. No fue hasta que mi hermana se acercó y me encontró. mi vida era un torbellino. intenté cortarme las muñecas.. no tengo a nadie más. aunque antes de esto mi vida estaba empezando a resolverse y estaba empezando a sentirme bien. un lado del que no querrás saber. ―Me deprimo fácilmente Jagger. Mi padre estaba de viaje todo el tiempo. no pude tomar más la agonía. Tenía culpa.. ―Es una parte oscura de mí Jagger. pero no habla.. de lo contrario habría muerto. Nadie me necesitaba. Una tarde. Jagger trazó las tenues cicatrices en mis muñecas y se las llevó a los labios y las besó suavemente. Todo era demasiado. sólo me permite mantenerme hablando. ―Me los hice yo misma. por casualidad.. Mi padre no se preocupaba por mí. me quedaba a cuidar de mi hermana pequeña que no sabía qué era un padre y no tenía apoyo. Rompí la ventana del baño y me corté tanto el estómago que casi morí. ―Entonces llegué yo y arruiné eso. ―Tengo toda la noche. Ellos son mi familia. ―Si alguien puede hacerle frente a oscuridad. Cuando tenía dieciocho. ―Es una larga historia. mi hermana tenía su propia vida. eres la única persona a quien le he dicho esto. ―Recibí ayuda. Le oigo dar un sonido de dolor. Me culpaba por mi familia cayéndose a pedazos. ―Sé lo que se siente ser oscuro por dentro Willow.. que no ha sugerido que busque ayuda. Todo era demasiado.. ―Willow... 75 . mi sangre. Cierro los ojos y suspiro.

―Son malas para ti.. Miro con pura satisfacción femenina su trasero que rellena los pantalones vaqueros y su cuerpo que se ondea cuando se mueve. No podía escapar. ―¿Qué? ―Pensó que era lo mejor. ―¿Qué quieres? ―pregunta él.―Lo entiendo. mi. ―¿Puedes cocinar? Él resopla y se vuelve para darme una mirada. ―Apuesto a que sí. que duele mirarlo. Se levanta y tira de sus pantalones vaqueros. me quedo ahí por un momento más antes de levantarme y vestirme. siento que el agua me rodea. ―No. ―Háblame de tus pesadillas. Supongo que por dos veces he tenido la suerte de conseguir ayuda. largo rato. Él jala el aliento y su cuerpo tiembla. Me estremezco. ―¿Cómo sobreviviste antes de mí? ―Comidas congeladas. Cuando sale. ―Entonces ven aquí y cocíname algo. ―Cuando tenía cuatro años. fue sólo porque un hombre pasaba que sobreviví. sólo me sostuvo fuerte bajo el agua. él está hurgando en los armarios.. Él asiente y nos quedamos en silencio por un largo. Jagger es tan jodidamente hermoso. Lo veo todo el tiempo en mi sueño. Cuando entro en la cocina. mi madre trató de matarme. Estaba enferma y pensó que la gente me lastimaría cuando ella no estuviera.. 76 .. sé lo que se siente tener padres como los tuyos. ―No. Estábamos nadando un día y. ―¿Tienes hambre? Mi estómago gruñe en respuesta y él bufa. ―Lo siento.

Cuando me acurruco bajo las sábanas. Los amaso y él gime. Ya no tengo miedo de Jagger. Resopla y se echa hacia atrás y sonrío hacia él inocentemente. Prepara unos sándwiches y me da uno. ―No puedo hacerlo de nuevo. pienso en cómo se ha vuelto nuestra relación. Caigo en el primer sueño profundo que he tenido desde que he estado aquí. ni me gusta la idea de que nunca pudiera verlo de nuevo. poniendo sus manos en mis caderas y presionándome de nuevo en el banco. y luego vamos a la cama. ―Hmmmmm… Sus labios rozan mi cuello y me estremezco. Pongo mi cabeza en mis manos y lloro. Oh no. niña? ―Podría ser. ¡Oh Dios! ¿Cómo no sentí que mi periodo se acercaba? ¿Cómo pude ser tan descuidada? Soy una de esas desafortunadas chicas a las que les brota de manera automática. ¿cómo puedo andar por ahí y decirle a Jagger que arruiné las sábanas? 77 . Él se vuelve con un bufido y saca un poco de pan. Hay sangre en todas partes. y siempre es malo. ―¿Me estás desafiando. ―Vamos. un simple sándwich de jamón ―sonrío. Cuando me despierto tarde por la mañana. ―Viejo. es debido a los intensos calambres en la región de mi pelvis. Comemos en silencio y hablamos por unas pocas horas más acerca de nuestras vidas. Está caliente bajo mis manos y sólo aumenta mi deseo. Pongo los ojos en blanco. presionando mis palmas contra su piel. mordiendo el lóbulo de mi oreja. Salto de la cama y miro hacia abajo. Sus labios vienen abajo a los míos y me estremezco. ―Hmmmm. jamón y queso. encontremos un poco de comida. Él ha crecido en mí. Deslizo mis manos arriba y alrededor hasta que encuentro sus picos. vas a matarme. pero le doy un gran bocado. Agarro sus lados. Oh no.Él sonríe y se acerca a mí. y eso me asusta tanto como me emociona. ―No te rías de mí de esa manera. ―Es lo mejor que tengo.

me pregunté… acerca de eso. ―Lo siento ―le susurro. ―Tengo mi período. ¿Qué horrible puede esto volverse posiblemente para mí? Cuando por fin salgo de la ducha. ―¿Qué pasó? Aparto la mirada y él agarra mi barbilla. ¿qué pasa? ―Estoy tan avergonzada. Jagger está de pie en unos bóxers. saco algo de ropa y miro las sábanas de la cama. Dios. Maldice y se da la vuelta. Sus ojos se mueven hacia arriba para mirarme cuando hago un sonido. ―Sé que probablemente estás disgustado. y sus ojos se amplían. Tal vez pueda lavarlas yo misma. ―No lo sientas. saliendo de la cocina. ―¿Willow? ―Yo… yo… ¡arruiné tus sábanas! ―¿Cómo? Dios. mis mejillas están sonrojadas y siento que mi labio empieza a temblar. inclinado sobre el mostrador mirando su teléfono. tan horrorizado. ―Bueno. Pongo mis manos sobre mi cara y exhalo con fuerza.Me levanto y corro hacia el baño. Entonces me doy cuenta de que no tengo que decirle sobre las sábanas. y camino tentativamente a la cocina. estará tan disgustado. moviendo mis ojos hacia él. Se vuelve a mirarme. tengo que pedirle protección. ―¿Qué haces con todas las sábanas? ―pregunta. anoche. voy a lavarlas y… 78 . ¡Malditas hormonas! ―Hey. ―Ummm… bueno… ummm… ―Ven y escúpelo Willow . Me quito la ropa y me meto en la ducha rápidamente. lavando la sangre. Las saco de la cama y las junto. Me atrevo a mirar hacia él. eh… Él se acerca y doy un paso hacia atrás.

¿podría ser peor? ―Sí ―murmuro. ―¡Estoy horrorizada! ―No es nada de qué avergonzarse. pero él se acerca y agarra mi brazo. Pongo mi cara hacia abajo y cierro los ojos. La gente te está buscando y nos mirará Willow. Jagger! ―Bueno. no lo sabía. ¿Necesitas… ummm…? Oh. Algunas mujeres son… ya sabes… 79 . ―Bien… ummm… ¿De qué tamaño? Empiezo a reír histéricamente. todas las mujeres lo tienen. bien… Voy a conseguirte… algunas. bien. ―No puedo dejar de… nada. Dios mío! ―le digo. mirando al suelo. lo perdí. cubriendo mi cara. ―Tampones… sólo tampones. Dios mío. ―No puedo hacer eso. sino la gente mala también. y no sólo las buenas personas. ―Llévame contigo. ―Um. ―¡Oh. Dios.―¡Willow! Me doy vuelta y corro hacia la escalera. ―Oh… um… ¿Dónde? Quiero decir… ¿dónde puedo conseguir eso? ¿Debo llamar a Maggie? ―¡No me estoy muriendo Jagger! ―Bien. ―No estoy disgustado. No por mucho. ¿qué debo comprar? ―¡Oh. ―Pero… tienes que comprar… Él se ve un poco pálido. esto es horrible! ―Mira. me gira. ―¡No hay un tamaño. sólo dime lo que tengo que hacer y lo haré. sabes que no puedo hacer eso.

―Acabo de recibir un golpe. Me ayudaron a salir. También dijeron de las películas… así que… tengo algunas. bueno. conseguir tampones para su “novia”.. me iré ahora antes de que esto se ponga más vergonzoso para cualquiera de nosotros. ―No lo hagas. Él agarra las llaves y toma unos jeans del sillón y se los pone. no lo sientas. Luego saca chocolate. fuerte. ―¿Qué es todo eso? ―Las chicas dijeron que tendrías una locura hormonal y necesitarías un montón de mala. ¿cuántos tampones habrá comprado? Las arroja en la encimera de la cocina y me da una mirada exhausta. ―Me río histéricamente. ―Lo siento ―le digo. Jesús. ya lavé las sábanas y la ropa. También te conseguí analgésicos y alguna elegante mierda de calor que hace que todo se sienta mejor. .―¿Más grandes de ahí abajo? ―Sí. amable y generoso de un “novio” ―hace comillas en el aire―. * * * 80 Cuando Jagger vuelve.. helado. ―¿Así que fuiste golpeado por eso? ―Sí. golpeado por dos mujeres que me miraban estúpidamente en el anaquel de tampones. pizza y unas películas. te gusta esta venganza. Me río y él pone los ojos en blanco. Él abre la bolsa mientras todavía estoy riendo. mala comida. Entonces jala una camisa de color negro y desaparece por la puerta antes de que pueda decir otra palabra. ―Lo siento Jagger. Él camina por las escaleras con tres bolsas. ―No. Lo miro en shock. ―¿Qué? ―Al parecer es terriblemente dulce. Me lanza tres paquetes de tampones.

Él lidió con ello muy bien para lo que cuenta. tragándome las lágrimas..Dejo de reír y estoy mirando hacia él ahora. ―Sí. Cuelga el teléfono y se vuelve a mí. tráelo. Él se ve herido por un momento y. Golpea cosas y maldice. Habla con rapidez y dureza. Me mira y sus ojos se suavizan. Entro en el dormitorio y me limpio. No es el mismo de esta mañana y me pregunto qué estará pasando. simplemente golpea una lata abajo y maldice una vez más. Él levanta las cejas. Esta tiene que ser la cosa más bonita que nadie alguna vez haya hecho por mí. Ahora ve y acomódate a ti misma. Algo definitivamente NO está bien. te secuestré. ―Sí. bueno. allí tigre. ―Eso es sólo triste. lo menos que puedo hacer es asegurarme de que estés bien. dándome un beso suave de regreso. ―Bueno. ―¿Jagger? Él no contesta. Lo hace sin embargo. besándolo con tal ferocidad que le toma un momento responder. salgo y él está en el teléfono. esta es la mejor cosa que nadie ha hecho por mí. y comienza a revolver en la cocina para buscar comida para el desayuno o el almuerzo. ―Gracias. ―¿Está todo bien? Él asiente. envolviendo mis brazos alrededor de su cuello y presionando mis labios en los suyos.. ―De la risa al llanto. su cara se ve un poco… herida. aliviada de que haya terminado. quien la devuelve débilmente. ―Gracias Jagger. no soy del todo malo. Cuando estoy limpia. Tomo la bolsa de golosinas y le doy una sonrisa. ―Whoa. estás fuera de los límites ahora. Me lanzo hacia él. el que sea en el que estemos. entonces asiente. ―¡JAGGER! 81 . ―Es triste pero cierto. las mujeres estaban en lo cierto acerca de las hormonas.

―Él no vino por mí. ―No lo sé. te veré más tarde. Supongo que esto significa que ahora puedo ir… Ni siquiera sé lo que siento más por mi casa. No le haremos daño si nos da lo que queremos. forzándome a mirarlo. estaba preocupado. he pensado mucho en él. Estoy tan enojada con él. Asiento. o lo encontraron? ¿Le importa que no estuviera? ¿Se preocupó por mí? ―Yo… yo… ―Él está bien. Entro en mi habitación sin otra palabra. sabía que no lo haría. ―Necesito estar sola… ―Lo siento Willow… ―Estoy cansada. De todo eso. Fue suficiente para seguirle la pista. Si no me voy. nunca me liberaré de esta depresión. él no te merece. Me duele el pensamiento de no ver a Jagger de nuevo. hubo momentos en que sabía que nunca lo volvería a ver otra vez y sentí el dolor de eso. pero… pensé… ―Él hizo llamadas. Todo es confuso y es probable que sea hora de que encuentre mi libertad. Me da miedo la idea de que podría mirar por encima de mi hombro por el resto de mi vida. Angel encontró su casa y se apoderaron de él anoche. ¿Vino por mí.Se da la vuelta para mirarme. pensando en eso. ―No me mires así. dándole la espalda. Mi corazón se hunde. ¿Él no salió por su cuenta? Miro hacia abajo y Jagger agarra mi barbilla. Estarán aquí dentro de media hora. Mi corazón llega a un abrupto salto y lo miro. 82 . Mi padre. Pensé que estaba muerto. tan herida y confundida. Mis emociones se disparan y no sé lo que siento con la idea de ver a mi padre otra vez. viene hacia acá. pero ahora lo han capturado y todo es real. ―¿No quieres verlo? Hago una pausa. ―¿Qué? ―¿Cuál es el problema? ―Ellos tienen a tu padre.

¿No tienes nada más que decir? ―Siento que pensaras que estaba muerto. ―Sabes qué. Mi padre se ve exactamente igual. y mis ojos caen sobre Jagger por un momento. supongo que eso es algo ¿no? ―Willow. Sus ojos caen sobre mí y se ensanchan. ―Supongo que lo es. espero que tengas todo lo que te mereces. ―¿Papá? Todos los hombres se vuelven a mirarme. Él se ve… muerto. Siento un sollozo subir a mi garganta y hago un sonido estrangulado. Compartimos facciones similares. soy libre de irme… ¿no? 83 . Tomo una respiración profunda y salgo por la puerta y ahí está él. los mismos labios gruesos y el tono de la piel.Estoy en medio de la meditación mientras las siguientes dos horas de mi vida se van. ¿podemos hacer esto más tarde? Mis ojos se abren y lágrimas calientes caen por mis mejillas. Él está aquí. Cuando llego a mi habitación. sin emociones. Sus ojos se encuentran con los míos y no estoy segura de si veo la emoción correcta pasar por ellos. empiezo a tirar mi ropa en mi bolsa. ¿estás bien? ―dice mi padre simplemente. ―¿Qué estás haciendo? ―Lo tienes. está aquí. cuando oigo voces externas. ―¿Eso es todo? ―le susurro―. eso es todo lo que obtengo. no podía decírtelo. Eres un cerdo. con el cabello castaño oscuro y luminosos ojos azules. una promesa es una promesa Jagger. Jagger corre detrás de mí y sus ojos caen sobre mis maletas. mi padre. entonces. ―¿Y qué hay de tratar con pandillas y con gente mala? ¿No crees que podría afectarme? ―Willow. Él se ve que lo siente. el hombre que creía que estaba muerto. Él me mira. esposado y sentado en el sofá rodeado por cinco hombres. ―Willow… Me doy la vuelta y salgo corriendo. incluso. sus ojos azules son intensos. ¿Eso es todo? ¿Estás bien? Después de todos estos años. ―Bueno.

no quiero quedarme. Me iré. 84 . No creo que estés en peligro. ¿estoy segura? ―Tengo lo que quieren. dilo ahora. Jagger. pero ¿qué puedo decir? ¿Que quiero quedarme? No. ¡No quiero jodidamente nada! ―Si así es como te sientes. Me meto en el asiento delantero del coche de Jagger y un momento después él se desliza a mi lado. no tienen razón para ir a algún lugar cerca de ti. tengo que salir y tomarme el tiempo para aclarar mi mente. tengo que hacer esto. Tengo la intención de cumplirla. herida por su arrebato. ―¿Y eso es todo? Él se encoge de hombros con el rostro duro como piedra. Sé que debo hablar. Vendrán a mí. ¡así que vete. ―Está bien. Está claro lo que quieres y te hice una promesa. ―Eso es todo. Acabas de decir que quieres irte. ―Nada. no veo a mi padre otra vez. Angel dijo que saben que tenemos a tu padre. se lo llevaron al sótano y empujo las imágenes de mi mente.Él mira hacia otro lado. ―Correcto. ―Y de la otra pandilla. ―Willow… ―Quiero irme. y luego salgo y bajo las escaleras. y estoy viéndolo irse. Por mi propia cordura. Tengo que irme―.. porque no juego maldito juegos de mente.. ¿ahora está enojado? ¿Cómo puede estar enojado? ―¿Qué quieres Jagger? ―rompo. Se vuelve y sale como una tormenta. no voy a discutir contigo. ―¿Podemos hacer esto después? Quiero hablar y tengo mierda que hacer. maldita sea! Oh. ―¿Y nosotros? ―No te mantendré aquí cuando no has querido nada más que irte desde el mes pasado. bien. ―Si tienes algo que decir Willow. esto será fácil. con el rostro endurecido. pero tampoco quiero alejarme de él. Si eso no es lo que quieres… ―Es lo que quiero ―le digo. es todo para ti. Recojo algunas cosas.

―¿Tuviste esto todo el tiempo? ―Por supuesto que malditamente lo tuve. Jalo el teléfono de su mano. ―Buena suerte ―murmura. de cualquier cosa. No ocultes las cosas de mí Willow. ―¿Qué más jodidamente quieres de mí? Te negaste a hablar conmigo. llámame. Lo he deseado durante tanto tiempo. ahora vete de mi coche. y enojadas lágrimas caen por mi cara. si no puedes llevarme a casa. Levanto la vista y me encuentro con su mirada dolida. Saca mi teléfono y lo empuja hacia mí. 85 . llámame. déjame llamar a alguien. quiero irme a casa así que sólo llévame a casa. Se acabó. tienes razón. trago y salgo del coche. ¿por qué me duele tanto? Cuando nos detenemos en mi complejo de apartamentos. ―Mi número está ahí. Me entrega mi bolso y jadeo. ―¿Ya terminaste? ―chasqueo. ―Si te enteras de algo. si alguien te molesta o te ocurre algo.―No hay nada que decir. pero buena suerte? ―¿Eso es todo? ―le susurro. y comienza a conducir. ¿Dónde diablos me tenía? Mi estómago se retuerce ante la idea de volver a casa. no me sorprende que sepa dónde vivo. Asiento. ―Willow… ―Por favor. ¿Eso es todo? ¿Te secuestré durante más de un mes. parte de mí tiene la esperanza de que diga algo y rompa este terrible silencio. Espero. Ya terminó. Viajamos por unas sólidas dos horas antes de por fin ver la ciudad. No estarás completamente a salvo hasta que me deshaga de Manchez. y sus dedos rozan los míos. Él susurra una maldición y enciende el coche. Ahora. Estoy cumpliendo con mi parte del trato. y mis conocidos hicieron de tu vida un infierno. Él baja su pie al suelo tan pronto como cierro la puerta. pero simplemente se gira y mira fijamente hacia el frente. ―Oh. las averiguaré con el tiempo.

¿Qué voy a hacer ahora? ¿Cómo es posible que alguna vez regrese a la normalidad? ¿Cómo es posible alguna vez olvidarlo? 86 .

sabes eso. ―¿Cómo? ―espeta ella. Jagger es real y lo que tuvimos fue real. ―Tú no entiendes. Cuando estemos dentro. Cariño. no fue cruel. podría haber sido mucho peor para mí. cariño. hermosa Willow. Si los llamas mentiré. ―Oh. ―¡No abusó de mí! ¡No fue así! ―Oh. necesitas ponerte en contacto con la policía. no es real cariño. ―Oh Dios. ¿qué te pasó? Acaricia mi cara y solloza incoherentemente.Capítulo 11 Nunca olvidaré la cara de Ava cuando abre la puerta y me ve parada lastimosamente en ella. No me tomó para hacerme daño. ¿verdad? Son emociones falsas porque él era tu luz en una época oscura. hasta que la tranquilizo asegurándole que estoy bien. ―Oh. Te importa él. sintiendo mi labio inferior temblar. sólo te llevó a un lugar y dejó que los demás te lastimaran. Sé lo preocupada que debe haber estado. ¿verdad? Aparto la mirada. No los llames Ava. Willow. Grita. promételo. no es real. por lo que le digo todo. Dios ―susurra―. ―Sé qué es real y qué no ―la corto―. ―¡Él te secuestró! Fuiste abusada durante más de un mes. He lidiado con esto en mi propia cabeza. ―No. de principio a fin. yo estoy tranquilizándola a ella. Para el momento en que termino. cierra la puerta y me ayuda a sentarme en el sofá. ―¿Qué pasó? Mentir no estaba en mi naturaleza. 87 . y luego se desmorona conmigo en sus brazos al suelo donde sollozamos y nos aferramos la una a la otra por más de una hora. pero sé lo que debe parecerle a ella. sé que probablemente se culpa a sí misma. está llorando otra vez y estoy aferrándome a ella. ―No ―le digo con firmeza―. ―Si la otra pandilla me hubiera raptado… mi vida habría sido mucho peor. Qué extraño.

Me tomé la copa con él. podrías estar en peligro? Me tapo la cara y suspiro. agitando las manos. sabes eso ¿verdad? ―Sus labios tiemblan y me apuro. ―No. y no buscar ayuda para asimilarlo.―¿Y ahora. por favor. ―La llamaré en la mañana. es mi padre ―lo vomité. irán tras él para conseguirlo. sólo necesito tiempo. ―Por supuesto. Ella me abraza de nuevo y me acaricia el cabello. Rompo mi regla de no mentir. ―Lo estaré. ―No sé cómo encontrarlo si lo intentara. y decido no contárselo. 88 . ―Willow… ―Si alguien tiene la culpa aquí. ―Ava. debería haberte vigilado. No puedes pasar por lo que pasaste. ―Estoy bien. no… Tomé mis propias decisiones esa noche. No fue tu culpa. ¿verdad? Pienso en el número de Jagger en mi teléfono. Quieren lo que Jagger tiene. Ella entrecierra los ojos. ―Voy a ducharme. tomándola en mis brazos―. estaré aquí. ―Tómate tu tiempo. ―Está bien. no podrías haber evitado eso. sólo necesito esta noche. Me doy vuelta mientras llego al pasillo y grito su nombre. Ella se vuelve y me mira. no tras de mí. ―No fue tu culpa Ava. bien. ―No debería haberte dejado tomar esas bebidas. ha estado fuera de sí por la preocupación. ―No estarás en contacto con él. no debería haber dejado que te llevara en primer lugar… ―Ava. no lo estás. creo que necesitas conseguir algo de ayuda sin embargo. las pandillas no tienen ninguna razón para venir cerca de mí ahora. ¿qué tal una taza de té? Asiento débilmente y me paro. ―Debemos llamar a Jenny.

Voy por mis contactos. hasta que finalmente respondo. Jagger eliminó todas mis llamadas perdidas. Ha pasado tanto tiempo. nunca dijiste que quisieras algo 89 * * * La siguiente semana de mi vida es dolorosa. ―Tal vez. mintiendo entre dientes para proteger a un hombre que ni siquiera me . espero que encuentres lo que estás buscando. Sé q no lo ves ahora. pero es lo mejor. respóndeme. Cambió la tarjeta SIM. Contemplo mi respuesta por mucho tiempo. ―Ríe débilmente y resopla una risa. y tenía la esperanza d q nunca pensaras en mí d nuevo. Inteligente de su parte.―Tal vez tengo que pedir ayuda también. Miro alrededor. todo se siente extraño para mí y me siento fuera de lugar. Encuentro el mensaje que acaba de llegar y mi corazón se acelera cuando veo el nombre de Jagger. Tal vez no. Si me hubiera quedado en casa esa noche… no… no puedo pensar así. W: No importa lo que sea bueno para mí. J: Por si sirve d algo. Sólo su nombre aparece. y lo saco. supongo. Tenía la esperanza d q encontraras la felicidad d nuevo. Apago mi teléfono con la intención de nunca volver a encenderlo. nunca quise q nada malo te sucediera. me voy a mi habitación. J: Dijiste que querías irte… más. Cuando la dejo para que haga el té. El teléfono emite un tono en mi bolsa. mensajes y correos de voz de amigos preocupados y de mi familia. no lo hice. Todavía están allí desde la noche en que salimos. y veo la ropa en el suelo. Paso horas en el departamento de policía. J: No… Joder… Willow. Me doy cuenta inmediatamente que todo fue borrado. Eso o cambió la tarjeta SIM. W: No. J: ¿Qué significa eso Willow? W: Adiós Jagger. Sabiendo que es probablemente la última vez que hable con Jagger de nuevo. Nunca lo sabré ni tu tampoco. Tal vez estaré mejor. cuando tiré toda mi ropa al suelo para tratar de encontrar el traje perfecto.

pero el amor es para las personas enamoradas. básicamente. Jagger. Sé que debe terminarse. se preocupó lo suficiente. que sé que no lo está. Le dije lo peligroso que sería que dijera la verdad. ―Él se hizo cargo de mí. No tengo ninguna duda al respecto. a la mierda con su asentamiento de cabeza. Mantuve los detalles al mínimo. Willow. Les digo que me vendaron los ojos. ―¿Por qué no nos fijamos en el hecho de que no te ha contactado en toda esta semana pasada? ―Le dije que no lo hiciera. Ella asiente de nuevo.desea. este hombre no te ama. ―Entonces. Debe pensar que estoy loca. No necesitaba ese dolor. La doctora Peterson es una mujer bastante alta con el cabello rojo llameante y ojos azules. ―Preocuparte y amar son dos cosas diferentes. 90 . usted no entiende. ―Me hizo el amor. se asustó cuando estuve herida. Que me dejaron salir después de un mes. Le dije a Ava que declarara lo mismo. así que hago cita con un psiquiatra. No tengo el Síndrome de Estocolmo. ¿qué pasó después de que ustedes dos tuvieron sexo? La miro. no quería que supiera sobre mi padre. y me dijo cosas buenas. Estoy sentada en su oficina el día ocho. Por lo que me dices. las palabras no pueden describir el dolor que siento. e hice mi mejor esfuerzo para consolarla. y que no vi ni oí nada. Mi hermana Jenny lloró durante días a mi lado. a pesar de que ella quería delatar a Jagger. como si estuviera de acuerdo con todo lo que digo. Lo extraño tanto. y no lo justifico. y que no sé por qué. mirando la pared con expresión sombría. Así que. Sonríe mucho y asiente constantemente. ―Lo sé ―chasqueo. ―¿Y no crees que un hombre enamorado lo intentaría de todos modos? ―Sé lo que está pensando. No fue un monstruo. la semana ha sido un infierno y todo lo que puedo pensar es en él. ―Creo que crees que hiciste el amor.

¿qué es lo que hace que quieras estar tanto con él? ―No dije que quiero estar con él. ―¿Por qué no me dices más sobre tus sentimientos por este hombre? Ayúdame a entenderte. ―¿Por qué sólo cambias de tema Willow? Me enfado. ―No estoy loca. él fue diferente. no sé nada. si bien es común en las víctimas de secuestro. ―¿Cómo cree eso? ―resoplo. Fin de la historia. ―Aunque creo que este hombre no tuvo la intención de lastimarte. Ella asiente y luego cierra su libro de notas. 91 . ―Se preocupó. ¿podemos dejarlo? Sobreviví. No tiene sentido en mi mente. ―Nunca dije que lo estuvieras. ―Está bien. Me preocupo por él y no sé por qué. la otra opción podría haber sido mucho peor. en un sentido. ―Mis sentimientos no son falsos. no estoy muy segura de que iría tan lejos como para decir que se preocupa por ti así que dime cómo llegaste a sentirte de esa forma por él. me siento como si estuviera perdiendo la idea.―No dije eso. Me estremezco. ―¡Porque no sé cómo responder sin sonar loca! ―Entonces dime. lo atravesé y estoy libre. entonces ¿no lo echas de menos? ―¡Por supuesto que sí! ―¿Puedes decirme por qué? ―No sé por qué. Fue dulce y cariñoso. Cuando hicimos el amor. fue… hermoso. ―Por lo que me dices. creo que tu caso es un poco diferente. Ella se inclinó hacia atrás en su silla y escribe algunas notas más. Tu secuestrador no te secuestró para lastimarte. y te secuestró para protegerte. ―¿Se preocupó? ―En serio. odio extrañar a alguien que me hizo eso.

bebiendo mi café. ―Willow… no estamos tratando de hacerlo. lo echo de menos. ―¡No soy una enferma mental de mierda! ―grito. golpeando la mano sobre la mesa. Dios. ―Iré Jenny. Mi psiquiatra trata de darle sentido a eso. Estoy por todo el lugar. bueno. y no me siento mejor. Me resulta difícil acomodarme de nuevo. No puedo poner nada bien en mi cabeza. no creo que estés lista ―dice Ava. pero tienen que entender lo difícil que es para mí. lo hará.―Creo que es suficiente por hoy. está bien. ―Bueno. No puedo pensar con todo esa asfixia. sólo quiero recuperar mi vida y ustedes dos me están asfixiando. no espero que vengas ―dice Jenny. de pie. a mí. No he encendido mi teléfono y me niego a hacerlo. necesito aire fresco. coincidiendo con Jenny. ―Willow. Camino las cuatro cuadras a nuestro apartamento. por favor… ―Jenny suplica. y por qué te molesta y tráeme algunas notas para nuestro siguiente período de sesiones. Quiero que vayas a casa y pienses en por qué lo defiendes. Jagger está en mi mente día y noche y no puedo respirar bien sin él y eso me asusta como 92 . Ella asiente y Ava también lo hace. ―No me importa Jenny. Ambas chicas me miran con ojos muy abiertos. porque tengo que aprender a vivir de nuevo. Echo de menos a Jagger. tengo que volver a la vida. * * * ―Willow. Es la noche del cumpleaños de Jenny y dará una fiesta en un club local. Es el día dieciocho de mi liberación. Me levanto y salgo. Está tratando de decirme que no tengo que ir. Estoy resentida con él. Lo amo. No le doy las gracias o digo cualquier otra cosa. pero no llega a ninguna parte. ―Willow. Esto golpea mi cabeza y no puedo lidiar con eso. ―Las veo esta noche chicas. ¡lo están haciendo! ―grito. más temprano que tarde ―digo. Si quiere encontrarme. Lo odio. poniendo un poco de azúcar en su café. Sólo quiero ser normal. Sé que lo hacen con el mejor interés del corazón. eso no ayudó a mi caso―.

―¿Qué? ¿Quién? Asiento y ella se da la vuelta. y por primera vez en semanas. las ayudo a prepararse. me siento normal mientras nos reímos y nos peinamos una a la otra. Sé que no es la manera correcta de hacerlo. ―No. Gracias a Dios no es al que Ava y yo fuimos. Literalmente. caminamos al club. ¿Cuánto tiempo han estado aquí mirándome? ¿Me están siguiendo? Ay. Lo odio por eso y espero que se pudra en el infierno a donde pertenece. ―Tenemos que irnos. debemos llamar a la policía. por lo que fue elegido. me siento bien. se detiene. mirando a Jagger. Me niego a revolcarme por más tiempo. pero estar libre de esos sentimientos por un momento es agradable. Tengo mi cabello hacia abajo y cubre mi vestido negro de corte bajo. Los amigos de Jenny la encuentran y chillan y comienzan a desearle feliz cumpleaños. Ahora. Cuando Ava y Jenny se van de compras y vuelvo a casa. Cuando estemos listas. Ava y yo vamos a la pista de baile y me aseguro de que todas mis bebidas sean compradas por mí y sólo por mí. Me emborracho muy rápidamente. Dios. sólo vámonos. ahora. ―Oh Dios. Jagger y los chicos están de pie y mirándome. Por la parte trasera. cuando veo un grupo de hombres de pie en la esquina en dirección de las luces. ¿Por qué? Porque mi espalda tiene ahora cicatrices permanentes por la paliza de Snake. La noche comienza con buen pie. ―¿Y Jenny? Exploro la pista de baile. Por un momento. El club que elegimos es más silencioso que la mayoría. no creo que me atrevería a entrar ahí. ¿es que me secuestrarán otra vez? Mis ojos se encuentran con él y estoy segura de que lo veo estremecerse.el infierno. estoy lista para salir. ―¿Por qué. Agarro la mano de Ava. no puedo verla. Ningún argumento funciona conmigo otra vez. Se siente… bien. Ava y yo nos empujamos a través de la multitud por otra copa. porque no sé por qué me siento así y estoy asustada de estarme perdiendo poco a poco. en cambio. Mi corazón se detiene. qué sucede? ―Él está aquí. 93 .

cuando una mano alcanza mi brazo y me da la vuelta. me toma la mano y nos apresuramos a la parte trasera. Estaré bien. ¿de acuerdo? Es urgente. Lucha y grita mientras Angel y Ace la arrastran a ella y a Jenny al coche y las empujan dentro. ―¿Qué? ¡NO! ―Él está aquí. Su boca baja a mi oído. ―Les prometo que estará a salvo. tragando saliva. ―¿Me has estado siguiendo? 94 . Ava me mira y yo asiento. ―No tengo nada que decirte. por favor ―lloriquea Jenny. me lanzo y la tomo del brazo. Jagger me empuja contra la pared. por favor. Asiento. ―¡Déjala ir. Jagger me deja ir y se vuelve hacia las chicas de nuevo. maldito idiota! ―grita Ava. ―A casa. Estoy borracha y es imposible tratar de alejarlo. Te lo prometo. Entonces todos entran y se van. Eso es suficiente para ella. la dejaré en casa tan pronto como haya terminado ―dice Jagger. ―Te doy mi palabra. pero Jagger me tiene. ―No te lastimaré ―dice Jagger mientras Ace aprieta a Jenny y sostiene su espalda. ―Nos tenemos que ir. su cuerpo duro se presiona hacia mí y con eso me devuelve a la vida. ―Jagger. ―Déjame. no me hagas esto otra vez. ―Willow. ―¿A dónde las llevan? ―grito. ―Ava ―le susurro―.Cuando la veo en la barra. ―Sólo tengo que hablarte. ―Bueno. ¿por qué estás aquí? ―Tenemos que hablar. Acabamos de llegar a la puerta. vamos. Jenny grita y lo golpea con su bolsa y Ava grita mientras Angel se la lleva y envuelve sus brazos a su alrededor. Yo grito y pateo. no me diste opción.

―Shhh. estás haciendo esto tan difícil para mí… Estoy retorciéndome y agitándome. pero lo ataco y me escabullo. hey. ―Jagger… ―gimo cuando levanto la pierna y la pongo alrededor de su cadera. entra. sólo quería olvidarlo y todo lo relacionado con él. Jagger. Dios. Sus pantalones son de color azul oscuro y tiene una cadena de plata gruesa alrededor de su cuello.Él se congela y mira hacia mí. No puedo evitar que mis manos. ―Te he echado de menos. Grito y pateo. Me empuja hacia su coche. Sólo quiero alejarme de todo esto. De pronto. ―¿Y? ―le susurro. ―¿Por qué? ―Es una larga historia. sus labios están en los míos y oh. mi vida ha sido horrible en las últimas semanas. Su cabello oscuro está sucio y tiene una ligera sombra de barba en esa hermosa mandíbula. y me golpea contra la puerta. se deslicen por su cuello y se enreden en su cabello y tiro más profundo de su beso. ―Sólo esta noche. ―Por favor. se ve hermoso en él. Me derrito en el coche mientras empuja su cuerpo sobre el mío y me asegura entre la puerta y él. ―Este vestido es demasiado malditamente corto. no voy a raptarte de nuevo… ―Por favor. shhh. ¿Jagger está jugando al preocupado? ¿Está siendo posesivo y sobre protector? Mi corazón se acelera. ―Willow. ―Lloro. 95 . no me gusta. déjame en paz. Él gime y mueve las manos hacia abajo a un lado de mi cuerpo. haciéndome temblar. ―Entonces. malditamente te he extrañado. Lleva un jersey blanco con escote en V. Él se las arregla para agarrar mi brazo de nuevo. hey. moviendo la cabeza de lado a lado. Dios. sin mangas y Dios. me derrumbo. me da una buena mirada bajo la luz de la calle. fallando las dos veces.

esto está sucediendo tan rápido. ―Tenemos que hablar. Él se queja de algo y. Miro a las estrellas y me pregunto qué demonios pasó. ¿Por qué no lo estoy empujando lejos y lo ataco? Dios. ¡Corre Willow. Whoa. Sorprendentemente. me conduce a mi apartamento y veo el otro coche en el frente. vamos a hablar para que pueda irme. Me aferro a él. Yo grito y agarro sus brazos. Cuando deja de empujar. ―Te he echado de menos ―murmura. Él se empuja con necesidad. profundo y duro. nena? ―Sí ―me quejo cuando desliza sus dedos debajo de la tela y los mueve por mi clítoris. En ese segundo. necesitándolo tanto que no puedo pensar con claridad. ―¿Entonces por qué lo hiciste? ―le susurro. lo empuja dentro de mí. 96 . ¿Acabamos de follar en la parte de atrás de un estacionamiento? Jagger toma mi cara y se inclina para encontrarse con la mía. pero por un momento. Sus brazos están duros y tensos bajo mis palmas y sus caderas se retuercen. estoy tan sola. retorcido y malo.Desliza la mano por el interior de mi muslo y encuentra bragas mojadas. ―¿Estás tan jodidamente mojada por mí. Su boca se mueve hacia abajo para morder mi cuello y clamo mientras un intenso orgasmo rasga a través de mi cuerpo. Me estremezco violentamente y me aprieto alrededor de él explotando con un gruñido ronco. dejando mi cabeza recostada en el coche. Entro y espero a que llegue al otro lado. corre ahora! No te hundas con él de nuevo. apoyando su frente contra la mía. porque lo he necesitado tanto. gruñendo mi nombre y aplastando mis labios a los suyos. ―Está bien. me siento como si todo estuviera bien de nuevo. con voz ronca. Es enfermo. Su mano libre desabrocha su cinturón y siento cómo se baja el pantalón lo suficiente para liberar su duro pene. golpeando mi cuerpo contra el coche. ―Por favor… ―Lamento tener que irrumpir en tu vida otra vez. después abre la puerta del coche para mí. Pongo mi ropa interior en su lugar y bajo mi pierna. sale de mí y de un tirón se sube sus pantalones. tirando de mi cabeza hacia atrás.

El alivio me inunda. ―¿Por qué estamos aquí? ―Porque tengo que hablar con todas ustedes. ―¿Qué pasa? ―Sólo entra. Le disparo una mirada asesina y, entonces, salgo del coche. Cuando llego al interior, Ava salta y corre hacia mí, abrazándome herméticamente. ―¿Estás bien? ―Estoy bien, está bien. Jenny se queda en el sofá, me da una débil sonrisa, pero no se ve que tenga más miedo. Angel y Ace están aquí, el resto de los hombres se fueron. Angel asiente hacia mí, y yo le doy una breve sonrisa. Cuando Jagger entra, Ava y Jenny lo miran fijamente con ojos muy abiertos. Sé lo que ven, él es hermoso. ―¿Por qué está él aquí? ―pregunta Ava. ―¡Pregúntale a él! ―Cómo te atreves a venir aquí después de lo que le hiciste a Willow ―gruñe, señalando con el dedo a Jagger. ―Siéntate ―espeta Jagger, y los ojos de Ava se abren. ―¡No eres bienvenido aquí! ―Ava, sólo escucha, ¿por favor? ―le digo, tomándola de la mano y tirando de ella hacia el sofá a mi lado. Jagger ve en todo el apartamento, y luego se vuelve hacia mí. ―¿Has visto a tu padre? Jenny y yo jadeamos y gemimos. ―Así se hace Jagger. ―¿Qué? ―¡Ella no lo sabe! ―¿De qué estás hablando? ―grita Jenny. ―Él está vivo Jen, es por eso que me raptaron. ―¿Qué? ―grita ella. ―Tú puedes explicar esa Jagger ―rompo.
97

Me siento y escucho como Jagger va otra vez, muy brevemente, sobre lo que pasó con mi padre. Los ojos de Jenny se ensanchan y me ve en busca de confirmación. Asiento, haciéndole saber que Jagger está diciendo la verdad y ella pone su cabeza en sus manos. ―Para responder a tu pregunta ―le digo, acariciándole el cabello rojo y grueso―. No, no lo he visto. ―Bueno, se escapó y no sólo nos tiene persiguiéndolo, sino que Manchez está tras él también. No estás a salvo. Nos quedaremos aquí hasta que esto se solucione. Me temo que venga tras de ti para poder sacar a tu padre de nuevo teniendo en cuenta que funcionó tan bien para nosotros. ―¿Qué? ―Ava y yo gritamos al mismo tiempo. ―No es negociable. Creo que tu padre se pondrá en contacto contigo, murmuró algo acerca de que tú tienes la información. ―¡No tengo nada de él! ―Mencionó que tu madre también, así aparecer allí también. que estoy seguro que se podría
98

―¿Perdón? Mi madre está en una institución. Jagger suspira. ―¿Acabarás de confiar en mí de una puta vez Willow? ―¿Confiar en ti? ―grita Jenny―. La raptaste, y ahora quieres que confiemos en ti. Llamaré a la policía. ―Llamas a la policía y te mueres, simple ―gruñe Jagger. ―¿Me vas a matar? ―su respiración se corta. ―No, no pondría una mano sobre ti; no soy yo quien debería estar preocupado. Si involucras a la policía, puedes darle a la vida un beso de adiós. ―No nos puedes mantener prisioneras ―grita Ava, golpeando su mano sobre la mesa de centro. ―No eres una maldita prisionera, sólo estaré aquí hasta que esto quede resuelto. Después, podrás volver a tus formas alegres y olvidarte de mí. Ava asiente y se echa atrás. Me paro y camino hacia Jagger. ―¿Cuánto tiempo pasará hasta que esté solucionado?

―Puede ser que su papá o Manchez hagan algún movimiento. Si se trata de Manchez lo sacaremos y terminaremos con esto. Si es tu padre, será más complicado porque hay que sacar a Manchez también. ―¿Matarás a Manchez y a su pandilla? ―Ese es el plan. ―¿Estamos en peligro? ―Por el momento creo que lo están pero con nosotros estarán más seguras. Ellos no las quieren muertas, quieren información así que no harán estallar la casa ni les dispararán en la calle. Más probablemente tratarán de secuestrarlas. ―Qué bueno ―murmuro. Jagger toma mi cara. ―Sé que no querías verme otra vez, pero no había mucho de donde elegir. Lo creas o no, te estoy protegiendo. ―Si no me hubieras traído a este desastre primero, no tendrías que protegerme. Él gruñe. ―Habrías sido arrastrada a este lío, independientemente, una vez que se enteraran de que tu padre estaba detrás de esto, habrían venido por ti. Deberías estar agradecida de que yo te secuestré y no ellos. ―Bien Jagger, ¿debemos tener escoltas cuando salimos, o a trabajar? ―Sí, Angel acompañará a Ava y Ace acompañará a Jenny. ―Déjame adivinar, ¿tengo la suerte de tenerte a ti? ―Él me mira y suspiro, mirando alrededor―. No tenemos muchas habitaciones. ―Ace y Angel pueden dormir en el salón. Jenny se puede ir con Ava y yo me iré contigo. Resoplo. ―En tu sueño. ―Está pasando, será mejor que te acostumbres a él. ―¿Por qué no podemos ir a tu casa? ―Es demasiado arriesgado, si nos arrinconan ahí tenemos menos posibilidades de salir. Aquí es un lugar público, es menos probable un ataque.
99

Ava se encoge de hombros. ―No puedo creer que tu padre esté vivo ―susurra Jenny. Ella asiente y todas nos quedamos sentadas en silencio por un largo rato. Todas nos sentamos en la cama y nos tomamos de las manos. ―Mira. ―No seas ridículo. ¿Puedo hablar con mis chicas a solas. No estaremos seguras en ningún otro lugar.―Bueno. luego Jenny habla. ―Puedo irme y permitirles lidiar con él por su cuenta. Ace. ¿está bien? ―Igual que se hizo cargo de ti ―susurra Ava. ―Por cómo suena todo. vayan a buscar nuestras cosas al maletero. ―¿Jagger secuestró a los Backstreet Boys o algo así? Me río de su pregunta. Jagger puede parecer un tonto pero fue bueno conmigo. Jagger me mira. puede ser un malparido. esto habría ocurrido de todas formas. sentada en la cama. La peor parte de eso es que vivirán con tres hombres. Angel. Cierro la puerta con llave y me vuelvo hacia ellas. Llevo a Jenny y a Ava por el pasillo y a mi habitación. pero no nos lastimará y Ace y Angel seguirán todas sus órdenes. ―Ava. ―Chicas lo siento. no es violento ni horrible. y Jagger sólo es la cereza del pastel. ―Me sorprendió también. si eso es lo que prefieren. ya sé que se ve mal pero tienes que confiar en ellos. 100 . que se harán cargo de nosotros. por favor? ―Está bien. lo que hace que sea mucho peor. ―¿Por qué dices eso? ―Ace y Angel son calientes como el infierno. ―Y está tratando con delincuentes. limpiándose las lágrimas. eso es reconfortante. estoy segura de que voy a tener sueños agradables. Sí. ―Sé eso cariño.

así que no los escucharás llamarse por su nombre. ―Greg. está muerto. Todos tienen apodos.Resoplo. al menos si estamos encerradas. asintiendo. Eddie y Rusty. será con hombres guapos. 101 . sosteniéndonos una a la otra. bueno. también me di cuenta de que todos eran guapos cuando los conocí. quien era Snake. es Johnny. ―No sé. ―Sí. Aiden. sin embargo. Jagger es el nombre que usa para su club. Greg. Serán unas largas pocas semanas. Asiento y todas nos reímos en voz baja. ―¿Entonces Jagger es su verdadero nombre? ―No. ―Oh… ―dice Jenny. Johnny. George.

―Es una lástima.Capítulo 12 ―En serio Jagger. él se da vuelta y se inclina sobre mí. cuando la luz se apaga. ―Eres un idiota. me quedo mirando la oscura pared durante mucho tiempo. sé que no me odias. susurrando en mi oído: ―Realmente no te importa que esté en tu cama. yo le doy un empujón en el pecho. pero no se mueve. ―Pensé que éramos amigos al menos y simplemente te olvidaste de mí. se ve bien. ―¿Y? ―Así que dormirás en el suelo. así que deja de actuar como si lo hicieras. ¡no me gustas! ―¿Todavía estás enojada porque me fui? Pensé que era la que querías. 102 . ―¡Me importa! ―No seas rápida. ¡dormirás en el piso! Él me mira mientras está de pie en la puerta de mi cuarto de baño apenas en bóxers. Mientras creo que está dormido. Dios. ―Desde luego. que te dejara ir. ―Follamos esta noche. Se encoge de hombros y yo me volteo. ―Tú quisiste venir aquí. ―Y gracias por eso. ¿O simplemente olvidaste eso? Sonrío. sigo sin cambiar de opinión. Él se sube a la cama y se desliza. ―No dormiré en el puto piso.

Agarra sus calzoncillos. causando temblores violentos a través de mi cuerpo. Me levanto sollozando y aferrándome a las sábanas. Encuentro sus labios y desesperadamente tiro de él hacia mí. Él me agarra la cara. Yo hipo y me estiro por él. Cuando me vengo a su alrededor. Estoy jadeando y temblando. Mueve las caderas hacia arriba. Me muevo hasta que estoy cabalgando entre sus caderas. ―Dios ―gimo. Siento sus piercings tocar ese sensible punto dentro de mí. la desesperación se hace cargo. sólo para despertar en medio de una pesadilla sobre Manchez. Él es mi consuelo. ―Hey… ―Pone un brazo alrededor de mí y me aplasta contra su pecho. Su dura erección se presiona en mi interior. quiero comodidad. No hay tiempo para juegos previos. con un gemido desliza su lengua en mi boca para hacerla bailar con la mía. Me doy la vuelta con un gruñido y me toma una hora caer en un sueño inquieto. Él agarra mis bragas y me las retira con un movimiento rápido. Sólo comodidad. Yo gimo y lloro y él me acaricia el cabello―. profundizando el beso. ―Está bien. Jagger se sienta. tan excitada que duele. Sus gemidos irregulares me llenan y me acicatean. empujándose hasta que duela. No contesto. Sólo nos deseamos uno al otro. Es todo lo que necesito. Necesito todo de él. igual que antes. ¡te enojas! ―Quiero dormir ―interrumpo. Mi mente está confusa y sólo quiero comodidad. Necesito consuelo. los tira y baja poco a poco mi sexo húmedo sobre su pene. estaba haciendo lo que te prometí que haría. que me acaricie y me toque hasta que todo desaparezca. deseando irte y cuando te dejo ir. sus gruñidos llenan mis oídos. Sólo necesito que él esté conmigo. Mi temor más grande en el mundo es ser atrapada por él. Él gime y agarra mi trasero y lo utiliza para jalarme arriba y abajo. Me asusta como la mierda. Cada pequeña cosa que pueda conseguir. y sólo se pone peor y peor. Fue sólo un sueño. Me deslizo fácilmente a lo largo de su longitud. ¿Qué es lo que quieres de mí? Te quejaste y gemiste cuando estuviste allí. aferrándome a él. no permitiré que te haga daño. 103 .―Mierda. y grito. meciendo las caderas y arañando su pecho. lo deseo dentro de mí. Tengo este maldito sueño todo el tiempo. aturdido preguntando qué sucede. haciéndome temblar.

Él se queda en silencio durante un largo momento. No eres como tu madre… ―Tú no sabes eso ―le susurro. No confío en que me lleve por el camino correcto. ―Sí. ¡Malditamente lo hago! ―Me tengo que ir. ―Willow… ―Eso no puede volver a suceder. mi madre está en una institución porque tiene una mente débil también. Lo atravesaste todo y aún estás viva. Pasé por el infierno y sin embargo estoy tan locamente en… ―¿De qué? ―gruñe. ¿Por qué diablos no confías en tu propio juicio? ―Tengo una mente débil Jagger. Lo que sientes es real. ―No importa. ―¿Crees que eres débil? Déjame decirte algo. Estás lidiando con cosas que otros no habrían podido manejar. me robaste mi vida. 104 . no… ―Sí. ―¿Por qué no? ―pregunta. ―¿Es lo que te parece? ―Sí.―Me vengo… oh. lo creo. No debería estar haciendo estas cosas. ―No. sintiendo mis ojos llenarse de lágrimas. No debo tener sentimientos por ti. hace que no sea mejor que él. eres la chica más fuerte en la que he puesto los ojos. y sentirte de la forma en que lo hiciste cuando eras chica no te hace débil de mente. Cuando bajo de mi altura. mierda… Él se impulsa profundo dentro de mí y me quejo cuando se aferra a mí y empuja las caderas hacia arriba para que lo ordeñe hasta la última gota. lo que sentimos entonces no fue creado en tu mente Willow. está mal. ―Porque no es real. Ambos nos quedamos en silencio por un largo momento. me aparto de él y lo miro en la oscuridad. ―¿Qué importa cómo malditamente empezó? ―¡No es real! ―Es verdad.

105 . no vuelvas a hacer eso… ―Tú empezaste. Cuando llego a la cama de Jenny y Ava. lo estoy acabando ―le susurro.―¡Willow! ―Por favor. me arrastro y me derrumbo. Ellas me sostienen toda la noche. mientras sollozo mis problemas en la almohada. no yo. después giro y salgo de la habitación. ―Bueno.

Capítulo 13
La mañana vino como un resfriado podrido. Sé lo que tengo que enfrentar hoy y no sé cómo lo haré. Mi casa, mi vida y las vidas de mis amigas han sido invadidas. Sé que es por nuestra propia seguridad, pero no puedo superar el hecho de que nuestras vidas sólo hayan sido puestas en peligro, y no hubiéramos hecho nada para merecerlo. Odio a mi padre por eso ahora. Me levanto y me deslizo fuera de la cama. Jenny todavía está acurrucada en la cama, durmiendo profundamente. Salgo a la cocina y veo Ava con un café en la mano, mirando a los dos hombres medio desnudos durmiendo en el salón. Los miro y no puedo evitar sonreír. Grandes y malos muchachos a la luz del día, pero aquí y ahora, sólo se ven como dos hombres normales durmiendo. ―No me puedo quejar de la vista y todo, pero en serio, no puedo creer que nos hayan invadido. Me río suavemente y me sirvo un café. ―Lo sé, es un poco raro. ―Me encontré con Angel anoche en la sala de estar, en serio, casi choco con él y estaba medio desnudo… Ahogo una risa. ―Bueno, podría ser peor, podría ser gordo y peludo. Ella asiente. ―Bueno, por lo menos tengo algunas buenas y dulces vistas al mismo tiempo que estoy atrapada en mi propia casa. ―Lo siento Ava, sé que esta no es la mejor situación para estar. Ella toma mi mano y la aprieta. ―Como dije anoche, no tuviste elección. Estos hombres hubieran venido tras de ti, de cualquier manera. Estoy un poco contenta de que fueran los chicos de Jagger y no los otros. De lo que dijiste de cualquier manera…
106

Me estremezco. ―Por cómo suena, nunca quiero conocer a Manchez. ―Bueno, creo que deberíamos estar agradecidas entonces. ¿Has visto a Capitán de mal humor esta mañana? Me río de su elección de palabras. ―No. ―Agradable de su parte disfrutar de tu cama. ―Sí, bueno, lo dejé ahí. ―¿Estás lista para decirme por qué? ―Jagger y yo no estamos destinados Ava. Es peligroso y no es real. ―¿Cómo que no es real? ―Yo… estoy preocupada porque mis sentimientos estén basados en el hecho de que fuera mi luz en la oscuridad, y de que no son reales. ―¿Crees que tienes la cosa de Estocolmo? ―Creo que sí. ―No, creo que te equivocas. Jagger te secuestró y fue horrible, pero lo que veo entre los dos no es falso. Él te mira fijamente como si quisiera comerte. Willow, tienes que aprender a confiar en tu propia mente alguna vez. Si no, la vida será un largo… largo camino. ―Sí, puede que tengas razón. Todavía creo que es un gran riesgo. ―¿Quieres involucrarte con Jagger? ―La vida de Jagger es peligrosa… ―Sí, puede ser así, pero puedes o no lidiar con eso. ―Pensé que lo odiabas. Ella sonríe y me empuja ligeramente. ―Te quiero, y te quiero feliz. Jagger podría haberte secuestrado, y por eso lo odio, pero ahora que pienso en ello, te salvó porque si esa banda hubiera llegado a ti primero… ―Sí, lo sé ―susurro. ―De todos modos, ve y patea su trasero y sácalo de tu cama y dejemos algo de normas de terreno establecidas.
107

―¡Oh, oh! Ella sonríe ―Oh, oh bien. Con una carcajada, me escapo para ir por el hall. Cuando llego a mi habitación, Jagger acaba de salir de la ducha, con el trasero desnudo. Suspiro y me tapo los ojos, como si eso quitara la magnífica imagen de mi cerebro. ―¿En serio sólo te cubrirás los ojos? Willow, Joder, ¿estamos realmente pasando a comportarnos de esa manera? ―Lo siento, yo solo… ―Lo que sea, me voy ―interrumpe, tirando de un par de jeans y de una camisa negra. ―Jagger… Él se da vuelta y me mira. ―No, no me jodas Willow. O bien quieres esto o no, pero no juegues conmigo como lo hiciste ayer por la noche, nunca más. No soy un maldito juguete sexual, tengo jodidos sentimientos también. Si no quieres esto, bien pero, ¡permanece jodidamente lejos de mí! Me quedo con los ojos abiertos y veo cómo sale corriendo por la puerta. Bueno, supongo que merecía eso. Siento que mi corazón golpea, yo no lo veo así. Me ducho rápidamente y me dirijo de regreso a la cocina pero Jagger se fue. Angel está sentado en el sofá mirando a Jenny y a Ava en la cocina. ―¿Todo bien? ―le pregunto, con cansancio. ―Bien ―dice Angel, mostrándome una sonrisa. Nunca he visto a Angel sonreír ―ni a Ace―, para el caso. Ambos son hombres extremadamente atractivos. Angel tiene el cabello rubio, ojos azules con algo pasando. Su cuerpo es alto y musculoso. Está cubierto de tatuajes, todos los miembros lo están. No sé por qué su apodo es Angel, pero es como que le queda porque tiene cabello rubio y ojos azules. Ace es el más bajo del grupo, pero lo compensa en músculo. Sus brazos son enormes y su pecho es aún más grande. El hombre está relleno. Tiene el cabello castaño oscuro que se ve en mal estado y sucio. Sus ojos son de un profundo color marrón oscuro. Es más callado que Angel, pero no es un hombre malo. Hace lo que se le dice y se mantiene para apartado.
108

Me pregunto acerca de Jagger. son sólo hombres. y desaparece hacia la sala de ordenadores. Ella me empuja pero capto su tímida sonrisa. mi puta madre? ―Bien. Es cuando siento una ráfaga de perfume. Platico con Angel de mi padre. andrajoso sillón y lee con un café. ―¿Dónde estuviste? ―le susurro. me volveré loca para el final de esto. Todavía no sé nada de Jagger a finales de la tarde. Si Ace sigue mirándome como si fuera un pedazo de carne. ―En serio. ―Eso es un eufemismo. Probablemente necesita enfriarse. ¿Qué pasa si algo le sucedió? O tal vez está tan enojado que no puede soportar mirarme. literalmente. Angel pone los ojos en blanco. ―En el maldito club de striptease… 109 . y se deja caer en el sofá. Tomo aliento. Le sonrío y niego. La mañana pasa rápido. ―Admítelo ―digo. Jagger se tambalea. oigo una llamada. Te encanta. y pienso en preguntarle a Ace o a Angel en dónde está.―¿Por qué tienen que mirarnos? ―susurra Jenny en mi oído. Cuando cae la noche. Mi corazón se aprieta y siento temblar mis labios. podría golpearlo. veo que sigues enojado. y nos sentamos en la barra para el almuerzo. Es su tradición de la mañana. y me estoy preocupando. es fuerte y obvio. y salgo a enfrentar a un Jagger muy borracho. ―¿Dónde estuviste? ―le pregunto cuándo levanta el mando a distancia y comienza a recorrer los canales. en la puerta. Es su momento de tranquilidad. ―Eres preciosa. Se sienta afuera en su viejo. ―¿Qué eres. Creo que el hombre disfruta de la lectura. Ace va de compras y llena el refrigerador y la despensa con comidas y bebidas deliciosas. Es su pequeño lugar tranquilo. sirviéndome café―. Ava se ríe y sale de la cocina con un libro y un café. pero decido no hacerlo. Jenny me da una mirada y me levanto de la cocina mirándolo.

apoyando los codos abajo y poniendo su mentón en sus manos. Lo miro. lidia con eso. ―¡Fuera! ¡Eres un cerdo! ―grito y manoseo la llave. Jagger se acerca al cofre y se inclina sobre él. ―Me voy. golpeando la ventana con la mano. Angel sale de la habitación. Él busca en sus bolsillos. ―Yo no follé a nadie. antes de que Jagger me alcance. Supongo que se terminó. es toda nueva y llamativa y no sé cómo utilizarla. cruzando los brazos y frunciendo el ceño. bueno. Me las arreglo para entrar y cerrarlo. ―No puedes malditamente detenerme. Maldita llave. sólo para sacar otro conjunto de llaves. estás follando por ahí así que lo que sea. Me sonríe a través del parabrisas y quiero alcanzarlo y golpear su arrogante rostro. ―Mírame ―gruñe. está borracho. o te atropellaré. Tú eres la que no puede poner su mierda junta. Abro la puerta de entrada mientras Jagger salta sobre sus pies. ¡no puedo lidiar con esto! ―Al diablo con que lo harás. ―Bájate Jagger. ¿Qué te importa? Sólo soy una distracción mental que no es real. con los ojos abiertos y enojados. Me inclino hacia abajo y recojo las llaves del auto y corro hacia la puerta. con una confusa expresión y Ava sale de la cocina después de escuchar nuestra discusión. ―¡Maldito cerdo! ¿Qué clase de juego estás jugando? ―¿Yo? ―ruge―.Tomo el mando a distancia y lo arrojo en su cabeza. 110 . Él se da la vuelta y me mira fijamente. Maldigo y gruño mientras él abre el auto y se desliza dentro. Corro tan rápido como mis piernas me llevan hacia el auto. ―¡Hueles a puta barata! Él se encoge de hombros. ―No irás a ningún lugar ―grita. Por suerte para mí. ―¿Hablaremos de esto? ―No. ¿recuerdas? ―¡Eso es muy bajo! ―Sí.

pero eso no quiere decir que simplemente puede desactivar esta atracción. ―Qué importa Willow. ―No lo haces ―dice sonriendo. ―No hice nad… ―Dejaste que una puta hiciera su rutina en ti. ―¿Por qué yo? 111 . Él sonríe. ―Ya me oíste. ―¡Cómo si eso fuera mejor! ―lloro. ¿está bien? Por si sirve de algo. Todo lo que hago es luchar contra eso. ―¡Estaba equivocada! Te deseo. pero no puedo evitar la pequeña sonrisa que se arrastra por mi cara. ―Te odio. no sentí nada en ese club. pero no quiero estar sin ti de nuevo. pero estaba tan enojado que pensaba que era una distracción mental. Sé lo que hice Willow. ―Lo siento. habla más fuerte. ―Bueno. es incorrecto de muchas maneras.―Fue un baile en mi regazo. sucede. cubriéndome la cara. Lo miro. Él sonríe y se inclina más cerca. espero que recuerdes eso también. dejaste perfectamente claro que no me deseas. ―Qué gracioso. ―Eres un idiota. Está mal. no puedo oírte. no puedo sacarla. No merezco nada de ti. ―Ni siquiera puse una mano en ella y todo lo que estaba haciendo era pensar en ti. ―Me duele ―digo bajito. Mi vida es cómo es. pero he terminado de pelear contra ello. Le doy una sonrisa socarrona. Le doy palmadas en el brazo y lo empujo. te secuestré y jodí tu vida. ―Me equivoqué ―le susurro. Está en mí ahora. ―Lo sé. Todo lo que quería era a ti. amplia y triunfante antes de agarrar mi cara y tirar de mí a un beso profundo y candente. con todo lo que tengo. ―Lo siento. tomando mi cara entre sus manos.

esta vez desliza la lengua por mi labio. ―¿Por qué? Porque eres mi pequeño rayo en la oscuridad y porque encajas conmigo perfectamente. 112 .Se inclina para besarme de nuevo.

lo que sólo se suma a sus desesperadas súplicas. Ahora. duro y caliente mientras él gime por encima de mí. ―Por favor. con su pene en mi mano.Capítulo 14 Pasamos una hora explicando nuestras diferencias y decidiendo tomar las cosas con calma y darnos una oportunidad. Él se ríe todo el camino de vuelta al interior. y todo el mundo nos da miradas extrañas cuando desaparecemos en la sala juntos. empujando su pene en mi boca. Se lo merece después de esta noche. ―Mierda. ―Di por favor. Con una sonrisa. provocando que un desigual gemido escape de sus labios. chúpame Willow. mierda… ―Dilo y chuparé este hermoso pene. Cuando terminamos de hablar. atormentándolo con mis labios y mi lengua hasta que se arquea y empuja su pene hacia arriba. ―No. Su gemido es erótico. Lo quiero en mi boca. pero tenemos que intentarlo. Deseo a Jagger y él me desea también. Tomo sus bolas en mi mano y las muevo suavemente. Tantas personas no estarán de acuerdo con nuestra elección. di… ―No… Dios. Jagger. Me detengo y comienzo. lo tomo en mi boca y soy muy mala. Su cabeza cae de nuevo a la pared de azulejos mientras muevo mi lengua alrededor de su palpitante pene. Lo lamo de nuevo. no juegues conmigo. por favor. Muevo mi lengua y lamo la reluciente cabeza de su pene. ―Nena. él gruñe y empuja las caderas hacia delante. ―A la mierda. por ahora eso es lo mejor que tenemos. lista para hacerle rogar. 113 . insisto en que se dé una ducha para lavar su “aroma a puta”. no es demasiado para que no lo hagamos. Quiero probarlo. y me encanta jugar con él. pero no lo tomo en mi boca. a jugar hasta que está maldiciendo y agarrando mi cabello. estamos en la ducha y estoy sobre mis rodillas. joder. chúpame. por favor nena.

―Joder. ―Sabes que soy peligroso. atrayendo mis labios a los suyos. ja. ja. ―Estás cambiando todo lo que aprendí de mí en los últimos años. mierda. Cuando se retira. Siento las pulsaciones y momentos después degusto el líquido salado mientras chorros se disparan duro en mi boca. Tengo sabor a mierda. lo miro por debajo de mis pestañas. ja. ¿apuesto a que estás contenta de que volví ahora? ―Tal vez… Él me hace cosquillas en las costillas y chillo de risa. sin importarme a qué sabe. ―Un poquito. Me visto y me seco. Envuelvo mis brazos alrededor de su cuello. Me río de su intento de sacarme de la ducha. bueno. bruto! Te eché de menos. ¡tú. Él mantiene sus manos en mi cabello y me levanta con cuidado. y sé que se desmayará con bastante rapidez cuando lleguemos a las sábanas. Me quejo y trago. mordiéndome el labio inferior―. Me tira para que su pecho quede presionado contra mi espalda y sus brazos se envuelven alrededor de mí. 114 . ―Entonces. porque eres un trasero. alguien tenía que cambiarte. ¡me alegro! ―¿Me extrañaste? ―No. ―Vamos hoover. Yo me río. Me hace cosquillas otra vez. ja! Él resopla una risa y me jala más estrechamente. me vendré. succionando hasta que no le queda nada. besando y chupando su labio. y luego nos deslizamos en la cama juntos. vamos a la cama. ―Muy bien. ―Sí. ―Asqueroso ―se queja. está bien. ¿no cierto? ―¡Me río en la cara del peligro. ―Está bien. Todavía tiene una arrogancia real en él.

―Lo siento Angel ―Me río y bajo mi voz―. me hace feliz. mi Dios. Ava y yo nos echamos a reír. no pude evitarlo. Jenny frunce el ceño hacia nosotras. pero momentos después también se está riendo. me quedo dormida y contenta completamente. mantén la voz baja. ―No soy una sucia ―le digo. animal ―me susurra Ava mientras me sirvo un café a la mañana siguiente. pero si te hace feliz… ―Sí y. No sabía que tenía uno. ―Él es un trasero enojado. estoy segura de que le patearás el trasero. levantando los puños―. Hombres duros y grandes. sé que es una locura para ti. Hablando en serio. Vivir con él está sacando el lado divertido de Angel. haciendo un mohín. Me ahogo con mi café y la pateo ligeramente. ―Tienes toda la razón de que lo haré ―sonríe. Pero en serio. Sonrío ante la nueva personalidad de Angel. se llama su pene en tu… ―¡Puedo oírte! ―grita Angel. sofocando una risa. Nos oyó esta mañana. Jagger sabe cómo hacer que una chica grite. pero él me gusta Ava. ―Sí. mi trasero. haciendo que Ace volteé desde su lugar en el suelo.Él me empuja y luego comienza a acariciar mis brazos hasta que mis párpados están pesados y caídos. Por primera vez en semanas. Esa boca suya. Tenemos una conexión. si me lastima. si vas a golpearlo. y Ava me dio el discurso de “Duende Sucio”. además. Me quedo mirando a Angel sentado en el salón viendo el televisor mientras Ace ronca suavemente en el suelo. Ella pone los ojos en blanco mientras Jenny entra en la cocina. ―Hay una marca de derrape de mierda en mi baño. * * * ―Tú. ―Usa tapones para los oídos. deslizando mi trasero en el banco―. Jagger todavía está dormido. 115 .

―No vayas por ahí. ―Tengo hambre. En este momento. Ava se ruboriza cuando la mira fijamente y le hace guiños. Cuando retrocedo.―¡No puedo creer que tengamos que vivir con tres hombres! ―No son tan malos. ―Huele malditamente increíble. pero estoy acostumbrada ahora. o te dejaré morir de hambre. Cuando sonríe. Jagger se aleja. después de cocinar para Jagger en su casa. Le pego duro en el pecho y él hace un sonido alto de oomphing. estaba caminando al baño anoche y me encontré con él de nuevo. sin embargo. ―No seas grosero Jagger. ―Sonrío. Todos dejan de hablar y lo miran mientras pasa las manos por su cabello en un intento de enderezarlo. ―¡Oh. asqueroso! ―se queja Ava. ―¡Cállate Willow! ¡Todo esto es tu culpa! Justo en ese momento Jagger entra. tapándose los oídos. ―¿Acaba de hacerte un guiño? ―Me río. mirando a los dos hombres. Estoy segura de que lo está haciendo a propósito ―susurra ruborizada. Todas nos echamos a reír. comienzo a cocinar. tuviste una sensación con el pene de Angel. sacudiendo la cabeza. al menos son agradables a la vista ―murmura Ava. Se acomoda entre mis piernas y me da un beso tan caliente que Ava gime y hace un ruido de mordaza. Busco en los armarios y en la nevera hasta que encuentro el tocino y los huevos. Angel está vestido sólo con pantalones cortos. mientras dure ―murmura. casi se siente normal. nerviosa y caliente. ―Bueno. Me pongo colorada y le pego a Jagger en el pecho de nuevo. Esta vez. ―Oh. Él sonríe y se acerca a mí. Es muy agradable a la vista. ―Tomen una fotografía damas. estaba desnudo… y duro. Él sonríe. Es un gran trabajo alimentarnos a todos. casi. hazme un poco de comida mujer. tiene una sonrisa asesina. Jenny pone los ojos en blanco y se va a su habitación para vestirse. 116 . su cabello está todo despeinado y su cuerpo duro y firme. ―Tengo mucho que comer si no me consigues comida. Dios mío.

―Te equivocas. ―Hola Sarah. Trago y me estremezco. y me quedo mirando hacia él. dame dos horas. ―¿Hola? ―respondo. ¿todo está bien? ―Es tu madre. se perdió. ―Prefiero no ir allí. y pellizca mis pezones a través de mi delgada camisa. eso no está hecho para jugar Jagger. Sé lo que debe haberle pasado a su cerebro. empujándose contra mi trasero de nuevo. y te encantará. me enfado pero no puedo borrar la sonrisa de mi cara. Golpea a mi trasero y se va. Suena el teléfono a mi lado. ―¿Quieres que te doble hacia delante justo aquí? Porque lo haré. ―Te tomaré aquí algún día ―murmura. Willow. una mujer con una enfermedad mental que ve a alguien que pensaba que estaba muerto. Tengo un nuevo teléfono que no tenía el número de Jagger después de que me dejó ir. ―Willow. ―Tú también. Mi sangre se vuelve fría. es lo más seguro para jugar. ―Iré. soy Sarah. Veo que es la cuidadora de mi madre y la confusión me llena. no lo harás… ―Lo haré… ―No. Oh. como Jagger predijo. ―Ya lo verás nena. Me quejo cuando mete su erección en mi trasero. ―Oh no.Siento sus brazos duros ir alrededor de mi cintura y sonrío. Dios. aunque todavía tengo el viejo. ―¿Fue un hombre el que la visitó? ―Creo que sí. tuvo una visita ayer y ahora está fuera de sí. Mi padre visitó a mi madre. 117 . ―¿Su nombre? ―Kane. Algo realmente la molestó y sigue preguntando por ti.

―¿Qué pasa? Jagger entra en la cocina. tengo que salir. pero todavía me duele. y mientras ellos están comiendo me apuro a mi habitación para cambiarme. ―Sí. 118 . me olvidé de mi visita de hoy. créeme. Incluso si termina mal. con tantas cosas pasando por mi mente ahora. tengo que ir a verla por mi cuenta. esa era su cuidadora. ―¿Todo está bien? ―pregunta Jagger. ¿sabes? ―Lo sé. excepto que tengo que saberlo antes de decírselo a Jagger. ―Sí.―Gracias. Dios. ―Jagger. No sé nada. Rápidamente pongo el desayuno en los platos. no sé qué hacer. ella no lidia bien con los visitantes inesperados. lo entiendo. ¿Y si es una trampa? Ay. ―Una parte de mí sabe que no fue ella. Cuelgo y dejo mi teléfono abajo. ―Te llevaré. ¿Cómo puedo decírselo? Mi madre no hablará con él alrededor. es muy difícil para mí perdonar a una mujer que trató de quitarme la vida. No puedo pensar. que era lo que estaba en su cabeza en ese momento. Estoy mirando por la ventana. ―Sí. Cuando termino. ―No pareces estar bien. ―¡Mierda! ―siseo. ―No puedes venir. totalmente vestido y me da una mirada de ojos estrechos. ―¿Por qué? ―Ella estaba mejorando y tratando de hacer las cosas bien. ―¿Qué? ¿A dónde? ―A visitar a mi madre. te esperaré afuera. No sé si estoy entrando a una trampa y no sé para lo que me quiere mi madre. ―No la he visto desde hace más de seis meses Jagger. estoy bien. Jagger y yo nos dirigimos al auto y empezamos el viaje de una hora a la casa de mi madre.

Se da vuelta cuando nos oye y sus ojos caen sobre mí. Compartimos la misma piel de porcelana también. Ella llega diez minutos más tarde y parece agotada. ―Mamá. Las habitaciones están supervisadas con teclados y en las secciones más graves. ―¿Está vivo? ―No lo sé. pero su cabello rojo es radiante y brillante. la odio por eso. es la vida ¿no? ―Supongo. ―Gracias. Tenemos los mismos ojos. vamos a ver cuál es el problema.―¿Tu padre? Él asiente brevemente. Le doy una débil sonrisa. ―Oh. ―Lo siento. Encuentra un asiento y se deja caer en él. Me levanto y le doy un abrazo. sólo le doy una palmadita débilmente. y yo la dejo. cariño. ―Me pegó durante tanto jodido tiempo que no puedo contar. ―Y mi madre se suicidó cuando éramos más chicos. con guardias. Le doy una breve sonrisa y luego procedo a firmar y a esperar a Sarah. Est oy seguro de que intentó matarme varias veces. me alegro de verte. Sarah mete el código y abre la puerta. ―Te ves bien. ―Sí. tomando mi rostro entre sus manos. Se pone de pie y camina. Entramos y me quedo mirando a mi madre sentada junto a la ventana mirando hacia fuera. bueno. Ha perdido peso desde la última vez. Me jala a un abrazo como siempre. con ese chispeante verde esmeralda. y me lo regresa con toda su fuerza. Nos detenemos en la casa y Jagger dice que esperará en la puerta. 119 . Ella me guía a través de seguridad y por los pasillos de color melocotón. ¿cómo está? ―Mejor sabiendo que vendrías. no lidio bien con mi madre tocándome. Cierro los ojos. ―Bueno. Cuando llegamos a la habitación de mi madre. Realmente no la abrazo también.

y que no estabas segura.―Sarah. ―¿Dónde está el paquete? Ella se pone de pie y vuela por sus cajones para volver con un sobre manila. y cuando lo hagan. Ellos irán tras de ti. tan pronto como recibas esto. Cometí el error de decirle que lo tienes. no conseguí mucho más. ―Yo también. No le digas a Jagger de mí. Me lo da y lo abro. Tu padre dijo que fuiste secuestrada por una banda. Dijo que no estabas a salvo con ese hombre con el que estás. ―¿Qué dijo? ―Me dijo que tenía que darte este paquete y que tenías que seguir las instrucciones por tu propia seguridad. mirando alrededor de la habitación―. Resoplo. Necesito verte. ¿puedo hablar con ella a solas? ―Sí. ―Él es el que lo causó todo en primer lugar. Estás en grave peligro. pero la necesito en este momento. 120 Willow. ―Pensé que estaba muerto. Espero que confíes bastante en mí como para saber que hice lo que hice para protegerte. ―Él me dio algunas cosas ―susurra. tienes algo que ellos quieren y ni siquiera lo sabes. mi madre me acompaña. Estaba tan preocupada Willow. Willow. y ellos no son exactamente una pandilla. sólo me raptaron para encontrarlo. Además. Estaba histérica. por supuesto. Sé que no merezco tu confianza. Papá . ¿verdad? Sus ojos se abren y sus labios tiemblan. Lo primero que saco es una nota. Sarah se va y me siento en la mesa. Llámame. Contáctame en el 9954 2474. tan pronto como sea posible. terminará mal. o sólo harás que termine mal. ―¿Entonces. ―Vi las noticias… sobre que no aparecías. y me dijo que te las diera a ti. dime lo que está pasando? Él vino a verte. Te está utilizando para obtener esa información.

Ella asiente y se muerde el labio y Sarah entra en la habitación. ―Lidiaré con esto ―le digo a mi madre―. ―¿No vas a decirme qué está pasando? ―Mamá. mi mente estaba en un lugar muy malo. ―Sé que no confías en mí Willow. ¿pero cree que puede dejar una nota cuando le conviene? ¿Y quiere que confíe en él? Siento mis dedos temblorosos. No te preocupes por él. no es la mejor información que puedas tener en este momento. ―Ya lo sé. Su rostro se pone de un tono horriblemente blanco. ―Por supuesto. Abrazo a mi madre brevemente. Me alegro de que estés mejor y espero que salgas pronto. ―Intentaste matarme. ―Mamá. ―No puedo creer que todavía está vivo ―susurra. No me hagas picadillo de nuevo mamá. me las arreglaré. no. no te culpo. estoy más allá de enojada. Déjala conmigo. ―No estaba pensando. déjalo. toda esta situación está mal. ―Sólo quiero tu perdón. mirando sus manos. ―Papá no es lo que pensábamos que era. vendré cuando pueda. Me levanto y meto el sobre en mi bolsa antes de levantarme. por favor. ―¿Vendrás a visitarme más a menudo? La miro y a Sarah y de regreso a ella. pero… ―No lo hagas ―le susurro. ―Es hora de una tarde de nado ―dice sonriendo. Tengo que pensar. levantando la mano―. ¿Y si él sólo volvió porque mi padre le dijo que tengo información? Estoy tan confundida. pero ahora no puedo lidiar con esto. ―Hablaré pronto contigo.Estoy enojada. No se molestó en ponerse en contacto conmigo por años. pero no es algo que sólo se pueda olvidar… ―Ni siquiera lo intentas ―gime. Pienso en las palabras que escribió acerca de Jagger. 121 .

no es tu culpa. ―Todo está jodido. ¿quieres ir a comer? ¿Sólo tú y yo? Sonrío. ya lo verás. y cada vez es más intenso. Camino hacia él y le doy una débil sonrisa. ―Sé que no lo hiciste. Me encanta este lado de Jagger. Dios. ―Oye. ―¿Está bien tu madre? ―Por supuesto. Calientes lágrimas corren por mi cara y me acaricia el cabello mientras me aferro a él en la acera. Asiento y me voy. no estaba destinado a ser así. Terminamos en una hermosa zona en un restaurante junto al mar.―Gracias Willow. Me tiemblan los labios y él suspira. pero sigue con su conversación.. He pensado eso mucho. tirando de mí a su pecho. ―Te ves como si estuvieras a punto de estallar en llanto. Jagger es el perfecto caballero. ―Sin embargo. humillada por su amabilidad.. Willow. Cuando salgo y le digo adiós a Sarah. con las piernas extendidas. Cuelga y se levanta. Cuando llegamos a la puerta. conozco un lugar. es este lado el que me hace darme cuenta de que por eso decidí darle una 122 . tomando mi cara entre las manos. tirando de mi silla y sonriéndome cada vez que nuestros ojos se encuentran. bueno. me dirijo hacia adelante. llámame tan pronto como lo sepas Bull. ―Vamos. hablando por teléfono. te encaminaré fuera. ―Me encantaría. ―Sí. No hice nada mal. Jagger está sentado en la silla. tratando de contener mis inesperadas lágrimas. él entorna los ojos. ―¿Estás bien? ―Estoy bien. mi madre grita mi nombre. ―Estará bien. estoy en medio de ello. y me siento relajada al instante. Me doy la vuelta y ella susurra: ―Ten cuidado. es tan hermoso.

―Hey. trago el fresco líquido con un gemido. ―La hamburguesa abierta es buena. ―Um. ―Entonces. sorbiendo su cola. ―¿Jagger? ―¿Sí? ―¿Puedo hacerte una pregunta? ―Claro ―dice. ―¿Siempre será así? Sus ojos se entrecierran. Le saco la lengua. tocino. sólo quiero tener protección extra. Bull pasará la noche con nosotros también. ―No sé lo que te gusta. está continuamente probando que no es del todo malo. espero que no lo sea. ―¿Qué? 123 . Tienen que estar cerca de las personas que pueden protegerlas. Él me guiña el ojo y ordena dos BLT y Coca-Colas. ―Manchez está de vuelta en la ciudad. no sé.oportunidad. ¿Eso está bien? Frunzo el ceño. así que no sé tus gustos. ―¿Por qué? Ya tenemos a tres en la casa. ¿qué tienen bueno? Él se ríe. por lo menos. ―No. es todo. Cuando nuestras bebidas llegan. ―¿Qué quieres comer? ―pregunta. ¿hay algún problema? Él suspira. ―Jagger. Después de todo. dame algunas sugerencias. ―Tal vez deberíamos enviar a Jenny y a Ava lejos. eso no ayudaría de ninguna manera. quiero esa. ―Hmmmm. confundida. ―Sólo para estar seguros. o la BLT. tomando mi mano.

―Siempre dices que no son una pandilla. pero no era nuestra intención convertirnos en delincuentes. y siempre cuidaremos nuestras espaldas. no nos sentimos orgullosos de romper la ley. ―¿Y el peligro? 124 . Eso no quiere decir que no le haríamos serio daño a cualquiera que se metiera con nosotros. pero tú ya sabías eso. ―Creamos una hermandad cuando comenzamos a ayudar a Ace.―Nuestra vida… nuestra relación… ―Mira. Tuvimos que ayudarlo. Fue entonces cuando nuestras relaciones con Manchez comenzaron. que no tenía salida. siempre lo será pero eso no quiere decir que siempre será peligroso. o dar un paso atrás y mirarlo recibir una bala en el cerebro. No somos criminales. La única razón por la que nos involucramos tanto en el lado criminal de las cosas. ¿qué vas a hacer? ―Siempre seremos un grupo. Este es el peor de los casos que hemos tenido y cuando acabe. Nunca dejaremos de ser lo que somos. Mi vida está con esos hombres. ―¿Qué quieres decir? ―Él se metió en alguna grave mierda. No lo haremos de nuevo. juramos nuestra lealtad el uno al otro y nos quedamos atrapados juntos. ¿Qué es exactamente lo que se consideran? ―Somos una hermandad. Después de Manchez. como tú sabes. fue a causa de Ace. no tenemos la intención de quedarnos a jugar con otras pandillas o meternos en drogas de nuevo. Asiento. ―Creo que lo entiendo. ―¿Entonces por qué lo hacen? ―No lo hacemos Willow. ―Oh. ―¿Qué podría hacer que alguien quisiera estar involucrado en eso? ―Ace estaba en problemas. No me gusta que nos consideren una banda y eso no es algo que elijamos ser todo el tiempo. sé que ahora no es la vida perfecta. nos involucramos con el caso de drogas por motivos personales.

―¿Puedes aceptarlo? ―No sé eso aún Jagger. Nadie sólo cabalga en un caballo blanco a la puesta del sol y encuentra la felicidad para toda la vida. o si despertaré un día y me daré cuenta de que todo esto era falso. gruesas lágrimas se deslizan por mis mejillas. pero estoy segura como el infierno que le daré lo mejor que tengo. lo entiendo. Sus palabras me golpearon cuando necesitaban. y espero que sea suficiente. ni tendrás ninguna puesta de sol y no te puedo prometer que no habrá cosas malas pasándote a ti o a nosotros. nadie puede crear siempre una relación perfecta. No creo en el “felices para siempre”. No sé si el próximo mes sea una agonía. ―¿En verdad? ―susurra.―Haré todo lo que se pueda para evitar ser puesto en la situación en la que estoy ahora otra vez. y no puedo encontrar corazón para rechazarlo. Él asiente. 125 . Una bella sonrisa estalla en su cara y sé que capta mi mensaje. pero es mío y eso por si solo es suficiente para hacer que me sostenga. Incluso en las mejores relaciones hay problemas. calientes. porque nadie tiene el derecho a prometerle eso jamás a otra persona. Si no puedes aceptar lo que soy. a veces en la vida sólo hay que correr riesgos. Quiero intentarlo. nada de lo que haga cambiará eso. pero no puedo prometerte que mi vida no tendrá peligro a veces… ―Entiendo. Tomo su mano y llevo las yemas de sus dedos a mis labios. todo al mismo tiempo. ―Sí. grandes. Sólo puedo prometerme que te daré cada gramo de mi corazón y de mi alma. ―Sabes Willow. y nos quedamos en silencio un momento. No te daré ningún caballo blanco. Lo mejor que pueden hacer es intentarlo una maldita vez. ¿Cómo podría? Él podría ser peligroso. podría ser duro y hermoso. y creo que a veces tiene que ser suficiente. de verdad no lo sé. Nadie es perfecto. mientras sea bueno. Estoy llorando ahora.

No habían podido evitarlo. Ni siquiera me preguntes cómo empezamos a hacerlo. y ella y Ace van en cabeza para ser los últimos en tener que quitarse la ropa. sí? ―Sonrío. botón por botón. Me levanto con un resoplido. Ava y yo de todos modos. incluso ellas sabían que tenían que sacar lo mejor de una mala situación. estás haciendo trampa! ―gritó y le tiró un trozo de chocolate a Angel. reglas son reglas. Jagger está sin camisa. Jenny está completamente vestida. en cámara lenta. ―Si te desnudas. Jagger y yo llegamos a casa de buen humor. Le guiño un ojo a Angel. y mis chicos tienen la oportunidad de ver ese hermoso cuerpo. la maldita diablilla. estoy en camisa y bragas y Ava está en sujetador y en ropa interior. Entonces empiezo a mover las caderas y a quitarme la camisa. y mi cabeza flota sólo un poco. ―Ugh ¡ustedes dos vayan a una habitación! ―grita Jenny. ―¡No hasta que estés desnuda hermana! Ella echa la cabeza hacia atrás y da su mejor risa malvada. Jagger agarra mis caderas y me jala hacia él. y pronto Jenny y Ava se unieron también. bien. Maldito Jagger y su whisky. me veré obligado a vengarme… ―¿Ah. y oh. riendo. Jenny es un perro astuto. deslizando su lengua alrededor del anillo del ombligo. y le doy a Jagger mi mejor sonrisa. Él resopla una risa y menea las cejas. 126 . agarrando su barbilla e inclinándome para darle un beso. Angel está en calzoncillos y Ace está completamente vestido también. y comenzamos a beber. Hasta el momento. Entonces Angel y Ace se nos unieron. Las chicas realmente están perdiendo esta batalla.Capítulo 15 ―¡Amigo. quien grita de placer. qué vista. ―Déjalo Willow. Poco a poco quito la camisa de mi cuerpo y se la lanzo a Angel. El silbido de los hombres y de Jagger son nalgadas en mi trasero. Estamos jugando strip poker.

Sucede rápidamente. Cúbrete la boca. Angel. ¿qué hacemos? ―Ellos estarán esperando. tan rápidamente que necesito largo rato para darme cuenta de que algo está mal. Si ese gas llega a tus pulmones. todos estaríamos en el suelo y él podría entrar y tomarte con facilidad. bebiéndome otro trago de whisky. sin saber lo que está sucediendo. entonces sus ojos se giran y se desmaya. Jagger me arrastra por el pasillo y al baño. Él se ríe a carcajadas y me mira mientras mi hermana se levanta y se quita la parte superior. ¡Quítense todo preciosas! Jenny gime y le lanza sus cartas. ¿Quién haría eso? ―Manchez. Estos hombres están sentados con casi tres mujeres desnudas. Me río y me derrumbo en mi asiento. Dios. estabilizándome. Ace la toma en sus brazos. y luego veo a Jagger saltar poniéndose de pie y empezar a gritar. ―Ace ríe tirando sus cartas―. ve a conseguir nuestras armas. Flor Real. alguien acaba de lanzar una a través de la ventana. quien está mirando por la ventana. Nos empujan y sueltan nuestras bocas. y los otros hombres lo siguen. 127 . Tenemos que salir. Veo que Ace y Angel están cubriendo la boca de Ava y de Jenny también. perderás el conocimiento. luego sale corriendo. No hace clic en cuanto a lo que está diciendo hasta que me tiene en sus brazos y su mano se planta firmemente en mi boca. Sus ojos se ensanchan. Jadeo y agarro el lavabo. Oigo el sonido de cristales rotos. obstruyendo el hueco debajo de la puerta.―Ace se desnudará primero. y creo que la situación se va a pique. ―Una menos jefe. Me vuelvo a Jagger. ―Como la mierda. Peleo. Angel asiente y se pone una toalla sobre la boca. ―¿Qué? ―grito. ―¿Qué está pasando? ―Bombas de gas. Si hubiéramos respirado el gas. Ahí es cuando todo cambia. creo que está tratando de noquearnos y apoderarse de ti. ―Oh. deteniendo a Ace en seco. ahora. no me siento tan… ―comienza Jenny. confundida―. Jagger saca todas las toallas de los bastidores y las empuja en el suelo.

todas e desmayaran. Me empuja por la ventana antes de que pueda decir una palabra más. Willow? ―A la parte trasera. ―Creo que están alrededor del frente. ―No. Angel asiente y tira de la ventana abriéndola. sabiendo que podrían estar esperando afuera por nosotros. está blanca como un fantasma.―¿A dónde va esto. Jagger me pone en posición y sus compañeros miran por la ventana. Cuando Angel vuelve con las armas. Miro a Jagger y él me da un movimiento de cabeza. Es una calle pública. de repente recordando la información allí. necesito… mi bolso ―digo rápidamente. ¿Y si no sale? ¿Y si lo matan? 128 . Sólo tenemos que sacar a las chicas de aquí. Mi corazón se acelera y mi mente sigue volviendo a Jagger. iré por él. lo más probable es que en unos diez minutos traten de irrumpir. Ace recoge a Jenny y sube después y luego Ava es la siguiente. ―¿Los atrapamos ahora jefe? ―pregunta Angel. paga con dinero en efectivo. Así que sal de aquí… ―¿Qué hay de ti? ―Estaré bien. ―Tenemos que sacarlas chicas. hay una puerta que conduce a la calle. Si ese gas llega aquí. ―Pero… ―No hay otra opción. ―¿Para qué? ―Es… información seria sobre mi madre. Tomo la mano de Ava y la aprieto. vamos. Si consiguen llegar a él… ―¿Dónde está? ―En el banco de la cocina. ―¿Vas a venir? ―Estaré allí. Llévalas a un hotel al azar. es demasiado arriesgado. sale primero y espero con ansiedad por si se escuchan disparos. ―Bien. Angel me atenaza por la cintura y tira de mí rápidamente a través de la oscuridad. Estoy tan nerviosa que me siento enferma. ―Jagger.

y sus ojos caen sobre el coche estacionado sobre la calle del apartamento. pero Angel aprieta mi brazo. Explora las calles que nos rodean. mirando fijamente la oscuridad. ―Estará bien. en caso de que alguien siga nuestras llamadas telefónicas. entonces le manda un texto a Jagger de en qué hotel estará.―Angel. ―Están vigilando. Jenny está todavía desmayada y empiezo a sentirme nerviosa por Jagger. no podemos salir por aquí. Nos apresuramos a través de él hasta encontrar un taxi. ¿estará bien? ―Él puede cuidarse solo. No le digo una palabra más a Angel quien nos arrastra detrás de unos arbustos y luego se asoma. ―¿Y si lo atrapan? ―Jagger es inteligente. Angel asiente y comenzamos a caminar hacia allí. Nos sentamos durante otras dos horas. finalmente nos las arreglamos para entrar en el campo. Tenemos dos habitaciones y Jenny está acurrucada en la cama con Ava. Yo estoy sentada en una silla. Después de una gran lucha para superar la valla con una Jenny desmayada. ―Espera aquí. Angel mira detrás de nosotros para asegurarse de que no nos están siguiendo. Podemos salir por esa dirección. por el otro lado hay un gran campo abierto. estará bien. No hables de nuevo Willow. Cuando entramos. Cuando oímos golpes en la puerta. ―Si vamos a su patio. salto sobre mis pies. Llegamos a un pequeño hotel apartado a una hora de distancia. Es menos riesgoso que llamarlo. en ese tiempo Jenny se despierta aturdida y la alentamos a beber mucha agua y a descansar. es fundamental que salgamos de aquí con vida. ¿Hay otras salidas? Asiento y apunto hasta el otro lado del patio donde una pequeña valla se une a nuestro lugar para los vecinos. 129 . ¿Y si algo le sucede? ¿Y si piensa que salimos por el otro lado del patio y le disparan? ¿Qué si nunca lo vuelvo a ver? Siento lágrimas calientes caer en cascada por mis mejillas y Ace me sorprende tomando mi mano y apretándola.

afeitarme las piernas y disfrutar de algo de los lujos de la vida. Me pregunto lo que hice para hacer que se enojara conmigo. Salto sobre mis pies y corro hacia él. ―Nada. ―¿Estás bien? ―le pregunto. ―¿En serio? ¿No eres más que una mierda conmigo sin una buena razón? Sostiene el bolso en la mano y lo tira al suelo antes de irrumpir y agarrar mi cara. Bien. grueso con una pinza de cabello levantándolo en el aire. Cuando me levanto. Me mira. abre la puerta y Jagger entra. pero Jagger ni siquiera me hace caso. pero él no me mira a los ojos. ―¿Manchez? ―Me disparó. tomándome mi tiempo para lavarme el cabello. Jagger entra justo cuando estoy a punto de girarme y meterme en las sábanas.Toma el arma y camina. Su mano libre se desliza hasta mis 130 . Dios mío! ―Es sólo un rasguño ―dice. y luego me siento en el borde de la cama. Entro a la habitación contigua y cierro la puerta. Jagger se sienta en una silla mientras Angel se apresura hacia el coche. Me meto en la ducha y sujeto mi cabello largo. ―¿Qué? ―le digo en tono áspero. lleva su boca duro y rápido sobre la mía. ¡oh. ¿Algo está sucediendo? ¿Qué hice mal ahora? ―Voy a ducharme y a dormir ―digo. empujándose por delante de mí a la habit ación. idiota. me pongo una de las camisas de Jagger y un par de calzoncillos. mirando a través del agujero. ―Jagger. Se cae hacia atrás y me quito la ropa. Lo miro. me iré a la cama sola. Estoy en la ducha por alrededor de veinte minutos. Me quejo cuando el agua cae en cascada sobre mi piel cansada. aplastándome con su cuerpo duro. amigo. Está lleno de sangre y pálido. su hombro está remendado y sus vaqueros tienen un poco de sangre. ¿estás bien? ―Trae el kit de primeros auxilios del coche y remiéndame. Un momento después. entrando en la ducha. ―Bien ―gruñe. Me quejo cuando me mete en la cama. ¿Hice algo mal? ―Jagger. preocupada.

Él hace un sonido ronco desigual y utiliza su único brazo libre para sostenerse a sí mismo mientras comienza a balancear las caderas dentro y fuera. acariciando la carne sensible que está herida con tanta fuerza dentro de mí. desesperada por sentir mi liberación. algo no está bien. Puedo sentir su pene. ―No te corras ―ruge―. antes de deslizarse dentro de mí. hace que la piel se me ponga de gallina. Él no dice nada. ―¿Eres mía. Opto por no decir nada y simplemente me dejo ir con el flujo. tal vez lo necesita. quiero sentir cada parte de él en mí en este momento. y me doy cuenta de que su cuerpo está tenso. ―Oh. ―Jagger… ―gimo. ―¿Qué? ―gimo mientras lentamente desliza su longitud hacia fuera y se empuja suavemente de nuevo. su mirada azul es fría como el hielo. Sus labios son cálidos y suaves. Me quejo mientras muerde mi cuello y desliza sus dedos en mi sexo. se mueven en contra de los míos con desesperación mientras lucha con su mano dolorida para liberar sus vaqueros.muslos y encuentra mis bragas. Grito y me muerdo el labio. mientras lo saca. tan malditamente cerca. 131 . las quita con un movimiento rápido. y desabrocho el botón antes de empujar los pantalones vaqueros por sus caderas. Cuando abro los ojos. Willow? La forma en que acaba de decir mi nombre. Lo necesito. sondea mi entrada. Me agacho y empujo su mano del camino. Gimo y mis ojos se cierran mientras su pene se desliza dentro y fuera. Bordea mis piernas. sintiendo mi liberación comenzar. Me quejo y me arqueo mientras me llena lentamente. Él descarta los vaqueros y vuelve para besarme y atormentarme. moviendo las caderas más rápido. ―¡Respóndeme! ―gruñe. Está tan cerca. Dios ―grito. Mueve sus caderas. él está mirándome. ―Ya me oíste. ¿eres mía? ―¡Sabes que lo soy! ―grito. con sus dedos sobre mis pezones y con sus labios jugando con los míos. centímetro a centímetro. Tal vez acaba de tener una mala noche. sin duda. duro y caliente contra mi mano. Muy bien. Willow? ―gruñe. llevándome más cerca del borde. Esto no es para ti. ―¿Eres sincera conmigo.

Me doy la vuelta y me muevo. masturbándose duro y rápido. Gruñe y brota semen de su longitud y se posa en su agitado estómago. y toma su pene palpitante en su mano. ¡esa de la que él está hablando! ―¡NINGUNA! ―grito. ―Estaba dirigida a mí y no era sólo una nota. ―Mentirosa… ―susurra mientras su cuerpo tiembla y se agita. ¿Mentirosa? ¿Mentirosa? ¿De qué está hablando? Lo miro. Lo miro mientras él vuelve a caer sobre la cama. Sabes exactamente la mierda que es y me mentiste. Cómo se atreve. Me levanto y me pongo mi ropa con enojo. herida y confundida. El sobre manila está abierto y la nota ha sido sacada. Siento mi liberación morir tan rápido como empezó y estoy jadeando de desesperación. ―Tonterías. ―¡No te mentí! ―grito. ―Sé que no lo sabes. ―Tú jodidamente no confías en mí. Mi madre sólo me lo dio hoy. He perdido mi tiempo y esfuerzo tratando de hacer que veas que no soy el malo en todo esto. 132 . Es entonces cuando veo mi bolso en el suelo. ―No saliste y me lo dijiste. ―No es lo que piensas ―susurro. así que estoy sentada en la cama de espaldas a él. cómo se atreve a tratarme así. ¿Qué información tienes?. Pongo mi cabeza en mis manos y miro hacia el suelo. Mi sangre corre fría. ¡No sabía lo que era! ―Mierda ―ruge―. dándome la vuelta para enfrentarle. ¿sabes lo que podría haber sucedido esta noche si Manchez se hubiera apoderado de ti? ―¡Lo sé! ―grito. maldita sea. Sus ojos están puestos en mí y ahora mismo no tengo ni idea de lo que está sucediendo. ―¡No me mientas! Agarro mi bolsa y la arrojo sobre mi hombro. Sus ojos son como fuego. y está mirándome con tal rabia que me duele mirarlo a los ojos.Saca su pene de mí y su cuerpo deja el mío tan rápido que me lleva un momento darme cuenta de que algo está mal. ¡Cómo jodidamente se atreve! ―No lo es. Jagger lo sabe. Me podría haber evitado todo esto si me hubieras dicho acerca de esa maldita nota.

Maldita sea. y luego no parece darse cuenta o preocuparse de que el trasero de Jagger esté desnudo. ―¡UNA MIERDA! ―Ya terminé con esto. simplemente no puedes déjalo ir ¿verdad? Sólo te niegas a creer que me importa. Lo ignoro. ¿Cómo puede pensar que alguna vez lo traicionaría? Mi teléfono suena y suena hasta que el taxista me mira a través del espejo retrovisor. ―Aún no confías en mí. te niegas a creer que esto es real. Nada de esto estaba en mí y ¡no quería nada de eso! Se pone de pie y se mueve. estaba pensando en lo que iba a hacer con eso ―le grito tan fuerte que me duele la garganta. pero te tomé en su lugar. Tengo un momento para salir por la puerta del frente y correr antes de que él llegue a sus jeans. Mi teléfono empieza a sonar casi al instante. me raptaste y me giraste la vida. y paro un taxi. ¿Nunca pensaste en el maldito favor que te hice? Podría haber dejado que Manchez se apoderara de ti. ―¿Está todo bien. ―¡Yo te importaba una mierda! ―Todavía estamos haciendo esto. saliendo furiosamente. Necesito salir de aquí. ¡podemos escucharlos a un kilómetro de distancia! ―Nos estamos deteniendo ―siseo. Que se joda. ―Los dos tiene que detenerse. no puedo tratar con eso nunca más. ¡no pretendas como si tuviera algo que ver conmigo! ―No lo hizo. y yo doy tres pasos hacia atrás. 133 . pero llegó a ser lo único que importaba ―ruge. Por suerte. Me mentiste.―Tú me raptaste Jagger ―grito―. ―Porque querías la información. Se aleja mientras Jagger sale por la puerta principal. te guardaste información y ¡me traicionaste! ―No hice tal cosa. señorita? ―Todo está bien. Me lanzo por las escaleras y por la puerta principal. Salto dentro y le digo que me lleve tan lejos de este hotel como sea posible. uno se detiene de inmediato. ―¡Vuelve aquí! ―grita Jagger. no puedo hacerle frente a esto ahora mismo. sigues sosteniendo el hecho de que te rapté. Angel entra en la habitación.

¡es por eso que me pusiste en esta posición para empezar! ―Fue un error. No es justo. joder. sólo contesta el teléfono. Estoy harta de vivir bajo esta constante sombra de miedo.―Si necesita ayuda… ―Estoy bien. J: Vuelve aquí. y su familiar voz pone una punzada de dolor en mi pecho. Trago y apago el teléfono. Dijo que Manchez podía apoderarse de ti. ¿Tienes alguna idea del peligro en que acabas de ponerte? A: ¡Cariño! ¿Dónde estás? Por favor. 134 . Me da cambio y me precipito hacia el teléfono. ―Te lo hará. Quiero respuestas y las quiero ahora. Es peligroso. Trágate tu orgullo y ven. Todo te explotará en la cara cariño. Jagger está fuera de sí. Le digo al taxista que me lleve a un teléfono público y se detiene aproximadamente veinte minutos siguiendo la carretera y salgo. se está volviendo loco. sacando la nota de mi padre de la bolsa. te está utilizando. tenemos que hablar. Necesito encontrar un teléfono público. ―Jagger no me ha hecho daño. todo salió mal. regresa. Estás en serio peligro si te quedas con Jagger. ―¿Hola. gracias. por favor. dándole un billete de veinte. ¿Dónde podemos encontrarnos? ―¡Lo siento si no confío en eso papá! ―¡No voy a hacerte daño! ―En realidad. ¿por favor? Ava x J: Date la vuelta Willow. Marco el número. ―¿Qué quieres? ―Tenemos que hablar. Pongo mi teléfono en silencio y descubro los mensajes parpadeando en la pantalla. Willow? ¿Cómo sabe que soy yo? ―¿Cómo sabías que era yo? ―Eres la única persona a la que le di este número ―dice. ¡tu vida está en grave peligro! ¡Vuelve aquí! Joder.

no lo haré. ―Me voy ahora. ―Habrá una enorme redada ―dice rápidamente. ―¿No te importó que mi vida pudiera ser puesta en peligro por eso? ―No tuve otra opción. ―Por favor. ―¿Qué? ―Dije que no. ―¿Qué tipo de redada? ―La información que te di es crucial. Jagger no es una mala persona. Sollozo hasta que mi cuerpo se estremece y tiembla. ―Eres tan egoísta como siempre fuiste. ―No tengo nada más que decir.―No me llames cariño. ¿Por qué me diste esa nota y cuál es la información que supuestamente tengo? ―Escondí algo de información en uno de tus muebles. en este momento no puedo ver la razón para todo esto. Dicen que todo en la vida sucede por una razón. ―No ―le digo. ―¡Está tratando de manipularte! Te está mintiendo Willow. No puedes permitir que nadie la tenga. Necesito que le des falsa información a Jagger y dejarlo que se encuentre con Manchez en una ubicación. sólo escúchame. tomando mi cara entre las manos. o me dices qué diablos está pasando o colgaré. simplemente. 135 . Ambos se matarán ahí. ―¡Willow! Cuelgo y me deslizo hasta las rodillas.

R: Salió a buscarte. Cuando llegué a la vieja habitación que olía mal. Te amo x W: Tú también. sé lo preocupadas que deben estar. serio. dime que estás bien. R: Por favor. Llámame. por favor regresa. estoy jodidamente fuera de mí. Sería una larga noche. Dile Jagger que estoy bien.Capítulo 16 Encontré un destartalado motel y pagué por una habitación con dinero en efectivo. pero necesitaba orientarme. A: ¿Por la mañana? W: Sí. suspiré. Sólo necesito un poco de tiempo. Ava x Le envié un texto de Ava de regreso rápidamente. por favor. W: No puedo en este momento. Está tan preocupado cariño. sintiéndome terriblemente abrumada en estos momentos. ―¿Qué? 136 . Me sentí mal por Jenny y Ava. por favor entiéndeme. Volvería por la mañana. ¿Nena? El hombre tiene un desorden de personalidad. Suspiro. Ella responde de inmediato. J: Nena por favor. X A: ¿Por favor? W: No puedo. A: Mantente a salvo. Lancé mi bolsa al suelo y caí sobre la cama elástica. W: Estoy bien. J: ¿Dónde estás? Tenemos que hablar. Saqué mi teléfono y leí los mensajes. W: No. Estoy enferma de preocupación. Mi teléfono suena y me enojo abriéndolo. ahora mismo necesitaba este tiempo.

pero necesitas protección. Valoro mi seguridad. ―Lo siento. No quiero verte. Sé que 137 . estaré allí pronto. mi teléfono vuelve a sonar. así que sé que tener a Angel alrededor será algo bueno. está solo gracias a Dios. No podía enfrentar a Jagger en este momento. haz que uno de ellos me llame y les daré la dirección. ―Entonces envía a Angel o a Ace. Él se queda en silencio durante un largo momento. Ya me estoy sintiendo débil y tan abrumada que me duele el estómago. Cuando un golpe suena veinte minutos después. ―Willow. Encuentro un asiento cerca de la ventana y me siento en él. Tienes que dejarme ir. Angel me da una sonrisa. por la que estoy realmente agradecida. ¿tienes alguna maldita idea de en cuánto peligro estás? ―No me importa. ni que lo siga. no lidiaré con eso muy bien. ―Está bien. ―Necesito encontrarte. maldito infierno. ―¿Dónde estás? Le doy la ubicación. Haz lo que quieras. sólo me desmoronaría y no puedo permitirme el lujo de hacer eso. ¿está bien? Cierro los ojos y mis labios tiemblan. No tienes que hablar conmigo. suspirando en voz alta y tratando de controlar mi temblor. me encuentro con las piernas temblorosas y camino. ―Adiós. Cuelgo y un momento más tarde. Abro la puerta y Angel entra. ―Bien ―asiente―.―¿Dónde estás? ―Jagger suena desgastado y está jadeando. ―Estoy bien. Respondo y escucho la voz de Angel a través de la línea. ―Bien. ―¿Willow? ―Sólo tienes que enviar a Angel o a Ace. pero si trae a Jagger. Cuelgo el teléfono y espero por Dios que Jagger no venga con él.

te garantizo que no estarías sentada aquí ahora. y su vida no es color de rosa ni dulce pero no es una mala persona. ¿verdad? No le pedí nada de esto… ―Lo sé. incluso si te niegas a verlo así porque si Manchez hubiera puesto sus manos sobre ti. sé que te secuestró y por un tiempo tu vida fue casi agradable. de hecho. ¿por qué tanto odio hacia Jagger? ―No lo entiendes. pero aquí está. Jagger puede ser un trasero duro. pero también lo vi esta noche. y mucho. poniendo mi cabeza en mis manos.. Angel asiente.no tiene que estar aquí. y ahora todo es un caos ―grito. simplemente estoy diciéndote lo obvio y es que te des cuenta de que sin importar qué. Estaba fuera de sí mismo Willow. ―Dale una oportunidad Willow. ―Lo siento Angel. dándome una mirada de simpatía. ―Sabes que está enamorado de ti también. no somos mala gente. ¿no? ―No… No lo está. Ha pasado por más de lo que puedes imaginar en su corta vida. probablemente es el último lugar en el que quiera estar. Le importas.. ―Y me enamoré de él. y sonrío débilmente. culpa a tu padre. ―Me lastimó. pero Jagger no piensa a veces. ―Sé que lo hizo. ―No voy a tirártelo a la cara. ―Sé que Jagger puede ser un idiota. Levanto la cabeza y lo miro a los ojos. mirándome con esos ojos color azul claro. 138 . haciéndome un favor cuando probablemente no merezco uno. ―Creo que te equivocas. ―No es una excusa… ―susurro. ―¿Por qué todos me lanzan eso a la cara? ―grito. Sé que no puedes dejarlo ir. pero en un sentido él te estaba haciendo un favor. Si quieres culpar a alguien. sé cómo es él. ―¿Crees que no lo hago? ―le digo. ―Mira. pero está fuera de sí. Sé que no puedes olvidarlo fácilmente. ―Entonces. Te salvó. en una pequeña. Muevo mi brazo hacia el asiento y se sienta. débil voz.

139 . Con piernas temblorosas. pero supe entonces lo que quería.―Todos son parte de una pandilla. prefiero llamarnos hermanos oscuros. ―Me voy a dormir al sofá. y me dejo ir a la deriva en un sueño de agotamiento emocional. Sus palabras calientan mi corazón. ―No somos una banda. la noche en que intentaste lastimarte. Nunca me acosté con ella. La envié a casa. No podría significar nada para ti. Lo supe entonces y ahora lo sé. Sonrío débilmente. ―Gracias por estar aquí. Ahogo un sollozo y ardientes lágrimas empapan mi almohada. No pude hacerlo. ―A mí también. Angel se levanta y me mira. ―Me gusta eso. ¿De qué está hablando? W: ¿Qué? J: La chica que vino cuando eras mi cautiva. J: Nunca me acosté con ella. Asiento débilmente y me obligo a levantarme. me acerco a la cama y me arrastro dentro. Consigue descansar un poco. Arrojo las cubiertas por encima de mi cabeza y desbloqueo el teléfono para ver un mensaje de Jagger.

―¿Qué? ―Lo llamé esta mañana. Es mi padre. las suelto. ―¿Qué? ―grito. Se da la vuelta y sale corriendo por la puerta. Un número desconocido parpadea en la pantalla. Me da una de esas miradas interesadas y me conduce de nuevo al apartamento. Angel exige respuestas. Ambas se apresuran y me abrazan y nos aferramos entre sí. y tomo la pesada arma fría que me entrega. Ava y Jenny están en casa. Confundido. soy yo. cierren y aseguren las puertas. me dirijo a Jenny y a Ava. Angel y yo regresamos al hotel de inmediato. Tienes que escucharme. ―Quédense aquí. y le dije donde se encuentra Manchez. Dijo algo de su vieja casa. 140 . no hubo respuesta. Luego destrozó su teléfono y salió. Escucho mi teléfono sonar en mi bolsa. Nos dijeron que cerráramos las puertas y nos dejaron con algunas armas. Jagger está en problemas. Confundidas y preocupadas. ―¿Hola? ―Willow. Respondo. ¿cómo diablos consiguió mi número? ―¿Cómo conseguiste mi número? ―No importa. Jagger se fue para ir detrás de él. Iré a encontrar a Jagger.Capítulo 17 A la mañana siguiente. Asiento. sin Ace. Le dije que habría una gran redada de drogas en Warf y que Manchez está haciendo un enorme acuerdo. Algo estaba definitivamente mal. pero no obtuvo respuesta. Sólo para ser golpeado con más confusión. Ace fue con él. Cuando llegamos nadie estaba ahí. me agacho para agarrarlo. Angel intentó llamar a Jagger. Angel llamó al teléfono de Ace. ―¿Por qué diablos las dejaría solas chicas? ―Se fue rápidamente. ―Jagger se fue esta madrugada después de una llamada ―explica Jenny―.

―¿Qué es esto? ―susurro. ―¿Qué información? ―No importa. ―En tu cajonera. Será un baño de sangre. ¿Cómo me olvidé de eso? Con mi pie. Ven sola. ―Son las coordenadas de una isla donde se arreglan los mayores negocios de drogas. lo más probable es que no les importe. Si los tengo yo. y necesitas conseguir algo para mí. ―Sí ―respondo simplemente. ¿Por qué siento que esto es un chantaje? ―No sé… ―Willow. Ve y encuéntrala. ―¡No necesito hacer nada por ti! ―grito. ―¿Por qué? ―Si la policía te encuentra con eso estarás en un gran… gran problema. En el interior hay papeles envueltos en plástico. ―¿Quieres que Jagger viva? Cierro los ojos y siento que alguien pone su mano en mi hombro. Es sólo un manojo de coordenadas. ―¿QUÉ? ―¿Dónde está? ―¡No lo sé! ―grito. tienes que detenerlo. Tráemelos a la esquina de Sur y Broadway en veinte minutos. ―Necesitas encontrarlo. hay una placa falsa. ―¿Qué se supone que debo hacer con esto? ―Traérmelos. Corro a la habitación y saco los cajones. 141 . Si Jagger se apodera de eso. debajo del último. lo saco hasta que se rompe. Harán una enorme redada. Dios. hay cierta información. tienes que confiar en mí. Abro los ojos para ver a Jenny y la mirada interesada de Ava. Los saco y rápidamente los leo.―Me acabo de enterar… la policía estará allí. me siento mal. es la información que escondí allí. también caerá. fui policía.

tengo que encontrarlo. No me quería cerca de este espectáculo. Recojo la pistola y la pongo debajo de mis pantalones. ―Envuélvelos en plástico y ocúltalos muy bien. Ava y Jenny corren tras de mí. ―¿Cómo? ―No lo sé. corriendo a la oficina. ―¿Qué está pasando? ―Jagger está en problemas. besándolas a ambas. Sabía exactamente lo que Jagger estaba haciendo.―Bien. No volvería allí. Cuelgo el teléfono y me levanto. quédense aquí. Meto los papeles en la fotocopiadora y los copio. Le doy los papeles a Jenny. No sé por qué. y luego empujo los papeles bajo mi camisa y corro hacia la puerta principal. ―Willow ―gritan mientras corro a la puerta. La abrazo y a Jenny. ―No. tal vez esté ahí. ―No lo hagas… es peligroso. está a dos horas de distancia. Estaba tratando de protegerme. 142 * * * . después iré a buscarlo. ―Willow… ¿qué estás haciendo? ―Ava entra en pánico. ―Está bien. Tengo que hacer algo primero. me tengo que ir. Me pongo mis zapatos y algo de sombra oscura. ―¿Qué son? ―Haz lo que te digo. ―¿Por qué diría eso? ―Para que no lo siguiéramos ―contesto simplemente. pero creo que esta información es crucial. ―Por favor. ―Dijo que iría a su casa.

Todo el mundo se va a casa feliz. que podría utilizarte a ti para atraparlo a él y sacarlo del camino. oh. pero… le puse una trampa. Le doy los papeles . ―Lamento tener que hacerte esto. ―Necesito a Jagger fuera del camino. aquí la tienes. ―Y nunca tuve la intención de que salieras lastimada. ―¿Cómo pudiste? Soy tu hija. Lo llamé y le dije que Manchez te tenía. Todo el tiempo mi padre estuvo detrás de esto. sabía que Jagger no te haría daño. Tenía que suceder así. Él cierra los ojos y suspira. Sólo se me ocurrió hace unos meses. luego mira hacia arriba para encontrarse con mi mirada. Dios. ―Angel no respondió. y él los analiza. Nos miramos el uno al otro por un largo rato. Ha estado tratando de sacarme de mi escondite y obtener esta información. ―No lo vas a encontrar ―susurra. Cuando salgo del taxi. Querías la información. ―¿Cómo pudiste? ―grito. sólo ha sido una espina en mi costado durante demasiado tiempo. pero no tuve otra opción. ―Eres parte de la banda… ¿no? ―le susurro. Jagger lo habría llamado. lo siento. ―¿Perdón? ―Es demasiado tarde para Jagger… ―No entiendo.Veo a mi padre tan pronto como salgo del taxi. está de pie en la acera solo. Ahora yo tengo la información y Jagger morirá. ―Sí. Me siento mareada. Hice lo que tenía que hacer para sacarlo de la foto. hasta que finalmente hablo. Tengo que encontrar a Jagger. me ve y su rostro se endurece. Me siento mareada. Él quería la información y tú tuviste esa información… todo salió bien. ―Ahorrémonos cualquier charla. ―Estás mintiendo. Mi padre estuvo trabajando con Manchez todo el tiempo. Angel estaba conmigo. ―¡No puedes hacer esto! 143 . Es por eso que todos esos años trató de derribar a Jagger.

Es alto. por favor no lo hagas. alejo mi cabeza. ―Fiera hija la que tienes. pero te aseguro que no te lastimarán. Un momento después. por favor. me niego a reconocerlo en absoluto. ¿dónde están los amigos de la pandilla de Jagger? ―No lo sé. no te gustará cómo termina. sacando su pistola. Me pone en una silla y luego me ata a ella. está muerto para mí. a menos que me haga enojar. arruinada casa. Viajamos unos veinte minutos y se detiene en una vieja. Su sonrisa es de pura maldad. dulce Willow. ―Ahora. Mi padre toma mi bolso y mi teléfono y me pone esposas en las manos. ―No tengo intención de hacerle daño. pasando un dedo por mi mejilla. Sólo necesitaba esta información primero ―dice. ―Papá… ―¡AHORA! Me deslizo en el coche. Sus ojos son grises y su cabello es de color negro oscuro. Él se ríe ligeramente y truena sus nudillos. ―Mira. Mi padre me saca del coche y me arrastra dentro a una habitación asegurada. no dejaré que nadie te lastime Willow. ―Entra en el coche. Se mueve rápidamente. Kane. Él sonríe y camina hacia adelante. ―Por favor… ―Willow lo siento. No digo nada. Esto tiene que ir según lo previsto. Lo miro con dolor en los ojos. ―No me mientas. Ahora dime. Entra en el coche. ―Me prometiste que no la lastimarías Manchez. Sé ahora mismo que se trata de Manchez. de alrededor de dos metros y se ve muy sofisticado. sé eso en cada parte de mí.―Tengo que hacerlo. pero te necesito aquí hasta que él esté fuera del camino. 144 . haz lo que te digo y nadie saldrá herido. En lo que a mí respecta. Mis ojos se abren. pero tengo que hacer esto. Me siento tan traicionada. temblando. ―Papá. un hombre con traje oscuro entra. agitando los papeles en mi cara.

¿Tienes la información? Mi padre le entrega los papeles y Manchez sonríe. cuando me asegura. pateando―. Tengo que salir de aquí. lo siento. Salimos en media hora. ―¡Él es más inteligente que tú! Manchez ríe ahora. ―Has estado enamorado antes. Tenemos que asegurarnos de que estamos preparados. ―Bueno. Cuando Manchez se va. 145 . Lo amo. ―Muy bien. ―Bien hecho. todo. ―Papá. Se aparecerá en Warf y vamos a dispararle antes de que siquiera salga del coche. Cree que te tenemos a ti. ―Sé que nunca hice nada por ti Willow. él llegará a las dos de la tarde. por favor. me quita las esposas y con un paso atrás se encuentra con mi mirada. me quedo con mi padre. ―Todo terminará con el tiempo.―¡Lo digo en serio! No lo sé. ―¡Están todos enfermo! ―grito. ―Papá. el rostro de mi padre se suaviza un poco. ¡Monstruos enfermos! Manchez sonríe y en realidad tiene el valor para verse orgulloso de ello. Willow. Cierro los ojos y trago. no le hagas daño. Sus ojos son de dolor mientras ata las cuerdas a la silla. ―Él es todo amor golpeado. creo que eso es lo más lindo que alguien nunca me llamó. asegúrate de que está bien atada. por favor. ―Lidia con ella. soy tu hija. ―Tengo que hacer esto Willow. por eso lo siento. será masilla en mis manos. ¡Regresé esta mañana y todos se habían ido! Sus ojos se encuentran con mi padre y asiente hacia el otro. Kane. y luego encuéntrame en el estudio. Kane. hijo mío. Tenemos que llegar a Warf y terminar con Jagger. no me quites eso. Tengo que advertir a Jagger. Fácil. por favor. ―¡Papá! ―grito cuando sale de la habitación. Espero que un día pueda compensártelo. Por primera vez.

Mi padre me las había puesto muy apretadas al principio. mirándome. dirigiéndome hacia el final de la carretera. buscando las llaves del coche. Excepto la silla… Me doy la vuelta y quito rápidamente una de las pesadas patas de madera. No tengo teléfono. Camino en silencio. Lo golpeo una y otra vez hasta que se encuentra inconsciente en el suelo. en caso de que haya más gente merodeando. Dios. ¿por qué están flojas ahora? Sigo tirando y tirando hasta que mis muñecas están sangrando. mi espalda me duele y mis muñecas me queman por las cuerdas. Corro hacia adelante y encuentro una guía telefónica. Me balanceo antes de que pueda levantar su arma. rompiéndola. Miro hacia abajo un momento. pero tengo que advertir a Jagger. Corro hacia adelante. Levanto la pistola y disparo y le doy en el pecho. Otra hora de tirar y me las arreglo para liberarme. La puerta se abre mientras la agarro. Cuando llego a la cocina. me asomo y me doy cuenta de que está vacía. sin mirar atrás. me precipito hacia la puerta principal. Dios. pero las uniones se están soltando. Corro dentro. salto. Me siento sin fuerzas hasta que oigo los coches entrando por la calzada. y luego me escabullo por los largos pasillos de la casa. conectando con su cabeza y enviándolo a tropezar hacia atrás. 146 . me doy la vuelta y corro. Miro alrededor de la habitación. Sé que hay un hombre cuidando mi puerta. Busco a tientas rápidamente mi arma. Me doy cuenta de que están un poco más flojas de lo normal. Es posible que haya una sola persona que sepa una manera de ponerse en contacto con él. ¿puedo hacer esto? ¿Puedo dispararle a alguien? Él toma un cuchillo del banco mientras se dirige hacia mí. Oh. Encuentro el coche con bastante facilidad y entro. Su hermana.Cuelgo mi cabeza y lloro. y un hombre entra. Sus ojos se abren cuando ve que estoy libre. Parece que no tengo otra opción. Tengo que llegar a él antes de que llegue a Warf. ¿y si algo les pasó? Tengo que llegar a Jagger. Una parte de mí se pregunta si mi padre ató las cuerdas débilmente a propósito o si sólo evitó el nudo. que está vacía y no hay nada que se puede utilizar como arma. Giro alrededor y veo a un hombre de pie en el hall. Doy vuelta en el coche y presiono el acelerador. Es entonces cuando escucho una voz. Lucho con mis ataduras. cuando me detengo en mi apartamento. son las 12:30. Tomo su arma y la meto dentro de mis pantalones. Presiono el motor en el coche todo el camino a casa. Cuando encuentro un juego. pero Jenny y Ava no están allí. oh. tirando y tirando. Hace un sonido de gorgoteo y cae hacia atrás. no sé cómo voy a hacer eso.

es demasiado peligroso. me preguntaba si podría hablar con Maggie por favor. ¿qué está pasando? Rápidamente le digo la verdad. por favor. y marco el número. Me pone en espera y con ansiedad toco mis dedos contra la mesa mientras espero. ―¿Hola? Es Maggie. ―¿Oficina de la doctora Maggie. está en grave peligro. ¿Puede dejar un mensaje? ―No. Amelia hablando? ―Sí. ―¿Llamaste a la policía? ―grita en tono preocupado. lo siento. alguien contesta. ¿tienes el número de la casa? ―Sí.frenéticamente busco el consultorio de Maggie. Baja el teléfono y regresa un momento más tarde y me da un número. ―Gracias Maggie. Unos cinco minutos más tarde. ―No importa ahora. 147 . soy Willow. desde el principio hasta el fin. ―Sabía que algo pasaba. es urgente. iré por él. ―Willow. Finalmente lo encuentro. ―Oh. Ella se queda en silencio un largo rato. Necesito encontrar a Jagger y no lo encuentro. Dígale que es sobre su hermano. ―Por favor. ―Maggie. ―Un momento. avísame cuando sepas algo. veré lo que puedo hacer. hola. ―Te lo prometo. Willow. morirá si no lo contactamos. ―No puedo hacer eso. por toda la situación. ¿cómo estás? ―Tenemos un problema. ―La doctora Maggie no toma llamadas telefónicas. ―¿Intentaste en su teléfono? ―Se fue de aquí.

es Bull. Dios.Cuelgo y marco rápidamente el número que ella me dio. tomando el otro camino de entrada. luego meto la pistola en mis pantalones y me apresuro a salir. Me pongo una sudadera y vaqueros. ―Voy por Rusty e iremos también. Tienes que evitar que vaya al Warf. espero llegar antes que Manchez. Me pregunto si ese guardia se despertaría y le advertiría a Manchez de mi paradero. estoy en camino. Jenny y Ava están aquí. ¡están a salvo! ―Está bien. ―¿Willow? ¿Cómo conseguiste un teléfono. 148 . ―Les dispararán en el minuto en que aparezcan. estás bien? ―No estoy con Manchez. Cuelgo rápidamente y corro hacia mi habitación. Bull. Vamos Jagger. Dios. ―¿Hola? No es Jagger. no permitas que Jagger salga lastimado. ―Mierda. ―¡Ya se fue! ―¡No! ¡Mierda! ¿Dónde es? Dice la dirección. ―¡Bull! Soy Willow. tenemos un problema. bueno. Me meto en mi coche. Por favor. ya me voy. ―¿Qué? ―No me secuestró… bueno… lo hizo pero… le pusieron una trampa a Jagger. Tiene a Angel y Ace con él. por favor que estés allí.

y termino abajo de la parte inferior de Warf. ¡dijiste que no le harías daño! ―grita mi padre. Es Manchez. Es Manchez. pero no puedo salir del vicioso agarre. ¡Él la tiene! 149 . Pateo y lucho. Mi padre me levanta. que está a punto de salpicar por todo tu propio coche. ―¡Copié la información! ―grito―.Capítulo 18 Conduzco el camino de regreso. Miro hacia fuera y veo una fila de coches de color negro en la entrada de Warf. ¿Jagger? Estoy a punto de hacer una carrera a una línea de contenedores de envío. Pateo y me retuerzo. mis lágrimas comienzan de nuevo. agarrándome las costillas y gimiendo. o te volaré los putos sesos. cayendo de rodillas. Jagger. me vuelvo desesperada buscando una manera de evitar que Manchez lo lastime. Aplasta mi boca con su mano y me arrastra hacia el grupo de coches. y oigo los sonidos de más coches que vienen entrando. Mi padre se encuentra con mi mirada y sus ojos se amplían. Voy de puntillas a una línea de árboles y me agacho detrás de ellos. ―¡Ella malditamente me traicionó! Ahora levántate Kane. pero un puñetazo va a mis costillas. Gateo más cerca. ―¿Pensaste que podías ser más astuta que yo? Chica estúpida. Lágrimas calientes se deslizan hacia abajo por mis mejillas y me esfuerzo por mantener la calma y por no darle a Manchez alguna razón más para herirme. Manchez levanta su arma con un sonrisa enferma en su rostro. gritando de dolor. Me deslizo fuera de mi coche y saco mi pistola. cuando una mano se pone alrededor de mi boca por detrás. Cuando veo el coche que sale a la luz. Un pie golpea mi lado y ruedo. Cuando oigo un coche que entra a la vista. Una voz llena mis oídos y me estremezco. ―Manchez. ―Disfruta de este Willow. y entonces estoy en el suelo. sus ojos se encuentran los míos y se ve que lo siente.

Jagger se baja del coche con Ace y Angel. ahora ¿por qué jugarías ese tipo de juegos conmigo? ―No sé de qué jodido estás hablando. ―¡NO! ―ruge Jagger. Él me da vueltas y coloca un brazo alrededor de mi cuello y aprieta la pistola en mi sien. yo soy al que quieres. o morirás también! 150 . sabes que soy más inteligente que eso. ―Déjala ir Manchez. Jagger. ―¿Qué? Los ojos de Jagger caen sobre mí. Manchez aprieta el brazo alrededor de mi garganta y tengo dificultad para respirar. ¡esto no era parte del acuerdo! ―gruñe mi padre. ―Ella dijo que tienes una copia de la información. ―Jagger. ―¿Qué dijiste? ―¡La copié! El resto de la banda de Jagger tiene una copia en su casa. ―Ella me acaba de dar la noticia. Manchez ríe y el aire que nos rodea se engrosa y se congela. ―¡Retrocede Kane. justo a tiempo para ver el espectáculo. ―Un paso más Jagger. y se ve fuera de sí.Manchez baja el arma y se gira. me agarra por el cabello y tira de mí más cerca a su cara. y siento mis ojos comenzar a nublarse. y se cierran con los míos. y ella se muere. porque no tengo nada. ¿por qué insistir en mear fuera conmigo? Ahora tendré que lastimarla. ―Ahora. ―Obviamente no. ―¡No tengo la maldita la información! ―¡Nos dijo que la copió! ―Bueno. ―Detente Manchez. ¡yo no la tengo! Manchez aprieta otra vez. Sus ojos caen sobre mí. dando un paso adelante. ―Ah.

justo al lado del cadáver de Manchez. ―Aún está vivo. oh. Doy arcadas y tengo dificulta para respirar mientras varios disparos resuenan a mi alrededor. desesperada por escapar de esta zona de infierno. Sólo espero sentir el aguijón de una bala en mi cuerpo. nunca hice nada por ti. tenemos que llevarlo a un hospital. la mitad de su rostro fue arrancado. Quería darte algo … Quería que estuvieras a salvo.Mientras mi visión se vuelve más borrosa. ―¡Oh. No te di nada en tu vida. ―Jagger ―digo grave. pero no me arrepiento. Me tapo los ojos. De repente estoy en el suelo y Manchez está a mi lado. que está acostado cerca de dos metros de distancia. Lo hice por ti. ahora. Me pongo de rodillas y me arrastro otra vez. pero nunca llega. oigo el sonido de un arma que se dispara. Le disparé a Manchez. ―¿Jagger? Oigo la voz de Angel. Él está sangrando por la boca y su cuerpo se sacude. Entonces veo a mi padre. 151 . Por favor. despierta. Dios. por favor! ―Willow ―croa―. ―Está bien. Sonidos de armas y gorgoteos se reproducen por lo que parece por siempre. ―Pensé… que habías podido escapar cuando te dejé las cuerdas sueltas. Me pongo de rodillas otra vez y paso por encima de ellos. Jagger! ―grito. la policía llegará en cualquier momento. ―Willow tenemos que irnos. Dios. Angel comprueba su pulso. Veo a Jagger en el suelo. y de repente todo se queda silencioso. y levanto la cabeza. sacudiéndolo―. pero quise darte esa libertad. Lo siento. ―¡Jagger! Sus ojos están cerrados y hay tanta sangre. Cálidas lágrimas resbalan por mis mejillas. Me doy vuelta y miro los cadáveres por ahí en el suelo. pero quería que tuvieras algo… Su voz es ronca y un gorgoteo comienza a sonar. ―¡Papá. Tomo su cabeza en mis manos y mis lágrimas caen sobre su rostro. despierta. por favor nene. estarás bien. con sangre en el estómago. cayendo a su lado.

―¡No puedo dejarlo! ―grito. 152 . Jagger. espero… espero que puedas perdonarme. Mi padre me alcanza débilmente. Te perdono. por favor… estarás bien. Acaricia mi mejilla y luego su cabeza cae hacia atrás y se detiene su respiración. ―Por favor. las lágrimas gotean sobre sus pálidas mejillas. ―No podemos dejarlo aquí ―le grito. Acaricio su cara.―Papá. ―Willow. ―Se fue Willow. no me dejes también. tenemos que irnos ―grita Ace. Mis gritos se hacen eco a través del agua mientras Ace me levanta en sus brazos y me lleva al coche. su voz apenas es un susurro. por favor. ―¡Por favor! ―Lo siento. ―Lo hago ―gimo―. ―Estoy orgulloso de ti. Me desliza en el asiento trasero y Jagger se encuentra a mi lado. siempre lo hice ―grazna. Willow. ―Te amo. tenemos que irnos.

salvó la mía. liberando todas mis emociones. ―¿Jagger? ―Está bien. Dejó las cuerdas sueltas. pero bien. Ella asiente y murmura algo. Me incorporo. Tenía cuatro costillas rotas. ―¿Quieres verlo? ―Sí. ninguna de las dos dice nada. sólo miro fijamente. ―¿Cómo te sientes? ―Estoy bien. y querían hacerme algunas pruebas para asegurarse de que no tuviera nada perforado. Sólo me sostienen mientras sollozo y tiemblo en silencio. Mis ojos se encuentran con los suyos y se pone de pie. No me desperté hasta la mañana siguiente. Arriesgando su propia vida. Oigo voces una hora más tarde. ―Siento lo que pasó allí ayer. Mi cuerpo se desploma y me estremezco de alivio. Asiento y me muerdo el labio inferior para evitar que mis emociones estallen. por favor. Cuando por fin caigo en un sueño exhausto. gimiendo de dolor y miro por la habitación. Quita un mechón de cabello de mi cara y sonríe débilmente. Me ayuda a salir de la cama. y cuando muevo mi cuerpo éste palpita con dolor. Pensé en mi padre. No me encuentro con sus miradas. y Jenny se precipita seguida de cerca por Ava.Capítulo 19 A Jagger se lo llevaron tan pronto como entramos a emergencias. insensible y mirando por la ventana. y la forma en que lo sacrificó todo por mí al final. adolorida. entonces sigue trabajando. Me acosté en la cama. Ambas se arrastran a mi cama. Abro los ojos y al instante. Tomamos un ascensor y Jenny me aprieta la mano. Jenny está sentada en una silla junto a la cama. y le disparó a Manchez. mi mente va a Jagger. 153 . A mí me llevaron a una habitación y me pusieron en una cama. Sé que siempre estarán a mi lado. corriendo de nuevo. permanecen junto a mí. y luego le informa a una enfermera que pasa que vamos a visitar Jagger.

Hago un sonido estrangulado y él vuelve la cabeza. ―Si te hubiera perdido… ―No lo hiciste. shhh.―Él se sacrificó por mí al final. ―Los dejaré solos. ―Mi niña hermosa. ―Siento que lo hayas perdido. Él toma mi mejilla en su mano. no podemos ir sobre eso ahora. ―Estoy bien. y nos quedamos en silencio hasta que llegamos a la sala de cuidados intensivos. Jenny me desliza una silla y me siento en ella. Fuiste muy valiente. acercándome más. Renunció a su vida por ti. me acerco y tomo su mano. ―Sí. deberías estar orgullosa de él. no debía haber huido esa noche y… ―Hey. ―Es mi culpa que esto sucediera. Asiento. después me besa en la mejilla y se va. Jagger se ve horrible. Cuando salimos. Cuando pensé que te había perdido… 154 . Sus ojos se abren y traga. tú casi moriste… ―Tu padre se sacrificó. fue lo más amable que pudo haber hecho por mí. ―Mi padre está muerto. Entramos en una y veo a Jagger en la tercera cama. ―Estaremos bien nena. ―Estás bien… ―susurro. no hiciste nada malo. ―Jagger… lo siento mucho. ―Hola hermosa ―croa. Jenny me lleva hacia él. ―¿En serio? Asiento. ―Jagger… te amo. mirándome a los ojos. Ahogo un sollozo y Jagger agarra mi cabeza. con todo lo que tengo. su rostro está pálido y tiene tubos por todas partes. Jenny me lleva a algunas habitaciones.

― Oh no. sonriendo y enrojeciendo cuando él responde sus preguntas. toma mi cara entre sus manos y lleva sus labios sobre los míos. La enfermera levanta las cejas. 155 * * * . Antes de que salgamos por la puerta. Jagger da una sonrisa débil y toma mi mano. ―Está bien. yo lo haré. así que en eso. Cuando termina. Sí señorita. mientras pudiera verte sonreír de nuevo. y pasa un dedo sobre mis labios. ―Te has convertido en mi todo Willow. Revisa los aparatos de Jagger. ―Supongo que sí. Mis ojos se abren. estamos a mano. pero esperaré en la puerta. Una enfermera entra. le ayudo a enderezarse la ropa. mi vida cambió. ―Cuando te vi ahí.―Hey. cuidando de no hacerme daño. sé exactamente lo que estás haciendo. y sus bonitos ojos azules se estrechan. y mi vida nunca será la misma sin ti. Me paro junto a Jagger y él se inclina sobre mí mientras lucha por hacer pis. ―Te ayudaré. no lo hará. fuiste todo lo que importaba. Levanto la vista y me encuentro con su mirada. ¿En serio? Él está en una cama de hospital por el amor de Cristo. Me ayuda a sacarlo de la cama y lo llevamos al baño. No me importaba lo que pasara en ese momento. Gentilmente pone mis brazos alrededor de él. Y sé que mi vida nunca será la misma sin él. Me da una mirada antes de cerrar la puerta. ―¿Supongo que esto es una venganza por la cosa del período? Sonrío débilmente. cortando nuestra conversación. Sr. estoy bien. ―¿Necesitas ir al baño. De repente. y él te estaba ahogando… Willow. Black? ―Sí.

Sentí un montón de emociones por mi padre durante la semana pasada. Me hundo en el regazo de Jagger. ―Gracias amigo. Estoy enojada de que se hiciera esto a él y a mí en primer lugar. ―¿Qué? ―La tengo aquí. ―No me gusta tener que decirle adiós. ―Hey. triste y confundida. grita si necesitas algo Jagger. y me lo llevé a mi casa. Entro en la habitación donde Jenny ya acomodó una cama para Jagger. ―Esa información podría ponerle fin al mayor laboratorio de drogas del mundo. Sólo se suma a la cicatriz que le hice con el cuchillo. y luego se va de la habitación. Nunca voy a olvidar lo que mi padre hizo por mí ese día. Es de mañana y me siento mal del estómago sabiendo que tengo que decirle adiós. Jesús. inclinándome hacia atrás lo suficientemente lejos para asegurarme de no hacerle daño. hay algo que no te dije… Sus ojos se entrecierran. Jagger se ve mucho mejor. la de Jagger. ―Los dejaré solos. 156 . Pobre Jagger. sólo cuando finalmente se redimió y confundida de sentir emociones tan diferentes. ―Lo sé. He estado enojada. Angel me sonríe. He pasado los días que ha estado en el hospital. Me salvó la vida y posiblemente. ¿por qué no me lo dijiste? ―Porque estaba debatiendo si debía destruirla o no. Sonríe cuando me ve. y Angel se levanta rápidamente. y están discutiendo algo. Mi madre consiguió un pase de un día para asistir. Estoy triste porque lo perdí. Jagger. ―¿Cómo te sientes esta mañana? Me encojo de hombros. organizando el funeral de mi padre. Angel está con él.Jagger salió seis días después. y su herida de bala está sanando bien. ―¿Qué? ―Copié la información… Veo sus ojos abrirse. ―Willow.

157 . ―Di más… Él se inclina a mi oído. mientras sus dedos se deslizan en mis pantalones cortos y encuentran mi clítoris. su dedo se mueve cada vez más rápido y estoy tan cerca del borde. ―Me amas con la boca sucia. ―Me puedes tener ahora. ―Malditamente bella ―murmura. no te quiero más en peligro. si te montas muy despacio en mí. ―Jagger. pero necesito que me lo des. ―Está bien. Gimo mientras empieza a hablar y a acariciarme. ―Tienes una boca sucia… Él lame mi labio inferior. deslizando mi lengua en su boca y rozándola con la suya. me quejo y me aferro a él. ―Te lastimaría… ―No.―¿Qué? ―Te diré todo sobre eso. ―¡Jagger! ―grito y tiemblo mientras un orgasmo barre mi cuerpo. Sonrío. no estarás a salvo. Me encanta la sensación de mi pene dentro de ti. ―Eres una pequeña gatita tan fuerte. Él toma mi cara entre sus manos y me besa con intensa fuerza. ―Necesito follarte demasiado. ―Lo sé. Tengo que deshacerme de ella y asegurarme que nadie se entere de que la tienes. dilo mientras te vienes por mí. y quiero follarte tan duro. Deseo tanto agarrar esas diminutas caderas y sumergirme en ti hasta que no pueda respirar. Quiero que envuelvas tus labios alrededor de mi pene y me chupes hasta que me venga duro… Gimo y lo agarro. besándome otra vez. pero mientras la información esté por ahí. ―Di mi nombre nena. ―¿Cuánto tiempo pasará hasta que pueda tenerte otra vez? ―le susurro. Asiento y me muerdo el labio. Dilo.

Cuando bajamos de lo alto. Él me mira con expresión hambrienta mientras me quito el top y el sujetador hasta que estoy de pie completamente desnuda delante de él. Mi cara se pone seria. Me encanta oírle suplicar. Él desliza sus caderas hacia delante y me subo a horcajadas sobre él. Su mandíbula se estrecha y su cabeza está dando la vuelta. ―Oh. ven aquí y desliza esa hermosa vagina sobre mi pene. ―Entonces vente. sus manos están en mis caderas y los músculos de su pecho están tensos. Me paro y bajo lentamente mis pantalones cortos. vente por mí. ―Estoy bromeando nena. Él se recuesta en la silla. ―Debo hacer que me disparen más a menudo. bajándoselos suavemente. sonriendo perezosamente hacia mí. ―Tan malditamente bien. no debes. ―No. me hace cosas locas. Me levanto a mí misma y suavemente me deslizo hacia abajo otra vez. ―Willow ―ruge y lo siento palpitar dentro de mí. animal. teniendo cuidado de no apoyarme en su estómago. ―Fóllame nena. en voz ronca. me haces desear venirme tan duro. Continúo con ese patrón. Sus gemidos irregulares llenan mis oídos y me llevan por encima del borde. ―¿Dime lo bien que me sientes? ―ronroneo. sus ojos se vuelven un poco y su respiración se acelera. me vengo con él y los dos gritamos mientras mi cuerpo lo ordeña hasta dejarlo seco. disfrutando de sus gritos de placer. ―Me río. Pongo mis manos en sus hombros y poco a poco me bajo hasta ensartarme sobre su palpitante longitud. Tan jodidamente apretada. ―No hasta que lo hagas tú ―deja salir. quita esa sonrisa de tu cara. ―Mierda ―susurra él mientras poco a poco me deslizo hacia abajo.El pensamiento hizo que mi ingle se apretara de nuevo. Dios. meciendo suavemente las caderas hasta que él está pidiendo más. Cuando estoy totalmente empalada. 158 . me deslizo suavemente de él y tiro de mi ropa. ―Esto no es para mí. Sonrío seductora y alcanzo sus pantalones. Willow.

―Está bien. bostezando de nuevo. ―Deberías descansar un poco… Él asiente débilmente y le ayudo a entrar la cama.Bosteza y yo sonrío. Cuando está acostado. Me apoyo y lo beso otra vez. ―¡Es de día! Él sonríe y cierra los ojos. me apoyo y deslizo mis labios en los suyos. ―Buenas noches Jagger. 159 . ―¿Está seguro de que no necesitas un poco de ayuda? ―pregunta. Jenny y Ava tienen todo cubierto. buenas noches chica. Duérmete. ―¿El viejo necesita una siesta después de eso? ―Cállate ―dice sonriendo. ―Muy bien.

creí que mi papá era todo. nos encontramos y observamos su tumba tallada en el suelo. Cuando es el momento de volver a nuestra casa para el velatorio. y yo me esfuerzo por mantener todo junto. quiero estar con mis hijas un tiempo más largo. Sé que tiene dolor. ―Está bien. ―Sabes que no puedo hacer eso. tratando de aliviar la situación―. 160 . de mi mamá a la mía. Jenny está a mi lado y su mano se mueve por la espalda de mi mamá y. ¿cuándo vas a perdonarme a mí? ―No hagas esto ahora ―dice Jenny suavemente. mi madre le suplica a Sarah que la deje ir. ―Por favor. Te lo prometo. ―Gracias ―le susurro al comenzar a cubrirlo con tierra. Mi madre solloza en voz alta y se aferra a mí. Sus ojos verdes angustiados encuentran los míos. y sé que es difícil para él soportar esto tanto tiempo. ―Lo perdonaste a él. ―¿Por favor? ―aboga de nuevo. Es difícil cuando ella está tan angustiada. Jagger está a mi lado todo el tiempo. acariciando su mano. ―Hoy no mamá ―le susurro. Ella baja la cabeza. está bien. mamá. Creo que cambié eso para ellos. no puedo ―suspira Sarah. Sostengo su mano todo el servicio y contengo mis emociones.Capítulo 20 El funeral es horrible. pero lo hace por mí. ―Está bien. iremos y te visitaremos mañana ―dice Jenny. sintiéndome mal. Cuando se acaba. ―Lo siento. ―Iremos a verte ―le digo. Una vez. ― Te prometo que estaremos allí mañana ―digo. sosteniendo mi otra mano. ocasionalmente.

Cuando se fue. y hago un poco de pequeños aperitivos y sirvo bebidas. Me quedo mirando a Ava y ella se encoge de hombros. Jagger. Eres mi todo ahora. ―Siempre estaré aquí para ti. es bueno verte… es… Sus ojos se mueven más allá de mí y yo a mi vez veo lo que ella está viendo. ―Angel. así que me acerco y abro. Jagger … ¿está llorando? ¿Quién es esta mujer? Él se ahoga con cierta incoherencia en sus palabras y antes de darme cuenta. Es posiblemente una de las mujeres más atractivas en la que jamás he puesto los ojos. se desliza de su mano y se estrella en el suelo. ―Sí. Jagger mira por encima de ella. ―Mierda ―oigo a Angel respirar. Sólo unos pocos viejos amigos policías aparecen. Sonrío y él me ayuda a sacar los aperitivos. Ella corre hacia él y se lanza a sus brazos. preguntándome quién es ella. ¿Tal vez es una buena amiga o algo así? ―¿Estás… viva? ¿Viva? ¿Qué? 161 . Mientras estoy en la cocina preparando algunas cajas de pescaditos. Jenny quita su mano y todos hacemos el viaje a casa para el velatorio. Jagger está sosteniendo un vaso. Es alta. y como si se moviera en cámara lenta. Quedo frente a una muy bonita mujer. Él me da vuelta y toma mi cara en sus manos. ¿Qué demonios me estoy perdiendo aquí? Lo miro envolver sus brazos alrededor de ella y enterrar su cara en su cuello.Ella asiente y va hacia el coche. Sus ojos son de color rojo y vidriosos. Cuando los dos finalmente se separan. Ella me sonríe. Mi estómago se revuelve y me siento mal. con el cabello rubio casi blanco y grandes ojos marrones. estoy bien. la mujer se está empujando delante de mí. Jagger entra y envuelve sus brazos alrededor de mi cintura. ¿Qué diablos está pasando aquí? Ava viene y se para a mi lado. y yo también lo hago. su expresión es tan confundida como la mía. ―¿Estás bien? Asiento. Un golpe en la puerta suena justo cuando estoy a punto de tomar la bandeja vacía para devolverla a la cocina. Willow. gracias por estar aquí para mí hoy.

estaré aquí para siempre. no podía correr el riesgo de que alguien supiera que estaba viva. está llorando. ―¿Todavía? Él mira hacia otro lado. Ava toma mi mano y la utilizo para no perder el equilibrio. porque está viva. fueron los dos años más largos que he vivido. pensaba en ti todos los días. ―Pensé que estaba muerta… no fue como que nos separamos porque las cosas iban mal. Eso es todo para mí. tenemos que… ―comienza pero ella lo interrumpe. no puedo escuchar más de esto. no sé qué más hay ahí. Jagger el duro está emocionado de ver a su mujer. Oh. Me doy la vuelta. ¿Qué está tratando de decirme? ―Sharleen. ni siquiera ser tan egoísta. 162 . Jagger. ―¿Qué pasa con nosotros? Se encuentra con mi mirada. ―Jagger estoy en casa. un momento después. Tengo que salir de aquí. me vuelvo y agarro mis llaves. Jagger mira más allá de esta mujer y se encuentra con mi mirada. ―¿Una esposa? ―Pensé que estaba muerta ―susurra. ―Willow ―grazna Jagger. Tu esposa está en casa. ―Pensé que estabas muerta ―se ahoga. Jagger está detrás de mí y agarra mi brazo. ¿Cómo puedo echarle la culpa por eso? No puedo. ―¿La amaste? ―Sí. ¿Nene? Esto no es bueno. Mi vida ha sido un infierno sin ti. estoy aquí ahora nene. Lo siento tanto. sus ojos están mojados. Joder. ―Espera. nunca estaremos separados de nuevo. ―No lo estoy. todo va a estar bien. En este momento todo lo que siento es felicidad. Ya estoy en casa.―Estaba en protección de testigos. Voy corriendo por la puerta principal a la acera. En serio. Grandioso.

¿no? Él niega sin poder hacer nada. ―Mira. imagina si yo muriera mañana y de pronto regresara dos años después. No lo puedo hacer. tragando enojada. ―No pedí que esto sucediera… ―Y ahora sucedió.―Sólo necesito un poco de tiempo… tengo que conseguir hacer que mi cabeza vaya alrededor de esto. no puedo responder a eso en este momento. Mi corazón se rompe. ―Quieres que esto termine. literalmente se rasga por la mitad. No peleaste por mí cuando llegó el momento. sólo… ―La amas todavía. ¡No voltees esto hacia mí! ―¿Por qué no Willow? Tuviste levantada una maldita pared de ladrillo desde que te conocí. pero no puedes pedirme que espere para ver si mi corazón se rompe o no. sólo vuelve y haz lo que tienes que hacer. realmente lo hago y entiendo por qué estás confundido. ―¡Ella es mi esposa! ―¡Es lo que dijiste! ―No estás viendo esto con mis ojos. ―Jagger. ―Entonces no me lo hagas ―le susurro. ―Eso no es justo ―le digo. ¿no? ―Eso es injusto Jagger. No estoy enojada contigo. ―No estoy diciendo que todo terminó. ―Willow. pero no me hagas sentir mala por esto. no quiero hacerte daño. No puedo sentarme y esperar mientras decides si amas a tu esposa o no. tus sentimientos por mí no se fueron. ―Es la verdad. Respeto cómo te sientes Jagger. como siempre haces. ¿no? ―¿Qué? ―grito―. No lo merezco. no puedo hacer esto. sé de dónde vienes pero no puedes sinceramente pedirme que te espere. lo que deseabas era huir. No importa si te mudaste. mirando lejos. ―Sinceramente. y quieres que te espere hasta que decidas si todavía la amas o no… 163 .

es suficiente para que capte la pista y huya. No tengo nada que me respalde cuando me caigo. le juré mi lealtad. tú sí. no soy lo suficientemente fuerte. no puede cambiar lo que siento. ―Sí. Jagger. dejo que las lágrimas calientes bajen por mis mejillas. pero tienes que entender algo sobre mí. no sólo te vayas… ―No tengo la fuerza para esto Jagger. Pensé que estaba muerta. pero no tengo en mí sentarme alrededor mientras haces una elección. y tener una pared de ladrillos. pero terminamos. le hice una promesa. Puedo ser débil. 164 . Te amo. supongo que lo hiciste. Ahogo una risa ronca. me arruinó y ahora está de vuelta. No puedo decirle que se pierda. y cuando sé que está fuera de la vista. Me doy la vuelta y camino a la oscuridad.―Me casé con ella. Parece que terminamos aquí… ―Willow. Te deseo todo lo mejor. El hecho de que tengas confusión está ahí. mierda.

¿Sabes por qué? ¡Porque hicimos algo que esa persona no y podemos estar orgullosas de ello! 165 . Soy una chica australiana de principio a fin. pero nos ocupamos de ello. me encanta la música country y ¡amo a mi familia! Tengo una piedra en mi esposo.Sobre Bec Botefuhr: Soy una madre de veinticinco años de dos niñas hermosas. son tan parecidos. Como autora. Estoy loca. desde que tenía quince años. desde las serpientes hasta los canguros. No entiendo por qué la gente tiene que ser tan desagradable. loca. somos a menudo desagradables. Me encanta estar al aire libre. Lo único que odio en el mundo es que la gente te juzgue. que inspiró el personaje de Jax. me encanta una buena broma. La vida es demasiado corta para vivirla con el ceño fruncido. mi país es mi alegría. Me encanta Australia y todo lo relacionado con él. me encanta una buena carcajada y me encanta una buena cerveza. Finalmente tuve el coraje de llevar mi trabajo allá y publiqué mi primer libro Damned. He estado escribiendo desde hace mucho tiempo. loca y soy una verdadera chiflada.

166 .

Intereses relacionados