Está en la página 1de 85

Y la bestia...

también es el

Octavo...
y camina para la destrucción (Apocalipsis 17:11)

Jairo Pablo Alves de Carvalho

Introducción –

Apocalipsis - Una Revelación de Dios

Capítulo 1 – ¿En qué tiempo vivimos?


Capítulo 2 – La Visión
Capítulo 3 – Las Siete Cabezas son Siete Montes
Capítulo 4 – Son También Siete Reyes
Capítulo 5 – El Octavo
Capítulo 6 – Un Tiempo de Tardanza
Capítulo 7 – El Nueva Orden Mundial
Capítulo 8 – El Reinado de la Bestia
Capítulo 9 – Ellos Guardan los Mandamientos de Dios
Capítulo 10 – El Armagedón y la Segunda Venida de Cristo

Introducción

Apocalipsis - Una Revelación de Dios

De todos los libros de la Palabra de Dios, el más intrigante y que mayor interés
despierta en nuestros días es el Apocalipsis. Es una gran verdad que muchos
no comprenden. Existen tantos estudios divergentes sobre él que algunos son
llevados a dudar que pueda haber una revelación progresiva y ordenada de
hechos dada por Dios. Prefieren clasificarlo como misterioso y vedado a la
comprensión humana, y sus estudiosos como fundamentalistas. Pero el
Apocalipsis, al contrario de lo que muchos dicen, no es un libro indescifrable.
En su primer verso, Dios lo presenta como una revelación:

“Revelación de Jesucristo, que Dios Le dio...” Apocalipsis 1:1

Y su objetivo es presentado enseguida:


“... para mostrar a sus siervos las cosas que en breve deben acontecer”
Apocalipsis 1:1

Dios determinó revelar siempre a aquellos que Le sirven, las cosas que habrán
de enfrentar en un futuro próximo, a fin de que los acontecimientos no los
encuentren desprevenidos. Antes del diluvio, avisó a su siervo Noé sobre Su
intención de destruir la tierra por agua y le dio la comisión de predicar este
mensaje para que todos los que oyeran y lo atendieran no perecieran. Noé
formaba parte de la generación que enfrentaría el diluvio; por eso fue en su
tiempo, y no antes, que Dios envió el mensaje de advertencia. El mismo se da
en el libro de Apocalipsis. No habría provecho para los hombres el saber cosas
que acontecerían solamente mucho tiempo después de su muerte, en el futuro;
por eso Dios revela las cosas que en breve deben acontecer. Por lo tanto, toda
revelación del libro de Apocalipsis que vamos a comprender con respecto a
nuestro tiempo - afectará directamente nuestras vidas.

Según está escrito, Dios da la revelación a sus siervos. ¿Quiénes son los
siervos de Dios?

“Y a los hijos de los extranjeros que sigan a Jehová para servirle, y que amen
el nombre de Jehová para ser sus siervos; a todos los que guarden el día de
reposo* para no profanarlo, y abracen mi pacto”. Isaías 56:6

Según la palabra de arriba, los siervos de Dios guardan el sábado. Y el Señor


determinó revelarle las cosas que en breve deben acontecer. Dios les confió
las revelaciones del Apocalipsis. Es, por lo tanto, entre los guardadores del
sábado que la correcta comprensión de sus profecías deberá ser encontrada.

8 9
“ Acuérdate del día de reposo* para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás
10
toda tu obra; mas el séptimo día es reposo* para Jehová tu Dios; no hagas en
él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu
11
extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo Jehová los
cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el
séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo* y lo santificó”. Éxodo
20:8-11

16
“ Guardarán, pues, el día de reposo* los hijos de Israel, celebrándolo por sus
17
generaciones por pacto perpetuo. Señal es para siempre entre mí y los hijos
de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo
día cesó y reposó”. Éxodo 31:16, 17
El capítulo 17 de Apocalipsis une la revelación del pasado, presente y futuro
hasta la segunda venida de Jesús, mostrándonos las trampas preparadas por
el enemigo mortal de nuestra alma - Satanás - para llevarnos con él a la
condena y muerte eternas en este tiempo - en la última vuelta del reloj profético
de Dios. Cuáles son ellas y como vencerlas es el propósito de este libro.
Nuestros intereses eternos para esta vida y la futura están en juego.
“Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y
guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca.” Apocalipsis
1:3.

Capítulo 1

¿En qué tiempo vivimos?


1
“ Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló
conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran
2
ramera, la que está sentada sobre muchas aguas; con la cual han fornicado
los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el
vino de su fornicación”. Apocalipsis 17: 1, 2

El Apocalipsis fue escrito por el profeta Juan (Apoc. 1:1). En el verso de arriba,
él relata que uno de los siete ángeles que tenían las siete copas vino a darle el
mensaje de Apocalipsis 17. ¿Qué significa eso? Para saberlo, necesitamos
comprender lo que contienen las siete copas que los ángeles tenían en la
mano. El Apocalipsis es una revelación dada en símbolos. La copa contenida
en la mano del ángel representa un juicio de Dios – o flagelo (plaga) – que será
ejecutado por el ángel que tiene la copa. En Apocalipsis 15, leemos:
1
“ Vi en el cielo otra señal, grande y admirable: siete ángeles que tenían las
siete plagas postreras; porque en ellas se consumaba la ira de Dios..... los siete
ángeles que tenían las siete plagas, vestidos de lino limpio y resplandeciente, y
7
ceñidos alrededor del pecho con cintos de oro. Y uno de los cuatro seres
vivientes dio a los siete ángeles siete copas de oro, llenas de la ira de Dios, que
vive por los siglos de los siglos”. Apocalipsis 15:1, 6, 7

Los siete ángeles tienen la orden de dar cumplimiento a los siete últimos
flagelos, o plagas, que serán derramadas sobre la tierra, con los cuales se
consumará la cólera de Dios. El próximo evento relatado en la Biblia después
del cumplimiento de estas plagas es la segunda venida de Cristo. El hecho de
que uno de los ángeles que derraman las plagas sobre la tierra vino a revelar la
visión de Apocalipsis 17 a Juan, muestra que el ángel descendería del cielo
para revelar esta profecía en la época en que las plagas estuvieran listas para
ser derramadas. Las personas que comprendan la visión de Apocalipsis 17
pueden estar en lo cierto, por lo tanto, viven el tiempo en que las siete plagas
serán derramadas sobre la tierra. Si usted entienda que la revelación de esta
profecía, presentada en este libro, es verdadera, puede estar seguro de que
pertenece a la generación que enfrentará las siete últimas plagas* y verá a
Jesús volviendo en las nubes del cielo. *

Nota: Las plagas serán derramadas cuando concluya el periodo de gracia dado
por Dios para que todos los hombres se arrepientan – ver explicación bíblica en
el Apéndice 1.

Los hombres son cada vez más duros para los llamados del Espíritu de Dios.
Luego llegará el tiempo en el cual estarán tan endurecidos que ningún llamado
de parte de Dios en sus conciencias será oído, y entonces, Él no tendrá otra
opción sino de dejar para siempre de insistirles. Derramará Su cólera con el
juicio investigador sobre aquellos que despreciaron el gran sacrificio hecho en
la cruz del Calvario para su salvación. Así, cumplirá la justicia requerida por Su
ley de los Diez Mandamientos, por tanto tiempo despreciada. Con gran tristeza
Él Se esconderá, llenando el lugar de Su habitación de humo para que el
Universo no vea Sus lágrimas al verse forzado a derramar sobre los impíos los
juicios, las consecuencias de sus malos actos, por no haber aceptado el perdón
que Él ya les había dado por el sacrificio de Su único Hijo!
“Y el templo se llenó de humo por la gloria de Dios, y por su poder; y nadie
podía entrar en el templo hasta que se hubiesen cumplido las siete plagas de
los siete ángeles”. Apocalipsis 15:8.

Aún en Apocalipsis 17:1, el ángel le dice a Juan que le mostraría la condena de


la prostituta. En el verso 5, se dice que esta prostituta tiene un nombre,
Babilonia:

“y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA


MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA...”
Apocalipsis 17:5

El castigo de esta prostituta, de nombre BABILONIA, ocurrirá en la séptima


plaga: “Y la gran ciudad fue dividida en tres partes, y las ciudades de las
naciones cayeron; y la gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para
darle el cáliz del vino del ardor de su ira”. Apocalipsis 16:19

Cuando el ángel le anuncia a Juan la condena de la prostituta, se refiere a esta


séptima plaga. Esta revelación será dada por medio de la profecía de
Apocalipsis 17. En este capítulo, él revelará los eventos que ocurrirán hasta
llegar el tiempo en el cual Dios dará el castigo a la prostituta BABILONIA, en la
séptima plaga. Como la revelación es dada para mostrar las cosas que “en
breve deben acontecer” (Apoc. 1:1), el hecho de entenderla nos confirma que
pertenecemos a la generación que verá estas cosas, que estará viva en el
tiempo de la séptima plaga. ¿Estamos preparados?
Capítulo 2

La visión

“Ven acá, y te mostraré...” (Apocalipsis 17:1). Estas palabras muestran que


podemos entender adecuadamente los símbolos de las profecías. ¿Cómo?
Solo basta que dejemos que Aquel que dio las profecías las explique por medio
de Su Palabra. Este es el método que Él nos enseñó usar:

“La palabra, pues, de Jehová les será mandamiento tras mandamiento,


mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí,
otro poquito allá”. Isaías 28:13.

El significado del símbolo presentado en un pasaje es revelado en otro – “un


poco aquí, un poco allí”. Usando el método bíblico para la interpretación de los
símbolos del Apocalipsis, podemos estar correctos cuando encontramos la
interpretación correcta de la profecía. Usaremos este método para comprender
los símbolos presentados en Apocalipsis 17. Leamos la descripción de la
visión:

3
“ Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una
bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez
4
cuernos. Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro,
de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de
5
abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; y en su frente un nombre
escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS
6
Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. Vi a la mujer ebria de la sangre
de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé
asombrado con gran asombro.” Apocalipsis 17:3-6

Juan fue llevado “en espíritu”, o sea, en visión, hasta un desierto, donde vio
una mujer (v. 3). ¿Qué representa este símbolo? Encontramos la respuesta en
la carta de Pablo a los Corintios:
“Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo,
para presentaros como una virgen pura a Cristo.” II Corintios 11:2

Pablo dice que deseaba presentar a los miembros de la iglesia de Corinto


como una mujer virgen, pura, para Cristo. La iglesia fue comparada a una
mujer. Percibimos, por lo tanto, que “mujer” es el símbolo usado para
representar “iglesia”. Pablo comparó una mujer virgen, a la iglesia de Cristo,
pura, que sigue la verdad revelada en la Palabra de Dios. Pero el ángel le dice
a Juan que la mujer era “prostituta”:

“Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada
sobre muchas aguas”. Apocalipsis 17:1

Una virgen representa una iglesia fiel a la Palabra de Dios, leal a Cristo; por
otro lado, una prostituta es una iglesia que Lo traiciona, desviándose de las
verdades reveladas en la Palabra de Dios:

“Ve, tómate una mujer fornicaria, e hijos de fornicación; porque la tierra fornica
apartándose de Jehová”. Oseas 1:2

¿Cuál es la iglesia representada por la prostituta? La visión presenta varios


detalles que nos permiten identificar con precisión quien ella es:

1- Estaba sentada sobre una bestia (v. 3)


2- Estaba vestida de púrpura y escarlata (v.4)
3- Adornada con oro y piedras preciosas (v.4)
4-Tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia
de su prostitución (v. 4)
5-En su frente estaba escrito el nombre: MISTERIO, LA GRAN BABILONIA, LA
MADRE DE LAS PROSTITAS (v.5)
6-Estaba embriagada de la sangre de los santos y de la sangre de los mártires
de Jesús (v.6)

Si hiciéramos un análisis imparcial de las características de esta iglesia


prostituta presentada en la profecía, verificamos que, aunque muchas iglesias
posean algunas de las características de la prostituta, solamente una posee
todas ellas. Al analizar las características dadas y compararla con los hechos
de la historia antigua y actual, llegaremos a la conclusión correcta:
6-Estaba embriagada de la sangre de los santos y de la sangre de los mártires
de Jesús (v.6)

¿Cuál es la iglesia que mató tantos santos en el pasado a tal punto de que se
dice que está “embriagada de la sangre de los santos y los mártires de Jesús”?
Diferentes fuentes nos llevan a entender que sólo una iglesia cumple esta
descripción. Presentaremos aquí sólo tres:

“Cuando el clero romano vio sus congregaciones disminuir, pidieron ayuda a


los magistrados y, por todos los medios a su alcance se esforzaron por
recuperar su antigua audiencia.... Vanamente, tanto las autoridades
eclesiásticas como las civiles, fueron llamadas para enfrentar la herejía.
Vanamente recurrían a la prisión, tortura, hoguera y espada. Miles de creyentes
sellaran la fe con la propia sangre” La gran Controversia, Cáp. 10 (énfasis
nuestro).

“Por profesar una fe contraria a la de Roma, la historia registra el martirio de


más de cien millones de personas” Brief Bible Readings, p. 16 (énfasis
nuestro).

“Que la Iglesia de Roma derramó más sangre inocente que cualquier otra
institución que haya existido en la humanidad no será puesto en duda por
ningún protestante que tenga buenos conocimientos de historia. Es imposible
formarse una idea completa del enorme número de víctimas, y no existe poder
de la imaginación capaz de comprender adecuadamente su sufrimiento” W. Y.
H. Leeky, History of the Rise and Influence of the Spirit of Rationalism in
Europe, Vol. 2:32, edición de 1910 (énfasis nuestra).

5-En su frente estaba escrito el nombre: MISTERIO, LA GRAN BABILONIA, LA


MADRE DE LAS PROSTITUTAS (v.5)

Existe una sola iglesia que se autoproclama como la iglesia “madre”:

Ҥ1667
LOS SACRAMENTOS ‘La santa madre Iglesia instituyó los sacramentos, que
son señales sagradas por los cuales, a la imitación de los sacramentos, son
significativos efectos principalmente espirituales, obtenidos por la
impenetración de la Iglesia’.” Fuente: Constitución Apostólica Fidei Depositum
Para la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica redactado tras el
Concilio Vaticano II - http://catecismo.catequista.net/P1651-1800/1667.htm -
asesado en 14.10.2007 (énfasis nuestro).

Una sola iglesia es conocida como propagadora de diversos MISTERIOS, y


también se autollama como “Iglesia del misterio”:

“La Celebración del próximo día Mundial de Oración por las Vocaciones me
ofrece la oportunidad de invitar al Pueblo de Dios a reflexionar sobre el tema de
la Vocación del Misterio de la Iglesia.... La misión del sacerdote de la Iglesia es
Insubstituible. Por lo tanto, aún si, en ciertos lugares, hay escasez de
sacerdotes, no se debe tener menos certeza de que Cristo aún continúe a
llamar a hombres, que... si se dediquen a la predicación de los santos
misterios... el sacerdote ministro es siervo de Cristo presente en la Iglesia del
misterio” De Benedicto XVI - Mensaje del Santo Padre a la 43º día Mundial de
Oración por las Vocaciones – 7 de Mayo de 2006 - IV Domingo de Pascua,
Ciudad de Vaticano, 5 de Marzo de 2006 Fuente:
http://www.cnbb.org.br/documento_general/43diamundialdeoracaovocacoes.do
c - acezado en 14.10.2007 (énfasis nuestro).

4- Tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia


de su fornicación (v. 4)

La palabra “abominación”, en la Biblia, es usada para referirse al disgusto de


Dios a la idolatría, lo que incluye la adoración de imágenes, llamadas ídolos:

26
“A la verdad ninguno fue como Acab... El fue en gran manera abominable,
caminando en pos de los ídolos” I Reyes 21:25, 26

Hay una iglesia que oficialmente aprobó el culto a las imágenes, y por lo tanto
se llenó de abominaciones, cumpliendo la descripción de Apocalipsis 17:

“La Iglesia Católica, en los concilios de Nicea y de Trento, aprobó y recomendó


el culto de las imágenes.”
http://www.paginaoriente.con/catecismo/imágenes.htm - Investigado en
14.10.2007 (énfasis nuestro).

El culto de imágenes es una transgresión del mandamiento de Dios que dice:

“No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni


abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra”. Éxodo 20:4
3-Adornada con oro y piedras preciosas (v.4)

“Tradicionalmente, el papa, conforme a la circunstancia, se sirve de tres tipos


de mitra: La Gloriosa: adornada de piedras preciosas y de un círculo de oro que
le sirve como base. (En esta categoría está incluida la mitra con la triple franja
dorada).” Fuente: http://pt.wikipedia.org/wiki/Mitra - Investigado en 22.11.2007
(énfasis nuestro).

“Sociedad: Ropa que el Papa usó de 15 km de líneas de oro y plata Publicado


por Redacción en 3/05/07

La capsula que el Papa Benedicto XVI usará en la primera misa en Brasil está
expuesta en la ciudad de Balneario Camboriú, litoral norte de Santa Catarina.

Sólo el bordado del paramento, que hace una referencia a la bandera


brasileña, es de 15 km de líneas de oro y plata. Capsula es el nombre dado a la
vestimenta que cubre el cuerpo de los padres....

Según el Designer, fueron usados 20 m de tejidos belgas en la capsula de


Benedicto XVI, que pesa aproximadamente 1,2 kg. El cuerpo del paramento
está compuesto en 99% por la fría y 1% de aguja oro. Diecisiete personas
trabajaron en la confección de la ropa y sólo el bordado hecho en máquina
industrial consumió doce horas.”
http://jbonline.tierra.con.br/extra/2007/05/02/y02054022.html - Investigado en
15.10.2007 (énfasis y grifos nuestros).

“Algo que llama la atención en la próxima venida del papa a Brasil es el alto
costo de las pomposas ceremonias e instalaciones que están siendo
preparadas. Más preguntas renacen. ¿Será que la eucaristía no puede ser
celebrada como Jesucristo lo hizo en su última reflexión con los apóstolos
antes de morir en la cruz, en un salón simple, sin ostentación de riqueza? Los
reportajes sobre la visita del papa Ratzinger a São Paulo sólo hablan
prácticamente en restauración millonaria de los locales donde él va a
hospedarse; alfadas litúrgicas carísimas; cálices y otros utensilios litúrgicos de
oro y piedras preciosas. Nada de esto usaba Jesucristo predicando el
Evangelio en la Tierra Santa; el modo simple de vestir de él y de los apóstolos
que escogió para conducir sus discípulos y continuar su predicación y
ejemplos; la pobreza y la sencillez (en vez de autoritarismo) de la Iglesia de los
primeros tiempos.” Fuente:
http://www.revistaalgomais.con.br/bancas/ed14/iglesia.php - Investigado en
16.10.2007 (énfasis nuestros).

“Vaticano, 15 - (AE/AP) - El papa Benedicto XVI dio gracias por sus 80 años de
vida con una misa especial en la escalinata de la Basílica de San Pedro, en
ceremonia que atrajo miles de peregrinos...

Entre los presentes que recibió por su aniversario, le obsequiaron un soporte


para Biblia decorado en oro y piedras preciosas del cardenal Friedrich Wetter,
de Múnich; un obispo de la Bavária le dio 80 botellas de una cerveza
especialmente producida para la ocasión.

Fuente:
http://www.jornaldoestado.con.br/index.php?VjFSQ1VtUXlWa1pqU0ZKUFVrZD
RUMWxYZUZaa01WSllZMFUxYVZadVFsWlVWVkpUVlVaR1ZVMUVhejA9 -
Investigado en 16.10.2007 (énfasis nuestros).

El culto a la Señora de Fátima, que había sufrido una tremenda caída, después
del suicidio de Hitler, necesitaba ser reavivado. En octubre de 1945 el Vaticano
ordenó que fueran organizadas enormes peregrinaciones hasta el Santuario de
Fátima. En 1946 la Señora de Fátima fue solemnemente coronada delante de
medio millón de peregrinos. La corona que pesaba 1.200 gramos era de oro
macizo, con 3l3 perlas, 1.250 piedras preciosas y 1.400 diamantes. Pío XII se
dirigió del Vaticano a los peregrinos, afirmando que las promesas de la Señora
de Fátima serían cumplidas. “Estad listos”, él amonestó. “No puede haber
neutros, ni un paso atrás. Organizaos cómo cruzados”. Fuente:
http://cacp.org.br/catolicismo/artículo.aspx?lng=PT-BR&article=16. Mientras los
hombres mueren de hambre en África, una imagen recibe una corona que
cuesta millones de dólares.

Los colores “púrpura y escarlata” son variaciones del rojo. Estos colores son
fácilmente encontrados en los trajes de los sacerdotes de la iglesia identificada
como la mujer de Apocalipsis 17:

“CIUDAD DE VATICANO, Vaticano - El Papa Benedicto XVI anunció este


miércoles el nombramiento de 15 nuevos cardenales... Los nuevos “ministros”
de la Iglesia recibirán el birrete rojo* y el anillo de oro de cardenal durante la
celebración del primer Consistorio o reunión de cardenales del pontificado
marcada para el día 24 de marzo.” Fuente:
http://www.folhadecontagem.con.br/web/modules.php?name=News&file=article
Investigado en 22 de noviembre de 2007 – *

Nota: el birrete es un pequeño sombrero cuadrado usado por los cardenales


católicos.

Estaba sentada sobre una bestia (v. 3)

El hecho de que la mujer esté “sentada” sobre la bestia, muestra que ella está
en una posición superior, de mando, en relación la bestia. ¿A quién representa
la bestia? En Apocalipsis 13, leemos:

4
“ y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la
bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?
5
También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio
autoridad para actuar cuarenta y dos meses... Y se le permitió hacer guerra
contra los santos, y vencerlos”. Apocalipsis 13:4, 5, 7.

Por el verso de arriba, vemos que la bestia representa un poder perseguidor.


La mujer de Apocalipsis 17 es vista “sentada” sobre la bestia. Esto quiere decir
que ella comanda este poder. ¿Cuál es esta iglesia que comandó el poder
perseguidor de los santos?

“En una época en que el poder religioso se confundía con el poder real, el Papa
Gregorio IX, el 20 de Abril de 1233, editó dos bulas que marcan el reinicio de la
Inquisición. Los siglos siguientes, juzgó, absolvió, condenó y entregó al Estado
(que aplicaba la "pena capital", como era común en la época) varios de sus
enemigos propagadores de herejías.” Fuente:
http://pt.wikipedia.org/wiki/Inquisição - Investigado en 27.09.2007 (énfasis
nuestro).

Como la referencia de arriba describe, la iglesia condenaba los santos por


medio de su líder, el papa, y quien aplicaba la pena, quien mataba, era el
Estado - los gobiernos de los países - que estaban al servicio de la iglesia. Así,
el símbolo de la bestia representa, en Apocalipsis 17, la unión del poder de la
iglesia y del estado que caracterizó el papado en el pasado, para matar los
santos y mártires de Jesús.

El texto de Apocalipsis 13 que leemos relata también cuál sería el periodo de


tiempo durante el cual el papado tendría el poder de matar a los santos: “y se le
dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses”. Apocalipsis 13:5. ¿A cuánto
tiempo corresponde este periodo?

“Los cuarenta y dos meses son “tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo”, tres
años y medio o 1.260 días de Daniel 7, tiempo durante el cual el poder papal
oprimiría el pueblo de Dios. Ese periodo... comenzó con el establecimiento del
papado en el 538 d.C, y concluyó en 1798. En esa ocasión, cuando el papado
fue abolido y el papa llevado cautivo por el ejército francés, el poder papal
sufrió la herida mortal.” Fuente: La gran Controversia entre Cristo y Satanás,
Cáp. 25.

“Los 1.260 años de la supremacía papal comenzaron con el establecimiento del


papado en EL 538 d.C, y concluirían en 1798. EN ese tiempo, el ejército
francés invadió Roma e hizo al papa prisionero, el cual murió en el exilio.
Aunque un nuevo papa haya sido elegido inmediatamente enseguida, la
jerarquía papal nunca pudo, desde entonces, ejercer el poder que antes hube
poseído.” Fuente: La Gran Controversia entre Cristo y Satanás, Cáp. 15.

“Con efecto, de señora absoluta de Europa con poder de vida y muerte hasta
sobre reyes, la Iglesia Católica vio su poder mundano y riqueza declinarse de
forma acentuada en los últimos cinco siglos.” Fuente:
http://www1.hoja.uol.con.br/hoja/pensata/ult510u192.shtml. (Resaltado
nuestro).

Nota: Para saber cómo se llega a la comprensión de que los 42 meses


corresponden a 1260 años, sugerimos la lectura del Apéndice 2, al final de este
libro.

Encontramos, entonces, que la única iglesia que profesa ser cristiana cuya
historia corresponde a todas las características de la mujer dadas a Juan en
visión, en los símbolos de Apocalipsis 17:1-6 es la Iglesia Católica Apostólica
Romana. Acerca de esta mujer, Juan dice:

“y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro”. Apocalipsis 17:6.

No es de sorprender que Juan se haya espantado. Habiendo pertenecido a la


iglesia de Cristo de la época de los apóstolos, cuyos miembros, entre ellos
Pedro y Pablo, vivían en gran pobreza, soportando privaciones, amenazas e
incluso dando su vida para poder propagar el mensaje del evangelio de Cristo,
era de espantarse al ver que, en el futuro de su tiempo, una profesa iglesia de
Cristo se llenara de las riquezas de este mundo, adornándose con oro, plata,
piedras preciosas, y por iniciativa de sus líderes se uniera con los gobiernos de
la tierra para perseguir y matar a aquellos que clasificaría de herejes, cuyo
único pecado era el de seguir las convicciones de su conciencia obtenidas por
el estudio de la Biblia y predicar lo que de ella aprendieron. Era admirable para
él que, a partir de la iglesia pura, humilde, abnegada, sin riquezas de este
mundo, semejante a Cristo, que él conoció y a la cual perteneció, pudiera
desarrollarse, en el futuro, una profesa iglesia de Cristo que estuviera tan lejos
del patrón de santidad divino a punto de ser representada como estando
“embriagada” de la sangre de los santos y de las mártires de Jesús, siendo
considerada culpable, por el cielo, del asesinato de miles de santos mártires.

Capítulo 3

Las siete cabezas son siete montes


“Y el ángel me dijo: ¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer, y
de la bestia que la trae, la cual tiene las siete cabezas y los diez cuernos”
Apocalipsis 17:7

Juan se admiró al ver la visión. Interrumpiendo los pensamientos del espantado


profeta, el ángel le pregunta: “¿por qué te asombras?”. Hacemos una pregunta
tal cuando deseamos mostrar que lo que fue visto no es todo. Juan se admiró
inmediatamente después de haber visto la iglesia embriagada con sangre de
muchos santos y mártires de Jesús, los cuales mató. Así también muchos
siervos de Dios sinceros se admiran al saber que la Iglesia que consideraban
en tan alta estima, y sus líderes, está envuelta en tan horrendos pecados. Las
palabras del ángel: “¿por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer y
de la bestia”, muestran que, a pesar de que la iglesia representada en la
profecía usó los gobiernos de la tierra, el poder del estado, para matar los
santos en el pasado, eso no es todo; podemos esperar una acción semejante
de su parte en el futuro.

7
“ Y el ángel me dijo: ¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer, y
8
de la bestia que la trae, la cual tiene las siete cabezas y los diez cuernos. La
bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición;
y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la
fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que
era y no es, y será”. Apocalipsis 17:7,8.

Por las palabras “Yo te diré”, percibimos que el ángel va a comenzar a explicar
el sentido de la visión al profeta Juan. Se concluyó el relato de la visión; ahora,
se dará la explicación de los símbolos en ella expuestos. De acuerdo con el
texto de arriba, el ángel comienza a revelar el “misterio” de la mujer y de la
bestia, diciendo: “la bestia que viste, era y no es”. La bestia, como vimos en el
capítulo anterior, es el poder perseguidor combinado de la iglesia y del estado,
por el papado, que perduró del 538 d.C. hasta 1798 d.C. Durante todo este
periodo de tiempo, este poder “era” perseguidor, tal como dice el ángel: “la
bestia que has viste, era”. Sin embargo, Juan es llevado en visión a un tiempo
en el cual “la bestia... no es”. Desde 1798 hasta hoy, 2008, la iglesia católica no
ha perseguido, condenado y matado los santos por medio del estado, de los
gobiernos de la tierra, como lo hizo en el pasado. Entonces, hasta el día de hoy
es posible decir que la bestia “no es”. Se ha afirmado que la persecución
conducida por la iglesia católica en la Edad Media no pasa de una mancha
negra que forma parte de la basura histórica del pasado. El papa Juan Pablo II,
en sus peregrinaciones por la tierra, pidió disculpas de parte de los católicos
(no del papado) por las atrocidades cometidas a los santos mártires del pasado
a los pueblos de los países a los cuales ellos pertenecían. Sin embargo, Dios,
quien conoce todas las cosas, revela por medio del ángel algo que no es
anunciado ni esperado por el mundo moderno: “la bestia que viste... está para
subir del abismo e ir a perdición”. Apocalipsis 17:8.

El ángel preanuncia a Juan que aquella unión entre iglesia y estado para
perseguir y matar los santos, denominada bestia, está por subir del abismo.
Aunque parezca estar hoy totalmente deshecha, volverá a ser como era antes.
La iglesia católica volverá a usar el poder del estado, de los gobiernos de la
tierra, para perseguir y matar los santos, exactamente como lo hizo en el
pasado. Y cuando lo haga, “camina para la destrucción” o sea, cuando volviere
a perseguir y matar los santos, estará por medio de esta acción dando sus
últimos y firmes pasos en dirección a su propia destrucción. Vamos a colocar
en forma de gráfico lo que fue explicado por el ángel hasta aquí, para
memorizarlo:

8
La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo
|------------------|-----------------------------|-------------------------------|
538d.C 1798d.J.C. 2008 hasta...? ... y camina para la destrucción

“La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a
perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están
escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán
viendo la bestia que era y no es, y será”. Apocalipsis 17:8

El ángel afirma que “aquellos que habitan sobre la tierra, cuyos nombres no
fueron escritos en el Libro de la Vida”, son los que se asombrarán viendo la
bestia que hoy “no es”, pero “vendrá”. La Palabra de Dios dice: “Pero los otros
muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la
primera resurrección”. Apocalipsis 20:15. Entonces, no sería bueno para
ninguno de nosotros pertenecer a la clase de los que “habitan sobre la tierra,
cuyos nombres no fueron escritos”. ¿Qué clase de personas son estas? ¿Qué
hacen para no estar entre ellas? En contraste con los que “habitan en la tierra”,
el Apocalipsis presenta una clase de personas que “habitan en el cielo”
(Apocalipsis 13:6). Jesús, cuando vivió en esta tierra, dijo que, aunque viviera
aquí, habitaba en el cielo:
12
“ Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las
13
celestiales? Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del
Hombre, que está en el cielo”. Juan 3:12, 13.

Jesús no estaba en el cielo físicamente, en ese momento. Estaba conversando


con el fariseo Nicodemo, en esta tierra. Sin embargo, por fe, ya se veía
victorioso en el cielo, después de la resurrección. Sus pensamientos,
propósitos y objetivos estaban en el cielo. Descendió a la tierra para hacer, no
Su voluntad, sino la de Su Padre, que estaba en el cielo. Por eso, conocía las
cosas celestiales y de ellas podía hablar. La expresión “está en el cielo” dicha
por Jesús, demostraba eso. Por medio de ella, Él enseñaba a Nicodemo que, si
quisiera entrar en el reino de Dios, debía creer en él, en Jesús, y entregar toda
su vida a Él, para que viviera, no más teniendo sus pensamientos, propósitos
del corazón y objetivos de vida en las cosas de la tierra, sino en el cielo, como
Jesús los tenía.

Los que “habitan en el cielo” son los que se entregaron sin reservas a Jesús y
abandonaron todos sus intereses de esta tierra, conectándose al cielo. Por otro
lado, los que “habitan en la tierra” son los que, mantienen sus intereses,
objetivos de vida y propósitos en las cosas de este mundo y no en el cielo,
independientemente de que profesaren creencia en Cristo o no. De acuerdo
con el Apocalipsis, los “que habitan sobre la tierra”, son aquellos “cuyos
nombres no están escritos en el Libro de la Vida”, y que, por lo tanto, si no se
entregaran sin reservas a Jesucristo, su única esperanza de salvación, en un
tiempo, sufrirán la pena final: “Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida
fue lanzado al lago de fuego”. (Apocalipsis 20:15). Una entrega parcial a Cristo,
manteniendo algunos de los intereses en la tierra, resultará en la destrucción
final de la vida de la persona. O seremos totalmente de Cristo para la salvación
de nuestra alma, o nos perderemos. Escoja hoy lo que hará, amigo lector.
Sinceramente, deseamos que usted escoja entregarse sin reservas a Cristo, y
reciba la recompensa de los que así lo hagan: “para que todo aquel que en él
cree no perezca, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16).

Volviendo a Apocalipsis 17, leemos que los que “habitan sobre la tierra”, que
“se admirarán, viendo la bestia que... aparecerá” (Apocalipsis 17:8). Estas
palabras del ángel muestran que esta clase de personas será sorprendida por
esta “aparición”, o retorno al poder, de la bestia. Ellos no esperan que la Iglesia
Católica vuelva a manipular los gobiernos de la tierra para perseguir y matar los
santos. Entonces, no se preparan mediante la oración fervorosa y estudio de la
Palabra para enfrentar las dificultades que sobrevendrán a los verdaderos
cristianos en este tiempo. Sin embargo, como dice la Palabra de Dios, que no
puede fallar: “la bestia... ha de subir del abismo”. Queramos o no, estemos
preparados o no, eso ocurrirá. Sigamos con la explicación de la visión dada por
el ángel:

“Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes,
sobre los cuales se sienta la mujer”. Apocalipsis 17:9.

El ángel pronuncia palabras que pueden parecer a principio misteriosas, pero a


la luz de otros textos de la Palabra de Dios están llenas de significado: “Esto,
para la mente que tenga sabiduría”. Esas palabras nos dan a entender que son
aquellos que tienen “sabiduría” a los ojos del cielo los que serán capaces de
comprender el sentido de lo que será explicado a continuación. ¿Quiénes son
estos? En el libro de Deuteronomio, hablando de los mandamientos de Dios,
está escrito:

5
“ Mirad, yo os he enseñado estatutos y decretos, como Jehová mi Dios me
mandó, para que hagáis así en medio de la tierra en la cual entráis para tomar
6
posesión de ella. Guardadlos, pues, y ponedlos por obra; porque esta es
vuestra sabiduría y vuestra inteligencia ante los ojos de los pueblos, los cuales
oirán todos estos estatutos, y dirán: Ciertamente pueblo sabio y entendido,
nación grande es esta”. Deuteronomio 4:5, 6.

Los guardadores de los mandamientos de Dios son los que tienen “sabiduría”,
de acuerdo con la Palabra de Dios. Son ellos que entenderán el “sentido” de la
visión que el ángel pronunciará en las frases siguientes. Y si guardamos los
mandamientos, podemos esperar que nosotros también podamos comprender
el sentido de la visión.

Él dice: “Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales la mujer está
sentada.” Apocalipsis 17:9

El ángel había se propuso explicar el misterio de la mujer y de la bestia que,


según Juan vio, tiene “siete cabezas”: “Yo te diré el misterio de la mujer, y de la
bestia... la cual tiene siete cabezas” (Apocalipsis 17:7, 3). La mujer, como ya
vimos en el capítulo anterior, representa a la Iglesia Católica Apostólica
Romana. Según el ángel, las “siete cabezas” de la bestia representan “siete
montes”, sobre los cuales ella está sentada, o sea, sobre los cuales está su
sede. La sede de la Iglesia Católica está en Roma:
“Vaticano es el Estado más pequeño e independiente del mundo... La ciudad
está enclavada en Roma, capital de Italia. Gobernado por el papa, el Vaticano
es la sede de la Iglesia Católica Apostólica Romana.” Fuente: Periódico Hoja
On Line 02. 04.2005 (énfasis nuestro).

La Iglesia Católica tiene su sede en el Vaticano, en la ciudad de Roma. Según


la profecía, la sede debe sentarse sobre siete montes.

¿Tiene Roma “siete montes”? “Roma se esparce por los márgenes del río
Tibre, comprendiendo su centro histórico con sus siete colinas: Palatino,
Aventino, Campidoglio, Quirinale, Viminale, Esquilino, y Celio.” Fuente:
Wikipedia (énfasis nuestro).

“Roma, la ciudad de las siete colinas...” Fuente: “L’Empire Romain” pág. 9.

Las fuentes históricas confirman que Roma tiene siete montes. La mujer
identificada por los símbolos de la profecía está sentada sobre una ciudad que
tiene siete montes, tal como fue revelado al profeta Juan.

Explicando el sentido de las cabezas de la bestia, el ángel dice: “Son también


siete reyes” Apocalipsis 17:10. ¿Cuáles son? Sigamos al próximo capítulo.

Capítulo 4
Son también Siete Reyes

10
“Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer, y
son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido; y
cuando venga, es necesario que dure breve tiempo”. Apocalipsis 17:9, 10.

De acuerdo con el texto, las siete cabezas de la bestia, además de representar


siete montes, son también siete reyes. Note que dice que las siete cabezas
representan siete montes, y verificamos que, de hecho, representan los siete
montes literales de la ciudad de Roma, donde la Iglesia Católica está sentada.
Entonces, al ángel decir que ellas representan también siete reyes, es natural
que entendamos que se refiere a siete reyes literales, siete hombres literales
que tengan el título de “rey”. ¿Quiénes serán ellos? En el simbolismo de la
visión, corresponden a las cabezas de la bestia. La bestia, como ya vimos,
representa la unión de la Iglesia Católica con el estado para perseguir y matar
a los santos. ¿Quién hacía el papel de “cabeza” de esta unión en el pasado?
Una referencia histórica nos ayudará a entender:

“En una época en que el poder religioso se confundía con el poder real, el Papa
Gregorio IX, el 20 de Abril de 1233, editó dos bulas que marcan el reinicio de la
Inquisición. Los siglos siguientes, ella juzgó, absolvió, condenó y entregó al
Estado (que aplicaba la "pena capital", como era común en la época) varios de
sus enemigos propagadores de herejías.” Fuente:
http://pt.wikipedia.org/wiki/Inquisição - Investigado en 27.09.2007 (énfasis
nuestro).

De acuerdo con la historia, quien “juzgaba y condenaba” a los santos, llamados


herejes, era la iglesia. Los llevaba al estado, que cumplía la sentencia que ella
había dado, aplicando la pena capital – la muerte. El estado estaba
subordinado a la iglesia. Entonces, en esta unión llamada la bestia, la
institución que hacía el papel de mando era la iglesia. Es en ella que debemos
encontrar los hombres que corresponden a la cabezas de la bestia, una vez
que la cabeza es la que comanda el cuerpo. En la referencia de arriba, vimos
que fue el “papa”, por medio de la edición de dos bulas, que ordenó el reinicio
del tribunal de la Inquisición. Se sabe que la Iglesia Católica posee desde
aquella época hasta hoy sólo una cabeza visible: “el papa”. Era el papa quien
cumplía el papel de cabeza de la unión “Iglesia – Estado” llamada la “bestia” en
la profecía. Las siete cabezas de la bestia representan, por lo tanto, siete
papas.

El ángel dice que las siete cabezas son “siete reyes”. Los siete papas
representados en el simbolismo de la profecía deben, por lo tanto, tener
también, cada uno de ellos, el título de “rey”. Todos los papas, como tales,
tienen varios títulos, como Vicarivs Filli Dei, el blasfemo título que significa
“Vicario”, o “Substituto del Hijo de Dios”, entre otros. Sin embargo, la historia
relata que no todos los papas tuvieron el título de rey. Para que una persona
tenga el título de rey, es necesario que sea jefe de estado de un país con
régimen de gobierno monárquico. La Iglesia Católica Apostólica Romana,
durante muchos siglos, existió como iglesia, pero no como país. De acuerdo
con la historia, ella se hizo un país, un Estado independiente, pocas décadas
atrás:

“Vaticano es el país más pequeño del mundo, con 0,44 kilómetros cuadrados, y
se hizo un Estado en febrero de 1929, cuando... firmaron el Tratado de Letrán.
En ese acuerdo, Italia reconoció la soberanía del papa sobre el nuevo Estado.”
Fuente: Hoja On Line, 09.04.2007 (énfasis nuestro).

La información es confirmada por una fuente del propio Vaticano:


“Soy estudiante de Brasil y estoy participando de un trabajo de contenido
histórico donde necesito saber el año en que el Papa recibió el título de
“Soberano del Estado de Vaticano” (Tendría alguna relación con el tratado de
Letrán?). Pienso que esta información es de fácil consulta para la Sra. Por
favor, contésteme pues estoy necesitando esa información para concluir el
trabajo.
Me despido agradecido,
Alexandre J. Freitas”
Respuesta enviada por el propio Vaticano de la persona responsable de la -
Sra. Enza Derme:
‘El Estado italiano reconoció al Papa el título de Soberano del Estado de
Vaticano el año 1929 con el tratado de Letrán.
Atentamente Enza Derme’ (énfasis nuestro).” Fuente: Los Siete Reyes, pág. 25

De acuerdo con las referencias de arriba, el país del Vaticano fue establecido
en 1929, cuando fue firmado el tratado de Letrán. A partir de entonces, los
papas pasaron a tener el título de “Soberano del Estado de Vaticano”. El
Vaticano fue establecido teniendo un régimen de gobierno monárquico, en el
cual el soberano, el papa, es el rey:
“Y la Iglesia Católica Apostólica Romana no es, ni nunca fue demócrata. Es
mejor descrita como una monarquía absolutista no-dinástica. El papa es
probablemente el soberano que más poder reúne en el planeta, pues no tiene
sus acciones limitadas por ningún tipo de Parlamento, ni "pro forma". Fuente:
http://www1.hoja.uol.con.br/hoja/pensata/ult510u192.shtml (énfasis nuestro).

Así, desde que fue establecido el país del Vaticano, a partir de 1929, los papas
pasaron a tener también el título de “rey”.

El ángel reveló a Juan que las siete cabezas de la bestia correspondían a siete
reyes, o sea, a siete papas que tienen también el título de reyes. Estos
corresponden, por lo tanto, a los papas que ocuparon el trono del Vaticano
desde cuando fue establecido, en 1929. Hablando sobre estos reyes, el ángel
le dice a Juan:

“y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido;
y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo”. Apocalipsis 17:10.

El tiempo para el cual Juan fue llevado en visión, “cinco ya cayeron” - 5 papas
con el título de rey ya terminaron su reinado. Los cinco primeros papas que
ocuparon el trono de Vaticano teniendo, por lo tanto, el título de “rey”, desde
1929, son:

“cinco ya cayeron” (v.10)

Papa Duración del reinado

1- Pío XI del 11.feb.29 al 10.feb.39


2- Pío XII del 02.mar.39 al 09.oct.58
3- Juan XXIII del 28.oct.19 al 03.jun.63
4- Pablo VI del 21.jun.63 al 06.ago.78
5- Juan Pablo I del 23.ago.78 al 28.sept.78

Según el ángel, en el tiempo de la revelación de la visión al siervo Juan, “uno


existe”. En el Vaticano, el cargo de papa es vitalicio, o sea, un papa solamente
deja de ocupar el trono de Vaticano cuando muere. El ángel dice que cinco ya
“cayeron”, murieron. Entonces, el papa del cual se dice que “existe” no puede
ser ninguno de ellos. Debe ser entonces de lo que les sigue – el sexto papa
con el título de rey. La historia muestra que el papa que le siguió a Juan Pablo I
fue Juan Pablo II. Es el sexto rey de la profecía.

Juan fue llevado por el ángel al tiempo en que el sexto rey-papa rey, Juan
Pablo II, “existe”. De la misma forma, este ángel revelaría esta profecía a los
siervos de Dios el tiempo en el cuando Juan Pablo II “existe”, o sea, está en el
poder. La historia prueba que eso ocurrió. El lanzamiento del libro “The Sixth
King: 666 and the New World Order”, por el médico Robert N. Smith, Jr., M.D.
en Estados Unidos, en la década de 90, presentando las cabezas de la bestia
de Apocalipsis 17 cómo siendo papas, y otras publicaciones similares, como el
libro “Los Siete Reyes”, de Alceu Oliveira Hijo, tratando del mismo tema,
lanzado en Brasil a mediados del año 2000, cuando Juan Pablo II aún estaba
en el trono del Vaticano, son pruebas documentales de que la comprensión de
esta profecía comenzó a ser dada a los siervos de Dios en el tiempo del sexto
rey. Siguiendo con la explicación, el ángel dice:

“y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve


tiempo”. Apocalipsis 17:10.

En el tiempo en que la profecía fue entendida, Juan Pablo II estaba en el trono


del Vaticano. Él es el sexto de los siete reyes que corresponden a las siete
cabezas de la bestia. El “otro”, que aún “no ha venido”, se debe referir a otro
que viene después de Juan Pablo II. Como él es el sexto rey, el “otro” que
viene después de él es el séptimo rey. Sabemos que, después de la muerte de
Juan Pablo II, el cardenal Joseph Ratzinger fue elegido papa, adoptando el
nombre de Benedicto XVI, en abril del 2005. Él pasó a ser, por lo tanto, el
séptimo rey, representando la séptima de las siete cabezas de la bestia. El
ángel da una información específica relativa al periodo de duración del reinado
del séptimo rey: “cuando venga, es necesario que dure breve tiempo”. Las
noticias de los diarios publicadas inmediatamente después de la elección del
papa Benedicto XVI coinciden con el relato del ángel. Publicamos abajo una de
ellas:

“El papa Benedicto XVI previó para sí aún un "corto reinado"” 20.04.2005
Fuente: http://www.correioweb.con.br/hotsites/papa/materias.htm?ultima=46
(énfasis nuestro).

¿Coincidencia, o confirmación de que la palabra de la profecía está


cumpliéndose? Juzgue usted, lector, si podemos considerar coincidencia que
todos los símbolos de la profecía referentes a la mujer y la bestia, según vimos
hasta aquí, encontraron cumplimiento en la historia y que el propio papa
Benedicto XVI, el séptimo, prevea para sí un corto reinado, cuando la profecía
afirma que justamente él, el séptimo, duraría poco tiempo. El hecho de que lo
que fue profetizado hasta nuestros días se ha cumplido, da al creyente la
certeza de que aquello que aún no lo ha sido se cumplirá con certeza.

¿Cuánto representaría este “poco tiempo” de duración del reinado del papa
Benedicto XVI? Podríamos pensar que por medio de esta expresión, Dios
deseó sólo alertar a su pueblo por el hecho de que este papa quedaría poco
tiempo en el poder a fin de que se prepararan, pero no teniendo la intención de
hacer con que comprendamos la duración exacta de su reinado, y por lo tanto
cuando este debiera terminar. Sin embargo, antes de asentar en nuestra mente
esta idea, leamos dos textos que nos despiertan:

“Sea bendito el nombre de Dios... El muda los tiempos y las edades; quita
reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos”
Daniel 2:20, 21

“Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos
los profetas”. Amós 3:7

Según los textos leídos arriba, Dios es quien remueve los reyes de la tierra, y
Él no hace nada sin antes revelar Su secreto a sus siervos. Él remueve los
reyes, pero antes de hacerlo, revela su secreto a sus siervos. Por lo tanto,
¿sería contra la voluntad divina que sepamos cuando Él removerá el rey de
Vaticano, Benedicto XVI, del poder? Ciertamente, Él no hará eso sin antes
revelarlo a sus siervos. Si nosotros servimos a Dios, ¿por qué no estaría Él
dispuesto a revelarnos eso? Por la Palabra, vemos que Él está dispuesto a
hacerlo. Sabiendo eso, somos llamados a proseguir en el estudio de la
profecía, a fin de conocer cuando Benedicto XVI será removido del trono del
papado.

Buscando la respuesta en la Palabra de Dios sobre cuánto es el “poco tiempo”,


del reinado de Benedicto VI, encontramos una pista en Apocalipsis 12:

“¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a


vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo”. Apocalipsis 12:12
Según el texto, el diablo descendió a la tierra sabiendo que “poco tiempo” le
queda. La secuencia del texto nos muestra cuánto representa este “poco
tiempo”:

“Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer
14
que había dado a luz al hijo varón. Y se le dieron a la mujer las dos alas de la
gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar,
donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo”.
Apocalipsis 12:13-14

Según el texto de arriba, la persecución del dragón, que tenía poco tiempo, a la
mujer, duró “Un tiempo, tiempos (que equivale a dos tiempos según el original)
y la mitad de un tiempo”:

1 tiempo 2 tiempos ½ tiempo = 3 tiempos y medio.

Entiendo que el término “poco tiempo” debe ser, por lo tanto, igual a “tres
tiempos y medio”. En el libro de Daniel, encontramos el significado de la
Palabra “tiempos”:

“...y, al cabo de tiempos, es decir, de años...” Daniel 11:13

Cada “tiempo” equivale a un año. Así, tres tiempos y medio son tres años y
medio. Entiendo por lo tanto que la expresión “poco tiempo”, de Apocalipsis 12,
debe estar refiriéndose a tres años y medio. Obviamente, este estudio presenta
una hipótesis, pero es muy llamativo que en Apocalipsis 12 el “poco tiempo”
que el dragón tuvo, en el cual persiguió la mujer, aparece como tres años y
medio. Si fuera así, el “poco tiempo” que durará el séptimo rey, Benedicto XVI,
en el poder, será de tres años y medio. Basta entonces que contemos tres
años y medio a partir de cuando él asumió el trono de Vaticano, y sabremos
cuando terminará su reinado. Benedicto XVI comenzó a reinar en Abril del
2005:

Abril del 2005 tres años y medio = octubre del 2008.

Estamos ahora en abril del 2008. Si eso es así, repito, Si eso es así, el reinado
de Benedicto XVI finalizará en octubre de este año. Refuerzo el “si”, no porque
Dios no esté dispuesto a revelar eso – como vimos por la Escritura, Él lo está –
pero sí porque el hombre puede comprender apenas la revelación de Dios. Sea
por la falta de espiritualidad o de entrega del yo, puede darse un caso de haber
algún detalle apenas comprendido en el que expongo aquí.

Está escrito: “La comunión íntima de Jehová es con los que le temen”. Salmos
25:14. Si temo suficientemente al Señor hoy para que el tiempo en el cual el
reinado de Benedicto XVI me sea revelado, no sé. El pasaje del tiempo en
octubre de este año lo revelará. ¿Qué nos reserva el futuro después de su
salida? Lo veremos en el próximo capítulo.

Capítulo 5

El Octavo
“La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a
la perdición”. Apocalipsis 17:11

“La bestia que era y no es, es también el octavo”. El octavo papa de la profecía,
el próximo para nosotros, será la bestia. Ya vimos que el término “bestia” en
Apocalipsis 17 representa el poder resultante de la unión entre la Iglesia
Católica y el estado – los gobiernos de los países - para perseguir y matar a los
santos. En el verso 8, el ángel confirmó que esta unión ya ocurrida en el
pasado volverá a existir, cuando dice que la bestia “aparecerá” en el futuro
próximo:

“La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo”. Apocalipsis
17:8.

Ahora, en el verso 11, el ángel revela cuando “aparecerá”, o sea, cuando es


que la Iglesia Católica se unirá nuevamente con los estados, gobiernos de la
tierra, para perseguir y matar a los santos. “La bestia... es... el octavo”
(Apocalipsis 17:11). El papa actual, Benedicto XVI, es el séptimo; el próximo
papa será el octavo y será el soberano de la nueva unión entre la iglesia y el
estado que se formará para perseguir y matar a los santos. Según la profecía,
el “séptimo” debe durar poco. Benedicto XVI ya tiene hoy de más de tres años
en el poder, y, según la profecía y la propia expectativa de la cúpula de
Vaticano, durará poco. Y el octavo, el próximo, encabezará la unión llamada la
“bestia” para matar a los santos. Queda por lo tanto, poco tiempo para que eso
ocurra! ¿Estamos preparados para enfrentar la persecución que
inmediatamente se desencadenará contra los santos?

El ángel también dice que la bestia, el octavo papa, “es de los siete”. La
comprensión natural de este término es que la bestia será uno de los siete
anteriores. ¿Habría, en esta interpretación, alguna distorsión en relación al
original?

El término que leemos “es de los siete”, es de la traducción del original:

•j tØm –pt‚
ek tun epta

El sentido del original griego de este texto – es de los siete – es que él se


origina de los siete anteriores, y significa que él es uno de los siete anteriores.
En los otros pasajes bíblicos, este término siempre aparece con ese
significado:

“Al otro día, saliendo Pablo y los que con él estábamos, fuimos a Cesárea; y
entrando en casa de Felipe el evangelista, que era uno de los siete, posamos
con él (ek tun epta)”. Hechos 21:8.

Felipe era uno de los siete mencionados en el texto.

“Vino entonces uno de los siete ángeles (ek tun epta) que tenían las siete
copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra
la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas”. Apocalipsis 17:1

El ángel era uno de los siete que tenían las siete copas. De la misma forma, la
expresión “la bestia es de los siete”, de Apocalipsis 17:11, que es la traducción
del mismo término original, demuestra ser la bestia uno de los siete papas
anteriores.
¿Cuál de los papas anteriores será el próximo papa, perseguidor – la bestia?
Presentamos abajo una lista de los siete reyes de la profecía, mostrando el
período de duración del reinado de cada uno de ellos:

Reyes Nombre Cuando reinó Duración del Reinado


1º Rey Pío XI 11.feb.29 – 10.feb.1939 10 años
2º Rey Pío XII 02.mar.39 – 09.out.1958 19 años
3º Rey Juan XXIII 28.out.58 – 03.jun.1963 5 años
4º Rey Paulo VI 21.jun.63 – 06.ago.1978 15 años
5º Rey Juan Pablo I 26.ago.78 – 28.set.1978 33 días
6º Rey Juan Pablo II 16.out.78 – 02.abr.2005 27 años (UNO EXISTE)
7º Rey Benedicto XVI 19.abr.2005 - ? “poco tiempo” (v.10)

El cargo de papa es vitalicio. El reinado finaliza cuando el papa muere. Por la


tabla de arriba, vemos que el sexto rey, Juan Pablo II, murió en el 2005. El
séptimo rey, Benedicto XVI, está hoy (abril de 2008) en el poder. Como el
cargo de papa es vitalicio (el papa permanece en el trono mientras viva),
mientras Benedicto XVI esté vivo, será el séptimo papa. Aunque él muriera,
resucitara y volviera al trono de Vaticano, sería el séptimo. El octavo debe ser
otro que no es el séptimo. Como, según la profecía, el octavo es uno de los
siete anteriores, si él no es el séptimo, debe ser uno de los seis anteriores. En
otras palabras, el octavo, siendo uno de los siete, tiene que ser uno de los siete
anteriores, pero no podrá ser el séptimo.

Sabemos que los seis primeros papas-reyes ya están muertos. Entonces, para
que la profecía se cumpla tal como la entendemos hasta aquí, sería necesario
que uno de los seis papas anteriores “resucitara”, para asumir el trono del
papado como el octavo. ¿Estaría la profecía revelando que un papa aparecerá
como “resucitado” de los muertos? A fin de confirmar si esta es la verdad,
analicemos con detenimiento una parte del verso 8 de Apocalipsis 17 que llama
la atención:

“La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo”. Apocalipsis
17:8.

La bestia, que es el octavo, ha de subir del abismo. ¿Cuál es el significado


bíblico de la palabra abismo? Encontramos la respuesta en romanos 10:7:

“¿quién descenderá al abismo? (esto es, para hacer subir a Cristo de entre los
muertos)”. Romanos 10:7.
El abismo, según el pasaje de arriba, representa simbólicamente los muertos.
El hecho del octavo papa “subir del abismo”, representa que se levantará de los
muertos, o “resucitará”. Como vendrá como bestia perseguidora, sabemos que
su resurrección no será una obra de Dios, pero sí un engaño operado por el
enemigo de los santos – Satanás, que desea destruirlos y matarlos usando la
aparición de Juan Pablo II para cumplir su propósito. Trataremos de explicar
con más detalles como, según la Biblia, ocurrirá esta aparición. Solo nos queda
saber que la aparición de Juan Pablo II como resucitado de los muertos se dará
por el poder de Satanás.

¿Cuál de los seis papas anteriores aparecerá como resucitado? En Apocalipsis


13, encontramos una descripción de la misma bestia de Apocalipsis 17, la cual
tenía “siete cabezas y diez cuernos” (Apoc. 17:3): “vi subir del mar una bestia
que tenía siete cabezas”. Apocalipsis 13:1

Note que la bestia relatada en esta visión tenía “siete cabezas y diez cuernos”.
Ambas visiones, de Apocalipsis 13 y 17 fueron de una bestia con siete cabezas
y diez cuernos. Se refieren a la misma bestia. ¿Qué hecho particular ve Juan
en la descripción de Apocalipsis 13?

“Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue
sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia”. Apocalipsis 13:3

Como ya vimos, las cabezas de la bestia representan papas “reyes”. Juan vio
una de las cabezas de la bestia como “herida de muerte”, cuya herida mortal
fue curada. De los siete papas que han sido reyes hasta hoy, sólo uno sufrió un
“golpe de muerte” y sobrevivió:

20 de mayo de 1981
Sangre en la plaza de la fe
Sacudido por los tiros que hirieron el papa, el mundo reza y busca respuestas a
la pregunta hecha por Juan Pablo II: "¿Por qué yo?"

Marco Antonio de Rezende, de Roma

El lugar donde Juan Pablo II fue herido, en la plaza de San Pedro, ya se había
transformado, a finales de la semana, en el nuevo punto de romaría y oración
de Roma” Fuente:
http://vejaonline.abril.con.br/notitia/servlet/newstorm.ns.presentation.Navigation
Servlet?publicationCode=1&pageCode=1269

En 1981, Juan Pablo II sufrió un atentado de muerte, y, habiendo sobrevivido,


maravilló el mundo, exactamente como lo dice la profecía. ¿Sería él el próximo
papa, que aparecería como resucitado? Cierto es que, de los seis papas
anteriores a Benedicto XVI, él fue el más querido por los católicos y por los
miembros de las diferentes denominaciones religiosas del mundo entero. Fue
el que más viajó, el más reconocido mundialmente por sus aparentes esfuerzos
en favor de la paz. Él fue, seguro, el más prominente de todos los papas que
han ocupado el trono de Roma desde que el estado del Vaticano fue
establecido en 1929. Si usted estuviera en lugar de Satanás, ¿cuál de los
papas usted preferiría hacer aparecer al mundo a fin de engañar a todos? La
respuesta parece relativamente obvia. No es difícil entender que, de todos los
seis primeros papas “reyes” de la profecía, el que más convendría a Satanás
personificar para cumplir sus propósitos de engaño es Juan Pablo II. Sin
embargo, aunque las evidencias puedan señalar a este papa, es posible que
asumamos una posición más conservadora o aún escéptica, preguntándonos:
¿“no habría alguna evidencia más contundente de ser este papa el hombre de
la profecía”? Es maravilloso que conozcamos a Dios y veamos que Él,
conocedor de los corazones como es, distribuye entre las páginas Sagradas
pruebas, incluso para las mentes más escépticas. Leamos el final del capítulo
13 de Apocalipsis:

17
“ y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el
18
nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que
tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de
hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis”. Apocalipsis 13:17, 18.

El texto de arriba nos habla del “número de su nombre”, el número del nombre
de la bestia, indicando que este puede ser calculado. Dice que aunque el
“número de la bestia...es numero de hombre”. En Apocalipsis 17, vemos que la
bestia será el próximo papa, el octavo, aunque hoy estamos en el tiempo del
séptimo (año 2008). Según el texto de arriba, la bestia será un hombre (el
papa) cuyo nombre, cuando lo calculamos, da como resultado: “seiscientos y
sesenta y seis” – 666. Cada papa, cuando es elegido, escoge para sí un
nombre en la lengua oficial de Vaticano, por el cual será llamado, conocido
como nombre “oficial”. Benedictvs XVI (Benedicto XVI) fue el nombre oficial
escogido por el cardenal Joseph Ratzinger, después de haber sido elegido. Las
fuentes actuales muestran que el idioma oficial del estado de Vaticano, donde
queda el trono del papa, es el latín, y en este idioma las letras valen números:

“el ... latín ... siendo el idioma oficial del Estado de Vaticano” Fuente:
http://pt.wikipedia.org/wiki/Latín.

“Sabemos que el latín también usa en parte este sistema, ... Cada letra es
también un número que los eruditos llaman el ‘valor numérico de la letra’;”
Fuente: www.luzparavida.net/curiosidades_numero7.html (grifo nuestro).

Entonces, el nombre oficial de cada papa puede ser calculado, como sugiere la
profecía, para eso solo se necesita sumar el valor numérico de sus letras en
latín. El único de los siete papas reyes de Apocalipsis 17 cuyo cálculo, o suma,
del valor numérico de las letras da 666 es:

I =1 P=0 P=0 S=0


O=0 A=0 A=0 E=0
A=0 V=5 P=0 C = 100
N=0 L = 50 A=0 V=5
E=0 V=5 N=0
S=0 S=0 D = 500
O=0

IOANES PA V L V S PAPA S E C V N D O
1 - - - - - - - 5 50 5 - - - - - - - 100 5 - 500 -

500 + 100 + 50 + 5 + 5 + 5 + 1 = 666

IOANES PAVLVS PAPA SECVNDO

Traducción: JUAN PABLO papa II


Obs.: La suma del nombre de los otros papas con el título de rey es presentada
en el Apéndice 3, al final de este libro.

“Aquel que tiene comprensión calcule el número de la bestia, pues es número


de un hombre.” Apocalipsis 13:18

Se puede efectuar la suma de las letras de los nombres oficiales de todos los
demás papas “reyes”, incluyendo Benedicto XVI, y ninguna de ellas da como
resultado 666. Sólo el nombre de Juan Pablo II cumple las especificaciones de
la profecía. Los noticiarios modernos también presentan informaciones que
están en armonía con la revelación de la profecía:

“jueves, 13 de octubre de 2003: Hoy, Karol Wojtyla divide su decadencia física


con los ojos del mundo que lo acompañan atónitos. Pero él sabe que ya entró a
la historia. Para calmar los que temen por su salud, Juan Pablo II le confesó a
amigos íntimos pocos días atrás: ‘no moriré completamente’.”. Fuente:
http://jornalhoje.globo.con/JHoje/0,19125,VJS0-3076-20031016-34285,00.html
- asesado en 14.12.2007 (énfasis nuestro).

Juan Pablo II fue el único de los papas-reyes del cual tenemos noticia que hizo
tal declaración. ¿Por qué diría: “no moriré completamente”?

“Noticias de la red - Vaticano y Juan Pablo II.


Publicado el 19 de Julio de 2007 a las 11:35
El Vaticano coloca en la red una web oficial, con cinco cámaras, una de las
cuales exhibe, en tiempo real, la caja de Papa Juan Pablo II, localizada en la
cripta de la Basílica de San Pedro.” Fuente: http://mezquita.blog.br/dicas-de la-
red-vaticano-y-joao-paulo-ii - asesado en el 14.12.2007 (énfasis nuestro).

Sigue abajo la foto de imagen de la cámara enfocada en dirección a la caja:


Webcam Tumba de Giovanni Paolo II

Fuente:
http://www.vaticanstate.va/IT/Monumenti/webcam/index?cam=webcam2&prueb
o=Tomba di Giovanni Paolo II

¿Por qué la caja de Juan Pablo II pasó a ser filmado en tiempo real, siendo tal
imagen transmitida por la Web a todo el mundo, 24 horas al día? ¿Por qué la
caja de ninguno de los otros papas es monitoreada, sino sólo ésta? Para los
escépticos eso puede no tener importancia significativa, pero los que están
atentos ven que tal imagen permitirá que, cuando el papa resucite, todo el
mundo vea el hecho en tiempo real. Eso daría cumplimiento literal a las
palabras de la profecía:

“Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue
sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia”. Apocalipsis 13:3

Según la profecía, toda la tierra se maravillará al ver a Juan Pablo II resucitado,


y lo seguirá.

Otro hecho llamativo es la supuesta “aparición” de Juan Pablo II en medio del


fuego, el año de 2007:

“Martes, 16 de octubre del 2007, 16h18 Actualizada a las 18h02


Periódico publica supuesta imagen del Papa en el fuego
El periódico británico Daily Mail publicó este martes la foto de una hoguera en
Polonia en la cual se ve una imagen que fieles afirman ser la de el papa Juan
Pablo II, muerto en 2005.

Ayer, la foto tirada en un poblado de Polonia próximo a la ciudad natal de Juan


Pablo II el día 2 de abril, fue publicada en la prensa italiana. En la ocasión era
realizada una vigilia en memoria de los dos años de la muerte del Papa. La
imagen fue tomada exactamente a la 21h37, hora de la muerte del Pontífice.

El padre Jarek Cielecki fue el primero en divulgar la foto, el domingo, en el


canal de televisión Vatican Service News (VSN). Él dice que las llamas
formaban una imagen que parecía la del Papa.

El joven polonés Grzegorz Lukasik, que tiró la foto durante la vigilia en la colina
de Matiska, afirmó que, cuando vio la imagen en su cámara digital, percibió que
"las llamas formaban la figura de Juan Pablo II con la mano erguida, como si
estuviera bendiciendo". Lukasik resaltó que la foto no es un montaje y expresó
su deseo de que el papa Benedicto XVI vea la imagen.

La foto, según el VSN, llegó a las manos del secretario de Juan Pablo II, el
ahora cardenal Stanislaw Dziwisz, que afirmó que "el Papa hizo muchas
peregrinaciones durante la vida y también las está realizando durante la
muerte".

Daily Mail/Reproducción donde los fieles afirman que la imagen que aparece en el fuego es la de Juan Pablo
II”.

Independientemente de que la foto arriba sea un montaje o no, el hecho de ella


ser ampliamente divulgada en los medios demuestra que hay un interés de que
la figura de este papa no sea olvidada. Al ejemplo de lo anterior expuesto,
preguntamos: ¿por qué ningún otro papa-rey sino ese, “apareció” en el fuego?
Porque el ex secretario de Juan Pablo II afirma, con base en la foto, de que él
hace peregrinaciones hoy durante su muerte? Según la Biblia, tal declaración
5
es falsa, pues está escrito que “ Porque los que viven saben que han de morir;
pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es
6
puesta en olvido. También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y
nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol”. (Eclesiastés
9:5, 6). Por lo tanto, la figura que apareció en medio del fuego no es la del papa
Juan Pablo II. Sólo nos restan, por lo tanto, dos posibilidades para entender tal
evento:

1 – La foto es un montaje;
2 – La aparición de Juan Pablo II en medio del fuego fue realizada por algún
otro poder, que no es el de Dios...

Sobre esta segunda posibilidad, la Biblia tiene importantes revelaciones para


nosotros:

“Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz”. II


Corintios 11:14.

El enemigo de nuestra alma no es un monstruo con rabo y tridente en la mano,


como muchos pueden pensar. Tiene más poder que los hombres y puede
hacer manifestaciones de carácter sobrenatural con el deseo de engañar.
Según la comprensión de los satanistas (adoradores de Satanás), que
relataremos enseguida, él está todavía preparando una “resurrección” de Juan
Pablo II con su poder y buscando preparar el mundo para que regrese como
manifestación del poder divino. Acompáñeme en el relato de abajo:

“Es interesante notar que Juan Pablo II fue velado en un féretro de formato
Trapezoidal... El mismo visto en muchas películas de vampiros.

‘El trapezoide ha sido visto desde hace mucho por los ocultistas como el más
satánico de los formatos, especialmente adaptado para aumentar la
manifestación demoníaca.’ Ex-Satanista, Bill Schnoebelen, “White Sepulchers:
The Hidden Language of the Mormon Temple”, p. 46

Él sigue diciendo que esta especie de féretro es construida para formatear y


preservar energía mala, de las tinieblas. La idea era atraer energía vampírica
de las tinieblas para formatear suficiente cantidad de energía, y almacenar
aquella energía maligna de tal forma que, en el momento correcto, el hombre
muerto pueda salir del féretro, como una resurrección demoníaca. ¿Está la
Iglesia Católica buscando usar los poderes Satánicos para resucitar a Juan
Pablo II de los muertos?

Bien, Anton Lavey, quien fundó el grupo conocido como la Orden del
Trapezoide, el cual posteriormente se convirtió en el cuerpo de gobierno de la
Iglesia de Satanás creó... insignia como su señal...
La insignia consiste en:
1. Pentagrama Satánico abiertamente asentado.
2. Colocado dentro de un trapezoide
3. Conteniendo los tres números 6 del libro de Apocalipsis.

Por detrás del trapezoide, la insignia actual OTR. Descifremos los símbolos
usados en la insignia:

‘Dentro de la insignia del trapezoide está un pentagrama y el número 666... Se


dice que el pentagrama representa el hombre, una vez que los dos puntos más
bajos son semejantes a las piernas; el canto superior representa la cabeza y
los dos remanentes de los brazos. Un pentagrama siempre representa el mal.

El Pentagrama Invertido es usado en fiestas y rituales ocultos para llamar


espíritus malos. La Biblia explica que el 666 es el número de la bestia.” Fuente:
www.worldslastchance.con.

Toda información del relato arriba podría ser meramente considerada como de
carácter especulativo, sino fuera por el hecho de que coincide exactamente con
la revelación de la profecía. Vemos que aún los satanistas esperan que un
demonio opere una “resurrección demoníaca”, personificando el papa Juan
Pablo II y así engañar el mundo, haciendo parecer como que él haya
resucitado. Este será un grande y terrible engaño.

Satanás y sus ángeles han personificado muertos desde hace muchos siglos
atrás, haciendo parecer que alguien haya “subido” de los muertos.
Acompáñenos en el relato bíblico abajo:

3
Ya Samuel había muerto, y todo Israel lo había lamentado, y le habían
5
sepultado en Ramá, su ciudad. Y cuando vio Saúl el campamento de los
6
filisteos, tuvo miedo, y se turbó su corazón en gran manera. Y consultó Saúl a
Jehová; pero Jehová no le respondió ni por sueños, ni por Urim, ni por profetas.
7
Entonces Saúl dijo a sus criados: Buscadme una mujer que tenga espíritu de
adivinación,
8
Y se disfrazó Saúl, y se puso otros vestidos, y se fue con dos hombres, y
vinieron a aquella mujer de noche; y él dijo: Yo te ruego que me adivines por el
9
espíritu de adivinación, y me hagas subir a quien yo te dijere. Y la mujer le dijo:
He aquí tú sabes lo que Saúl ha hecho, cómo ha cortado de la tierra a los
evocadores y a los adivinos. ¿Por qué, pues, pones tropiezo a mi vida, para
10
hacerme morir? Entonces Saúl le juró por Jehová, diciendo: Vive Jehová, que
11
ningún mal te vendrá por esto. La mujer entonces dijo: ¿A quién te haré venir?
12
Y él respondió: Hazme venir a Samuel. Y viendo la mujer a Samuel, clamó en
13
alta voz, y habló aquella mujer a Saúl, diciendo: ¿Por qué me has engañado?
pues tú eres Saúl. Y el rey le dijo: No temas. ¿Qué has visto? Y la mujer
14
respondió a Saúl: He visto dioses que suben de la tierra. El le dijo: ¿Cuál es
su forma? Y ella respondió: Un hombre anciano viene, cubierto de un manto.
Saúl entonces entendió que era Samuel, y humillando el rostro a tierra, hizo
gran reverencia.” I Samuel 28:3, 5-14

La hechicera le dijo a Saúl que veía un “dios” subiendo. Este era el “dios” a
quién ella servía, Satanás. ¿Como apareció? En la forma de Samuel – un
demonio le personificó. ¿Le parece difícil a usted, amigo lector, entender que
Satanás y sus ángeles tienen poder para aparecer en la forma de una persona
que ya murió? Pues Dios dice que no debemos sorprendernos:

“Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz”. II


Corintios 11:14.

Note cuál es la expresión usada en el libro de Samuel para referirse a la


aparición: “Yo te ruego que me adivines por el espíritu de adivinación, y me
hagas subir a quien yo te dijere... Hazme venir a Samuel”. La palabra “subir” se
refiere a la personificación de Samuel por Satanás. También aparece en el libro
de Apocalipsis, refiriéndose a la bestia:

“La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a
perdición”. Apocalipsis 17:8

Como el texto dice que la bestia ha de “subir” del abismo, entendemos que
será una personificación de Juan Pablo II por un demonio, una manifestación
de poder satánico, y por esa razón “irá a la perdición” como dice la profecía
(Apoc. 17:8).

Aún relativamente a la “resurrección” de Juan Pablo II por el poder de Satanás,


me gustaría aclarar que aunque ella venga como resultado de una
personificación, no nos debe sorprender el hecho de que este aparezca con un
cuerpo humano de ADN igual al del fallecido Karol (nombre original de Juan
Pablo II en su lengua materna - polonés). Se sabe que los laboratorios de
clonación más avanzados del mundo - estando entre ellos el primero que
anunció haber generado un clone humano bien parecido - están localizados al
lado de Vaticano. Creemos que no debemos pasar tal hecho por alto. Eso
porque la Biblia relata que los hombres impíos harán una “imagen” de la bestia,
y que será permitido al dragón, Satanás, dar aliento de vida a la imagen de la
bestia. Tal obra de Satanás es así descrita:

14
“ Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido
hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le
15
hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió. Y se le
permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e
hiciese matar a todo el que no la adorase”. Apocalipsis 13:14, 15.

Considerando el texto de arriba, sería posible que el demonio que irá a


personificar a Juan Pablo II usara el cuerpo de un clone preparado por los
hombres aliados de Satanás. Una vez que el ADN del clone sea exactamente
el mismo del de la persona original, no nos sorprendería si una prueba de ADN
de la sangre del papa “Juan Pablo II” que venga a aparecer como “resucitado”
mostrara ser ese igual al del fallecido, y fuera presentado como prueba de que
Juan Pablo II haya realmente resucitado, “mostrando” que el papa “tiene poder
sobre la muerte y el infierno”, como la Iglesia Católica siempre afirmó que
posee.

Sea cómo sea que este papa “resucitado” se presente, vemos aquí que es el
objetivo de Satanás llevar la humanidad para a perdición final, usando para eso
la personificación de Juan Pablo II como instrumento. Y Dios predijo esos
eventos casi dos mil años atrás, cuando dio la revelación a Juan “Y ahora os lo
he dicho antes que suceda, para que cuando suceda, creáis”. (Juan 14:29).

Capítulo 6
Un Tiempo de Espera
Cuando, en las décadas de los 80s y 90s, personas esparcidas por la tierra
comprendieron que las cabezas de la bestia de Apocalipsis 17 representan los
siete últimos papas, Juan Palo II estaba en el poder, como sexto rey. La
profecía dice:

“uno es” (Apocalipsis 17:10) – Juan Pablo II.

En cuanto al séptimo, dice: “... el otro aún no ha venido”. Apocalipsis 17:10.

En la explicación dada por el ángel, no se había informado cuál sería el tiempo


de transición entre el sexto y el séptimo papa. Aunque fueran 20 días o 3 años,
no alteraría en nada la precisión de la interpretación profética. Es relativo a la
transición del séptimo al octavo. El ángel no reveló, al menos en Apocalipsis
17, cuánto tiempo de transición habrá entre el séptimo y el octavo. Dure 1 mes,
3 años, o aunque dure más, no distorsiona en nada la interpretación profética
aquí presentada.

La aparición del octavo es el foco principal de la revelación del misterio de


Apocalipsis 17. El ángel se había propuesto a decir el “misterio de la bestia”.
Entonces, mientras el ángel avanzaba en la explicación, sería natural que la
gran expectativa de Juan fuera entender cual era el “misterio”, de la bestia. El
ángel lo revela en las palabras: “La bestia que era, y no es, es también el octavo”.
Apocalipsis 17:11. Entonces, los que entienden la profecía en nuestros días
aguardan el surgimiento del “octavo”, que será la bestia y dirigirá las huestes
impías en el último esfuerzo contra Cristo y Su pueblo. El fin del reinado de
Benedicto XVI será, por lo tanto, un tiempo de gran expectativa para los que
creen en esta profecía. Estando los creyentes en tal situación, es natural que
entendamos que una tardía significativa en la aparición del octavo se
constituirá en una prueba de fe. ¿Surgirá de hecho el octavo? Estará la
interpretación correcta? Será la pregunta inculcada en la mente de muchos.

Cuando analizamos la historia pasada, verificamos que la aparente tardanza en


el cumplimiento de determinado evento profetizado se constituye en una
prueba de fe. En la parábola de las vírgenes, Jesús enseñó este principio,
diciendo: “Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron”. Mateo 25:5. Y
en el Antiguo Testamento, refiriéndose al cumplimiento de una profecía,
Habacuc fue inspirado a escribir:
“Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá;
aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará”. Habacuc 2:3.

Dios posee un tiempo determinado para el cumplimiento de los eventos. Ni un


hilo de cabello cae de la cabeza de un hombre sin que Él lo permita. Todo está
bajo su amoroso cuidado. Al finalizarse el reinado de Benedicto XVI, se puede
dar el caso de que el octavo no surja inmediatamente; puede acontecer que
facciones contrarias dentro de Vaticano pasen a luchar por el poder; puede ser
que el poder católico romano parezca estar dividido. Un estudio de otras
profecías relacionadas con el tiempo del fin nos abre esta hipótesis, la cual
consideramos conveniente no descartar, aunque una situación tal sólo
contribuiría para generar en el seno católico el sentimiento de necesidad de la
aparición de un líder capaz de unir nuevamente las facciones divididas,
preparando el terreno para la aparición del octavo. De cualquier manera, nada
de lo que acontezca será suficiente para impedir el cumplimiento de las
palabras de Dios reveladas por el ángel:

“La bestia que era, y no es, es también el octavo”. Apocalipsis 17:11.

Según la profecía, después del séptimo ciertamente vendrá el octavo, no


importa el tiempo que dure la transición.

Aunque el papado es un cargo vitalicio, es natural entender que el octavo


recibirá el poder como bestia sólo después de la muerte del séptimo –
Benedicto XVI. Aunque el intervalo exacto de tiempo entre el fin del reinado del
séptimo y el inicio de la supremacía del octavo no sea revelado en Apocalipsis
17, las profecías nos revelan eventos cuyo cumplimiento será una señal de que
la venida del octavo es inminente, los cuales veremos en el próximo capítulo.

Capítulo 7
El Nuevo Orden Mundial
“El papa Juan Pablo II hizo una convocatoria, en el quinto día de año nuevo,
para la creación de un Nuevo Orden Mundial” Fuente: The Christian Post, 2 de
enero de 2004.

“Es una gran idea, un nuevo orden mundial... solamente Estados Unidos tiene
la posición moral y los medios necesarios para respaldarla” George Bush –
Discurso de Estado Estados Unidos - 1991.
¿Tienen que ver las declaraciones del papa Juan Pablo II y del ex-presidente
americano George Bush (Padre) sobre el Nuevo Orden Mundial con las
profecías y el tiempo del fin? George Bush fue el presidente del país que es,
hoy (2008), la única superpotencia militar mundial – Estados Unidos de
América. Podemos tener una idea del poder de este país y de su presidente
por los hechos recientes. Virtualmente ignorando el propio veto del consejo de
la Organización de las Naciones Unidas – ONU, el país invadió Irak, condenó la
muerte su presidente (Sadam Hussein) y ejecutó la sentencia. Los pueblos
miraron asombrados e impotentes ante la masacre impuesta a los iraquíes por
las fuerzas americanas. Por su parte, el Vaticano, del cual el papa Juan Pablo
II fue el penúltimo porta voz, es reconocido como el mayor poder religioso-
político del planeta. Aclamado como cabeza del movimiento ecuménico, que
busca reunir todas las denominaciones religiosas en un sólo cuerpo, y también
como profeso pacifista, Juan Pablo II hizo de la figura del papa una referencia
en negociaciones internacionales. Representantes de casi todos los países de
la tierra, incluyendo Brasil, se arrodillaron delante de él, besando su anillo;
reconociendo en este acto la soberanía del papa sobre ellos mismos y, así
pues, sobre las naciones las cuales representaban.

Estados Unidos y el Vaticano no son meras figuras en el escenario de los


eventos de la historia. Las declaraciones de los gobernantes de estas dos
naciones no pueden y no deben ser consideradas como palabras sin pensar
surgidas en el impulso del momento. Cada discurso es cuidadosamente
preparado con antecedencia, para darlo al público, con la mayor precisión
posible, el sentido exacto del que se desea transmitir. Entonces, la
proclamación del papa para el establecimiento de un Nuevo Orden Mundial y la
declaración del presidente americano favorable a tal idea no pueden y no
deben ser interpretadas como meras declaraciones casuales y coincidentes.
Más adecuada es la interpretación como el anuncio de un plan firmado en la
cúpula de los gobiernos de estos dos países, el cual se espera sea puesto en
ejecución. Las declaraciones del papa y del presidente americano pueden, por
lo tanto, ser correctamente interpretadas como un llamado a todas las naciones
de la tierra para que cooperen en la ejecución del plan de establece un Nuevo
Orden Mundial. ¿Qué es un Nuevo Orden Mundial? ¿Qué tiene que ver con la
profecía? Una mirada para tras en la historia moderna puede ayudarnos a
comprenderlo:

“1944 La Conferencia de las Naciones Unidas reunida en Bretton Woods (EUA)


establece un nuevo orden económico mundial basado en tasas de cambio fijas,
pero sin retornar al padrón oro. Son creados por el Fondo Monetario
Internacional (FMI) y el Banco Mundial Fuente:
http://www.tierra.con.br/istoe/internac/1999/12/23/000.htm - asesado en
20.11.2007 (grifo nuestro).

En 1944, fue establecido un “Nuevo Orden Económico Mundial”. Fueron


creados el Banco Mundial y el FMI. Este último es bien conocido por países en
desarrollo, como Brasil, Argentina y otros. Estos en general tienen deudas con
el FMI y son por obligados a cumplir determinadas metas y conducir su
economía de acuerdo con las directrices de este organismo. Entonces, en el
sentido económico, después del establecimiento de este llamado nuevo orden
económico mundial, los países pasaron a ser controlados por este fondo
mundial. Ese ejemplo nos hace entender mejor lo que significa un Nuevo Orden
Mundial. En la práctica, consiste en el establecimiento de un gobierno mundial
centralizado, que posee autoridad sobre los gobiernos de los países y es, por lo
tanto, capaz de dictar órdenes para que estos las cumplan. Cuando es
establecido, los países dejan de ser soberanos; las decisiones son tomadas por
este órgano mundial e impuestas a los países, que las deben cumplir.

Analicemos brevemente los resultados del establecimiento de un Nuevo Orden


de naturaleza económica. Sin embargo, las declaraciones del papa y del
presidente americano demuestran que el Vaticano y los Estados Unidos tienen
la pretensión de establecer algo más abarcante. Estas anuncian un Nuevo
Orden Mundial. El anuncio de este Nuevo Orden, sin especificar su campo de
abarcante (económico, político, social, etc.), muestra que el objetivo es que
sea un Orden que incluya, no sólo el sector económico, como el que fue
establecido en 1944, sino todos los aspectos sobre los cuales un gobierno de
un país puede interferir: “económico, político, social... y religioso”. Existen hoy
informaciones confirmando la existencia de un plan para el establecimiento de
tal Orden – leamos el relato abajo:
“El Club de Roma (CDR) afirma ser una organización informal de menos de
cien personas que son, según sus propias palabras, ‘científicos, educadores,
economistas, humanistas, industriales y servidores civiles internacionales’...

Se encargó al Club de Roma la tarea de supervisar la división en regiones y la


unión del mundo entero...

Las conclusiones y recomendaciones del Club son publicadas de tiempo en


tiempo, en informes especiales y altamente confidenciales, que son enviadas a
la élite del poder para ser puestos en práctica. El 17 de septiembre de 1973, el
Club envió uno de estos informes, titulado Modelo adaptado por regiones del
sistema de gobierno mundial...

El documento revela que el Club dividió el mundo en diez regiones


políticas/económicas, a las cuales llama “reinos”.” Fuente: Rumbo a La
Ocupación Mundial, págs. 60, 61 (énfasis nuestros).

La fuente de arriba citada revela que hay un plan constituido para el


establecimiento de un gobierno mundial, dividiendo el mundo en diez regiones
político/económicas llamadas “reinos”. ¿Sería esa información una mera
especulación, o la denuncia de un plan real, sin embargo desconocido por la
mayoría de la población? La Biblia nos da la respuesta correcta. Note que el
Club mencionado se llama “Club de Roma”, refiriéndose al local donde este es
acogido – Roma. Y el ángel, refiriéndose a la Iglesia Católica, que tiene su
sede en esa ciudad, dice:

“La mujer que viste es la gran ciudad que domina sobre los reyes de la tierra.”
Apocalipsis 17:18.

Aunque eso no aparezca en los periódicos diarios, el ángel reveló a los siervos
de Dios de nuestro tiempo que la ciudad que dirige las acciones de los reyes de
la tierra actualmente es “Roma”. La información de la fuente citada arriba sobre
el club de Roma pasa, por lo tanto, a tener mucho crédito para los siervos de
Dios, una vez que coincide exactamente con la revelación dada por el ángel
sobre donde estaría el centro de poder mundial nuestros días. ¿Significaría eso
que el mundo es dirigido hoy, por detrás de los bastidores, no por la Iglesia
Católica, sino por el Club de Roma? El texto de Apocalipsis dice que es la
“mujer”, la Iglesia Católica, quien “domina sobre los reyes de la tierra”. Y la
declaración del propio sacerdote católico concuerda con la profecía:
“El papa es el gobernador del mundo. Todos los emperadores, todos los reyes,
todos los príncipes, todos los presidentes del mundo son mis asistentes.” Padre
D.S. Pelan. Fuente: Western Watchman, 27 de junio del 1912.

Por lo tanto, aunque el Club de Roma tome decisiones importantes a nivel


mundial, a la luz de la profecía es más sensato entender que aún este Club
obedece a las órdenes de los prelados de Roma. Ningún analista político
sensato podría negar que el papa ejerza una gran influencia sobre todas las
naciones del mundo actual.

La división del mundo en diez partes, denominadas “reinos” hecha por ese Club
de Roma, coincide con la revelación dada a Juan:

“Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero
por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia”. Apocalipsis
17:12.

El ángel reveló a Juan que los diez cuernos vistos en la bestia correspondían a
diez “reyes” que no habían recibido “reino”, pero lo recibirían. Él reveló que
existirán, por lo tanto, diez reinos sobre la tierra, sobre los cuales reinarán diez
reyes. Según la fuente citada hace poco, el Club de Roma tiene la tarea de
“supervisar la división en regiones del mundo entero”, trabajando para “unir el
mundo”, y establecer el Nuevo Orden Mundial. La profecía muestra cuando
este objetivo será alcanzado, pues dice: “recibirán el poder como reyes... con la
bestia”. Ya vimos que la bestia será el octavo – Juan Pablo II. Los diez reyes
recibirán el poder juntamente con él, cuando recibieren el poder con bestia
perseguidora. Según el ángel, Dios permitirá que los miembros del Club de
Roma lleven a cabo su plan de concretizar la división del mundo en diez reinos
– diez regiones político-económicas. Y aunque piensen estar sólo llevando a
cabo su plan de dominación mundial, están en verdad dando cumplimiento a
aquello que Dios ya vio de antemano y reveló por símbolos a Juan, hace cerca
de dos mil años atrás. El fiel cumplimiento de las palabras de la profecía que
hemos verificado hasta aquí nos da la certeza de que aquello que Dios anunció
está por cumplirse en el futuro próximo.
FIGURA – DIVISION DEL MUNDO POR El CLUB DE ROMA (1973) Fuente:
Libro “Rumbo a la Ocupación Mundial”

Las noticias actuales muestran que el mundo ya está dividiéndose en


diferentes regiones políticas y económicas que coinciden con el mapa de
arriba. El Mercosur, con tasas diferenciadas de importación de productos entre
los países miembros, es una región económica distinguida; la Comunidad
Europea se hizo también otro bloque, o región económica; el Alca, en América
del Norte y la SADC, de los países del sur del continente africano, son otros.
Las asambleas de las diferentes naciones están aprobando la inclusión de sus
países en bloques de países y trabajando para que tales bloques se hagan
también cada uno de ellos una unidad política supra-nacional, con gobierno
propio. La Unión Europea ya estableció el Parlamento Europeo, y los noticiarios
muestran que otros bloques están caminando en la misma dirección:

“Windhoek, Namíbia (PANA) – Un proyecto de creación de un Parlamento de la


Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC) será debatido el lunes en
Windhoek durante la 22ª Asamblea Plenaria del Forum Parlamentario de la
organización sub-regional, se supo el jueves en la capital namibiana....

‘El SADC PF debía transformarse en una Asamblea Regional. Es el calendario


que faltaba. Queremos que esta decisión, tomada hace 10 años, sea aplicada
lo más pronto posible’, declaró Mutukwa.

El secretario-general del SADC PF indicó que este Parlamento favorecerá la


integración de los 14 países miembros de la organización sub-regional.
Integran la SADC Angola, Sudáfrica, Botswana, islas Maurícias, Lesoto,
Malawi, Madagáscar, Mozambique, Namíbia, RD Congo, Swazilândia,
Tanzânia, Zâmbia y Zimbabwe.”. Fuente:
http://www.panapress.con/freenewspor.asp?code=por007351&dte=31/05/2007.

Ya fue instaurado, en Montevideo, el Parlamento del Mercosur. El objetivo


anunciado es que se haga un órgano de gobierno supra-nacional,
comprendiendo todos los países de América del Sur, conforme informó el
presidente de la Sección-Brasil de la Comisión Parlamentaria Conjunta del
Mercosur – Sérgio Zambiasi:

“La constitución del Parlamento del Mercosur, por decisión adoptada en la


última reunión de jefes de Estado, realizada en Montevideo, el día 9 de
diciembre, se reviste de extraordinaria importancia política. Con sede en
Montevideo, el Parlamento del Mercosur sustituirá las comisiones de los
Congresos de los países miembros que, a pesar de las limitaciones, han
cumplido con el papel de promover la armonización normativa en el ámbito de
los países del bloque. Órgano de representación de los pueblos del Mercosur,
independiente y autónomo, el Parlamento, cuya instalación definitiva ocurrirá el
31 de diciembre de 2006, integrará la estructura institucional del bloque...

Aún pautado principalmente por las relaciones comerciales, el Parlamento el


Mercosur pasará a contar con una herramienta fundamental para su
constitución real, bajo todos los aspectos. Constituido por sufragio directo,
universal y secreto de los ciudadanos, a partir de 2011 el Parlamento del
Mercosur cumplirá el papel de ser un canal de comunicación con la sociedad
civil. También será una caja de resonancia para las reivindicaciones de los
sectores impactados por el proceso integracionista e intermediar entre el
público en general y las instancias gubernamentales negociadoras. El
Parlamento es el ‘corazón político del Mercosur’, como bien dijo el diputado
uruguayo y presidente pro tempore de la CPCM, Roberto Conde, que coordinó
la conclusión del texto del protocolo....

El Parlamento del Mercosur, además de todas las funciones citadas, se revela


en toda su trascendencia cuando, en el segundo párrafo del protocolo, ha
definido su papel de ‘celar por la preservación del régimen democrático en los
países miembros’. Sea a la luz del pasado reciente, o considerando las
dificultades aún existentes en la convivencia democrática en algunas regiones,
el Parlamento del Mercosur cumplirá un papel fundamental en la promoción de
la estabilidad de las instituciones, decisiva para la construcción de un desarrollo
económico y social sustentable. En ese sentido, es también importante
destacar el compromiso con la vigencia de los derechos humanos...

Más que sólo un proyecto de integración económica, o limitado a los cinco


países miembros además de Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, el bloque
pasó a contar con la participación de Venezuela, desde la última reunión de
jefes de Estado, el Mercosur es un camino abierto para la construcción de la
unidad de los pueblos de América del Sur.” Fuente:
http://www.senado.gov.br/evmmercosul/M007/M0074021.ASP?txtID_PRINCIP
AL=9 - asesado en 20.11.2007 (resaltado nuestro).

Sérgio Zambiasi declara que el Mercosur diligencia la construcción de la unidad


de los pueblos de América del Sur. Esa declaración concuerda con el plan del
Club de Roma. Según el mapa del Club de Roma presentado hace poco, el
reino señalado con el número “6” incluye todos los países de América del Sur.
Entonces, aunque haya hoy un impasse en cuánto a la entrada de Venezuela
como miembro pleno del bloque, ese país, junto con todos los demás del
continente, deberá integrarse en los próximos años. Sérgio Zambiasi anuncia
también un plazo objetivo para que el Parlamento del Mercosur esté constituido
conforme lo planeado: “2011”. Este plazo, si se cumple, permitiría que fuera
cumplido también el plazo establecido por otro Club de la élite dominante
mundial – el Club de Bilderberg - para el establecimiento del Nuevo Orden
Mundial:

“El grupo Bilderberg representa uno de los más poderosos grupos de fachada
de los Iluminados.... En la altura de la constitución, el objetivo declarado
oficialmente era el de crear la unidad occidental para llevar el expansionismo
soviético.

En la realidad, a pesar de las aparentes buenas intenciones, el verdadero


objetivo era el de formar otra organización de fachada que pudiera contribuir
activamente para los planes de los Iluminados: la constitución de un Nuevo
Orden Mundial en el 2012.” Fuente: revista italiana Terzo Millennio Año II, n.º4
Octubre de 1999.

El objetivo anunciado para el Mercosur – constitución de un gobierno supra


nacional que unifique los países de América del Sur - cumple exactamente a la
agenda del Club de Roma. El mismo se da con los demás bloques –
Comunidad Europea y otros. Una investigación más abierta muestra que,
“coincidentemente”, los países están agrupándose en bloques económicos muy
semejantes a los del mapa elaborado por el Club de Roma. Sin embargo, como
la profecía de Apocalipsis 17 nos revela, todos estos movimientos están bajo el
ojo de aquel que conoce el fin desde el principio – Dios, el Creador, - que
anunció de antemano todas las cosas al profeta Juan, para que sus siervos el
día de hoy confiaran en él, en la certeza de que los sustentaría en todo el
tiempo y les daría el destino maravilloso del cual habla la Biblia: la vida eterna,
la herencia inmortal de los santos, la ciudad santa y la compañía de él, de
Cristo Jesús, nuestro Salvador, y de los santos, y la habitación en una nueva
tierra donde no habrá más muerte, ni llanto ni dolor, si tan solamente
perseveraren hasta el final del conflicto.

Los bloques económicos mundiales ya poseen sus presidentes, pero estos no


poseen aún el título y status de “rey” predicho por el ángel en Apocalipsis
17:12. Sin embargo, la profecía dice que ellos “recibirán poder, como reyes”. El
desenrollar los eventos actuales es la evidencia que la profecía camina para su
cumplimiento. Y ella dice que ellos “recibirán poder... con la bestia”. Si ellos
serán reyes de diez regiones en las cuales será dividido el mundo, ellos
constituirán un gobierno mundial. Al tiempo de estos reyes, el mundo tendrá un
nuevo gobierno mundial, lo que significa un Nuevo Orden Mundial. Según la
profecía, cuando estos diez reyes asciendan al poder, su reino será compartido
con la bestia, el próximo papa, y este “gobierno compartido” durará “una hora”
profética:

“recibirán el poder como reyes por una hora, con la bestia” Apocalipsis 17:12.

¿Cuánto tiempo equivale esta “una hora” dicha en la profecía? Es natural


entender que un día equivale a 24 horas de tiempo; sin embargo, Dios dice que
un día también representa un año:

“...cada día representando un año...” Números 14:34.

Un año, según el padrón bíblico, tiene 360 días*. El día tiene 24 horas. Así,
cada hora es igual a 1 día dividido por 24. En el caso de la hora profética,
tenemos:

360 (= 1 día profético) divididos por 24 (número de horas del día):

1 hora profética = 360 días / 24 = 15 días


*Para ver la referencia bíblica que da la duración del año profético, ver
Apéndice 2.

Los diez reyes recibirán poder, juntamente con la bestia, el papa Juan Pablo II,
por 15 días. Y el ángel revela lo que ocurrirá al final de esos días:

“Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia”.


Apocalipsis 17:13.

Después de los 15 días de reinado en conjunto con los diez reyes, el papa
Juan Pablo II será el soberano del Nuevo Orden Mundial. Será la más alta
autoridad terrestre, y tendrá poder sobre todos.

Las palabras del ángel pueden parecer extrañas. En toda la historia de la


humanidad, podemos casi que con certeza decir que jamás un rey subió al
trono con la intención de entregar su poder y autoridad a otro después de sólo
15 días de gobierno. Es de la naturaleza del hombre el gustar el poder y querer
mantenerse en él. Lo que el ángel dice nos lleva a entender que, cuando estos
reyes reciban el poder, ya sabrán y habrán concordado, aún antes de recibir el
reino, que ellos serán meros coyunturales en una pieza teatral bien montada y
anteriormente planeada que será presentada a los ojos del mundo. Suben
como reyes, pero ya suben con la intención de entregar el reino al papa. ¿Qué
los motivaría a hacer eso? Lo que leímos sobre el Club de Roma puede
ayudarnos a entender. Existe un grupo que ya tiene el poder en nuestros días y
decide los próximos planes en el juego de la política y de la economía mundial -
Roma. Todo ya es programado antes, de tal manera que la realidad presentada
delante del público por las noticias nada más es la realidad proyectada poco
antes por la cúpula del poder. Para que el mundo corone al papa como el
soberano de la tierra, los líderes de la cúpula mundial entienden que es
necesario que los reyes considerados por el pueblo como gobernantes
legítimos le entreguen el poder. Y la profecía dice que estos reyes así lo harán.

El golpe decisivo

Sabemos que la lucha por el poder, aún por el control del gobierno de una
nación, genera disputas entre grupos rivales con intereses distinguidos. Eso
ocurre en cada país del globo, pues está en la naturaleza del hombre egoísta el
querer dominar y sobreponerse a su prójimo. Las muchas veces discutidas y
sangrientas disputas electorales muestran lo difícil que es, aún para un gran
grupo, ejercer el control absoluto sobre el gobierno de una nación. Los
gobiernos llamados absolutistas enfrentan hoy día guerrillas por parte de
grupos rivales deseosos de que se hagan elecciones para que puedan asumir
legalmente el poder. Siendo ya tan difícil obtener el control y ejercer un
gobierno estable sobre uno de los países de la tierra, podemos imaginar la
dificultad existente para formarse un gobierno mundial. Tal gobierno ayuda los
intereses de muchas clases favorecidas en los diferentes países. Aún la cúpula
del poder establecida por los partidarios del Nuevo Orden Mundial debe hacer
frente a estas dificultades a fin de llevar a cabo su plan. ¿Cómo busca
suplantarlas? ¿Cuál será el golpe decisivo que llevará aún las clases
favorecidas de los diferentes países a permitir y apoyar la implantación del
Nuevo Orden? Un estudio de la historia moderna nos da evidencias que
responden las preguntas.

La primera guerra mundial promovió cambios significativos en la historia. A su


final, la población de las diferentes naciones envueltas, de la cual muchos
habían perdido familiares y propiedades, y habían sido desterrados y
proscritos, ansiaba paz y una garantía de que un conflicto de tal magnitud
jamás volvería a ocurrir. En una situación como esta, una propuesta para el
establecimiento de un organismo internacional capaz de garantizar la paz sería
fácilmente aceptada por las naciones envueltas. De hecho lo fue. Al final de la
primera guerra, fue establecida la Sociedad de las Naciones. Sin embargo,
Estados Unidos, que no participaron directamente en la guerra, no se adhirió a
ella. Así, pocos años más tarde, se desencadenó, por lo tanto, la segunda
guerra mundial, esta vez con la implicación de Estados Unidos. ¿Qué ocurrió al
final de ella? Fue establecido nuevamente un órgano internacional con el
objetivo de mantener la paz – la ONU (Organización de las Naciones Unidas),
al cual Estados Unidos se adhirió. Este órgano se hizo mucho más abarcante
que la Sociedad de las Naciones, pues una vez que fue instituido después de
una guerra que envolvió un número mayor de países, contó con un número
mayor de adhesiones. Pero, la cúpula de Roma no llegó a lograr sus objetivos
por medio de él. Los gobiernos de los países no estaban dispuestos a abrir
mano de su soberanía, a fin de ser dirigidos por esta organización. Tanto es
verdad que muchos países, principalmente Estados Unidos, toman hasta el día
de hoy decisiones contrarias a las resoluciones de la ONU y las implementan
en su territorio.

Aprendemos con la historia. Una guerra incluyendo algunos países genera a su


final un organismo internacional con algunos países; ya una guerra envolviendo
más naciones genera un organismo con la participación de más países y con
mayor autoridad. ¿Qué sería necesario entonces para poderse crear un nuevo
orden de gobierno mundial, con la adhesión de todos los países del globo y
soberanía sobre todos ellos? Una guerra de mayor extensión. Este
entendimiento simple nos lleva a entender que el próximo paso lógico a ser
dado por los líderes de la cúpula en Roma a fin de establecerse un Nuevo
Orden Mundial es impulsar una tercera guerra mundial, de extensión jamás
vista, que lleve toda la tierra a un estado tal de terror e inseguridad que los
pueblos pidan desesperadamente para que se establezca un organismo
internacional eficaz para mantener la paz y la seguridad. Tal organismo tendría
autonomía para editar leyes que estarían por cima de las propias leyes de los
países a él afiliados. En el libro de Daniel, encontramos este organismo
descrito en símbolos:

7
“ Después de esto miraba yo en las visiones de la noche, y he aquí la cuarta bestia,
espantosa y terrible y en gran manera fuerte, la cual tenía unos dientes grandes de
hierro; devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies, y era muy diferente
8
de todas las bestias que vi antes de ella, y tenía diez cuernos. Mientras yo contemplaba
los cuernos, he aquí que otro cuerno pequeño salía entre ellos, y delante de él fueron
arrancados tres cuernos de los primeros; y he aquí que este cuerno tenía ojos como de
hombre, y una boca que hablaba grandes cosas..” .Daniel 7:7, 8

Así como la bestia, el animal de Apocalipsis 17, representaba también un poder


político ejercido por el estado, de la misma forma el animal descrito arriba
representa un gobierno. Pero el texto dice que este “era diferente de todos
los... que aparecieron antes de él”. Nunca en el pasado hubo un gobierno
mundial de tal naturaleza, resultado de la unión de todos los países de la tierra.
Este gobierno será ejercido a principio por diez reyes – por eso el animal visto
por Daniel ha diez cuernos. Note que el animal descrito tiene 10 cuernos, tal
como la bestia de Apocalipsis 17. Ambos símbolos, el animal de Daniel y el
cuerpo de la bestia de Apocalipsis 17, representan el mismo gobierno mundial.

Aunque el símbolo del animal de Daniel 7 haya tenido un cumplimiento


profético en el pasado, no es difícil percibir que él representa también un
organismo a partir del cual surgirán diez reyes, aquellos que darán poder a la
bestia. En el cumplimiento pasado, este animal representó a Roma antigua, y el
término “devorará toda la tierra” asociado a él representó la manera cruel por la
cual persiguió y mató los cristianos y apóstolos en el pasado.

La Biblia dice: “¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será”. (Eclesiastés 1:9). Así,
podemos esperar que la historia se repita. Un nuevo poder, representado por el
animal de Daniel 7, usará igual crueldad para con los santos. Las hogueras que
quemaron los santos en el pasado serán reencendidas y las guillotinas
volverán a funcionar. En Daniel 7 es mencionado que los diez cuernos,
aquellos que darán poder a la bestia de Apocalipsis 17, son reyes que
proceden del reino representado por el animal:

“Y los diez cuernos significan que de aquel reino se levantarán diez reyes; y tras ellos se
levantará otro, el cual será diferente de los primeros, y a tres reyes derribará”. Daniel
7:24.

Percibimos que el animal representa el reino que se establece “antes” que los
diez reyes comiencen a reinar, pues se dice que los diez reyes “se levantarán”
de aquel reino. Es este el reino que dividirá la tierra en diez partes y dará poder
a los reyes. El animal no puede representar, por lo tanto, otro gobierno sino el
Nuevo Orden Mundial. Es cuando ella sea instaurada que el mundo será
dividido en diez reinos y los diez reyes recibirán poder para reinar sobre ellos
“junto con la bestia”, el papa Juan Pablo II, que en esta época ya habrá
aparecido como “resucitado”.

El texto de Daniel también dice: “Mientras yo contemplaba los cuernos, he aquí que
otro cuerno pequeño salía entre ellos, y delante de él fueron arrancados tres cuernos de
los primeros; y he aquí que este cuerno tenía ojos como de hombre, y una boca que
hablaba grandes cosas”. (Daniel 7:8). Este cuerno pequeño es revelado en
Apocalipsis 17 cómo siendo la bestia, Juan Pablo II, que, después de reinar por
15 días junto con los diez reyes, recibe de ellos el poder para reinar como la
más alta autoridad de la tierra:

“Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia”.


Apocalipsis 17:13.

Según Daniel, Juan Pablo II, representado en la visión por el símbolo de un


“cuerno pequeño” hablará con “insolencia”, o sea, de manera atrevida. Una
persona atrevida es alguien que tiene la audacia de tomar para sí un lugar que
no es suyo por derecho, enfrente del dueño. El libro de II Tesalonicenses nos
relata cual será el “atrevimiento” del papa Juan Pablo II que aparecerá como
“resucitado”:

3
“ Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la
4
apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y
se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el
templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios”. II Tesalonicenses 2:3, 4
En Apocalipsis 17 dice que la bestia, Juan Pablo II, cuando aparezca, “va a la
perdición” (Apocalipsis 17:11). Y en el texto de arriba, el hombre que se atreve
a ostentar como si fuera el propio Dios es llamado el “hijo de la perdición”. La
conexión es clara. Aquel que es llamado el “hijo de la perdición” en
Tesalonicenses es el que “va a la perdición” mencionado en Apocalipsis – Juan
Pablo II. Él es el que, cuando aparezca, se levanta contra todo que se llama
Dios o es objeto de culto, a punto de asentarse en el santuario de Dios,
ostentándose cómo si fuera el propio Dios. Es de esta manera que él habla con
atrevimiento, o insolencia, como relata el profeta en Daniel 7:8.

Presentamos abajo uno resumen del orden de los eventos que ocurrirán en
breve, según estudiamos en este capítulo:

- Tercera Guerra Mundial –


- Establecimiento del Nuevo Orden Mundial –
- Concesión del poder de los diez reinos mundiales a diez reyes, que
reinarán junto con Juan Pablo II “resucitado” –
- Entrega del poder mundial por estos diez reyes a Juan Pablo II
personificado por un demonio.

Percibimos por lo tanto que cuando se desate la Tercera Guerra Mundial es la


señal de que el Nuevo Orden Mundial está por ser establecido, y de que el
papa Juan Pablo II está por aparecer como “resucitado”, como bestia, para
engañar a los que habitan sobre la tierra. Y el plan de los hombres que buscan
comandar la política en el mundo en el 2012. Vemos que la crisis se aproxima.

¿Cómo será el reinado de la bestia? Lo veremos en el próximo capítulo.

Capítulo 8
El Reinado de la bestia
En un mundo sacudido por una guerra de extensión jamás vista (la Tercera
Guerra Mundial), la llegada de un líder con poderes sobrenaturales capaz de
traer nuevamente la paz será bien visto por casi todos los habitantes de la
tierra. Sin embargo, la gran mayoría de las personas no sabe que él es el
representante del mayor enemigo de la humanidad.

La Biblia le llama Satanás, el ángel caído del cielo y rebelde contra el gobierno
de Dios de “el príncipe de este mundo” y lo señala como el que “opera en los
hijos de desobediencia”. (Juan 16:11; Efesios 2:2). Dios aclara que Satanás guía
y usa como su instrumento a todo aquel que no está decididamente entregado
al Señor Jesús para obedecer Su ley. Los movimientos de la cúpula de
hombres impíos son cuidadosamente dirigidos por el enemigo del hombre para
el cumplimiento de su propósito. ¿Cuál es? Satanás lo reveló cuando se
enfrentó a Jesús en el desierto de la tentación. Allí dijo: “todo eso te daré si,
postrado, me adorares” (Mateo 4:9). Jesús era el Representante de la
humanidad en esa ocasión, y en las palabras que le dijo, Satanás expresó su
deseo de ser adorado por el hombre. Y este determinado apóstata no desistió
de cumplir su designio. El Apocalipsis afirma que él conseguirá hacer que los
grandes y poderosos de la tierra lo adoren y ordenen a los hombres de todas
las naciones, tribus y lenguas por ellos representados a hacer el mismo. Esta
acción es revelada en la profecía de Apocalipsis 13. Por eso, nos detendremos
un poco en el estudio de esta profecía. Leamos el verso 1:

“vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez
diademas”. Apocalipsis 13:1.

La bestia presentada en el texto de arriba tiene “diez cuernos y siete cabezas”,


tal como la bestia de Apocalipsis 17:

“vi una mujer sentada en una bestia... con siete cabezas y diez cuernos.”
Apocalipsis 17:3

Entonces, la bestia de Apocalipsis 13 es la misma de Apocalipsis 17. Juan la ve


“emergiendo”, o subiendo del “mar”. En profecía, aguas representan
“multitudes, pueblos, naciones y lenguas” (Apocalipsis 17:15). El “mar” es la
mayor cantidad de aguas que existe, una extensión que comprende todo el
planeta tierra. Representa los pueblos, multitudes, naciones y lenguas del
mundo. La “bestia”, como vimos en los capítulos anteriores, es un poder
resultado de la unión iglesia-estado. Representa un poder político-religioso de
extensión mundial levantándose.

Según Apocalipsis 13:1, sobre los “diez cuernos” están “diez diademas”, o
coronas. El ángel revela en Apocalipsis 17 que los diez cuernos son “diez
reyes”, los diez reyes del Nuevo Orden Mundial. Un rey asume el trono cuando
es coronado. El hecho de Juan ver los diez cuernos con coronas en Apocalipsis
13 muestra que él fue llevado al tiempo en el cual los diez reyes del Nuevo
Orden Mundial ya fueron coronados. Sigamos con la lectura: “...

Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se
maravilló toda la tierra en pos de la bestia” Apocalipsis 13:3

Ya vimos que las siete cabezas de la bestia representan los papas con el título
de “rey”. Según el texto de arriba, una de las cabezas tenía una “herida mortal”
que fue “curada”. La palabra original traducida por “herida mortal” es “sphazo” e
indica que hubo una muerte, o sea, que la cabeza que tenía la “herida mortal”
representa a alguien que murió. Ella es usada siempre con este sentido en la
Biblia. Como ejemplo, citamos Apocalipsis 5:6:

“vi... un Cordero como inmolado (sphazo)” Apocalipsis 5:6.

El Cordero es Jesús, que fue muerto (sphazo), de hecho. Así, el término de


Apocalipsis 13, traducido allí como “herida mortal” significa que el papa
representado por aquella cabeza herida verdaderamente murió, y el hecho de
ella ser curada señala su aparición como “resucitado”. Por lo que estudiamos
en los capítulos anteriores, sabemos que las cabezas de la bestia
corresponden a los papas. Entonces, vemos que la cabeza cuya herida de
muerte fue curada representa a Juan Pablo II, el papa que murió y aparecerá
como “resucitado”.

Según el relato de la visión, cuando la herida “fue curada”, “toda la tierra se


maravilló, siguiendo la bestia”. El hecho que llevó toda la tierra a maravillarse y
a continuación Juan Pablo II, según fue mostrado en la visión, fue la cura de la
herida mortal, la “resurrección” del papa. De hecho, no es común que veamos
personas resucitadas. Por lo tanto, es hasta natural que entendamos que,
después de ver a alguien “resucitado”, los hombres se maravillarán. Pero la
Biblia aclara que sólo se maravillarán aquellos que no quieran obedecer la
verdad, que no dan oídos a la Palabra de Dios:
“La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los
moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del
mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será”.
Apocalipsis 17:8.

Los que oyen la palabra profética de Apocalipsis 17 y obedecen a Dios, no se


admirarán ni adorarán a la bestia. Ellos ya sabrán que eso iba a acontecer. El
engaño de Satanás iludirá sólo los que no aman ni obedecen la verdad. Usted
no necesita formar parte de ese grupo. Puede obedecer la Palabra de Dios.

La Biblia afirma que aquellos que adoren la bestia adorarán también el


“dragón”, que le dio autoridad a la bestia:

“y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia,


diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?”. Apocalipsis 13:4.

Satanás es presentado en el Apocalipsis como siendo el dragón: “...el gran


dragón, la antigua serpiente, que se llama diablo y Satanás” (Apocalipsis 12:9).
Apocalipsis 13 revela que los hombres lo adorarán. ¿Por qué? “Porque dio su
autoridad a la bestia”. Los hombres adorarán a Satanás al rendir homenaje a la
bestia – el demonio que lo representa, personificando a Juan Pablo II. El ángel
dice, en Apocalipsis 17, que los diez reyes “entregarán su poder y autoridad a
la bestia”. Los que se postren a Juan Pablo II, estarán dando autoridad al
propio representante de Satanás, un ángel próximo a él, que le sigue las
órdenes. Satanás, por medio de su ángel representante, gobernará el Nuevo
Orden Mundial, buscando llevar toda una clase de hombres consigo. ¿Qué se
puede esperar de un mundo con un gobierno mundial, comandado por un
demonio? Solo aquello que Jesús dije:

21
“ porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del
22
mundo hasta ahora, ni la habrá. Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería
23
salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. Entonces, si
24
alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. Porque se
levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal
25
manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. Ya os lo he dicho antes”.
Mateo 24:21-25.

El ángel le dice a Juan que, cuando los diez reyes den el poder a Juan Pablo II
“resucitado”, se unirán a él en un mismo objetivo:
“Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y
Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles”. Apocalipsis
17:14.

Todos, Juan Pablo II, el gobernante del Nuevo Orden Mundial, y los diez reyes
que le apoyarán, “combatirán contra el Cordero”. Juan el Batista señaló a
Jesucristo como el Cordero de Dios (Juan 1:29). Jesús está hoy, no en la tierra,
pero si en el cielo, ministrando en nuestro favor. Aguardamos Su segunda
venida. ¿Cómo podrán entonces Satanás y sus fuerzas, estando aquí en la
17
tierra, combatir contra Jesús? Él dice: “ No penséis que he venido para abrogar la
18
ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os
digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley,
30
hasta que todo se haya cumplido.”. “ El que no es conmigo, contra mí es; y el que
conmigo no recoge, desparrama”. Mateo 5:17, 18; 12:30. Jesús dice que no vino
para cambiar la Ley de Dios; por el contrario, vino para cumplirla. Dice que
nada pasará de la ley, o sea, que ella no será alterada. Y dice que quién no se
30
“junta” con Él en esta obra de establecer la ley de Dios, “esparce”. “ El que no
es conmigo, contra mí es”, dice Él. Buscar cambiar la ley de Dios es batallar
contra Jesús, el Cordero. Cuando el ángel le dice a Juan que la bestia y los
reyes de la tierra combatirán contra el Cordero, muestra que ellos buscarán
cambiar la ley de Dios. A La luz de lo que es el papado hoy, no es difícil
entender que eso ocurrirá. El papado aboga tener la autoridad de cambiar la
ley de Dios, y su pretensión, según lo que los propios católicos testifican, es
sostenida por el cambio que él osó hacer en el cuarto mandamiento:

El cuarto mandamiento de la ley de Dios:

“Entonces, habló Dios todas estas palabras, diciendo:

8 9
Acuérdate del día de reposo* para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu
10
obra; mas el séptimo día es reposo* para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna,
tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está
11
dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y
todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el
día de reposo* y lo santificó”. Éxodo 20:1, 8-11.

La declaración de los hombres:

“Guardar domingos y fiestas” Catecismo Católico.


¿Autorizaría Dios el cambio en el mandamiento del sábado? Él dice:

16
“ Guardarán, pues, el día de reposo* los hijos de Israel, celebrándolo por sus
17
generaciones por pacto perpetuo. Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel;
porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó”.
Éxodo 31:16, 17.

Los católicos dicen:

“Sin embargo, los protestantes parecen no darse cuenta de que... guardando el


domingo... están aceptando la autoridad del porta voz de la iglesia, el Papa.”
Fuente: Our Sunday Visitor, Semanario católico, 5 de febrero de 1950
(resaltado nuestro).

Habrá un gran conflicto entre las fuerzas leales a Satanás y la bestia, y los
santos de Dios. ¿De cuál lado estaremos? Nuestra decisión debe ser hoy, al
lado de la obediencia del mandamiento de Dios. Las consecuencias de nuestra
elección son reveladas de antemano por la Biblia.

¿Cuánto tiempo durará el reinado de la bestia? Apocalipsis 13 nos revela:

“Le fue dada... autoridad para actuar cuarenta y dos meses” Apocalipsis 13:5.

Juan Pablo II gobernará por 42 meses. La duración del mes bíblico es diferente
de la de los meses que usamos en el calendario actual. Hoy se usa el
calendario llamado Gregoriano, que fue elaborado a pedido del papa Gregorio
(de ahí el nombre - Gregoriano), que derivó del antiguo calendario romano
pagano y tiene meses de 30 y 31 días. La Biblia y la naturaleza operan según
el calendario que Dios estableció, en el cual los meses son determinados por el
ciclo de la luna en su vuelta alrededor de la tierra. Se sabe que los nueve
meses de gestación de la madre son en verdad nueve lunas. En la novena
luna, o sea, en la novena vuelta de la luna alrededor de la tierra, el niño nace.
La palabra “luna” en el idioma original de la Biblia, el hebreo, posee la misma
raíz de la palabra mes. El judío, cuando lee la palabra mes en la Biblia en su
idioma, entiende que ella se relaciona con el ciclo de la luna. Por eso, el propio
calendario judío posee meses “lunares”, determinados por el ciclo de la luna.
Siendo que los meses de la Biblia son meses lunares, entendemos que los
cuarenta meses de duración del reinado de la bestia en Apocalipsis 13:5 son
meses lunares. El mes lunar tiene cerca de 29,5 días, una duración un poco
menos del de los meses del calendario que conocemos y va de enero a
diciembre que duran casi siempre 30 o 31 días, con excepción de febrero.
Cuarenta y dos meses lunares son por lo tanto poco menos que 42 meses de
nuestro calendario, y corresponderán a poco menos de tres años y medio:

1 año = 12 meses
2 años = 12 + 12 = 24 meses
3 años = 24 + 12 = 36 meses
3 años y medio = 36 + 6 = 42 meses

La profecía muestra que durante estos 42 meses él tendrá autoridad sobre todo
el planeta tierra:

“Se le dio autoridad sobre cada tribu, pueblo, lengua y nación” Apocalipsis 13:7.

De la más alta autoridad de la tierra será un demonio personificando Juan


Pablo II, que gobernará por cerca de tres años y medio. ¿Qué enfrentarán los
santos en este periodo? La profecía declara:

“Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre, de su


tabernáculo, y de los que moran en el cielo”. Apocalipsis 13:6.

La bestia difamará el nombre el tabernáculo de Dios – los que habitan en el


cielo. Esta expresión se refiere no al tabernáculo que se encuentra en el cielo,
sino a los santos de Dios, los cuales según la Biblia son su tabernáculo en el
cielo:

“¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?”. I
Corintios 3:16.

La expresión “difamar el tabernáculo” de Apocalipsis 13 representa el difamar


los santos de Dios guardadores de los mandamientos. Por medio de ella vemos
que la bestia pondrá la opinión pública en contra de los guardadores del
sábado, apenas interpretando sus motivos y clasificando su obediencia como
obstinada rebeldía contra las autoridades terrenales. El Apocalipsis declara que
aquellos que no adoren la bestia y reciban su marca, guardando el domingo,
sufrirán la confiscación de bienes, multa, prisión y aún muerte:

“Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos... Y hacía que a todos,
pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la
17
mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que
tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre”. Apocalipsis
13:7, 16, 17.

El libro de Tesalonicenses, hablando de la venida del demonio personificando a


Juan Pablo II y su actuación, afirma:

9
“ inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios
10
mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no
recibieron el amor de la verdad para ser salvos”. II Tesalonicenses 2:9, 10.

El texto de arriba muestra que la actuación de la bestia será conforme toda la


astucia y poder de Satanás. Podemos ver que él pondrá la opinión pública en
contra de los santos por medio de argumentos muy sutiles y capciosos. Tendrá
también una apariencia de piedad, pues vendrá como fiscal de la paz. Será un
tiempo difícil. Los santos podrán vencer sólo por medio de una fe genuina en el
Señor Jesucristo, en el amor y cuidado de Dios para con los que en él confían y
obedecen fielmente la Palabra de Dios. Solamente con el auxilio de la Biblia
será posible discernir las falsedades que serán dichas por Juan Pablo II. La fe
deberá ser firme a punto de desafiar aún la evidencia de los sentidos, pues
Satanás operará milagros que, si fuere posible, engañarán los propios
escogidos (Mat. 24:24), haciendo descender incluso fuego del cielo (Apoc.
13:13). En ese tiempo tan difícil, ¿habrá esperanza para el pueblo de Dios? La
respuesta bíblica es sí, desde que miremos para el fin del conflicto revelado en
las Escrituras:

“Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y


Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles”. Apocalipsis
17:14.

Después de declarar que el poder será dado a la bestia, el ángel afirma que el
Cordero, Jesús, saldrá victorioso al final del conflicto. Apocalipsis 13:5 relata
que la bestia tendrá poder por 42 meses, lo que nos lleva a entender que la
victoria vendrá después de finalizar este tiempo:

42 meses (tres años y medio)


|------------------------------------------------------------|
Inicio del gobierno el Cordero los vencerá de la bestia (Juan Pablo II)
En el texto que leímos, son las características de los que finalmente vencerán
con el Cordero. Son ellos descritos como “llamados, elegidos y fieles”.

“Muchos son llamados pero pocos escogidos”, dije Jesús (Mat. 22:14). Muchos
aceptan la invitación de la gracia y amor divino, Lo reciben como Salvador
personal, recibiendo el perdón de sus pecados y tienen una genuina
experiencia cristiana; pero posteriormente abandonan la fe. Según el
Apocalipsis, sólo aquellos que permanecen “fieles” serán contados entre los
que vencerán con el Cordero. ¿Cómo permanecer fiel hasta el fin en un tiempo
tan difícil? Esto lo veremos en el próximo capítulo.

Nota: Existen muchas profecías que describen eventos que ocurrirán en este
periodo de tiempo. Este libro describe sólo un poco de lo que está revelado. El
estudio diligente y con oración de las profecías bíblicas dará al investigador
sincero verdaderas joyas del conocimiento que le serán de auxilio en este
tiempo difícil. Para aquellos que desean profundizar en el estudio de los
eventos que sucederán durante estos tres años y medio, recomendamos el
estudio de las siguientes profecías que tratan sobre este tiempo:

- Apocalipsis 8 y 9

- Daniel 7 a 11

- Daniel 12 – Libro 1260, 1290 y 1335 días.

Capítulo 9

Ellos guardan los mandamientos de


Dios
El capítulo 13 de Apocalipsis relata cual será el papel de la bestia, Juan Pablo
II, y sus aliados, durante los tres años y medio de gobierno mundial. El capítulo
siguiente da seguimiento al tema, y a partir del verso 6 leemos el relato del
mensaje enviado por el cielo destinado a preparar un pueblo para que
permanezca fiel este tiempo y venza con el Cordero. El mensaje está
compuesto por tres advertencias traídas a la tierra por tres diferentes ángeles.
Veremos lo que cada uno de ellos nos dice en este capítulo. Acompáñenos al
relato de Juan al ver el primero de estos ángeles dar el mensaje:

6
“ Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para
7
predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo, diciendo a
gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad
a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas”. Apocalipsis
14:6, 7.

Cuando Dios presenta un mensaje traído por un ángel volando por el medio del
cielo, Él quiere que todos lo escuchen y obedezcan. Algo que pasa por el cielo
es visto por todos. Él desea que este mensaje sea predicado a “cada nación,
tribu, lengua y pueblo”. Todos los hombres sobre la tierra deben oírlo. El
mensaje de este ángel es dado con “gran voz”. La Biblia revela que Isabel
habló en gran voz después de ser llena del Espíritu Santo: “Isabel fue llena del
Espíritu Santo, y exclamó con gran voz, y dije: Bendita eres tú entre las
mujeres, y bendito el fruto de tu vientre!”(Lucas 1:41, 42). El hecho de que el
mensaje del ángel es proclamado a “gran voz”, representa, por lo tanto, que
será transmitido por personas llenas del Espíritu Santo. De ahí entendemos
que este tiempo de gran crisis, una especial concesión de poder divino será
dada a sus siervos en la tierra.

El mensaje avisa a todos que “es llegada la hora de su juicio”. El tiempo del
reinado de Juan Pablo II, descrito en el capítulo 13, Dios envía el mensaje
relatado en Apocalipsis 14 de que el juicio de los hombres vivos en la tierra se
inicia en el cielo, y advierte la necesidad de prepararse urgente. La regla de
este juicio es la ley de Dios: “Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser
juzgados por la ley de la libertad”. (Santiago 2:12). El juicio es hecho no según la
apariencia, porque Dios conoce el corazón: “Porque Dios traerá toda obra a juicio,
juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala”. (Eclesiastés 12: 14).
Cada motivo del corazón, cada pensamiento, es pesado en la balanza y
comparado con el padrón de la perfecta ley de Dios. Así, estarán preparados
para el juicio aquellos que estén en armonía con la ley.
El mensaje del Apocalipsis invita a los hombres a prepararse para el juicio
atendiendo al llamado: “temed a Dios y dadle gloria, porque es llegada la hora
del juicio” (Apocalipsis 14:7). Según la Biblia, “temer a Dios” es guardar Sus
13
mandamientos: “ El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus
14
mandamientos; porque esto es el todo del hombre. Porque Dios traerá toda obra a
juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala”. (Eclesiastés
12:13, 14). Dios dio la ley en el monte Horeb, conocido como Sinaí, para que el
hombre aprendiera a temerle: “El día que estuviste delante de Jehová tu Dios en
Horeb, cuando Jehová me dijo: Reúneme el pueblo, para que yo les haga oír mis
palabras, las cuales aprenderán, para temerme todos los días que vivieren sobre la tierra,
y las enseñarán a sus hijos”. (Deuteronomio 4:10).

En el juicio, cada uno recibirá la sentencia conforme a sus obras: “He aquí yo
vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra”.
(Apocalipsis 22:12); “Porque juicio sin misericordia se hará con aquel que no hiciere
misericordia; y la misericordia triunfa sobre el juicio”. (Santiago 2:13). La Biblia
afirma que cualquier transgresión de la ley de Dios es pecado, y que la paga
del pecado es la muerte (I Juan 3:4; Romanos 6:23). Para que el hombre sea
absuelto, y considerado digno de la vida eterna, solamente la obediencia
perfecta a la ley podrá ser acepta. Así, a fin de estar preparados para el juicio,
los hombres deben guardar los mandamientos. La Biblia afirma que el pueblo
de Dios guardia sus mandamientos:

“Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe
de Jesús”. Apocalipsis 14:12.

Por lo tanto, todo transgresor de la ley puede sólo esperar recibir la sentencia
de muerte en ese juicio, a menos que Dios pueda perdonarlo de sus
transgresiones y absorberlo en el juicio. Siendo nosotros pecadores, ¿cómo
podemos estar entre los que guardan los mandamientos? Si nadie los ha
guardado hasta hoy, ¿significa eso que no hay posibilidad de ser obedecida
entre los guardadores de los mandamientos? Veamos un ejemplo de la Biblia,
a fin de responder esta pregunta:

2
“ Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre
el terrado de la casa real; y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la
3
cual era muy hermosa. Envió David a preguntar por aquella mujer, y le dijeron: Aquella
4
es Betsabé hija de Eliam, mujer de Urías heteo. Y envió David mensajeros, y la tomó; y
vino a él, y él durmió con ella. Luego ella se purificó de su inmundicia, y se volvió a su
5
casa. Y concibió la mujer, y envió a hacerlo saber a David, diciendo: Estoy encinta.
6
Entonces David envió a decir a Joab: Envíame a Urías heteo. Y Joab envió a Urías a
7
David. Cuando Urías vino a él, David le preguntó por la salud de Joab, y por la salud
8
del pueblo, y por el estado de la guerra. Después dijo David a Urías: Desciende a tu
casa, y lava tus pies. Y saliendo Urías de la casa del rey, le fue enviado presente de la
9
mesa real. Mas Urías durmió a la puerta de la casa del rey con todos los siervos de su
10
señor, y no descendió a su casa. E hicieron saber esto a David, diciendo: Urías no ha
descendido a su casa. Y dijo David a Urías: ¿No has venido de camino? ¿Por qué, pues,
11
no descendiste a tu casa? Y Urías respondió a David: El arca e Israel y Judá están bajo
tiendas, y mi señor Joab, y los siervos de mi señor, en el campo; ¿y había yo de entrar
en mi casa para comer y beber, y a dormir con mi mujer? Por vida tuya, y por vida de tu
12
alma, que yo no haré tal cosa. Y David dijo a Urías: Quédate aquí aún hoy, y mañana
13
te despacharé. Y se quedó Urías en Jerusalén aquel día y el siguiente. Y David lo
convidó a comer y a beber con él, hasta embriagarlo. Y él salió a la tarde a dormir en su
cama con los siervos de su señor; mas no descendió a su casa.

14
Venida la mañana, escribió David a Joab una carta, la cual envió por mano de Urías.
15
Y escribió en la carta, diciendo: Poned a Urías al frente, en lo más recio de la batalla, y
16
retiraos de él, para que sea herido y muera. Así fue que cuando Joab sitió la ciudad,
17
puso a Urías en el lugar donde sabía que estaban los hombres más valientes. Y
saliendo luego los de la ciudad, pelearon contra Joab, y cayeron algunos del ejército de
18
los siervos de David; y murió también Urías heteo. Entonces envió Joab e hizo saber a
David todos los asuntos de la guerra...

24
pero los flecheros tiraron contra tus siervos desde el muro, y murieron algunos de
25
los siervos del rey; y murió también tu siervo Urías heteo. Y David dijo al mensajero:
Así dirás a Joab: No tengas pesar por esto, porque la espada consume, ora a uno, ora a
otro; refuerza tu ataque contra la ciudad, hasta que la rindas. Y tú aliéntale.
26
Oyendo la mujer de Urías que su marido Urías era muerto, hizo duelo por su marido.
27
Y pasado el luto, envió David y la trajo a su casa; y fue ella su mujer, y le dio a luz un
hijo. Mas esto que David había hecho, fue desagradable ante los ojos de Jehová”. II
Samuel 11:2-18, 24-27.

¿Qué diría usted de David? ¿Podría considerarlo un guardador de los


mandamientos de Dios? Podemos decir que él violó el décimo mandamiento
(no codiciarás) pues codició la mujer del prójimo, el séptimo (no adulterarás)
porque adulteró con ella, el sexto porque mató su marido, un inocente y fiel.
Seguramente, en un análisis más detallado de la historia a la luz de ley de
Dios, podríamos ver que David transgredió cada uno de los diez
mandamientos*. Según la Biblia, de hecho los transgredió todos, pues está
escrito: “Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se
hace culpable de todos”. Santiago 2:10. A los ojos de los hombres, David nunca
podría ser contado entre los guardadores de los mandamientos. Sin embargo,
vea el testimonio que Dios da de él años más tarde:

“y rompí el reino de la casa de David y te lo entregué a ti; y tú no has sido como David
mi siervo, que guardó mis mandamientos y anduvo en pos de mí con todo su corazón,
haciendo solamente lo recto delante de mis ojos”. I Reyes 14:8.

Los diez mandamientos se encuentran en Éxodo 20:3-17

Según la declaración de Dios, David es absuelto en el juicio del cielo! Aunque


David tenía un registro tan feo de pecados en su vida, ¿cómo pudo Dios decir
que David anduvo delante de Él de todo corazón, para hacer “solamente” lo
que parecía recto a sus ojos? La respuesta es: “Dios perdonó y de hecho olvidó
el pasado de David”. Él es misericordioso. Los hombres pueden acordarse de
los pecados constantemente; Satanás puede acusarlos delante de Dios por
haberlos cometido, pero Él se olvidó tan completamente de sus pecados que
declara que David hizo “solamente” lo que parecía recto a sus ojos. Y la Biblia
dice que “Dios es justo juez” Salmos 7:11 ¿Como puede ser eso? ¿No exigía la
justicia que David nunca fuera contado entre los guardadores de los
mandamientos? Sí, eso es lo que la ley exigía, “ya que por las obras de la ley
ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el
21
conocimiento del pecado.... Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia
22
de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la fe
23
en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, por cuanto
24
todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados
gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús”. Romanos
3:20-24. Dios perdonó a David. La pena por sus pecados, Él hizo recaer sobre
Su propio Hijo, Jesús, que por su parte aceptó ser la Víctima y el Substituto del
pecador que se arrepiente. David se arrepintió de su pecado, aceptó el perdón
gratuitamente dado por Dios, y en alegría y amor por el perdón recibido se
dedicó a hacer la voluntad de su Salvador, Jesús, a quien aprendió a amar,
siendo por Él conducido a guardar los Diez Mandamientos. Fue contado entre
los guardadores de los mandamientos, no por haberlos guardado desde su
nacimiento. Él cometió muchos pecados, pero, por haber recibido el perdón
gratuitamente ofrecido por Jesús, sometiéndose al control del Espíritu Santo,
colocando su vida en armonía con los principios de la Palabra de Dios. Su vida
de transgresiones fue encubierta por Dios, y solamente el relato caminar en
obediencia después de haber encontrado a Jesús fue considerado. Todo el
pecador del cual Dios encubre las faltas puede ser contado entre aquellos que
guardan los mandamientos y tiene su caso absuelto en el juicio. ¿Y cuál es la
condición para que recibamos esta maravillosa bendición de perdón? Atender
al mensaje de Apocalipsis 14:

“...dadle gloria, porque es llegada la hora del juicio” Apocalipsis 14:7.

La preparación para que seamos absueltos en el juicio incluye que le demos gloria
de Dios. Está escrito:

“Entonces Josué dijo a Acán: Hijo mío, da gloria a Jehová el Dios de Israel, y dale alabanza,
y declárame ahora lo que has hecho; no me lo encubras”. Josué 7:19.

Para dar gloria a Dios es necesario que no justifiquemos nuestras transgresiones


delante de Dios, sino que reconozcamos nuestra culpa y declaremos nuestros
pecados a Él. Dios no acepta la hipocresía; necesario es que le abramos nuestro
corazón y nos alleguemos a Él reconociendo que somos pecadores y hemos
transgredido Su ley. Las justificaciones no nos traerán ningún beneficio delante de
él. Siendo que la paga del pecado es la muerte, la única forma de obtener el favor
divino es que reconozcamos ampliamente nuestra culpa, confesando
sinceramente nuestros pecados sin rodeos. Solamente una confesión de esta
naturaleza glorifica a Dios y posibilita que Él nos absuelva en el juicio. Él encubre
nuestras transgresiones por los méritos del sacrificio de Su Hijo, Jesús. Él está
dispuesto, y aún se deleita en perdonar, pues dice: “La gloria de Dios es encubrir
las cosas” (Proverbios 25:2). Esta disposición de él de encubrir nuestros pecados
debe ayudarnos a ser francos con Él, confesando lo que hicimos, no lo que nos
gustaría que Él pensara que somos. Dios no considera la apariencia. Dice Él: “El
que encubre sus pecados no prosperará;
Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia”. (Proverbios 28:13). Fue al
confesar los pecados que David alcanzó la maravillosa bendición del perdón:

“Entonces dijo David a Natán: Pequé contra Jehová. Y Natán dijo a David: También Jehová
ha remitido tu pecado; no morirás”. II Samuel 12:13.

Llegamos a Dios no porque creemos que hayamos guardado perfectamente los


mandamientos, sino porque Él se agrada en recibir pecadores. Confesamos
abiertamente quiénes somos y Le declaramos nuestros pecados, suplicando
perdón por los méritos de Jesús, el Salvador de todos los hombres. Así, somos
aceptos y perdonados por Dios. La justicia de Cristo nos cubre y es ella quien
contará en nuestro favor en el juicio. Jesús podrá decir a nuestro respeto: “por ese
Yo morí”.

¿Pero confesamos a Dios nuestros pecados para enseguida continuar la


deshonrándolo por la desobediencia? No. Note que, aunque Dios se haya
olvidado completamente del pecado de David, mencionó su vida de posterior
obediencia a los mandamientos: “David mi siervo, que guardó mis mandamientos y
anduvo en pos de mí con todo su corazón, haciendo solamente lo recto delante de mis ojos”.
I Reyes 14:8. David entregó su corazón a Jesús, por medio de quien obtuvo el
perdón. Cuando encontramos el perdón a través de él, nuestra vida cambia. No
será más como antes. Las prácticas, hábitos errados y amistades que no edifican
son abandonados. Existe un marco visible de separación entre la vida antes y
después del perdón. El segundo mensaje enviado en el capítulo 14 de Apocalipsis
para preparar el pueblo de Dios trata de eso:

“Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha
hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación”. Apocalipsis 14:8.

Ya estudiamos en capítulos anteriores que el término “Babilonia” se refiere a la


Iglesia Católica Apostólica Romana, que posee doctrinas y enseñanzas de
hombres contrarios a la ley de Dios, como el domingo, la inmortalidad del alma y
otros. Pero el texto indica la caída de más de una iglesia. Note que la palabra
“cayó” aparece dos veces. La primera se refiere obviamente a la Iglesia Católica.
Sin embargo, se sabe que no es la única en enseñar doctrinas de hombres y llevar
las personas a transgredir la ley. Ella tiene hoy hijas espirituales, otras iglesias
protestantes que abrazaron sus doctrinas y buscan unirse a ella. El movimiento
ecuménico comprende hoy (2008) casi todas las denominaciones religiosas del
mundo, y en él la Iglesia Católica es reconocida como líder, o iglesia madre. La
segunda palabra “cayó” se refiere, por lo tanto, a todas las otras iglesias que
abrazaron doctrinas y enseñanzas católicas, contrarios a la Palabra de Dios. La
Iglesia Católica es la madre, mientras las otras son las hijas.

Todo hombre que recibe el perdón divino entregará su corazón a Jesús y Le


15
obedecerá. Él guía a los que Lo aman a guardar los mandamientos: “ Si me amáis,
21
guardad mis mandamientos... El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que
me ama”. (Juan 14:15, 21). Siendo así, Él conduce Sus verdaderos hijos en este
tiempo a guardar el cuarto mandamiento, que presenta el sábado como día de
reposo. El guardar el sábado es, por lo tanto, una señal de que el hombre aceptó a
20
Jesús como su Salvador personal y de que es un hijo de Dios: “ y santificad mis
días de reposo,* y sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová
vuestro Dios”; “En verdad vosotros guardaréis mis sábados, porque es señal entre mí y
vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico....
Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel”. (Ezequiel 20:20; Éxodo 31:13, 17).

Al ver que las iglesias enseñan a sus miembros a transgredir los mandamientos de
la ley de Dios, en especial intercambiando el sábado por el domingo establecido
por el papa como día de reposo, los verdaderos hijos de Dios se ven forzados a
decir que las iglesias “cayeron” a los ojos de Dios, abandonando los
mandamientos. Entonces, los que obedecieron al mensaje del primer ángel, dando
gloria a Dios por la confesión de los pecados y posicionándose con los
guardadores de los mandamientos, obedecerán al segundo mensaje, proclamando
la caída espiritual de las iglesias. Estos fieles sinceros verán también que no
pueden honrar a Dios permaneciendo dentro de las iglesias que están
desobedeciendo Su Palabra. El Apocalipsis declara que ellos proclamarán un
mensaje adicional referente a las iglesias caídas, la cual se encuentra en
Apocalipsis 18:

1
“ Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y la tierra fue
2
alumbrada con su gloria. Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran
Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y
4
albergue de toda ave inmunda y aborrecible... Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de
ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;
5
porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades”.
Apocalipsis 18:1, 2, 4, 5.

Por el estudio de Apocalipsis 17 que vimos en este libro, sabemos que el próximo
papa será un demonio que personificará Juan Pablo II. Al verlo asumir la dirección
de la Iglesia Católica, la cual es la Babilonia del Apocalipsis, los creyentes sinceros
que conocen la profecía proclamarán que esta iglesia se hizo guarida de demonios
y llamarán a los sinceros a no tener ninguna parte ni con ella ni con las iglesias
que están coligadas con ella por el movimiento ecuménico. Tal proclamación dará
cumplimiento a las palabras que leímos arriba: “Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y
se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo”. Sabiendo que
demonios estarán en el control de las iglesias unidas por el Ecumenismo, y que
guiarán a los fieles por el camino de la transgresión de la ley para la destrucción
eterna, darán la voz de aviso: “Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de
sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas”. Esta advertencia, junto con los mensajes
de Apocalipsis 14 que estamos estudiando, es la última a ser dada a los hombres
antes del cierre del tiempo de gracia dado por Dios para que los hombres se
arrepientan. Aquellos que no atiendan al llamado sufrirán la ira de Dios, que será
derramada por medio de las siete plagas del Apocalipsis, como veremos más
adelante. Los que oigan este mensaje se separarán de las iglesias caídas y
tomarán posición al lado de los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el
testimonio de Jesús.

Un tercer mensaje es presentado en Apocalipsis 14, para preparar al pueblo de


Dios en este tiempo del fin:

9
“ Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen,
10
y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios,
que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante
11
de los santos ángeles y del Cordero; y el humo de su tormento sube por los siglos de los
siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni
nadie que reciba la marca de su nombre”. Apocalipsis 14:9-11.

El texto da una advertencia para que los hombres no adoren la bestia, ni reciban
su marca en la frente o en la mano. Ya vimos en los capítulos anteriores que la
bestia será el próximo papa – Juan Pablo II. El domingo, conforme a las propias
fuentes católicas afirman, es la marca de autoridad del papa:

“El domingo es la marca de nuestra autoridad. La iglesia está por encima de la


Biblia y la transferencia de la observancia del sábado es una prueba de eso”
Fuente: The Catholic Record, Londres, Ontario, 1 de septiembre de 1923 (énfasis
nuestro).

“La observancia del domingo por parte de los protestantes es un homenaje que
ellos rinden, a despecho de su voluntad, a la autoridad de la Iglesia (Católica).”
Plain Talk About the Protestantism of Today, por Monseñor Segur, p. 213.

“Sin embargo, los protestantes parecen no darse cuenta de que... guardando el


domingo... están aceptando la autoridad del portavoz de la iglesia, el Papa.”
Fuente: Our Sunday Visitor, Semanario católico, 5 de febrero de 1950 (resaltado
nuestro).

Siendo la observancia del domingo la marca de autoridad del papa, y


considerando que el próximo papa será la bestia, la marca de la bestia será la
observancia del domingo. Todos los que guarden el domingo estarán aceptando la
autoridad del papa – de la bestia. Tendrán la marca de la bestia, que es guardar el
domingo en desobediencia abierta al cuarto mandamiento de la ley de Dios, que
ordena la observancia del séptimo día, el sábado. El mensaje del tercer ángel dice:
9
“ Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen,
10
y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios,
que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante
de los santos ángeles y del Cordero”. Apocalipsis 14:9, 10.

Todos aquellos que tengan la marca de la bestia beberán del vino de la ira de
Dios... sin mezcla. Según el Apocalipsis, la ira de Dios será consumada en el
derramamiento de las siete últimas plagas sobre la tierra. Estos serán juicios
divinos directos, sin misericordia:

“Vi en el cielo otra señal, grande y admirable: siete ángeles que tenían las siete plagas
postreras; porque en ellas se consumaba la ira de Dios”. Apocalipsis 15:1.

Y no solamente eso: todo aquel que adore la bestia o recibe su marca también
será atormentado con fuego y azufre, en la consumación final para los impíos. La
14
Biblia dice que “ Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la
15
muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de
fuego”. (Apocalipsis 20:15, 14). Los impíos serán quemados en el lago de fuego,
pero no arderán para siempre. El propio texto afirma que el lago de fuego
corresponde a la muerte, y la Biblia declara que después de la muerte no existe
vida:

5
“ Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más
6
paga; porque su memoria es puesta en olvido. También su amor y su odio y su envidia
fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol”.
Eclesiastés 9:5, 6

El texto afirma que el lago de fuego corresponde a la “segunda muerte”


(Apocalipsis 20:14). Si hay una segunda muerte, ciertamente hay una primera. Eso
significa que los impíos morirán dos veces – primero en la muerte que conocemos
hoy. Después resucitarán para recibir la sentencia de condena y el castigo de la
segunda muerte, como está escrito:

12
“ Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y
otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las
13
cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que
había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron
14
juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de
15
fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue
lanzado al lago de fuego”. De la manera que vosotros bebisteis en mi santo monte, beberán
continuamente todas las naciones; beberán, y engullirán, y serán como si no hubieran sido.
Apocalipsis 20:12, 13, 15, 14, Abdías 1:16.

Según el mensaje del tercer ángel, aquellos que obedezcan al llamado de Juan
Pablo II, guardando el domingo, serán llevados por él no sólo a sufrir las siete
últimas plagas, sino también a la destrucción eterna. Es por esa razón que el
ángel, al hablar en Apocalipsis 17, dice:

“La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición”.
Apocalipsis 17:11.

Él llevará a todos los que lo sigan a la destrucción final en el lago de fuego. Dios
envía los mensajes de Apocalipsis 14 y 18 para que todos los que los obedezcan
se salven. Advierte cual será el resultado de seguir al demonio que se presentará
como el próximo papa para que los hombres no lo sigan. El llamado de Dios es:
“Diles: Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva
el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿por qué
moriréis, oh casa de Israel?”. (Ezequiel 33:11). El mensaje del tercer ángel es una
advertencia contra el pecado y a la vez un llamado para una experiencia nueva
con Dios, pues dice:

“Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de
Jesús”. Apocalipsis 14:12.

Ya vimos que solamente podrán ser contados como guardadores de los


mandamientos aquellos que se aferren hasta Dios y abran su corazón confesando
humildemente sus pecados, pidiendo el perdón de ellos por los méritos de nuestro
Salvador Jesucristo. Cuando hacemos eso, la justicia de Cristo, Su perfecta
obediencia, es contada en nuestro favor delante de Dios. Nuestra fe en Jesús
como Salvador es la mano que trae la justicia de Cristo para que sea nuestra
Justicia delante de Dios. Así Dios ve, no más nuestro pasado sucio, sino la vida
perfecta de Cristo que nos cubre. Estando escondidos en él, en la persona de
Jesús, y permaneciendo en él, somos considerados perfectos por Dios. Tenemos
la certeza de que Él, en Su amor, nos perdonó los pecados por el sacrificio de Su
Hijo en la cruz, y la certeza de Su amor por nosotros nos hace que confiemos en
su guía para nuestra vida. Pasamos a vivir una nueva vida con Él, la vida de la fe,
una vida en la cual apreciamos sinceramente el sacrificio que Él, en Su amor, hizo
para salvarnos. Por esta razón, nos esforzamos para obedecer Sus
mandamientos, sabiendo que en esta obra no estamos solos, pues Jesús dice: “he
aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén”. Mateo 28:20. El
poder de Jesús hará que nuestros esfuerzos obedezcan los mandamientos
eficazmente.

Al permanecer confiando solamente en la Justicia de Cristo, reconociendo que


somos pecadores, estamos teniendo fe en Él. Estando en esa condición, recibimos
el poder de Dios para guardarnos de caer en pecado, pues Él prometió: “Mi mano
hizo todas estas cosas, y así todas estas cosas fueron, dice Jehová; pero miraré a aquel que
es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra”. (Isaías 66:2). “Humillaos en
la presencia del Señor, y Él os exaltará” (Santiago 4:10). El hombre que
permanece constantemente en humildad delante de Dios, reconociendo su
situación como pecador y confiando en los méritos de Jesús como garantía de
perdón y justicia, será elevado por Dios por encima de la degradación del pecado.
Dios lo hará guardar los mandamientos. Tan pronto el hombre deje de estar en
este estado de contrición de alma y faltando en la presencia de Dios, confiando en
sí aún, caerá en pecado.

La fe de Jesús lo lleva a una comunión constante con el Padre celestial, y Su


corazón contrito se derramaba en lágrimas suplicando al Padre gracia para vencer
la tentación:

“Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas
al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente”. Hebreos 5:7.

Recibiendo el Espíritu Santo como respuesta a las oraciones, apoya su fe en las


promesas de Dios, y por medio de ellas sale victorioso. La fe de Jesús es de
naturaleza tal que considera como realidad aún las cosas que aún no habían
acontecido. Él dio ejemplo de esta fe en la oración que hizo inmediatamente antes
de dirigirse al huerto del Getsemaní. Delante de él aún estaban la traición de
Judas, el abandono de los discípulos, prisión, insultos, juicio injusto, azotes, las
tentaciones de Satanás y legiones de demonios, el soportar la angustia del peso
de la culpa de los pecados del mundo y la muerte de cruz. La última lucha con
Satanás aún no había comenzado, pero aún así Jesús dice: “Ya no estoy en el
mundo” (Juan 17:11). ¿Como podría decir eso? Es verdad que la mayor lucha con
Satanás aún estaba por ser echada; sin embargo, la Palabra de Dios ya decía, en
el libro de Isaías, que Él saldría victorioso, volvería para el cielo y contemplaría
millones de personas ser salvas por su victoria: “Verá el fruto de la aflicción de su
alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y
llevará las iniquidades de ellos”. (Isaías 53:11, 12). Confiando en la promesa de la
Palabra de Dios, Jesús contempló el futuro mientras oraba al Padre, y
confiadamente dijo: “Yo ya no estoy en el mundo”.

Podemos ejercer la misma fe de Jesús y apoyar nuestra vida en las promesas de


la Palabra de Dios cómo Él lo hizo. Así, no seremos vencidos. Jesús recibió todo el
poder en el cielo y en la tierra, y hará con que cada promesa de la Biblia sea
cumplida en la vida de los que creen en él: “porque todas las promesas de Dios son en
él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios”. (II Corintios 1:20).
Aún los mandamientos de Dios serán promesas cumplidas en la vida de los que
creen. Note lo que Dios dice, por ejemplo, en el sexto mandamiento:

“No matarás” Éxodo 20:13.

Si Dios dijera: “no mate”, Él estaría colocando todo el peso, toda la responsabilidad
de la obediencia sobre usted. Pero note que Él habla el tiempo futuro. Dice: “No
matarás”; o sea, una vez que usted aceptó a Jesús, Dios está garantizando que de
aquí en adelante usted no matará más. Es Él quien está garantizando que usted
no matará más. Note que cuando prestamos atención en lo que Dios dice por
medio del mandamiento, vemos que él es una promesa. Todos los diez
mandamientos son promesas habilitadoras para aquellos que reciben a Jesús
como Su Salvador y Su Justicia. Pero es importante también notar que, antes de
dar estas diez promesas al pueblo, Dios dije: “Yo Soy el Señor, Tu Dios, que te
sacó de la tierra de Egipto, de la casa de la servidumbre” Éxodo 20:2. Él los “sacó”
de la servidumbre, de la esclavitud, antes de presentar los mandamientos como
promesas. Así también, hoy, Dios nos saca de la servidumbre del pecado,
mostrándonos el sacrificio de Jesús, el “Cordero de Dios que quita el pecado del
mundo” Juan 1:29. Nosotros fuimos los que asesinamos a Jesús con nuestros
pecados, pues Él murió por nuestros pecados. Entonces, no deseemos más pecar,
pues no queremos nuevamente ser culpables de asesinar el Hijo de Dios. Dios no
disminuye nuestra culpa, sino muestra que, mientras asesinábamos a Jesús en la
cruz por nuestros pecados, por medio de este nuestra muerte Él nos perdonaba.
Vemos que en el corazón de Dios no hay nada contra nosotros. Él ya se reconcilió
con nosotros. Ahora, no deseando más pecar y apreciando sinceramente el amor
de Dios por nosotros, deseamos hacer Su voluntad, y estamos listos para recibir
sus mandamientos como promesas a ser cumplidas en nuestras vidas. Ahora,
tenemos el real deseo de que los mandamientos se hagan la práctica de nuestra
vida. Entonces, Dios los presenta como Diez gloriosas promesas habilitadoras,
capaces de liberar de la esclavitud del deseo de pecar a todos los que en Él creen.
Los santos del Apocalipsis serán los que creerán en los mandamientos de Dios
como promesas habilitadoras con la misma fe firme que tuvo Jesús, y verán estas
promesas cumplidas en su vida. Serán, por lo tanto, los que guardan los
mandamientos de Dios por la fe de Jesús. ¿Desea usted estar entre ellos? Dios
desea que usted esté. Depende sólo de usted aceptar a Jesús y cooperar con la
obra de él para cambiar tu vida, haciéndote obediente a sus mandamientos.
Persevere en cooperar con Él, pues está escrito que los que guardan los
mandamientos son que perseveran en cooperar con Jesús en la obra de hacerlos
obedientes a la ley de Dios:

“Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de
Jesús”. Apocalipsis 14:12.

Capítulo 10

El Armagedón y la Segunda Venida


de Cristo

En el tiempo del reinado de Juan Pablo II como la bestia, habrán sólo dos
clases de personas, según revela el Apocalipsis: los adoradores de la bestia
(Apoc. 14:9-11) y los que guardan los mandamientos de Dios, que siguen a
Jesús, el Cordero (Apoc. 14:12). La Biblia revela que habrá una gran batalla
final. Según el Apocalipsis, cuando el tiempo de gracia dado para que los
hombres se arrepientan ya se haya finalizado y la ira de Dios esté siendo
derramada sobre los habitantes de la tierra, habrá una plaga, un juicio divino,
que caerá sobre el trono de la “bestia”:

“El quinto ángel derramó su copa sobre el trono de la bestia; y su reino se cubrió de
tinieblas”. Apocalipsis 16:10.

Las plagas son en total siete. Según el texto de arriba, cuando el “quinto” ángel
derramó su copa sobre el trono de la bestia, su reino se hizo tinieblas. Las
tinieblas predichas no serán tinieblas naturales, que ocurren en la parte oscura
del día. Serán tinieblas sobre el “reino” de la bestia. Como ya vimos en los
capítulos anteriores, será dada autoridad a la bestia sobre cada “tribu, pueblo,
lengua y nación” (Apoc. 13:7). Así, el reino de la bestia corresponderá a toda la
tierra, pues será un gobierno mundial. El hecho del texto decir que el “reino” de
la bestia “se hizo tinieblas”, significa, por lo tanto, que el mundo entero se
convertirá en tinieblas. Normalmente, mientras es de día en Brasil, por ejemplo,
es noche en China, y viceversa. Sin embargo, en ocasión de esta plaga, todo el
planeta estará en tinieblas a la vez.

El Apocalipsis revela que, después de estos días de tinieblas, el sexto ángel


derramará su copa, y será en esta ocasión que los demonios congregarán los
adoradores de la bestia para la última batalla contra los santos de Dios antes
que Jesús vuelva por segunda vez a la tierra, llamada la batalla del
Armagedón:

12
“ El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Eufrates; y el agua de éste se secó,
13
para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente. Y vi salir de la boca del
dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a
14
manera de ranas; pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes
de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios
15
Todopoderoso. He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda
16
sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza. Y los reunió en el lugar que
en hebreo se llama Armagedón”. Apocalipsis 16:12-16.

El Apocalipsis revela que, en esta batalla, los santos de Dios vencerán


juntamente con el Cordero:

13
“ Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia.
14
Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y
Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles”. Apocalipsis
17:13, 14
Ya estudiamos el texto de arriba en los capítulos anteriores. Él revela que los
reyes del Nuevo Orden Mundial y la bestia, Juan Pablo II, pelearán contra el
Cordero, pero serán vencidos. ¿Cuando ocurrirá esta pelea? Encontramos la
respuesta en Apocalipsis 19:

11
“ Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se
12
llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos eran como llama de
fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno
13
conocía sino él mismo. Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es:
EL VERBO DE DIOS”. Apocalipsis 19:11-13.

El profeta contempla el “cielo abierto”, y un ser glorioso aproximándose. Dice


que su nombre es el “Verbo de Dios”. Jesús es llamado el Verbo en el
evangelio de Juan: “y el Verbo Se hizo carne... y vimos Su gloria, gloria como
del unigénito del Padre” (Juan 1:14). Por lo tanto a quien Juan vio venir por el
medio del cielo abierto es Jesús. Y Él no venía sólo:

“y lo seguían los ejércitos que hay en el cielo” Apocalipsis 19:14

¿Quiénes son los seres que componen este ejército? Cierta vez, Jesús dijo que
podría pedir al Padre y Él mandaría doce legiones de ángeles:

“¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce
legiones de ángeles?” Mateo 26:53.

Legiones son divisiones de ejércitos. Al decir que los ángeles son organizados
en legiones, Jesús mostró que ellos son el ejército del cielo. Por lo tanto, los
ejércitos del cielo que seguían a Jesús por el medio del cielo abierto, según
Juan vio en Apocalipsis 19, son los ángeles. Juan ve que los ángeles están
viniendo con Jesús. Continuemos leyendo el relato:

15
“ De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá
con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios
16
Todopoderoso. Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE
REYES Y SEÑOR DE SEÑORES”. Apocalipsis 19:15, 16.

La descripción de arriba, aunque presente varios símbolos, puede ser


fácilmente entendida. Juan ve que Jesús viene, no como un humilde bebé
como en su primera venida la tierra; ha escrito en el manto y en su muslo:
“REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES”. Viene para tomar el reino de la
tierra; viene para establecer un reino de justicia. Esta es la descripción de la
segunda venida de Cristo en gloria y majestad! Ahora vea lo que Juan describe
en la continuación del capítulo:

“Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el
que montaba el caballo, y contra su ejército”. Apocalipsis 19:19.

Mientras Jesús viene en las nubes del cielo, en gloria y majestad, “la bestia y
los reyes de la tierra” están congregados para pelear contra Él, el Cordero.
Está por cumplirse la profecía de Apocalipsis 17:

“Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y


Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles”. Apocalipsis
17:14.

Vemos que esta pelea ocurrirá en ocasión de la segunda venida de Cristo! El


Apocalipsis revela lo que acontecerá entonces con la bestia y sus aliados:

20
“ Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las
señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y
habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego
21
que arde con azufre. Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del
que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos”. Apocalipsis
19: 20, 21.

Jesús, el Cordero, fue victorioso en el conflicto con la bestia y los reyes de la


tierra. Y según lo que Apocalipsis 17 nos revela, “vencerán también los que
anden con Él, llamados, elegidos y fieles” (Apoc. 17:14). Los santos son
victoriosos juntamente con Jesús. Mientras, como el texto de arriba nos revela,
los aliados de la bestia “fueron muertos” por la manifestación de la venida de
Jesús, los santos recibirán otra recompensa:

15
“ Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que
habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.
16
Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de
17
Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego
nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente
con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el
Señor”. I Tesalonicenses 4:15-17.
Los justos vivos serán levantados para encontrarse con Jesús en los aires. No
subirán solos: con ellos estará una multitud de santos redimidos que
resucitarán por ocasión de la venida de Jesús – los que murieron en Cristo.
Esta será la ocasión del famoso “arrebatamiento” de la iglesia, por ocasión de
la segunda venida de Cristo. Note que, contrario a la creencia popular de que la
iglesia de Dios será arrebatada antes que venga la tribulación, vemos que el
arrebatamiento solamente ocurre después de finalizar un periodo de tres años
y medio de persecución, en el reinado del próximo papa – Juan Pablo II, y
cuando finalice el derramamiento de las plagas del Apocalipsis. Por lo tanto,
percibimos que todos aquellos que piensan que la verdadera iglesia de Cristo
no enfrentará un tiempo de gran tribulación en la tierra serán decepcionados en
cuánto a esta expectativa. En verdad, los santos guardadores de los
mandamientos de Dios - Su verdadera iglesia en la tierra, enfrentarán un
tiempo de angustia como nunca hubo, pero saldrán victoriosos en el conflicto
final si permanecen fieles al Cordero.

Como tratamos varios detalles relativos a lo que ocurrirá en el futuro de nuestro


tiempo a partir de este año hasta la venida de Jesús, es conveniente presentar
abajo un breve resumen de todo aquello que estudiamos en este libro para que
usted, lector, pueda usar siempre lo que desee recordar del contenido de las
profecías aquí explicadas :

- Hoy (abril de 2008), estamos en el tiempo del séptimo papa – Benedicto XVI,
que durará poco tiempo;

- En breve, enfrentaremos un periodo de guerra y el establecimiento del Nuevo


Orden Mundial. Los aliados de Satanás planean establecer este gobierno
Mundial en el año de 2012;

- Entonces, el gobierno del Nuevo Orden Mundial será dado al octavo, Juan
Pablo II, que aparecerá como “resucitado”. Su resurrección será en realidad un
simulacro efectuado por la personificación de un demonio. Él gobernará por 15
días junto con los diez reyes del Nuevo Orden Mundial, y enseguida solo por
cuarenta y dos meses más (cerca de tres años y medio), como la más alta
autoridad de la tierra – el soberano del Nuevo Orden Mundial. Se
desencadenará, entonces, gran persecución contra el pueblo de Dios,
guardador de los mandamientos;
Al final del reinado de la bestia, ocurrirá la batalla del Armagedón. Pelearán
contra el Cordero, pero el Cordero los vencerá. Vencerán también los santos
que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús, fieles al Cordero. La
pelea ocurrirá en ocasión de la segunda venida de Cristo.

Conclusión: estamos muy cerca de la venida de Cristo! Pocos años nos


separan de este grandioso evento. Es hora de entregarnos sin reservas a Él,
reorganizar nuestras prioridades, humillarnos delante de Dios y prepararnos
para esta ocasión. Finalizamos este pequeño libro dando a usted un pequeño
alivio, presentado en la Biblia, de la recompensa que será dada a los santos de
Dios. Que usted sea uno de ellos y que la lectura de este libro contribuya para
este objetivo, es nuestro sincero deseo:

“Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las
almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los
que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus
frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años”. Apocalipsis 20:4.

1
“ Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra
2
pasaron, y el mar ya no existía más. Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén,
3
descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. Y oí
una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él
morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios.
4
Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más
llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.
5
Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me
dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas....

9
Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete
plagas postreras, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la
10
esposa del Cordero. Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la
11
gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, teniendo la gloria de
Dios. Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe,
12
diáfana como el cristal. Tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas,
doce ángeles, y nombres inscritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel;
13
al oriente tres puertas; al norte tres puertas; al sur tres puertas; al occidente tres
14
puertas. Y el muro de la ciudad tenía doce cimientos, y sobre ellos los doce nombres
de los doce apóstoles del Cordero....
21
Las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era una perla. Y la calle
de la ciudad era de oro puro, transparente como vidrio.
22
Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso es el templo de ella, y el
23
Cordero. La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la
24
gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera. Y las naciones que hubieren
sido salvas andarán a la luz de ella; y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a
25 26
ella. Sus puertas nunca serán cerradas de día, pues allí no habrá noche. Y llevarán la
27
gloria y la honra de las naciones a ella. No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que
hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida
del Cordero”. Apocalipsis 21:1-5, 9-14, 21-26.

1
Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que
2
salía del trono de Dios y del Cordero. En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro
lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su
3
fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones. Y no habrá más
4
maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán, y
5
verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes. No habrá allí más noche; y no tienen
necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y
reinarán por los siglos de los siglos.

6
Y me dijo: Estas palabras son fieles y verdaderas. Y el Señor, el Dios de los
espíritus de los profetas, ha enviado su ángel, para mostrar a sus siervos las cosas que
deben suceder pronto.
7
¡He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía
de este libro.
8
Yo Juan soy el que oyó y vio estas cosas. Y después que las hube oído y visto, me
postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas.

10
Y me dijo: No selles las palabras de la profecía de este libro, porque el tiempo está
cerca....

14
Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para
entrar por las puertas en la ciudad....

20
El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven,
21
Señor Jesús. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén”.
Apocalipsis 22:1-8, 10, 14, 20, 21.

Que Dios te bendiga.


Para mayores informaciones sobre el tema, escríbanos:

jairof@gasomax.con.br, o ásese a la web:

www.oamanhahoje.net

Conozca los libros publicados por la Editora 4 Ángeles:

- La Gran Controversia entre Cristo y Satanás – Ed. 1888

- La Gran Controversia entre Cristo y Sus ángeles y Satanás y sus ángeles –


Ed. 1858

- Pasos Para Cristo

- Las Buenas Nuevas

- El Poder del Perdón

- El Camino Consagrado a la Perfección Cristiana

- Cristo y Su Justicia

- Sin embargo, para nosotros hay un sólo Dios, el Padre

- Daniel 12 – los 1260, 1290 y 1335 días


-
- Para pedidos, llámenos al: 41-9229-9321, o contáctenos por e-mail:
jairof@gasomax.con.br.

Apéndice 1
Las aflicciones, o plagas se cumplen en el derramamiento de las siete copas,
que, conforme afirma el texto de arriba, están llenas de la ira de Dios. ¿Cuándo
será derramada esta ira? Un análisis del texto anterior, del verso 4, nos
ayudará a entender. Él nos relata la declaración hecha por los seres que
habitan el cielo inmediatamente antes que las plagas sean derramadas:

“¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo; por lo
cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado”.
Apocalipsis 15:4

Este pasaje aparece inmediatamente antes que los ángeles reciban las copas
de la ira de Dios (Versos 6, 7). Note:

“tus juicios se han manifestado...” verso 4.

“vi en el cielo otra señal... y del templo salieron los siete ángeles que tenían las siete
plagas” verso 6.

Vemos que, inmediatamente antes de derramarse la ira de Dios sobre la tierra,


se dice que “tus juicios se han manifestado”, o sea, la ira de Dios es derramada
después que los actos de justicia de Dios sean manifestados. La Palabra de
Dios declara que Él es “a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe
de Jesús”. Romanos 3:26. Eso quiere decir que la obra de Dios de justificar, o
perdonar, a un hombre pecador, es un acto de justicia de Su parte. Cada
hombre que cree es justificado por medio de un acto de justicia de Dios. Tan
pronto el hombre recibe la fe de Jesús y cree, Dios manifiesta Su justicia,
justificándolo. La declaración del Apocalipsis es que sus actos de justicia se
hicieron manifestaron - tiempo pasado. Dios es aquel que dice: “y el que quiera,
tome del agua de la vida gratuitamente”. Apoc. 22:17. Esta promesa evidencia que
cualquier persona que quiera recibir el mensaje de las buenas nuevas del
evangelio de Dios, el agua de la vida, y ser por Él justificada, lo será. Así, los
actos de justicia de Dios solamente habrán sido completados, manifiestos,
cuando la última alma que quiera salvarse haya sido justificada por Él. Cuando
eso ocurra, no habrá razón para el Padre continuar tocando la mente de los
hombres, por su Espíritu, para que acepten la invitación de la gracia. Se
concluirá, por lo tanto, la gracia para la humanidad.

Juan ve que es en esa ocasión, cuando los actos de justicia de Dios en favor
de los hombres ya hayan sido manifiestos (verso 4), que los siete ángeles
recibirán las copas con la cólera de Dios para derramarlas en la tierra en la
forma de siete plagas (versos 6, 7). El hecho de ser uno de estos ángeles que
viene a traer la revelación de Apocalipsis 17 al siervo de Dios muestra que
aquellos que entendieron esta profecía estarían vivos en el tiempo en que este
ángel recibiría la copa en la mano – cuando se concluyera el tiempo de gracia
para los hombres. El hecho de entender hoy el mensaje de Apocalipsis 17, y
compartirlo por medio de este libro, evidencia que somos la generación que
estará viva en la tierra cuando concluya el periodo de gracia divina para todos
los hombres. No tenemos tiempo que perder. Intereses eternos están en juego.
“Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?”
Marcos 8:36. Necesitamos cambiar nuestras prioridades. Es tiempo de
despertar.

Apéndice 2
El texto de Apocalipsis relata incluso cuál sería el periodo de tiempo durante el
cual esta iglesia tendría el poder de matar a los santos: “Le fue dada...
autoridad para actuar cuarenta y dos meses” Apocalipsis 13:5. ¿A cuántos días
equivalen estos 42 meses? Los meses bíblicos no tienen la misma duración de
los del calendario que tenemos hoy. Los meses actuales duran 30, 31, 28 o 29
días. La Biblia nos da una referencia, en el libro de Génesis, que nos permite
saber el número de días de los meses bíblicos:

11
“ El año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes,
aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos
12
fueron abiertas, y hubo lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches...

Prevalecieron las aguas sobre la tierra ciento cincuenta días....

Y reposó el arca en el mes séptimo, a los diecisiete días del mes, sobre los montes de
Ararat”. Génesis 7:11, 12, 24, 8:4.

El texto de arriba relata el diluvio. Según el relato, las aguas comenzaron a


caer el día 17 del mes 2 (segundo mes), prevalecieron por 150 días, y el día 17
del mes 7 (séptimo mes), dejaron de prevalecer, pues el arca reposó en el
monte Ararat. Del día 17 del mes 2 al 17 del mes 7, transcurren exactos 5
meses:

17 días 07 (séptimo) mes


-17 días 02 (segundo) mes
0 dias 5 meses

Según el relato, en estos exactos 5 meses pasaron exactos 150 días. Así,
podemos calcular cuántos días dura cada mes:

150 divididos por 5 = 30 días por mes.

Apocalipsis 13 relata que la bestia recibió poder por 42 meses. Entonces, el


número de días correspondiente será igual a 42 x 30:

42 meses x 30 días = 1260 días

Según Apocalipsis 13, la bestia tuvo poder de perseguir y matar a los santos
por 1260 días. La iglesia, que es vista sentada sobre la bestia, tendría, por lo
tanto, dominio por 1260 días proféticos. La Palabra de Dios confirma que, en
profecía bíblica, 1 día también equivale a un año:

“Conforme al número de los días, de los cuarenta días en que reconocisteis la tierra”.
Números 14:34.

Así, el periodo de 1260 días, revelado en la profecía, corresponde a 1260 años.

Apéndice 3
Describimos abajo el cálculo de la suma de las letras del nombre de los otros
papas “reyes”. Note que ninguno de ellos la suma es a igual a 666:

1 - Pío XI
P I V S XI
0+1+5+0+11 = 17

2 – Pio XII
P I V S XII
0+1+5+0+12 = 18

3 – Juan XXIII
I O A N E S XXIII
1+0+0+0+0+0 + 23 = 24
4 – Pablo VI
P A V L V S VI
0+0+5+50+5+0 + 6 = 66

5 – Juan Pablo I
I O AN E S P AV L V S I
1+0+0+0+0+0 +0+0+5+50+5+0+1 = 62

El único cuya suma de las letras del nombre en el idioma oficial de Vaticano –
el latín - da como resultado el número 666 es Juan Pablo II.