Está en la página 1de 10
MARI ASAI: ¿SE PUEDE CONSIDERAR JAPONESA? Análisis de la obra de “ After Dark ”

MARI ASAI: ¿SE PUEDE CONSIDERAR JAPONESA?

Análisis de la obra de After Darkde Haruki Murakami

de la obra de “ After Dark ” de Haruki Murakami UNIVERSITAT AUTÒNOMA DE BARCELONA GRAU

UNIVERSITAT AUTÒNOMA DE BARCELONA

GRAU D´ESTUDIS D´ÀSIA ORIENTAL

SOCIETAT DE L´ÀSIA ORIENTAL JAPÓ ALUMNO: Sergio Paterna Crespo

NIU:1272304

MARI ASAI: ¿SE PUEDE CONSIDERAR JAPONESA?

Contenido

MARI ASAI: ¿SE PUEDE CONSIDERAR JAPONESA?

1

1.-

INTRODUCCIÓN

2

2.-TOKIO: MODERNIDAD Y MARCO SOCIAL

3

 

3.- MARI

6

4.-

8

5.-

9

1

1.- INTRODUCCIÓN

La primera pregunta que me surgió al leer por primera vez a Murakami

fue: ¿Realmente es un autor que refleja la sociedad de su país? Ya que al leer las otras novelas del autor como “Kafka en la orilla” o “El pájaro que da cuerda al mundo” va creando una serie protagonistas que bien podrían vivir en Nueva York o Londres y por lo tanto a nivel personal me creó la duda de saber si los personajes son realmente japoneses o no.

Por otro lado, como lector (en el 2009 aún no había empezado la carrera de Estudios de Asia Oriental) tenía una imagen más orientalista de cómo debería ser un japonés que chocó con el efecto universalización de la narrativa de Murakami mostrando a través sus personajes su propia individualidad frente a la sociedad.

“De esta suerte, Haruki Murakami se ha convertido, tal vez sin él quererlo, en valiente protagonista de una novela imaginaria en la cual afirma su individualidad frente a las lealtades de la conformidad social del Japón tradicional” (Rubio:2012:17).

Para entender esta obra y el análisis que quiero desarrollar es importante conocer la sinopsis de esta obra. La novela transcurre en una noche desde poco antes de medianoche hasta casi las siete de la mañana. Son ocho horas de la vida de Mari Asai que decide pasar una noche en un restaurante leyendo. Su tranquilidad se ve interrumpida por la llegada de Tetsuya Takahashi y la encargada de un Love Hotelque necesitará de su ayuda como traductora de chino que ha sido atacada por un desconocido. Pero en casa de Mari, su hermana Eri está sumida en un profundo letargo y de repente se enciende un televisor apagado. Son ocho horas en que Mari conocerá la otra cara de la gran capital.

2

Por lo tanto, con este trabajo pretendo llegar a una conclusión final que de respuesta a la pregunta “¿Los protagonistas de “After Dark” se pueden considerar japoneses? Para ello me centraré en la dicotomía basada en el individualismo frente a individualidad que ya formuló Joy Hendri en el pasado y que claramente retomo junto con otros pensadores que han intentado definir la sociedad nipona. Para ello analizaré la figura de Mari Asai a través de sus descripciones y de su manera de actuar y de desenvolverse en sociedad.

Este trabajo constará de una introducción. Seguidamente analizaré el marco social de After Darkque como no Tokio. Las dos siguientes partes serán los análisis de los dos personajes que desde mi punto de vista son los más importantes y que han sido mencionados anteriormente. Después de estos análisis llegaré a las conclusiones pertinentes y finalmente estará la bibliografía utilizada para elaborar este trabajo.

2.-TOKIO: MODERNIDAD Y MARCO SOCIAL.

Tokio es el lugar donde se desarrolla la historia de After Darky se puede interpretar que esta ciudad es el marco social que proporciona una identidad común y sentido de grupo a los ciudadanos que viven en ella tal y como definió Nakane Chie:

Frame may be a locality , an institution or a particular relationship which binds a set of individuals into one group () and gives a common basis to a set of individuals who are located or involved in it(Chie, 1970:1).

Dentro de este marco social común será donde se desarrollarán la vida de unos personajes que han potenciado su individualidad frente al grupo. Para ello Murakami utiliza contrastes o, más bien, enfrenta a los diferentes personajes a través de las propias vivencias y maneras de enfrentarse al día a día.

3

Por otro lado también se puede entender Tokio como una esencialización del propio Japón. La gran capital es el marco social por el cual se identifican todos los tokiotas y les da un sentido de grupo y de comunidad. Actualmente dentro de este gran marco se desarrolla una sociedad surgida de la modernidad donde la gente trabaja y vive frenéticamente pero que en cierta manera aún conserva su esencia como bien se refleja en esta cita del propio Tetsuya:

- Por mucho que insista en que quiero las tostadas muy crujientes, jamás, ni una sola vez, me las han traído tal y como las he pedido. No lo entiendo. Si sumamos la laboriosidad japonesa a la cultura de la alta tecnología y a los principios del mercado que sigue Denny´s no tendría por qué serles tan difícil hacer una tostada muy crujiente. ¿No te parece? ¿Cómo es posible que no lo logren? ¿Y qué valor tiene una civilización incapaz de hacerle a uno las tostadas tal y como las pide?”

(Murakami,2008:20).

Es una modernidad que surge como una respuesta de los políticos después de la derrota de la II Guerra Mundial y que no deja de ser un nuevo camino marcado para volver a estar al mismo nivel que Europa o Estados Unidos (Susumu, 1983:82).

Por lo tanto es una metrópolis en la cual todo está sumamente calculado y nada está dejado al azar como bien queda reflejado en la descripción de la cafetería Denny´s del primer capítulo de After Dark:

“Iluminación anodina, aunque suficiente, decoración y vajilla inexpresivas; díselo de la planta calculado hasta el menor detalle por ingenieros expertos; música ambiental inocua sonando a bajo volumen; empleados formados para que sigan el manual a rajatabla (…)” (Murakami,2008:10-11).

Así que toda esta imagen de modernidad está sumamente calculada para que el individuo crea que merece la pena formar parte de este marco homogéneo y que el individualismo no tiene cabida ya que se considera un acto infantil tal y como afirma Hendry:

“The japanese language makes a clear distinction between the two concepts, the former (kojinshugi) a notion with negative connotations implying selfishness

4

and immaruty, the latter (kosei) an idealized notion which is much drawn upon in advertising and modern literature”. (Hendry, ¿¿¿¿:56)

Pero no por ello recrimina la individualidad siendo este un factor más positivo. Un individualismo que esta representado tanto por Tetsuya Takahashi como Mari Asai. Es un individualismo que a la vez produce un sentimiento de soledad y de incomunicación del individuo con el resto de miembros de su comunidad:

“Ellos, los transportados, son individuos con un rostro y una mentalidad distintos, pero, a la vez, son parte anónima de un conjunto. Son una totalidad, pero, a la vez, solo una pieza. Y manejando esta dualidad de un modo hábil y acomodaticio, todos llevan a cabo sus ritos matutinos con precisión y rapidez”

(Murakami.2008:245).

A partir de aquí se podría incluso hablar de la soledad de la modernidad. Una soledad que sumerge a los individuos en sus propios mundos interiores y que evitan cualquier contacto con el vecino. Por mucho que haya avanzado la tecnología, por mucho que se estén desarrollando los medios de comunicación, las personas se encuentran completamente solas.

Ahora se ven muchos más clientes que están solos. Algunos escriben algo en su portátil. Otros envían, o reciben, mensajes por el teléfono móvil. También los hay enfrascados en la lectura, como ella. Y otros que, sin hacer nada, mantienen los ojos clavados en lo que pasa afuera, absortos en sus pensamientos

(Murakami,2008:44).

En este sentido, el sentimiento grupal del colectivo también lo determina en la manera de desenvolverse del individuo dentro de la sociedad y del grupo que por un lado muestra lo positivo de la individualidad pero por otro potencia la unidad del colectivo ya que para ello Murakami juega con la dicotomía de totalidad-individualidad para mostrar una sociedad que funciona con una precisión milimétrica:

Ellos, los transportados, son individuos con un rostro y una mentalidad distintos, pero, a la vez, son parte anónima de un conjunto. Son una totalidad, pero,

5

a la vez, sólo una pieza. Y, manejando esta dualidad de un modo hábil y acomodaticio, todos llevan a cabo sus ritos matutinos con precisión y rapidez

(Murakami,2008:245).

3.- MARI ASAI.

Primera expondré una descripción física del personaje. Mari, es una chica joven, universitaria que aún conserva el aire de instituto. Tiene el pelo liso, corto y apenas va maquillada. Su cara es pequeña y delgada, lleva gafas con montura negra. Viste de una manera desenfadada, con una sudadera gris con capucha, pantalones vaqueros, zapatillas deportivas y cazadora. (Murakami,2008:11).

Con esta descripción Mari bien podría ser inglesa o francesa y estar en una ciudad tan cosmopolita como Los Ángeles, Paris o Nueva York, por lo tanto podemos hablar de la construcción de una imagen de la mujer joven japonesa europeizada desde una visión propiamente japonesa. Aunque no tenga una visión positiva de sí misma tal y como se describe ella misma:

- (…)Soy bajita, con poco pecho, el pelo lleno de

remolinos, la boca

demasiado grande y, encima, tengo miopía y astigmatismo” (Murakami,2008:73).

Aunque en un principio pueda ser una descripción negativa de sí misma no deja de ser más que una muestra de la individualidad y de la personalidad de Mari y por lo tanto es una imagen que no duda en potenciar. Por otro lado ella se muestra débil e indefensa hacia el exterior cuando realmente demuestra todo lo contrario al querer pasar toda una noche fuera de su uchi y por lo tanto expuesta a los peligros que representa el soto.

-¡Que va! ¡Pobre de mí! Ni una cosa ni otra. Cuando era pequeña, no tenía menor confianza en mí misma, era muy tímida. Y en la escuela, por eso, los otros niños se metían siempre conmigo. Era un blanco fácil. ¿Sabes que aún conservo

6

dentro de mí todas aquellas sensaciones? Incluso sueño a menudo con ello(Murakami, 2008:205).

Entonces, ¿Cómo la identificamos como japonesa? Aquí entraría en juego los conceptos de Tatemae, Honne, giri, ninjo. Entendemos por Tatemae lo que se entendería por lo políticamente correcto y se espera que uno actúe en público para mantener la armonía. Por otro lado el Honne los verdaderos pensamientos e intenciones de la persona. Al principio de la novela Mari ha entrado en un restaurante y lo que se espera de ella es que para estar allí tiene que consumir algún producto. Aunque ella verdaderamente no quiera comer ni beber nada a pedido unos bocadillos en compensación por el tiempo que va a permanecer en el local (Rubio,2012:357). Por lo tanto lo que hace Mari en verdad al comprar los bocadillos es evitar quedar mal socialmente al no cumplir el giri para con los demás y de esta manera ser mal vista socialmente (Rubio,2012:357). Por lo tanto ha entrado en juego otro parámetro que regula las relaciones sociales en la sociedad japonesa y es el concepto de giri. Pero ¿Qué se entiendo por este concepto? Primero me remitiré a la antropóloga Ruth Benedict y la definición que dio sobre este concepto en su obra:

No es más que el camino recto, el camino que los seres humanos deben de seguir; algo que uno hace involuntariamente para evitar tener que disculparse ante el mundo o el deber de mantener el nombre y la reputación propios limpios de cualquier mancha, algo parecido a la idea alemana del honor(Benedict,2008:136).

Por lo tanto no es de extrañar que para un japonés aunque sea normal el pedir una consumición con un valor proporcional al tiempo que estará en el local (Rubio,2012:357). Así que se define el giri como hacer lo correcto aunque en el fondo no queramos hacerlo y que en ocasiones puede entrar en pugna con el ninjo o los “sentimientos naturales” que siente cada uno (Harada,1929:693) más relacionados con el concepto de honne que es lo que realmente piensa el individuo.

7

Por otro lado el personaje de Mari no es más el reflejo de la individualidad, de una individualidad permitida y potenciada por la sociedad japonesa pero que queda diluida en un gran marco social que es representado por Tokio y nos muestra que la sociedad japonesa no es homogénea tal y como pueda parecer desde un principio.

4.- CONCLUSIONES.

Después de leer la novela y de identificar aquellos puntos más esenciales de la obra y que han servido de base para un pertinente análisis social del personaje de Mari Asai, también he llegado a las conclusiones siguientes:

Primero: analizando el marco social donde se desenvuelve la acción también se puede llegar a la conclusión que la ciudad de Tokio sería un gran uchi ya que la protagonista se encuentra cómoda en él soto, es decir, lo ajeno y lo peligroso serían los individuos que forman el grupo ya que es a través del contacto y de verse observada por el Otro (Rubio,2012:26) que potencia su individualidad como reflejo de su personalidad.

Segundo: Murakami aunque dote a este personaje de un aire internacional, cosmopolita y universal en realidad es japonesa. Se llega a esta conclusión no con una lectura superficial y rápida de la novela sino con una lectura más profunda y descubriendo aquellos detalles puntuales que muestran el Japón en el que vive Murakami y que va reflejando a pinceladas en cada uno de los personajes que ha ido creando. Así que ciertamente Mari Asai es japonesa ya que en ella encontramos maneras de actuar y de relacionarse con los demás socialmente japonesa.

8

5.- BIBLIOGRAFÍA.

Benedict, Ruth (2008). “El Crisantemos y la Espada: patrones de la cultura japonesa”. Alianza Editorial. Madrid.

Chie, Nakane.(1973).Japanese Society. Peguin Books. Middlesex, England.

Harada, Tasuku (1929). “Japanese Character and Christianity:

A

Study of Japanese Ethical Ideals as Compared WithTeachings

of

Christianity” en la revista Pacific Affairs vol.2, Nº11

(Nov.,1929), pp. 693-698. University of British Columbia.

Hendri, Joy.(¿¿¿¿). “Individualism an individuality. Entry into a

social world”.

Murakami, Haruki. (2008). After Dark”. Tusquets Editores. Barcelona.

Rubio, Carlos.(2012).”El Japón de Murakami: las señas de identidad del autor de “Tokio Blues”, Un viaje hacia el país que configura su universo.Aguilar.Madrid.

Susumu, Nishibe.(1982). “Japan as a Highly Developed Mass Society: An Appraisal” en Journal of Japanese Studies. Vol.8 Nº1 (Winter,1982), pp.73-96.

9