CAOS, POESÍA the desire for chaos is the breath of their poetry D. H.

Lawrence1

.4 El caos está siempre allí. el ser ya no puede sentir ni expresar nada. La poesía antes de la poesía está animada por el anhelo del caos. Rosa. productos del temor y la arrogancia.2 Todos los seres extraen el aliento vital del caos. Lo que arde se enciende y apaga con tal rapidez que la conciencia no puede pensarlo y la vista apenas puede vislumbrarlo. Sentimientos que entumecen el cuerpo y atontan el alma. es sutilmente caótica.6 El caos existe antes del arte y el arte existe antes de la división en distintas artes. ecos de palabras escritas por otros. Si pierden esa conexión se asfixian y mueren. ardor.5 Los artistas luchan con el caos pero son sus aliados y se rebelan contra las convenciones que pretenden ocultarlo. se encuentran y se alejan para continuar su deriva en el vacío. Balbuceos y tartamudeos. Requiere una alma que se exponga como una flor abierta. vasto y potente. aunque parezcan seguir vivos. traspasa las imágenes. son palabras poéticas: dicen más de lo que nombran.3 Al hacerse consciente de sí. Es una llama ardiente. Acontecimientos que crean un tiempo sin tiempo. sugieren algo que no se deja nombrar. llama. Guardan algo del caos dentro de sí.La rosa es sutilmente caótica. no importa cuántas imágenes se inventen para tratar de ocultarlo.7 En un mundo abarrotado de sentido hay que ser capaz de soportar un poco de sinsentido. un presente sin pasado ni futuro: el ahora. Demanda un acto simple: no temer el sinsentido. Brotan de la asociación fugaz entre cuerpos que se acercan. incongruencias: todo eso se combina para componer el tejido caótico de una poesía. el ser humano se asusta de su pequeñez e inventa dioses a su propia imagen.

no son objetivas ni subjetivas. El artista es el primero que se asombra de su obra. Poetry of the present. (1968). En The complete poems… : 690. New York: Penguin: 181-186 [1918]. 9 Tener fe no es creer en algo oculto. En The complete poems of D. Du chaos au cerveau. 8 Lawrence. que algo lo empujó a hacerla. 1968: 261. sin ocultarla. 1 “el deseo de caos es el aliento de su poesía” Lawrence. (1994). 1968: 258-260. 9 Lawrence. Palpar. 4 Lawrence. los convierte en umbrales. saborear. 1968: 256. En Phoenix: The posthumous papers (1936). sabe que no le pertenece. New York: Viking: 255-261: 257 [1929]. (1964). 3 Lawrence. H. D. . La fe elimina el temor al fracaso. La creación no es comprensible a la conciencia sino a los sentidos. simultáneamente. con un acto de atención y receptividad puras. D. 1968: 261. Sin fe no hay vida y tampoco hay poesía. Está poblada de visiones que brotan del caos y lo iluminan. 7 Lawrence. En Qu'est-ce que la philosophie? Paris: Minuit: 189-206: 191. como la luz ilumina la oscuridad. Las sensaciones van y vienen entre la receptividad y la actividad. H. ahora. 5 Lawrence. mirar. no separan lo conocido de lo desconocido.Un tejido de palabras y sonidos que no significan nada. escuchar. olfatear.8 Tuvo que anular las defensas que bloquean el proceso e incorporar una sensibilidad y una fe nuevas. 6 Deleuze. H. Félix (1991). los fracasos testimonian que el proceso es real. Lawrence. La experimentación es lo único capaz de liberar al cuerpo y al alma. es aceptar sólo aquello que se percibe directamente. D. que sugieren algo que resiste ser dicho. 1968: 258. La creación obedece a un impulso anónimo. Gilles y Guattari. 2 Lawrence. H. The work of creation. Preface to Chariot of the Sun.