Está en la página 1de 17

CENTRO ELEIA

-

LICENCIATURA

PRIMER SEMESTRE

TEORIAS DE LA PERSONALIDAD

<:

~

Mtra. LORENA LOZANO

~ -

INTRODUCCION

--;

Al estudiar a otra persona o a nosotros mismos, podemos aplicar los conocimientos sobre la percepción, el aprendizaje, la motivación y el desarrollo, pero necesitamos

encontrar una forma de caracterizar la cualidad distintiva del individuo específico, lo que G.W. Allport (1961) llamó "individualidad patrón". Ciertamente, toda

persona es como cualquier otra en algunos aspectos y bastante semejante

a varias

personas; no obstante, si seguimos la idea de Murray (.l.938), cada quien

tiene su

propia identidad y estilo de vida en particular. Percibimos rápidamente cuándo un conocido se comporta en forma atípica. La principal labor del estudiante de la p~I§.2!1l!liAª4~.~f.!"I1:a~!tlj.1f!L~ª,&()!lQ.!,Í<;¡:a,individ)JaPara sim,1. plificarlo, debemos Ser

¡;:ª"~c.\;.~~g>~lQJ:r:r;¡~r.JlnJ-nq9!;.190rtf.Mn~.pÚ~()J}~,Q.~~L!:mWSL<l.AueJ;ls.caJ"a~~e.[Í~ti9!.~

~odelo.sean

paralelas-a las ea ¡:act~rísJ:icas-y,p};~esos<n:.a.k~qH~.~i~n~,!!Jug~¡en;

M.estudiar .e. l.modelo.debemos-ser •.capaces

Ja,p'er~na que' seestá representando,

de aprendersobre la·persona.que-repl'e.senta.oModelo'signiíicare-presentadó.p;

.cOO.L!<lPtq,c.P9demostenero'un,modd9

d.eyJ.Ulit~Ia~.personar.o~un.modelo"'que

. describa.la.naturaleza.humana, Nuestra curiosidad parece impulsamos a procurar entender las cosas.Jas per- senas y los acontecimientos. Analizamos y sintetizamos, comparamos y contrasta- mos, buscamos' conocer los componentes y los contextos y. significados. totales.

>C

1

.

2

"r"

Naturaleza y u.>vv~e las teorías de la personalidad

Deseamos formar representaciones

gobiernan. Nuestras- representaciones -simbólicas pueden consistir .simple mente

en imágenes-oenídeas o

mentales

de las cosas y de las leyes qué CÜis

como hipótesisy.supuestos.io

en formas.rnás.complejas,

)

3

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

cas: por ejemplo, el endomorfo es comodón y agradable, elmesomorfo es éner-

gico y asertivo, y el ectomorfo es reservado y tímido, Sheldon hace concesiones en su sistema para las variaciones en los tipos corporales y el temperamento, L:¡ clave

podemos 'esfQrzarnos por conseguir representaciones completas que se denomi-

aquí,

según Sheldon, es que la biología es el principal determinante

de la persona-

nan modelos

Lln

modelo de seres humanos es una representaciónconceptualde

lidad

Y.la conducta .de un individuo. Esta es una posición extrema, que simplifica

la naturaleza .humana.vfiirve como resumen de las formas .en las. que 'vemos .la

naturalezadelos

y los principios de funcionamientodela duo,

humanos.ycorno

una guía potencial para entender la estructura

personalidad y la conducta deun indivi-

CAUSAS DE LA CONDUCTA

¿Cuáles son las diversas causas de la conducta? Una forma de conceptuar los determinantes de la conducta es categorizarlos como: 1) genéticos, 2) orgánicos, 3) ambientales-situacionales y 4) variables de personalidad,

Causas genéticas

HERENCIA

más

obvio es nuestro sexo, Heredamos una estructura constitucional específica, que influye en gran medida sobre los estilos de vida que podemos desarrollar. Una persona alta y delgada tiene que enfrentarse a un mundo bastante diferente del que afronta una persona de baja estatura y obesa, aun cuando las circunstancias

Nuestraconducta está-influida ciertamente 'por nuestra herencia. El ejemplo

ambientales parezcan bastante semejantes, El mal humor puede deberse a las

hormonas del individuo, bles, Ciertas habilidades

usted puede haber heredado la estructura corporal y las dotes musculares caracte- rísticas de un atleta. Un jugador de fútbol profesional es, por lo general, bastante diferente en su físico de un jugador profesional de baloncesto. El sentido del

ritmo, la sensibilidad tonal y la coordinación, al parecer

harían más factible unacarreramusical para una persona que para otra. Aunque

difíciles de evaluar, 19~factores.hereditarios de-la -condueta.

Esincuestionabkquenac~mQ!i:.t;:Q~~.ieHg,s dotes y qlle tenemos.potencialidades y.predisposiciones para:desar:rollarnos't!n:determinadossentidos. Se·eu'cuentran notables semejanzas eritre padres e hijos en 'muchas variable~;_r-.t':(9_!'!1l)9S.se,rt':s ht;1P<:iRQs,.$l.pap.el del;.apFendíz:i:j'e·'estah·~n1:pli¿¡yI6s"h.fmbos-,pFOb¡lble'S·:que:13.

conducta -puede-tornar dir.ecta~l~.l~, herencia minantes .primordialesde

. La base biológica de la conducta, tan influida por la herencia, es la' principal determinante de la conducta según William Sheldon (1954). SheIdon.rdacionada

es~.:uct\V:,~cpn,stituc,i9gªJ,,(I) IJt':sF.r,HP1 ewq).~~rJ9S.I.9S$.?~~~~IÍlBi~~"w,~!i,.»~esdivi-,

diendo

obesos; los mesomorfos,qlle son musculosos y anchos: y los ectomorfos, que son altos y delgados, Cada individuo puede describirse por una serie de característi-

más que a malas intenciones o experiencias desagrada- perecen ser .en gran parte hereditarias; por ejemplo,

todos talentos innatos,

seguramente sonuna.causaprincipal

.

SO!l

tiH~.wQlq~a,~Je~q1!<;es"

.dinc;iLs~,p4rª,~!~ ip:f1uellcia

SOI~ det~~-

~

o.obstanteosabemos que-los factore~rgéÍiéricos' laconducra,

a las.personas.en.ires.dpos:

los endomorfos,

que son de baja estatura

y

demasiado a los determinantes

de la conducta,

Causas orgánicas

En-la conducta influyen en gran parte factores fisiológicos, bioquímicos

determinantes orgánicos, Nuestro' humor,nuestra capacidad de realizar trabajo sostenido, nuestra reactividad emocional, incluso nuestra inteligencia, práctica-

y otros

mentetodoloque pasa en la personalidad.es influido de manera importante por causas orgánicas (Arnold, 1970), No podríamos entender las causas de la conducta

sin considerar las influencias orgánicas, El hecho persiste que, a pesar de que la conducta es influida por determinantes orgánicos y algunos de los aspectos más importantes de la personalidad tienen una base bioquímica, para los psicólogos de la personalidad los principales determinantes de la conducta son las variables situaciona- les y de personalidad. Sin embargo, no podemos ignorar el aspecto biológico de la

conducta (Raush Si una persona

cambios notables en el cuerpo, como alteraciones de la química de la piel, seque- dad de la boca, calambres abdominales y palpitaciones cardíacas. Pero el cuerpo r:

desde luego puede-influir en lapersonalidad: la fatiga puede provocar depresión, irnitabilidad-y-apatía-Un dolor de muelas u otro malestar físico puede incapacita r temporalmente a una persona, de manera que la única inquietud primordial sea aliviarse, Debemos estar siempre pendientes de la posibilidad de que factores

orgánicos causen la conducta. Comúnmente,

orgánicas pueden ser parte del cuadro, Algunas personas tienen que enfrentarse a condiciones físicas crónicas como la indigestión, nivel bajo de energía, artritis

crónica, dolor de espalda, cefalalgia recurrente y nerviosismo generaL

y col., 1959), está experimentando una emoción intensa, esto se reflejará en

hay diversas causas activas, y las

Causas ambientales-situacionales

El.~med,io,ambiente,'rfís'¡co,'Y".(illltuFaL,juega~un.·.papel',amplio y

·Eontinuo·.en -la

<d!5:ter;minaci@IWde,·,la,forma~y,.funcionamiento,de'la'·condu'Ct·a'i,Sólo necesitamos pensar en la-influencia "constante del aprendizaje en cada faceta de la vida, Nacemes "dentNi)!d~únaxrultura::y.ésta¡-nos"impone'·toda~suerte de .dernandas.y presiones-La-cultura-ne-sólo nos 'plantea'los'prcblemas que-tenemos.que.resolvea, sino también.nes.peeseribe las' sóllléibi'ies-lfée'ptablesqú'e·te n~mo~ disponibles. Son tan importantes las, causas ambientales y situacionales que algunos psicólogos, especialmente los teóricos del aprendizaje, le han concedido una importancia

:

:,

preponderante. Estamos', bombardeados

constantemente

por estímulos,

Un amigo hace un

. comentario

mordaz; y no estamos muy seguros de cómo responder, Una factura

llega inesperadamente

tras ,conducimos el auto, hacia el trabajo, alguien se cien a ente a nosotros y

por correo, y no estamos seguros de poder pagarla. Mien- ,-

:aturaleza y u"~)de las teorfas de la personalidad

provoca un accidente. Ciertas cosas pueden ser más desconcertantes que otras. Podemos sentimos incómodos en ciertas situaciones sociales y, por consiguiente, las evitamos. Una forma' de estudiar la personalidad es identificar las situaciones que produ- .cen respuestas. Por ejemplo, podemos descubrir que nos enfadamos cuando al- guien novelas 'cosas como nosotros las vemos. Cuando algo parece lógico y perfectamente razonable, podemos creer que los .demás deberían verlo a nuestra manera. Conocer esta relación situación-respuesta proporciona información útil

sobre nosotros mismos o sobre los demás. Podemos aprender mucho acerca de una persona, si identificamos las situacio- nes y los estímulos que producen cambios en la conducta y en la experiencia. Conforme conocemos mejor a alguien, podemos ser bastante más específicos con respecto a los tipos de respuestas que ocurrirán en situaciones particulares. Pode- mos estar bastante seguros de que a María le agradará especialmente una fiesta sorpresa o que Juan se enoja muchísimo cuando no es el centro de la atención. Una situación tras otra ponen de relieve cadenas específicas de pensamientos, senti-

mentos

les, de manera que nos comportamos en formas características; por ejemplo, podemos deprimirnos en los días lluviosos o ponernos nerviosos justo antes de presentar un examen. Los conductistas se impresionaron mucho por esta aproximación psicológica

básica; creyeron que no necesitábamos depender de nada, salvo la relación entre situaciones y respuestas. Este modelo general ha sido llamado enfoque E- R (o

S- R), debido a que reduce todas las explicaciones de

situaciones y respuestas. Ambos son observables y medibles; por tanto no necesi- tamos recurrir a las variables de personalidad, que no son observables.

y deseos. Nuestras respuestas a esas situaciones pueden volverse habitua-

la conducta a estímulos o

Variables de la personalidad

PERSONALIDAD

Hemos visto que nuestra conducta está influida por nuestra herencia, por las condiciones de nuestro cuerpo, y por estímulos y situaciones; pero hay más. Nuestra personalidad en sí misma es una fuente principal de conducta. Si despre- ciamos las variables de la personalidad, no seremos capaces de obtener un cuadro completo de.las causas de la conducta. Un amigo puede saludarnos cada vez que lo encontramos, pero en una ocación en particular nos desconoce por completo. <La

Cº,n9J,.lJ;til~Il~§,!;.m~"--9Q,.es.simplemtl-~te,,-el--l:~W~k~!4dQ ,$itJtadgl:ljmP(!<;i~,!~;sino

le

dijeron que habíamos hecho alguna crítica acerca de él. Si la persona

que"es"ª,,,,in.f!J,!i.!l¡bpo.Tc<un,.estadornent,- al-simultáneo.j.Quizá

a nuestroamigo

acaba de

recibir una calíficacióndesfavorable su conducta puede diferir también de lo que es común. Como proclaman los conductistas sociales, una conducta en particular

depende del contexto

dado, muchos de los cuales se encuentran dentro de

en cualquier momento la personalidad .misma

de

los factores que están activos

(variables de la persona),",Un,~cºl!~mient~h,dado .puede-provocar

QQJllbre.sc.t¡;asterne;'mientr-asr-5u-amíg97iiO' sé-ve afectado.en-loenásmínimo. Las

dos.personas.responden

un

que

de manera diferente debido a que tienen distintas estruc-

turas de. personalidad. Podemos aceptar la-suposición de que la. personalidad es

",

)

)

5

Naturaleza y usos de las teorles de la personalidad

algo que se puede describir, que se desarrolla, cambia y tiene principios de funcionamiento que podemos conocer. Estudiaremos diversas teorías de la perso- nalidad para aprender acerca de los componentes, la dinámica y el desarrollo de la personalidad . Cuando no conocemos la estructura y los principios de funcionamiento de algo, podemos comenzar con suposiciones. Buscamos entender las causas de la con- ducta. Al no.poder.explicar la conducta.por medio de causas externas,.podemos recurrir a las variables.de personalidad, como los sentimientos, los impulsos y las ansiedades. Estas.dcben.inferirse deja conducta-si esperamos describir con éxito la personalidad. SiJairne renuncia siempre que está a punto de ser ascendido, hay diversos factores de personalidad que pueden provocar esta extraña conducta. Es posible un sentimiento de inferioridad que no le permite experimentar ningún éxito en nada. Puede ser un miedo intenso al fracaso lo que no lépermueasumír ninguna responsabilidad que se cre e incapaz de manejar. La explicación puede ser incluso lo q ue los científicos de la personalidad llaman masoquismo, una tendencia insidiosa hacia la autodestrucción. Cualquiera que sea la explicación que aceptemos, es necesario que haya otras pruebas, otras manifestaciones de la variable de la personalidad en particular que suponemos o postulamos como causas de la conducta. Por tanto, podemos ver que los factores de personalidad propuestos tentativamente como explicaciones deben ser verificados en otras conductas. Para que el lector no se forme una impresión equivocada, debe señalarse una advertencia en relación a los factores de la personalidad. Como sostiene Mischel (1973b), las variables de personalidad no.son.vistas como dispcsicionesautomati-

cas que controlan dos y modificados

una situación puede provocar una alteración radical en la conducta; por ejemplo,

el hombre que es severo con su familia puede ser un bromista con sus empleados. Cualquier variable de personalidad propuesta, como la suspicacia, considera algo más que sólo las conductas presentes. Esta variable existió en el pasado y

puede continuar en lo futuro. Por tanto, es posible una amplia oportunidad para

la validación de esta suspicacia

personalidad: si conocemos algo sobre otra persona, su pasado-presente.y futuro se nos revelará en alguna medida, debido a que la personalidad es estable y la identidad personal no cambia fácilmente (Kelly, 1955). Podemos agregar que cualquier variable propuesta debe ser verificada. En resumen, los teóricos de la personalidad no niegan la influencia significativa de los diversos determinantes de la conducta; más bien tratan-con su erecto en la estructura y funcionamiento de la personalidad. Por tanto, el medioambiente influye en la personlidad; los determinantes biológicos afectan el funcionamien- to de la personalidad; la herencia fija los límites del desarrollo delapersonalidad.

la conducta, sino más bien comodeterminantes.que son influi- en gran medida por las situaciones. Incluso un cambio ligero en

Este

punto es un principio básico del estudio de la

D~FINICION DE LA PERSONALIDAD

, Componentes centrales y periféricos de la identidad

.

.~,',')

EJct.énnino.peI'50nalid4d usaen.muchaaformas-Puede .referirse.a-tedo.lo-que se

sabe -a ce rc a 'de "Uná "p á so rli'ó -'¡í ló '"'q-u "é 'e su ñ ico e h 'h lgu iéri-,,< f'IO "'típra f'ife "ufla

se

6

Naturaleza y usos de las teorfas de la personalidad

)

7

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

• María frecuentemente

• María no sabe perder y no es muy buena deportista en ningúnjuego competi-

es egoísta en su trato con los demás,

tivo.

• María se deprime fácilmente cuando las cosas no le salen bien.

• María se somete en seguida a la autoridad,

Créditos" fotográficos:superWr e Frank Siteman 19801Stock, ~lon;abajo: Anestis Díakopoulos/Stock, Roston;tkrecha:

Dallbury HospitalfO Russ Kinne Photo Researchers, Inc.

Un aspecto principal del desarrollo de la personalidad

personal, la cual se expresa y se define por los papeles que asumimos.

es el establecimiento

de una identidad

"~,o

persona. El significado popular

ción de los demás. Pero, desde un punto de vista científico, todos. tenemos una ); personalidad. Si=plementl;heS-oflliesH:anaturalezaej1sUQlógi6!b:.!u.dividuabParasim- .:;} plificas, .podemos- pensalJ.e.en':4ip"¡,>et'sonalidad""comaA:lHar",ide.ntidad,,,jl.§r•.:.sde(}uall .~ individuo-La, identidad.tiene diversoH0mponentes;:algunos.de'los'cúa-les'son más 1t centrales que ,óJr()s;)ps. f2mP'QP_t:!p.te§,q~ntralesdefinefi'Cá'lif'Pérsona;'ntientras que'}.:";

incluye rasgos como el atractivo social y la atrac-

~~~~~~!~;~t1:~~f~e~f:~::~:::~i:~~~~;r:~:~~n~!u!~t~::~~::i~:~t~~I~forme

~.abemos-que';rlgurias·"cdsaS-"a'cerca«de.la

personalidad.son.más

J;;e.ntrales;-·más

",durn.rel'asy;ffiás-.cal'a'cterislicasytárlibién~·que·bt'hís''S6ri¡simpleiiieni:t':·p~n'feriéas.

.Consideremos las siguientes características periféricas:

"~.

i,:?

~~

:ti.

.:~ $

.'

A María le gusta'm;~e1 café que el té.'

.;~

Ella prefiere el café con azúcar y crema más que solo.

' i~

El l a s e b a ña en

tina , n o e n l a regad e ra.

. ,,5,

Un aspecto central de la identidad personal es análogo a una constante en una ecuación (en este caso, la ecuación de personalidad): casi siempre debe conside- rarse en el proceso de evaluación. Una teoría de la persona tiene que incluir este factor. Suausen.CIa constituida una diferencia significativa en la identidad perso- nal. SI la integridad personal es un componente fundamental de su .identidad

influirá en mucho de lo que usted hace

sociales y en prácticamente todo lo que usted haga, la integridad personal desem-

Al

tomar decisiones,' en los contactos

.peñará un papel. De la misma mar:era, un factor penetranre .corno la.inteligencia seguramentedebe tornar parte en la mayortad« lo~que'usted'ha:gac,-sus pensa-

tener mayor o menor inteligencia con toda

rme ntos, JUICIOSper, cepciones. El

seguridad marcará una gran diferencia en el funcionamiento total. Estos dete r- rninantes centrales de la identidad personal, como tener o no sentido del humor, respeto hacia los demás, conciencia cívica, etc., determinan el funcionamiento

glo~aL Al intentar conocerse a sí mismo y a los demás, debe distinguir siempre con clandad entre los aspectos centrales y periféricos de la identidad personal. Otra forma de pensar en la noción de la identidad personal. es considerar los. casos en que la persona noparece.sey.ella_misma. Cuando un ingrediente esencial de la identidad se pierde o cambia significativamente, observamos que la persona

parece diferente; es decir, no se comporta de manera

modelo de dicha persona.

parecernos diferente debido a que se ha vuelto más serio y equilibrado, Un cambio

temporal de la identidad puede ocurrir durante una enfermedad grave, Decimos de esta persona, "no es el mismo de siempre".

característica, según nuestro

Por ejemplo, un viejo amigo de la escuela puede

NUESTRA PROPIA TEORIA DE LA PERSONALIDAD

Nps.,formamos .,imágenes .0 , -concepciones -de.Ia c.,ge.p~.ei,n el!.!yéndonos

a

nosotros

q1Ismos~,Estas"·concepciones·pueden-ser-soto aprcximadameurecorreoras y. -cier-

tamente,bastante.incompletas. Un rasgo particular puede realzarse demasiado, y podemos pasar por alto muchas cualidades importantes (Kelly, 1955). Lo que

encontramos depende de la teoría de la personalidad, ya sea la propia

alguna otra persona. Podemos pensar en las personas en función de categorías

bastante limitadas: nos parece una persona alegre o triste. generosa o mezquina,

atracuva o repelente, agradable ° desagradable. N.ues.tra,-pro.piaAeor.íade

p~I,s9f1aliJ;I?d.p

o la de

Ia

Q~,·gui<l.e.q)a-obser-.va€ién"d.nue

escra.oond ueta y-la.de.los .dcmásy

:.nQs.qYt!da¡;¡·iQterpretar.lo:que'Qbse,rvainos'. 1ncluye ciertas suposiciones sobre la

MarÍa: Podríamos ',~

lZ

catalogar cientos, quizá miles, de afirmaciones, semejantes y aún no tendríamos ',i "

una imagen clara de la clase de persona que es María: Comparemos las afirmacio-

Estas afirmaciones son muy poco significativas respectoa

. nes descriptivas anteriores con 13.ssiguientes, que revelan aspectos centrales de la~~< '

- .~:

identidad de María:

--

.

.

.~r.~

. naturaleza de los seres humanos, como considerar a toda la gente egoísta o que

escalar hasta la cima.

realmente

nos lastimará si puede o que todos quieren

c!-ªmbién,.t.memos,J1uestl'a., propia-tnterpretación-de.Ias. GQ!1q.!.u;ta~.:desea!?le~"" c;1Q·~5~SflJ?,IU!'n;sa. persona puede valorar la cornpetitividad y juzgar a otros ya sí m.lsmo por la cantidad exhibida de esta dimensión. Una segunda persona puede

;'" . valorar la consideración

de los demás y juzgarse

a sí mismo y a los demás en

.~

J~

8

)

Naturaleza y usos de las teorfas de la personalidad

./

Están ocurriendo cambios radicales en los modelos que nos formamos con respecto al sexo opuesto.

~.•

Brucc Robcrts/Rapbo, Phcro Rcsearchcrs

consecuencia. La gente tiende a ser bastante categórica en sus juicios: sus pensa-

mientos corren a lo largo de líneas definidas, sin conceder estados intermedios. Describen a los demás con términos sencillos, por ejemplo, una persona malhu- .~;.

morada, un chico simpático, una buena persona, un ente

:;.

Suponga que se encuentra usted en unrestaurante y en la mesa contiguahay un'

los niños y los padres la orden, los niñ o s se

:J

)~t

'''''

r.,¡:

~.~.·.~,:'.~.'f.'.'

matrimonio joven con dos hijos. Hay mucho alboroto cuando discuten so b re la elección d elos alim ento s. Mientras esperan

ponen inquietos y peleoneros. El más pequeño' abandona su asiento y comienza a .'.:.~.'.;.·.::~

" corretear entre las mesas. Inmediatamente

el niño mayor comienza a perseguirlo

~.

y se produce un verdadero circo. Todo esto provoca bastante revuelo entre los

clientes, varios de lo~ cuales tambiéntienenniñosdela misma edad, que están -;.,~

sentados y quietos en ' sus lugar e s. Los jovenes

animada, claramente indiferentes al alboroto provocado 'porsus hijos. Varios de~·<f·~'!f·

:,:t.

padres sost i enen una conversación

~,-

.los clientes . pareja aún

se enfadan y uno de ellos llama a la camarera para quejarse. Lajoven no muestra ninguna señal de disgusto con sus hijos; los cuales a cada

minuto se vuelven más ruidosos.

:~t~:'.;;.;';.;~

.~

/~s,

Un análisis de esta situación pondrá de manifiesto el concepto de teorías de la

personalidad. Los clientes que se molestaron evidentemente tienen un modelo de 'i

conductas como ~.:.:.f.:

un niño que establece cierta conducta cómo -aceptablé-yotras

inadmisibles para un niño en el marco de unrestáü~nfé : Ad~rt1á s ,su : desaproba -

~

molestaron en elrestaurante; por tanto, podemos concluir que las personas varían

.

.•it1.

~

f$.

' ci ó n ' de la conducta de los padres ' t a mbién s e - basa ' enuna

teoría. No · todos se

.

.~

¿~

~

, .~j.'

.;~

· a,-

)

)

9

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

considerablemente en las teorías de la gente que se compromete en una situación. Tanto los niños como sus padres fueron juzgados de acuerdo a conceptos y normas de conducta precxistentes. Parece que algunos de los clientes se molesta- ron más por la conducta de los pad res que por la de los niños. Cada persona tiene modelos bastante específicos que sirven como una estructura o guía, permitiendo que las observaciones sean clasificadas, evaluadas y sintetizadas. Esto es lo que llamamos los comienzos de una teoría de la personalidad.

Suposiciones subyacentes de nuestras opiniones sobre la naturaleza humana

Como hemos notado, nuestras opiniones sobre la naturaleza humana se guían por

suposiciones encubiertas, que sirven como reglas fundamentales a nuestrosjui- cios. Al identificar estas suposiciones podemos ayudamos a ensanchar nuestra

propia teoría de la personalidad. asuntos:

Considere su posición sobre los siguientes

1. ¿En qué aspectos piensa que toda la gente es igual?

2. ¿En qué basa su respeto hacia las personas? ¿Cuánta importancia le concede a posición social, edad, riqueza, papeles desempeñados, títulos, apariencia, tipo de antecedentes?

3. ¿Cree que algunas personas están más desarrolladas como seres humanos que otras? ¿Qué significa mostrarse humano?

4. ¿Cuál es su postura en la aceptación

de las diferencias entre las personas?

¿Cree que las de ciertas razas no son tan humanos como usted? ¿Podría enamorarse de alguien de otra raza?

5. ¿Cuánta libertad cree tener para moldear su propia vida? ¿Sobre qué

aspectos de su vida tiene control? Considere la misma pregunta desde el punto de vista del pasado. ¿Cuánto énfasis pondría en su herencia, su historia familiar y sus experiencias infantiles como forjadores de su vida? ¿Qué aspectos de su medio ambiente continúan controlando su conducta?

¿Cuáles cosas

y personas restringen sus conductas y la elección de sus

acciones?

6. ¿Qué provoca la perversidad son antisociales, destructivas

en las personas? ¿Piensa que algunas personas y violentas por naturaleza y que algunas otras

son buenas, morales, sociables y agradables? ¿De dónde viene la perversi-

dad en las. personas: naturaleza humana, nuestras primeras experiencias, frustraciones actuales, diferencias en el desarrollo?

".7. ¿Cuáles son sus opiniones sobre etcambio de la personalidad y la conducta? ¿Cree que tendría ese poder? ¿Piensa que podría cambiar casi cualquiera de sus propios rasgos si realmente se propusiera hacerla? ¿Cree que el matri- -rnonio cambia a la mayor parte de las personas? ¿Qué tanto influyen en .moldear su vida estos factores: aprendizaje, experiencias dolorosas y agra-

',.

'. dables, otras personas, consejeros y terapeutas profesionales?

.

8•.,¿Cuáles son las fuerzas impulsoras detrás de su conducta? ¿Está más moti- vado por su pasado, su presente o por lo que proyecta hacer en lo futuro?

9.· ¿Cree tener

una mente' inconsciente? En caso afirmativo, ¿cómo puede

errcorrrrar lo que contiene? ¿De dónde viene?

10

)

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

)

11

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

10. ¿Cuáles son las causas de su conducta?, ¿organismo?, ¿medio ambiente?, ¿herencia?, ¿historia?, ¿personalidad? ¿Alguna de estas causas influye más en un momento que en otro?

11. ¿Dónde se originan sus sentimientos sobre sí mismo?

Las teorías varían en amplitud

Nuestros.modelos propios son, por lo general, limitados en su alcance ya menudo

solamente una imagen o concepto

general. Podemos formar un concepto sencillo

ejemplo, un grupo racial o

religioso, que no permita diferencias individuales en la evaluación. Una categoría sencilla.se.éfnplea. para.estereotipar a todos los miembros de.la clase, en· tanto tal

vez 11? se,per;.i~¡¡)a individualidad de tos diversos .miernbros. Consideremos a un niño que crece en un hogar estadounidense tradicional de clase media. Si es del sexo masculino, tendrá un modelo de esposo y padre que incluye atributos como jefe de la familia, sostén del hogar, figura autoritaria, puntal de la disciplina, árbitro final o figura dominante. Su modelo de esposa incluirá conceptos como cocinar y ser ama de casa, sumisión femenina, persona consoladora y atenta, y otros papeles femeninos semejantes. Sus modelos de los respectivos papeles de los sexos ejercerán una influencia significativa en gran

parte de su conducta. (Usamos el término modelo para representar una microteoría

de la personalidad.) Si este niño crece

modelos parecidos, seguramente surgirá una fricción considerable. Si sus expe- riencias alteran sus modelos de tal manera que asimilan los papeles cambiantes de los hombres y las mujeres, su vida marital problamente será un éxito. Los modelos estrechos e inflexibles acerca de la amistad, del éxito profesional, del papel de los padres y todos los demás aspectos de la vida, producirán frustración y conflicto. Nuestros modelos se vuelven semejantes a prejuicios una vez que se consolidan.

para abarcar una clase completa de personas, por

y se casa con una mujer que no tiene

LAS TEORIAS COMO MODELOS

¿Qué es un modelo?

-;~

:~;

,,$

.>'

";

,¡o

:.~.;%'

",

,J$'

describe los componentes de la identidad de un individuo. El

. modelo puede decirnos cuáles estructuras o características perdurables. buscar, los

de la personalidad

p'I;mClpIOSoperantes.o.dínámí-a

Uo y.Iasatisfacción

normales.

de la personalidad y lo que constituye el desarro-

,Ha.y,querecordar.siemp;e algo acerca de los modelos de la personalidad: son

. .imagmación-Para simplificarlo, es una conjetura sobre la estructura y el funcio- narmerito de la personalidad. La utilidad de un modelo depende de su validez, es

decir, de la correspondencia entre sí mismo y lo que representa. La validez debe establecerse y no s~lamente suponerse. Muchas de las teorías de la personalidad analizadas en este libro son modelos aproximados de la naturaleza humana, que

han recibido poca o ninguna validación desde el punto de vista de los criterios científicos. El científico de la personalidad utiliza sus experiencias y conocimientos de los principios existentes como fundamentación de su modelo propuesto, pero, finalmente, el modelo propuesto es la propia construcción del científico sobre la personalidad, como ha señalado Kelly (1955). Por-rnedioide los-modelos-de

personalidad intentamos'entender

.

cuando -se.está en desarrollo y funciona en forma normal. o .anorrnal.

supuestos

.El modelo de la personalidad se deriva dé inferencias. corazonadas e

Joque 'sucede dentro deIa personalidad

¿Qué es una teoría de la personalidad?

;.Una -teoría de-la-personalidad

es una caracterización de-la personalidad. qu~ se

.basa.en :Ia .observación, corazonadas- intuitivas, consideraciones racionales y.los

~<d.<;scubrIIUlentosde la investigación experimental. Por naturaleza, deseamos colo-

cal' nuestro conocimiento dentro de-algún tipo dé sistema ordenado,.como en el

caso de un mapa que describe las principales características de una región geográ-

fica.

características geográficas de la zona. Esto

viajes y observaciones personales. N ' p ~ X < ; . p~XQ 9 J . , I } ,i , ~ glln . a J e . Qriad e I a p erso n a lid a d que s e a ta n e xa c t a

El mapa puede utilizarse para obtener un cuadro total del trazado y otras

sería difícil de obtener por m edio de

co m o un

,.~.:,:~'''''.\,''''''

.mapae=Nuestras -earacterizacienes o'·teoría~·de¡ la ':persónalíd~i

son -más .corno

. ":."t

<cetrato&.",Un.,reJ;l'ato;-esla-interpretación

de una.persona. sobre.lo .que.describe ,

.,,<"'.

Ft'J.'

.' '.;DsJ;¡:~·,te,ner~algtln¡f"''$'efifejanzaTon'e1, sujeto -retratado.para ,ser .consídezado.ung.,

$a-4~.rte.

",?-Ig:unas.vece-p~es de ponerse más énfasis enciertas c<:tl,!-S!~,rjsti.ca~.• }\

,::,:t';"

~ ~:~ n~~d~~~ue[! e ~~:~ ~ i : ~ : I~; ~r: ;:~~i~~d~:~:i~~i ~ ~:~~ad~o:; :~~~ O ~ e El: ·:l,~.:,~ ~ ~ ~t~7 t~ ~ ¿ I ~ ~: ~:~ ~~i ~~ ~ ~e~ ~ ~ ~ ~ : ; e ní :~ ~~ ~ ~~: ~~~ ~;: ~ ~~ e e n ~: ' p ~ ; ~J~ t ~t~ r ;J ~ ,

términos senGÍllos"\,l_iJ,,modelorde.g0Fiee',(Hepresen~a.>a'¡go_,Un·globoterráqueo es .;zy,'., ".:. ,:e?,aminare~os, debido a que, como en los retratos, también podemos ser unilate-

, un modelo que describe la localización ylascaracterísticasde zonas específicas de ,~

puede trazar el mode l o deuna

c a s a qu e n o ha

;.;,~~:/~,?<i.Ie~q, ?eS~Ittm(rlas d~~alguna otra manera.

. también busc:ill formular modelos de lo que intentan estudiar,

nuestro planeta. Una estatuaes un modelo: Un· niño constituye el modelo. de un

av i ón o de un barco . Un arquitect o

sido construida aún, pero que puede servirle como guía en la construcción de la

misma . El m o d e lo d e scribe la disposic ión d e los cu a rto s, la ubicació n y esp ec ific a-

ciónde.las instalaciones; e incluso las características específicas de los materiales de .··,'?'f::·.·'·~;,,<,:.; . libertades que un artista: por tanto, su objetivo real es crear un "mapa".

construcci ó n . Podemos us a r el modelo - para enteram o s d e l s istema de calef acc ión, .·:iit .?<~'.t';%··;:,, . "', Lo . que denominamos person al i da d ~o pu e de ob s erva~ s e di rec~ a m~nte : Desde

7nterarnos de ella a parnr de nuestra propIa expenenCla. Sin duda

otro aspecto de. la casa. Si ·el

la red sanitaria, las zonas de almacenamiento o de.dorrnitoriosr.así como cualquier<~í;;

,~.• ',} :., ,,; ' c?mo ~l átomo. Sus modelos pueden ser en realidad más parecidos a un retrato

'.'1" ",\:,-0> , paItIcula , rmente cuando e l o bjet o es m u y compl e jo o n o es obs e r v abl e todavía,

.:" »fi'~:~"':.·' ,~s.CIentlficos

f,f·

>~

:~ue

a un

mapa verd.ad e ro, pe ro e n prin c ipio n o p u e d e n tom a rse la s mismas

',<' ,o,,);:,Iuegopode.mos

modelo

deelaboracon

mucho detalle, podemos

~ } \;¡.::, ' ;",~'.'( .- ,.IW, e~e

s€¡;.<inftUlpapGF

estímulos·externos,

'Y'·podemos>¡;on()Ge.rla,a,.tTa-ll~

4e.;sys

con o cer ' algunas funciones es pecíficas : ó . M i e n~ t . a ! h más " o ompl e tZ Y sea " e t " f uodelo, · 'i~¡.;:-~'-"~~I~r#:: F~,.;~.~,;os ; , I a ; co n ~ , ~ ct a , o b~ r va bler po r tante c p e demos i n t € : I JJ4J :JQ( . r o ~Ú i t Ul ' l a \ ~ e or i ía , d e ;"

,.:-!J!~O.f

se1á,la~.epJ;esemª9Q.º,,qRe~l.cilJ.uamos•.J.lfumaQer.a,s.em~anter,·un'fifOdelo;~:

·,:~,',:.~t·'. ,.s¡h.'es"nlctum·'y ••p1'ÍnGipios,-de.func-iQniHm~m:r,

,-:rambién

podemosestudiar-Ia

j~~::::",

12

)

Naturaleza y usos oe las teorías de la personalidad

naturaleza de su desarrollo y la formaen que se~provocaun cambio, para ciertos fines. deseables; La-teoria queformames-para interpretar .nuestros hallazgos puede utilizarse.también para hacer predicciones acerca de cuál conducta pode- mosesperar bajo condiciones específicas. Eso es lo que queremos con el uso práctico de una teoría de la personalidad: puede utilizarse para ayudarnos a probar nuevas observaciones a través de la experimentación y la experiencia personal. Esto es lo que hace exactamente el físico con el modelo del átomo. Una teoría de la personalidad sirve como modelo, que nos informa acerca de la naturaleza de los seres humanos. Muchas de las teorías de la personalidad fueron formuladas por psicoterapeutas profesionales con el propósito de ayudarse a representar los componentes y principios funcionales de la personalidad, que esperaban restablecerían la salud. La teoría era útil si ayudaba a entender lo que falló en el desarrollo o el funcionamiento de. la personalidad. La teoría puede 'especificar lo que debe ser el desarrollo y el funcionamiento ideales del ser humano. El terapeutanecesita comprender l<;tscausas delaconductaanormal y tambiénformarse unaidea de lo queconstituye la conducta normal o ideala fin de producir. un cambio. . Estudiaremos teorías de la personalidad que son más complejas que categorías o conceptos aislados. Los teóricos de la personalidad tienen muchos términos y

principios de trabajo que deben capacitamos para describrir,

influir en la conducta de una amplia variedad de personas. En el ejemplo del restaurante, hablabamos de modelos de niños. Una teoría de la personalidad extensa debe ser capaz de explicar experiencias amplias entre las personas y abarca la mayor cantidad posible de modelos.

explicar, predecir e

¿Por qué tantas teorías de la personalidad?

La cuestión de si podría existir una sola teoría de la personalidad global que substituyera a todas las teorías anticuadas existentes ha sido estudiada por el profesor Leon Levy (1970). Dada la naturaleza de una teoría como un sistema entrelazado de postulados, principios y definiciones que explican y predicen la conducta en general y la conducta del individuo en particular, Levy adopta la posición de que ninguna teoria-sencillapodria alcanzarse Mino tarea. El sostiene lo siguiente:

Es improbable que una sola.teoríaglobal pudiera siquieraformularse para explicar todos los fenómenos dentro del' ámbito de la personalidad. Hay con . . relaciones entre muchos de estos fenómenos, pero no hay razónparacreer q están gobernados por un solo conjuntode principios yque púedanenglobarsc solateoría dé la personalidad. Ni hayrazón algunaparaque élcampo de la pe

dad no se beneficiara por la formulación de varias teorías de la rre r-s o n a r:

contraste con teorías de personalidad), cada cual interesadasen .

dad limitada de fenómenos dentro del ámbito de la personalidad. Al parecer esto estado sucediendo y es a todas luces estratégica y científicamente sano (Levy, I

una

pág. 440).

.•

.

Pronto será evidente para el lector que no hay una teoría

dad; y quizá, como afirma Levy.munca

l.,

.;

tirá.Las.divéi rsaseeerías.de-la.peesena-

)

)

13

Naturaleza y usos de las teorfas de la personalidad

el desarrollo de la personalidad. Las teorías de Murray se centran

en la motivación.

Fre_ud le da muc~a importancia al conflicto. El centro de cada teoría está bien definido y cada teórico ofrece sus ideas más valiosas en un ámbito específico del estudio de la personalidad.

. Las teorías de la personalidad que analizamos difieren en sus resultados básicos Il1dependlen~ememe dela naturaleza humana -por ejemplo, elgrado en que se hace hincapié en el medio ambiente por sobre las fuerzas dentro de la personali-

lo irracional en las personas, los

potenciales maxirnos posibles, el upo de entrenamiento que debe emprenderse. el papel del yo y la voluntad, y muchas otras dimensiones importantes, que determi- nan una diferencia efecuva en nuestro enfoque de la vida.

dad, el. lugar ,c~nfendo a lo

no. racional

y a

LAS TEORIAS COMO GUlA PARA LA NATURALEZA HUMANA

Pode~?sjuzg~r Ia.utilidad.de una te?r:ia de la personalidad por-sucapacídad para '

¡iescnb¡r"exp,llCar,predeqr

y cambiar. la' personalidad

Una t

'.

.

I

P

uede serrriás~¿'ecuad

': '.

'

. -', ,:

-

"

eona.en.parncn

. aque otras paraalca.nzarestos.oOJetlvOs;.,Otr,ual'vez.sea

al'

'la'estruCtura 'de la

II!as;.lies~npt1va;'Y' explícita para' ún ' tipo'de'problema':dé'

c.perS,Q,nal.idad.Además, es posible personalizar una teoría y utili zar sus constructos

. y postulados para la autocomprensión

Guías para la descripción

y el autoperfeccionamiento.

ALigua-hque"tenemos tina identidadc'física";'tenemosasimismo,-una identidad

J~[sonal,-por.Ja que~somosconocidos.

Uno-i.ntenta·obtener.una representación· o

·.modelo.~on€eptuaLde,una persona. Por ejemplo, intente pensar cómo describiría

:' aun ~mlgo, a su ~r?feso~, el médico familiar, a una hermana mayor y a sí mismo.

~SI como

s~ utilizan ciertos términos para describir la apariencia, como alto,

bajo, blanco, bien f~rmado, también se necesitan términos paradescFibir.la'estru<,-

JieJa''Pe,rs(;lTIa4~dad;.-DescribiI'.significa".'nombra-r:0a--!.'rotular".r.;.{J.na,foFma.,en

dasificar'perfectamente··las· cosaso-laspersonas

'.'

.

'

,

-.

.

Entenderemos

más a. fondo

la

eStrt~c~ur.a"d.la'1)Crsonalidad con.ociendo estas unidades yrotulándolas

.<1<I~ente;Elmodelo puede organizarse de formaaún más compleja utilizando los~ .

apropia-

.-----------,--

------

14

)

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

)

.

)

15

Naturaleza y usos de las leonas de la personalidad

tipos: por tamo, un tipo es expresado po.r diversos rasgos que tienen uno o varios elementos -comu nes. De lo anterior, debe resultar evidente que .necesitamos términos descriptivos capaces de definir-los patrones que exhibe laestructura.de la personalidad. A manera de ejemplo de los diferentes niveles de modela miento, podemos conside- rar la personalidad de un introvertido. El introvertido se caracteriza por rasgos corno el aislamiento de la participación social, preocupación por sí mismo, centrar el interés interno en las ideas más que en las personas, valorar la experiencia interna más que los contactos externos. Cada uno de los rasgos que describen la orientación introvertida se expresan en conductas bastante es pecíficas, de manera que, po.r ejemplo, podemos designar ciertas conductas como evitar a las personas y dedicarse a actividades solitarias. Una buena teoría de la personalidad debe proporcionar conceptos capaces de describir adecuadamente los diferentes nive- les de complejidad )' de modelamiento e n-Ia personalidad y, además, ampliar considerablemente el campo. de acción para englobar la gran diversidad de tipos de personalidad.

Causas internas: Las tres proposiciones que mencionamos expresan relaciones causales entre situaciones o.estímulos. externos y conductas. En las siguientes afirmaciones las causas primarias son dimensiones de la perso.nalidad: Susana no. acepta un novio.,jJoTque está convencida de que no podrá impresionarln, Juan por lo gene;al se somete a la voluntad de los demás, p01-q-ue teme ser rechazado. José se acerca umcarnenre a chicas poco atracrivas,porque no quiere correr el riesgo. de ser rechazado. En cada caso, la dificultad se origina en un factor de la personalidad que es probablemente anormal.

Destaca otro punto acerca de la explicación. Tanto en forma colectiva como

lo que observamos. Es tan

mtenso este deseo que cuando no hay explicaciones objetivas disponibles, inven- tamos algunas tentativas. Regresando. a nuestro ejemplo de la pareja que se está

divorciando, es muy natural buscar una explicación. Nuestras explicaciones varia- rán en su validez según la cantidad de pruebas que las apoyen. Las teorías de la personalidad proporcionan determinantes internos tentativos, basados en la ex-

individual tenemos una fuerte motivación para explicar

periencia

y el conocimiento

del teórico de la personalidad

y, po.r lo común,

terapeuta

de la personalidad. Los constructos típicos que utilizan los psicólogos de

I~ personalida? para designar las causas de la conducta son necesidades, rasgos, .npos, papeles, mte ncro nes , sentimientos, hábitos, disposiciones, tendencias, orien- taciones, funciones del ego, pensamientos, imágenes y deseos.

Enfoque correlacional. Podemos distinguir entre el enfoque causal y el enfoque

t;01J:ela.áonalco.mo

sal: relaciona la conducta con causas ambientales,.hÍstÓricás;:bi61ó g icas, de perso- .r;alidacl,_y-determinantes conscientes o. inconscientes. No obstante, podemos ob-

medios de .explicación, Consideremos primero el enfoque cau-

servar que ciertas conductas se dan al mismo tiempo. Una persona que se somete a las demandas de los demás también puede ser sumiso y tímido. Uno que se siente

.d9!P,Ínante'en-relación

con-los demás también-pueda .ser muyextrovertido.

De-

Guías para la explicación

&xplicar.significa'¡identificar·causas'~o "darsentidó'a

algo. Conocemos a una

~

joven pareja que parece tener relación satisfactoria poco común, pero de pronto

;;

nos enteramos que están a punto de divorciarse. ¿Por qué tienen los cónyuges

,,~:

tantos poblemas para llevar una buena relación? ¿Por qué hay tantos conflictos en el mundo? A nivel personal, también nos intriga con frecuencia nuestra falta de comprensión ¿Por qué entablamos una relación amistosa fácilmente y no podemos _~:.:;

mantenerla mucho tiempo? Quisiéramos mostrarnos con aplomo y dominio emo- .-:::. cional en nuestras relaciones sociales, pero nos ponemos tensos y demasiado J~

a n s ios os d e ag ra da r . C ua n d o decim o s que b us ca mo s exp l ica c i o n es , e l ci entífic o

'J:~

diría que buscamos

causas o condiciones activas. Mientras la descripción contesta

,,~

la pregunta "qué",

la explicación contesta

el "porqué".

:~

C a us a s ex tern a s . C or no

R.~~9t~,,~~r_externas .eQ,d.-ai:nbiwte.in.·me.diat(Y{YeFl·la~estructura"'ñ'iisriJ.a tle' la :l

personalidad.

habiamo s '. a f l o t acl o ; ~ l a s ; c a usas ~ princip a l es ' de " la · conduct a .,¡

A, pesar-de que ,la' causa' O" condición 'in~ügadbr';l'S~a'exterHa" el ':~

un ,~"

un acontecmuento extecno.iPor otrapaF.te, el.factor-depersonali-

Qs,d,e,ca_4§~::~

','

b~Q.Q,:aAue-,lpea rsonalidad, tieneor:ganiza,cf.QrIc Y.f!

Sfr;}!:[¿t,ur.qpod,.

emos descubrir los

Ja¡:¡or.es'que.'cstáncon-eIaciónadós. La explicación con frecuencia toma la forma

 

'de identificar la red de variables de lapersonalidad

 

(Cronback, 1957).

.

que interactúan o coactúan .'

'.~::'

a.

'l

G~~~l~;la hipQtesis.

~ ~ -

"

'

. "

i:'~

y la prediCción,

7

me:v~. Sabemos esto.nopor una intuición hip()rTe~~laCióñqivina,

sino a

c.anocimientorepetido

de (¡ISO'S

anteriores, A n~v,~FiÚªi.vjdt'r,<llal, capaci-

, ·yyo.:?e la vida efectiva. Podemos prepará.r.nosadecÍiadame.rit~,~ril,a~edida

nuestras predicciones tienen validez. "

. ';-' :.",.):.: "'+ ::'. '

en que

·~fesy) .total ~~)<i,.c9.1'1d,!-l~tajJp.pliGa,.fac-t(}Fes"de~pe¡:sonahdad.Pejemplo,or en

pueblo pequeño un extraño puede producir temor y recelo. En este caso, están en ~ '',r,''.O-:', ~Vna;4e.:nuestrás grandes ventajas es-la capacidadpara:anti:cipar~Lfutúro. Sabe-

op~ración ~ausas ~xter:nas :e~ntt;rnas. Ntiéstr6"Fa-sgo~dC"suspica(;ia,se;.Rºn~. q~ "~:"¡.' .~~··;¿:;,~ffque; er:ciertos lugare~, el,Cuatro de Julio sueleser calúroso y soleado más que

<~-.':",'.:/:~:/:i~XS9n

como ~;I.,,;;;:;;;yrayés:d 1

relievedébido'a

!;!il-,4 RH!=desertanint~Flsoquesea:el-principahnstigador"d~¡aspnd.vqa,

cuando. una persona solitaria.husca compañía o una parlanchina busca un oyente,~ .':. ~'/" .~ad de anticipar y prepararse para el futuro dt;sconociqo,e$-Ünaspedosignif¡ca-

com placiente. LasexpliCáaonessaüsfaétoriásdeben,inclwr ambostip

.para ser,complelasi"pe¡;ounaexplicaci.ónp.uede"ser~d9_qÜ!1ant€.Consideremos las'fi'

sigi:í¡'entes proposiciones: un niño tiene problemas en Ia escuela porque no es/ti. '." 'j. 'r. P,er:.9)~spre~icciones. que:~a¿eI1.~os:cien:tífic?s·d;ner;t;Q::~,enip1~t.i;ne.nte de la

=~;: C :~~: . ~ ~ ~~~ . i~~ ~ : á ; ~ ~ ~ o:'i~ ~ un~j~ ; :~ a ~S;!!r~u; !~ ! ~ ; . ; : ~ ~~~; ?~G ~ ~~~ ~; . ~;~ · j damente resentido piJii¡ii.if. fue rec\'iaza,d0:-paTa:ascet;lsp.,~I·,tel'mmo~' porque

estas·pfopósiéioñes-def¡ota·una,relacións.eaUllal:-e~tfeH,~Il,acont~9II).iento~yotro·/~f

en.

E xp li car . gn ifi " " d ,,, úbri " ,,,, , ' oon_n " c,"~ k

-

. r ,

• ".:

.•,~ ,_:<

::¡

".''."

.

'_

·~.~.2~,'ó.~.J

1"'",.

~

~:

-.:,t°p,

!0

a:s~.~ . o va

,"",

,

_

_

a ' : r e ., 1~ . · acbl : . , . l u ePsasS., nQ: ~os t . cn, ! ,· · ~·_rt., :rI .::~;~. -{. : a~. g.~t ~ .1o.: . ~.,, ,tc. ~.,:' . ;c,.·

'

~

",

••• ".~.""

~. "'_

~§ '

~

•c·.n:

. ~~:. r .~.: . ~~ . :'.c¿l.::a. ';. f . ~ . ¡ . O . : . ~ .' , y t~ :~~~~:: ~ !~

¡:I

·;

"

. 1 ' '' " F de ' caf é , e l que e ch a las .",,,,,,e,,,,,,, prono s ti ea naoo , ;. e~; n llen"" f uturos ,

" Bay,Illuchas seudociencias quepretenden

hacer; predicci~lles.' 1';1 adivino, el

tI :.''',.,.

16

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

sin ninguna prueba en particular para formularlos. A veces la pred~cción es correcta por casualidad, pero en ocasiones el adivino utiliza seí1ales sutiles de la persona para hacer una predicción y, por consiguiente, utiliza los métodos válidos de la ciencia, quizá sin darse' cuenta. Sin embargo, la mayor parte del tiempo las predicciones son simples adivinanzas. Los científicos no rechazan la posibilid~d de la predicción del futuro basada en dotes personales, pero no aceptan este metodo como herramienta científica. Entonces, ¿en qué sentido participa la predicción en la ciencia y cómo pueden utilizarse los modelos de la personalidad para hacer predicciones en un sentido científico?

debe permitir al

usuario predecir aqmtecilllientos

probadas o verifi~ad.4spor medio .de laobservación y la experimentación_La

explicación es por lo general más sencillaque.Ia. predicción, debido 'a que las

teorías contienen 'principios ge'nerales;'quepueden

para. abarcar a casi cualquier conducta (Holt, 1962). Es mucho más fácil explicar

los fenómenos una vez ocurridos que predecirlos. Frcud observó que con mucha frecuencia sus pacientes adultos exhibían una

cualidad infantil en ciertas áreas de sus vidas. Concluyó finalmente

tendencias infantiles eran f~aciones de deseos y motivos bloqueados o frustrados en la niñez. Propuso un principio para justificar o explicar este fenómeno: las necesidades o deseos frustrados de la niñez permanecen inalterables durante toda la vida. Este principio parece explicar sus observaciones repetidas; pero hay otras formas de justificar lo mismo. Hace falta una prueba experimental del postulado. Podriamos p~nsar en una aplicación de este principio en una situación artificial.

Una función útil de' las teorías .es la. predicción. 'Unateoría

o relaciones, las cuales pueden entonces"ser

extenderse

o.interpretarse

que estas

'¡,

1":

.,

Un a~ivinotik'su~predicc¡6nes;'e~~'ns¡~te'm~nd~;obadO: El terapeu,t~~ti¡j;i:aun modelo conceptual de la'personalidad para sacar inferénciaá;' "

(

17

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

Será posible por ejemplo, predecir que los niños que reciben un adiestramiento bucal estricto mas~arán chicle sin sabor un tiempo significativamenre más largo que un grupo testigo que no ha sido frustrado bucalmente. Tendríamos que de- finir y medir operacionalmente la "frustración bucal" para seleccionar los dos grupos. Si el experimento fuera realizado y la hipótesis se confirmara, concluiría- mas que el postulado de Freud sobre la frustración infantil es una guía útii para hacer predicciones. Porlogeneral, una sola.confirmaciónde.una hipótesis sacada deunateoría no es suficiente paraestablecer, un postulado COmO un principiode la conducta, Deben derivarse y. probarse repetidamente, muchas hipótesis. Proba- blernente la mejor prueba deuna teoría essu capacidad para sugerir hipótesis que .se ·confirman. Hall y Lindzey resumen los usos predictivos de una teoría de la personalidad de la manera siguiente:

Lo primero, y-másimportante-es dirigirse a la recolección.deobservaciones de relaciones

fmpír:icr:', '-ev(lante~p1J2.L'¡g,2(¡,5ervadaL

La

teoría

debe.conducirhacia una.expansión

dicha .expansión

debeestar ide~lrn,e.11.~e!J'i.ediadesaotimuladapor.la derivación deIa teoría depropo, sicrones empíncas específicas(afirmaciones; hipótesis-predicciones) que esrárrsuje-

tas.a comprobaciónempírica-En un sentido centrak-eicorazón de cualquierciencia

sls.te,\!latlcadel. c()n()c¡\W¡:.ntreo.lativo.a .los fenómenos-de mterés, y

depende del descubrimiento de relaciones-empíricas estables-entre eventos-o varia" bles, La función' de una.teoría es fomentar este procesode,manera'sistetriáüca': La

teoría-puede-verse como' una -especie.de

afirmaciones empíricas relacionadas; que después.pueden confirmarse o rechazarsé a la ,luz d~ datos e.n.wÜ:icQaprS opiadarnentecontrolados,(.Hall y Lindzey, 1970, pág.

máquina.de proposiciones productora 'de'

12).'

.

Otro detalle acerca de la predicción:

si tenemos confianza

en una

teoría

(la

.,confianza

<hipótesis derivadas de ella), podemos hacer predicciones en vez de plantear preguntas. En vez de preguntar, "¿Qué sucedería si hago tal y cual?", podemos

en una

teoría

se gana a través

de la confirmación

repetida

de las

. hacer una suposición: "Apostaría que si hago tal y cual, obtendría los resultados que la teoría propone" . La·flr.ediedón·r,equiereep,Eineipios quedebendemostrarse ,¡l)jl,I:ª,Aep.e":ailgun.a,,,,,valide:¡;,,,Las,-,p.rime,ras,etapas,,,Q~,Ja,,.c~e,nci.acor, nienzan-eon pr.eguntas; pcroconfm:me,.se.>3Gumulael,conoGimiento'empíTico-y,se'des,arroUan ", &€Orias:.;.útiles;".serh·acen"posibles~1as"'predicciones. Si aprendemos la forma de utiJizar'"1as -recompensas >para-influir-en ''la''emldutt-a;'''podemos'''especifica,p''!as

<;p-ªqJ-l.cJ4s~que,.ocur.ridan"bajo,coFldiciones

experimentador!'

de- recompensa.establecidas

.z-por-el

Erikson proporre-que hay ocho etapas en la vida y que cada una exige que el ego cumpla cierta tarea: por ejemplo, 'un sentido del deber, un sentido de la autono- de la iniciativa o de la identidad. El investigador puede extraer algunas inferericias sobre cada una de las etapas y probarlas.Puede identificar a los individuos que no han alcanzado el objetivo-de unaetapaen particular y estudiar -lo.que sucede con loslogrosdel ego bajo-tensión. Allport.propone siete aspectos deldesarrollo del yo, y de. nuevo podemos sacarinferencias que pueden probarse Rotter sugiere que aquellosquecreen dominar sus circuns- ,comportan en .forrna bastante diferente de-quienes creen enun control

Se han generado

muchas investigaciones

con .esta proposición.

Una

por e, S, Hally G. Lindzey. cópytighi cl970 por Jonn Wileyand Sons, autorización de Jonn Wiley and Sons, lnc

<

.

18

)

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

teoría científicamente útil estimulará la investigación a través de sus postulados.

Desde. Ul} punto de.,vista personal. una teor-ía·{¡tih·ealmente engendra el autoco- nocirniento y ·eLconocimiento.de.los·demás, -asrcomo promueve el arte de VIVIr. La distinción entre hacer una pregunta y proponer una hipótesis puede ilustrar el uso válido de una teoría para hacer predicciones. Comenzamos formulando

-

;

)

)

19

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

.htlmanos. Por tanto, e!

actualidad

miento de la personalidad para fomentar el aprendizaje en sus alumnos; los consejeros matrimoniales emplean técnicas especializadas y conocimientos de la conducta humana para promover la perspicacia en las parejas que tienen dificul-

de la-conducta es aplicado efectivamente en la

control

a una amplia gama de profesiones- Los maestros utilizan el conoci-

preguntas.

Cuando se desconoce a alguien por primera vez, formulamos muchas

tades ~1~ritales; el ps~coterapeut.a y el terapeuta conductual utilizan principios

preguntas,

que se espera sean contestadas: ¿Le agrado? ¿Me agrada? ¿Le gusta-

pSlCOIOglCOSpara modificar la conducta en personas que padecen de trastornos de

rán las fiestas o la música o los deportes? Conforme adqUlnmos conOCImIentos,

la personalidad. Conforme se adquieren los principios de la conducta, se incre-

comenzamos a proponer hipótesis: Sé que le gustará una fiesta de cumpleaños sorpresa. Sé que le dolió ese comentario. Apostaría q¡¡e no le agrada ese rest~u- rante. Antes de poder proponer hipótesis, que deben entenderse como prediccio- nes en este contexto, necesitamos bastantes pruebas que la apoyen o un modelo

planreamiento afirmativo de una

relación .entre, dos. o.jnás sucesos;

válido de la personalidad. Una"hipótesis

describe

f ielme , nte " l a " est r uttur a , - y din á mi . c a ' deü na J 5c r so n alid ad · . indi . vidual , ' · éi ito n ces .::i podemQs.utilü:arJQ.como.medio para hacer predicciones; proponierido,,~ip6tesis. ~:

es.un

Si. unrnodelo de .Ia .personalIdad.

Considerando la diferencia de enfoque entre formular la pregunta, (Me pre-

gunto qué sucedería si

dería si

.1

?", Y proponer la hipótesis, "Apostaría que esto suce- '~

.~

"

.:.:.

Guías para la aplicación

Conforme se acumulan conocimientos puden ser utilizados para fines prácticos Una de las consecuencias de la ciencia es la tecnología. La aplicación del conoci-

,i,{ ,

·.'.".f ;.;.~;.~,

miento para fines prácticos dPuede ser nocl¡vao útil.¡El conocer SOtbrpea'lraaeSatpr~~:~r:,"~';::'s:""¡':"~ los .pnincipios funcionales e algo 'pOI' o.genera nos capao a . -.,,, cono.Óm,iento.a la pwducción'clc-cambios'cspecíficoS'; Las- tecrías de la-personali- '~~., "d~d>no;-pliopon:i-0nan C0ROGimieQ.t9Q.s¡;_n~1Je_~nattraur~leza; por-tanto, .pm~den:~~., ¡util:izaFSe".pa~a."g:uiaxnos"a>.efe(¡tual"'cambÍ'<'HeYs.mos dicho q~e muchas .de las:jlL teorías .han SIdopropuestas por terapeutas, que afrontan profeslOnalmente con la:~,!?,.:

. Una teoría puede indicarlo que es normal y lo que es anormal, proporclOJ;la:

objetivos a la terapia y también revela lo que debe hacerse para alcanzar esos" objetivos.

influencia sobre la personalidad' o su cambio.

LA CONDUCTA Y EL CONTROL DELAPERSONALIDAD

Una fórmula altamente considerada para la vida es "Conoce, después hazlo"/ Somos éapaces.dti·"pr:odu€¡'F"e[-eEtos,espedfit'os"'St''t~tíémo'S~erC01Toémi~Rt-e,'ap:~o

p'~P':"J,.3rhi,~~t;2,¡;?d-eª\,, 10$.i,q~§~\lh~~mient~s>es:~::nena"'¿eeJeI' f\pl(')S'-'d~~la'Tela(llo~ entree] cºnoq1W~nto.ys.u·a.pli.~aG1onalavida orear.-Robert J. o.ppenhelmer (1956)"

'~i1;;~";;";~'fi;i-;;-~quecolaboró

en el descubrimiento de la bomba atómic~, s.eñala l~~

terribl~s implicaciones que' puede tener la aplicacióndeIos 'conoclmlento~;,~J

controlde la conducta humana. Los avances en la tecnología 'conducta! comp1tee:

con las consecuencias peligrosas de la-tecnología física

·de_1os"iift'efeses~esoferiwsd~jo}i.~científicoslIa-.conducide·a-menudo p,aCla.a"v,ªD.

t~"cn~lÓgiCOS';"'qu.e;':i'eñeh~-:¡mpOi'~afl€ia'i31"á€ti~a.-e-n-la"'Soluóón";'Eie",loS-pcobJ~!Ji.

Jt,h(;onQ(:üni e.nt~.oJ~t.e.r.tip:

menta su control

modificación de la conducta (Lefcourt, 1973).

potencial, un factor que podría causar problemas si se abusa de la

Podemos considerar ahora el control de la conducta desde el punto de vista de

Consideremos .el control de la ambiente. En muchos medios

las causas explicativas

que mencionamos antes

conducta por medio de la manipulación dehnedio

diferentes, desde el aula hasta el hospital mental, desde la prisión hasta el am- biente laboral, la conducta de diferentes tipos de personas de todas las edades ha

si~o y es c~nt:o.lada por la utilización de recompensas y castigos. Muchos de los mismos pnnclplOs del control de la conducta que se han utilizado con animales han demostrado su eficacia en los seres humanos. Consideremos la posibilidad de controlar las causas biológicas de la conducta. Una gran cantidad de control se ha alcanzado ya por medio de tranquilizantes y drogas psicoactivas, La posibilidad de alterar las anormalidades genéticas está comenzando a abrirse. Con respecto a los factores de la personalidad, toda la base del asesoramiento y la psicoterapia es la

.ca~acidad de controlar o cambiar

intenta ampliar la

penetración de sus pacientes dentro de su conducta normal, de manera que se vean motivados a cambiar su enfoque de la vida. La-suposición es-que-al-cambiar-

variables intrapsíquicas como la autoimagen, las

actitudes, los motivos y las cogniciones. Un terapeuta tradicional

1!!S,q.llS4S intrapsíquicas se alterará 14. conducta-Es posible controlar o-influir en

.los

dete·pmin·antes.conscÍentes

e inconscientesdeIa

conducta.

El control de la conducta también ha sido logrado porlos conductistas, quienes

recalcan la medición objetiva de las variables y los estímulos. Los modificadores y

.Jos terapeutas de la conducta buscan controlar

alos controladores de la conducta.

. Losconductistas radicales se centran en los determinantes externos de la con-

,::'4UGta: los estímulos que la instigan y las consecuencias que la sostienen o la

inhiben, Los conductistas más recientes; los teóricos congnoscitivos y del apreridi-

social,

se

centran tanto en las causas externas como en las internas' de la

/,conducta, pero, procuran la definición operacional de las variables; a fin de .',' '''''''''''_:.' .prcrnover una mayor precisión en el cambio y e1<:oIitrol de la conducta. Los

postulados de sus teorías se utilizan para.guiarlos en la realización de análisis }'f~nc.~~nales·de conductas metas y en la identificación de las causas activas que . r necesitan cambiarse.

PARA LA VIDA

¿~úé·pl,legen·hacer.las teorías de la personalidad por aquellos de nosotros que simplemente.queremos mejorar nuestras vidas?,&ben~ayudaTiI'O,§"á~rt'i~jora1""la (:"Q¡p,p.t:.erisió.n.de lWwtI:-Os mis.mQs,>y~,de.aquellos"con-quiene~'t:ratamoS':'Ademas,

. ,mu€J;1as.A€-.Jas teór4asillos-.ofroceunn,,cJ;Í·ten<Y-E1e90·scsereS"'hümarmS"'etf;su--estaoo

'ideal,"4:hia"teoríii-ptrede·táTaé:teriZa"re-xp1íiita=ó~imp1ítitamente·;el;;'modelo.,de,l'!_~

)

20

)

Usos de las teorías de la personalidad

21

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

vidaútil-Enesresehtido, unadetenninada ceoría de la personalidad nos ofrece una guía para-vivir--Proporciona los objetivos del desarrollo y füntíónamiento'-de la personalidad.que debemos tratar' de 'alcanzar: Varias de las teorías tratan casi exclusivarnente con la existencia humana ideal. Muchos .de los teóricos de' la p@fsonalidad.-portallto,están·irueresados con el restablecimiento del desarrollo y .funcienamiento saludables. Con Frecuencia teorizan sobre las condiciones anor- males de sus pacientes y también sobre los fines que buscan alcanzar con los conceptos y técnicas terapéuticas que emplean. Conocer tanto los estados ideales de los seres humanos como los medios de conseguirlos debe ayudamos a vivir de un modo más eficaz y a perfeccionar nuestras propias capacidades. Podemos

intentar

teóricos de la personalidad este libro.

Algunas de las cosas que otros pueden hacer para controlar la conducta, las podemos hacer nosostros mismos. Tenemos cierto control sobre nuestro medio ambiente: tenemos alguna libertad profesional para elegir la ubicación de nuestro hogar o de seleccionareompañeros. A través de los esfuerzos personales podemos tomar ventaja de los descubrimientos en las ciencias biológicas para promover

nuestra salud. F~;¡;o

alcanzar estos fines aplicando los conceptos y técnicas propuestas por los

que son presentados detallada y explícitamente en

PermíLanos ver cómo pueden ser utilizadas realmellte las teorí

_ d.~d pala guiarnos en el estudio de la conducta. Consideremos

cion: .~uponga,~ue se le ha encomendado entrevistar a alguien durante una hora

Usted está más o menos

para limitado para los

u I Izar rarrnacos 1 lI som~ter a la per~ona a una tensión intensa: ¿Qué tipos de información buscaría?

¿Que clase de inforrnaciór, le revelaría más acerca del entrevistado? Se abren ante

usted diversas posibilidades

d

e 1 a persona l' 1-

.

'.,

nas la siguiente situa-

tili

e:

b

.i

conocer a la persona

lo más a fondo posible.

procedimienm;

de entrevista' 110 puede

,

no todas igualmente válidas y rtil

"

. .

U I es para reca ar

II1f~rmaclOn. Pu~de que de. pronto no sepa cómo seleccionar el planteamiento

a pl oplad? Perml~anos conSIderar algunas de sus opciones.

inves-

t,lgar su pasado~ Como todos tenemos proyectos en mayor o menor grado, ¿sería útil en su diagnostIco enterarse acel':a de éstos? Todos afrontamos tensiones, por

lo que puede result~r valioso identificar las distintas formas en que la persona maneja sus frustraciones, decepciones, fracasos y amenazas a su ego, Todos te-

nemos necesidades que d~terminan. varias conductas; por tanto, parece que el conocirruento de las necesidades sena la mejor forma de conocer a una persona. Todos se ven forzados a representar ciertos papeles y quizá le convenga centrarse en el conocinuenrn acerca de los papeles, desempeño de los mismos y los conflictos entre los diversos papeles que representa. Es posible identificar los principales rasgos ~ela persona y esta aproximación puede darle lo que busca. La respuesta no es fácil 11les posible utilizar todos estos enfoques. Puede ocurrírsele que algunos ,de estos planteamiento~ incluyen otros: el enfoque del rasgo y del papel -y quiza el enfoque de la necesidad - pueden obtener los mismos resultados por

cammos dife re ntes. De nuevo, una teoría de la personalidad

. ¿Es mejor estudiar a la persona como es en la actualidad o será preferible

servirá como guía.

.{

:.~"

':~:

pr@bablemente'ehnayor

.de-personalidad.

control-que tenemos. es sobre nues-

.tf<l§

dejar de' fumar, perder peso de manera eficaz o hacer trabajos pesados y, en :~ general, dirigirsu vida. Podemos alterar nuestros conocimientos, nuestros deseos, . nuestras reacciones emocionales, incluso nuestra interpretación del pasado. Y.por, :?,; medio.de.Ias .teorías.de.Ia. personalidad presentadas, arlo largo de,.e.ste-texto,,~i

propiasvariables

Mucha gente ha demostrado que puede

posIeJJlo~ ir¡cre.memaroeste.autocontrol'al conocemos perfecrarnentea 'nosótF0s::~~ • .miSlnos,~,.,<.~;

En el modelo del ser humano propuesto

por B. F. Skinner (1953), se nos dan

~'

. p r incipío s . d e . fun c i ' oñ a ' f r l lén : t E ' qll e " n~ó'sa' yudá.'i{Uií ~ m á Yle r a r c Y m " ! J 6r " " ' ñü ~ s t rá > propi a / ~ -

C;p.t.ld~.c~así, com~ ta!!1b.iélllade4M demás·:Skihney'lde'ntificáen<stFte@rífl,los,\.',:t

d~~~iiiiiaañté"s·d'€:lrG9q:-~I).t;:t<l.~J4~,E~e_md<_i~Xr,Üt p.1Jl,u;se-paFfl-€ontroládaéóndueta::

icilos:{!.e.1I1.ásc.y3ag~;1s1Jg. -:kQ§: términos-de-su-

mJ;clifica¡:~lac!3.QQdl!•c~,.Sin.,suteoría;-q-Ué'ésta apbyá(rá·'enói'rñéirfente-'pOl'7in,v.es_ti~,

g~g6»4,.;~~!¡!,(ían:¡j)s;:,a".un;,Iii:yd.ee1~.ensflyo-"y--er'FOi:'!'>'S-kilirte1t-'95( 3) '''so'stíéñé'' que' pi:odueÍF'<EEmsecuencias,;favorableS'·y"e.i¡ital'··oescapar o 4e4as''i'leS'agFaclábles.AtsJa.

~~.9:~ev.ªl~~AlJb~aj:~Qª¡;1~;.desaTmllo.

dSJ;l{~<i!:.;<.~;,i,i<J4 ,.YQluntad"€omo-eLrriejor·.medio,parael,autoGOrrtr:ol~.p:FQ.d-pod~r' dt!4a",y0Iunta.d,:~Les."q\le,;exis(M!ste~pr.()ceso,·--resulta·>cb·ñ"freerte-n'tIa"'lfra'clecua <do

Podemos apoyar el poder de la voluntad controlando los es~ímulos que instigan a la conducta y también las consecuencias producidas por nuestra propia conducta: o Al usar dichos controles de estímulo, estamos incitando al poder de la-voluntad del

mismo modo que podemos levantar un objeto pesado solamente con la fuerza. bruta o con un palanca y un punto de apoyo para aumentar nuestra propia fuerza .:

~-ºdemos·'Eó'iTt:rO'lar'los''frestílim·losquei nstigan -la -eondtrcravasegurándoaos-q ue .G.s.to.s~tímuloS-'lilo'>()Eul't:an;-, como·€uarrdwla·persona·'someti.d<Fa'una·'dieWTevitaJa·

te oría·-deben-guiar a-los-que desean

·.·:priRcipa~'IUoti:vaei(jfi'tl'e·láYvtda.MsJilÓ$of()s

tt!:ntaóón~aJ·'supr-imip·de"sú>€·asa4os·alimentos·'que<eflgordan.,,!.\ct~Jn.?,§,_podemQs:·

cOAh',Qla-rl;as.consecuencias-de-nuestra

€';;;rripe1'ls-asYo_stigos,.por~óuesiJ;as_EondU€tas,es~ocí'¡;iGasEstas·;

bido mucha atención experimental en la actualidad (Coldiamond, 1965; Maho- ney, 1977): .

técnicas han reCi.~.

propia,conduéta-aJ.,pr-opoI"(;ionaITIos~Ft·\

'L

--

-

LOS COMPONENTES DE UNA TE ORlA

'~ .:

. Al analizar los componentes de las teorías de la personalidad,

usaremos cuatro

represe?taciones cognoscitivas: conceptos, constructos, principios y postulados. Todos tienen en común la capacidad de resumir. Se derivan de la observación' de muchas conductas y experiencias. Consideraremos la naturaleza de estos recursos

.congnoscitivos y daremos algunos ejemplos de cada uno.

.

.

':.:~adife·rencia entre un concepto y un constructo es e! grado de pruebas. Los 'jnstructos son conc~ptospropuestos, conceptos que tienen.una categodahipotética. '. ene.~os la capacidad de entender y conceptualizar las cosas que-nos rodean también las que,ocurren dentro de nosotros mismos. Podemoslogr,at:esto debido a

.:,~ I;H!,po~er:nos-formarnos repr~sentaciones menta,les"d e -las <::osas,-)a.ge,ntey los

observar algo y formar una imagen o-idea dé.·ello.,Estas pueden preservarse y recordars,erná~ tarde; Tenemos

y

,ac~nte.clmlentos. Podemos

-::;':: :·Tepr~sentaciones mentales

'é'::::}";j··:,"f,l',, sorprendente

".:'(~t'

-,·;.r

:.-~~~,. ),:~-,~:

epresentan

facultad de formar conceptos y otros,símb9Io.s·!)Jent~les que

muchas situaciones, sucesos y cualidades·. Expresamós:nuestras re-

;

22

)

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

)

)

23

Naturaleza y usos de las teorías de la oersonetiaeo

alguien puede sugerir un constructo diferente: quizá un amigo busca obtener nuestra atención debido a que es más inseguro que el otro. Esta segunda explica- ción, podría probarse más a fondo y quizá explicaría mejor que el primer cons- tructo la diferencia en las conductas de los dos amigos, Podemos ver que aunque los constructos de la personalidad son utilizados inicialmente para explicar acciones aisladas, deben verificarse en otras conductas. Cualquier constructo propuesto, por ejemplo un rasgo de generosidad, explica las conductas pasadas y presentes y también predice la conducta futura. Este hecho permite una amplia oportunidad de validación de la hipótesis. Si uno conoce algo acerca de otra persona. su pasado, presente y futuro se revelarán hasta cierto punto porque las variables de la personalidad tienen estabilidad.

en el esfuerzo constante de un niño por nombrar los objetos. La historia habla de una ",' increíble niña sorda y ciega, Helen Keller, quien expresaba sus deseos en forma de

gestos antes de aprender palabras. Si quería beber agua, describía la acción de

beberla de un vaso. Cuando finalmente aprendió que los objetos y los aconteci- 1:; mientas podían nombrarse con palabras, se emocionó tanto que suplicó a su maestra-compañera que le enseñara todos los nombres de las cosas que le eran familiares en su nueva vida. Fue un paso significativo en la vida de esta niña impedida. Su mundo tomó un aspecto completamente nuevo. Su esfera de com- prensión se incrementó espectacularmente, porque fue capaz de utilizar su habili-

dad natural para simbolizar o representar

mundo. Una de nuestras preocupaciones más importantes es entender la conducta humana, tanto la propia como la de los demás. Así como podemos formar repre-

sentaciones mentales de los sucesos externos, podemos utilizar esa capacidad para --;; representaciones cognoscitivas y combinar y conectar dichas representaciones

comprender la experiencia y la conducta. Observamos la conducta y nuestras .~~. dentro de principios nos proporciona un potencial fenomenal para enfrentamos

propias experiencias, y les asignamos etiquetasverbales-Tenemos

nos para muchas de nuestras conductas y experiencias y los utilizamos para4ep?s •.(p.p~completamente,.estableGÍdos) son-pf)stulados. Los postuladosexplican las

obtener una representación modelo conceptual de una persona.;'~ 'geIleFaliz.acio\leS empiricas-y.se-relaoionan con-Ia operación .de las -variables de

presentaciones mentales en palabras y frases. Tenemos miles de ellas para norn- brar nuestras representaciones mentales. Esta maravillosa capacidad de represen- tarnos las cosas de nuestro mundo nos da un gran potencial de entendimiento. Una de las necesidades humanas más fundamentales es hacer inteligibles los acontecimientosdenuestro mundo. Vemos la manifestación de esta necesidad

Principios y postulados

cognoscitivamente las cosas de su

Cuando los conceptos se relacionan entre sí, se forma un tipo más complejo de representación, el p-rincipio. Los-principios son recursos cognoscitivos-que .descri- ben.la.uuiformidadyla '!egiti'rliidád"entre las variables, La habilidad de formar

con nuestras circunstancias internas y externas. Los principios-que sesuponcnoerda-«

muchos térrni-

: ~ ~.;

:

Los científicos de la personalidad proponen constructos para representar mu-.~

:,.~~;:~,9l!ali9ad.L,as.geNeralizacionés·empíricas sintetizan las relacionesqueexisten variablesobservables. Los postulados adquieren cada vez más la categoría

chas conductas que se relacionan con la identidadpersonal.

prendemos el significado deun constructo, nos es posible aplicarlo a las conductas ' ,~~ de principios expiicativosde-la 'personalidad, a medida.que,se confirman repeti- que previamente parecían inconexas. Además tener un constructo predispone a '. damentea-través··de'observaciones.empíricas. Lasteorías.de la personalidad son observar ciertas conductas que de otra manen! se pasarían por alto.'~~ -construidas' conbaseen constructos.y.postulados vsu.propósito es ayudamos, 01

Una vez que com- . 'i:<;-éntr~-las

a~~fz:~ ~~ ~~~c~fv~ ~e ~~~:~i;~~ia~~e;r~ ~:~~i~:~.~~~~;:~~~~ ~~::~;~i~~: .:'.'t";,,.:,~".':.~_".:~.~.~:

alguien hace faItaalgo más que entender su significado, La siguiente cita de Nordby y Hall proporcionaunexcelente

naturaleza de los conceptos y constructos ydesu valor para quienes los utilizan, ::~1

(Recuerde que los constructos son conceptos tentativos.)

"$í ".

''.-',:,;."~'

' o;;:_rica,

~p

~.~'

resumen de la

':~"

'

,

trat~:::

los postulados también pueden volverse principios a través de la validación repetida. .Lo que denominamos generalizaciones empíricas resumen lo que se ha descu- bierto mediante la observación.y la experimentación. Haya menudo considerable

~:~~~:~:~:~~~s~~:I~!:r~~~~~~~~u;~::~~~:~:

~e::lrde:~i~~a~i!~~~

.

concordia acerca de la validez de las generalizaciones empíricas: la ansiedad

~l desarrollo de u[1conceptoes I}naactividadmentar~n~umo grad,? emocionante y'~ . :,"::, " .prodJlce

-. tr

con.

distorsiones

en la percepción; la represión bloquea el pensamiento; el

1"'1

d

dcui

, di'

.

".

estéticam ente agradable, ya que formar un concepto es un mtento de imponer orden,' ¡liPt, , : ,.

coherencia y significadoen las innumerables y a menudo caóticas impresones senso- :J .;.,'

ri a les , recuerdos y p ensamientos azaros o s, ' q ue pasan i ncesantemente por - n uestr a s , _*'~ , ,'

mentes. Un concepto.es el producto de la,contemplaciónyúricorícepto invita a la:~~1t -:·,"~<,l:'>.fti1e~e.~ltail10Spostulados, los principios propuestos que representan c ? ñ t e mpl ~ ción . La c i encia ;el arte , 1<:1 . fi l o sof í a :la ~~ I igión,representanlas manifesta - )~.r.,':'::l:.:,;,{\ · r i a , n t es . den t rode lapersonalidad . Las g e ner a liz a cion es e mpíri c as

cienes mas grandes de la necesidad. y la:~splraaon d.elh~mbre para-descubrir un ::m'··;';:'.",-c

orden armornoso en .eluniverso. Hallar unidad en la diversidades una.empresa muy ,.,J$i;i.'~' .(,:-

humana

ructo entorpece a acaon, ~ co~ uctase a ~Ulere a traves . e a ImltaClo~, :tc.

": Com~ he mos o b s e rv a do, para j ust i ficar o e xpli ca r l a s g e ner a l i z ac i o n es e mp ln ca s

los deterrni- so n p r inc i p i o s son principios

. dicho, un postulado es un pnnClplO propuesto o tentativo, Aun-

propuestos de

propllestos

la, conducta, en contraste con los postulados, que

d

l

lid d

e a persona la.

.

.

-

'.'

(l974,

pág. 6).

-

:-;~'

.

'~1:¡

- ;. - Corno.hemos

.~s.u

.p .~a~~

~:.r.:;p~

.i~:~tr;

!•

•;,.\,.:.'

.~

~.e

f.':.c¡?~ ::~~~s p

.};

~.s~t

RJn

a~e.Sn:;~~~:~~r~~~~:n::u . ~~ .:;Sa:~ .c~ .g.~~d~:~e~~e.

di fe renci a ? U n a , forma es proponer un . c ons t ructo - de .la necesidad de afiliacién -e'tl·:(/::: ".~• ¡.~ ~~ J '7~ n dn '€t~ : - ya ,§ .e ; i j '~~ ! ? lt f l ,<! .~ ",~ W

(necesidad de estar con las personas) e. hi potetizar que un .amigo. tiene una:';~ ./~;:,,:';::~.m.tM-!~2A&~8.9,yª~g.e,ut1-Éientífi(!@de-,hl'J')ersonali.daq•(.postulaq,Q)j,n0S,dlCe_lo_q~e

:.e:nC6

zt.p

i.,.-.:

};i'.'.~ i~ .n .'¿.;p .t.a.;o .~:~ ~ =~~

a.i

dI~:.n~~

.e.~ .r.~ .c.:t~ ~

S~~~~d.

~~.I::n e.;::~ ~ ;~ ~ ~~;~

;

C N D e~l )t\q R~ ~ ,a ,f ~g " " ~ '! .J .í i ,,,e Xp e r~l 1cl al a 'y

'.;'necesidad mayor que el otro.Buscamosotras

. de explicar unaconducta que de otra maneta dos seríainexplicable. Por supuesto, i~;¡7",.:~:ji~-,l>C:;,yp.-#,s,i~~!i~ª~",<i,&.f~-&.we,i,Qg

manifestadonesde

la necesi dad a fin ":$;··,.;;;i:d;:{i,:,·!$,~~ ~-ª)::,~e~J~LR~r.~naJ,idad.wMuc¡'¡as'teol1ías,€ontienen"~postüladóS:$qü~

~~

i~i(1l,lal,a~todas-,la~,¡;~Estose-r-Scp!)ostuladosl1as;

nos

.~.

,-l<i';-"'~:;:';.: "

".>-.:.",

.',

- •

,.:~:;::~~(~ "i.fr

"o"·

24 )

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

~)'

)

)

25

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

explican

postulados requieren

conducta. Podemos examinar un postulado tomado del profesor AlJport ofrece un modelo de Ia.personamadura.Llnode.sus

persona madura está más motivada por intenciones que por impulsos básicos. La

que los

de principios de la

a nosotros

mismos

y a los demás.

Debemos

tener

en mente

validación a fin de alcanzar la categoría

Gordon Allport (196l). postuladoses quela

gasta la mayor parte de su energía en la consecución de objetivos

bien definidos. Su conducta presente está orientada al futuro, tiene una prioridad de valores e intenta alcanzarlos en su propia conducta. La persona madura

obviamente tiene impulsos básicos, pero no son obsesivos; más bien están coloca- . dos en la debida perspectiva en su vida. El postulado de Allport describe y explica las diferencias en la conducta entre la persona madura y la inmadura. Aunque este principio es únicamente una proposición, se basa en una gran cantidad de expe-

persona madura

riencia. Debe concordar

con nuestras propias experiencias

con gente madura.

complejidad natural en una forma sistemática y eficiente. Puede abstraer y simplifi- car, sea que utilice una teoría o no, pero si no sigue los liuca micmns de una teorta

explícita, los principios que d ct.c rminen su criteriu se ocultarán

en suposiciones

implícitas y actitudes de las que no se percata. La teoría especifica al usuario un

variables o parámetros más o menos definidos. que

son de importancia cruciaJ. Los otros aspectos de la situación pueden hasta cierto punto pasarse por alto desde el punto de vista de este problema. Una teoria útil detallará instrucciones bastante explicitas en cuanto a la clase de datos que deben recopilarse en relación con un problema en particular. Por tanto, como podíamos esperar, los individuos que oCtlpan posiciones teóricas drásucarnenre dife rentes pueden estudiar el mismo suceso empírico)' compartir poco en cuanto a observacio- nes comunes (Hall y Linclzey, 1970, p:¡g. ](j).'

número limitado de dimensiones,

Las teorías representan tipos de gente

LAS TEORIAS COMO REPRESENTACIONES CONCEPTUALES

En esta sección desarrollaremos

la siguiente proposición:

las teorias de la peTSonali.'~

}~

El autor propone

personalidad

mejor que los demás modelos. Es decir, cada modelo refleja no sólo la personali-

dad del teórico que lo propuso, sino también

Este criterio

similitudes

representa alguna porción de la población y describe ese segmento

la hipótesis

de que cada

una de las principales

teorías

de la

a la gente que tiene semejanza con él.

a

supone

-una

que la gente

puede

agruparse

o tipificarse

de acuerdo

suposición que, de hecho, ha recibido apoyo, tanto empírico

;

dad son interpretaciones personales de nuestra naturaleza psicológica 'individual y común y ;~ no hay princiPios ni leyes establecidos de la conducta.'?';

Como hemos apuntado, una teoría de la personalidad puede considerarse una .:;;

debe captar la esencia de lo que representa.

Si .}~(

(teoría) y los determinantes

reales de nuestra

naturaleza. Pero .á"

deJ~'

y expresa su interpretación

de la p~rsonalida?

Pero SIla representa-.'(;;l·

de alguna otra forma, disminuye su ';1"

"representación c once p tu a l " de la pe rs ona l idad. Como cu a l q uie r ot r a r epr e sent a- "g¡

ción, una teoría- de la personalidad

lo hace, deberíamos ser capaces de aprender lo que es personalidad al conocer la

teoría que la representa. Debe haber una correspondencia entre los elementos de '~

la representación

así como una pintura comunica el punto de vista del pintor, la representación

alSo:tan complejo co~o la personalidad no es únicamente ~na copia exacta. Un:.-i

teórico. de la personahdad nos da un retrato, un representaaon

su propia.invenci?n

que descnbe el mismo asunto puede alterar la perspectiva.

ción es demasiado unilateral o distorsionada

Otro teóric~.~~,

conceptual que es . i~

.;¿

utilidad como herramienta

sexualidad como una: fuerza moti vacional en la personalidad

representación

científica. Algunos creen que el énfasis de Freud en la,~

d el.ser humano.-·

distorsionada

Debemos apuntar que una.teoría

como experimental (Peterson, 1965). Si la hipótesis es correcta, debemos ser

capaces de seleccionar una teoría de la personalidad que se adapte a nosotros

+una que describa, explique y prediga Podemos utilizar la teoría para ayudamos

de satisfacción, de madurez, de autorrealización,

los objeti vos que el teórico

mejor que las demás nuestra conducta.

a identificar explícitamente

o de cualquiera

. designe como la personalidad

ideal.

Muchas de las teorías de la personalidad (pero no todas) proponen una cantidad

y al menos uno

. de tipos de personas. Por lo general, hay diversos tipos anormales

considerado normal o incluso ideal para

los seres humanos. Por supuesto que los

tipos reflejan las tendencias del téorico, y encontramos grandes diferencias en lo considerado anormal e ideal. Más aún, como demuestran las secciones de este .texto, hay clases de teorías y dentro de cada clase hay semejanzas considerables,

Nuevamente, la hipótesis del autor sobre las diferencias individuales en la aplica. ciórr de las teorías es pertinente; si las teorías describen diferentes tipos de gente, los ideales del desarrollo y funcionamiento de la personalidad deben' variar también, Encontraremos tipos ideales como la personalidad genital, la personali-

es un ejemplo de una::<,~' '.:i~'

/1,.y,/::~:.

. dad de funcionamiento

completo, la personalidad

autorrealizada,

la personalidad

no sólo establece lo que es sobresaliente en I~Sr¿'/~;·,~~~'"" madura, la personalidad

productiva y la personaliad individualizada. En algunas

per~onalidad,

utiliza que busque alternativas mfructuosas. tiempo y. es~uerzo.· Hall y Lindzey describen manera sIgUIente:

desde el pun.to d~ vista de un ~xp~rto: sino también evita a qu~en la;iij;{>~i/"

'

Le impide cometer errores y perder::~

:;-"(,,/

esta función

,,;::~

de una' teoría de la'~~·.··'·"-'

':~ii,

.

. de las teorías, tendremos que definir tipos de personalidad -

llados.

'" "~;r.~óríatotal contra enfoque ecléctico

.

porque no están deta-

Otra:'función. que deberealizaruna teoría consiste en preuenirleal observador de,IUr/¡C':;I' ,~\;:".,.,y;,".,

.brar:se·P?r la'l1erda~era complejidadde:los'Jtwes~s naturalesoconcretoscí.e:

teoría escom(ú~ >:>i<~·'< . Podríamos formular esta pregunta,

P

P

unaseriede anteojeras

. todoslos aspectos del

y ledlce.a'lUlen,1as lleva ~uee~ l?-necesanoq~~ sep~!,!ocupedeS ".:">ir',:' ,', ara ex licar la conduct ;>

acontecmuento que .esta estudiando. Para el observador nO{~.<l.\í' :' /,. ' r • • ' ,' . '

'cómo

odemos utilizar lo

'

.

e a. Es posible tomar

p

,

s conceptos teonco~ dos puntos de VIsta en este asunto.

cualquier acontecimiento. conductual razonablementecomplejo parece';I: : "'<"):~.'

" . ' , ' ,. " . " . o f r e ¿ é ~ ' . , in¿Qrii ,! b 1 ésmedios d i fe r e n t ~ s po s ibles par a analiz a r ' o d escr ibir eleve n to , Y ' s. ~r~'.¿\,;:!i:. ,",-"

··~l~l;,

.'

" :·efectivamen~e lo son. La teoría permite al observador avanzar abstrayendo de una:l ' .<;7:.~";"';'.

, :,adidii'ad?'

':'Tlieories ofPersonality, 2a:ed.; por C.S. Hall y G. Lindzey.Copyright" ]970 porJohn Wileyand Sons. ·'lne. Reimpreso con autorizaoon oeJohn Wiley and Sons, lne.

26

)

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

. 'i~

27

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

intentar confiar exclusivamente en una sola teoría y utilizar todos sus componenies y sus complejas relaciones para explicar lo que observamos. Un ejemplo de este planteamiento

es tomar una teoría amplia, como la de Freud, y explicar lo que observamos en el

marco de esa teoría. El segundo enfoque es utilizar

principios de todas las teorias,

usando cada concepto para hacer una labor específica.

Este enfoque. se llama ecléctico:

implica

tomar lo mejor de cada teoría o tomar lo necesario de cada una. ~ay

algunas

desventajas y limitaciones graves a la práctica de utilizar pnnClplOs teon-

cos sin considerar su contexto global. Debemos recordar que idealmente una

teoría es una red de postulados e ntrela-

zados, lógicamente coherentes, que representan los procesos reales de la persona· lidad. La teoría es un modelo de la 'personalidad, de modo que podemos enterar-

nos de la personalidadJor medio del estudio del modelo. Para ente.nd~r la naturaleza de una teoría de la personalidad, debemos entender dos pnnCIpIOs básicos de la conducta: que la conducta es multidimensionai y que está muliidetermi- nada. Decir que la conducta es multidimensional significa simplemente que siem- pre ha y diversas conductas que ocurren al mismo tiempo -s~pesar las' tendencias opuestas, considerar las consecuencias de la conducta, elegir entre alternatl~as.

Debemos

una muestra representativa dada de la conducta. Una teoría' debe proporcionar principios para ayudar a alcanzar esta tarea y, por lo general, un solo principio es

insuficiente. Decir que la conducta está multideterminada significa simplemente que diversas causas son responsables de una determinada muestra representativa de la conducta. Nuevamente, se requiere por lo genera'¡ más de un principio teórico para proporcionar una explicación adecuada. Al utilizar un solo postulado se limita el "poder explicativo" de la teoría. Más que dominar una teoría de la personalidad total, probablemente el lector seguirá el enfoque ecléctico: tomará constructos y postulados de las diversas

teorías. Estos constructos y postulados pueden ser útiles para describir, explicar y

y la de los

predecir nuestra propia

propusieron los principios teóricos pretendían que fueran. funcionales. El estu-

diante de la personalidad debe estar mejor con ellos que sin ellos.

tomar en cuenta todas estas conductas, si queremos entender o explicar

conducta

demás. Se recordará que quienes

,>

-c.

{~~

')~;,

~,.;¡-~~

;:~;

~z

"?¡i

_~'2:-;:

tanto, la teoría alcanza su máxima utilidad cuando se aplica en la forma en que la utilizó el teórico.

3. Los postulados t~mados de una teoría pueden utilizarse para describir,

explicar y predecir la conducta,

gener~l

muLtzdzmen~zonal y rr:ulti~~terminada, los postulados que la representan deben

pero los postulados

aislados son por lo

es

insuficientes para esta tarea. Debido a que la personalidad

ser también

~ultlfacetlcos. Las operaciones de los componentes de la

personalidad

Simplemente no pueden ser amontonados

bajo un postulado.

Todos los componentes de una teoría deben emplearse para una mayor cobertura.

4. L~s teorías de la personalidad reflejan la estructura de la personalidad de los

teonc?s que las formularon.

específicos de la gente que se asemeja a los teóricos.

Esto también puede

aplicarse a los tipos

5. Muchas teorías proporcionan

un modelo o tipo de personalidad ideal, así

como también de tipos no ideales. La teoría nos informa lo que es una persona bien desarrollada y de funcionamiento completo. También nos

dice lo que sucede cuando no se alcanzan los requerimientos para el desa- rrollo y func~onamient? ideales. Algunas teorías no son específicas para

detallar esta información, teoría.

pero a menudo puede derivarse de la misma

6. Las teorías por lo común proporcionan

declaraciones sobre la naturaleza

humana en general, así como las formas de vida de las personas reales que encontramos.

7. Las teorías de la personalidad a menudo consideran lo que es característico de una 'persona, así como lo que es distintivo.

una comparación entre personas, y también

puede explicar el complejo particular de variables dentro de un solo indivi- duo. Ambos tipos de información son esenciales para un conocimiento completo de la estructura y el funcionamiento de la personalidad.

8. La teoría puede proporcionar

.~.'

. Hemos

dicho

que un modelo

de la personalidad

es una construcción

de la

UNA ADVERTENCIA PERSONALIDAD

EN REÍ:.ACION A LAS TEORIAS DE LA

persona, Puede fascinamos el poder explicativo aparente de un modelo, pero no .debernos contentamos con el conocimiento que es únicamente teórico. En el .• fondo, b~scamos leyes de la personalidad. Uno de nuestros mejores teóricos de la

. : : perso?ahdad, C. G. Jung, nos ofrece las siguientes observaciones referentes al

·lit

;~~.

" atractivo de la teoría. (Nota: modelo y teoría se utilizan indistintamente contexto):

en este

Hemos considerado algunas de las formas en que se representa la personalidad.

Ca d a t eo ría e nfr e ntar áa l est udi a nt e

mente algunesdélos

der y recordar las diversas teorías:

e n . :~I,,'

c on nu evo s t é rminos que domin a r . Te n e r

principios y sugerencias siguientes puede ayudarle a euten-··I·

", Las teortas ~n psicología.son el mismo demonio. Es verdad que necesitamos ciertos

, ,\Punt.o,s:d.ev¡~tappcsu valor orientador y de guia heurística, pero deben considerarse

.C().rno.sl!,!.~les¡:on,ceptosauxiliares que pueden dejarse a un lado en cualquierrno- mento; Aun sabemos tan poco sobre la-psique que es realmente absurdo pensar que . h;mos avan~~.doI~)b~stante para elaborar. teorías generales. No hemosestablecido aun la.ext~nSllO~e~pIrlca de la fenomenologí~ de la psiqu~ (alcance total de nuestras ~ ~xp~ne~clas ~.,{Como p.odemos entonces sonar con teonas generales? Indudable-

. ~i~'

:'.,1

,,'-

1 . Una t eo rí a es un a h e rramient a funci o n a l q ue debe ayudarn os a descr i bi r,

>

".

" .,

teórico nos ofrece un retrato diferente,

"

explicar y predecir la conducta. Sin la teoría, le sería difícil decidir lo que

h ay que bu s car en s í mismo y en lo s d e más . R ec uerde ; todos t en e mos una ;;i>,'<:.:,«,:,!

teortade la personalidad.isepámoslo o no:

2. Las teorías de la personalidad son ,retratos conceptual~i'4ela naturaleza',!I'.:'/Y.<;b-; .

-

.

·r~r.~T:;:":i'-;'-::¡,',

mente la teona.es.eJ mejOrencubndor de

Jas,cO!;StSUt;~'<;\<lson;s.deprimentes.

sectansmopenufico.(I953,

la falta de experiencia

Esto es un' fanatismo, una

y la ignorancia-pero superficialidad Y.un

'.

.:>

Vol. 17, púg. 7.)".

psicológica humana. Cada

general, el teórico se centra en un aspecto particular de la personalidad y de

la vida como el desarrollo

Por lo ::~ .>"'i.~.-.'

,

;jl

-:--;':."~.~

la motivación, el conflicto, la satisfacción; por ·,:~~.·:::,·.r:,k).,·'Nota del autor.'

:'I;'~:'~c'i: "

::

,",

,'?

./'J :b;~:.,.~

-<t

'.

;.~}

•••

28

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

)

29

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

Muchas teorías de la personalidad

tienen el atractivo

del sentido común

debido

real. Las teorías varían

a que parecen resumir y explicar las experiencias

de la vida

en esa dimensión,

por supuesto.

Cuando

seguimos

una teoría, estamos

constru-

yendo acontecimientos

selectivamente,

desde el punto

de vista de alguna

persona.

Al igual que los seguidores

de un candidato

políti.co, estamos sujetos

~ todos

los

trucos y defectos de un sistema -el exceso de énfasis, las omisiones, las interpreta-

cienes forzadas

mos sus víctimas y quizá culpables de los defectos

identificación

ciencia: la investización científica es una labor ardua y la inspiración

de una teoría pu~de proporcionar la motivación para emprender la investigacón

y el partidismo.

Como adeptos

también

entusiastas

de la teoría,

nos volve-

Pero

para

la

la

que mencionamos.

ventajas

con una teoría científica

tiene algunas

que se obtiene

~>

que la apoye. Si la investigación

se realiza

en forma apropiada,

contribuye

a la

."

ciencia, apoye

o no

a la teoría

de

la cual

se derivó+Ya

hemos

~~untado

los

"i

beneficios

de

las teorías

de la personalidad

con respecto a describir, explicar,

 

pr e d e c ir

y co n trolar

 

.:.:¡

El conocimiento

l a cond uc ta, de las teorías de la personalidad

puede ayudarnos

a decidir los

',,'

ideales para una personalidad

saludable

y para una vida satisfactoria.

Las princi-

","

la terapia. Probablemente, la mejor prueba cien-

tífica de una teoría es su capacidad para sugerir hipótesis que admiten confirmación. El valor de

de

su utilidad como guías para comprender la natu- ralezahumana. 7. Las'teorías pueden entenderse como mode- los, ya que son representaciones. Un modelo o teoría de la personalidad describe los compo- nentes y operaciones de una personalidad indi- vidual. Un propósito de las teorías de la persona- lidad es ayudarnos a determinar lo que sucede cuando la personalidad funciona en forma no r- malo anormal. Hay muchas teorías de la perso- nalidad, debido a que la naturaleza humana es compleja y puede conceptualizarse en muchas

las teorías puedejuzgarse también en función

pales teorías por lo general especifican

anormal

la falla de la perso~alidad

cuando

ésta es .,:{

no

-inseguridad,

ausencia de autoexpresión,

conflictos InconsCIentes

p.i,

·it

~.

esperanzas

erróneas,

percepción

distorsionada.

También

especifican

resueltos, los objetivos

del desarrollo

completo

y de

la vida

-paz

interior,

necesidades

agr a d a b l es

y confort a b l e s ,

e x pre s ión

c om p leta

de l yo, manten e r

l a t e ns i ó n

mínimo, utilizar las habilidades

Al analizar

eficientemente los constructos y postulados

de

o ser todo las teorías

lo que podemos

ser.

de la personalIdad,

al -J}"

1~'

''É

utilizamos la terminología

y el significado

tal y comolos utilizan y los

entienden

teóricos.

Por ejemplo,

el término alienación significa

par~ Horney

pérd~da

contacto con el yo verdadero,

alejamiento,

nóstica por algunos

mientras

que para Fromm,. slgmfica

un sen,tIdo

El término neurosis es utilizado

con frecuenCIa como categona

en el número Psiquiátrica

de nuestros teóricos, aunque

más recie~te

Diagnostic and Statistical Manual de la Asociación (1980), no se acepta neu.rosis como una enfermedad

definible. En lugar

los ,·t~

de :i~

de .f."

dlag-i$,¡í

del.l1

Estadoumdense;1¡t.'

.d~ una;

categoría general,

se han delineado

tipos específicos

de patologías

tradicional-

mente designadas

como neurosis.

RESUMEN

1:

GLOSARIO

Componentes de la personalidad: Estructuras perdurables de la personalidad. Características centrales: Las que definen a la persona; los rasgos característicos, fundamentales y duraderos, que influyen en grandes segmentos de la conducta.

Características periféricas: Determinan- , tes limitados de la conducta que están suje- tosa cambios; preferencias y aversiones. Determinantes de la conducta: Causas de la conducta. Genéticas: Herencia de una estructura

.: constitucional específica y potenciales que .Influyen en la conducta.

· Orgánicas: Los aspectos biológicos de la

· conducta. Ambíeni!ues-situacionales: Situaciones y estímulos que producen cambios en la .conducta yen la experiencia. Variables de personalidad: Factores den-

1. Una teoría de la personalidad sirve como un

resumen del criterio de los teóricos acerca de la naturaleia humana en general y como' una guía para 'entender un caso individual.

2. Los determinantes de la conducta son gené-

ticos. or¡¡¡micos. afi1i)¡entales-situacionales y va- riables de personalidad. El psicólogo de la per- sonalidad se interesa principalmente en las va- riahlcs del medio ambiente y de la personalidad. 3; La personalidad es estable: no cambia fá- cilmente. Se refiere a nuestra identidad personal

y tiene características centrales (fundamentales)

y pcriféricas (secundarias).

, "4.'N'uéstnis criterios de la naturaleza humana

,<;st~l!gu, iados por su posiciones oeu ltas, que sir-

ven como reglas básicas para nuestros juicios y"

forman

personalidad;

la base de nuestra

propia

>

teoría

de la

••

, 5. Las teóríasde la personalidad

son interpre-j

taciones personales dela naturaleza

psicológica-s

individual y colectiva de la persona,

pero no",

principios establecidos oleyes de la conducta.

:'

6. Podemos juzgar la utilidad de una teoría de-. la personalidad por ~u capacidad para describir.v ex'plica 1', predecir y cambiar la personalidad. Las teorías' pueden, 'entenderse 'como guías para' . corn prender la'naturaleza humana: guías parala-

de datos, guías para>

recolección e interpretación

lahipótesis

eación pe rson al. y, guías para el asesoramiento y

y.la investig-ación, guías para la apli-,

.

••

.

:

tro-dela

personalidad que influyen en la

>, "conducta.

.~nfo9tles ~-~'t;' personalidad:

jdentificar

los 'determinantes.

M étodos para

0-"

Enfoque causal: La caracterización

de la

conducta en términos de causa y efecto; un

. suces9_ ocurre como resultado de otro.

· E~f~ue correlacional: Un medio para

,eJ<phtar la cónducta en el que se identifica

:u.!i'gril¡'fÓ de características. Las variables

covarían. Correlación no

correlacionadas

,-.-es·'causalidad.

~"Represe.ntaci~n.e¿ cognoscitivas .¿'de lapersonalidad:Cómponentes

I¡¡,s teorías:

-:

.

.

en las teorías simbólicos de

formas diferentes. Cada teoría tiende a intere- sarse en un aspecto científico de la naturaleza humana yomite lo demás. No ha sido formulada aún la teoría que lo abarque todo.

8. Las teorías están formadas por constructos )'

.postulados.

.Losconstructos son conceptos hipo-

téticos y los postulados son principios hi potéticos

o tentativos.

cognoscitiva de conductas específicas. Un pri 11-

cipio está formado por diversos conceptos que incluyen relaciones válidas.

U n-concepto es una representación

9. Podemos utilizar los constructos y postula-

dos de una sola teoría como guía hacia la corn- prensión, predicción y cambio de la conducta. o podemos seguir el enfoque ecléctico y utilizar constructos y postulados de diversas teorías.

Conceptos: Representaciones cognosciti- vas que imponen unidad; resumen mu- chas conductas que tienen algo en común. Constructos: Conceptos propuestos; componentes principales de las teorías de la personalidad. Términos: Expresiones verbales de los conceptos y los constructos, Principios: Generalizaciones que resu- men relaciones válidas. Postulados: Principios que se supone son verdaderos; componentes principales de las teorías de la personalidad. Generalización empírica: Un principio propuesto de la conducta basado en la ex- perimentación (por ejemplo, el principio del reforzamiento), el cual se aproxima cada vez más a un principio de la conducta conforme se verifica repetidamente. Proposiciones: Expresiones verbales de los principios y los postulados . Teoría de la personalidad: Un retrato concep- tual de la naturaleza' humana que caracteriza la conducta de una persona, e incluye imágenes o conceptos de la gente. Enfoque ecléctico: Utilización selectiva de constructos y ,postulados de diversas teo- rías que convengan a los requerimientos individuales. Enfoque de una sola teoría. Construir los fenómenos. de la personalidad a partir de la estructura de una.teoría total.

Modelo: Un. recurw

de representación

utilizado p<lra retratar algo complejo.

30

)

Naturaleza y usos de las teorías de la personalidad

Modelo de humanos: Sinónimo de la teo- ría de la personalidad. Una representa- ción conceptual de la naturaleza humana; también categorías generales en las que pueden clasificarse las teorías, por ejem- plo, el modelo psicodinámico.

imitada:

ción única de las características que consti-

tuyen la individualidad (Allport). Rango de conveniencia: El enfoque espe-

cífico de una teoría;

.Individualidad

La configura-

aspectos de la perso-

Rasgos: una categoría de la descripción de la personalidad utilizada con Irecue n-

como la

generosidad, la limpieza, la tacañería o el

radicalismo son usados para describir ca-

racterísticas

y de la conducta (Allport) . nalidad que son explicados mejor por la teoría (Kelly).

cia, en la que términos sencillos

o atributos de la personalidad

BIBLIOGRAFIA

Catrell, R. B. Personclny.

ical and Factual Study. New York McGraw o

HiIl, 1950.

A Systematic Theoret-

Se explica la aproximación a la personalidad del

del

el cual

subraya las dimensiones de rasgos en las que

pueden ser valoradas las personas.

enfoque nomotético de la personalidad,

factor analítico ·de Cattell; es un ejemplo

Nyc, R. Three Views of Mcn. Perspectives [tom

and Carl Rogers.

Monterev, Calif Brooks/Cole, 1975. Ilustra la noción de que una teoría se funda en

las suposiciones básicas del teórico, en relación con la naturaleza humana; este libro presenta los

tres

puntos de vista más sobresalientes cle la teo-

ría contemporánea de la personalidad. Peterson, D. R. "The Scope and Generality of

Sigmund Freud, B. F. Skinner,

Verbally Defined Personality Pactots,' Psycho- logical Review, 72,48-59, 1965.

Peterson presenta la confirmación empírica y

experimental de la noción de que

manos pueden agruparse según sus semejanzas.

R y c hl a k , J. A Philosophy oi S ci e nc e for P e rson- ality Tbeory. Boston. Houghtan Mifflin, 1968. El autor considera las cuestiones fundamentales que son pertinentes a la teorización e investiga- ción de la personalidad. Skinner, B. F. Science and Human Behavior. New York Macmillan, 1953. La descripción de Skinner de los determinantes de la conducta desde un punto de vista conduc- tual; constituye su exposición más amplia de la

personalidad;

fico para el estudio de la personalidad.

los seres hu-

un ejemplo del enfoque ideográ-

.

f.

',!

)

Si reuniéramos a los 15 teóricos de la personalidad que consideraremos en este texto, encontraríamos que están en desacuerdo en diversos puntos. Podríamos comprobar también que muchas de las discrepancias son exclusi- vamente sobre la terminología y que hay un acuerdo considerable sobre la estructura y principios de funcionamiento de la personalidad y la conducta. Además, encontraríamos que nuestros teóricos tienden a formar grupos pe-

.queños. Resulta que esas teorías de la personalidad tienen semejanzas sufi-

. cientes para agruparse en clases. Varias teorías se parecen lo bastante

entre sí

en su orientación básica para capacitarnos a colocarlas dentro de un modelo de la humanidad más amplio. Por lo tanto, podemos hablar del modelo psico- dinámico, del modelo egosocial, del modelo humanlstico-existenciat y del modelo conductuaL Es posible encontrar discrepancia incluso dentro de cada grupo modelo, como en el caso de Freud, Jung y Murray, cuyas teorías están catalogadas dentro del modelo psicodinámico. Aunque en su orientación básica hacia la naturaleza humana tienen más en común entre sí que con otros modelos, como el conductual o el humanístico-existenciaL Por ejemplo, una característica común de las teorías psicodinámicas es.que tienden a subrayar

los motivos y los conflictos inconscientes y utilizan procedimientos de evalua- ción indirectos, como las pruebas proyectivas. y la prueba de asociación de palabras, para descubrir dicho contenido inconsciente. Freud y Jung se identifican claramente a sí mismos como psicólogos de

,

.' protunaiaea,

debido a que se interesan en la naturaleza y los principios

funcionales de las capas inconscientes de la psique. Murray también acepta el .papelpreponderante del inconsciente y utiliza las divisiones de la personali-

dad de Freud: id, ego y superego. El término psicodinámico denota también la ,. naturaleza activa de la personalidad. Para Freud, Jur¡g y Mvrray, las causas de

.,~

conducta

son primordialmente

internas:

las fuerzas dinámicas

·.(motivacionales-emocio.nales). Estas fuerzas impulsaras S9n,predominante-

,

irÍcónsGi~nte,s. Quizf¡ no haqan hincapié en el inconscientetanto

como

 

Freud

y Jung las ·formulaci.qnes de Murray, pero éste slmpattzacon

dicho

énfasis.

.r : Los fllósotos.rnedievales.estaban conve.ncidosdela ~aQion!3liodadhumana y ,'. d.elpapel de la conciencia.corno directriz.de la conductavdeñnían a los seres '.: :.hurnanos_como animales racionates.Los asoclaclonistas i(lglesesy los psicó- logos facultativos tall)biélJest¡:¡pan c9nv~n9iqos,del-cºnteniqo pela mente o .conctencla, LosprimerqsPsicólógQs experlrnentaíes, en .especíal los de la escuela estructuralista, enfocaron el propósito de la psicoloqía científica

cqnscientes. Esta-

ban interesados en las' estructuras de la conciencia, Excluían tanto los aspec-

hacia .eldescubrirnlento

de los elementosycornponentes

31