Está en la página 1de 12

Universidad Católica de la Santísima Concepción

Magíster en Informática Educativa y Gestión del Conocimiento

Ensayo

Integración curricular en el
Contexto educativo actual

Alumno: Profesor Leví Ramírez Vargas


Profesor: Doctor Marcelo Careaga Butter

Concepción 03 de agosto, 2009


Resumen
Actualmente somos parte de la denominada era digital, fenómeno que no deja
de lado a las escuelas. Hoy son muchos los centros educativos que, sin importar el
sector económico al cual atiendan, cuentan con tecnología, esto implica realizar
cambios estructurales y culturales que afectan a la totalidad de la comunidad
educativa.
El siguiente escrito nos presenta la importancia de la integración curricular,
comenzando con la necesidad de reflexionar en la efectividad de las TIC en el proceso
de enseñanza aprendizaje. Posteriormente podremos debatir el concepto de
integración curricular donde destacamos elementos claves para hacer posible su
desarrollo en las escuelas.
Finalmente centramos la discusión en las variables que inciden como barreras
de la integración curricular comentando de forma especial la formación inicial docente
y TICs y la innovación educativa con origen en lo local.

Abstract
Currently we are part of the so-called digital age, a phenomenon that does not
neglect the schools. Today there are many schools that, regardless of the economic
sector to which address, with technology, this involves structural and cultural changes
affecting the entire education community.
The following text presents the importance of integrated curriculum, starting with
the need to reflect on the effectiveness of ICT in the teaching-learning process. Later
we will discuss the concept of curriculum integration where we highlight the key to
enable their development in schools.
Finally, the discussion focused on the variables that affect barriers to the
integration of curricular commenting particularly initial teacher training and ICT and
educational innovation with roots in the local.

Palabras claves:
Integración curricular, Innovación pedagógica, formación inicial docente, uso de TICs.
Introducción:

La penetración de las tecnologías de información y comunicación (TIC) en el


sistema escolar chileno es prácticamente una realidad generalizada a lo largo de
nuestro país, hoy vemos, como miles de equipos computaciones son parte cotidiana
en el paisaje de las escuelas públicas, donde, según datos entregados por Enlaces la
brecha digital se esta acortando, tras el incremento sostenible de 30 a 10 alumnos por
computador. Es innegable el avance sistemático, sólido y veloz que ha tenido el
MINEDUC en los últimos 10 años, en cuanto a infraestructura digital, convirtiendo a
Enlaces en un modelo de exportación, pero con ello aparece en el debate público una
serie de temas que son preocupantes, como lo es, constatar un claro aporte al proceso
de enseñanza aprendizaje de las TICs, integrar de forma exitosa al currículo escolar la
tecnología o simplemente utilizar de forma optima la infraestructura digital que tiene el
medio escolar chileno, que sin duda, muchas otras naciones querrían. La acción de la
Red Enlaces en Chile durante los últimos años ha permitido dotar a escuelas y liceos
con la infraestructura necesaria para favorecer que profesores y alumnos se
incorporen al mundo de las tecnologías. Gracias a ello es posible contar hoy con una
base tecnológica de un enorme potencial educativo en más de 9.000 establecimientos
educacionales. Además, Enlaces ha desarrollado políticas de manutención de dicha
infraestructura, de capacitación y de acompañamiento de los profesores en la tarea de
incorporar las TICs a sus prácticas pedagógicas. Después de estos años los agentes
del sistema escolar valoran las TICs, han desarrollado habilidades y competencias y
usan tecnología para distintos. Sin embargo lo anterior no representa integración
curricular ni mucho menos garantiza el uso pedagógico, apropiado y óptimo de las
tecnologías como medio del proceso enseñanza aprendizaje por tanto debemos
pensar en el presente y futuro con el fin de preparar a nuestros alumnos para
enfrentar la sociedad del mañana donde requerirá competencias y habilidades
digitales.
Para nadie es dudoso pensar la contribución de las TIC al proceso de
enseñanza aprendizaje, existen muchos estudios que avalan su inclusión en los
modelos educativos, pero cuando estas han sido utilizadas con conciencia
pedagógica.
1.1.- ¿Son las TIC un aporte real y significativo al proceso de enseñanza
aprendizaje?

Al respecto Jaime Sánchez1, profesor e investigador del Departamento de


ciencias de la computación de la Universidad de Chile, señala “las nuevas tecnologías
de información y comunicación como el computador e Internet y sus materiales de
aprendizaje virtual y digital como software educativo, software de productividad y la
diversidad de servicios de Internet, pueden constituirse en buenos aliados de una
pedagogía activa, en buenos socios de aprendizajes constructivos y significativos”. Por
otro lado agrega que todo lo anterior “depende de cómo, para qué, cuándo, con qué y
por qué utilizamos la tecnología en el aprende”, el autor señala como aspectos claves
para responder la pregunta inicial dos características pertenecientes a esta fenómeno:
las TIC como medio, lo que implica la figura del docente como relevante y ente capaz
de darle un sentido pedagógico a la tecnología. En segundo lugar podemos resaltar
las preguntas propuestas por Sánchez al momento de incorporar tecnología al aula,
las que nos pueden permitir orientar curricularmente los recursos digitales.
Las TIC son un elemento propio de la pedagogía moderna, esto implica el
manejo de diversas competencias por parte del docente y los alumnos. Una de las
investigaciones mas citadas por expertos en informática educativa con el fin de validar
la integración de las TIC al proceso de enseñanza aprendizaje es la de Kulik (2003) 2
quien desarrolló el estudio “Efectos de usar Tecnología en escuelas primarias y
secundarias: Qué dicen los estudios de evaluación”. En este estudio se analizó 335
trabajos publicados antes de 1990 y 61 estudios publicados después de 1990,
focalizando en los efectos que el uso de tecnologías (sistemas integrados de
aprendizaje, software específico para lecto-escritura, procesadores de texto y
herramientas de productividad, tutoriales y simuladores) provocaban en el aprendizaje

1
Sánchez, J. (2000). Informática Educativa. Pág. 2. Santiago: Editorial Universitaria. Tercera Edición
2
Kulik, J. (2003). Effects of using instructional technology in elementary and secondary schools: What
controlled evaluation studies say. Arlington, Virginia: SRI International. Retrieved October 3, 2003 from
http://www.sri.com/policy/csted/reports/sandt/it/Kulik_ITinK-12_Main_Report.pdf.
de los aprendices en las cuatro áreas básicas (Matemática, Lenguaje, Ciencias
Naturales y Ciencias Sociales).
Entre las conclusiones más importantes a las que llega Kulik, se pueden
señalar:
• Durante la última década se ha hecho evidente que las TICs pueden ser
herramientas valiosas en mejorar la escritura. Aunque la mayoría de los efectos fueron
moderados, son lo suficientemente grandes para considerarlos significativos.
• Durante la última década se demuestra que limitarse a que los aprendices
tengan un mayor acceso a las TICs y a Internet se traduce generalmente en ganancias
en las calificaciones.
• Durante la década de los 80 los evaluadores señalaban que los efectos del
uso de TICs para aprender eran indiferentes y confusos. Pero el hecho de no
encontrar efectos positivos puede haberse debido a las limitadas posibilidades que
brindaban el software educativo y herramientas TICs de aquella época y las
deficientes evaluaciones de sus diseños. Cualquiera que sea la razón de los pobres
resultados en estudios anteriores, el panorama cambió en el último decenio. La
mayoría de los estudios llevados a cabo durante la última década, consideró que el
enriquecimiento de programas tiene efectos positivos en los estudiantes
principalmente en habilidades de escritura.
• Queda claro que la tecnología diseñada específicamente con fines
instruccionales a veces mejora los programas de enseñanza en las matemáticas y las
ciencias naturales y sociales.
Podemos observar en este estudio de evaluación como las TIC en las últimas
décadas se han convertido en un claro aporte al proceso de enseñanza situación que
coincide con la evolución de lo digital, el desarrollo de esta en las mas diversas
disciplinas, la masificación mundial y la integración transversal de este fenómeno que
se ha impermeabilizado en el conciente colectivo.
Es innegable el aporte de las TICs al proceso de enseñanza aprendizaje que en
un menor o mayor grado sirven de apoyo al docente en su labor como educador. Pero
esto implica desarrollar en los docentes múltiples competencias las que trascienden en
su efectividad en el aula, además debe existir en el consiente colectivo la importancia
de realizar integración curricular real de las tecnologías que es superior a su simple
uso, que en muchos casos es de carácter forzado.

1.2.- ¿Qué es integración curricular de TICs?


En la experiencia muchas instituciones educativas se piensa que la integración
curricular de TICs es poner computadoras en la clase sin capacitar a los profesores
en el uso y la integración curricular de las TIC; Llevar a los estudiantes al aula de
innovaciones pedagógicas sin un propósito claro; Sustituir 30 minutos de lectura por
30 minutos de trabajo con el computador en temas de lectura; Proveer software de
aplicación como enciclopedias electrónicas, hoja de cálculo, base de datos etc., sin
propósito pedagógico alguno; Usar programas que cubren áreas de interés especial
para el responsable del aula o experticia técnica, pero que no se relacionan con las
áreas curriculares.
Hoy Enlaces enfrenta una nueva etapa, donde la prioridad es convertir la
infraestructura instalada en un instrumento al servicio del mejoramiento de la calidad y
equidad de la educación. Para apoyar este proceso falta una considerable
investigación empírica que permita sistematizar y conceptualizar el hacer de
profesores y aprendices en relación al uso de la tecnología. De esta manera, el
desarrollo de la política en informática educativa requiere la realización de un estudio
que sistematice la evidencia disponible acerca de buenas prácticas pedagógicas con
uso de TICs que los profesores desarrollan en el aula, a fin de elaborar una propuesta
de criterios pedagógicos para utilizar la tecnología disponible en el sistema educativo.
Antes de poder hablar de integración curricular de TIC debemos ser capaces de
conceptualizar e idearnos una clara visión del significado del tema central de este
debate, concepto que a mi juicio debe ser aplicado a la enseñanza de las más
diversas ciencias, propias del programa de estudios, a su vez no puede perder de vista
la praxis propia de la idea y su significado debe ser vertical.
Francisco Javier Pariente Alonso3 nos señala tres elementos claves que debe
considerar la integración curricular de TIC en primer lugar debe suponer como
requisito el conjunto de destrezas y competencias que requieren el uso de las TIC para
3
F. J. Pariente: Hacia una auténtica integración curricular de las tecnologías de la información y
comunicación, Revista Iberoamericana, Pág. 2.
profesores y alumnos. Otra, como potente recurso en manos del profesor, medio eficaz
y motivador de presentación y tratamiento de la información orientado a fomentar
procesos de organización del conocimiento del mundo que tiene el alumno. Y la
tercera como agente de cambio, por el impacto que suponen respecto a los modos de
acceder al conocimiento, al intercambio de información y a la metodología de los
procesos de enseñanza aprendizaje. Pariente Alonso indica tres aspectos que a mi
juicio son necesarios para lograr la integración curricular de TIC, entre ellas considera
las destrezas y competencias digitales necesarias por parte de los docentes y
alumnos, además reflexiona las TIC como un recurso potente y el tercer punto, que sin
duda es importante debe ser una agente de cambio en la práctica docente con el fin de
impactar positivamente en el proceso de enseñanza aprendizaje.
Diferentes autores plantean diversas definiciones sobre integración curricular de
las TIC, entre ellos tenemos a Dockstader4 (1999) integrar curricularmente las TIC es:
Utilizarlas eficiente y efectivamente en áreas de contenido general para permitir que
los estudiantes aprendan cómo aplicar habilidades computacionales en formas
significativas. Es incorporar las TIC de manera que facilite el aprendizaje de los
estudiantes. Es usar software para que los estudiantes aprendan usar los
computadores flexiblemente, con un propósito específico y creativamente. Este autor
también señala que integrar curricularmente las TIC, es hacer que el currículo oriente
el uso de las TIC y no que las TIC orienten al currículo; finalmente señal que esta
integración es el uso de las TIC vinculado al currículum y que no constituye factor de
dispersión en el aprender. El autor comentado resalta la importancia del uso eficiente
de la tecnología y el desarrollo de competencias digitales con el fin de poder convertir
a estas en un medio para lograr aprendizajes. Por tanto no es tema secundario lograr
en profesores y alumnos habilidades y competencias tecnológicas.
Sánchez5 define la integración curricular de las TICs como “el proceso de
hacerlas enteramente parte del currículo, como parte de un todo, perneándolas con los
principios educativos y la didáctica que conforman el engranaje del aprender. Ello
fundamentalmente implica un uso armónico y funcional para un propósito del aprender
4
Dockstader, J., 1999 Teachers of the 21st Century know the what, why, and how of technology
integration. T.H.E. Journal, 73-74, January
5
Sánchez, Jaime. Integración Curricular de TICs Concepto y Modelos. Revista Enfoques Educacionales,
5(1), pp. 51-65
específico en un dominio o una disciplina curricular”. Podemos destacar en lo
expuesto por Sánchez la necesidad de mimetizar la tecnología en el proceso educativo
permitiéndonos el poder doblegar a estas a segundo plano resaltando ubicando como
figura central las sub disciplinas de la pedagogía (didáctica, psicología educativa, etc.)

1.3.- Integración curricular de TICs en las escuelas.

El fenómeno de la integración curricular queda claro tanto en su


conceptualización como en lo que debiese resultar en la praxis, pero ¿Qué falta para
hacer real y efectiva la integración curricular? ¿Qué variables interrumpen cualquier
intento de plasmar en la práctica educativa el uso tecnología? Probablemente la
respuesta a la segunda pregunta es muy lógica y clara: limitada formación del
profesorado en su utilización (competencias digitales); actitud de desconfianza y temor
a las TIC por parte de los docentes; el conocimiento teórico y práctico en cuanto al uso
de las TIC en el contexto educativo; el tradicionalismo en el que se desenvuelven las
escuelas; falta de tiempo en el profesorado para preparar una clase con TIC;
estructura organizativa de los centros educativos y por último uno de los aspectos mas
importantes, la débil formación inicial docente en el uso y apropiación de TIC al
proceso de enseñanza aprendizaje. Relacionado con el punto anterior he podido
observar como estudiantes recien egresados no tienen claro y mucho menos conocen
de forma práctica el uso de TICs en el aula, situación que no deja de ser preocupante.
Actualmente el MINEDUC esta haciendo muchos esfuerzos por superar algunas
de las variables antes comentadas, pero que son inútiles si no se instaura en el
conciente colectivo la importancia y aportes que entrega la tecnología al proceso de
enseñanza aprendizaje. Por ende resulta clave una formación docente óptima, en
relación al tema en debate. Expertos6 de la Universidad Santiago de Chile identifican
algunas barreras que inciden en la formación inicial docente, entre ellas podemos
mencionar:
1.- Las facultades no modelan el uso de tecnología: no existe en los programas una
visión clara de cómo integrar los TIC en las prácticas pedagógicas de la facultad. Se
6
Silva J y Astudillo A. Barreras, oportunidades y elementos de diseño para integrar las tic en la
formación inicial docente. Centro Comenius. Universidad Santiago de Chile.
esperan que educadores de docentes ayuden no sólo que los estudiantes integrar la
tecnología en los programas de estudio del sistema educativo, sino que ellos también
deben integrar la tecnología en los planes de estudios universitarios.
2.- La dependencia en una sola asignatura de tecnología. Los programas concentran
la integración de TIC en asignaturas para preparar a los futuros docentes para integrar
las TIC al currículo en las aulas, en lugar de integrarlas en el plan de estudios.
3.- El acceso a la tecnología. Los formadores y futuros docentes deben tener el acceso
a la tecnología para usarla como una herramienta por enseñar y aprender. Las
escuelas también deben tener el acceso a la tecnología para que los estudiantes
tengan en su etapa de prácticas experiencias auténticas de uso de tecnología. Sin
embargo, este es un problema menor, es más común que los departamentos de
educación de las universidades están menos equipados que las escuelas.
4.- La falta de habilidad del estudiante de transferir sus habilidades tecnologías al aula.
Los estudiantes pueden manejarse bien en habilidades asociadas a la alfabetización
digital de TIC pero esto no implica que puedan usarlas para favorecer su propio
aprendizaje y menos para integrarlas en las prácticas pedagógicas, re requiere la
orientación de formadores capacitados en ambos aspectos.
Al concentrar nuestra mirada en los centros educativos podemos ver la
existencia de equipos computacionales, conexión a Internet, docentes con algún grado
de competencias digitales, políticas gubernamentales conducentes a la utilización de
la tecnología en el aula y conciencia de estar inmersos en la era digital, sin embargo,
hoy no es posible de hablar de una total integración curricular de TIC ¿Qué falta para
hacer esto posible? Creo que uno de los aspectos claves para hacer real y efectiva la
incorporación de TICs es la innovación pedagógica la que tiene que nacer desde lo
local, o sea, su espíritu original debe emerger y estar en la comunidad escolar, siendo
este el único mecanismo para lograr la apropiación de la innovación. Los cambios
culturales deben nacer en las escuelas y no centrar todo su origen en oficinas
centrales. Al respecto, Rudduck7 señala, Los esfuerzos por introducir cambios han
tendido a subestimar el poder de la cultura de la escuela y del aula para adaptar,
aceptar y rechazar innovaciones que entran en conflicto con las estructuras y valores
7
RUDDUCK, J. (1994). Reflexiones sobre el problema del cambio en las escuelas. En J.F. Angulo y N.
Blanco (Coords.). Teoría y desarrollo del curriculum. Archidona: Aljibe, 385- 393.
dominantes en la cultura escolar. Vemos que mientras es fácil introducir cambios
superficiales que no amenacen las estructuras existentes, no es fácil desafiar y
cambiar las estructuras profundas de la enseñanza". Este autor corrobora la idea de
centrar todo el esfuerzo innovador desde las escuelas permitiendo legitimar cualquier
el cambio cultural.
Rossman, Corbett y Firestone8, en un escrito importante para el tema en
debate, consideran que la implementación y desarrollo de cambios curriculares
planificados administrativamente va a depender entonces, no sólo del propio proceso
de planificación y apoyo que puedan tener, sino que van a ser evaluados por su grado
de congruencia con la cultura escolar existente.
Finalmente, La cultura escolar suele comprender tanto normas y principios
comunes con el entorno más amplio al que pertenece como normas particulares, lo
que hace que cada centro escolar pueda tener un carácter común y propio. Además, la
cultura escolar de cada centro presenta diferencias, con grupos o subculturas en su
interior, por lo que en diferentes grados ninguna cultura es monolítica. Las normas o
principios de lo que es o deba ser la acción del centro educativo se distinguen por su
carácter más permanente o "sagrado" y por el grado en que se admite su alteración.
La antipatía al cambio, como término que incluye no solo acciones sino estado mental,
dependerá del carácter de las normas contra las que la innovación parece (o es
percibida) atentar. Aunque se pueden dar cambios en las acciones por medio de la
reiteración y refuerzo de tales conductas, esto no significa que se haya producido el
cambio cultural. Este implica, además, la internalización y asunción de las nuevas
definiciones de lo que es y deba ser. Estos significados no están en las acciones
mismas, deben ser construidos socialmente mediante procesos colectivos de
interpretación.
En conclusión podemos visualizar tres ideas fuerzas de este escrito: Primero en
la actualidad existen variados estudios y comentario de expertos que señalan la
efectividad del uso de tecnología en el proceso de enseñanza aprendizaje, situación
que ubica a las TIC como tema de debate central en educación y que tiene un carácter
transversal.
8
ROSSMAN, G.B.; CORBETT, H.D. y FIRESTONE, W.A. (1988). Change and Effectiveness in Schools:
A cultural Perspective. Albany, NY.: State University of New York Press.
El segundo punto de este debate centro el comentario en el concepto de
integración curricular del que podemos identificar tres aspectos claves:
1. Este fenómeno requiere de competencias en docentes y alumnos como base
para hacer posible cualquier aproximación al tema.
2. La integración curricular se logra cuando existe un uso apropiado de la
tecnología, respetando el tiempo y contexto donde esta es utilizada.
3. Por último podemos señalar la necesidad de mimetizar la tecnología en el
proceso educativo permitiéndonos el poder doblegar a estas a segundo plano
resaltando ubicando como figura central las sub disciplinas de la pedagogía.
Como último punto de análisis centramos el debate en aquellos factores que
inciden en la incorporación de la tecnología al curriculun escolar entre ellos
destacamos la formación inicial docente y la innovación pedagógica donde propusimos
que esta es efectiva solo si nace desde los mismo centros educativos, garantizando su
puesta en marcha y aceptación en los miembros de la escuela.

Bibliografía

1.- Dockstader, J., 1999 Teachers of the 21st Century know the what, why, and
how of technology integration. T.H.E. Journal, 73-74,
January.
2.- Kulik, J. (2003). Effects of using instructional technology in elementary and
secondary schools: What controlled evaluation studies say.
Arlington, Virginia: SRI International. Retrieved October 3,
2003 from
http://www.sri.com/policy/csted/reports/sandt/it/Kulik_ITinK-
12_Main_Report.pdf.

3.- F. J. Pariente: Hacia una auténtica integración curricular de las tecnologías


de la información y comunicación, Revista Iberoamericana,
Pág. 2.

4.- ROSSMAN, G.B.; CORBETT, H.D. y FIRESTONE, W.A. (1988). Change and
Effectiveness in Schools: A cultural Perspective. Albany, NY.: State University of New
York Press.

5.- RUDDUCK, J. (1994). Reflexiones sobre el problema del cambio en las escuelas.
En J.F. Angulo y N. Blanco (Coords.). Teoría y desarrollo del
curriculum. Archidona: Aljibe, 385- 393.

6.- Sánchez, Jaime. (2000). Informática Educativa. Pág. 2. Santiago: Editorial


Universitaria. Tercera Edición.

7.- Sánchez, Jaime. Integración Curricular de TICs Concepto y Modelos. Revista


Enfoques Educacionales, 5(1), pp. 51-65

8.- Silva J y Astudillo A. Barreras, oportunidades y elementos de diseño para


integrar las tic en la formación inicial docente. Centro
Comenius. Universidad Santiago de Chile.