2003-2010.

Lengua, ciudadanía e integración1
Mara Glozman y Daniela Lauria

La breve compilación que presentamos en este archivo se propone dar cuenta, a través de los diversos materiales textuales seleccionados, de algunas de las principales problemáticas que atravesaron los discursos sobre la lengua producidos en el período 2003-2010. En términos generales, los textos que componen la selección permiten pensar aspectos de la relación entre posiciones sobre la lengua y posicionamientos en torno de otras cuestiones de índole político-social que atraviesan la etapa 2003-2010, en particular, las políticas de inclusión social, la profundización de los procesos de unidad sudamericana y la centralidad que adquirió en los últimos años la palabra política. Dos acontecimientos político-lingüísticos y dos cuestiones de índole política más general, con fuertes repercusiones en el plano de la lengua, marcan a nuestro entender el período comprendido entre 2003 y 2010. El primer acontecimiento que merece ser destacado es la realización en el país del III Congreso Internacional de la Lengua Española, cuyo lema fue “Identidad lingüística y globalización”. Realizado en Rosario en 2004, el Congreso fue el resultado de la organización conjunta del Instituto Cervantes y la Real Academia Española, en colaboración con el Gobierno nacional. El discurso con el cual el entonces presidente Néstor Kirchner inauguró el evento expone las tensiones generadas por la necesidad de adecuarse al marco institucional del Congreso y, al mismo tiempo, formular un planteo que anclara la cuestión de la lengua en el proceso político más general por el que comenzaba a transitar el país. Pensado como una acción contrahegemónica, frente a aquel Congreso oficial de la lengua se organizó –también en Rosario– el Congreso de laS lenguaS, cuyo programa expresó una concepción de nación basada en el multilingüismo como principio político-cultural. El segundo de los acontecimientos es la publicación en el país de dos importantes diccionarios monolingües, instrumentos lingüísticos que responden, en gran medida, a requerimientos y a dinámicas institucionales diferentes. El Diccionario del habla de los argentinos, publicado en 2003 por la Academia Argentina de Letras, es
1

Los materiales aquí reunidos y organizados constituyen una apostilla a Voces y ecos. Una antología de los debates sobre la lengua nacional (Argentina, 1900-2000) (Cabiria – Colección Oxímoron/Biblioteca Nacional – Colección Libros del Museo, 2012).

por otra parte. De esta manera. y hacia América Latina en particular. El modo de confección y la puesta en circulación de este instrumento lingüístico y pedagógico dan cuenta. por el otro. en los cuales se ponen de manifiesto posiciones abiertamente confrontadas en torno de la relación entre lengua e inclusión social. del Grupo Clarín– se presenta. el Diccionario integral del español de la Argentina . Por su parte. Los restantes materiales textuales remiten a dos problemáticas que ponen en juego. del grado de intervención de las grandes empresas mediáticas actuales en las cuestiones relativas a la regulación lingüística. ambos proponen lecturas alternativas tanto frente a aquellas posiciones que propugnan la hegemonía del inglés como frente a aquellos discursos que legitiman el avance internacional de las instituciones culturales españolas. publicados en 2010. concepciones políticas y proyectos de país. el texto de Arnoux hace hincapié en las políticas de expansión de la ciudadanía en el marco de los procesos de integración sudamericana. Por su parte. la selección de materiales recoge dos textos. . quizá aun con mayor profundidad. publicado por la editorial Voz Activa –vinculada con Tinta Fresca. Los textos de Horacio González (2005) y de Elvira Arnoux (2010) formulan planteos acerca de las nuevas realidades de contacto lingüístico e intercambio político-cultural producidas por los procesos de integración latinoamericana y de globalización. como una obra que busca dislocar la concepción complementarista que primó en la historia de la producción lexicográfica monolingüe en la Argentina.continuador de aquella tradición lexicográfica que concebía su labor como una tarea de identificación de las particularidades lingüísticas nacionales. proceso que tendría entre sus requerimientos la puesta en marcha de políticas de promoción de un bilingüismo efectivo entre Argentina y Brasil. Finalmente. Se trata de formulaciones enunciadas desde lugares institucionales y con propósitos marcadamente diferentes: por un lado. El texto de González introduce una reflexión sobre la relación entre la cuestión de la lengua y la política internacional norteamericana en general. la entrevista realizada por la revista Ñ a Pedro Luis Barcia –por entonces presidente de la Academia Argentina de Letras– y. ya desde su título. la respuesta a Barcia que publica la lingüista Laura Kornfeld en Página 12.

El material en torno a cuestiones lexicográficas considerado en las sesiones académicas –proveniente de consultas de la Real Academia Española. En 1997. de instituciones argentinas. Por lo demás. sobre los argentinismos contenidos en el DRAE (1984). de medio millar de ellas con acuerdos académicos y de una obra que recogía un ponderable conjunto de materiales aprovechables para un proyecto de más vasto alcance. que comprenden lo trabajado desde 1931 hasta 1990. Al año siguiente. y se constituyó este libro en “el fundamento para otra obra de mayor envergadura”. pp. cuya secuencia alcanzó la docena de volúmenes. entonces. se editó en 1994 una obrita que se denomino Registro del habla de los argentinos. En su totalidad. (…) Se trabajó. Ello interesa porque ratifica la idea de continuidad y coherencia de la Corporación en sus labores. 1994. para mejorar la representación del léxico argentino en la próxima edición de 1992. tiene una historia de gestación. En esta ocasión. 2). acrecida con un medio millar de voces. Como todo en nuestro mundo. Diccionario del habla de los argentinos . la labor para definir algunos términos y acepciones corrientes en nuestro país. apareció una tercera. pero que no formaban parte de los repertorios usuales de argentinismos. se avanzó en la consideración de vocablos de uso corriente entre nosotros. pues se disponía de un rico fichero de voces. la edición del Registro de 1997 contuvo algo más de 3400 acepciones de uso en la Argentina.Academia Argentina de Letras 2003. AAL. p. de público en general o de la iniciativa del Departamento de Investigaciones Lingüísticas y Filológicas– se fue agavillando en los tomos llamados Acuerdos acerca del idioma. 65-74). Buenos Aires. se publicó una segunda edición aumentada del Registro. Recordemos brevemente estos antecedentes. Se aprovechó. A partir de esta obra. según la oportuna solicitud que hizo la RAE. trabajo que fue considerado como “un primer instrumento en pos de un diccionario de nuestra habla” (Buenos Aires. y proponerlos para su inclusión en el DRAE. Los antecedentes Este es el primer Diccionario corporativo que publica la Academia Argentina de Letras. anímico y crematístico (…) siempre presentes en las . la motivación y el estímulo. Con todo ello y algunos aportes más. desde 1990. la Academia pensó que era el momento de proponerse la elaboración de un Diccionario. Espasa (fragmentos de la Presentación a cargo del presidente de la institución Pedro Luis Barcia. y este fruto viene de antiguas semillas.

que nosotros preservamos en el uso cotidiano. En la Argentina. Se trataba. Entonces la Comisión del Habla de los Argentinos se aplicó fundamentalmente a este proyecto. o aquellos pocos arcaísmos. no se trata de un Diccionario de argentinismos. (…) El título y sus alcances A esta obra colectiva la hemos denominado Diccionario del habla de los argentinos (DIHA). a partir de lo registrado en el DRAE. Sí. en todos los terrenos culturales. (…) Pues bien. primó en varios países hispanoamericanos. inicialmente. nuestro diccionario académico busca registrar lo que el DRAE define como: “Locución. no se trata de un diccionario de uso del español en la Argentina. a una actitud un tanto apartadiza y de estrecho enfoque nacionalista que. Aclaremos. Se trabajó a partir de una triple fuente: el Registro. giro o modo de hablar propio de los argentinos”. (…) . con cierta ingenuidad lingüística. presentada por el Departamento de Investigaciones Lingüísticas y Filológicas. en desuso español. los vocablos de acepción común con la Península. En primer lugar. en el sentido de una obra que incluya vocablos de uso privativo de nuestro país. la lengua en primerísimo lugar. de acentuar con fuerza lo propio y distintivo frente a lo general común. con lo que mantenemos una denominación justificada que en la Academia tiene una antigüedad de casi un cuarto de siglo.sugerencias de la Asociación de Academias de la Lengua Española y en las de la Real Academia Española (…) operaron para que las Academias nos aplicáramos a proyectos léxicos que contribuyeran al interés común panhispánico (…). por momentos. Esta óptica respondió. las palabras ya procesadas y las que están en proceso en dicho Departamento y las propuestas de los propios integrantes de la Comisión. el sentido y alcance del título adoptado. En segundo lugar. Muchos de los vocablos de manejo corriente entre nosotros son americanismos de uso común con otros países hispanoamericanos. la Institución aprobó la planta para el lexicón. entonces. pero no de modo excluyente. En cambio. hemos incluido todos aquellos que en España se usan con otras acepciones. se dieron épocas en que primó esta tendencia. En diciembre de 2000. precisamente. porque hemos excluido de él.

volver a creer en nuestra capacidad de crear. de recuperar. nuestra laboriosidad y nuestra constancia. que afectan a muchos de los países de habla hispanoamericana. La afirmación de la identidad de un pueblo como el nuestro necesita poner lo cultural como centro y en el centro de nuestra cultura está nuestra lengua. Mucho de la tarea que nos preocupa a los argentinos pasa por elevar nuestra autoestima. la Real Academia Española. Publicado en línea: http://congresosdelalengua. el hambre y la pobreza. instituciones y personas en la promoción y mantenimiento de una unidad esencial de nuestra lengua. Discurso de inauguración del III Congreso Internacional de la Lengua española. Verdaderamente. Reyes de España y amigos de Argentina. Quiero destacar también a tantas y tan distinguidas personalidades del mundo hispanohablante que se han dado cita en este lugar. Muy en particular quiero saludar a Don Juan Carlos y a Doña Sofía. Será útil también que se dedique tiempo y esfuerzo al estudio de las graves consecuencias que la exclusión. tienen en lo que respecta al uso de la lengua y al acceso a la educación y a los bienes culturales que ella posibilita en esta época de globalización. Néstor 2004.Kirchner. cual es la de avivar la conciencia de la existencia de una corresponsabilidad de gobiernos. sino también de la dignidad y memoria histórica. la Federación de Academias de Lengua Española. puede ser muy útil para prevenir males futuros. que constituyen cuestiones claves para motorizar el crecimiento que hoy nos tiene por protagonistas. podemos dar fe de la importancia y la necesidad de la afirmación de la identidad de un pueblo. como sugiere el lema de este Congreso de Rosario. Nosotros estamos en una verdadera tarea de reconstrucción. (…) En representación del Gobierno y en nombre del pueblo argentino quiero darles la más cálida bienvenida a este III Congreso Internacional de la Lengua Española y a esta hermosa y querida ciudad de Rosario.es/rosario/inauguracion/kirchner_n. Que se reflexione respecto de las implicancias que la globalización pueda tener en la identidad lingüística. . 2004. la Academia Argentina de Letras y el Instituto Cervantes están cumpliendo una función central que estos congresos tienen ante sí. no sólo de recuperar la capacidad de producir. de revalorizar nuestra fe. de construir. Deseo agradecer la importante tarea de la Comisión Ejecutiva y destacar este evento por la colaboración de los Estados y las empresas y particulares que han participado en su realización. Rosario.htm. que mejora los indicadores económicos y sociales.

Pero esa identidad no tiene que ser una cerrazón que impida el diálogo intercultural. el centro de mi vocación no está en el estudio de la lengua sino en la política. Y hoy. estaría América negando su condición e ignorando lo indígena y su riqueza lingüística. Nuestra literatura expresa de modo palpable toda esa riqueza y corresponde que deje entonces a los escritores. a los profesores.En medio de esa globalización que achica distancias y que en la década pasada en nuestra patria. lacerada por la exclusión y la desigualdad. bien puede ser el trabajo de la identidad cultural que traduce nuestra lengua. Ello no es un obstáculo para que reconozcamos el valor y el poder de nuestra propia identidad. . El reconocimiento de la diversidad de realidades. la igualdad y la justicia social. América está pletórica de esperanzas y da calor a nuestros sueños de cambio. el poder encontrar los medios prácticos de concretar con transparencia las ideas que puedan ayudar a la obtención del bien común. hoy es un buen día para que realicen vuestro trabajo. de territorios y culturas. a los lingüistas y participantes en general en este Congreso. de costumbres y de lenguas en su modo de ser. a pesar de sus dificultades y retrasos. y en ese lugar cobra valor lo que se pueda hacer por defender la identidad de nuestra lengua en esta verdadera sociedad de la información. Allí es donde cobra especial importancia el concepto de la identidad lingüística: la lengua atesora una tradición y una memoria que habilita la comunicación como fundamento de los consensos básicos requeridos por la auténtica vida en democracia y establece lazos para la más efectiva integración de los pueblos. y ubico en el nudo de la política. desvalorización de lo local e incremento de las desigualdades sociales. El paisaje latino es hoy una policromía que cuenta con mestizaje de etnias. de experiencias. las diferencias y alteridades que enriquecen nuestras sociedades son valores que respetamos y queremos preservar. Saldar brechas internas. la tarea de explorar los esbozos de ideas que me atrevo a expresar desde la humilde condición que me ubica para la inauguración del evento. a pesar del largo camino que le queda por recorrer hacia su desarrollo. lamentablemente. En definitiva. fue sinónimo de apertura indiscriminada de la economía. de esa actividad noble que debe ser la política con mayúsculas. evitar la fragmentación. Nuestro Gobierno tiene entre sus metas centrales la inclusión. (…) Doy de esta manera formal inicio a la sesión inaugural de este III Congreso Internacional de la Lengua Española. Muchas gracias. la esperanza está en la revalorización de lo propio.

sin embargo. En tal sentido no hay nada más importante y constitutivo de la identidad que la propia lengua. Así podemos decir que.Primera Circular del I Congreso de LaS LenguaS “Por el reconocimiento de una Iberoamérica pluricultural y multilingüe”. Otra imposición fue . lengua que. Porque toda cultura es una intercultura y toda lengua un vehículo vivo de comunicación es que será en la interacción y no en el enquistamiento que se entablará un diálogo fructífero entre los pueblos. impongan las normas del “correcto decir”. no ha impedido reafianzar estrategias identitarias que permiten seguir siendo uno. La palabra “idioma” proviene del griego IDEOS y significa “lo propio”. Iberoamérica es. Rosario (Argentina). Si en este contexto de intercambio lingüístico y cultural constitutivo y permanente. un espacio crucial de la diferencia. pese a la violencia y marginación a las que han sido sometidas.congresodelaslenguas. que no necesitan de academias o instituciones que. como todo el mundo. en relación con los otros. Como sostiene Fernández Retamar (. fue un fenómeno sin duda de globalización el que se puso en juego en la Península Ibérica al convertirlo en lengua nacional haciendo que el catalán.. ocupa. que muchas veces ha usado a la lengua como herramienta de poder. siguen vigentes. apropiándose de la palabra. de allí su vinculación con “ideología”. Publicado en línea: http://www.) no es la “pureza” sino el mestizaje la razón de ser de cada pueblo. siendo un componente más del sistema cultural de cada pueblo.html. donde la otredad es la razón de ser de la identidad y la diversidad. El intento de homogeneización que implica el hecho de borrar las características particulares de cada pueblo. hablando de derechos. un papel privilegiado por su capacidad de simbolizar. “idiosincrasia”. interpretar.org/Noticias_1er_Congreso. nos surge como uno de los derechos humanos por antonomasia la autodeterminación lingüística. nos preocupáramos por la relación de las lenguas y la globalización (como lo propone la Real Academia Española para su III Congreso de la Lengua) deberíamos preguntarnos a qué globalización se hace referencia. pese a haber sido largamente reclamado. Tomando como ejemplo el castellano.. un ámbito pluricultural y multilingüe. derecho que. el gallego y el vasco tuvieran que luchar denodadamente por su reconocimiento. 2004. construir y comunicar no sólo las demás expresiones culturales sino el entramado de la dinámica social. no encuentra aún un auténtico reconocimiento. Constituyen un ejemplo de esto la vitalidad de muchas de las lenguas aborígenes que luego de 500 años. etc. la fuente creativa del desarrollo cultural. Los únicos dueños de una lengua son los hablantes.

lenguas y medios de comunicación. a lo largo del año. lejos de ser un enemigo a combatir. Éste es uno de los objetivos del Primer Congreso de laS LenguaS en el que. . manifestaciones teatrales.la que tuvo lugar. lenguas y educación. Arquitectos de un nuevo quehacer. no deseamos encerrarnos en un claustro para decidir lo que no nos compete. las intervenciones artísticas urbanas. de la mano de la cruz y de la espada. El desarrollo del Congreso propiamente dicho tendrá lugar en el mes de noviembre. La pluralidad lingüística y cultural. conciertos. Es por esto que se han adoptado como formas de participación diferentes estrategias expresivas que. sino generar un espacio de discusión y debate en sobre las problemáticas del lenguaje y la diversidad lingüístico-cultural. irán teniendo lugar en la ciudad de Rosario. lenguas y género. lenguas y políticas estatales. mesas de debate. en nuestra América. No faltarán. posibilita compartir y construir conocimientos. homenajes a proyectos culturales destacados de la historia de la educación y propuestas de investigación en todos los niveles educativos y en los diferentes ámbitos comprometidos en forma general o particular con la adquisición y uso del lenguaje. talleres de capacitación y discusión. lenguas e historia y sociedad. lenguas y expresiones artísticas. a partir del diálogo entre diversas culturas e idiomas. pretendemos superar el estigma de Babel para que la diferencia no sea sinónimo de destrucción e incomunicación. conferencias. son los siguientes: lenguas e identidad (individual. Los ejes definidos para la discusión que podrán ser ampliados en función de los intereses de los participantes. social y étnica). así. las muestras de artes plásticas.

junio de 2004. pero lo deja flotar como un vil espectro en todos sus escritos. “El águila americana no habla spanglish”. y con un racismo que planea no del todo suavecito. como causante de los males de nuestros países. y que ninguna señorita de buena familia desearía casarse con un indio adorador del dios Pillán. Huntington propone un programa ultraconservador de economías lingüísticas que vuelvan a reponer la alianza entre lengua dominante cultural y ejércitos de expansión. al proclamar que debía preferirse el sustento político de los indígenas peruanos menos mixturados de la sierra. El concepto de raza inferior no lo emplea Huntington. Llamaba a parecerse a los Estados Unidos (Huntington no hubiera encontrado defecto en estos póstumos ensayos sarmientinos) pues allí se ponía en práctica lo que denominaba la “ley de Moisés”. aparece también en el sutil José Carlos Mariátegui. Horacio 2004. en Lezama. La fuerza idiomática expansiva que ve en el español . Horacio González le responde a la eminencia USA encuadrando el tema en un largo debate que tiene sus especificidades en los Estados Unidos pero que en América Latina tiene una fértil historia. Una solución diferente había propuesto Alberdi en sus Bases. La veía culpable. La convicción de que los ideales de mezcla no favorecían una “raza fuerte” (incluso política y socialmente fuerte en el caso de los campesinados indígenas sometidos por la conquista española). trazaban sin embargo el camino. pero avalada por la moderna “ciencia positiva”: es decir. Simplón.González. pp. que indujo a una interpretación de izquierda de la cuestión. al de los más cercanos a la costa. no mezclarse. (…) No te mezcles con esa gente El debate sobre la “mezcla cultural” ocupó buena parte de la imaginación política latinoamericana a principios del siglo XX. dejaba claro que había pueblos inferiores. poniendo como ejemplo al pueblo inglés. de los desmembramientos del Virreynato del Río de la Plata por el peso de sucesivas insurrecciones étnicas. “mil veces conquistado”. incluso. pues si bien allí defendía las culturas de mezcla. 72-75. En Conflicto y armonía de razas en América . Sarmiento había lanzado el anatema contra la mezcla y la hibridación. número 3. aunque le parecían demasiado enfáticas. a mediados del siglo XIX. lógicamente expuestos a amalgamas culturales confusas. Cuáqueros y otras corrientes religiosas norteamericanas.

lúcidas en su diversidad y sin pérdida de brillo en sus procesos de mezcla. sociologismos ingeniosos que encuentran en las cosas sólo lo que previamente han colocado allí. la asociación entre la idea nacional y los motivos religiosos. sino un replanteo de las razones por las cuales una y otra esfera pueden engrandecerse y realimentar nuevas ideas de igualitarismo. Su culturalismo de derecha propone un programa ultraconservador de economías lingüísticas que vuelven a reponer la alianza entre lengua dominante cultural y ejércitos de expansión. como preferir el nombre de José para los hijos.es una metáfora irónica para aludir a lo que verdaderamente interesa. fundan las naciones sobre la base de la sangre y la masacre. decía. en vez de Michael. totalmente prisioneros de retóricas menores. que desde el joven Alberdi hasta Borges y desde Roberto Arlt a María Elena Walsh. concluía. prevenir sobre una inversión de valores por la vía del spanglish. Lo hace con textos insinuantes. en donde en las calles y plazas públicas se escucha muchas madres porteñas nombrar a sus Jonathan o a sus Jennifer. . es decir. muy lejanamente emparentadas con los grandes debates sobre el “idioma nacional de los argentinos”. ni dejara de recrearlas permanentemente a través de adquisiciones plenas de sentido. culturales o raciales. Quizá un nuevo tiempo de justicia (en los pueblos. en las culturas y por lo tanto también en los usos idiomáticos) exija no tanto un descompromiso entre cultura nacional y política. solo puede obtenerse con una delicada dialéctica entre la memoria de sus fastos y el olvido de sus matanzas. El modo moderno de que las naciones prosperen en la paz. que no resignara bajo condiciones de degradación sus primicias idiomáticas. La lengua y el Rey Las geopolíticas idiomáticas que tanto preocupan ahora al Rey de España y a las telefónicas de ese país. de los fuertes reductos hispanoparlantes y de las decisiones culturales recalcitrantes. llevó permanentemente a la pregunta sobre cómo mantener un sujeto autónomo y emancipado en una cultura en movimiento. Hace más de un siglo Ernest Renan convocó a despojar las identidades nacionales de lo que denominó la “razón etnográfica”. originan congresos de la lengua de clara intención económicolingüística. un poco a la inversa de lo que ocurre en ciudades periféricas como Buenos Aires. Las guerras y las luchas interculturales. Huntington no desea un debate a la Walt Whitman o a la Jack Kerouac sobre la creación simultánea de una dimensión íntima y colectiva a través de las poéticas de la lengua popular realmente en uso.

pero también según el sexo. 5-8). aquella en la que se escribía y se expresaba la administración. soldados. la situación comunicativa. la que se enseñaba e imponía en las escuelas. forzosamente adaptada a las realidades de la geografía ganada en la empresa de la Reconquista a lo largo de siglos. ya bien asentados la ocupación y el dominio político sobre los extensos territorios americanos. Por encima de esa diversidad y poniéndole límites. Más allá de toda razonable consideración histórica. que se va configurando distintamente a lo largo del tiempo y de la geografía. entre lo que las instituciones establecen y lo que los hablantes terminan haciendo de ella. antropológica o social. la fundación de la Real Academia de la Lengua (1713) vendría a consolidar la codificación lingüística y el imperio de esa norma única. comerciantes y aventureros de toda condición. etc. latente o desembozado. y aunque poseían las pronunciaciones. José Luis 2008. estaba la norma prestigiosa que emanaba de Toledo (más tarde sería Madrid). conformando lo que hoy suele denominarse lengua estándar. Dos largos siglos después. no tenían otro referente lingüístico compartido sino el que alguna vez había sido la lengua de la primitiva Castilla. En verdad. . “Prólogo”. los acentos y los vocablos propios de sus lugares de origen. Provenían de variadas regiones españolas. la profesión u oficio. la ortografía y el deseable decir de todos. La evidencia histórica enseña también que de manera inexorable cada lengua varía en el tiempo y en el espacio. pp. la lengua puede concebirse como un mecanismo en equilibrio inestable. profesionales. y a la que se sometían la gramática. clérigos. que se expandió por ella en boca de los recién llegados y de quienes los sucederían en las siguientes oleadas inmigrantes. ese hecho determinó otro que tiene la contundencia de lo evidente: con las carabelas llegó a la tierra nueva un idioma. es decir la variedad general. al contacto con dialectos diferentes y a las inevitables interferencias y nivelaciones lingüísticas que conlleva todo proceso de esa índole. Tinta Fresca – Voz Activa” (fragmentos del Prólogo. Buenos Aires. prestigiosa y aceptada. Diccionario integral del español de la Argentina.Moure. en Federico Plager 2008. los había marineros. y que la variación se manifiesta también en un mismo tiempo y lugar diferenciándose al menos según la edad y el estrato social de los hablantes. (…) Pero la historia de toda lengua no es sino el conflicto. económica. Se han cumplido holgadamente los quinientos años de la conquista española de América. la que Nebrija fijó en una gramática. al menos formales. la ciencia y la literatura.

y salvo en las concepciones teóricas más radicales de algunos miembros de la generación argentina de 1837. en escasos lugares del país se diferenciará la pronunciación de la primera consonante de llave y yegua. Pese a ello. diferente grado de contacto y convivencia con las numerosas lenguas indígenas. es decir la que tenía su centro en la Península. sino la necesaria admisión de que en esa lengua pueden y deben convivir otros modelos normativos establecidos por el uso y la franca aceptación de los hablantes de otros lugares de América. que ya no eran los suyos: habían nacido otros estándares fijados por el largo uso de las mayorías. etc. a la que el siglo XIX vino a sumar las irreversibles consecuencias de las luchas independentistas y el nacimiento de una pluralidad de nuevas naciones. Hace mucho tiempo que los argentinos hemos abandonado el tú. y un muchacho porteño que lea falda pensará seguramente en un trozo de carne para puchero antes que en una pollera. Se trataba simplemente de reconocer la legitimidad de rasgos lingüísticos bien asentados en diferentes comunidades. que ha sustituido unánimemente por ustedes. la independencia política de las naciones dejó abiertas las puertas para una lenta pero creciente toma de conciencia y aceptación de las propias identidades lingüísticas.El español. extendido por el inmenso continente nuevo. Sin embargo. acaso porque la sensatez permitió advertir lo que el filólogo Andrés Bello caracterizó como “las inapreciables ventajas de un lenguaje común”. algunos de ellos devenidos claramente minoritarios. (…) Los dos siglos de vida independiente de los países americanos de lengua española y su desarrollo cultural hicieron inevitable no sólo admitir en plenitud la existencia de sus variedades lingüísticas sino integrarlas a normas diferentes de la que había regido durante el período colonial. como se debe. no pudo impedir el cumplimiento de esos condicionamientos incesantes.) incrementaron en el idioma aquella heterogeneidad ya propiamente americana. y si no es en alocuciones de forzada retórica. el espíritu revolucionario que impregnó los movimientos americanistas no abogó por la autonomía lingüística. donde los usos lingüísticos querían y podían ser más celosamente controlados. en el aprendizaje de la conjugación. Ningún americano distinguirá normalmente en su pronunciación entre caza y casa. aunque acepte respetar la diferenciada ortografía. mientras que un con- . mayor o menor distancia y comunicación con los centros virreinales. tampoco empleará el pronombre vosotros. diversidad de conformación del entramado social. No implicó esto la renuncia a la lengua común. aunque lo sigamos memorizando. y circunstancias de muy diverso carácter (distintas geografías. que no podían seguir ateniéndose a principios de corrección.

que contribuirán. seleccionando los elementos que son funcionales a ella y redefiniéndolos con las formas propias de esa variedad. (…) El Diccionario integral del español de la Argentina . Nos atrevemos a anticipar que se trata de un hito en la historia del español en la Argentina. Fue concebido con la pretensión de dar cuenta del vocabulario de la lengua común. aunque incluya los más difundidos. porque cada una responde a una norma propia. es incorrecta. como tantas otras que en la pronunciación. preferencias y determinaciones colectivas. al afianzamiento de una conciencia lingüística nacional aportando un instrumento indispensable. pero tal como lo ha conformado la variedad argentina culta o estándar. la misma de que se ocupa el DRAE. No se trata de un repertorio de argentinismos (nuestra tradición lexicográfica cuenta con varios y la Academia Argentina de Letras continúa ampliando uno que ya ha alcanzado dos ediciones). Ninguna de esas opciones lingüísticas. la que compartimos con el resto de la América hispana y con España (por eso “integral”). acaso sin saberlo. . la gramática o el léxico podrían aducirse. Sí cree justo saludar la primicia de un trabajo minucioso y de un largo esfuerzo. que estas páginas quieren prologar. (…) Este prólogo no pretende ser publicitario. abre en nuestro país un camino novedoso. detrás de la cual hay una larga historia de vacilaciones.temporáneo madrileño invertirá el orden en que imagina esos referentes.

El laboratorio de la lengua española Estados Unidos será en 2050 el país con más hispanohablantes en el mundo. el francés. el proceso es reculativo. Por Guido Carelli Lynch Pocas cosas dicen más de los seres humanos. . El 10% de los hispanohablantes de todo el mundo están allí. 18 de marzo de 2010. se expandió por toda ella. el español sigue al inglés en dinamismo y crecimiento en hablantes. a su vez un juicio comparativo sobre ese organismo vivo que administra institucionalmente la Real Academia Española. Muy atrás han quedado el alemán. un lugar remoto respecto de las tendencias idiomáticas hasta hace poco. Revista Ñ. “De las lenguas modernas en expansión por sobre todas las fronteras. y el secretario de la Academia Norteamericana de la Lengua Española. de sus progresos y de sus mutaciones bárbaras e inevitables. el anfitrión. de entender la política y esta no es la excepción. El castellano nace en un reducido espacio de la Península. La comunidad hispánica de Estados Unidos es la más grande después de la de México. La comunidad de Estados Unidos es la segunda más numerosa. Coinciden en la misma oficina el Presidente de la Academia Argentina de Letras. Aquí. como los cambios en la lengua y el habla. Allí hay más hispanohablantes que en España o Argentina. “En el mundo se calcula que hay 450 millones de hispanohablantes. el secretario de la Academia Norteamericana de la Lengua Española reflexiona junto al Presidente de la Academia Argentina de Letras sobre el laboratorio más importante del idioma y el futuro del castellano. En cada interpretación lingüística subyace un modo de ver el mundo. Es el laboratorio experimental más importante del idioma. para algunas de esas lenguas. Hasta ahora de hecho fueron muy pocos los intentos oficiales por trazar puentes comunicacionales con el resto del continente. donde conviven emigrantes de 20 países con sus respectivas variedades dialectales. Barcia. larga. el también argentino José Ignacio Covarrubias. fue la lengua oficial. el Doctor Pedro Luis Barcia. sentencia Covarrubias. el italiano en esta difusión. Por ahora se levantan muros. Los dos saludan la vitalidad de la lengua castellana y ambos creen que gran parte del futuro de la lengua española se forjará en Estados Unidos. Es el futuro del idioma”.Clarín. Son amigos e intercambian elogios.

en sus dos zonas. . De cualquier manera. los cubanos los propios en Florida y los dominicanos. En Estados Unidos la colectividad hispana es ahora la primera minoría. ilustra pedagógico y acostumbrado a tratar con la prensa Barcia. Nosotros tenemos que aceptar las reglas que el uso impone”. anudaron la continuidad lingüística del español: sus declaraciones de independencia. el mestizaje de contaminaciones entre el castellano y el inglés. y tiene más hablantes que España. como en el portuñol. explica Covarrubias. Lo segundo es tratar de orientar a los hispanohablantes para hablar bien el español. más nada aconsejamos. por ahora los mexicanos lograron asentar sus modismos en los cientos de kilómetros de la frontera sur. puede viajar usted sin cambiar de instrumento”. en la costa este del corazón del imperio. hoy el castellano se enseña en un sinnúmero de universidades en todo el país. que no duda ni un segundo en señalar a la Academia Argentina de Letras como un ejemplo entre las 22 academias. que hoy hablan casi 500 millones de personas. Especial atención –explica Covarrubias– pone la Academia Norteamericana para que ninguno de los dialectos hispanos se impongan por sobre los demás. Desde Tierra del Fuego. El espanglish. ¿Es un retroceso. un signo de vitalidad. sus leyes están en esta lengua. que había que ocultar. por sobre los afroamericanos. Si antes la ascendencia latina era un pasado vergonzoso. El tercero es promover el bilingüismo. para que la gente aprenda bien los dos idiomas. cuando los países se independizaron políticamente. Por esa razón controla todas las publicaciones del portal oficial en castellano del Ejecutivo estadounidense. sus constituciones. Es un choque de dos lenguas. reflexiona Covarrubias. Durante la administración de Barack Obama. a veces responde al desconocimiento. saltó a la televisión con pastillas sobre el uso correcto del idioma. “La postura de la academia es tratar de determinar cuál es la norma del español culto. donde es segunda lengua. a Canadá. Tenemos una tarea normativa. nosotros tenemos el espanglish. En el mismo lapso. El español es el primer idioma después del inglés. a veces se lo hace por comodidad”. que acaban de forjar la Nueva Gramática de la Lengua Española. la Academia Norteamericana de la Lengua Española logró convertirse en la institución de referencia para el gobierno norteamericano en cuestiones relacionadas al castellano. crece en el contexto inmigratorio y pese a las advertencias de la academia dirigida por el español Gerardo Piña Rosales. por ejemplo. Hay un choque inevitable. un proceso inevitable? “Son las dos cosas. Los expertos lo definimos como una variedad dialectal del español.se difundió en América. porque nadie es el dueño del idioma. el franglés.

Ha afirmado: “En una democracia no es útil una persona que no es capaz de dialogar. Kornfeld. de articularse con el otro”. Desde 2001. presidente de la Academia Argentina de Letras. pero no se preocupan por ella. “la inclusión comienza por el lenguaje”. en Página 12. incluso de lo que los definía como clase: el trabajo. da un sopapo. como otros líderes piqueteros de los ’90. en ese vaticinio. y recientemente precisó: “El pibe que no puede decir lo que quiere da un sopapo. Barcia recurre. dispara el Presidente de la Academia Argentina de Letras. es como el funcionario de Educación Juan Estrasnoy. y entre los pedagogos –como yo– que se preocupan para que los chicos tengan inserción social. un golpe. como recursos alfanúmericos (5mentarios). ni usos de los insultos que sean más legítimos que otros. pero en serio. No para reconocerle que. pero en serio. ni ontología que le otorgue mayor valor lingüístico a “buenísimo” que a “re bueno”. Vale aclarar que ningún estudio científico avala sus afirmaciones catastrofistas: no hay estadística que dé cuenta de una disminución del vocabulario promedio de los jóvenes. ya que. El que no puede. encuentra buen eco mediático. Barcia se ha preocupado por resaltar la “decadencia” en el lenguaje de los jóvenes. “Lenguaje y sentido común”. En una democracia aquel que habla con firmeza. ese dice lo que quiere. Laura 2010. a Luis D’Elía. Bien: Pedro Luis Barcia. justamente por su referencia al sentido común. 9/04/2010. La lengua –queda claro– también se lee en clave en política. Hace unos días. Juan Forn observaba jocosamente en estas páginas que la revista Cabildo es como Barcelona. También es materia interpretativa y gran parte de ella se cocina y germina en el norte. una pedrada o se hace piquetero como D’Elía”. Barcia también ha salido a filosofar sobre la relación entre “pobreza lingüística” y “calidad democrática”. el impagable personaje de Capusotto del latiguillo “estamos preocupados porque los jóvenes usan mal el lenguaje”. los modismos en las salas de chat.Las nuevas tecnologías. No para resaltar que D’Elía es un crítico coherente del discurso . Sus resquemores se apoyan apenas en el axioma “todo tiempo pasado fue mejor” que. sostiene. haya logrado articular (darles voz a) los reclamos de quienes quedaron despojados de todo. cuco de la clase media argentina. da una pedrada o se hace piquetero como D´Elia”. “Hay que distinguir entre los lingüistas pragmáticos que describen la realidad. con precisión. por citar algunos de sus caballitos de batalla. las abreviaciones (pq) no preocupan tanto a estos dos especialistas como el deterioro de la educación. No satisfecho.

sea que éstos nieguen las verdaderas causalidades de una situación sociopolítica compleja. sino en la imagen construida por la mayoría de los medios. retomando las palabras de Barcia: cuando irrumpen. una pedrada o hacen un piquete. a menudo. se pregunta. según la irónica reformulación “políticamente correcta” de Barcelona.. para luego acusarlos de que su “pobreza lingüística” los deja afuera del sistema democrático. invisibilizar las razones verdaderas. Ninguna política educativa que intente promover la inclusión social a través del lenguaje puede basarse en los principios del sentido común. Estas palabras (pronunciadas con un acento barrial que en nada las desmerece y ratifica su lugar elegido de dirigente clasista) no traslucen. con la cosa acicalada y previsible?”. una falsedad desde cualquier teoría lingüística. vale recordarlo. sólo se enriquecerá en la medida en que se respeten. en la persona de D’Elía. que para mí fueron Eva Perón y Ernesto ‘Che’ Guevara.dominante.. un golpe. el sentido común implica hacer de los síntomas causas. en nuestras cómodas vidas burguesas.. Barcia se basa. sea que supongan que el modo de hablar de una generación o de una clase es superior a otros. hostigado y estigmatizado hasta el hartazgo. lingüísticas. políticas) que conforman la cultura argentina. como ha dejado claro en una charla con la Agrupación Oesterheld: “Cuando uno mira a los dos políticos más amados por el pueblo argentino. pues. evidentemente. Y. es que no tienen nada que decir. las diversas identidades (étnicas. Para su vaticinio. en la historia de nuestro país no fue precisamente debilitado por los “afroperonistas” o los jóvenes que “usan mal el lenguaje”). es que no saben.. volver a las víctimas agentes y viceversa: no es que no los dejamos hablar. En cuanto al juego democrático (que. no en el discurso efectivo de D’Elía. No para apuntar que tiene plena conciencia de su incorrección política y lingüística. sociales. que procesa creativamente información política y cultural diversa para sostener sus posturas. Actores que sólo interesan cuando dan un sopapo. que lo han distorsionado. . con algún mínimo grado de violencia. Es que. ninguna “pobreza lingüística”. ¿estos tipos qué tenían que ver con la moderación? ¿Qué tenían que ver con la fina selección semántica? ¿Con el discurso prolijo. los medios denigran sobre todo a sus representados: los “negros” o los “afroperonistas”. no es que protestan como pueden. El resto del tiempo basta con bajarles el volumen. sin ningunear ni acallar ninguna.

acciones. en Celada. se la presentaba como la manifestación más clara de la identidad cultural del pueblo de la nación que se vinculaba y expresaba sus opiniones a través de ella. “Representaciones sociolingüísticas y construcción de identidades colectivas en el Mercosur”. 17-38. como lo hicieron los Estados. en muchos casos. Adrián Fanjul y Susana Nothstein (coords.Arnoux. En las últimas décadas. el aparato burocrático. para lo cual sería necesario construir. representaciones. asimismo. en las estructuras de mercado extendidas y en los modos de organización políticos. Biblos. el proceso de globalización. La conformación de las integraciones regionales como estructuras que aseguran el dinamismo económico planetario por sus cierres y por la competencia entre ellas ha planteado otra vez el tema de la estabilización política. tienen hablantes a uno y otro lado de las fronteras estatales. ese proceso se ve facilitado porque conviven dos lenguas mayoritarias. María Teresa. Elvira Narvaja de 2010. la lengua común se fue afirmando como uno de los aspectos que sostenía la existencia de la nación a medida que se implementaban los modos de extenderla en un territorio que clausuraban las fronteras.) Lenguas en un espacio de integración. Acontecimientos. Buenos Aires. que se entrelazan con lenguas amerindias que. Las políticas lingüísticas que se encaren deben contemplar distintas modalidades de bilingüismo español / portugués y de desarrollo de las lenguas amerindias. a interrogar sobre el papel de las lenguas en la ampliación del espacio comunicacional. La ampliación que propone la . (…) En el caso del Mercosur. entre otros. LAS LENGUAS EN EL PROCESO DE INTEGRACIÓN REGIONAL En el largo proceso de construcción de los Estados nacionales. una identidad colectiva que posibilitara formas amplias de participación. y deben articularse con políticas culturales que atiendan al papel de las lenguas en la construcción de identidades colectivas. A la vez que la lengua común (y la cultura escrita) constituía una necesidad de las sociedades industriales y de las nuevas formas de participación política. En ello colaboraron. la escuela y los medios gráficos. Esto ha llevado. el español y el portugués. pp. al requerir la conformación de entidades más amplias (por lo menos en el plano económico). ha cuestionado la supuesta homogeneidad y los límites de los Estados nacionales haciendo visibles las diferencias culturales internas y destacando la porosidad de las fronteras.

en lo cual el aprendizaje de la lengua del otro cumple una función decisiva no solo porque permite ampliar las redes comunicativas sino también por el juego de resonancias culturales al que cada lengua está asociada y que los enunciados activan diversamente. .Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) exige también considerar el inglés y el neerlandés como lenguas oficiales. cuyos límites geográficos dependen de los progresivos acuerdos. debe construir un entramado identitario que haga posibles formas de participación política. Esta dinámica multiplicada en el espacio sudamericano hace posible pensar en la conformación de un imaginario colectivo que sostenga el ejercicio de una nueva ciudadanía. Aprender otra lengua es introducirse progresivamente en esos juegos que van modelando la subjetividad en tensión y acuerdo con la lengua y la cultura propias. [Sostenemos] el convencimiento de que nuestra integración regional.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful