1 Juan 3:4-10 (1

)
– Versículos 4-5 – El pecado
4Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley. 5Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él. Generalmente los hombres fallan en reconocer la seriedad y profunda trascendencia del pecado. Algunos consideran el pecado con tan poca seriedad que creen que las personas pueden persistir en el pecado y aún ser contados por justos a los ojos de Dios. Algunos que enseñan la doctrina de “una vez salvo, siempre salvo” han hecho afirmaciones públicas muy fuertes de que los pecados de un cristiano no afectan su alma, que una vez que uno es salvo no importa los pecados que cometa o cuánto tiempo persista en el pecado y sin arrepentirse de ellos, que no se puede perder. Juan corrige este erróneo concepto en 1 Juan 3:4-10. Este es el primero de tres artículos sobre este muy poderoso pasaje. En este artículo, examinaremos los versículos 4-5, en el que Juan (1) define el pecado (v.4) y (2) muestra que la relación de Cristo con el pecado es tal que imposibilita nuestra afirmación de ser seguidores de Cristo mientras se persista en el pecado (v.5). Nuestro segundo artículo discutirá los versículos 6-7, en el que cual establece la necesidad de no practicar el pecado. El tercero y último de esta serie tratará con los versículos 8-10, en el que Juan enseña que si uno práctica el pecado o no determina si es hijo de Dios o hijo del diablo. Habiendo leído este párrafo, usted tiene los cuatro puntos principales del sermón expositivo de un predicador sobre este pasaje. Definición de Pecado (v.4) Juan define el pecado como infracción de la ley de Dios. Es en la consideración de esta definición que somos impactados con las terribles consecuencias del pecado. Manifiesta una falta de respeto por Dios; por tanto, esto es de extrema gravedad. Cuando somos propensos a contemplar el pecado con poca seriedad, a empequeñecerlo o a encogernos de hombros, consideremos el hecho de que cuando uno peca está despreciando al Creador; está sacudiendo con aire de desafío su pequeño puño en el rostro del Todopoderoso; se está rebelando contra Aquel a quien le debe su misma existencia. Contemplemos profundamente la seriedad de nuestras acciones. Es por esta razón que todos los pecados deberían ser tomados seriamente, aún aquellos que los hombres llaman pecados pequeños. Una “mentira blanca (o piadosa)” es una violación de la ley de Dios, tal como es una mentira “negra”; consecuentemente, manifiesta una falta de respeto por Dios, exactamente como lo hace una mentira blanca. Esto lo convierte en una cosa seria. Robarse diez centavos viola la ley de Dios exactamente como lo hace el robarse mil dólares. La cantidad no es lo que vuelve serio el hurto; la cosa que lo vuelve serio es que es hecho en rebelión contra Dios. La definición de Juan también nos ayuda a entender la declaración de David en el Salmo 51:4 siguiendo a su pecado en el que se involucró con Betsabé. Dijo que su pecado había sido cometido contra Dios y solamente Dios. Algunos encuentran esto desconcertante en vista del hecho de que había abusado de Betsabé y su marido. ¿No pecó contra ellos? Solamente en un sentido secundario. Básica y

Los humanos pueden estar en desacuerdo acerca de lo que es correcto e incorrecto. La segunda cosa que Juan anota con respecto a la relación de Cristo con el pecado es que “no hay pecado en él”. Si no hubiera un Ser Supremo para determinar lo correcto e incorrecto. Sin embargo. Alguien enseña que en vista de que estamos bajo la gracia. de una vida sin pecado. Finalmente. no contra usted. Deberíamos estar agradecidos de que tenemos mas que una simple ley. Juan muestra que esto es lo que convierte incorrecta cualquier cosa. es obvio de esta definición que ahora estamos bajo la ley. Cristo vino a quitar el pecado. ¿qué hombre tendría el derecho para hacer la determinación? Por esta razón. ciertamente uno no puede persistir en algún pecado y ser perdonado. todo pecado es contra Dios. pregúntele por qué es incorrecto. porque no es su ley la que violo. continuamente miró con desprecio todo lo que era pecaminoso (Heb. y aún persistir en practicar la misma cosa que Cristo vino a quitar? A través de Su muerte en la cruz facilitó que nuestros pecados pudieran ser quitados. para ser justificados. Si no hubiera Dios para hacer la determinación. un cristiano? Preguntas: 1. pregúntele por qué lo dice de esa manera. si no hubiera alguna ley para nosotros infringir. yo tendría tanto derecho para decir que el matar gente inocente es bueno como alguien mas diría que es malo. ¿Cómo puede alguien afirma devoción a Cristo.primariamente. entonces no necesitaríamos de la gracia. y por consiguiente ningún pecado. Hay condiciones que deben cumplir los que aún no son hijos de Dios (Hch. En efecto. ¿cómo puede alguien que persiste en el pecado afirmar ser seguidor de Cristo. tenemos la gracia por la cual podemos ser perdonados condicionalmente de nuestras violaciones de la ley. No obstante. no dependemos de una guarda perfecta de la ley. Solamente en sentido secundario puede ser dicho que pecamos contra otros humanos. no podemos persistir en la práctica del pecado y ser Sus seguidores. porque pecado es infracción de la ley. el incrédulo que moraliza está en aprietos (en una situación difícil). Cuan agradecidos deberíamos estar de que tan serios como fueran nuestros pecados. Por ello. ¿quién tendría el derecho para determinar lo que es correcto e incorrecto? . ¿Qué es pecado? 2. La posibilidad de perdón nos trae al siguiente punto de nuestro estudio. En vista de que estas condiciones incluyen el arrepentimiento. no habría base para condenar cualquier cosa como incorrecta. 5:9). ¿Por qué es una cosa tan seria decir una mentira “blanca” (o piadosa) o robar una cantidad muy pequeña? 3. 4:15). Pero el perdón provisto por Cristo es condicional (Heb. perdonados (Mat. Por tanto. porque es Su ley la que es violada. ¿Contra quién dice David que había pecado? 4. 2:38) y condiciones que los ciudadanos del reino deben cumplir (Hch. 26:28). no estamos bajo la ley. Si no hubiera Dios. Es incorrecto porque no está en concordancia con la ley de Dios. Entonces. mi pecado es aún básicamente contra Dios. sino la de Dios. aún pueden ser perdonados. tenemos una ley a la cual somos obedientes. Si dice que es incorrecto matar a las personas inocentes. Si no hubiera Dios. 1 Jn. En primer lugar. Vivió una vida perfectamente sin pecado. tan ofensivos y repulsivos a Dios como lo son.5) Todas las acciones del Señor con respecto al pecado han sido de oposición a este. si no hubiera ley. entonces no podríamos pecar. Si yo le robo. La Relación de Cristo Con el Pecado (v. Aunque fue tentado como lo son todos los hombres. 1:9). 8:22. En su definición de pecado.

¿Cuáles son las dos cosas que Juan anota con respecto a la relación de Cristo con el pecado? http://www. no estamos sujetos a la ley de Dios. 6.elancladelevangelio. En vista de que estamos bajo la gracia. Verdadero o Falso.org teología de la palabra Karl barth .5.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful