SOBRE EL LIBRO IV DE LA METAFÍSICA DE ARISTÓTELES

SIGNIFICACIÓN

Y SIGNIFICADO: LA PALABRA COMO ESPADA DE DOBLE FILO

VÍCTOR GONZÁLEZ OSORNO

[…] Y de su boca salía una espada aguda de dos filos.

San Juan, el teólogo

¿Será que la importancia del lenguaje radique en su convencionalismo (el ceder ante el espacio socio-histórico que forma al lenguaje) o radica en su significación (el intento de encontrar en o tras él la dáiona, es decir, su significado)? La lectura del Libro IV de la Metafísica parece mostrar que los dos aspectos del lenguaje son parte de él mismo y que por eso éste es un problema, el problema de saber cómo y cuándo el lenguaje significa. Para comenzar con nuestra reflexión, quiero acudir a lo que dice Gadamer respecto de este tema. Gadamer identifica la posición de los sofistas ante el lenguaje con la idea del convencionalismo, es decir, el que las palabras alcancen su significado por la «univocidad del uso lingüístico alcanzado por convención y ejercicio», y habla de «correlación (de)» cuando el pensamiento griego encuentra una coincidencia natural entre la palabra y la cosa. A la primera postura replica que «No se pueden alterar arbitrariamente lo que significan las palabras si ha de haber lenguaje. No se trata de imposiciones arbitrarias, sino por cristalización de un ámbito lingüístico que el significado de las palabras se mantiene». De la segunda postura dirá que: «El lenguaje no es un simple instrumento por el

puede hablarse de la significación del lenguaje. es sabiduría solamente en apariencia» 2). es la ousía. en tanto que el ser se dice o se habla. 2000. con quienes parece pelearse todo el Libro IV («La sofística. pero podemos preguntarnos. dos momentos de los cuales dependerá cómo se le considere: cuando se presenta como simple signo.cual se reproduzcan las cosas». La ousía. esto no lo pudo ver Aristóteles sin los sofistas. es por ella que el lenguaje no se pierde en sí mismo. Gredos. desde luego. podemos decir que el ser no puede ser sólo lenguaje. si es aplicable al pensamiento de Aristóteles. España. pero el ser se dice en muchos sentidos. Por eso 1 2 Gadamer. para Aristóteles. España. entonces no haría énfasis en la posibilidad del lenguaje como significado y como significación. cuando dice «algo» que no es ella misma. Su importancia no es que hayan sido los estudiosos de la retórica como arte o los primeros libreeducadores. da significación a las palabras. Sin embargo. Pienso que no. Desde aquí. es precisamente lo que critica Aristóteles de los sofistas. no hubiera hablado de ontología. El lenguaje tiene su propio espacio. desde nuestra lectura. y cuando se presenta como significado. palabras auto-referenciales. 488. 156. y entonces se le considera como fuente del engaño (sofística). Sígueme Salamanca. p. es decir. p. que es el abuso del lenguaje por su supuesta arbitrariedad. La segunda crítica tampoco entraría en el sistema aristotélico tan fácilmente. porque si Aristóteles pensara en esa especie de identificación natural de las palabras con las cosas. Metafísica. La crítica que hace va dirigida prácticamente a Platón.1 En ello está desarticulando aquellos elementos que hacen que el leguaje sea tratado por sí mismo y bajo la postura de la hermenéutica. aunque el ser «se diga» de muchas maneras. Verdad y Método I. Aristóteles. porque respecto de la primera postura. sólo por ello. El tratamiento de la palabra en Aristóteles muestra que encierra ella misma dos instantes. sino que mostraron al estagirita el doble filo del lenguaje. Si hubiese tal identificación. Ese algo. sino de hermenéutica. . aquello de lo cual se dicen o ocurren los accidentes.

a partir de los diferentes sentidos.Aristóteles se ve obligado a elaborar una teoría de la significación. corresponde su estudio a una sola ciencia. Dice Aristóteles que incluso cuando hablamos de «algo que no es» decimos «es algo que no es». es la figura en la que se unen los llamados accidentes. To òn légetai pollachôs. blanco. . que sabía que no podía partir el estudio del ser sin darle espacio al análisis del comportamiento del lenguaje. Lo que se dice es por relación a una cosa: la ousía. por lo tanto. no por homonimia». y por lo mismo. «saludable» se refieren a la «salud» en todos los casos. pero no es lo que lo 3 blanco es en sí mismo. tal y como las expresiones «sano». viejo. porque le provocan los sofistas una desconfianza tal en el lenguaje. la capacidad de salir de ellos. Hay la capacidad del lenguaje de mantenerse en sus propios márgenes. No es la idea platónica de «hombre» de la que habla Aristóteles. gordo. «pero en relación con una sola cosa y una sola naturaleza –dice Aristóteles–. la entidad y el accidente se distinguen en esto: lo blanco es algo que sucede accidentalmente al hombre porque éste es. porque guardan relación a una sola cosa y no porque se digan en muchos sentidos. que sea feo. blanco. ciertamente. siguiendo a Aristóteles. 3 Metafísica. una desviación de este proyecto la creación. Ha sido. sino la de una sustancia única que se llama «Sócrates»: En efecto. p. Cuando se sale de ellos se dice que el lenguaje significa. los sofistas le mostraron al estagirita que no hay una identificación natural entre el logos y el on. como en el caso de Sócrates. Los mismos opuestos también serán estudiados por esta ciencia universal. Por eso es que lo «uno» se dice en muchos sentidos. 168. si se dirige a la ousía o a las figuras que la siguen. Precisamente. porque si la hubiese. lo que configura la supremacía del ser. pero también hay que tener cuidado. pero también. ellos mismos no habrían podido establecer sus doctrinas tal y como las conocemos ni su forma de expresarlas: la retórica. Ousía es la unidad ontológica.

los accidentes los que deben cobrar importancia. sino la unidad. en términos ontológicos. una imposibilidad. entonces. Por eso todo lenguaje significativo se basa en el principio de «No contradicción». y sus alcances sólo tienen que ver con la verosimilitud. pues. un «hombre». Es una contradicción en una y la misma lengua. Esto sí es una contradicción y. No puede darse que de la misma cosa se diga que «es» y al mismo tiempo y en el mismo sentido se diga que «no es». se proyecta el olvido del ser. El llamado «principio de No-contradicción» es una defensa a la unidad y preponderancia de la ousía. no se dicen de las palabras que nombran que sean falsas o verdaderas. de palabras. 4 Metafísica. . pero si en otra lengua o cultura llaman «no hombre» a lo que nosotros llamamos «hombre» ya no lo es. Aquí. ¿Por qué se da esto en el juzgar? Porque en la proposición. a no ser por homonimia» 4. como dice Heidegger. a su vez. Las palabras significan o no (tienen sentido o no). hay que buscar la significación del lenguaje.de las diferentes ciencias que los explican. aunque aquí Aristóteles está hablando de homonimia. Cuando la accidentalidad es dominadora se puede decir que el camino del leguaje se ha perdido en la equivocidad. lo que es en tanto que es. Se aceptaría. sino del juicio o proposición. que un «no hombre» fuera. La tarea será algo así como verificar que lo haga en realidad. p. Pero ante ello. de lo que es en tanto que es. Aquí no cabe la verdad o falsedad. Por homonimia se pueden emparentar términos que pertenecen a otra lengua o cultura. pero que en una misma lengua son contradictorios. porque «no es posible que lo mismo sea y no sea. 167. el lenguaje sale de sí hacia el ser. pero es el juzgar del que se puede hablar de falsedad o de verdad. No son.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful