Semilla germinando en bosque: regeneración natural.

COMO RECOLECTAR BELLOTAS PARA CREAR UN BOSQUE
1. Buscar bosques, escoger los árboles más sanos y de mayor porte. 2. Recolectar semillas en la época adecuada, suele ser en otoño. 3. Seleccionar las más aptas para la germinación, sanas, enteras, de color pardo y uniforme.

4. Conservación y guardia hasta la plantación, las bellotas se conservan para un año y por ello no se pueden almacenar para el futuro. 5. Como sembrarlas in situ y ex situ para formar un bosque. Colocación en el sustrato.

Buscar bosques, escoger los árboles más sanos y de mayor porte.
Lo ideal es buscar las masas de quercíneas más cercanas al lugar que queremos restaurar. Localizar las plantas más sanas, de mejor follaje y mayor porte. Para ello lo mejor es adentrarse en el bosque y fijarse cuales son los mejores individuos. Recordar que los robles y encinas pueden ser veceros, eso significa que dan frutos un año si y otro no, de modo que cada año hay que revisar el bosque buscando los ejemplares con más frutos.

Recolectar semillas en la época adecuada, suele ser en otoño.
La búsqueda de los árboles que se van a elegir puede hacerse desde el verano, ya que los frutos son visibles, pero para la recogida de semillas hay que esperar al otoño, a veces hay que realizar varias visitas hasta dar con la fecha exacta, ya que cada año según las lluvias, la temperatura, etc. puede retrasarse o adelantarse la maduración del fruto, por ello, puede variar desde octubre a diciembre el tiempo de recolección.

Seleccionar las más aptas para la germinación, sanas, enteras, de color pardo y uniforme.
Las bellotas a recolectar deben ser las más grandes, de color uniformemente pardo, sin agujeros, roturas o mordidas, deben de ser lisas y brillantes. El glande o boina debe quitarse. Es mejor recogerlas directamente del árbol y evitar las que ya han caído al suelo. Un sistema de triaje es sumergirlas en agua, todas aquellas que floten son desechables, quedándonos sólo las que estén al fondo del envase.

Ejemplos de bellotas a desechar: por estar dañada y por inmadura.

Conservación y guardia hasta la plantación, las bellotas se conservan para ese mismo año y no se deben almacenar para futuros años.
Las bellotas del género Quercus, se consideran semillas recalcitrantes, es decir, que no sobreviven en condiciones de sequedad y frío cuando son conservadas ex-situ. No pueden resistir los efectos de la sequedad o temperaturas inferiores a 5° C; por tanto, no puede n ser conservadas durante largos periodos, máximo dos años tomando la precaución de que no se desequen. Estas semillas pueden sufrir daños si está en condiciones de sequedad durante 3 ó 4 días. Por ello lo mejor es una vez recogidas mantenerlas en la nevera (sin congelar) para evitar la desecación interior de la semilla.

Como sembrarlas in situ y ex situ para formar un bosque. Colocación en el sustrato.
Para el buen germinado de la bellota, lo mejor es colocarla en posición horizontal, dejando libre tanto la base como el ápice por donde empezará a germinar. Lo ideal es que esté enterrada a unos 2 cm, con la tierra firme, ni suelta ni muy compactada y regar. Una vez que nace su raíz, tiende a buscar el agua del subsuelo, por ello la siembra ex-situ es mejor en un envase profundo (unos 15-20cm). Para la siembra in-situ, se escarba el suelo y se coloca la bellota, tapándola para evitar la depredación. Mejor si simulamos el “efecto arrendajo”. Si se prefiere la siembra a manta, lo mejor es dejarlas caer tras los días de lluvia, aumentando la posibilidad de germinado y disminuyendo la depredación o bien usar la técnica de Nendo Dango. Si se puede micorrizar mejor, mezclando en un envase las bellotas con las setas o esporas antes del sembrado.

Desarrollo de la plántula desde la bellota.

Semillas sanas para recolectar y crear un bosque.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful