Está en la página 1de 10

Amores que matan

(Lucía Laragione)

Historia 1 ¡Esa niña es mía!

Personajes:

- Irina: niña que ha vivido toda su vida sin su madre

- Julio: papá de Irina. Es una persona que ama por sobre todo a su hija y es muy comprensivo y paciente.

- Sonia: mamá de Irina. Vive como en la época antigua: con carruajes tirados por caballos, en un palacio precioso, etc. Era delgada, de cabellos largos y muy hermosa.

- Doctor Gerald: doctor en Teología que resultó ser el compañero de viaje de Julio cuando fue a buscar a Irina a la mansión de los Vivoida. Era bajo, colorín y de hablar inusual.

Historia: Irina es una niña que fue abandonada cuando era pequeña por su madre y vivió todos esos años junto a su padre. Repentinamente su madre pide verla y debe viajar a su hogar a Cluj, en Europa. Su sorpresa fue grande cuando se dio cuenta que su madre vivía como en la época antigua en un enorme y hermoso castillo. Cuando ella legó su madre estaba muy enferma, casi muriendo; pero por arte de magia recobró la salud y se mejoró. Vivieron esos días muy unidas, sobre todo porque el conde Vivoida – esposo de su madre – andaba de viaje y nadie las molestaba y Sonia prometía una y otra vez a su hija que nada malo le pasaría. Un día su madre le tenía una magnífica sorpresa: reabrió el teatro clausurado de la casa para montar una obra para su querida hija. Todo había salido bien hasta que, al día siguiente, encuentran el cuerpo sin vida de una de las actrices de la obra todo desangrado en el bosque. Sonia al saber esto se desmayó y sólo podía decir “ha vuelto, él ha vuelto”.

Por mientras Julio estaba muy preocupada por su hija: el bombardeo por equivocación a un pueblo cercano a Cluj, donde estaba su hija, hacía que la comunicación con ésta fuera imposible, por lo que decidió viajar e ir a buscar a Irina. En el trayecto conoció al doctor Gerald, un teólogo que iba al mismo lugar pero con otro fin: destruir al vampiro Vovoida quien, en esos mismos momentos, estaría haciendo lo imposible para alimentarse de la pequeña Irina.

Mientras ella dormía esa misma noche en su cuarto irrumpió un enorme lobo decidido a matarla. De repente entró en el cuarto su madre para defenderla y vio como ella se convertía en un animal salvaje que sacaba sus colmillos para

defenderla. No lo dudó un solo segundo y salió disparada del cuarto bajando las escaleras donde se encontró con su padre que la venía a buscar y juntos salieron de ese lugar.

Días después supo la historia verdadera: Vivoida había sido alrededor del año 1300 una persona muy mala que asesinó a quien se le cruzase en el camino para conseguir sus objetivos. Fue así como murió asesinado y su alma se convirtió en la de un vampiro y atacó a sus víctimas, siendo una de esas su propia madre.

Lo que la niña no entendería nunca es que si cuando su madre cuando peleaba con Vivoida cuando éste la quería devorar, gritaba “Esa niña es mía” para defenderla o si no para devorársela como vampiro.

Historia 2 La sangre que alimenta a los dioses

Personajes:

- Ignacio Velázquez: joven hidalgo de 22 años que logra huir de la ciudad de Tenochtiltán

- Capuán: caballero águila, un valeroso guerrero azteca quien lleva a Ignacio Velázquez, herido de la batalla, a prepararse para su ofrenda. De pelo y larga barba y de unos ojos azules hermosos.

- Ixcuina: joven azteca de largos cabellos y amante de Capuán, que debe preparar a los prisioneros de guerra para los sacrificios a los dioses.

Historia: en la noche en que los españoles huyen de la ciudad de Tenochtitlán, Ignacio es herido en la pierna con una flecha y es incapaz de moverse. Capuán, un joven azteca, lo encuentra y lo captura para prepararlo para la ofrenda de los dioses. Ixcuina es la encargada de preparar al joven español para el sacrificio: lo cura de sus heridas y le da de comer. Ignacio cuando la ve no piensa en otra cosa que en seducirla y ponerla de su lado para así salvarse y escapar de la muerte. Al día siguiente ve que entra por la puerta de su cuarto un guerrero vestido de tigre: cae de rodillas rezando pensando que su hora de la muerte ya llegó. Descubre después que no es nada menos que Ixcuina vestida así y comprende que se debe poner ese atuendo para salir y pasar desapercibido ante todos. Pero su sorpresa fue enorme cuando se percata que Ixcuina lo está conduciendo nada más que al Gran Templo donde están esperando su sangre para ser sacrificada a los dioses. Nunca entendería el español que el amor que

Ixcuina sentía por él era tan grande que le dio la mejor prueba de amor para un azteca: llevarlo directamente al sacrificio y asegurarse que su alma reposaría junto a la del dios Sol.

Historia 3 Amor, cruel amor ¿por qué me matas?

Personajes:

- Protagonista: estudiante de teatro que viaja a Paris a poner a prueba a su personaje – Dorotte Plusquamperfetto – en el carnaval Veneciano. Durante el año trabaja de cajero en una casa de comida rápida.

- Signora Angelina: pensionista de Paris que acogió al muchacho.

Historia: es un estudiante de teatro que viaja a Paris a poner a prueba a su personaje – Dorotte Plusquamperfetto – en el carnaval Veneciano. Apenas llegó se compró la máscara y el disfraz de su personaje y salió a las calles a disfrutar del carnaval y a actuar en las obras que se iban dando de manera improvisada en los rincones de la ciudad. Estaba actuando cuando se acerca a él un Sior Maschera, quien vestido con su máscara y atuendo, lo coge de la mano y lo lleva a un lugar apartado. Descubrió al andar que se trataba de una joven que olía un profundo perfume de lilas que se lo llevó a un patio de un convento de la ciudad, y allí ambos se escondieron tras una columna. De repente apareció otra persona vestida de Dorotte y, segundos después, Sior Maschera estaba junto suyo. El primero empezó a recitar las mismas frases que el joven había dicho cuando la mujer se apareció, y a sus brazos corrió Sior Maschera descubriéndose el rostro y dejando ver a una hermosa joven blanca con pelo rojo. Al pasar esto la persona de Dorotte sacó un puñal y lo enterró en el pecho de la joven sin vacilar por largo rato. Las últimas palabras de la joven fueron “amor, cruel amor ¿por qué me matas?”. De la nada una gran masa de personas salió por el patio del convento saltando y riendo mientras que el joven estudiante pedía ayuda por el asesinato que se había cometido. Una voz le dijo “todo es una broma de carnaval” y finalmente se desmayó en el sueño.

Tardó mucho en convencerse de quedarse en Venecia hasta el término de los carnavales. El último día de festividades en medio de bailes y carnavales se encontró nuevamente con Sior Maschera. Atónito por esto la cogió fuertemente y, cuando dieron las doce de la noche, se descubrió el rostro y dejo ver la hermosa cara pálida con el pelo rojo del otro día. Fuertemente la trajo contra sí para luego darse cuenta que era sólo una calavera de la que colgaban mechones de pelo rojo. Fue lo último que vió antes de despertar en el hospital.

Después de dos meses de los sucesos extraños y ya en su casa, el joven pensaba una y otra vez en aquella joven mujer de cabello rojo. Un día visitando una tienda encontró un libro que tenía la imagen de la joven mujer. Decía “Isabella Sforza, 1577 – 1592”, quien había sido una joven enamorada de un joven actor veneciano, quienes escaparían juntos un día de Carnaval. En esto fue sorprendida por su padre que se enteró de la fuga y los interceptó dándole muerte a los dos.

Desde ahí nunca más se ha olvidado del perfume de lilas y nunca más encontró alguien así.

Historia 4 Madera de ébano

Personajes:

- Mamboo: jefe de la aldea africana que es tomado preso por la tropa del capitán Conneau. Es vigoroso, fuerte y de gran carácter.

- Kosha: amiga de Mamboo, pantera negra que lo ayuda en sus momentos más débiles: cuando es apresado por los traficantes hasta en el momento mismo de la muerte.

- Capitán Conneau: capitán líder de los traficantes árabes de esclavos.

- Kalí: pequeño niño africano muy valiente que ayudó en la victoria contra los árabes.

Historia: los traficantes árabes rodean las aldeas de los africanos para robarlos y luego cambiarlos como esclavos a América: lo hacen por café, azúcar y tabaco que luego venderán mucho más caro en Europa. A los negros los llamaban “madera de ébano”. El capitán Conneau ya se embarca hacia América con una gran tripulación de esclavos para venderlos, entre ellos con Mamboo, un africano indomable e irrespetuoso.

En plena navegación ven una pequeña barca donde alguien desesperadamente pide ayuda: socorren a la persona resultando ser una mujer negra de ojos amarillos y belleza exuberante. El capitán – y toda la tripulación – quedan encantados con su belleza y decide pasar la noche con ella mientras que los demás mueren de envidia por dentro. Mamboo cuando la ve le encuentra algo familiar, pero no logra ver por qué.

Al día siguiente en la cubierta del barco aparece el cuerpo sin vida del vigía con la garganta desgarrada. El capitán da la orden de vigilar a todos los tripulantes, y ellos obedecen a regañadientes porque mientras ellos vigilarán, él estará disfrutando tranquilo del amor que le dará aquella mujer africana misteriosa.

En la noche Kalí, un niño africano, le lleva una pequeña hacha que ha sacado de la cocina. Con ayuda de la herramienta logra liberarse y a unos cuantos compañeros para organizar una levantada contra los árabes. Llegan a la cabina del capitán y ven a la mujer rodeada de muchos blancos, y al instante, ésta salta por el aire y se convierte en una ágil pantera negra, amiga fiel de Mamboo. Al cabo de unas horas la victoria es para los africanos.

Pero no todo fue fácil: una vez solos en el barco se dieron cuenta que no sabían maniobrarlo y la sed y el hambre los iba matando de a poco. La pantera se acerca al derrotado Mamboo para vaciar de sus mamas una leche para que sacie la sed y el hambre. Pero el hombre ve desfallecer al niño Kalí por lo que lo pone bajo sus mamas para que él beba de aquella leche de los dioses.

Semanas más tarde la navegación encalla en costas africanas. Los habitantes del lugar se acercan con cuidado al barco y sólo encuentran muchos cadáveres de negros tirados por todos lados, menos uno: un niño que aún bebe leche de una pantera que yace muerta a su lado.

Historia 5 El rostro del diablo

Personajes:

- Padre Böhm: párroco de la ciudad de Prossneck

- Henrich Krames: inquisidor del papa, enjuto y delgado vestido de negro.

- Jakob Sprenger: inquisidor del papa, rubicundo y rollizo y vestido de negro.

- Matías Berger: joven enamorado de Eloísa que la acusa de practicar pactos con el diablo en el bosque.

- Eloísa Münzer: niña de 14 años que vive con su abuela y trabaja en el huerto con sus animales.

- Tomás Münzer: hombre rebelde que llama a los campesinos alemanes a levantarse contra los señores que hacen que ellos sean pobres.

Historia: en medio de una gran oleada de conjuros y hechizos de brujos y brujas, el padre Böhm estaba muy preocupado por la situación que la Iglesia estaba viviendo: supuestos brujos eran perseguidos, torturados y matados pese a que sólo eran rumores los que corrían. Sobre todo que en unos días más recibiría la visita de unos inquisidores del papa para recibir denuncias de brujería por parte de los feligreses.

Matías Berger sueña día y noche con Eloísa, una joven muchacha con perfume de manzana que se entrega día a día a las labores domésticas con su abuela.

Siempre se esconde para verla hasta, que un día, la joven de la nada deja sus tareas y camina hacia el bosque. Él la sigue. Ve que ella se detiene frente a un álamo y, de la nada, sale un hombre alto, vestido de negro con una cara y barba afilada. Sólo un rato trata de darse cuenta de la situación: él es el mismo Lucifer, y ella, una bruja que se entrega a sus brazos con la ofrenda en sus manos – un zapato negro – porque hizo pacto con él.

El padre Böhm se tranquilizó porque en ninguno de los días había recibido alguna acusación de brujería. Pero en el mismo instante en que los inquisidores llegaron a la parroquia, el padre se percató que había puesto un papel con una denuncia: Eloísa Münzer, de tan sólo 14 años, había sido acusada de hacer pacto con el diablo en el bosque. El padre no podía creerlo: la niña era la bondad misma.

Los inquisidores están con la niña para que ésta confiese sus maleficios. Ante las amenazas de ellos y del verdugo, ella está dispuesta a inventarlo todo para que no sufra dolor. Con su captura la rebelión en el pueblo se da: todos se persiguen entre ellos inventado denuncias y falsos aquelarres y pactos, movidos algunos por la codicia y otros por venganza.

Martín un día llega a confesarse a la capilla porque no aguanta más que el rostro de Eloísa lo vaya a visitar una y otra vez. Después de un hablar prolongado el padre se da cuenta de todo lo que había pasado: ella en el bosque se reúne nada más que con Tomás Münzer, el anónimo rebelde y, lo que le pasa a él no es un tributo sino un bordado del baluarte de la lucha de los campesinos contra los señores: una zapato negro. El padre se da cuenta que el amor con Dios fue mucho más fuerte y sirvió para matar a una niña inocente y que en la cara de los inquisidores del papa está dibujada la verdadera cara del diablo.

Historia 6

Las manos

Personajes:

- Rudolf: esposo de la pianista Elizabeth.

- Elizabeth: amada de Rudolf, era una maravillosa pianista que se había ganado el corazón de la emperatriz María Teresa en la presentación en la corte. La llaman “la rival de Mozart”.

- Doctor Duerf: médico de Elizabeth.

- Hans: criado de toda la vida de Rudolf.

Historia: Elizabeth, esposa de Rudolf, es una prodigiosa pianista que enamoró con sus dones a la misma emperatriz María Teresa. Practicaba todos los días para poder aprender y seguir presentándose. Un día una gran tos y fiebre se apoderó de ella y su esposo corrió a buscar al doctor Duerf. Lo que tenía, según el doctor, era muy fuerte y debía luchar entre la vida y la muerte. Lamentablemente el día llegó y Elizabeth falleció. Rudolf entristeció y nada era como antes.

Sin embargo una noche Rudolf escuchó como el piano sonaba tal cual la interpretación de una de las sonatas que tocara Elizabeth. Se despertó y vio la tapa abierta del piano con las teclas aún tibias: ella estaba ahí. Hans, su criado, estaba preocupado por su amo porque no se daba cuenta aún que ella estaba muerta.

Al día siguiente Hans realizó un viaje hacia la abadía de los benedictinos para traerle a su amo el licor que él tanto quería tener. Utilizó eso como excusa para que Hans lo dejara solo en el castillo para que pudiera encontrarse con Elizabeth. Bajó hasta el cementerio y abrió el ataúd donde reposaba Elizabeth y, para su asombro, todo el cadáver estaba descompuesto menos las manos de ellas que estaban intactas. Las llevó al castillo y allí tocaron el piano como nunca. Rudolf no sabía nada más que acariciarlas y besarlas.

Cuando Hans volvió al castillo con el licor de su amo no pudo creer lo que con horror veía: estaba su amo recostado encima del piano y entre sus manos unos alargados y delgados huesos que alguna vez fueron las manos de Elizabeth. Historia 7 La venganza del Rojo

Personajes:

- El Rojo: era un ladrón que fue llamado así porque su pelo, barbas y ropa siempre estaban teñidas de la sangre de sus víctimas: robaba y mataba porque sí.

- Juez: padre de Clara. Hombre recto, de una sola palabra, intachable.

- Madre del Rojo:

- Clara: joven hija del juez que, pese a haberse nacido sin su madre, crecía alegre.

- Catalina: ama de llaves que había criado a Clara.

- Edmundo: eterno enamorado de Clara, primo de Fabio.

- Fabio: primo de Edmundo quien organizó la fiesta.

- Sombra: gatito de Clara.

Historia: cuando el Rojo fue condenado a la horca, él prometió regresar y vengarse del juez que dictó su sentencia con quien él más ama. En esos momento me imaginó a su pequeña hija Clara, pero sin vacilar dio la orden de

su ejecución. En el lugar donde fue ejecutado creció una extraña planta justo donde él había orinado mientras lo estaban ahorcando: era una mandrágora, planta que crece en el lugar mismo donde orinó una persona mientras está siendo ahorcado. Y de esto se dio cuenta la anciana madre del Rojo, quien practicaba la brujería y le iba a hablar todos los días.

Clara, la hija del juez, crecía sin mayor problema: era hermosa, joven, llena de amigos y de enamorados. Un día vio pasar a un joven moreno de quien se enamoró a primera vista: resultó ser Edmundo, el primo de su amigo Flavio. Cuando Flavio la invitó a un baile en su casa ella no dudó un segundo en asistir para sólo ver a Edmundo. Bastaron sólo un par de piezas bailadas junto a él para haberla enamorado. Desde ese día asistía a todas las salidas en las que él participara para lograr conquistarlo, aunque todo era en vano. El tiempo pasaba y sólo restaban tres días para que el muchacho regresara a su tierra. Algo tenía que hacer para retenerlo.

Mientras daba un paseo por una tienda, Clara vio a Edmundo comprando unas hermosas telas y seda. Él le contó que serían para el vestido de su novia, su futura esposa. Al saber esto Clara llegó a su casa envuelta en llantos y casi sin nada de vida. Tan triste y desolada la vio Catalina, su ama de llaves, que corrió donde la hechicera del pueblo para que hiciera un conjuro para enamorar a Edmundo. Lamentablemente no se dio cuenta que la hechicera a quien había ido era la madre del Rojo, quien en venganza por la muerte de su hijo hizo una pócima con el jugo que soltó la mandrágora – que era su hijo – cuando ella le sacó las raíces.

Una vez que Edmundo bebió la pócima se enamoró perdidamente de ella, pidiéndole la mano para que se casaran. El padre de Clara, el juez, se negó a la petición porque él estaba comprometido de antes y la muchacha se fue del lugar a vivir con su amado. Ante toda esta desgracia Catalina se dio cuenta de lo que pasó y pidió al juez perdonara a Clara y le explicó lo del brebaje. Al enterarse de esto él la despidió y no dejó que Clara volviera. Al pasar el tiempo Edmundo iba cambiando: estaba grosero, pesado, violento, como nunca. Un día él llegó a casa todo borracho con ganas de matar a sombra, gatito que había acogido Clara quien fuese su única compañía. Al ver esto ella lo toma y empuñando un puñal que Edmundo llevaba, le da muerte.

Cuando la policía llega al rato para apresar a Edmundo por un crimen que había hecho, encuentran a Clara en un rincón meciéndose sin parar y canturreando una canción de cuna y a sus pies al gatito Sombra. No la pudieron llevar presa por lo que la encerraron en un manicomio.

Cuando supo esto el juez se lamentó al haber condenado y alejado él mismo a su único y amada hija.

Historia 8

Mantícora

Personajes:

- Cazador

- Joven muchacha: vive sola en una pequeña choza en medio del bosque donde vive la Mantícora. Su padre fue muerto por un enorme árbol que cayó encima de él y, desde entonces, nunca se ha movido del lugar.

- Mantícora: bestia que tenía cabeza de hombre y cuerpo de león. En lugar de ojos tenía dos rubíes rojos.

Historia: en el corazón de un bosque vivía una Mantícora, extraño animal que gustaba devorar carne humana. Todo quien entraba al bosque y se internaba un poco caía presa de sus garras.

Un día un cazador llegó al bosque siguiendo a un jabalí y se encontró con una joven que vivía en medio del lugar. Ella lo hospedó dándole agua y pan y él le preguntó por qué vivía allí, acaso no le daba miedo morir en manos de la Mantícora, a lo que ella responde que sólo son leyendas. Al poco andar del cazador es asesinado por la cruel bestia.

El secreto que esconde la joven es que en el bosque efectivamente vive la bestia acechando la carne humana. Ella está enamorada de la Mantícora y, para acercarse a su lado, se unta en aceite de jabalí para que no reconozca su verdadero olor a humano para ser devorada.

El bosque fue cerrado por las continuas muertes de los cazadores y la Mantícora de a poco fue desfalleciendo al no poder alimentarse. La joven al verla tan triste decide dejar el bosque para poder enamorar a algún cazador y atraerlo al bosque para que así el animal pueda alimentarse. En esta travesía la muchacha se desprende del aceite y corre a los límites del bosque para poder ir a buscar a un hombre cuando de repente cae sobre ella la Mantícora que, enceguecida por el hambre y la sed de carne humana, se la devora sin darse cuenta quien es.

Pasa el tiempo y nadie ha entrado al bosque. Un día un joven cazador entra al bosque que estaba clausurado a seguir un jabalí que se le había escapado cuando se encuentra con el esqueleto de una

gran bestia que, en lugar de ojos, había dos rubís rojos. Al sacarlos de su lugar de éstos empiezan a caer lágrimas: los ojos de la Mantícora lloran porque ella misma asesinó a su joven amada.

Historia 9 Amores que matan

Personajes:

- Gabriel: apodado Perseo, era un ilustrador que había ganado un afamado concurso de ilustración.

- Medusa:

Historia: Gabriel acababa de ganar un premio en Nueva York al ilustrar la portada de un libro llamado Amores que matan, donde aparece la figura de una medusa. La idea original la recibió de Florencia, donde una escultora llamada así se la mandó para que él pudiese plasmarlo en la portada. Ahora viajaba para agradecer el gesto personalmente.

Al llegar al lugar se percató de varias cosas que hicieron dudar de su cita: con quien se encontraría era con una joven apodada Medusa y él se solía hacer llamar Perseo. Cuenta el mito que la mirada de este ser petrificaba a cualquiera y fue Perseo quien con una espada y un escudo como espejo pudo cortarle la cabeza para que dejase de asesinar a más personas.

En plenos cálculos se iba a ir cuando una mano sobre su hombro lo sorprendió:

era ella, Medusa había llegado. Todos sus temores se esfumaron y ambos empezaron a vivir un lindo romance rodeado de arte y la tranquilidad de la ciudad. Marchaba bien su relación hasta el día en que él debía irse de allí: ella estaba obsesionada con él y deseaba realizar una escultura suya. Luego de vacilar un poco accedió y ella realizó un molde de yeso con él. Al ponerle encima el yeso él no pudo moverse y sentía cómo de a poco iba faltándole el aire y comprendió que ella lo había apresado para convertirlo en su estatua de yeso con él adentro.

Fueron veinte minutos largos, los más eternos de su vida cuando de pronto llegó Medusa y le apartó el yeso de encima. Él nunca supo la verdad: si ella realmente lo quiso tener de verdad dentro de la escultura y a último momento se arrepintió… lo que sí sabe es que con los dioses no se juegan y llegando a su casa lo primero que hizo fue cambiar su nombre de internet: nunca más se llamaría Perseo y no ilustraría nunca más libros con historias de terror.