Está en la página 1de 3

El Careo

Concepto.
El careo, es un acto procesal, cuyo objeto es aclarar los
aspectos contradictorios de las declaraciones: del procesado o
procesados, ofendido y los testigos, o de éstos entre sí, para con
ello, estar en posibilidad de valorar esos medios de prueba y
llegar al conocimiento de la verdad.

Naturaleza Jurídica.
El careo, ha sido considerado desde un doble aspecto: como
garantía constitucional para el procesado, y como medio de
prueba.
Puede ser un medio que conduzca al conocimiento de la
verdad, por eso se explica que se realice ante un juez, que dado
el caso ordenará su celebración, o bien el agente del Ministerio
Público, el procesado o en su defensor lo promuevan.
Para que el careo pueda ordenarse, se requiere, como
presupuesto indispensable, la existencia, por lo menos de dos
declaraciones, que para los fines del proceso es necesario
dilucidar.
Por lo que se advierte, hasta el momento, el careo es un
medio complementario de las declaraciones contradictorias, con
independencia del autor de las mismas y con la finalidad de
realizar la justipreciación de las declaraciones sin obstáculos,
susceptibles de engendrar dudas y otras consecuencias.
Clasificación.
Algunos procesalistas mexicanos, clasifican el careo en:
Constitucional, Procesal, Real o Dramático y Supletorio.
En la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, vigente, entre las garantías para el procesado se
establece “. . Cuando así lo solicite, será careado, en presencia
del juez, con quien deponga en su contra, salvo lo dispuesto en
la fracción V del Apartado B de este artículo;” Art. 20, Inciso A)
Fracción IV.
“V. Cuando la víctima o el ofendido sean menores de edad, no
estarán obligados a carearse con el inculpado cuando se trate de los
delitos de violación o secuestro. En estos casos, se llevarán a cabo
declaraciones en las condiciones que establezca la ley;”
De lo manifestado en el texto transcrito surge el fundamento
para calificar el careo, como constitucional.
La diferencia con el careo procesal, esta en que el en
primero debe darse entre el procesado y quienes depongan en
su contra, siempre que lo solicite aquél, independientemente de
que exista o no contradicción en las declaraciones; en cambio,
en el segundo la contradicción da origen al careo; como se
advierte, habrá de practicarse cuando existan dos declaraciones
contradictorias, aun cuando uno de los sujetos que deba ser
careado no este presente, causa éste que motiva el careo
supletorio, para así no incurrir en la violación a la garantía
instituida.
El careo supletorio, es un acto procesal que habrá de
celebrarse, cuando por cualquier motivo no fue posible obtener
su comparecencia de alguno de los que deben carearse.
El Código de Procedimientos Penales del Estado en materia
de careo, prevé:
Artículo 205.- Sin perjuicio de la garantía que consagra la fracción IV
del artículo 20 de la Constitución Federal, podrán celebrarse careos
procesales entre el acusado y las personas que depongan en su contra,
siempre y cuando existan contradicciones en sus declaraciones, pudiendo
realizarse a petición de parte o cuando el juzgador lo estime oportuno.
Artículo 206.- El careo solamente se practicará entre dos personas y
no concurrirán a la diligencia sino las que deban ser careadas, las partes y
los intérpretes si fueren necesarios.
Artículo 207.- Los careos se practicarán dando lectura a las
declaraciones que se reputen contradictorias y llamando la atención de los
careados sobre sus contradicciones, a fin de que discutan entre sí.
Artículo 208.- Cuando no pudiere obtenerse la comparecencia, ante
el Tribunal que conozca del proceso, de alguno de los que deban ser
careados, se practicará careo supletorio, leyéndose al presente la
declaración del otro y haciéndole notar las contradicciones que hubiere
entre aquélla y lo declarado por él.