Está en la página 1de 18

PROYECTO DE LEY ESTATUTARIA ELABORADO POR EL GRUPO DE CONSULTA PREVIA

DEL MINISTERIO DEL INTERIOR Y DE JUSTICIA

Por la cual se reglamenta la Consulta Previa para Grupos Étnicos y se dictan otras
disposiciones.

EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA

DECRETA

TITULO PRIMERO

CAPITULO I

ÁMBITO DE APLICACIÓN DE LA LEY.

ARTÍCULO 1º. La presente ley se aplicará sin excepción alguna a todos los procesos de
Consulta Previa a los que a continuación se enuncian, de conformidad con las normas
generales establecidas para cada tipología y especifica cuando así se indique expresamente.
En los casos no expresamente contemplados por esta ley, se aplicarán los principios generales
que regulan la consulta previa.

ARTÍCULO 2º. OBJETO DE LA CONSULTA PREVIA El objeto del procedimiento de Consulta


Previa, es garantizar el ejercicio del Derecho a la participación de las comunidades étnicas, en
los asuntos susceptibles de afectarlos, a través de un proceso participativo de dialogo
intercultural que será regido de conformidad con las normas que se enuncian a continuación.
En ese contexto la Consulta Previa es un escenario participativo dirigido a recoger opiniones ,
criterios, visiones , propuestas de las comunidades étnicas en relación con proyectos de
desarrollo, proyectos de ley, proyectos de actos administrativos u otras medidas susceptibles
de afectarlas directa y específicamente.

ARTÍCULO 3º. PRINCIPIOS GENERALES La Consulta Previa se realizará con sujeción a los
principios de buena fe, debido proceso, legitimidad y representatividad; comunicación
intercultural y bilingüismo; información suficiente y adecuada; oportunidad, pluralismo jurídico,
doble vía, congruencia, publicidad y pluralidad étnica.

a) BUENA FE. Dentro del proceso de la consulta previa corresponderá al Estado definir las
condiciones en las que se llevará acabo la misma, procurando que su desarrollo sea efectivo y
conducente, esto último no podrá entenderse como la posibilidad de establecer términos
perentorios para su realización, ni condiciones ineludibles para el efecto.

b) DEBIDO PROCESO: La Consulta Previa se ajustará al ordenamiento jurídico legal y a los


preceptos constitucionales. En su desarrollo se garantizará que la autoridad competente para
su coordinación, tome las decisiones desprovista de arbitrariedad y de autoritarismo; en
consecuencia las mismas deben ser objetivas, razonables y proporcionadas a la finalidad
constitucional que le exige el Estado.

c) LEGITIMIDAD Y REPRESENTATIVIDAD. La consulta previa se desarrollará con la


participación de:
• Representantes legales o delegados de las empresas o quien haga sus veces. En los
casos en los que se esté consultando proyectos o programas públicos el representante
será el ejecutor del mismo.

• Representantes de las siguientes instancias:

- Las autoridades tradicionales y/o cabildos mayores de cada pueblo indígena


involucrado, en su calidad de representantes legales de los mismos. En el caso de
comunidades negras, las autoridades tradicionales e interlocutores válidos y
representativos de la comunidad afrocolombiana.

- Las autoridades tradicionales y/o cabildos menores de las parcialidades, segmentos


sociales o comunidades de cada pueblo indígena, relacionadas directamente con la
medida o proyecto sobre el cual se hace la consulta, en su calidad de representantes
legales indígenas.

- La organización u organizaciones indígenas o afrocolombianas de nivel regional y/o


nacional, con personería jurídica vigente, según decisión de las autoridades de la
comunidad consultada.

- Las autoridades públicas de las entidades, programas o instancias estatales


competentes, estas últimas deberán poder tomar decisiones frete al proceso mismo de
consulta.

d) COMUNICACIÓN INTERCULTURAL Y BILINGÜISMO. El proceso de consulta deberá ser


adecuado a cada una de las culturas propias de los pueblos indígenas o comunidades
afrocolombianas que se pretenda consultar. La consulta se realizará dentro del territorio de la
comunidad consultada según lo concertado por las partes, y deberá contar siempre que se
requiera con la traducción al idioma particular del pueblo en consulta. Se utilizará en la medida
de lo posible los protocolos y formas de gestión propios de cada pueblo indígena o comunidad
afrocolombiana que este siendo consultada.

e) INFORMACIÓN SUFICIENTE Y OPORTUNA: Las autoridades se encargaran de procurar


siempre que la información suministrada a la comunidad dentro del proceso mismo de
consulta, sea completa, consistente, coherente, verificable, comparable, contextualizada,
diáfana, suficiente y siempre oportuna, y así garantizar el pleno conocimiento por parte de la
comunidad en consulta de las acciones a realizar.

f) OPORTUNIDAD. La consulta previa se realizará antes de la promulgación de la medida


administrativa, de la radicación del proyecto de ley o de la ejecución de la obra, proyecto o
actividad que se pretenda llevar acabo en los territorios legalmente constituidos para su
asentamiento o que les afecte directa y específicamente. Este proceso deberá respetar la
temporalidad de los procedimientos y las instancias internas propias del pueblo en consulta.

La consulta se entenderá como “previa”, en la medida en que el proceso se surta con


antelación a la ejecución de cualquier acción que pueda ser objeto de la misma. En ella se
garantizará la posibilidad de transformar, adecuar y/o complementar tanto la evaluación de los
impactos como las medidas tendientes a enmendarlos.

g) PLURALISMO JURÍDICO. Dentro de los procesos de consulta previa se tendrán en cuenta


los dos órdenes jurídicos vigentes relacionados con los derechos y deberes de los pueblos
indígenas, i) los sistemas normativos propios, ii y la legislación general del Estado colombiano.

h) DOBLE VÍA. La participación en la consulta previa se asumirá como un asunto de doble


vía, entendiéndola como un derecho y un deber simultáneamente. En ella se procurará que las
autoridades estatales ofrezcan las oportunidades necesarias para el desarrollo de la misma y
que la comunidad pueda decidir de manera autónoma y si quiere o no participar en el desarrollo
de la consulta. Cuando por decisión propia la comunidad consultada ya fuere por imprudencia,
desidia o conducta dilatoria de la misma, decidiera no intervenir en el proceso. El Ministerio del
Interior y de Justicia o quien haga sus veces será la autoridad encargada de tomar la decisión
desprovista de arbitrariedad y autoritarismo frente al suceso de la no participación por parte del
comunidad que haya sido consultada.

i) CONGRUENCIA. Las medidas de prevención, mitigación y adecuación que se establezcan,


como resultado de la consulta deberán ser proporcionales a la magnitud y posibles efectos del
proyecto o medida objeto de la consulta debidamente realizada y protocolizada.

j) PUBLICIDAD. Al iniciar el proceso de consulta las autoridades estatales implicadas en el


mismo, deberán suministrar toda la información necesaria para el buen desarrollo del mismo.
Dicha información no gozará de reserva; y le será provista oportunamente a los miembros de
las comunidades involucradas en el proceso.

CAPITULO II

DEFINICIONES

ARTICULO 4º .Para los efectos de la presente ley se tendrán como definiciones las
siguientes:

a) TERRITORIO: Para la presente Ley, se entenderá el territorio como el ámbito socio-


geográfico cuyos límites son construidos simbólica y culturalmente y que tienen su concreción
en el entorno a través de las relaciones que se establecen entre comunidad y medio ambiente.
En éste la comunidad desarrolla sus procesos sociales, económicos, políticos y culturales.
Dicho territorio se caracteriza por ser integral y colectivo generando en la comunidad sentido de
pertenencia, identidad y apropiación, y dando lugar al desarrollo de su espiritualidad.

b) ÁREA DE INFLUENCIA: El Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial será el


encargado de determinar el área de influencia del proyecto, obra u actividad y deberá informar,
en cada caso, al Grupo de Consulta Previa del Ministerio del Interior y de Justicia.

c) AUTORIDADES DE LOS GRUPOS ÉTNICOS: se reconocerán como autoridades de los


grupos étnicos las siguientes:

1. Representantes legales registrados en el Ministerio del Interior y de Justicia debidamente


posesionados.

2. Autoridades tradicionales posesionadas y registradas ante las Alcaldías Municipales en la


jurisdicción en la que se encuentre la comunidad étnica.

3. Representantes de los espacios de concertación nacional que participarán exclusivamente


cuando se trate de medidas administrativas y legislativas de orden nacional.

d) GRUPO ÉTNICO SUJETO DE CONSULTA: son las minorías nacionales reconocidas en


Colombia por el Ministerio del Interior y de Justicia denominadas como Indígenas; Negras,
Afrocolombianas, Raizales y Palenqueras; y Rom. Igualmente serán aquellas comunidades que
se determinen a través del proceso de verificación.

e) ZONA RURAL Y ZONA URBANA: se determinarán siguiendo lo establecido en los Planes de


Ordenamiento Territorial (POT), Estudios de Ordenamiento Territorial (EOT) y en los Planes
Básicos de Ordenamiento Territorial (PBOT).
f) AFECTACIÓN DIRECTA Y ESPECÍFICA: El Grupo de Consulta Previa del Ministerio del
Interior y de Justicia determinará la afectación directa y específica de los proyectos, obras u
actividades sobre las comunidades étnicas a partir de procedimientos que considere
adecuados para ello tales como el de la verificación.

CAPITULO III

PROCESO DE CERTIFICACIÓN

ARTICULO 5º. SOLICITUD Y PLAZO

Cuando el proyecto, obra o actividad se pretenda realizar en zonas no tituladas y habitadas en


forma regular y permanente por comunidades indígenas o negras susceptibles de ser afectadas
directa y específicamente con el proyecto, le corresponde al Ministerio del Interior y de Justicia,
Grupo de Consulta Previa o quien haga sus veces, certificar la presencia de dichas
comunidades, el pueblo al que pertenecen, su representación y ubicación geográfica. El
Instituto Colombiano de Desarrollo Rural- Incoder, certificará sobre la existencia de territorio
legalmente constituido.

Las certificaciones de las que trata el anterior inciso, se expedirán dentro de los treinta 25 días
hábiles siguientes a la radicación de la solicitud, siempre y cuando no requieran visita de
verificación, caso en el cual la entidad contará con 40 días hábiles para expedir la mencionada
certificación que para el efecto haga el interesado en el proyecto obra o actividad, la cual
contendrá:

a) Identificación del interesado:

b) Fecha de la solicitud;

c) Breve descripción del proyecto, obra o actividad;

d) Identificación del área de influencia directa e indirecta del proyecto, conforme a los términos
de referencia de la obra o actividad, acompañada de un mapa que precise su localización con
coordenadas geográficas planas o con sistemas Gauss

PARÁGRAFO 1. En caso de que la solicitud carezca de alguno de los requisitos enunciados


anteriormente será devuelta al interesado para que la subsane, y se empezarán a contar los
plazos para la expedición de la mencionada certificación a partir de la radicación de la
solicitud con todos los requisitos completos.

PARÁGRAFO 2. De no expedirse las certificaciones por parte de las entidades previstas en


este artículo durante el término señalado, el interesado reiterará su solicitud una vez más. De
presentarse el caso, las entidades en mención tendrán sólo 5 días hábiles para la expedición
de la certificación solicitada, de lo contrario podrán iniciarse los estudios, obras o actividades
No obstante, si durante la realización del estudio, obra u actividad el interesado verifica la
presencia de tales comunidades indígenas o negras dentro del área de influencia directa de su
proyecto, obra o actividad, deberá integrarlas a los estudios correspondientes, en la forma y
para los efectos previstos en esta ley e informará al Ministerio del Interior para garantizar la
participación de tales comunidades en la elaboración de los respectivos estudios.

ARTICULO 6º. OPONIBILIDAD A LA CERTIFICACIÓN: Una vez expedida la certificación, esta


debe ser notificada a la empresa interesada, así como a las comunidades identificadas en el
área de influencia directa del proyecto. Las partes podrán interponer los recursos de la vía
gubernativa en contra del acto que contiene la certificación de presencia de comunidades
étnicas. De los recursos de reposición y apelación habrá de hacerse uso, por escrito, en la
diligencia de notificación personal, o dentro de los cinco (5) días siguientes a ella, o a la
desfijación del edicto, o a la publicación, según el caso.
ARTICULO 7º. VIGENCIA DE LA CERTIFICACIÓN

Una vez en firme la certificación de presencia de comunidades por fuera del Resguardo el
interesado tendrá un plazo máximo de 9 meses para solicitar en caso de así requerirse al
Ministerio del Interior y de Justicia el inicio de la Consulta Previa o para dar inicio a la obra
actividad en el evento que no proceda la Consulta Previa. Pasado este plazo, será necesario
que el interesado solicite una actualización de la certificación atendiendo los plazos expresados
en el presente capítulo.

ARTICULO 8º. TARIFAS. El Grupo de Consulta Previa del Ministerio del Interior y de Justicia
cobrará los servicios de verificación, apertura, evaluación de impactos y medidas de manejo,
definición de acuerdos, protocolización, cierre, y todos los demás servicios de seguimiento de
la consulta previa, permisos, autorizaciones y demás instrumentos de control establecidos en
esta ley y los reglamentos.

Los costos por concepto de cobro de los citados servicios que sean cobrados por el Ministerio
del Interior y de Justicia entrarán a una cuenta especial del Fondo de Consulta Previa y serán
utilizados para sufragar los costos de evaluación verificación, apertura, evaluación de impactos
y medidas de manejo, protocolización, cierre, y todos los demás servicios de seguimiento de la
consulta previa, autorizaciones y otras erogaciones en que deba incurrir el Ministerio para la
prestación de estos servicios. Cuando se incumpliere con los compromisos acordados, el
Ministerio establecerá la multa correspondiente.

De conformidad con el artículo 338 de la Constitución Nacional para la fijación de las tarifas que
se autorizan en este artículo, el Ministerio del Interior y de Justicia aplicará el sistema que se
describe a continuación. La tarifa incluirá:

a) El valor total de los honorarios de los profesionales requeridos para la realización de la tarea
propuesta;
b) El valor total de los viáticos y gastos de viaje de los profesionales que se ocasionen para el
estudio, la expedición, el seguimiento y/o el monitoreo de la certificaciones, permisos o
autorizaciones y demás instrumentos de control establecidos en la presente ley y los
reglamentos;
c) El valor total de los análisis u otros estudios y diseños técnicos que sean requeridos tanto
para la evaluación como para el seguimiento.
el Ministerio del Interior y de Justicia aplicará el siguiente método de cálculo: Para el literal a) se
estimará el número de profesionales/mes o contratistas/mes y se aplicarán las categorías y
tarifas de sueldos de contratos del Ministerio del Transporte y para el caso de contratistas
Internacionales, las escalas tarifarias para contratos de consultoría del Banco Mundial o del
PNUD; para el literal b) sobre un estimativo de visitas a la zona del proyecto se calculará el
monto de los gastos de viaje necesarios, valorados de acuerdo con las tarifas del transporte
público y la escala de viáticos establecidos por el Departamento Administrativo de Función
Pública indexados cada año; para el literal c) el costo de los análisis u otros trabajos técnicos
será incorporado en cada caso, de acuerdo con las cotizaciones específicas. A la sumatoria de
estos tres costos a), b), y c) se le aplicará un porcentaje que anualmente fijará el Ministerio del
Interior y de Justicia por gastos de administración.
Las tarifas que se cobran por concepto de la prestación de los servicios de certificación,
evaluación y de los servicios de seguimiento a la consulta previa, según sea el caso, no podrán
exceder los siguientes topes:
1. Aquellos que tengan un valor de dos mil ciento quince (2.115) salarios mínimos mensuales
vigentes tendrán una tarifa máxima del cero punto seis por ciento (0.6%).
2. Aquellos que tengan un valor superior a los dos mil ciento quince (2.115) salarios mínimos
mensuales vigentes e inferior a los ocho mil cuatrocientos cincuenta y ocho (8.458) salarios
mínimos mensuales vigentes tendrán una tarifa máxima del cero punto cinco por ciento (0.5%).
3. Aquellos que tengan un valor superior a los ocho mil cuatrocientos cincuenta y ocho (8.458)
salarios mínimos mensuales vigentes, tendrán una tarifa máxima del cero punto cuatro por
ciento (0.4%).
El Grupo de Consulta Previa del Ministerio del Interior y de Justicia prestará los servicios a que
hace referencia el presente artículo a través de sus funcionarios o contratistas.
CAPITULO IV

VISITA DE VERIFICACIÓN

ARTÍCULO 9º. PROCEDENCIA DE LA VERIFICACIÓN

Cuando la información disponible en el Ministerio del Interior y de Justicia, resulte insuficiente


para efectos de proceder a expedir la certificación, el Ministerio del Interior y de Justicia por
medio de su Grupo de Consulta Previa, procederá a ordenar la realización de una visita de
verificación al lugar solicitado, que permita constar la presencia de comunidades fuera del
resguardo, ubicadas de manera regular y permanente en el área de influencia del proyecto.
Cuando proceda la visita de verificación, se aplicarán los plazos de los que trata el artículo 5º
de la presente ley.

ARTICULO 10º AUTORIDAD COMPETENTE

Será función del Ministerio del Interior y de Justicia a través de su Grupo de Consulta Previa, y
en coordinación con las Direcciones de Asuntos Indígenas, Minorías y Rom, y la Dirección de
Asuntos Afrocolombianas, comunidades negras, palenqueras y raizales, constatar la presencia
o ausencia de comunidades pertenecientes a grupos étnicos en el área de influencia directa de
los proyectos mediante metodologías cartográficas, etnográficas, archivísticas y documentales,
entre otras.

ARTÍCULO 11° PROCEDIMIENTOS PARA VERIFICACIÓN DE GRUPOS ÉTNICOS la


verificación de presencia o ausencia de grupos étnicos se realizará siguiendo tres fases que
conllevarán a un protocolo de verificación.

FASE 1: Procedimientos preparatorios

Ministerio del Interior y de Justicia en representación de su Grupo de Consulta Previa o quien


haga sus veces, se encargará de hacer revisión de las bases documentales relacionadas con el
área de verificación, revisará las fuentes etnográficas más representativas en relación con las
comunidades étnicas asentadas en inmediaciones del proyecto y determinará las condiciones
de seguridad para acceder a la zona consultando las unidades militares de la zona así como
las Organizaciones No Gubernamentales e incluso representantes de los grupos étnicos de la
zona que estén en condiciones de brindar información a este respecto.

FASE 2: Procedimientos a seguir durante la visita.

El Ministerio del Interior y de Justicia en representación de su Grupo de Consulta Previa o


quien haga sus veces se encargará de indagar en y con las comunidades étnicas asentadas en
inmediaciones del proyecto. Indagará también a través de entrevistas a personas
representativas de la zona, informaciones tales como: tiempo del asentamiento, hechos
históricos relevantes, entre otras. Coordinará con los entes territoriales pertenecientes a la
jurisdicción en la que se pretenda desarrollar la obra, proyecto o actividad, esto se realizará a
través de entrevistas a personas con cargos representativos y se revisará de documentos.
Coordinará con las organizaciones indígenas regionales que operen en área del proyecto, a
través de entrevistas a personas con cargos representativos y revisión de documentos.
Realizará recorridos por las áreas transitables aledañas al proyecto, en lo posible en compañía
de un representantes de la(s) comunidad(es) étnica(s) asentada(s) en inmediaciones del
proyecto, un representante de la(s) comunidad(es) vecinas(s), y un representante de la
Personería Municipal.

FASE 3 Procedimientos a seguir posteriores a la visita de campo.

El Grupo de Consulta Previa del Ministerio del Interior y de Justicia o quien haga sus veces se
encargará de la presentación de un informe detallado del trabajo de las fases 1 y 2 además de
la sistematización de la información y evaluación de las actividades realizadas.

CAPITULO V

FASES GENERALES DE LA CONSULTA.

ARTÍCULO 12°. La Consulta Previa debe ser entendida como un proceso de diálogo
intercultural permanente, en ese sentido estará compuesta por las siguientes fases, cuyo
cumplimiento y agotamiento es de obligatorio cumplimiento en todos los procesos, salvo en los
casos que expresamente se establezca por parte de la autoridad competente lo contrario.

a. FASE DE APERTURA, INFORMACIÓN Y CONSTRUCCIÓN DE LA METODOLOGÍA.


Durante esta fase, la autoridad competente se encargara de dar inicio formal a la Consulta
Previa, en presencia de las autoridades y miembros representativos de la comunidad sujeta a
Consulta Previa, así como representantes de la parte interesada y órganos de control. Durante
la mencionada reunión se procederá a agotar las siguientes actividades:

(i) identificación de las autoridades representativas para la interlocución con la comunidad.

(ii) presentación de la información completa, clara y oportuna por parte del interesado de la
obra, proyecto o actividad que se va a adelantar.

(iii) concertación de la metodología entre la comunidad y el interesado para efectos de


adelantar la consulta previa. En caso que la comunidad y el interesado no lleguen a un
acuerdo en términos de la metodología que se va a adelantar, el Ministerio del Interior y de
Justicia o quien haga sus veces, deberá tomar una determinación en relación con la
metodología, valorando las posiciones de las partes y buscando siempre la protección de la
identidad étnica y cultural.

Como producto de esta fase se deberá suscribir el Acta de Apertura de Consulta Previa, por los
participantes en la reunión.

b. FASE DE ANÁLISIS Y CONCERTACIÓN DE IMPACTOS Y MEDIDAS.

Durante esta fase, la autoridad competente se encargara de liderar y acompañar los talleres,
análisis y evaluación de impactos, e identificación de medidas de compensación o mitigación
de los mismos en conjunto entre las autoridades y miembros representativos de la comunidad
sujeta a Consulta Previa, así como representantes de la parte interesada y órganos de control.
Durante la mencionada reunión se procederá a agotar las siguientes actividades:

(i) De conformidad con lo acordado en la fase de apertura se realizarán los talleres para
proceder a la identificación de los impactos, medidas de manejo, mitigación, corrección y/o
compensación.

c. FASE DE PROTOCOLIZACIÓN DE ACUERDOS.

Durante esta fase, la autoridad competente se encargará de liderar y acompañar la


protocolización de los acuerdos a lo que la comunidad y el interesado han llegado en la etapa
de identificación de impactos y medidas. Durante la mencionada reunión se procederá a
plasmar en un documento escrito los acuerdos y desacuerdos en los que la comunidad y el
interesado hayan incurrido durante el ejercicio de Consulta Previa.
Como producto de esta fase se deberá suscribir el Acta de Protocolización de Acuerdos de
Consulta Previa, por los participantes en la reunión.

d. FASE DE SISTEMATIZACIÓN Y SEGUIMIENTO.

Durante esta fase, la autoridad competente se encargará de sistematizar en la Base de Datos


creada para ello en el Ministerio del Interior y de Justicia, los acuerdos alcanzados durante la
Consulta Previa.

El Ministerio del Interior y de Justicia, deberá hacer seguimiento al cumplimiento de los


acuerdos en la forma y plazo convenidos, para ello efectuará un informe semestral sobre el
cumplimento de los acuerdos de procesos de Consulta Previa.

e. FASE DE CIERRE DE LA CONSULTA PREVIA

Durante esta fase, la autoridad competente una vez verificado el cumplimento de todos los
acuerdos de Consulta Previa se encargará de proceder al cierre definitivo de la Consulta Previa
en presencia y con la participación de los miembros de la comunidad, el interesado y los
representantes de los órganos de control. Con esta actuación se da por terminado el Proceso
de Consulta Previa.

Como producto de esta fase se deberá suscribir el Acta de Cierre de Consulta Previa, por los
participantes en la reunión.

ARTÍCULO 13°. La coordinación de todas las fases de la Consulta Previa será realizada por el
Grupo de Consulta Previa del Ministerio del Interior y de Justicia o de quien haga sus veces.
No obstante los anterior, se hace obligatoria la presencia por parte de las autoridades
ambientales tales como el Ministerio del Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial
además de las autoridades ambientales del orden regional, en todas la reuniones subsiguientes
a la instalación de la Consulta.

TÍTULO SEGUNDO

TIPOLOGÍAS DE CONSULTA

CAPÍTULO VI

CONSULTA PREVIA CON LINCENCIA

AMBIENTAL

ARTÍCULO 14º. Para los proyectos licenciados se garantizará la participación de las


Comunidades Indígenas y negras en la elaboración de los estudios ambientales. El
responsable del proyecto, obra o actividad que deba realizar consulta previa, elaborará los
estudios ambientales con la participación de los representantes de las comunidades indígenas
o negras.
Para el caso de las comunidades indígenas con la participación de los representantes legales o
las autoridades tradicionales y frente a las comunidades negras con la participación de los
miembros de la Junta del Consejo Comunitario o, en su defecto, con los líderes reconocidos
por la comunidad de base.
El responsable del proyecto, obra o actividad acreditará con la presentación de los estudios
ambientales, la forma y procedimiento en que vinculó a los representantes de las comunidades
indígenas y negras en la elaboración de los mismos, para lo cual deberá enviarles invitación
escrita.
Transcurridos veinte (20) días de enviada la invitación sin obtener respuesta de parte de los
pueblos indígenas o comunidades negras, el responsable del proyecto, obra o actividad
informará al Ministerio del Interior para que verifique dentro de los diez (10) días siguientes al
recibo de la comunicación, si existe voluntad de participación de los representantes de dichas
comunidades y lo informará al interesado.
En caso que los representantes de las comunidades indígenas y/o negras se nieguen a
participar, u omitan dar respuesta dentro de los términos antes previstos, el interesado
elaborará el estudio ambiental prescindiendo de tal participación.

ARTÍCULO 15º. Términos de referencia. Dentro de los términos de referencia que expida la
autoridad ambiental para la elaboración de los estudios ambientales se incluirán los
lineamientos necesarios para analizar el componente socioeconómico y cultural de las
comunidades indígenas o negras.
ARTÍCULO 16º.. Proyectos que cuentan con términos de referencia genéricos. Cuando el
proyecto, obra o actividad, cuente con términos de referencia genéricos expedidos por la
autoridad ambiental respectiva, el interesado deberá informar al Ministerio del Interior sobre la
participación de las comunidades indígenas o negras susceptibles de ser afectadas, en la
elaboración de los estudios.

ARTÍCULO 17º. Solicitud de licencia ambiental o de establecimiento del plan de manejo


ambiental. Cuando se pretenda desarrollar un proyecto, obra o actividad dentro del ámbito
territorial previsto en los artículos 2º y 3º de este decreto, a la solicitud de licencia ambiental o
de establecimiento del Plan de Manejo Ambiental, se anexará las certificaciones de que trata el
artículo 3º del presente decreto.

ARTÍCULO 18º. Proyectos que no cuentan con términos de referencia genéricos. Recibida la
solicitud de términos de referencia y establecida la necesidad de hacer consulta previa, la
autoridad ambiental competente al momento de expedirlos, informará al Ministerio del Interior
sobre la participación de las comunidades indígenas y/o negras susceptibles de ser afectadas,
en la elaboración de los estudios.

ARTÍCULO 19º.. Contenido de los estudios ambientales frente al componente socioeconómico


y cultural. En relación con el componente socioeconómico y cultural, los estudios ambientales
deberán contener por lo menos lo siguiente:

1. En el diagnóstico ambiental de alternativas:


Características de la cultura de las comunidades indígenas y/o negras. Este elemento se tendrá
en cuenta por parte de la autoridad ambiental para escoger la alternativa para desarrollar el
estudio de impacto ambiental.
2. En el estudio de impacto ambiental o plan de manejo ambiental:
a) Características de la cultura de las comunidades indígenas y/o negras;
b) Los posibles impactos sociales, económicos y culturales que sufrirán las comunidades
indígenas y/o negras estudiadas, con la realización del proyecto, obra o actividad;
c) Las medidas que se adoptarán para prevenir, corregir, mitigar, controlar o compensar los
impactos que hayan de ocasionarse.

ARTÍCULO 20º. Comunicación a la comisión técnica de que trata la Ley 70 de 1993. Hasta
cuando se adjudique en debida forma la propiedad colectiva de las comunidades negras
susceptibles de ser afectadas por el proyecto, obra o actividad, la autoridad ambiental
competente remitirá copia del auto de iniciación de trámite a la Comisión Técnica de que trata
el artículo 8º de la Ley 70 de 1993, para que emita el concepto exigido en el artículo 17 de la
misma ley.

CONSULTA PREVIA FRENTE AL DOCUMENTO DE EVALUACIÓN Y MANEJO AMBIENTAL


ARTÍCULO 21º. Documento de evaluación y manejo ambiental. Cuando quiera que se
compruebe presencia de comunidades étnicas en el área del proyecto, se deberá realizar la
consulta previa con las comunidades indígenas y negras. De conformidad al capitulo V de la
presente ley.
El interesado antes de elaborar el documento de evaluación y manejo ambiental deberá
informar al Ministerio del Interior para que constate la participación de las comunidades
indígenas o negras susceptibles de ser afectadas en la elaboración de los estudios.

ARTÍCULO 22º. Comunicación de la decisión. El acto administrativo que otorgue o niegue la


licencia ambiental, el establecimiento del plan de manejo ambiental o el permiso de uso,
aprovechamiento o afectación de los recursos naturales renovables deberá ser comunicado a
los representantes de las comunidades indígenas y negras consultadas.

CAPITULO VII

MEDIDAS NACIONALES, DEPARTAMENTALES Y LOCALES DE CARÁCTER


ADMINISTRATIVO Y LEGISLATIVO SUSCEPTIBLES DE AFECTARLAS DIRECTAMENTE.

ARTICULO 23°. Las medidas administrativas del orden departamental o local que afecten
directa y específicamente a una o más comunidades se les surtirá proceso de consulta con
cada una de las comunidades afectadas. Sí fueran muchas comunidades, se acordará con sus
autoridades la metodología a seguir con el propósito de agilizar el proceso. Para el caso de las
medidas administrativas del orden nacional, se acudirá tanto a la Mesa Permanente de
Concertación para Pueblos Indígenas y Organizaciones Indígenas como a la Consultiva de alto
Nivel para Comunidades Negras, Afrocolombianas, Palenqueras y Raizales, allí se dispondrán
los espacios que sean necesario para la efectiva participación de envergadura nacional

ARTICULO 24°. La entidad promotora del proyecto de ley le brindará a las comunidades
pertenecientes a las minorías étnicas del país, todas las oportunidades para que ellas no sólo
conozcan a profundidad el articulado del mismo, sino todo para que puedan participar
activamente e intervenir en su modificación, sí hubiera lugar a la misma, dicho proceso se
llevará a cabo previo a la radicación del proyecto ante el Congreso de la República.

ARTICULO 25°. En relación con los proyectos de iniciativa parlamentaria, el congresista autor
o ponente del mismo, deberá enviarlo al Grupo de consulta, solicitando concepto acerca de la
necesidad de efectuar o consulta con las comunidades indígenas y/o afrocolombianas.

ARTICULO 26°. El proceso de Consulta Previa para proyectos de Ley se realizará en las altas
instancia de representación de los grupos Étnicos, que en el caso de la comunidades indígenas
será la Mesa Permanente de Concertación con Pueblos Indígenas y Organizaciones Indígenas
y para las comunidades negras la Consultiva de alto Nivel para Comunidades Negras,
Afrocolombianas, Palenqueras y Raizales, allí se dispondrán los espacios que sean necesario
para la efectiva participación de envergadura nacional

ARTICULO 27° Los costos que conlleve convocar tanto la mesa Permanente de Concertación
de los Pueblos Indígenas y Organizaciones Indígenas, como La consultiva de Alto Nivel para
las Comunidades Negras, Afrocolombianos, Raizales y Palanqueras, correrán por cuenta de
quien este formulando la propuesta de ley.

CAPÍTULO VIII

EXPLORACIÓN, PROSPECCIÓN Y EXPLOTACIÓN DE RECURSOS NATURALES EN SUS


TERRITORIOS.
ARTICULO 28°: La Consulta Previa procederá en los territorios de las minorías étnicas cuando
vaya a realizarse prospección avanzada de minas, exploración y explotación de las mismas.

ARTICULO 29°: Cuando la propuesta del contrato de concesión minera no hubiere sido
objetada por la autoridad minera, en un término que no supere los quince (15) días contados a
partir de la presentación de la misma, dentro de los cinco (5) días siguientes, se comunicará,
por intermedio del Ministerio del Interior y de Justicia, a los representantes o autoridades de los
grupos étnicos ocupantes del área. La comunicación a los grupos étnicos tendrá por objeto
notificarlos con el fin de que comparezcan para hacer valer su preferencia en el término de
sesenta (60) días contados a partir de la notificación.

CAPITULO IX

ERRADICACIÓN DE CULTIVOS ILÍCITOS.

ARTICULO 30°: Se realizará el proceso de Consulta Previa de manera efectiva y eficiente con
los pueblos indígenas sobre las decisiones atinentes al programa de erradicación de cultivos
ilícitos, en los aspectos que a cada una de las entidades les compete, con la finalidad de llegar
a un acuerdo o lograr la concertación acerca de las medidas propuestas. La concertación
deberá determinar los tiempos, mecanismos de verificación y apoyo para la ejecución de
programas de desarrollo alternativo acordes con las características culturales y ambientales de
los pueblos y territorios indígenas. La erradicación de cultivos ilícitos en los territorios indígenas
se realizará de manera concertada y verificable, entre las autoridades y organizaciones
indígenas y las entidades competentes

ARTICULO 31°: Durante el desarrollo de la consulta previa para la erradicación de cultivos


ilícitos se procurará siempre que las comunidades expliquen el uso tradicional de la coca y todo
lo que ello conlleva en su diario vivir determinando cuáles son sus necesidades dentro del uso
ancestral y consumo tradicional de la hoja de coca, indispensables para la preservación de su
identidad e integridad étnica y cultural. Además de ello la autoridad explicará a la comunidad
todas las posibles formas de erradicación que puedan ser usadas, para que la comunidad
consultada pueda acordar el mejor método a seguir.

CAPITULO X

PROYECTOS DE DESARROLLO E INFRAESTRUCTURA (VÍAS, PUERTOS, LÍNEAS DE


CONDUCCIÓN, ENTRE OTROS)

CONSULTA PREVIA EN PROYECTOS DE INFRAESTRUCTURA

ARTÍCULO 32°: INFRAESTRUCTURA. Para los fines de la presente Ley se entiende por
infraestructura el conjunto de elementos o servicios que se consideran necesarios para el
funcionamiento y/o el desarrollo de una actividad.

ARTÍCULO 33°: CLASIFICACIÓN DE LOS PROYECTOS DE INFRAESTRUCTURA. Para


efectos de la presente ley se listarán a continuación una serie de proyectos de infraestructura,
sin perjuicio de que posteriormente puedan incluirse otros más: 1.Vías de comunicación;
terrestres, fluviales, aéreas y marítimas. 2. Telecomunicaciones; Transporte de contenidos, voz
y datos por medio de la propagación de ondas a través del espacio. (Antenas para la emisión y
recepción de voz y datos, redes de transmisión y recepción por fibra óptica) 3. Energético;
construcción de presas, represas, embalses, estaciones y subestaciones eléctricas, líneas de
conducción, antenas eólicas y termoeléctricas. 4. Agrícola; Construcción de distritos de riego de
mediana y gran escala, plantas de biocombustibles, reforestaciones de carácter comercial. 5.
Servicios públicos básicos-Obras Civiles; construcción de acueductos, alcantarillado, rellenos
sanitarios y sistemas de tratamiento de aguas residuales. 6. Infraestructura para Seguridad;
construcción de bases militares, cárceles, estaciones de policía, entre otros. 7. Infraestructura
social: Colegios, bibliotecas, centros de salud, hospitales, etc.

PARÁGRAFO 1º. En los casos en que los proyectos sean de iniciativa propia de las
comunidades indígenas o afrocolombianas, no requerirán el proceso de consulta previa; no
obstante las autoridades tradicionales o los representantes de las comunidades, deberán
demostrar mediante acto administrativo correspondiente, la aprobación del proyecto por los
miembros de la comunidad beneficiaria.

PARÁGRAFO 2º. Las acciones de operación, mantenimiento y rehabilitación de los proyectos


de infraestructura existentes, no serán objeto consulta siempre que dichas acciones no
impliquen cambios en los proyectos consultados, ni modifique los trayectos, incremente
capacidades o implique ampliaciones.

CAPITULO XI

INVESTIGACIONES

ARTICULO 34°: PROCEDIMIENTO ESPECIAL

Para efectos de adelantar el proceso de Consulta Previa de investigaciones científicas el


procedimiento a adoptar además de las normas generales aplicables para la Consulta Previa
será el siguiente:

1. El investigador o la institución que realizarán la investigación darán a conocer a las


comunidades el proyecto de investigación. En dicha reunión las comunidades realizarán
observaciones al proyecto que el investigador podrá tener en cuenta.

2. La comunidad le proporcionará una comunicación al investigador para que le sea emitido su


permiso de investigación anunciándole al Ministerio de Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo
Territorial y al Ministerio del Interior y de Justicia que el investigador ha cumplido con la
obligación de socializar su proyecto y que ha existido consentimiento de la comunidad para que
este proyecto se desarrolle en sus territorios y/o con ellos mismos (en el caso de que las
investigaciones sean de carácter social o cultural).

ARTICULO 35°: CONSULTA PREVIA COMO MECANISMO SUBSIDIARIO

En caso de que no exista el consentimiento del que trata el artículo anterior, los Ministerios se
harán presentes según las competencias del caso y realizarán una nueva reunión para buscar
acuerdos entre la comunidad y el investigador (es). Se analizarán los argumentos de las partes
y se buscara mediante el diálogo intercultural un acuerdo.

Tres categorías en las cuales siempre se llevará a cabo la consulta previa en relación a las
investigaciones científicas:

1. La consulta previa se llevará a cabo siempre que el objeto de la investigación pueda


afectar la integridad cultural de los grupos étnicos.
2. Cuando las investigaciones impliquen la obtención de recursos genéticos.
3. Cuando las investigaciones tengan un fin comercial.

PARAGRAFO 1°: La consulta Previa no procede en los siguientes casos:


4. Cuando sea investigación propia, es decir cuando esta se encuentre planteada por la
misma comunidad o alguno de sus miembros.
5. Cuando sea con investigación, es decir cuando las comunidades o sus miembros
hayan participado activamente en la formulación del proyecto de investigación.

ARTÍCULO 36. CONSULTA PREVIA PARA INVESTIGACIONES ARQUEOLÓGICAS

Se define como intervención de carácter arqueológico lo siguiente:

1. Intervenciones en desarrollo de investigaciones de carácter arqueológico que impliquen


actividades de prospección, excavación o restauración.

2. Intervenciones en proyectos de construcción de redes de transporte de hidrocarburos,


minería, embalses, infraestructura vial, así como en los demás proyectos, obras o actividades
que requieran licencia ambiental registros o autorizaciones equivalentes ante la autoridad
ambiental, o que ocupando áreas mayores a una hectárea requieran licencia de urbanización,
parcelación o construcción.

3. Intervenciones en proyectos, obras o actividades dentro de áreas arqueológicas protegidas y


áreas de influencia, las cuales deberán hacerse acorde con el plan de manejo arqueológico
aprobado. las intervenciones u obras a que se refiere este numeral se refieren a cualquiera que
requiera o no licencia ambiental, como acciones de parcelación, urbanización o construcción.

4. Intervenciones de bienes muebles de carácter arqueológico que se encuentran en calidad de


tenencia legal.

Por lo tanto, para el primer y tercer tipo de intervención, se hace necesaria realizar consulta
previa con las comunidades afectadas en los mismos términos y bajo los mismos parámetros
que las obras, medidas administrativas o investigaciones lo hacen. es decir, siguiendo la misma
metodología que se aplica al identificar el impacto que dicho proyecto tendrá sobre la
comunidad y elaborar conjuntamente con la comunidad la medida de manejo para dicho
impacto.

Para el segundo tipo de intervención no se hace necesaria la consulta, pues este tipo de
proyectos debe realizar consulta antes de ingresar al territorio o al área de influencia del grupo
étnico para cada uno de los proyectos.

Para el cuarto tipo de intervención, debe tenerse en cuenta lo referente a patrimonio cultural y
propiedad de cultura material. es decir, quién es el propietario de los objetos culturales. En esta
categoría se incluyen artefactos cerámicos, metálicos, líticos, textiles, vidrio, momias y demás
restos orgánicos e inorgánicos que formen parte del registro arqueológico o de la cultura
material de una comunidad. Tal y como lo define la ley, el tráfico del patrimonio cultural está
penalizado y no deberá ser objeto de consulta pues este no está en juego. Para el caso de
objetos que estén por fuera del país o en manos de particulares, corresponderá a la entidad
competente, es decir, al ICAHN definir las acciones a seguir. La consulta previa no procede.

CAPITULO XII

UNIDADES MILITARES

ARTICULO 37°: Se realizará el proceso de Consulta Previa de manera efectiva y eficiente con
las minorías étnicas sobre las decisiones atinentes al desarrollo de proyectos, obras o
actividades que las Fuerzas Armadas, el INPEC u organismos de seguridad del Estado
pretendan desarrollar en sus territorios que los puedan afectar, salvo que la urgencia de la
operación requiera una acción inminente.

CAPITULO XIII
ADOPCIONES DE MENORES DE EDAD PERTENECIENTES ALOS GRUPOS ÉTNICOS

ARTÍCULO 38°: Este proceso sólo se aplicará a las comunidades indígenas. Para ellos el
instituto Colombiano de Bienestar Familiar deberá adicionar al los Lineamiento Técnico del
Proceso Administrativo de Restablecimiento de Derechos existente, un numeral dedicado al
tratamiento diferencial de derechos de los niños, niñas y adolescentes indígenas que precise lo
siguiente:

1. Toda vez que una autoridad administrativa tenga conocimiento de la inobservancia,


amenaza o vulneración de los derechos de un niño, niña o adolescente indígena,
deberá como primera medida garantizar la protección integral del niño de acuerdo a la
situación.
2. La Autoridad Administrativa deberá de manera simultánea: (i) interactuar con la
autoridad tradicional de la comunidad o resguardo a la que se presume pertenece el
menor, a fin de informar la situación presentada y conocer si la misma responde a
factores culturales, (ii) reportar el caso a la Dirección de Asuntos Indígenas, Minorías y
Rom del Ministerio del Interior y de Justicia, anexando toda la información existente del
mismo y solicitar certificación de la existencia de la comunidad indígena a la que se
presume pertenece el menor o adolescente.

ARTÍCULO 39°: La Dirección de Asuntos Indígenas, Minorías y Rom deberá solicitar a la


autoridad tradicional de la comunidad, se sirva certificar la pertenencia del menor a la
comunidad.

ARTÍCULO 40°: El Ministerio del Interior y de Justicia dará respuesta a la solicitud efectuada
por la zonal del ICBF dentro de los 15 días hábiles siguientes a la recepción de la solicitud,
anexando la certificación de pertenencia étnica expedida por la autoridad tradicional de la
comunidad o resguardo al que pertenece el niño, niña o adolecente indígena o en su defecto la
comunicación enviada a la autoridad tradicional de la que habla el artículo anterior.

PARÁGRAFO. En el caso de que la comunidad a la que pertenezca un niño, niña o


adolescente no se encuentre reconocida, pero presenta solicitud de reconocimiento, la
Dirección de Asuntos Indígenas, Minorías y Rom dará prioridad a la realización del estudio
etnológico de la misma sobre los estudios programados a la fecha del reporte de la novedad.

ARTÍCULO 41°: Si el niño, niña o adolescente es indígena y su comunidad está reconocida


oficialmente, la Autoridad Administrativa, para la aplicación de las medidas de restablecimiento
de derechos, deberá preferir y priorizar la ubicación del niño, la niña y el adolescente en su
medio familiar y sociocultural. Cuando sea necesario, para la práctica de las pruebas periciales
(pruebas que permitan constatar y dejar constancia del maltrato al que fue sometido el niño), se
requerirá el concepto experto de un antropólogo.

ARTÍCULO 42°: En el caso de comprobarse que la inobservancia, amenaza o vulneración de


los derechos del niño, niña o adolecente es sobre uno o varios mínimos jurídicos por razones
culturales, que conlleva a un rechazo manifiesto del niño, niña o adolescente indígena por parte
de la comunidad, la Autoridad Administrativa deberá dejar constancia en el expediente de la
manifestación de la autoridad indígena competente. El Estado brindará la protección integral
inmediata que sea requerida para el restablecimiento pleno de sus derechos.

ARTÍCULO 43°: Si la inobservancia, amenaza o vulneración de derechos ocurre por razones


distintas a las expuestas en el párrafo anterior, el Ministerio del Interior y de Justicia
conjuntamente con la autoridad administrativa dará inicio el proceso de consulta con las
autoridades indígenas, la familia y la comunidad del niño, niña o adolescente en el proceso,
efecto para el cual se procederá así:
1. El Grupo de Consulta Previa del Ministerio del Interior y de Justicia citará por el medio
más idóneo a los padres, familiares o cuidadores del niño, niña o adolescente indígena
y a la autoridad tradicional de la comunidad indígena legalmente reconocida, para
llevar a cabo una reunión dentro de los quince (15) días calendario siguientes a la
expedición de la certificación de la existencia de la comunidad indígena, en el sitio en
que se encuentre ubicada la comunidad indígena o aquel que pueda ser concertado.
Deberá realizar máximo dos (2) citaciones, dejando constancia en el expediente del
caso.
2. En las reuniones desarrolladas dentro del proceso de consulta, (i) De ser el caso, se
deberá contar con la presencia de un intérprete y la intervención de un Social y un
antropólogo; (ii) Se celebrará en idioma castellano, con traducción a la lengua materna
de la comunidad indígena presente, cuando sea el caso; (iii) Si a ello hubiere lugar, se
dará curso a los trámites señalados en el artículo 100 de la Ley 1098 de 2006, (iv) El
Grupo de consulta previa presentará los lineamientos básicos de la consulta
exponiendo los motivos de la reunión, (v) seguido la autoridad administrativa
presentará la situación del niño, niña o adolescente indígena, las medidas provisionales
de restablecimiento de derechos tomadas, las pruebas practicadas e informar, de ser
el caso, de la posibilidad de que una familia que no pertenezca a la comunidad lo
adopte, y las consecuencias y efectos jurídicos de la adopción en relación con el niño,
familia y comunidad indígena a la que pertenece. De la referida información se excluirá
lo concerniente al o los posible(s) adoptante(s) del niño, niña o adolescente indígena.
En el caso de que la autoridad administrativa decida no asumir el restablecimiento de
los derechos vulnerados, y entregar dicha responsabilidad a la autoridad administrativa,
se dejará constancia mediante acta suscrita por todos los asistentes y la autoridad
indígena deberá emitir el concepto favorable para la adopción del niño, niña y
adolescente por adoptantes que no pertenezcan a su comunidad conforme lo dispone
el artículo 70 de La ley 1098 de 2006.

PARÁGRAFO: A las reuniones de consulta previa con las autoridades indígenas, la familia y la
comunidad del niño, niña o adolescente en el proceso será invitada sin perjuicio de sus
facultades constitucionales y legales, siempre la Procuraduría General de la Nación.

PARÁGRAFO: Cuando la medida de restablecimiento de derechos sea la adopción, la


competencia será exclusiva del Defensor de Familia y la respectiva providencia deberá ser
debidamente notificada, de conformidad por lo dispuesto en la ley 1098 de 2006.

ARTÍCULO 44°: En el caso que la autoridad indígena decida asumir la responsabilidad del
restablecimiento de los derechos del niño, niña o adolescente, la Autoridad Administrativa
competente deberá, en todo caso, apoyar a las autoridades indígenas en el restablecimiento de
los derechos de los niños, niñas y adolescentes con las acciones que se consideren necesarias
acorde con las circunstancias particulares de conformidad con la ley 1098 de 2006. Igualmente,
buscará hacer posible el seguimiento a las medidas tomadas y el acompañamiento del equipo
interdisciplinario, en los tiempos y momentos en que sea concertado, hasta por seis meses.

PARÁGRAFO: Si del seguimiento y acompañamiento se establece el incumplimiento de las


obligaciones y acuerdos pactados y se determina que el niño, niña o adolescente continúa en
una situación de inobservancia, amenaza o vulneración de sus derechos, la Autoridad
Administrativa deberá asumir el conocimiento del caso y tomar las medidas que sean
requeridas de manera inmediata para la atención integral en los términos que establece la ley
para adelantar el proceso administrativo de restablecimiento de derechos.

ARTÍCULO 45°: En el caso que la autoridad indígena no responda a la convocatoria realizada


por el Ministerio del Interior y de Justicia, esta institución certificará el cumplimiento de haberse
surtido la consulta previa y emitirá el concepto favorable que establece el artículo 70 de la Ley
1098 de 2006. Dichas reuniones podrá ser suspendida por una sola vez a solicitud de la
autoridad, comunidad o familia indígena por un término no mayor a quince (15) días hábiles. En
el acta se registrarán las razones de suspensión y la fecha para continuar con el proceso, que
no podrá exceder los quince (15) días hábiles siguientes.
CAPITULO XIV

COMUNIDAD ÉTNICA QUE SE ENCUENTRA ASENTADA EN UN TERRITORIO COLECTIVO


(RESGUARDO O DE COMUNIDADES NEGRAS) DE OTRO GRUPO ÉTNICO.

ARTÍCULO 46: Si se llegaré a presentar conflictos por posesión, tenencia de tierras colectivas,
ampliación, constitución saneamiento, restructuración de resguardos y en general por
titularidad de propiedades colectivas de las comunidades indígenas estas se resolverán
atendiendo a los principios de titularidad del bien inmueble, usos y costumbres de las
comunidades indígenas o afrocolombianas y autoridades legítimamente constituidas.

CAPITULO XV

CONSULTA PREVIA PARA COMUNIDADES ÉTNICAS EN SITUACIÓN DE


DESPLAZAMIENTO.

ARTÍCULO 47°: Cuando se certifique la presencia de grupos étnicos por parte del Ministerio
del Interior y Justicia en el área de influencia de un proyecto y éstas se encuentren en
condición de desplazamiento sea éste forzado o de espontáneo, se promoverán acciones
inmediatas a través de las instituciones encargadas del tema y así poder identificar a la
población objeto y adelantar con ellos la Consulta Previa.

PARÁGRAFO.- En caso de no obtener información se deberá notificar a las personas que se


crean con derechos a través de medios idóneos con el fin de garantizar la participación en el
proceso de consulta previa, estas deberán registrarse ante las instituciones competentes.

ARTÍCULO 48°: Cuando se pretenda desarrollar un proyecto, obra o actividad dentro de un


territorio en que se encuentren grupos étnicos que han sido desplazados forzada o
espontáneamente, se deberá tener en cuenta características como tiempo y permanencia que
serán reglamentadas por el equipo de Consulta Previa del Ministerio del Interior y de Justicia,
para determinar si éstas son objeto de Consulta Previa.

ARTÍCULO 49°: Cuando se trate de un grupo étnico que no esté certificado y se encuentre en
situación de desplazamiento forzado o espontáneo, es competencia del equipo de Consulta
Previa del Ministerio del Interior y de Justicia llevar a cabo un proceso de verificación de dichos
grupos y establecer si en cada caso la Consulta Previa es procedente.

PARÁGRAFO 1°: La Consulta Previa procede en caso de que el grupo étnico se haya
desplazado de manera forzada, el territorio sea de titulación colectiva y el proyecto tenga
influencia en dicho territorio; cuando el grupo étnico se encuentre en situación de
desplazamiento forzado o espontáneo y el proyecto se realice en el área de ocupación actual
teniendo en cuenta aspectos de historicidad, ocupación, entre otras.

PARÁGRAFO 2 °: Sólo se adelantará consulta previa con comunidades en calidad de


desplazamiento que cumplan un mínimo de asentamiento comprobado en el nuevo territorio
ocupado.

CAPITULO XVI

PROCEDIMIENTO EN CASO DE QUE UNA VEZ PROTOCOLIZADA LA CONSULTA


PREVIA LA EMPRESA DECIDA NO ADELANTAR EL PROYECTO

INCUMPLIMIENTO DE LOS ACUERDOS DE LA CONSULTA PREVIA


ARTÍCULO 50°: Una vez protocolizada la Consulta Previa, y en caso de incumplimiento de los
acuerdos concertados dentro de la misma, será potestad del Grupo de Consulta Previa decidir
cuál será la multa de acuerdo al articulo x dependiendo de las causas que hayan originado
dicho incumplimiento. En todo caso, los acuerdos a los que se llegue en la identificación de
impactos no podrán estar sujetos o condicionados a los resultados de los estudios o proyectos
a realizar o a factores externos tales como el precio de los recursos a explorar o explotar en los
mercados bursátiles.

Dichas causas podrán ser las siguientes:

1. No realización del proyecto por parte de la empresa debido a factores internos tales
como falta de recursos para desarrollar el proyecto o cambios en los planes y
programas de la empresa.

Este caso contempla la negativa de la empresa a realizar los proyectos por factores como
cambios en sus planes de acción y programas o a falta de recursos en la empresa. Se
procederá entonces por parte del Grupo de Consulta Previa a imponer la multa correspondiente
a la empresa por su eventual incumplimiento. No obstante lo anterior los pueblos y
comunidades indígenas podrán ejercer las acciones legales a que haya lugar ante los
tribunales competentes.

2. No realización del proyecto por parte de la empresa debido a factores externos.

En casos de fuerza mayor tales como asonada, terrorismo, terremoto, explosión, incendio,
inundación o cualquier hecho de la naturaleza o de grupos armadas al margen de la ley, entre
otros, el Grupo de Consulta Previa podrá entrar a estudiar el caso particular y decidir cuál será
el camino a seguir. Dado que la sola realización de la Consulta Previa, generó expectativas e
impactos en las comunidades, el grupo analizará las circustacias con el provisto de determinar
si procede o no la respectiva multa por la generación de expectativas en las comunidades.

CAPITULO XVII

PUEBLOS NO CONTACTADOS O EN AISLAMIENTO VOLUNTARIO

ARTÍCULO 51°: Sobre los proyectos cuya área de influencia incluya todo o parte del territorio
del Pueblo Yuri, Aroje o Carabayo u otro grupo étnico no contactado o en aislamiento
voluntario: De conformidad con el principio de no contacto, en cual debe ser garantizado por el
Estado Colombiano, en relación con el aislamiento voluntario del pueblo Yuri, Aroje o
Carabayo, asentado en el Parque Nacional Natural Río Puré – Departamento de Amazonas, es
improcedente la Consulta Previa, toda vez que en respeto al mencionado principio, esta no
podría darse nunca de manera participativa, tal como lo ordena la ley.

CAPITULO XVIII

PROCEDIMIENTOS EN CASO DE NO ACUERDO O NO PARTICIPACION DE LAS


COMUNIDADES ETNICAS

ARTÍCULO 52°: PROCEDIMIENTO EN CASO DE NO LOGRAR EL ACUERDO. En el evento


en que durante el proceso de Consulta Previa y una vez agotados todos los pasos estipulado
en el capitulo V de la presente Ley, no se logre un acuerdo entre las partes en relación con los
impactos generados por el proyecto y/o las medidas necesarias para contrarrestarlos, El
Ministerio del Interior y de Justicia representado en su Grupo de Consulta Previa o quien haga
sus veces procederá a evaluar la situación ponderando las posiciones de las partes y definirá
mediante comunicación escrita y motivada si se entiende por cumplido el procedimiento de
Consulta Previa, así como los impactos y medidas tendientes a garantizar la identidad étnica y
cultural del pueblo afectado.
Contra esta decisión proceden los recursos de vía gubernativa.

ARTÍCULO 53°: PROCEDIMIENTO EN CASO DE NO PARTICIPACIÓN DE LA COMUNIDAD


EN LA CONSULTA PREVIA. En el evento en que previo el cumplimiento de los procedimientos
para convocar las reuniones de Consulta Previa, la comunidad manifieste su decisión
inequívoca de no participar en el proceso mismo de Consulta. El Ministerio del Interior y de
Justicia representado en su Grupo de Consulta Previa o quien haga sus veces tomar la
decisión sin arbitrariedad ni autoritarismos, habida cuenta de las razones de la oposición de la
comunidad al procedimiento de Consulta Previa y definirá mediante comunicación escrita y
motivada si se entiende por cumplido el procedimiento de Consulta Previa, así como los
impactos y medidas tendientes a garantizar la identidad étnica y cultural del pueblo afectado.

Contra esta decisión proceden los recursos de vía gubernativa.

CAPITULO XIX

DISPOSICIONES VARIAS

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

ARTÍCULO 54°: Los procesos de Consulta Previa que se encuentren en trámite al momento de
la expedición de la presente ley continuaran con los trámites a la luz de las normas vigentes al
momento del inicio. Se entiende que de acuerdo con lo establecido en el presente proyecto de
ley un proceso de Consulta está iniciado una vez se ha suscrito el acta de apertura.

ARTÍCULO 55°: DEROGATORIAS. El presente proyecto de ley deroga todas las disposiciones
que le sean contrarias, en particular lo contenido en el Decreto 1320 de 1998.