Está en la página 1de 4

AL ENCUENTRO DE DIOS

Visita mi Blog http://godsaffairs.blogspot.com para encontrar este y otros


artículos del mismo género. Además te invito a que me escribas allí tus
comentarios o bien te comuniques conmigo a mi correo electrónico
godisholly@gmail.com. Que Dios te bendiga y te cuide!

Dónde está Dios?

Esta es una pregunta que la mayoría de la gente hace con frecuencia, a ellos
mismos y a aquellos líderes espirituales que se supone que saben la respuesta.
Especialmente en este tiempo de confusion, donde la maldad y el vicio han
prevalecido y se han convertido en la norma, en vez de ser la excepción, encontrar
y hallar a Dios parece ser un reto inalcanzable para muchos de nosotros. Más aún,
la más vaga idea de dedicarle a Dios un rato de nuestro tiempo cada día o de
agradecerle por todo lo que tenemos, tanto espiritualmente (si hubiera algo) como
en lo material (Ah! Esto si es importante), es para la gran mayoría de la gente
algo tan fuera de moda y una total pérdida de tiempo en la era moderna en la cual
vivimos hoy. Nos jactamos hacer de cosas como abogar por la paz y de seguir los
Mandamientos de Dios y las enseñanzas de Yeshua (Jesús), pero en realidad ni
siquiera pensamos en estas cosas y las damos por sentadas como si cumpliéramos con
estas normas todo el tiempo y, sólo de vez en cuando, mas por costumbre que por
convicción, vamos a la iglesia, recitamos de memoria algunas oraciones conocidas
mientras pensamos en otras cosas y entonces, nos sentimos que ya hicimos
suficiente para cumplir con las cosas de Dios.

Para muchos de nosotros en realidad, Dios es algo etéreo e irreal en


nuestras mentes. Muchas veces decimos que creemos en Él, pero en nuestras mentes
no estamos convencidos al respecto. No nos atrevemos a negar su existencia, pero
nunca lo hemos visto, oído o tocado, por lo que sencillamente no sabemos a ciencia
cierta que creer o sentir acerca de Él. Tanto es así que muchos de nosotros solo
acudimos a Él y le pedimos Su ayuda cuando estamos en algún peligro o nos
encontramos en una situación problemática y, entonces, cuando llega la desgracia,
todavía tenemos las agallas de culparle.

Pero , si no estamos seguros de su existencia, por qué entonces nuestra


tendencia de pedirle, cuando no rogarle a Él por su ayuda e intervención divina?

Alguno de ustedes se siente identificado con lo descrito en estas líneas? Ya


me lo imagino!

Ciertamente, yo escribí todos estos hechos basándome en mis propias


experiencias y como uno más entre el inmenso número de personas que están luchando
por mantenerse a flote en un océano de incertidumbre, saturado de grandes
mentiras, falsas creencias, peligrosas misconcepciones, distracciones tentadoras y
una enorme cantidad de confusión y falsa información. Esta es la descripción más
real de cómo yo solía sentirme en mi afanada búsqueda por la verdad acerca de
Dios. Nunca recuerdo haber tenido dudas de Su existencia o de Su título inequícovo
en la creación de todas las cosas. Yo fui instruido de acuerdo a la iglesia
organizada, acerca de las maneras correctas de comportamiento, códigos de
conducta, lo que debo hacer y/o no hacer y todas esas cosas, pero siempre
esperando una de las dos consecuencias clásicas: La casi inalcanzable vida eterna
en el cielo, o el casi asegurado confinamiento en el infierno!! Definitivamente no
muy motivante!

Si examinamos nuestras conciencias en este momento, nos damos cuenta de que


simpre tenemos muchas cosas en nuestra mente, como por ejemplo problemas por
resolver en nuestros hogares, las presiones del trabajo, situaciones que resolver
entre nosotros y nuestros familiares o amistades, con quién tenemos o queremos
encontrarnos o reunirnos, las canciones que nos gustan, el carro que queremos, el
dinero que nos gustaría tener y muchas, pero muchas otras cosas que quisiéramos
tener, pero queremos o sentimos algo relacionado con Dios? Dónde en nuestro grupo
de prioridades de vida hemos listado a Dios, si es que lo hemos incluido en alguna
parte de nuestras prioridades?

Después de haber leído ésto examidado nuestros pensamientos y sentimientos


acerca de lo anteriomente expuesto, nos podemos dar cuenta de que nos falta
muchísimo para establecer una relación con Dios: Cosas que desconocemos, cosas que
ni siquiera entendemos, Cosas que durante muchos años de nuestras vidas se han
dicho y repetido durante las misas que atendemos, pero que no les conseguimos
ningún sentido, cosas que a veces nos preguntamos pero que nunca nos hemos
propuesto a buscarles una respuesta, y muchas otras cosas acerca de Dios en las ni
siquiera pensamos por estar convenientemente muy ocupados. Pero, necesitamos
realmente saber todas estas cosas acerca de Dios?, y, Nos conciernen estas cosas a
nosotros?

Pues las respuestas a éstas preguntas deben salir de nuestros propios


corazones y nuestras mentes, pero si me preguntan a mí cuáles serían mis
respuestas, yo digo con alegria que SÍ, ciertamente debemos saber todas estas
cosas y SÍ, todas estas cosas nos conciernen mucho más de lo que piensan!

Después de todo, acaso no somos nosotros mismos los que pensamos que ir a la
iglesia en Domingo es importante, y afirmamos que la oración nos puede ayudar, y
declaramos por seguro que Dios sí existe, y decimos que Dios nos ayudará, etc,
etc, etc.?

A pesar de todas las evidencias y aún después de siglos de doctrinas


religiosas, costumbres, tradiciones y cualquier otra cosas que quieran añadirle a
esta lista, la mayoría de nosotros estamos más lejos de entender y seguir a Dios
de lo que podemos imaginar y la confusión es tanta en nuestro derredor, que nos
sentimos totalmente desmotivados para buscar las respuestas que nos gustaría
tener.

A pesar de ésto y en el medio de toda esta confusión, existen algunos hechos


claros y que nos podemos negar: La siguiente es una lista corta de algunos de
estos hechos, solo para ofrecerles una pequeña muestra:

1. Nosotros existimos y vivimos en un planeta que fuciona de forma organizada,


que es parte de un sistema solar organizado, que a su vez revoluciona alrededor de
una galaxia de forma organizada, la cual a su vez pertenece y se mueve a través de
un universo infinito y maravillosamente organizado. Piense en esto por un
instante: ¨Tanta organización y perfección NO puede ser de ninguna manera el
resultado de una gran explosión desorganizada y casual (El famoso Big-Bang);
Científicamente hablando, no tiene ningún sentido!!

2. La naturaleza es extremadamente perfecta, con todos sus procesos naturales


balanceados con precisión milimétrica, y diseñada con una complejidad difícil de
creer. Otra vez producto del Big-Bang?

3. El cuerpo humano es la máquina biológica más perfecta, donde millones de


diferentes funciones ocurren juntas a cada segundo, todas ellas interrelacionadas
e interdependientes entre sí y con una complejidad sencillamente imposible de
duplicar por hombre alguno. Nuestro cuerpo ha sido tan increíblemente diseñado y
estructurado que, aún con nuestros avances gigantescos en tecnologías aplicadas al
ser humano y a la vida, todavía somos incapaces de entender muchas cosas acerca de
esta increíble máquina.

4. Nuestros pensamientos y sentimientos gobiernan nuestras vidas diarias


generando nuestras acciones y comportamiento, pero nosotros no sabemos nada acerca
de cómo hacen su trabajo en nuestros cuerpos. Ambos son etéreos ( igual que lo es
Dios?), no existen físicamente pero sin duda alguna son los responsable de lo que
somos y de los que hacemos. Sabemos con certeza de que existen.

5. Nuestra misma existencia, la cual pudiera ser de e tre todos, el hecho más
tangible para nosotros, y junto con ella todo este complejo y perfecto mundo y el
sistema solar y universo que nos rodea, no puede de ninguna manera ser producto de
casualidad. De hecho y bajo toda perspectiva científica, no existe probabilidad
alguna de que tantos factores necesarios para la vida como la conocemos en nuestro
planeta hayan ocurrido todos a la misma vez en el momento preciso, en el lugar
exacto y correcto, en un orden inimaginablemente exacto, bajo unas inmejorables y
perfectas condiciones, para haber creado toda la existencia y la vida tal y como
la conocemos.

Permítanse ahora unos minutos para reflexionar acerca de estos hechos y de algunos
otros que les hayan venido a sus mentes...

...Ahora pregúntense a ustedes mismos: Creen ustedes realmente que todos


hechos hayan pododi ser posibles y reales sin la intervención de Dios?

Mi respuesta es un rotundo NO!...Y cuál es la suya?

Dado por seguro que muchos de nosotros hemos sido víctimas de la terrible
incertidumbre acerca de Dios y de todo lo relacionado con Él – Su misma
existencia, Su creación, Su intervención directa e indirecta en la vida del
hombre, Su voluntad en el destino de la gente – es extremadamente necesario poner
las cosas en orden para comenzar a entender a Dios y su implicación en nuestras
vidas, en el pasado, presente y futuro.
El propósito principal de este compendio de artículos es el de revelar a
Dios a los lectores de una forma más real, mediante la exposición y explicación de
muchos puntos concernientes a este tema que han sido distorsionados, cambiados,
eliminados, prohibidos, mal informados y desviados de su concepción real e
histórica a través de los últimos dos mil años, para luego exponer y explicar los
hechos reales y de verdad que han sido robados, obscurecidos, ridiculizados y
ocultados por los mismos hombres y líderes de las religiones organizadas.

Durante el desarrollo de este trabajo, los lectores pudieran encontrar


algunos hechos y/o explicaciones algo perturbadoras en contraste con sus propias
creencias y costumbres. Seguro de que esto va a ocurrir, quiero invitarlos a que
permanezcan conmigo en la lectura y traten de mantener sus mentes abiertas, ya que
en cada punto desarrollado en estos artículos podrán ustedes encontrar
explicaciones y referencias con bases muy sólidas y verídicas que podrán usar a su
discreción. Quiero enfatizar que la intención de este trabajo es la de mantener lo
expuesto tan fiel y preciso como sea posible a las Escrituras – a la Biblia a lo
largo del Antigüo y Nuevo Testamentos – ya que nada que debamos saber para tener y
mantener una verdadera y correcta relación con Dios ha sido dejada al azar.
Entendamos también que cuando se habla de este tópico tan serio como es el
relacionado con Dios y todo lo concerniente a Él, es extremadamente importante
apoyar nuestras palabras con suficiente y comprobada documentación que validen lo
expuesto con autoridad. Para cumplir con este propósito, el lector podrá encontrar
una cantidad considerable de referencias comprobadas y serias, con un especial
énfasis en referencias y documentos electrónicos (internet), ya que éstas están
siempre disponibles y al alcance de sus dedos en el mismo momento en que quieran
consultarlas desde su computadora y desde su casa, trabajo, universidad o colegio,
o donde se encuentren.

Los invito pues en este viaje fascinante a través de la VERDAD que los hará
libres de todas las falsedades, incomodidades, confusión y dudas acerca de quén es
nuestro Señor Dios Todopoderoso, por qué y cómo confiar totalmente en Él y cómo
podermos nosotros establecer y mantener una buena relación con Él y, de este modo,
poder recibir todas las bendiciones de nuestro Padre durante nuestra vida y
también después, por toda la eternidad.

A Él todo honor y toda gloria por siempre jamás!

GEORGE TOKAREW