Está en la página 1de 16
0.DELIMITACIÓN Y CARACTERÍSTICAS DEL RELIEVE ESPAÑOL. La Península Ibérica se encuentra limitada al norte por

0.DELIMITACIÓN Y CARACTERÍSTICAS DEL RELIEVE ESPAÑOL.

0.DELIMITACIÓN Y CARACTERÍSTICAS DEL RELIEVE ESPAÑOL. La Península Ibérica se encuentra limitada al norte por los

La Península Ibérica se encuentra limitada al norte por los Pirineos y el Mar Cantábrico, al oeste y sur por el Océano Atlántico y al este y sur por el Mar Mediterráneo. Dispone del istmo más ancho de entre todas las penínsulas europeas (400 kms), situada entre el Golfo de León y el Golfo de Vizcaya.

Ilustración 1 La Península Ibérica
Ilustración 1 La Península Ibérica

Además del territorio penínsular encontramos los archipiélagos Balear (situado en el Mar Mediterráneo) y Canario (en el Océano Atlántico).

La forma de la Península Ibérica es recortada y maciza, disponiendo de unos 1000 kms de largo y unos 850 kms de ancho y su situación en el mundo le ha permitido el disponer de un carácter de encrucijada de culturas a lo largo de la Historia.

0.1.- Características del relieve español:

Disposición periférica de los relieves: El proceso orogénico peninsular ofrece sus unidades de relieve distribuidas en los contornos de la unidad principal, que es la Meseta. Así encontramos:

o

En el Norte, encontramos la Cordillera Cantábrica con una altura elevada y cercana a la costa, por lo que efectúa una labor de barrera frente a los vientos húmedos y frescos procedentes del norte.

o

En el Este, encontramos las Cordilleras Costero Catalanas y el Sistema Ibérico.

o

En el Sur, los Sistemas Béticos de origen alpino llegan a alcanzar altura de 3000 metros, destacando el Mulhacén como el pico más elevado de la Península con 3478 metros.

 Forma maciza: con tendencia a la rectangularidad. No ofrece refugios pesqueros, excepto en el

Forma maciza: con tendencia a la rectangularidad. No ofrece refugios pesqueros, excepto en el litoral gallego de formas mas intrincadas.

Altitud media: 660 metros. España es el segundo país europeo con mayor altura, después de Suiza y seguido de Francia. Sus llanuras (que ocupan dos tercios del solar peninsular) muestran también una elevada altura respecto del nivel del mar, como las altiplanicies del Duero (650-1200 metros), contrastando con la de zonas como el Ebro o el Guadalquivir, que sólo tienen entre 40-100 metros de altura.

Unidades naturales diferenciadas: el mismo relieve permite diferenciar regiones y zonas en la Península, debido a que aparte de estar condicionadas por la orografía, ésta condiciona a su vez la climatología existente en esas zonas.

1.- LA OROGENIA PENINSULAR.

Ilustración 2 Orogenia Peninsular
Ilustración 2 Orogenia Peninsular

Hace 4000 millones de años, existía una banda arqueada compuesta por materiales duros como el gneis y la pizarra que fue erosionado y cubierto por el Mar de Thetis, quedando como testigo de ellos algunos restos altos que sobresalían como zonas de Galicia, Montes de Toledo y la zona nuclear del Sistema Central.

Era Primaria:

Tiene lugar la Orogenia Herciniana. Los macizos paleozoicos por efecto de la erosión a comienzos de la Era Primaria son zócalos o superficies planas elevadas. En el caso peninsular, el Macizo Hespérico será la base de la Meseta Central, inclinada ligeramente hacia el Mediterráneo. Al oeste, predominan conglomerados de sílice, lo

que justifica que esta zona se le conozca como España Silícea. A fines de esta

que justifica que esta zona se le conozca como España Silícea. A fines de esta Era, van creándose los primeros depósitos carboníferos peninsulares. Otros macizos importantes a tener en cuenta serán: Macizo del Ebro, Macizo Catalano Balear, Macizo Bético- Rifeño y el Macizo de Aquitania.

Era Secundaria:

Es una Era caracterizada por la tranquilidad orogénica, aunque con fuertes procesos erosivos y de sedimentación. La orientación hacia el Mediterráneo del Macizo Hespérico permitió la entrada del mar, que depositó grandes cantidades de materiales plásticos, que serán en la siguiente Era fundamentales cuando suceda el Plegamiento Alpino. En la zona oriental abundan los materiales de origen calizo, por lo que a esta región se la conoce como España Calcárea.

Era Terciaria:

El choque de las placas Africana y Euroasiática produjo fenómenos orogénicos que se conocieron como Orogenia Alpina. La Península osciló hacia su posición actual, mientras que la aparición de los Pirineos, los Sistemas Béticos y el Sistema Cordillero Catalán provocó la quiebra del antiguo zócalo en el que se asentaba la Meseta, orientándola hacia el Océano Atlántico y creando alternancias de horst o elevaciones (Sistema Central, Macizo Galaico o Montes de Toledo) junto a graben o depresiones

(depresiones interiores como la

del Duero o la Mancha). Así mismo, los materiales de sedimentación de la Era Secundaria se vieron comprimidos y elevados al chocar contra la Meseta. Así se configuran los rebordes montañosos de la Meseta Central. Se desarrollaron además procesos volcánicos como el Campo de Calatrava u

Olot.

Ilustración 3 Fosas y pliegues
Ilustración 3 Fosas y pliegues
Ilustración 4 Lago Ercina, Covadonga, Asturias.
Ilustración 4 Lago Ercina,
Covadonga, Asturias.

Era Cuaternaria:

Destacan dos fenómenos:

Glaciarismo: las zonas más altas de la Península y septentrionales se vieron afectadas por procesos glaciares que crearon formas de relieve como valles en U y circos glaciares, que dejaron lagos, lagunas y neveros como testigo.

Terrazas fluviales: durante los momentos de glaciación, los ríos pierden caudal y sedimentan,

mientras que en épocas de deshielo, ganan volumen y arrastran los sedimentos, configurando el terreno

mientras que en épocas de deshielo, ganan volumen y arrastran los sedimentos, configurando el terreno en forma de terraza. Se crearon así llanuras litorales como en el delta del Ebro y la zona costera de la depresión del Guadalquivir. Estos procesos terminaron por fin con el proceso de creación de la red hidrográfica peninsular hacia el Atlántico (por ejemplo, el río Duero vertía sus aguas en el Mediterráneo y a partir de esta Era quedó como en la actualidad) En las terrazas fluviales abundan cantos rodados, aluviones, arenas y limos. Así mismo, zonas como la albufera valenciana, al oscilar la Meseta hacia el océano ganan altura y quedan al descubierto.

Tabla 1 Orogenia Peninsular.

AÑOS

ERAS

ROQUEDO

SUCESO

UNIDAD

GENERADA

4000

ARCAICA

Pangea

(PRECÁMBRICO)

570

PRIMARIA

Parte Occidental peninsular: España Silícea. Pizarras, cuarcitas, calizas y granito.

Aparición de Laurasia y Gondwana, entre ellos el Mar de Thetis. Orogenia Herciniana Orogenia Caledoniana

Zócalo de los Pirineos y Sistemas Béticos. Macizo Hespérico.

(PALEOZOICO)

230

SECUNDARIA

Parte Oriental

Calma orogénica y fuerte erosión marina y fluvial.

 

(MESOZOICO)

peninsular:

 

España Calcárea. Areniscas, arcillas, margas y calizas.

65

TERCIARIA

Orogenia Alpina. Quiebra de Meseta y configuración de red fluvial. Actividad volcánica.

Relieves jóvenes:

(CENOZOICO)

Conglomerados, areniscas y calizas.

Montes Cantábricos, Sistema Ibérico, Pirineos, Valle del Ebro, Valle del Guadalquivir, Sistemas Béticos.

1,5

CUATERNARIA

España Arcillosa.

Vulcanismo. Jerarquización fluvial. Glaciarismo en alta montaña. Procesos de arrastre de sedimentos.

Terrazas fluviales. Llanuras costeras. Formación de playas.

 

Depósitos

fluviales.

2.- EL ROQUEDO PENINSULAR. Ilustración 5 Roquedo peninsular Según el tipo de roquedo sobre el

2.- EL ROQUEDO PENINSULAR.

2.- EL ROQUEDO PENINSULAR. Ilustración 5 Roquedo peninsular Según el tipo de roquedo sobre el que

Ilustración 5 Roquedo peninsular

Según el tipo de roquedo sobre el que se modela el relieve peninsular, observamos tres Españas.

España Silícea. Debido a su origen precámbrico, encontramos la España Silícea enclavada en la zona del oeste peninsular (Galicia, León y Extremadura) principalmente, y con zonas dispersas la Cordillera Cantábrica, el Sistema Central, los Montes de Toledo y Sierra Morena. La roca predominante es el granito. Según la meteorización que sufra, encontramos desde su forma en arenas pardoamarillentas o en diaclasas o fracturas. En las zonas de alta montaña, el agua de lluvia que se filtraba por las fisuras de la roca, al congelarse, producía fracturas que creaban paredes verticales conocidas como canchales. En otros casos, si se producen diaclasas horizontales aparecen domos y si esas diaclasas tienen carácter perpendicular, aparecen tores, rocas caballeras o berrocales. Dependiendo del material, la España Silícea no suele ofrecer suelos aprovechables. En el caso de áreas conformadas por granito se configuran prados, en las de pizarra aparecen matorrales, montes bajos, vegetación natural y en la cuarcita sólo favorece la aparición de vegetación de tipo arbustivo. Fenómenos del relieve silíceo: Rocas caballeras, Canchales (zona de alta montaña), domos, tores, berrocales

Ilustración 6 Lapiaz España Caliza. Desde la era Secundaria, los terrenos calizos en el solar
Ilustración 6 Lapiaz España Caliza. Desde la era Secundaria, los terrenos calizos en el solar

Ilustración 6 Lapiaz

España Caliza. Desde la era Secundaria, los terrenos calizos en el solar peninsular se distribuyen en forma de Z invertida que abarca los Prepirineos, Montes Vascos, el sector oriental de la Cordillera Cantábrica, partes del Sistema Ibérico y las Cordilleras Béticas. El aspecto más relevante es que la caliza es una roca que por contacto con el agua, se disuelve, dando lugar a numerosos y variados fenómenos de relieve conocidos como formas cársticas. En las zonas

de alta montaña, los cursos de agua creados por el deshielo o las precipitaciones van generando una rápida disolución de la caliza y va formando lapiaces. En el caso de que el proceso transcurra bajo tierra, aparecen galerías y torcas o dolinas, aparte de simas (en áreas con fisuras) y poljes (depresiones de fondo llano inundadas de manera temporal). En la España Caliza, los suelos son pobres y no son proclives a su explotación económica en forma de agricultura, escaseando formas de vegetación autóctonas.

Fenómenos del relieve cárstico: Lapices o Lenares, Gargantas u Hoces, Poljés, Dolinas o Torcas, Cuevas y Simas.

España Arcillosa. Durante el Terciario y el Cuaternario, los materiales que se encontraban sedimentados en el lecho marino fueron plegados, emergiendo de las aguas. Así se explica la formación de las grandes depresiones del Ebro y del Guadalquivir, las hoyas interiores de los Sistemas Béticos (Baza- Guadix), cuencas como la del Duero, la depresión portuguesa o las cosas aluviales mediterráneas. Los materiales arcillosos y las margas dan lugar a una variedad de paisajes grande. Las cárcavas por ejemplo son una muestra de la acción del agua en arroyadas que arrastra bloques de material a su paso, mientras que los

páramos son producto de una mezcla de arcillas y calizas, en el que las calizas quedan en la parte superior. Uno de los fenómenos erosivos más frecuentes es la solifluxión, es decir, que el material arcilloso se empapa de humedad ganando peso y aumentando las posibilidades de crear movimientos de material. Este detalle es producto del carácter horizontal del relieve arcilloso, favoreciendo la aparición de ondulaciones suaves.

Ilustración 7 Cerro Testigo en Toledo
Ilustración 7 Cerro Testigo en Toledo
En la España Arcillosa, encontramos un suelo mucho más apto para la explotación agrícola excepto

En la España Arcillosa, encontramos un suelo mucho más apto para la explotación agrícola excepto en el caso de arcillas puras y suele dedicarse al cultivo de olivar, cerealesFenómenos del relieve arcilloso: Cárcavas, Páramos

Subgrupo dentro de cada una de las áreas anteriores:

España por erosión

diferencial. La erosión a su vez crea diferentes modelados que afectan de manera diversa al relieve en función del material principal que la compone. Así podemos ver:

Si los estratos son horizontales: la red fluvial al discurrir arrastra materiales blandos de la parte inferior de las plataformas donde se combinan material blanco con otro duro en la parte superior. Esto deja al descubierto materiales duros creando cerros testigo. Es habitual observar esto en las depresiones del Ebro y del Guadalquivir.

Si los estratos están inclinados: se crean cuestas, que se configuran de la siguiente manera. En su dorso se encuentran los materiales duros, mientras que en su frente los materiales duros se depositan en la parte superior mientras que en el inferior está la capa blanda, que es fuertemente erosionada.

Si los estratos están plegados:

 

o

Apalachiense: relieves montañosos desgastados por la erosión que ha dejado al aire los materiales duros que crean crestas escarpadas y que se separan entre sí por depresiones ocupadas por materiales blandos. Zonas: Sierra Morena, Montes de Toledo, comarca de Somiedo

o

Jurásico: relieves jóvenes formados por pliegues convexos o anticlinales y cóncavos o sinclinales. En el caso de los primeros, pueden aparecer valles perpendiculares a la cumbres (cluses) o paralelos (combes). La acción de la erosión puede perforar el material duro de un anticlinal, llegando a la parte blanda y generando un sinclinal en la zona superior conocido como sinclinal colgado. Zonas: Sistema Ibérico, Cordillera Cantábrica, Pirineos, Cordilleras Béticas.

3.-

LAS

GRANDES

UNIDADES

ESTRUCTURALES

DE

LA

PENÍNSULA

IBÉRICA. 2.1 La Meseta. Encontramos dentro de ella:

El antiguo zócalo paleozoico: en el Oeste peninsular (Extremadura y las provincias de Zamora y Salamanca) la erosión arrasó con los materiales blandos de eras posteriores dejando al aire los materiales de la era Primaria. Aparecen penillanuras que son formaciones onduladas, de diferente carácter en función si están compuestas de granito (más llanas) que las de pizarra. Pueden aparecer formaciones de relieve residuales, como montes islas, y otras causadas por ríos como gargantas o tajos.

Sierras Interiores: debido al plegamiento alpino, la Meseta sufrió una enorme

presión estructural en sus bordes que generó fracturas y fallas que dieron lugar a sierras interiores. Su roquedo es primario, y encontramos:

o

Sistema Central (que divide a la Meseta en dos submesetas): Sierras de Somosierra, Guadarrama, Gredos, Peña de Francia y Gata.

o

Montes de Toledo (que divide a la submeseta sur): Sierra de Guadalupe.

 Cuencas Sedimentarias: la orogenia alpina provocó el hundimiento de parte de la Meseta y

Cuencas Sedimentarias: la orogenia alpina provocó el hundimiento de parte de la Meseta y esas áreas fueron rellenadas con la acumulación de materiales sedimentarios. Aparecen páramos (La Alcarria, Mesa de Ocaña y La Mancha) y

campiñas (del Duero, Tajo y Guadiana). Las cuestas se alojan entre los páramos y las campiñas.

o

Cuenca Submeseta Norte o del Duero: Ocupada por la cuenca hidrográfica del Duero y con una altura de 800-850 metros, tiene 50000 km2 de superficie, con una rampa de leve inclinación.

o

Cuenca Submeseta Sur o del Tajo y el Guadiana: ocupada por dos cuencas hidrográficas (Tajo y Guadiana), abierta al Océano Atlántico. Tiene menos altura media que la submeseta norte (600-700 metros contra los 800 de la segunda), y en su parte media dispone de un carácter más accidentado.

2.2 Rebordes montañosos de la Meseta.

Macizo Galaico Leonés: en el noroeste del zócalo de la Meseta, formado por materiales paleozoicos y conformada por sierras como la de Segundera, Cabrera y Los Ancares. Dispone de tres zonas:

o

Costa: formada por rías y que se extiende desde la Punta de Estaca de Bares hasta la frontera portuguesa.

o

Montañas y cuencas medias: destacando aquí la Dorsal Gallega con alturas superiores a los 1000 metros destacando Cabeza de Manzaneda con 1778 metros de altura.

o

Montes de León: con cumbres como Sierra Segundera (2044 metros) y la cima del Teleno (2185 metros).

Cordillera Cantábrica: Se podría dividir en dos sectores.

o

El oriental o Macizo Asturiano presenta materiales secundarios calizos que fueron plegados durante la orogenia alpina.

o

Área occidental o Montaña Santanderina ocurrió algo parecido a lo anterior pero con materiales paleozoicos. En los Picos de Europa encontramos las mayores alturas de esta cordillera (Torre de Cerredo con 2648 metros y Naranjo de Bulnes con 2514 metros).

Sistema Ibérico: en su zona noroeste hay roquedo paleozoico con alturas superiores a 2000 metros, la mayor parte de los materiales que lo componen son secundarios plegados por la orogenia alpina.

o

En la mitad norte encontramos las sierras del Moncayo (2313 metros), Picos de Urbión (2235 metros), Demanda (2033 metros) y Cebollera (2147 metros).

o

En la mitad sur (desde la cuenca del río Jalón hasta el Mediterráneo) se bifurca.

Rama interior o castellana (Albarracín, con 1912 metros).

Rama aragonesa (Maestrazgo de 2024 metros, Javalambre de 2020 metros y Gúdar), separadas por una fosa tectónica rellenada con materiales terciarios.

Ilustración 8 Paso de Despeñaperros  Sierra Morena: interpretado como una falla que separa la

Ilustración 8 Paso de Despeñaperros

Sierra Morena: interpretado como una falla que separa la Meseta del Valle del Guadalquivir, su roquedo es paleozoico y posee una altura baja. El Paso de

Despeñaperros permite el contacto entre la Meseta y el Valle del Guadalquivir.

o

Sector occidental: desde Huelva hasta Sevilla, con sierras bajas como las de Aroche y Aracena y valles como el Guadiana, Guadalquivir, Tinto y Odiel.

o

Sector central: entre Córdoba y Jaén, destacando las sierras de Puertollano y Madrona.

o

Sector oriental: al este de de Despeñaperros, compuesto por cuarcitas y pizarras.

2.3 Depresiones Exteriores de la Meseta:

De relieves prácticamente horizontales y generadas entre las cordilleras alpinas y los macizos antiguos, encontramos las depresiones del Ebro y del Guadalquivir:

Depresión del Ebro: Dispone de 350 kms de longitud y 150 kms de anchura, con una altura media inferior a 500 metros. En un principio, existía el Macizo del Ebro que fuertemente erosionado, se hundió bajo las aguas del mar durante el Mesozoico. Posteriormente, este mar se cerró por la Cordillera Costero Catalana hasta que fue atravesada por el Ebro a finales de la era Terciaria. Producto de ello es la enorme variedad de su roquedo continental y marítimo.

o El Somontano o Piedemonte: son tierras llanas que van desde el centro de la depresión hacia las sierras exteriores conformadas por materiales gruesos de conglomerado que por efecto de la erosión van creando

diaclasas verticales conocidas como mallos. Pueden aparecer también hoyas de diferente tamaño, destacando las de

diaclasas verticales conocidas como mallos. Pueden aparecer también hoyas de diferente tamaño, destacando las de Barbastro y Huesca.

o Centro de la Depresión: estratos horizontales conformados de manera alternativa por arcillas y calizas duras, apareciendo dolinas y cárcavas por efecto de la erosión.

Depresión del Guadalquivir: Abierta al mar en sus comienzos, posteriormente se conformó como lago litoral (Lacus Ligustinus) que fue colmatándose hasta crear zonas de marismas. Los materiales arcillosos son predominantes y es por esto que aparecen campiñas suavemente onduladas. Si existen zonas de caliza, hay mesas y cerros testigos. Tiene unos 330 kms de longitud con una anchura de 30 kms en Córdoba hasta 200 kms ya en la costa.

2.4 Cordilleras Exteriores a la Meseta:

kms ya en la costa. 2.4 Cordilleras Exteriores a la Meseta: Ilustración 9 Montes Encantados 

Ilustración 9 Montes Encantados

Pirineos: En su eje central o zona axial, dispone de roquedo paleozoico vestigio del antiguo Macizo de Aquitania, que se encuentra en altura por el plegamiento alpino. Allí se encuentran las mayores alturas, como los Montes Malditos, con los picos Aneto (3404 metros) y Monteperdido (3355 metros). En el sur de la zona axial encontramos los Prepirineos, compuestos de caliza.

Montes Vascos: como prolongación del Pirineo en su área occidental tiene un roquedo secundario y baja altura, destacando algunas cimas como Aralar

(1344 metros) y Gorbea (1482 metros).

Cordillera Costero Catalana: separada de los Pirineos por una zona de fallas con cerca de cuarenta conos volcánicos, la Cordillera Costero Catalana es una prolongación de los Pirineos en su parte oriental. En la mitad norte los materiales paleozoicos predominan, mientras que en el sur la orogenia alpina plegó materiales secundarios como calizas. Tiene dos alineamientos: el primero paralelo a la costa con poca altura (Altos del Garraf) y otra interior de mayor altura (Montseny y Montserrat), separadas por una fosa tectónica de materiales jóvenes de carácter terciario y cuaternario.

Cordilleras Béticas: sus materiales son paleozoicos que proceden de los restos del antiguo macizo Bético Rifeño, plegados durante la orogenia alpina. Al estar estos materiales depositados en la parte superior de otros de carácter arcilloso, se produjo una dispersión de la Cordillera primitiva en dos conjuntos:

una dispersión de la Cordillera primitiva en dos conjuntos: Ilustración 10M Mulhacén o La Cordillera Penibética

Ilustración 10M Mulhacén

o La Cordillera Penibética que bordea la costa, con Sierra Nevada

como mayor elevación al disponer de los picos Mulhacén (3482 metros) y Veleta (3398 metros).

como mayor elevación al disponer de los picos Mulhacén (3482 metros) y Veleta (3398 metros).

o

La Cordillera Subbética situada en el interior y que presenta sierras como la de Grazalema, Ubrique y Cazorla).

o

Ambos conjuntos son separados por el Surco Intrabético compuesta por pequeñas depresiones rellenas con materiales terciarios fuertemente erosionados que conforman paisajes de cárcavas. Un ejemplo serían las hoyas de Guadix y Baza.

4 EL RELIEVE COSTERO PENINSULAR.

Las costas españolas alcanzan 3904 kms de longitud en la Península Ibérica. La costa está predeterminada en su morfología por el relieve interior y la acción ejercida por los vientos, la marea y el oleaje, siendo estos últimos factores más determinantes en función del tipo de costa del que hablemos (Atlántica o Mediterránea).

3.1 Las Costas Atlánticas:

Costas Cantábricas: Escasa de playas, con pequeñas rías y grandes acantilados. Presenta curiosas formaciones geológicas, como las cuevas marinas situadas al abrigo de los acantilados cuando la acción del mar y el viento afectan a las zonas más blandas del acantilado, los arcos marinos producto de cuando el mar ha penetrado y aislado una parte del acantilado y el farallón o arco marino colapsado. En cuanto a las rasas, son superficies de abrasión dispuestas de manera plana, horizontal o ligeramente inclinadas hacia el mar.

Rías Gallegas: el carácter montañoso de Galicia generó redes fluviales entre las fallas, que permitieron la entrada del mar en el interior, creando las rías.

Costa Andaluza Occidental: en la que abundan dunas, marismas y flechas litorales. Las marismas son producto de la colmatación de un antiguo lago previo y son muy aprovechables para la explotación agrícola, aparte de ser áreas protegidas por su riqueza biocenótica. Las flechas litorales tienen su origen en el desplazamiento de los sedimentos transportados por los ríos por el

efecto de las corrientes marinas.

Las dunas son acumulaciones de arena por efecto del viento. La fuerza de las

corrientes marinas del Atlántico han impedido la conformación de zonas de aguas tranquilas que permitieran el desarrollo de deltas.

de zonas de aguas tranquilas que permitieran el desarrollo de deltas. Ilustración 11 Marismas de Doñana

Ilustración 11 Marismas de Doñana (Huelva)

3.2 Las Costas Mediterráneas:  Costa Bética: desde el Peñón de Gibraltar hasta el Cabo

3.2 Las Costas Mediterráneas:

Costa Bética: desde el Peñón de Gibraltar hasta el Cabo de la Nao, observamos acantilados, campos de dunas y zonas de costa baja. Otro fenómeno importante es la albufera (Mar Menor) o lago salado separado del mar por una sección de litoral.

Golfo de Valencia: Desde el Cabo de la Nao al delta del Ebro. De nuevo, los sectores de playa son abundantes, mientras que la albufera de Valencia gana protagonismo. Los deltas son producto del depósito de una cantidad de sedimentos que transporta un río y que en su desembocadura, el mar no puede redistribuir, creándose bancos de arena dispersos. Los tómbolos unen islotes rocosos a la costa.

Litoral Catalán: Desde el delta del Ebro hasta la Costa Brava, con deltas como los del Ebro y el Llobregat, costas con acantilados (Costa Brava) y playas pequeñas.

5 EL RELIEVE INSULAR.

4.1 El Archipiélago Peninsular.

Tiene

(Formentera

continuaciones

tres

y

islas

de

y

mayores

los

(Mallorca,

Menorca

y

Eivissa)

y

dos

menores

Cabrera),

la

siendo

Cordillera

Sistemas

Ilustración 12 Sierra de Tramuntana
Ilustración 12 Sierra de Tramuntana

Costero

Catalana

Béticos.

Mallorca e Ibiza: de la cordillera Subbética. Mallorca tiene tres conjuntos: Serra de Tramuntana (caliza), depresión central (arcillosa) y las Sierras de Levante (calizo). Ibiza tien pequeñas alienaciones montañosas.

Menorca: de la Cordillera Costero Catalana. Su mitad norte es conocida como Tramuntana dispone de roquedo paleozoico y en su zona sur o Migjorn de roquedo mesozoico. Abundan las pequeñas calas costeras producto de los torrentes.

4.2 El Archipiélago Canario. Situado a cien kilómetros del continente africano, el Archipiélago se originó

4.2 El Archipiélago Canario. Situado a cien kilómetros del continente africano, el Archipiélago se originó durante el Mioceno, cuando la orogenia Alpina plegó el fondo del océano Atlántico mediante la creación de fallas volcánicas submarinas que tras erupcionar, configuraron tres fallas sobre las que se asientan las Islas Canarias. Son siete islas principales agrupadas provincialmente en Las Palmas (Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura) y Santa Cruz de Tenerife (Tenerife, La Palma, Gomera y El Hierro). Encontramos algunos conos volcánicos activos aún (de hecho, la cima más alta de España el Teide es un volcánico inactivo),y además, existen diversas formas geológicas: calderas, malpaíses, diques, barrancos y glacis. Hay grandes acantilados entre los 100-500 metros de altura y acantilados de 70 a 150 metros. En las islas orientales, la playas arenosas abundan en contraste con las de las occidentales, son franjas de cantos y bloques.

playas arenosas abundan en contraste con las de las occidentales, son franjas de cantos y bloques.

Ilustración 13 Teide

Todas las imágenes recogidas en este tema, lo han sido de bancos de imágenes que

Todas las imágenes recogidas en este tema, lo han sido de bancos de imágenes que siguen la filosofía de copyleft y de Creative Commons.