Está en la página 1de 2

OPINIÓN

Emilio Llopis emilio@garrigosyllopis.com Socio Director Garrigós & Llopis y Delfin Group

OPINIÓN Emilio Llopis emilio@garrigosyllopis.com Socio Director Garrigós & Llopis y Delfin Group

Julio-Agosto

Oportunidades 2.0

S

i hay un fenómeno que ha irrumpido con fuerza dentro del mundo del marketing y la comunica- ción durante los últimos años, este ha sido el de- sarrollo de lo que se ha venido a llamar la Web 2.0. Según algunos autores, la Web 2.0 es la mayor re- volución en la comunicación desde la implanta- ción de la televisión en los hogares, para otros no es más que otro fenómeno-burbuja asociado a in- ternet. Pero ¿cuál es el verdadero alcance y cuál es la implicación para las empresas y sus marcas? Como siempre, en marketing no hay una res- puesta exacta, pero desde luego la mejor se situará en un punto intermedio entre los extremos. Inten- temos encontrar ese punto intermedio. Pero antes veamos, de un modo sencillo, qué es la Web 2.0. La Web 2.0 está constituida por una serie de aplicaciones y servicios en internet que permiten la edición y publicación de contenidos en la red a cualquier usuario, independientemente de su gra-

La Web 2.0 está constituida por una serie de aplicaciones y servicios en internet que permiten la edición y publicación de contenidos en la red a cualquier usuario

do de conocimiento de internet o informática. El autor del término fue el editor Tim O’Reilly en su artículo fundacional “What is Web 2.0: Design Pat- terns and Business Models for the Next Genera- tion of Software”. Así pues, este término ha servi- do para designar la segunda generación de inter- net, en la que hay una evolución desde la primera web textual prácticamente estática y bidireccional hacia un nuevo escenario más dinámico, participa- tivo y multimedia.

088

APLICACIONES

La Web 2.0 es un concepto de límites difusos y aglutina un múltiple y dispar tipo de aplicaciones. Nombramos las más relevantes desde la óptica em- presarial, si bien existen otras aplicaciones que se consideran Web 2.0. • El blog: es uno de los pilares de la Web 2.0. No es más que un editor de páginas web en el que cualquier usuario puede crear su propia pá- gina y subir artículos, imágenes, vídeos, etc. Ade- más, puede solicitar información de otros usua- rios y conectarse con otros blogs. Como la mayor parte de las aplicaciones 2.0, son gratuitos. En el mundo hay más de setenta millones de blogs pu- blicados y crecen a razón de ciento veinte mil al día. No hay excusa para que una empresa no ten-

ga presencia activa en internet. El lector puede

crear un blog en pocos minutos en páginas como Blogspot o Wordpress.

• Lector RSS: servicios que nos permitirán man-

tener un seguimiento de nuestros blogs y webs fa- voritas. Un modo excelente de que la empresa, en muchos casos con pocos recursos, pueda monito-

rizar y seguir a su competencia y las fuentes de in- formación relevantes de su negocio. No hay excu- sa para no estar informado.

• Redes sociales: son sitios basados en la web

que permiten a los usuarios compartir conteni-

do, interactuar y crear comunidades sobre intere- ses similares. Las redes sociales constituyen un fe- nómeno de gran éxito. Permiten formalizar el en- tramado de relaciones y estructurar peticiones de contacto en los más diversos ámbitos, desde pro- fesionales (redes como Xing o Linkedin) hasta pu- ramente personales (Facebook, con más de tres mi- llones de usuarios en España y cerca de doscientos en el mundo). Las redes sociales son el gran reto de las marcas. Nunca ha habido una base de datos de consumidores potenciales de las marcas con tan- ta información relevante. De ahí el elevado valor de venta de estas compañías, que en muchos casos producen pocos beneficios.

Photo sites o sitios dedicados al almacén y

publicación de fotografías. Por ejemplo en Flickr,

los usuarios pueden definir familiares, amigos, contactos y el resto, etiquetar las fotos, compartir- las para que otros las puedan ver, subirlas a blogs y páginas personales.

Video sites: como YouTube, Metacafe y otros

afines, en los que los usuarios pueden subir vídeos, compartirlos y comentarlos entre ellos. Estos ví- deos son potenciales generadores de viralidad (bo- ca-oreja digital). Para muchas marcas, YouTube ha permitido audiencias de sus vídeos superiores a la televisión convencional.

• Foros: aunque son un clásico de internet, los

foros generan una atención y un tráfico eleva- dísimos, cuya importancia no debe minimizar- se. Suelen estar muy tematizados y generar una gran fidelidad del usuario. Los foros tienen un papel relevante en los procesos de decisión de compra, en la fase de contrastación de informa- ción (recomendamos vivamente el ejemplo del foro que pueden encontrar en www.canonistas. com o www.tripadvisor.com). Existen otras muchas aplicaciones en la Web 2.0 como los filtros sociales (Digg), los wikis (Wikipe- dia), los filtros sociales (Del.icio.us) o los universos sociales (Second Life), si bien su importancia pa- ra la empresa y las marcas es menor que los ante-

riores. Si bien hay muchas consideraciones dentro de la Web 2.0, lo que verdaderamente nos interesa es su principal característica: la posibilidad de ge- nerar contenido por parte del público, sin necesi- dad de ningún conocimiento de programación. Y aquí hay un cambio fundamental y revoluciona- rio: por primera vez, en los medios de comunica- ción el mensaje lo crea el público y no la marca. Cambio radical. Hasta el momento las empresas y sus marcas dictaban el mensaje que querían dar a sus públicos y, a lo sumo, le permitían responder antes sus estímulos (marketing directo, promocio- nes, etc.). Ahora el consumidor de la marca tiene total libertad para opinar y posicionarse acerca de la misma. Y además tiene otros consumidores que quieren escuchar su opinión. Otros dos aspectos fundamentales son la gra- tuidad y la facilidad. Por tanto, no existen barre- ras de entrada para que cualquier empresa, inde- pendientemente de su tamaño, empiece a operar en la Web 2.0. Animamos a la empresa a entrar en este apa- sionante mundo. Ahora bien, no es una cuestión sencilla. Es necesaria una reflexión previa. La de- mocratización de la comunicación supone un consumidor hablando sin tapujos, reacio a cual- quier tipo de censura, que huye de la publicidad y que es sumamente crítico. Por tanto, la empresa debe iniciar esta conversación con el consumidor

OPINIÓN

“No existen barreras de entrada para que cualquier empresa, independientemente de su tamaño, empiece a operar en la Web 2.0”

cuando tenga argumentos y recursos suficientes para poder pilotar el rumbo de la conversación y que el resultado de esta sea favorable a la marca, debido a que esta conversación no es privada, si- no pública en la red. Cualquier gestor de marca y comunicación sa- be de los riesgos de un consumidor opinando li- bremente. Ciertamente, es arriesgado y puede ser problemático si la oferta integral de la empresa al mercado tiene fisuras. Por ello, antes de lan- zar a nuestra marca una sobreexposición exter-

na, se debe realizar un análisis interno y los ajus- tes necesarios.

A partir de ahí, la empresa debe desarrollar su

estrategia 2.0. Con cautela, despacio, entendiendo el medio, pero con la absoluta convicción de que

liderar la conversación con sus clientes es una con- dición indispensable para el éxito futuro y que si no lidera ella, lo hará su competencia.

Y por fin, además, aparecen modos de comuni-

car cuyo coste es bajo, comparativamente a cual- quier otro medio más convencional. Es una opor- tunidad y estamos en tiempo de no dejarlas pasar.

Por cierto, nos encontramos en este blog:

http://garrigosyllopis.wordpress.co.

y estamos en tiempo de no dejarlas pasar. Por cierto, nos encontramos en este blog :