61

Comprender el mundo-tranformar el mundo1 Hasta ahora, los filósofos han creído que sólo interpretaban el mundo, pero en verdad lo transformaban. Así podría reformularse la célebre frase marxiana de las Tesis sobre Feuerbach una vez que contemplemos la filosofía cal como la ha configurado la inf1uencia de Gadarner. Precisamente en la identificación entre interpretar el mundo y transformado (actuando históricamente) así como, sobre todo, en la identificación de comprenderse y ser sí mismos por parte de los agentes que así actúan reside, probablemente, uno de los núcleos, si es que no la tesis nuclear, de la hermenéutica de Gadamer. Si esto es cierto -y así me lo parece a mí- se debe esencialmente a la obra de Gadamer el que la hermenéutica fuera, a finales del siglo xx, y lo siga siendo todavía, la koiné cultural de Occidente. En torno a esta identificación puede trazarse una gran parte de los hilos conductores de la renovación de la filosofía en el tránsito del siglo XIX al xx. Piénsese, para empezar, en la nueva relación que el propio Marx quería establecer entre teoría y praxis y, naturalmente, en. la concepción de la historia como historia del espíritu que se derivaba de la filosofía clásica alemana. Pero también, como es obvio, en la teoría pospositivista del conocimiento, en el espíritu de las vanguardias artísticas de principios de siglo y del existencíalísmo, que las expresó en el plano filosófico, o, por último, en la revivificación, a menudo implícita, de la sentencia evangélica veritatem faciel1tes (el aletheuin arisrotélico) in caritate que se da en algunas corrientes de la filosofía de hoy (en el diálogo social, en la atención levinasiana al otro, en la tendencia general a sustituir la metafísica por la ética .. .). Con el paso de los años y el madurar de los efectos y la historia efectiva (Wírkungsgeschichte) de Verdad y método se hace cada vez más claro que es en este sentido, el de la identificación entre interpretar y cambiar el mundo, en el que hay que entender el "giro ontológico" del que habla Gadamer en la última parte del libro. La hermenéutica filosófica a la que alude el subtítulo del libro se revela también, más allá de las intenciones del autor, como una hermenéutica ontológica, o más aún, como una ontologia

1

In: HABERMAS, Jurgen et al. El ser que puede ser comprendido es lenguaje : homenaje a Hans-Georg Gadamer . Madrid: Sintesis, 2001b.

en dirección a aquel giro ontológíco que se anuncia en la tercera parte de Verdad y método. sobre todo. porque las discusiones y las objeciones críticas que la filosofía de Gadamer ha suscitado en los decenios posteriores a la aparición de su obra principal nos impulsan en esa dirección. Oxford.62 hermenéutica. es posible escaparse a la "reducción" pragrnarista de la hermenéutica a una doctrina de la sabiduría. e. se entiende mucho mejor a Richard Berstein cuando escribe que "si nos tomamos a Gadamer en serio y exprimimos (press) sus afirmaciones. éstas nos llevarán más allá de la hermenéutica filosófica" i y esto no ocurre solamente por las preferencias que un intérprete pueda tener por la ontología. p. Pues sólo leyendo de modo más radical la célebre sentencia de Gadamer. Tubinga. "El ser que puede ser comprendido es lenguaje'". como dice Bernstein. 450 (trad. En este sentido. ¡ Hans-Georg Gadamer. 9 a la lectura de ésta como relativismo hístoricista y tradicionalismo acrítico.. Pues ambas interpretaciones igualmente reductoras presuponen que la 1 Richard Berstein. p. y hay que hacerla. Beyond ObjecLivism alld Realism: seienee. Wahrheit und Methode. p. encuentran en esta visión razones para reprochar a Gadamer que su filosofía desemboca en un relativismo histórico o en un vago tradicionalismo. La lectura pragmática aprovecha esta lectura para rechazar las pretensiones hegemónicas del cientificismo y el tecnicismo. se "exprime" el pensamiento de Gadamer y se trascienden con ello los límites que le asigna la vulgata. 1983. por otro lado. 567) . los críticos. Tamo la recepción positiva como el rechazo crítico de la hermenéutica de Gadamer parecen caracterizarse hoy por un mismo malentendido básico: la idea de que la hermenéutica se puede resumir como una teoría de la finitud y la historicidad insuperable de la comprensión. o. en favor de una sacrosanta visión democrática de una ética del mundo de la vida o del common sense. Ahora bien. precisamente. 1965. 150. este malentendido sólo puede eliminarse si. Ocurre. hermeneuties and praxis.

el objetivismo y el realismo metafísicos que esa limitación implica. Sólo si se continúa pensando el ser. el verdadero ser. que no nos está dado a nosotros. dejando intactos. pero sólo en el nivel metodológico. pues. seres finitos. en Gadamer sigue existiendo una distinción entre ciencias del espíritu y ciencias de la naturaleza. Antes que nada: ésólo el ser que puede ser comprendido? Si así fuera. el único imperativo ético es el de la tolerancia. Dicho más claramente: si la hermenéutica tiene sentido. que se nos añade a los seres históricamente finitoS que somos -. de leer de manera más radical la tesis de que el ser que puede ser comprendido es lenguaje. como quieren algunas lecturas apresuradas.' tiene un límite "objetivo" que la filosofía de la interpretación nos ha enseñado a reconocer. entonces. Naturalmente. por ello. se limita a reflejarlo de un modo más O menos completo y variable. correcta y justa. con la consecuencia de que hayamos tenido que aceptar que no hay una verdad del conocimiento y que. y que. se puede leer la hermenéutica como una mera predicación de sabiduría o como relativismo y tradicionalismo. por ello.63 interpretación -por volver a la frase de Marx. Pero en el pensamiento de Gadamer nos encontramos conceptos sobre cuya base superar aquellos persistentes prejuicios metafísicos. entonces reclama una profunda revolución de la ontología que se despida de la idea del sercorno una objetividad de cosas "ahí afuera" a la que el pensamiento debería acercarse y adecuarse todo lo posible. no podremos responder invocando la verdad como correspondencia. Pero no porque Gadamer sepa. en el semi do de que él no piensa que se pueda sustituir el riguroso procedimiento de verificación y falsación de las proposiciones ctentífico-experi- . en estos términos. conocer las cosas tal como son. sino porque las cosas sólo son lo que de veras son en la interpretación yen el lenguaje. Gadamer estaría limitando drásticamente el propio discurso al ámbito de las ciencias del espíriTU. Si nos preguntamos en qué consiste para Verdad y método una interpretación buena.no cambia el mundo. Se trata.

Si no hay un ser fuera del lenguaje. el criterio para la distinción entre lo verdadero y lo falso.64 mentales por un método parecido al histórico-comprensivo. en que la filosofía parece correr el riesgo de convenirse en pura arbitrariedad. retornando la doctrina heideggeriana de la precomprensión. Recuérdese. toda teoría que pretenda fijar de modo último y definitivo la diferencia entre ciencias de la naturaleza y ciencias del espíritu debería presentarse. No creo que se pueda conciliar semejante perspectiva metafísica con la hermenéutica gadameriana. entre la opinión y la ciencia. no puede explicarse el esfuerzo por buscar la palabra justa en el que canto ha insistido Gadamer. por su parte. "verdadera experiencia". La dificultad de tomarse radicalmente en serio la identificación de ser y lenguaje consiste. esto es. que la sospecha de que los criterios de este tipo son insuficientes para asegurarse contra el re!ativismo y la arbitrariedad. sin embargo. esto es. En cualquier caso. Ahora bien. reivindica la posición positiva del prejuicio proporcionan algunas indicaciones . Dicho en términos más generales: parece que se hace imposible cualquier distinción entre lo verdadero y lo falso. el objeto. la novedad ontológica de la hermenéutica gadameríana se hace evidente si advertimos que el criterio para la búsqueda de la palabra justa. depende enteramente de la persistente convicción metafísica por la que el ser no es otra cosa que lo dado. de otro lado. entre la interpretación acertada y la errada. Pero.pueda tener un sentido diferente en las ciencias de la naturaleza y en las ciencias del espíritu. la situación del sujeto y la de! objeto conocido. no pueden encontrarse en la obra de Gadamer razones para pensar que la experiencia de la verdad -sea cual sea el método por e! que se accede a ella. que cambia dialécticamente. invirtiéndolas. debería invocar el estatus de una descripción "objetiva" del mundo. para Gadamer. todos estos criterios están. como una proposición científico-natural. o experiencia de verdad. en las cuales es exp~riencia verdadera. dentro del lenguaje' mismo. una vez más. Las páginas de Verdady método en las que Gadamer.

FCE.. 338). En las páginas de Verdad y método que se refieren a este pasaje de Sein und Zeit. El ser y el tiempo. Antes al contrario. p.. pero un poco más adelante. Sein Ul1d Zeil. México. "Ibíd.. 1984. El vínculo entre el precursar resuelto de la propia muerte y el insertarse (einruchen) en el acontecer de la tradición viva se hace mucho más claro cuando se aclara que ambos autores están pensando en la asunción explícita de la propia historicidad. En dichas páginas. sino sólo del hecho de que el proyecto sea más o menos auténtico. 360). nos vemos remitidos a los aspectos más radicales de la analítica existencíal. . 310 (trad. e. p.65 importantes sobre este problema. Tubinga. mente el pasado y el presente:". que J Martín Heidegger. El horizonte merodológíco aparece aquí completamente desfondado. en el texto. pp. Gadamer se refiere al § 63 de Sery tiempo. dentro del cual se median continua.. la evidencia de una adecuación del proyecto no surge de una confrontación cualquiera entre la precomprensión y las cosas en sí. 5 Gadarner. aparentemente "urbanizada". p. o. p. Esto es. que trata del "carácter metodológico de la analítica existencia]" y del "sentido ontológíco del cuidado CSorge)"3 Heidegger plantea allí explícitamente la cuestión: "Woher sollen aber die ontologischen Entwürfe die Evidenz der phanomenalen Angemessenheit Iür ihre Befunde nehmen?"" (me dónde tomarán los bosquejos ontológicos la evidencia de la adecuación fenoménica de sus hallazgos"): Heidegger remite en seguida la pregunta a la distinción entre la existencia auténtica e inauténtica. no podemos no reconocer que en esta lectura. Gadamer no llega a retomar explícitamente el "ser para la muerte" heideggeriano. puesto que la posibilidad de la existencia auténtica está ligada al precursar resuelto de la propia muerte.. (trad. 339). 274 Y ss. 1986. 312 (trad. parece traducir de este modo la tesis de Heidegger: "El comprender mismo no ha de pensarse tanto como una acción de la subjetividad cuanto como un insertarse en el acontecer de la tradición viva (Überlieferungsgeschehen). p.

al que esta reflexión nos conduce está totalmente contenido en esta fluidificación de la objetividad con la cual se ha de medir la validez de la precomprensión. Lo que quería decir la resolución precursora de la muerte en Heidegger. no como vergangen. Ese acontecer es lo que Heidegger. la dificultad. y que tiene su propio carácter vinculante y normativo.. también en el plano existenciario (existenziell).66 Gadamer ofrece del "ser para la muerte" heideggeriano. de fijarse en una interpretación. con una expresión que Gadamer prefiere no usar. siempre renovada. llama historia del ser. lo aprendemos de modo mucho más claro en estas páginas de Gadamer Como es sabido. en sery tiempo es la resolución propia para la muerte lo que hace posible comprender el pasado. se topan con algo que no se reduce a una mera acción de la subjetividad. Ésta no está. de todos modos. . probablemente. Ni el término de Gadamer ni el de Heidegger permiten. sino en el acontecer de la tradición viva. Seinsgeschichte (o seinsgeschick). esta actitud auténtica (eigentliche) significa que el legado al que no referimos para "examinar" nuestros prejuicios y reconocer los que son legítimos y productivos consiste en no verlo como una estructura eterna del ser metafísico. ni sólo relativo a una epistemología de las ciencias del espíritu. El resultado ontológíco -no sólo metodológico. en el que debe insertarse la comprensión para encontrar su validez. sino como gewesen. sin embargo. ninguna identificación con una historia necesaria. ahí afuera en el mundo. aclara a éste en un sentido que. sino como legado puramente histórico de unos mortales a Otros mortales . que debemos reflejar fielmente y al que debemos adecuarnos (ni menos aún como la objetividad "ahí afuera" de los "objetos"). pues. permanecía desconocido para Heidegger mismo. como posibilidad todavía abierta. Traducido a los términos que hemos tomado de Gadamer. la cual tendría los rasgos de una tradición (Ti-adition) del pasado (Vergangenen) antes que los de una tradición viva (ÜberlieJerung) de lo sido (Gewesen). esto es. El esfuerzo por encontrar la palabra justa.

· El acontecer de la tradición viva sólo se hace vinculante y normativo cuando encuentra acogida en un proyecto resuelto que. no puede no asumir su explícita responsabilidad. tierra. o la comunidad de los intérpretes -tal como se da del modo más claro en el caso de la investigación científico-experimental-. precisamente. paradigmático) de un horizonte heredado frente al cual el intérprete. sólo resuena luego en la respuesta. Sobre todo. como la que las cosas sólo son propiamente en el Geviert de cielo. la hermenéutica debe responder a la pregunta por la teleología que la sostiene y legitima. Como la historicidad también es. como Heidegger enseñaba ya en la recensión a Jaspers de 1920. puede decirse que la OntOlogía hermenéutica de Gadamer tiene su núcleo en la identificación de realidad (Wirklichkeit) e historia efectiva (Wirkungsgeschichte). Saltando algunos pasos intertnedios. se le puede dar a esta tesis un significado muy preciso que aclara -quizá también urbaniza. recurriendo a argumentos que . que suenan siempre tan extravagantes y "poéticas". El cambio no nace de cero. la hermenéutica muestra de modo convincente que la objetividad garantizada por los objetos -tambíén. siempre. estando abierto al futuro. cambia el mundo propio porque lo interpreta. Si miramos al denso diálogo que Verdad y método establece con Ser y tiempo en los decisivos pasajes a los que acabo de referirme. la de las ciencias. precisamente. aplicarlo podríamos decir con Gadamer. sin embargo. proyecto resuelto de un intérprete. mortales y divinos. significa no reflejar el pasado heredado. no puede reivindicar su propia validez. responde a una llamada que.67 He dicho más arriba que la validez de la hermenéu tiea de Gadamer presupone la tesis de que los cosas son lo que son de verdad y efectivamente sólo en la interpretación. sino interpretarlo. con Kuhn. como teoría filosófica que se presenta en competencia con otras. De hecho.se da únicamente en el marco (que podríamos llamar. y esto es: incluirlo activamente en un proyecto. Pero asumir responsablemente la propia historicidad. o su primacía.aquellas tesis heideggerianas.

La hermenéutica no es solamente la hoiné de la cultura humanística y de las ciencias del espíritu de fin de siglo. o el sentido del ser en cuyo horizonte la hermenéutica interpreta la experiencia del mundo. responde a la llamada de una historia en la cual la ciencia y la tecnología tienden. Una filosofía coherente de la interpretación. Que la Wirhlichheit.. la hermenéutica sigue activamente aquella colocación del ser por la que. leída como llamada a transformar en verdad la realidad objetiva de las cosas "ahí afuera". puede presentarse como el pensamiento que. en el juego de las interpretaciones. cada vez más. en realidad. se ponen también 6 Heidegger. e. la historia de sus efectos reales. cada vez más. o del ser que puede ser comprendido. p. . p. de modo global. la frase vale como una indicación teleo-lógica que. no ente. creo que se puede decir que también una verdadera y propia "ontología de la actualidad". Por eso. a consumar fa realidad natural en la verdad vivida intersubjetivamente. es el sentido del proyecto. Antes al contrario. una filosofía del mundo rardornodemo donde el mundo se disuelve efectivamente. sólo mientras que y sólo en tanto que la verdad es. heredando lo mejor de la filosofía clásica alemana. 230 (trad. no es algo que se afirme en una proposición descriptiva. donde dice que: "'Hay ser. Y ella sólo es en tanto y mientras que el serahí es'".. Siguiendo este hilo conductor. su Wirhungsgeschlchte. no es una osadía pensar que la fras~ "el ser que puede ser comprendido es lenguaje" no debe leerse sólo como un enunciado que "aclara" léxicarnente el significado del ser. creo. cambia de hecho el mundo. o. 251).68 se pretendan descriptivos de la estructura del ser. como Gegenstandigheit . aparece como verdad del lenguaje humano y no como cosa y dato en bruto. y cada vez más. En este sentido. En cuanto que se asume como responsable de un proyecto histórico. puede apoyarse en otra de Heidegger en Ser y tiempo.. la realidad y el proyecto. la realidad efectiva de la cosa sea. esto es.

. y. doch dichterisch wohnet / Der Mensch auf dieser Erde" ("Con todo mérito.69 las bases de la elección ética y se ofrece la hermenéutica como una temía crítica de veras. en este sentido. más poéticamente habita / el ser humano en esta tierra"). le confiere una nueva verdad a los versos de Hólderlin: "Voll verdienst.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful