Está en la página 1de 8
Una ciudad cuyos muros están pintados con murales grafiti es una ciudad que habla, que

Una ciudad cuyos muros están pintados con murales grafiti es una ciudad que habla, que nos cuenta historias. Que se nos mete por los ojos y sacude nuestras convencionalidades. En contraparte, una ciudad sin mu- rales en sus calles es una ciudad muda, una ciudad muerta. El color y las formas despeinan la vida de las ciudades: las ponen de fiesta. Una Universidad que no se mueve, que no genera polémica es homogé- neamente gris como el cemento. Una Universidad que no abre sus puer- tas a lo diverso está inevitablemente destinada a morir de abulia. Los invitamos a que hoy seamos partícipes de los ecos que dejó la celebra- ción de lo diverso, del reconocimiento de los otros que no piensan como nosotros y de la libertad que da el desacralizar lo que parece intocable. Cuestionemos todo, seamos irreverentes y propongámonos lo imposible.

Mario Chávez-Campos

y propongámonos lo imposible. Mario Chávez-Campos “La calle pide a gritos ser pintada” +Las paredes

“La calle pide a gritos ser pintada”

+Las paredes siempre serán nuestras

Por Liliana Castrejón

E s esta la esencia del discurso con el que se inauguró el Festival de Arte Urba- no Nicolaita (FAUN), el 25 de septiembre del año en curso. Entre muchachos, curiosos e interesados, algunos de los artistas que se ocuparían en los siguien-

tes días de llenar su arte en las paredes de nuestra Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), se ocuparon de hablarnos del arte urbano, de lo que representa y lo que comunica. Único en su especie por su evasiva naturaleza y efímera duración, el arte urbano se libra de las plagas que han inundado otras formas artísticas y huye de la institucionalización, de un arte que ha sido creado del pueblo para el pueblo. Desde sus inicios populares en las calles de Tijuna, San Diego, Los Ange- les y Nueva York durante los años sesentas y los setentas, el grafiti ha funcionado como un camino más para que los jóvenes dejen constancia de su paso por el mun- do, su esencia y sus experiencias. Asimismo, funciona como un modo de rebeldía, de romper con los esquemas, de denunciar las injusticias sociales de un modo que otros medios jamás permitirían. Es un modo de romper con el sistema y denunciar las injusticias que éste comete en contra de aquellos a los que, en teoría, sirve. Para quienes lo practican, es casi un ritual: salir a las calles, ir a pintar, ir a rayar, a manifestar la inconformidad del individuo con el colectivo. El arte urbano, en su esencia, no busca contaminar espacios, sino habitar espacio, deconstruir los paradigmas establecidos: es una forma de arte para las masas, por eso está en la calle. Como otras formas de arte en el pasado, busca de- finir y dar identidad al mismo pueblo del que proviene, y en él muchos artistas de orígenes diversos han logrado dar forma a sus historias. Historias que, en las calles, no tienen por qué seguir prototipos impuestos y dan color y nombre a los oprimidos y los marginados. Y son ellos quienes, con aerosoles o viniles comunican a gritos esas his- torias que son de ellos y también son de nosotros, porque son de todos, al fin y al cabo, las paredes siempre serán nuestras.

Viernes 04 de octubre de 2013 2 Arte nacional en la Universidad Por Ramsés Lamas
Viernes 04 de octubre de 2013
2
Arte nacional en la Universidad
Por Ramsés Lamas
+ Smek celebra interés de UMSNH
L as dos últimas semanas de septiembre, jóvenes mura-
listas y grafiteros de diversas partes del país y de Co-
lombia acudieron a Ciudad Universitaria, de la Uni-
versidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UM-
SNH), para pintar paredes de facultades y muros de CU.
Todo esto y las mesas de análisis sobre el grafiti y
los murales en diversos países americanos y europeos, se
desarrollaron dentro del Festival de Arte Urbano Nicolaita
organizado por la Universidad Michoacana.
Gaceta Nicolaita abordó a dos de esos jóvenes en
el momento en que plasmaban su arte en los muros de la
Facultad de Filosofía en Ciudad Universitaria.
El primero en atendernos fue el muralista Javier
Santos, alías “Smek” (Arte Jaguar), representante de Oa-
xaca, a quien le cuestionamos sobre el enfoque que se dio
al arte urbano al plasmarlo en paredes de una Universidad
tan grande como la michoacana, siendo que muchas veces
los únicos espacios disponibles para ello son las calles, a
lo cual respondió que este tipo de eventos los veía como
una manera de manifestación muy específica, que además
respaldan mucho a estas nuevas propuestas, pues al grafiti
siempre lo vinculan con el bandalismo, o sea, con la calle,
dijo.
Para bien o para mal, estaba bien que este arte se
halle respaldado por la Universidad Michoacana y no por
marcas multinacionales, que pasa con frecuencia.
Al interrogarlo sobre si en Oaxaca se abren es-
pacios para que los jóvenes se expresen a través de este
medio, contestó: “en la actualidad se estaba haciendo con
más frecuencia, ello como consecuencia del boom que ha
habido en los últimos años de las cosas que se hacen en
las calles pero, sobre todo, por el acceso al arte que está
proporcionando internet”.
Nos informó del cómo fue que logró participar
en la exposición urbana de la Universidad Michoacana,
señaló que fue uno de sus amigos el que le dijo que desde
hace años se estaba planeando este evento. Confesó ade-
más que llegó a Morelia con su hermano, representando
un espacio independiente de talleres que tienen en Oaxa-
ca, llamado Exposición O.
Para finalizar, Smek celebró que la Universidad
Michoacana mostrara interés por uno de los medios de
expresión tan afines a la juventud y abogó porque más
universidades del país lograran hacer lo mismo.
Mural Filosofía
Itzi Paulina Medina Jiménez
De Oaxaca para el mundo, Javier Santos “Smek”, egresado de Artes Plásticas, pintó su mural sobre
trazos de ojos, que simbolizan “¿qué estamos mirando?”. Está muy interesado en la temática de las
policías comunitarias, de esos muchos ojos, y ayudado por su hermano, arquitecto, plasmó eso en
la pared de Filosofía. Tras 15 años de grafiti y 20 de plástica, suelen trabajar así: se empapan de
la arquitectura del lugar, diseñan y crean. Por eso las formas geométricas de su mural en la Facul-
tad de Filosofía, que aprovechan las sombras generadas por el edificio. En su laboratorio y centro
artístico en Oaxaca, Estación Cero Lab, hacen trabajos multidisciplinarios, “eso y el respaldo de
festivales como este son lo más chido”, dijo.
FAUN 2013
Foto: Irena Medina Sapovalova
Foto: Luis Enrique FreeMind

Viernes 04 de octubre de 2013

Viernes 04 de octubre de 2013 3 Magenta, egresado de Bellas Artes Por Ramsés Lamas +

3

Magenta, egresado de Bellas Artes Por Ramsés Lamas + “No solo es rayar por rayar”
Magenta, egresado de Bellas Artes
Por Ramsés Lamas
+ “No solo es rayar por rayar”
R ockstar Magenta fue otro muralista con el que
conversó Gaceta Nicolaita, quien nos informó
que tiene un año de haber egresado de la Fa-
cultad de Bellas Artes, de la Universidad Michoacana.
Mencionó que a los participantes les pidieron
que adaptaran un muro en específico, de acuerdo a la
temática de la escuela que se tratara. A él le tocó tra-
bajar sobre algunos aspectos filosóficos, por esta razón
las cabezas representadas en su mural hacen alusión a
pensamientos de esta índole.
Expresó que le agradaba mucho la oportu-
nidad de plasmar arte para los alumnos en especial,
porque conocía a personas que estaban a favor que les
cambiara la vista de los muros de dicho plantel y de
algunas otros.
La Universidad necesita mayor vinculación
con este arte. No es sólo rayar por rayar. El evento em-
pieza a abrir algunas de las puertas que por cuestiones
del país que somos, de que la cultura llega de dife-
rentes maneras y de que hay mala información de lo
que se está haciendo (en las calles), faltan muchos más
espacios, concluyó.
Foto: Luis Enrique FreeMind

Javier Santos Smek

Por Liliana Castrejón

+Ojos que nos miran siempre, vigilándonos

J avier Santos era apenas un niño cuando sintió por primera vez la atracción hacia las artes. Desde hace quince años se dedica al grafiti. Aunque su her- mano estudió arquitectura y tiene una licenciatura en artes plásticas y vi-

suales por parte de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda” y otra en diseño gráfico por parte de la Universidad Mesoamericana de Oaxaca, aún suelen trabajar juntos y juntos administran el Taller de los Án- geles, en Oaxaca. Su obra se basa en la idea del rastreo como método de trabajo: de la calle, Internet y el sonido para transmitir diferentes ideas y adaptar a diferentes formatos. Su obra, plasmada en una de las más visibles paredes de la Facultad de Filosofía, en Ciudad Universitaria, está saturada de información: ojos y sombras al fondo de la figura de un hombre. Javier dice estar fascinado por la idea de las policías comunitarias, que comienza en Michoacán, y la idea de ojos que nos miran siempre, vigilándonos.

Ideas del interior, conceptualizadas en imágenes que serán conservadas en unas cuantas paredes y perpetuadas en el pensamiento de todos

Por Itzi Paulina Medina

Mural en base de tinaco

“No tanto el título, lo que extraño es la convivencia. Esa vida académica te per- mite enriquecerte de otros. Más que sólo tener la formación, la cosa es trabajar”, nos dijo Pacheco Uaricha, quien junto con Fris Sánchez creó el mural en la base del tinaco elevado. Pacheco, chico alegre y claro en sus ideas, nos hizo ver que para él esta oportunidad fue inesperada, valiosa y estresante; es su primer mural público, eso implica una gran responsabilidad, además de poco tiempo para él que viajó desde Cherán y Fris desde Uruapan. Convivir con otros artistas, como en este evento, te hace crecer en lo profesional pero sobre todo en lo humano, sostuvo Pacheco.

4

4 Viernes 04 de octubre de 2013 Entre el spray y la pared + Tijuana, la

Viernes 04 de octubre de 2013

Entre el spray y la pared + Tijuana, la frontera del grafiti Por Pilar Ávila
Entre el spray y la pared
+ Tijuana, la frontera del grafiti
Por Pilar Ávila
¿Dónde comienza el grafiti?, ¿Qué y a quiénes representa?, ¿Cuándo deja de
ser delito para convertirse en arte urbano?
A inicios de los años 60, en Tijuana, ciudad fronteriza en donde se
mezclan culturas y se respira el ambiente de dolor por partir y el deseo de per-
tenecer, los cholos, término que define a aquellos jóvenes deseosos de cumplir
un sueño, detenidos ante la frustración de la realidad racista de los gringos,
hace que el sentimiento reprimido se traduzca en expresiones pictóricas, clan-
destinas, aparezcan en los muros y espacios públicos. Marcan territorio, pelean
su espacio.
De pronto, lo que expresaba dolor y pertenecia rebasa los barrios ba-
jos, se pintan las calles de Tijuana de expresiones nuevas, frescas. El Dr. José
Manuel Valenzuela Arce, director del Departamento de Estudios Culturales
del Colegio de la Frontera Norte, Tijuana, Baja California, mira, se cuestiona
y
presiente una nueva expresión social en gestación. Se sumerge en las calles,
mira los barrios, busca en la historia el origen de la palabra “cholo”, sus trazos,
su idiosincracia y motivos.
“Welcome Amigos to Tijuana. Graffiti en la Frontera”, es su libro, en
él reune lo aprendido en las calles de Tijuana. Un cortometraje de 18 minutos
expresa, a quienes conforman el Festival de Arte Urbano Nicolaita 2013 en
la tarde lluviosa del 25 de septiembre, en el CIAC (Centro de Información de
Arte y Cultura, en Ciudad Universitaria) lo que es rayar. Presentes los Buenos
Inquilinos, que a ritmo de Hip Hop acompañaron la vista de un nuevo arte: el
muralismo urbano. Allí están los artistas visuales, los aprendices de la pluma
y la cámara, jóvenes académicos y científicos, sorprendidos por la sabiduría
popular de los grafiteros transformados, entre los años 70 al 2013, de delin-
cuentes a muralistas.
Artistas visuales que reunidos por la vida en crews como HEM, GEM,
KC, JK, Tijuana Kings, Home, firman su obra y mantienen su reputación y la
aprobación en tanto nadie la raya o le da el placazo. El desafío gráfico sustituye
la riña de los antecesores cholos.
Grafiti, una necesidad de expresión
En el grafiti no se rayan casas, negocios, centros religiosos/ El sabor
del grafiti es hacer lo que quieres porque te gusta, no pides permiso a nadie/ El
chiste es hacerlo ilegal pero evolucionando y hacer lo que la gente hace legal/
El arte urbano es un tipo de rebeldía rayando una pared pero también es un
espacio público y tengo derecho de hacerlo.
Así se define el arte urbano en voz de los protagonistas del cortome-
traje que narra la evolución del grafiti, como una necesidad de expresión, un
desafío al orden establecido.
Para los 80´s llegaron unos trazos nuevos, llenos de color y formas,
narra el mismo Valenzuela: “unos se preguntaron por sus significados, otros
estigmatizaron y lo llamaron delito. En esa época en Nueva York el Hip Hop
se asoció al grafiti, tendencia que pronto llegó a Los Ángeles y de allí a Ti-
juana, entonces, nuevos sistemas de comunicación tapizaron las paredes de la
ciudad”.
Tijuana es la madre del grafiti nacional, fue la puerta por donde entró al
país por tener cercanía con Estados Unidos. “Los que iban a la escuela allá, era
en 1989, se encontraban con los crews de Los Ángeles, llegaban acá y hacían
sus tags, rayaban, así comenzamos a agruparnos”, narra un artista del HEM
(Hecho en México) y recuerda: “luego el GEM llegó y pegó porque reclutó
a
los líderes de cada crew, comenzaron por 30, a los dos meses tuvimos que
sacar algunos, había muchos. Así, en el desafío llegó a considerarse la mayor
hazaña rayar la frontera internacional, para mí eso es una leyenda…¿quién más
ha hecho eso?”.
Lo importante era comunicar, impregnar la ciudad con discursos gráfi-
cos, ilustraciones con simbolismo social, la caligrafía se volvió inevitablemente
visible y el grafiti se tijuanizó,
Y entre uno y otro desafío se inventan la tijuanera, narra uno de los pro-
tagonistas: “Una cosa de las que dicen de Tijuana es el hecho de rayar arriba, un
tag en lo más alto, mientras más alto esté y complejo esté el trepe, vale más. Ya
luego los demás van rayando abajo, que yo sepa el trepe sólo existe en Brasil y
en México, aquí le decimos la tijuanera es nuestro sello”.
Los grafiteros son paseantes urbanos y rurales, no están atrapados en el
cuidado del barrio, como los cholos, ni tratan de controlar territorio: buscan sig-
nificados. El grafiti no busca los ámbitos barriales de poder, ni necesariamente
lleva conflictos dirimibles con violencia, no obstante implica desafíos como
con destinatarios reconocibles en otros grupos grafiteros, en policías, en grupos
antigrafiti y para los que se autoasumen como dueños de la ciudad.
Estamos abiertos a propuestas culturales que aquí la sociedad no ve/
Está muy estigmatizado dicen que somos cholos que es bandalismo/ Con pro-
blemas con la pollicía hemos tenido de todo, siempre que te agarran te pegan/
dicen que los grafiteros son drogadictos o rateros/ el mismo gobierno ha estig-
matizado la actividad del grafiti con la delincuencia y es un gran error porque
no todos los delincuentes son grafietros/ puedo asegurar que si nosotros pinta-
ramos con brocha y pincel nos van a decir artistas pero como es spray pasamos
de artistas a ser delincuentes.
Tijuana hoy tiene una importante colección de murales que propone
nuevas estéticas que transforman la ciudad. El grafiterismo transitó de un acto
ilegal, al desarrollo de propuestas muralistas y grafiti artístico, “discurren por
una ruta translegal, donde legalidad e ilegalidad son opciones que se asumen y
abandonan de forma intermitente”, narra Valenzuela.
Ahora compartimos proyectos con artistas urbanos y las alianzas trae-
rán algo muy comprometedor para la escencia de la ciudad de Tijuana a nivel
mundial / Tijuana será un mural muy grande / ojalá que la gente trabaje con
ellos y no contra ellos/ que una luz transforme todo esto en un movimiento
agradable para todos/ es lo que todos quieren, quedar en la historia.
Las paredes oyen, pero también hablan, advierten, denuncian… mucho
podemos aprender sobre emociones juveniles observando los muros agravia-
dos, cansados y esperanzadores que cobran forma y vida entre el spray y la
pared, concluyó el especialista.
FAUN 2013
Foto: Gustavo Vega

Viernes 04 de octubre de 2013

Viernes 04 de octubre de 2013 5 Foto: Itzamna Rubalcava La ciudad como un medio artístico

5

Foto: Itzamna Rubalcava
Foto: Itzamna Rubalcava

La ciudad como un medio artístico

E n el Centro de Información, Arte y Cultura (CIAC), de Ciudad Universitaria (CU), se realizó la tercera mesa de exposición, dentro del Festival de Arte Urbano Nicolaita, llamada El arte en los espacios públicos, donde se discutió

la inserción de las obras de arte en las ciudades. El objetivo del evento fue mirar estas propuestas de arte para conocer y hacer análisis valorando el contexto en el que se gestan. Los ponentes atendieron a la pregunta que el moderador planteó para dar inicio a las actividades: ¿qué carac- terísticas debe tener algo que está en la ciudad para ser considerado arte? César Arceo Arévalo, de la Universidad Michoacana, uno de los partici- pantes de la mesa, hizo énfasis en considerar que el arte está presente en distintos contextos sociales y no sólo en la urbe. El arte urbano en general, no es tan sub- versivo ni invasivo, pues no conoce que haya este tipo de manifestaciones en un centro comercial. El primer impedimento para que el arte evolucione lo representan las instituciones, entendiendo como estas no sólo las políticas, sino las académicas y familiares. Ricardo Zambrano Escutia, profesor y creador visual, del Instituto Nacio- nal de Bellas Artes, interpretó como obra de arte aquello que puede generar un cuestionamiento del momento y contexto actuales. La ciudad es la herramienta de trabajo, se hace obra con los objetos que se encuentran en la calle. Los grafitis, por tanto, logran develar ese contexto al que pertenecen. El arte en el espacio público está destinado a la acción; debe expresar sus contradicciones. Su trascendencia está en lo que pueda sugerir. El arte, es un desviador de discursos, finalizó. Por su parte, el también artista visual, Christian Díaz Reyes, apuntó que el arte de la ciudad cabe en la consideración de lo profano, aquello que es cotidia- no a la vida real y se encarna en las cuestiones espirituales, en la sensibilidad, la percepción y el tiempo que se toma alguien para valorar el trabajo de los demás. Compartió la idea con sus colegas de que el espacio público tiene que ver con los espacios e instancias de poder.

Foto:Luis Enrique FreeMind
Foto:Luis Enrique FreeMind

Por Andrea Sánchez Bocanegra

Grafiti, arte urbano que reclama libertad

E n la mesa de ponencias titulada Arte, grafiti y movimientos de resistencia, que

laita, en las instalaciones del Centro de Información, Arte y Cultura (CIAC),

de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), se abordaron los diferentes estudios que se están llevando a cabo en el país sobre dichas temá-

ticas. El grafiti es un arte que utiliza la ciudad como un lienzo para comunicar ideas, pensamientos, emociones, sentimientos, etc., mayoritariamente juveniles, que incita a la reflexión y al rechazo. Pero, sobre todo, es una forma de expresión que demanda derechos fundamentales como son la libertad y la igualdad, apuntó la exponente originaria de Oaxaca, Itandehui Franco, quien recalcó que los movi- mientos indígenas y magisteriales de su estado han propiciado el acercamiento a estas y nuevas maneras de expresión artística urbana del país. En la actualidad (el arte urbano) es visto como un desorden, como el desequilibrio que hay en la socie- dad, denunció. Por su parte, el maestro Marco Tulio, nos mostró ejemplos de las diferentes clases del grafiti que existen en el mundo, señalando que esta forma de expresión es una cultura alternativa que se proyecta a nivel mundial, pues se caracteriza entre muchas otras cosas, por estar en oposición al sistema, es decir, de ser transgresora. Además, el origen de este arte se sitúa en los años 60´s en la ciudad de Nueva York. Añadió que el grafiti como tal puede causar o no placer en todo el público que lo contemple. Para enfatizar más el punto final que indicó Marco Tulio, la maestra Diana Moncada, habló de la percepción estética dirigida al arte urbano en general. Fue clara al decir: “lo que a mí me gusta, no debe ser considerado, por tal, una obra de arte”, refiriéndose al carácter multifacético del arte y de las percepciones estéticas del espectador que pueden variar dependiendo de cada cultura. No se debe caer en los extremos: no se debe alabar todo el grafiti, pero tampoco se puede satanizarlo, concluyó. Uno de los asistentes trajo a colación al escritor Walt Whilman, quien dijo:

se celebró el 25 de septiembre, en el marco del Festival de Arte Urbano Nico-

todos tenemos el deber de comunicarnos, como sea, pero comunicarnos. Muy acor- de con la tarea del arte urbano en la actualidad. Marco Tulio, un grafitero de sepa, que estuvo presente en dicha confe- rencia, habló sobre el interés que ha tenido sobre este tema pues, señaló, él lo ha practicado desde pequeño. Consideró que se le da poca dimensión, porque no se le permite extenderse y esto conlleva que las personas ajenas a esto les parezcan mal o simplemente no puedan considerarlo un arte como a otros. Será muy complicado que se mantenga la esencia de este arte urbano, por- que muchas instituciones buscan apoderarse de éste arte para disminuir vandalis- mo y otras causas antiéticas, supuestamente derivadas de este modo de expresión, finalizó.

Foto: Itzamna Rubalcava
Foto: Itzamna Rubalcava

FAUN 2013

6

6 Viernes 04 de octubre de 2013 Cortometraje Aún nos queda el recuerdo Al Festival de

Viernes 04 de octubre de 2013

Cortometraje Aún nos queda el recuerdo

Al Festival de Rotterdam

D espués de participar en el Festival de Cannes al lado de Javier González Benavides, con el cortometraje Aún nos queda el recuerdo, dedicado a las memorias de los antiguos cines de Morelia, entrevistado en el marco del

Festival de Arte Urbano Nicolaita, Mariano Rentería Garnica se declara orgullosa- mente autodidacta y anuncia que el cortometraje ha sido seleccionado para exhibir- se en otro de los cinco festivales de cine más importantes de Europa: en Rotterdam. “Cuando acabé la prepa, decidí que nadie me iba a decir qué hacer y no te- nían realmente nada qué enseñarme, las universidades son caras, así que he apren- dido lo que me interesa por mi cuenta y así llevo ya cinco años. “Tengo 22 años y éste es mi tercer trabajo, los otros dos son Stop motion, si me preguntas hacia dónde voy, no sé decirte, lo que sé es que esto es lo que me gusta hacer y tengo claro qué es lo que quiero, contar”. “Mi siguiente proyecto es sobre arquitectura mexicana, después de la mitad del siglo XX y en inicios del XXI, quiero trabajar en temas de espacios públicos arquitectónicos, donde se haga un análisis de aspectos urbanos sociales a partir del espacio. Lo pienso hacer en la Ciudad de México”, afirma con decisión. Mariano Rentería considera que este primer trabajo de cortometraje tiene un significado especial, “porque es el documental más largo que he hecho, los dos anteriores de Stop motion duran alrededor de cinco minutos cada uno, porque la técnica es más laboriosa. Ahora que para el nuevo proyecto me gustaría que sea de 45 minutos”. El documental se llamará Ciudad de México, una odisea en el espacio, allí Mariano piensa captar lasprincipales edificaciones urbanas que cambiaron el rumbo de la arquitectura y generaron una identidad arquitectónica como nación, en

Por Pilar Ávila

donde se involucran elementos mexicanos como las rancherías y otros elementos tradicionales con arquitectura procedente de Europa, “eso es lo importante de la arquitectura mexicana de aquella época, que involucra dos líneas y hay una fusión en las dos, sobre eso va el documental”. En busca del patrocinio para este nuevo proyecto, calcula 150 mil pesos, “pero voy bien, este corto en Cannes abrió las puertas a nuevas oportunidades, con personas dispuestas a competir y arriesgar el dinero en productos cinematográficos como el nuestro”. Estar en Europa, en el Festival de Cannes le deja a Mariano, además de la seguridad que refleja de ir por buen camino y estar haciendo algo que es apreciado por muchos, el ver que el arte es universal: “me di cuenta que el proyecto no es nada más para quienes son mexicanos o viven en Morelia, sino que lo puede ver cualquier persona en cualquier parte del mundo y entiende este tema del espacio, el olvido y la memoria”. En cuanto a su crew, cuenta que iniciaron tres y terminaron treinta, apor- tando ideas, “cada quien con lo que sabe hacer. Es bonito, se van sumando mentes creativas y son un montón de ideas que juntas hacen el documental entero. En este nuevo proyecto esos 30 van y vienen y se van juntando dependiendo de las nece- sidades”. Hay gente joven que necesita expresarse, concluye Mariano, “el abanico de posibilidades que te da la tecnología moderna, facilita mucho el poder dejar una idea propia en un trabajo, sin una inversión costosa, esto es bueno, vivimos en una época en donde es muy fácil crear un producto, lo único que se necesita es abrirse y saber hacia dónde mirar”.

Foto: Gustavo Vega
Foto: Gustavo Vega

Proyección digital para trazos sobre muro - Laboratorio de Materiales - Christian Díaz

Música, nuestra expresión urbana

Viernes 04 de octubre de 2013

nuestra expresión urbana Viernes 04 de octubre de 2013 7 De mi barrio a tu barrio

7

De mi barrio a tu barrio

Por Liliana Castrejón

De mi barrio a tu barrio Por Liliana Castrejón E n los bajos barrios de Nueva

E n los bajos barrios de Nueva York, durante los locos sesentas y setentas, bajo el amparo de la noche nacen los grafiteros y su arte es como una brisa que con su frescura y promesa de libertad alcanza a todos los jóvenes del

mundo. Desde los muros de la UNAM hasta las paredes de Berlín y los calle- jones en Sudamérica, las “pintas” empezaron a aparecer en los muros, y con ellas, mensajes de protesta, reclamos de identidad y explosiones de creatividad se apoderaron de las calles. El Instituto Goethe México, “unidos en torno a los valores humanos”, una organización independiente y no gubernamental alemana que se dedica a difundir y aprender acerca de la humanidad a través del mundo, no podía pasar semejante movimiento por alto. Así nació el proyecto que culminó con la publicación del libro De mi barrio a tu barrio, en donde vemos integrados y unificados el arte de todos es- tos increíblemente diversos países que conforman Latinoamérica, expresó Lilly Koch, al presentar el libro De mi barrio a tu barrio, el miércoles 25 de septiem- bre, en la explanada de la Escuela Preparatoria Isaac Arriaga. Lilly Koch comentó que la adquisición de los valores capitalistas neoli- berales que nos llegan desde el Norte, rápidamente provocan el descuido de los espacios públicos, de los que se apropia la decadencia y cuya función cubren rápidamente los siempre emergentes “malls” en donde se concentra la vida co- tidiana de la juventud. Estos espacios quedan vacíos y pronto son ocupados y empiezan a con- tar historias, historias del arte como rebelión, de criminalidad y de violencia, de arte callejero regional, de controversia y de lucha por una visibilidad que no se tiene.

Este libro documenta esta reconquista del espacio público, esas demos- traciones efímeras, fugaces, de las personalidades de esta multitud de pueblos encerrados en jaulas de cristal, viendo el cielo sin poder alcanzarlo nunca.

Foto: Aurora Mariazell Romero
Foto: Aurora Mariazell Romero

Por Itzi Paulina Medina

+ Todo un día de música en el concierto de clausura, con bandas de distintas pro-

cedencias, géneros y propuestas

U n clima de lo más intermitente, con un sol intenso que luego se transforma- ba en ventarrones fríos, la tranquilidad de un viernes previo al puente y la energía juvenil como ingredientes. El resultado: un 27 de septiembre irre-

verente, pero relajado y agradable de conciertos para la comunidad universitaria, como cierre del Festival de Arte Urbano Nicolaita. Ausländer, del alemán que significa extranjero, fue el origen del que Jesús Enrique –de la Licenciatura en Música de nuestra universidad–, Ohtokani, León y Pedro, crearon el nombre de su banda de rock psicodélico Auslander, misma que abrió escenario en la explanada del Centro de Información Arte y Cultura (CIAC). Estos chicos pusieron la buena vibra entre el grupo de jóvenes que no du- daron en hacer su buen slam con cada rola; por su parte Vidure, Jazz Paz, Chris Sánchez, Blues Band, Axel Catalán, también a su modo, dieron un poco de su expresión para los gustos del más variado público. ¿Dijimos irreverencia? pues sí, los Buenos Inquilinos y Pollomingus hicieron de las suyas improvisando una cola- boración de su rock+free jazz con un rap que mantuvo bien atentos –sobre el pasto, en la graba, en el sol, en la sombra– a los nicolaitas presentes. Así, con más de ocho horas de música, interpretadas con bandas tan diver- sas como el estado de tiempo, se clausuró el Festival de Arte Urbano Nicolaita, siendo un segundo ejercicio por parte de la Universidad Michoacana con miras a unir a la comunidad estudiantil, no sólo en un sentimiento común, sino en una comprensión mutua de las visiones del otro, a través del arte.

8

8 Viernes 04 de octubre de 2013 Un artista es un luchador social + Hoy las

Viernes 04 de octubre de 2013

Un artista es un luchador social

+ Hoy las paredes del mundo están hablando: Iván Mednoza

D iseñador gráfico, muralista, gestor cultural e investigador, Iván Mendoza Amaro llega por una vía distinta al grafiti y al muralismo. “Estudié dise- ño gráfico, me titulé y comencé a trabajar en la Secretaría de Cultura de

Michoacán en el diseño para la edición de libros. Aproximadamente fue en el año 2008 que al salir y recorrer Morelia noté que algo en los rayones y grafiti del pai- saje cotidiano había cambiado. Me gustó, así que seguí, me metí a internet, busqué revistas, libros y mi impresión cambió. Seguí recorriendo, pidiendo a los amigos que si veían por allí algún muro con un buen tema me avisaran”. “Ingresé a la Escuela de Bellas Artes aquí en la Michoacana a estudiar gra- bado y pintura”, prosigue Iván; “aún sin experiencia en la pared, el tema me gustó y comencé a guardar imágenes, a recorrer todos los rincones de Morelia. Los autores de los murales comenzaron a etiquetarse en el blog que abrí, entraron en contacto conmigo…no, los grafiteros no son delincuentes, son luchadores sociales, un artista es siempre un luchador social. Me encontré de todo, hay muchos que estudian en la Michoacana o en otras universidades y en áreas diversas: desde medicina, hasta historia o filosofía, otros más tienen una buena posición económica y lo hacen por el gusto de expresar y siempre hay una conciencia grupal, de resistencia ante los problemas que hoy enfrentan los jóvenes”. “El catálogo que presenté en el Festival de Arte Urbano Nicolaita, se logró gracias a una beca que me dio CONACULTA, metí mi proyecto, al cual llamé “Mu- rales contemporáneos: Catálogo de Arte Urbano de Michoacán 2012”. Entró y fue posible formar la versión digital, la cual todavía no es posible imprimir por falta de

Por Pilar Ávila

patrocinio, de un libro con 140 páginas que contienen unas 150 fotografías tomadas en Morelia, incluye el nombre en la mayoría de sus autores, aproximadamente 40, con los cuales platiqué de técnicas, motivos, otros quedan aún anónimos. Incluí dos textos breves, uno de mi autoría y otro de Diana Moncada, una amiga egresada de la Facultad de Filosofía, cuya tesis fue sobre identidades contraculturales”. “En este punto, pasé de ser espectador a actor, comencé algunos trabajos en muros, cuando surgió la oportunidad de ganar una beca para una estadía en Suecia por dos meses, otra vez, meto mi propuesta y fui seleccionado”. Iván relata con entusiasmo cómo la experiencia en Suecia le hace ver que no importa de qué parte del mundo seas, la juventud busca expresarse y sin importar técnicas o métodos hoy las paredes del mundo están hablando, las ciudades y en especial los rincones olvidados, cobran vida, colorido, ahora, son arte. Iván Mendoza regresa e ingresa a la Universidad Michoacana de San Ni- colás de Hidalgo (UMSNH) para cursar un posgrado en la Maestría en Filosofía de la Cultura. Con amigos asistió el año pasado al Festival, se vinculó a algunos de los organizadores, quienes este año lo llamaron para que recomendara a algunos artistas plásticos que conoció para armar su catálogo y al final “como una bola de nieve, quedó dentro de la organización del Festival, de lo cual me siento gratamente satisfecho -¿Qué sigue?- Bueno, pues ahora yo quiero ensayar, crear, no me gusta sólo el lado de la investigación, en Suecia dejé varios trabajos en los muros de la ciudad, espero participar y dejar mi huella aquí en la Universidad, además que en esta experiencia de gestor cultural me quedan ganas de darle por este lado”.

Foto: Gustavo Vega
Foto: Gustavo Vega

Visión del mundo en una pared: Fris

S i el arte es verdad y la verdad nos hará libres, es solo lógico que Uriel “Fris” Sánchez cuente su historia no a través de un libro destinado a llenarse de polvo en un estante, ni en una galería destinada a ser visitada solo por pretenciosos hombres de dinero,

sino a través de las paredes, donde todos podemos apreciar las maravillas que es capaz de crear con sus manos. Proveniente de Cherán, se dedica a hacer pintas desde sus años de secundaria y hoy estudia diseño y comunicación visual en la Universidad Don Vasco de Uruapan, incor-

Ruta Mural en bicicleta - Clausura FAUN 2013

Por Liliana Castrejón Matínez

porada a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde ha dado forma y propósito a su arte. Friz busca plasmar su visión del mundo a través del arte urbano y se especializa en la creación de personajes, con los que caricaturiza sus vivencias y plasma sus experiencias, sus ideas y su forma de vida. Para promover su arte, se dedica a lo que se llama “freelance” y su portafolio se compone de una serie de serigrafías de 40x60 que le permiten llevar una prueba material de su talento en la práctica cercanía de su mochila.