EL PARADIGMA ESTRUCTURAL-EXPRESIVO

Alex Mucchielli Psicología de la comunicación Ed. Paidós Ibérica S.A.

1

El objeto de estudio El objeto último de los estudios comprendidos en este paradigma es la “personalidad” (en cuanto organización interna de la psique) de quien se expresa. Este paradigma reposa en la idea de que todos los fenómenos de superficie encuentran su organización profunda en una “estructura” subyacente que puede llegar a manifestarse. Se trata de una idea ampliamente compartida por las ciencias humanas desde primeros de siglo (y que encuentra su manifestación más extrema en el estructuralismo de los años sesenta). En nuestro caso, entendemos por fenómenos de superficie el comportamiento y las expresiones verbales de los individuos y por estructuras subyacentes los productos de su psique. En este paradigma la psique tiene por definición una “organización interna”, que interviene poderosamente a la hora de dotar de forma a las expresiones del individuo. Las comunicaciones realizadas por dicho individuo llevan las huellas de sus “deseos”, de sus “motivaciones” y de otras “necesidades”…., que componen dicha organización interna. Se trata de un objeto valorado a partir del análisis del contenido de las expresiones, en la medida en que dicho análisis permite “remontarse” hasta la estructura psicológica subyacente. Los análisis y los estudios realizados en el arco de este paradigma se fundan en la acción de “desvelar” los resortes íntimos del comportamiento del hombre. Hay diversa teorías que intentan definir el funcionamiento concreto de la estructura interna de la psique, entre las que destacan un modelo psicoanalítico de los modelos motivacionales y un modelo lógico-estructural, de los que hablaremos más adelante. En la teoría freudiana, la estructura subyacente se encuentra reificada (existe, es un aparto psíquico, con una realidad biológica en calidad de depósito de pulsiones); en las teorías motivacionales, las motivaciones también son realidades inscritas en un lugar de la psique; en el modelo lógicoestructural, la reificación de la estructura está menos clara, pues el sistema lógico que guía el comportamiento y las expresiones es algo “postulado”. Es “como si” existiera. Se trata de una construcción intelectual del psicólogo que lo ayuda a comprender al individuo y a hablarle “entrando en su lógica”.

Psicología de la Comunicación

Prof. Marta B. Menéndez

que sirve de soporte a la parrilla con la que percibe al mundo y que determina un cierto número de actitudes profundas. a grandes rasgos. a los elementos del Yo que intentan reprimirlas o volverlas más “razonables”. “a un teatro de personajes” que luchan entre ellos. de “predisposiciones hacia las cosas del mundo”. M. así como el análisis de las opiniones revela el conjunto de las actitudes que le sirven de soporte. Para el psicoanálisis. que un estudio de las actitudes permite manifestar los deseos y los valores que subyacen a ellas. Cada nivel de expresividad funda el siguiente. Las opiniones (o verbalizaciones de posiciones relativas a diferentes campos). que ha sido la teoría dominante en psicología desde 1890. es decir. Dicho sistema forma lo que se puede llamar la lógica profunda del individuo. las opiniones son muy numerosas en relación con los deseos y los valores. Los orígenes psicoanalíticos del paradigma En este paradigma. De modo inverso. En el nivel final. Cada nivel de concreción ve cómo aumenta su gama de expresión en relación con el nivel anterior. al igual que en los elementos profundos. para poder realizar su finalidad fundamental. nosotros llamaremos a estas instancias: Yo y Superyo. Marta B. agrupados en torno a un sistema más o menos coherente. La psique es también un lugar de conflictos entre las pulsiones primitivas (encerradas en el Ello) y los elementos racionales y morales (el Ego y el Superego)1. Reuchlin explica claramente el modelo de referencia 1 2 De aquí en adelante. Un pequeño número de deseos y valores fundan un número mayor de actitudes. Psicología de la Comunicación Prof. en primer lugar. La capa de los deseos (o de las motivaciones o valores) es la “primera” y funda todo un sistema de expresividad. Este modelo de conflicto social se puede extender a la enfermedad mental.El esquema canónico de la expresividad humana Todas las concepciones que se integran en el paradigma expresivo remiten a un mismo esquema de expresividad. En el nivel más profundo del individuo (que generalmente es inconsciente). Es decir. se puede considera que se encuentran los deseos. A su vez. pasar a la acción. Menéndez . ya que expresan evaluaciones sobre un gran número de cosas de la vida cotidiana. el sistema procede de las actitudes del sujeto. Las enfermedades mentales nacen como consecuencia de esa lucha y de esos conflictos. Las pulsiones que intentan satisfacerse se ven enfrentadas. cada nivel manifiesta el precedente. que fundan su coherencia. El funcionamiento del aparato psíquico se parece. más profnudos. que se sitúan en relación con todos sus actos. que intentan escaparse. el aparato psíquico se concibe como un “organizador” de las comunicaciones y dicha concepción nos viene del psicoanálisis. más allá de estos actos y se apoyan en ellos. que distingue cuatro niveles de profundidad de los fenómenos expresivos. aparecen a continuación. las motivaciones o los valores fundamentales. la psique es un “aparato” que se parece a un depósito de “pulsiones” primitivas o contenidas. La característica de la metodología del análisis del contenido consiste en remontarse hasta los niveles anteriores.

2 TAT (TEST DE APERCECPIÓN TEMÁTICA) ó Test de Murray por su autor MURRAY. “el acto psicoanalítico por excelencia”. por lo que la interpretación constituye. Objetivo: Exploración de la personalidad. Han sido construidos para revelar el “fondo” del discurso. tendencias. que imprimen su marca a la comunicación. Así mismo. Según las hipótesis verificadas sucesivamente por Murray. para el motivacionista. Menéndez . ¿con qué resultado?. Por tanto. ¿a quién?¿cómo?. el psicólogo se interesa por el hablante. Las comunicaciones que realiza el sujeto constituyen expresiones de los conflictos internos de sus pulsiones y de las transformaciones que le producen los mecanismos de defensa. En el esquema de análisis de la comunicación de Laswell (1945): ¿quién habla?. mediante una comunicación proyectiva2 de este tipo el individuo revelas sus necesidades. sin que el individuo se dé cuenta de ello. El análisis de contenido Los métodos de análisis de contenido son los más acordes con este paradigma. ¿con qué finalidad?. Habrá que “interpretarla”. 3 Utilización del modelo en la publicidad La publicidad ha hecho funcionar a la inversa el modelo de la expresividad… basándose en el postulado de que existen “motivaciones” o “necesidades” que hay que saber “solicitar” mediante los reclamos adecuados. o grandes “certezas íntimas”. hay que “frenar” o que “neutralizar” los miedos suscitados por la utilización de determinados productos. El modelo de la expresividad también procede de la experiencia original de la primera “cura de palabra” que realizaron Breuer y Freud al sanar a una joven histérica. determinadas relaciones conocidas que juegan el papel de reglas”. Psicología de la Comunicación Prof. Marta B. Tomemos un ejemplo en el que la “estructura de motivaciones” de un individuo se revela a través del análisis de su contenido de sus comentarios acerca de determinadas láminas proyectivas. Por tanto no se podrá leer directamente el sentido de una palabra o de una conducta. la “buena comunicación” consiste en solicitar un deseo.de Freud en lo relativo a la enfermedad mental con un conflicto social que enfrenta al perturbador de una conferencia pública con el organizador de la misma. la estructura de la personalidad. es decir. En las teorías sobre las motivaciones humanas encontramos una concepción semejante. H. deseos. La psique está compuesta por motivaciones. Se trata de actualizar la organización de su psique. va a hacer que “se mueva” hacia el ibjeto de sus deseos. una motivación o una necesidad profunda y que .A. aspiraciones e incluso algunos rasgos de su carácter. además. Dicha interpretación “consiste en aplicar a los datos concretos.

a la vez que se expresa en términos pobres. Ahí se encuentran todos los experimentos sobre la percepción: percepción del otro. Marta B. Se trata de descubrirlo a través de las redundancias temáticas de las expresiones verbales. las motivaciones o las creencias actúan como una parrilla deformadora.Receptor. el sentido de la comunicación está “dado-inscrito” desde el principio en la estructura de la psique. La “estructura de la personalidad” que subyace a las expresiones del individuo carece de suavidad. percepción de las palabras.Las teorías psicoanalítica y motivacionista han proporcionado un esquema del modo en el que actúa la publicidad: Psique yo superyo Reacción Objeto de la solicitación 4 ello Solicitación Necesidades individuales La publicidad tiene que presentar objetos (imágenes…) y argumentos que soliciten los deseos y las motivaciones inscritos en lo más profundos de las psiques individuales. Psicología de la Comunicación Prof. que la teoría de la información conoce tan bien. la “comunicación patológica” de un individuo es una comunicación muy tematizada por motivaciones profundas y por creencias psicológicas rígidas y comprometedoras. Menéndez . traduciendo siempre las mismas pulsiones que lleva impregnadas de modo indeleble a causa de los traumas de su vida afectiva infantil. las imágenes… En este paradigma. Los deseos. interpreta el mundo a través de una parrilla reducida. En este concepto de la comunicación. tanto de la emisión como de la recepción. Numerosos experimentos de psicología se han esforzado en por poner de relieve además que la “recepción” era tributaria de dicha parrilla subjetiva. Conclusión Este paradigma se aproxima mucho al paradigma Emisor. inscritas en su psique.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful