1

PROCESO DE LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA
IELECCIÓN DEL TEMA: “LA PINTURA EN BOLIVIA DURANTE EL SIGLO XIX” Con la independencia sobreviene un gran quiebre en el quehacer artístico (el barroco aún dominaba entre los atisbos neoclásicos impuestos por la ilustración). La ruptura más evidente y dramática es en la pintura porque no se había producido una pintura neoclásica de calidad. Con la independencia se disuelven los gremios, sin que la enseñanza que éstos impartían fuera sustituida por las academias, como ocurrió en otras capitales sudamericanas. La pintura religiosa fue sustituida por el retrato oficial, tendencia que duró todo el siglo, sin que se practicara la pintura de paisajes, bodegones o cuadros de costumbres. De las antiguas escuelas de Potosí y el Lago, lo poco se reducía a lo rural y popular. Juan de la Cruz Tapia comenzaba en Potosí y un grupo de pintores dedicados al retrato en Sucre. La hegemonía se desplazó hacia Cochabamba hasta el fin de siglo. Es con la llegada de Arturo Borda y Cecilio Guzmán de Rojas que la pintura boliviana recupera su identidad después de “todo un siglo de profunda crisis”. La pintura del s. XIX interesó poco, pese a ser testimonio de la sociedad boliviana durante todo un siglo. Pero hoy se valoran los pintores populares que subsistieron, y artistas originales como Melchor María Mercado y los que trataron de ponerse al día como Villavicencio (retratos) y García Mesa (paisajes urbanos). II DELIMITACION DEL TEMA

En primera instancia mi tema fue “El arte en Bolivia durante el siglo XIX”, pero, debido a la dimensión del mismo, ya que implica arquitectura, escultura y artes industriales, decidí abocarme específicamente a la pintura. Dentro de la misma, contempla artistas de la época, su procedencia, sus estilos y la corriente de los mismos. III PROBLEMA

La pintura virreinal del siglo XV al XVIII, comenzó con obras de eximios maestros traídas de Europa, en tablas lienzos, etc. Con ellas llegaron maestros como el jesuita Bernardo Bitti que instalan talleres en los que se realizan retablos ricamente esculpidos y pintados, murales (especialmente en las iglesias), pero el estilo sigue al universalismo Renacentista, posteriormente al Manierismo, que en su final llega al Alto Perú, y posteriormente el arte Barroco.

La Peregrina y San Isidro Labrador. el barroco y la escuela mestiza. La pintura mestiza seguirá produciéndose en grandes cantidades entre los artesanos. otro retrato bolivariano importante es el del norteamericano . escultura. como en zonas con alta densidad indígena como el Collao. como el retrato del Obispo Campos. Las figuras responden a prototipos ideales que dan paso a la evasión y la fantasía. En Chuquisaca existe un magnífico retrato de Bolívar debido a la mano del mulato peruano José Gil de Castro. la escuela potosina (con Melchor Perez de Holguín). platería. los maestros de Calamarca. Con el advenimiento de la república el retrato votivo es relegado a la tradición familiar y popular. tanto en centros de importancia política y económica como la Villa Imperial de Potosí o Chuquisaca. Un ejemplo es la excepcional obra Virgen Cerro de este museo. estos no tienen el empaque triunfalista que caracteriza la galería de retratos de los libertadores. capital de la Audiencia. mantiene características propias de las culturas prehispánicas como el sobredorado. que lo muestra con los símbolos de Perú. siendo sustituido por los retratos oficiales compuestos a la manera de la escuela francesa. que fuera identificada con la Virgen María. La intensa producción artística que se desarrolla en la Audiencia de Charcas. seguidor cercano de Bitti. Bolivia y . pintura. diosa de la tierra. La pintura virreinal. el del Alcalde Burgunyo. con temas de devoción popular. y la preferencia por el mundo idealizado donde pájaros y ángeles se mezclan para dar una imagen muy andina de lo que es el cielo. escuela del Collao. pintores e imagineros de los pueblos indígenas. que trabaja en los conventos franciscanos de Potosí. el tratamiento de un solo plano. se muestra el grado al que alcanzaron los artistas de la época. De la primera tendencia se destaca el pintor Gregorio Gamarra.austríaco Drexel.2 Como vemos el arte sigue las líneas del viejo mundo. el de Sánchez Lima y el del matrimonio Segurola. la escuela paceña. Es en el siglo XVIII cuando se produce el mayor número de obras dedicadas a la población indígena y mestiza y aparecen en la pintura algunos mitos como el de la Pachamama. y una variedad de pequeñas obras anónimas en latón. permite identificar claramente tres estilos: el renacimiento —con su influjo manierista—. de este museo. La Paz y Cuzco entre 1601 y 1642. Aunque a fines del siglo XVIII y comienzos del XIX se pintan retratos de los protagonistas de los sucesos de la Paz. Entre los retratos oficiales la iconografía bolivariana es la más abundante y característica. fechado en 1828. muchos de ellos de cuerpo entero con los símbolos militares de gobierno. pese a las influencias recibidas del viejo mundo. dando paso a la pintura popular que persistirá durante el siglo XIX. Muestra de este arte ingenuo son Santa Ana. uniendo las culturas prehispánicas y la cristiana en un símbolo para ambas. Con la creación de las grandes escuelas como la cuzqueña. tanto en la arquitectura. Del círculo de Castro es el retrato de Santa Cruz.

tienen un excelente dibujo. retrato de zapata (Pomata 1869) y el retrato del presidente Pacheco (1884). VMARCO TEÓRICO Con la Revolución de Independencia que culmina con la separación de la tradición española hacia la primera mitad del siglo XIX. Tampoco lo estuvo de la multitud de corrientes de filosofía del arte. la pincelada y el culto a la Edad Media y a las mitologías de la Europa del Norte. destacándose tan solo la figura de Manuel Ugalde. el desorden. aparecen en Bolivia a partir de 1840. muy sobados en la capa pictórica.3 Ecuador en un osado anticipo de una triple confederación que nunca se realizó. ante la corrupción de las nacientes repúblicas. Hacia la . con su artificial elegancia. Allí donde el neoclasicismo propone una belleza ideal. que influye en la España de Vicente López. Objetivos específicos La generación de pintores bolivianos que trabaja hacia 1850 se halla influida por las corrientes académicas y románticas que fueron puestas de moda por los pintores franceses de la república y del imperio. se inaugura un movimiento de crítica. A fines de siglo pinta un paisaje de Cochabamba ejemplificando un género muy poco cultivado en Bolivia. También se dejó influenciar por el fenómeno político francés. especialmente en las representaciones de generales y mariscales. propiedad de la familia. el color. etc. Se le pueden atribuir el magnífico retrato de santa cruz. pintor nacido en Cuenca (Ecuador) y que pasa la mayor parte de su vida en Bolivia. Los retratos de David y de Gros. En este acápite ampliaré las condiciones políticas que se dan después de la Independencia de Bolivia y como afectan a la nación en su conjunto. la línea. la ruptura con el tradicional artista que muestra lo que la monarquía y su aristocracia pretenden. el culto a la Antigüedad clásica y al Mediterráneo. IV OBJETIVOS Objetivos generales La Pintura del Siglo XIX no estuvo exonerada del quiebre histórico con su historia. Sus retratos. lo imaginario. munícipes. y eso pretende mostrar el nuevo arte. prefectos. Como se puede apreciar la pintura sigue en líneas generales bajo la influencia de escuelas europeas. y el de su secretario José Joaquín de Mora existente en la Moneda. lo irracional. alcaldes. el racionalismo. la exaltación. la virtud. La mayor parte de esta producción no pasa de una medianía. de acción política. al mismo tiempo que propone un nuevo orden: El Romanticismo. el romanticismo se opone y promueve el corazón. Sus cultores llenan las dependencias oficiales de retratos de presidente. Lo más notable de su producción es su autorretrato. El mundo no está en orden. la pasión.

y así mismo volver los ojos sobre la identidad americana al revalorar el pasado indígena. El notorio desarrollo industrial provocado por la Revolución Industrial. catálogos de pinturas y pintores correspondientes al siglo XIX. Se ubican en la transición de siglo algunas obras entre las que se debe citar El Cristo de Malta. no existe ningún tipo de belleza preconcebida más allá de la que suministra la realidad. recopilando datos específicos de libros en la biblioteca. y un San José con el Niño (c. arquetipos de la ciencia y el progreso. El manifiesto realista comprende que la única fuente de inspiración en el arte es la realidad. al racionalismo como fuente de inspiración. ya que la mayor parte . París fue el centro de una estética. es discreta y cuenta con importantes ejemplos representativos de la nueva corriente neoclásica. en cierta forma. pero desecharían el componente sublime. La experiencia del Imperialismo que entonces empezaba a acosar al poeta modernista (intervenciones de Estados Unidos en América Latina. también sacaré los datos que pueda del internet. su estética. sino de una oligarquía de grandes terratenientes. firmada en 1785 por el pintor paceño Diego del Carpio. más conocido como retratista. propio de la pintura romántica. caracterizada por el apogeo del retrato. De Turner los impresionistas tomarían su gusto por la fugacidad. Esta actitud constituye una crítica a la modernidad y al «progreso» que empieza a tejerse en la sociedad de fines de siglo. como el de Adolfo Linares.4 segunda mitad del siglo XIX los intelectuales abrazan la filosofía de Auguste Comte y Herbert Spencer. y otros personajes importantes de la época. existe un vacío muy grande. sus superficies borrosas y vaporosas. Este cosmopolitismo les permitió a los intelectuales hispanoamericanos conocer otras literaturas. VI METODOLOGÍA Para este trabajo utilizaré la investigación histórica. se traduce en la recuperación del mundo hispánico. sus "efectos secundarios" y la frustración con los estímulos revolucionarios de 1848 llevan al artista a olvidarse del tema político y a centrarse en el tema social. Hacia mediados de siglo hay una vuelta. El afrancesamiento de los modernistas se derivó de su cosmopolitismo. Ya de pleno siglo son varios retratos de presidentes. 1790) de Ambrosio de Villarroel que constituye buena muestra de la corrección y el frío academicismo de la nueva escuela que se formó en Chuquisaca. aunque con lo que he investigado hasta el momento. La colección de pintura del siglo XIX. y el artista lo que debe hacer es reproducir esta realidad sin embellecerla. El positivismo en América Latina no fue la ideología de una burguesía liberal interesada en el progreso. conflicto de visiones del mundo). Los pintores paisajistas ingleses del romanticismo sentarían las bases sobre las que más adelante trabajarían los impresionistas. el difuminado y la mezcla de colores intensos.

investigar las causas de su estancamiento. y cuáles fueron los artistas que se destacaron con un arte propio y creativo durante esa época. y también a expertos en historia de la República. compararlas y sacar conclusiones. LITA Ana Domínguez Araújo CARRERA DE ARTES . Otro método que voy a utilizar sería entrevistas a personas que están inmersas en el arte. VII CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES Mediante este trabajo voy a poder llenar ese vacío que existe de información sobre la pintura en Bolivia durante el siglo XIX. y si hubo un retroceso o mímesis del arte eurocentrista.5 de nuestros artistas no están registrados. También voy a recopilar imágenes de las obras de arte de pintores de la época. ni existen páginas web y se desconocen datos sobre el arte en Bolivia. su historia.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful