Está en la página 1de 18

DECLARACIÓN DE GUERRA CONTRA LOS AMERICANOS QUE OCUPAN LA TIERRA DE LOS DOS SITIOS

SAGRADOS

Un Mensaje de Osama bin Muhammad bin Laden a sus Hermanos Musulmanes del mundo en general, y de
la Península Arábiga en particular

Azzam Publishing, http://www.azzam.com

Alabado sea Allah, buscamos su ayuda y pedimos su perdón. Nos refugiamos en Allah de nuestros errores y
malas acciones. Quien siempre es guiado por Allah no se perderá nunca, y a quien nunca estuvo perdido nunca
será guiado. Yo sostengo que no hay Dios excepto Allah ni asociados con Él y testifico que Mahoma es Su esclavo
y mensajero.

¡Oh creyentes! Sed cuidadosos de vuestros deberes para con Allah con el cuidado conveniente que es
debido a Él, y no muráis a menos que seáis musulmanes (Imraan; 3:102), ¡Oh gentes! Sed cuidadosos de
vuestros deberes para con vuestro Amo, Quien os creó de un simple ser y creó su cónyuge de la misma clase y
esparció de estos dos, muchos hombres y mujeres; y sed cuidadosos de vuestros deberes para con Allah, por
quien demandáis uno u otro vuestros derechos, y (tened cuidado) a los lazos de parentesco; seguramente Allah
siempre os vigila (An Nisa; 4:1), ¡Oh creyentes! Sed cuidadosos de vuestro deber para con Allah y hablad siempre
la verdad; Él enderezará vuestros actos, y perdonará vuestras faltas; y quien siempre obedece a Allah y a su
Apóstol, alcanza un gran éxito (Al Ahzab; 33:7071)

Alabado sea Allah, tal como Shu'aib reportó los dichos del profeta: ”No deseo nada sino reformarme tanto
como sea capaz, y con nadie sino Allah está la dirección correcta y exitosa de mis asuntos; en Él yo creo y hacia
Él me vuelvo” (Hud; 11:88). Alabado sea Allah, “Ustedes son la mejor de las naciones establecidas para beneficio
de los hombres; ustedes premian lo que es correcto y prohíben lo erróneo y creen en Allah” (AalImraan; 3:110).

La bendición de Allah sobre Su esclavo y mensajero quien dijo: “La gente está cerca de un castigo cerrado
de Allah si ve al opresor y falla en detenerlo”.

No debe estar oculto para ustedes que la gente del Islam ha sufrido de agresión, iniquidad e injusticia
impuesta sobre ellos por la alianza Sionista-cruzados y sus colaboradores; hasta el punto que la sangre
musulmana se convirtió en la más barata y su riqueza fue como botín en las manos de los enemigos. Su sangre
fue derramada en Palestina e Iraq. Las horrorosas imágenes de la masacre de Qana, en el Líbano están todavía
frescas en nuestra memoria. Tuvieron lugar masacres en Tajikistán, Birmania, Cachemira, Assam, Filipinas,
Fatani, Ogaden, Somalia, Eritrea, Chechenia y en Bosnia-Herzegovina, masacres que provocaron escalofríos en
el cuerpo y sacudieron la conciencia. Todo esto ante los ojos y oídos del mundo, y no sólo no se respondió a estas
atrocidades, sino que también con un claro acuerdo entre EE.UU. y sus aliados y bajo la cobertura de la inicua
Naciones Unidas el pueblo desposeído fue también privado de obtener armas para la propia defensa.

La gente del Islam despertó y comprendió que ellos son el principal objetivo de la agresión de la alianza
Sionista-cruzados. Todas las falsas apelaciones y propaganda sobre “Derechos Humanos” fueron
desenmascaradas y expuestas por las masacres contra los musulmanes en todo el mundo. La última y más
grande de las agresiones, sufridas por los musulmanes desde la muerte del Profeta (las bendiciones de Allah sean
para él) es la ocupación de la tierra de los dos Lugares Sagrados, la fundación de la casa del Islam, el lugar de la
revelación, La fuente del mensaje y el lugar de la Ka'ba, el Qiblah de todos los musulmanes, por las armas de los

1
cruzados americanos y sus aliados. (Deploramos esto y solo podemos decir: "No hay poder ni adquisición de
poder sino es a través de Allah").

En las presentes circunstancias, y bajo el estandarte del bendito despertar que está recorriendo el mundo en
general y el mundo islámico en particular, me uno a ustedes hoy. Y luego de una larga ausencia, impuesta sobre
los eruditos (Ulama) y predicadores (Da'ees) del Islam por el inicuo movimiento cruzado bajo el liderazgo de
EE.UU.; quien teme que ellos, los eruditos y predicadores del Islam, instiguen a la Ummah del Islam contra sus
enemigos como hicieron sus ancestros tales como Ibn Taymiyyah y Al'iz Ibn Abdes Salaam. Y por lo tanto la
alianza sionista-cruzados recurrió a matar y arrestar a los Ulama verdaderos y a los Da'ees laboriosos (No
estamos adorándolos ni santificándolos; Allah santifica a quien Le place). Ellos asesinaron al Mujahid Sheikh
Abdullah Azzam, y arrestaron al Mujahid Sheikh Ahmad Yasin y al Mujahid Sheikh Omar Abdur Rahman (en
América).

Por órdenes de EE.UU. también arrestaron a un gran número de eruditos, Da'ees y gente joven en la tierra
de los dos Sitios Sagrados entre ellos el prominente Sheikh Salman AlOud'a y el Sheikh Safar AlHawali y sus
hermanos; (Deploramos esto y solo podemos decir: "No hay poder ni adquisición de poder sino es a través de
Allah"). Nosotros, mi grupo y yo, hemos sufrido algunas de estas injusticias; hemos sido prevenidos de no
dirigirnos a los musulmanes. Hemos sido perseguidos en Pakistán, Sudan y Afganistán, de ahí esta larga
ausencia de mi parte. Pero por la Gracia de Allah, ahora está disponible una base segura en las altas montañas
del Hindukush en Khurasan; donde, por la Gracia de Allah, la mayor fuerza militar infiel del mundo fue destruida. Y
el mito de la super potencia fue derribado frente a los gritos de los Mujahidín de “Allahu Akbar” (Dios es el más
grande)

Hoy trabajamos desde las mismas montañas para eliminar la iniquidad que ha sido impuesta sobre la
Ummah por la alianza Sionista-cruzados, particularmente luego de que ocuparon la bendita tierra en torno a
Jerusalén, ruta de la jornada del Profeta (La bendición de Allah sea sobre él) y la tierra de los dos Sitios Sagrados.
Pedimos a Allah que nos conceda la victoria, Él es nuestro Protector y el Más Capaz. Desde aquí, hoy
comenzamos el trabajo, conversando y discutiendo las formas de corregir lo que le ha ocurrido al mundo islámico
en general y a la tierra de los dos Sitios Sagrados en particular. Deseamos estudiar los medios que podemos
seguir para retornar la situación a su cauce normal. Y para retornar al pueblo sus propios derechos,
particularmente luego de los grandes daños y la gran agresión sobre su vida y religión. Una injusticia que ha
afectado a cada parte y grupo del pueblo; civiles, militares, funcionarios y comerciantes, los jóvenes y los viejos así
como los estudiantes de escuelas y universidades. Cientos de miles de graduados sin empleo, que se convirtieron
en el sector más amplio de la sociedad, también fueron afectados.

La injusticia ha afectado al pueblo de la industria y agricultura. Afectó a la gente de áreas rurales y urbanas.
Y casi todos se lamentan de algo. La situación en la tierra de los dos Sitios Sagrados se ha vuelto como un gran
volcán a punto de erupción que puede destruir Kufr (tierra de los infieles) y la corrupción y sus fuentes. La
explosión en Riad y Al Khobar es una advertencia de esta erupción volcánica emergiendo como resultado de la
severa opresión, el sufrimiento, la excesiva iniquidad, humillación y pobreza.

El pueblo está muy preocupado por su vida cotidiana; todos hablan sobre el deterioro de la economía, la
inflación, las deudas siempre crecientes y las cárceles llenas de prisioneros. Los empleados del gobierno con
limitados ingresos hablan sobre deudas de diez o cien mil Riyals saudíes. Se quejan de que el Riyal se está
deteriorando continua y profundamente en relación a la mayoría de las principales monedas. Grandes

2
comerciantes y contratistas hablan de cientos y miles de millones de Riyals que les debe el gobierno. Más de
trescientos cuarenta billones de Riyals debe el gobierno al pueblo, además del interés acumulado diariamente,
dejando de lado la deuda externa. El pueblo pregunta ¿no somos el mayor país exportador de petróleo? Ellos
creen que esta situación es una maldición puesta por Allah por no objetar la conducta opresiva e ilegítima del
régimen gobernante y sus medidas:

Ignorando la divina ley de la Shari'ah; privando al pueblo de sus legítimos derechos; permitiendo a los
americanos ocupar la tierra de los dos Sitios Sagrados; encarcelamiento injusto de sinceros eruditos. Los
honorables Ulamah y los comerciantes, economistas y la gente eminente del país están todos alarmados por esta
situación desastrosa.

Grandes esfuerzos están siendo hechos por cada grupo para contener y corregir la situación. Todos
acuerdan que el país está siendo conducido hacia una gran catástrofe, la profundidad de la cual nadie excepto
Allah conoce. Un gran comerciante comentó: “el rey está conduciendo al estado hacia un desastre inextricable'',
(Deploramos esto y solo podemos decir: "No hay poder ni adquisición de poder sino es a través de Allah").
Numerosos príncipes comparten con el pueblo sus sentimientos, privadamente expresan su preocupación y
objetan la corrupción, represión e intimidación que tiene lugar en el país. Pero la competencia entre los
príncipes influyentes en torno a ganancias e intereses personales ha destruido el país. A través de este
curso de acción el régimen ha perdido su legitimidad:

(1) Suspensión de la ley islámica Shari'ah y su reemplazo por una ley civil hecha por el hombre. El
régimen entró en una sangrienta confrontación con los verdaderos Ulamah y los jóvenes virtuosos (no
santificamos a nadie; Allah santifica a quien Le place).

(2) La incapacidad del régimen para proteger el país, permitiendo a los enemigos de la Ummah las
fuerzas cruzadas americanas ocupar la tierra a lo largo de los años. Las fuerzas cruzadas se convirtieron en la
principal causa de nuestra desastrosa condición, particularmente en el aspecto económico dado el gran gasto
injustificado en mantenerlas. Como resultado de la política impuesta al país, especialmente en el área de la
industria petrolera donde la producción es restringida o expandida y los precios son fijados a conveniencia de la
economía americana ignorando la economía del país. Fueron impuestos al país costosos acuerdos para adquirir
armas. El pueblo se pregunta ¿cuál es la justificación entonces para la propia existencia del régimen?

Fueron hechos grandes esfuerzos por individuos y por diferentes grupos de la sociedad para contener la
situación y prevenir el peligro. Aconsejaron al gobierno pública y privadamente; enviaron cartas y poemas,
informes tras informes, advertencias tras advertencias, exploraron todos los caminos y enrolaron a todos los
hombres influyentes en su movimiento de reforma y corrección. Escribieron con estilo apasionado, diplomático y
sabio pidiendo por medidas correctivas y repitiendo sobre “grandes hechos erróneos y corrupción” que han
englobado incluso a los principios básicos de la religión y los derechos legítimos del pueblo.

Pero para nuestro mayor pesar el régimen rehusó escuchar al pueblo acusándolo de ser ridículo e imbecil.
La cuestión empeoró cuando los hechos erróneos fueron seguidos por males de magnitudes aún más grandes.
¡Todo esto tuvo lugar en la tierra de los dos Sitios Sagrados! No es posible permanecer quieto por más tiempo. No
es aceptable permanecer ciego a estas cuestiones.

Cuando la extensión de estas violaciones alcanzó el más alto de los niveles y se convirtió en fuerza
demoledora que amenazaba la propia existencia de los principios islámicos, un grupo de eruditos que no soportó

3
más, apoyado por cientos de funcionarios retirados, comerciantes, gente prominente y educada, escribió al rey
pidiendo por la implementación de medidas correctivas. En 1411 (Mayo1991), en el momento de la guerra del
golfo, una carta, la famosa carta de Shawwaal, con más de cuatrocientas firmas fue enviada al rey demandando
el levantamiento de la opresión y la implementación de acciones correctivas. El rey humilló a esa gente y prefirió
ignorar el contenido de su carta; y la situación muy mala del país devino aún peor. La gente, sin embargo, lo
intentó nuevamente y envió más cartas y peticiones. Un informe en particular, el glorioso Memorando de
Advertencia, fue entregado al rey en Muharram de 1413 (Julio 1992), éste abordaba el problema señalando la
enfermedad y prescribiendo la medicina en un estilo científico, original y correcto. Describía las brechas y la
cortedad en la filosofía del régimen y sugería el curso de acción y remedio requerido. El informe daba una
descripción de:

(1). La intimidación y el hostigamiento sufrido por los líderes de la sociedad, los eruditos, cabezas de tribus,
comerciantes, académicos y otros individuos eminentes

(2). La situación de la ley dentro del país y la declaración arbitraria de qué es Halal o Haram (permitido o
prohibido) sin cuidado de la Shari'ah tal como fue instituida por Allah;

(3). El estado de la prensa y los medios que se convirtieron en una herramienta de ocultamiento de la
verdad y desinformación; los medios llevan adelante el plan del enemigo de un culto idólatra de ciertas
personalidades y además difunden escándalos entre los creyentes para alejar al pueblo de su religión, como Allah,
el Enaltecido dijo: “seguramente como para aquellos que aman tal escándalo podrá circular entre los creyentes,
ellos tendrán un penoso castigo en este mundo y en el otro” (An Noor, 24:19).

(4). Abuso y confiscación de derechos humanos;

(5). La situación económica y financiera del país y el futuro espantoso en vista del monto enorme de las
deudas e intereses adeudados por el gobierno; ¡esto en el momento en que la riqueza de la Ummah está siendo
desperdiciada en satisfacer los deseos personales de ciertos individuos! Mientras se imponen más aranceles e
impuestos sobre la nación. (El profeta dijo acerca de una mujer que había cometido adulterio: "¡Ella se arrepintió
de tal modo que era suficiente para conseguir el perdón de un recaudador de impuestos!").,

(6). La situación miserable de los servicios sociales y la infraestructura especialmente el aprovisionamiento


de agua, el requerimiento básico de la vida,

(7). El estado de mal entrenamiento y preparación del ejército y la impotencia de su comandante en jefe a
pesar del increíble monto de dinero que se ha gastado en él. La guerra del golfo expuso claramente la situación,

(8). La ley Shari'a fue suspendida y en su lugar se usa la ley hecha por el hombre,

(9). Y tanto como es preocupante la política externa el informe expuso no sólo cómo esta política ha
descuidado las cuestiones islámicas e ignorado a los musulmanes, sino también cómo fue provista ayuda y apoyo
al enemigo en contra de los musulmanes; los casos de Gaza, Ariha y los comunistas en el sur de Yemen están
todavía frescos en la memoria, y hay más para decir.

Como fue establecido por la gente de conocimiento, no es un secreto que usar la ley hecha por el hombre
en lugar de la Shari'a y apoyar a los infieles contra los musulmanes es una de las diez "anulaciones" que pueden
despojar a una persona de su status islámico (convirtiendo a un musulmán en un Mushrik, con status de no

4
creyente). El Que Todo Puede dijo: “y quienes no juzgan por lo que revelé, esos son los no creyentes” (Al Ma'ida;
5:44), y “¡pero no! ¡por vuestro Señor! Ellos no creen (en realidad) hasta que os hacen un juicio de aquello que se
ha convertido en materia de desacuerdo entre ellos, y entonces no encuentran la menor duda en sus cabezas así
como ustedes han decidido y aceptado con entera sumisión “(An Nissa; 4:65).

A pesar de que el informe fue escrito con palabras dulces y estilo muy diplomático, recordando a Allah,
dando una sincera y verídica advertencia, y a pesar de la importancia que en el Islam tiene el consejo, siendo
absolutamente esencial para aquellos a cargo del pueblo, y del gran número de los firmantes así como de sus
partidarios, no hubo una respuesta para el Memorando. Su contenido fue rechazado y aquellos que lo firmaron y
sus simpatizantes fueron ridiculizados, impedidos de viajar, castigados e incluso encarcelados. Sin embargo es
muy claro que los abogados de la corrección y la reforma fueron muy sutiles al usar medios pacíficos en orden a
proteger la unidad del país y prevenir el derramamiento de sangre. ¿Por qué es que el régimen cerró todas las
rutas pacíficas y empujó al pueblo hacia las acciones armadas? Las cuales son la única elección que les quedó
para implementar el derecho y la justicia. ¿A quiénes beneficia el príncipe Sultan y el príncipe Nayeff empujando al
país a una guerra civil que destruirá todo? Y ¿por qué consultan a aquellos que encienden contiendas internas,
jugando a hacer pelear a la gente entre ella e instigando a los policías, los hijos de la nación, a abortar el
movimiento reformista?. Mientras dejan en paz y seguridad a tales traidores que implementan la política del
enemigo en orden a desangrar los recursos humanos y financieros del la Ummah, y dejan al principal enemigo la
alianza americano-sionista disfrutar la paz y seguridad. El consejero (Zaki Badr, el egipcio, ex ministro del interior)
del príncipe Nayeff, ministro del interior, no es aceptable aún para su propio país; fue echado de su posición allí
debido a su actitud inmunda y a la agresión que ejerció sobre su propio pueblo, no obstante fue convocado por el
príncipe Nayeff para asistirlo en sus pecados y agresiones. Injustificadamente llenó las prisiones con los mejores
hijos de la Ummah y provocó la miseria de sus madres. ¿Quiere el régimen hacer jugar a los civiles en contra de
los militares y viceversa, como ha ocurrido en algunos países vecinos? Sin duda esta es la política de la alianza
americano-israelí desde el momento en que ellos son los primeros en beneficiarse de esta situación.

Pero con la gracia de Allah, la mayoría de la nación, tanto civiles como militares están al tanto del plan
perverso. Rehusaron ser manipulados unos contra otros y ser usados por el régimen como una herramienta para
llevar adelante la política de la alianza americano-israelí a través de su agente en nuestro país: el régimen saudí.
Por lo tanto, todos acuerdan que la situación no puede ser rectificada (la sombra no puede ser corregida mientras
su fuente, el cetro, no es corregido primero) a menos que sea abordada la raíz del problema. Por tanto es
esencial herir al principal enemigo que ha dividido a la Ummah en pequeños países y los ha empujado, por las
últimas década, hacia un estado de confusión. La alianza sionista-cruzados se mueve rápidamente para contener
y abortar cualquier “movimiento correctivo” que aparece en los países islámicos. Son utilizados distintos medios y
métodos para llegar a su objetivo, en ocasiones el “movimiento” es arrastrado hacia una lucha armada en un sitio y
momento desfavorable predeterminado. A veces funcionarios del ministerio del interior, que son también
graduados de los colegios de la Shari'ah, son conducidos a confundir a la nación y a la Ummah (mediante fatwas
erróneas) y a circular información falsa acerca del movimiento. En otras ocasiones alguna gente correcta es
llevada a una guerra de palabras contra los ulama y los líderes del movimiento, gastando la energía de la nación
discutiendo temas menores e ignorando el principal que es la unificación del pueblo bajo la ley divina de Allah. En
la sombra de estas discusiones y argumentos sin verdad está la falsedad, intrigas personales y partidarias creadas
entre el pueblo para acrecentar la división y la debilidad de la Ummah; las prioridades del trabajo islámico son
perdidas en tanto la blasfemia y el politeísmo continúa su progreso y control sobre la Ummah. Debemos estar
alertas ante estos planes atroces llevados adelante por el ministerio del interior. La respuesta correcta es la de

5
seguir lo que ha sido decidido por la gente de conocimiento. Como dijo ibn Taymiyyah (la misericordia de Allah sea
sobre él): “la gente del Islam debe unir sus fuerzas y apoyarse mutuamente para desembarazarse del principal
"Kufr" que está controlando los países del mundo islámico”.

Si hay más de un trabajo por hacer, entonces el más importante debe recibir prioridad. Claramente después
del Creer no hay trabajo más importante que el de empujar al enemigo americano fuera de la tierra santa. Ninguna
otra prioridad, excepto Creer, puede ser considerada antes, la gente de conocimiento, ibn Taymiyyah, estableció:
“luchar en defensa de la religión y Creer es un deber colectivo, no hay ningún otro deber además de Creer más
que luchar contra el enemigo que está corrompiendo la vida y la religión. No hay precondiciones para este deber y
el enemigo debe ser combatido con la mejor capacidad”. No es posible hacer retroceder al enemigo excepto por el
movimiento colectivo del pueblo musulmán, por lo tanto es un deber de los musulmanes ignorar las diferencias
menores entre ellos; el mal efecto de ignorar estas diferencias, en determinado período de tiempo, es mucho
menor que el mal efecto de la ocupación de la tierra de los musulmanes por el principal Kufr. Ibn Taymiyyah ha
explicado la materia y enfatizado la importancia de luchar contra la amenaza mayor a expensas de la menor. Él
describió la situación de los musulmanes y los Mujahidínes y estableció que aún el personal militar que no está
practicando el Islam no está exceptuado del deber de la Yihad contra el enemigo.

Ibn Taymiyya, luego de mencionar a los mongoles y su conducta de cambiar la ley de Allah, estableció que:
el fin último de rezar a Allah, levantar Su palabra, instituir Su religión y obedecer a Su mensajero el combatir al
enemigo, en todos los aspectos y en forma completa, si el peligro para la religión al no luchar es más grande que
el de no luchar, entonces es un deber luchar aún si la intención de alguno de los luchadores no es pura, por
ejemplo luchar por el objetivo del liderazgo (ganancia personal), o si no observan algunas de las reglas y
mandamientos del Islam. Repeler el más grande de los dos peligros a expensas del menor es un principio islámico
que debe ser observado. Era una tradición del pueblo de la Sunnah unirse para luchar con los hombres correctos y
con los incorrectos. Allah puede sostener esta religión mediante hombres correctos e incorrectos como fue dicho
por el profeta (las bendiciones de Allah sean sobre él). Si no es posible luchar excepto con la ayuda de personal
militar y comandantes no correctos, entonces hay dos posibilidades: ignorar la lucha y entonces los otros, quienes
son el peligro más grande para esta vida y religión, tomarán el control; o luchar con la ayuda de gobernantes no
correctos y repeler la más grande de las dos amenazas e implementar la mayoría, si no todas, de las leyes
islámicas. La última opción es el deber correcto en estas circunstancias y en muchas otras situaciones similares.
De hecho, muchas de las luchas y conquistas que tuvieron lugar después de la época de los Rashidun, los Imanes
bien guiados, fueron de este tipo. Nadie, ni siquiera un ciego o sordomudo, puede negar la presencia de males
diversos o la prevalencia de los pecados más grandes que han llegado hasta la iniquidad penosa del politeísmo y
el compartir con Allah en su tierra el derecho de soberanía y de hacer la ley. El Que Todo lo Puede estableció: “Y
cuando Luqman dijo ha su hijo mientras le amonestaba: ¡Oh hijo mío! No asocies a otros con Allah; con toda
certeza el politeísmo es una iniquidad penosa” (Luqman; 31:13). Los hombres fabricaron leyes donde
establecieron permitir lo que está prohibido por Allah tal como la usura (Riba) y otras cuestiones. Los bancos
prestan con usura y compiten, por tierras, con los dos Sitios Sagrados y declaran la guerra contra Allah
desobedeciendo Su orden “Allah ha alentado el comercio y prohibido la usura” (Baqarah; 2:275). ¡Todo esto tiene
lugar en la vecindad de la Santa Mezquita en la Tierra Sagrada! Allah estableció en Su Libro Sagrado una promesa
única (que no ha sido prometida a ningún otro pecador) a los musulmanes que prestan con usura: “¡Oh creyentes!
Sed cuidadosos de vuestro deber para con Allah y abandonad la usura, si sois creyentes. Pero si no lo hacéis,
entonces habrá una declaración de Guerra en contra de Allah y Su Apóstol” (Baqarah; 2:278279). Esto para los
“musulmanes” que prestan con usura (creyendo que es un pecado), qué queda entonces para la persona que se

6
hace a sí mismo un socio e igual de Allah, legalizando (usura y otros pecados) lo que ha sido prohibido por Allah. A
pesar de todo lo anterior vemos en el gobierno perdidos y arrastrados a algunos de los Ulamah y Da’ees lejos de
la tarea de objetar los mayores pecados y Kufr.(Deploramos esto y solo podemos decir: "No hay poder ni
adquisición de poder sino es a través de Allah").

En tales circunstancias, empujar al enemigo, el gran Kufr, fuera del país es el principal deber. Ningún otro
después de Creer es más importante. Deben hacerse todos los esfuerzos para preparar e instigar a la Ummah
contra el enemigo, la alianza americano-israelí ocupante del país de los dos Sitios Sagrados y la ruta del Apóstol
(la bendición de Allah sea sobre él) y la Mezquita más Grande (Al Aqsa). También recordar a los musulmanes no
ser envueltos en guerras internas entre ellos, en tanto eso tendrá penosas consecuencias tales como:

1 gasto de los recursos humanos musulmanes ya que la mayoría de las bajas y fatalidades serán entre el
pueblo musulmán.

2 Agotamiento de los recursos económicos y financieros.

3 Destrucción de las infraestructuras del país.

4 Disociación de la sociedad.

5 Destrucción de las industrias petroleras. La presencia de las fuerzas militares cruzadas


norteamericanas en la tierra, aire y mar de los estados del Golfo Islámico es el peligro más grande que amenaza
las mayores reservas de petróleo del mundo. La existencia de estas fuerzas en el área irritará al pueblo del país e
induce agresión sobre su religión, sentimientos y orgullo y lo induce a tomar las armas contra los invasores que
ocupan la tierra; por lo tanto la difusión de la lucha en la región expondrá a la riqueza petrolera al riesgo de ser
quemada. El interés económico de los estados del Golfo y de la tierra de los dos Sitios Sagrados será perjudicado
e incluso un daño más grande será causado a la economía del mundo. Me gustaría aquí alertar a mis hermanos
los Mujahidines, los hijos de la nación, a proteger esta riqueza y no involucrarla en la batalla ya que se trata de la
más grande riqueza islámica y un poder económico esencial para los estados islámicos que pronto se
establecerán, con la Gracia y el Permiso de Allah. También prevenimos a los agresores, los EE.UU., contra el
incendio de esta riqueza islámica (un crimen que ellos pueden cometer en orden a evitar, al fin de la guerra, que
quede en manos de sus legítimos dueños y para causar daños económicos en Europa o en el lejano oriente,
particularmente en Japón que es el principal consumidor del petróleo de la región).

6 División de la tierra de los dos Sitios Sagrados, y anexión de la parte norte de la misma por Israel. Dividir
la tierra de los dos Sitios Sagrados es una demanda esencial de la alianza sionista-cruzados. La existencia de un
país tan grande con sus amplios recursos bajo el liderazgo del estado islámico venidero, por la Gracia de Allah,
representa un serio peligro para la propia existencia del estado sionista en Palestina. La Noble Ka’ba, la Qiblah de
todos los musulmanes hace de la tierra de los dos Sitios Sagrados un símbolo para la unidad del mundo islámico.
Además, la presencia de las reservas de petróleo más grandes del mundo hace de la tierra de los dos Sitios
Sagrados un poder económico importante en el mundo islámico. Los hijos de los dos Sitios Sagrados están
directamente relacionados con el estilo de vida (Seerah) de sus ancestros, los compañeros (de Mahoma), Allah
sea compasivo con ellos. Ellos consideran a la Seerah de sus ancestros como una fuente y un ejemplo para
reestablecer la grandeza de la Ummah y levantar nuevamente al mundo islámico. Además la presencia de una
población de luchadores en el sur de Yemen, luchando por la causa de Allah, es una amenaza estratégica para la
alianza sionista-cruzados en el área. El Profeta (las Bendiciones de Allah sean sobre él) dijo: “cerca de doce mil

7
surgirán de Aden/Abian para ayudar a la causa de Allah y Su mensajero, ellos son los mejores, en el tiempo”
(narrado por Ahmad con una referencia correcta y verdadera)

7 Una guerra interna es el más grande error, no importa qué razones haya para ellos. La presencia del
ocupante, las fuerzas norteamericanas, hará que el desarrollo de la batalla sea controlado para beneficio del Kufr
internacional.

Me dirijo ahora a mis hermanos de las fuerzas militares y de seguridad y los guardias nacionales, quiera
Allah preservar vuestro tesoro para el Islam y el pueblo musulmán. Oh descendientes de los ancestros que llevan
la luz de guía y que la difunden por el mundo. Oh nietos de Sa'd Ibn Abi Waqqaas , Almothanna Ibn Haritha Ash
Shaybani, Alga'ga' Ibn Amroo Al Tameemi y aquellos piadosos compañeros (de Mahoma) que lucharon la Yihad
junto a él; ustedes se unieron al ejército y a las fuerzas de custodia con la intención de llevar adelante la Yihad en
la causa de Allah levantando Su palabra y para defender la fe del Islam y la tierra de los dos Sitios Sagrados
contra los invasores y las fuerzas de ocupación. Este es el más alto nivel de creencia en esta religión “Din”. Pero el
régimen ha revertido estos principios y su entendimiento, humillando a la Unnah y desobedeciendo a Allah. Medio
siglo atrás los gobernantes prometieron a la Ummah recuperar la Qiblah, pero cincuenta años más tarde arribó
una nueva generación y las promesas se han cambiado; la Mezquita de Al Aqsa en manos de los sionistas y las
heridas de la Ummah todavía desangrándose allí. Desde el momento que la Ummah no ha recuperado la primera
Qiblah y la ruta de la jornada del Profeta (las Bendiciones de Allah sean sobre él), y a pesar de ello el régimen
saudí ha debilitado a la Ummah en las santidades remanentes, la ciudad Santa de La Meca y la mezquita del
Profeta (Al Masjid An Nabawy), llamando al ejército cristiano para defender el régimen. Se les permitió a los
cruzados estar en la tierra de los dos Sitios Sagrados. No sorprendería entonces que el mismo rey usara la cruz
en su pecho. El país fue abierto de norte a sur y de este a oeste para los cruzados. La tierra fue cubierta con
bases militares de EE.UU. y sus aliados. El régimen se volvió inepto para mantener el control sin la ayuda de estas
bases. Ustedes saben más que nadie acerca del tamaño, intención y peligro de la presencia de bases militares de
EE.UU. en el área. El régimen traicionó a la Ummah y se unió al Kufr, asistiéndolo y auxiliándolo contra los
musulmanes. Es bien sabido que este es una de las diez “anulaciones” del Islam. Abriendo la Península Arábiga a
los cruzados el régimen desobedeció y actuó contra lo que ha sido establecido por el mensajero de Allah (las
bendiciones de Allah sean sobre él), mientras estaba en su lecho de muerte: “Expulsad a los politeístas fuera de la
Península Arábiga” (narrado por Al Bukhari) y “Si sobrevivo, por el deseo de Allah, expulsaré a los judíos y
cristianos de la Península Arábiga” (sahih Aljame' As Saghir. )

Está fuera de lugar y no es más aceptable alegar que la presencia de los cruzados es necesaria y solo una
medida temporaria para proteger la tierra de los dos Sitios Sagrados. Especialmente cuando la infraestructura civil
y militar de Iraq fue salvajemente destruida mostrando la profundidad del odio sionista-cruzado hacia los
musulmanes y sus niños, y el rechazo de la idea de reemplazar las fuerzas cruzadas por una fuerza islámica
compuesta por los hijos del país y otros musulmanes. Además los fundamentos de este alegato y el alegato mismo
fueron demolidos y borrados por la secuencia de declaraciones realizadas por los líderes de la Kuffar en América.
La última de esas declaraciones fue la dada por William Perry, el Secretario de Defensa, luego de la explosión en
Al Khobar diciendo que: la presencia de los soldados americanos allí es para proteger el interés de los EE.UU. El
encarcelado Sheikh Safar Al Hawali, quiera Allah apresurar su liberación, escribió un libro de setenta páginas; en
el que presenta evidencia y prueba que la presencia de los americanos en la Península Arábiga es una ocupación
militar prediseñada. El régimen quiere engañar al pueblo musulmán de la misma forma cuando los luchadores
palestinos, mujahidines, fueron engañados causando la pérdida de la mezquita de Al Aqsa. En 1304 (1936 CE)
los musulmanes despiertos de Palestina comenzaron su gran lucha, Yihad, contra las fuerzas de
8
ocupación británicas. Los británicos eran impotentes para detener a los mujahidines y su Yihad, pero su demonio
inspiró que no había manera de detener la lucha armada en Palestina a menos que a través de su agente, el rey
Abdul Aziz, quien maniobró para engañara a los mujahidines. El rey Abdul Aziz hizo este trabajo para sus amos
británicos. Él envió a sus dos hijos a reunirse con los líderes mujahidines e informarles que el rey Abdul Aziz
garantizaría las promesas hechas por el gobierno británico de dejar el área y responder positivamente a las
demandas de los mujahidines si estos abandonaban su Yihad. Así el rey Abdul Aziz provocó la pérdida de la
primera Qiblah del pueblo musulmán. El rey se unió a los cruzados contra los musulmanes en lugar de apoyar a
los mujahidines en la causa de Allah, para liberar la mezquita de Al Aqsa, él los desilusionó y humilló.

Hoy, su hijo, el rey Fahd, trata de engañar a los musulmanes por segunda vez para perder lo que queda de
sus Sitios Sagrados. Cuando el mundo islámico se ofendió por el arribo de las fuerzas cruzadas a la tierra de los
dos Sitios Sagrados, el rey mintió a la Ummah (a la que envió Fatwas sobre el arribo de los americanos) y a la
asamblea de líderes islámicos en la conferencia de Rabitah que tuvo lugar en la Ciudad Santa de La Meca. El rey
dijo que: “la cuestión es simple, los americanos y las fuerzas aliadas dejaran el área en pocos meses”. Hoy han
pasado siete años desde su arribo y el régimen no es capaz de sacarlos del país. El régimen no hizo confesión de
su incapacidad y siguió mintiendo al pueblo clamando que los americanos se irían. Pero nunca, nunca más: ¡un
creyente no será picado dos veces por la misma serpiente!¡Afortunado quien toma nota de la triste experiencia de
los otros! En lugar de motivar al ejército, los guardias y las fuerzas de seguridad para oponerse a los ocupantes, el
régimen usó a estos hombres para proteger a los invasores, y profundizar la humillación y la traición.
(Aborrecemos esto y solo podemos decir: “No hay poder ni adquisición de poder sino es a través de
Allah”) A aquel pequeño grupo de hombres dentro del ejército, policía y fuerzas de seguridad, que han sido
engañados y presionados por el régimen para atacar a los musulmanes y derramar su sangre, nos gustaría
recordarles esta narración: “Prometí guerra contra aquellos que toman a mis amigos como su enemigo” narrado
por Al Bukhari. Y también: “En el día del juicio un hombre viene tomando a otro y quejándose de haber sido
asesinado por éste. Allah, bendito sea Su Nombre, pregunta ¿por qué lo asesinaste? El acusado replica: lo hice
porque toda alabanza debe ser Tuya. Allah, bendito será Su Nombre, dice: ¡Toda alabanza es realmente mía! Otro
hombre viene asiendo a un cuarto con una queja similar. Allah, bendito sea Su Nombre, pregunta: ¿Por qué lo
asesinaste? El acusado replica: Lo hice porque la alabanza debe ser para el Señor X. Allah, bendito sea Su
Nombre, dice: ¡La alabanza es mía, no para el señor X, lleva a todos los pecados del hombre asesino! (y procede
a arrojarlo al fuego del Infierno)”.

Hoy vuestros hermanos e hijos, los hijos de los dos Sitios Sagrados, han comenzado su Yihad en la
causa de Allah, para expulsar al enemigo ocupante fuera del país de los dos Sitios Sagrados. Y no hay duda que
ustedes querrán llevar adelante también esta misión, en orden a reestablecer la grandeza de la Ummah y para
liberar sus Sitios Sagrados. Sin embargo, debe ser obvio para ustedes que, dado el desequilibrio de poder entre

nuestras fuerzas armadas y las fuerzas del enemigo, deben ser adoptados medios de lucha adecuados, por
ejemplo fuerzas ligeras de movimiento rápido que trabajen en completo secreto. En otras palabras iniciar una
guerrilla, donde los hijos de la nación, y no las fuerzas militares, tomen parte. Y como ustedes saben, es sabio, en
las presentes circunstancias, para las fuerzas armadas militares, no ser incriminadas en una lucha convencional
con las fuerzas del enemigo cruzado (las excepciones son las operaciones arriesgadas y enérgicas llevadas
adelante individualmente por miembros de las fuerzas armadas, sin el movimiento de las fuerzas formales en su
manera convencional y por tanto las respuestas no serán directas contra el ejército) a menos que una gran ventaja
sea adquirida; e inducidas grandes pérdidas en el campo enemigo (que puedan conmover y destruir sus cimientos
e infraestructuras) que ayudará a expulsar al enemigo derrotado fuera del país. Los mujahidines, vuestros

9
hermanos e hijos, os piden apoyo en todas las formas posibles por medio de la provisión de información,
materiales y armas. Se les pide especialmente a los hombres de la seguridad cubrir a los mujahidines y asistirlos
tanto como sea posible contra el enemigo ocupante; y difundir rumores, miedo y desaliento entre los miembros de
las fuerzas enemigas. Os advertimos que el régimen, en orden a crear fricción y conflicto entre los mujahidines y
ustedes, puede recurrir a tomar una acción deliberada contra personal de seguridad, guardias y fuerzas militares y
culpar a los mujahidines por estos actos. El régimen no debe tener tal oportunidad. El régimen es totalmente
responsable por lo que ha ocurrido en el país y la nación; sin embargo el enemigo ocupante americano es el
principio y principal causa de la situación. Por lo tanto los esfuerzos deben concentrarse en destruir, combatir y
matar al enemigo hasta que, por la Gracia de Allah, esté completamente derrotado. Llegará el momento, por el
Permiso Allah, cuando ustedes jugarán el rol decisivo y en que la palabra de Allah será suprema y la palabra de
los infieles (Kefir) será inferior. Ustedes herirán con acero primero a los agresores. Ustedes reestablecerán el
curso normal y darán al pueblo sus derechos y llevarán adelante el verdadero deber islámico. Allah lo desea.
Tendré una charla separada sobre estos temas.

Mis Hermanos Musulmanes (particularmente aquellos de la Península Arábiga):

El dinero que ustedes pagan para comprar bienes americanos se transformará en balas usadas contra
nuestros hermanos en Palestina y mañana contra nuestros hijos en la tierra de los dos Sitios Sagrados.
Comprando estos bienes estamos fortaleciendo su economía en tanto se incrementa nuestra pobreza y despojo.

Hermanos Musulmanes de la tierra de los dos Sitios Sagrados:

Es increíble que nuestro país sea el más grande comprador de armas norteamericanas y el principal
socio comercial de los americanos que están asistiendo a sus hermanos sionistas en la ocupación de
Palestina y están expulsando y matando a los musulmanes allí. Privar a estos ocupantes de sus enormes
ganancias comerciales con nuestro país es una ayuda muy importante a la Yihad contra ellos. Expresar nuestro
enojo y odio hacia ellos es un gesto moral muy importante. Haciéndolo estaremos tomando parte en el proceso de
limpiar nuestros lugares santos de cruzados y sionistas y forzándolos, con el Permiso de Allah, a irse derrotados y
decepcionados.

Esperamos que las mujeres de la tierra de los dos Sitios Sagrados y de otros países jueguen su rol
boicoteando los bienes americanos. Si el boicot económico es asociado con las operaciones militares de los
mujahidines, entonces la derrota del enemigo estará más próxima, con el Permiso de Allah. En cambio, si los
musulmanes no cooperan en apoyar a sus hermanos mujahidines entonces, de hecho, están abasteciendo al
ejército del enemigo con ayuda económica, extendiendo la guerra e incrementando el sufrimiento de los
musulmanes.

Los servicios de seguridad e inteligencia del mundo entero no pueden forzar a un solo ciudadano/a a
comprar los bienes de su enemigo. El boicot económico de los bienes americanos es un arma muy efectiva para
herir y debilitar al enemigo, y no está bajo el control de las fuerzas de seguridad del régimen.

Antes de terminar mi mensaje, tengo un mensaje muy importante para la juventud del Islam, hombres de
brillante futuro de la Ummah de Mahoma (Las bendiciones de Allah sean sobre él). Nuestra charla es sobre su
deber en este período difícil de la historia de nuestra Ummah. Un período en el que ni los jóvenes ni nadie puede
retrasarse en llevar adelante sus variables y diferentes deberes. Mientras algunos individuos bien conocidos han
hesitado en su deber de defender el Islam y se han salvado a sí mismos y a sus riquezas de la injusticia, terror y

10
agresión ejercida por el gobierno, los jóvenes (Allah los proteja) han dado la bienvenida y levantado el estandarte
de la Yihad contra la alianza sionista-americana que ocupa los lugares sagrados del Islam. Otros que han sido
engañados en el amor al mundo material, y aquellos que han sido atemorizados por el gobierno eligieron dar
legitimidad a la más grande de las traiciones, la ocupación de la tierra de los dos Sitios Sagrados (Aborrecemos
esto y solo podemos decir: “No hay poder ni adquisición de poder excepto a través de Allah”). La acción de
nuestros jóvenes no nos sorprendió. Los jóvenes fueron los compañeros de Mahoma (las bendiciones de Allah
sean sobre él), y ¿no fueron los jóvenes los que mataron a Aba Jahl, el faraón de esta Ummah? Nuestros
jóvenes son los mejores descendientes de los mejores ancestros.

Abdul Rahman Ibn Awf, Allah sea compasivo con él, dijo: “Estaba en Badr cuando reparé en dos jóvenes,
uno a mi derecha y otro a mi izquierda. Uno de ellos me preguntó despacio (para no ser oído por el otro): Oh tío
indícame quién es Aba Jahl. ¿Para qué lo quieres? Dijo Abdul Rahman. El muchacho contestó: Fui informado de
que él, Aba Jahl, abusó del Mensajero de Allah, he jurado por Allah, que tiene mi alma en Sus manos, que si veo a
Aba Jahl no dejaré a mi sombra alejarse de su sombra hasta que uno de los dos esté muerto. Yo estaba atónito,
dijo Abdul Rahman; luego el otro joven dijo lo mismo que el primero. Subsecuentemente vi a Aba Jahl entre la
gente; dije a los muchachos ¿ven? Este es el hombre por el que me preguntaban. Los dos jóvenes hirieron a Aba
Jahl con sus espadas hasta que estuvo muerto. Allah es el más grande, alabado sea. Dos jóvenes de corta edad
pero con gran perseverancia, entusiasmo, coraje y orgullo por la religión de Allah, cada uno de ellos preguntando
sobre el más importante acto de muerte que debe ser inducido sobre el enemigo. Es la muerte del faraón de esta
Ummah Aba Jahl, el líder de los no creyentes (Mushrikin) en la batalla de Badr”. El rol de Abdul Rahman Ibn Awf,
Allah sea compasivo con él, fue dirigir a los dos jóvenes contra Aba Jahl. Esa era la perseverancia y el entusiasmo
de los jóvenes de aquel tiempo y esa era la perseverancia y el entusiasmo de sus padres. Este es el rol que es
requerido ahora del pueblo que tiene la experiencia y el conocimiento para combatir al enemigo. Deben
guiar a sus hermanos e hijos en esta materia; una vez que lo hayan hecho, nuestros jóvenes repetirán
aquello que dijeron sus ancestros: “Juré por Allah que si lo veo no dejaré a mi sombra apartarse de su
sombra hasta que uno de los dos esté muerto”.

Y la historia de Abdur Rahman Ibn Awf acerca de Ummayyah Ibn Khalaf muestra el grado de la persistencia
de Bilal (Allah sea compasivo con él) en matar a la cabeza del Kufr: “la cabeza del Kufr es Ummayyah Ibn
Kalaf...no viviré si él sobrevive” dijo Bilal.

Pocos días atrás las agencias noticiosas han reportado que el Secretario de Defensa de los cruzados
americanos ha dicho que “la explosión en Riyadh y Al Khobar le ha enseñado una lección: que no hay que
retirarse cuando se es atacado por terroristas cobardes”.

¡Nosotros le decimos al Secretario de Defensa que su declaración puede inducir a risa a una madre
apenada! Y muestra los miedos que guarda. ¿Dónde estaba este falso coraje de ustedes cuando tuvo lugar la
explosión de Beirut en 1403 (1983 CE). Ustedes entonces se hicieron pedazos entonces; 241 marines fueron
muertos. ¿Y dónde estaba vuestro coraje cuando dos explosiones los hicieron dejar Adén en menos de
veinticuatro horas?

Pero vuestro caso más desgraciado fue en Somalia; en medio de una vigorosa propaganda sobre el poder
de los EE.UU. y su liderazgo post guerra fría del nuevo orden mundial movieron decenas de toneladas de fuerza
internacional, incluyendo veintiocho mil soldados americanos hacia Somalia. Sin embargo, cuando diez de
vuestros soldados fueron muertos en combates menores y un piloto americano fue herido en las calles de

11
Mogadiscio, ustedes dejaron el área llevándose el desaliento, la humillación y los muertos. Clinton apareció frente
al mundo entero amenazando y prometiendo venganza, pero estas amenazas eran meramente una preparación
para la retirada. Ustedes han sido estigmatizados por Allah y con vuestra retirada, la extensión de vuestra
impotencia y debilidad se hizo muy clara. Fue un placer para el “corazón” de todo musulmán y un remedio para el
“pecho” de las naciones creyentes verlos derrotados en las tres ciudades islámicas de Beirut, Adén y Mogadiscio.

Yo le digo al Secretario de Defensa: los hijos de la tierra de los dos Sitios Sagrados han venido a
luchar contra los rusos en Afganistán, los serbios en Bosnia-Herzegovina y hoy están luchando en
Chechenia y con el permiso de Allah serán victoriosos contra vuestros socios los rusos. Con el comando
de Allah, también están luchando en Tajitistán

Yo digo: desde el momento que los hijos de la tierra de los dos Sitios Sagrados sienten y creen fuertemente
que luchando (Yihad) contra los Kuffar en todo el mundo es absolutamente esencial; entonces serán aún más
entusiastas, poderosos y numerosos cuando luchen en su propia tierra, el lugar de su nacimiento, defendiendo la
más grande de sus santidades, la noble Ka’ba (la Qiblah de todos los musulmanes). Ellos saben que los
musulmanes de todo el mundo los asistirán y ayudarán hasta la victoria. Liberar sus santuarios es la cuestión más
grande que concierne a todos los musulmanes; es el deber de todos los musulmanes del mundo. Yo te digo a ti
William (Secretario de Defensa) que: Estos jóvenes aman la muerte como tu amas la vida. Ellos heredaron
dignidad, coraje, orgullo, generosidad, veracidad y sacrificio de padre a padre. Son los más entregados y
constantes en la guerra. Ellos heredaron esos valores de sus ancestros (aún desde la época de la
Yahiliyyah, antes del Islam). Estos valores fueron aprobados y completados por el arribo del Islam como
fue establecido por el mensajero de Allah (las bendiciones de Allah sean sobre él): “He sido enviado para
perfeccionar los buenos valores” (Sahih Al Jame' As Saghir). Cuando el rey pagano Amroo Ibn Hind trató
de humillar al pagano Amroo Ibn Kulthoom, este último cortó la cabeza del rey con su espada rechazando
la agresión, humillación e indignación.

Si el rey oprime excesivamente al pueblo, rechazamos aceptar la humillación

¿Por qué legitimidad (o comando) Oh Amroo bin Hind nos quieres degradar?

¿Por qué legitimidad (o comando) Oh Amroo bin Hind atendiste a nuestros enemigos y nos descuidaste a
nosotros?

Nuestra tenacidad ha, Oh Amroo, agotado a los enemigos antes que a ti, ¡nunca cede! Nuestros jóvenes
creen en el paraíso luego de la muerte. Creen que tomando parte en la lucha no se acercan al día de su fin, y que
estarse quietos no pospone ese día. Alabado sea Allah que dijo: “Y un alma no morirá sino con el permiso de Allah,
el término está fijado (Aal Imraan; 3:145). Nuestros jóvenes creen en lo que dijo el mensajero de Allah (las
bendiciones de Allah sean sobre él): “Oh muchacho, yo enseño unas pocas palabras; guarda la causa de Allah,
entonces El te guardará a ti, guarda la causa de Allah, entonces Él estará contigo; si tu pides, pide a Allah, si tu
buscas asistencia, búscala en Allah; y comprende definitivamente que si el mundo entero se reúne para darte
ganancia no te dará más que lo que fue determinado para ti por Allah, y si se reúne para perjudicarte no te
perjudicarán más que lo que fue determinado para ti por Allah” Sahih Al Jame' As Saghir.

Nuestros jóvenes toman nota del significado de este verso:

“si la muerte es una cuestión predeterminada, entonces es una vergüenza morir cobardemente”

12
y otro poeta dijo:

“quien no muere por la espada morirá por otra causa; hay muchas causas pero una sola muerte”

Estos jóvenes creen en lo que ha sido dicho por Allah y Su mensajero (las bendiciones de Allah sean sobre
él) sobre la amplitud de la recompensa para los mujahidines y los mártires; Allah, el más enaltecido dijo: “y a
aquellos que son muertos en el camino de Allah, El de ninguna manera los dejará perecer. Él los guiará y mejorará
su condición, y los hará entrar en el jardín del paraíso que Él les ha hecho conocer” (Muhammad;47:46). Allah el
Alabado también dijo: “y no hablen de aquellos que son muertos en el camino de Allah como si estuvieran
muertos; ellos están vivos, aunque ustedes no lo perciban” (Bagarah; 2:154). Su mensajero (las bendiciones de
Allah sean sobre él) dijo: “para aquellos que se esfuerzan en Su causa Allah preparó cientos de niveles en el
paraíso”. Sahih Al Jame' As Saghir. Él (las bendiciones de Allah sean sobre él) también dijo: “los mejores de los
mártires son aquellos que no dejan la batalla hasta que son muertos. Ellos están en el más alto nivel del Jannah
(paraíso).” Narrado por Ahmad con una referencia correcta y verídica. Y también: “un mártir no sentirá el dolor de
la muerte excepto como ustedes sienten un pellizco”. Sahih Al Jame' As Saghir. Él también dijo: “los privilegios de
un mártir están garantizados; perdón con el primer borbotón de su sangre, se le mostrará su lugar en el paraíso,
será adornado con las joyas de la fe (imaan), desposado con las más bellas, protegido de la prueba en la tumba,
seguridad asegurada en el día del juicio, coronado con la corona de la dignidad, un rubí que es mejor que el
mundo (Duniah) entero y su contenido, casado con setenta y dos de las puras huríes y su intercesión a favor de
setenta de sus parientes será aceptada”. Narrado por Ahmad y Al Tirmithi con referencia correcta y verdadera.

Esos jóvenes saben que su recompensa luchando contra ustedes, los EE.UU., es el doble que la que
tendrían luchando contra cualquier otro que no fuera pueblo del libro. No tienen otra intención más que la
de entrar al paraíso por matarlos a ustedes. Un infiel, y un enemigo de Dios como usted, no puede estar en el
mismo infierno con sus correctos ejecutores. Nuestros jóvenes cantan y recitan la palabra de Allah, el más
enaltecido:

“Combátanlos; Allah los castigará mediante vuestras manos y les traerá desgracia, y os asistirá contra ellos
y curará el corazón de un pueblo creyente (Al Taubah; 9:14) y las palabras del profeta (las bendiciones de Allah
sean sobre él) “Yo juro por Él, que tiene mi alma en Sus manos, que ningún hombre hallará la muerte
combatiéndolos hoy, atacando pacientemente y no retrocediendo, seguramente Allah los dejará en un paraíso”. Y
su (las bendiciones de Allah sean sobre él) dicho a ellos: “consigan un paraíso tan amplio como el cielo y la tierra”.

Los jóvenes también recitan estas palabras del Todopoderoso: “entonces cuando se encuentren en batalla
con los que no creen, córtenles el cuello”. (Muhammad; 47:19).

Estos jóvenes no te pedirán (William Perry) explicaciones, ellos te dirán cantando que no hay nada entre
nosotros que necesite ser explicado, hay solo matar y cortar cuellos.

Y ellos te dirán lo que su ancestro, Harún Al Rashid, Amir el Mumin, replicó a tu ancestro, Nagfur, el
emperador bizantino, cuando amenazó a los musulmanes: “de Harún Al Rashid, Amir el Mumin, para Nagfur, el
perro de los romanos; la respuesta es que tu no verás lo que oigas”. Harún Al Rashid condujo los ejércitos del
Islam a batalla y le dio a Nagfur una derrota devastadora.

Los jóvenes que tu llamas cobardes están compitiendo entre sí para combatirte y matarse, recitando lo que
uno de ellos dijo:

13
El ejército cruzado se convirtió en polvo cuando detonamos al Khobar. Con los corajudos jóvenes del Islam
el miedo no es peligro.

Si son amenazados: Los tiranos pueden matarlos, ellos replicarán mi muerte es una victoria.

No traicioné al rey, él traicionó nuestra Qiblah.

Y él permitió en el país sagrado la más inmunda clase de humanos. He hecho un juramento a Allah, el
Grande, combatir a quienes siempre rechazaron la fe.

Por más de una década, ellos llevaron armas al hombro en Afganistán y han hecho votos a Allah de que
mientras estén vivos, continuarán llevando las armas contra ustedes, hasta que ustedes sean, por deseo de Allah,
expulsados, derrotados y humillados, las llevarán mientras vivan diciendo:

¡Oh William, mañana sabrás qué clase de jóvenes están confrontando a tus descarriados hermanos!

Una juventud que lucha sonriente, retornando con la lanza coloreada de rojo.

Quiera Allah mantenerme cerca de los combatientes, humanos en la paz, demonios en la guerra.

Leones en la selva pero sus dientes son espadas y lanzas indias.

Los caballos testifican que los empujo hacia el fuego de la batalla.

¡El polvo de las batallas da testimonio por mí, así también la lucha misma, la pluma y los libros!

Por eso, abusar de los nietos de los compañeros (del Profeta), Allah sea compasivo con ellos,
llamándolos cobardes y desafiándolos rehusando dejar la tierra de los dos Sitios Sagrados muestra la
insanía y desequilibrio que usted sufre. El “remedio” apropiado, sin embargo, está en manos de los
jóvenes del Islam, como dijo el poeta:

Estoy deseando sacrificar mi ser y mi riqueza por los caballeros que nunca me decepcionaron que nunca se
detuvieron ante la muerte, aún si la suerte de la guerra cambia.

En el corazón de la batalla ellos no tienen cuidado, y curan la insanía del enemigo mediante su “insano”
coraje.

Aterrorizarlo a usted, mientras usted está portando armas en nuestro país, es un deber legítimo y
moral. Es un legítimo derecho bien conocido por todos los humanos y otras criaturas. Vuestro ejemplo y nuestro
ejemplo es como una serpiente que entró en la casa de un hombre y buscó matarlo. El cobarde es el que os deja
seguir camino, portando armas, libremente en su tierra y os provee paz y seguridad.

Estos jóvenes son diferentes a vuestros soldados. Vuestro problema será cómo convencer a
vuestras tropas para luchar, en tanto que nuestro problema será cómo retener a nuestros jóvenes para que
esperen su turno en la lucha y en las operaciones. Estos jóvenes son elogios y alabanzas.

Ellos se esfuerzan para defender la religión; mientras el gobierno seduce a los eruditos prominentes y los
embauca para emitir fatwas que no tienen base ni en el libro de Allah, ni en la Sunnah de Su profeta (las
bendiciones de Allah sean sobre él) en el sentido de abrir la tierra de los dos Sitios Sagrados a los ejércitos
cristianos y entregar la mezquita de Al Aqsa a los sionistas.

14
Retorciendo los significados del texto sagrado no cambiarán la realidad en absoluto. Ellos merecen el elogio
del poeta:

Yo rechazo a todos los críticos, que eligen el camino equivocado.

Yo rechazo a aquellos que adornan lugares cómodos y discuten eternamente.

Yo rechazo a aquellos que, a pesar de haber perdido, piensan que están en la meta.

Yo respeto a aquellos que siguen adelante sin preguntar ni incomodarse por las dificultades.

No apartándose de sus metas, a pesar de todas las asperezas del camino.

Cuya sangre es el combustible de la llama que nos guía en la oscuridad de la confusión.

Yo siento todavía el dolor por la pérdida de Al Quds (Jerusalén) en mis órganos internos.

Esa pérdida es como un fuego ardiente en mis intestinos.

¡Yo no traicionaré mi pacto con Dios, cuando incluso los estados lo traicionan!

Como su abuelo Assim Bin Thabit dijo al rechazar una oferta de rendición de los paganos:

¿Qué excusa tengo para rendirme, mientras estoy apto, tengo flechas y mi arco todavía tiene una dura
cuerda?

La muerte es el destino último y verdadero, y la vida terminará de cualquier manera.

¡Si yo no te combato, mi madre debe ser una insana!

Los jóvenes te consideran responsable por todas las muertes y expulsiones de musulmanes y la violación de
los santuarios, llevada adelante por tus hermanos sionistas en el Líbano; ustedes abiertamente los abastecieron
financieramente y con armas. Más de 600.000 niños iraqíes han muerto debido a la falta de alimentos y medicinas
como consecuencia de la injustificable agresión (sanción) impuesta sobre Iraq y su pueblo.

Los niños de Iraq son nuestros niños. Ustedes, los EE.UU. junto con el régimen saudí son responsables por
la sangre de estos niños inocentes. Después de todo esto, cualquier tratado que tengan con nuestro país es ahora
nulo e inválido.

El tratado de Hudayiyyah fue cancelado por el mensajero de Allah (las bendiciones de Allah sean sobre él)
cuando los quraysíes habían asistido a Bani Bakr contra Khusa’ah, los aliados del profeta (las bendiciones de Allah
sean sobre él). El profeta (las bendiciones de Allah sean sobre él) combatió a los quraysíes y conquistó La Meca.
Él (las bendiciones de Allah sean sobre él) consideró que el tratado con los Bani Qainuqa’ estaba abolido porque
uno de sus judíos públicamente lastimó a una mujer musulmana, una sola mujer, en el mercado. Tanto más
entonces, con las muertes que ustedes causaron a cientos de miles de musulmanes y la ocupación de sus
santuarios. Está claro ahora que aquellos que claman que la sangre de los soldados americanos (el enemigo
ocupando la tierra de los musulmanes) debe ser protegida están meramente repitiendo lo que les es impuesto por
el régimen; temiendo la agresión e interesados en salvarse a sí mismos. Es un deber hoy para todas las tribus de
la Península Arábiga pelear, Yihad, en la causa de Allah y limpiar la tierra de estos ocupantes. Allah sabe que esa
sangre está permitida (ser derramada) y su riqueza es un botín, su riqueza es un botín para aquellos que los

15
maten. El más Alabado dijo en el verso de As Sayef, La Espada: “así cuando los meses sagrados se hayan ido
lejos, entonces maten a los idólatras donde los encuentren, y háganlos cautivos y acósenlos y ocúltense en espera
de ellos en todas las emboscadas”. (Al Tauba; 9:5). Nuestros jóvenes saben que la humillación sufrida por los
musulmanes como resultado de la ocupación de sus santuarios no puede ser removida ni apartada excepto por
explosiones y Yihad. Como dijo el poeta:

Los muros de la opresión y la humillación no pueden ser demolidos excepto en una lluvia de balas.

El hombre libre no deja el liderazgo a los infieles y pecadores.

Sin derramamiento de sangre no puede ser removida de la frente ninguna marca ni degradación.

Yo les recuerdo a los jóvenes del mundo islámico que lucharon en Afganistán y Bosnia con su riqueza,
plumas, discursos y poniendo en juego sus propias personas que la batalla todavía no ha finalizado. Les recuerdo
el diálogo entre Yibriel (el arcángel Gabriel) y el mensajero de Allah (las bendiciones de Allah sean sobre él) luego
de la batalla de Ahzab cuando el mensajero de Allah (las bendiciones de Allah sean sobre él) retornó a Medina y
antes de poner la espada a un lado; cuando Yibriel (las bendiciones de Allah sean sobre él) descendió diciendo:
“¿estás poniendo a un lado tu espada? Por Allah, los ángeles no han detenido sus brazos todavía; marchan con
tus compañeros hacia Bani Quraydah, yo estoy yendo delante de ti para poner miedo en sus corazones y sacudir
su fortaleza” Yibriel marchó con los ángeles (las bendiciones de Allah sean con todos ellos), seguido por el
mensajero de Allah (las bendiciones de Allah sean sobre él) marchando con los inmigrantes, Muhajerun, y
sostenedores, Ansar. (narrado por Al Bukhary).

Estos jóvenes saben que: si uno no es muerto, uno morirá de cualquier manera y la muerte más honorable
es ser muerto en el camino de Allah. Ellos están aún más determinados luego del martirio de los cuatro héroes que
bombardearon a los americanos en Riyad. Estos jóvenes que levantaron alta la cabeza de la Ummah y humillaron
a los ocupantes americanos mediante su operación en Riyad. Ellos recuerdan la poesía de Ja’far, el segundo
comandante en la batalla de Mu’tah, en la que tres mil musulmanes enfrentaron a cerca de cien mil romanos:

Qué bueno es el paraíso y su cercanía, bueno como bebida fresca.

Para los romanos está prometido el castigo en el infierno, si los encuentro.

Los pelearé.

Y el poema de Abdullah Bin Rawaha, el tercer comandante en la batalla de Mu’tah, luego del martirio de
Ja’far, cuando sintió alguna vacilación:

¡Oh mi alma si no quieres ser muerta, vas a morir de cualquier manera!

¡Este es el pozo de la muerte frente a ti!

¡Tu están consiguiendo lo que has deseado antes (el martirio), y tu sigues el ejemplo de los dos
comandantes previos, tú estas guiada correctamente!

Y por lo que hace a las hijas, esposas, hermanas y madres ellas deben tomar el ejemplo de las piadosas
compañeras del profeta (las bendiciones de Allah sean sobre él); ellas deberán adoptar el estilo de vida (Sirah) de
la compañera femenina de coraje, sacrificio y generosidad en la causa de la supremacía de la religión de Allah.
Ellas deben recordar el coraje y la personalidad de Fátima, la hija de Khatab, cuando ella aceptó el Islam y se paró
16
frente a su hermano, Omar ibn Al Khatab y lo desafió (antes de que él se hiciera musulmán) diciendo: “Oh Omar
¿qué harás si la verdad no está en tu religión? “. Y es de recordar la postura de Asma’, hija de Abu Bakr, el día de
la Hégira, cuando atendió al mensajero y a sus compañeros en la cueva y partió en dos su faja para ellos. Y es de
recordar la postura de Nasiba Bent Ka’b luchando por defender al mensajero de Allah (las bendiciones de Allah
sean sobre él) en el día de Uhud, en el que ella sufrió doce injurias, una de las cuales le dejó una profunda cicatriz
de por vida. Deben recordar la generosidad de las primeras mujeres del Islam que financiaron a los musulmanes
vendiendo sus joyas. Nuestras mujeres han establecido un tremendo ejemplo de generosidad en la causa de
Allah, ellas motivaron y alentaron a sus hijos, hermanos y maridos para luchar en la causa de Allah en Afganistán,
Bosnia, Chechenia y en otros países. Le pedimos a Allah que acepte de ellas estos hechos, y que Él ayude a sus
padres, hermanos, esposos e hijos. Quiera Allah fortalecer la creencia de nuestras mujeres en el camino de la
generosidad y el sacrificio por la supremacía de la palabra de Allah. Nuestras mujeres no lloran, excepto sobre
hombres que combatieron en la causa de Allah; nuestras mujeres instigan a sus hermanos a luchar en la causa de
Allah.

Nuestras mujeres lloran solamente por luchadores en la causa de Allah, como se ha dicho:

No llores por nadie excepto por un león en el bosque, corajudo en las ardientes guerras

Déjame morir dignificado en las guerras, la muerte honorable es mejor que la vida corriente.

Nuestras mujeres alientan a la Yihad diciendo:

Prepárate a ti mismo como un luchador, ¡la acción es más grande que las palabras!

¿Vas a dejar que los lobos de los Kufr coman nuestros sitios?

¡Los lobos de los Kufr están movilizando a todas las personas perversas de todas partes!

¿Dónde están los hombres libres defendiendo por las armas a las mujeres libres?

¡La muerte es mejor que la vida en la humillación! Algunos escándalos y vergüenzas no pueden ser
erradicados de otra manera.

Mis Hermanos Musulmanes del Mundo:

Vuestros hermanos en Palestina y en la tierra de los dos Sitios Sagrados están pidiendo vuestra ayuda e
invitándoles a tomar parte en la lucha contra el enemigo, vuestro enemigo y su enemigo, los americanos e
israelíes. Están pidiéndoles que hagan todo lo que puedan, con sus propios medios y capacidades, para expulsar
al enemigo, humillado y derrotado, fuera de los santuarios del Islam. Alabado sea Allah quien en Su libro dice: “y si
piden por tu ayuda, porque están oprimidos en su fe, entonces ayúdalos” (Anfaal; 8:72)

Nuestros soldados de Allah cabalgan y marchan. Es la hora del trabajo duro. Debéis saber que vuestra
reunión y cooperación en orden a liberar los santuarios del Islam es el paso correcto hacia la unificación del
mundo de la Ummah bajo el estandarte de “No Hay más Dios que Allah”.

Desde nuestro lugar elevamos nuestras palmas humildemente a Allah para pedirle que nos conceda Su guía
en todos los aspectos de esta cuestión.

Nuestro Señor, te pedimos que asegures la libertad de los eruditos, Ulama, del Islam y de los jóvenes

17
piadosos hoy encarcelados. Oh Allah, fortalécelos y ayuda a sus familias.

Nuestro Señor, el pueblo de la cruz ha llegado con sus soldados y ocupado la tierra de los dos Sitios
Sagrados. Y los judíos sionistas hacen lo que quieren con la mezquita de Al Aqsa, la ruta del ascenso del
mensajero de Allah (que las bendiciones de Allah sean sobre él).

Nuestro Señor, destroza su unión, divídelos entre ellos, haz temblar la tierra bajo sus pies y danos el
control sobre ellos.

Nuestro Señor, nos refugiamos en Ti y te tomamos como escudo entre ellos y nosotros.

Nuestro Señor, muéstranos el fin de la oscuridad.

Nuestro Señor, muéstranos la maravilla de tu poder sobre ellos.

Nuestro Señor, tú eres el Revelador del libro, Director de las nubes. Tu derrotaste a los aliados (Ahzab);
derrótalos a ellos y haznos victoriosos sobre ellos.

Nuestro Señor, Tú eres el único que nos auxilia y Tú eres el único que nos asiste, con Tu Poder nos
movemos y por Tu Poder luchamos. En Ti confiamos y Tú eres nuestra causa.

Nuestro Señor, estos jóvenes van juntos para hacer Tu religión victoriosa y elevan tu estandarte.

Nuestro Señor, envíales tu ayuda y fortalece sus corazones.

Nuestro Señor, haz resueltos a los jóvenes del Islam y hazlos pacientes y guía sus disparos.

Nuestro Señor, unifica a los musulmanes y concede amor entre sus corazones.

Nuestro Señor, concédenos paciencia, y haz nuestros pasos firmes, y asístenos contra los infieles.

Nuestro Señor, no nos des una carga como la que Tú dejaste caer sobre aquellos que estuvieron antes que
nosotros; no nos impongas lo que no tenemos fuerza para sostener; perdónanos y garantízanos protección y ten
piedad de nosotros. Tú eres nuestro protector, ayúdanos contra los infieles.

Nuestro Señor, guía a la Ummah, y haz las condiciones correctas mediante las que el pueblo de tu
obediencia viva en dignidad y el pueblo de la desobediencia en la humillación, y mediante las que las buenas
acciones sean premiadas y las malas castigadas.

Nuestro Señor, bendice a Mahoma, Tu esclavo y mensajero, a su familia y descendientes y compañeros y


cuídalos a todos.

Y nuestra última súplica es: Toda alabanza debe ser para Allah.

Osama bin Muhammad bin Laden

Viernes, 9/4/1417 (23/8/1996 CE) Montañas del Hindukush, Khurasan, Afganistán.

18