Está en la página 1de 2

Cómo Adiestrar a un Australian Silky Terrier en Casa

Cómo Adiestrar a un Australian Silky Terrier en Casa Los perros son muy distintos a los

Los perros son muy distintos a los humanos. Muchas personas temen esas diferencias y, o tratan de educar a sus mascotas como si fueran niños (un error muy común) o los llevan a escuelas de adiestramiento donde otros cobren mucho dinero a cambio de educar a los caninos a su manera. Bien, si no quieres gastar tanto y hacerlo tú mismo, ¿quieres saber cómo adiestrar a un Australian Silky Terrier en casa? En realidad es muy fácil. Si comprendes las necesidades de tu mascota educarlo tú mismo será coser y cantar. A menudo las dificultades que encontramos están en nuestra cabeza…Y eso no sólo se aplica al adiestramiento canino. Si quieres saber cómo adiestrar a un Australian Silky Terrier en casa, presta atención: no necesitas más que un poco de información básica que ahora mismo voy a darte. En primer lugar, tienes que entender la mente del Australian Silky Terrier. No es complicado: debes saber que es un animal de manada (por tanto necesita una familia, y compañía, tu compañía), que tiene un primer origen cazador (lo que

indica una gran tenacidad, instinto de persecución y mucha energía) y por último, y probablemente más importante, tiene una mentalidad jerárquica (es decir, que en la manada tiene que haber un líder y sus seguidores). Y digo que esto es lo más importante porque es fácil que le des tu amor y tu compañía, es tu perro, y en cuanto a su energía, no será difícil que juegues con él y lo lleves a pasear, pero el tema de la jerarquía, la disciplina, es algo que muchos propietarios olvidan e

ignoran…Y es lo peor que se puede hacer para adiestrar a un perro.

Entiende que la disciplina no implica ser agresivo, golpear a tu mascota o gritarle

cuando hace algo mal. Claro, hay tipos de adiestramiento que aceptan esta

actitud…Pero yo como adiestrador voto por el adiestramiento positivo, es decir: la

recompensa del buen comportamiento. Eso ya implica buena parte de la educación, le dices lo que hace bien para que lo repita y siga recibiendo recompensas, mientras que aquello que no recibe recompensa (los malos hábitos) acaban desapareciendo. Claro, la disciplina es más que eso: es poner unas normas fijas y seguras, y hacerlas cumplir. En realidad se basa en eso, en no

ceder por mucho que tu perro sea testarudo y se empeñe en hacer algo que no quieres que haga. Si es no, es no y punto. Tú eres su líder. Tú eres su dueño, su guía, y se hará lo que tú quieras. No hace falta que grites: basta con que seas firme y más cabezota que él. Cómo adiestrar a un Australian Silky Terrier en casa…Es muy fácil, mucho más de

lo que puedes pensar. Necesitas unas normas, ser firme y consecuente, darle ejercicio suficiente para que pueda prestar atención y estar tranquilo, y darle todo su amor.

Si quieres saber más sobre cómo adiestrar a un Australian Silky Terrier no lo dudes:

Marcos Mendoza