Está en la página 1de 30

RECURSOS HÍDRICOS Y GESTIÓN DEL AGUA. Las aguas superficiales:embalses y

trasvases. Plantas desaladoras. Energía hidroeléctrica y mareal. Las aguas subterráneas. Usos y consumo del agua.

Conceptos básicos: cuenca hidrográfica, red de drenaje, divisoria de aguas, escorrentía superficial, acuífero, nivel freático, manantial, uso consuntivo y no consuntivo, porosidad, permeabilidad

RECURSOS HÍDRICOS Y GESTIÓN DEL AGUA

Distribución de los recursos hídricos en el espacio y en el tiempo

Los recursos hídricos mundiales renovables anualmente, se cifran, según hemos visto, en unos 37 000 km 3 lo que representa unos 7 000 m 3 per capita. Sin embargo, su distribución, tanto en el espacio como en el tiempo, es muy desigual, variando considerablemente según:

A) La latitud, concentrándose en las zonas húmedas tropicales. Brasil, por ejemplo, dispone de más del 13 por ciento de los recursos mundiales renovables de agua dulce, mientras que en las zonas tropicales secas, que se corresponden con áreas desérticas y áridas, los recursos son mínimos, siendo las zonas templadas donde los recursos hídricos están más equilibrados.

Esta desigual distribución espacial viene dada por el reparto de las precipitaciones,

que está en función del modelo de circulación atmosférica,

% recursos hídricos mundiales

de circulación atmosférica, % recursos hídricos mundiales B) Determinadas acciones de los seres humanos . Así,
de circulación atmosférica, % recursos hídricos mundiales B) Determinadas acciones de los seres humanos . Así,

B) Determinadas acciones de los seres humanos. Así, por ejemplo, las deforestaciones eliminan el flujo

suprimir la vegetación, y las variaciones en el uso del suelo, como son las edificaciones, modifican el albedo y con ello la radiación solar de la superficie terrestre.

transpiratorio al

1

C)Variaciones temporales ya que gran parte de las precipitaciones experimentan altibajos estacionales en muchos

lugares, aunque a nivel global o regional y a largo plazo no parecen existir modificaciones en los recursos hídricos. Otra

cosa es la existencia de períodos secos o lluviosos cada cierto tiempo, que sí modifican las disponibilidades de

agua.Pero aún así, existe suficiente agua para satisfacer las necesidades de una población humana varias veces

superior a la actual, si no fuera por otros factores humanos que influyen de manera negativa en la disponibilidad de agua.

Entre ellos podemos citar:

La irregular distribución de los asentamientos de población. Por ejemplo, la cuenca del Amazonas con el 13 % de los recursos mundiales de agua dulce sólo da suministro al 0,4 de la población mundial.

El despilfarro, pues mientras los estadounidenses consumen 630 litros por persona y día y los europeos más de 300

litros, los mejicanos sólo consumen 125 litros y la mayor parte de la población de los países subdesarrollados no superan los 5 litros.

La contaminación, que reduce la calidad de las aguas, principalmente, en aquellas zonas en las que los cursos de

agua son menos caudalosos y por ello, más susceptibles de contaminación. Problema éste que por una causa u otra afecta tanto a los países desarrollados como a los subdesarrollados. En Estados Unidos, 53 millones de personas consu- men agua contaminada con metales pesados, bacterias fecales o sustancias químicas.

La situación en España

En España se contabiliza una precipitación media anual de 682 mm, lo que representa unas entradas de 346000 hm 3 ,

pero la sequedad de nuestro país produce una evapotranspiración de 235 000 hm 3 , de lo que resulta una escorrentía de

111 000 hm 3 (220 mm/año); es decir, aproximadamente un tercio de la precipitación. Esta aportación incluye el agua de la

red fluvial, o sea, la escorrentía superficial directa más el drenaje de los acuíferos (109000 hm 3 /año), que es la parte

susceptible de aprovechamiento, y la escorrentía subterránea al mar (2 000 hm 3 /año).

/año), que es la parte suscept ible de aprovechamiento, y la escorrentía subterránea al mar (2

Estas cifras indican que la disponibilidad máxima teórica de agua de los españoles alcanza los 2 800 m 3 /hab./año; es decir,

algo más de la tercera parte del promedio mundial

PROBLEMÁTICA

Sucede lo mismo que a nivel mundial:

a) Irregular distribución temporal: épocas muy lluviosas y otras de sequía esto impide que los recursos puedan ser totalmente aprovechados. Así, si no se alterara artificialmente el régimen natural, sólo sería posible explotar un 10 %. No obstante, gracias a la regulación de los caudales, las extracciones de agua subterránea y los transvases, el aprovechamiento llega al 40 %, por lo que el agua realmente disponible se calcula en unos 40 000 hm 3 al año, lo que equivale a unos 1 025 m 3 por habitante y año.

b) Grandes diferencias de recursos entre las distintas cuencas . Si observamos el gráfico inferior, en la vertiente Norte,

seguida a bastante distancia por el Pirineo Oriental, es donde se alcanzan los valores más altos, mientras que la cuenca Sur,

la del Guadalquivir y la del Segura, son las que reciben menor precipitación anual en la España peninsular

Las cuencas del sur y este tienen que abastecer una mayor población

recursos (24%), por lo que suelen tener déficit hídricos.

(56%) y sin embargo disponen d e menores

c) Deficiente gestión de los recursos:

Contaminación de los ríos y acuíferos.

Despilfarro( piscinas, campos de golf, jardines

con césped.)

Mal estado de las conducciones

Descontrol en la captación de las aguas subterráneas.

Técnicas agrícolas inapropiadas( riegos etc)

Disponibilidad máxima de agua por cuencas en relación con la superficie y población.

por cuencas en relación con la superficie y población . En resumen, España es un país

En resumen, España es un país que se halla por debajo de la media mundial en recursos de agua dulce, no

se puede hablar realmente de un problema de carácter cuantitativo. Llueve lo suficiente como para atender

a la demanda esperada; el problema según hemos visto radica en que lo hace de forma irregular, con

períodos secos más largos que los húmedos, con altos índices de torrencialidad y desigualmente repartida

por el territorio nacional

Distribución de los recursos hídricos en España . .
Distribución de los recursos hídricos en
España
.
.

3

4
5
6
7
8
9
10
11
12
12
12
12
13
http://www.belt.es/noticias/2005/junio/07/desaladora.asp

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/apuesta/desaladoras/hace/aguas/elpepisoc/20080121elpepisoc_1/Tes

ZAMIENTOS

ZAMIENTOS 15
16
17
18
2. USOS DEL AGUA El agua es un recurso indispensable e irreemplazable y sus usos
2. USOS DEL AGUA El agua es un recurso indispensable e irreemplazable y sus usos

2. USOS DEL AGUA

El agua es un recurso indispensable e irreemplazable y sus usos son múltiples y

variados, aunque se pueden clasificar en dos grandes grupos:

Usos consuntivos: aquéllos en los que se consume realmente agua, o al menos se pierde calidad, por lo que no puede ser utilizada de nuevo directamente.

Usos no consuntivos: aquéllos en los que no hay consumo de agua, y una vez utilizada puede ser empleada nuevamente si presenta unos mínimos de calidad.

2.1. Usos consuntivos

si presenta unos mí nimos de calidad. 2.1. Usos consuntivos Existen tres tipos: doméstico o urbano,

Existen tres tipos: doméstico o urbano, industrial y

agrícola. El agua que se utiliza para estos usos proviene

prácticamente en su totalidad de las aguas superficiales

y subterráneas, aunque en algunos países o zonas cu-

yos recursos hídricos son escasos, se utiliza también el

agua de las plantas desalinizadoras y el agua reciclada.

Usos domésticos o urbanos: es el agua destinada

al consumo humano (de 1,5 a 3 I por persona y día es el mínimo vital), sa- neamiento, preparación de alimentos, establecimientos comerciales, servicios blicos (como hospitales) y servicios municipales (como riego de jardines, lim- pieza de calles, etc.). El consumo a nivel mundial es del 8 %. Sin embargo la demanda no es igual, mientras que en las zonas deprimidas y carentes de equipamientos se cifra en 3 I/hab./día, las zonas urbanas y residencia-les llegan hasta los 450 I/hab./día e incluso cantidades superiores.

Uso industrial: es el agua utilizada en los diferentes procesos y usos industriales:

como disolvente de muchas sustancias, medio de limpieza, depósito de vertidos peligrosos, transporte de materiales, etc. También se incluye en este apartado el agua empleada para refrigerar las centrales térmicas, aunque en este caso realmente no se consume el agua, pero sí puede producir contaminación térmica y, por tanto, pérdida de calidad. La utilización del agua para uso industrial representa a nivel mundial el 23 % del consumo total.

Uso agrícola: es el agua destinada al regadío y a la ganadería, y constituye la mayor demanda en casi todos los países. A nivel mundial se calcula un porcentaje del 69 %. En el elevado consumo influyen las pérdidas que se producen por filtración, a causa de los defectos en las canalizaciones, o por evaporación. En este sentido tiene enorme importancia el método que se emplee para el riego, pues mientras las pérdidas son mínimas con el sistema de goteo, son mucho mayores en el caso del denominado riego a manta, en el que se inunda toda la parcela, ya que la evaporación es enorme.

En España, según las últimas estimaciones del Libro Blanco del Agua, la demanda actual se cifra en 35 000 hm 3 /año, de los que un 68 %

un 18 % a abastecimiento de población (12 %) e industrias (6 %) y el 14 % restante a refrigeración de centrales de producción eléctrica. El cons

entre los 300-350 litros por habitante y día.

El cons entre los 300- 350 litros por habitante y día. . Usos no consuntivos Son
El cons entre los 300- 350 litros por habitante y día. . Usos no consuntivos Son

. Usos no consuntivos

Son principalmente el energético, la navegación, el recreativo y el ecológico o

medioambiental.

- Uso energético: es la utilización del agua para la producción de energía eléctrica, que

estudiaremos con detalle más adelante.

- Uso en la navegación: la navegación marítima y fluvial constituye una forma de uso

del agua de gran importancia, pues es un medio de transporte, especialmente de

mercancías, aunque la fluvial presenta mayores problemas, ya que se requieren unos

caudales mínimos del río para su navegabilidad. En España se limita al río

Guadalquivir, en el tramo entre Sevilla y la desembocadura. Recientemente se ha

puesto en servicio un puerto interior sobre el Duero, el Muelle de Vega Terrón, en La

Fregeneda (Salamanca), en el límite con Portugal, desde donde este río sí es

navegable. Esta forma de uso del agua genera en muchos casos contaminación de

las aguas, sobre todo de las fluviales, aparte de la que se pueda producir a causa de

los vertidos accidentales.

Uso recreativo: consiste en la utilización de las zonas costeras, así como los ríos, embalses, lagos o piscinas para el baño y deporte. Estas actividades no conllevan consumo de agua, pero sí pueden producir pérdida de calidad, sobre todo en las zonas de gran afluencia turística.

Uso ecológico o medioambiental: tiene como finalidad la utilización de una parte de los recursos hídricos renovables en el mantenimiento de los ecosistemas acuáticos de humedales, ríos y aguas costeras a las que éstos afluyen, y en la calidad del paisaje. El caudal mínimo o ecológico resulta difícil de calcular, ya que intervienen numerosas variables, pero una parte importante de los recursos son destinados a este uso.

2.3. Tendencias actuales en el uso del agua

En los últimos cincuenta años, la utilización de los recursos hídricos se ha cuadruplicado, por el uso masivo del agua para la

agricultura y en menor medida para la industria, al mismo tiempo que la contaminación ha degradado seriamente la calidad del

agua disminuyendo así la disponibilidad de agua dulce. Ello ha supuesto un aumento en la presión ejercida sobre los recursos

hídricos.

El índice de presión sobre el agua se define como los recursos anuales renovables de agua necesarios para

satisfacer las necesidades de la agricultura, la industria y el uso doméstico.

20

Se ha calculado un valor de referencia de 1 000 m 3 /hab./año; de manera que aquellos países con valores inferiores se consideran deficitarios en agua. En esta situación se encuentran actualmente varios países y afecta a millones de personas. De seguir esta tendencia, numerosos países y cientos de millones de personas se verán afectados, principalmente en África y ciertas zonas de Asia occidental. Esta falta de agua provocará un impacto directo en la provisión de alimentos y en el desarrollo económico, y la falta de higiene conducirá a un estado de insalubridad que favorecerá la aparición de epidemias.

22
23
24
25
26
27
28
29
30