Está en la página 1de 16

Universidad de Sevilla

Facultad de Geografía e Historia

Grado en Historia del Arte

Memorias de Exposiciones

Magdalena Illán Martín

Museología

Jorge Alberto Acuña Guerrero

Memorias de Exposiciones Magdalena Illán Martín Museología Jorge Alberto Acuña Guerrero Sevilla, a 22 de Enero

Sevilla, a 22 de Enero de 2013

Miguel de Molina: Arte y Provocación.

La exposición “Miguel de Molina: Arte y Provocación”, se exhibió en el Casino de la Exposición, que se encuentra en situado en uno de los lugares más turísticos de Sevilla, frente al parque María Luisa, y a un lado del edificio del rectorado, de la Universidad de Sevilla. El Casino de la Exposición fue el pabellón de la ciudad de Sevilla para la Exposición Iberoamericana de 1929; con una arquitectura majestuosa, coronado con una gran cúpula, y tapizado en cerámica.

Exposición temporal, que estuvo abierta al público del 7 de Septiembre al 24 de Octubre del 2012. Fue una exposición de tipo histórica- biográfica, ya que se habla de la historia y trayectoria de una gran figura representativa del flamenco español.

Al entrar al espacio expositivo lo primero que se podía notar es de que iba la exposición, ya que situado frente a la puerta de entrada estaba colocado un panel, que tapaba el resto de la exposición; detrás del panel comienza el texto de sala, con la historia del personaje central. De forma paralela hay dos muros más con imágenes y más texto, entre estos dos paneles estaban situadas dos vitrinas con objetos personales del artista. En el centro del lugar, detrás de los dos paneles se encontraban situados los vestuarios del artista, ordenados espacialmente en círculo. Detrás había más paneles expositivos. Del lado derecho de sala se localizan dos cuartos, donde en uno había una muestra audio-visual de los trabajos del personaje y en otro una muestra de los carteles de algunas de sus presentaciones. Todos estos paneles se integran en una estética de integración moderada, un poco contrastada la estética de los paneles

negros, con la decoración del interior del casino; iluminados la mayor parte del día por luz natural, pero de igual manera algunos paneles tenían sus propias lámparas fijas.

Al ser un espacio amplio y de forma circular, el espectador tiene la libertad de moverse como él quiera, observando de la manera que le apetezca, si bien el recorrido puede ser marcado por los textos de sala, no hay problema que el espectador siga su instinto y se pasee por el espacio como le plazca.

En cuanto a medidas de seguridad, el lugar tenía dos personas de seguridad privada; una en la entrada del recinto, que al entrar te entrega un folleto informativo de la exposición y la otra recorriendo el espacio, cuidando de que los espectadores no toquen o dañen las piezas expuestas.

La difusión de la exposición se dio mediante mantas gigantescas fuera del recinto, como en la información del bus y el tranvía.

de la exposición se dio mediante mantas gigantescas fuera del recinto, como en la información del

Museo de Bellas Artes de Sevilla.

El Museo de Bellas Artes ofrece la oportunidad de ver obras de la pintura barroca de Sevilla, como obras del arte andaluz del siglo XIX. Ubicado en el centro histórico de la ciudad, en la Plaza del Museo, es uno de los puntos importantes para el turismo de la ciudad. El edificio, que antes era un convento, está constituido por grandes salas y jardines, un gran edificio histórico.

El museo cuenta con catorce salas que albergan la exposición permanente del museo que alberga tanto pintura como escultura. Todas las salas del museo tienen una estética de integración, ya que las paredes están pintadas de colores uniformes y neutros, desde blancos, naranjas, rojizos, que hacen resaltar las obras expuestas y además crea un ambiente cálido. Algunas de las salas tienen bancos para sentarse a admirar las obras.

Todas las obras del museo están colocadas de forma cronológica, por lo que el recorrido esta marcado de esa manera, cronológicamente de la sala I a la XIV, haciendo un recorrido, entre todas las salas localizadas tanto en la primera planta del edificio, como en la segunda.

La mayoría de las piezas expuestas son pinturas, que están colocadas en las paredes. Las salas están iluminadas artificialmente, de una manera general; algunas salas tienen entrada de luz natural.

En cuanto a la seguridad del museo, el espectador puede andar libremente entre las instalaciones, por cada dos salas hay una persona cuidando. Hablando de medidas de protección de las obras, no hay más

que esas personas encargadas de la protección, y la conciencia del espectador a no tocar, mover o dañar las piezas. También se cuenta con un sistema de vigilancia de video, con cámaras distribuidas por las diferentes salas del museo.

Es un museo grande, que puede llevar más de una hora recorrer, pero es un recorrido tedioso, ya que la temática de las piezas, en su mayoría, es lo mismo, y el ambiente cálido que da la relación del espacio con las piezas llega a ser un poco abrumador, lo que ocasiona, junto con la temática, que en un momento, como a la mitad del recorrido, se vuelva algo aburrido.

lo que ocasiona, junto con la temática, que en un momento, como a la mitad del

García Ramos en la Pintura Sevillana.

Exposición pictórica, dedicada a la celebración del centenario de la muerte del pintor José García Ramos, ubicada en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, que se ubica en la Plaza del Museo, lugar bastante frecuentado tanto por turistas, como por residentes de la ciudad.

Se trata de una exposición temporal (del 19 de Diciembre de 2012 al 5 de Mayo de 2013), y se ubica en una sala del edificio, ubicada a la derecha de la entrada principal. La exposición se presenta con una estética de integración moderada (en cuanto al edificio), con paredes color azul turquesa, y la colocación 4 paneles verticales en el mismo color, que ayudaran a completar la estética del espacio. El espacio esta dividió en tres secciones, que de acuerdo a la organización de la exposición nos presenta 3 etapas de la vida del artista; inmediatamente al entrar se nos dirige a la primera sección, que cronológicamente corresponde a los inicios del artista, de ahí se nos dirige a la segunda, que corresponde a sus trabajos sobre Sevilla, y finalmente la tercer sección corresponde al periodo final del artista.

Las obras están montadas tanto en las paredes de la sala, como en algunos de los paneles extras que se pusieron, y están iluminadas con una iluminación general y por lámparas incandescentes. Las obras, comparten espacio con los textos de sala que se encuentran desde que entramos a la sala, es lo primero que vemos. Estos mismos textos de sala, como la organización espacial de la exposición, van guiando en el recorrido. El recorrido toma alrededor de 20 minutos, no son muchas obras, y hay poca gente (aproximadamente 25-30 personas), por lo que el ver esta

exposición no es nada tedioso y se puede apreciar la obra a todo detalle y sin prisa.

En cuanto a seguridad, no hay nada que separe al espectador de las piezas, en la sala solo hay dos personas encargadas de vigilar, al igual que cámaras de vigilancia.

al espectador de las piezas, en la sala solo hay dos personas encargadas de vigilar, al

1808-1814, Hacia Un Nuevo Mundo: Revoluciones, libertad e independencias en España y América.

Una exposición de carácter temporal, situada dentro del edificio del Archivo de Indias, edificio histórico situado a un lado de la catedral de la ciudad, gran foco de turístico.

La exposición se encuentra situada en la segunda planta del edificio, por lo que al entrar se debe pasar por el estricto sistema de seguridad (visto hasta ahora en las exposiciones), una vez estando en la sala de la exposición, se puede optar por contar con un guía o ir por cuenta propia.

Al entrar a la sala sale a relucir una estética de integración algo forzada. En el centro de los largos y anchos pasillos se colocan paneles verticales que parecen cubos, varios cubos distribuidos por todo el espacio, cubos en color blanco y azul, que contrastan demasiado con la decoración de la sala; cubos con una estética muy moderna colocados en un ambiente histórico. Estos cubos (sensación de cubos en el espacio), están construidos por dos paneles, en los cuales hay texto de sala, y objetos como pinturas y escritos iluminados con lámparas fijas; también la mayoría de los paneles contaba con una vitrina, iluminada con fibra óptica en la que se colocaban cuadernos, escritos u objetos de importancia histórica.

El recorrido esta marcado desde el inicio, ya que tienen un seguimiento cronológico los cubos, y también las obras están enumeradas, por lo que se sabe cómo ir recorriendo el cubo y el camino de estos. Cada cubo tiene texto en exceso, lo que hace que la exposición sea un poco aburrida, añadiéndole aparte el peso serio del lugar.

En cuanto a seguridad, las piezas importantes están dentro de vitrinas, al igual que maquetas que forman parte de la exposición. Hay dos personas de seguridad dentro de los pasillos, recorriéndolos, y dos más en el recibidor que esta antes de entrar a los pasillos de la exposición. También hay un sistema de vigilancia por video, con cámaras en varios puntos de los pasillos.

Es una exposición concurrida, ya que el acceso a esta es por las mañanas hasta las 17:00 horas, por lo que es un horario donde la zona está llena de gente, en su mayoría turistas; fuera del edificio hay publicidad de la exposición por lo que sería común que la gente, en su mayoría turistas, al pasar vieran las mantas y entraran a recorrer la exposición.

que sería común que la gente, en su mayoría turistas, al pasar vieran las mantas y

Antonio Sosa: 2002-2012.

La casa de la Provincia es un edificio localizado detrás de la catedral, en el centro histórico de la ciudad. Dentro de este edificio, en la Sala Marube se encuentra instalada la exposición “Antonio Sosa: 2002-2012”.

Exposición temporal de arte contemporáneo, que estará abierta al

público desde el

Exposición gratuita, situada dentro de un edificio dedicado a la difusión

cultural.

Enero de 2013.

15 de Diciembre

de 2012 al

27 de

La Sala Marube cuenta con una estética White cube, por lo que las obras son el principal protagonista dentro del espacio, al no ser opacadas por algo más que otras obras de la misma exposición. Las obras son pictóricas y escultóricas, las pictóricas están montadas sobre las paredes del espacio, la mayoría están enmarcadas, y otras no, solo puestas, en particular hay una obra, que no está enmarcada, pero tiene un vidrio protector. La iluminación se da por lámparas incandescentes que son móviles, ya que es una sala ya establecida.

En cuanto a la seguridad, hay un guardia en la entrada del edificio, pero en la sala, no hay más que cámaras de vigilancias colocadas en varios puntos.

La participación del visitante se limita solo a ver, aunque las esculturas están dentro del campo de camino, su misma forma y estética no invita a la interacción.

Es una exposición corta y ligera, fácil de digerir y no es aburrida o cansada, no es muy concurrida, por lo que da la posibilidad de admirar el

tiempo que sea necesario cada pieza, al igual que da a libertad de ver la exposición como se quiera, ya que no hay un recorrido establecido, ni siquiera por el texto de sala, el cual solo da una introducción-bienvenida.

ya que no hay un recorrido establecido, ni siquiera por el texto de sala, el cual

Cristóbal Quintero: Allí y Ahora / Cerca y Luego.

“Allí y ahora / Cerca y luego” es una exposición temporal que tiene lugar en la galería Birimbao, una galería especializada en arte contemporáneo. Está ubicada muy cerca de la Plaza de la Encarnación, en la Calle Alcázares, por lo que es fácilmente accesible. Es un pequeña, y podría pasar desapercibida si no sabes de su existencia.

Actualmente se exhibe esta exposición temporal, la cual estará disponible al público de 11 de Diciembre de 2012 al 15 de Enero de 2013 (según el flyer informativo dice así, pero sigue disponible).

La galería cuenta con una estética White cube, por lo que las obras, resaltan y llaman la atención. Las obras son pinturas de dimensiones grandes y medianas, están montadas en las paredes de la galería, a excepción de una que está en una vitrina que se encuentra en la entrada del recinto. Aparte de la pintura de la vitrina, hay 7 más ubicadas en cuatro paredes, todas iluminadas por lámparas incandescentes, algunas móviles y otras fijas.

Al ser la galería un espacio comercial, no hay tantos aspectos en cuanto a seguridad de las obras, más que la encargada que está en el lugar. Por la misma razón, de ser comercial, no tiene un texto de sala, por lo que no hay un orden o un recorrido predeterminado y el visitante puede moverse con libertad, y ver la exposición como él quiera.

Museos Vaticanos

Localizados en la ciudad del Vaticano, en Roma; gran punto de atracción turística, lo que significa grandes cantidades de espectadores. Grandes edificios, majestuosas arquitecturas rodeadas de una gran barda.

En los museos se pueden apreciar varios tipos de estética, desde la integración moderada, por ejemplo en el museo egipcio, donde los paneles, y vitrinas donde están expuestas las piezas cohabitan con la arquitectura. Por otro lado tenemos la estética original del lugar, donde se añaden ciertos elementos como bancos para los visitantes y pilares con información, con una estética de gran integración, ya que se busca una armonía completa con el espacio. También hay salas dedicadas al arte contemporáneo, donde sobresale la estética White cube.

Todas las obras, de carácter escultórico y pictórico están colocadas en soportes horizontales y las paredes de los museos. Algunas están colocadas en vitrinas, otras al aire libre (en los patios). Todos los museos cuentan con fuentes de iluminación natural, y es muy aprovechada, ya que el museo cierra a las 18:00 horas, de igual manera hay salas donde la luz natural está bloqueada y hay sistemas de iluminación artificial, en su mayoría lámparas incandescentes, tanto móviles como fijas.

Las medidas de protección son demasiadas, más en las salas más importantes; en algunas salas, donde se exponen frescos originales, solo hay uno o dos guardias por sala y video vigilancia, ya que los frescos están ubicados en las zonas altas del edificio, fuera del alcance de los visitantes. En otras salas, donde hay esculturas, y están muy cerca de los visitantes, hay medidas como barreras, o salas cerradas sin acceso permitido, al igual

que más guardias de seguridad, y de igual manera vigilancia por medio de video cámaras. En la sala donde la seguridad está más controlada es en la capilla Sixtina, desde que se ingresa hay personal del museo guiándote al interior e indicándote las prohibiciones dentro de la sala, de igual manera cuidando que se guarde el respeto debido y se cumplan las normas.

En cuanto al itinerario del museo, existe la posibilidad de contratar un guía, sino, también está la opción de una visita sin necesidad de uno, auxiliado por mapas que marcan opciones de recorrido, desde un recorrido lento y largo, que pasa por todas las salas, hasta uno más rápido y corto que solo pasa por las salas importantes. De igual manera por el largo del recorrido hay señalamientos que te ayudan al recorrido.

El museo del vaticano no necesita de tanta difusión, ya que su popularidad es demasiada que tiene visitantes de todas partes del mundo, siempre en gran número, y eso se comprueba con las grandes colas que se hacen a las afueras para ingresar.

Un gran conjunto de museos, ya que es un acercamiento tanto a la historia, como a las leyendas del arte, a obras maestras, pero el recorrido es tan largo y son tantas las cosas por ver que llega un punto en donde el recorrido se vuelve cansado y tedioso, más por la razón que hay mucha gente, hay momentos donde apenas se puede caminar por las salas y apreciar las obras expuestas. Lo que de cierta manera obliga y anima a realizar todo el recorrido, es que una de las últimas salas es la capilla Sixtina, la sala que la mayoría de los visitantes quiere visitar, una vez vista la sala, las últimas se pasan sin prestar mucha importancia, al menos como se mostraba al principio.